Você está na página 1de 4

Departamento de Educación

Escuela Superior Patria Latorre Ramírez


San Sebastián, Puerto Rico

Capítulo 7: Desde España nos controlan

Astrid Brignoni Ruiz


Dra. Vilma Serrano Vargas
América Latina Contemporánea
10:40 - 11:30
12 - 2
Historia Económica
La economía colonial: lo tuyo es mío y lo mío es mío

1. La actividad económica en tiempos de la colonia se basó en la explotación descarada


de todos los recursos naturales del territorio americano, principalmente los no
renovables, como el oro y la plata.
2. La explotación minera inicialmente la realizaban los indígenas, quienes eran
sometidos a jornadas de trabajo de más de doce horas.
3. Gran parte de la economía colonial en América se basó en el trabajo esclavo de los
negros africanos que fueron traídos por la fuerza a nuestro continente.
4. Las minas eran explotadas por particulares, que debían dar una parte de lo obtenido a
las autoridades de la región y la otra enviarla directamente a la corona española.
5. La técnica de explotación se hacía con medios muy rudimentarios, principalmente el
llamado socavón.
6. Las actividades agrícola y ganadera se caracterizaron por la introducción en nuestra
tierra de especies vegetales desconocidas, tales como arroz, trigo, café, etc., y
animales como vacas, cabras, cerdos, caballos, burros, etc.
7. Introdujeron herramientas especiales para las faenas agrícolas y ganaderas,
principalmente de hierro, metal que desconocían nuestros indígenas.
8. En lo que respecta a la actividad industrial, entendida como tal la transformación de
materia prima y/o elaboración de nuevos productos, la corona española no se interesó
por fomentarla en territorio americano, ya que España traía todo elaborado de su
territorio y las colonias eran sólo productoras de materias primas.
9. El comercio se ejerció en forma de monopolio por España, y desde Madrid se decidía
qué se comerciaba. España no solo impuso un monopolio y el control de la
explotación del oro, sino además estableció categóricamente sobre el conjunto
comercial que las colonias sólo podían vender y comprar a la metrópoli. Se prohibió a
las distintas colonias comerciar entre sí, pues sólo la metrópoli tenía esa facultad.
10. Las principales rutas y puertos autorizados para el comercio fueron Sevilla y Cádiz,
en España; y La Habana, Veracruz, Portobelo y Cartagena, en América.
La metrópoli mandaba a la periferia
El Supremo y Real Consejo de Indias. Era el órgano más importante del gobierno colonial.
Ejercía funciones de tipo ejecutivo, como proponer al rey las personas para el desempeño de los
cargos civiles y eclesiásticos en las colonias americanas. En el aspecto judicial, ejercía como
tribunal supremo en asuntos civiles y criminales; además, fiscalizaba las finanzas de las colonias.

La Casa de Contratación de Sevilla. Dependía del Real Consejo de Indias y trataba todos los
asuntos relacionados con el comercio entre España y sus colonias.

El Virreinato. Principal institución político-administrativa en América; como su denominación


lo dice, era la presencia del rey de España en nuestras tierras, a través de un designado.
Territorialmente comprendía varias gobernaciones. Al frente de él estaba el virrey, representante
personal del rey en América.

La Gobernación. División político-administrativa de la Colonia, que estaba conformada por


varias ciudades, y en cuyo frente se encontraba un gobernador, quien ejercía funciones políticas
y administrativas, pero dependía de la autoridad del virrey.

La Capitanía General. Fue el nombre que se le dio a las gobernaciones que se encontraban en
aquellas regiones que podían ser el blanco del ataque de las potencias extranjeras, que para el
caso de España fueron Inglaterra, Francia y Holanda. Por sus características, al frente de una
capitanía se encontraba un militar, que ejercía funciones de gobernador.

Las Reales Audiencias. Eran tribunales de justicia integrados por jueces y oidores. Entre sus
funciones se encontraban, además de las judiciales, la supuesta protección de los indios, así
como la fiscalización y control de las acciones y actividades de quienes desempeñaban los
principales cargos en las colonias, como era el caso de los virreyes y gobernadores.

El cabildo. Era la principal autoridad en cada ciudad o poblado. Hacían parte de él el alcalde, en
compañía de los corregidores, aguaciles, escribanos y demás mandatarios locales.

Sociedad en las colonias españolas. En las colonias españolas habitaron tres grupos raciales,
que se mezclaron entre sí. Los españoles (blancos), los nativos e indígenas y los negros que se
trajeron a la fuerza de África. De la mezcla de estos grupos surgieron nuevas razas, como los
mestizos, mulatos y zambos, y de las clases sociales que existieron en las colonias españolas.
Dichas clases o estamentos fueron:

Españoles peninsulares, constituían la clase social dominante, ya que eran los dueños de las
minas, la tierra y los principales comercios.

Los criollos, españoles que nacían en América, y disfrutaban de algunos privilegios económicos
que tenían los españoles peninsulares.

Los mestizos, producto de la unión de españoles con indígenas, eran el grupo más numeroso en
las diferentes colonias y ejercían algunas funciones consideradas sin importancia, como los
llamados “oficios innobles” o trabajos manuales.

Los indígenas y los negros esclavos; la diferencia entre éstos es que los primeros eran libres.