Você está na página 1de 36
ip eh i 0 Fs DE CASIA SANTA RITA DE CASIA “ABOGADA DE LOS IMPOSIBLES’* (Notes Biograficas) b) ie Jaltera la sonrisa irénica’de alguien que, al of que a Santa Rite de Cusia se le atribuye cl milayses Boder de hacer Io imposible, dica pera sf; Si una cosa es imposible, ¢cmo dejaré de gerlo’ porque se invoque ¢ Sania Rita? |Eso es absurde! Ciettamente le piedad de Ics ficles tiene frases un tanto atrevidas, pere no por eso menos expre- sivas Santo Rita perece una excepci6n en todo lo que se refiere a vencer dificultades y lograr cosas fuera del alcance de ninguno de nosotros Eso quiere decir la frase “Abogada de los:impo- ibles". AIM donde nuestra te y nuestra confian- za destollecen y dende nuestra perseverancia en sultir y en over Tanguidece, Rite nos muesire que cda hay imposible para Dios, y para quien sabe seudir a Dios con Rumilded y contianza, Jesueris- emo amuncié @ sue apéstoles que harlar, mi croc y que ésice serien mayores que lox que Fl mismo hhia hecho, Qué tiene, pues, de extra: fe que otes santos Sbluvieran de la Omnipoien- cid divind una gracia semejame? Rita de Casia necié Ge unos padres “ancianes, después de circuenta y tes afos de casades. Ria de Gasia fué una herofna en vencer su ra- pugnancia invencible hecia el matimonio y hacia se malrimonio comin hombre que sobia: iba a cr su verdugo, Rita de Casia vencié con su pa ciencia, con au fidelidad y con’ au abnegacién, sl leon que ge le habla dade por e&peso Todo eso patecta imposible, pero Rita logré fe Digs Ja fuerza para triunfer Sp morido se iro- cé en un ejemplo de viriudes y en modelo de pokes, gracias @ Ie caridad, al celo yo la pa- cienéia de su consarie. Quedabe todavia una dificuliad, al parecer in- vencitle Guando el maride de Rite murié, eriel- inente asesinads, deié a su viuda dos nities Es- fo, Se ken momifestern- do on ellos las malas inclincciones: de ou difinto padre Fl mayor de ellos, al saber que sw padre hoki ecido riuerto a manas de ans enemigos concibié. el edio y el deseo de venaarse. pare cuando fuese meyor ¥ pudiera hacerlo, Era unc viborille vegenosa que habia quedado « carge mujer que le diera la vide. iacdpcionl-— Westie 9 suseripco ‘Bpuriada Postal REVISTA APROBADA POR LA Chhuders ce Piblcsernes Usierale Tel TIOH-s1. -Mevico 1, D. F-Dutrbuidor ata Expata: Queromen Editors, 5. A--Natver, 4°, madnd—Precie, 3 Peseta SECRETARIA DE hijos, aunque hubiera de quedarse sin ellos, ¥ la obtuvo de Dios, que se los llevé ai cielo. Podia haberse yuello a casar, pero aspiraba & Ia vida del. claustro y pidié Kumildemente ser adiitid entre les roligiosas Aguatinas de Cosi. WImposible! —se-le dijo— jAqui no 30 ha ad mitide nunca a ninguna viudo! Para Dios no existen imposibles, ni hay puer- tas cermdas.. Rita se encontr6 una vex at sf mis- ma dentro del convento que le habia negado por dos veces la enticda, y nodie pudo ya despe- dirla. Se le mandé reger un palo seco, clavado de un todo cualquiera en el suelo. Hoy pueden to- davia comerse las ticds uvas que aquel palo, conyertide en frondosa pers, da todos los afios en meméric de la obsdiancia do Fits, Tuyo descos de ir a Roma, pero la Naga mis- teriosa abicriar por una espina del Crucilicado se negaba a cerrarse, No tenia ni siquiera fuerzas para ponerse en pie, Pero Iq confianza hace im- posibles; Hitt se vistid, salié a la puerta y se unié ala coravana de roreros, precisamente cucn- do todes decian: "/Es imposible que Ia Hermanc Rita venga con nosotros!” Eran imposibles las rosas en medio del erudo inviemo-y los higés maduros al principio de lc Primavera, Peto no para Dios, nl pora Rita, que los pedta, Por'os6 ¢l pueblo cristians, no sabiende cémo condenser en unc palabra el estupende poder de intercesién de ld Santa y habiendo experimen- taclo miles de veces que no se la invoca en Yano, forj6 lar frase que hard sonrefr a algunos poces pero llenard de gozo el corazén de innumerables; SANTA RITA DE CASIA ES LA ABOGADA DE LOS IMPOSIBLES. Las paginas de este euaderno, basadas en le Biogralia de la Santa por Armando Gualandi, no son sine el resumen de una vida de virtudes, que todos deberfamos imitar. Guién del P. Carlos de Maria y Compes, S. J diglogado por el Sr. Joaquin Penaloza Recliza- cién artistica de Ia Sra. Esperanza C. de Marii- nez y el Sr Ratael Martinez Vergara. Cardtula Ge. CARLOS BRAVO. En el prorlno pémero: SANTA ISABEL DE HUNGRIA Dent Gvera 8 ero, DBlres 1.20, EDUCACION PUBLICA Gx EtCONVENTO DE MONJAS DE SAN AGUSTIN.EN CASIA,ITALIA, A ALEGREMENTE, COM” NDIA DE FIESTA... A) CUANDO CAS MONJAS SE RETIRABAN A IDESCANSAR ESCUCHARON LOS REPIQUES, IY SE _PARALIZARON DE ASOMBRO IRREVERENCIA REPICAR CON TANTA ALEGRIA, CUANDO A HERMANA RITA HA MUERTO Y ESTAMOS VELANDO SU 4 CUERF LA MADRE ABADESA PASO" LSTA luatraron R. Martinez Vergere w Beperansa C, de Martines APARECIO LA MADR D EN yy NOMBRE DEL CIELO, \ CQUIEN MANDO REPICARD. PUES EN VERDAD QUE TODAS ESTAIS AQUI; Y SIN EMBARGO, LA CAMPANA LAS RELIGIOSAS... (TO, ALA MUERTE DE SANTA RITA DE CASIA, L. SOLA DURANTE LARGO "ERO VAYANOS At ral Bm RATO... QUE ME ACOMPANARAS ALA IGLESIA. IREMOS: A‘DAR GRACIAS A DIOS POR EL MILAGRO QUE PSI, AMADA. LO AGRADECEREMOS HASTA EL DIA DE NUESTRA QUE VUESTRA ‘MARGARITA SEA UNA’ FLOR DE PAZ PARA LA nel Y PARA, 3 RAYENDO ARITA AQUI; EN ESTE (CESTO_DE JUNCOS, PUEDO * OCUPARME”EN LA > a COSECHA, i A No muy L£J0S, DE SUS PADRES LA DL EDD A LA SOM 7 = wis UR ARB OL. 5 L LABRADOR PENSO IRA CURAR SU _ HERIDA:. 7SE CORTO LA HOZ/ aiid 4 ee a 7 STO LO Vid EL ag te ISAR DA - oe 7 INENID A ESPANTAR ESTAS ABEJAS QUE QUIEREN PICAR ALANINAS ‘SIN ANTENAS, NIAGUIJON... SUNA DE LAS ABEJAS SE POSO' EN LA MANO HERIDA DEL LABRADOR... a LAS ABEJAS SEGUIAN PONIENDO INICAS QUE CUANDO MIEL EN LOS LABIOS DE RITA, SIN MONAS' HACERLE DANO.., AL TERIO, OE ak CAS HICIERON AULA ‘SU PAN, INSTANTANEAMENTE, LA HERIDA DESAPARECIG.. ZERA EL PRIMER MILAGRO EN LA VIDA DE RITA EL PONTIFICE ATO UN HILO DESEDA A UNA DE ELLAS, PARA DESPUES DEJARLA LIBRE. 'ABEJA QUE SU SANTIDAD MARC REGRESO AL fl MONASTERIOL ESDE ENTONCES, LAS ABEUAS DE SANTA RITA SALEN UNA VEZ AL ANO, POR LAS FIESTA: ‘DE SU SANTA. EO mw ESTO OCURRE. AUN EN NUESTROS. DIAS Y LA NINA SALIA A.CUIDAR LAS OVEJAS, ENTRE EL VIENTO FRIO DE LAS MONTANAS... 7 UNA LIMOSNA, POR EL AMOR TORN? ZZ RY PONERLAS ANTE LA’ SEL DULCE Y BONDADDSO CORAZON DE B 7 RITA SE CONMOVIA, Y DABA LAS. MAMA, TRAJE ROVISIONES QUE LLEVABA PARA SI... | ESTAS FLORES PARA tee Te P< HAS ACABADO LAS PROVIS|ONES A DE COMER QUE » > “LLevaste? y , MAMA; LAS DI NE HA UNA POBRE ANCIANA "ADRES RELATABAN A LA NIWA LA VIDA DE JESUS... N MEDIO DE UN Mi AQUELLA FAMILIA SABI’ D0 CAOTICO ¥ DESVIADO, SER BUENA Y REZAR.. CRISTO ERA TO DE LA DULCISIMA RITA PERO TODAS LAS. NINAS DE TU EDAD SE ARREGLAN... SE APACIENTA ENTRE LOS LIRICS, YO QUIERO SER UN ‘ Lt LA PAZ. Za AWORA TAMBIEN ADMINISTRABA LOS BIENES Y LAS PROPIEDADES... Fero SUS SUFRIMIENTOS NO IBAN A TERMINAR AHI... LOS HIUOS HEREDARON EL GENIO DE SU PADRE... NINOS. Semen EAs PELEANI NO CONDUCE, A AINA BUENO, QUE VAIS. HACER CUaND ip. SEAIS Ql VOLVERTE 2 ok DECIR, EBES PERDONAR ZO JESUS ages ASUS > RDUGOS.. ‘DE GRANDE LOGUE VOY A HACER ts VENCAR UA MUERTEDE mt PERO EL NINO EMPEORO 00 3 ESTABA A LAS PUERTAS DE: Y un ia Se pinicio' AL” CONVENTO DE MONJAS: AGUSTINAS ; EN CASIA,.. EL CONSEUO DE CONSULTORAS Y ASISTENTES JUTGA IMPOSIBLE VUESTRA L fe |ANHELO DE HACERME, RELIGIOSA... TA EMPEZO A VENDER SUS Brie A DESHACERSE LO SUPERFLUI SENOR, DEJAME SER TU ESPOSA COMO ME ABANDONES / “UNA NOCHE, CUANDO RITA ROGABA, UNA JMAND MISTERIOSA LLAMO'A LA VENTANA. . SIN SABER SI ESTABA SONANDO. DESPIERTA, RITA SE DEJO GUI, POR LOS SANTOS... ae (C9, Est0? /ELLOS. ME HAN TRAIDO AQUI? i KF oe PUNTILLAS SE DIRIGIO’ AL CORO DE LATAPILLA, ._ DONDE ! CANTABAN PLAS | MONJAS. MURIENDO... Jictay| QUE’ QUEREIS GUE HAGA POR tie np otc Aineana | 0S, ERAS ivi iA ABTA SANADO. WISIERA QUE FUERAIS A au que yi EN TANTO, aay Ve SUS ULTIMOS ANOS: Yun ¢ (RUDD INVIERNO: GE VIO UY GRAVE: i” /E5 VEROAD! | ULA HERMANA 7, HE AQUI VUESTRA RITA NO : / ROSA. / PARA VOS NO HAY COSAS \ IMPOSIBLES 7 PONEDLA AAOS PIES Pet A IN. GRAI A GRAVEDA ; JESUS, LIERO GOZAR YA OE TU DULCE COMPAN £ 8 CONVE! “Roonin.. COETERNADA Se BHENODEE 1 DE UN | MISTERIGEO... © ATRAJO DE Uy) DE IERZA DE SU SANTIDAD 1457, RITA VOLO’ AL CIELO, MOMENTO DE MORIR LASANTA,, TA PESTILENCIA, DE SULLAGA |EAAPEZO A TONVERTIRGE EN PERFU! TAN EXQUISIT HERMMANASS CES POSIBLE? Te cbaPaoRTEN, Ce com 0195 Mat nae Yen aa a va wes 08 8 MeoRRUeTO scr0s0 PH yn DEW ue : : : uy ee = N ASOMBRO DE LAS a CON TODAS ESTAS COSAS INUSITADAS. so LA CAMPANA DEL SANTA RITA DE CASIA DABA UNA PRUEBA Siento EMPEZO A TOCAR SOLA ee MAS DE SU SANTIDAD... ITE,SUCUEQPO PERMANECE TA iA DE SU MUERTE RITA FUE ADA POR URBANO NONIZADA EN 1900 eapA LEON XIII. EL el SABOGADA LA ORDEN DE SAN AGUSTIN a E ha pretendido remontar el origen de esta Orden, la cuarta entre las mendi- cantes, hasta Ia comunidad que San Agus- ifn fundé en su casa episcopal de Hipona, y aun a la ascética de Tagaste, mds si bien de la primera salieron algunos obispes y varios discfpulos de las comunidades de Europa, que se atribuyen una derivacién de aquellos, no presentan una sucesién de continuidad en el sentir de la mayoria de los cxfticos catélicos. A poder ofreceria, la Orden Agustiniana ocuparia un lugar su- Rerior a la de los Benedictinos, como mds antigua. La Orden Agustiniana tuo nacimiente en la fusi6n de varias comunidades de or- milafies italianes formadas en los siglos XI y Xil fuera de las congregaciones ya exis- tentes. Alejandro IV ordené que todos los se- guidores de San Agustin, que eran llama- dos “ermitanos de San Agustin", se fusio- waron en una sola cengregacién, lo que se electué en una asomblea general celebra- da en Roma en 1256; de ella nacid la Or- den Agustiniana. la Reala que adopiaron, dictada por Indcencio IV en 1344, fué la que se supone haber sido practicada por el capttulé que presidfa San Agustin, arreglada a la Epis- tola 109 y al tratado De moribus clericorum del santo dector: los tres votos de casti- dad, pobreza y obediencia, con Je obliga~ cién de mendigar para el sustento. En 1287 les fueron redactadas las constitucio- nes y en 1507 jueron incluidos por Pio V en las érdenes mendicantes. El hdbito, por disposicién de Alejandro IV, es negro, lo misme que el cinturén. Los religiosos Agustinos son beneméri- tcs de México por su labor apostélica en la evangelizacién de nuestra patria, Los primeros agustinos, en numero de siete, racruz el 22 de mayo de 1533 Yy se-extendiercn en los mnplios huecos o espacios que otros misioneros, francisca- nos y domjnicos, no alcanzaban a@ cubrir, y ademas se dirigieron al Sur por la parte criental del actual Estado de Morelos y hacia el Norte en el actual Estado de Hi- dalgo, entre los indios otomies, y hacia el Occidente por Michoacén y el Bajfo, don- de establecieron, entre otros, su convento de Yuririaptindaro, Entre los conventos de Agustinos mds cé- lebres que hubo en México, fué el primero el de Cuisco (Ocuituco) y otro de la cu- dad de México. Nos queda un recuerdo de ello en lo que fuera Biblioteca.Nacional y en lo que es Hospital Judrez, donde exis u6 el Colegio de San Fablo, fundado hacia 1537, y uno de los primeros centros educa- hvos que hubo en nuestro pais, para la ju- ventud criolla, Les Agustinos fueron precursores de Ia Universidad de México y las bibliotecos que trajeron a México eran de lo més se- lecto y abundante. “Los restos de la bi- blicteca de San Agustin —dice el Historia- dor Rivera Cambas, testigo de vista— es- cogidos y con numerosos voliimenes, fuc- ton llevades a la Universidad. Cuando se verilicd la exclaustracion de los Agustinos, en febrero de 1861, la biblioteca quedé en teramente abandonada; las puertas abier- tos y los libros y manuscritos a merced de quien queria Ievdrselos. Multitud de I- bros deswozados y esparcidos por los claustros y celdas, otrés tirades en el suelo de la biblioteca en el mds completo desor- den. Poco hicieron los comisionados para tecoger esa y otras bibliotecas y parecié que habiamos yuelto a los tiempos de la barbarie, segtin se despreciaban Jos teso- tos de la ciencia, se entregaban a la ra- pacidad y destruccion (Citas tomadas de la Enciclopedia Es- asa y de “Monje y Mariné” por el P. Ma- riano Cuevas, S. J.)