P. 1
01 Comunicacion.sostenible.D.humano.sociedad.informacion

01 Comunicacion.sostenible.D.humano.sociedad.informacion

|Views: 89|Likes:
Publicado porRebolloso Viviana

More info:

Published by: Rebolloso Viviana on Dec 06, 2010
Direitos Autorais:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2013

pdf

text

original

«En el mundo entero, las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones engendran actualmente

una nueva revolución industrial, que es tan importante como la del siglo pasado. Esta revolución se funda-

menta en la información […] Como consecuencia de su efecto multiplicador, estimulará cada sector de la

economía. A nada que las tarifas se fijen mediante las reglas del mercado, los servicios y las aplicaciones de

la información irán multiplicándose […] Dado que el mundo de la información no está limitado por las fronte-

ras, y al ser el mercado totalmente abierto, la sociedad de la información tiene una dimensión, en esencia,

mundial.»9

75

CAPÍTULO IV

de servicio se envían a los países en desarrollo. Muchos de ellos van a China, en donde se reciclan los componentes. En la zo-

na de Gniyu, de la provincia de Guandong, trabajan unas 100.000 personas en la extracción de los componentes de los orde-

nadores, que provienen sobre todo de Estados Unidos, en donde se considera que existen unos 500 millones de ordenadores

obsoletos. El problema es que lo que no se puede reciclar se tira a los ríos, con el consiguiente deterioro. Recordemos que los

aparatos electrónicos generan el 1 % de la basura, pero el 70 % de la contaminación. Cf. http://www.informinc.org/

fact_CWPcomputer.phpy http:lowendmac.com/archive/02/0503.html. Finalmente, debe señalarse que existen organizaciones

militantes que promueven el reuso de ordenadores, una vez reparados y actualizados, como Reuse Development Organization

(http://www.redo.org).

9.Informe Bangemann, Europa y la Sociedad de la Información planetaria, Informe presentado al Consejo de Europa, Bruselas,

mayo de 1994. Fuente: Rapport mondial sur la communication, UNESCO, 1997, p. 56.

Esta selección de los párrafos de uno de los textos fundadores sobre la sociedad de la información en Europa

describe a la perfección la visión administrativa y tecnocrática de los discursos de la mayoría de países desarro-

llados sobre el advenimiento de la sociedad de la información. De estos textos10

cabe subrayar:

•Se habla de una revolución informativa o comunicativa equivalente a las habidas anteriormente, cuya base son

las redes, como Internet. Se la compara con la revolución industrial, con la invención de la electricidad y de la

imprenta11

, etc.

•Es un mercado en expansión desigual. No obstante no se explicitan las diferencias, al menos en una primera

etapa. El mercado de las TICs (equipos de telecomunicación, servicios, hardware, software, servicios audiovi-

suales y aparatos electrónicos de consumo) ha sido de 2,3 billones de euros en el 200512

. De esta cifra, el 38%

corresponde a los servicios y el 23,2% a softwarey servicios de computación. El 70% de aquella cifra está

concentrada en los países de la OCDE, o en otras palabras, el 12% corresponde al conjunto de Latinoamérica,

África y Europa del Este. El mercado de equipamiento de telecomunicaciones en Alemania es casi equivalente

al de toda Europa del Este o de África. Estas relaciones son algo diferentes en el campo de los servicios, ya

que el mercado de servicios de telefonía latinoamericana (81 millardos de euros) sería algo menor que el de Ita-

lia y Alemania conjuntamente.

•Los costes y tarifas son cada vez menores, como consecuencia del libre juego del mercado. Al insistirse en la ini-

ciativa privada se proclama la necesidad de que sea el mercado quien gestione las tecnologías y por tanto su

aplicación. A la inversa, puede decirse que lo público queda relegado a un segundo lugar. En algún caso, como el

australiano y el canadiense, lo público continúa legitimando las políticas públicas. En efecto, en Australia se pro-

mueve el servicio universal (en materia de acceso a las infraestructuras) y del servicio público (en cuanto a conte-

nidos).13

76

CAPÍTULO IV

10.Como muestra ver la selección de párrafos correspondientes a textos sobre las autopistas de la información o sobre la so-

ciedad de la información de diferentes países: Japón, Estados Unidos, Europa, Australia y Canadá. En UNESCO: Rapport

mondial sur la communication, UNESCO, 1997, p. 56

11.T. Foster, op. citada, pp. 635 y ss.

12.Digiworld2005, IDATE, en Idate News núm. 349, 21-3-2005, p. 2.

13.Ver el párrafo correspondiente al Informe australiano en Informe mundial sobre la comunicación, UNESCO-Acento-Funda-

ción Santamaría, Madrid, 1998, p. 58.

•Las tecnologías están en la base de la sociedad de la información, con lo que se cae en un determinismo

tecnológico, al proclamar que es la tecnología lo que caracteriza a una sociedad. Se elige uno de los térmi-

nos más abstractos (información), y no el de comunicación, que es una de las actividades humanas más

centrales. Muchas veces, en los textos fundadores, ambos términos (informacióny comunicación) suelen es-

tar yuxtapuestos.

•Las tecnologías son transversales y su aplicación es siempre positiva en todos los sectores económicos y acti-

vidades sociales. Además, alguna de estas actividades multiplicaría aún más los referidos efectos positivos.

Las consecuencias positivas14

son generales, ya que afectan a todas las actividades, pero suelen citarse el

progreso económico, la salud, la democracia, la educación, el medio ambiente, etc. Estos efectos positivos

son temporal y geográficamente transparentes o neutros, ya que afectan a todos los países, con indenpenden-

cia de su tamaño, composición social y grado de desarrollo económico.

•Al hablar de redes de comunicación globales, implícitamente se define una SI global, en la que parecen diluirse

todas las diferencias culturales, organizativas, etc.

•Se da tanta importancia al mercado como mecanismo regulador, que no se hace referencia alguna a la gober-

nación ni a la regulación de estas redes. Alguien señalaba que era como si, en el comienzo del ferrocarril, úni-

camente se hablara de las locomotoras, pero no de sus trazados, de lo que se transporta de su función verte-

bradora del espacio, de la economía y de la sociedad.

•Se considera el acceso, aunque no parece tener ni tiempo ni espacio, ya que se puede acceder a las redes en

cualquier momento sin que cuente desde dónde ni cuándo.

•Se considera que la globalización es una característica esencial de la SI, que llevada a su extremo significa

que todo es global. Sobre este particular resulta interesante traer a colación los diferentes espacios que

pueden considerarse. Castells diferencia tres geografías15

: la técnica, la de los usuarios y la de la producción

de Internet, y cualquiera de ellas muestra distribuciones desiguales. Cabe agregar una cuarta, la de la gober-

nación. La geografía de la técnica se refiere al monopolio de los servidores raíz por parte de Estados Unidos.

La de usuarios muestra las diferencias en infraestructuras, posibilidades de acceso, etc. La geografía de la

77

CAPÍTULO IV

14.Las promesas acompañan a las grandes invenciones, de forma que cuanto mayor sea la invención, mayores serán los efectos po-

sitivos y más generales su difusión. A. Mattelart señala que Victor Hugo hablaba de la reconciliación de la gran familia humana, al re-

ferirse al cable submarino. Cf. A. Mattelart, Historia de la Sociedad de la Información, Paidós Comunicación, Barcelona, 2002, p. 166.

15.M. Castells, La galaxia Internet, Areté-Plaza Janés, Barcelona, 2001.

producción se refiere al predominio de fabricantes de infraestructuras, de materiales y de softwarecentrado

en los países desarrollados, especialmente en Estados Unidos. La de la gobernación está constituida por la

gestión de los diferentes elementos necesarios para que funcione Internet, como son los estándares, proto-

colos, asignación de números en las direcciones, etc. En este caso, también el predominio norteamericano

es clave.

You're Reading a Free Preview

Descarregar
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->