Você está na página 1de 3

Portrait of Mrs Morris

Virtual soplo de vida


es tu presencia.
Blanca y negra es tu caricia
y tu mirada desdeñosa.

Soplo de vida condensado;


perfilada belleza victoriana.

Quisiera ser tu ceja;


Oruga negra y firme,
de ceño parabólico y estoico.
Quisiera ser los rizos
en tu cerebral cabellera;
Quisiera ser la sombra
que te da caricia y forma.

Mr Morris;
Antaño caballero
de las artes en Bretaña.
Perdón yo se lo ruego.
Es su esposa que me mata;
ya esta muerta
y yo me muero.

Arlequín herido

Venda amarilla y traje azul!


He visto al arlequín por la trocha solitario

Risa y llanto son


sus ojos -dos planetas tan lejanos-

Su boca dos lombrices!


Que besan a la muerte.

Sus manos?
Sus manos
la caricia anhelada
de la tierra viva!
Negación es

...la piel de días soleados.


Eterna estación de primavera.
Es el baile, es la fiesta. La gallarda pelea,
la agitada belleza.
Negación es la verdad fluida.
La orgullosa coreografía.
Sucesión de movimientos vírgenes;
negación es,
la virginidad renacida.

Círculos
Simétrica soledad de días racionales.
Soledad precisa,
como números reales.
Como letras griegas,
Como miradas salvajes.
- caminando sin eco por el estoico bosque -
Soledad lógica
de abismos racionales.
-infinitos-

Anónimo
I
Esta noche moriremos recordando lo que pudo ser,
Lo que la fiesta nos negó,
Lo que el orgullo fulminó.

Ya no habrá fantasías que


Nos recuerden la derrota.
En este atardecer en que nada nos importa
-porque lo único importante ha sido cobardemente evadido-
Caminaremos con la desquiciada sonrisa
De los que han perdido el orgullo.

II
Que cobarde son las horas
Que no encaran a la suerte;
Pretenden controlar la fiera...
evadiéndola
Que vergonzosas son las horas
De ansiedades frustradas;
Son las horas del silencio
Condensando nuestras almas.

III
Alma espesa de melancolías
Caldo de tragedias fingidas
Todo es cobardía,
todo es cobardía.
Todos mis poemas; cobardía.
Soledades paralelas

Simétrica soledad
de corredores funcionales;
fauces del orden.
Al final del pasillo, la muerte
nos sorprenderá tramitando.

Cubículos que se replican uno al otro;


Fantasmagórica proyección al infinito orden.
Lapidaria luz de corredores funcionales;
Pasillos desolados, solo un tránsito de espectros.

Una vez el orden me develó un secreto. Como


hacer que un hombre muera contento?
Negación.
Ahora quien los ve, con su gran determinación,
eludiendo mil verdades.
Defendiendo su orgullo
a punta de racionalidades.

Simétrica soledad
de los pasillos espectrales.
Óptima arquitectura
de un fin sin principios.
Camino a casa,
la lapidaria luz de los pasillos,
como presagio de la muerte.

Pasillos por senderos,


Cubos por llanuras.
Cubos y pasillos espectrales;
Eficiencia pura incluso en el lenguaje.
Pálida luz que enfría la sangre
Todo es trámite.

Afán de espera.
Comienzo de nuevo.
Maratón sin tregua.

Al final del pasillo, la muerte.


Más todas las puertas son iguales.