Você está na página 1de 10

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN La animación tiene corta historia como método de intervención, pero existe desde siempre como dinámica

La animación tiene corta historia como método de intervención, pero existe desde siempre como dinámica social y cultural de los colectivos

El hombre como ser social a sentido la necesidad de agruparse y organizarse a través de

El hombre como ser social a sentido la necesidad de agruparse y organizarse a través de sus ritos, fiestas y tareas comunes.

Las raíces de este movimiento, desde la década de los cincuenta en que se acuña la

Las raíces de este movimiento, desde la década de los cincuenta en que se acuña la expresión, hasta la fecha del 1º Congreso de “Animación Sociocultural y Municipio”, celebrado en Madrid en 1982.

Encontramos referencias a antecedentes norteamericanos de ASC que tendrían que ver con los reformadores románticos del
Encontramos
referencias
a antecedentes
norteamericanos de ASC que tendrían que ver con los
reformadores románticos del siglo pasado, con la idea
religiosa del perfeccionismo, con la lucha social de los
marginados forzando la transformación hacia una
verdadera
democracia
social
y
económica,
o
con
la
reivindicación de los derechos civiles y otros programas
similares.

El concepto

de

ASC

como

un

principio ideológico en

el

que

se

encuentra la idea de democracia

cultural

El concepto de ASC como un principio ideológico en el que se encuentra la idea de

Cada individuo y cada grupo tiene necesidad

de

vivir

su

propia

cultura a través

de

la

participación directa.

Cada individuo y cada grupo tiene necesidad de vivir su propia cultura a través de la
Para ejercer la ASC, necesitamos de un animador sociocultural

Para ejercer la ASC, necesitamos de un animador sociocultural

CONCLUSIONES

CONCLUSIONES La Animación Sociocultural (CIAS) empieza a reconocerse en las instituciones públicas; alrededor de 1960/1970, se

La Animación Sociocultural (CIAS) empieza a reconocerse en las instituciones públicas; alrededor de 1960/1970, se comienza a considerar la animación como intermediaria entre el público y la cultura por medio de los bienes culturales y surge la Democratización, con el fin de preservar y revalorizar el patrimonio y las artes; entre 1970/1972, se da el auge de la Democracia cultural en el simposio de Rotterdam sobre los “equipamientos socioculturales” dando pie a que la animación alcanzara dos corrientes, la “revolucionaria” (busca la transformación social) y la “funcionalista” (busca la integración social).

La ASC, no deja de ser una consecuencia de la situación europea posterior a la 2ª Guerra Mundial.

BIBLIOGRAFÍA

1. SERRATE CAPDEVILLA MARÍA LUISA (2002), Programas de

animación sociocultural. España: Universidad Nacional a Distancia. 2. VENTOSA VICTOR J. (2006) Perspectivas actuales de la animación sociocultural. Madrid: Ed. CCS. 3. FIGUERAS TORRUELLA, Pilar (2011). Los Técnicos Superiores en

Animación Sociocultural y su inserción en el mercado de trabajo. Madrid.