Você está na página 1de 664
Untversipad Arturo Prar UNIVERSIDAD DE ANTOFAGASTA Univers VERSINAD DE hovree MARIA OLIVIA MONCKEBERG b DE Las Lacos U BRS PLava ANCH be Ciencias or 1a Epucacion, UPLA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE Cate, Usach Universipan pe Tatca UNIVeRstDaD De TaRaracs Ustversipap pe Vauparatso UNIVERSIDAD DEL Bfo-Bfo Universipap Merroro.itana pe Ciencias DE LA Epucaci6xn, UMCE UNIVERSIDAD PecNoLocica MerrorotrraNa, UTEM Ponniicia Universi: Earouica pe Cane Pontivicia UNiversipap CarGLica DE Var EL NEGOCIO DE | «: m -LAS UNIVERSIDADES::. Ba EN CHILE sma fi CHILE Universipap Atserto Hurtano UNIVERSIDAD AUTONOMA| fe CHILE Universipan Bernarvo O’Hiccins UNIVERSIDAD BOLIVARIANA Universipap Carpenan Ran SILVA HENRiQUEZ Dniversipap Cenrrat pe CHILE Universipan CuiLeno- BRrrANica pe Currura UNIVE RSIDAD DE Ac (ONCAGUA Unrversipap} be Arres, Crencias y Comunicaciones, Uniacc UNIVERSIDAD DE Akres y Ciencias SociALes, ARCIS Universtoap pe Crencia BE La InrormAtica, Uctne UNIVERSIDAD DE Las AMERICAS Daiversipap pe Los Apes Unrversipap pe Rancacua UNIVERSIDAD BE Vita DEL Mar Unrverswwan pet Desarrotto UNIVERSIDAD] DEL Mar Unriversipap pet Pactrico UNIVERSIDAD DiEGol PORTALES Untversipap Finis Terrae UNIVERSIDAD GABRIELA MISTRAL Universipap IneroaMeRICANA DE CieNcIAS ¥ TECNOLOGIA, fsicrr Unrversipap INTERNACIONAL SEK Universipan Li Rérosiica UNiveRSIDAD MAriTIMA DE CHILE Universtpap Mayo UNIVERSIDAD MIGUEL DE CERVANTES Universipap Naciona: fixpats Bento UNIVERSIDAD. ) DE VALDIVIA Unrversipan REGIONAL San Marcos UNIVE SAN SEBASTIAN Untversipat ero Tomis UNIVERSIDAD TECNOLOGICA DE CHILE Ustvergn. EI negocio de las universidades en Chile MARIA OLIVIA MONCKEBERG NS ong ec mvs em Ce Primera misfire alnsember de 20007 Sepanuta ection aga Ae 2011 (© 2007, Matis Olivia Monchabéng Pura © 2007, Random Hote Mandadort 5.4. ‘Maroed 200, peo, Santig de Chie Tilo: 7 ROE) f Fane THD 1 “Eau ina ob werwrned Se Sore oS eee started Ta a acon enable aml lye fa reproicién weal de eta oben por cuaiquiet edie Ierepopall ye usted» auido de cl roam style press pall rind in Chi -impren em Chile ASDA NSH. LOIS. ‘leginso de Propiedad fnrdccrual N° 167518 isch portaita y dagramaciin veneer Amaia Rute Jers Imprimer salen A, Gractas PROLOGS EN LAS LADERAS CORDILLERANAS La PLATA DULCE IME LAS INMONILAARIAS Pitias DE TEMPORADA, EL svexo PLaNeTAmO DE Rocns Los DOMINIOS DE NARS FILOMENA La “AUTONOMA™ UNIVERSIDAD bE Los Rint De Masuano “Excana” « Pengo pe VALoIViA LAIUMON DE SER AGRONOMO Los Nicocios be GUILOFF CoN et roco EN VALPARAISO: PUBLICIDAD, “OFERTONES™ ¥ stLescioss Vente AROS DESPUES DE FEDERiCE REPERCLSKON EN LAS GRANDES PACULTADES. La BATALLA POR LA INVESTIGACION EN tA Orne ToNTICIA ‘BL Pasaje. DE CONCERCION EL PRONDOSO ARBOL DE LOS SUBSIDIOS eee e eee RE sist ee 1, UBIVERSIDADIES POBLICAS. 2. UNIVERSIDADES PARTICULARES 3, UNIVERSIDADES PREVADAS. Noras fxpice onoMASTICN Reece 128 151 214 231 320 351 375 eS 530 574 576 588 596 624 652 GRACIAS A la Pundacién Ford, pore! apoyo que hizo posible gran parte de la inves- tigacién que dio oigen a este libro, Un reconocimiento especial al socidlogo y Genises politico Augusto Varax —hoy presidente de la Fundacién Equita—, quien era | representante de la Fundacién Ford para la Regidn Andina y el Cono Sur, cuando inicié este proyecto. ‘Mis agradecimicntos a todos los entrevistados que entregaron sai testimonio y apreciaciones. que permitca comprender mejor fo que ocurre con has universidades en Chile. A quienes consulié durante csta investigacion ya los que x¢ acercaroa ‘oponcincamente a entregarme nuevas pistas para seguir indagando, Ea el trayecto de esta nucra aventura profesional estuvieron cerca periodistas de gencraciones mds jévenes que, con su aporte. sus comentarios y xu aliento, conttibuyeron a cnriquecer la investigaciOn, Fin particular, agraderco a Alejandra Zithiga Sepalveds, quien desde el primer dia me ayudé en la recopilacin de antecedentes, en seguimiento de la prensa y en la revisiéin minuciosa del cexto hoy transformade en libro. Maria Olivia Brawne Manckeberg, hija y “colega’, y Ximena Péo Figueroa, jefa de carrera de la Escucla de Periodiamo de la Universidad de Chile, fueron ‘as primeras lectoras de los originales, sicmpre dispucstas a aportar una idea, pedir una precisién o hacer una critica, con su aguda mirada de edivoras. (Colabord en fa etapa inicial Claudia Lagos Lira, con quien hice algunos reco- tridos por los “barrios universitarioa”. Andrea Damedel Penna y Macarena Pefia y Lillo Araya. cgresadas de Periodiamo de la Universidad de Chile, me acompafaron también en algunas olservaciones “en terrena”; cooperaron en la realizacién de entrevista: a estudiantes, y verificaron antecedentes referidos a las organizaciones estudiantiles. Mucias Zurita, crudiante de Quinto Afio de Periodismo de la Uni- versidad de Chile, coopend cn la recopilacién de algunos datos y testimontos para el capitulo V, Natalia Raniire: Piischel, egresada de Perioditmo de la Universidad Mayor de Temuco, contibuyé con reportee y entrevintas en exa ciudad. ‘Agradezco, finalmente, a Furide Zerin Chelech, directora del Instituto deb. Comunicacién ¢ Imagen de la Universidad de Chile, ICEL, y Premio Nacional de Periodisme 2007, y al profesor Gustavo Gongilez Rodriguez —director de la Escuela de Periodismo en los dltimos cuatro afios—. por el constante interés que han manifestado por el desarrollo de esta investigacién orientada a mostrar Jos alcances del negocio de las universidades en Chile PROLOGO Desde que puse el punto final a mi libro anterior, La privatizacién de las universidades. Una historia de dinero, poder ¢ influencias, publicado en noviembre de 2005, supe que no podia abandonar el tema, Que las observacioncs ¢ indagaciones que le dicron vida dejaban inquictudes ¢ interrogantes pendientes que tenia que seguir dilucidando. ‘Orienté entonces el foco hacia el presente. ¥ he seguido la pista de lo que ocurre en este “mercado” de las universidades —oomo algunos lo llaman—, que ha hecho posible el sideral avance numérico experimentado por los matriculados en la educacién superior en Chile en las tltimas décadas. He dirigido la biisqueda a develar los secretas de este gran “negocio” que mucve miles de millones de délares y que apunta a forjar el pensa- mniento y fa aecién de los jévenes de hoy y de los lideres del mafiana. Durante este tiempo —casi dos afios— las hipétesis, las sospechas y las dudas que tenia al comicnzo, y que dejé planteadas en el libro anterior, han encontrado inquietantes respuestas. Cuando reviso mis apuntes y documentos iniciales, percibo que los hechos detectados a lo Tango de este periodo demuestran que las anomalfas son mas agudas, los problemas mis profuados, los absurdos més evidentes y los lazos que impiden al Estado actuar para mejorar las cosas, mds apretados, Este “mercado” de las universidades en Chile s extraordinariamente hererogéncoc incluso “cadtico”, dicen muchos. Y pocos discuten su falta de transparencia. Tras los brillos de rutilantes avisos publicitarios, las palabras no dicen lo que las cosas son y las cosas que son muchas veces ne se nombran. Detris de las fachadas de casas o edificios que sc llaman universidades, suelen esconderse actividades y operaciones que poco o nada tienen que ver con la vida académica, la investigacién universicaria o la formacion de cientificos y profesionales: las inmobiliarias, las “prestaciones de servicios", las sociedades andnimas cetradas-o limitadas que esconden su verdadera actividad y otras formulas habiruales ya en ese ambiente, configuran un panorama donde el lucro —aunque s¢ le cambie el nom- bre— es motor y protagonista central. En roral existen hay 61 universidades. Vienticinen de ellas son pribli- cas o particulares con apoyo del Estado, que pertenecen a corporaciones 9 EL NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE regionales oa la Iglesia Catdlica. Son las que integran el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas. En vodas ellas los alumnos pa- gan matriculas y aranceles, salvo los que reciben beca o alguna ayuda cn razin de su condicidén socioeconémica. EN DOBLE DIMENSION El resto, es decir 36 universidades, son privadas, nacidas después de 1981. Parte de los objetivos de esta investigaciém ha sido establecer quié- nes son sus verdaderos propictarios, al menos de las mds significativas, bajo qué formas obticnen sus utilidades y como funciona este negocio que tiene una doble dimensién: para unos es simplemente ganar dinero como sea, y la educacién pasa a ser simplemente una metcancia o un servicio que s¢ otorga a cambio de un clevado arancel que pagan los alumnos clientes. Para otras, el negocio tiene un sentido de més largo plazo y se entron- acon la “misién” de generar una sociedad acorde con los postulados de quienes la controlan. Las donaciones que se concentran en algunas de las consideradas mas atractivas como proyecto cducacional por podero- 05 grupos ccondmicos locales —que son gratificados con importantes rebajas triburarias—, marcan también una pista: para los donantes esas casas de estudio a las que les entregan suculcnras sumas de dinero son confiables para encargarles la formacién de las elites que dirigirdn el pais del furur, No es extrafio entonces que sean la Universidad de Los Andes, la principal “labor” del Opus Dei en Chile, y la Pontificia Universidad ‘Calica, las mas favorecidas. De los cetea de 700 mil estudiantes que estan en la cducacién supe- rior hoy, mas de 500 mil son universitarios. En forma crecicnte se han incorporado los provenientes de familias de ingresos medios y bajos, que seendeudan para conseguir un tituln profesional que—ae supone— los hard mejorar su siruacién sncioeconémica en e! futuro. El Consejo Ascsor Presidencial de Educacién Superior, quc encabeza el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Petia, planted en su primer Informe de Avance que “el sistema de educacién superior es fundamental para el desarrollo del pais, la igualdad de oportunidades y la calidad de la vida civica”. Subraya que la “educacién superior estd llamada a enriquecer las vidas individuales y a su vez enriquecer la vida en sociedad”, No abseante, cn tas actuules condiciones no parece muy posible que ella respanda a ese llsmado. 10 PROLOGO: Por ley, en Chile las universidades son corporaciones o fundaciones sin fines de lucro. Sin embargo, en la realidad, las universidades privadas obrienen cuantiosas utilidades, mientras sus verdadems duefos usin diversos subterfugios para lograr captar mas dinero, proveniente de Jos clevadas aranceles que pagan los “estudiantes clientes”, para seguir haciendo funcionar la maquina de esta peculiar industria. Develar cémo opera el rentable “negocio” en las universidades priva- das ex rarea compleja que implica tomar los hilos de rupidas redex que ocultan con sofisticadas operaciones la verdadera informacién sobre el manejo de los recursos, "Todo cs legal”, es una afirmacién que se sucle escuchar, pero también lo es que, en la mayoria de los casos, nada es verdadero, El negocio, que se hace posible gracias al disefio de alambicadas fSr- mulas para buslar la ley, s¢ ha extendido mas alli incluso de las propias universidades y los bancos irrumpen como nuevos protagonistas en este ‘escenario. Un hito en esa linea lo mares la posibilidad de otorgar créditos con aval del Estado a estudiantes de universidades privadas. Pero la arraccién de los bancax porel nuindo univessitario va mis all de esos préstamos y de las cuentas de las propias universidades. Los estudiantes, sobre todo los de carreras apetecidas en materia de campo laboral, constiruyen otro foco de interés: los perciben como porenciales clientes a los que preten> den incarporar cuanto antes como consumidores de créditos. Una muestra de los atractivos para quienes sc benefician con sus resultados ¢s que las universidades han Iegado a estar entre los prin- sipales avisadores publicitarios en los dltimos afios, en la medida en que aumenta la masificacién de la educacién superior, Las surmas que “inviercen” en publicidad s6lo son sobrepasadas por las que gastan los supermercados y grandes tiendas, Pero mientras se avecina otra temporada de bombardeo de promesas y atractivos llamados, las incégnitas pesan sobre el fururo que puede tracr no sélo desilusiones, sino deudas y angustias para los miles de estudiantes que ingretan hoy tras a conquista de una profesidn universitaria. Son ellos y sus familias los principales “financistas” de toda esta actividad, a través del page de sus aranceles. Aunque Chile destina un 2,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a educacidn superior, la mayor parte de ese gasto lo hacen las familias, mientras cl aporte del Estado ha disminuido proporcionalmente y esti entre los mas bajos del mundo. EL NEGOCK DIE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE La légica imperante también afecta a las otras universidades tradicio- nales del Consejo de Rectores: las particulares con apoyo estaral, entre las que estdn las universidades catdlicas, la de Concepcidn, la Austral y Ja Federico Santa Maria, reciben dincros del Estado pero ningdn ente externo a ellas regula el destino de sus fondos ni sus actividades. ¥ hasta on las estarales ocurren situaciones que, amparadas en la “autonomia”, en el afin mercamtilista y en la falta de herramientas del Estado para controlar, han llegado 2 extremos que no sila dafian a miles de alumnos, sino quea la esencia misma dela universidad publica, como ha ocurrido can la Universidad Tecnolégica Metropolitana, UTEM. Para los civiles que acompafiaton a Pinochet en su gobierno fue un objetivo estratégicn la destruccién de la Universidad de Chile, la Universidad Técnica del Estado y el restar la influencia de algunas con voracién publica como fa de Concepcidn. ¥, aunque no to pudicron cumplir a cabalidad, las acciones emprendidas bajo la dictadura dejaron huellas profundas en «| desarrollo de esas entidades. EI modelo de libre mercado basado en la Escuela de Chicago, y las herencias financieras y académicas conrribuyen a limitar el ral histérico que estas entidades han tenido en Chile, al servicio de la sociedad. Salvo contadas excepcioncs, tampoco s¢ ha visto que el Estado se inverese por dar un trato especial a las universidades regionales derivadas, que son muchas veces asfixiadas por la competencia de sedes privadas que se abren a diestra y siniestra, amparadas en la autonom(a. REDES, TRABAS ¥ LIMITES Dentro del “mercado” hay de tado y para diferentes gustas, aunque hasta ahora se pucde percibir que han sido quicnes idearon el sistema o sus suceso- tes los que estin en condiciones més aventajadas para obtener ganancias en este juego, mientras los esfueraos que hacen desde otras perspoctivas algunos grupos provenicntes del mundo de la izquierda o de otras signos no han tenido final felix. El fracaso de la Universidad La Repdblica, que fandaron Jos masones en 1989, ¢ un ejemplo elocuente. pero no el inico, Son personas de derecha, muchas con figuracién y responsabilidad en ef disefio y aplicacién del modelo econdmico en dictadura © estre- chamente vinculadas a grupos econémicos las que controlan las princi- pales universidades privadas. Especialmente nororia es la presencia de dirigentes y militantes de la UDI, pero tambien hay algunos vinculadas a Renovacién Nacional. PROLOGO Los lobbies y conexiones de dueios y ejecutivos de universidades privadas con centros de poder empresarial, politico y religioso han ac- tuado para impedir cambios sustanciales en el Ambito de la educacién en gencral y también en el universirario. En el dlcimo tiempo se advier- re tambien Ja presencia de personeros de la Concertacién gobernante —ligados al Partido Por la Democracia (PPD), o al Partido Demécraa Cristiano (PDC)— en directorios, cargos ejecutivos o en la prapie- dad de algunas universidades privadas. Incluso intentan sacar adelante algin proyecto otros mas cercanos a la inquicrda extraparlamentaria, Parece claro que ya éte no ¢s territorio exclusiva de la derecha, pero las empresas mis consolidadas y que continian en expansién son las que controla ese sector. Esta diversidad se advierte también al observar las influcncias desde el punto de vista religioso, Existe una larga lista de universidades catdlicas de distintas movimientos, signos o “espiritualidades", donde desracan el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, las Salesianos y los Jesuitas, que sesuman a las histéricas universidades catdlicas y a las “derivadas” de la Pontificia. Cambiar el rumbo y mejorar las cosas no ha sido posible en estos afios de democracia limitada. Los obstdculos han sido y son muchos, partiendo por la herencia de un Congreso elegido con el sistema bino- minal y con leyes que requieren de qudrum especiales. Pero también esta pesando en forma decidida esa confluencia de intereses que preficren que las cosas sigan su curso sin cambiar demasiado. La falta de transparencia, la postergacidn de la responsabilidad so- cial en aras del lucro, a la biisqueds de poder o infuencia idealdgica se adviercen asi desde diversos Angulos. El Estado se ha mantenido con un cseaso tol regulador, El Minis- nerio de Educacién no cuenta con las herramicntas fiscalizadoras que Permmitan garantizar un funcionamiento transparente y acorde con la calidad y la equidad, mientras desde Hacienda no se ha visto necesario — conyeniente— alentar en forma decidida, como lo requieren, las universidades miblicas. Desde que los problemas se han hecho mds agudas, sdlo se ha podi- do avanzar lentamente y sacrificando muchas formulas y herramientas, en aras de los acuctdos requeridos para que las leyes sean aprobadas en el Parlamento. Fue lo que ocurrié con la Ley de Aseguramiento de Ja Calidad y lo que mas recientemente ha sucedide con el proyecto de 13 EL. NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE Ley General de Educacién que apunta a sustiruir —o al menos mo- dificar sustancialmence— la repudiada Ley Orginica Constitucional de Educacional, LOCE, nacida entre cuatro paredes el ditime dia del gobierno de Augusto Pinochet. Pero paco 0 nada de le que se acordé en noviembre en torno al nuevo proyecto de ley variaria la situacién de Jas universidades que atin esperan definiciones. Entretanto, la falta absoluta de planificacion respecto de la investi- gacién que cequicre el pais y el tipo de profesionales que necesita, son elementos criticos que pueden repercutiren serios problemas sociales y politicos cn un futuro no lejano, ademds de tranaformarse en frenos al crecimiento sustentable como pals. Si las universidades piblicas no cucntan con los recursos adecuados por parte del Estado, continuanin limitadas en su aporte al desarrollo macional, ¥ frenarin sus posibilidades de contribuir a la equidad, a la diversidad y al fortalecimiento de la democracia, mientras un fendmeno cada vex més evidente va tomando cuerpo, empujado por las agudas diferencias que presenta Ia sociedad chilena: la estratificacién socioeco- aémica, que se observa con nitidez al recorrer el panorama dé las uni- venidades y los colegios donde estudian los jévenes que licgan a ellas. Ast, poco a poco y sin que muchos se den cuenta, se va configurando un. paisa la medida de quienes mueven los hilos del poder econémico. Como corolario, un sistema de medios de comunicacién carente de pluralidad silencia el debace de fondo sobre estos asuntos y se beneficia con el bombardco publicitario de las universidades a sus potenciales clientes, VOCES DE ESTUDIANTES Ouro de los puntos focales de la investigacin ha sido detectar queé piensan lox estudiantes —actores y “clientes"— de lo que estd ocu- triendo. Decenas de entrevistas y conversaciones sostenidas para esta investigacién, tanto con ditigentes como con univcesitarios comuncs y corrientes, en los émbitos pablice y privado, me han permitido conocer mejor lo que estd sucediendo entre ellos. El impacto causado por el libro La privatizacién de lai wninersidades. Una historia de dinero, poder ¢ infitencias, permitié un acceso natural y fuido a diversos ambitas del mundo universitario, motivade por el interés de los propios accores: fueron asi frecuentes durante el afio las invitacioncs a charlas, clases magistrales y exposiciones en diversas “ PROLOGO. facultades de la Universidad de Chile en Santiago, y recibl diversas invitaciones a regiones. La mayorla de éstas se concreté por iniciativa de las diferentes federaciones de estudiantes de universidades piblicas y tradicionales. En las publicas ellos corroboran que tienen mis libertad y mis es- pacios, que se vive mas pluralidad, pero echan de menos cada vex mds un Estado active que se preocupe de sux universidades. En las privadas hay situaciones muy diferentes. Para varias de ellas el movimiento de los xeeundarios fue un detonante y les marcé caminos para empezar a Organizarse. Los encuentros con los estudiantes me permitieron un conocimiento mas directo y un contacto cercano con esos protagonistas. Muchas de las conversaciones fueron intercsantes aportes de background, otras mostraron pistas y nucwos casos que observar. Mientras estaba en pleno desarrollo de la investigacién que dio ori- gen a este libro, estallé el “movimiento de los pingdinos”, Son esos jévenes que lograron levantar el movimiento social mds significativo de los wiltimos veinte afios, los que ya empieran a ingreear a este sistema Universitario que algunos expecialistas ni siquicra lo consideran tal, Sus demandas por calidad y equidad tienen vigencia no sélo para la educa- cién bisica y media. sino también para la superior. He tenido a unos cuantos de ellos como alumnos en 2007 en la Universidad de Chile, en la Escuela de Periodismo —en el campus Juan Gémex Millas— o en cl rea de Humanidades de Ingenieria, en la Facultad de calle Beaucheff. Recuerdo que en una de las primeras clases los estudiantes de Beati- cheff, considerada la “facultad del primer mundo” dentro de las de la Universidad de Chile, coincidieron en sefialar en un trabajo la desigual distribucién de ingresos como el problema numero uno del pats, ¥ con- ‘cuerdan en que la Universidad de Chile debe cener un rol mds activo en la construccién de una sociedad mds justa. ‘Con los jévenes he comentado en numerosas conversiciones parte de esc pasado que no vivieron y que es abordado cn mi libro anterior. En exa dimensién, que ayuda a comprender lo que acontece actualmente, traré en la primera etapa de esta investigacién de observar !a historia reciente con los ojos de hoy. En esta oportunidad he querido excavar en el presente, escuchar, de tectar y buscar mas alld de la superficie o de lo que se quiere mostrar para. juntar elementos que permitan tomar el peso a lo que estd sucediendo, AS FL.NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE No pretende en estas capinulos ser neutral, Las historias que constivu- yen este libro reflejan lo que he vista, y se complementan con informes de lo que he investigado y conversado. Pero estin escritas deule un punto de vista. El de alguien que cree en la democracia y que suefia con una sociedad mas justa. Que todavia no entierra todas las utopias. El de una periodista que vivié y suftié Ia dictadura, y quiere que en este pais se consolide la democracia, prevalezca la libertad y la pluralidad, y que el crecimiento econdmico signifique desarrollo equitative, y no slo ganancias para unos pocos. El de una académica de la Universidad de Chile que quisicra que ésta y onras universidades piblicas —o con sentido de lo publico— pudieran aportar en forma decisiva al desarrollo del pais ya la construccién de una sociedad mas justa y participativa, nus creativa y solidaria: en dltimo término, mis plenamente humana, imés scogedora para todas’y todos los que vivimos en ella. ' EN LAS LADERAS CORDILLERANAS La condillera de los Andes al fondo y las laderas que afio tras afio se pucblan de moderas y confortables viviendas, encaramadas cada vee mas arriba, dibujan el telén del escenario donde se levantan dos de las mis connotadas universidades privadas del pais. En los alrededores del Estadio San Carlos de Apoquindo de la Uni- versidad Catélica, en la parte alta de Santiago, muy cerca del lugar donde se construyé el nuevo Hospital Clinic de la Facultad de Medicina de la UC, lucen sus espectaculares edificins de diferentes estilos la Universidad de Los Andes y la Universidad del Desarrollo. Directamente propiedad del Qpus Dei, una; estrechamente vinculada ala Unién Demécrata Independiente, UDI, la otra, son sefialadas por académicos y conocedores del “mercado” de las universidades chilenas, entre las privadas con “proyecto serio”, a pesar de la falta de pluralidad que con frecuencia se les critica. Gobran aranceles clevados par estudiar enellas, No obstante, s¢ las identifica ms como establecimientos con un objetivo ideoldgico —con acento en lo religioso a politico, segrin el easa que con las ansias insaciables de lucro, que caracterizan a gran parte de los protagoniscas de! variopinto sistema de educacién superior chileno, Son muchos los que vaticinan que, dentro de poco tiempo, estas uni- versidades concentrarin en sus aulas parte significativa de la elite politica y econdmica chilena. Aunque no lo expresen directamente cn sus postulados, parece cvidente que la formacién de quienes puedan marcas rumbos en la direccién del pais esta cntre las preecupaciones de sus duciios, La estratificacién de la sociedad —y de lz educacién— cobra vida al pasear por ese exclusivo sector. Al observar la ciudadela de ladrillos que se va configurando dia tras dia, con rapidez notable, abriendo nuc- vas calles cero arriba, vucla la imaginacién: en pocos afios, se podria deducir, muchos de los nifios que hoy habitan junto a sus padres esas casas dispuestas en ordenados y cercados condominios cinco estrellas que rodcan a las universidades, serin mafana sus alumnos. Y Ilegarin hasta sus aulas después de haber pasado sus afios infantiles en jardines y colegios aledafios, sin haber bajado a conocer el resto de Ja ciudad y sus habirantes. EL NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE “Tal vez sca ése uno de los desaflos que tendrin que encarar sus eon- ductores, que han demostrado tener una mirada estratégica. Ya son miles Jogalumnos que estudian en sus flamantes edificios, Tedavia no todes los que ellos quiaicran, pero su matricula va en aumento y progresivamente logran atracr a estudiantes con mejores calificaciones. NAcIDAS EN FEBRERO Tanto la Universidad de Los Andes como la del Desarrollo fueron fundadas al final del régimen militar, cuando ya sus partidarios percibie- ron que la situacién: na tenfa vuclta atrds y se anunciaba la transicién ala democracia. Patricio Aylwin habia sido clecto Presidente de la Republica tras derrotar al ex ministro de Hacienda Hernin Bachi Buc. En ese tiempo, antes del cambio de mando del 11 de marzo de 1990, surgié la mayoria de las universidades privadas existentes hoy, amparadas todas en la legislacion de 1981 que cambié radicalmente el mapa histérico. de la educacién superior chilena. La Ley Orginica Constitucional de Ensefianza, la hoy famosa LOCE, dictada por Pinochet como acto de despedida el dia ances de dejar La Moneda, ayudé a rayar una cancha quc les permitiria prosperar. Un mes antes de que eso acurriera, el 9 de febrero de 1990, fue re- conocida por cl Ministerio de Educacidn, la Universidad de Los Andes. Apenas dos semanas mis tarde, el entonces ministra René Salamé, hoy vicerrector académica de la Universidad Mayor, firmé la aprobacién de los estaturos de la Universidad del Desarrollo, que partié en Con- cepcién. Pero desde esa épaca hasta ahora ambas han tenide un notable creci- miento que se expresa en el aumento de su infraestructura, en la estética de sus edificios y en los datos que entregan las estadisticas. Desde la ptimera mirada, el aspecto de la Universidad de Los Andes aparece distinto al de otras casas de estudio chilenas. Esta situada en la avenida San Carlos de Apoquindo 2200, en un gran terreno de 40 hectireas que doné el empresario y miembro del Opus Dei, Eduardo Fernandez Leén, cabeza de uno de los mayores grupos econémicos chilenos. En 1998 westrenaran sus tres primeros edificios redeados de extensos jardines, con drboles y flores, cancha de fitbol y espacias abiertos, que complementan las instalaciones de uno de los mejor alhajados estable- cimientos universitarias del pais. EN LAS LADERAS CORDILLERANAS: Los ladrillos rojos, las elevadas columnas y las puertas y ventanas con arcadas ovales, tracn reminiscencias de antiguas y tradicionales universidades europeas, como describi en Ei imperio del Opus Dei en Chile en 2003. EL IMPERIO EN EXPANSION La imponente construccién, concebida para perdurar par siglos, en. palabras de sus directivos, ex la casa matrix de la mds estratégica “labor” de este “imperio” que sigue creciendo. Desde la publicacién de aquel libro, elocuentes signos hablan de esta rendencia. Por cierto, la solvencia ccondmica de muchos de sus hombres y empresas —siempre en aumento-y la presencia politica en el primer plano de destacados “supetnumerarios”*. Personalidades como el presidente de Renovacién Nacional, Carlos Larrain Peta, y la alealdesa de Concepeién, Jacqueline Van Rysselberghe, se suman al dos veces candidaro a la Presidencia de la Republica, Joaquin Lavin, instalado en la universidad vecina, la del Desarrollo. En octubre de 2003, el Opus Dei agradecié a Dios y al “Padre”, como llaman al fundador Josemaria Escriva de Balaguer, un hecho de particular importancia para la Obra de Dios: el entomces capelldn de la Universidad de los Andes, Juan Ignacio Gonzalez Ernizuriz fue consagrado obispo de San Bernardo, en reemplazo del ya anciano Ororimbo Fuenzalida. Hijo de una tradicional familia de tcrrarenientes’, mientras era nume- rario Juan Ignacio Gonzalez’ estudié Derecho en Ja Universidad Cardlica. Egzesd a fines de los afiox 70 y se integré al Cuerpo de Carabineros como procurador, Después se incorporé a la Direccién de Personal de Ia institucién policial, donde llegé a tener el grado de capitin. A fines de los 80, desde Carabincros fue enviado en “comisién de servicio” a La Moneda. Trabajé en la oficina “de relaciones con fa Iglesia” y en el Ministerio Secretarfa General de la Presidencia, Segpres, el centro es- traégico de las politicas del gobierno militar. Colaboré con el equipo que encabezaba el ahora general retirado Jorge Ballerina y con el general Carlos Molina Johnson, Ademds, en esa época Gonadlez fue miembro de la empresa La Na- cién, en la que también participé el actual rector de la Universidad de Lox Andes, el abogado supernumerario Orlando Pablete, quien fue director del diario oficialista y ministro Secretario General de Gobierno de Augusto Pinochet. BLNEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE Entusiasta partidario del fallecida dictador, el hoy obispo de San Bernardo cambié de giro en 1990, cl mismo aio en que se iniciaba la transicién a la democracia y se creaba la Universidad de Los Andes. En ese momento, cl numerario-capitin fue llamado a Roma, clegido para ser sacerdote del Opus Dei. Se acogié a retiro en Carabineros y se fue a estudiar. Valvié en 1993, doctorado en Teologia con una tesis sobre “La jurisdiccién castrense en Chile", que la Universidad de Los Andes publicd como libra baja el titulo felesia,y Ferzas Armadas. Estudio candnice juridice sobre la asistencia espirinaal a las Foran: Armaadés en Chile Cuando fue designado obispo, Juan Ignacio Gonzdlez, ademas de capelldn general y profesor de la Universidad, era capellin de la Resi- dencia Universitaria Alborada, en avenida Pedro de Valdivia. La cercania con su antecesor el obispo Orozimbo Fuenzalida y con cl cardenal Jorge Medina Estévez, a quien trata de “tho” por la amistad con su padre, fueron factores decisivos para su nombramiento. El influyence clérigo, de 51 afios, es actualmente profesor de Derecho Canénico y Teologia en la Universidad de Los Andes’, asceor permanen+ re de la Conferencia Episcopal y conocido como una de las vaces mds clocuentes en. todo lo concernicnte @ moral catdlica conseryadora. COLEGIOS EN “EL PINACULO™ En otro plano, una de las muestras mds evidentes de los avances del Opus Dei en el ambito educacional se advirtid en los resultados de 1a Prueba de Scleccién Universitaria, PSU, de diciembre de 2006, Los colegios particularcs ligados a esta organizacién catdlica acapararon los primeros lugares entre los establecimientos con mejores puntajes. Con las cifras logradas, las sociedades educacionales vinculadas a la Prelarura batieron sus propios records: de los diex colegios que encabe- zaron [a lista, seis son del Opus Dei, a través de sociedadcs educacionales formadas por miembros de la Obra. El Colegio Pinares de Chiguayante, en la Octava Regién del Bio-Bio, rematé cn segundo lugar; superd al ya tradicional Tabancura ya Los Andes, el mds antiguo de mujeres, que Mlegaron en tercer y cuarto puesto. El sexto fue para Montemar, de Vita del Mar; cl séptimo para Los Alerces, de La Dehesa, y el décimo para el Cordillera, de San Carlos de Apoquindo. Finalmente el Colegio Huelén, de mujeres de la comuna de Vitacura, alcanzé el lugar decimotercero. De los siete, cuatro son de hombees: Pinares, Tabancura, Montemar y Cordillera®. EN LAS LADERAS CORDILLERANAS Los exitosos resultados en la PSU de diciembre de 2006 reflejan la sélida y persistente dedicacién del Opus Dci a la educacién y—sin du das— la importancia que le dan a catax temas los seguidores de Escrivi de Balaguer, santo de la Iglesia Cavdlica desde 2002. A través de sus colegios, van siguiendo y cumplicndo los preceptos de su fundador, quien queria Megat con su mensaje y sus valores hasta “el pindculo de la sociedad”. Aunque esos resultados se pueden relacionar.con procesos de seleccidn muy exigentes ¢ incluso se les critica por discriminar "segdn calidad”, © debido a consideraciones de indole familiar, en ellos exté presente la preocupacién de numerarios y supernumerarios por hacer y obligar a hacer el “trabajo bien hecho” que predicé Escriv’. Para los miembros del Opus Dei, los colegios y la Universidad no son sdlo lugares donde se entrega un “servicio cducacional”, como se sucle escuchar por estos dias; son escuclas de vida y de formacién, a las que dedican la maxima Prioridad. La presencia de los colegios de Concepcién y Visia del Mar en los primeros lugares refleja, asimismo, la expansién visible de su influencia a otras ciudades, adems de Santiago. De eos alumnos destacados de los calcgios del Opus, formados ri- gurosamente cn sus preceptos, se nutrind cada ver mas la Universidad de Los Andes y algunas de las otras privadas que concitan las preferencias de los sectores conservadores. En eso consiste la formacién de elites, para que sus integrantes corporativamente promucvan ciertas orientaciones y valores dentro de la sociedad. “DIESAFIO GIGANTE” La Universidad de Los Andes prefirié no participar en el proceso voluntario que Ilevé adelante la Comisidn Nacional de Acredita- cién de Pregrado, CNAP. Pero tras entrar en vigencia la nueva Ley de Axeguramiento de la Calidad de la Educacién Superior, el 17 de noviembre de 2006, se replanted el asunto. Ademds, dos de sus principales carreras, Medicina y Pedagogia, requierem ser acreditadas obligatoriamente, Entretanto, sus construcciones siguen multiplicdndose. En el mismo estilo de los primeros edificios y de la lujoss biblioteca de doce mil me- tros cuadrados terminada en 2002, que luce todavia mas espacios que libros, se levanté durante 2006 un nuevo edificio gracias a las suculentas donaciones de miembros y cooperadores del Opus Dei: la Escuela de Estudios Superiores de la Empresa, ESE, imponente y solemne, creada a a FL NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE imagen y semcjanza del Instituto de Estudios Superiores de la Empresa, IESE, el modelo de la Universidad de Navarra. ‘Con una superficie de mis de siete mil merros cuadrados construidos, la escuela de negocios cuenta con las miximas comodidades para los alumnos —empresarios y cjecutivos— que acuden hasta sus aulas, “La dramatica c inherente relacién entre el entorno coronado por lacondillera de Los Andes y la magnifica perspectiva que se obtiene de Santiago desde la Universidad, fuccon determinantes cn el disefio del nuevo edificio del ESE”, explica el arquitecto Raymond Warburton, intcgrante del estudio estadounidense Shepeley Bulfinch Richardson and Abbot que disefé el “plano conceptual” de la Universidad’. ‘Otto de los constantes dmbitos de preocupacién de la Universidad de Los Andes es el de las carreras de la salud. En pocos atios ha forjado una Escuela de Medicina que ya alcanza prestigio. Gracias a convenios con la Clinica Santa Maria y el grupo Banmédica, cuyo principal due- fio ¢s Eduardo Femdndez Ledn, y al trabajo clinica en el Hospital de San Bemardo, que pertenece al Obispado, donde “Don” Juan Ignacio Gonzdlex* es el amo y sefior, ha lograda disponer de lugares donde puedan practicar los estudiantes. Al lado del Hospital, construyeron en San Bernardo el Centro de Salud Universidad de Los Andes, que opera come consultorio abierto y —Quiero saber cuil es la razdn para que el senador Herniin Larrain esd en este directorio —insisto. ~ —Piensa en Héctor Croxatto™. Td crees que alguna ver te ha in- do a él un ingreso, una remuneracién? Nunca. Guza, came dice cont las reuninnes, y hablando de ciencia. Ha sido micmbra de fe junta directiva de la Universidad Santo Tomas y ahora ya porque ha exadlo delicado de salud renuneid y se transfarmd en miembro hono- 0. Pero nunca pidid un peso... Pera en el caso de Hernin le vamos. dar unas acciones stiper preferenciales por decisidn mia, de gratitud auncia Gerard Rocha, Eso wnivel de holding Santo ‘Tomds...? _ —Claro, pero ahora es miembro de la junta diréctiva, ad hondrem. Elno me ha pedido a mi ninguna accién de nada. Simplemente se me “ocutrié por gratitud darle —dice Gerardo Rocha, “En tna carta del 8 de mayo de 2002 firmada por el abogado Cristién stclicr Aguilar, en ese momento secrecario general de la UST, dirigida a Pilar Armanet, jefa de la Divisién de Educacién Superior del Mineduc, ¢ informa sobre las petsonas que integraban la junta directiva. Herndn rain Ferndndez aparece camo “representanre de la Corporacién Santo vis Limitada”. {GRAN INVENTO Cuando hablamas del sistema universitario instaurado por el régimen, Pinochet, a Gerardo Rocha le faltan palabras para defenderlo. Se entu- ana argumentando y su vor adquiere mis fuerza. “El sistema ptivado deeducacién superior ha sido un gran invento, una gran innovacién en ‘Be educucién chilena que ha trafde innumerables beneficios, sin costo paral Estado y con todas las alternativas cducacionales desde Medicina hasta lo humanista, ¥ por primera vez veo que gente con buen puntaje ge Pedagogia como primera opcién porque quiere ser profesor”. Vesti segura de que el crecimiento continuard. “Todavia atiende 4 pocas personas, pero cuando se abran mids crédiros, mas becas, mas 1240 ELNEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE apoyo, vaa haber suficientes profesionales en las dreas que se necesitan, El sistema privade ha sido un regalo para Chile que scle ocurrié.a.un gobieeno militar, pero habria sido igualmente positive si se le hubiera acurride ‘a un gebiema no militar. Dalo mismo-a.quién se le ocurrié: es algo bueno, Ob- jetivamente buco, Tan bueno era que en su ¢poca dlgida de antagonismos politicos con mucho resentimiento ideolégien hasta un Jorge Millas.o un Felipe Herrera quisieror:erearuna untversidad peivada.” —Mucha gente opina lo contrario. Entre las incégnitas que algunos: sc planrean esti el desfase entre lo que estin ofreciendo las universidades yrel mercado laboral. ;Se estén formando los profesionales idéneos para lo que se va a necesitar? —Todo eso de los profesionales cesantes.es una cuestisn muy supetficial, porque la conclissién falit serta entonces decir cerremos, varias escuielas, Porque es mejor que na tengan ef acceso a la profesién estas personas que Qieten cstitdia? esa ptofeliin dado que hay 0.va.a haber cesancia,¢Cbmo sabe uno que dee vaa ser el cesante y no el otro? ¢Cémo sabe uno queel mer- cado laboral nd esti restringido y cierra una carrera y despues tienen escasez? Wor qué se piensa sélo en el mercado laboral nacional cuando estamos en tuna aldea global ya indiscutidy? :¥ por qué no pensar que exe alumno con sar tinula también busqque en Bolivia, en Pert, y siga pasgrados y se consiga una beca yacceda.a redes internacionales come las nuestras de Santo Toms, que dan Facilidades para continuar extudios o trabajar en otro pais? Rocha‘cree que-lo importante ex que los chilenot vayan‘a la univers dad, aunque no les sirva despues. “;Por qué la persuna na puede colgar su titulo en fa pared y decir yo soy un profesional pero no quiero cjercer y simplemente lo que estudié me sirve de cultura, de crecimiento y de sarrollo personal? Es tan subjetivo esto y ticne que ver con la libertad, con la opeién. Enconces, deben existir todas las alternativas en cualquier cosa, en cualquier producto o servicio —no sélo en la educacién— para que la gente elija qué quiere: ¥:si de exo hay una sacuracidn, abi echo de menos el rol del Estado informativo, Que el Estado cada ano diga, ojalé en la orientacién cn los momentos de postulacién, ‘en todas estas _ carreras hoy no hay trabajo, En todas éstas, faltan’. Asi se puede confiar en ta libertad del individuo para que con informaciém ¢l decida”. Seguin él es “infantil pensar que el cirulo sirve para una sola cosa. Yo puedo ser gerente de un bance sienda médico y aplicar un sistema de adminiscracién, para mejorar la salud de todas las personas ¢ integrar los saberes. Puedo crear profesiones.puentes". 122 FL SUERO PLANETARIO DE ROCHA —i¥ cee quella Ley de Aseguramiento de Calidad ayudaré.a mejorar Tasituaci6n actual? Se requiere informacién y la acreditacién cs informacién. La acre- ditacién es lo mejor que puede existir como aval de garantia para el piblico que ve cada afo una avalancha de publicidad donde todos dicen que son excelentes, Que tienen las mejores profesores, la mejor infracs- fructura, entonces es fundamental que haya un ente independiente que ‘sefiale cual estden el nivel “c", en el “b*, o en el “a” de la calidad. Si hay _ mais objetividad y mas independencia, la acreditacién va a ser creible. Rocha, sin cmbargo, desliza criticas a lo ocurrido hasta ahora, Y advierte que “no por la tradicién o historia les den lox mejores recano- cimientos de acreditacién a unos y a los otros que en algunas carreras incluso estén mejor y no tienen los 100 afios de historia les den menos. estimulo y reconocimiento...”. “No Hay ALUMNOS MALOS” Gerardo Rocha define cl perfil de los estudiantes de la Santo Tomas somo “nivel medio. Y ne medio bajo, porque nosotros quercmas digni- ficar a Ia clase media emergente, no medio bajo que la tira para abajo, hh estigmatiza. Gente que con la educacién va a superarse”. —A ustedes no lex importa no estar captando los mejores puntajes? 2s pare de su proyecto educacional exc hecho? —No eabe la pregunta, porque a nosotros nos importa educar, —La pregunta cabe..., la respuesta veremos cual es... —Bueno, si nos imporra educar, las personas menos educadas son nuss- tros mayores desafios. Sia mf no me interesara mucho educar y me interesara __ fener prestigio o mds recursos, entonces cambio mi pin y tengo que crear ha instinucidn que atraiga solamente alos mejores puntajes. Porque can ésos tengo prestigio y mis recursos, porque pagan mds también, Pero miabjetivo subordinado puede ser eso, pero no mi objetivo principal que es educar. Entonces, indica, “si vienen alumnos ‘malos’ que son estigmatizados como lo peor de lo ignorante de las sociedades nucstras, Ia diferencia ex que necesitard recorrer mis educacidn que este otro, porque le faltaron Jos estimulos y no ruvo cl medio ambiente favorable. Porque no hay alumnos malos; son todos buenos”, Pero, segiin Racha, es “responeabilidad del gobierno ver emo atraer buenos alumnos hacia universidades que tengan mis heterogencidad. Eso fo han lograde muchos paises como Finlandia, ;Por qué nosorros no?". 123 EL NEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE EN DIMENSION TRANSNACIONAL A Gerardo Rocha se le ve aparecer cada vez mis en universidades extranjeras a nivel mundial, :Es otra holding? £1 dice que no. Que se ‘trata de una “ayociacién de sociedades que tienen un mismo nombre". —;Fuc un invento suyo? —Yo lo inici¢, pero no es un invento mio, Existian varias universi- dades Santo Tomas y no sc les habla ocurrido juntarse. — Existian casualmente, no responden a congregaciones especiales? —La mitad pertenece a dominicos. La orra mitad es de distintos §tupos e instituciones. —3En Chile tienen que ver con los dominicos? —Siyino, porque tenemos un canciller que‘es una autoridad principal en la Universidad que es dominico, Yel dia que no esté él, va a seguir otro daminico. Si te refieres a si hay dominios duefios, no. Al canciller Jo nombra la junta directiva y ¢s la voluntad nuestra que sea un domi- nico y con él tenemos un representante mas directo de Santo Tomas de Aquino, del comismo, fuera del montén de sacerdotes que tenemos en, Santo Tomés en funcién del romismo, Debe haber unos 40. —Esta Universidad es confesional? —No. No es universidad catélica, porque ser catélica implica serde la Iglesia Catdlica. —7¥ esas otras universicdades Santo Tomas a través del mundo? —Son todas cardlicas ¥ nosotros somos las que lideramos el grupo. Soy el presidente fundador y son 32 hoy dia. Y empezamos ocho cn la primera feunién en Chile, cn 1993. Cada afio se crean uno 0 dos nuevas. —;Cémo se le ocurrié cso? —Desde el comienze ce concé que cl sucfio inmenso mio era tener tina universidad de Santo Tomis en cada pais del mundo, —Pero cuando partié ino estaba en su mente Santo Tomds, (Cuinde bauting asi su proyecto y su holding? {En 1988 cuando fue reconocida Ia Universidad o ya Ia tenia pre bautizada antes? | —Eso fue como el 85, 86, cuando le cambié al proyecto el nombre de Corporacién Rocha por Santo Tomds y Universidad Internacional por Universidad Santo Tomas. —zTenia una devocién especial por Santa Tomis de Aquino? —Siempre me lei la biografia de los santos y éste era por excelencia universitario, pragmdtico, objetivo, racional. Y ademas, con mistica, con mucha fe. Entonces las cen{a todas, Y una universidad que eduque en lo. 4124 EL SUENO FLANETARIO DE ROCHA |, en la razdn y ademis tiene una espiritualidad, qué mejor! nbio, San Francisco, por ejemplo, es muy eniretenido, pero volado ciaba los libros, Para él todo era la contemplacién, la mistica, a que Santo Tomds al final llega también, mas tarde que San Brancisco. para la Universidad, para las escuelas, Santo Tomiis de Aquino, con acionalidad y sentido comiin, es como Shakespeare, el maestro. Hace un tiempo vi que aparecia la fundacién de la primera uni- d catdlica en Etiopia... Efectivamente. Asf como Ia de Mozambique es la primera Uni- dad Sanco Tomds que se fundé en Africa, é1ta es la segunda y la men Ia historia de Etiopia™. Ha tenido participacién en empujarlas o también aporea capital =¥o no hago nada ahl, lo dnico es tener este sucho y que aparecen tuciones o grupos en distintos paises y que dicen que les gustaria if ese suche ¥ cllos ponen los recurs y el empuje. {Usted no les aparta nada? ict te nada, un minimun, Consigo en algunos |ugarcs una ayuda, pero modesta. Pero lo que hago —y lo he conversado no con Hernando de Soto de Perd— cs un empanerment—no hay traduccién buena para eso—, en que compartimos un suefic con alld y les comunicamos una experiencia, En Vietnam, cerca de nol, por ejemplo, me pasd que un obispo queria que yo fundara la sidad Santo Tomas de Vietnam, ¥ le dije que por ningin mo- t pero que Jos podia ayudar, acompafiarlos: Asi ellos van siendo wotagonistas, autores y, por lo ranto, responsables. Yo voy dos o tres Fy me vuclvo y ellos quedan. Después regreso para ver cémo van s§ cosas, pero para que me cuenten lo que han hecho y compartir de algunas experiencias. ¥ entremedio puedo mandar a lo mejor a en de mi equipo o de Houston”, o de Europa. No son chilenos andan por todos lados, sino que éste cs un equipo de gente de os lugares. —+¥ entretanto sigue siendo més importante lo que tiene en Chile érminos de dedicacién o estas otras iniciativas? Es todo una sola cosa. Es un solo proyecto. La Universidad Sanco en todos los lugares. Educar en todas partes. —;Pero ese proyecto afwera se lo remuneran? —No me he preacupado ni he pensado en eso. 125 ELNEGOCIO DE LAS UNIVERSIDADES EN CHILE —Tiene que sacar plata de aqui para llevar a las de Africa 0 Asis? —Es que ésos son. reduccionismos que limitan. Es como las estruc+ turas socictarias, no son lo mis importante... —Pero usted dice que es pragmitico y lo estoy watando de averrizar para cntender bien este asunto... —Lo pragmuitico es dejar que coexistan distintas realidades legales, juridicas; ahora estamos creando una persona de derecho candnico pon- tificio que ex la dnica que nos faltaba. —;De derecho canénico? {Para Chile o para las demas? —Para el mundo, pero desde Chile. 2 qué implica? —Significa que va a tener reconocimiento pontificio, que va a ser una especie de movimiento u organizacién. Todavia no lo tenemos re- suclto, pero le estamos dando forma. Nos estan ayudando unos doctores: de derecho canénico espafoles. Era la dnica persona juridica que nos faltaba, Y esto