Você está na página 1de 1

Hechos 2:38-39 El espiritu Santo es una promesa

QUÉ ES EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO? Memorizar: Hechos 15:8 Recibir


1 Corintios 12:4-11 necesidad de Dios - lo que nos hace
Base Bíblica: Joel 2:28-29 Marcos 11:22b-23 falta de ser llenos de él

INTRODUCCIÓN
Por la ignorancia de lo que es el bautismo en el Espíritu Santo muchos cristianos pierden esta importante bendición
para sus vidas. Es una promesa que Jesucristo dejó para todos aquellos que creyeran en su nombre. En nuestro texto
observamos que fue una promesa hecha para el pueblo postrero, y en Hechos 2 se ve cumplida esta profecía. Veamos
lo que debe ser el Bautismo en el Espíritu Santo.
I. LO QUE NO ES EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
· A. No es un éxtasis. Es decir, no es la suspensión de todos nuestros sentidos, sino la cooperación entre Dios y el
hombre, por eso uno puede dentro de lo posible controlarse. Las manifestaciones físicas son muchas, pero debemos
procurar las manifestaciones espirituales.
· B. No es una ostentación, ni un trofeo. No es para vanagloriarse, ni para demostrar que somos muy espirituales.
· C. No es tesoro para guardarlo egoístamente. Algunos lo reciben y no lo usan, lo guardan celosamente, mueren de
hambre espiritual teniendo tanta riqueza escondida.
· D. No es un escalón ni una llave mágica, para alcanzar una posición en a iglesia rápidamente. Los ministerios que
desempeñan las personas, han sido porque están dispuestas a servir y no a la cantidad de dones que posean.
· E. No es la cima, ni el punto más alto de la experiencia cristiana. Debemos entender que una cosa son las
manifestaciones de Dios en dones y otra cosa es la madurez que se reflejan en los frutos del Espíritu.
II. LO QUE ES EL ESPÍRITU SANTO
· A. Es una investidura del “poder de lo alto” (Lucas 24:49). Esto nos da ánimo y fortaleza interna para servir.
· B. Es ser un testigo activo de Cristo (Hech. 1:8). Pasar de espectador a actor, de observador a protagonista.
· C. Es la puerta hacia los dones dinámicos del Espíritu (1 Cor. 12:8-10). Existen muchos creyentes que son usados por
Dios que no tienen esta promesa, pero si la buscarán serían mejor usados por Dios con mayor unción.
· D. Es la introducción a un poderoso ministerio, con credenciales divinas. La credencial que testifica que tenemos
este don es la evidencia inicial de hablar en otras lenguas.
· E. Es simplemente pasar de lo ordinario a lo extraordinario (Is. 28:11; Mc. 16:16; 1 Cor. 14:2).
III. LO QUE ES HABLAR EN LENGUAS DADAS POR EL ESPÍRITU SANTO
· A. Cuando una persona habla en lenguas no está inconsciente, porque necesitamos la cooperación de nosotros
mismos. Hechos 2:4: “Y fueron llenos del Espíritu Santo y ellos comenzaron a hablar en otras lenguas, según el
Espíritu les daba que hablasen”.
· B. Entonces ¿cuál es la dirección del Espíritu Santo? Él le dice a uno que decir. El Espíritu sugiere y recomienda las
palabras, nosotros ponemos el sonido. Mientras el Espíritu dirige, nosotros lo seguimos y nuestra parte es hablar,
puesto que el Espíritu da la clase de lenguaje, Sal. 81:10: “Abre tu boca y yo la llenaré”.
· C. ¿Por qué las lenguas? Ciertamente va más allá de la imaginación, nosotros no podemos manipular la Biblia
diciendo que no valen esos capítulos o que ya pasaron de moda. Muchos tratan de disculpar a Dios por lo que hizo,
porque lo consideran como un exceso de emocionalismo o de fanatismo desmedido.
· D. Algo sucedió como prueba irrefutable de la intervención sobrenatural de Dios en los asuntos humanos.
CONCLUSIÓN
Por lo tanto, ahora que sabes lo que es y lo que no es sobre el Bautismo en el Espíritu Santo; necesitas prepararte
para recibirlo. No tengas miedo de entrar en esta bendición de Dios, puesto que es para ti. Si ya lo tienes fortalécete
en el Señor y busca la llenura continua.
INVITACIÓN
Creyentes: Si ya tienes el Bautismo en el Espíritu Santo, adora al Señor en espíritu y pide la bendición para los que no
tienen esta promesa. Si lo haz contristado, es un buen momento para reconciliarte con él. Si no lo haz recibido ten fe,
empieza a adorar al señor con tus labios y pídele que te bautice. El lo va a hacer porque te ama. No creyentes: No te
extrañes por estas manifestaciones que miras. Dios existe y él quiere que tu le rindas tu corazón en este momento.
Confiesa tus pecados, arrepiéntete, recibe al Señor y síguele.