P. 1
Diccionario Enciclopedico de Educación

Diccionario Enciclopedico de Educación

|Views: 617|Likes:
Publicado poranon-730775

More info:

Published by: anon-730775 on Sep 28, 2008
Direitos Autorais:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/01/2013

pdf

text

original

En las teorías de análisis multicultural, de semiótica, de ontología y de lógica, se han
propuesto diversas interpretaciones sobre el valor del símbolo y sus significantes y
significados; desde los remotos tiempos platónicos, en donde se discutieron los conceptos
de “ideo”, “logema” y “lekton” como minimalización mental, pasando por las teorías
cosmogónicas de los universales irreductibles, por la transición medieval del signo
jerárquico al símbolo en donde emerge el signam signatum, hasta las teorías
contemporáneas semánticas o semiosféricas (Lotman), el tópico de los símbolos siempre ha
despertado apasionadas discusiones académicas.

Un símbolo representa metafórica o icónicamente una realidad, comunica, informa y remite
un mensaje; el símbolo está compuesto por un significante (lingüístico como sucesión
inmutable de fonemas que constituye la palabra, icónico por su semejanza o alusión a una
realidad, convencional por común acuerdo de las personas, o natural como efecto físico-
químico), y por un significado (su representación en nuestra mente).

Ante las circunstancias cívicas educativas (mes cívico, fiestas o fechas cívicas, etc.) los
sistemas nacionales de educación están expuestos a una fuerte carga simbólica que hace
alusión a las gestas emancipatorias e independentistas; el pabellón nacional, el escudo y el
himno evocan una serie de acontecimientos y sucesos que establecieron un punto de partida
relativo de la identidad nacional y de la soberanía, delimitando así un territorio y ciertas
características o talante que conforman la salvadoreñeidad.

Detrás de los símbolos patrios o cívicos hay algo de historia y de mitología que se fusionan
en una relación de sentimientos, ideologías, necesidades y aspectos políticos y bélicos
(como significante); estos símbolos patrios forman parte de acervo identitario de los
ciudadanos, y hoy, adquieren un significado diverso condicionado por las circunstancias
globales, posiblemente más reforzado –como resistencia- o más debilitado –por
indiferencia-.

Cada uno de los símbolos patrios tiene una relación dialógica diferencial con los
ciudadanos; el pabellón o la bandera es el símbolo más popular y utilizado, mientras que el
escudo y el himno tienen una vocación más protocolar y solemne. No obstante, cualquiera
de ellos asume una condición especial en la medida que el ciudadano se encuentra lejos de
su patria, aislado o amenazado, cumpliendo así una función de cohesión o de articulación
identitaria entre su realidad y su referencia.

96

Los actos cívicos tradicionales en los centros escolares no pasan de ser una superficial
pantomima de civismo; los y las niños (as) y jóvenes, toman estos actos con mucha ligereza
y desprecio, a tal extremo de valorar otros símbolos ajenos más que los propios (sean estos
asociados a las pandillas, a ídolos deportivos o artísticos, o a otros países). Este
desgajamiento emocional que prioriza los símbolos del mercado por los símbolos patrios,
no se va a revertir por más actos cívicos y desfiles, sino por dos posibles factores: a) el
quehacer cívico en el hogar; y b) una mayor comprensión histórica –no oficial- de la gesta
independentista y su relación con la identidad nacional.

You're Reading a Free Preview

Descarregar
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->