Você está na página 1de 16

Alberto Guitián

ASOCIACION CULTURAL
http://www.acola.net//////////////////nonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolor
DD
D E ERR R
I IVIVA A V
C OC
A NOT N
IC NTOEI NNT TEA IN
L N
T AE L N T A
AAdepressão,
depressão,com
comseus
seusaspectos
aspectossimbólicos
simbólicos individuação.
individuação.AAdepressão
depressãopode
podeser
ser sofrimento,
sofrimento,oofrio,
frio,oodistanciamento
distanciamentosocial,
social,
relacionados
relacionadosààSaturno,
Saturno,propicia
propiciana
napsique
psique associada
associadasubjetivamente
subjetivamenteao
aometal
metalChumbo,
Chumbo, assim
assimcomo
comopeso
pesoeeescuridão,
escuridão,características
características
humana
humanaooretorno
retornoààinterioridade
interioridadeeeoo que
quepropicia
propiciaooprocesso
processoda
daCoagulatio
Coagulatio evidentes
evidentesdo
doprocesso
processodepressivo.
depressivo.Esta
Esta
aprisionamento
aprisionamentode
desuas
suasfantasias
fantasiasee alquímica,
alquímica,onde
ondeaasolidificação,
solidificação,ou
ouseja,
seja,aa dimensão
dimensãodepressiva
depressivatem
temcomo
comoprincipal
principal
http://www.acola.net//////////////////nonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolor
devaneios
devaneiosna
narealidade
realidadelimitada
limitadado
domundo.
mundo. transformação
transformaçãodo
doMercúrio
Mercúrioalquímico
alquímicoem
em finalidade
finalidade proporcionar à psique um
Sente-se
Sente-secom
comisto,
isto,oosofrimento,
sofrimento,oofrio,
frio,oo terra,
terra,em
emsólido,
sólido,ééooprincipal
principalobjetivo,
objetivo,rumo
rumo proporcionar
desenvolvimento
à criativo, promovendo o
ASOCIACION CULTURAL
http://www.acola.net//////////////////nonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolornonhaicolorno ASOCIACION CULTURAL distanciamento
distanciamentosocial,
social,assim
assimcomo
comopeso
pesoee ao
aoencontro
encontroda
dapedra
pedrafilosofal.A
filosofal.Adepressão,
depressão, psique
processo
umdedesenvolvimento
individuação. A depressão
criativo, pode
01011101010101010010101000101010100101110101010101001010100010101010010111010101010100101010
escuridão,
escuridão,características
característicasevidentes
evidentesdo
do com
comseus
seusaspectos
aspectossimbólicos
simbólicosrelacionados
relacionadosàà promovendo
ser associadaosubjetivamente
processo de individuação.
ao metal A
processo
processodepressivo.
depressivo.Esta
Estadimensão
dimensão Saturno,
Saturno,propicia
propiciana
napsique
psiquehumana
humanaoo depressão
Chumbo, que
podepropicia
ser associada
o processo
subjetivamente
da
0101110101010101001010100010101010010111010101010100101010001010101001011101010101010010101001011101010101010010101000101010101011101010101010010101000101010100101110101110101010101001010100010101010010111010101
depressiva
depressivatem
temcomo
comoprincipal
principalfinalidade
finalidade retorno
retornoààinterioridade
interioridadeeeooaprisionamento
aprisionamento ao
Coagulatio
metal Chumbo,
alquímica,
que onde
propicia
a solidificação,
o processo
proporcionar
proporcionarààpsique
psiqueum
umdesenvolvimento
desenvolvimento de
desuas
suasfantasias
fantasiaseedevaneios
devaneiosna
narealidade
realidade da
ouCoagulatio
seja, a transformação
alquímica, do
onde
Mercúrio
a
0101110101010101001010100010101010010111010101010100101010001010101001011101010101010010101001011101010101010010101000101010101011101010
criativo,
criativo,promovendo
promovendoooprocesso
processode
de limitada
limitadado
domundo.
mundo.Sente-se
Sente-secom
comisto,
isto,oo solidificação,
alquímico emouterra,
seja,em
a transformação
sólido,
Diseño yéMaqueta: Samuel Fdez
o principa
do
002»CORTEZA::: :::terrra terrra::: :::CORTEZA«003

“¿DIFERENTE DE QUE?” MAIS SILENCIOSA. “¿E ESTAR AQUI COMO É?” NON HAI PALABRAS.

Dentro es moi diferente


Dentro es moi diferente.
“¿Diferente de que?” Máis
silenciosa. “¿E estar aquí como
é?” Non hai palabras. “¿É un
cumprimento ou unha
esaxeración?” Non tes por que
ser cruel. “As palabras son o
meu único escudo”. Non te
tapan. Es tan doce. “Non digas
nada”. ¿Impórtache que fume?
“Se estiveramos fóra pediríache
que o tirases ao chan”. ¿Para
esmagalo? “Para ver como salta
a luz, contra as pedras”. ¿Ti
tamén te perdes? “Eu tamén me
vacío”. ¿Quéresme? “Cando era
pequeno o meu irmán comía
terra”. ¿Díxoche a que sabía?
Samuel / Martín / El espíritu de las navidades pasadas
“Pensaba que a súa boca podía
ser a miña casa”.

Alberto Guitián
María do Cebreiro

A depressão, com seus aspectos


simbólicos relacionados à Saturno,
propicia na psique humana o retorno à
Editorial
como principal finalidade proporcionar à
psique um desenvolvimento criativo,
promovendo o processo de individuação.
interioridade e o aprisionamento de suas A depressão pode ser associada
fantasias e devaneios na realidade subjetivamente ao metal Chumbo, que
limitada do mundo. Sente-se com isto, o propicia o processo da Coagulatio
David Armesto / María Couceiro

sofrimento, o frio, o distanciamento social, alquímica, onde a solidificação, ou seja, a


assim como peso e escuridão, transformação do Mercúrio alquímico em
características evidentes do processo terra, em sólido, é o principal objetivo,
depressivo. Esta dimensão depressiva tem rumo ao encontro da pedra filosofal.
004»CORTEZA::: :::terrra terrra::: :::LITOSFERA«005

Levítico 11

Pablo Gallo
Animales puros e impuros

1 El Señor se dirigió a Moisés y pequeños que los grandes. 11 No impuro hasta el anochecer. cualquier cosa sobre la que caiga el
Aarón, y les dijo: deben comer su carne; deben "Cualquiera que levante el cadáver cadáver de uno de esos animales.
"Digan a los israelitas que, de todos considerarlos animales de uno de esos animales, deberá Ya sea un objeto de madera, un
los animales que viven en tierra, despreciables, y despreciarán lavar su ropa y quedará impuro vestido, alguna cosa de piel, un
pueden comer 3 los que sean también su cadáver. 12 Todo animal hasta el anochecer. costal, o cualquier instrumento de
rumiantes[] y tengan pezuñas de agua que no tenga aletas y "A todo animal que, teniendo trabajo, se deberá meter en agua y
partidas; 4 pero no deben comer los escamas, lo deben considerar pezuñas, no las tenga partidas ni quedará impuro hasta el anochecer;
siguientes animales, aunque sean despreciable. sea rumiante, lo deben considerar después de eso quedará puro.
rumiantes o tengan pezuñas "De las aves no deben comer las un animal impuro, y cualquiera que "Si el cadáver de cualquiera de esos
partidas: siguientes; al contrario, las deben lo toque quedará impuro también. animales cae en una olla de barro,
"El camello, porque es rumiante considerar animales despreciables: "A cualquier animal de cuatro patas todo lo que haya dentro de ella
pero no tiene pezuñas partidas. el águila, el quebrantahuesos, el y que para andar se apoye en sus quedará impuro y la olla tendrá que
Deben considerarlo un animal águila marina, 14 el milano, y toda plantas, lo deben considerar un romperse. 34 Todo alimento sobre el
impuro. clase de halcones, 15 toda clase de animal impuro; cualquiera que que caiga agua de esa olla, quedará
"El tejón, porque es rumiante pero cuervos, 16 el avestruz, la lechuza, toque el cadáver de uno de ellos, impuro; y toda bebida que haya en
no tiene pezuñas partidas. Deben la gaviota, toda clase de gavilanes, quedará impuro hasta el anochecer. ella, quedará impura. 35 Todo
considerarlo un animal impuro. 17 el búho, el cormorán, el ibis, 18 el 28 Así mismo, el que levante el aquello sobre lo que caiga el
"La liebre, porque es rumiante pero cisne, el pelícano, el buitre, 19 la cadáver de uno de ellos, deberá cadáver de uno de esos animales,
no tiene pezuñas partidas. Deben cig@ueña, toda clase de garzas, la lavar su ropa y quedará impuro quedará impuro; aunque sea un
considerarlo un animal impuro. abubilla y el murciélago. hasta el anochecer, pues ustedes horno o una doble hornilla: deberá
"El cerdo, porque tiene pezuñas, y "A todo insecto que vuele y camine, deben considerar impuros a esos ser destruido. Es un objeto impuro,
aunque las tiene partidas en dos, no deben considerarlo despreciable, 21 animales. y así deberán ustedes considerarlo.
es rumiante. Deben considerarlo un pero pueden comer de los que, "De los animales que se arrastran "Sin embargo, el manantial o pozo
animal impuro. aunque vuelen y caminen, tengan sobre la tierra, deben considerar de donde se toma agua, seguirá
"No deben comer la carne de estos también piernas unidas a sus patas impuros a los siguientes: siendo puro; pero quien toque los
animales, y ni siquiera tocar su para saltar sobre el suelo. 22 De comadrejas, ratones y toda clase de cadáveres de esos animales,
cadáver. Deben considerarlos ellos pueden comer los siguientes: reptiles, 30 como salamanquesas, quedará impuro.
animales impuros. toda clase de langostas, cocodrilos, lagartos, lagartijas y "Si el cadáver de uno de esos
"De los animales que viven en el langostones, grillos y saltamontes. camaleones. animales cae sobre una semilla que
agua, ya sean de mar o de río, 23 Pero a todo otro insecto que "Entre los muchos animales que se va a sembrar, la semilla seguirá
pueden comer solamente de los que vuele y que camine,[] lo deben existen, a estos los deberán siendo pura; 38 pero si la semilla ha
tienen aletas y escamas. 10 Pero a considerar despreciable. considerar impuros. Cualquiera que sido mojada y el cadáver de uno de
los que no tienen aletas y escamas "En los siguientes casos ustedes toque el cadáver de uno de estos esos animales cae sobre ella, se la
Laura Palmeiro

deben considerarlos animales quedarán impuros: animales, quedará impuro hasta el deberá considerar impura.
despreciables, aunque sean de mar "Cualquiera que toque el cadáver anochecer. "En caso de que muera alguno de
o de río, lo mismo los animales de uno de esos animales, quedará "También quedará impura los animales que ustedes tenían
006»LITOSFERA::: :::terrra terrra::: :::LITOSFERA«007

Una genial idea, la de Santi. Sí, señor: de las mejores que ha dado esa
olmos. La seguí como pude a través de la nube de polvo. Mis botas se
cabezota rellena de serrín. “Ya verás, son una bomba, vas a flipar”, me
hundían en la tierra, cada vez más suelta.
había dicho el sábado. La verdad es que no mentía: las pirulas eran
Por fin se detuvo. Se volvió y me miró con una extraña expresión en sus
increíbles. Lo que era una auténtica mierda era su plan para esa noche.
ojos negros. El esfuerzo me había agotado. Resoplaba.
Santi nunca había sido un maestro de ceremonias, pero ese día se le había
—¿Por qué estabas asustado?— volvió a preguntar.
ido la pinza. Y así estoy yo, aquí, ahora, con el culo apoyado sobre una fría
—¿Por qué?— Aquello no me estaba pasando a mí. - Pues porque vi
lápida, esperando por una siniestra que no acaba de aparecer.
algo muy raro mientras te esperaba— gruñí.
La noche estaba fría. El hombre del tiempo se había conjurado con mi Miré al cielo. Mi luna se había ocultado tras unas nubes. Un débil haz
—¿El qué?
mala suerte y había augurado temperaturas glaciales para toda la semana. de luz lograba atravesar las tinieblas y dibujaba un mar de lápidas, que
—Pues… eso.— Estábamos ante la lápida donde la había estado
Por lo menos había dejado de llover y se podía contemplar una bonita sobresalían como setas de entre la niebla, alineadas como piezas de dominó
esperando. La había encontrado entre todas aquellas tumbas. La señalé.
luna llena. Me gustaban las lunas llenas. Me parece que a ella (Sol, creo a punto de caer. Diez minutos más y mandaría a la mierda a la siniestra. Su
—¿Qué le sucede?— preguntó.
que se llamaba) también le gustaban. Una gótica a la que enternecían las coño de vampiro no compensaba el frío que estaba padeciendo mi culo,
No respondí, no podía. La miré, primero a ella, luego a las letras
lunas llenas… ¿Sería una siniestra romántica? ¿Le gustaría también ver las congelado tras casi una hora apoyado en la lápida de un desgraciado.
grabadas en el mármol. Volví a señalar la placa con un dedo tembloroso.
estrellas? Lo cierto es que me daba mala espina esa peña. Estrujé la cabeza Entonces me picó la curiosidad, espoleada por el aburrimiento: ¿cómo
—Joder… pues que es mi nombre… ¡Ése de ahí… es mi nombre, joder!
de ajo que tenía en el bolsillo. La había traído por si las moscas, por si me se llamaría el fiambre que estaba allí enterrado? Me giré y busqué el
—¿Ah, sí? ¿Te llamas Óscar? Encantada de conocerte. No pude recordar
salía rarita la niña. mechero en el bolsillo. Lo encendí y me agaché. Traté de leer la lápida,
tu nombre tras la noche del sábado. Y eso que lo intenté… En serio.
Joder, cada vez hacía más frío. El aliento se helaba en el aire, como si pero el polvo cubría la inscripción. Me ponía los pelos de punta tocar
Extendió la manga desgarrada y volví a ver su mano, azulada y huesuda.
alguien hubiese pulsado el botón de pausa en una mala película de serie aquello. Qué asco. En fin, supongo que era lo mínimo que tenía que hacer
—Encantada— repitió.
B. Parecía bolitas de algodón congeladas, inmovilizadas en la bruma. La para impresionar a una chica mala. Pasé la mano por la superficie del
Y una mierda, iba a tocar aquella mano. Me di la vuelta dispuesto a
siniestra tendría morbo, pero lo que no tenía era un reloj. ¿Tendría mármol y se me cayeron los huevos al suelo.
perderme entre las tinieblas y a encontrar alguna salida aunque tuviera
también un buen cuerpo? Recapitulemos: Santi me la había presentado en Casi vomito.
que despertar a gritos al vigilante alcoholizado.
aquel antro de mierda en el que entramos puestos hasta las orejas, tras Caí de rodillas y permanecí quieto, paralizado sobre la tierra revuelta.
comprobar que los demás bares habían echado la verja. Estaba lleno de
tipos casi tan raros como ella, con pendientes en cada apéndice de sus

TIERRA ADENTRO
cuerpos y maquillaje de zombie a juego. En la oscuridad brillaba alguna
lentilla amarilla de gato. A nosotros nos daba igual su circo con tal de que
aún sirviesen alcohol. Pedimos dos copas a la criatura de sexo indefinido
que vegetaba en la barra y allí nos quedamos, pasmados: Santi, yo y
nuestras amigas las pirulas, que retozaban como locas por nuestro
organismo, pinzando aquel nervio y destrozando aquél. Creo que ellas lo
pasaban mejor que nosotros.
Moví los pies para que no se congelasen. Las botas militares negras,
elegidas para la ocasión, dejaron una honda huella en la tierra revuelta. Se
levantó una capa de polvo. “Vaya sepulturero de mierda”, pensé, “no sabe
ni compactar el suelo”. Metí la mano en el bolsillo, aparté el ajo, cogí la
cajetilla y encendí un cigarrillo. A ver si aparecía la coleguita. Puñeteros
siniestros. No pueden quedar en un bar como todo el mundo: no, ellos
tienen que quedar de madrugada en un jodido cementerio.
“No me parece una buena idea, Óscar”, oí a mis espaldas, “No ahora
Tenía que salir de allí, me faltaba aire. Eché a correr sin rumbo. A la
que empezábamos a conocernos”.
mierda la gótica y su polvo morboso.
Traté de correr, pero la tierra cedía a cada paso. Mis pies se hundían en un
Sorteé tumbas y mausoleos. Todas parecían iguales en aquella
manto esponjoso. Braceé en el aire, desesperado, pidiendo auxilio a Sol,
penumbra. Giré un par de veces sobre mí mismo, desorientado, buscando
cuando noté que la tierra ya me llegaba a la cintura. Logré asirme a su
una señal, algo familiar que me ayudase a salir de aquel paraje sacado de
manga, a la manga desgarrada… Entonces comprendí que ya antes alguien
una postal de Transilvania. Y aunque gritase el capullo del vigilante no me
había intentado agarrarse a su maldito brazo. Ella observaba mi entierro con
oiría. Al saltar la verja pude verlo en su cabina, mamado de birras y
indiferencia, no había odio ni desprecio en sus fríos ojos. Permaneció allí
pegado a la tele. Me dirigí hacia un olmo (creo que era un olmo) que me
inmóvil durante unos instantes, el tiempo que tardó la tierra en engullirme.
parecía haber visto antes. Me apoyé en el tronco y tomé aire.
Mi sepultura ya tenía inquilino. El viento amainó y las nubes se
—Hola.
abrieron. La luna brilló como un espectro redondo e iluminó la figura de
Sentí cómo el corazón se me salía por la boca. Miré hacia el suelo
Sol, que yacía inclinada sobre mi tumba. Recogió un puñado de tierra aún
buscándolo pero, claro, no estaba allí: seguía latiendo como un caballo
revuelta y lo arrojó por encima de su hombro tras musitar una oración en
desbocado en mi debilitada caja torácica. Mi esternón había encogido con
una lengua extraña. Luego guardó otro montón en un pequeño cofre de
tantas emociones. Me erguí como pude y me giré hacia la voz.
metal. Yo contemplaba la escena desde las alturas. Es curioso pero después
“Hola”, oí de nuevo mientras trataba de enfocar la forma de la que
de muerto uno puede ver todo lo que le sucede. A lo mejor es por los
provenía el saludo. Allí estaba ella: Sol, con un vestido-túnica negro y su
efectos secundarios de las pirulas, no lo sé, pero pude ver cómo Sol
largo pelo oscuro, todo a juego con aquella sombría noche. Una fina capa
caminaba hacia la zona norte del cementerio, donde se encuentra la capilla.
de polvillo terroso envolvía su figura y sus palabras. Parecía que un simún
Esquivó un decrépito panteón que amenazaba con derrumbarse y alcanzó
se hubiera desatado a su alrededor.
la vereda que lleva a la puerta principal. Comprendí que me había
—¿Qué ocurre? Pareces alterado.— Su voz era suave, tersa.
equivocado de dirección. Si hubiese girado a la izquierda cuando empecé a
—Me pasa lo que le sucedería a cualquier persona normal en un
correr como un loco, ahora no estaría bajo tierra. Qué sencillo resulta verlo
cementerio a las dos de la mañana: que no sabe qué cojones pinta aquí y
todo desde aquí arriba.
que está hasta los huevos.
En la entrada, Sol golpeó el cristal de la cabina en la que dormitaba el
Pasaba de la siniestra. Me iba a dormir. Con un poco de suerte, no
guardia frente a la tele encendida y dejó algo sobre su mesa. Oí mascullar
despertaría a los viejos. La esquivé y me dirigí hacia otro nido de tumbas.
al borracho. Entendí que ambos estaban conchabados. Después Sol abrió la
El polvo se mezclaba con la noche.
puerta del cementerio y desapareció. Sospecho que no será la última vez
—Espera.
que la vea, que volverá en cuanto cace a otro incauto en su antro de
Me agarró del brazo. La manga del vestido estaba rajada desde el
mierda. Creo que contra ella no tengo muchos recursos pero al que voy a
hombro hasta la muñeca, como si alguien la hubiera desgarrado. Miré su
amargar la vida es al guardia. En cuanto se acerque a mi tumba, hago que
pálida mano, recorrí su brazo y clavé mi mirada en sus ojos. Eran los ojos
se lo trague la tierra. Con sólo agitar un poco los pies, esto se desmorona.
más negros que había visto nunca. Brillaban en un rostro de finas
Mientras llega ese momento, me paso casi todo el día durmiendo. El
facciones, de labios delicados, en el que destacaba una nariz recta y
sitio no está mal: no pago alquiler, de vez en cuando algún despistado me
elegante. Dioses del averno, me había enamorado de una de vuestras
deja alguna flor y la zona es tranquila. Pero me aburro. Aquí no hay mucho
discípulas. Sol flotaba en medio de la nube de polvo que nos rodeaba.
que hacer. Y el problema viene, sobre todo, cuando llueve. Entonces la
Tosí. ¿Qué coño pasaba? Podía palparse el aire, sólido, y los pies se me
tierra se empapa y me filtra toda la tumba. He hablado con el
hundían en la tierra.
administrador y me ha prometido que lo arreglará cuando llegue el verano,
—Salgamos de aquí— le dije.
cuando escampe, y puedan arreglarse las grietas con calma. Pero para eso
Corrí tras ella, arrastrado por ella. Esquivaba las tumbas con agilidad,
aún quedan seis meses y, la verdad, esta humedad me está matando. Me
tirando de mi brazo prisionero, impulsada por el viento que agitaba los
espera un invierno muy duro.
Enrique Lapido David Armesto

Maria Carmona
008»MANTO::: :::terrra terrra::: :::MANTO«009

TERRA MOLLADA BONITO É, O COSMOS. SO FRONTE AO COSMOS. ENTRE O COSMOS

Ista é unha cantiga d'escarnio sobre a terra nai,


sobre os teus fillos,
sobre os teus mortos.

Cuspe rabiado-lo sangue oxidado.


kosmonaut
Expulsa-lo esgarro groloso do cancro, Bonito é, o cosmos. El querería agora no seu traxe de alta
Só fronte ao cosmos. Entre o cosmos. Difícil tecnoloxía unha, mesmo que fose só unha, unha
... do gris da túa pel... atopar a preposición exacta. minúscula formiga que mordese nel con forza
No cosmos. cando a morte o atravese como unha ficción.
Voa esmorrente, voa presa, Na kosmasie, diría un ruso. Iso pensou. Un O cosmonauta quixera ter a forza de dicir Nós.
Guitián
cincento cheiro da pataca seca, ruso sería tan feliz - ¿non celebran eles o Día da E neste momento só acerta a pronunciar con
Cosmonáutica?-. Con todo o universo diante do sequidade Eu.
raiz resesa, apodrecida mesta.
cristal do escafandro. Con Todo. Que misión era a súa?
Tamén estaría feliz o director de fotografía de Non o sei.
Doente destino, debalado circo, Kubrik. E o señor da Vinci. E o pobre señor A natureza da morte en contextos de
ocre figura do augadeiro ferido Hawking, que non por pobre é máis eminente. Nin ingravidez, iso escribiu con coidadosa letra a man
e de plástico liso, pulido e limpo. menos. E quizais Méliès estaría feliz e movería o na contracapa do caderno que segue a viaxar
mostacho así dentro da nave. A súa nave. Á deriva.
Na terra nai esnaquizada- cun tic de cine mudo. En dirección contraria a el.
ferro, papel, goma queimada. Todos felices de ter proxectada na retina a Que tamén vai á deriva.
imaxe que el tiña agora. Sen arriba nin abaixo. O O seu perfil no mundo estase borrando, xa case
tempo todo do mundo, que non sei se é moito, non nin podo distinguilo. Cústame decidir qué palabra
O seu esquivo afiado chirlido,
sei se é pouco, desde que o mundo é mundo. poñer agora acerca del, tanto como afasta de min.
o berrido da gaivota en vilo Así ficaba el. Só. Tanto como afasta de min e se achega á Morte,
eche o son á luz do suicidio. Pero non é o mesmo ficar só no medio dun impetuosa coma cousa viva. A morte que mo
cuarto que ficar só no medio dunha leira recén desdebuxa e faime non saber. Sei que lle queda a Quique Lapido

Mollaba, abandoado, espido, sementada que ficar só no medio do cosmos. penas un pouco osíxeno. Pero máis nada. Sei que
o pranto dun neno, esquecido, No medio do cosmos arrastra dentro como a ninguén viu o que el ve. Sei que ten ganas de
a cinza da terra, famento, frío. imprecisión. golsar e que non o fai. Sei a temperatura do Sol. A
Ademais, perdera as coordenadas había tempo fórmula do dióxido de carbono. Sei que o universo
e a súa autonomía significaba a morte. expande i el no medio.
Na terra nai esnaquizada-
Porque este home que pendurei no medio e Pero non sei de qué maneira poñelo para que
ferro, papel, goma queimada. medio desta páxina, vai morrer. Morrer é a razón sufra menos e temo ser cruel na súa morte. Temo
última de que eu o creara. Pero non é de min de que non chorarei e seguirei vivindo.
Mais cego vou, non vexo, quen veño falar. Esquecín o meu nome. Tamén o O cosmonauta faime un sinal coa man. Acabo
sobre un pilo d'estercol do meu cosmonauta. Só adiviño o seu frío, a de velo, claramente. Non albisco a expresión do
asoballado e noxento. vertixe cobregueándolle a medula coma unha seu rostro porque o cristal do escafandro só reflicte
serpe, a náusea da vertixe que nos sume nun un ceo con estrelas. Creo que me sorrí. Creo que
Flama sanguenta, cruenta, espacio con máis dimensións das tolerables. Pero, me sorrí porque non quere que o mate.

Samuel
queima-lo sangue por dentro, mesmo que ás veces eu sinta mágoa del, non pode Eu tamén sorrío. Sorrimos os dous.
durarme moito. Eu seguirei sen el. É un momento de xardín do Edén.
quenta e ferve a fogo lento,
¿Que pode pensar un home que vai suspendido
da pouca materia que existe no espacio? ¿Que
... no bermello das túas entranas... pode pensar un home vestido de cremoso branco,
Estíbaliz Espinosa

con sabor a home e data de caducidade? Un home


Espalla-la gasolina, ferida no vento, que treme coa pequenez dun iogur que cae fóra do
con ardente fogo, con lume eterno. envase, comido polos cans.
Pensa. Ou mellor dito, lembra. Que non é o
Sobre os teus mortos, mesmo que razoar, case xusto ao contrario. Había
María Carmona
un paseo na cidade da que el viña, o Paseo. Cunha O weiter, stiller Friede,
sobre os teus fillos.
leiteira de bronce. O bronce queimaba nas tardes so tief im Abendrot!
Ista é unha cantiga d'escarnio sobre a terra nai. que se levan a calor e só deixan o bochorno nas Wie sind wie wandermüde-
Pablo Latas
terrazas do Paseo. Había un cine que pecharon ist dies etwa der Tod?
cando el era neno e mudou o século. Había uns
homes que se chamaban a si mesmos Nós. Joseph vom Eichendorff/ R. Strauss
Repentinamente achouse tan só que embazou o
cristal todo do escafandro co seu alento e por uns
segundos nada viu. E logo, paseniño, volveu ver o
sol tan lonxe. Delimitando o círculo da vida que se
lle ía.
Quizais no seu cerebro de cosmonauta orbite
agora a hormona que segregamos para a morte,
pero eu non o sei -nin sequera sei se tal hormona
existe. Quizais o que pense sexa só o medo. Pero a
mentira é ás veces menos literaria, así que me
propoño non mentir.
Non mentir. Escribir que el anda matinando
nunha muller. Ilduara. Que a lembra. O seu riso.
Movéndose coma un fermoso manequín de
xoguete para sacudirse as formigas vivas de Laza,
nese lugar do mundo que é Laza, durante algún
antroido impreciso. Esas formigas vivas que
morden no vivo como para espertalo á vida.
Laura Palmeiro
Pablo Gallo
010»ASTENOSFERA::: :::terrra terrra::: :::ASTENOSFERA«011

GOOD MORNING SPAIN!

El señor del tiempo explicó sin pausa ni respiro También agregó, ya más despacio,
a velocidad de vértigo que siempre es mejor quedarse en casa
que cuando un emperador norteamericano porque afuera llueve mucho
no hace exactamente y hay peligro de mochila inminente...
lo que el General Motors ordena ¡Uh..., debemos darle paso al programilla
lo eliminan siguiente!, pero por suerte, (vocalizando lenta,
o sino la Srta. Shell, becaria, lo succiona hasta que ahora lenta mente ):
lo eliminan
y dijo que los caballeros —Chavalotes de España, no todas son malas,
las prefieren rubias y las rubias a pesar del desastre ecológico,
los prefieren caballeros, de ser posible negros si os atrevéis a navegar ya mismo,
como el petróleo en la red podéis pescar... ¡LA INCREÍBLE
o el chapapote en la playa PIZZA EN CAJA!
(que es la mezcla de petróleo con mar y
lágrimas y arena y peces y aves y etcétera) al www.granpromocionueveporciones.com(*)
parecer muy útil para pintar cuadros reales
como por ejemplo: "La boda de Cenicienta" Branda
(*) promoción válida únicamente con la compra del DVD del
entre otras perfectas escenas de salón —con oscarizado film Bagdad nos mata.
multitud al fondo— del siglo XXI.

Jaime Asensi
José Luís Ducid

PAOLA CAPÓN
ADIANTOS TECNOLÓXICOS A TERRA PROMETIDA

Cos adiantos tecnolóxicos O outro día, tras poñerme o meu vestido


axiña poderemos, cheos de ledicia, bermello novo e sair á rua, caín nunhas areas
abandoar a tolemia do planeta Terra. movedizas. E despois de perdelo meu valioso
Deixarnos de terrícolas trangalladas tempo loitando contra o invencible e dóce lodo,
e facer viaxes organizadas no meu derradeiro e feble alento, tan só berrei:
polo universo adiante, ¡Terra trágame¡, e así o fixo.
pasar as nosas cobizadas vacacións
nun apartamento con vistas á Vía Lactea,
facer turismo sexual AUTODESTERRO
máis alá de Orión,
pasear por praias infinitas Planeouno todo dende
onde o sol quente de verdade. moi cativo. Vladimir
Kuskus sempre tivo as
Cos adiantos tecnolóxicos mellores calificacións na
axiña poderemos, cheos de ledicia, escola, e, co paso do tempo,
escachar outros mundos. chegou a ser o que sempre
soñara, un astronauta. A sua

María Carmona
preparación na Axencia
SOÑO DUN ASASINO Espacial Rusa resultou
exemplar. Ninguen o imaxinaba,
Antonte merquei un anaquiño de terra. ninguen esperaba que, tras o
Non e gran cousa, un metro cadrado. despegue da nave, Vladimir
Pero eu bótolle auga cada día Kuskus comunicase por radio a
Branda
coa esperanza de que, no futuro, sua elección de non pisar a
medre alí un fermoso coitelo. Terra nunca máis. Negabase a
voltar. Dicía estar farto da vida
no planeta que o vira nacer.
LEMBRANZA Tiña víveres para alguns anos
e tan só desexaba recorrelo
Lembro o meu avó Eustaquio universo ata que o combustible
chegando a casa e, sen presa, rematase. Pero non se o ían
sentarse á mesa. permitir. Un misil derrubouno ós
Arremangándose a camisa pocos minutos de relatar as suas
diante do prato de sopa intencións. O fermoso e apaixonado
deixando ó aire soño do desterro voluntario caía entón,
aqueles robustos brazos, feito mil anacos, sobre o noxento
e ó final dos seus brazos planeta que vira nacer ó valente e aposto
as suas enormes mans, astronauta moscovita Vladimir Kuskus.
e nas suas mans os seus dedos,
e nos seus dedos as suas unllas,
aquelas unllas cheas de terra,
aquela terra do cemiterio,
Pablo Gallo

porque o meu avó,

Branda

Branda
foi enterrador.
012»NUCLEO EXTERNO::: :::terrra terrra::: :::NUCLEO EXTERNO«013

TERRARIUM Dolors Alberola

Ceremonia del duelo Campo Escrituras sagradas

Debajo de la tierra, igual como debajo del aire, Unas paredes ralas donde tan sólo queda la Acaso entre los libros, como una mano dócil ya
duermen alas. Duermen figuras muertas que memoria. Unas paredes solas. Solamente calmada. Un hacer ya finito. Un dejar que los
antaño fueron dioses. Dioses sólo de sal, como memoria y soledad. Solamente recuerdo, largas versos sean libres, la sola libertad que nos es
si su cerviz se hubiera dirigido hacia la nada, listas de una llegada extraña que, hacinándose, conferida. Acaso entre los versos, en esa línea
indagando sus fórmulas. Duermen mujeres no tuviera regreso. En Mathaussen los árboles blanca que los une, el misterio cautivo del
rotas que no supieron nunca el amor en sus son maderos, las hierbas son estigmas, los silencio.
ingles. Duermen infantes rotos sin tener ahí ladrillos son losas; nada hay, porque nada
debajo un juguete cualquiera para pasar sus pasó, todo es un tiempo que repite cansado el
horas. El tiempo es de metal, de un no correr mismo día. Tierra
helado que enternece, de un no hacer constante
sino ser, ser no siendo, estercolero amado de Lo que llamamos tierra es nuestro lecho. Quién
pasados y gentes. Para qué tanto lecho, tanto Herbolario dormirá la noche a nuestro lado. Dónde ese
arríate amargo, tanta flor que destruye benigna perro fiel que lama las orillas de la muerte, el
toda su arquitectura. Que deforma invidente Rosas de suelo extrañas o extraviadas. Rosas de gesto indócil que nos aúne al barro, la enorme
todo lo que no tuvo, que se transforma en
humus, en santísimo humus, jaculatoria
cal, ya rotas, con pétalos de hiel. Rosas de
soledad. Rosas amargas, con labios ya difuntos.
»»
lasitud de quedarnos ya fijos, el olvido.
extrema de otros dioses. Rosas ralas, sin archivar siquiera. Rosas de
descomposición constante entre la sombra.
Diríase las tumbas. La sucesión amarga de los
Accidente de tráfico hombres.

El gato desparrama todo su ser, debajo de la


figura tétrica o alfombra duerme una forma
nula, un garabato antiguo que ahora es un
desagüe, un aljibe de sangre que asombrada ya
no posee voz, es un entierro debajo de las
llantas de los coches que cruzan rapidísimos su
eternidad sin gesto, sin agravio. Debajo de ese
gato, donde el alma del gato se hace suelo,
pasa un río de aguas corrompidas. Las aceras
deslindan sus quejidos flamígeros y el aire
sigue volando espeso, como si de una
magnolia se tratase.

Tierra yerta

Fue una guerra, una palabra sorda en un fusil,


un destiempo en la sombra. Fue un sonido,
nada más que un sonido o un disparo. Un
romper las esferas del reloj y dejar en el suelo
las palabras. Yace el poeta muerto sobre un
verso y un gran temblor le recorre todavía. No
es el miedo a esa oscura certeza de no verse, ni
el silencio que fluye de sus manos, ni el paisaje
deforme que quedó en su pupila. Es un frío
terrible; más allá de la muerte recompone cada
momento o sílaba, hemistiquio o metáfora que
compuso en el tiempo cuando, eterno, creía en
un lugar oculto en el azogue.

Réquiem

Dos cipreses enormes, como rayos de sombra.


Dos cipreses cortados como filetes previos de
ataúdes de siglos. Las raíces, quién sabe de
dónde vino el hombre y su figura rampante
ante los dioses del averno. Sangran savia y de
luto se han vestido los pájaros que quedaron
cantando en el vacío.

Albarán de las sombras

La tierra, el sumidero. La ceniza, la sombra. El


tiempo, los guiñapos y el destejer continuo de
materia. La soledad, la dueña. El silencio, un
clamor de huesos y cartílagos. Todo el amor,
adónde. Dónde se fue el amor. Dónde la fuerza
y la luz se truncaron en gusanos y sangre. Ríos
muertos de sangre bloqueando la sed y las
arterias.

Branda
Pablo Gallo
014»NUCLEO EXTERNO::: :::terrra terrra::: :::NUCLEO INTERNO«015

TERRARIUM Dolors Alberola

Derivación de la palabra Círculos Banco de pruebas

Si hurgamos en el fango, cuántos húmeros, El reloj, como el pulso, en su tic tac que nada Un terrarium enorme, con casas a medida.
cuántos números, cuántos innúmeros pasados, marca, nada silencia, nada; y el corazón lo Largas charcas con agua por mantener la
cuántos úteros, pariendo eternidad entre la mismo que la torre, pero menos durable, más especie. Montañas y palmeras decorando.
nada. efímero. Comida que, en el tiempo, comienza a escasear.
Y guerras de animales; la anaconda se come al
cocodrilo; ataca la pantera a gacelas y cervatos;
Petición de la luz El poema olvidado la hormiga va elevando, en su pequeña alzada,
catedrales y ritos de defensa. Todo está en pie
Sólo dame la mano el tiempo que aún es mano. Quién dijo haber venido a este terrarium; aún, bajo una nube árida de química y
Dame la boca llena de palabras, el corazón quién dejó ahí su nombre que no fuera una flor desastre. Todo va derrumbándose e incluso las
abierto como un ánade sabedor del vacío pero olvidada al cabo de las horas; quién encontró dos torres que dominan el pienso y el petróleo,
al vuelo. Dame los ojos llenos de preguntas y aquello que buscara en el fondo del jardín; manantial del calor, ya cayeron. Se incendian
dudas, dame el sexo aunque procree largos quién dijo todo y todo le siguió hacia la nada; los rincones arbolados y corren los conejos a
poemas no posibles. quién, desde aquel socavón, nos mira y se recoger sus bienes. Encima del terrarium,
sonríe con una mueca hueca, con una risa rala, luces, alumbrando la sombra del invento.
con un verbo vertido en esa alfombra donde
Definición del imposible todos los muertos somos muerte y los sueños
son sinos de otros tiempos, de otras tremendas
La humanidad, un canto. ¿Y el cantor? ¿En qué manos. Quién no dijo, quién no supo, tal vez,
cree el cantor cuando se abisma en la pregunta de esa miseria de destrozar los versos y dejar
única que no tiene respuesta? esparcidas las metáforas.

Parábola

Como campos de trigo, como espigas. Como


cantos rodados, como piedras. La eternidad del
mármol no es posible. La cantera se inunda de
tristeza esta tarde y una beta de sombra nos
transita. Una inscripción, un nombre donde
sola materia se deforma.

Terrarium

Como de tierra, el hombre volverá hasta la


sombra. Como de sombra todo y asombrados
seremos la ceniza, el lodazal de un inmenso
jardín en el vacío.

Cadena genética

Y ser un animal que trepa en el espacio de los


signos. Un animal sapiente entre la duda. Un
animal risueño en la barbarie, creyente en la
añoranza, libre en la sola libertad de saberse
caducamente eterno. Un animal al que le puso
el nombre la nostalgia.

Paraíso

Como serpiente rala, devoró el paraíso.


Deseaba una forma tangible; nada supo ante la
ardiente daga que, inflamándose, prohibiera su
sed. Hizo su tierra de casas encaladas y a los
ángeles los congeló en el mármol para nunca.

Viaje a Itaca

Miraba aquel terreno de la madre como quien


mira el mar, en sus corrientes comenzaba un
viaje hasta otra tierra. Otra tierra de suelo y de
lombrices, de humedades latentes, pero antes
debía fracasar. Si era hombre no tendría más
alas que los sueños. Qué libro llevaría en su
maleta.

Química del carbono

De donde son las cosas son los hombres.


Materia de carbono, sal, costumbres. Lo mismo
que una silla ante una mesa y luego un camión
llevándose la silla o llevándose al hombre al María Carmona
vertedero.
018»NUCLEO INTERNO::: :::terrra terrra::: :::NUCLEO EXTERNO«019

Dúas sílabas
CHEAS DE SIGNIFICADO, PALABRAS, PALABRAS, QUE REVERBERAN
¡Terra, nobre elemento! De xeonllos
[saúdo tan máxica grafía.
De terra abroian…
Arte, capacidade humana de crear
[beleza.
Ter, de posuír, ser dono...
Tera, elemento grego de formación de
[palabras
Abrazada á terra Te-rra. Palabra composta por dúas que significa “cousa marabillosa”
sinto un pálpito telúrico, animal, sílabas con cuxas letras, chamémoslles “portento”, ou “monstruosidade”
escuro e vexetal calidoscópicas, visiónanse e Arre, que incita a andar as cabalerías.
constrúense novas palabras. Palabras Tear, tea, tecido de fíos entrecruzados,
ao darme a ela. cheas de significado, palabras, palabras, [mestos
que reverberan como captadas nun ou rede de fíos que forman as arañas.
limpo xogo de diamantes ou a través Tamén anaco longo de madeira untado
dun soño de espellos de auga. [en resina
que se emprega para alumar…
Retar, desafíar, pelexar, competir…
Traer, de mover as cousas.
Traer consigo. T. de ollo.T. en andas. T.
[grilo.T. na boca…
Era, cada un dos longos períodos de
[tempo
nos que se divide a historia da Terra.

Velaí a PALABRA, a palabra da que,


coma nun xogo, xurdiron as demáis,
para voltar ó seu principio. TERRA.
Terra. Xiro que se descompon nesas
palabras cheas de movemento e vida,
aínda é máis.
Terra, é a prima materia dotada de
acentos herméticos e alquímicos.
Relaciónase co Arcanxo Uriel, o
Inverno, a medianoite.
A media noite, baixo o encanto da lúa e
o laiar do vento,
propicia que a Terra se aparee no
escuro coa semente para dar vida o
froito…
Esquecíaseme nomear Ara. Fareino
cambiando un e por un a.
Ara, espello de pedra onde se ofrecen
sacrificios á divinidade dende que o
home, nacido da arxila ou barro, soubo
descifrar na lingoaxe das estrelas que
os sulcos da terra traballados,
sementados por él, bendecidos logo
pola choiva e o sol, darían viño e pan.
Que baixo dela, ao final do camiño
remataba o seu destino…
O home, tamén foi amasado coa terra
Negra, ou limo do Nilo, coñecida como
“asento das almas”.

Velaquí xuntas e anoadas nun todo a


materia co espírito.
Auga, sombra, luz,
misturadas co corpo da terra
no ventre da nai
son necesarias
para que xurda
o froito, a herba, a flor.
O fillo.
Terra, terra, terra, grilanda de palabras.

terraarteterteraarre
teartearetartraerera
Pablo Gallo
CheloTerra
020»NUCLEO EXTERNO::: :::terrra terrra::: :::NUCLEO EXTERNO«021

SOMOS UNOS IDEALISTAS


—También era mentira lo de las Las vidas de Alberto e Ismael teniendo en cuenta lo aparatoso de adipocitos proporcionan esa sutil
armas. estaban ocupadas con exponer que también él estaba transformación anatómica en la
responsabilidades casi infinitas y interesado en la mujer a la que que uno, siendo el mismo, se ve
Quien esto decía estaba muy rara vez tenían ocasión de Alfredo había puesto el ojo. que ya es distinto. Ismael
tumbado, con dejadez dominical, charlar distendidamente, como esta Ismael, tumbado en el sofá, comprobó, que en su caso y el de
en un largo y carísimo sofá mañana de domingo, tras la fiesta reconstruyó en su imaginación Alfredo, el fenómeno se presentaba
adquirido en una tienda de lujo por que Alberto había ofrecido en su algunas escenas de la noche con una sorprendente sincronía.
el anfitrión, que le escuchaba desde casa. Ismael fue el único invitado anterior, con la ventaja añadida, de Alfredo, como si sospechase que
un sillón de diseño. que se quedó a dormir, un poco por que ahora tenía ocasión de corregir Ismael le vigilaba, abrió los ojos.
la insistencia de Alberto —quien, algunas frases desafortunadas;
Mantenían un diálogo lleno de tras su reciente separación dormiría Lamentó haber bebido para darse Cuando llegó la hora de la
grandes palabras: el que se espera solo en una casa demasiado valor, porque le fallaron las fuerzas, despedida parecieron recobran en
de unos jóvenes profesionales bien grande— y otro poco, porque la y Ana, al ser abstemia y conforme un instante la efusividad que les
informados. Pero el anfitrión —le ingesta de alcohol de Ismael la borrachera de su pretendiente se faltó durante el día y en el
llamaremos Alberto— sufría una sobrepasaba todos los límites y acrecentaba, se mostró cada vez momento de la separación
resaca tan intensa que le impedía hasta el taxista había puesto más distante. recordaron un montón de cosas
discutir en condiciones de política reparos para transportar el bulto que tenían que decirse, pero ya era
internacional. El huésped —a quien balbuciente en que se había Anochecía. Ismael sintió cómo tarde y el lunes se levantarían muy
podéis llamar Ismael—, se convertido a eso de las cuatro de la la oscuridad de los abreviados días temprano. Se abrazaron y
mostraba beligerante pero, mañana. Sin embargo, cuando de octubre caía sobre él. Se irguió prometieron llamarse a los pocos
aquejado del mismo mal, no llegaba el raro momento en que del sofá y se acercó a la ventana. Ya días. Ismael tuvo un instante de
lograba mostrarse obstinado. podían hablar tranquilamente los estaba oscuro y no vio los campos duda pero no se atrevió a

Tonecho
dos constataban que se aburrían que le rodeaban sino su cara preguntarle a Alfredo algo acerca
—Pero ¿a dónde quieres llegar, mucho el uno con el otro. reflejada en el cristal y desde allí de Ana. Varias veces quiso
Ismael? Se trata de defender la escuchó los ronquidos de Alfredo. prolongar la despedida para que
democracia –dijo Alberto, y Alfredo, interpretó que su un azar sacase su nombre, pero
continuó con unas cuantas frases aburrimiento se debía al efecto de Ciertamente la pena de Ismael ignoraba cuál era la pregunta;
aprendidas en los titulares de los la resaca. Situó sobre la mesa una debía ser efecto circunstancial de la quizá solo quería hablar de ella.
periódicos. caja de zapatos, levantó la tapa, y urbanización donde vivía Alfredo. Pasados unos minutos se resaca porque todos sus problemas
puso a disposición de Ismael una Había comprado la casa hacía sintieron más ligeros y a punto estaban solucionados antes de —Nosotros somos unos
Ismael razonó con enjundia gran variedad de remedios. apenas tres años, después de estuvieron de iniciar un diálogo llegar a los cuarenta y ante él se idealistas. Ellas están más atadas a
acerca de la libertad y sus Después de revolver entre envases muchas dudas de su mujer, y en los acerca de sus preocupaciones extendía una indefinida cantidad la tierra, ¿no crees? —dijo Ismael.
dificultades y rubricó su vacíos, píldoras que habían perdido primeros meses tras la adquisición, medioambientales y de la urgente de tiempo del que podía disponer a
escepticismo con un cruce de su contenedor y de leer nombres de habían depositado en ella gran necesidad de aplicar el protocolo su antojo. Pero para Ismael, toda Y Alfredo, que no entendió la
piernas sobre el cuero del sofá que sustancias que jamás había parte de sus ahorros y de su cariño, de Kyoto para salvar el planeta. esa planicie de tiempo vacío era frase, asintió, porque estar de
su anfitrión no tuvo el valor de escuchado, Ismael optó por el hasta que su mujer le abandonó y Ismael era más vehemente en este algo casi preocupante. Apartó la acuerdo era la mejor manera de
reprochar, a pesar de que los ibuprofeno. Alfredo se sirvió un se fue a vivir con un maduro y aspecto, pero Alfredo le presentó, mirada del cristal; miró la concluir la reunión.
zapatos de Ismael dañaban la piel Termalgín combinado con adinerado ejecutivo. reordenados en un plato, los restos habitación desordenada y a su
de una vaca que hace solo unos Pharmaton Complex. Y se de los embutidos que se habían amigo dormido. Y vio también que Cuando Ismael abandonó la casa
meses, antes de servir al confort de dispusieron a esperar el alivio en Si alguien se asomase a la servido en la fiesta y la concordia asistían a ese delicado momento en de su amigo ya era noche cerrada y
la clase media, pacía en los pastos silencio, como si pudiesen escuchar ventana del salón vería, a la regresó a medida que los engullían que algunos hombres reorganizan en el aire había ese olor a moho que
de Galicia. Si exceptuáramos el el trabajo de las pastillas en sus derecha, la línea ondulada y de acompañados por el vino que su estructura corporal y, por una a veces tiene la tierra húmeda.
pitido de oídos que sentían los entrañas. color naranja formada por los había quedado en alguna de las parte, algunas masas de tejido Todavía le pitaban los oídos.
jóvenes, podría afirmarse que a adosados uniformes de la botellas descorchadas la noche conjuntivo parecen desplazarse
estas palabras de Alberto siguió un Los domingos eran días urbanización al descender por la anterior. Una vez que hubieron hacia abajo, mientras por otra, el
largo silencio. particularmente tranquilos en la colina. El de Alfredo era el último y comido, la densa presencia del mayor numero y tamaño de los Manuel Hermida
tenía un jardín en esquina un poco domingo se hizo más evidente en
mayor que los demás. Si mirase de el ánimo de los jóvenes y la
frente vería los campos cultivados y conversación, que ahora versaba
las pequeñas casas dispersas, sobre la variedad de mujeres que
multiformes, en ese caos que habían asistido a la fiesta, fue
configura el paisaje de Galicia. Al desfalleciendo.
fondo, velada por la calima, la alta
silueta de la chimenea de la Central —A mí me parece que te
térmica de Meirama. A la izquierda, divertiste más que yo —dijo
el final de la urbanización, con unos Alfredo.
metros indecisos de tierra de nadie
donde, más allá de la tapia del —No creas.
jardín, se acumulaba tierra con
cemento, trozos de ladrillo y El silencio se instaló de nuevo
rastrojos: las sobras de la en la casa.
urbanización como los restos del
festín del constructor. Y unos Entre los grandes temas y los
metros más allá, la casa del vecino, intrascendentes existía un punto
que no había querido canjear su intermedio donde nunca se
vieja vivienda de piedra y su huerta entretenía la conversación de
por el moderno chalet que le habían Alfredo e Ismael, porque tenían un
ofrecido. Pero ni Alfredo ni Ismael acuerdo tácito, por medio del cual,
se movieron de sus asientos. dos hombres de mundo no osan
Alfredo porque estaba cansado de escarbar en lo personal y no se
la vista e Ismael, porque no sentía permiten confesiones íntimas;
interés por esas extensiones de Ismael no supo cómo vadear esa
tierra llamadas paisaje. tierra pantanosa, sobre todo
Sandra García
022»ASTENOSFERA::: :::terrra terrra::: :::ASTENOSFERA«023

PROPIEDADE E PERTENZA

Alex del Río - foto / David Castro - texto / Victoriano Fernández - pintura
«Menos tu vientre, todo es oscuro
Menos tu vientre, todo es futuro fugaz, pasado
[valdío y turbio
Menos tu vientre, todo es oculto
Linde, marco, escritura.
Menos tu vientre, todo inseguro, todo postrero,
Aluguer e propiedade. Papeis.
Posesión, tenza, caseiro: [polvo sin mundo
Dono, amo e señor. Menos tu vientre, todo es oscuro
Valado e porta, rocha e penedo. Menos tu vientre claro y profundo»
Vila, pobo, aldea.
Fronteira, porta, valado.
Pasaporte. Visado. Máis papeis.
Miguel Hernández
Posto, cargo, servidor público:
Conselleiro, alcalde e presidente.
País ou patria, nación ou pobo.
Comunidade, bisbarra, provincia.
Mapa, patria, país.
Usufructo. Colonia e conquista.
Pretenza, identidade, nacionalidade:
Estranxeiro, nacional, autóctono.
Importación e exportación, arancel e
alfándega.
Lugar. Veciño. Casa.
Emigrante.

María
Partixa.
Ordenación do territorio
¡Lei de costas!
…por non falar de prados, de montes,
de penínsulas e istmos, de
continentes…
Pertenza…
Raíces e froitos.

Iago Alvite
024»MANTO::: :::terrra terrra::: :::MANTO«025

El mismo día que volví a hablar con Mamen después de Lala era una perra buena. Nunca la oí ladrar ni la vi un día que casualmente hacía un recado por aquella zona, cosa sí que tienes razón: una chimenea no me vendría mal
mucho tiempo, supe que su perra Lala acababa de morir. morder a nadie. A todos nos hacía gracia en cuanto la me acerqué a verla. para calentar esta nevera donde vivo. O mejor aún,
Lala siempre había sido delicada de salud. Desde que veíamos porque llevaba la lengua siempre fuera de la Estábamos a principios de otoño y hacía uno de esos cambiarme de piso. Llevo un tiempo pensándolo, y en
nació arrastraba dolencias de todo tipo que la hacían boca, debido a una parálisis que había sufrido años atrás. días radiantes que te permiten despedirte del verano poco cuanto encuentre algo que me guste, me voy.
visitar al veterinario tan a menudo como si se tratase de Y soltábamos tales carcajadas que Mamen acababa a poco. Por eso me llamaba la atención la oscuridad y el Y mirando a la perra, que roncaba a nuestro lado:
un viejo y achacoso perro. Eso lo sabía Mamen desde enfadándose con nosotros y hasta con la pobre Lala. frío de su casa. No me atreví a decir nada, pero me —A Lala también le gustará mudarse. Este frío y esta
antes de adoptarla y le hizo dudar mucho sobre si —¿No ves que se ríen de ti? —decía— Métete esa preguntaba cómo alguien podía ser capaz de vivir a gusto humedad le sientan fatal a su artrosis.
quedársela o no. Llevaba años viviendo sola y se sentía a lengua dentro de la boca, ¡vamos! en un lugar así. Al menos Lala parecía que sí, porque Ese día nos despedimos con los habituales buenos
gusto con su libertad. No depender de nadie, ni tener a — Como Lala la miraba con cara de entenderla, pero no dormía apaciblemente en su cama de esponja, abrigada propósitos de vernos más a menudo, pero como todo tiene
nadie que dependiese de ella, le permitía hacer con su movía ni un músculo, y menos aún la lengua, mi amiga, con con un jersey que le había hecho Mamen y tapada con su su tiempo, por mucho que lo queramos ignorar, esta vez
tiempo lo que quería. Pero con una perra, sobre todo tan un movimiento que la práctica había hecho rapidísimo, manta de cuadros. no pasaron semanas, ni meses, sino algo más de dos años
enfermiza como esa, sabía que su vida iba a cambiar. acababa haciendo volver la lengua a su sitio ella misma. sin que tuviésemos ningún tipo de contacto, cada una
Un poco a regañadientes, cedió al chantaje emocional Yo conocía muy poco a Lala. En realidad sólo la vi un ensimismada en su rutina. Perdimos también la relación
de su madre, que estaba encantada con la idea de que su par de veces. La primera a los pocos días de conocer a con nuestras amigas comunes. Rosa dejó de trabajar en mi
hija viviese acompañada. Mamen. Coincidimos en un curso de formación al que nos EL MISMO DIA QUE VOLVI A HABLAR CON MAMEN DESPUÉS DE oficina, así que acabamos por no saber nada la una de la
—A ver si desahogas tu mal humor con alguien y dejas enviaron nuestras respectivas empresas, sentadas, codo MUCHO TIEMPO, SUPE QUE SU PERRA LALA ACABABA DE otra.
de gruñirnos a todos, hija mía. con codo, delante del mismo ordenador. MORIR.LALA SIEMPRE HABIA SIDO DELICADA DE SALUD. DESDE QUE Hasta que, con la misma falta de planificación con que
Concertó una cita para conocer a la perra. En aquel No se puede decir que nos cayésemos bien a la VISITAR AL VETERINARIO TAN A MENUDO COMO SI SE TRATASE DE UN nos habíamos dejado de ver, un día decido levantar el
momento, pertenecía a una vecina de sus padres y era la primera, pero después de varias semanas juntas, y a pesar teléfono y digo:
última de la camada que quedaba por encontrar casa. Para del carácter reservado de Mamen, descubrimos que —Hola, Mamen. ¿Cómo estás? ¿Y Lalita?
sorpresa de todos, a pesar de su aspecto poco agraciado, a teníamos bastantes cosas en común. —Ah…, hola, sí. —contestó Mamen con una voz más
Mamen le gustó en cuanto la vio. Y cuando Lala salió de Al finalizar el curso, debíamos presentar un trabajo con Pasamos la tarde bebiendo té y ojeando revistas. seria de lo habitual— Lala acaba de morir. Ahora mismo
su cesta, se le acercó caminando tan torpemente como lo el que demostraríamos que el dinero de la empresa había Mamen fumaba un cigarrillo detrás de otro. De vez en me iba al veterinario donde la tienen…
iba a hacer toda su vida, y le humedeció la pernera del estado bien invertido, aunque todos supiésemos que cuando se levantaba para enchufar un ambientador Me fue imposible continuar hablando con ella.
pantalón con su hocico de perra, supo que iba a estar con mejor hubiera sido gastarlo en unos cuantos buenos antitabaco que despejara el ambiente y yo aprovechaba Después de un tiempo, la vida volvió a colocarnos en
ella para siempre. manuales y un fin de semana en un balneario para cada para cambiar de revista. En algún momento le dije: el mismo camino:
empleado. En lugar de eso, tuvimos que reunirnos las dos —Qué escena tan cinematográfica, con la perra, los —Tienes que venir a ver mi nueva casa. Ya estoy casi
un sábado por la tarde, así que decidimos quedar para libros, el té… Sólo te falta la chimenea. instalada del todo —me dijo por teléfono.— Así nos
trabajar en mi casa. —Déjate de romanticismos —me espetó ella—. Me ponemos al día después de tanto tiempo.

ROSAL DE INVIERNO
Como no le gustaba dejar a Lala sola durante mucho parece que ves demasiadas películas cursis. Pero en una Nunca llegaré a saber hasta qué punto le costó
tiempo, la trajo con ella. Fue la primera y la última vez. acostumbrarse a la vida sin Lala. Me contó que había
Por aquel entonces, mi gata Malena y yo vivíamos en un pasado un tiempo fuera de la ciudad, en una casita que
segundo piso de la calle San Nicolás, en uno de esos viejos tenían sus padres en el sur, aislada de todo, esperando
edificios con balcón enrejado. A Malena le gustaba encontrar fuerzas para enfrentarse a la realidad.
pasarse el día asomada a él, viendo a la gente caminar por Así que me alegré de verla ahora tan animada.
la calle. También me alegré al ver su casa y enseguida pensé que a
Y ahí es donde estaba cuando entró Lala, corriendo Lala le hubiese gustado. Era el último piso de un edificio
atropelladamente hacia ella con la lengua fuera, como muy alto, lo que le daba unas vistas impresionantes de la
siempre que quería saludar. Era la primera vez que ciudad, mucha luz y una terraza estupenda.
Malena veía un perro tan de cerca y como nunca quiso —Fíjate, hasta podría tomar el sol en verano, si no me
aprender del todo mis lecciones de hospitalidad, explotó pareciese una estupidez y una pérdida de tiempo.
una crisis de maullidos, bufidos y arañazos que casi —Y yo llenaría la terraza de plantas —dije yo.
termina en tragedia. —A mí no se me dan bien las plantas —contestó,
—Lo siento mucho, —dije yo en cuanto conseguimos señalando la única jardinera con tierra de la terraza. Había
apartarlas— quizás necesiten algo de tiempo para en ella un rosal que parecía plantado recientemente,
conocerse mejor. porque el tallo aún estaba verde, pero con todas las hojas
—¡Uf!, no creo que pueda ser. Terminarán haciéndose caídas sobre la tierra, a pesar de estar en plena primavera.
daño y Lalita llevaría la peor parte. ¿Verdad que sí, —Pues te aconsejo que quites las hojas secas, para que
churri? —decía Mamen mientras le rascaba las orejas para la tierra respire, o se te llenará de hongos.
tranquilizarla. Ese día no hablamos de nada que le pudiese recordar a
Así que las siguientes veces que Mamen volvió a mi Lala. Yo no me atrevía a sacar el tema hasta que ella no lo
casa se quedó poco tiempo, porque tenía que sacar de hiciese. Y eso no sudeció hasta meses después, a
paseo a Lala, o darle la cena a Lala, o porque ya llevaba principios del invierno, cuando volvimos a vernos en su
demasiado tiempo sola. casa. Quería hacer unas reformas en la cocina y esperaba
Estaba claro que Lala era como una hija para Mamen. que yo le diese mi opinión. Decía que yo siempre había
Y como cualquier hija, era la que más alegrías y más tenido idea para esas cosas. Quiso entonces contarme
disgustos le daba. Pero, a pesar de tenerle que dedicar cómo habían sido los últimos días de Lala. Me confesó
más cuidados de los que se dedicaba a ella misma, nunca que había sentido escalofríos al recibir mi llamada
oí a Mamen quejarse de ello. Estaba tan presente en su precisamente el día después de su muerte, cuando iba a
vida que cuando pasábamos tiempo sin saber la una de la llevarla a incinerar.
otra, la primera frase que nos decíamos siempre iba —Me costó mucho decidirme. Yo quería enterrarla.
dirigida a la perra: Siempre me gustó la idea de la vida volviendo a salir de la
—Hola, Mamen, ¡cuánto tiempo! ¿Cómo estás? ¿Y tierra. La energía que se transforma, ya sabes… Pero no
Lalita? —solía preguntarle. Incluso ahora que ha muerto, sabía dónde. No encontraba ningún sitio cercano donde
a veces me sorprendo justo a punto de decírselo. me permitiesen hacerlo.
Mamen y yo teníamos un par de amigas en común, —Así que la incineraste.
también compañeras de profesión. Rosa, que trabajó con —Sí, me convenció mi familia y ellos se ocuparon de
ella durante años, después fue empleada en mi oficina. A todo. Hasta consiguieron un servicio del Ayuntamiento
veces nos poníamos al día: que se dedica a esas cosas y después te entregan las
—Oye, ¿sabes algo de Mamen? ¿y cómo estará Lala? cenizas.
Ese “cómo estará Lala” nunca fue una pregunta —¿Ah, sí? —pregunté yo, pensando en el futuro de mi
retórica. La contestación de Mamen solía consistir en un gata— ¿Y después que hiciste con ellas? —me atreví a
informe detallado de su estado de salud, de si preguntar.
precisamente la acababan de operar de un quiste, o de si —No creas que las tengo en una urna, ni nada
hacía unos días que había terminado la convalecencia de parecido. Ven y mira.
un cólico de riñón, o que le había salido un flemón y casi Me llevó a la terraza, donde todavía daba el sol en ese
no podía comer, la pobrecita. Algunas veces, las menos, día de diciembre. Allí estaba la jardinera con el rosal de la
no había ningún problema, pero precisamente iban a salir última vez. No hubiera creído que iba a sobrevivir, pero
hacia el veterinario para una revisión rutinaria, o a allí estaba, y esta vez con unos brotes nuevos que
ponerse las últimas vacunas. asomaban por todas sus ramas. Y Mamen, con una sonrisa
Mamen y yo no solíamos vernos demasiado a menudo. tímida, los señaló, diciendo:
Pasaban semanas e incluso meses sin que nos —Resulta que Lala es un rosal de invierno.
encontrásemos. Yo había estado varias veces en su casa y
sabía que seguía viviendo cerca de la estación de trenes, y Monserrat Llamas Blanco
026»LITOSFERA::: :::terrra terrra::: :::LITOSFERA«027

ESCAMAS DE BARRO AMANECER DEL CORO DIEZ HAIKUS SOBRE LA TIERRA


Levantan los arqueólogos Y LO QUE FLORECE EN ELLA
las calles de la ciudad Ábrase la palabra, únanse las voces:
y descubren que sobre
los muros guía del infiel hay un eco de sueños incumplidos
se construyeron
los hogares cristianos.
que se propaga mientras amanece. Yace la tierra
Nuestro nombre es el mismo con variantes muda como una sombra
de luz vestida.
Ana Santos Payán como el sol es la luz cada mañana
o la sombra se adentra en el silencio.
Nunca ha habido en el mundo música solitaria, Se apaga el cielo,
y la tierra enmudece.
lo saben quienes cierran los ojos al cantar. Vuelve el ganado.
Que no desciendan dioses
a dictar partituras a la tierra La flor que duerme
y se eleve una lenta melodía bajo la atardecida
SINFONÍA TITÁN su aroma exhala.
sin más prodigio al lado que su verbo,
Gustave Malher su canción duradera con voz breve.
Palpita de odio Se hace el silencio,
esta tierra, Andrés Neuman y la noche desciende
como Europa en llamas sobre la tierra.
después de tus naufragios.

Palpitan las horas lentas


–sangre
7 CENAS DE BORBOTOM Las hojas yacen
o furia de Dioses– en la tierra, ya muertas,
anxos romeo —Não estou para isso. Deixo ir a líbido pelo traço com tal como lágrimas.
del amanecer más frío. ingredientes estatéticos. Posso perguntar se a minha obra não será a
marmorização de um cármen poderoso e linfaz. Ou porque adiro ao que me
Sai?
Luna Miguel Rosas y lirios:
aurelino costa —Nada disso, o que dizes é pura iletracia. Não há ¡qué gran felicidad
quiroteórico que não saiba que o que dizes é o resultado do jogo do burro veros de nuevo!
entre mefistontem e veronica martinez delgado. Toca, raul, não ligues. A
minha terceira perna anda mais que a vossa. Anda na cabeça. Soletra os
areais por atingir.
Feliz respiro
mariana ianelli —As putas permanecem como nossa suméria. Os galgos aromas y fragancias.
não conhecem outra direcção. Têm os olhos nos cornos. É a cegueira. Em Senda del bosque.
nenhuma apresentação de livros testemunhei a existência de raptores de
sabinas. O fole é restrito ao consenso. Virgem, ó meu património imaterial,
tatua-me a pele que estou enviando por correio.
¿Ella me quiere?
anxo pastor —Quiçás possam caber todos na galeria. Parece pequena mas Flor, espejo del cielo,
estamos a falar de micro-poetas dime si es cierto.
Indicios de nai maria lado —Eu não sei falar ao micro.
na terra busco. josé carlos soares —Não é bem falar. E sabes que existem nos falanstérios
Voy de viaje.
Las montañas y valles
Hai alguns ossinhos mais importantes que o quadrado da hipotenusa. Isto não é

Pablo Gallo
como parece. Algumas coisas que aparentam fascínio são mera terapia, um hoy me saludan.
dedo enfiado no esfíncter da cultura. Não podemos estar sempre sentados.

alexandre pinto —Eu gosto de andar a pé. No antigo egipto não havia Débiles tallos:
Lois Carril
transportes públicos. Embora o mar morto não seja a jóia. Estamos flácidos sostenéis lo más frágil
no verbo antigo, refiro outro artesanato.
de la Belleza.
Alberto Augusto Miranda

Bruno Choni
028»LITOSFERA::: :::terrra terrra::: :::CORTEZA«029

FOMOS PANXEA. AINDA QUE HOXE A DERIVA NOS TEÑA CONVERTIDO EN CONTINENTES

Xeomagnetismo
ALGUNHA VEZ FOMOS PANXEA. Unha relva. III
AINDA QUE HOXE A DERIVA NOS TEÑA Amamantará aos teus fillos con lava.
CONVERTIDO EN CONTINENTES. Basalto. Os minerais son os compoñentes fundamentais
Ira. da Terra desde a cortiza ata o núcleo
A terra roxa de Tara. Volven crecer especies espontáneas, pero é moi
Esta terra é miña. difícil que se volva ao bioma orixinario
II Herdarás a terra. A biosfera é, pois, o marco dunha continua
Terra e liberdade. circulación de materia percorrida por un fluxo
Relación de páxinas de investigación da Rede A terra vista dende o ceo. de enerxía
Temática de Ciencias da Terra de España Coller un anaco de barro e dicirlle “Ti serás A unión coas terras emerxidas está constituída
xente”. pola plataforma e o talude continental
ANTÁRTIDA A terra removida para sementar a vida. Gondwana escíndese; aparecen os primeiros
BLOQUES DE XEO Para sementar aos mortos. mamíferos
MEGACRYOMETEORS As cerdeiras, os carballos, o uz. Abríndose A taiga é a formación vexetal máis vasta do
XEOLOXÍA PLANETARIA paso. mundo
METEORITO DE RELIEGOS As vetas de prata.
ROCHA DE GETAFE ≠ É posible saber todo iso
XEOLOXÍA MARIÑA Pegadas que miramos perplexos. É posible. Mesmo tranquilizador
XACEMENTOS MINERAIS DO YUCATÁN No centro da terra.
MINERAIS COLTAN Océanos resecos.
JAROSITA Cerámicas perdidas. O teu nome
ICGP-UNESCO Patacas sucias. O rostro que terán as fillas dos meus fillos
ERICA O meu rostro aos 7 anos
E alí arriba Sirio. O meu xesto cando ti leas esta liña
As listas son misteriosas. Amosan a Rindo da nosa manía de andar cabizbaixos, O teu xesto cando eu deixe de escribila
inxenuidade de intentar acaparar o mundo que as mans nos petos, A forma da nube que vin por primeira vez
as rodea. Son instantáneas: nunca captarán a dándolle patadas a un meteorito. O que dirá tanto marciano de nós
esencia toda dun momento, o olor, o tacto, o E cómo será esa vida cibernética ou non
son... pero xogan co encanto da conxelación do húmida
mundo. Conxelar unha imaxe é un truco A terra da que proceden os meus antecesores,
audiovisual que nos permite (como a deuses o nome segredo desa terra que se leva
que asisten a unha representación humana) incrustada coma esmeralda no código xenético,
deleitarnos no instante, no detalle. No fuxidío. xunto á barbarie, a promiscuidade e a ironía...
No banal. Todo iso seino a penas

Conxelo esta lista de páxinas que aparece en É de mal gusto sabelo todo na terra
Internet acerca da Terra. É de mal gusto dicilo todo nun poema

Terra.
Estíbaliz Espinosa

A cousa que pisas.


Esa especie de multiorganismo dotado dunha
intelixencia capaz de extinguirte.
O que masticaban mulleres do século XV con
devota e pálida tez.
Nenos e embarazadas. Comendo terra.
O acre xeito de morder o pó.
O gosto metálico da terra. Terra.
A padas de terra sucédese unha era tras outra.
Estratos para contar o tempo.
O cranio dun neno que foi arrebatado por un
ave
hai dous millóns de anos. Na terra. Na terra as
pegadas do coche
que acaba de arrincar deixándote soa. Nunha
paraxe que cheira a terra,
tan fortemente
que non podes nin sospirar
finxir que nadas
prender lumieiras.
Terceiro planeta visto dende o sol. Nin sequera
arde. Nin é o primeiro. Nin o último, que
tamén é un xeito de saír do grupo.
Terra ten o estatuto inamovible da Realidade.
Subirás moi alto.
Regresarás a ela nunha aceleración constante.
Fará un leito para ti. Un socalco. Un rego.
920»AZETROC::: :::arrret terrra::: :::CORTEZA«031

.SETNENITNOC NE ODITREVNOC AÑET SON AVIRED A EXOH EUQ ADNIA .AEXNAP SOMOF MI ABUELA ME ENSEÑO A PODAR LOS ROSALES No se pueden cortar los nudos porque de ahí nace una

omsitengamoeX Respira
rama nueva. Laurent se desenrolló la camisa que formaba
un cordón invisible alrededor de su cuerpo. Notó como
breves gotas de sudor resbalaban por su cuello hasta
perderse en la línea de su pecho.
La espalda es de los otros. La ofreces sin saberlo. La
das. Podría decirse que no es tuya. Mi abuelo colocaba la
mano sobre mi espalda. Una mano llena de vello y
III .avler ahnU .AEXNAP SOMOF ZEV AHNUGLA A mi amiga Sara porque yo también ME- MORÍA
.aval noc sollif suet soa áratnamamA AÑET SON AVIRED A EXOH EUQ ADNIA rugosidades. Ancha, de uñas cuadradas y bien cortadas. Su
siatnemadnuf setneñopmoc so nos siarenim sO .otlasaB .SETNENITNOC NE ODITREVNOC A Laurent, por inclinarse a besar mi mano mano no miente. Esa mano va conmigo, siempre hacia
oelcún o ata azitroc a edsed arreT ad .arI adelante. Laurent se sacude la espalda de la camisa.
iom é orep ,saenátnopse seicepse recerc nevloV .araT ed axor arret A
oiranixiro amoib oa avlov es euq licífid .añim é arret atsE Pequeños trozos de tierra caen a la tierra. La tela se pega y
aunitnoc ahnud ocram o ,siop ,é arefsoib A .arret a sáradreH II despega del cuerpo y lo hace temblar.
oxulf nu rop adirrocrep airetam ed nóicalucric .edadrebil e arreT
aíxrene ed .oec o edned atsiv arret A edeR ad nóicagitsevni ed sanixáp ed nóicaleR Me gusta que me peines, abuela. Lo haces despacito sin
adíutitsnoc átse sadixreme sarret saoc nóinu A sáres iT“ ellricid e orrab ed ocana nu relloC añapsE ed arreT ad saicneiC ed acitámeT pegar tirones. Yo bajo y subo la cabeza y el peine clava sus
latnenitnoc edulat o e amrofatalp alop .”etnex
soriemirp so necerapa ;esednícse anawdnoG .adiv a ratnemes arap adivomer arret A ADITRÁTNA
aristas sobre mi nuca. Laurent agacha la cabeza, tiene restos
sorefímam .sotrom soa ratnemes araP OEX ED SEUQOLB de tierra en las botas. De entre la mata de pelo asoma su
od atsav siám latexev nóicamrof a é agiat A esodnírbA .zu o ,sollabrac so ,sariedrec sA SROETEMOYRCAGEM nuca. Su nuca silenciosa. Una nuca donde encajaría
odnum .osap AIRATENALP AÍXOLOEX
.atarp ed satev sA SOGEILER ED OTIROETEM
perfectamente mi mano. Una cueva para mi mano. La piel
osi odot rebas elbisop É ≠ EFATEG ED AHCOR suave, el porte recio, seguro. Sujetando todo su mundo.
rodaziliuqnart omseM .elbisop É .soxelprep somarim euq sadageP AÑIRAM AÍXOLOEX Tocar por un leve instante con la yema del dedo ese valle
.arret ad ortnec oN NÁTACUY OD SIARENIM SOTNEMECAX
.soceser sonaécO NATLOC SIARENIM
minúsculo. Territorio secreto a donde la tierra no sube.
emon uet O .sadidrep sacimáreC ATISORAJ
sollif suem sod sallif sa náret euq ortsor O .saicus sacataP
—No lo vas a adivinar.
OCSENU-PGCI
sona 7 soa ortsor uem O ACIRE —De primero puré, puré de verduras.
añil atse sael it odnac otsex uem O .oiriS abirra íla E
alibircse ed exied ue odnac otsex uet O ,soxiabzibac radna ed aínam ason ad odniR a nasomA .sasoiretsim nos satsil sA Golpea el abuelo mi frente y luego se lleva la mano a la
zev ariemirp rop niv euq ebun ad amrof A ,sotep son snam sa euq odnum o rarapaca ratnetni ed edadiunexni
són ed onaicram otnat árid euq O .otiroetem nu a sadatap ellodnád
nariz. Así adivina los alimentos que acabo de comer.
a náratpac acnun :saenátnatsni noS .aedor sa
non uo aciténrebic adiv ase áres omóc E o ,otcat o ,rolo o ,otnemom nud adot aicnese Laurent tiene la frente llena de grietas entre las que se
adimúh od nóicalexnoc ad otnacne oc nagox orep ...nos incrustan pedacitos de barro. Con las manos extrae con
,serosecetna suem so nedecorp euq ad arret A ocurt nu é exami ahnu ralexnoC .odnum
avel es euq arret ased oderges emon o parsimonia los trozos, fragmentos de un puzzle; su frente
sesued a omoc( etimrep son euq lausivoidua
,ociténex ogidóc on adlaremse amoc adatsurcni )anamuh nóicatneserper ahnu a netsisa euq con barro.
...aínori a e edadiucsimorp a ,eirabrab á otnux .oídixuf oN .ellated on ,etnatsni on sonratieled
sanep a onies osi odoT .lanab oN Espero en el hall a que llegue mi Papá de Madrid.

arret an odot olebas otsug lam ed É ne ecerapa euq sanixáp ed atsil atse olexnoC
Sobre mis pies , tú respiras.
ameop nun odot olicid otsug lam ed É .arreT ad acreca tenretnI
Carmen Abizanda

.arreT
asonipsE zilabítsE

.sasip euq asuoc A


ahnud odatod omsinagroitlum ed eicepse asE
.etriugnitxe ed zapac aicnexiletni
noc VX olucés od serellum nabacitsam euq O
.zet adiláp e atoved
.arret odnemoC .sadazarabme e soneN
.óp o redrom ed otiex erca O
.arreT .arret ad ocilátem otsog O
.artuo sart are ahnu esedécus arret ed sadap A
.opmet o ratnoc arap sotartsE
nu rop odataberra iof euq onen nud oinarc O
eva
sa arret aN .arret aN .sona ed snóllim suod iah
ehcoc od sadagep
ahnuN .aos etodnáxied racnirra ed abaca euq
,arret a ariehc euq exarap
etnemetrof nat
raripsos nin sedop non euq
sadan euq rixnif
.sarieimul rednerp
areuqes niN .los o edned otsiv atenalp oriecreT
euq ,omitlú o niN .oriemirp o é niN .edra
.opurg od rías ed otiex nu é némat
.edadilaeR ad elbivomani otutatse o net arreT
.otla iom sáribuS
.etnatsnoc nóicareleca ahnun ale a sárasergeR
.oger nU .oclacos nU .it arap otiel nu áraF

Natalia Monje
Samuel