Você está na página 1de 7

c  


    
       
         
   
En el siglo XXI era seguro asumieron que los dentistas estaban
familiarizados con dos términos: Aplicaciones Bucales y disfunciones
temporomandibulares. Algunos clínicos se sorprendieron al saber que
esos términos habían sido redefinidos a causa de nuevas
investigaciones de los pasados 10 ʹ 20 años. Aplicaciones Bucales, en
las que se usaban procedimientos simples como dispositivos de acrílico
que cubrían todos o muchos de los dientes de 1 arcada. La base
conceptual para diseñar y usar Dispositivos bucales como los
dispositivos de tratamiento también se han cambiado bastante, en los
límites de conceptos de relajación de mandíbula simples a complejo
mandíbula que coloca de nuevo exposiciones razonadas. Desordenes
temporomandibulares, que suele ser visto como problemas
relacionados con unos el tipo de occlusal o el desacuerdo esquelético,
ha sufrido cambio de paradigma bastante sustancial. Como la
clasicateoría etiológica dental esqueleticahan sido desafiadas y
refutadas por estudios conducidos en el mundo entero, un
biopsychosocial el modelo médico de ortopedia, duela la
fenomenología, factores conductuales gradualmente los han
substituido.

El objetivo de este documento es revisar en la literatura los dispositivos


orales, con un enfoce especifico en los tratamientos de las disfunciones
temporomandibulares llegando a conclusiones a base de pruebas en
cuantos a las publicaciones. Ademas de describir la diferencia de los
materiales usados en dispositivos bucales, los variados dise;os son
analizados en cuanto a su mecanismo de acción y sus objetivos clínicos.
Basado en las evidencias científicas, el rol de los dispositivos orales
puede o no jugar un papel en el tratamiendo de las disfunciones
temporomandibularesFinalmente, el concepto de los dispositivos orales
es que son eficaces principalmente debido a su potencial para actuar
como placebos complicados serán considerados.

DISFUNCIONES TEMPOROMANDIBULARES

En los primeros 50 a;os del interés de las disfunciones


temporomandibulares era caracterizado por un enfoque en el
mecanismo de las teorías etiológicas. además, estos problemas
complejos eran a menudo descrito en términos simplistas con etiquetas
diagnósticas como unión temporomandibular (TMJ)
síndrome,myofascial síndrome de disfunción de dolor, o aún solamente
TMJ problemas. Como estos tempranos conceptos etiologicos hecho
girar sobre todo alrededor de las teorías de desacuerdos occlusal y/o
malalignments esquelético, dentistas se hicieron casi exclusivamente
responsable de su dirección y OAS se hizo una modalidad de
tratamiento principal para TMD pacientes. La aplicación de los
dispositivos orales como tratamiento fue generalmente hablado en
términos de producir una retirada oclusal. Relajando el musculo del
maxilar inferior, restaurando la dimensión vertical de la ooclusion,
descargando las uniones o restaurando la unión temporomandibular .
Los dispositivos orales son descritos como reposicionadores de la
mandíbula esto puede establecer la ideal relacióncraniomandibular
también relevando dolor y restaurando función. Estos conceptos
mecánicos seriamente son estropeados por 3 motivos: sus suposiciones
subyacentes esto ambos myogenousy el dolor de arthrogenous y la
disfunción surgen principalmente "de la tensión" de tratar
impropioocclusal o relaciones craniomandibular; su fracaso reconoce
múltiples efectos que los dispositivos orales pueden producir, en
cambio atribución de todas las respuestas positivas a su oclusión-
cambio o maxillomandibular efectos que colocan de nuevo; y su
presunción que, si occlusal temporal los cambios producidos por los
dispositivos orales causan la mejora sintomática, ellos deben ser
seguidos por alteraciones permanentes a la oclusión del paciente por
tratamiento extenso e irreversible dental.

Hasta los años 1960, ningúna enfermedad sistemática bien controlada


correctamente estudios diseñados clínicos habían sido conducidos para
evaluar la eficacia de tratamientos para pacientes con TMDS. En
cambio,había un número de estudios "de tarjeta" papeles anecdóticos
publicaron lo que relató los altos niveles tratamiento acertado para la
mayoría de estos pacientes, utilización de una variedad de accesos
mecánicos (dentales). Muchos de estos protocolos de tratamiento
incluyeron el empleo de dispositivos, no sólo para relevar signos y
síntomas, pero también establezca "el ideal" "o corrija" relaciones de
mandíbula.Para muchos médicos, estos éxitos clínicos endosaron sus
suposiciones sobre como los dispositivos orales funciona también
apareciendo confirmar sus opiniones sobre etiología TMD.

Cuando algunos estudios de TMDsa principios de los años 1960 y 1970


Se llevaron a cabo utilizando medicamentos placebo o los
procedimientos de simulación
como controles, los investigadores informaron niveles más altos de
respuesta positiva a los que recibieron tratamiento placebo. En un
primer momento,estos resultados fueron despedidos como algún tipo
deengaño, y algunos investigadores fueron incluso acusados de
inducir a error o engañar a los pacientes mediante el uso de placebos
en lugar delos tratamientos "Reales". Cuando Greene y Laskin13 y
Goodmaninformaron el uso de "tablillas con placebo", así como
"Equilibraciones placebo" como formas de tratamiento para simulacro
en los pacientes con TMDs, estos resultados fueron ampliamente
denunciados;Sin embargo, el hecho de que la OAs ayuden a más de
40% de los pacientes, mientras que la equilibracion placebo ha ayudado
a cerca de dos tercios de ellos, hizo difícil hacer caso omiso de los
resultados. Otros investigadores han utilizado ambos con placebo y se
han producido resultados similares en los controles de sus estudios
Estos resultados, obviamente, han requerido de reanalizar clínicamente
los mecanismos de eficacia de los aparatos, y reevaluar cual es el rol
que podrían tener los OAs en el tratamiento de pacientes con TMDs
Durante ese mismo período de tiempo, una serie de controles-placebo
o estudios comparativos de tratamiento TMDs estaban produciendo
altas tasas de respuesta positiva, sinrealizar ningún tratamiento
irreversible ósea o dental correctivas. Además, el seguimiento
longitudinal de los estudiosmostró que estas respuestas favorables a
corto plazo paratratamientos conservadores a menudo persisten
durante períodos demuchos años, incluso si el tratamiento inicial era
sólo unplacebo. Esta evidencia acumulada presentó un
poderoso argumento contra el uso de la terapia tradicional mecánica
en, sobre todo por la naturaleza irreversible de estos tratamientos
podrían de manera significativa complicar la condición física,
psicológica y económica de pacientes que no responden
favorablemente. Una discusión en profundidad sobreeste tema está
fuera del alcance del presente artículo,pero para la mayoría de los
pacientes con TMDs ha quedado claro que la líneaentre los
tratamientos reversibles e irreversibles a menudo nodebe ser cruzada
para producir buenos resultados.

En los últimos años ha habido una explosión en nuestros


conocimientos sobre la bioquímica y neurofisiológia base para el dolor
musculoesquelético ,34-37 algunas viejas nociones acerca del dolor de
las articulaciones o los músculos parecenmuy ingenuas y simplista (por
ejemplo, términos comocapsulitis, la acumulación de ácido láctico o
espasmos musculares). Del mismo modo,las explicaciones de por qué
los dolores persisten en algunaspersonas y no ha cambiado por
completodesde el campo de la psicología en el campo de la
neurociencia, de 38 añosdonde los estudios llevados a cabo han
demostrado que los cambios neuroplásticos en el sistema nervioso son
la razón más probable para el desarrollo de dolor crónico. Además,
los factores genéticos pueden determinar, en parte, si se desarrollará
dolor crónico No hay duda de queterapias futuras en el campo del dolor
se centrarán másprecisamente a los mecanismos fisiopatológicos
subyacentesde dolor en las articulaciones, dolor muscular y dolor
crónico, en lugarde en analgésicos simples o de otras estrategias de
control del dolor.

¿Estos resultados científicos fascinantes significan que la administración


de aparatos orales ya no tiene lugar dentro del arsenal terapéutico de
un dentistapara la gestión de los pacientes con TMDs? La respuesta a
este punto es claramente No porque la OAs aún puede ser un
valioso complemento en el tratamiento de ciertos subgrupos de
los pacientes con TMDs, como se verá posteriormente.

Dispositivos Orales

Los cambios en la comprensión de la fiosiopatologia de las DTM


requieren que las ideas tradicionales sobres los dispositivos orales sean
reconsideradas. No solo será uno de los viejos conceptos obsoletos y
equivocados,