Você está na página 1de 1

El asno y el cochino

Envidiando la suerte del Cochino,


un Asno maldeca su destino.
Yo, deca, trabajo y como paja;
l come harina, berza, y no trabaja
a m me dan de palos cada da;
a l le rascan y hala!an a por"a.#
As se lamentaba de su suerte;
pero lue!o $ue advierte
$ue a la pocil!a al!una !ente avanza
en !uisa de matanza,
armada de cuchillo y de caldera,
y $ue con ma%a &era
dan al !ordo Cochino &n san!riento,
dijo entre s el jumento
'i en esto para el ocio y los re!alos,
al trabajo me aten!o y a los palos.
http://orientacionandujar.wordpress.com/