Muy Historia - España

INSPECTOR GADGET

Hoy cualquier persona lleva en el bolsillo–sin darse cuenta– una grabadora, un GPS, una brújula, una cámara de fotos y de vídeo, un escáner de documentos, un traductor universal, un procesador de textos, una TV, una enciclopedia, un mapa de todo el planeta, un podómetro, un distorsionador de voz y un medidor de la frecuencia cardíaca, como poco. Todo ello en su teléfono móvil. Pero hace cincuenta o cien años las cosas no eran así y la tecnología solo estaba al servicio de algunas minorías; entre ellas, por supuesto, los espías.

EL INGENIO AL SERVICIO DEL ESPIONAJE

Fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando se crearon las primeras escuelas de espías con un método propio de enseñanza. En aquel momento, lo que hasta entonces había sido en gran parte empírico se elevó a la categoría de ciencia, y esto se tradujo en nuevos y cada vez más sofisticados ingenios pensados ya solo para el espionaje. Los aparatos manuales para cifrar y descifrar mensajes comenzaron a adquirir cierta eficacia y las tintas invisibles a ser más complejas.

El estallido de la I Guerra Mundial

Você está lendo uma amostra, registre-se para ler mais.

Mais de Muy Historia - España

Muy Historia - EspañaLeitura de 1 minsInternational Relations
El Concepto De ‘Blitzkrieg’
La necesidad de exprimir al máximo el escaso personal y los pobres recursos del ejército alemán llevó a que, durante la República de Weimar, numerosos oficiales veteranos de la Gran Guerra se dedicasen al estudio de las novedades tácticas y armamentí
Muy Historia - EspañaLeitura de 1 mins
MUY Historia
Directora Carmen Sabalete (csabalete@zinetmedia.es) Redactora jefe Cristina Enríquez (cenriquez@zinetmedia.es). Jefe de redacción Nacho Otero (iotero@zinetmedia.es). Coordinador de diseño Óscar Álvarez (oalvarez@zinetmedia.es). Edición gráfica Eva Do
Muy Historia - EspañaLeitura de 1 mins
Las Divisiones Waffen-ss
Hubo en total 38 divisiones de las Waffen-SS, pero sus efectivos difirieron mucho entre sí. Las del principio de la guerra alcanzaron en ocasiones los 20.000 hombres, mientras que las formadas a partir de 1944 apenas llegaron, por lo general, a los 8