Você está na página 1de 21

Vicanor

GRAFOTERAPIA

Una escritura correcta para una salud perfecta

1ª parte
SEA HONESTO Y NO HAGA
COPIAS PIRATAS
DE ESTE CUADERNO
Lo que tenga que pagar al copista
págueselo al autor

Todos los derechos reservados.


La reproducción total o parcial de esta obra,
por cualquier procedimiento,
sin autorización expresa del autor,
será perseguido conforme a la Ley.

ISBN: 84-7034-105-7
Depósito legal: M-21948-1991
Copyright 1991 by Vicanor
grafoterapia@gmail.com
Cuaderno de caligrafía terapéutica 1

Al igual que un análisis de sangre, una placa radiológica, una auscultación pectoral, un test psicológico, etc. nos
dan una serie de datos reflejos acerca del estado de salud o comportamiento de un individuo, lo que refleja la
escritura personal del mismo, en un momento determinado, puede ser tan interesante, si no más, que todos
esos métodos de exploración señalados.

Porque la escritura no es un acto reflejo sólo de aspectos caracteriales de un individuo, sino que también lo es
de su fisiología. Es más, el acto de escribir tiene efectos reversibles. Es decir, contrariamente a lo que ocurre
con un análisis de sangre o de orina, de una radiografía, de un test, etc., que, una vez sopesados los datos que
pueden aportar, éstos se archivan o directamente se desechan, nos encontramos con que la escritura es un
elemento valiosísimo. Tanto para seguir evaluando al individuo, como para, manipulándola, mejorar tanto su
salud corporal como su psiquismo. Todo ello de una manera inocua, totalmente incruenta, sin efectos
indeseados y gratuita, La técnica que lo hace posible tiene ya más de un siglo de vigencia terapéutica y se llama
Grafoterapia.

Esta técnica, que ha sido contrastada a lo largo de décadas de experiencia clínica con pacientes reales de
multitud de enfermedades de todo tipo, la traemos aquí no como un arma propiamente terapéutica (que lo es,
por supuesto), sino más bien preventiva. O sea, que si al niño se le enseña a escribir de una manera correcta,
ya desde el principio de su formación, lograremos evitarle muchos problemas. Es más, conseguiremos
potenciarle en muchos aspectos de su vida, como capacidad de esfuerzo, perseverancia, dedicación, atención,
responsabilidad y otros aspectos de tipo físico y de salud. Obviamente, si la enseñanza no es la correcta, el niño
será propenso a sufrir toda esa serie de problemas y dificultades en la vida.

La primera edición de este Cuaderno de Caligrafía terapéutica salió a la luz hace ya casi dos décadas y, desde
entonces, hemos acumulado la suficiente experiencia como para hacer que su contenido, sin ser el primitivo
malo, sea lo suficientemente dispar de aquel como para poder decir que es completamente nuevo. En cualquier
caso, aquí lo que exponemos es una forma de ver, aprender y entender el alfabeto latino, el cual, evidentemente
no es patrimonio de nadie, si acaso solo de la Humanidad, y hacer esto en beneficio de la salud de los niños y
las personas en general.
El alfabeto latino, posiblemente el más plástico de cuantos se han inventado, incluso más que el taquigráfico,
permite hacer casi cualquier letra de miles de maneras distintas y no perder por ello su legibilidad. Ésta es su
grandeza, pero también su peligro. Es decir, que si la escritura es reflejo de una realidad caracterial y fisiológica
y, como decimos más arriba, esa realidad es reversible a través de la escritura, es evidente que habrá formas
más correctas que otras de hacer las letras. De ahí nace la necesidad de que al niño se le enseñe a escribir
correctamente el alfabeto ya desde un principio. Si luego cambia su forma de escribir, al menos siempre sabrá
cómo volver al origen.

No podemos extendernos aquí en más explicaciones sobre cómo puede ser esto, cosa que ya se expone en el
libro Escritura y salud publicado en Editorial Obelisco – Barcelona. Aquí simplemente damos unas pautas, no
demasiado exhaustivas, es cierto, pero lo suficientes de cómo deben ejecutarse las letras para lograr un nada
desdeñable equilibrio salutífero en el niño.

Debemos advertir que las letras están compuestas de trazos y éstos deben ejecutarse de una determinada
manera en cuanto a forma, velocidad, tamaño, ubicación, ritmo y presión, y usted, si es alfabetizador,
educador, profesor, padre, etc. deberá explicarle al niño, adecuándose a su capacidad de comprensión, cómo
debe ejecutar las letras y los trazos. Éstos, en primer lugar, según su forma, y para ello hemos hecho las letras
con los mismos pautados, para que el niño simplemente las recorra con su lápiz o bolígrafo y aprenda lo más
importante de todo, que es esa forma de las letras compuestas por esos trazos. Si luego aprende a ejecutar
correctamente la presión (punteado más fuerte), velocidad (trazos que suben –excepto avanzando– y trazos
que avanzan), etc. de los que conforman cada una de las letras, tanto mejor. Estos últimos aspectos harían
algo prolija esta presentación por lo que recomendamos a quienes les interese, que lean la obra citada.

El niño debe entender que su trabajo consiste en recorrer con el bolígrafo las letras pautadas, empezando
siempre por su lugar lógico (que no creemos sea necesario explicarlo aquí) y que el niño debe aprender como
cosa muy importante.

Cualquier letra de nuestro alfabeto está compuesta de al menos tres trazos (como la “i”, por ejemplo; no se
contabilizan los signos de puntuación) y puede llegar hasta 10 (como la “m”). Evidentemente algunos trazos se
repiten en una misma letra y otros son únicos en la misma. No nos paramos a considerar las mayúsculas, ya
que apenas tienen incidencia en el aspecto terapéutico. En cualquier caso, el número total de trazos útiles en
cualquier escritura es de 12 y son los siguientes:
A - EL TRAZO SUBE

1. REGRESANDO:

2. CENTRADO:

3. AVANZANDO:

B - EL TRAZO BAJA

4. REGRESANDO:

5. CENTRADO:

6. AVANZANDO:

C - EL TRAZO AVANZA

7. BAJANDO:

8. CENTRADO:

9. SUBIENDO:

D - EL TRAZO REGRESA

10. BAJANDO:

11. CENTRADO:

12. SUBENDO:
Cuaderno de caligrafía terapéutica Cambios, hígado, filtrados, nutrición, garganta, circulación periférica, naturalidad, espontaneidad 3
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, espalda, hígado, filtrados, sexo, circulación, autoestima, aprendizaje, 4
Cuaderno de caligrafía terapéutica Cambios, hígado, soportes, circulación, creatividad, naturalidad, espontaneidad, liberación 5
Cuaderno de caligrafía terapéutica Cambios, espalda, hígado, ingestión, garganta, filtrados, circulación p., naturalidad, espontaneidad 6
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, soportes, hígado, circulación per., aprendizaje, creatividad, naturalidad 7
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, espalda, cabeza, glándulas, tejidos, huesos, fuerza, potencia, aprendizaje 8
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, espalda, hígado, filtros, sexo, autoestima, aprendizaje, memoria, retención 9
Cuaderno de caligrafía terapéutica Cambios, hígado, filtros, ingestión, cabeza, sexo, garganta, constancia, esfuerzo, perseverancia 10
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, corazón, circulación sanguínea, tejidos, aprendizaje, perseverancia, habla 11
Cuaderno de caligrafía terapéutica Ingestión, garganta, hígado, asimilación, espontaneidad, liberación 12
Cuaderno de caligrafía terapéutica Ingestión, garganta, huesos, tejidos, glándulas, fuerza, potencia, sexo, autosuperación, constancia 13
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, corazón, circulación, tejidos, sexo, aprendizaje, esfuerzo, autoestima, habla 14
Cuaderno de caligrafía terapéutica Sistema inmune, cambios, soportes, espalda, hígado, circulación periférica, aprendizaje, memoria 15
Cuaderno de caligrafía terapéutica Corazón, circulación sanguínea, tejidos, pulmones, hígado, esfuerzo, comunicación, habla 16
Cuaderno de caligrafía terapéutica Corazón, circulación sanguínea, tejidos, pulmones, hígado, esfuerzo, comunicación, habla 17
Cuaderno de caligrafía terapéutica Corazón, circulación sanguínea, tejidos, pulmones, hígado, comunicación, esfuerzo, habla, liberación 18
La segunda parte en:

http://www.bubok.com/libros/11107/Cuaderno-de-Caligrafia--Terapeutica-Edicion-corregida