P. 1
01 Comunicacion.sostenible.D.humano.sociedad.informacion

01 Comunicacion.sostenible.D.humano.sociedad.informacion

|Views: 89|Likes:
Publicado porRebolloso Viviana

More info:

Published by: Rebolloso Viviana on Dec 06, 2010
Direitos Autorais:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2013

pdf

text

original

La financiación constituye una cuestión fundamental en la cooperación para el desarrollo. En la Cumbre Mundial

sobre la Sociedad de la Información se reclamaba la creación de un Fondo de Solidaridad Digital, para hacer par-

tícipes a todos los seres humanos de los beneficios de la sociedad de la información, mediante la aportación por

143

CAPÍTULO VII

22.Programa de acciones de Túnez, Acción 27.

23.En el Plan de Acción de Ginebra se lee que «La Agenda de Solidaridad Digital tiene por objeto fijar las condiciones necesa-

rias para movilizar los recursos humanos, financieros y tecnológicos que permitan incluir a todos los hombres y mujeres en la

Sociedad de la Información emergente». (apartado D, párrafo 27). También la llamada Agenda Digital, busca la superación de

la brecha digital. Además de la necesaria cooperación internacional, resulta vital la financiación.

parte de los países desarrollados de fondos que complementasen el esfuerzo de los propios países en vías de

desarrollo.

Tras considerar los diferentes mecanismos de financiación hoy existentes, Prada estudió la implementación de

nuevas formas de financiación que hagan realidad la SI. Entre ellas destacan los mecanismos que buscan gravar

actividades relacionadas con las TICs, y que estarían destinadas a financiar exclusivamente acciones relaciona-

das con las SI, como los impuestos internacionales bit taxy chip tax.

Se trata de captar fondos mediante la aplicación de un impuesto por megabyte transmitido. Aunque la idea es in-

teresante, no es aceptada por los países desarrollados y es técnicamente difícil de implementar debido a la im-

portancia de medios humanos y técnicos que debieran ser movilizados. Incluso, una tasa que gravara la transfe-

rencia de datos e informaciones, afectaría negativamente a los países del tercer mundo, al encarecer aún más

sus comunicaciones, ya que en estos países las infraestructuras son escasas y los costes de conexión y acceso

son mucho más elevados que en los países desarrollados.

El otro impuesto propuesto es similar pero, en vez de gravar las comunicaciones, se gravan determinados compo-

nentes fundamentales en la fabricación de ordenadores, como las memorias, o los procesadores. En este caso, la

ventaja sería que son muy pocas las empresas que los fabrican, sobre todo en microprocesadores24

, de forma que

podría controlarse fácilmente los montantes del impuesto. Sin embargo, aparecen problemas de dos tipos. Uno es

de orden político, ya que se debería negociar con los países en donde tiene lugar la actividad de fabricación prin-

cipal, en este caso EE. UU. y Alemania, a sabiendas de que EE. UU. es reacia a este tipo de impuestos.

Además, dado que la producción de componentes se lleva a cabo en un país y el ensamblaje o las pruebas en

otros, deberían buscarse mecanismos de gravamen para los componentes que tuvieran en cuenta los diferentes

impuestos de cada país en que se desarrolla una actividad. El 75% de los 22 millones de dólares, que supuso

en el 2003 la cifra de negocios de Intel, corresponde a la fabricación en EE. UU. de microprocesadores, chips,

memorias, etc., mientras que el 25% restante corresponde a Israel e Irlanda. Otras fábricas en Malasia, Filipinas,

Costa Rica y China ensamblan y hacen pruebas25
.

144

CAPÍTULO VII

24.Intel y AMD tienen más del 95% del mercado.

Otro mecanismo de financiación alternativo es el Fondo de Solidaridad Digital, al que contribuirían con carácter

voluntario, mediante la aplicación de un impuesto sobre determinados elementos, como ordenadores, software,

componentes, etc., así como de donaciones de los países desarrollados. Esta opción de financiación es menos

interesante porque los fondos tendrían carácter imprevisible, al depender de la voluntariedad, y desde el lado del

destino de los fondos, sería fácil que, por parte de quienes tuvieran que asignar fondos, se primaran los proyec-

tos de los que se presumieran resultados visibles y tangibles.

Este Fondo de Solidaridad Digital era consecuencia de la Agenda de Solidaridad Digital incluido en el Plan de Ac-

ción de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

«La Agenda de Solidaridad Digital tiene por objeto fijar las condiciones necesarias para movilizar los recursos hu-

manos, financieros y tecnológicos que permitan incluir a todos los hombres y mujeres en la sociedad de la infor-

mación emergente. […] Para superar la brecha digital, necesitamos utilizar más eficientemente los enfoques y

mecanismos existentes y analizar a fondo otros nuevos, con el fin de proporcionar fondos para financiar el desa-

rrollo de infraestructuras y equipos, así como la creación de capacidad y contenidos, factores que son esenciales

para la participación en la sociedad de la información»26

. Dicho fondo tiene carácter voluntario27

, tal y como se

adelantaba en la Declaración de Principios de Ginebra28

y en el Programa de Acciones de Túnez para la SI29
.

145

CAPÍTULO VII

25.F. Prada, Mechanism for Financing the Information Society from a Global Public Goods Perspective, Instituto del Tercer

Mundo, enero de 2005.

26.Plan de Acción, Documento WSIS-03/GENEVA/5-S, párrafo 27, 12 de mayo de 2004.

27.En el Compromiso de Túnez, en el párrafo 31, se apunta que la aplicación del programa de solidaridad digital exige una rá-

pida solución a los problemas de la deuda de los países en vías de desarrollo, así como de un comercio multilateral equitativo,

que también pueda estimular el desarrollo; y se estimula a buscar soluciones y mecanismos de carácter internacional para así

reducir la brecha digital. Esta declaración contextualiza la actuación del Fondo Digital, y continúa buscando nuevos mecanis-

mos de financiación internacionales, que es lo que está presente en la filosofía de la Agenda Digital. Ver Compromiso de Tú-

nez, Documento WSIS-05/TUNIS/DOC/7-S, 15 de noviembre de 2005.

28.Declaración de Principios de Ginebra, Documento WSIS-03/GENEVA/4-S, párrafo 61, 12 de mayo de 2004.

29.Programa de Acciones de Túnez para la Sociedad de la Información. Documento WSIS-II/DOC/6(Rev.1)-S, párrafo 28, 25

de noviembre de 2005.

You're Reading a Free Preview

Descarregar
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->