Você está na página 1de 24

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Facultad de Filosofía y Educación


Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje
Pedagogía en Inglés
EPE -1425-5 - Investigación de la practica educativa

GUÍA FINAL DE INVESTIGACIÓN

LA ETNOGRAFÍA:
SUS CARACTERÍSTICAS, METODOLOGÍA E
IMPORTANCIA
.

Bárbara Delgado Escobar


Fernando Calderón Estuardo
Patricio Villalón González

Jueves 24 de junio de 2010


Profesor:
Eusebio Nájera Martínez

2
ÍNDICE

-INTRODUCCIÓN 3

-TEXTOS REFERENCIALES
I-Elsie Rockwell – “Historia y cultura en los procesos educativos” 4

II-Bouche, García, Quintana, Ruiz – “Antropología de la educación” 8

TEXTO COMPLEMENTARIO
I-Marcel Griaule – “El método de la etnográfica” 12

DISCUSIÓN GRUPAL 15

CONCLUSIÓN 22

BIBLIOGRAFÍA 22
INTRODUCCIÓN_________________________________________________________

Quizás desde los tiempos en que se comenzó a considerar la enseñanza como un


asunto de mayor formalidad, los docentes tradicionales han sido relegados a un plano
técnico, en donde la transmisión de conocimientos de modo mecánico y eficiente era
considerada la manera en que debían dirigir su quehacer. Solo a partir de mitad del siglo
XX la visión y postura frente al docente tradicional comenzó a cambiar para dar cabida a un
nuevo concepto: el profesor-investigador, una suerte de profesional de la educación cuya
formación y motivación le permite no solo transmitir de modo "didáctico" y hasta
"entretenido" los conocimientos de su especialidad, sino que, al mismo tiempo, ser un
observador constante de su propia práctica, recabar información entorno a ella y, tras una
amplia reflexión, poder generar mejoras y acomodaciones de acuerdo al contexto de su
ambiente.

A fin de reunir la información necesaria y dirigir los esfuerzos hacía aquello que le
importa y necesita saber, el profesor debe contar con ciertas aptitudes, habilidades e
instrumentos los que deben ir adaptándose de acuerdo a las distintas. Por ello, la etnografía
juega un papel, hoy por hoy, fundamental en la construcción de aquel conocimiento
necesario para el mejoramiento de la labor de cada profesional de la educación.

Por ello, la finalidad de este trabajo es mostrar tanto los fundamentos de esta ciencia
(Cuya metodología no solo se cierra al ámbito educacional) como las cualidades necesarias
tanto de parte del docente-investigador como del trabajo que realiza para que este pueda no
solo aportar de modo positivo a su práctica sino que pueda incluso ser referencia para otros
profesores que estén pasando por problemas o desafíos semejantes en su propio entorno.

Creemos que hay una gran ventaja en la elaboración de este tipo de investigación
por parte de los mismos docentes ya que solo ellos sienten y conocen el mundo que les
rodea por lo que sus apreciaciones contienen un acercamiento preciso y certero a lo que se
pretende averiguar del ambiente educacional. Pretendemos, a su vez, demostrar que la
construcción de conocimiento por parte de ellos no es una cuestión reservada a académicos
al ámbito universitario y al mismo tiempo plantearemos algunas controversias que como
grupo nos hicimos durante el desarrollo del mismo.

4
TEXTOS REFERENCIALES______________________________________________

I-Elsie Rockwell - “Historia y Cultura en los Procesos Educativos”


Capítulo 1 “La relevancia de la Etnografía”

a- Resumen

Rockwell plantea que la Etnografía no es un método, sino un enfoque o perspectiva


que se empalma con un método y con la teoría, pero que no agota los problemas de uno ni
de otro. Muchas veces se le ha relacionado con las investigaciones cualitativas, pero estas
son parte de la rama de la Sociología.

Existen dentro de la diversidad de prácticas y concepciones de la etnografía algunos


rasgos comunes que la definen en contraste con otras formas de investigar, características
sin las cuales la investigación no sería etnográfica.

 El etnógrafo como “cronista” documentando lo no documentado de la realidad


social (Lo familiar, lo cotidiano, lo oculto, lo inconsciente). Trasladar la
investigación al nosotros, lugares cotidianos como la escuela, donde se forjan
relaciones sociales.

 Escribe un determinado tipo de texto. Una descripción como punto de llegada de la


investigación.

 Centralidad del etnógrafo como sujeto social y su experiencia directa y prolongada


en una localidad, experiencia lo suficientemente larga para precisar algunos de los
interrogantes y construir sus respectivas respuestas.

 En la etnografía no debe haber división entre la tarea de recolección y el trabajo de


análisis.

 La atención a los significados, busca comprender el “conocimiento local” o “visión


de los nativos”. Es esencial establecer una colaboración con personas de localidad y
mantener una mente abierta para comprender sus mundos y respetarlos. La
integración de conocimientos locales en la construcción de la descripción es
fundamental en la etnografía.

5
 A pesar de las dudas que se han generado en torno a esto, el antropólogo construye
conocimiento. No solo describe realidades sociales particulares como hace el
etnógrafo que propone relaciones relevantes para las inquietudes teóricas y prácticas
más generales.

Uno de los principales debates surge en el problema de la relación entre la teoría y


la descripción. El trabajo etnográfico se destaca porque por lo general es “libre” pero no por
eso no tiene ninguna base teórica, una concepción previa, el objetivo que nos planteamos al
momento de iniciar una investigación marca nuestro rumbo, donde esta nuestra mira. Por
eso es que la autora delimita el termino Etnografía a ciertas investigaciones que, si bien son
libres, no prescinden de ciertas condiciones básicas como son partir de la experiencia
prolongada del etnógrafo en una localidad y la interacción con quienes la habitan, un
documento descriptivo en el cual se inscribe la realidad social no documentada y se integra
el conocimiento local. Rockwell agrega como percepción personal un trabajo reflexivo que
según sus palabras haría más significativa la experiencia etnográfica.

La Pertinencia de la Etnografía

La etnografía no puede darnos las respuestas a todas las dudas que encontremos o
tengamos durante nuestro ejercicio profesional, ya que a que muchos de los procesos
internos del sujeto requieren de formas de interacción y concepción construidas por la
psicología. Es importante distinguir entre la etnografía y la práctica educativa: La
etnografía no produce una alternativa pedagógica, aporta con descripciones de sucesos que
suceden tanto dentro como fuera de las instituciones educativas; integra conocimientos
locales de quienes actúan en el proceso educativo y abre la mirada a estos procesos con un
enfoque sociocultural, considerando distintas relaciones que inciden en ellos.

La autora habla de la dimensión de conocimiento local integrada a cualquier


práctica refiriéndose al saber docente que posee cada maestro, los saberes extra que
requiere el trabajo docente, que si bien muchas veces desperfila el deber del docente, al
mismo tiempo enriquece la enseñanza con el propósito de ejemplificar el potencial de la
etnografía, la que puede llegar a integrar todo este conocimiento acercándose al docente.
Así, esta se convierte en un gran aporte a la construcción de alternativas educativas,
haciendo visible y audible el saber docente, además de poder aclarar otros puntos como por
ejemplo los saberes de los alumnos, padres de familia y otros actores que inciden en los
procesos educativos tanto dentro como fuera de la escuela.

La etnografía puede entregarnos una visión más clara de aspectos importantes al


momento de iniciar una investigación, pero que no siempre están a nuestro alcance porque
tiene que ver con personas, los actores principales en los procesos educativos,

Etnografía y Transformación

6
Muchos buscan la relación entre la Etnografía y la transformación de la educación,
sin embargo la Etnografía no produce ninguna transformación de las prácticas educativas,
sino que la mayor transformación se logra en quienes la practican: los etnógrafos.

Muchos esperan la transformación en las prácticas educativas, pero estas no


suceden. Un claro ejemplo de esto, es que un maestro tiende a enseñar de la forma en que le
enseñaron, constituyendo así negativos mecanismos de reproducción cultural. Además está
la pretensión de querer cambiar todo a la vez, crear una escuela completamente diferente a
partir de decreto oficial o un cambio en la práctica docente a partir de un taller pedagógico,
pero nuestra realidad rebelde se resiste a los cambios, confirmando así la idea de que la
escuela y los maestros no cambian.

La autora habla de cómo se dice que toda configuración cultural es producto de una
construcción social originada en elementos heredados, generados, impuestos o robados. La
historia se constituye en base al entorno.

Rockwell afirma que es inconcebible que los cambios se vean regidos por factores
externos y que la falta de documentación respecto a estos cambios no supone que no hayan
existido. Historizar es un proceso necesario para una antropología histórica de la educación.
Actualmente se encuentran huellas de estas historias con las cuales se puede empezar a
trabajar para comprender como se transforma la escuela, sirven para ver como generar los
procesos de transformación deseados. Lamentablemente estos cambios registros tienden a
ser negados, bajo la idea de una escuela “inmutable”.

La etnografía sirve para distinguir ciertos momentos, transformaciones en la


escuela, espacios en que ciertas acciones tienen el desenlace deseado. El conocimiento de
situaciones cotidianas de la escuela y contradicciones de la práctica educativa puede
orientar los cambios.

En definitiva la etnografía no produce transformaciones en la escuela, sino que en


quien la ejerce, el etnógrafo. Pero por medio de la etnografía podemos investigar ciertos
factores que nos llevan a transformaciones graduales.

El Destino del Conocimiento

El propósito central de la Etnografía es construir conocimiento a fin de darnos


nuevos enfoques en el trabajo educativo ya que tiene un alto valor potencial para orientar y
lograr transformaciones en ámbitos sociales. La investigación etnográfica es relevante para
la educación a medida que se adopte una perspectiva antropológica que recupere la
dimensión histórica. Esta orienta las practicas de quienes trabajan en el campo de la
educación, sin embargo también hay ciertas dudas para quienes trabajan como etnógrafos:
si es que están acaso limitados a producir conocimientos solo dentro del pequeño mundo
académico; si es que es posible trascender; que destino social tienen los textos escritos; se
difundirán mejor que la tradición oral; permitirán una reflexión social.

La autora plantea, de todas formas, su duda respecto de si estos textos llegaran a


más personas, puesto que son muy pocos quienes dedican tiempo a la lectura, a pesar de ser

7
esta una de las formas más tradicionales de difundir conocimiento ya que es una de las más
endebles. Además recalca que el conocimiento no existe realmente en los textos ni en las
bibliotecas, ni siquiera en las mentes individuales, sino que se adquiere en las relaciones
interpersonales, sus entornos sociales y naturales.

Por lo tanto es importante tener presente no solo la perspectiva metodológica y


teórica de la etnografía, sino que el destino social del conocimiento que se produce dentro
de cada localidad.

b- Gráficos mentales

Etnografía

8
9
II- Bouche, García, Quintana, Ruiz - “Antropología De La Educación”
Capítulo 12 “La etnografía en el aula”

a- Resumen

Muchos son los factores que propician los problemas en el aula pero sin lugar a
dudas el más recurrente es el de convivencia, pero ¿Qué factores favorecen la aparición de
éstos problemas?, ¿Es el profesor el principal causante de la mala convivencia en el aula?,
la respuesta a dichas interrogantes se encuentra en variados factores importantes desde la
comunicación, la participación en clases, diversidad, multiculturalismo, etc.

Para dar solución o mejorar estos conflictos el maestro debe primero diagnosticar el
problema, conocer su origen, describir el problema para luego proceder a la evaluación del
mismo. El problema surge cuando el maestro no se dedica la investigación, pues centra sus
esfuerzos en su labor primordial, ser profesor. Pero la comunidad escolar requiere saber los
significados e interpretaciones de lo que pasa detrás de lo que se manifiesta, para esto es
necesario describir y luego interpretar. Esta será la tarea del etnógrafo entonces, descubrir y
analizar lo descrito.

¿Etnografía, etnología o antropología?

A lo largo de la historia se ha generado cierta confusión entre etnográfica o


etnología, la que parece desaparecer cuando autores como Sprandley y McCurdy (1972)
dan una definición más certera: “Una etnográfica es una descripción o reconstrucción
analítica de escenarios y grupos culturales intactos” por otro lado la etnología es definida
como el estudio del “como y el por que de las sociedades humanas difieren o se asemejan
en la forma de pensar y actuar, en el pasado y el presente”, y la antropología es definida
como la “historia del hombre”. Sin embargo tal y como afirma Lévi-Strauss (1968: 31), la
etnografía, la etnología y la antropología constituyen “tres etapas o momentos de una
misma investigación, ya la preferencia por uno u otro de estos términos expresa que la
atención esté dirigida, en forma predominante, hacia un tipo de investigación que nunca
puede excluir a los otros dos”.

Tipos de etnografías.

La etnografía no obedece a un modelo único sino a varios tales como la etnografía


visual, la procesal y la enciclopédica. Sin embargo han nacido “etnografías”, en este campo
nacen dos términos propuestos por Pike Phonemic y phonetic. En el primer caso la mirada
del etnógrafo pretende adquirir un conocimiento acerca de de las categorías y reglas que
utiliza el observado, es decir ponerse en el lugar del otro. En cambio la perspectiva del
phonetic el observador actúa con nociones preconcebidas ajenas al pensamiento del
investigado.

De la cultura a la educación.

La etnografía nace y se desarrolla en el seno de la antropología social y cultura, pero


su ámbito se va extendiendo a campos diversos entre ellos la educación.

10
Sin embargo, este cambio se produce en forma tardía, pues solo en los ochenta ha
dado frutos y sorpresas que indican que las instituciones educativas no son solo lugares
donde se “reproduce” el conocimiento sino también donde se “produce”.

Hoy en día la etnografía de la educación es tomada como una importante


herramienta de trabajo. A través de su procedimiento se describen y analizan los procesos
de enseñanza aprendizaje, las pautas de interacción, las relaciones en torno al campo
escolar, los contextos socioculturales, diversidad cultural, conflictos etc.

El proceso etnográfico.

a) El comienzo de la investigación.

El trabajo del etnógrafo no es un proceso que se da improvisadamente ni mucho


menos intuitivo, sino que requiere de una preparación. Se necesita plantear el estudio que se
pretende realizar, seleccionar el tema, el escenario, el personal, tener claro el propósito del
trabajo y las razones que lo han impulsado para llevarse a cabo. Para ello se formulan
distintas interrogantes tales como:

- ¿Qué es lo que se va a investigar y desde que perspectiva?


- ¿Cuáles son los lugares idóneos para la investigación
- ¿Que técnicas o documentos es necesario manejar?
- ¿Con que medios es preciso contar?

Fases de la etnografía.

-Definición del problema y programación de la investigación: Decisión sobre la técnica de


investigación y programación de los aspectos científicos y prácticos, así como la
temporización correspondiente.

-Recogida de datos: Reagrupación de información recogida, relación de fenómenos, etc.


-Análisis de los datos: Estudio y análisis de los datos recogidos.
-Redacción del estudio: Elaboración escrita de lo realizado. Organizar los textos e informar.

a) Escenarios y sujeto.

No es fácil la elección del grupo de estudio, aunque este predefinido socialmente


como escuelas, grupos sociales etc. Esta elección podría afectarse por la dispersión de los
miembros que aun compartiendo la misma clase compartan el mismo lugar físico. Puede
que se de en casos puntuales porque lo normal sería encontrar el sujeto en el ambiente al
que pertenece.

b) Acceso y primeros contactos.

Para entrar en un determinado ambiente es necesario establecer contacto con las


autoridades pertinentes es decir personal con el cual se trabajará. Dar a ellos una
explicación simple y sincera de lo que se pretende realizar.

11
El camino no siempre es tan bueno pues en la mayoría de los casos suele
presentarse cierta oposición de las partes implicadas. Es entonces donde se requiere generar
un buen ambiente de “confianza”.

El trabajo de campo: Métodos

En primer instancia el investigador realiza un llamado "vagabundeo” una suerte de


“zapping” donde aparecerá la cara externa de la escuela, la primera impresión que más
adelante ira mutando hacia una más profunda.

Este vagabundeo o diagramación consistirá en la formulación de preguntas amplias,


en la familiarización con el ambiente en general. Tras estos contactos más o menos
informales el etnógrafo se hará una vista previa del método que utilizara para realizar su
trabajo, en la cual el método participante parece ser el más adecuado.

La observación participante: Concepto y características.

Este tipo de observación establece un nivel d participación entre observador y


observado. Con esta se buscara descubrir, comprender y explicar las formas de vida y
significados étnicos del observado. En cuanto a método la perspectiva a utilizar será de
corte cualitativa.

Para facilitar la observación es necesario plantearse cuales son las interrogantes mas
relevantes a continuación se presentan las preguntas que ayudaran al investigador en su
labor, la primera se refiere a la situación en la que se esta inmerso y es el ¿Qué ocurre?,
luego ¿Cuál es?, ¿Cómo son? O ¿Quiénes son?, ¿Cuándo? Y ¿Dónde?

Modalidades de la observación participante.

a-La crónica de flujos de comportamiento: Son descripciones realizadas minuto a minuto,


con exactitud, sobre lo que el participante dice y hace usando medios como grabaciones,
videos o simplemente anotaciones escritas.

b-La comunicación no verbal: Se refiere al uso del espacio, de las distancias, del
movimiento y diversas expresiones no verbales que ayuden a comprender el
comportamiento del sujeto.

c-Objetos inanimados, artefactos, documentos: Es descrito como el mundo del silencio que
habla. Esto se refiere a que los sujetos constantemente están rodeados de objetos y
artefactos inanimados que afectan de cierta forma su comportamiento.

d-Las entrevistas y los cuestionarios: Medios como entrevistas y cuestionarios están


validados pues han demostrado en la mayoría de los casos ser fiables. Una entrevista es una
herramienta para obtener información de los sujetos sobre aspectos determinados las cuales
están estructuradas para que el entrevistado responda con libertad y comodidad. Por otro
lado el cuestionario es más específico pues busca información concreta.

12
Ordenación, análisis e interpretación de los datos

Es la finalización de la tarea del etnógrafo aquí ordena la información recogida,


luego precede a su análisis e interpretación para luego redactar la monografía
correspondiente. Es aquí donde se ve realmente la calidad del trabajo pues es en esta
instancia donde se pueden apreciar errores de olvido de información, lagunas o detalles
omitidos.

b- Gráficos mentales

Investigación etnográfica

1.-
Preparación Trabajo de campo. El método Análisis de datos. Informe final

2.- Fases
-

Objeto de la Recogida de datos Ordenación Análisis Redacción


investigación

3.- Preguntas - Observación participante.

Acción: Conductor: Relacionar: Tiempo: ¿Cuándo? Lugar: ¿Dónde?


¿Qué ocurre? ¿Cuál es? ¿Cómo y quiénes son?

4.-
Tipos etnográficos.

E. Visual E. procesal Enciclopédico

Cinematográfica Holística Cognitiva / Etnociencia

Fotográfico Histórica

Cotidiana Biográfica

13
LECTURA COMPLEMENTARIA_________________________________________

III-Marciel Griaule - “El Método de la Etnografía”


Capítulo 1 “Personal de la investigación”

a- Resumen

PERSONAL DE LA INVESTIGACIÓN

a-Perfil del investigador

Considerando la etnografía como un método y siendo su inclinación hacía el hecho


de recabar información, Marcel habla del investigador como un historiador, es decir, un
transmisor o relator de hechos que observa in situ y que entrega en orden cronológico y
secuencial. Para tales efectos la persona en si debe cumplir con ciertos requisitos que le
permitan captar, expresar y transmitir dicha información, como la perspicacia, la integridad,
perseverancia, flexibilidad, etc. (Véase el grafico mental que se encuentra más abajo)

Su posición dentro de los hechos que circunscribe es idealmente de anonimato, para


que, del tal forma, dichas observaciones sean refutadas u observadas a partir de la
objetividad de los mismas y no por consideraciones hacia el autor. Esto permite garantizar
la buena calidad de sus trabajos.

Las influencias tanto personales (creencias políticas, religiosas, tradiciones


familiares, los sentimientos, etc.) como sociales (Formación universitaria, equipo de
trabajo, etc.) pueden ser elementos distanciadores de la objetividad que idealmente aspira
alcanzar una obra etnográfica. Resulta por ello utópico plantear la posibilidad de que nazca
un estudio que alcance dichas características. Por lo mismo resulta conveniente aprovechar
algunas de estas cualidades al llevar a cabo el estudio para alcanzar mayor y mejor
información. Dichas características pueden ser entre otras la constancia, la pasión, la
ansiedad, la curiosidad, el inconformismo, el enojo e incluso la suerte.

A cada sistema social que existe corresponde un sistema de investigación que lo


sondee adecuadamente, por lo que es papel del investigador descubrir cuales instrumentos
necesita para enfrentarlo de manera eficaz y, junto con ello, de que disciplinas necesitara
asesoría y de cuales deben prescindir. Con esto nace la constitución del equipo de trabajo
que acompañara al investigador en su quehacer entre quienes va a investigar del cual el,
siendo líder del grupo, deberá manejar la mayor cantidad de conocimientos posibles.

La preparación de la investigación requiere de algunos pasos que deben seguirse


con paciencia a fin de superar las frustraciones y dificultades iniciales:

-Vivir en la atmósfera de la población que se va a estudiar.


-Evitar los prejuicios.
-Tener tacto y respeto en su comportamiento entre quienes está investigando.
-Conocer la “etiqueta” o costumbres sociales que se manejan entre quienes se esta
conviviendo.

14
-Mejorar la “actitud” a medida que se van conociendo detalles del modus de convivencia

Respecto a formar parte del grupo que e investiga, el investigador debe tener
cuidado de no formar parte innecesaria de dicho grupo, salvo que su permanencia sea por
un periodo de tiempo extenso y el paso a dicho grupo sea inevitable. Como recomendación
general es preferible permanecer como invitado entre quienes se esta observando.

La idoneidad de sexo es otro factor a considerar dependiendo del tipo de


información que se quiera recoger, pues ante ciertas instituciones donde uno de los roles
juega un rol importante o aquellos hechos que acontecen a un determinado grupo de gente,
el sexo del investigador puede jugar un papel interruptor o facilitador de información.

b-El equipo

Debido a la multiplicidad de aspectos a observar, el investigador por si solo es


incapaz de, por un lado, captar en su totalidad lo acontecido y, por otro, entender la
complejidad de su asociación con algún campo de la ciencia. Por otro lado, al ser solo una
persona los recursos, ideas y visiones pronto se agotan en ella, lo que no da lugar a la
diversidad. Dicha valla es superada según Marcel a través del apoyo de un equipo, en el que
se reúna una amplia diversidad de profesionales de distintas ramas de las ciencias y de
distintas personalidades y recursos, lo que posibilita nuevos caminos durante el proceso.

La conformación del equipo requiere, según el autor, heterogeneidad en su


composición disciplinaria y homogeneidad en la búsqueda del objetivo principal y del
objeto en común. Junto con ello es deseable que los integrantes del mismo estén interesados
en los problemas humanos, es decir, que estos sean materia de su estudio constante.
Indispensable es contar con la presencia de un lingüista, según el autor.

En la práctica, el equipo requiere establecer redes de información que le permitan


recabar una multiplicidad de datos y, sobre todo, para que el objeto real de estudio pueda
aparecer. El procedimiento básico requiere 2 partes fundamentales: la primera, en la que
investigadores de diversos sectores ataquen o estudien una institución en particular, hecho
que derivará en una elección por parte de cada investigador al área en el que se sienta mejor
preparado de acuerdo a la disciplina que profesa. Esto llevará a la segunda parte: la
extensión de redes de información por parte de cada investigador hasta los límites con sus
investigadores “vecinos” a fin de obtener información en aquello que vieron podían aportar.

Las coordinaciones eficaces entre miembros de un equipo dependen de la capacidad


de reunirse constantemente y saber analizar los datos obtenidos en virtud de los objetivos
cumplidos y pendientes, las etapas avanzadas y los vacíos que aun quedan por resolver. La
asistencia de personal heterogéneo aumenta las posibilidades de considerar nuevos ángulos
del tema y resolver diversidad de dificultades como fue dicho ya anteriormente. La validez
de los datos se verifica a través del cuestionamiento del más mínimo hecho dudoso, el que
conlleva una verificación del investigador a cargo.

15
Otro aspecto interesante es que el trabajar en equipo genera mayores probabilidades
de develar información que en la práctica común queda oculta para el simple investigador,
ya que generalmente las “zonas secretas” permanecen entre los límites de acción de
investigadores de distintas disciplinas y no propia a una sola persona. Con esto,
nuevamente se resalta la importancia de la comunicación entre integrantes del equipo.

c-El equipo doble

Un estudio etnográfico de calidad requiere del aporte de 2 grupos de investigadores:


el primero que recopila datos en terreno y tiene contacto directo con la gente y, el otro,
asentado en la ciudad de origen del grupo (O ciudad central) recibiendo los apuntes y notas
que el primer grupo emite, centralizándolos en un solo conjunto.

Las funciones de ambos grupos son de retroalimentación y cooperación: el primero


toma las notas de campo en bruto y las envía al segundo sin ningún tipo de redacción para
que luego estos comiencen un proceso de articulación provisoria, en la que los elementos
serán ordenados, clasificados y vinculados entre sí, incluyendo aquellos que provienen de
disciplinas que pueden llegar a ser contradictorias u opuestas. Tras estas categorizaciones,
el grupo enviará a sus homólogos en el campo una suerte de cuestionario en el que se
identifiquen las lagunas y problemas que tengan las notas, así como los rumbos y/o criterios
que pueden considerarse para

Las ventajas de este método están en la visión externa que validan desde un punto
de vista científico las observaciones echas desde el campo, el cual no cuenta muchas veces
con los medios y tiempo necesarios para ello. Al mismo tiempo permite el ahorro de tiempo
ya que el investigador al regresar del campo tendrá la oportunidad de contrastar sus notas
iniciales y reordenadas con las reflexiones que ha tenido durante el proceso subsiguiente.

b- Gráficos mentales

16
DISCUSIÓN DE GRUPO_________________________________________________

I-ANALISIS DE CONTENIDOS

De la etnografía en general

Lo que pudimos sacar en limpio como grupo, es que la etnografía es una


herramienta utilizada en la antropología social emparentada en ocasiones con distintas
ciencias debido a que es usada por estas a fin de establecer teorías y conocimiento relativo a
estas últimas. Su objeto de estudio son los fenómenos generados en diversas instituciones
socio-culturales de cualquier parte del mundo, de los que pretende comprender su
desarrollo y diversidad en un ámbito en particular a través de la recopilación de datos e
información disponibles en la observación directa en el campo de desarrollo natural de
dichas instituciones.

A fin de recabar dicha información, esta herramienta se vale de los investigadores,


que son aquellos que inician su investigación con un objetivo determinado y que cuyas
disciplinas de especialización pueden variar de acuerdo a las necesidades que requiera un
estudio en particular. En ocasiones, la recolección puede llevarse a cabo de modo
particular, es decir, por medio de un solo investigador o en ocasiones asesorados o en
compañía de equipos multidisciplinarios, que permitirán abarcar la amplitud de hechos en
desarrollo una institución.

Los investigadores puedan recabar los datos necesarios a partir de diversos


instrumentos que pueden ser de 3 tipos: cualitativo, cuantitativo o mixto. Estos pretenden
reflejar la visión del observador, aunque en lo ideal aspira a elevarse por encima de esto y
proyectar de modo objetivo los acontecimientos transmitidos. Sin embargo se sabe que
dicho ideal excede el plano real, pues todo investigador se ve siempre influenciado por
diversos factores que pueden contribuir a proyectar dicha realidad de diferentes aristas.

Respecto a las condiciones de la realidad que necesita plasmar el etnógrafo, estas


deben remitirse a lo cotidiano, a lo que le ocurre a las personas normales generalmente en
sus espacios cotidianos de desarrollo y no en aquellos sucesos extraordinarios. Esta
información se convertirá en la base del conocimiento que generara tras la reflexión hecha
de sus apuntes.

Respecto a como recaba la información, el investigador es responsable de respetar


las normas y etiquetas que rodean las costumbres que investiga, ya que de otro modo puede
contar con la desaprobación de quienes cooperan siendo observados. Además, su labor debe
pasar los más desapercibida posible.

17
De la etnografía aplicada al campo de la práctica educativa

Como dijimos, esta herramienta tiene aplicación en muchas ciencias por su


versatilidad para acomodarse a las mismas, pero obviamente siendo futuros profesionales
de la educación es nuestro deber encargarnos de su aplicación a esto último.

Entendemos que el profesor genera cambios a partir de su práctica cuando asume el


rol de “etnógrafo” de la misma, cuando es capaz de plasmar la realidad que le rodea a
través de las distintas herramientas que dispone la etnografía y cuando considera realizar un
cambio de aquellos conocimientos heredados por medios culturales como la universidad o
el ejemplo de algún buen o mal profesor.

Para cumplir con este cometido, es necesario que el docente, en primer término,
reflexione sobre su desempeño y se establezca descubrir que aspecto deficiente necesita
mejorar. Acto seguido debe registrar todo aquello que el crea que es relevante para lo que
sus reflexiones aportaron y para esto se requiere la etnografía y los conocimientos técnicos
que esta aporta, siempre que también se considere la flexibilidad como parte de la
adaptación que se requiera para seguir avanzando en la ruta trazada o en la articulación de
nuevos objetivos. Hay diversos tipos de etnografía que pueden ayudar al profesor en su
labor de investigador pero el debe buscar lo que mejor se adapte a su entrono.

II-DESTACAR FUENTES DESDE DONDE SURGE LA METODOLOGÍA

El siglo XIX en Europa está caracterizado por las formas y los impulsos, del sueño
romántico, del positivismo terrestre y material, de las contradicciones sociales, del auge del
capitalismo, de la independencia de las colonias americanas y muchos otros significativos.
La etnográfica se originó durante está época.

La primera vez que se utilizo este concepto fue en el año 1826 donde en la obra de
Adriano Balbi (Geógrafo italiano) “Introduction a l’Atlas etnographique du Globo”. Sin
embargo se le han dado variadas definiciones a lo largo de la historia: Ditmer en 1975
define la etnografía como “el estudio de los hechos”. Más adelante en 1982 Aguirre la
define como “la descripción sistemática de las ideas y miembros de la cultura, obtenida a
través de la observación participante y de las entrevistas durante el trabajo de campo” y
mas adelante en 1988 por Goetz y LeCompte como “una descripción o reconstrucción
analítica de escenarios y grupos culturales intactos”. Definiciones que se acercan mucho al
término en si y que hasta el día de hoy tienen validez.

III-OBJETIVOS DE LA APLICACIÓN DE LA METODOLOGÍA

Uno de los principales objetivos de la Etnografía es el poder dar a la investigación


un enfoque más humano, describe grupos culturales, personas, comunidades. El etnógrafo
vive la comunidad que estudia, se ve inmerso en este mundo y de esa manera entrega una
visión diferente.

Hace algún tiempo dos de los integrantes de nuestro grupo estudiaron un texto de
Violeta Muñoz acerca de la investigación en el aula, ella definía el aula como la “caja

18
negra” al momento de investigar porque no podíamos llegar a dimensionar lo que sucedía
en ella, solo los actores (estudiantes y profesores) podían llegar a hacer concesiones al
respecto, porque son ellos quienes saben que sucede en la comunidad académica. Ese es el
objetivo de aplicar la etnografía como metodología, la etnografía se enfocaría en los actores
que inciden en los procesos educativos, que sucede con ellos, su percepción, abarca casi la
totalidad de los hechos que transcurren en el grupo o comunidad. Con ello busca dar nuevos
enfoques educativos, no produce grandes cambios como tal en la educación, sino que sienta
las bases para enfocarse en el trabajo educativo.

De cierta forma, el objetivo de la etnografía es registrar (Elsie Rockwell emplea el


término “cronista”) lo que nadie más documenta y les da el papel protagónico que merecen
los actores. Su más grande objetivo es poder plasmar lo que ocurre en una comunidad o
sociedad, para de esa forma identificar sus necesidades, es una metodología que investiga
desde el interior, toma en consideración factores que por lo general son pasados por alto, lo
no documentado como dijimos anteriormente, opiniones de personas de localidad, describe
y analiza realidades sociales, procesos de aprendizaje, contextos, conflictos, etc. En base a
esto propone relaciones relevantes para las investigaciones.

IV-CARACTERISTICAS PRINCIPALES QUE DISTINGUEN LA METODOLOGÍA

Las características principales que distinguen esta metodología son las siguientes:

-Registra lo no documentado, lo cotidiano que nadie mas documenta, lugares como la


escuela donde se forjan las relaciones sociales, la familia. Con el propósito de llegar a
comprender distintas realidades sociales.
-La descripción, establece la descripción como punto de llegada de la investigación, la
descripción tiene un rol fundamental en la Etnografía.
-Experiencia directa del etnógrafo, el etnógrafo se encuentra inmerso en las distintas
sociedades con el propósito de investigar más a fondo, de hacerse parte de cierta realidad
social o comunidad para de esa manera lograr obtener una visión diferente, el escenario se
vuelve a color y deja de ser una “caja negra”.
-Toma en cuenta la opinión de los actores principales, la etnografía trabaja mucho con
personas, se distingue por establecer una relación de colaboración con estas y tener empatía
con ellos, ponerse en su lugar e intentar comprender y respetar las diversas opiniones o
posturas.
-Esta metodología sienta las bases para crear distintos cambios, en este caso en la
educación, no crea conocimiento de una vez, sino que por medio de esta metodología la
investigación puede detectar el problema de mejor forma, puede identificar los problemas,
los cambios necesarios en la comunidad.
-No establece un modelo único existe la etnografía visual, procesal, enciclopédica.
-Las distintas modalidades de observación participante; Crónica: descripciones realizadas
minuto a minuto; Comunicación no verbal: espacio, movimiento, distancias que ayudan a

19
comprender el comportamiento del sujeto; Objetos inanimados, artefactos, documentos, el
mundo que rodea al sujeto; Entrevistas y cuestionarios: el primero busca la opinión del
sujeto y les da un espacio para explayarse, mientras que el segundo busca información mas
concreta.
V-PASOS, FASES O ETAPAS QUE LA COMPONEN-EJEMPLOS DE APLICACIÓN

El método de Investigación etnográfico se caracteriza principalmente por que es un


tipo de Investigación que se realiza en forma natural es decir la recolección de información
esta en la observación del hecho en su ambiente natural, es de tipo cualitativo pues
primeriza el análisis de cualidad en ves de cantidad, por lo que es inferencial pues algunos
resultados se infieren a la luz de los resultados y por ultimo hay que decir que se caracteriza
también por que se focaliza en el contexto y no en las individualidades.

Para realizar este tipo de investigación es necesario o al menos se aconseja el


seguimiento de ciertos pasos primeramente antes de comenzar el estudio se aconseja
formularse las siguientes preguntas previas;

-¿Qué es lo que se va a investigar y desde que perspectiva?


-¿Cuáles son los lugares idóneos para la investigación?
-¿Que técnicas o documentación es necesario manejar?
-¿Con que medios es preciso contar?

Luego de esto se prepara la investigación pasando por las fases que consta la
Investigación etnográfica las cuales son:

-Definición del Problema y programación de la investigación: Decisión sobre técnica de


investigación y programación de los aspectos científicos y prácticos, así como la
temporalización conveniente.

-Recogida de datos y Ordenación de los mismos: Preagrupación de la información


recogida, relación de fenómenos distintos o semejantes, etc.

-Análisis e interpretación de los datos: Estudio y análisis de los datos recogidos.


-Redacción del estudio: Elaboración escrita del trabajo realizado,”contar la historia”,
organizar los textos e informar.

VI-APRECIACIÓN DE BONDADES Y DESVENTAJAS QUE IMPLICA DENTRO DEL


ROL DOCENTE

El método en si es bastante completo y resulta en teoría una herramienta bastante


eficaz para recolectar información en las aulas: la diversidad de estrategias y elementos que
componen el abanico de herramientas cualitativas, cuantitativas o mixtas es amplio y
flexible, por lo que su aplicación en las aulas debería reflejar un importante avance en las
reflexiones del profesor y de su modus operandi en el aula.

20
Junto con ello, lo observado puede ayudar a otros docentes en ejercicio en el curso
de sus observaciones, convirtiéndose así en un ahorro de tiempo y energías Siendo cada
aula un mundo diferente, el método también permite acomodarse a la realidad que se está
observando y aplicar medidas particulares y no adaptar modelos generales de aprendizaje
que resultan ser obsoletos o foráneos sin cabalidad en un sistema como el que conocemos.

Si hay alguna desventaja en el modelo, quizás esta en su extensión. El proceso


requiere mucho tiempo y energías ambos son recursos de los que no cuenta el docente
chileno, a menos que su dedicación sea exclusiva a esta materia como es el caso de algunos
investigadores universitarios.

Por lo general el docente debe dividir sus responsabilidades en 2 tipos: aquellas


parte de su labor profesional, es decir, entregar conocimientos a sus alumnos y servir de
mediador entre la búsqueda de conocimiento y ellos, junto con toda la relación
interpersonal que eso implica (Conocer sus nombres, situaciones socio-económicas, saber
sus debilidades y fortalezas, tener, en ocasiones, a cargo la jefatura de algún curso, estar
atento a situaciones anómalas, etc.) todo lo que conlleva a generar un desgaste físico y
emocional que consume gran parte del animo del docente.

El segundo tipo es el de las labores administrativas: desde aspectos tan


trascendentales como la planificación de las clases hasta aspectos más caseros como la
revisión de pruebas, trabajos de investigación, proyectos y la toma de asistencia, así como
la elaboración de informes de nota a final de semestre y antes de cada reunión de
apoderados, las misma preparación de estas reuniones, asistencia a reunión de profesores,
etc., consumen otra gran parte de las energías del profesor. Eso sin contar que debe pasar
tiempo junto a su familia y darse tiempo para el mismo, cosa no menos importante si no
queremos que el docente sufra un neurisma cerebral a mitad de año.

Todos estos factores influyen en la carencia de tiempo, energías y recursos que un


profesor requiere para llevar a cabo un estudio serio de su práctica ¿Se imagina a un
profesor, por ejemplo, con mas de 50 pruebas por corregir después de 8 horas de trabajo
para luego tener que escribir todo aquello que le ocurrió en el día y además meditar entorno
a algo que quizás en ese momento no quiera recordar porque solo quiere descansar? Es una
labor complicada, por no decir titánica.

VII-POSIBLES FUTUROS DESAFIOS QUE LOS PROFESORES PUEDEN ENCARAR

El desafío más grande que podemos ver en la aplicación de este método, como
pudimos observar antes, está en la distribución del tiempo. El profesor no cuenta con el
tiempo ni las energías para llevar a cabo un estudio acucioso y detallado de su práctica por
lo que se ve obligado a repetir lo que otros agentes culturales le transmitieron en su
momento, lo cual, tenga o no efectos positivos, no deja de ser un entorpecimiento de
aquello que podría desarrollar por su cuenta y le permitiera avanzar tanto en lo personal
como en la labor profesional.

Sin embargo, no queda exento el docente de otros desafíos: existe hoy en nuestro
país una diferencia notable entre el docente “tradicional” nacido antes de la década de los

21
90 y hacía abajo y el del “moderno” nacido en el comienzo y desarrollo de los últimos
grandes avances tecnológicos. Estos docentes parecen provenir de “escuelas” bastante
diferentes aunque sean de la misma universidad de las que vienen los actuales ya que
mientras el docente antiguo postula a una permanencia de los métodos transmitidos por
cultura, la “nueva sangre” busca aquel espacio ideal que le prometieron podría ejercer en
sus tiempos de estudiante de educación superior ¿El producto de este choque?
Generalmente la acomodación de métodos nuevos a los antiguos, es como evitar el quiebre
que vendría al ejercer una forma nueva de “educar” por echar “vino nuevo en odres viejas”.

Los profesores antiguos contribuyen a este estancamiento: los apoderados y los


mismos alumnos son factores de presión para evitar cambios como producto de
investigaciones, ya que estos generalmente producen en un comienzo un descenso de las
notas de los alumnos quienes en ocasiones no están acostumbrados a nuevos estilos de
aprendizaje. Esto es una preocupación para los apoderados (En especial los de enseñanza
media) ya que sus pupilos dependen de las notas (Puntaje ponderado que otorga el NEM)
para alcanzar un buen puntaje de ingreso a la educación superior vía PSU y al acceso de
becas que otorga el Estado o alguna casa de estudios en particular.

Otra dificultad es la falta de cooperación de los “investigados”, en parte por las


razones que dimos anteriormente (Relacionadas con el rendimiento) y en parte por otros
motivos como una falta de cultura respecto e interés respecto al tema, pues los alumnos no
verían el sentido de tal estudio y por lo general, si uno le entrega una encuesta o un
cuestionario no tienen interés en responder honesta y completamente (Incluso en educación
superior, podemos ver la baja participación estudiantil en el proceso de evaluación docente
vía navegador académico de la PUCV) En las pruebas SIMCE (La que es cuestionada en
muchos sentidos pero que pretende recolectar información al fina y al cabo) se observa a
alumnos que no le da la gana responder por no representar ningún interés directo en su
desempeño. Por lo mismo, las causas de la falta de participación también pueden estar
relacionadas con una mala relación entre el docente y sus alumnos algo bastante común en
las aulas de las escuelas chilenas.

22
CONCLUSIÓN____________________________________________________________

La etnografía presenta actualmente una importante opción para el descubrimiento de


aquello que transcurre en las aulas de las escuelas de nuestro país, algo que en ocasiones
queda consignado en una especie de “caja negra” que nadie es capaz de conocer su
contenido y el que en ocasiones, como en el caso de este objeto en los aviones, solo es
conocido tras un “accidente” o algún hecho de naturaleza trágica los que podemos
homologar con hechos de conocimiento público como la violencia escolar, falta de calidad
en la educación, falta de preparación al ingresar los alumnos en la educación superior, mala
administración de establecimientos, entre otros.

Creemos que el método no es de aplicación exclusiva a una cultura en particular


pero que los pasos a seguir tras conocer los resultados de la triangulación de datos deben
responder a aquella realidad que se pretende solucionar o mejorar, ya que hemos constatado
empíricamente el fracaso de la aplicación de modelos extranjeros de los que ha derivado
una perdida de tiempo, recursos y energía irrecuperables, aunque naturalmente se puedan
extraer valiosísimas lecciones para tener en cuenta para el futuro.

Pese a representar una solución, el método en sí no esta libre de controversias y


algunos puntos que pudimos encontrar en discusión fueron hasta que punto se puede
apreciar la objetividad del observador-investigador en un trabajo, cosa que parece haber
acuerdo en que es imposible no observar la influencia personal del mismo. Por lo tanto,
deben entregarse herramientas que permitan reducir al mínimo aquellos aspectos subjetivos
que interfieran en el conocimiento de los hechos y en la influencia que el investigador
pueda ejercer en quienes leen sus documentos.

El hecho de mantenerse como espectador o como participante de los


acontecimientos que se investigan también parece ser un tema de controversia y parece no
haber una formulada definida que determine cuando procede uno u otro caso. Quizás en
algún punto se considere seriamente en reemplazar al investigador por una cámara oculta o
robot para que los sujetos de investigación no se sientan influenciados por la presencia del
mismo. Pensamos que este punto dependerá exclusivamente de los objetivos que se
pretendan conseguir en cada investigación.

El tiempo que debe pasar un investigador en el sitio que investiga también parece
ser un punto de no concordancia entre los etnógrafos. Pareciera que para algunos esto
puede llegar a ser una desventaja y este tema tiene relación con el objetivismo del que
comentábamos recién.

Volviendo al plano de la educación, encontramos hoy en día muy pocas instancias


que al menos esbocen un intento de dar a los docentes un espacio de reflexión dentro de sus
ocupadas agendas. Mención particular se lleva el “Día de reflexión” que se toman tras los
resultados de la prueba SIMCE o que en su oportunidad se tomaron tras la “revolución
pingüina” Como no somos profesores, no sabemos hasta que punto estos “espacios”
esporádicos puedan ayudar a los docentes a construir conocimiento en torno a su
desempeño que puedan al mismo tiempo ayudar a otros profesionales en sus labores, algo

23
que funcionaria como una suerte de “retroalimentación” (Es decir ¿Realmente los docentes
conversan de temas relativos a la educación o solo son instancias de “reuniones sociales”?).

Pero aquí saltamos a una nueva polémica ¿Podemos realmente identificar leyes o
parámetros dentro del sistema educacional chileno? Peter Woods declaró: “En esencia, se
trata de un debate sobre si la enseñanza es una actividad en la que podemos identificar
algunas leyes o principios generales, y que puede entenderse en términos científicos, que
facilitan a su vez la planificación o predicción; o si, por el contrario, se trata de un proceso
básicamente individualista, intuitivo y espontáneo que involucra muchos factores distintos
cuyas líneas directivas generales no se pueden especificar, y que produce resultados fruto
de una imaginación creativa“ (Woods, 1998, pág. 29)

La discusión sigue abierta.

BIBLIOGRAFÍA__________________________________________________________

ROCKWELL, E.; “La experiencia etnográfica: historia y cultura en los procesos


educativos”, Buenos Aires, 2009.

BOUCHÉ, H., GARCIA A. M., QUINTANA, C, RUIZ C, M.; “Antropología de la


educación”, Madrid; Editorial Síntesis S. A., 2002.

GRIAULE, M; “El Método de la Etnografía”, Buenos Aires; Ediciones Nova, 1969.


WOODS, P; “Investigar el arte de enseñar: El uso de la etnografía en la educación”
Editorial Paidos, Barcelona, 1998.

24