Você está na página 1de 1

Declaracin

Pero sobre todo por las madrugadas, cuando el humor no cede ni al ms


superlativo esfuerzo, le daba a la Pulga por meditar. Pienso mis narraciones, bajo esta
luz cetrina miro el cenicero sin mirarlo e imagino que soy, o que cuando muera los
dems dirn que fui, como Lovecraft, pero sin volverme loco!, como Bourroughs,
pero sin asesinar a mi esposa!, como Quiroga, pero sin poner en Federico Ferrando su
propia y adventicia bala!, o como Poe Como Poe, consentidas la melancola y la
hipocondra, consentida la desgracia y la enfermedad, qu dolencia ms sublime que
llegar a ser como Edgar Allan Poe?

Admirador.