Você está na página 1de 1

Salmo Responsorial 39

Tiempo Ordinario Domingo Segundo

Esper confiadamente en el Seor: l se inclin hacia m y escuch mi clamor. Puso en mi boca un canto nuevo, Un himno a nuestro Dios. R. T no quisiste victima ni oblacin; Pero me diste n odo atento; No pediste holocaustos ni sacrificios, Entonces dije: Aqu estoy. R.. En el libro de la Ley est escrito lo que tengo que hacer: yo amo, Dios mo, tu voluntad, y tu ley est en mi corazn. R. Proclam gozosamente tu justicia En la gran asamblea; No, no mantuve cerrados mis labios, T lo sabes, Seor. R.