Você está na página 1de 15

EL RESPIRO DE LA TIERRA/ FEY NEYEN TA NAG MAPU

La Tierra respira, grita, toce, se comunica y libera algo que no hemos sabido descifrar aún.
Hay que dejarse de mirar hacia arriba y hay que volver la vista hacia el suelo, donde
ponemos los pies, donde vivimos y nos alimentamos. Así podremos construir algo así como
un país justo, bello, alegre y amable, sin miedo a los temblores y sus saqueos. Lleno de vida y
colores, música y silencio, olas y lagos, cordillera y mar, abrazados entre araucarias
iluminadas de sabiduría y paz ancestral.

Por Javier Karmy*


Siento que no ha dejado de temblar desde el 27 de febrero aquel. Fatídico, lleno de errores
humanos y de desolación. Desde ese entonces han pasado muchas cosas en muy poco tiempo.
Innumerables renuncias, cambio de gobierno, promesas innumerables, actividades culturales
que se comienzan a gestar tan solo para seguir ayudando y, por supuesto, la oficial ayuda
desde la Fundación Teletón, Un Techo Para Chile y esos empresarios que salieron a lavar la
imagen de sus abusadoras y contaminantes empresas.
Tal vez solo como anécdota, mencionar que al ingresar a un supermercado a días del
terremoto que asoló el sur los voluntarios estaban afuera, en las puertas del súper. Cuando la
gente ingresaba ellos entregaban una lista, en el fondo diciendo “si quieres donar, compra lo
que está en la lista que te pasamos”. Al salir del supermercado, otros voluntarios con carros
recepcionando la compra. Para mi gusto, eso es el neoliberalismo más extremo y descarnado.
En vez de donar algo que haga sentido y que esté en tu casa, basta ahora con ingresar a
cualquier supermercado y comprar dos en vez de un paquete de arroz, por ejemplo, y así
quitarse la culpa e incluirse en la lista de los solidarios.
También mencionar lo ocurrido en el mega evento “Chile ayuda a Chile”. Primero, hace
tiempo que no le creo ni a la Fundación Teletón ni a Un Techo para Chile, porque entrevisté a
Felipe Berríos y a la directora ejecutiva de Teletón, Mónica Casarejos para que explicaran
cómo era que dichas instituciones decidían recibir dineros de Barrick Gold, la dueña del
cuestionado proyecto binacional Pascua Lama. En ese momento Berríos lo negó, y Casarejos
explicó que tenían un método de selección donde solo se asociaban con las empresas
socialmente responsables. Después, firmaron el nefasto “Compromiso Atacama”, donde
varias instituciones y fundaciones reciben hasta hoy el dinero de Barrick Gold.
Sin embargo, duele mucho más, que para lograr la meta su utilice a la gente que sufre y está
abatida e incluso, desorientada. Es un show donde la palabra solidaridad es sobreutilizada y
donde el dolor ajeno se transforma en dona-acción en los televidentes que aportan y, en los
empresarios que se muestran tan compungidos y dispuestos a reconstruir Chile. Debieran ser
más transparentes y simplemente transformar la palabra solidaridad en misericordia o
derechamente en pena.
En “Chile ayuda a Chile” la red privada de telefonía funcionaba, la misma que las primeras 12
horas luego del terremoto estuvo inutilizable. Claro, es que ahora era para hacer contactos en
directo en televisión con las sedes de los bancos Santander y de Chile –que se unieron por
primera vez para hacer esta cruzada solidaria (eso lo aprendí por repetición).
Los empresarios –que hoy se denominan emprendedores- se pusieron a contestar los llamados
ante las cámaras en los primeros minutos de la Teletón, es decir, cuando había una audiencia
considerable. Un Jean Paul Luksic y Somerville rieron junto al cura Tupper cuando Mario
Kreutzberger se confundió y los presentó con el nombre cambiado. Ahí se quedan
contestando el fono para mostrar lo humano que son estos emprendedores de las empresas
más importantes del país. Si bien esto no se trata de dinero, es importante saber que en el caso
de Jean Paul Luksic, obtuvo $US667.7 millones de dólares en utilidades netas el año 2009. Es
decir unos 346.840 millones de pesos con minera Los Pelambres, Michilla y El Tesoro. Y los
4 hermanos Luksic donaron 2.700 millones de pesos.

1
El otro emprendedor que sale a la palestra es Piñera, ahora de Presidente de la República. No
ha designado a un número importante de funcionarios públicos en el país pese al estado de
urgencia en que dice que estamos y pese a que se jactaba de tener a los mejores. Piñera, quien
según cuenta, votó No en el plebiscito de 1989 pero que hoy gobierna con el sector más duros
de la derecha (Lavín, por ejemplo), y que se da el gusto de lanzar claveles al mar a los
desaparecidos. O sea, se nos confunde todo. Qué diría una Gladys Marín, o un Volodia…
Foto para la historia es de Piñera en Constitución haciendo un Cabildo Abierto, cual
demócrata, y luego lanzando claveles al mar… ¿y sus Axxiones Señor Presidente?
En fin, dejando un poco la contingencia de lado, creo que si hay algo a lo que le tenemos
miedo es a perder el sustento, la tierra, donde damos los primeros pasos de niños y donde nos
entierran tras la muerte. Por eso temblamos cuando hay un sismo, porque le tenemos pánico a
no tener dónde pisar. La Tierra respira, grita, toce, se comunica y libera algo que no hemos
sabido descifrar aún.
Pero en la zona devastada, el mar entró bañando las costas por donde pasan los camiones con
maderas de pinos y eucaliptos de Celulosa Arauco y Constitución o MASISA, que tienen la
zona del centro sur desertificada producto de este monocultivo.
Ya en Cobquecura la costa recibía un ducto lleno de desechos tóxicos que amenazaba la
subsistencia de los lobos marinos. Por eso el mar no entró en Cobquecura, porque la gente lo
ha defendido por años.
Hay que dejarse de mirar hacia arriba y hay que volver la vista hacia el suelo, donde ponemos
los pies, donde vivimos y nos alimentamos.
¿Qué sacamos con mirar hacia arriba si se nos mueve el suelo? Es tiempo de escuchar a la
Tierra e ir en ayuda de quienes sobrevivieron y no tienen casas. Es tiempo de no caer en
shock y reconstruir el ánimo de la gente y juntos con alegría levantar las ciudades. Es tiempo
para pintar, dibujar y construir ecobarrios, pueblos sustentables ecológicamente, y donde la
verdadera solidaridad prime sobre la caridad y el capitalismo desenfrenado. Así podremos
construir algo así como un país justo, bello, alegre y amable, sin miedo a los temblores y sus
saqueos. Lleno de vida y colores, música y silencio, olas y lagos, cordillera y mar, abrazados
entre araucarias iluminadas de sabiduría y paz ancestral.
---
* Integrante del Colectivo de Acción contra Pascua Lama y Editor de Ecoterritorios.

TERREMOTO: Opiniones frente a la fractura del Estado chileno y la reconstrucción de


un País Plurinacional
El terremoto del 27 de febrero del 2010 en Chile, dejó en evidencia todas las falencias de un
estado subdesarrollado, un estado mentiroso con instituciones que actuaron desfasada y
torpemente, que no pudieron dar solución a cuestiones básicas inmediatas de la población.
Un estado que desnudó su inequidad, su desigualdad social, donde importa más el lucro que
la soberanía y seguridad colectiva.
Un Estado que habla de desarrollo económico pero que sólo se ha limitado a imponer una
macroeconomía basada en crecimiento de unos pocos bajo letales industrias. Un País que
desenmascara sus falencias en lo vial, en la falta de planes de contingencia para salvar vidas
humanas, en truchos proyectos inmobiliarios y de asentamientos poblacionales. Donde aún
las instituciones públicas no son capaces de dar soluciones efectivas y “cívicas” frente a las
necesidades y urgencias sociales y requiere del fusil para imponer el orden.

2
INDICE
1.- La magnitud del daño de los cataclismos depende de la forma social que se dé cada país
(Rómulo Pardo)
2.- Declaración de la La Sociedad Civil ante la Catástrofe y Reconstrucción
3.- Reporte zona costera
4.- Notas relacionadas a la catástrofe social
*******************************
La magnitud del daño de los cataclismos depende de la forma social que se dé cada país
(Rómulo Pardo)
Rómulo Pardo Silva
www.malpublicados.blogspot.com
Las convulsiones de la corteza terrestre no se pueden evitar, pero hay herramientas para
limitar sus consecuencias. Si se usan o no depende del sistema político y económico elegido o
impuesto.
Observando en un país la racionalidad, la moral, la solidaridad como guías diarias de
comportamiento; las organizaciones permanentes de participación ciudadana; la calidad de la
educación nacional y de los medios de comunicación; la inversión en prevención, se puede
saber el grado de seguridad de todos frente a las violencias de la naturaleza.
El caso chileno. La tragedia del 27 de febrero se dio después de la experiencia de siglos de
terremotos y maremotos mortales y destructivos.
Las casas de adobe son mortales en los sismos. Había que hacerlas nuevas con otros
materiales o reforzarlas.
En las costas los maremotos barren y matan a los habitantes de las viviendas cercanas y bajas
en relación al océano. Había que reubicarlas sobre los veinte metros del nivel del mar.
La falta de energía eléctrica interrumpe el suministro de agua y combustible. Las empresas de
agua y los servicentros debían tener grupos electrógenos para bombear los líquidos.
Edificios, viviendas, puentes, carreteras colapsan. Se debía tener un control sobre el
cumplimiento efectivo de las normas antisísmicas de ingeniería.
El alimento falta por días en las zonas siniestradas. Debía haber acopio de los más básicos a lo
largo del país para evitar depender de dificultosos envíos distantes.
El lumpen sale a saquear y cometer delitos. A las pocas horas se debe colocar fuerzas
militares.(?)
Las antenas se derrumban cortando las comunicaciones vitales. Se deben levantar asegurando
su estabilidad durante sismos.
Los habitantes locales y turistas en las playas se desorientan sobre qué hacer durante y
después del sismo. Debe haber un sistema de educación permanente, ponerse señaléticas,
repartirse instructivos, etc.
Los sismólogos saben con anticipación dónde se ha acumulado energía suficiente para una
ruptura en las placas. Se debe seguir sus indicaciones y dotarles de los instrumentos que
demanden.
La distribución de alimentos y ayuda se hace muy difícil y lenta. Debe haber organizaciones
de vecinos, con líderes propios, que se conozcan a lo largo del tiempo para servir de
complemento a la acción de las autoridades.
Mucha gente no puede comprender la situación bruscamente creada y toma malas decisiones,
se paraliza o cae en la histeria. La educación de calidad para todos fundamentada en la
ciencia, el concepto de la realidad en cambio permanente, la resolución de problemas, el
trabajo colectivo, permite una adecuación más rápida, segura, solidaria y eficiente de los
afectados.
Se sabe lo que hay que hacer, qué se debe priorizar, en qué hay que invertir. Las pérdidas de
vidas y materiales dependen de haberlo hecho o no.

3
Si se opta por el lucro, la consideración de la explotación de otros como normal, la
competencia egoísta, la segmentación social, la difusión de subcultura por los medios, el
estímulo a la compra de bienes secundarios como autos, televisores plasma, viajes al
extranjero, bienes suntuosos, la facilitación sistémica de la delincuencia, no se puede esperar
como resultado sino la repetición de las grandes catástrofes que azotan mayoritariamente a los
pobres.
La elección de un modelo empresarial o social con sus pros y contras depende de la gente y
las fuerzas que la dirigen.
Hay alternativa para una mayor seguridad, pero tiene el costo de la racionalidad contraria al
consumismo del sistema.
*****************************************
Declaración de la La Sociedad Civil ante la Catástrofe y Reconstrucción
Ante la situación que vive nuestro país tras el terremoto, informamos que diversas redes de
ONGs, organizaciones sociales, federaciones de estudiantes, medios de comunicación
comunitarios y organizaciones internacionales se han articulado y se encuentran movilizadas
para seguir trabajando en conjunto con las comunidades afectadas y recoger sus necesidades
de urgencia inmediata así como las de reconstrucción de sus localidades.
Las comunidades sufren en este desastre las consecuencias acumuladas de la desigualdad y la
pobreza, de la privatización de los servicios básicos, de la desprotección social y los procesos
de individualización y mercantilización, de la centralización política y administrativa, de la
falta de probidad de un sector empresarial irresponsable y sin fiscalización suficiente por
parte del Estado, de la falta de medios de comunicación comunitarios y alternativos y por lo
tanto de la vulnerabilidad del actual modelo de desarrollo.
Lo anterior ha impedido que se escuchen las demandas ciudadanas por generar políticas
públicas de comunicación, de sustentabilidad ambiental y de participación que contribuyan a
una sociedad más inclusiva y menos fragmentada, lo que permitiría enfrentar con menos
violencia situaciones de crisis como las que hemos vivido estos días.
Por esta razón, las ONGs reunidas en la Asociación Chilena de Organismos No
Gubernamentales ACCIÓN y las organizaciones que adhieren a esta Declaración, demandarán
al nuevo gobierno implementar un Plan de Reconstrucción que contemple un acabado y
completo diagnóstico de las demandas y necesidades de la población de las zonas afectadas.
Este plan deberá tener como centro de sus prioridades el resguardo del bien común y el interés
público por sobre el interés privado, la cooperación y el valor de la solidaridad por sobre el
individualismo y la competencia, la participación de la ciudadanía por sobre las decisiones
centralizadas en los actores estatales o privados, la vida y la protección de las personas y el
medio ambiente como valor central y más relevante que el lucro y la especulación.
Las organizaciones de la sociedad civil estaremos atentas y como tareas urgentes nos
abocaremos a:
Controlar y fiscalizar a las autoridades políticas y a las empresas que brindan servicios
públicos, así como aquellas grandes cadenas de tiendas que se comprometen con ayuda.
Consideramos relevante que exista trasparencia en información respecto de la cantidad y la
forma en que se entrega la ayuda. Nos inquieta el nombramiento de las nuevas autoridades
regionales, dado los evidentes conflictos de intereses que pueden generarse debido a sus
vinculaciones a los sectores de la construcción y concesionarias que han tenido
responsabilidad en esta crisis.
Acompañar y apoyar la reorganización de las comunidades. En estas dramáticas
circunstancias, la ciudadanía organizada ha sido capaz de dar respuestas urgentes, rápidas y
creativas a la crisis social en que se encuentran millones de familias. Las más diversas
organizaciones, como las juntas de vecinos, los comités de vivienda y sin casa, los sindicatos,
las federaciones de estudiantes y los centros de alumnos, los colectivos culturales, las

4
agrupaciones ambientalistas y las ONGs se están movilizando de forma contundente,
demostrando las potencialidades de la imaginación y capacidad solidaria de las comunidades.
La ciudadanía ha mostrado capacidad de autoorganización en la distribución de agua,
alimentos, vestimenta y elementos de abrigo. Este proceso ya ha comenzado a mostrar su
fecundidad en los lugares de la tragedia.
Monitorear planes y modelos de reconstrucción para que estos cuenten con la participación de
las comunidades locales afectadas. Deberán ser planes que contemplen activamente la
participación de la comunidad en la gestión de los recursos estatales y de cooperación
internacional destinados a estos objetivos, de manera de que se focalicen en quienes los
requieren efectivamente.
Realizar un catastro de los daños y de los impactos ambientales y territoriales y desarrollar un
mapeo de las areas de riesgo, especialmente en el borde costero, para que el gobierno los
asuma en los planes de reconstrucción.
Denunciar el aumento de precios y situaciones donde el sector privado busque lucrar en esta
situación de emergencia. Para ello recogeremos y canalizaremos la denuncias ciudadanas, y
propondremos mecanismos de control a la especulación, la corrupción y el enriquecimiento
ilegítimo con alimentos, combustible, materiales de construcción, agua y bienes de primera
necesidad.
Vigilar y denunciar los intentos empresariales que aprovechándose de esta situación busquen
rebajar estándares laborales, despedir trabajadores o pasar por sobre sus derechos. Respaldar a
las organizaciones sindicales existentes y ayudar en la organización de quienes no las tienen.
Demandar que la presencia militar y el rol de las FFAA se acote a colaborar con restitución de
las cadenas de transporte, telecomunicaciones, energía y salud pública, evitando la
militarización de la seguridad ciudadana.
Exigiremos la creación de una nueva institucionalidad para la reacción a las emergencias, con
mayor rango y capacidad de reaccionar a nivel regional y descentralizado y de manera
coordinada.
La reconstrucción será muy larga y exigirá cambios profundos en la gestión política y en el
modelo de desarrollo. Esta catástrofe, junto a la fragilidad, inoperancia y descontrol
mostrados por las autoridades públicas, nos indican que debemos reflexionar sobre el modelo
de desarrollo y el rol del estado, la sociedad civil y las empresas. Por ello, enfrentaremos una
delicada disyuntiva. Este desastre natural puede permitir el comienzo de un proceso de
reconstrucción participativo e incluyente, basado en nuevas políticas públicas, que garanticen
estándares de de seguridad y derechos, incluso en casos catastróficos como los que
enfrentamos en esta situación. Pero también puede ser un momento en que se agudice la
profunda desigualdad e inequidad de Chile, que se ha mostrado con toda su brutalidad en esta
coyuntura.
DEL PROTAGONISMO DE LA CIUDADANÍA ORGANIZADA DEPENDE LA
RESOLUCIÓN DE ESTE ENORME DESAFÍO.
ASOCIACIÓN CHILENA DE ONGs ACCIÓN, integrada por:
Fundación TERRAM, La Caleta Acción Gay, ACHNU, Agraria, Anide, Capide, Casa de la
Paz, Ceanim, CEC, Cedem, Cem, Cenda, Centro Ecuménico Diego de Medellín, Ceppac,
Cidpa, Cintras, Codeff, CODEPU, Cordillera, Corporación Opción, Corporación Caleta Sur,
Corporación El Canelo de Nos, Corporación La Morada, Desarrollo Rural Colchagua,
Domos, Eco, Fasic, Forja, Fundación Instituto de la Mujer, Fundación Ideas, Gea, Genera,
Gia, Grada, Ilas, Isis, Jundep, Kairos, La Caleta, MEMCH, Movilh, Observatorio Ciudadano,
Innovación Ciudadana, Paicabí, Participa, Pet, PIIE, Prosam, Raíces, Sedej, Sepade, Serpaj,
Sodem, Sol, Corporación SUR, Sur Maule, Tac, Taf, Tekhne, Territorio Sur, Libertades
Ciudadanas.
Otras organizaciones que adhieren:

5
CHILE SUSTENTABLE
ECOSISTEMAS
*****************************************
REPORTE ZONA COSTERA
Ver También: - Reporte zona Costera límites Región de la Araucanía y de Mehuín /
Acceder: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=5343
(Mapuexpress) A continuación va una minuta sobre los recorridos en las zonas costeras,
trabajo coordinado con varios referentes sociales en Temuco, entre ellos, Mapuexpress –
Grupo de trabajo Mapuche por Derechos Colectivos (GTDC), Fundación instituto indígena, la
Identidad territorial Lafkenche, Integrantes Hogares Mapuches, Observatorio Ciudadano, la
Red de acción por los Derechos Ambientales (RADA), Gedes, Codeff, la Comunidad de
Desarrollo Humano y movimiento animalista, entre otros..
La acción realizada el Viernes 5 de Marzo, junto con llevar ayuda en alimentos y enseres de
primera necesidad recolectados por las organizaciones, más los aportes en camión de la FECH
Santiago, para zonas afectadas, también permitió realizar un catastro de situación desde el
norte de la región de los ríos (Mississipi), toda la costa Araucanía y hasta el sur de la Región
del Bio Bio (Tirúa) cuyos detalles van en la minuta adjunta y que servirá para dimensionar
mejor el panorama que se vive y donde concentrar energías y ayudas.
Otro dato importante es que en la Región costera y Tirúa ya no habría urgencia para cubrir
necesidades de primer orden en alimentación y cobijas, nos informan eso sí, que se requiere
ayudas en la zona de Lebú, en algunas caletas con población Mapuche Lafkenches
desvastadas por terremoto y tsunami, como las de Tubul y Llami. Si se quiere dirigir aportes
para esa zona, en los mismos lugares están los dirigentes Carmela Ancán y Alberto Llaupe
(no tienen comunicación telefónica)… Sino, coordinar a través de la Identidad territorial
Lafkenche (también es centro de acopio) ubicada en Carrera 152 de Temuco, fono 045 –
988781, contacto: Marisol Huenumán, sino, en Lebú podrían servir de contacto Paulo Palma
del DAS (877 62 468) y con la parroquia, Padre Claudio Soto (41-25 11 220)…
Otra zona complicada es Cosmito, norte de Concepción, lugar donde fue Mauricio Peñailillo
integrante de RADA. Se coordino con la dirigente Ester Antilef, Presidenta de la Junta de
vecino de Cosmito (682 76 953). En ese lugar hay 190 familias con 320 personas. Son
mayoritariamente pescadores artesanales y huerteros. 28 casas dañadas. 6 viviendas destruidas
con las 6 familias durmiendo hasta ahora en el patio. 1 embarcación dañada. Llega ayuda. Sin
embrago, viendo la cantidad de gente, se necesita medicamentos, agua potable, utensilios de
aseo y alimentación…
(Estos datos pueden servir para quienes quieren redirigir ayudas).
Este Lunes 8 de Marzo a las 10 de la mañana, habrá una reunión de las organizaciones
sociales que se han articulado en esta situación de emergencia y para coordinar acciones
futuras.
Es muy probable que este Martes, se vaya a Cobquecura para ayudar en la limpieza del
Pueblo, cuyas viviendas se derrumbaron en un 95 %, esto dependiendo de la gestión que se
haga en conseguir transporte, gasolina para salida desde Temuco. Se informa que cada
voluntario(a) que vaya deberá llevar guantes, mascarillas, en lo posible casco, alimento para
su consumo, carpa y saco dormir. El contacto con la zona es César Aguila: Celular: 9-
7731580, se intentará hacer lo mismo con otras localidades, se verá situación de caletas de
población Lafkenche en las proximidades de Lebu.
La minuta es de la Coordinación de organizaciones sociales en ayuda a zonas afectadas por el
terremoto. ES CONSTRUCCIÓN COLECTIVA, y sistematizada por Blaise Pantel del
Observatorio Ciudadano. A continuación va.
A continuación, un breve reporte de cada territorio que fueron recorridos.
1.- ZONA CARAHUE – CHAMPULLI – LOBERÍA - OTROS

6
A Carahue, no se necesita mayor ayuda de necesidades básicas. Hay 85 casa destruidas y el
Municipio va a concentrar su esfuerzo en esto. El contacto esta establecido con el Pastor
Ricardo Peña.
A Lobería, Champulli norte y Coi Coi. Hay un campamento bastante precario al norte de
Lobería con estas 3 comunidades. 57 familias están aquí. Hay necesidades de carpas ya que el
Municipio no puede abastecer para acampar. Falta agua potable pero el Municipio provee.
- La población teme que se derrumben los cerros si llueve ya que hay fisuras en el sector
- La población teme de que se suba el mar.
- La gente se va a quedar allí bastante tiempo, a lo menos 1 semana más.
CL. Campamento a monitorear (alimentación e instalaciones)
2.- TOLTÉN – QUEULE – MISSISSIPI – LA BARRA – NIGUE - CHEUQUE
A Teodoro y Tolten, no se necesita mayor ayuda de necesidades básicas. Tampoco en la barra
de Tolten donde no teníamos información de cómo estaba la gente. Sin embrago, hay
necesidades para reconstruir viviendas (fiero, madera etc.). Además, 6 embarcaciones han
sido perdidas en un primer tiempo pero 2 de ellas se encontraron después.
A Nigue, 3 familias fueron abastecidas mas 1 familia en el camino. Hay 1 casa destruida.
A Los pinos, no se necesita mayor ayuda de necesidades básicas. La ayuda llega.
A Pinchulef (sector Cheuque), 10 familias fueron abastecidas. No se necesita mayor ayuda de
necesidades básicas. Hay ayuda del Municipio que llega.
A Queule, no se necesita mayor ayuda de necesidades básicas.
A Mississipi, la gente fue abastecida. 15 embarcaciones fueron seriamente dañadas. Alfredo
gestionó hoy sábado un camión de papas desde Chiloé hasta Mississipi. Los sindicatos de
pescadores han señalado que ninguna ayuda a llega desde el Municipio. Sospechan, según
ellos, que es porque se oponen al ducto y que son excluidos de la ayuda.
CL. No se necesita mayor ayuda de necesidades básicas / Problema de las embarcaciones
dañadas que no permite salir al mar a pescar en estas condiciones en varios casos / No se
recibe ayuda del Municipio / Restricciones de petróleo complica aun mas salidas al mar a
pescar / Actividades pesqueras criticas.
3.- SAAVEDRA – DOMINGUEZ – BUDI – COLLILEUFU - PUAUCHO
A Saavedra, 4 albergues fueron abastecidos además del Municipio en su oficina de
emergencia. Tema de la familia fallecida por caída del estanque de agua que destruyó 4 casa.
A Collileufu Grande y Chico, 3 albergues fueron abastecidos. Además, 5, 11 y 16 familias
fueron abastecidas.
A Puacho, una escuela con 90 personas fueron abastecidas.
CL. No se necesita mayor ayuda de necesidades básicas. Ver tema de la familia fallecida por
caída del estanque de agua.
INFORMACIÓN DE OTRAS ZONAS
También, se agrega las informaciones siguientes:
- Este sábado, 1 vehículo se fue un móvil con ayuda desde Valdivia, pasando por Temuco
hacia a Cobquecura. Se gestiona constituir un equipo humano para la próxima semana que
pueda quedarse en Cobquecura y trabajar para limpiar el pueblo y ayudar a la gente.
- La ayuda por parte de la Coordinación de organizaciones sociales a la Isla Mocha fue
descartada por ahora ya que esta suficientemente abastecida (coordinación con la aeronáutica
de Temuco y con CONAF que se fue a instalarse allá), a lo menos hasta el lunes 8 de marzo
(habrá nuevas informaciones de necesidades al momento). Todavía, no sé encontró el cuerpo
de la pareja de Eric Vonjenstik (recientemente sepultado en Temuco). Se abrió una cuenta
bancaria para ayuda al equipo de trabajo allá (familia y organizaciones) puesto tienen que
financiar el traslado del equipo de trabajo, de la avioneta y de un zodíaco ya que el que se
tenia allá se rompió.

7
- A Cosmito, norte de Concepción, fue Mauricio Peñailillo (RADA). Se coordino con la
dirigente Ester Antilef, Presidenta de la Junta de vecino de Cosmito (682 76 953). Hay 190
familias con 320 personas. Son mayoritariamente pescadores artesanales y huerteros. 28 casas
dañadas. 6 viviendas destruidas con las 6 familias durmiendo hasta ahora en el patio. 1
embarcación dañada. Llega ayuda. Sin embrago, viendo la cantidad de gente, se necesita
medicamentos, agua potable, utensilios de aseo y alimentación.
- En Lebu, la Coordinación de organizaciones se está coordinado con Paulo Palma del DAS
(877 62 468) y con la parroquia, Padre Claudio Soto (41-25 11 220). Un camión de alimentos
y materiales llegó a Lebu y otro mañana domingo. El DAS, con el cual además se tiene
comunicación en Temuco, hará un reporte este domingo por la tarde de la zona, ya que no
tiene mayor información de sectores que pueden tener necesidades de emergencia. También,
conocidos de Mauricio Peñailillo (RADA) van mañana domingo hacia Quidico, al norte de
Tirua, con 1 vehiculo, y 1 otro vehiculo en el sector al norte de Lebu. Además, los animalistas
de Temuco que han hecho una campaña de recolección de alimentos por las mascotas, tendrán
un reporte de la situación al norte de Tirua mañana (ya que se sabe que Tirua esta
suficientemente abastecida).
- La Identidad Lafkenche, con 2 camionetas desde Osorno, van a ir a la costa, por Tirua hacia
el norte. La Coordinación de organizaciones se ha coordinado con ellos para intercambiar
informaciones según los reportes que se tienen. Están guardando los materiales en la sede
Lafkenche en Temuco. Tomaran decisión mañana domingo de manera coordinada con la
coordinación según las informaciones que se tendrán, para decidir donde dirigir esta ayuda
(sectores de Tirua, sectores de Lebu u otros).
****************************************
NOTAS RELACIONADAS
COMUNIDADES COSTERAS Y PUERTOS PESQUEROS DEVASTADOS DEJÓ EL
TERREMOTO Y TSUNAMI EN CHILE / Leer Más: http://www.mapuexpress.net/?
act=news&id=5328
Imponen 'estado de excepción' y nombran autoridades militares en regiones del Maule y
Bio Bio / Leer Más: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=5327
Irresponsabilidad criminal del Gobierno: Bachelet negó riesgo de Tsunami. Y el mar
arrasó con caletas y poblados del borde costero desde Maule hasta Saavedra / Leer Más:
http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=5326
Terremoto pone al desnudo la corrupcion del MOP y de los Gobiernos de Lagos y
Bachelet / Leer Más: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=5324

Los inescrupulosos que lucran con la tragedia (Por Paulina Acevedo)


FUENTE: Red de Medios de los Pueblos
Por Paulina Acevedo Menanteau*
El terremoto y tsunami que asoló Chile la madrugada del pasado 27 de febrero, puso
nuevamente la palabra solidaridad como protagonista de la tragedia. Pero la solidaridad tiene
diferentes facetas, dependiendo de quién sea el procurador de la ayuda y de cuáles sean las
motivaciones o intereses que existan detrás.
De acuerdo a la Real Academia Española, solidaridad es la “adhesión circunstancial a la
causa o a la empresa de otros”. Y una segunda definición, la relaciona con un “modo de
derecho u obligación in sólidum”, es decir: “por entero, por el todo”, usada “para expresar

8
la facultad u obligación que, siendo común a dos o más personas, puede ejercerse o debe
cumplirse por entero por cada una de ellas”.
La Teletón “Chile ayuda a Chile”, dio este fin de semana pantalla a una serie de marcas que
gozaron, como en pocas oportunidades, de tan alta audiencia y a tan bajo costo. Cierto es que
entregaron aportes, pero no es menos verídico que, de forma desvergonzada, se sirvieron del
sufrimiento y el dolor de los chilenos para hacer publicidad y, en definitiva, negocio con la
tragedia. De hecho mucha de estas empresas, desde hace ya algunos días vienen desplegando
campañas para lucrar con la desgracia de tantos, sobre todo, con la angustia de los más
afectados, de los que lo perdieron todo.
Estaba en Radio Tierra ayudando en la articulación de un noticiario construido con el aporte
de medios comunitarios y comunicadores independientes a lo largo del país, cuando llegó a
los celulares de dos cuentacorrentistas del BANCO SANTANDER el siguiente mensaje de
texto: “Frente a la catástrofe estamos junto a ud, hemos aumentado el cupo de su Línea de
Crédito, se hará efectivo a partir del 3/03. Más información en santander.cl”. Sin lugar a duda,
una noticia oportuna y conveniente. Que le permite a quienes requieren de recursos frescos
para palear pérdidas materiales, obtener dinero sin mayores exigencias, y a esta entidad
bancaria aumentar el endeudamiento de sus clientes. Negocio redondo, se dirá, pero el
negocio lo hace uno y la deuda la asume otro. Además con un banco que posee las mayores
tasas de interés del mercado, una de las cifras más altas de denuncias ante el Servicio
Nacional del Consumidor y que, durante la pasada crisis económica, cerró sin aviso alguno las
cuentas corrientes de quienes consideró “clientes de riesgo”.
Y la lista empresas ¿solidarias? es larga, así como las ofertas.
De hecho la insistente y casi insoportable publicidad de ENTEL en televisión, repetida a lo
menos 20 veces en el lapso de una hora antes de iniciarse la Teletón, fue la que motivó esta
opinión. La empresa anuncia con gran algarabía que para “ayudar” a sus clientes y
comunidades (especifica en pantalla VI, VII, VIII), cargará durante todo marzo y sin costo 20
minutos y 80 mensajes de texto a usuarios de prepago y cuenta controlada (no a los planes de
minutos libres); y que para las líneas de red fija domiciliaria, serán gratis los primeros 5
minutos utilizando el carrier 123 (de Entel). Aporte miserable y una inversión marginal, si se
considera que ante la actual falta de conectividad y la necesidad imperiosa que tenemos
muchos de conocer la situación en que se encuentran familiares y amigos, el número de
llamadas se ha incrementados al menos en un 1000%.
También los alimentos y enseres son prioritarios, y el aporte de CENCOSUD en televisión es
la posibilidad de adquirir productos, en su cadena de supermercados, en 6 cuotas sin intereses.
Destaca también el aviso de DIRECT TV, que asegura que donará el 50 % de la mensualidad
de todos los clientes que se incorporen durante marzo y materiales de construcción por
aquellos que mantengan contrato. En la misma línea va RIPLEY, que ofrece aportar con una
frazada, por cada otra que adquiera un cliente para los damnificados; y ROTTER Y
KRAUSS, al informar que “comprando un par de anteojos, estarás regalando otro a los que
más lo necesitan”.
Punto a parte son los créditos especiales y flexibles que pregonan a los cuatro vientos
distintos bancos, así como beneficios que ofrecen algunas cajas de compensación apelando a
pegajosos slogan del tipo: “Calidad de vida, toda su vida” (LOS ANDES) o con préstamos
para la emergencia, cuya primera cuota se cancela recién en dos meses más (LA
ARAUCANA). Todos, sin embargo, apoyos que no escapan a lo habitual, pues es sabido que
durante el mes marzo cunden las ofertas financieras producto del inicio de año. En fin.
Podrá argumentarse que no hay nada de malo en que las empresas hagan publicidad. Y
quienes lo piensen, están en lo correcto. Pero sí lo es, y del todo inescrupuloso, disfrazar de
ayuda solidaria, lo que en la práctica y en las arcas, es lucro.

9
Por eso ante una situación de catástrofe que aflora en nosotros ese sentimiento de
correspondencia que se anida en la solidaridad, “por entero, por el todo”, hagamos nuestro
aporte en forma directa o a través de aquellas organizaciones de la sociedad civil que en
forma permanente desarrollan trabajo con la comunidad local, a través de aquellas
organizaciones sociales y vecinales que de manera autónoma comienzan a organizarse, a
través de las federeaciones de estudiantes que coordinan acciones y apoyos de diversa índole;
a través de gremios y asociaciones de trabajadores que procuran salir de este mal momento.
Son diversas las cuentas corrientes que están habilitando para aportes en Chile y desde el
extranjero; se requieren voluntarios para la remoción de escombros, profesionales técnicos en
terreno, ayuda legal y psicológica. Pronto, pasados los momentos de mayor emergencia, se
requerirá reconstruir viviendas, caletas, escuelas; restablecer la tranquilidad.
Solidarizar, en definitiva, con las propias manos o través de quienes están siempre trabajando
por las demandas y los derechos de los más lo requieren, de los que carecen de vivienda, de
los que les falta un plato comida, sin necesidad de que una gran ola, una súbita subida de mar
o un severo movimiento de tierra se lo arrebate de las manos.
No hay que olvidar que toda solidaridad ayuda, pero no toda ayuda es realmente –in sólidum-
solidaridad.
---
* Periodista, comunicadora en derechos humanos

Declaración de la La Sociedad Civil ante la Catástrofe y Reconstrucción


Ante la situación que vive nuestro país tras el terremoto, informamos que diversas redes de
ONGs, organizaciones sociales, federaciones de estudiantes, medios de comunicación
comunitarios y organizaciones internacionales se han articulado y se encuentran movilizadas
para seguir trabajando en conjunto con las comunidades afectadas y recoger sus necesidades
de urgencia inmediata así como las de reconstrucción de sus localidades.
Las comunidades sufren en este desastre las consecuencias acumuladas de la desigualdad y la
pobreza, de la privatización de los servicios básicos, de la desprotección social y los procesos
de individualización y mercantilización, de la centralización política y administrativa, de la
falta de probidad de un sector empresarial irresponsable y sin fiscalización suficiente por
parte del Estado, de la falta de medios de comunicación comunitarios y alternativos y por lo
tanto de la vulnerabilidad del actual modelo de desarrollo.
Lo anterior ha impedido que se escuchen las demandas ciudadanas por generar políticas
públicas de comunicación, de sustentabilidad ambiental y de participación que contribuyan a
una sociedad más inclusiva y menos fragmentada, lo que permitiría enfrentar con menos
violencia situaciones de crisis como las que hemos vivido estos días.
Por esta razón, las ONGs reunidas en la Asociación Chilena de Organismos No
Gubernamentales ACCIÓN y las organizaciones que adhieren a esta Declaración, demandarán
al nuevo gobierno implementar un Plan de Reconstrucción que contemple un acabado y
completo diagnóstico de las demandas y necesidades de la población de las zonas afectadas.
Este plan deberá tener como centro de sus prioridades el resguardo del bien común y el interés
público por sobre el interés privado, la cooperación y el valor de la solidaridad por sobre el
individualismo y la competencia, la participación de la ciudadanía por sobre las decisiones
centralizadas en los actores estatales o privados, la vida y la protección de las personas y el
medio ambiente como valor central y más relevante que el lucro y la especulación.
Las organizaciones de la sociedad civil estaremos atentas y como tareas urgentes nos
abocaremos a:

10
Controlar y fiscalizar a las autoridades políticas y a las empresas que brindan servicios
públicos, así como aquellas grandes cadenas de tiendas que se comprometen con ayuda.
Consideramos relevante que exista trasparencia en información respecto de la cantidad y la
forma en que se entrega la ayuda. Nos inquieta el nombramiento de las nuevas autoridades
regionales, dado los evidentes conflictos de intereses que pueden generarse debido a sus
vinculaciones a los sectores de la construcción y concesionarias que han tenido
responsabilidad en esta crisis.
Acompañar y apoyar la reorganización de las comunidades. En estas dramáticas
circunstancias, la ciudadanía organizada ha sido capaz de dar respuestas urgentes, rápidas y
creativas a la crisis social en que se encuentran millones de familias. Las más diversas
organizaciones, como las juntas de vecinos, los comités de vivienda y sin casa, los sindicatos,
las federaciones de estudiantes y los centros de alumnos, los colectivos culturales, las
agrupaciones ambientalistas y las ONGs se están movilizando de forma contundente,
demostrando las potencialidades de la imaginación y capacidad solidaria de las comunidades.
La ciudadanía ha mostrado capacidad de autoorganización en la distribución de agua,
alimentos, vestimenta y elementos de abrigo. Este proceso ya ha comenzado a mostrar su
fecundidad en los lugares de la tragedia.
Monitorear planes y modelos de reconstrucción para que estos cuenten con la participación de
las comunidades locales afectadas. Deberán ser planes que contemplen activamente la
participación de la comunidad en la gestión de los recursos estatales y de cooperación
internacional destinados a estos objetivos, de manera de que se focalicen en quienes los
requieren efectivamente.
Realizar un catastro de los daños y de los impactos ambientales y territoriales y desarrollar un
mapeo de las areas de riesgo, especialmente en el borde costero, para que el gobierno los
asuma en los planes de reconstrucción.
Denunciar el aumento de precios y situaciones donde el sector privado busque lucrar en esta
situación de emergencia. Para ello recogeremos y canalizaremos la denuncias ciudadanas, y
propondremos mecanismos de control a la especulación, la corrupción y el enriquecimiento
ilegítimo con alimentos, combustible, materiales de construcción, agua y bienes de primera
necesidad.
Vigilar y denunciar los intentos empresariales que aprovechándose de esta situación busquen
rebajar estándares laborales, despedir trabajadores o pasar por sobre sus derechos. Respaldar a
las organizaciones sindicales existentes y ayudar en la organización de quienes no las tienen.
Demandar que la presencia militar y el rol de las FFAA se acote a colaborar con restitución de
las cadenas de transporte, telecomunicaciones, energía y salud pública, evitando la
militarización de la seguridad ciudadana.
Exigiremos la creación de una nueva institucionalidad para la reacción a las emergencias, con
mayor rango y capacidad de reaccionar a nivel regional y descentralizado y de manera
coordinada.
La reconstrucción será muy larga y exigirá cambios profundos en la gestión política y en el
modelo de desarrollo. Esta catástrofe, junto a la fragilidad, inoperancia y descontrol
mostrados por las autoridades públicas, nos indican que debemos reflexionar sobre el modelo
de desarrollo y el rol del estado, la sociedad civil y las empresas. Por ello, enfrentaremos una
delicada disyuntiva. Este desastre natural puede permitir el comienzo de un proceso de
reconstrucción participativo e incluyente, basado en nuevas políticas públicas, que garanticen
estándares de de seguridad y derechos, incluso en casos catastróficos como los que
enfrentamos en esta situación. Pero también puede ser un momento en que se agudice la
profunda desigualdad e inequidad de Chile, que se ha mostrado con toda su brutalidad en esta
coyuntura.

11
DEL PROTAGONISMO DE LA CIUDADANÍA ORGANIZADA DEPENDE LA
RESOLUCIÓN DE ESTE ENORME DESAFÍO.
ASOCIACIÓN CHILENA DE ONGs ACCIÓN, integrada por:
Fundación TERRAM, La Caleta Acción Gay, ACHNU, Agraria, Anide, Capide, Casa de la
Paz, Ceanim, CEC, Cedem, Cem, Cenda, Centro Ecuménico Diego de Medellín, Ceppac,
Cidpa, Cintras, Codeff, CODEPU, Cordillera, Corporación Opción, Corporación Caleta Sur,
Corporación El Canelo de Nos, Corporación La Morada, Desarrollo Rural Colchagua,
Domos, Eco, Fasic, Forja, Fundación Instituto de la Mujer, Fundación Ideas, Gea, Genera,
Gia, Grada, Ilas, Isis, Jundep, Kairos, La Caleta, MEMCH, Movilh, Observatorio Ciudadano,
Innovación Ciudadana, Paicabí, Participa, Pet, PIIE, Prosam, Raíces, Sedej, Sepade, Serpaj,
Sodem, Sol, Corporación SUR, Sur Maule, Tac, Taf, Tekhne, Territorio Sur, Libertades
Ciudadanas.
Otras organizaciones que adhieren:
CHILE SUSTENTABLE
ECOSISTEMAS

La magnitud del daño de los cataclismos depende de la forma social que se dé cada país
(Rómulo Pardo)
Rómulo Pardo Silva
www.malpublicados.blogspot.com
Las convulsiones de la corteza terrestre no se pueden evitar, pero hay herramientas para
limitar sus consecuencias. Si se usan o no depende del sistema político y económico elegido o
impuesto.
Observando en un país la racionalidad, la moral, la solidaridad como guías diarias de
comportamiento; las organizaciones permanentes de participación ciudadana; la calidad de la
educación nacional y de los medios de comunicación; la inversión en prevención, se puede
saber el grado de seguridad de todos frente a las violencias de la naturaleza.
El caso chileno. La tragedia del 27 de febrero se dio después de la experiencia de siglos de
terremotos y maremotos mortales y destructivos.
Las casas de adobe son mortales en los sismos. Había que hacerlas nuevas con otros
materiales o reforzarlas.
En las costas los maremotos barren y matan a los habitantes de las viviendas cercanas y bajas
en relación al océano. Había que reubicarlas sobre los veinte metros del nivel del mar.
La falta de energía eléctrica interrumpe el suministro de agua y combustible. Las empresas de
agua y los servicentros debían tener grupos electrógenos para bombear los líquidos.
Edificios, viviendas, puentes, carreteras colapsan. Se debía tener un control sobre el
cumplimiento efectivo de las normas antisísmicas de ingeniería.
El alimento falta por días en las zonas siniestradas. Debía haber acopio de los más básicos a lo
largo del país para evitar depender de dificultosos envíos distantes.
El lumpen sale a saquear y cometer delitos. A las pocas horas se debe colocar fuerzas
militares.
Las antenas se derrumban cortando las comunicaciones vitales. Se deben levantar asegurando
su estabilidad durante sismos.
Los habitantes locales y turistas en las playas se desorientan sobre qué hacer durante y
después del sismo. Debe haber un sistema de educación permanente, ponerse señaléticas,
repartirse instructivos, etc.

12
Los sismólogos saben con anticipación dónde se ha acumulado energía suficiente para una
ruptura en las placas. Se debe seguir sus indicaciones y dotarles de los instrumentos que
demanden.
La distribución de alimentos y ayuda se hace muy difícil y lenta. Debe haber organizaciones
de vecinos, con líderes propios, que se conozcan a lo largo del tiempo para servir de
complemento a la acción de las autoridades.
Mucha gente no puede comprender la situación bruscamente creada y toma malas decisiones,
se paraliza o cae en la histeria. La educación de calidad para todos fundamentada en la
ciencia, el concepto de la realidad en cambio permanente, la resolución de problemas, el
trabajo colectivo, permite una adecuación más rápida, segura, solidaria y eficiente de los
afectados.
Se sabe lo que hay que hacer, qué se debe priorizar, en qué hay que invertir. Las pérdidas de
vidas y materiales dependen de haberlo hecho o no.
Si se opta por el lucro, la consideración de la explotación de otros como normal, la
competencia egoísta, la segmentación social, la difusión de subcultura por los medios, el
estímulo a la compra de bienes secundarios como autos, televisores plasma, viajes al
extranjero, bienes suntuosos, la facilitación sistémica de la delincuencia, no se puede esperar
como resultado sino la repetición de las grandes catástrofes que azotan mayoritariamente a los
pobres.
La elección de un modelo empresarial o social con sus pros y contras depende de la gente y
las fuerzas que la dirigen.
Hay alternativa para una mayor seguridad, pero tiene el costo de la racionalidad contraria al
consumismo del sistema.
Contacto romulo.pardo@gmail.com

¿HACIA DONDE DIRIGIR NUESTROS APORTES? (Armando Marileo)


¿HACIA DONDE DIRIGIR NUESTROS APORTES?
Estimadas (os) hermanos y amigos
Con seguridad todos y cada uno, estamos consternados de lo ocurrido con el temblor y salida
de mar que afectó a nuestros hermanos mapuche que habitan en el borde costero desde
Mehuín hacia el norte de éste gran Ngülumapu (país mapuche).
Personalmente me tocó el temblor y posterior marejadas o salida de mar en la madrugada del
27 de febrero, en Mehuín acampando juntos con los alumnos mapuche del “Diplomado en
Filosofía y Sabiduría Ancestral Mapuche”, allí desde los cerros donde arrancamos fuimos
testigos de cómo el mar destruyó las embarcaciones de los pescadores y el bote del peñi Boris
Hualme.
Por la tarde del mismo día retornamos a Temuco y desde allí hacia nuestras respectivas casas
y lugares de origen para acompañar a nuestros seres queridos.
Al día siguiente viajé al Budi, comuna de Saavedra para apoyar a mi familia, afortunadamente
estaban todos bien, hasta ese entonces no se apreciaban grandes daños, solo incomunicados
por los caminos cortados, hundidos y partidos, lo que implicaría desabastecimientos
posteriores de las primeras necesidades (mercaderías y otros). Pero también por la experiencia
del maremoto del 60 les hacía temer que pudiera ocurrir algo similar y ello los obligó a
dormir fuera de sus casas, otros en los cerros, tambièn había que hacer ceremonias o llellipun
al ngenlafkenkuse-ngenlafken fücha, meli witran mapukuse y fücha.
El miércoles 3 viajamos a Tirúa-pueblo para visitar a una familia mapuche, quienes
afortunadamente tuvieron la gran suerte de salir ilesos porque el mar solo rozó su casa y la
alegría de estar vivos. No así para muchos de los habitantes quienes perdieron todo. Allí nos

13
tocó la alerta Tsunami, teniendo que huir a las alturas con toda la velocidad que diera nuestro
vehículo.
Ayer viernes 5 viajamos a Concepción y Talcahuano, allí es todo desolación, impotencia y
desesperanzas, filas que alcanzan algunos hasta 7 cuadras para comprar algo en los
supermercados, kms para comprar combustibles, filas interminables para conseguir aguas en
los grifos, muchas mamás lavando sus ropas en los canales que atraviesan la ciudad y nos
contaron tambièn que aùn hay cadáveres en los canales que no han sido recogidos.
La ayuda prometida no llegan a las poblaciones y periferias de las ciudades de Talcahuano,
Concepción, Hualqui, San Pedro de la Paz, Penco y otros, que por historia la periferia de la
ciudad son los únicos lugares que muchos mapuche hemos conseguidos para vivir en las
ciudades, donde con mucho esfuerzo hemos conseguido tener nuestras casas y algunos bienes
y, ahora destruidas sino fue por el temblor, fue por la furia del mar. Mientras tantos quienes
vivimos en tierras firmes nos conformamos porque la televisión nos dice que la ayuda del
gobierno ha llegado a los lugares siniestrados, sin embargo hasta ayer viernes 5 allí nada, ni
nadie, ni menos algún tipo de ayuda había llegado.
Estimados Hermanos-as:
He escuchado y leído en los mails de uds y he visto con mis propios ojos que la ayuda está
siendo canalizado mayoritariamente hacia el centro poblado de Tirúa, es así que las
Universidades, Intendencia, Municipios y las propias comunidades mapuches de la región de
la Araucanía están haciendo campañas para ir en ayuda de los habitantes de Tirúa, eso
significa que la ayuda se ha concentrado solo en ese territorio.
La pregunta es: ¿Quién ira a socorrer a nuestros hermanos mapuche que viven en las
periferias de Talcahuano, Concepción, Hualqui, San Pedro de la Paz, Penco y otros? Y las
familias mapuche que viven en la ciudad de Arauco y sus alrededores, donde hasta hoy no
hay ningún antecedente ni comunicación?
Ellas y ellos existen: En octubre del 2009 realice un curso de capacitación a través del
Servicio de Salud sobre “Filosofía y Sistema de Salud Mapuche” en la ciudad de Arauco con
participación de hermanos provenientes del mismo Arauco y sus alrededores; al igual que en
noviembre del mismo año otro curso en Concepción para 50 mujeres mapuche.
Posteriormente en enero del 2010 un taller para 90 mujeres mapuche a través del Prodemu.
Allí conocí familias Lienlaf, Aniñir, Lefío, Norin y otros. Quienes hoy esperan que sus
hermanos mapuche del WallMapu lleguen en su auxilio.
Solicito canalizar la ayuda para estos hermanos…..y pido disculpas a aquellas organizaciones
y hermanos mapuche que están trabajando para reunir recursos que irán en apoyo a las
comunidades Lafkenche de Mehuín, Toltén, Saavedra, Tirúa y otros.
“Nuestra fuerza que nace de la madre tierra y de nuestros antepasados hará posible que
nuestros hermanos mapuche que han sufrido el embate de la naturaleza, reciban nuestro apoyo
y nuestra comprensión….”
Chaltu mai.
Armando Marileo Lefío
Ngenpin (autoridad ancestral)
Director Escuela de Filosofía y Sabiduría Ancestral Mapuche.
Contactos: 93537424.
e-mail mapuchescuela@gmail.com

CAOI: En defensa de la Madre Tierra


www.minkandina.org

14
COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS – CAOI
Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Chile, Argentina
En defensa de la Madre Tierra
Organizaciones de CAOI construyen propuestas para la Conferencia Mundial de los Pueblos
sobre el Cambio Climático
La defensa de los derechos de la Madre Tierra y de los pueblos frente a la crisis climática es
uno de los objetivos estratégicos de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas,
CAOI. Por ello participaremos en la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre el Cambio
Climático y los Derechos de la Madre Tierra, convocada por el Presidente de la República
Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma, que se reunirá en Cochabamba los días 19 y 20
de abril próximo.
Nuestras organizaciones integrantes están organizando eventos nacionales de construcción de
propuestas sobre este tema. CONAIE y ECUARUNARI realizarán los días 18 y 19 de marzo
la Asamblea Plurinacional sobre Calentamiento Global y Derechos de la Madre Tierra,
mientras que en el Perú las organizaciones indígenas desarrollarán un Encuentro Andino-
Amazónico sobre el Cambio Climático del 9 al 11 de abril.
Nuestras organizaciones construyen así desde las comunidades las propuestas para enfrentar
la crisis climática que amenaza con arrasar con toda forma de vida en el planeta, propuestas
que parten de la perspectiva de la defensa de los derechos de la Madre Tierra y de los pueblos,
y que incluyen el concepto de justicia climática. Esto es, el reconocimiento de la deuda
ecológica con nuestros pueblos y la sanción a los responsables: las multinacionales, los países
más ricos y los Estados cómplices de los países más pobres.
La crisis climática y sus alternativas forman también parte fundamental del temario del II
Congreso de la CAOI, que se reunirá en Quito, Ecuador, desde el jueves 11 hasta el sábado 13
de este mes, donde afinaremos nuestras estrategias y propuestas para defender la vida y los
derechos de nuestros pueblos indígenas contra el saqueo de los bienes naturales y la
depredación de la Madre Naturaleza.
Entre las acciones que la CAOI realizó durante el 2009 en relación a la crisis climática, están
la Minga Global por la Madre Tierra (12 al 16 de octubre), que incluyó movilizaciones,
debates y otras actividades en todos los continentes; la conformación, con otras
organizaciones, del Tribunal Internacional de Justicia Climática, que desarrolló su I
Audiencia en Cochabamba, Bolivia, en el marco de la Minga Global (13 y 14 de octubre); y la
participación en Klimafórum2009, en Copenhague, Dinamarca (diciembre), cuya declaración
final, titulada “Cambiemos el sistema, no el clima”, recogió lo sustancial de las propuestas de
los pueblos indígenas y sus organizaciones.
Lima, 05 de marzo de 2010.
Coordinación General CAOI
--
Norma Aguilar Alvarado
**********************************
Área de Comunicaciones
Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas - CAOI
Sitio web: www.minkandina.org

15