P. 1
Plan de Inversión Forestal de México

Plan de Inversión Forestal de México

|Views: 147|Likes:
Publicado porFrancisco Chapela
El Fondo estratégico sobre el clima (FEC) se creó con el propósito de otorgar financiamiento, mediante
programas selectivos, para experimentar nuevos enfoques de desarrollo o proyectar en mayor escala
actividades que tratan de abordar un desafío o una respuesta sectorial específicos relacionados con el
cambio climático.

El propósito principal del PIF consiste en respaldar los esfuerzos de los países en desarrollo por reducir
las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal, mediante la concesión de
financiamiento “puente” inicial para reformas que les permitan prepararse para esa tarea y mediante la
obtención de inversiones públicas y privadas identificadas a través de estrategias nacionales de
preparación para la reducción de dichas emisiones
El Fondo estratégico sobre el clima (FEC) se creó con el propósito de otorgar financiamiento, mediante
programas selectivos, para experimentar nuevos enfoques de desarrollo o proyectar en mayor escala
actividades que tratan de abordar un desafío o una respuesta sectorial específicos relacionados con el
cambio climático.

El propósito principal del PIF consiste en respaldar los esfuerzos de los países en desarrollo por reducir
las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal, mediante la concesión de
financiamiento “puente” inicial para reformas que les permitan prepararse para esa tarea y mediante la
obtención de inversiones públicas y privadas identificadas a través de estrategias nacionales de
preparación para la reducción de dichas emisiones

More info:

Published by: Francisco Chapela on Aug 26, 2011
Direitos Autorais:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2013

pdf

text

original

Fondo Estratégico sobre el Clima Programa de Inversión Forestal

_____________________________________________________

PLAN DE INVERSIÓN FORESTAL

Versión revisada el 18 de agosto de 2011

ÍNDICE

PRESENTACIÓN 1. DESCRIPCIÓN DEL PAÍS Y CONTEXTO DEL SECTOR

2 4

2. IDENTIFICACIÓN DE OPORTUNIDADES PARA ABATIR GASES DE EFECTO INVERNADERO 3. 4. 5. POLÍTICAS CONDUCENTES Y AMBIENTES REGULATORIOS CO-BENEFICIOS ESPERADOS DE LA INVERSIÓN DEL PIF COLABORACIÓN ENTRE LOS MDBS Y OTROS SOCIOS

7 11 13 13

6. IDENTIFICACIÓN Y RAZONAMIENTO DE LOS PROYECTOS Y PROGRAMAS QUE SERÁN CO-FINANCIADOS POR EL PIF 17 7. 8. 9. IMPLEMENTACIÓN POTENCIAL CON EVALUACIÓN DE RIESGOS PLAN DE FINANCIAMIENTO E INSTRUMENTOS MARCO DE RESULTADOS PARA LOS PLANES DE INVERSIÓN 22 24 25

PRESENTACIÓN
El Fondo estratégico sobre el clima (FEC) se creó con el propósito de otorgar financiamiento, mediante programas selectivos, para experimentar nuevos enfoques de desarrollo o proyectar en mayor escala actividades que tratan de abordar un desafío o una respuesta sectorial específicos relacionados con el cambio climático. Se ha creado, en el marco del FEC, un Programa de Inversión Forestal (PIF), de carácter selectivo, con el propósito de acelerar políticas y medidas y movilizar fondos significativamente mayores, a fin de facilitar la reducción de la deforestación y la degradación forestal y promover una gestión más sostenible de los bosques, lo cual contribuiría a la reducción de las emisiones y a la protección de los depósitos forestales de carbono. Si bien el Programa no suministra los incentivos necesarios para reducir considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de los bosques, permitiría a los países piloto multiplicar esos incentivos mediante el eventual mecanismo REDD+ en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). El propósito principal del PIF consiste en respaldar los esfuerzos de los países en desarrollo por reducir las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal, mediante la concesión de financiamiento “puente” inicial para reformas que les permitan prepararse para esa tarea y mediante la obtención de inversiones públicas y privadas identificadas a través de estrategias nacionales de preparación para la reducción de dichas emisiones; al mismo tiempo, se tendrán en cuenta las oportunidades de ayudar a esos países a adaptarse a los efectos del cambio climático en los bosques y de contribuir a numerosos beneficios, tales como la conservación de la biodiversidad, la protección de los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, la reducción de la pobreza y la mejora de los medios de subsistencia de la población rural. El Programa de Inversión Forestal financiará actividades destinadas a abordar las causas fundamentales de la deforestación y la degradación de los bosques y a superar los obstáculos que impidieron emprender tales actividades en ocasiones anteriores. El Programa de inversión forestal se diseñará con cuatro objetivos específicos: i. Impulsar y facilitar medidas que promuevan cambios transformadores en las políticas y prácticas forestales de los países en desarrollo: a. actuando como instrumento para financiar las inversiones y actividades conexas de fortalecimiento de la capacidad necesarias para la ejecución de políticas y medidas que surjan de procesos nacionales inclusivos de planificación de actividades de REDD en los que participan numerosos interesados; b. fortaleciendo el protagonismo intersectorial para incrementar la ejecución de las estrategias de REDD nacionales y locales; c. abordando los principales factores que directa e indirectamente impulsan la deforestación y la degradación forestal; d. contribuyendo a un cambio que, por su índole y alcance, ayude a modificar considerablemente las opciones de desarrollo nacionales basadas en la explotación de los bosques y la tierra; e. vinculando la gestión sostenible de los bosques al desarrollo con bajos niveles de emisión de carbono; f. facilitando el incremento de la inversión privada en medios de subsistencia alternativos para comunidades cuyo sustento depende de los bosques, para que, con el correr del tiempo, generen su propio valor; g. reforzando las actividades actuales de conservación y uso sostenible de los bosques, y h. mejorando la gestión de los bosques y la aplicación de la legislación conexa, en especial las leyes y políticas forestales, la administración de la tenencia de tierras, la capacidad de seguimiento y verificación, la transparencia y la rendición de cuentas. Introducir modelos experimentales que puedan llevarse a la práctica en otros sitios, para facilitar la comprensión de los vínculos existentes entre la ejecución de las inversiones, las políticas y las medidas relacionadas con los bosques y las reducciones de las emisiones a largo plazo, la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo. Al comprometerse a realizar evaluaciones a priori y ex post del impacto de los programas y proyectos, el Programa de inversión forestal garantizará la 2

ii.

iii.

posibilidad de medir, en las intervenciones que respalde, los resultados y la eficacia para reducir la deforestación y la degradación forestal; Facilitar la movilización de nuevos recursos financieros para actividades de REDD, incluso mediante un posible mecanismo forestal de la CMNUCC, a fin de lograr una reducción eficaz y sostenida de la deforestación y la degradación forestal, lo que permitirá instrumentar una gestión más sostenible de los bosques, y Aportar experiencia y comentarios valiosos a las deliberaciones de la CMNUCC sobre la reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal. Para tratar de alcanzar los objetivos enunciados en el párrafo 11, el Programa de inversión forestal apoyará y promoverá, entre otras cosas, inversiones en las siguientes áreas: a. Capacidad institucional, gestión de los bosques e información al respecto, por ejemplo, implementación de sistemas de seguimiento, gestión de la información e inventarios forestales; respaldo para el desarrollo jurídico, financiero e institucional, incluidos la aplicación de legislación forestal, los planos catastrales y la reforma de la tenencia de la tierra; eliminación de los incentivos perniciosos que favorecen la deforestación y degradación; actividades de planificación intersectorial y paisajística; transferencia de tecnología ecológicamente racional, y fortalecimiento de la capacidad de los pueblos indígenas y las comunidades locales; b. Medidas de mitigación relacionadas con los bosques, incluidos servicios de los ecosistemas forestales, tales como: conservación de los bosques; promoción de pagos por servicios ambientales y otros mecanismos de distribución equitativa de beneficios; recuperación y gestión sostenible de bosques y paisajes degradados; forestación y reforestación de zonas previamente deforestadas; reestructuración de industrias forestales y promoción de relaciones de colaboración entre empresas y comunidades; medidas de protección forestal; mejora de las prácticas de ordenación de la tierra, y promoción de los bosques y certificación de la cadena de custodia; c. Ámbitos ajenos al sector forestal necesarios para reducir la presión sobre los bosques, tales como: medios de subsistencia alternativos y oportunidades de reducción de la pobreza; programas de energía sustitutiva; inversiones agrícolas en el contexto de la planificación racional del uso de la tierra; e intensificación agrícola, incluida la agrosilvicultura.

iv.

El Subcomité del PIF creó un Grupo de Expertos para que formulara recomendaciones para la selección de los programas piloto nacionales o regionales que cumplieran con los criterios y demás consideraciones acordados por el Subcomité. México fue seleccionado dentro del grupo de 8 países que fueron invitados a participar en el Programa como pilotos. México respondió favorablemente a esta invitación, formalizándose el inicio del proceso de preparación del Plan de Inversión Forestal con la misión exploratoria que se llevó a cabo en marzo de 2011. El presente documento es el Plan de Inversión Forestal que propone el Gobierno de México y que está siendo puesto a consideración del público a través de la página web de la Conafor. Esta versión será también puesta a consideración de dos revisores externos. Los comentarios recibidos serán considerados a fines de agosto en la Misión conjunta en la que participarán los Bancos Multilaterales de Desarrollo y el Gobierno de México.

3

1. DESCRIPCIÓN DEL PAÍS Y CONTEXTO DEL SECTOR
México es el tercer país más grande de América Latina, solo después de Brasil y Argentina, con más de 194.2 millones de hectáreas. En 2010 había una población estimada de 110 millones de habitantes, de los cuales alrededor de un quinto vivía en áreas rurales. i Unos 10 millones de personas pertenecían a uno de los 62 grupos de comunidades indígenas identificadas en el país ii. En relación al desarrollo, México ocupa el lugar 53 de los 182 países contemplados en el índice de Desarrollo Humano del PNUD del 2009, reflejando los desafíos de desarrollo social del país. En 2005, se estimó que casi un 20% de la población no podía comprar una canasta de alimentos básicos con sus ingresos disponibles iii, y la mayoría de los mexicanos con esta misma condición se localizaron en las áreas rurales.

Mapa. Cobertura de vegetación, 2007

México tiene una orografía compleja, con más de la mitad de sus tierras a una altitud superior a los 1000 m sobre el nivel del mar. Localizado en la convergencia de las regiones neoártica y neotrópica, México tiene particularmente una alta diversidad biológica, que lo convierte en uno de los países más biodiverso del mundo y por ende ocupa el 5º lugar en biodiversidad de plantasiv. Las zonas eco-climáticas de México se pueden dividir en tres áreas iguales aproximadamente: tropicales (en el sur y sureste), subtropicales / templadas y semi áridas / áridas (ver Mapa). El principal tipo de bosque en la región templada/subtropical es el bosque de robles. Los bosques tropicales se encuentran en las laderas a lo largo del Golfo de México y el Océano Pacífico, y en el sureste del país, incluyendo la Península de Yucatán. Los bosques tropicales comprenden un grupo complejo de zonas que van desde los bosques tropicales “altos” con copas que llegan a medir los 30m, hasta los bosques tropicales “bajos” con especies cuyas alturas fluctúan entre los 4 a 15 metros. México ocupa el 11º lugar en extensiones forestales a nivel mundial, con 69 millones de has de bosques y selvas tropicales. El total de área forestal en 2007 se estimó en 64.8 millones de hectáreas v, de las cuales 31.4 millones de hectáreas se ubican en los trópicos. Además, existen alrededor de 20 millones de hectáreas de matorrales y de “vegetación” en zonas áridas para dar un gran total de 84.9 millones de hectáreas de bosques en México. México experimentó una rápida deforestación durante la segunda mitad del siglo pasado, por ejemplo, perdió unas 354,000 hectáreas por año entre 1990–2000vi con procesos de degradación significativa. No obstante, estos procesos, han disminuido de manera importante en la última década (ver figura 1), con una deforestación neta por debajo de las 155,000 hectáreas. Sin embargo, la degradación de bosques fue mayor en el mismo período, con una tasa aproximada de 220,000 has anualmente vii. La relevancia de esto no es solo por la emisión del carbono a la atmósfera, sino también por la pérdida de recursos por el desarrollo potencial social y económico del país. 4

Figura 1. Deforestación anual “000 has/año viii”

La tala incontrolable (la excesiva cosecha y/o la tala ilegal), los incendios forestales, el pastoreo en los bosques, las enfermedades forestales y las plagas, la cosecha de madera para combustible, la presión de la población y la rotación de cultivos son las causas directas principales de la deforestación y de la degradación de bosques. Varios factores han contribuido a reducir la pérdida forestal en los últimos años, incluyendo el mayor apoyo que se ha recibido por parte del gobierno para la silvicultura y la conservación; precios bajos para los productos de consumo agrícola; una movilización general de las personas de diferentes áreas rurales a áreas urbanas; y una pobre adecuación de la agricultura en la mayoría de las tierras forestales restantes. La deforestación en las áreas donde se implementan los planes de manejo forestal es significativamente más baja que en las zonas donde no se han puesto en marcha estos planes de manejo, indicando con esto que la gestión forestal puede reducir la deforestación. Esta dinámica de cambio en la cobertura forestal también ha impactado a las emisiones globales de carbono asociadas con el sector forestal. En el período comprendido entre 1990 – 2006 los “Proyectos sobre Uso de la Tierra, Cambios en el Uso de la Tierra y Forestación (LULUCF por sus siglas en Inglés)” han contribuido con un promedio de 80,162 Gg CO2 ix al año, un volumen que representa un 16% de emisiones. Mientras que el cambio en el uso de la tierra era el principal disparador de emisiones, la degradación de la tierra forestal también es un contribuyente importante. Como se indicó anteriormente, los esfuerzos para reducir la pérdida forestal y la degradación están reduciendo hoy en día las emisiones del sector forestal. No obstante, todavía hay importantes oportunidades para reducir más emisiones. El Programa Especial de Cambio Climático, por ejemplo, incluye metas ambiciosas donde los esfuerzos de mitigación relacionados con los bosques representan el 30% de dichas reducciones, sólo en segundo lugar después de los del sector energético. El sector forestal para el desarrollo rural se ha convertido en una prioridad nacional del Gobierno Mexicano que ha incrementado el financiamiento de actividades forestales de $27 millones de dólares estadounidenses en 2001 a $396 millones en 2010. La meta nacional es convertir a México en un líder mundial en manejo forestal sustentable, en conservación y sustentabilidad ambiental. México tiene una estructura de tenencia de tierras única con alrededor de un 70% de bosques bajo propiedad colectiva de comunidades y ejidos x. El régimen legal vigente para las comunidades y ejidos se puede encontrar en la Ley Agraria que estipula su organización y los derechos de las personas que viven dentro de estos territorios. Existen reglamentos internos muy detallados en cada ejido o comunidad relacionados con los usos de las tierras. Hay un total de más de 30,000 ejidos y comunidades de las cuales alrededor de 9,000 son dueñas de bosques o selvas. Se estima que unas 3,000 comunidades y ejidos se dedican a actividades forestales como su principal fuente de ingresos xi.

IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL SECTOR FORESTAL Y DE LOS SECTORES QUE AFECTAN LOS BOSQUES Se considera que solo el 32.8% de los bosques en México tiene potencial para producir madera. Sin embargo, solo alrededor de un tercio de esta superficie se usa para ese fin, y produce aproximadamente 6 millones de metros cúbicos de madera en (bosques templados) y 600,000 metros cúbicos en selvas altas y medianas perenifolias. En contraste, la demanda de productos madereros excede los 22 millones de metros cúbicos. Por lo tanto, a pesar del potencial que se tiene para producir madera, México es un importador neto de madera. Existen diferentes estimaciones de la producción de maderas duras tropicales. Alrededor del 7.3% del total de la madera en rollo corresponde a los bosques tropicales. Casi todo el volumen de la producción de madera en rollo industrial es para consumo interno. 5

Debido a que la mayoría de los bosques son de propiedad comunal o privada, la implementación del manejo forestal sustentable requiere de consultas extensas y continuas con los dueños de la tierra. SEMARNAT calcula que el total del área manejada de manera sustentable a nivel nacional es de 9 millones de hectáreas, mientras que 12 millones de hectáreas de producción de bosques todavía no se administran de esta forma. La mayor parte de la tierra boscosa bajo explotación comercial le pertenece a las comunidades y a los ejidos. Entre las comunidades que tienen superficie de bosques de selvas, entre el 5 y 9% opera una compañía forestal comunal con diferentes niveles de desarrollo en cuanto al control que tienen de procesos productivos. Además de la potencial producción de madera del país, los bosques y selvas tropicales de México tienen muchos otros valores socio-económicos. Esto incluye la mega biodiversidad, los servicios hidrológicos y numerosos productos forestales no maderables. Estos productos forestales no maderables (PFNM o NTFP por non-timber forest products) juegan un papel importante en las economías de varias comunidades y ejidos en las áreas tropicales de México. Más de 1,000 especies son utilizadas como PFNMs en todo México, de los cuales 70 están sujetos a alguna forma de control. Entre los PFNMs están las plantas ornamentales, resina, fibras de bambú, cera, tanino y gomas, medicina, frutos, nueces, especies y miel. Algunas especies, como la goma natural o chicle del árbol Manilkara Zapota se ha convertido recientemente en un importante nicho de productos de exportación. Grandes extensiones de los bienes activos forestales de México están clasificadas como áreas acuíferas protegidas (cuencas de amortiguamiento) particularmente en la parte sureste tropical del país. El Gobierno de México apoya la protección de las cuencas fluviales por medio de un sistema de pagos para eco sistemas y servicios de cuencas fluviales (programa de pago por servicios ambientales e hidrológicos de ProÁrbol). El programa está dirigido a zonas críticas elegibles a pagos por servicios hidrológicos. No se cuenta con datos sobre la extensión de los bosques reservados principalmente para fines de protección acuífera y de suelos. Se ha estimado que el total de inventarios de carbón forestal en los bosques mexicanos (templados y tropicales) a unos 17.8 GtC xii, contienen 4360 – 5920 MtC en sus biomasas xiii. En un esfuerzo para prepararnos para el eventual mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+), México es parte del Fondo Cooperativo del Carbono de los Bosques (FCCB o FCPF por Forest Carbon Partnership Facility) y es uno de los países receptores del Programa de Inversión Forestal (PIF o FIP por Forest Investment Program), además de ser un observador del programa de las Naciones Unidas para REDD (UN-REDD). México tiene un grupo de trabajo REDD+ dentro de la Comisión Inter Ministerial para el Cambio Climático y un foro abierto a actores de diversos sectores para discutir los temas de REDD+. Se considera que México tiene un importante potencial REDD+ no solo para la reducción de deforestación y degradación sino también para mejorar los acervos de carbono. VISIÓN NACIONAL DE REDD+ NACIONAL Y ACTIVIDADES PREPARATORIAS “READINESS” A finales de 2010, la Comisión Inter Ministerial para el Cambio Climático (CICC o ICCC por Interministerial Commission on Climate Change) publicó la Visión de México sobre REDD+: Hacia una estrategia nacional (“Mexico’s Vision on REDD+: Towards a National Strategy”). Esta visión se desarrolló por medio de un proceso de participación que involucró a la comunidad académica, a la sociedad civil y a varias dependencias gubernamentales. Este proceso se expandirá durante 2011 para desarrollar la Estrategia Nacional en 2012. La Visión tiene metas y definiciones claves para guiar su desarrollo. Establece que la promoción del desarrollo rural sustentable, incluyendo un manejo forestal activo, es la mejor manera para abordar efectivamente los detonantes de la deforestación y de la degradación forestal. Esto requiere el ajuste y armonización de actividades y políticas que son desarrolladas en variosterritorios, incluyendo los sectores no forestales, y la coordinación con varios niveles de gobierno. Al respecto, México promoverá a REDD+ con miras hacia una descentralización más profunda y una gobernanza forestal regional y local más fuerte, es decir, usando un enfoque sub-nacional. 6

La Visión establece además una meta global de alcanzar una deforestación neta de cero para el 2020 así como una importante reducción en la degradación de bosques. México reconoce los múltiples beneficios de los bosques y buscará promover otros valores ambientales. Asimismo, se ha declarado que REDD+ no alterará la estructura existente sobre los derechos de propiedad, con la mayoría de los bosques bajo una tenencia colectiva. Al usar la Visión como base de la política, México está avanzando en la fase preparatoria para REDD+ a través del Fondo Cooperativo para el Carbono Forestal (FCCF) y un número de esfuerzos de cooperación bilateral, incluyendo un convenio bilateral con Noruega para apoyar principalmente el desarrollo de su nivel de referencia y el sistema de monitoreo, reporte y verificación (MRV). México tiene un robusto inventario nacional forestal así como varios sistemas de información sobre temas relacionados, como el de la biodiversidad. Se espera que estos sistemas de información básica, combinados con la capacidad técnica del país conviertan a México en un líder de clase mundial en los sistemas MRV, que también proporcionará lecciones útiles para otros países. Otros convenios relevantes de cooperación incluyen un proyecto colectivo con los recursos de Francia, España y la Unión Europea para probar y difundir los modelos de gobernanza para REDD+ a nivel sub nacional. Se espera que las entidades sub nacionales, así como las asociaciones inter municipales, jueguen un papel importante en el apoyo a la coordinación de políticas y al fortalecimiento de la planeación sustentable del uso de las tierras. Estas actividades ya han empezado a actuar y constituirán la espina dorsal metodológica de otras iniciativas que se están manifestando en otras partes del país conforme crece el interés en REDD+. Se calcula que este Plan de Inversión Forestal sea una parte de la segunda fase de financiamiento de REDD+ y construya y expanda las lecciones aprendidas de los modelos iniciales, incluyendo la adición de nuevos instrumentos.

PANORAMA GENERAL DEL CONTEXTO DE POLÍTICAS México tiene una política y un ambiente regulatorio relativamente fuerte para respaldar los esfuerzos de REDD+. En relación a la tenencia forestal, aunque los conflictos agrarios persisten en algunas áreas, los derechos de propiedad están relativamente seguros en México. La Ley Forestal estipuló que los recursos forestales pueden pertenecer a las comunidades indígenas y locales, a terratenientes privados o al gobierno, dependiendo de su localización. La mayoría de los bosques (55–68%, dependiendo de la fuente de datos) son propiedad de las comunidades y ejidos o de particulares (27–33%), y relativamente pocos bosques son propiedad del estado. Se ha establecido una legislación forestal nacional bastante amplia, un programa, así como el Plan Estratégico Forestal Nacional (PEF) 2025. La Ley General para el Desarrollo Forestal Sustentable de 2003 efectivamente incorporó al sector forestal en un marco ambiental más extenso. Por ejemplo, enfatizó la importancia de considerar los servicios de ecosistemas en el manejo forestal. Se han puesto en marcha varios programas especiales para aportar mayor consistencia a la política forestal. Los programas individuales están ahora vinculados por el programa más extenso de ProÁrbol, operado a través de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) que se creó a partir de un decreto en 2001, para apoyar las actividades productivas relacionadas con la conservación y restauración forestal, bajo el marco del manejo forestal sustentable. En el período de 2007–2009, ProÁrbol tenía un presupuesto de más de $1.3 mil millones de dólares estadounidenses para financiar esquemas de pagos por servicios ambientales (PSA) para conservación; desarrollo forestal comunitario y aumento de la competitividad de las actividades forestales (PROCYMAF y PRODEFOR); protección contra incendios, plagas y enfermedades forestales; y restauración de ecosistemas.

2. IDENTIFICACIÓN DE OPORTUNIDADES PARA ABATIR GASES DE EFECTO INVERNADERO
La deforestación y degradación de bosques ocurre en diferente medida en todos los ecosistemas forestales de México. La deforestación está caracterizada por la conversión total de la cobertura de 7

bosques a otras coberturas, fundamentalmente pastizales y en menor grado a la agricultura; en cuanto a la degradación, ésta mantiene la cobertura de bosque, pero con una menor calidad, ésta se atribuye fundamentalmente a la agricultura, a excesivo pastoreo y a tala no sostenible. Las principales causas de la deforestación son complejas y tienden a cambiar de una región a otra. Algunas causas que han sido citadas incluyen la agricultura de alto riesgo, como los plantíos de aguacate en Michoacán y más recientemente a los bio-combustibles, la conversión a tierras de pastoreo en los estados que rodean al Golfo de México y en los estados del norte, el desarrollo de la infraestructura turística, como sucede en la Riviera Maya en Quintana Roo; y la conversión en menor escala a la tumba y quema de plantíos en los Estados del sur, entre otros, está originada por la presión constante de las poblaciones por cubrir sus necesidades básicas de nutrición y sustento. En algunas áreas los incendios forestales y huracanes también afectan a los bosques, especialmente a los bosques tropicales húmedos de latitudes más bajas. Las figuras siguientes muestran la gran diversidad de impactos sobre los bosques según la evidencia encontrada en el Inventario Nacional Forestal y de Suelos 2004-2009. Distribución espacial de disturbios en los bosques Cambio de uso de suelo Incendios forestales

Pastoreo

Extracción maderera

Las zonas en verde denotan zonas de bosques y selvas. Los puntos negros denotan la ubicación de sitios permanentes de muestreo del Inventario Nacional donde se registró cada tipo de disturbio.
Fuente: Inventario Nacional Forestal y de Suelos 2004-2009

Se han identificado preliminarmente las causas principales directas de deforestación y degradación que incluyen (sin seguir un orden en particular): (i) conversión a tierras de pastoreo, (ii) conversión a tierra de agricultura, (iii) tala ilegal (y/o sobre explotación) y (iv) fenómenos tales como incendios y plagas. Más aún, aparte de estas causas principales existen las causas raíz o subyacentes para la deforestación y degradación que incluyen: (i) manejo limitado de áreas forestales, es decir, explotación limitada de las oportunidades económicas que ofrecen los bosques que da por resultado baja competitividad contra otros usos, (ii) falta de inversión en la industria relacionada con los bosques, falta de oportunidades para mejorar la eficiencia en la producción, que provoca nuevamente usos forestales de pobre competencia (iii) 8

bajos ingresos provenientes de los bosques, (iv) desarrollo de actividades agrícolas y ganaderas en las áreas boscosas, (v) extracción ilegal, (vi) falta de seguridad en los derechos de los usuarios y (vii) pobreza y falta de oportunidades de ingreso relacionado con la silvicultura. La política pública en México ha buscado atender las causas de la deforestación mediante diversos instrumentos de política, particularmente a través de los instrumentos de política forestal. En años recientes, esta agenda se ha visto ampliada con los esfuerzos de mitigación en el sector. El Programa Especial del Cambio Climático (PECC) ha identificado varias intervenciones viables que el gobierno federal ha implementado para incentivar la conservación y manejo sustentable de bosques y al mismo tiempo, evitar la pérdida y promover el aumento de carbono forestal. El PECC tiene diversos objetivos que inciden sobre el medio rural, dentro de los cuales se encuentran: Sector Objetivos específicos Meta de mitigación en 2012 (MtCO2e) 8.85

Forestal

Mitigar las emisiones del sector forestal y las originadas por el cambio de uso del suelo mediante programas para la protección, conservación y manejo sustentable de los ecosistemas forestales y sus suelos. Mitigar las emisiones del sector forestal y las originadas por el cambio de uso del suelo mediante programas para la protección, conservación y manejo sustentable de los ecosistemas forestales y sus suelos. Reconvertir tierras agropecuarias degradadas y con bajo potencial productivo y siniestralidad recurrente a sistemas sustentables. Fomento a la cosecha en verde de la caña de azúcar.

1.11 0.50

Agrícola

0.14 Reducir emisiones de N2O provenientes de fertilizantes. 0.12 Fomentar prácticas agrícolas sustentables, como la labranza de conservación para mantener las reservas de carbono e incrementar sus capacidades de captura. Recuperación o mejoramiento de la cobertura vegetal a través de la rehabilitación de terrenos de pastoreo. Estabilizar la frontera forestal-agropecuaria para reducir las emisiones de GEI provenientes de la conversión de superficies forestales a usos agropecuarios. Reducir la incidencia de incendios forestales provocados por quemas agropecuarias y forestales. 0.19 0.91 2.99

Ganadero Fronteraagropecuaria

0.49

Para el sector forestal, el PECC contempla una serie de incentivos concretos, dentro de los cuales de incluyen: ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● Incorporar al sistema de administración forestal sostenible las tierras forestales que aún no se gestionan de esta forma Expandir el programa de pagos por servicios de ecosistemas Incorporar la tierra a las Unidades de Gestión de Vida Silvestre, que es un programa que se enfoca en los productos madereros no forestales. Expandir la red de Áreas Protegidas. Planear de manera sostenible el pastoreo Reconvertir los maizales de subsistencia de baja producción en bosques Intensificar las áreas de pastoreo Restaurar y reforestar las tierras degradadas Expandir los diagnósticos fitosanitarios Aprovechar los mercados de carbono emergentes en el sector forestal, incluyendo oportunidades en REDD+ Expandir los esfuerzos para combatir los incendios forestales para reducir el promedio de área afectada. 9

La mayoría de estos programas dependen de la estructura de subsidio que actualmente existe, y se promueven voluntariamente en áreas de prioridad selectiva del país obedeciendo a las Reglas de Operación de cada programa. Como resultado de su implementación, el PECC ha producido la reducción en la tasa de deforestación y el aumento de las masas forestales, contribuyendo a las metas de mitigación planteadas por México. Esto ha sido logrado a partir de la expansión significativa de los apoyos al sector forestal en los últimos años. Por ejemplo, el presupuesto de los programas operados por la Conafor pasó de 2 mil millones de pesos en 2003 a más de 6 mil millones en 2011. Como resultado del aumento en la ambición nacional de reducción voluntaria de GEIs, se inició una exploración de oportunidades adicionales de mitigación, liderado por el Instituto Nacional de Ecología. Como resultado de dicho análisis, se identificó que el potencial de mitigación en el sector es del orden de 58 millones de toneladas de CO2eq para el 2020 y de 96 millones para el 2030. Estas proyecciones estiman que México podría ser un sumidero neto en 2022. La cartera de proyectos resultante de este análisis incluyó: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. Deforestación evitada por conversión de pastizales Deforestación reducida por convesión de agricultura de tumba y quema Reducción por conversión de agricultura intensiva Aforestación en pastizales Reforestación en bosques degradados Manejo forestal sustentable Aforestación en tierras de cultivo

Estas acciones se encuentran parcialmente ya inducidas mediantes los programas de Conafor y están algunas de ellas contenidas en el PECC. Llevarlas a cabo significaría, por un lado, un aumento en el presupuesto destinado al sector a través de programas existentes y por otro, esfuerzos dirigidos a remover barreras para la implementación efectiva de estas acciones. En concordancia con la Visión de México sobre REDD+: hacia una estrategia nacional, existen barreras que limitan la efectividad y eficiencia de los instrumentos de política actuales. Estas barreras incluyen la existencia de programas y políticas con objetivos no compatibles; débiles estructuras de gobernanza que favorecen la tala ilegal, entre otras cosas; los retos de monitoreo forestal; y la necesidad de atender necesidades de las poblaciones que dependen económicamente de los bosques, muchas de ellas indígenas y en condición de pobreza. Es por ello que la Visión de México sobre REDD+ se centra en el ajuste, fortalecimiento y profundización de los esfuerzos nacionales dirigidos a reducir la deforestación y degradación forestal, conservar la biodiversidad y promover el desarrollo rural sustentable y, por lo tanto, contribuir a la estabilización de las concentraciones de GEI. Estas barreras apuntan a la necesidad de complementar la inversión en acciones directamente conducentes a desacelerar, frenar y revertir la pérdida de los bosques y carbono forestal con medidas que generen entornos sociales, institucionales y de política que favorezcan una implementación más efectiva de las diversas intervenciones directas. A lo largo de las últimas décadas, en México se ha avanzado en el diseño y consolidación de una diversidad de instrumentos jurídicos y de política pública en materia forestal. Se reconoce, sin embargo, que deberán mejorarse e intensificarse los esfuerzos de coordinación interinstitucional en la aplicación de dichos instrumentos, así como lograr una adecuada alineación con la estrategia REDD+ que se desarrolle y, cuando así se requiera, perfeccionarlos o desarrollar nuevos. Se espera que el carácter innovador del PIF facilite la prueba de modelos habilitadores de medidas más amplias de mitigación, tomando en cuenta su escalabilidad y replicabilidad en otras áreas sub-nacionales. El potencial de carbono en este tipo de intervenciones habilitadoras es más complicado para medir y evaluar, pero se estima que tenga impacto en los niveles de potencial de mitigación y algunos indicadores intermedios de proceso, tales como el nivel de penetración de los instrumentos financieros y de otros programas de apoyo. Estas acciones habilitadoras incluyen: ● Mejorar los mecanismos promocionales y de entrega (incluyendo los servicios técnicos) para la administración forestal sostenible y las inversiones no forestales dirigidas a reducir la presión en los bosques.

10

● ● ● ●

Mejorar la coordinación de políticas y acciones relacionadas con los bosques y actividades no forestales relevantes en todas las escalas, para minimizar los incentivos conflictivos y maximizar las sinergias. Favorecer el ambiente financiero, incluyendo el financiamiento a largo plazo con productos financieros adecuados capaces de respaldar al MFS y el manejo sustentable de paisajes forestales. Fortalecer aún más la gobernanza local y la capacidad para planificar y aplicar el uso de las tierras. Mejorar el paquete de incentivos actuales al complementarlos con otros esfuerzos, como el de explorar los pagos complementarios por servicios de ecosistemas para las mejores prácticas de administración ambiental en otros programas.

3. POLÍTICAS CONDUCENTES Y AMBIENTES REGULATORIOS
México es una república federal donde cada estado es autónomo en todos sus asuntos internos. Muchos de los estados están muy interesados en los temas ambientales como la restauración y conservación forestal, y varios tienen sus propias agencias forestales y de medio ambiente. A nivel federal, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México (SEMARNAT) es la agencia gubernamental responsable de los recursos naturales, incluyendo los bosques. La ley establece que SEMARNAT es responsable de “formular e implementar la política nacional para el desarrollo forestal sustentable, y asegurar su coherencia con los recursos naturales nacionales y ambientales así como con las políticas para el desarrollo rural”. SEMARNAT es también responsable del plan sectorial y mantiene el control de la formulación de los planes de manejo forestal. En 2001 se estableció la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) que es responsable, entre otras cosas, de implementar el Plan Estratégico Forestal 2025. El mandato de CONAFOR es desarrollar, promover y realizar actividades relacionadas con la producción, conservación y restauración de bosques. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) es un órgano descentralizado de SEMARNAT y está a cargo de la inspección, vigilancia y sanciones dentro de las áreas de producción forestal y áreas naturales protegidas. CONAFOR coordina los esfuerzos con SEMARNAT a través de ocho instrumentos de políticas establecidas en la ley forestal. Estos ocho instrumentos son: Plan de Desarrollo Forestal; el Sistema Nacional de Información Forestal; el Inventario Nacional de Bosques y Suelos; Zonificación forestal; Registro Nacional Forestal; Reglamentaciones Oficiales Forestales; Sistema Nacional de Administración Forestal; y Evaluación Satelital Anual de los Cambios Forestales. Además, la ley creó el Fondo Forestal Mexicano como un mecanismo de financiamiento para apoyar la administración forestal sustentable así como para reconocer los servicios forestales ambientales. Otras agencias importantes son la Comisión Nacional de las Áreas Naturales Protegidas (CONAP), la Comisión Nacional para la Biodiversidad del Uso y Conocimiento (CONABIO), el Instituto Nacional de Ecología (INE), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y sus tierras, asimismo áreas importantes de SEMARNAT como la Subsecretaría de Planificación y Políticas Ambientales. También existen institutos técnicos especializados y de construcción de capacidades como el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias. Por otro lado, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), también juega un papel importante en los territorios forestales a través de varios programas y componentes específicamente enfocados al desarrollo rural. En los últimos años, SAGARPA ha incorporado acciones sustentables para favorecer la conservación y restauración de las tierras y agua e incluso para la reconversión productiva hacia cosechas y reforestación perenne. Las organizaciones no gubernamentales (ONGs) tienen una importante función a favor de las comunidades y también son relevantes en la diseminación de información y en la estructuración de capacidades para el manejo forestal cooperativo. Las organizaciones comunitarias tienen una fuerte influencia en el uso y administración de áreas boscosas. Sin embargo, las comunidades todavía necesitan ser involucradas con más fuerza en el desarrollo de políticas forestales si quieren convertirse en agentes activos del diseño de soluciones y no simplemente como receptores de subsidios (Gobierno de México 11

2010a). En términos de una participación formal, varios procesos de participación y mecanismos de consulta han sido creados para los temas del medio ambiente y tópicos relacionados. Estos incluyen los Consejos Nacionales Forestales y de Desarrollo Sostenible, los Comités Técnicos para las Áreas Protegidas, el Comité Técnico Consultivo para REDD+ y el Consejo Nacional Indigenista. Muchos de ellos también tienen organismos a nivel sub nacional. En relación a los instrumentos de consulta, la CDI ha desarrollo un proceso consultivo robusto para todo lo relacionado con los indígenas, incluyendo lo concerniente a los recursos naturales. En años recientes, en respuesta a la necesidad de una coordinación entre los sectores para confrontar el cambio climático y el interés de la nación por construir de manera sustentable en las áreas rurales, se crearon dos comisiones inter-ministeriales: la Comisión Inter Ministerial para el Cambio Climático (CICC)xiv y la Comisión Inter Ministerial para el Desarrollo Sostenible Rural (CIDRS) xv Ambas están en el proceso de fortalecimiento y consolidación para cumplir los propósitos para los cuales fueron creadas. Entre los avances logrados en este contexto están el diseño de una Estrategia Nacional para el Cambio Climático, el Programa Especial para el Cambio Climático 2009-2012, y el Programa Especial Concurrente (PEC)xvi para el Desarrollo Rural Sostenible, que buscan alcanzar la integración horizontal de las políticas públicas para combatir el cambio climático, por un lado y lograr la sustentabilidad en las área rurales, por el otro lado.

BRECHAS REGULATORIAS Y RETOS DE GOBERNANZA A pesar del progreso en el marco de la política global, existen todavía retos, incluyendo la necesidad de mejorar e intensificar nuestros esfuerzos de coordinación inter-institucional al aplicar dichos instrumentos, y lograr la alineación correcta con la estrategia REDD+ que se está desarrollando y, cuando sea necesario, perfeccionarlos o desplegar nuevos instrumentos. Además, existe también la necesidad de consolidar y fortalecer las instituciones con justicia ambiental y aplicabilidad legal. Esto incluye el aseguramiento de la continuidad de esfuerzos para impulsar los poderes de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) y mejorar métodos y técnicas de inspección y vigilancia del sector forestal. La PROFEPA podría operar desde una posición más descentralizada y estar en coordinación con los gobiernos locales y estatales, y tener acceso a recursos adicionales que permitieran contabilizar sus acciones en comunidades y organizaciones regionales, y modificar su estrategia, sobre la base del diagnóstico si existieran actividades forestales ilegales en todos los niveles de la cadena, enfatizando especialmente los centros de distribución que con frecuencia son las fuentes de financiamiento de la tala ilegal. La agencia requiere mejorar sus procesos legales, establecer y desplegar nuevas tecnologías para la vigilancia y monitoreo, y favorecer la intervención comunitaria con mecanismos efectivos de participación en la inspección y control. Otros desafíos son el proporcionar una mayor coherencia en las políticas, tanto en su diseño como en la implementación. En particular, que tengan el ámbito necesario para crear sinergias entre los programas de financiamiento agrícola y forestal. Esto requiere no solo de la coordinación entre CONAFOR y SAGARPA, sino también con otras agencias federales y estatales que proporcionen apoyo complementario a la producción agropecuaria y ganadera. Para esto, la adopción del documento de la Visión de REDD+ por la Comisión Inter ministerial para el Cambio Climático y el Programa de Desarrollo Rural Sustentable abre una gran oportunidad. También se requiere de una mayor capacidad para la planificación del uso efectivo de las tierras y de incentivos para cumplir con sus disposiciones a nivel sub nacional. Esto es especialmente crítico en el caso de los municipios, ya que tienen importantes atribuciones en el uso de las tierras pero tienen recursos y capacidad limitada para promover eficazmente la planificación de las mismas. El que sigue siendo otro reto es el paquete más abundante de financiamiento para las comunidades. Mientras queda claro que ninguna fuente de ingreso forestal será suficiente para pagar su costo de oportunidad o proporcionar suficiente retorno a los dueños de la tierra, existen todavía complejidades importantes en la alineación de varios instrumentos financieros y programas de apoyo disponibles para ellos.

12

El mejoramiento de la calidad de la asistencia técnica y de la capacidad técnica en las comunidades es otro reto significativo. Mientras que los servicios de asistencia técnica se han dejado a las entidades privadas y están fuera del control del gobierno, existe todavía la necesidad de asegurar su calidad. Para ello, se están elaborando planes para desarrollar un sistema de certificación para la asistencia técnica. Reducción de costos de transacción en el proceso regulatorio para el manejo forestal sustentable. Los procesos complejos para la evaluación y aprobación de los planes de manejo forestal han sido identificados como un área de oportunidad para los procedimientos representativos y para simplificación que reducirán todas las barreras en el MFS.

4. CO-BENEFICIOS ESPERADOS DE LA INVERSIÓN DEL PIF
Existen múltiples co-beneficios anticipados de las inversiones del PIF. Van desde los co-beneficios institucionales y sociales hasta los ambientales, mismos que se explican a continuación: AMBIENTALES: Al construir y ser consistentes con las políticas actuales en apoyo al reconocimiento de los servicios hidrológicos de los bosques así como a la conservación de la biodiversidad, las inversiones del PIF y sus actividades se dirigirán a fortalecer los principios y resultarán en beneficios importantes para el medio ambiente. El hecho de que las cuencas costeras claves sean seleccionadas en el caso de Jalisco y de que los corredores biológicos estén abordados en otras regiones es prueba de la intención del Gobierno Mexicano de que las inversiones del PIF efectivamente complementarán y expandirán el alcance de una política de conservación más integrada en el país. SOCIALES: Al enfocarnos en las inversiones de las actividades productivas, tanto para proporcionar servicios o bienes, el PIF fomentará las economías locales, diversificando sus ingresos y contribuyendo a una mayor flexibilidad de estos sistemas de producción. Las inversiones externas al sector forestal, junto con inversiones forestales permitirán tener una mayor cartera integrada de alternativas económicas para los habitantes de las áreas de inversión inicial. Debido a que el bosque es propiedad de las comunidades, el PIF directamente contribuirá a mejorar los niveles de vida de la comunidad, a construir capital social y a mejorar la resiliencia comunitaria a los desastres económicos y/o naturales relacionados con el clima, y por lo tanto participará con la agenda de adaptación. INSTITUCIONALES: La inversión del PIF ayudará a mejorar la estructura de gobernanza, que permitirá a los nuevos actores que han tenido actividad limitada en el pasado, como los municipios, a desempeñarse pero también mejorará la capacidad existente en varios niveles de gobierno. Estas plataformas serán conducentes para capacidades que están más allá del sector forestal y sin lugar a dudas se expandirán hacia otras áreas relevantes, como ya ha sucedido con otras asociaciones inter municipales, actualmente involucradas en la gestión del agua y de desperdicios sólidos. Además, bajo los principios de respeto de los derechos indígenas y de las comunidades locales, al mejorar las oportunidades para que ellos participen en la formulación de la política pública se tendrán mejoras importantes en el grado de transparencia y en el diálogo sobre políticas de las áreas del PIF.

5. COLABORACIÓN ENTRE LOS MDBs Y OTROS SOCIOS
La estrategia de implementación sub nacional del PIF también partirá de las colaboraciones existentes dirigidas a desarrollar la base metodológica para las acciones tempranas, particularmente enfocadas a problemas de gobernanza. Los socios que se mantienen juntos en este esfuerzo son: Agence Française de Développement (AFD – Agencia Francesa para el Desarrollo), Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Unión Europea. Para un futuro desarrollo de los niveles de referencia así como para el sistema de MRV, México ha desarrollado una alianza fuerte con el gobierno Noruego. Se estima que esta colaboración proporcionará el apoyo y piloteará los enfoques de MRV en las áreas PIF.

13

Ha surgido una colaboración más reciente con el lanzamiento del programa de USAID REDD. Mientras que las áreas específicas y acciones de este programa están todavía en espera de definirse, el gobierno mexicano anticipa que estos recursos ayudarán a través de un escalamiento y replicarán las acciones y experiencias del PIF. A escala nacional, otras agencias gubernamentales federales, así como gobiernos estatales están proporcionando apoyos políticos, técnicos y financieros para esta iniciativa. En particular: la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), con la que CONAFOR está desarrollando esquemas para movilizar el apoyo federal de manera coordinada. Financiera rural, es un banco de desarrollo público que operará los diversos productos financieros innovadores que se desarrollarán conjuntamente con el BID y serán puestos a prueba en las áreas del PIF. Los gobiernos estatales, proporcionarán el apoyo político y financiero para la creación de las asociaciones inter municipales en varias áreas del PIF. Y, el Corredor Biológico Mesoamericano cuya principal contribución será proporcionar asistencia técnica para asegurar que las acciones relacionadas con el PIF y los productos financieros sean adecuadamente promocionados e implementados. Y finalmente, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) que apoyará aún más los esfuerzos del PIF a través de su red de áreas protegidas en las regiones del PIF. Además de estos recursos y socios, otros actores, agencias de financiamiento y organizaciones de la sociedad civil (OSC) complementarán los esfuerzos nacionales de REDD durante el lapso de vida del PIF. El Gobierno de México y CONAFOR en particular, implementarán medidas para asegurar que estas nuevas iniciativas complementen y no dupliquen el trabajo actual y busquen maximizar sinergias.

VINCULACIÓN DE OPERACIONES MÁS AMPLIAS CON EL BANCO INTERNACIONAL DE RECONSTRUCCIÓN Y FOMENTO (BIRF) La propuesta de colaboración del PIF es primordial en el involucramiento de la cooperacción del Banco Mundial/BIRF con México en bosques y cambio climático. La participación para el cambio climático entre el BIRF y el gobierno mexicano ha progresado en los últimos años, con etapas subsiguientes construídas sobre acciones previas. El BIRF se ha involucrado en el cambio climático en México con todos sus instrumentos y actualmente está comprometido en el desarrollo de esquemas más amplios para México a través de una coordinación e integración efectiva de varios instrumentos financieros y no financieros. El PIF tiene como objetivo complementar esta arquitectura, con el Préstamo para el Desarrollo de Políticas (PDP o DPL por Development Policy Loan) facilitando algunas actividades de gran alcance, el Préstamo de Inversión Específica (PIE o SIL por Specific Investment Loan) con el que fortalece y consolida en general programas existentes y el PIF que complementa esto con un elemento de innovación que informará a la futura política nacional. Toda la lista de instrumentos incluidos en la actual colaboración de Bosques y Cambio Climático entre el BIRF y CONAFOR se presenta en la siguiente tabla:

INSTRUMENTO SIL para Bosques Cambio Climático

DESCRIPCIÓN y El SIL apoyará al gobierno de México en dos áreas/componentes principales; (i) Fortalecimiento Institucional Multi-Escala incluyendo a los municipios, a los proveedores de servicio técnico y a las comunidades y (ii) Programas de Incentivos (especialmente en silvicultura comunitaria y los pagos para los programas de servicios ambientales) y Asistencia Técnica a Comunidades. La cantidad tentativa es de $300 millones de dólares. La Valoración está programada para Octubre del 2011. Los recursos del PIF bajo la responsabilidad del CONAFOR se fusionarán con este SIL del BIRF y constituirán el tercer componente del mismo proyecto. Este componente 3 se enfocará en las intervenciones innovadoras en las regiones prioritarias propuestas para una “acción inmediata”. PDP (DPL en inglés) La Silvicultura es uno de los tres pilares en el PDP para la Flexibilidad Social y para la Resiliencia Social el Cambio Climático (monto de $300 millones de dólares estadounidenses, que y Cambio Climático está por confirmarse). La silvicultura es el pilar que soporta tres acciones de las políticas: (i) el lanzamiento de una nueva colaboración entre CONAFOR, 14

SAGARPA y SEMARNAT dirigidas a compartir información y a tener procedimientos de alineamiento y programas de incentivos; (ii) la creación de cuatro Grupos Consultivos REDD+, uno a nivel nacional y tres a nivel estatal (CTC – REDD) formados por organizaciones de la sociedad civil, académica, sector privado y representantes indígenas; y (iii) la inclusión de programas de adaptación y mitigación del cambio climático en la primera iniciativa intermunicipal que empezará a diseñar los programas de reducción de emisiones a nivel local. La valoración está programada para octubre del 2011. El Pilar de la Forestación también estará apoyado por un financiamiento adicional de la Agencia Francesa para el Desarrollo (estimado en $300 millones de dólares estadounidenses) Programa sobre Bosques El BIRF movilizó dos subsidios PROFOR para apoyar a CONAFOR en: (i) el (PROFOR) re-diseño del Fondo Mexicano Forestal (100,000 dólares estadounidenses, recién aprobados); y la evaluación de la competitividad de las empresas de silvicultura en las comunidades de México en los mercados globales y locales (150,000 dólares estadounidenses, todavía vigente). Un subsidio potencial para apoyar la colaboración Sur-Sur para el financiamiento de REDD+ (México, Costa Rica y Ecuador) se está explorando. Fondo Cooperativo para La debida diligencia se completó en junio del 2011. CONAFOR ahora recibirá el Carbono Forestal e implementará un subsidio de $3.6 millones de dólares estadounidenses del (FCCF o FCPF en FCCF para estar preparados para acciones rápidas conocidas como “Readines” inglés) (estudios y consultas). Las actividades preparatorias “readiness” culminarán en un Paquete para Preparación Readiness consistente de cuatro elementos básicos: (i) una estrategia nacional REDD+, (ii) un nivel de referencia nacional forestal, (iii) un sistema de verificación y monitoreo forestal, y (iv) un sistema para abordar las salvaguardas sociales y ambientales. El FCCF también operará un Fondo de Carbono para pagar a unos cuantos países piloto que demostrarán resultados en REDD+. México es un país candidato donde este fondo puede hacer pagos en el futuro, empezando con un programa sub-nacional para reducción de emisiones.

México reconoce la experiencia, fortalezas y ventajas comparativas del BIRF, de la Corporación Financiera Internacional (CFI) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Al considerar su rol potencial en el diseño y la implementación del PIF, México busca combinar eficazmente estas fortalezas relativas con instrumentos y roles útiles para maximizar la efectividad del PIF. Para esto, México agradece las diferentes oportunidades que ha tenido al interactuar y recibir insumos específicos de todos los bancos en la construcción de esta propuesta. México desea incorporar al PIF dentro de un conjunto más extenso de operaciones implementadas a través del BIRF con CONAFOR. Esto no sólo ayudará a reducir los costos de transacción, sino también contribuirá a la integración y creación de sinergias con el conjunto más amplio de instrumentos diseñados con el BIRF. No obstante, México considera que el financiamiento del PIF distribuido a través de otros socios nacionales, como la Financiera Rural, proporcionará una oportunidad ideal para atraer las contribuciones y fortalezas útiles del BID y de la CFI al Plan de Inversión. De particular relevancia para México es la experiencia de estos dos bancos con el sector privado. Por consiguiente, se busca que las actividades relacionadas con el diseño y el despliegue de nuevos instrumentos financieros tengan la participación tanto del BID como de la CFI. La asistencia técnica podría estar incluida como parte del nuevo Préstamo de Inversión Específica forestal y de cambio climático con el BIRF. Mientras que el proceso de refinar los productos específicos que el BID y la CFI proporcionarán, varias áreas de interés se han identificado para cada uno de los bancos. Su colaboración contribuirá en particular, con acciones que además de aportar beneficios de carbono, asegurará que la promoción del MFS se haga de manera que se aumente la competitividad del sector forestal de México y mejore varias áreas, incluyendo la de operaciones (seguimiento de inventarios, Cadena de Custodia, transportación) 15

planificación financiera, desempeño ambiental y, relaciones de colaboración de terceros. Con esto, el PIF traerá mayores beneficios sociales y económicos y hará más flexible a la forestación comunitaria. La CFI tiene una experiencia única en dar préstamos y en invertir en compañías (grandes o pequeñas) involucradas en los sectores de los recursos naturales globalmente y en América Latina. En particular, la CFI aporta valor a través de su experiencia al proporcionar asistencia técnica pragmática sobre temas importantes para resolver problemas que normalmente están fuera del ámbito de las compañías de los clientes. Para el contexto específico de México, la experiencia de la CFI se usará muy probablemente para lo siguiente: ● Canalizar el financiamiento concesional (en términos favorables de mercado) a compañías interesadas en la compra de productos madereros provenientes de ejidos o comunidades con manejo sustentable. Al respecto, es una prioridad atraer mayor número de áreas forestales de bosques naturales bajo manejo sustentable. Los clientes actuales y nuevos de la CFI involucrados en los esquemas pioneros de manejo (en los frentes de la silvicultura y procesamiento) que reducen las emisiones de Gases de Efecto Invernadero o GEI (GHG por Greenhouse Gases) serán elegibles para dichos fondos consesionales canalizados a través de los mecanismos del FINMECH establecidos por la CFI precisamente para esta finalidad (y que ya están en uso en México). La asistencia técnica se ofrecerá por medio de los Servicios de Consultoría de la CFI a las empresas de manejo forestal comunitario (EMFCs), de preferencia relacionadas con lo anteriormente dicho, en los siguientes tópicos: 1. Fortalecimiento de la cadena de valor productivo desde el bosque hasta el aserradero implementando la Tala de Impacto Reducido, administración logística mejorada y seguimiento de la madera (Cadena de Custodia). Desarrollo de los planes de Inversión Comunitaria Estratégica que le permitirán a las empresas contribuir más efectivamente al desarrollo socio-económico de las comunidades rurales de donde obtienen su materia prima. Capacitación de las EMFCs en los negocios y planeación financiera (vía el programa de software “Business Edge” y metodologías utilizadas en otras partes de Latinoamérica) para mejorar la viabilidad financiera de las operaciones. Desarrollar las células productivas de la comunidad que comparten riesgos juntando los recursos para los servicios y necesidades que son comunes para todos (caminos, transporte, aserradero, etc.) y capacitar a los miembros en los asuntos básicos para accesar a las finanzas por medio de prestamistas privados o gubernamentales. Asistir a los municipios y comunidades en la administración de ingresos generados por las actividades de silvicultura para asegurar la inversión sabia en asuntos prioritarios para la comunidad.

2.

3.

4.

5.

Con relación a la función del BID se han identificado las siguientes áreas: ● Trabajar con el BID aprovechando la ventaja de su instrumento creativo FOMIN, nos permitirá desarrollar paquetes comunitarios con un máximo potencial de replicabilidad, para generar ingresos dirigidos a reducir la presión que se ejerce en los bosques y fomentar la conservación de los recursos forestales. La colaboración que está llevando a cabo con Financiera Rural proporciona una oportunidad única de crear sinergias entre la construcción de capacidades para su personal así como a las herramientas de evaluación de cartera con los objetivos del PIF. México tiene como objetivo maximizar los beneficios de esta relación existente por lo que se buscará la posibilidad de canalizar financiamiento concesional. En el componente relacionado con el diseño de los productos financieros, el BID tiene amplia experiencia con los préstamos a través de bancos mexicanos de desarrollo, incluyendo la dispersión de fondos a través del Fondo de Inversión para el Clima. De igual forma, tiene un conocimiento específico en la estructuración de bonos en México. Más aún, existen otras operaciones que ofrecen bastante potencial para crear sinergias con el PIF, como el que se tiene con las operaciones del INIFAP y el BID con Estados en la Península de Yucatán. 16

En resumen, se considera que las fortalezas del BID pueden contribuir efectivamente con el PIF Mexicano y complementar las acciones de la CFI.

6. IDENTIFICACIÓN Y RAZONAMIENTO DE LOS PROYECTOS Y PROGRAMAS QUE SERÁN CO-FINANCIADOS POR EL PIF
Como se mencionó en el apartado 2. Existen diversos instrumentos de política que han sido ya empleados con fines de incentivar un mejor manejo de los bosques y generar beneficios en carbono. Un conjunto de estas acciones está siendo considerado incluso para sustentar el aumento en el nivel de ambición de México declarado en Copenhague. Sin embargo, la promoción aislada de estas acciones puede tener un impacto limitado en la ausencia de entornos propicios para su efectiva implementación en los distintos paisajes forestales. Dentro de las áreas de inversión relevantes se incluyen: a. b. c. d. ampliar la capacidad técnica y organizativa de los ejidos y comunidades, fortalecer y ajustar los arreglos de gobernanza local y regional para la gestión del territorio, la coordinación en el diseño e implementación de políticas de manera transversal y a múltiples escalas fomentar la mayor rentabilidad relativa de las actividades de manejo y conservación de bosques

Estos son factores determinantes de la eficacia y eficiencia de las acciones de mitigación. En este sentido, México propone aprovechar el carácter innovador de PIF para explorar a escala un conjunto de inversiones y modelos orientados a un cambio de política y regulatorio que estimulará mayores acciones de mitigación, creando oportunidades nuevas y removiendo barreras. El PIF complementará de manera efectiva las acciones y programas ya incorporadas en el PECC, dándoles mayor solidez económica y social. Siguiendo el Marco Lógico y de Resultados sugeridos por el PIF, se propone estructurar las intervenciones específicas alrededor de esos objetivos generales. En este sentido, se identifican 4 áreas de resultados Objetivo último de país: Reducir las emisiones de GEI derivadas de la deforestación y la degradación forestal así como mejorar los acervos de carbono en los bosques; al tiempo que se mejora la calidad de las comunidades indígenas y locales que dependen de los bosques; y se reduce la pérdida de biodiversidad y aumentar la resiliencia de los ecosistemas forestales a la variabilidad y cambio climático. Objetivo del Plan de Inversión Forestal: Reducir la presión sobre los bosques y sus ecosistemas a través de una mejor capacidad para enfrentar las causas directas y subyacentes de la deforestación y la degradación forestal. Objetivos específicos: Marco institucional y Manejo sustentable de Integración del regulatorio que apoye el los bosques y paisajes Comunidades indígenas y apredizaje entre manejo forestal forestales para locales empoderadas y actores activos en sustentable, incluyendo enfrentar las fuerzas de protección de derechos REDD+ para seguridad en los deforestación y territoriales escalar y replicar en derechos territoriales y degradación forestal otras zonas del país de tenencia de la tierra Resultados: Mejor capacidad técnica Mayores espacios de e institucional, Mayores inversiones y participación, mayor Evaluación integral coordinación y apoyos dentro y fuera capacidad de gestión de de los impactos del alineación de marcos del sector forestal bosques y paisajes Plan de inversión regulatorios y de forestales incentivos 17

Para lograr estos objetivos, el Plan de inversión estará integrado por cuatro componentes básicos:

Componente 1. Mejoramiento e integración de políticas públicas Las causas de la deforestación y la degradación en México son multifactoriales, pero un factor común es la limitada coordinación entre actores y políticas que rigen el uso y cambio de uso de suelo. La alineación de políticas, entendida como convergencia de acciones entre las instituciones responsables del manejo y conservación de los bosques y las que impulsan las actividades agrícolas y pecuarias, son esenciales para dar promover un balance social y ambientalmente sólido los objetivos de productividad agroalimentaria y conservación de los bosques y sus servicios ambientales. Este componente de inversión está enfocado a apoyar actividades que eliminen los efectos no deseados de los programas sectoriales y potenciar sinergias positivas en los diversos paisajes forestales. Esto incluye acciones que incidan tanto en el sector forestal como fuera del mismo. Si bien se espera que esta exploración resulte en mayor alineación de políticas a nivel federal, se otorgará un énfasis particular a las oportunidades de alinear y coordinar acciones a escalas más locales y de paisajes forestales. Asimismo, se pretende confluir en sinergias que mejoren la eficiencia y eficacia de los incentivos para la gestión forestal sustentable con el desarrollo económico local, y para mejorar la contribución de los bosques en la mitigación y adaptación al cambio climático. Estas acciones buscarán promover la coordinación, mejora e integración de medidas de políticas públicas y actores de todos los sectores encargados del desarrollo rural sustentable, del sector ambiental y forestal, así como de aquellos enfocados a la producción agropecuaria y protección civil para potenciar sinergias e incidir en la reducción de deforestación y degradación forestal mediante: Integración horizontal y vertical entre las diferentes instancias de gobierno involucradas en el desarrollo rural y en la administración de recursos naturales. Alentando la colaboración con las instituciones asociadas como: SEMARNAT, SAGARPA , CDI , CONABIO , CONANP , CONAGUA , PROFEPA , Nacional Financiera, y Secretaría de la Reforma Agraria. b. Apoyo e incremento en incentivos para fortalecer y crear capacidades y habilidades en ejidos y comunidades forestales para lograr el buen manejo forestal. c. Promover el manejo y la certificación forestal, así como la de sistemas agroforestales y eventualmente, de sistemas agropecuarios. Se propone iniciar con los esquemas existentes para luego evolucionar hacia un sistema de certificación de paisajes. d. Invertir en el establecimiento de empresas forestales comunitarias (EFC) a través de asesoría, capacitación jurídica, administrativa y técnica, que asegure el manejo de la cadena productiva de madera al comercializar productos y subproductos forestales con valor agregado (productos terminados, incluyendo chicle y otros productos forestales). e. Promover la demanda por bienes y servicios de los bosques. f. Fomento e implementación de pagos por servicios ambientales en comunidades con ordenamientos territoriales comunitarios que mejoren la provisión de servicios ambientales y medios de vida de los campesinos. g. Diseño e implementación de mecanismos locales de PSA. h. Mejorar el manejo sustentable de los bosques y ampliar la superficie bajo este manejo. Estas acciones contribuirán a fortalecer la viabilidad y resiliencia económica de las acciones de conservación de bosques. a.

Componente 2. Mejoramiento de la capacidad y coordinación institucional Se ha identificado que las capacidades de gestión y los arreglos institucionales a diversas escalas con componentes transversales con gran potencial para habilitar acciones de mitigación efectivas. Las capacidades para formular proyectos técnica y económicamente viables, así como para planear y gestionar el territorio son áreas clave para REDD+ y serán objeto de estas inversiones. Se espera que estos apoyos contribuyan a un uso más estratégico y eficiente de los apoyos federales existentes y de las acciones del Componente 1.

18

Por otra parte, la inversión en plataformas de coordinación, particularmente a escala de paisajes forestales, es esencial para dar continuidad y seguimiento efectivo a las acciones en diversos territorios. México está explorando diversos modelos mediante las acciones tempranas, tales como las Juntas Intermunicipales y programas territorialmente focalizados como el programa de Corredor Biológico Mesoamericano que coordina la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. Estas plataformas de coordinación institucional contribuyen de manera importante a la solución de problemas adyacentes a la mitigación, tales como los relativos a la adaptación, la salud y la seguridad alimentaria. Para su buen funcionamiento, estos sistemas de gobernanza requieren la participación de los gobiernos locales, estatales y federales, así como otros actores fundamentales como los dueños y poseedores de la tierra. Este conjunto de actores deberán participar de la toma de decisiones de manera conjunta, fomentando así procesos transparentes e incluyentes. Para garantizar que las decisiones tomadas en el seno de dichos sistemas sean efectivas y eficientes, también se impulsará la creación de capacidades de los diferentes actores, que serán los encargados de la implementación de las acciones destinadas a generar planes de gestión territorial soportados por los programas y políticas públicas integradas. El diseño y operación de mecanismos de financiamiento complementarios a estas plataformas es también un área de inversión en este componente. Este componente incluirá actividades tales como: a. b. Funcionamiento u operación de estructuras organizativas regionales y locales de gobernanza ii. Funcionamiento u operación de mecanismos de financiamiento regionales

Componente 3. Movilización de financiamiento para proyectos de inversión comunitarios El desaprovechamiento o el no tomar ventaja de oportunidades rentables de uso del bosque por los ejidos y comunidades tiene diversos orígenes: terrenos comercialmente inaccesibles; falta de conocimiento o de tradición en torno al aprovechamiento forestal; carencia de recursos financieros para llevar cabo actividades productivas, así como falta de acceso al crédito formal, entre otros. En México, el aprovechamiento forestal prácticamente no tiene acceso al financiamiento, ya sea público o privado. De los créditos otorgados al sector privado, tanto por la banca comercial como por la de desarrollo, la cartera de prestatarios del sector silvícola representó en 2008 apenas el 0.01% y al interior del sector primario significó 0.55%1. De acuerdo a Valero y Musik (2010) existen tres aspectos que no han logrado ser abordados adecuadamente por la oferta financiera del país, ya sea pública o privada: a. Las características de la propiedad social, pues por su naturaleza no es posible gravar una porción o su totalidad y, por tanto, no puede ser puesta en garantía. b. Los periodos largos de maduración. La duración de los ciclos biológicos forestales –que son relativamente largos-, incrementa el nivel de riesgo de la actividad. c. La escala de la producción. La atomización de aprovechamientos forestales, obstaculiza la generación de economías de escala que pudieran incrementar la rentabilidad de proyectos forestales. El objetivo de este componente es la movilización de financiamiento para proyectos de inversión comunitarios y promover un tipo nuevo de negocio para las comunidades así como líneas exclusivas que podrán ser fácilmente replicadas por varias comunidades. Este componente buscará específicamente: aumentar la inversiones en iniciativas que promuevan REDD+ por parte de empresas comunitarias en los estados seleccionados en el plan de inversión y el apalancamiento de recursos de la línea con otros provenientes de otras fuentes locales o foráneas de financiamiento Al promover mayores oportunidades económicas y por ende aumentar la capacidad de ingresos de comunidades en regiones dentro de las mayor índice de marginalidad, el proyecto contribuirá a generar co-beneficios sociales y dar mayor resiliencia a las acciones de mitigación. De las 30,000 comunidades y ejidos de México, hay aproximadamente 9,000 con propiedades forestales de las cuales 3,000 dependen de actividades forestales como su principal fuente de ingreso. En particular, este componente buscará también dar oportunidades económicas a comunidades ligadas a los bosques y no limitadas a tenencia de

1

Ibid.

19

la tierra, considerando aspectos de equidad de género y de oportunidades dentro y fuera del sector forestal. Este componente incluirá: a. b. Diseño e implementación de productos financieros en paisajes forestales para frenar, detener y revertir la pérdida de bosques y del carbono forestal Asistencia técnica y capacitación a empresas comunitarias para el diseño de propuestas de financiamiento y gestión para programas comunitarios

Componente 4. Manejo de información, replicabilidad y seguimiento La naturaleza innovadora y la expectativa de replicabilidad y escalamiento de las acciones exitosas del PIF exigen que sea acompañado de manera dedicada mediante un sistema de monitoreo y evaluación. Este facilitará la identificación y el aprendizaje de los resultados. Eventualmente, este sistema también permitirá dar seguimiento a los resultados en carbono que sean generados como resultado de la implementación del PIF. El Programa de Inversión Forestal representa una oportunidad para contar con financiamiento para realizar actividades integrales a nivel territorial que representan retos importantes para su seguimiento y evaluación. Es por ello que se anticipa el acompañamiento de la Comisión Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval), quien tiene la responsabilidad institucional de evaluar las políticas. Se propone que las líneas base sean generadas dentro del primer año del PIF. Las actividades que serán financiadas por este componente incluirán:    Documentar y diseminar las lecciones aprendidas Monitoreo de los impactos sociales, económicos y ambientales del PIF (Sociales y ambientales) Incluir Unidad Operativa en Conafor, que incluiría coordinadores temáticos (financiero, agropecuario y forestal), así como coordinadores por región PIF (Península, Chiapas, Jalisco y eventualmente, Oaxaca y Cutzamala.)

Tabla de actividades propuestas como parte del PIF Componente Mejoramiento e integración de políticas públicas     Actividades principales Integración horizontal y vertical entre las diferentes instancias de gobierno involucradas en el desarrollo rural y en la administración de recursos naturales. Apoyo e incremento en incentivos para fortalecer y crear capacidades y habilidades en ejidos y comunidades forestales para lograr el buen manejo forestal. Promover el manejo y la certificación forestal, así como la de sistemas agroforestales y eventualmente, de sistemas agropecuarios. Invertir en el establecimiento de empresas forestales comunitarias (EFC) a través de asesoría, capacitación jurídica, administrativa y técnica, que asegure el manejo de la cadena productiva de madera al comercializar productos y subproductos forestales con valor agregado (productos terminados, incluyendo chicle y otros productos forestales). Promover la demanda por bienes y servicios de los bosques. Fomento e implementación de pagos por servicios ambientales en comunidades con ordenamientos territoriales comunitarios que mejoren la provisión de servicios ambientales y medios de vida de los campesinos. Diseño e implementación de mecanismos locales de PSA. Mejorar el manejo sustentable de los bosques y ampliar la superficie bajo este manejo. 20

 

 

Mejoramiento de la capacidad y coordinación institucional Movilización de financiamiento para proyectos de inversión comunitarios Monitoreo, evaluación y replicación apropiada

      

Funcionamiento u operación de estructuras organizativas regionales y locales de gobernanza. Funcionamiento u operación de mecanismos de financiamiento regionales. Productos financieros en paisajes forestales para frenar, detener y revertir la pérdida de bosques y del carbono forestal. Asistencia técnica y capacitación a empresas comunitarias para el diseño de propuestas de financiamiento y gestión para programas comunitarios. Documentar y diseminar las lecciones aprendidas. Monitoreo y evaluación de los impactos del PIF. Operativa en Conafor, que incluiría coordinadores temáticos (financiero, agropecuario y forestal), así como coordinadores por región PIF (Península, Chiapas y Jalisco).

Áreas de intervención Como ya se mencionó anteriormente, el tamaño y alcance relativos del PIF se adaptan bien a la escala sub nacional que México desea usar como la plataforma de construcción e implementación de las acciones de REDD+ en México. Para el caso del PIF, estas áreas ya se han identificado alrededor de tres grupos o clusters principales que se encuentran indicados en el mapa de abajo.

Mapa de zonas de acción temprana

Las acciones tempranas persiguen los objetivos de REDD+, pero tienen carácter subnacional a nivel de una región o una entidad federativa (estados), como unidad con capacidad institucional y técnica para diseñar e implementar la estrategia REDD+ a nivel sub-nacional, y garantizar la integralidad y la alineación de sus políticas públicas. Sin embargo, con el fin de garantizar un aprendizaje rápido y replicable, las acciones tempranas se podrán centrar en polígonos de atención prioritaria subestatales que 21

tengan un área mínima que garantice el monitoreo, control del desplazamiento de emisiones y la permanencia de sus emisiones y donde ya existan avances en temas de gobernanza, monitoreo forestal y voluntad política (cuencas, corredores biológicos etc.) Así pues los estados de Acciones tempranas son los estados donde CONAFOR está impulsando el desarrollo de acciones tempranas REDD+. Las áreas de inversión inicial se refiere a los polígonos de atención prioritaria. Los estados y áreas de replicabilidad, se refieren lugares que se han identificado como potenciales para impulsar acciones tempranas en el futuro. Los estados jugarán un papel importante en la implementación de las actividades del PIF y son uno de los actores principales para promover la replicabilidad en otras áreas. Las zonas específicas incluyen: ● Las cuencas costeras en el Estado de Jalisco. Esto es en la parte occidental del país. Las actividades aquí ya se están expandiendo desde el trabajo que está ya en marcha y que se ha enfocado en dos de las 5 cuencas solamente (Ayuquila y Cohuayana). ● La zona lacandona, localizada en el sur del país, incluye la zona de Marqués de Comillas, una de las regiones con el mayor índice de deforestación en el país y con estructuras sociales altamente complejas, ya que varios habitantes son inmigrantes recientes. También incluye a los territorios de las áreas vecinas y de las comunidades indígenas lacandonas. ● Tres corredores biológicos en la Península de Yucatán. Estas tres áreas tienen presiones muy distintivas con la parte sudoccidental que se orienta fuertemente a la expansión del ganado y a la deforestación en las tierras de pastoreo. La parte norte es un área de expansión agrícola, con bosques tropicales bajos que no tienen especies de alto valor. Finalmente, la parte oriental representa la conexión entre la reserva de la biósfera de Calkmul y Sian Ka’an; esta área se ve presionada también por el turismo y la expansión de los asentamientos urbanos, ya que está cerca de Cancún como un centro de desarrollo. Todas estas áreas en su conjunto, contienen una mezcla útil de impulsores que proporcionarán lecciones importantes para otras partes del país. También combinan varios tipos de bosques, que también favorecerán la réplica bajo diferentes ambientes.

7. IMPLEMENTACIÓN POTENCIAL CON EVALUACIÓN DE RIESGOS
CAPACIDAD DE LAS AGENCIAS EJECUTORAS CONAFOR, como la agencia ejecutora principal, tiene una gran capacidad técnica y organizacional. La agencia también está liderando el diseño de la estrategia REDD+, que promueve intensamente la coordinación y las sinergias entre las diferentes acciones a niveles nacionale y sub nacional. CONAFOR también tiene experiencia en manejar los subsidios/préstamos internacionales, incluyendo dos operaciones del Banco Mundial relacionadas con los Pagos por Servicios de Ecosistemas y Silvicultura Comunitaria. Además, está administrando actualmente un proyecto GEF (Global Environmental Facility) relacionado con la administración forestal en el sur del país. El Fondo Forestal Mexicano, también administrado por CONAFOR con la asistencia de Nacional Financiera (NAFIN), un agente público financiero, ha demostrado su capacidad de incrementar el nivel de operaciones sin comprometer la transparencia y eficiencia de varios programas. El presupuesto anual de la comisión alcanzó casi $500 millones de dólares estadounidenses en 2011 xviii. Muchos de los elementos propuestos en el Plan de Inversión Forestal son compatibles con la experiencia de CONAFOR, particularmente con aquellos puntos relacionados con la capacidad de construcción a nivel local. En relación a la administración de las salvaguardas sociales y ambientales, CONAFOR tiene experiencia de los proyectos pasados y de sus propias prácticas. Participa exitosamente en comunidades locales e indígenas. Ha cumplido satisfactoriamente los requisitos del BIRF en el pasado. Además, ha iniciado una Evaluación Estratégica Social y Ambiental para REDD+ como parte de su participación en el programa de preparación “readiness” del FCCF, con dos talleres donde participaron actores de diversos sectores. Entre otras de las capacidades que vale la pena mencionar, CONAFOR fue parte de la coordinación de la 16º Conferencia de las Partes de la Conferencia Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC o UNFCC en inglés) celebrada en Cancún a finales del 2010, y que coordinó exitosamente el 22

desarrollo del documento de la Visión de México sobre REDD+ por medio de un proceso participativo abierto, también presentado en la COP16. Financiera Rural. La facilitación al acceso a los servicios financieros es uno de los objetivos declarados de la CONAFOR a través del Fondo Forestal Mexicano. Sin embargo, no tiene la capacidad de ofrecer productos financieros específicos. Por eso, debe depender de socios claves. Uno de ellos ha sido Financiera Rural. Creada en 2002 como parte de los esfuerzos para reestructurar las estructuras antiguas de los bancos de desarrollo rural que tienen costos operativos muy altos. Financiera Rural fue creada como un organismo descentralizado del Gobierno Federal, con sus propias facultades y responsabilidades legales. Su misión es promover la agricultura, la silvicultura y la pesca, así como otras actividades económicas relacionadas con el sector rural con el propósito de mejorar la productividad, mejorar el estándar de vida de las poblaciones rurales a través de los préstamos y administración de sus recursos eficientemente y con transparencia. Todo esto con miras a consolidar un sistema financiero que pueda proporcionar recursos financieros, asistencia técnica, capacidad de construcción y servicios de consultoría para el sector rural.

IDENTIFICACIÓN DE LOS POSIBLES RIESGOS Riesgos de capacidad a nivel nacional y sub nacional. Dada la complejidad del país, la movilización a escala nacional de los actores locales para participar en el programa sería un mayor riesgo. Afortunadamente, los Convenios de Cancún permiten la implementación sub nacional interina de las acciones REDD+. La propuesta es enfocarnos en las regiones claves del país con una escalabilidad clara y un potencial de réplica para mitigar este riesgo y favorecer su expansión gradual a otras partes del país. El riesgo total de la falta de capacidad para realizar el trabajo planeado en las áreas propuestas es considerado como relativamente bajo. Riesgo de la inconsistencia en los enfoques. Mientras que cada área propuesta desarrollará sus propios procesos, incluyendo la determinación de los niveles de referencia, evaluaciones y esquemas de intervención, el rol de CONAFOR como agencia coordinadora y apoyo complementario de los fondos de preparación “readiness” del FCCF contribuirán a asegurar la consistencia a nivel nacional. Obviamente podrán aparecer otros actores e iniciativas en el país y posiblemente también se traslapen con el PIF. Los diversos foros de participación y el rol líder de las agencias federales inducirán aún más la coordinación, minimizando el riesgo de la inconsistencia en los esquemas. Riesgo de la falta de alineación de la política de los sectores no forestales. La alineación de las políticas en todos los sectores y niveles de gobierno no es fácil, con un número de aspectos legales, técnicos y políticos involucrados en el proceso. Esto crea un riesgo para el PIF dado que el marco de tiempo disponible para desarrollar los modelos necesarios de coordinación no es suficiente. Afortunadamente existe el respaldo político a alto nivel para este proceso. Es notable que la Visión de México sobre REDD+ fuera respaldada por las Comisiones Inter ministeriales sobre el Cambio Climático y para el Desarrollo Rural Sostenible. De hecho, la Visión la presentó el Presidente de México en Cancún, con la participación tanto del Secretario del Medio Ambiente (SEMARNAT) como del Secretario de Agricultura (SAGARPA). Los cambios en el gobierno federal podrían parcialmente opacar este proceso, pero el compromiso del Gobierno de México para enfrentarse al cambio climático no va a disminuir. Riesgos sociales y de gobernanza. México tiene un récord fuerte de iniciativas de ejecución con los pueblos indígenas y con otras comunidades dependientes de los bosques, de manera destacada el PROCYMAF y los programas PSA, que demuestran la capacidad en áreas relevantes de REDD+, incluyendo el reconocimiento de los derechos de los Pueblos Indígenas. Sin embargo, el Gobierno de México reconoce que existen preocupaciones – en México y a nivel internacional. México ha demostrado que está comprometido y preparado para promover la total participación de las organizaciones base de justicia social o “grass-roots” y otros participantes claves. Participación de la comunidad y riesgos de compartición de beneficios. Algunos de los derechos de los servicios del carbono y de otros servicios ambientales podrían estar vinculados a la tenencia de la tierra y a la realización de mejores prácticas mientras que otros pueden estar más difusos y relacionados con el 23

desempeño de regiones más vastas. México reconoce la necesidad de asegurar que los beneficios de REDD+ sean efectivos al proporcionar incentivos a dueños de la tierra locales para proteger y manejar de manera sustentable los recursos forestales, mientras que reciben pagos directos o indirectos. En ese sentido, seguirá construyendo sobre los enfoques del PSA y PROCYMAF, con ajustes y esquemas complementarios donde se requiera. CONAFOR establecerá un mecanismo de compartición de beneficios que sea equitativo y de mutua conveniencia para los participantes claves con base en las consultas hechas con los Pueblos Indígenas y otras comunidades dependientes de los bosques. Riesgos asociados con los derechos de la tierra y los recursos. Los derechos de la tierra y de los recursos son un área de preocupación internacional en relación con REDD+. Con respecto a varios países, México ha establecido un sistema seguro de derechos de la tierra comunitaria, así que los riesgos relativos a la infracción de estos derechos son mínimos. La Ley Agraria proporciona el marco legal para los ejidos y las comunidades y detalla claramente sus estructuras y procedimientos internos. La asamblea del ejido o las comunidades, según sea el caso, sirve como organismo de toma de decisiones sobre cuestiones del uso de la tierra en las tierras comunales. Las reglas internas del ejido o de las comunidades regulan el uso de la tierra con mayor detalle. Los derechos específicos sobre la tierra se refieren al uso común y al plano interno del ejido y están certificadas y registradas en el Registro Nacional Agrario. El PROCEDE emitió certificados para las parcelas y para el uso común en la mayoría de los ejidos y las comunidades. Los conflictos de la tierra como las disputas de deslinde de límites entre los ejidos y los conflictos internos entre los ejidatarios existen de manera limitada. Dichas disputas se resuelven amigablemente o ante tribunales agrarios que tienen la tarea de resolver este tipo de disputas incluyendo las que se suscitan dentro y entre los ejidos. Las decisiones de distribución de tierras por la asamblea del ejido pueden también tomarse en los tribunales agrarios, directamente o por medio de la Procuraduría Agraria. Los tribunales agrarios son cortes especializadas en asuntos administrativos regulares. En la práctica, muchos conflictos también se resuelven por fuera de las cortes con soluciones ad hoc. Los conflictos relacionados con la extensión de las tierras varían de manera significativa entre los estados y es difícil dar cifras exactas de estas disputas relacionadas con la tierra a nivel nacional. La mayoría de los conflictos parecen afectar solo una parte de la tierra y muchos parecen encontrar una resolución a través de un proceso fuera de la corte o ante tribunales agrarios. Sin embargo como parte de la fase preparatoria, se debe poner atención en cómo un mencanismo REDD tratará en el futuro con las áreas en disputa, para promover la inclusión y la prevención de situaciones conflictivas agraviantes que pudieran prevalecer. Riesgos asociados con complejidad técnica. El diseño de las estrategias REDD, el MRV y el Nivel de Referencia pueden ser técnicamente complejos. REDD es un instrumento nuevo y no probado, y se operará a una amplia escala nacional. La preparación e implementación involucrará necesariamente una amplia gama de actores gubernamentales y no gubernamentales, que se añadirán a la complejidad de la coordinación.

8. PLAN DE FINANCIAMIENTO E INSTRUMENTOS
El financiamiento total de las actividades del PIF varía entre 40 a 60 millones de dólares. La necesidad precisa de México dependerá de la naturaleza de actividades y de la mezcla de donación y préstamo que nos permitirán desarrollar los mecanismos propuestos de financiamiento innovador. El financiamiento adicional incluye un mayor apoyo del paquete con el Banco Mundial así como las contribuciones de la Agencia Francesa para el Desarrollo, la Agencia Española para el Desarrollo y la Unión Europea, que, como se ha indicado, contribuirán a desarrollar parte de la base conceptual para los modelos descentralizados que se usarán. El monto final y la distribución de fondos entre los diversos MDBs se determinará en el verano.

24

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

9. MARCO DE RESULTADOS PARA LOS PLANES DE INVERSIÓN
Como se mencionó anteriormente, México seguirá muy de cerca el Modelo Lógico y los Resultados del marco sugerido por el programa PIF. La tabla que se muestra a continuación incluye el marco de los resultados con algunos cambios en los indicadores, en las mediciones y agregados para adecuarlos al contexto mexicano.

Resultados

Explicación del estado de resultados Impactos de transformaciónxix Objetivo Las emisiones GI se principal: reducirán por medio de una variedad de medios A.1 Reducir las que contribuirán a reducir emisiones de la deforestación y la gases de efecto degradación. invernadero (GI) provenientes de la deforestación y la degradación; incrementar los inventarios de carbono en los bosques.

Indicadores

Línea base

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Debe ser posible realizar agregados básicos de estos indicadores en todos los proyectos / programas y países. El nivel de emisiones de referencia debe estar de acuerdo con el nivel de emisiones de referencia nacional. México necesita invertir en imágenes y campo de validación de mayor calidad para que pueda ser un indicador que se pueda medir en este momento pero que también se mida a largo plazo conforme seguimos progresando en el proceso y que el plazo de la degradación se defina. Para aquellos países sin un sistema de monitoreo nacional o con una capacidad limitada, se sugiere que como parte del plan de inversión, un subsidio TA apoye el incremento de las capacidades nacionales para monitorear los resultados relacionados con REDD+.

Fuente de los datos

a) Toneladas (millones) de emisiones de CO2 provenientes de una menor deforestación y degradación relativa a los niveles de emisiones de referencia. b) Toneladas (millones) de CO2 retenido a través de regeneración natural, actividades de reforestación y aforestación, y conservación relativa al nivel de referencia forestal.

Inventarios forestales nacionales o equivalentes

Sistemas de monitoreo nacional después de las directrices importantes del CMNUCC / PICC (UNFCCC / IPCC en inglés)

25

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Resultados Objetivo de los co-beneficios: A.2 Tener una menor pobreza a través de una mejor calidad de vida de los pueblos indígenas dependientes de las bosques y de las comunidades forestales.

Explicación del estado de resultados El documento del diseño del PIF declara en el párrafo 13: “El PIF debe contribuir con las formas de ganarse la vida y con el desarrollo humano de las comunidades dependientes de las selvas, pueblos indígenas y comunidades locales…” El bienestar del medio ambiente, económico y social de los pueblos indígenas dependientes de las selvas, así como el de las comunidades locales debe mejorarse. Esto significa que la mejora concerniente a su educación, conocimientos, salud y beneficios derivados de la tenencia de las selvas y de sus ingresos necesita tomarse en cuenta.

Indicadores a) Porcentaje de los pueblos indígenas y los miembros de las comunidades locales / comunidades que viven de las selvas (mujeres y hombres) con derechos de propiedad de tierra reconocidos legalmente y con un acceso asegurado hacia los beneficios económicos y/o los medios para mantener las formas de sustento tradicionales. b) Cambios en los ingresos de las comunidades forestales con el paso del tiempo. c) Porcentaje del ingreso de los niños y niñas a las escuelas de educación primaria y secundaria en áreas con miembros de comunidades indígenas / comunidades forestales (MDG 2a) Pueden identificarse y validarse otros indicadores de vida a través de un proceso consultivo con los pueblos indígenas y comunidades locales.

Línea base

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Los datos para estos indicadores podrían compararse en todos los países del PIF. El ingreso y trabajo no son indicadores suficientes para las formas de vida de los pueblos indígenas y comunidades locales, cuya calidad de vida depende con frecuencia de factores no monetarios como el acceso a productos no maderables y a derechos reconocidos territoriales y de tenencia de la tierra, incluyendo la calidad de tierra, medio ambiente y espiritual, etc. Será necesario recopilar información en las áreas específicas donde los fondos del PIF van a destinarse. Existen otras fuentes de información pero ellas incluyen los beneficios de otros programas y políticas.

Fuente de los datos Sistemas nacionales monitoreo equivalentes.

de o

26

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Resultados Objetivo de los co-beneficios: A.3. Tener una menor pérdida de biodiversidad y mayor resiliencia de los ecosistemas forestales ante el cambio y variabilidad climática

Explicación del estado de resultados Los co-beneficios del PIF incluyen la reducción de la pérdida de la biodiversidad en las selvas y en los horizontes forestales y aumentar la extensión en la que las selvas y horizontes forestales son flexibles a la variabilidad y cambio climático. Esto significa que las selvas estarán menos fragmentadas y más contiguas con la mayor conservación por medio de un aumento en la diversidad y número de las especies.

Indicadores a) Porcentaje (%) de cambio en la fragmentación forestal (índice y área). b) Reducción en el índice de pérdida de las áreas forestales intactas importantes para mantener la biodiversidad nativa, las funciones del ecosistema, incluyendo el agua, la calidad del aire, la protección del suelo y la flexibilidad al estrés climático. c) Índice de riqueza de especies xxi, Índice ShannonWeiner o Índice de información. a) Cambio en hectáreas de la cobertura forestal natural (porcentaje de cambio contra la línea base). b) Cambio en las hectáreas de selvas naturales que son degradados (porcentaje del cambo contra línea base). tCO2 secuestrado/$ por plan de inversión. d) Áreas de hectáreas de deforestación/degradación evitada/$ de inversiones

Línea base Pérdida histórica de selvas intactas y horizonte forestal e integridad de la biodiversidad nativa.

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados El Artículo 26 de la Convención sobre la diversidad biológica declara que el reporte nacional tiene que proporcionar información sobre medidas tomadas para la implementación de la Convención y la efectividad de estas medidas. El índice de la riqueza de las especies es un conteo del número de especies encontradas cuando los observadores muestrean la comunidad. El índice de información toma en cuenta la uniformidad de la distribución de las especies así como el número absoluto de las especies.

Fuente de los datos Sistemas monitoreo equivalentes de o

Reporte por país para la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (UNCBD por sus siglas en inglés)

Resultados de la Réplica Catalítica PIF B.1 Menor Al iniciar los impactos de deforestación y transformación, el PIF degradación contribuirá con una serie forestal. de resultados importantes en los países piloto, especialmente desacelerando el índice de deforestación y la degradación de las selvas.

Sistema nacional de monitoreo o equivalentes

Deberá ser posible realizar una adición básica de estos indicadores en todos los países. El indicador “c) tCO2 retenido/$” intenta demostrar lo importante que es el incremento de retención de carbono a nivel de plan de inversión en términos de costo-efectividad. No queda claro todavía cómo se va a medir la degradación ya que aún no es una definición a nivel nacional o internacional.

Sistemas nacionales o subnacionales de monitoreo.

27

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Resultados B.2 Un mayor manejo de los recursos forestales por medio de las comunidades locales y pueblos indígenas.

B.3 Entorno más favorable para REDD+ y manejo sustentable de los bosques.

Explicación del estado de resultados Un impacto importante del PIF es que a los pueblos indígenas y a las comunidades locales se les vea como manejadores responsables de las selvas siendo más flexibles a la variabilidad climática y mejorando el beneficio del bienestar económico Para lograr bajos índices de carbono y un desarrollo de la flexibilidad al clima, se deben impulsar funcionalmente las instituciones relacionadas con las selvas con un amplio rango de capacidades y habilidades.

Indicadores Aumento en los recursos y tierras bajo controles legales y administrados por pueblos indígenas y comunidades locales incluyendo los sistemas tradicionales de administración forestal.

Línea base

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Estadísticas nacionales que se necesitarán para desagregar los datos para las áreas forestales y sobre los pobladores de los bosques.

Fuente de los datos Sistema Nacional de Monitoreo & Equivalentes (M&E)

a) Cambio en la extensión en la que las soluciones ambientales/gases de invernadero/ consideraciones de deforestación estén integradas en un proceso creador de incentivos económicos y de nuevas políticas y programas. b) Área de selvas bajo derechos territoriales y de tenencia no discriminativa claros, incluyendo el reconocimiento de los derechos tradicionales. c) Evidencia de que las infracciones en el sector forestal son detectadas, reportadas y castigadas. d) La extensión en la que los pueblos indígenas y comunidades locales (hombres y mujeres) tienen acceso a la

Se identificarán los indicadores “Específicos del País” por medio de un proceso de estrategias de inversión.

Sistema M&E

28

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

información relevante oportuna y de manera culturalmente apropiada. Otros indicadores “de gobernanza de la nación” desarrollados por un proceso guiado por el país. Resultados B.4 Acceso a recursos financieros adecuados predecibles, incluyendo incentivos basados resultados REDD+ y manejo sustentable de bosques. los Explicación del estado de resultados Según lo dispuesto en el documento del diseño del PIF, el “PIF se deberá establecer `[…] para catalizar políticas y medidas y movilizar de manera significativa los fondos incrementados para facilitar la reducción de la deforestación y degradación de las selvas y promover su mejor manejo sustentable, conduciendo a la reducción de emisiones y a la protección de los inventarios de carbono. El PIF no deberá dar por sí solo los incentivos que actualmente son necesarios para reducir de manera importante las emisiones de GI relacionadas con las selvas, sino que deberá permitir que los países apalanquen dichos Indicadores Fondos de apalancamiento a través de esquemas basados en el desempeño ofrecidos por sociedades bilaterales, el Fondo Cooperativo para el Carbono Forestal (FCCF) o demás mecanismos. Línea base Objetivos Detalles sobre las Mediciones y Agregados Estos indicadores tratan de demostrar el apalancamiento de fondos en el sector forestal en un país piloto a través del FCCF, convenios bilaterales, etc. Fuente de los datos Sistemas Nacionales de M&E.

y los en el los

29

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

incentivos si están establecidos en un mecanismo forestal de la CMUNCC (UNFCCC).” Nivel Regional B.5 Replicar el aprendizaje del PIF en los países que no son parte de él. El aprendizaje del PIF sobre lo que funciona y lo que no deberá catalizar el cambio en los países que no tienen PIF. Dichas lecciones se difundirán por medio de la gestión del conocimiento reprogramado del CIF y de sus medios de comunicación Una serie de países no-PIF que repliquen el proyecto PIF y los enfoques del programa (es decir, documentos sobre inversión que citen los proyectos PIF en países piloto). Los MDBs reunirán evidencia en sus respectivos países sobre el programa de aprendizaje y se lo llevarán al CIF-KM cuando la evidencia esté disponible de que la réplica del aprendizaje del PIF haya sido alcanzada. Revisión a nivel nacional del MDB. Revisión del reporte nacional de CMNUCC con respecto a REDD+.

Indicadores relacionados con el componente KM del Mecanismo dedicado a Subsidios para los pueblos indígenas y comunidades locales. Proyecto PIF/Resultados del Programa y Datos que de ahí se deriven

Resultados C.1 Una menor presión en los ecosistemas forestales

Explicación del estado de resultados La presión sobre las selvas viene de varias fuentes – tanto internas como externas a las selvas y de una amplia gama de actores. Esta presión conduce a la deforestación y a la degradación forestal.

Indicadores a) Cambio en hectáreas (ha) deforestadas en el área del proyecto/programa. b) Cambio en las hectáreas (ha) de las selvas degradadas en el área del proyecto/programa. c) tCO2 retenido/$ por proyecto/programa d) Inversiones del sector no forestal identificadas para

Línea base Planes Nacionales Forestales o Plan de Preparación Readiness REDD*

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Estos indicadores requerirán una mezcla de mediciones cuantitativas y cualitativas por parte de los PIFs. El término degradación deberá definirse.

Fuente de los datos Sistemas nacionales de monitoreo. Proyecto M&E

30

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

combatir los motivadores de la deforestación y de la degradación de las selvas.

C2. Manejo sustentable de los bosques y horizontes forestales para combatir los detonantes de deforestación y degradación

El propósito del manejo sustentable de las selvas y de los horizontes forestales es asegurar que (i) los procesos ecológicos no se disturben y se respete la bio diversidad; y (ii) se consideren los múltiples beneficios y se equilibren cuando se tomen las decisiones sobre el uso de la tierra.

a) Preservación de las selvas naturales integrada en el proceso de planeación del uso de las tierras. b) Evidencia de que las leyes y reglamentaciones en proyecto/programa están siendo implementadas, monitoreadas y puestas en vigor y que las violaciones son detectadas, reportadas y penalizadas.

Plan de Preparación Readiness REDD+

En México la institución que está a cargo del monitoreo y de la penalización de los manejos incorrectos en el sector forestal es diferente de la que está a cargo de la inversión en el sector forestal. Pero se ha demostrado que muchas veces es mejor para el cumplimiento de las buenas prácticas si la inversión en la construcción de capacidades se hace a nivel comunitario.

Sistemas nacionales de monitoreo. Proyecto M&E

Resultados C.3 Un marco institucional y legal/regulatorio que apoye el manejo sustentable de los bosques y proteja los derechos de las comunidades locales y los pueblos indígenas

Explicación del estado de resultados Los PIFs contribuirán con la gobernanza forestal por medio de marcos legales relativos a las selvas, aplicación de leyes y reglamentos relacionados con ellas, y mecanismos transversales sectoriales concernientes a la planificación de tierras que combatan los efectos de los sectores no forestales (como la minería, la exploración de gases o

Indicadores a) Evidencia de que el marco legal (leyes, reglamentos, directrices) y las prácticas de implementación propuestas para los derechos de tenencia de tierra no discriminativos y los sistemas del uso de las tierras protegen los derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales (hombres y mujeres). b) Evidencia de que existe un plan nacional sobre el uso de la tierra y que se ha

Línea base

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Este indicador requerirá medición cualitativa a través de un análisis de la política, del ambiente regulatorio y funciones así como de su implementación y aplicación de la ley. Los indicadores de gobernanza variarán entre los países y necesitan adaptarse y especificarse nacionalmente. Los contextos específicos de los países pueden prevenir la comparación de las políticas, ambiente regulatorio y funciones

Fuente de los datos Proyecto M&E

31

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

caminos) en el sector forestal. Los PIFs también contribuirán al fortalecimiento de los sistemas institucionales y regulatorios que ven los derechos de las tierras de las comunidades forestales.

progresado en asegurar los derechos de tenencia y territorio hacia los recursos de la tierra y de los accionistas dependientes de las selvas, incluyendo los pueblos indígenas y las comunidades forestales. Se desarrollarán indicadores detallados en el país específico y en el contexto del proyecto/programa. a) Aumento en el área con tenencia clara de tierra reconocida y en recursos para los pueblos indígenas y comunidades locales (hombres y mujeres). b) Nivel y calidad de la participación de los pueblos indígenas y comunidad (mujeres y hombres) en la toma de decisiones y en el monitoreo relacionado con la planificación del uso de la tierra, administración forestal, proyectos y políticas que impacten a las áreas comunitarias. c) Acceso mejorado para mecanismos efectivos de justicia y recursos.

entre ellos.

C. 4 Dar poder a las comunidades locales y a los pueblos indígenas y proteger sus derechos.

Las mujeres y hombres en los pueblos indígenas y en las comunidades locales tienen un rol crucial para administrar las selvas y tomar decisiones, para la gestión y monitoreo de todas las áreas selváticas.

Estos indicadores requerirán una mezcla de mediciones cualitativas y cuantitativas por los PIFs. El uso de una definición común de “administración sostenible” / “sustainable management” y de “pueblos indígenas y comunidad local” / indigenous peoples and local community” y asegurar su participación total que ayude a la comparación de datos en todos los proyectos y los agregados en todos los proyectos y países. Para el indicador a) en México la línea base ya está alta.

Proyecto M&E

32

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Resultados C.5 Una mayor capacidad para combatir los detonantes directos y subyacentes de la deforestación y la degradación de los bosques (según se identificaron en las estrategias nacionales de REDD+ o equivalentes)

C.6 Recursos nuevos y adicionales para los proyectos forestales y relacionados con los bosques

Explicación del estado de resultados Se requiere de una capacidad a nivel nacional, regional y local para asegurar que las áreas forestales se manejen de manera sustentable y que los impulsores principales directos e indirectos de la deforestación y de la degradación de las selvas se combatan. Una mayor capacidad para planificar y manejar las soluciones que incluya la evidencia de que los tomadores de decisiones tienen mejor acceso a datos científicos, económicos y sociales en relación a los motivadores de la deforestación y degradación. Las inversiones del PIF deberán apalancar nuevos y adicionales recursos para los esfuerzos de REDD+ en los países en vías de desarrollo. Esto ocurrirá en el contexto de proyectos donde múltiples fuentes de financiamiento serán movilizadas.

Indicadores a) Una estrategia nacional o plan de acción b) Un nivel de emisión de referencia nacional y/o un nivel de referencia forestal c) Un sistema robusto y transparente nacional/sub nacional/comunitario de monitoreo forestal d) Un sistema de información sobre cómo se manejan las salvaguardas.

Línea base

Objetivos

Detalles sobre las Mediciones y Agregados El Acuerdo de Cancún identifica los siguientes requisitos de preparación “readiness” xxii que podrían guiar los esfuerzos de desarrollo de la capacidad nacional: Una estrategia nacional o plan de acción Un nivel de emisión de referencia nacional y/o nivel de referencia forestal Un sistema robusto y transparente nacional/sub nacional de monitoreo forestal Un sistema de información sobre cómo se utilizan las salvaguardas. La mayoría de estos indicadores serán de carácter cualitativo.

Fuente de los datos Proyecto M&E

Factor de apalancamiento del financiamiento PIF: $ financiamiento de otras fuentes (contribuciones desglosadas por gobiernos, MDBs, otros socios multilaterales y bilaterales, CSOs, sector privado)

Medición de recursos de apalancamiento que se realizará de manera rutinaria y se agregará a todos los proyectos y países.

Proyecto M&E

33

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Resultados C.7 Integración y aprendizaje por medio del desarrollo de actores activos en REDD+

Explicación del estado de resultados Por medio de procesos pragmáticos de manejo del conocimiento CIF, los países no-PIF pueden aprender de los proyectos PIF dándoles una oportunidad de integrarse y replicar el aprendizaje y el conocimiento en sus propios proyectos y procesos relacionados con REDD+.

Indicadores

Línea base

Objetivos

Un número (#) y tipo de activos de conocimiento (es decir, publicaciones, estudios, plataformas de compartición de conocimiento, breviarios de aprendizaje, prácticas comunitarias, etc.) creados y compartidos.

Detalles sobre las Mediciones y Agregados Los MDBs monitorearán la extensión de los países no-PIFs que integran el aprendizaje PIF. Deberá ser posible realizar agregados básicos en todos los países.

Fuente de los datos Evaluación cualitativa por los MDBs y CIF AU

34

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

Notas Finales i Basado en la información del Censo de Población de 2010 de INEGI, www.inegi.gob.mx ii Estimado para 2005 proporcionado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, www.cdi.gob.mx. iii Esto se define como “pobreza alimentaria” de acuerdo con el informe técnico sobre pobreza y rezago social 2005 del CONEVAL, www.coneval.gob.mx iv Llorente-Bousquets, J. y S. Ocegueda (2008) Estado del conocimiento de la biota, en Capital Natural de México, Volumen 1: Conocimiento actual de la Biodiversidad. Conabio, México, páginas 283-322. v FAO (2010a). Informe del país 2010 sobre la evaluación global de recursos forestales: México (disponible en http://www.fao.org/forestación/fra/67090/en/) vi FAO (2010b). Informe completo 2010 sobre Evaluación global de los recursos forestales. FAO. Roma, Italia. vii Semarnat (2008) Informe de la Situación del Medio Ambiente en México, también CONAFOR 2009 o FAO (FRA?) viii Conafor-INEGI (2009) Estudio de la dinámica de cambio de uso de suelo 1993-2002-2007. ix Cuarta Comunicación Nacional al CMNUCC, www.ine.gob.mx x El ejido es un tipo de propiedad colectiva de tierras en México, como comunidades. Los ejidos fueron creados después de la revolución donde se les otorgó a grupos de campesinos derechos sobre las tierras para su explotación colectiva, un modelo inspirado de las formas aztecas de manejo colectivo de las tierras. Hubo un período largo de redistribución de tierras, que generalmente involucró la expropiación de la tierra de propietarios individuales y su redistribución a colectividades de campesinos sin tierra que las solicitaban. Este proceso concluyó en 1992 cuando la regularización de las tierras de los ejidos empezó por medio de la emisión de títulos de tierras otorgadas a cada ejidatario, o a miembros portadores de los derechos del ejido, y la delimitación de la tierra de uso común, que incluye la tierra forestal. El ejido es manejado internamente por una Asamblea, un cuerpo ejecutivo llamado Comisariado Ejidal y un organismo auditor llamado Consejo de Vigilancia. xi IX Censo Ejidal 2008, INEGI. xii Masera, O., Ceron, A. & Ordóñez, J. (2001). Forestry mitigation options for México: finding synergies between national sustainable development priorities and global concerns. Mitigation and Adaptation Strategies for Climate Change 6(3-4): 289-310. (Opciones de mitigación de selvas para México: búsqueda de sinergias entre prioridades nacionales para el desarrollo sustentable y preocupaciones globales. Mitigación y Estrategias de Adaptación para el Cambio Climático 6(-34): 289-310.) xiii Gibbs, H., Brown, S. , Niles, J & Foley, J (2007). Monitoring and estimating tropical forest carbon stocks: making REDD a reality. Environmental Research Letters 2 (Monitoreo y estimación de los inventarios de carbono de selvas tropicales: hacer de REDD una realidad. 2 Cartas de investigación ambiental) Disponibles en http://iopscience.iop.org/1748-9326/2//4/045023/texto completo) xiv Realizado por los Secretarios de Relaciones Exteriores; Desarrollo Social; Recursos Naturales y Medio Ambiente, Energía, Economía; Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; y Comunicaciones y Transporte, y como invitados los Secretarios de Salud, Finanzas y Crédito Público y de Gobernación (DOF, 2005). xv Realizado por los Secretarios de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Economía, Medio Ambiente y Recursos Naturales; Finanzas y Crédito Público; Comunicaciones y Transporte; Salud; Desarrollo Social; Reforma Agraria; Educación Pública; y Energía y los Jefes de las agencias y entidades de las oficinas ejecutivas que asistieron según se consideró necesario, dependiendo de los temas en cuestión (DOF, 2001). xvi DOF, 2001. xvii El acoplamiento de los esfuerzos coordinados para expandir la oferta y la demanda del turismo ecológico sustentable podría contribuir a mitigar algo de la presión por prácticas menos sustentables en algunas áreas PIF en México que están bajo excesiva presión como las de la Península de Yucatán. xviii Necesario verificar la cifra exacta con el tipo de cambio correcto. Esta es una cifra aproximada. xix La dimensión del impacto de transformación del PIF se determina por varios factores que están fuera de la influencia directa de las operaciones PIF en un país específico. Las mejoras coherentes y sistemáticas en esta dimensión no se pueden observar a corto plazo y no se atribuyen a un solo actor de desarrollo. La transformación será el resultado de actividades múltiples en un país específico por un período de tiempo más largo. xx Indicadores relacionados con los pueblos indígenas y comunidades forestales tal vez deban refinarse después de la retroalimentación recibida de ellos. Cambios propuestos, si los hay, serán presentados al Sub-Comité del PIF en junio del 2011. 35

Plan de Inversión Forestal/Programa de Inversión Forestal

xxi Para medir la biodiversidad con el índice de Riqueza de Especies o el Índice de Shannon-Weiner, ver http://www.denniiskalma.com/biodiversitymeasurement.html. Los índices Shannon-Weiner y de Información tienen limitaciones. En algunos casos, otros índices, como el de Fischer Diversity o el método de proceso de refinación pueden ser más apropiados. La elección del índice para medir la biodiversidad puede depender del tipo de la curva de distribución de abundancia de las especies, que varía de acuerdo con la fase de sucesión de la selva que se va a evaluar (J-invertida para selvas maduras, lognormal en etapas tempranas de sucesión, etc.). Una decisión final sobre el amplio indicador PIF se hará después de que se hayan desarrollado los planes de inversión y que los países hayan decidido sobre el indicador nacional adecuado para rastrear los cambios en la biodiversidad. xxii Ver Conferencia de las Partes. 2010 (Conference of the Parties, 2010). Report of the Conference of the Parties on its sixteenth session, held in Cancun from 29 November to 10 December. Addendum – Part Two: Action taken by the Conference of the Parties at its sixteenth session paragraph 71. (Informe de la Conferencia de las Partes en su 16a.sesión celebrada en Cancún del 29 de noviembre al 10 de diciembre. Addendum – Parte Dos: Acción tomada por la Conferencia de las Partes en su 16ª. Sesión, párrafo 71. Adviértase que este documento no representa un acuerdo final sobre REDD+. Se considera parte de un proceso continuo de negociación internacional.

36

You're Reading a Free Preview

Descarregar
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->