Você está na página 1de 40

r

n#

o ir

o

ÍUUU

del hombre

ir

1

1

'

^s

^

• r

ti

»

í v

I

I

'

^H Ül ^^ H

1*

i

f

A* i) *i

Xf

1

i

i

•;. /JJl

L J

•:

..

MIGUEL LUCAS

fe

J«t

Miguel Lucas

El otro lado del hombre

Los fenómenos más comunes en parasicología

ediciones paulinas

Stgunda Edición

O EDICIONES PAULINAS 1992 Curen 46 No. 22A-90 FAX (9-1) 2684288

Distribución:

Departamento de Divulgación Calle 170 No. 23-31 A.A. 100383 - FAX (9-1) 6711278

Sanufé de Bogotá, D.C. - Colombia

ISBN 958-607-558-3

Introducción

La parasicología es la ciencia que estudia fenómenos como telepatía, clarividencia, precognición, sicocinesia, con el fin de comprobar su naturaleza y sus causas.

Los fenómenos parasicológicos son propios del hombre y se dan en todos los pueblos y en todas las épocas. Siempre se habló de personas que resisten al fuego, de voces que se oyen, de soñar con las cosas que después suceden.

Estos fenómenos vienen produciéndose desde tiempos remo- tos. Los manuscritos, jeroglíficos, tablillas y tradiciones orales de las antiguas civilizaciones nos hablan de multitud de hechos que pueden ser considerados como preternaturales. La Biblia se refiere a sueños reveladores, premoniciones y profecías que se cumplen al pie de la letra, acciones increíbles realizadas por los jefes del pueblo de Israel, etc. Los hechos llevados a cabo por Moisés con su vara mágica son un ejemplo.

No son menos extraordinarios los oráculos de los antiguos egipcios, griegos y romanos.

Al lado de la India, Egipto es el país que se colocó a la vanguardia en la primacía délas prácticas ocultas y del estudio de los fenómenos de apariencia misteriosa. Además, según datos conocidos en nuestros días, es lícito suponer que los antiguos iniciados provocaron algunos fenómenos, hoy comprobados. Esto hace 3.000 años.

5

En Grecia, Platón condenaba a muerte a los hechiceros que provocaban la muerte de las personas, como las danaides.

Roma también tiene leyes contra los hechiceros. Ante los excesos brutales de algunos hechiceros, la pena de muerte era vista como lo más adecuado.

El cristianismo, desde sus orígenes, adoptó una posición clara delante de las supersticiones que se originaron de ese tipo de fenómenos.

El evangelista Lucas narra cómo muchos de los que habían ejercido la magia y la hechicería llevaron sus libros al apóstol Pablo, que organizó una hoguera y los quemó en presencia de todos.

Durante varios siglos, el ambiente de brujería infestó a Europa. En la edad media, el miedo de los maleficios era tan grande que miles de brujos y brujas fueron quemados en las hogueras de la inquisición. Los procesos inquisitoriales, que ter- minaron con la condena de adivinos, médiums, pitonisas y viden- tes, atrasaron mucho el estudio de esas facultades extranormales que algunos seres humanos poseen.

Son realmente interesantes los sueños, visiones, presenti- mientos, levitaciones y premoniciones telepáticas que se han registrado en nuestra era. Abundan historias de aparecidos, de fantasmas, espectros, duendes, espíritus golpeadores, hadas, casas

encantadas, familias víctimas de maleficios, endemoniados

... fueron, en muchos casos, con toda probabilidad, fenómenos para-

que

normales mal interpretados.

6

Historia de la investigación parasicológica

Algunos pensadores y científicos de la edad media y del principio de la edad moderna dedicaron mucho tiempo a las cuestiones relacionadas con lo que hoy llamamos parasicología.

En el siglo XVIII, el doctor Franz Antón Mesmer asombró a Europa con sus prodigios. Muchas personas eran curadas con la imposición de las manos de Mesmer.

Durante bastante tiempo se creyó que algunos estados pare- cidos al sueño como el trance, el estado hipnótico y la manifesta- ción de facultades parasíquicas, podrían explicarse como la satu- ración del cuerpo de una persona por un fluido, llamado magnetismo animal, que podría transferirse de un individuo a otro.

Las escuelas de hipnotismo del hospital de Lapetriére, sobre la dirección de Charcot, y del hospital Nancy, dirigido por el doctor Bernhein, lanzaron nueva luz sobre los poderes síquicos del hombre, especialmente en loque se refiere a curaciones extraordi- narias, a la resistencia al dolor y a la fatiga, y a las adivinaciones, incluyendo las realizadas a enorme distancia y con referencia al futuro.

A mediados del siglo XIX surgió el espiritismo en América. La familia Fox oyó unos sonidos inexplicables que, durante la noche, retumbaban en las paredes. Una de las niñas, Kate Fox, observó que cada vez que su padre, jugando, hacía traquear los

7

dedos, respondía un sonido en la viga principal que sostenía la casa.

Intrigada, la niña propuso a esa "energía" el siguiente expe- rimento. Ella, Kate, iría diciendo las letras del alfabeto hasta que sonase un golpe. Entonces, la letra dicha por último sería anotada. A través de ese código, la "energía" informó que era el espíritu de Charles Rosma, vendedor ambulante asesinado en el local. Entre otras declaraciones, el "espíritu" indicó el local donde su cuerpo y su baúl habían sido ocultados, lo que, posteriormente, se confirmó.

Estos hechos empezaron a llamar la atención de curiosos y, ya en 1852, un manifiesto con 14.000 firmas fue enviado al senador de los Estados Unidos, pidiendo el nombramiento de una comisión científica para estudiar todos los asuntos referentes a los "fenómenos de los espíritus".

De América, el espiritismo pasó a Europa, y se desarrolló con enorme rapidez. Por instrucción de los propios "espíritus", ios nuevos grupos espiritistas pasaron a utilizar nuevas técnicas de comunicación entre los dos mundos: el de los "encarnados" y el de los "desencarnados". Así surgieron las mesas giratorias, las sesio- nes de efectos físicos y, posteriormente, las de efectos síquicos. Alian Kardec pasó a ser la mayor autoridad del espiritismo.

Como es natural, en cuanto se extendió su práctica, algunos científicos objetaron la interpretación espiritista de los fenómenos observados.

Al eminente químico y físico William Crookes (1832-1919) se le considera el primer investigador científico de los fenómenos de telecinesia (movimiento de objetos a través de fluidos o bioe- nergía) que producía D. D. Home, el médium más famoso de aquel tiempo.

El interés de los científicos se centraba, sobre todo, en lo que ahora llamamos "percepción extrasensorial" (telepatía, por ejem- plo). La naturaleza del fenómeno investigado hizo posible asegu- rarse contra los fraudes de los médiums, "intermediarios entre el mundo de los vivos y el de los muertos".

La investigación organizada de los fenómenos parasíquicos empezó en 1882, cuando se fundó en Londres la Sociedad para la investigación síquica. Se confirmó un interesante hallazgo: que los

8

casos espontáneos de percepción extrasensorial se producían, principalmente, entre parientes o amigos íntimos, cuando el sujeto estaba durmiendo o en estados de ausencia de la actividad cere- bral, debida a relajación mental, fatiga o fiebre.

En 1922, Charles Richet presentó a la Academia de Ciencias de Francia, su Tratado de metasíquica. Según él, la metasíquica subjetiva estudiaría los fenómenos que son exclusivamente inte- lectuales, como la transmisión del pensamiento. La metasíquica objetiva trataría ciertos fenómenos materiales, como el movi- miento de objetos sin contacto, casas encantadas, fantasmas visi- bles y fotografiables, luces y voces misteriosas.

La denominación parasicología, que después sustituyó la de metasíquica, fue aceptada en 1953, en el Congreso internacional de parasicología, celebrado en Utrecht (Holanda).

En la actualidad, la parasicología es considerada como una ciencia, pues desde aquella fecha empezaron a constituirse en varios países cátedras universitarias, al tiempo que se multiplica- ban los centros e institutos privados de investigación, con sus laboratorios, aulas de estudios, etc.

También en la Unión Soviética, los sabios se han interesado desde 1950, por los estudios de parasicología o de la sicotrónica, como ellos la llaman.

Así mismo, en los Estados Unidos pasan de cuarenta las uni- versidades que disponen de una cátedra de parasicología.

En Europa, cabe mencionar que esta disciplina se enseñaba en el Vaticano, en la universidad Lateranense, en la cual el profe- sor Andrés Resch, SJ, imparte cursos de parasicología científica desde 1971.

9

Principales fenómenos parasicológicos

Esas cosas ya las vi antes

Fenómenos extranormales, paranormales y supranormales

Hace mucho tiempo estoy intrigada con lo ocurrido en una casa d campo que visité. Era la primera vez que iba. Al entrar en la cas ya sabía el color de los muebles, cuántas camas tenía cada habita ción, y toda la disposición de las salas. Me parecía haber vivido al siempre. ¿Hay alguna explicación para este fenómeno?

Rita López

13

Antes de explicar el fenómeno, es oportuno saber que existen fenómenos "extranormales", cuya explicación tiene como punto de partida los sentidos. He aquí algunos:

Hiperestesia. Telergia. Pantomnesia. Xenoglosia. Talentos del inconsciente. Radiestesia.

También hay fenómenos llamados "paranormales", que son como un sexto sentido, y tienen su origen en la percepción extra- sensorial, en la mente inconsciente o facultad espiritual del cono- cimiento. Son los casos de:

Telepatía.

Clarividencia.

Precognición.

Telecinesia.

Finalmente, hay los fenómenos "supranormales", posible- mente sobrenaturales o trascendentes, que sobrepasan la com- prensión natural del ser humano. Tratamos de ellos cuando hablamos de:

Milagros.

Profecías.

14

Revelaciones.

Estados místicos.

Etc.

Estos casos pueden tener una explicación parasicológica, pero siempre sobrepasan la comprensión natural humana.

Los fenómenos parasicológicos son espontáneos e incontro- lables.

Con relación a la cuestión presentada por Rita, de tener la sensación de haber vivido siempre en la casa de campo que visitó, se trata de un fenómeno común. El inconsciente siempre recibe datos que el consciente no percibe, y eso ocurre desde la vida uterina. Por esta razón, la percepción viene a flote, inconsciente- mente, y le parece a la persona haber estado o vivido en algún lugar donde jamás estuvo antes.

Esa misma sensación la puede provocar el fenómeno extra- normal de hiperestesia indirecta del pensamiento. Tal vez Rita estuvo cerca de alguien que visitó o vivió en ese lugar, y ahora capta, indirectamente, lo que esa persona vio. Nuestros pensa- mientos emiten sonidos o movimientos. Todo acto síquico reper- cute en todo el cuerpo, señal que es captada.

Otro modo de explicar la sensación de haber estado o vivido allí, es a través del fenómeno extranormal de pantomnesia o memoria del inconsciente. El inconsciente jamás olvida lo que ve, y Rita pudo haber visto ese lugar en la televisión, en el cine, en revistas, etc.

Finalmente, el hecho puede ser explicado por los fenómenos paranormales de precognición (conocimiento del presente, el pasado y el futuro), y de clarividencia (capacidad de percibir cosas o situaciones a distancia). Es decir, que cuando Rita vio el lugar y los muebles, el inconsciente ya los tenía en sus archivos.

15

2.

Cómo conocer el futuro

Fenómeno de la precognición

Romelia soñó con la muerte de su madre, meses antes de que esto

sucediera. Todas las veces que morían miembros

de su familia, ella

lo había soñado antes. ¿Qué explicación tiene esto en para- sicología?

 

María Luisa Rojas

17

Está científicamente demostrado que existe en el hombre la facultad paranormal de conocimiento directo del futuro. Es lo que llamamos precognición, acto de prever o predecir eventos futuros, que siempre llamó la atención de todos los pueblos civilizados.

A este respecto sabemos que en la antigüedad se atribuía a ciertas personas el poder sobrenatural de adivinación, por ejemplo al patriarca José, que interpretó correctamente los sueños del faraón, según los relatos de la Biblia. La misma confianza en la adivinación sucedió en la edad clásica greco-romana, de la que citamos como ejemplo, el oráculo famoso de Delfos, en Grecia. En la edad media y en el renacimiento, también alcanzaron fama mundial las profecías de Malaquías y Nostradamus.

En el siglo XX, el don de la precognición se manifiesta una y otra vez en casos como en el del transatlántico Titanic, que nau- fragó en 1912, con un saldo trágico. J. O'Connor había reservado boleto para ese viaje, pero soñó que el barco se iba a hundir y mandó cancelar la reserva, salvando su vida.

En nuestros días, los miles de experiencias que se hacen en laboratorios demuestran, sin duda, la existencia de esta facultad. En la universidad de Duke (Estados Unidos), por ejemplo, se realizaron en 1941, muchas experiencias con cartas. La precogni- ción cruza la barrera del tiempo. El tiempo es una energía conti- nua que no se puede dividir; por eso, lo que va a suceder, ya está

18

incluido en él. Nosotros, los hombres, porque somos limitados, hablamos de pasado, presente y futuro.

¿De qué forma, entonces, es posible captar lo que va a suce- der? Lo que va a suceder ya está en el tiempo. Quien capta, realmente, no es una facultad física, sino la mente, es decir, una facultad espiritual. No se puede percibir con la vista lo que está detrás de una pared, porque la ley física lo impide. Pero, la mente —facultad espiritual— puede ir, por ejemplo, hasta Roma, porque no está sometida a las leyes físicas, como la materia. Lo que va a suceder ya está en el tiempo, y la mente inconsciente lo percibe porque tiene el poder de captar lo que prescinde del tiempo. Por eso, le es posible prever lo que va a suceder.

Tratándose de precognición, debemos usar nuestra libertad y evitar hechos desagradables. Si sé que viajando a África en avión, éste se va a caer, debo irme en barco. Sin embargo, no siempre se puede evitar lo que se prevé. Los hechos no dependen de la libre deliberación y decisión de una sola persona. Intervenir en la predicción es posible, pero no se puede decir hasta qué punto.

Sobre la precognición es importante saber que está sujeta a diversas restricciones. Muchas veces el clarividente no es capaz de afirmar nada sobre su propio futuro. Normalmente, los videntes no hacen previsiones de hechos generales o abstractos, sino que apenas informan sobre visiones de escenas concretas, dando las características de las personas y de sus vidas. Es relativamente posible y frecuente hacer previsiones sobre familiares, principal- mente acerca de personas ligadas afectivamente al clarividente. Es lo que se llama simulcognición. La captación de hechos pasados recibe el nombre de retrocognición.

Conviene aclarar que precognición no es lo mismo que futu- rología. El futurólogo parte de la idea de que la historia no es un producto del acaso. La historia es una máquina que jamás falla. Consecuentemente, al conectar esta máquina se puede conocer, sin riesgo de error, la imagen del futuro. El error consiste en que las fuerzas desconocidas de los hombres y de los pueblos insisten en perturbar el programa de la máquina histórica, para lanzarla por caminos totalmente inesperados.

Este error descomunal de los futurólogos es muy claro en el caso Gorbachov. Este era un hombre sin ninguna importancia. Lo

19

realmente importante era el sistema soviético, siempre el mismo. Ha sido una gran idiotez porque Gorbachov, al suprimir el comu- nismo, descuadernó a los futurólogos.

3.

Cómo leer los pensamientos

Fenómenos de telepatía y clarividencia

Frecuentemente, detecto las enfermedades y los traumas de otr personas. Al buscar una justificación al hecho, los espiritistas me dijeron que yo era "médium "y que estaba en el deber de desarro llar mí "mediunidad". ¿Será verdad?

Alvaro Román

20

21

Se trata de fenómenos paranormales de telepatía y clarivi- dencia producidos por la mente humana.

El doctor J. B. Rhine, considerado el padre de la parasicolo- gía, dio la siguiente definición de telepatía: "Es una comunicación de impresiones diversas, de un espíritu a otro, fuera de las vías sensoriales comunes".

La telepatía se manifiesta respecto de las actividades síquicas

de otra persona (pensamientos, traumas, problemas

...

).

Los griegos atribuían a sus dioses la facultad de leer el pensamiento. En la antigua Grecia la importancia de la telepatía fue lo suficientemente grande para que Demócrito elaborara una teoría sobre su funcionamiento.

Entre algunos pueblos primitivos de Australia, Nueva Zelanda, o de ciertos lugares de África, Filipinas y Brasil, la telepatía constituye, más que un hecho, una actitud mental, hasta el punto de haberse convertido en un medio de comunicación a distancia.

Las primeras experiencias de telepatía son una consecuencia del hipnotismo, o mesmerismo, como se llamaba antiguamente. Al realizar estas pruebas, algunos investigadores descubrieron que ciertos efectos reflejaban la transmisión del pensamiento del hip- notizador al hipnotizado.

22

Una de las características de la telepatía es su procedencia, casi siempre de un hecho espontáneo, no previsto, involuntario, no investigado, un hecho que no conoce barreras temporales. La telepatía puede captar un acontecimiento del pasado que se refiere a otra persona.

Actualmente, rusos y norteamericanos estudian la posibili- dad de conseguir auténticas comunicaciones telepáticas con sus astronautas.

Clarividencia es la capacidad de videncia sin intervención de los ojos.

En los laboratorios de la universidad de Duke (Estados Uni- dos), en la década de los 30, J. B. Rhine, llevó a cabo una serie de investigaciones, rigurosamente científicas, sobre clarividencia. Utilizó la baraja Zener, de 25 cartas. Después de 4.000 experien- cias, rigurosamente observadas, el número de aciertos estuvo muy por encima de lo esperado. A la mayoría de las personas les quedaba resuelta la duda sobre la realidad de los fenómenos PS1 (percepción extrasensorial), que trascienden todo el proceso sen- sorial, conocido en la ciencia.

Los hechos comprueban que en el hombre existe algo que no es físico, algo que puede producir y provocar fenómenos que trascienden los límites del tiempo y el espacio (ESP). Hay en el hombre un agente espiritual capaz de producir fenómenos extra- sensoriales. Nuestro espíritu actúa por medio del cerebro, desde donde irradian las más variadas ondas, capaces de producir los fenómenos de telepatía y clarividencia. Por eso, es posible captar los problemas de los demás y ver órganos del cuerpo afectados por enfermedades, como los ve y los capta Alvaro.

23

4.

Casas encantadas

Fenómenos poltergeist

Me gustaría saber si existen realmente "casas encantadas". Los

habitantes de un pueblecito cerca de mi ciudad están asustados. Hace seis meses, el dueño de una finca murió y a partir de entonces, en la casa donde él vivía, los objetos comenzaron a moverse solos, cambiando de lugar. Se oyen ruidos raros, principalmente por la noche, y nadie sabe explicar lo que está aconteciendo.

María Luisa Nicho

25

Entre muchas manifestaciones parasicológicas, encontramos uno de los fenómenos paranormales más fascinantes: la telecinesia, capacidad que permite a determinadas personas influenciar de modo directo los objetos, moviéndolos a distancia, sin tocarlos y sin utilizar instrumentos u otros medios.

La influencia de la mente sobre los objetos es un hecho, cuyas manifestaciones se remontan a la más lejana antigüedad. Relatos de historiadores romanos y griegos narran el asombro que les producían las hazañas realizadas por los sacerdotes egipcios. Otros relatos milenarios de la India se refieren a fenómenos de carácter telecinésico, que reciben diferentes denominaciones.

En la época moderna, son frecuentes los casos que describen movimientos de objetos diversos, como utensilios de cocina, cua- dros que se desprenden inesperadamente de la pared, puertas que se abren o se cierran violentamente, etc. Ya en el siglo XIX, el inglés Douglas Houme consiguió mover objetos situados en luga- res diferentes. En una de sus demostraciones, levantó una mesa 17 veces. En otra ocasión, la mesa se levantó casi medio metro del suelo, durante algunos minutos.

La popularidad que alcanzaron hace algunos años las casas encantadas o "embrujadas", y la creencia muy difundida de la existencia de espíritus en determinados lugares, son un testimonio

26

de la constante presencia de los fenómenos telecinésicos en los más diversos lugares y en los más variados ambientes.

Frederic William Henry se preguntaba en 1903: ¿Puede el organismo humano emanar una fuerza capaz de poner en movi- miento objetos con los que no tenga ningún contacto físico? Efectivamente puede. La fuerza capaz de producir movimientos en la materia, a distancia, se denomina telergia que, generalmente, es motivada por cargas afectivas.

Berendti, gran estudioso del área, indica como característica fundamental del fenómeno, el hecho de que los casos más espec- taculares se producen, frecuentemente, delante de personas jóve- nes, preferencialmente en la pubertad. "Me parece, dice, que en esta edad los problemas no resueltos se transforman en profundas tensiones síquicas que se proyectan telecinésicamente hacia el exterior".

Hablar de casas encantadas es lo mismo que hablar de embru- jamiento. Sólo que el embrujamiento no es asunto del más allá, sino de personas que en su intimidad tienen conflictos y los expre- san con choques físicos que mueven cosas como muebles, cuadros, lámparas, etc. Es lo que está ocurriendo en la casa de la finca a la que María Luisa se refiere.

El desorden físico exterior que se percibe en la casa embru- jada, no pasa de la imagen del conflicto que existe en alguien que vive allí. También los golpes o ruidos que se oyen son causados directamente por la telergia, ocasionados por la misma persona, pues a través de su inconsciente ella causa la agresión en el ambiente donde se encuentra.

Todos los fenómenos de poltergeist los causa la telergia, energía que todos poseemos. Nosotros, según lo necesitemos o queramos, podemos exteriorizarla inconscientemente y transfor- marla en energía de:

Movimiento (telecinesia), cuando la energía simplemente mueve objetos como las piedras sobre el techo de la casa o el vaso en movimiento por la sala. Cuando estos objetos atraviesan obstá- culos sólidos (paredes, techos), en virtud de esta misma energía, el movimiento se llama aporte.

Sonido (tiptología). Es la misma energía que, manejada por su dueño, golpea las puertas y ventanas.

27

Calor (termogénesis). Primero hay producción de calor que se va volviendo intenso y termina haciendo fuego (pirogénesis).

Estos encantamientos dejarán de aparecer y el ambiente volverá a ser normal únicamente cuando salga de la casa la persona que sufre de conflictos sicológicos o mejorando las condi- ciones de vida de la persona que produce esos fenómenos. Es por consiguiente innecesaria e ilusoria la explicación basada en espíri- tus del más allá o en las almas del otro mundo.

Los acontecimientos que provoca la telergia pueden tener varios significados. En algunos casos, el que los provoca puede estar llamando la atención sobre sí, estar exteriorizando senti- mientos de venganza, alertando sobre una noticia desagradable, avisando un peligro inminente. En otros, expresan carencia afec- tiva, celos, envidia, etc., a nivel inconsciente.

5.

Por qué algunos hablan otros idiomas

sin haberlos estudiado

Fenómeno de la xenoglosia o don de lenguas

¿ Cómo puede alguien expresarse en otro idioma, muy diferente de propio, sin haberlo estudiado?

Juan Pablo Velandia

28

29

A veces, la persona puede captar los pensamientos de otros, mediante la hiperestesia indirecta. Unas veces por señales que se reciben inconscientemente, otras observando el conocimiento de la persona que está presente, lo que permite al individuo hablar en el idioma de la otra persona. Pero cuando se aisla al sensitivo o vidente, colocándolo en otro cuarto, o separándolo de la persona que haola otra lengua, generalmente es incapaz de manifestar sus extraordinarias cualidades.

Es común encontrar casos extraños de personas que en determinadas circunstancias empiezan a expresarse en idiomas o lenguas extranjeras que nunca estudiaron. Se trata del fenómeno parasicológico de xenoglosia o don de lenguas. La xenoglosia se fundamenta, principalmente, en lapan- tomnesia (memoria del inconsciente) y en la hiperestesia indirecta del pensamiento.

Los casos más frecuentes de xenoglosia son fenómenos puramente mecánicos que consisten en la repetición de palabras o frases que fueron archivadas en el inconsciente.

Es el caso de una señora de avanzada edad que en la hora de la muerte empezó a hablar en lengua latina. Se comprobó que ella, cuando era joven, respondía a la misa en latín. En la regresión de edad que hago en mis cursos, cuando pongo al individuo en los quince años le pregunto: ¿Te gusta algún cantante? El responde: "sí, tal cantante". Entonces le digo: "Ahora tú eres ese cantante. Canta". Y muchas veces canta en forma muy parecida a esa cantante. Retirada la sugestión de que él no es ese cantante, le digo: "Canta ahora como lo hiciste antes". La res- puesta no se deja esperar: "Yo no sé cantar", o canta muy distinto a como cantó antes. Aquí no se trata de doble personalidad. Simplemente el inconsciente archivó esa música a los 15 años y ahora viene a flote por arte de la sugestión y concentración.

30

31

6.

Las influencias del mal

Maleficios, brujerías

Se habla mucho del "malde ojo ", de maleficios y otras cosas más, dando a entender el miedo que tienen las personas de influencia maléficas sobre la propia vida. ¿Es verdad que ese tipo de enferme dades perjudica o atrasa la vida de los otros y de la propia persona? ¿Qué es la brujería? ¿Afecta a las personas que les han hecho?

Pedro Suárez

33

Los efectos producidos por influencias sicológicas dirigidas contra personas, a través de emisiones mentales negativas, popu- larmente llamadas "maleficios", "brujerías", envidias hacen mal a la persona atacada cuando no está preparada para rechazar ese estado de cosas. Los maleficios constituyen un arte que pretende obtener, de manera más o menos irresistible, la colaboración de fuerzas supuestamente invisibles (espíritus), a fin de hacerle daño al pró- jimo.

Realmente, el arte de los maleficios es una parte de la técnica más amplia de la "magia"o conjunto de prácticas que, en cierto modo, tratan de dominar la divinidad o los espíritus superiores, para ponerlos al servicio de los intereses de los hombres. Tales prácticas nada tienen de sobrenatural. Sonfenómenos derivados de reacciones inconscientes y, muchas veces enfermizas, del individuo.

En Brasil, en la sociedad llamada Umbanda, los maleficios se llaman "despachos". Entre los maleficios conocidos, goza de mucha celebridad popular el mal de ojo. Los temores en relación al mal de ojo se basan en la creencia de que, de los ojos de ciertos individuos, mana un fluido o una corriente energética capaz de perjudicar a personas y cosas. Los latinos daban al arte del mal de ojo el nombre de envidia, nombre derivado del verbo latino invidere (mirar contra).

34

La técnica de la hechicería más antigua, frecuente y temida, es la de la estatuilla. No interesa de qué material se haga (cera, arcilla o barro). La cera, sin embargo, es el material más usado porque permite una semejanza mayor con la persona "candidati- zada" y la facilidad para clavarle las agujas de coser o los alfileres. En la actualidad los que se dedican a esta práctica, algunas veces sustituyen la cera por fotografías.

Creencia en los maleficios

Existe un hecho innegable. Se trata de que la humanidad siempre se dejó tomar por el miedo a los maleficios.

Para quien estudia la historia de los pueblos, no es una sorpresa encontrar en todas las civilizaciones la creencia en el poder de los maleficios y también en el poder de la defensa de los talismanes, etc.

Desde los hombres de las cavernas encontramos diseños de animales heridos con flechas para significar el poder de la seme- janza y, en la vida real, matarlos más fácilmente.

En Grecia, Platón condenaba a muerte a ciertos hechiceros, que programaban la muerte de personas con muñecos de vudú.

Roma también tiene leyes contra ciertos hechiceros. Ante los excesos brutales de algunos de ellos, la pena de muerte se veía como el castigo más adecuado.

En la edad media el miedo a los maleficios era tan grande que millares de brujos y brujas fueron quemados en las hogueras de la inquisición.

El 17% de los habitantes de París ya consultaron a cartoman-

tes.

Se calcula que en los Estados Unidos cerca de 10 millones de personas cultivan la brujería.

En

Brasil, son muy numerosos los que siguen los cultos

provenientes de África y en general de la brujería.

Frente a la creencia universal en los maleficios, podemos traer a colación el dicho español: "Yo no creo en brujas, pero que las hay, las hay".

35

La prensa europea publicó un hecho de gran interés sobre la influencia que podemos ejercer en los demás.

El campeón mundial de ajedrez, Víctor Korchnoy, acudió al conocido parasicólogo Hans Bender suplicándole: "Doctor, ayú- deme, porque siento que los magos de la KGB me bombardearon el cerebro para que pierda".

Esa súplica ocurrió con ocasión del campeonato mundial de ajedrez de 1981, con el campeón soviético Anatoly Karpov, que acabó siendo el vencedor.

Hans Bender aconsejó a Korchnoy —amicomunista conoci- do— no tener miedo, porque bastaría con no dar importancia a las sugestiones telepáticas.

Parece que Korchnoy continuó con miedo y terminó per- diendo el campeonato.

Influencias de terceros

Se afirma que los "maleficios", "brujerías", envidias, celos ..., producen en las personas atacadas síntomas como éstos:

Cansancio. Debilidad física. Sensación de malestar en todo el cuerpo. Depresión. Melancolía. Insomnio. Descontrol emocional. Dificultades de concentración. Etc.

La explicación es la siguiente: Cada célula nerviosa —las neuronas— es, como una estación de radio, un importante recep- tor y emisor. Si nuestras neuronas pueden recibir una energía benéfica, también pueden recibir una energía maléfica (malefi- cios, envidias, celos, etc.).

Pero, ¿quién puede ser o no ser influenciado, independiente- mente de su voluntad? Si yo, por ejemplo, llego a saber que alguien me está enviando ondas negativas y me quiere influenciar, me

36

puedo influenciar por autosugestión y puedo quedar descontro- lado emocionalmente.

Cuando la persona no sabe que le están enviando energía negativa, ¿le hace efecto?

Depende del caso. Si la persona elegida por el emisor para ser el blanco del envío de energías negativas está angustiada, debili- tada, deprimida, etc., indirectamente está abriendo las puertas de su mente a las influencias negativas. En cambio, una persona que tiene fe en Dios, voluntad fuerte, espíritu firme y no cree en supersticiones, no podrá ser influenciada.

37

7.

Cómo saber dónde se encuentran las cosas o las personas desaparecidas

Fenómeno de la radiesíesia

¿ En qué consiste la radkstesia ?¿Podemos todos ser radiestesistas

Joaquín Arroyave

39

En Barranquilla (Colombia), ciudad de dos millones de habi- tantes, doña Zulema me presentó el problema. Hacía unos meses el perrito de su casa había desaparecido. Por ese motivo su hija de 9 años no comía ni estudiaba y había perdido la alegría.

Busqué un mapa de la ciudad y con un péndulo logré encon- trar la calle y el número de la vivienda donde tenían el perrito.

Fue una fiesta. El animalito apareció exactamente en la casa que indicaba el péndulo. Se lo había robado un joven que distribuía periódicos en la ciudad.

Fenómeno de la radiestesia

La radiestesia es la ciencia que permite percibir las radiacio- nes de la naturaleza a través del empleo de varas o de péndulos.

El fenómeno radiestésico constituye uno de los más antiguos y sorprendentes fenómenos de la parasicología. Antiguamente se le llamaba rabdomancia. Los chinos, al parecer, desde hace mile- nios practicaban la radiestesia, llegando a ser los verdaderos maestros en el arte de encontrar fuentes, tesoros, yacimientos minerales, etc. Los egipcios seguramente conocieron la radiestesia. Las excavaciones efectuadas en las tumbas del Valle de los reyes han permitido descubrir varillas y péndulos.

40

También la Biblia y los textos sagrados contienen numerosas alusiones a la varilla o al bastón que, en forma de cetro, es el "atributo indispensable de todos los reyes".

La varilla es igualmente conocida por los griegos y romanos para sus vaticinios.

Modernamente, tenemos

radiestesistas

famosos: el

abate

Mermet, de Suiza, Andrés Bélizal, de Francia y otros.

Instrumentos radiestésicos

El llamado "péndulo del Valle de los reyes", hecho de madera, es la reproducción exacta de un péndulo en gres, descu- bierto en un sarcófago del Valle de los reyes, y es muy sensible a la captación de cualquier radiación. Es usado no solamente como instrumento radiestésico sino también para descargar las energías negativas de personas y objetos, y para impregnar una persona de ondas o energías positivas, como por ejemplo, de un determinado color.

Hoy se usa el péndulo como instrumento de telediagnóstico. Se consiguen detectar, los traumas de las diferentes edades de las personas, los disturbios sicosomáticos, las enfermedades, las influencias nocivas de terceros, del ambiente o de los suelos. Con el péndulo se consiguen también óptimos resultados en la com- probación de actitudes e intereses vocacionales de los jóvenes.

Modernamente, se usa el instrumento llamado "aurárhetro" para medir el aura de las personas, y también el "dual-rod" para verificar las entradas erróneas de energía por las cavidades microscópicas del cerebro.

¿Quién puede ser radiestesista?

El arte-ciencia de la radiestesia no es, de ningún modo, patrimonio de algunos privilegiados. Cualquiera puede ser un excelente radiestesista. Lo que la radiestesia exige es una calma perfecta que amplifique al máximo la capacidad del inconsciente.

En primer lugar, nos servimos de un código, es decir, de la facultad que posee el radiestesista de preestablecer por su propia

41

fuerza de voluntad, los movimientos que hará el péndulo cuando se detecte el objeto buscado. Péndulos y varillas no son más que amplificadores del inconsciente. Los receptores somos nosotros, el organismo humano. La labor de interpretación queda reservada a la mente.

Al efectuar el experimento hay que emplear también un testigo de la persona o local que se examina (fotografía, mapa, etc.).

En radiestesia se admite que toda rotación positiva del péndulo "será interpretada como afirmación positiva (SI), mientras que toda rotación negativa será interpretada como una afirmación negativa (NO)".

Obsérvese que el giro va siempre precedido de un aumento de la sensación de peso del péndulo. Dichos giros serán tanto más marcados cuanto más potentes sean los fines procurados: facultad espiritual, trauma, enfermedad ...

8.

Revivir acontecimientos del pasado llegando, incluso, hasta los dos meses de gestación

Fenómeno de la pantomnesia

Tengo un hijo muy nervioso, rechazado antes de nacer. ¿Una regresión de edad puede eliminar el trauma?

Alberto Martínez

42

43

Las experiencias de simple concentración o hipnosis, han demostrado lo extraordinario de la memoria. Todo cuanto se capta es archivado en el inconsciente, quedando a disposición para su ulterior utilización en el momento oportuno, si estamos capacitados para ello.

En este sentido hay una experiencia que consiste en hacer que una persona, bajo sugestión, "regrese mentalmente" a una edad anterior, a la infancia, e inclusive hasta la vida intrauterina, revi- viendo experiencias anteriores olvidadas o reprimidas. "Regresión de edad" es el nombre de esta técnica. Pantomnesia o memoria del inconsciente es la denominación de este fenómeno parasicológico.

En algunas de las regresiones de edad de mi experiencia clínica hubo casos como éste: antes de nacer, los padres querían un hijo varón, cuando en la realidad era mujer o viceversa. Como la mente inconsciente sabía eso, se produjo un trauma que fue revisado y eliminado por la regresión de edad.

En otras regresiones hubo casos de hijos rechazados por sus padres que les provocaron traumas y ansiedad excesiva. La ansie- dad, en muchos casos, continuó hasta la adolescencia o la juven- tud. La regresión de edad elimina estos traumas.

Más comunes son los casos de personas que no querían nacer por miedo a la vida, miedo debido a las peleas de sus padres o al temor de la madre de perder a su creatura.

44

¿ Cómo ocurre la regresión de edad?

En estado de concentración profunda, la persona puede oír decir que se volvió nuevamente niño de seis meses, que a partir de entonces obrará y pensará como lo hacía a esa edad. Al hacer que la persona regrese a edades sucesivas, hasta su caligrafía se hará cada vez más infantil.

En el ejercicio de regresión de edad, ejercicio mental, se puede hacer que una persona retroceda hasta los dos o tres meses de vida intrauterina. Es importante resaltar que así como ofrece reacciones propias de la edad sugerida, ahora cuando está en la fase intrauterina, la persona adopte la posición fetal, con absoluta y rigurosa fidelidad.

Por la unión telepática que el feto tuvo con su madre, durante la gestación, él dará las informaciones solicitadas; resulta fácil saber si durante ese período hubo rechazo del feto por parte de los padres.

Por las innumerables experiencias realizadas pudimos com- probar que grandes traumas tienen su origen en la vida intraute- rina, aunque frecuentemente sólo más tarde se manifiesten.

Igualmente constatamos la existencia de percepciones afec- tivas y emocionales a los dos y a los tres meses de la concepción. A la luz de esta evidencia, ¿cuál es el juicio ético y moral que merece el aborto?

Una persona puede retroceder mentalmente, porque nuestro sistema nervioso manifiesta la forma adulta aproximadamente a los tres meses de gestación, facilitando la grabación de todas las sensaciones en el inconsciente. El inconsciente, pues, es el gran depósito donde están archivadas todas las memorias. Cuando se hace la regresión de edad, sensibilizamos el inconsciente por la concentración, y de él recibimos informaciones que solicitamos.

Otra teoría del por qué de la regresión de edad es que somos una unidad y todas nuestras vivencias están presentes en nuestra unidad, desde el seno materno hasta hoy.

Durante la regresión, se debe inducir al olvido del hecho traumático. Después se le sugieren ideas positivas de modo que el cliente las acepte como propias. Estos pensamientos quedan en el inconsciente, una vez que la persona sale del trance.

45

9.

Sintonizar parasico logia, medicina, sicología y religión

Fenómenos paranormales

Una vez estuve visitando a un curandero. Me dijo la enfermeda que tenía. Después me comunicó energía y mejoré mucho. ¿Cóm puede un curandero hacer estas cosas?

Antonio Ortiz

47

La paranormalidad en terapia

Los que consiguen alcanzar un profundo estado de relajación y concentración son capaces de manifestar poderes energéticos y síquicos que tienen su origen en el bioplasma (en el cuerpo energé- tico) y en el inconsciente, posibilitando la transmisión de energía y el desarrollo del llamado "sexto sentido".

Los parasicólogos de hoy dicen que la disciplina de la parasi- cología ya pasó de la fase de querer probar la existencia de los fenómenos. Ellos están comprobados científicamente. Lo impor- tante en este momento es cómo aplicar los poderes mentales en beneficio del ser humano. En Brasil se está adoptando la parasico- logía en el tratamiento de males síquicos por su eficiencia y rapidez.

La telepatía y la clarividencia proporcionan conocimientos

sobre el estado de cosas naturales (cuerpo humano

...)

y del incons-

ciente, posibilitan y facilitan el sicodiagnóstico o telediagnóstico. El paranormal entrenado puede detectar males somáticos (enfer- medades y órganos afectados) y los síntomas sicopatológicos que molestan al paciente.

Por la retrocognición, o telediagnóstico regresivo, que en terapia analítica llevaría meses y hasta años de ardua investiga-

48

ción de paciente análisis, se consigue en poco tiempo reconstruir la historia del paciente desde la gestación hasta los problemas actuales y su relación con los procesos síquicos vivenciados.

El tratamiento es rápido y eficaz. El terapeuta de personali- dad equilibrada, después de cuidadoso examen, auxiliado por el sicodiagnóstico y por las técnicas sicoterapéuticas, conduce el tratamiento con seguridad. Su eficacia la puede acompañar el sensitivo o paranormal.

Entre los paranormales existe un "dotado". Es el comunica- dor de energía que usa el recurso parasicológico de la sicocinesia (capacidad de la mente para provocar efectos físicos a distancia) transfiriendo su energía al cuerpo del paciente que inmediata- mente siente los beneficios de esta transferencia.

Los "sensitivos" o paranormales

Todas las personas están dotadas de cuerpo energético y de poder síquico. Las que son capaces de conocer y de influir se llaman "sensitivos" o paranormales. Paranormal es aquel que tiene gran energía vital. El campo periférico de su aura alcanza varios metros, dándole condiciones sensibles de telepatía, clarivi- dencia, precognición y sicocinesia. El sensitivo por el simple toque de la mano consigue "ver" por clarividencia y telepatía los des- equilibrios orgánicos y síquicos de las personas. Su energía vital, dirigida por la mente (sicocinesia), ayuda a limpiar lo que hay de negativo en las personas. Por la precognición prevé el resultado de las terapias aplicadas en el paciente y el tratamiento eficaz para cada caso.

Por el descenso al nivel alfa, el sensitivo logra detectar o intuir realmente el problema del paciente y mandar energía a distancia.

Cuando utilicemos la parasicología en medicina, sicología y religión, tendremos más recursos, conoceremos al paciente en su totalidad y aplicaremos el tratamiento más adecuado en cada caso.

49

10.

Las operaciones espirituales

Fenómeno de la cirugía PSI o paranormal

Me gustaría saber cómo los médiums pueden hacer operaciones espirituales, con resultados sorprendentes, muchas veces más efe tivos que los de nuestra medicina tradicional ¿ Tienen, realmente, don de curar?

Marcos Castañeda

51

Las operaciones espirituales hechas por médiums, con resul- tados sorprendentes, son fenómenos que los parasicólogos llaman cirugía PSI o paranormal. Es la práctica de operaciones por medios paranormales, tanto en lo que se refiere a las intervencio- nes como a su preparación, como método de anestesia. Tales prácticas dependen de las facultades paranormales de sus practi- cantes y del pleno estado receptivo y de completa fe de los pacientes.

Dice la enciclopedia Planeta "Ciencias ocultas y parasicolo-

gía":

"Esas experiencias quirúrgicas se remontan a tiempos lejanos. En viejas culturas como la inca de los Andes o la ghana en el continente africano, hay pruebas innegables de técnicas quirúrgi- cas basadas en la supresión del dolor en el paciente, en una época en que no se conocían los anestésicos, tal como hoy los concebi- mos. Otro tanto puede decirse en determinadas prácticas quirúrgi- cas en civilizaciones tan distantes y tan alejadas entre sí como el Egipto de los faraones, la Roma de los cesares, el Tibet de los lamas y el imperio africano de los zimbabwe. Todo ello puede explicarse por una técnica anestésica paranormal, que permitía a los maestros cirujanos el adentrarse en el cuerpo del enfermo sin la presencia del dolor. Podría tratarse, quizás, del llamado "soplo vital", conocido aquíy allá con los nombres más diversos: "influjo

52

de vida" entre los egipcios, "au» u " de romanos y griegos, o "prama" de los hindúes.

Merced a esta "completa embriaguez de luz astral", los enfermos podían ser objeto de intervenciones normalmente dolo- rosas sin la menor molestia, ya fuese en estado de vigilia o en distintas etapas de la somnolencia".

Es muy probable que el origen de ese primer paso en la cirugía PSI o paranormal, la anestesia, haya que buscarlo en los primeros rituales y prácticas mágicas que permitieron al hombre soportar extirpación de dientes, incisiones y tatuajes en las más diversas tribus, paseos sobre tizones encendidos. Todo ello llevado al extremo en las conocidas prácticas de los faquires.

Antes que se descubriesen los modernos anestésicos, ya se había practicado multitud de operaciones quirúrgicas por autosu- gestión o hipnosis, sin que los pacientes experimentasen dolor alguno. De ahí las extracciones sin dolor de incisivos de las tribus de Australia, los profundísimos tatuajes de los maorís de Nueva Zelanda o las operaciones entre los incas o los pueblos africanos. Esto hace muchos siglos.

En Filipinas, ciertos curanderos efectúan intervenciones qui- rúrgicas sin otro instrumental que sus propias manos, un poco de algodón y los poderes ocultos de la mente, al parecer, bien prepa- rada. Solo nos cabe considerar que tales hechos son posibles —como en toda curación PSI— merced a la conjunción de pode- res paranormales del iniciado o practicante y a la fe indestructible del paciente. Tales operaciones, no obstante, son bastante raras.

53

¿Posesiones diabólicas o disturbios de personalidad?

Estela es una joven

que se echa

al suelo, da gruñidos y

suelta

espuma por la boca ¿Será posesión del demonio?

 

Pablo Peña

55

Es común encontrar personas que piensan que el demonio es el autor de tales hechos o comportamientos.

Estas personas no conocen el poder inmenso de la imagina- ción humana de transformar los instintos reprimidos en disturbios histéricos. Desconocen las causas y los efectos de las alucinacio- nes síquicas. Este desconocimiento hace que, con mucha facilidad, le atribuyan a seres de otro mundo lo que realmente no son más que disturbios interiores no resueltos.

La estructura de la personalidad ante la represión de los instintos busca una salida, un medio para que la energía conden- sada pueda salir.

El origen de las posesiones se remonta a los pueblos orienta-

les antiguos, a los judíos, al antiguo Egipto

Los escritos de

... Caldea y Asiria nos hablan de demonios. En Babilonia se creía que

casi todas las enfermedades eran posesiones diabólicas.

El diablo era conocido también en el antiguo Egipto. En el Libro de los muertos se encuentran exorcismos para retirar al diablo.

El Antiguo Testamento narra que en el principio de la crea- ción, Lucifer se levantó contra Dios. Fue el tentador del paciente Job y en el Nuevo Testamento se enfrentó a Jesús al que sometió a tres tentaciones en el desierto de Judea.

56

\

Los teólogos han establecido normas para el estudio de casos especiales de endemoniados, para la clasificación de las señales que deben distinguir al verdadero poseído de una persona con enfermedad mental o con simulación (cfr. BALDUCCI Corrado, El diablo, Ediciones Paulinas, Bogotá, 1990; MILINGO Emma- nuel, Contra satanás, Ediciones Paulinas, Bogotá, f 990).

La Iglesia, partiendo de la teología y de las investigaciones científicas de la parasicología, tiene la prudencia suficiente para no usar mucho el exorcismo contra el diablo. El actual ritual del bautismo católico ya no emplea el exorcismo. Para ser exorcista se necesita tener licencia especial de la Iglesia.

Conocer mejor las implicaciones de las alucinaciones, los delirios, las sicosis, los estados alterados de conciencia, el trance, la reacción disociativa, la doble personalidad, la histeria, etc., es más significativo y más humano que continuar atribuyendo los disturbios de personalidad'a posesiones diabólicas.

57

12.

Apariciones religiosas:

¿Milagro o hecho paranormal?

En las apariciones a Bernardita, la joven vidente de Lourdes, y a los tres pastorcitos de Fátima, ellos creían realmente haber visto a la Virgen, Ese fenómeno, ¿no sería una simple alucinación?

Rafael Madagascar

59

Estas apariciones no parecen haber sido alucinación porque ésta no es un fenómeno normal desde el punto de vista de la sicología. En sicología, tales percepciones indican una gran per- turbación en las personas que las experimentan.

Tratándose de un fenómeno que integra elementos de orden espiritual, al analizarlo es prudente tener la intención seria de saber si realmente hubo intervención de Dios. En primer lugar, es necesario agotar las explicaciones de orden puramente natural (por medio de la sicología, la parasicología, la física, etc.) y, si todavía quedan dudas, pasar al plano espiritual, en busca de otras comprensiones.

¿Qué dice la Iglesia sobre las apariciones religiosas?

En las apariciones que son verdaderas, los milagros que se suceden continuamente, las confirman como tales. Se dan durante las apariciones y después de las mismas. Cuando en las curaciones se agotan todas las posibilidades de orden natural (medicina, sicología, parasicología, etc.), entonces la Iglesia deja abierta la posibilidad de que pueda existir una intervención de Dios.

La Iglesia, en los procesos de canonización de los santos, examina primero, cuidadosamente, las apariciones de los mismos.

60

Sólo después de largo y acucioso examen permite que se divul- guen tales hechos, sin imponer la obligación de creer en ellos. En otras palabras, estas apariciones no son materia de fe.

Las apariciones religiosas no son verdad de fe. Son única- mente verdad histórica o humana y, en muchos casos, dignas de todo crédito. Tenemos que advertir, sin embargo, que ni la parasi- cología, ni las demás ciencias, encontraron hasta ahora una expli- cación lógica a las apariciones.

Las apariciones de la Virgen reconocidas por la Iglesia son:

Las de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza. Las de Nuestra Señora de Lourdes. Las de Nuestra Señora de Fátima.

¿Cómo quedan, de momento, las supuestas apariciones de la Virgen en Yugoslavia?

Pues de momento, estas apariciones son un caso abierto, con la libertad de creer o no creer. La Iglesia aun no se pronunció al respecto. A ella le cabe confirmarlo. Mientras la Iglesia no se pronuncie, conviene tener presente las palabras que escuché de boca de un obispo en el aniversario de las "apariciones" de la Virgen a una "vidente" de su diócesis:

"Verdadero o no, el hecho de las apariciones ayuda a profundizar la fe de las personas y, por eso, no nos podemos quedar al margen de esta manifestación de religiosidad popular".

61

13.

Imágenes que lloran

En los últimos meses, imágenes de la Virgen que lloran en cinc ciudades de Sao Paulo. ¿Qué hay de verdad en todo esto?

Jesús Ruiz

63

Para el obispo Fernando Figueiredo, esos fenómenos deben pasar por la criba de la ciencia antes de clasificarlos como mila- gros. Según él, Dios se manifiesta a través de señales que no pueden confundirse con manifestaciones de paranormales. "Necesitamos tener en cuenta que el aumento en registros de este tipo ocurre en un momento en que el pueblo pasa por grandes privaciones".

Según Ricardo Gonzalves, profesor de la universidad de Sao Paulo (Brasil) se han registrado manifestaciones "sobrenaturales" ligadas a imágenes a las que les brindan culto civilizaciones antiguas en Egipto, en Roma y Japón. "En el caso de Egipto, el supuesto movimiento de una estatua determinaba la elección de un monarca". Para Gonzalves, esos fenómenos pueden ser simples trucos o actos involuntarios de fieles dotados de poderes paranor- males.

El padre Osear Quevedo ha escrito en el diario "El estado de Sao Paulo": "Nada de eso es milagro. Son fenómenos que la parasicología explica. Se trata de un caso de aporte, en que un sensitivo o paranormal transfiere sus propias lágrimas a la imagen de la Virgen. Está comprobado que cuando se retira la imagen de las proximidades de la persona, el fenómeno termina.

El fenómeno sería producido de modo voluntario o involun- tario por alguien que quisiera manifestar sus creencias en relación

a la divinidad, sus carencias afectivas o sus traumas. En esos casos, los objetos tienen sus partículas atómicas desordenadas por la interferencia del sensitivo presente".

El padre Quevedo recuerda que los cuerpos son redes de partículas microscópicas en las que se reúnen masa y energía. "De partícula a partícula hay mayor distancia relativa que de una estrella a otra", explica.

Quevedo argumenta que el movimiento de la periferia de esos átomos es el responsable de la ilusión de continuidad de los objetos. El recurre a la teoría de la relatividad de Einstein para demostrar que, de acuerdo con la velocidad, la masa se puede transformar en energía. "Todo cuerpo es permeable por energías con velocidades superiores a la suya", dice. De acuerdo con el padre Quevedo, el sensitivo transforma la masa de los objetos en energía. Las lágrimas, por ejemplo, podrían atravesar obstáculos y cambiar de posición.

65

14.

Sicofonías

Fenómenos sikappa o fuerza de la mente

¿Qué son las sicofonías? ¿De dónde proceden las voces y los sonidos que se introducen solos en las cintas de una grabadora?

Marta Castaño

67

Las denominadas sicofonías están incluidas en el grupo de fenómenos paranormales llamados sikappa o fuerza de la mente.

La hipótesis de cómo se producen las sicofonías son muy variadas. Para unos las sicofonías posiblemente las producen las ondas inaudibles que el inconsciente de cualquiera de los asisten- tes proyecta hasta el micrófono receptor. Otros afirman que las sicofonías tienen su origen en los movimientos inconscientes de la laringe humana al reproducir una idea no vocalizada. Hay quien opina que se trata de la manipulación de una forma de energía, desconocida hasta hoy porque no tenemos medios físicos para su manipulación. Algunos más afirman que es el único sistema real para comunicarse con los seres que dejaron este mundo para adentrarse en los caminos del más aüá.

¿Quién nos puede dar una explicación convincente?

El 2 de septiembre de 1974 fallecía en Alemania el eminente científico Konstantain Rauidive. Para él "la antimateria o el anti- universo de los físicos corresponde al más allá revelado por las sicofonías. En consecuencia, ninguna de las leyes físicas conoci- das tendría vigencia allí".

68

Una solución posible:

el psychophon

El ingeniero electrónico vienes Franz Seidl inventó un apa- rato llamado "psychophon", adaptable al magnetófono y desti- nado a eliminar las interferencias que se puedan producir a la hora de escuchar. Dicho mecanismo sirve, además, para potenciar y hacer más nítidos los mensajes que se hayan grabado.

¿Cómo se realizan las sicofonías?

La grabación se debe efectuar en un lugar absolutamente tranquilo y en horas en que el silencio sea lo más completo posible. Antes de conectar el magnetófono es conveniente desenchufar todos los aparatos electrodomésticos existentes en el lugar (neve- ras, congeladores, calentadores, televisores, etc.), con el fin de evitar cualquier interferencia posible.

La cinta magnética del magnetófono ha de ser virgen. Con

ello se evita la presencia de restos de sonido por defecto borrado.

en el

Hay que situar el micrófono receptor a la mayor distancia posible del magnetófono e incluso colocarlo sobre algún almoha- dón o elemento blando que elimine las vibraciones. A continua- ción se abre, a plena potencia, el micrófono receptor. Es preciso, también, hacer silencio absoluto durante los períodos de graba- ción.

Es conveniente escuchar las interferencias en completo silen-

cio.

Porúltimo, se debe tener en cuenta el consejo que Jürgenson, productor de películas documentales y descubridor del fenómeno de las "interferencias" de sonidos adicionales en bandas sonoras, o sicofonías: "El más temible enemigo de estos experimentos es la tendencia subjetiva del oyente a proyectar sus deseos, sus sueños y sus ilusiones en lo que escucha a través del equipo de sonido".

Lo que hay de más cierto en las sicofonías es que hasta ahora nadie ha sabido decir claramente qué es lo que "tales voces" dicen.

69

15.

Vudú

Fenómeno de la telergia

¿Esperjudicial el muñeco vudú?¿O es, más bien, una especie de vehículo que canaliza los deseos y las energías del manipulador?

Reinaldo Romero

71

Tratamos el tema del vudú por la importancia que tiene en algunos países que lo consideran como religión, magia y, en algunos puntos, como fenómeno parasicológico de telergia.

El vudú llegó a América a principios de 1700, con los negros que llegaron de África.

El vudú, religión nativa de los negros de Haití, da culto a los loas, seres espirituales concebidos no sólo como divinidades del panteón africano sino también como personificaciones de las fuerzas naturales y de los antepasados de los devotos.

En las ceremonias del vudú, orientadas por sacerdotisas, la danza y el ritmo creciente de los golpes de los tambores llevan al paciente a tal estado emocional que él cree que los loas lo poseen y siente que temporalmente se transforma en los dioses y las diosas y obra según el modelo que tiene en cada uno de ellos.

En los rituales, cada uno tiene su propio emblema sagrado, color, día de la semana para recibir culto, invocaciones y cancio- nes, además de comportamientos específicos durante la posesión de un devoto.

Hasta la década de los 20 se asociaron al vudú orgías sexuales y brujería.

Sus iniciados creen en la existencia de seres espirituales, que viven en el universo con los seres humanos, cuyas actividades

72

controlan. Fundamentan su creencia en seres espirituales omnipo- tentes (dioses, demonios, almas desmaterializadas), en la fe de los devotos, en la hechicería y en la magia.

Vudú y magia negra

A pesar de que los etnólogos modernos han querido dar una visión religiosa del vudú, muchas de las prácticas de sus cultos son de carácter mágico. En el ritual petro del vudú haitiano, el hechi- cero tendría el poder de promover el mal y hacer que los muertos vuelvan a convivir con los vivos así: en un cementerio, en una noche oscura, él escoge la tumba de alguien muerto recientemente y, concentrándose, profiere fórmulas mágicas delante de ella.

La magia negra cree también que los hechiceros saben trans- formar espíritus demoníacos en animales o lobos-hombres que vagabundean en busca de alguien para devorar.

Los adeptos del vudú conocen muchas formas de hacer el mal a terceros. Identifican animales con las personas a las que desean perjudicar y los sacrifican. Colocan el retrato de la víctima dentro de una vasija con agua y allí dejan un puñal. Ponen fuego o clavan alfileres oxidados en las estatuas humanas (muñecos), hechas de madera o cera e identificadas con la víctima.

En este último caso, un objeto de la víctima acompaña, generalmente, la imagen (pedazos de uñas, trozos de ropa, gotas de sangre, mechas de cabello, etc.).

El martirio del muñeco se hace con picadas de alfileres, espinas o cascos de cristal, al tiempo que le dirigen amenazas.

No es muy importante el material exterior del muñeco vudú, porque en la realidad el muñeco no perjudica a nadie sino que es una especie de vehículo que canaliza el pensamiento, los deseos, la energía, del oficiante o manipulador (una bioenergía que recibe el nombre de telergia).

Según los iniciados en el vudú, los muñecos también sirven para obtener riquezas, buena suerte y, sobre todo, para ayudar a la curación de alguna enfermedad.

73

El vudú también utiliza velas negras cuando los que ordenan el ritual tienen como fin principal del maleficio dañar físicamente a una persona o incluso matarla.

El poder de las yerbas o raíces constituye uno de los aspectos más fantásticos para los iniciados en el vudú. Sostienen que pue- den lanzar maleficios, curar enfermedades, vencer a los espíritus malignos, proporcionar una excelente salud y despertar violentas pasiones.

Los que practican el vudú conocen perfectamente la eficacia del hechizo del mal de ojo.

16.

Umbanda

Fenómeno de la sugestión

¿Es verdad que en la umbanda las personas reciben espíritus y guías que las curan?

Yarima Castelo

74

75

Las personas quedan en estado de trance, estado en el que dicen que reciben espíritus o guías, únicamente por sugestión del ambiente (bebida, música, etc.).

El trance es una especie de hipnosis. La persona se concentra y deja que su inconsciente venga a flote y aparezca. Las entidades que ellas dicen que reciben en los "terceros" no son más que imágenes de lo que cada una de ellas encierra en sí misma. En aquel momento se manifiestan varios tipos de personalidad e inclusive afloran deseos reprimidos.

Es, por eso, común escuchar a personas que dicen que la umbanda es el tratamiento sicológico de los pobres, tratamiento en el que dan salida a las diversas represiones que tienen en su interior. El tercero es la persona encargada de resolver los pro- blemas de los demás. Las personas se someten a todo. Es una manera de sublimar la situación social.

El 80% de las enfermedades son de orden sicológico. En cambio, la sugestión funciona muy bien. El clima que se crea es acogedor e íntimo y las personas se sienten bien cuando les dan las explicaciones de sus males y les dicen las causas de los mismos. Generalmente, el origen de los males es "un mal que les han hecho". Alguien les tiene envidia y les hicieron un "trabajo" para perjudicarlos. Es por eso que ahora hay que hacer un trabajo para deshacer el mal. Es un trabajo sicológico de la persona.

76

índice

Introducción

5

Historia de la investigación parasicológica

7

PRINCIPALES FENÓMENOS PARASICOLOGICOS

11

  • 1. Esas cosas ya las vi antes

13

Fenómenos extranormales, paranormales y supranormales

13

  • 2. Cómo conocer el futuro

17

Fenómeno de la precognoción

17

  • 3. Cómo leer los pensamientos

21

Fenómenos de telepatía y clarividencia

21

  • 4. Casas encantadas

25

Fenómenos poltergeist

25

  • 5. Porqué algunos hablan otros idiomas sin haberlos estudiado

29

Fenómeno de la xenoglosia o don de lenguas

29

  • 6. Las influencias del mal

33

Maleficios, brujerías

33

Creencia en los maleficios

35

Influencia de terceros

36

  • 7. Cómo saber dónde se encuentran las cosas o las personas desaparecidas

39

Fenómeno de la radiestesia

39

Fenómeno de la radiestesia

40

Instrumentos radiestésicos

41

¿Quién puede ser radiestesista?

41

  • 8. Revivir acontecimientos del pasado llegando, incluso, hasta los dos meses de gestación

43

Fenómeno de la pantomnesia

43

¿Cómo ocurre la regresión de edad?

45

  • 9. Sintonizar parasicología, medicina, sicología y religión

47

Fenómenos paranormales

47

La paranormalidad en terapia

48

Los "sensitivos" o paranormales

49

  • 10. Las operaciones espirituales

51

Fenómeno de la cirugía PSI o paranormal

51

  • 11. ¿Posesiones diabólicas o disturbios de personalidad?

55

  • 12. Apariciones

religiosas: ¿Milagro o hecho paranormal?

59

¿Qué dice la Iglesia sobre las apariciones religiosas?

60

¿Cómo quedan, de momento, las supuestas apariciones de la Virgen en Yugoslavia?

61

  • 13. Imágenes que lloran

63

  • 14. Sicofonías

67

Fenómenos sikappa o fuerza de la mente

67

¿Quién nos puede dar una explicación convincente?

68

Una solución posible: el psychophon

69

¿Cómo se realizan las sicofonías?

69

  • 15. Vudú

71

Fenómeno

de la telergia

11

Vudú y magia negra

73

  • 16. Umbanda

75

Fenómeno de la sugestión

75