Você está na página 1de 7

La planta

Diseño: diana Paola Riaño


Ibagué – marzo -17
Partes de la planta
hojas
La hoja (del latín folĭum),[1] es el
órgano vegetativo de las
plantas vasculares
primariamente especializadas
para la fotosíntesis.
Las hojas típicas son estructuras
laminares o aciculares que
contienen sobre todo tejido foto
sintetizador, situado siempre al
alcance de la luz. En las hojas se
produce la mayor parte de la
transpiración, provocándose así
la aspiración que arrastra agua y
nutrientes inorgánicos desde las
raíces. Secundariamente las
hojas pueden modificarse para
flores
La flor es la estructura
reproductiva característica
de las plantas llamadas
fanerógamas. La función de
una flor es producir semillas
a través de la
reproducción sexual. Para
las plantas, las semillas son
la próxima generación, y
sirven como el principal
medio a través del cual las
especies se perpetúan y se
propagan. Tras la
fertilización, la flor da
origen, por transformación
de algunas de sus partes, a
fruto
Luego de la fecundación de
los óvulos, y al mismo tiempo
en que estos se van
transformando en semillas,
los carpelos (componentes
del gineceo, parte femenina
de la flor), junto con otros
órganos extracarpelares,
sufren una serie de
modificaciones que conducen
a la formación del fruto.
Siendo posible afirmar que el
fruto no es más que el ovario
maduro conteniendo a las
semillas.  
tallo
El tallo es la parte de la
planta que crece en sentido
contrario de la raíz. De él
salen las ramas o tallos
secundarios, las hojas, las
flores y los frutos.
Sostiene al resto de la
planta. 
Conduce la savia por los vasos leñosos y liberianos.

Forma y almacena la madera


raíz
 La raíz es la primera de las partes
embrionarias que se desarrolla durante la
germinación de la semilla; se distingue
primero con una porción poco diferenciada
la radicula, con una cubierta en su punta la
coleorhiza, que al desarrollarse constituye
la raíz primaria con su tejido de protección
en la punta denominada cofia o caliptra. La
raíz como órgano de las plantas vasculares
(con excepción de las Psilofitas), que
generalmente crece hacia el interior del
suelo por tener geotropismo positivo y
fototropismo negativo. Es el primer órgano
que inicia su desarrollo durante la
germinación. La raíz y el tallo son los ejes
de las plantas y entre ellos no existe una
clara separación ya que ambos tienen un
cilindro de tejido vascular incluido en el
tejido fundamental, sin embargo la
estructura de la raíz es más que simple que
la del tallo debido a su hábitat subterráneo.