Você está na página 1de 2

Viernes, 22 de agosto de 2014

Universidad Sergio Arboleda


David Saeteros Prez
1411373

A MI CIUDAD NATIVA (LUIS CARLOS LPEZ)



















Anlisis del poema:
Nmero de estrofas: 4
Nmero de versos: 14
UNA NOCHE (JOS ASUNCIN SILVA)
Una noche 4
una noche toda llena de perfumes, de murmullos y de msica de alas, 23
Una noche 4
en que ardan en la sombra nupcial y hmeda, las lucirnagas fantsticas, 21
a mi lado, lentamente, contra m ceida, toda, 16
muda y plida 4
como si un presentimiento de 9
amarguras infinitas, 8
hasta el fondo ms secreto de tus fibras te agitara, 16
por la senda que atraviesa la llanura florecida 16
caminabas, 4
y la luna llena 6
por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparca su luz blanca, 24
y tu sombra 4
fina y lnguida 4
y mi sombra 4
por los rayos de la luna proyectada 12
sobre las arenas tristes 8
de la senda se juntaban. 8
Y eran una 4
y eran una 4
y eran una sola sombra larga! 10
y eran una sola sombra larga! 10
y eran una sola sombra larga! 10
Noble rincn de mis abuelos: 9
nada como evocar, cruzando callejuelas, 13
los tiempos de la cruz y de la espada, 11
del ahumado candil y las pajuelas 12

Pues ya pas, ciudad amurallada, 11
tu edad de folletn Las carabelas 11
se fueron para siempre de tu rada. 11
Ya no viene el aceite en botijuelas! 11

Fuiste heroica en los aos coloniales 11
cuando tus hijos, guilas caudales, 11
no eran una caterva de vencejos. 11

Ms hoy, plena de rancio desalio, 11
bien puedes inspirar ese cario 11
que uno les tiene a sus zapatos viejos. 11
Esta noche 4
solo, el alma 4
llena de las infinitas amarguras y agonas de tu muerte, 20
separado de ti misma, por la sombra, por el tiempo y la distancia, 20
por el infinito negro, 8
donde nuestra voz no alcanza, 8
solo y mudo 4
por la senda caminaba, 8
y se oan los ladridos de los perros a la luna, 16
a la luna plida 6
y el chillido 4
de las ranas, 4
sent fro, era el fro que tenan en la alcoba 15
tus mejillas y tus sienes y tus manos adoradas, 16
entre las blancuras nveas 8
de las mortuorias sbanas! 7
Era el fro del sepulcro, era el fro de la muerte, 15
Era el fro de la nada... 8
Y mi sombra 4
por los rayos de la luna proyectada, 12
iba sola, 4
iba sola 4
iba sola por la estepa solitaria! 12
Y tu sombra esbelta y gil 8
fina y lnguida, 4
como en esa noche tibia de la muerta primavera, 16
como en esa noche llena de perfumes, de murmullos y de msicas de alas, 24
se acerc y march con ella, 8
se acerc y march con ella, 8
se acerc y march con ella... Oh las sombras enlazadas! 15
Oh las sombras que se buscan y se juntan en las noches de negruras y de
lgrimas!
24

Anlisis del poema:
Nmero de estrofas: 1
Nmero de versos: 55