P. 1
El Anarquismo Individual, Lo Que Es Vale y Puede - Emile Armand

El Anarquismo Individual, Lo Que Es Vale y Puede - Emile Armand

|Views: 9|Likes:
Publicado porBiblio_poiesis

More info:

Published by: Biblio_poiesis on Jul 27, 2011
Direitos Autorais:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/22/2014

pdf

text

original

VOLUNTAD DE VIVIR Y VOLUNTAD DE

Concepto de la lucha por la vida

El anarquista individualista no solamente quiere vivir, sino también reproducirse. No es sólo
individualista en el sentido real y profundo del término, es, además, propagandista.

Ya hemos dicho que la aparición de una reacción en un medio vital constituye la innegable
manifestación de una nueva actividad, que implica la voluntad de vivir, propia del instinto de
conservación porque luchan todos los seres. Un organismo que no se afirmase en este sentido
podría ser considerado justamente como degenerado, enfermo o anormal.

Cuanto más se remonta la escala, de la organización vital, más compleja se manifiesta la
energía de persistir.

En los humanos se demuestra bajo una diversidad de formas cuyos detalles varían en relación
con las razas y aún con los individuos, según el nivel que haya alcanzado el desarrollo de su
mentalidad en la lucha por la vida.

Manifestaciones de la voluntad de reproducirse

Los organismos vivos, sanos, aspiran a perpetuar o conservar su especie, pues de lo contrario
caerían en las mismas anormalidades de los que no quisieran vivir. No buscaremos razones
profundas que valoren esta tesis, propia de un estudio biológico, sino que diremos que esta es

35

El Anarquismo Individual, lo que es, vale y puede” de E. Armand

una de las tendencias cósmicas, fundamentales, cuya repetición y repercusión no son todavía
explicadas integralmente y que sin embargo se sitúan entre los fundamentos de la realidad.

El individualista, o el ser que no vive más que para sí mismo, es un error; no existe
normalmente, ni en las especies peor dotadas. Entre los hombres, los individualistas más
notables han buscado propagar sus ideas, asegurándose una posteridad intelectual, que
equivale a la voluntad de reproducirse. Y entre los dotados de una actividad cerebral
pronunciada, doblemente se deja sentir esta necesidad, a veces con más fuerza espiritual que
fisiológica. Lo mismo que las condiciones de nuestra naturaleza rodean de voluptuosidad, de
satisfacción nerviosa irreflexiva el acto sexual de reproducción, acompañan también de goces
cerebrales la transmisión intelectual. Hay absoluta analogía. Los términos de que nos servimos,
intelectual, cerebral, genésico, sexual, son imágenes, ilustraciones, balbuceos, planos, aspectos
de una misma razón de ser, de una misma complexión, cuyas divergencias provienen del
ángulo en que nos coloquemos para considerarlas separadamente.

Las lágrimas del hombre de ciencia incomprendido, las lamentaciones del artista ignorado, los
suspiros del escritor oscuro, las inquietudes del propagandista abandonado. Orgullo, ambición,
en fin, no son más que afirmaciones reproductivas, temores de no poder sobrevivir en otros
seres.

La propaganda anarquista individualista

Esta es la manifestación terminante del deseo normal de reflejarse en otro, de dejar una
descendencia que nos continúe o nos complete moral o intelectualmente, de rodearnos de un
ambiente de vibraciones simpáticas a nuestras aspiraciones y tendencias. Es la resultante
lógica de nuestra función de seres sociales.

Generalmente se ignora el por qué y el cómo de nuestra propaganda y las razones que nos
determinan a dirigirnos indistintamente a todos.

En principio no podemos entrever en un porvenir indefinido una humanidad perfecta, llegada a
la absoluta justicia por la equivalencia de todas las conciencias. Nada nos sería más horrible
que esta uniformidad. La variedad en las experiencias individuales desaparecería en un medio
en que todos sus componentes se repitiesen moralmente.

No diremos tampoco que todos son aptos para vivir sin leyes escritas. Queremos afirmar que la
disposición a una vida libre no es exclusivamente el privilegio de las clases cultas, como
algunos aseguran. Si éstas prescinden de la ley escrita para solventar sus diferencias, aunque
la crónica de los tribunales dice lo contrario, en cambio no dudan en recurrir a ella contra los
que no son de su partido. Creemos que en la masa dormitan numerosas ignorantes
individualidades, capaces de adaptarse a una existencia libertada de la impedimenta de las
convenciones y prejuicios sociales, individualidades que es preciso despertar por el verbo o por
la pluma para que ellas mismas se rebelen a su propia conciencia.

Publicamos periódicos, manifiestos, folletos, organizamos conferencias, precisamente para
seleccionar individualidades. Esta selección descubre anarquistas que se ignoraban, gentes
catalogadas en la común incultura y que, sin embargo, se manifiestan capaces de saber
prescindir de los códigos y de los jueces. Y mejor que no lo hacen las tildadas de cultas, porque
no es la cuestión económica su exclusiva preocupación, sino que consideran la libertad en un
plano superior al bienestar material.

El anarquismo individualista es para todos los que se han hecho anarquistas, a causa de su
temperamento, de sus conclusiones, o de su concepción de la vida. De consiguiente, los

36

El Anarquismo Individual, lo que es, vale y puede” de E. Armand

inadaptados al anarquismo se desencaminan de la verdadera interpretación de las ideas y
pasan a otros campos más asequibles. Los adaptados permanecen íntegros. Pero adaptado en
concepto anarquista, significa inadaptado social o refractario al hecho de que la autoridad es útil
o indispensable, no sólo al buen acuerdo general sino a los mismos que la repudian.

Nuestra propaganda busca, en definitiva, a los seres que forzados a vivir en sociedad, no se
sienten ligados a ella ni por la más ligera fibra del corazón, ni por célula alguna del cerebro.

You're Reading a Free Preview

Descarregar
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->