Você está na página 1de 26

GerhardLoltfink

LA
BIBLIA

EdicionesPauIin(N
GERHARD LOHFINK

AHORA E,NTIENDO
LA BIBLIA
Críticade las formas

4." edición

EDICIONES PAULINAS
I NI ) t ( 'll

Introducción.

l. Las formas estereotipadas en la aida cotidiana y en


la literatura. t5
l. Carta a la tía Paula . . l5
2. lJna receta culinaria de Catón el Viejo. . . . . ' l9
3. Las esquelasfunerarias 2l
4. Un exordio de sermón en día de fiesta. . . . . . 24
5. Charlas despuésde lajornada laboral.. . . . . . 28
6. El saludo en el desierto árabe. . 30
7. De la poesía a la novela. 34

2. ¿Qué es la crítica de las formas?. 39 '1


l. El descubrimientode las formas estereo-
tipadas. 39
2. La descripciónde las formas 45
3. La intenciónliteraria. 50
4. El <Sitzim Leben>. 53

Lasformas estereotipadas de la biblia. 77


l. Multitud y variedadde formasy géneroslite-
rarios. 77
2. Laoveja del pobre. 84
3. Jonásy su Dios. l0l
4. La sagadel sacrificiode Isaac. ll3
5. La rebeliónde Absalón.. :. . . . . t25
cortesanas
6. C róni cas y diar iosdeviaje. . . . . . . 139
7. El prendirnientode Jesús... l5l
8. La anunciacióndel nacimientode Jesús.. . . . ló3
<¡ l ¿t.tt,n(.\I'uulinus 1977(Protasio Gómez, l3-15. Madrid-27) 9. Un discursode revelación.. . . . . 180
c ' V ( ' r l ¡ r g Ñ ¡ r t l r o l r sth r sBib e r lwe r t Gm b H' Stu ttg a r t, 1973 10. La sentenciasobreel divorcio 201 (
f f l r r f r r r r r t g t t r : t l :. l ( l¿ l ve r sle h eich d ie Bib e l
I r ¡ ¡ t l r ¡ r r t l , rr l c l : t i t 'r tl;tr lp < > rJo sé L u is.Alb izu 4. Cómoleer lasformas bíblicas. 221
lS l t N : t l 4 . l l l 5 0 6 . 1 9 - 9 l . E j erci ci osI... . . 227
l) c p r i s i t o l e ¡ : r l : M . lt( .1 7 .1l9- tJ2 2. Ejercicios lI.. . . . 239
l m p r c s o c r t A t t e s ( r tílltcits l' a ¡ a r o . Hu m a n e s ( M a d r id) 3. Ejercicios III. .. . 243
I m p r c s o c n l r s p ; r ñ4 . l' r r n tcd in Sp a in
tN't'R()t)tr('cloN

Un niño dice a su madre: <¡Mira, mamá, allá


arriba está el cielo!>. Y apunta con el índice al
aire. <¿A qué cielo te refieres?>-le pregunta la
madre. <<Pues al cielo>,-responde el niño. <¿Te
refieresal cieloquesurcanlasnubesy por dondevue-
lan los aviones?>-le preguntala madre con toda
paciencia.<No -responde el niño-, al cielo de
verdad,donde estánlos ángeles>>. Entoncesle dice
la madre: <<Mira,hijo mío, el cielo de que hablas
está donde está Dios. Y Dios está en todas par-
tes. Por eso no está en un punto allí arriba, en-
cima de nosotros; está en todas partes: arriba,
abajo, a nuestroalrededory en nosotrosmismos.
No podemosverlo por ahora,porqueprimero tiene
que darnos Dios otros ojos y un nuevo corazón>.
Así o de forma semejantepuedeentablarsehoy
el diálogo entre un hüo y una madre. Los padres
creyentesse hallan desdehace tiempo preparados
para hacer la distinción oportuna entre el cielo
de los avionesy de los astronautasy etrcielo de
la fe cristiana. Están también generalmenteprepa-
rados para explicara sus hijos que el cielo es una
realidadincomprensible y misteriosa,y queno puede
percibirsea travésde intuiciones concretas.
Sin embargo, todo esto no debe considerarse
como algo obvio y evidente.No siemprefue así.
El desprendimientode las viejas concepcionesdel tinguir entre cielo y cielo, ¿sabrádar esta vez la
mundo y de la simbología del más allá -que fue respuestaadecuada?¿Tieneella misma ideasclaras
también el mundo de las imágenesy representa- sobre el carácter salvífico de la narración de san
ciones de la Biblia- se realizó entre enormesdifi- Lucas? ¿Sabeque se enfrenta con una forma de
cultades.En algunos puntos todavía no se ha aca- narración bíblica que no debeconfundirsecon una
bado de efectuar esteprocesode desprendimiento. crónica o simple información de hechos?¿Escapaz
De todos modos algo ge ha logrado. A ningún de distinguir también ahora entre las formas narra-
cristiano de mediana formación se le ocurre hoy tivas y expositivasy el contenido específicoal que
imaginarse el cielo sobre las nubes o en algún dichasformas serefieren?
lugar allende la Via Láctea. ¿Es que por eso se Probablemente,no. La mayoría de los padres
ha liquidado el concepto de <<cielo>> para el cris- cristianosno estánpreparadospara estalabor. Fren-
tiano de hoy? ¡De ningún modo! Sólo que este te a narraciones como la de la Anunciación se
conceptoya no es tan intuitivo y escénicocomo lo sientensumidosen la zozobra,sin haber encontrado
fue generalmenteen otros tiempos. Hemos com- todavía una posiciónfirme. Lataz6n es clara: En
prendido que no es un concepto tan superficial,y este punto, el proceso de rementalizaciónha co-
por eso usamoscon menos frecuenciala palabra menzado para la gran mayoría de los cristianos
<cielo>y hastatitubeamosal usarla.Sin embargo, sólo haceunos años.Todavíano hacemucho tiem-
también nosotros-por encimade todas las imá- po, cuando se explicabael catecismoy se impartía
genes- creemosen la misma realidad a la que nos la instrucción religiosa, las narraciones de este
referíamoscon las viejas representaciones del cie- género se tomaban como relatos o crónicas de
lo. Antescomoahoradecimos: <¡Gloriaa Dios enlas hechos. Y todo esto, evidentemente,no puede re-
alturasln,sabiendoque el concepto<<cielo> no lo mediarsede la noche a la mañana. Sin embargo,
entendemosespacialmente,pero conscientesde que llegará el tiempo en que los padressepandiscernir,
tiene un sentido.Nos servimostodavía de la ima- en las narraciones bíblicas, lo que es una forma
gen y nos apoyamosen ella, si bien sabemosque externa de presentaro representarel mensajey lo
podemospreguntatnospor su alcancecon mayor que constituye su afirmación teológica, y lo dis-
precisión y penetraciónque los cristianosde los cernirán con la misma naturalidad con que desde
siglospasados. hace tiempo distinguen entre el cielo de los astrol
Pero volvamos a la madre de que hablábamos nautasy el cielo de Dios.
al principio. ¿Qué hará ella cuando un buen día Ciertamente,esto suponeel conocimiento de las
el hijo le pida explicacionessobre cómo el ángel imágenesy formas de presentaciónde la Biblia y,
Gabriel bajó del cielo con un mensajepara Ma- por lo menos, algún atisbo de lo que la moderna
ría? ¿Quéresponderácuando el niño le sueltetoda ciencia bíblica entiende por crítica de las formas.
clase de preguntas sobre la narración: de dónde A este conocimiento pretende ayüdar la presente
vino el ángel,cóúo entró en la casa,qué aspécto obra. Intenta demostrarque la crítica de las formas
tenía y, en fin, por qué no vienenhoy los ángeles? no es una cienciaoculta y esotérica,reservadaa los
Esa madre, que tan correctamenteha sabido dis- grandesespecialistasen la exégesisbíblica, y que el
conocimientode estacrítica de las formasno es un El cr i ¡ ti a n o d e h o y
¡¡bo do¡dehacetiem-
lujo, sino una necesidadvital e insoslayablepara po quo Dios no mora
el cristiano.üQuées, pues,eso de la crítica de las alló, ¡ncim¡ do las os-
trcllm, Pcrono poroso
formas? No vamos a comenzar con definiciones drlr dc rrru: r¡Gloria
abstractas. Comenzaremospor preguntarnos qué ¡ Dlor ¡n l¡r alturaslrt
Portrnto. dlrtln¡ue en
significaennuestrocasoel término <<formo>.Y como rl conccptorcl¡lol la
punto de partida tomaremosnuestraexperienciade roprrrcntrclón lmr¡i-
n r r h yh co ¡ ¡ m l r m ¡ .
todoslos dias. Pr r o ¿r r b r t¡ ¡ n b l ó n
dlrtln¡ult m l¡¡ n¡-
rr¡clon¡¡ ülbllc¡r cn-
tr¡ l¡ form¡ dc prc-
sont¡r un! ldcr y h
idoa mi¡m¡?

i i'iÍ":

..{ i

t2 ''', i! i
I.- LAS Í'ORMAS ES'I'ERI'O'I'II'ADA S EN
LA VIDA COTIDIANA Y ¡]N T,A I,I'I'I]RA'I'TJRA

1. Carta a la tía Paula

Supongamos que uno escribe una carta y la


comienzadel siguientemodo:

tla.l,e¿!, L lo./gt1

JL
9u<r¿1,/o- ?*., {^:
Dir* É.e ¿nacho ld-/" no
f-- f&c
ly sírzrQ de vi/a-. S¿á,7/te Áq-
áe&)/o afr' le y'a.z-&b ¡
noÁc
y'¿n,Zo /-;,-/. !ú gez'Ér)fe .?e,z
#T_-o yf7 fu¡ aiiy ¿d ca¡e
)r
7urerc /o ontsrri L_
'.o. 7bzeve¿Aar '/'
,hJrfu.
¿Has oscrito cartas
t'z
1*Y.7? / le'eo 7"+' /'/ parocidas?

futna;) ¿ yti . ?+ u/u; A Á.-


clo cr-
rthY
f
/*f "/a"¿ro fu¿éni*y
&6r.¿. ¿'2 fitn 3eán¿,Éa7> .
/*s'^^¿¿
l5
¡Bueno, dejemos aquí el dictado de esta apasio- (.)rrrrrlo).
l)c cst¿rlirnlrir brervcy ri¡¡itlirconren¿¡rbiur
nante carta a la tía Paula! Sólo la hemos aducido trrsi tod¿rslas c¡rrllrsrlc llr lrntigiicrllrrl.lnclrrsosc
para recordar que todos y cada uno de nosotros rrsirb:rl¿rfórmula cscuct¿r: <('uyo ¡r 'l'ilo>, y cl cs-
empleamos generalmente en el comienzo de las r'r'ilorpasabainmccliatarlrcntc al ¿rsurtto dc lir c¿rrt¿t.
cartas unas formas fijas, estereotipadas.Como la lrl saludo al dcstinatario (<Quorida tía Paula>),
carta a la tía Paula comienzan mil otras que a dia- t¡rrccaracterizanuestrascartasy resultacasi inclis-
rio se escriben en España. ¡rcnsable,brilla por su ausenciaen las relaciones
El comienzo de este tipo de cartas se ajusta más cpistolares antiguas. Más todavía: En las cartas
o menos al siguiente esquema: rrntiguasfalta normalmente la indicación del lugar.
Y I'alta asimismo con frecuencia la indicación de la
l'ccha. Y si existe, no la vemos al comienzo de la
@ Indicación del lugar desde donde se escribe. cilrta, sino al fin. Pero lo que más llama la atención
y distingue las cartas antiguas de las nuestras es
@ Indicación de la fecha. I¿rfalta de la firma. Las cartas antiguas acaban con
run corto saludo: <<Vale>(Consérvate bien) escri-
O Saludo al destinatario (casi siempre con la bían los romanos al fin de una carta privada. Podían
pallhra .clrrericlo>o <querida>). 'rhorrarse1afirma. que aparecíaya, por así decirlo,
cn el título o inscripción inicial (<Marco saluda a
@ Disculpa por no haber escrito desdehace mu- su hermano Quinto>). Chocamos. por tanto, en la
cho tiempo. antigüedad con un formulario epistolar que difiere
notablemente del nuestro.
O Afirmación del bienestarde quien escribey Pero tampoco entre nosotros se ajustan todas
. deseodel bienestardel destinatario. las cartas al formulario de la carta a la tía Paula.
Pensemosen los escritos oficiales o en las cartas de
negocios. En contraste con las actuales cartas pri-
Tenemos, pues, delante un ejemplo de <forma>> vadas,observaremos en ellos una serie de detalles
fija, estereotipada, y usada con suma frecuencia. diversos: al comienzo la dirección del destinatario:
Podría uno objetar: <<Sí,pero es algo completa- luego unas fórmulas misteriosas: <Su nota... Su
mente natural. ¿Cómo, si no, comenzat \na cafta? escrito de... Nuestro escrito de... Nuestra nota...
Lo que usted señala aquí como una forma este- En lo tocante a...>>.
reotipada ¿no está en la naturaleza misma de la
cosa?>.Y, sin embargo, esta objeción no es con-
cluyente. Es evidente que una carta puede comen-
zarse de muchos otros modos.
GuandoCicerón Cuando Marco T'ulio Cicerón escribíaa su her-
escrib¡a
a su hermano.
mano Quintc, comenzabasus cartas así: <Marcus
l6 Quinto fratri salutem>(Marco saludaa su hermano t7
y supieradiscernirla época,la funcióny elambicntc
nocialde cada uno de ellos,seríacapazde cscribir
PUIG Y SEGUI FábricadePirotecnia
unu historia de las formas de los exordiosepisto-
VALENCIA lurcs. Semejanteobra pondría en evidenciacl for-
mulismo a que se ha sometido siempre,desdela
8u nota¡ Su escrito de¡ untigüedadhastanuestrosdías,la correspondencia
cpistolar.
Nuestro Bscrrlto de! Nuestras notast
2. Una receta culinaria de Catón el Vieio
@!g: Cohetes y bunbas espBcleleg
En relacidn oon su atenta carte del Avancemosun paso más. Observamosformas
I1.8r La Finna PUIG ha tomado not¡ cstereotipadasno sólo en las cartas, sino también
de su pedido y tenemos e1 honor dE cn un sinnúmero de situaciones muy distintas.
oornunicarl.e que estamoe en oondicLdn Marco Porcio Catón (234-149a.C.) nos dejó en
de geryirle... su obra Sobrela agricultura -se trata del libro en
prosa más antiguo y mejor conservadode la lite- L¡ cocin¡ do un ¡m¡
de c¡sa modorna ¡¡
ratura latina- toda una seriede recetasculinarias distinta de una cocina
Po.rúltimo, si recordamoslas cartas que se es- sobre fritos y cocidos.En cuanto se echa un vis- d o r o m ¡ n a a n ti g u a .
Gartas Las r¡cet¡s culin¡rias
ds las cancillorlas tazo sobre ellas, se observa inmediatamente su
cribían en las cancilleríasde la épocabarroca,con sont¡mb¡óndi¡tinta¡.
en la úpocabar¡oca. cnorme parecido con la forma de las recetasac- Pe¡ool modoloconfor-
sus complicadossaludos,su ampulosidad,su cor- mo al quo so rsdactan
tesía y zalameria,resulta bien claro que una carta tuales.Así reza,por ejemplo,una recetade Catón las rocotassigue casi
no tiene que comenzar necesariamente como la el Viejo sobrelos pastelesde queso: inmut¡blo.

dirigida a la tia Paula.

Los ejemplosaducidosponen de relieve la va-


riedad de formas estereotipadas que hay pára co-
menzatuna carta. Casi todaslas cartas,consciente
o inconscientemente, se ajustan a alguna de las
fórmulas usuales.El que conoce a fondo estas
fórmulas no sólo llega a adivinar en qué siglo se
escribióuna carta, sino que en seguidaadviertesi
se trata de una carta privada, de una carta de ne-
gocioso de otra especiecualquiera.Y, por supuesto,
todo ello lo cgnoceno por el contenido,sino sen-
ciliamentepor el formulario.
Ahora bien, una personaque recopilaratoda la
l8 variedadde fbrmulariosepistolaresque ha habido,
((Sedesmenuzanbien en el almirezdos libras de a queserefierenesbueno,ofrecetodaslasgarantias
queso.Una vez bien desmenuzadoel queso,se le y el consumidorpuedefiarsedel resultadosatisf¿rc-
añadeuna libra de harina de trigo siligo o, si se torio.
quiere comer más fino, sólo media libra de la
misma harina, y se mezclabien con el queso.Se
3. Las esquelasfunerarias
le echaluegoun huevoy sebate a fondo. Entonces
se haceun pastelcon todo ello, se le ponen debajo Hay otros muchosejemplosde formas literarias
unas hojas (folia) y se cuecelentamentea horno que se presentancon una uniformidad sorpren-
calienteen una fuente de barro>>(De agri cultura dente.Abrimos,por ejemplo,un periódicoy leemos
/)). en determinadasección:
Si prescindimosde que nuestrasamas de casa
no empleanya el almirez para rallar el queso ni
hojas para ponerlo encima, usando en su lugar
láminasde aluminio, vemosque la recetadel viejo
Catón apenasha envejecidoa lo largo de 2.000
años.Lo único que le falta es la conocidafórmula
<Se toma...)),que es el estilo usual de nuestras
recetasculinarias.Tenemos,por tanto, a la vista
una forma literaria que no ha sufrido transforma- DOn JOSEFERRER HERNANDEZ
cionesy se ha mantenidotal cual a travésde un Funcionario de Mutualidades laborales
largo espaciode tiempo. Lo esencialen la forma de Falleció en Madrid, a consecuenciade un accidente de
una recetaculinaria son los datosdetalladosde los tráfrco, el 23 de enero de 1975 (a los 54 años de edad).
ingredientesdel plato a lograr con una minuciosa
descripcióndel orden, tiempo y mezcla,que cons- Habiendo recibido los auxilios espirituales
tituyen el procesode la elaboración.La descripción
D. E. P.
se atienea un enunciadoen seriey en brevespro-
posicionesde lo que se ha de tomar y emplear.
Cada proposición es una prescripción.En su es-
Gonsxiónentre
la rocetaculina¡ia
tructura literaria. las recetasculinariasestán ínti- En el periódico se dan luego otras indicaciones.
y el modode empleo. mamenteemparentadas con la forma del modo de Despuésde la muletilla de <<sus desconsolados...>
empleo.Esta indicaciónes un tinglado de prescrip- o de la <sensiblepérdidu, viene una lista de nom-
ciones breves,cuyo orden no puede alterarsela bres, el día y hora de la conducción del cadáver
mayoriade las veces(primero..., luego...,a esto..., y de los funerales, y tal vez el aviso de <No se re-
finalmente...).La recetaculinaria y el modo de ciben visitas>>.Tenemos, pues, otra forma estereo-
empleoson lo que garantizay recomiendael pro- tipada que fija los menores detalles y apenas ha
ducto en cuestión.Las prescripcionessuscintasy sufrido variaciones a través de siglos. Hace tres-
20 en serie presuponentácitamenteque el producto cientos años un epitafio decía lo siguiente: 2l
@ Edad del (de la) finado (a).

Año 1651,el domingo27 de abril, @ Fecha de la muerte.


entre l.as12 de la noche
y la 1 de lamadrugada @ Breve descripciónde la muerte.
durmió piadosay placidammte,
en su RedentorJesucrislo.
la uirtuosaseñoraMarla Bülgin, @ Deseode la salvacióneternadel (de la) finado
de la familia Waltmiinning, Ca).
a Ia edadde 22 años,2 mesesy 2 días.
Dios recibasu alma. Amen.
En virtud de estaconcordancia,el texto de Det-
wang, aunque es una inscripción, se clasificará,
desdeel punto de vista de la crítica de las formas,
como esquelao epitafio funerario. Entre nosotros
Unopitafio Este texto pertenecea un epitafio que hay en
es hoy usual publicar la esquela en el periódico
del siglo XVll. el interior de la iglesiade Detwang,en Rothenburg
o difundirla en forma de carta. En el siglo xvII, en
de fauber. Seencuentraen la paredizquierdade la
cambio, se podía también publicar la noticia del
iglesia.Yo lo copié hace muóhos años en una
fallecimiento de una persona mediante una ins-
excursiónque hice por el valle del Tauber, y lo
uipción. Vemos clarísimamenteen este ejemplo
copié porque me conmovió profundamenteel len-
que puedesubsistiruna forma determinadaa pesar
guaje de la inscripción y la piedad que rezumaba.
del cambio radical que sufra la manera de publi-
Mucho después,al hojear mi libro de notas, caí
carla.
sobre el texto una vez más y me llamó la atención
Las observaciones de este tipo puedenresultar
la semejanzaque presentabacon las esquelasfu-
muy importantes para las investigacionesde la
nerariasactuales.El lenguajees distinto y la forma
crítica de las formas.Así, por ejemplo,hastaen la
de publicarlo estambiénradicalmentedistinta. Pero,
forma <<narración>ha cambiado completamente Antiguamente,
en su estructura fundamental, el texto se parece las narraciones
la manerade publicarla.Hoy leemoslas narracio-
mucho al que anteriormentehemoscopiado de un se cantaban,se
nesen los periódicoso los libros.Antes,en cambio, narrabanrealmonte.
periódico. Un análisis o crítica de las formas lo
las narracionesse contaban, se narraban efectiva-
evidenciacon facilidad.
mente.No seleían,sino que seescuchaban de viva
voz y por boca de quien dominaba la técnicade la
Común a los dos textos:
narración. Cuando nos encontramos con narra-
ciones en la Biblia, se trata en muchos casosde
narraciones auténticas, que fueron primero fruto
@ Nombre del (de la) finado (a). de una conformación y transmisión orales. Su fija-
ción por escrito fue generalmenteuna obra rela-
@ Breve caracterízacióndel (de la) finado (-a). tivamente tardia. ¿)
22
4. Un exordio de sermónen día de fiesta

Así, pues, las formas estereotipadas


no son ex-
clusivasde las manifestaciones humanasescritas.
La comunicación oral adopta también con mucha
frecuenciaunas formas fijas y netamenteacuñadas.
Sólo hace unas décadas,por ejemplo, todavía se
daba el hecho de que un predicador comenzarasu
sermón de Pentecostésdel siguientemodo: ("Se
produjo de repente un ruido del cielo, como de
viento impetuoso que pasa, y llenó toda la casa
donde estaban".Palabrastomadasde los Hechos
de los Apóstoles,capítulo 2, versículo2. iAmadi-
simos feligreses,reunidos aquí para celebrar la
sacrosantafestividad de Pentecostés!>.
Esta forma de comenzarun sermón estuvo un
tiempo muy en boga. Contienelos siguientes ele-
rnentos:

O Una sentencia(casi siemprede la Biblia).

@ Indicacióndel origende la sentencia.

@ Apelaciónsolemnea la concurrenciacon men-


ción de la ocasióndel sermón.

Cuando el sermón comenzabaasí, ya se sabía


lla sufrido un cambio de antemanoque no habíade durar menosde media
no sólo la forma del
prlpito sino tambión hora. Un exordio solemney la duracióndel sermón
ol exo¡diode los ser- se correspondían.Hoy se predicamás brevemente,
monos.Ouiondomine
la historiado la predi- serenunciaa la sentencia,y el comienzoesun sen-
cación cristiana, po- cillo <Queridoshermanos>.
driaoscribirla historia
de las formas de los Por consiguiBnte,también los exordios de los
exordiosde Ios sermo- serfiionesseajustana formas fijas y también podría
nes,
escribirseuna <<historiade las formas>>, es decir,
24 una historia de las manerasusualescon que en
cada época se comenzabanlos sermones.Desde OREMOS: Oh Dios,protectorde los queen ti espcran'
luego, sería una historia altamente interesante. sin ti nada es valioso,nada santo: multiplicasobrcnos-
Una historia de las Haria ver el rango socialy teológico que seatribuía otros tu misericordia,para que, bajo tu dirccción y
formasde los oxordios
en los diversostiempos al auditorio de los fieles. guía, pasemospor los bienestemporalesde sucrtcquc
empleados a travós no perdamoslos eternos.Por nuestroseñorJesucristo,
de los tiempos. Descubriría,por ejemplo,que, en la Iglesialatina
tu Hijo, que contigo üve y reina en la unidad del Espi-
del siglo rv, el predicador saludabaa la comunidad ritu Santo por los siglosde los siglos.Amén.
con el título de (vuestrasantidad>(sanctitasvestra),
título que posteriormenteno seaplicó a la comuni- Se ve fácilmentela estructurade esta plegaria.
dad o a la parroquia, sino que se reservóexclusi- La oración se desmembraen seispartes:
vamentepara el Papa.
Estasformas estereotipadas de dicción oral no @ Exhortación a orar,
se encuentran,naturalmente,sólo en los exordios
de los sermones,sino tambiénen otros lugaresdel @ Invocacióna Dios.
culto divino. Cabe decir sin exageraciónque toda
liturgia, en el fondo, es un armazón de formas @ Ampliación de la invocación.
acuñadasde tipo oral. La razónes clara: todo len-
guaje hurnano, que se repite periódicamentecon @ Súplica.
intervalosdeterminados,y se dirige a los mismos
oyentes,y encierraun contenidoidéntico,tiendea O Conclusión solemne.
cristalizarse, a formalizarse.La mejor demostración
de ello estáeñ la oraciónromana.Originariamente @ Confirmaciónde la plegariapor la comunidad.
la pronunciabael presidentede la asamblealitúr-
gica con una formulación libre; pero bien pronto La estructura misma hace ver claramenteel tipo
se apoderaron de esta oración unas estructuras de oración de que se trata: la exhortacióninicial
fijas,un/s moldesqueprodujeronla clásicaoración (Oremos) y la confirmación final (Amén) carac-
romand.Su forma esde una claridady simplicidad terizan al texto como plegaria de la comunidad.
maravillosas;no hay traduccióncapaz de reflejar El presidentela recita como representantey en
su fluidez.Uno de los ejemplosmás belloslo tene- nombre de la comunidad.La frase <sin ti nada es
mosen la oraciónqueantañoserecitabael domingo valioso. nada santoDes simplementeuna amplia-
tercero despuésde Pentecostés: ción de la invocación (en latín está unida a la
invocacióncomo una oraciónde relativo).La parte
OREMUS: Protectorin te sperantium,Deus,sine quo principal de la plegariapropiamentedicha estáen
nihil est validum, nihil sanctum:multiplica super nos
la peticiónsiguiente.Estaoraciónla definimoscomo
misericordiamtuam, ut te rectore,tb duce,sictranseamus
per bona terhporalia, ut non amittamus aeterna. per oración de súplica de Petición.
dominum nost¡um Jesum Christum filium tuum, qui La estructuraformal de la oración que acabamos
tecumvivit et regnatin unitate Spiritus Sanctiper omnia de analizar se encuentraen la mayor parte de las
26 saeculasaeculorum.Amen. oracionesromanas.Desdeel punto de vista de la 27
La oraciónromana crítica de las formas, estetipo de oraciones se carac- cl informe del día. Naturalmente ha habiclo una
desdael puntodevista
de la critica
teriza y define por la brevedad de la súplica, con serie de choques. Quien lo cuenta es un moclclo
de las formas. una invocación ampliada en forma de relativo, y de calma y de bondad, pero el enemigoes tremcnclo,
una conclusión solemne que recita el presidente malo, un indiano maniático y colérico. Y el diálogo
en nombre de la comunidad. se desenvuelvemás o menos así:
-Le digo y repito, señor Pérez, que esto no se
archiva así. (Y esto en el tono más pacífico del
5. Charlas despuésde Ia jornada laboral mundo, suave,claro, sin estridencia).El me replica:
-¡Yo lo archivo como me da la gana, señor mío!
Formas estereotipadasde lenguaje oral las hay (Y esto con precipitación, violento, desmandado
fuera del campo de la liturgia. Nuestra conversa- y colérico). Vuelvo a la catga, pero, eso sí, yo
ción ordinaria puede estar sujeta a un esquema completamente tranquilo:
determinado, a menudo sin que nos demos cuenta -Mire, señor Pérez, le digo que no podemos
de ello. Un lenguaje así formalizado surge fácil- archivar así porque, si no, vamos a mezclar toda la
mente cuando nos vemos en unas situacionesrepe- correspondenciaC con la D...).
tidas y frecuentes. Kurt Tucholsky, que fue un Sigue describiendo la pelea de la oficina, y cuando
gran observador en esta materia. describió toda la descripción llega al punto culminante, viene el Ensituaciones tipicas,
quese repitenregular-
una seric dc situacionestípicas donde las conver- desenlacecon la pregunta: <¿Quéte parece?>>. Na- mente,sl diálogodis-
sacionesdiscurren por caucesfijos: las charlas por turalmente, a ella le parece escandaloso, y el es- cu r r e se g ú n fo r m a s
a cu ñ a d a s,e ste r e o t¡ -
teléfono, los diálogos entre gente de negocios, el cándalo de la novia le sirve de consuelo. Inmedia- p a d a s.
desarrollo de una trifulca familiar. tamente cambian los papeles. Ella cuenta lo suyo,
Pero la descripción más elocuente viene a ser el lo que le ha ocurrido con su compañera. Y ahora
esquema que tazó del diálogo de los enamorados, es él quien se escandaliza, y ella la que queda
que se juntan por la tarde y se explayan comuni- consolada. El equilibrio anímico se ha recuperado.
cándoselas penasdel trabajo del día: Para esto precisamente se han contado las cuitas,
<El va a buscarla al trabajo, o ella a é1.La pareja y el fin se ha logrado. La forma de presentar los
estira un poco las piernas. Después de estar todo hechos (<Le digo y repito, señor Pérez, que esto
el día sentado en la oficina hace bien el aire de la no se archiva así>) ha sido inconsciente, pero di-
tarde... Se cuentan lo que ha ocurrido durante el rigida a un fin, que es la justificación de la propia
día. ¿Y qué ha ocurrido? ¡Penas!Suele decirse que conducta y la aprobación por parte de la amiga.
"hay que tragar saliva" y aguantarse. Todo el discurso ha ido aparar al <¿Quéte parece?>.
¿Que una cosa no es verdad? Sí, pero de mo- No ha sido otro el objetivo de la expansión, que
mento tienes que morderte la lengua: no responder ha condicionado la forma de la descripción. Si el La fo¡ma de erponer
una idea depende
al iefe, no responder a la compañera, no responder objetivo de ambos hubiera sido analizar crítica- siempredel fin
al portero... Y esto, una y otra y otra vez..., hasta mente los hechos, el contenido de la charla sería buscado.
las seisde la tarde... distinto, y lo sería sobre todo la forma de presentar-
28 El le cuenta cómo le ha ido en el trabaio. Primero los. Todo hubiera parecido diferente'. 29
o

6=!
o:o

;É €ÉÉs E*f;
t.o o

á€€É i ' i € E ; F É E tsO


.O'= _

i€*aÉiEcrÉE;{ i$
:;tii
: :: E É Hs3 € :e i tSF:e::i
-5 # 'i ,¡,'^ .9 .2

¡ci€ É;FAE ::HÉ:E:


'Igci
iE ;iÉir
áe
¡; i:lgggái¡iÉ?ii¡i:Ei
E, ¡¡g:E É
:¡ ?g
I*.
tu¡¡

ii"ÉrlziE: iEE5E
i i=-¿:EE,
rG

¡gÉ F
E¡ÉEge;
'¡É; EE
'6o

.Po
do

- =o
o rl!
G E=
- - :i
o
!

EEtiEs€HiÉÉi€É
iÍf;ag,E=láii!ií'i
¡ s rr ¿€€ ; €g'qru
H a€ ;E
gggí
OE€
; EEErei¡ iiÉiii;ilÉ o

ro
c.)
c-)

;E
EÉE
-=Ec
a Es
:= E

::; sá
:€ i; rÉ
É¿É iiÉ *E
:;;;i e fl n i i q g s ! , E
,
iíii ;ÉiiHfgEi¡g íÉtgsÉ l'E
EEü Há
n r * i¡ ÉE* i : a g q t ¡a * ¡ : gt É
:É :s*E g'i'3
:'=Ez=E
t;
g:
ta¿iT
;eis
-rgÉlgE
=
:3 i Éi: i:E
$Ef3F ÉiÉÉ5
uE:ii::E:3:!€E
;?+ií<;i;i; ggeEE
ÉÉ,;€
i
F:Eü:.'s? HE{
FEi¡áiiÉÉgÉg;;Ei
i
l Hgu
E
ia É ÉÉÉ
-É5q€l*
E EÉ
Eiih ¡s €?ü' g i E ;t; *:
É;f'
g tE:
i;E€ÉÉE€:iEÉ
?á5f
E$iiá!;t
iit tesü+ii ¡áE
g;É EE É
i;.Ei
EE
si:É:Eri
gEÉ
í;¡€eÉ
aga
H í¡¡i;
ÉE;
;EigEgg;iil-
ca

¡i
:3
¡!
.= 9
e
t
3'
EO
.€'0
rE

gF BE: Eá É
' i B :
E E
E 'ii Brۃ ;
iE
E [ ; [ ;€ EiE' ' É
q
gi E g
; . EH: { s,so € : : 3 ; i ;'€"E
I ii:{ÉiigIgÉ
Éi ÉÉrE*ÉEEE írE¡áEiÉ
i Ft i eEaEE ;.H ef : ¡


Hii EÉiig:qt€lii
FisEgEEi;á
+iff¡itE;Eixe;€,i{;íiit
: *E ÉEE' iÉ;i ;; ¡;EE+i:,e s H; $R
iÉ € tiggE
ñÉ;.E
$F
- €i
F;á
B €
ñ g
ifi
g ÉqE
H*
i
E $a
i
, | iEi ? ili: iE;ti €
= -= Eí;f
: : i' = =-:;2t i7 :?. ' 7 : EZ
I i : :Ég5í E' g; a
I !ü;

¡i,EElti:iigiiiiiÉi:¡ig
EifiitiliÉgt
EiEiiisgiiEÉgiiii!i
g
:ggli€iii?gEl:ig¡i¡
iEg¡iiqe
g ;€EÉÉ
i:€ÉgaiÉ:i:i€É:
áEEÉ
[ ¡ É;;s
*'É
s
t-

ftÉEEÉ

É'EffiEi:i:
rg g i IÉ : €
.8 .É E E F E i ÉcF
E€:E?irÉ
ÉiÉ
aaqi Er
ÉiÉa¡
gi f c;
áÉe e;;
tEE E¡.i;B
€xtss3li €€T
€ É¡ i *rg á
= ? 7¿ t i a i i 3.=

iitiliiÉgígiii,
i¡i¡iigglÉgit
E ; EH É¿¡ "E lgsali
rilgiEgiiii
i$Ei 1gtisÉ
á[g6¡g?ág:
*c€
E¡És
EsÉgsFH* 3g$gÉiE.Ég
\o
eo
+. o
a E. E E
€f =

.= o,^
.EcÉ
ú
3€€
a
I

U
iI-iÉEtiilÉi*Ei:
i
F

Fl
a
tl
ltiiiiiIi€€
;.€ E Es
i $i l gü ;
ÍgÉgEi
F É*;H ñ;!! 8
E:
o
.r9

j
I

g!gii¡i5i¡EÉ
Ei$!giiÉ!E
sE;!s::i!ÉE
s Eg6 b ó g
EÉ €Eg ' E D x E - Hó ñ '
: :i € E: * ¡ i j ÉÉe
-Hvr.^A

EE;Elre'E
1 H1-t óE.e E€EEú
F q É <g

E;.gS
b

F H E ;l '=- q¡ -o.¡
. o- .Y l= L
;EÉ c P oo-o o
Ee E
dFa'QCrHb

iÉg€
O
i EdSEgq:€iá
q E:;E'EiE
E:= c d 1 1 !' -
Q c!
L.=
(l)- (l)
^j - H
O
E
a A€IsEsEE
E:JH( )
( | ).5 ,i L rc)
n.g ó- s d':6:9 E.: a

¡; EI F: E .:+ TE 3s 8És so 3 '8


B c F jo€
o 'g
H I
E g
L e

ir eÉE E
' lE
-" 7 :I E: É;EÉE
s*sEs E, - É E E E €E S
!o
-=€

EÉÉE-
dE
E3
a

E3:
iE g
€o
5 =E

aÉ:liri;i¡iffi;l:
*=¡ iállEla¡¡iÉi
;i,'?EIl;ii;¡+
;ili,i gEgE
ffi¡lF
E¡*€Eil iIu:Eii:;i:iil*i¡H
lililiigq
:É¡¡;;+; :iÉiiliitii
iiiigi¡i;Eil
rit ai¡lt\g;Zj¡ÉE
*;e¡EsÉE€
áE a : ;
; : s ' B$" l: 9u:€
ñH isgF i I a i:
ÉssE€É *ii 3g!;€EE;€Fl ;tE:ñ
ۃ:; E;;
s?E

i Éi i EEÉ lE É E i
iiq€EEi!Érlí
EE,íEÉE
g:*€E
s€
E ü li
iE
ziÉ;
Ei sEil'tiEié
;!;E[; iz\!
;iÉ¡EI!¡ili* 'nt+nFtÉ+
=:EEE;
!99o
gEEqi
EL6
EoO=

EEEE
E C-
t
¡ 3 3€
-
É:E!:Éi!iEEÉ*'
3s id.s eid I ü.$€ E s F P
.9.€bE'EEnEu-" "'=HB
Eüü€'6:El9s: ,F:B-E
?l eáqtE!,Eo* r:f;8 c
EesF€e8,lEEÍ*.fi8*É
E b E U 9 r.'.c<
só á r r e E " ,.E gEHlH--
EnsE $t;E:EÉ¡E:E ;
EEtrie;;i;;$sÉEá

eEt;gi::íi¡}g:Et
i, EE;F1E;-€E;3 s [¡€
!xi*EE;Es;;EEs;H
€!á€E
áL€¡;E ÉgE
AE
*'*gglli¡gltggIÉgliig;i
*'EE Et
t t€; E

-ElgÉÉEt¡I;ÉÍEIfii iiEitiiii?
EBs3?
ÉiüiÉÍü3ii¡

EgÉi g=€l-li;a
$e ; ;t: ssÉI lla!ii$;i|ii!.g
s-qeÉ
áÉAEEI€ÉÉÉHÉÉ€Éi€
c-.¡
*
s

giEíiilllig€;iiffilÉiiii
EsÉHsE-.i;:itÉ$ii¡f
I !
=-[ 45
:É;li;:[ii;i
*t

Ei¡f i
;E*EáaiiiBÉlili,
ÉiEEiiÉE
I ÉÉE
FÉáE;
Éiiiífiiii:EiglgtiiiE
ÉHgF3É"
ÉH;¡¡,¡as:$
C)

E
O
0.)
|r
gE E És " É
iÉEeS;;i
ÉH=x o
o o
o
' EnEsKc¡
I F E ,3 É :
É¡
;i¡EtáiEeá.
0.) c)
Lr d
H € 8 .' $ ¿ 3
é.
c) - E6 U EE 3
9-seiEH
Ér .es
O
0)
Á (.)

E
,E; : ; : ¡ ¡ ; E O a
|r

C)
6
|r

O (,)
a
¡r

o (.) -qFá¡s;

EEigctF¡;i?g
H U) H a
a 6 o-J 6i
é.
- ! € ie I d
¡it;tiÉ:bÉÉ*É
C) C) 0,)
OJ () d
!vVVt:-

c) .o s 3 EE i .
3g€s;:
- c) o O
Q)
() (J o ()
6 C)
ñ l-r

E: ; ü ü :E ;* i Ii =L

a
C)
H
bo
d)
k tt)
E.?qooÉ
o o =ü t ¡ c ¡

í F EHÉÉ
iFÉEE$áEIáá;É
fr
F F-

o o o \f (a9 @ @ @
D cE qo-¿ts
o)tE Oq)
ÁY4 /^


0
G

e
q

.G

s
-r
r
s

=9

OE

=EÉi'ulEii:EEiEIs .
;iiE igi-ií
iáíf tEuÉ
liF;*iÉr:{Eái¡l i' iir$;
i€-c
á* iiiii!l;
iEíi,iii;aiEEgglillia
ii¡g¡iff$l¡l¡ig iiiÉ¡
i¡r¿:in:
iE:3e
É¡gHE€¡¡ ¡$!gE
¡;gEggel;E$E€:Él?!g
3iitgg.€?ÉtÉ
gF
EggiiáEIg
9;ÉE
fÉg¡l:¡É; 9!IgI!
g;t?¡ÉE¡iÉ;!
Eq:iÉ
HiÉ{
giEggEI
:E !
g;
: ::Í¡i
iilu
:a;f*í!!
;E¡
s'8 rHd *ü E i

$EÉ
;sÉEFt;s iá ú ¿g E

iEiEiÉ,
o\
+
E
6
€c

-QE
E€
¡'¡
E:
=o
.=t
-o
30

g Í : gÉ=!i i ¡i l EÍ g
i €E¡gg;E
EUgig*í¡ÍIiii€iEÉii
;l; iigiiEf
:Eq:c
E:iF ail!i€
É€ÉE.g;i¡¡:E!ÉfiE
É E:
g .EáEE¡gE
e a e ¿
F e e E ti E .€ S
üf i i 8 ; - ; ¡5 :
E Fgg;
FÉ¡ Hgb-.Fá
r'F ro'^ I e : ; q ! ! e ; f iá ¡q
IiEE gE
IEÉÉÉ
iÉg$ €E
-EoS E d srE o E E c
3 , 8: '-EE
-F ^H € c;,-.,-6 É ? o
;ÉFE;f;9
t-U¡<-:' : r

+E E: € gi ;;8fiB;Fi
= ó . B o a ' ¡o * €

É; EH:a
á c . Eu =' s E € fá e¡¿,3
.É H ¡E
g É É q; :
EqB
€!!;É
ဠÉtEÉ€Ii ; A:
Fi5t
; ¡¡E;ÉÉl i É H t ; e i ;
g€i ri¡cE;EiEgtá€
E > .c.9 ü E Y : agEEesgl
oo
.+
L^)

iE
*Éq:'EE EEEiE€ E
;üÉE:
oo

É9[i¡€*:iE€Eq.,s¡€EE

iiÉiígigiiBii€
E EsE íÉ i?itggsii
:=8 íEis=;E
=ir=i:1 :iE:¡e
¡ E
o
() ()
(t)

c)
.E E
oE.
(t)

d-
t

.-,
? '"
¡jñ
.t)

oF
á


(t)
¡r
C)
-
É.É;ÉÉgÉÉE:EÉ3:c*
' EE' Eoo- 5
ñ
# . i€ ; : e É; iEa s ¡ á ,sÉg E FB E
góEóg

-s ' F E
¡. ó

3;r.EE
o

gá¡€
"i t'r;
o) 3F !F
Lr
.q ü
o'd

li
q( €
>|
tÉ#i.E.c,H c.¡:á.!' 6 o

i i i ügFeF s¿ i teE;s
c) t
Pñq¿

o0 o tr
() ^^2 a
c)
a
e
X
c) ()
(t)
a .ü
ti
C) -o^ ti c-.
il, é ,c)
cd
o)
r.r= = x - b.=i rE.g,B3"€g.É ;Q.Q EseFg
3 E"
a
.o
c) H
tr
lt)
vi .9
oo o
¡rOá
ñv)
l-. ¡r
o
lt) egedsEs Hs p:= U eg I \J
'JY
\./ ., .; q)

(l)
é. o e6 í)
'F i € .: o ¡ . á X 3 '* * - É n' E
o37 eEáE 5 'JE€
o Ehc F
}1 v
J , o? EHbS-
= ( J c *Y =.;Hs
-
óKcoP
É =.=o*s'9g:i € .AE; o¡ x I
tr b0 0)
0) k 0)
6t
ó I o c ¡ X .O É E c F
"d !-r'ñ o't a)
tr
GI
o
lD
6
c) 0) LiJ
(|)bn
.(l) hT¡.5
.= oo o É,JE t
lr {ü
o -* ,' > ; o *€

íisi¡iaiiiflaig
(D
o é l.r q) () .= a)
gciBÉE
(h
E ooo o
E Eü BE E
aa d\ Lr
H c)
.o o tt)
9ü ,c ' 5 0)

I o
at)

.(!
F
;
Yl n .c) .9 -
OHr
d E ñ?g;€
X ü .. c€ = (d
q) .o á) C)
u a€], e E
E3S
É;E:;t;g 'gE[;iEt'
F
F t,E
- \c)


¡r (t)
o doho !€ E d^d¿

x É 5 q E;
= 9)=
I S .e .o
i ¡;=g sá3f,igi¡s€E
Lr
Fl
(.)
O
í)
u) (,)
¡r é =-'ts
c.) ü Y-r ¡<
O
¡- Q! a
C)

a=Aáus
¡;
E
c

EEE¡Éa€E€
.E rrrrtttl
€"'
?,¡iÉii*
EfÉg;:EÉ
É'E
:: €sTi É"E€g
IEs:.9ۃ
E¡i i * s gi t E 's,
i cEf EEH :t g
¡'AsÉ tgst= ;
q f ñ f?:
;Hse:EE,
. i; gn;Ñ:l E¡ E
É €;ÉEEi HE: ;;
= liÉ=É?üüEÉ;
i Z= 1i = = = r"il: ;
-='-=2+i=¿==;'
=:ll--=:j=^
= a = Z
----< - -

E€ * ÉE:
niÉÉ" F 3Éfi
ig€:
É i€lE
r r srtÉÉ:gE F
q : i $ Eg$gE
:q E sü € iigá¡
¡ g !¡sÉ :il¡ iÉ : qiE
gt!i#
*ÉiiEH
!*íÍi*uÉEÉ;ff siE:
is€i FE
Elgi 'i
ÉsiiÉi
EےBi
ii E

iiE
e! Éiíg€
iÉiii
i Éil
E
c EiH
iu'ÉEgE¡ffi€É?€';
ss
liil:BÉi;
r€E H
E¡ gEÉtgiá
¡Égái
'E
,=E
Effa:É¡ C\

Interesses relacionados