Você está na página 1de 24

______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIARIO DE VIAJE A GRECIA- AGOSTO 2006

PREPARATIVOS DE VIAJE

La verdad, que no era un viaje que llevara excesivamente preparado. Aparte de los consejillos de
los foros de viajerosolidario y tripadvisor en inglés, también consulté alguna web de Grecia.
Asimismo me compré las guías “Lo Mejor de Atenas” de Lonely Planet, que era baratita y la
Guía Trotamundos de “Atenas e Islas Griegas”. Sinceramente no las usé demasiado y no ví
excesiva información útil en ninguna de ellas. Además, para variar, los datos no eran muy
actualizados. También tenía alguna guía de Atenas y mapas que cogí en FITUR y en el SITC (con
mucha información sobre que visitar y demás , y que sí me fueron bastante útiles). Por cierto,
desde Enero había solicitado info a la Oficina de Turismo de Grecia, y me mandaron un sobre,
justo un par de semanas antes de marchar. Total el mismo mapa y guía que tenía. De las
Cícladas, justo un folleto genérico. Vaya formalidad!!!Bueno, pues excepto cuatro cosas, que me
había marcado como visitas que no quería perderme, la mayoría era un poco sorpresa.

Llevaba reservados desde aquí, el vuelo hasta Atenas, los vuelos internos y los hoteles. Los
hoteles los cogí directamente a través de sus webs y los vuelos con Aegean Air y Olympic
Airlines, también a través de sus webs. El ferry desde Naxos a Santorini, una vez allí.

INFO Y WEBS UTILIDAD

Ferries

http://www.bluestarferries.com/ENGLISH/defaultmain.htm

http://www.ferries.gr/

General:

http://www.united-hellas.com/
http://www.grecotour.com/grecia-grecia/
http://www.gnto.gr/?langID=2
http://www.greeka.com/
http://www.gtp.gr/
http://www.gto.gr/
http://www.greekhotel.com/
http://www.ellada.com/
http://www.thegreektravel.com/
http://guiadelmundo.com/paises/Grecia
http://www.greecefoods.com/

1
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

Vuelos:

http://www.aegeanair.com/aegeanen/home/index.asp
http://www.olympicairlines.com/

Naxos:

http://www.naxos-saintgeorgebeach.com/
http://www.naxosnet.com/
http://www.naxosisland.gr/stage/index.cfm?&lang=en
http://www.naxos-island-greece.com/
http://www.naxos-greece.net/

Atenas:

http://www.athensguide.com/
http://www.greece-athens.com/
http://www.athens-360.com/
http://www.athensinfoguide.com/

Santorini:

http://www.santonet.gr/
http://directory.santorini.net/
http://www.santoriniweb.com/
http://www.santorini.net/home.html

____________________CRÓNICA DEL VIAJE______________________

Nuestro itinerario

El viaje finalmente quedó de la siguiente manera:

DIAS 1,2,3 y 4: Vuelo desde España y estancia en Atenas


DIAS 5,6,7,8,9 y 10: Estancia en Naxos
DIAS 11,12 y 13: Estancia en Santorini
DIA 14: Estancia en Rafina
DIA 15- Regreso a casa.

2
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 1 - ATENAS

El vuelo salía desde Bilbao a Atenas, a las 8.30h vía Madrid. Con Iberia. Nos costó 247 € por
persona y lo tenía desde Mayo. Para variar el vuelo salió de Bilbao con 30 miuntos de retraso,
pero pillamos bien la conexión.

Al llegar a Atenas cogimos el Bus E95 que nos llevaba a la Plaza Syndagma (3,20 € p.pax)Hay
opciones para buses a otros puntos, tren y metro, pero lo más económico y lo que más nos
compensaba era esta opción. En las dos guías que tenía, ponía que este billete era válido para un
viaje desde o hasta aeropuerto y para todo el día en todos los transportes de Atenas. Mentira!!
Todos los que ibamos en el bus con las guías, estábamos en el mismo error. Sólo vale para 1 viaje
desde o hasta el aeropuerto y listos. Si querías metro u otro bus, había que pagar aparte. Los
billetes se sacan en una taquilla que hay a la salida del aeropuerto. Tardamos alrededor de una
hora en llegar a Syndagma y desde ahí cogimos el metro hasta Akropoli (0,80 €). El metro según
la línea que uses vale 0,80€ o 0,70€.

Una vez salimos del metro, la impresionante Acrópolis no estaba esperando. La rodeamos un
poco por el paseo y en 5 minutos estábamos en el Hotel Acropólis View
www.acropolisview.gr . Nos costó 70 € la doble en AD,(de lo más barato que encontré , en
Agosto, y especialmente en esa zona) aunque la tarifa Oficial para esa fecha superaba los 200€.
Tenía la reserva desde Mayo. El hotel muy bien, justo al lado del Teatro de Herodes y de la
Acrópolis, que casi la podíamos tocar desde la terracita que teníamos. No es un hotel de lujo,
pero supera el standard de muchos que he estado, muy tranquilo, limpio, habitación bastante
grande, (el baño, no tanto) y para mi gusto fenomenal. Lo mejor el personal, majísimo, amable y
muy eficaz. Está en una zona tranquilísima, a 10 minutos de Plaka y 5 de Thissio, andando, justo
al lado del monte Filipos. Tiene un Roof Garden donde íbamos casi todas las tardes a la puesta
de sol, a tomar unas cervecitas, que comprábamos en el kiosco.

Tal como llegamos, nos duchamos y salimos paseando hasta Plaka. De entrada todo muy
tranquilito hasta que, de repente, nos encontramos la marabunta de Plaka. Tomamos unas
cervecitas en una plaza(un poco carillas, por cierto) y fuimos a llenar un poco nuestros buches
hambrientos. Fuimos en busca del recomendado (en foros y en guías) restaurante O’Platanos y
resultó que estaba de vacaciones, así que seguimos andando por callejuelas muy tranquilas hasta
encontrar uno que nos gustó y en el que repetimos otro día. En la C/ Aiolu , justo al aldo de la
Torre de los Vientos , en una placita bastante tranquila. Se llama Taberna 5 Brothers. Buenos
precios. Aunque realmente me pareció que los precios eran muy parecidos en casi todos los
restaurantes de Atenas. Y no muy caros. Me pareció super romántico cenar a la luz de las velas,
con la Acropólis iluminada al frente y un músico callejero de fondo. Nuestra primera
moussaka(que no la última) y varias platos más, regados de retsina, que me gustó mucho, por
cierto. Maravillosa velada. Delicioso todo y por 20 €! Volvimos paseando por la bulliciosa y
comercial C/Adrianou y a dormir. De momento, el primer contacto con la ciudad me pareció
genial.

3
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 2- ATENAS

Nos despertamos super pronto. La emoción por descubrir esa ciudad me embargaba. Era primera
hora de la mañana y hacía ya un sol de mil demonios... Desayunamos en el hotel. El desayuno
un buffet normalito: algo de fruta, 1 tipo de embutido y queso, pan, mermelada, café, té y
nuestro primer contacto con el yogur griego(a mi me gustó, a mi compañero no).
Decidimos ir a la Acrópolis esa mañana, así ya estaba hecho y después podíamos relajarnos
perdiéndonos por las calles de Atenas. Con bastante calor (y eran las 9 de la mañana...), nos
dirigimos a la Acrópolis (2 minutos andando),salir del hotel y ya estabas en la colina. Lo primero
que encontramos fue el Teatro de Herodes. Había algo de gente, pero nada espectacular, yo creí
que habría mucha más. Al pasar la primera taquilla vimos que no había nadie y que la gente
pasaba sin más. Yo estaba un poco mosca... Será hoy gratis por ser el día 15 de Agosto(día de la
virgen) Total que seguimos subiendo. Las cigarras no paraban de cantar(cantan o que hacen las
cigarras?).. Que barbaridad como suenan las cigarras por toda la ciudad, algo increíble... al ir
subiendo me pareció estar en el Monte de los Olivos, me pareció muy bonita toda la zona que
rodea la Acrópolis.

Bueno, pues seguimos subiendo y en la taquilla úlitma ponía “Today Free”. No me lo podía
creer!!! Yupi! Que sí, que tenía razón, que era gratis! Todo por la Virgen(deduje). La verdad, que
son unos devotos increibles estos griegos. Era increible la afluencia de gente que había en las
numerosísimas iglesias (cuantas iglesias por toda Grecia..) por toda la ciudad. Bueno pues gracias
a eso 24 eurazos que nos ahorramos. Son 12 € por persona. Me podéis imaginar casi pegando
saltos de alegría. Luego nos enteramos de gente que les habían dicho que no subiesen ese día,
que mejor al día siguiente. No sé porque se lo dirían, pero vaya rabia que les daría. Bueno pues
con una ilusión terrible, llegamos al Palacio Atenea que sigue con los andamios famosos y de
repente ahí estaba, majestuoso siglo tras siglo el Partenón.
Sinceramente me impresionó muchísimo. Estaba totalmente emocionada como una chiquilla, a
medida que iba avanzando. Siempre fui una gran amante del Arte Griego cuando estudiaba. Y
ahí estaba todo lo que yo durante tantos años había analizado y estudiado. El Erechtion y las
Cariátidas espectaculares... A mi el Partenón no me pareció nada pequeño, al contrario, pero a
mi compañero sí, pero toda la zona en sí, (la de la Acrópolis) sí me lo pareció, creí que era más
grande. Una vez arriba divisamos el mar totalmente claro, el puerto y toda la inmensa ciudad.
Que barbaridad de ciudad...(3 veces Madrid, nos dijeron). Que vistas!!

Si alguien(o muchos) me dijeron, que era tal la contaminación que había en la ciudad, que el
cielo siempre estaba en bruma, no fu así cuando estuvimos. El cielo azul y las vistas
impresionantes. Todo lo contrario de lo que me habían contado. Creo que Agosto es una de las
buenas épocas para visitar la ciudad, a pesar del calor, (pero imagino que Julio será igual o peor).
Todos los atenienses se han pirado y había zonas que estaban completamente vacías y el tráfico
mucho más escaso, así como la contaminación, (eso nos dijeron, que no había nada de tráfico.)
Aunque yo aluciné los 15 días. Tres en una moto, nadie con casco, tecleando el móvil y fumando
mientras conducían la moto.. Que circo!

Así que después de regocijarnos un buen rato con las vistas y como estábamos achicharrados y
no había que amortizar la entrada…., decidimos bajar por Anafiotika. Lo que es el barrio en sí es
pequeño, pero hay varias calles preciosas y tranquilas, que lo rodean, y donde estuvimos
“perdidos” un buen rato. Enrollándonos con toda la gente que nos íbamos encontrando. Que

4
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

majos me parecieron los atenienses (y los griegos en general). Hasta casi nos invitan a un bautizo
que había en una pequeña iglesia.

La sensación que tuve todo el rato que estábamos por la zona antigua (Plaka, Monastiraki,
Thissio, etc.) era que no estábamos en una mega ciudad como Atenas, sino en un pueblo o lugar
más tranquilo. Tenía una sensación como rural, genial. No ya, cuando estuvimos por Omonia y
alrededores, claro...

Bueno, pues fuimos perdiéndonos por los mencionados callejones, hicimos una parada para
tomar un Nescafé Frappé, en una terraza vacía, donde hablamos un buen rato con el señor del
bar y entré en una iglesia ortodoxa(es que no puedo evitar entrar en todas las iglesias), donde
estaban montones de personas entrando y saliendo santiguándose y poniendo montones de
velas diferentes (yo también puse una).Hay que ver que bonitas son las iglesias griegas.

Llegamos a Monastiraki y callejones de los alrededores, donde tuve la sensación de estar en un


aunténtico zoco!! Que de chiringuitos, chiringuitillos, y tiendas de todo lo que puedas imaginar!!
Después de tanto callejear teníamos ya un hambre tremendo, con lo que hicimos una parada en
un chiringuito en un callejón y nos trincamos 2 souvlaki pita que estaban buenísimos.(1, 80 €
cada uno), algo más si te sentabas a comértelo allí. En la plaza de Monastiraki, los precios
parecían bastante más caros.

Decidimos ir a dar una vuelta por Psiri, pero entre que hacía calor y que era un día festivo, no
había nadie por la calle. Así que nos dirgimos hasta Syndagma por la Calle Ermou(a la que
bautizamos definitivamente como calle Ermua…). Está calle está llena de tiendas de moda tipo
Zara y demás, y como era fiesta, estaba todo cerrado. Llegamos hasta Syndagma para ver el
cambio de guardia. 3 de la tarde. Imaginaros los chorretes de calor y sudor que cubrían nuestros
cuerpos...No me extraña que cambien la guardia cada hora, con ese calor, para aguantar allí 8
horas!! No había mucha gente, algún grupo de guiris y poca cosa más. Me gustó, muy pintoresco.

Como no podíamos más, a descansar y refrescarnos en el hotel. Ya renovados salimos por el


paseo que rodea la Acrópolis hasta Thisio. Un paseo super agradable y tranquilo, con las cigarras
como compañeras. Toda zona de de Thisio está llena de terracitas con un ambiente bastante
agradable y de allí fuimos hasta Psiri. Por el camino hicimos alguna parada a tomar un refrigerio,
claro. Me encanta la idea de que te sirvan un vaso de agua fresquita sólo sentarte en la mesa,
antes de pedir. La agradeces en el alma. La mayoría de las veces, tanto en Atenas como en las
islas, también nos servían tapita con la cerveza(patatas, cacahuetes..). Finalmente cenamos en un
restaurante de Psiri(algunos estaban cerrados por vacaciones), pero el ambiente en general, me
gustó bastante. Nos echamos al cuerpo un surtido de carnes variadas, una ensaladita y una jarra
de vino en la terracita de un restaurante muy agradable a muy buen precio. La verdad que nunca
llegamos a pagar más de 20- 25 euros en ningún restaurante, por los dos y comiendo de lo lindo.
Eso cuando no comíamos pitas, que por unos 3 euros los dos, te quedabas servido de maravilla.
Lo que no me gustó tanto era que te cobraran el servicio(el pan y el cubierto), generalmente eran
unos 0,50 € o 0,80 por persona, pero en un sitio nos cobraron 2 € por cada uno! Y yo no probé
el pan!!! La vuelta al hotel por Monastiraki y Plaka donde nos tomamos el postre en una
pastelería. Que repostería tienen .... Y eso que yo no soy muy de postres... Aprovechamos para
comprar una botellita de Ouzo y probarla en el hotel. Yo que pensaba que era tipo orujo, y total
que se parece al Ricard, anisete puro. A dormir agotados!

5
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 3 – ATENAS Y CABO SUNION

Hoy nos vamos a cabo Sunion, en el extremos sur de Ática. Allí se encuentra el Templo de
Poseidón. Es un sitio conocido por las puestas de sol. De hecho hay excursiones organizadas que
te llevan a ver la puesta de sol por 30 € o más!!! Teníamos claro ir en transporte público y
decidimos ir por la mañana para evitar la aglomeración de autobuses para ver la puesta de sol,
ya veríamos de bien bonitas en las islas. Cogemos el metro en Thisio, que es la estación que nos
venía mejor para donde queríamos ir. Como esta estación pertenece a la línea 1, el billete cuesta
0,70 €. Para las líneas 2 y 3, o la 1 combinada con estas últimas cuesta 0,80 € trayecto.
Nuestra parada era Viktoria. Una zona al Norte de Omonia, que me pareció bastante bonita. Es
una zona bastante elegante, donde hay varias casas y edificios modernistas y neoclásicos y donde
se refleja que fue una zona aristocrática y señorial. Como íbamos sin prisa, dimos una vueltilla
por la zona. Como me gusta perderme sin rumbo y sin prisa... No se veía ni un solo
extranjero(nosotros, claro). Aprovechamos para comprar provisiones para la “excursión”: unas
pitas frías vegetales, bebida, etc. Por aquí nadie hablaba inglés, pero yo ya empezaba a hacer uso
del escaso vocabulario griego que empezaba a aprender.

Los autobuses hacia el resto de Atica, salen de la Terminal de Autobuses de Mavromateon,


que queda cerca de la parada de Viktoria. La verdad que terminal, terminal, es bien poco.
Autobuses parados aquí y allá, en diferentes calles, alrededor de la C/ Mavromateon, eso sí.
Algunas personas nos veían un poco perdidos con el mapa en la mano y nos paraban para
preguntar donde íbamos y nos señalaron el camino y nuestro bus a la perfección. Que majos los
griegos... total que había bastantes autobuses en diferentes calles, el nuestro finalmente salía de la
C/Ioulianou. El billete se compra en el mismo bus, cuesta 4,90 € el trayecto, por persona y salía
cada hora. Este autobús pasa por toda la costa de Ática (hay otro que va por el interior , pero se
ve que es interminable).

Toda la zona costera Oeste de Atica no me gustó nada, tipo Salou, pero ya a partir de Varkiza se
empezaban a ver playitas y sitios más bonitos. Flipé durante el trayecto. Todas las cunetas llenas
de guardabarros y coches chafados, tirados por todos lados.... Después de 2 horas
larguísimas(para 70 km!!) llegamos a Cabo Sunion. Sinceramente nos pegamos un poco de
decepción. En la parte baja hay una playa no demasiado especial y un hotel, y en la parte
alta(donde te deja el bus), una colina donde esta el Templo y un bar un poco caro. Y ya está.
Hombre el sitio, es bonito, hay como unos acantilados pequeños y las vistas son chulas, pero 2
horas para eso...Y encima el templo es minúsculo y bastante ruinoso.

Miramos a ver si teníamos suerte y también era gratis entrar al templo... pero que va, 4 € pax.
Así que decidimos pasar de entrar. Se veía fenomenal desde fuera. Después de hacer un poco el
cabra por la colina, arriba y abajo, descubrimos una calita pequeña, colina abajo, muy bonita
entre rocas. Decidimos bajar, sólo había 2 personas y el agua estaba cristalina. Eso sí hacía una
ventolera de cuidado. Después de unos cuantos baños (nuestro primer contacto con el Egeo) y
de comer nuestras existencias, decidimos volver a Atenas. Personalmente creo que la paliza de
viaje no merece la pena, pero mal no está. Estuvimos a gusto al final.

La parada a la vuelta la hicimos frente a la salida de metro de Sygrou-Fix. Nos dimos cuenta a la

6
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

ida que hacía alguna parada de camino y que nos quedaba como para ir andando al hotel. Para
el regreso tardó un poco menos el autobús, pero estaba lleno de gente que volvía de la playa(
parecía que era domingo, y mucha gente parecía que volvía de pasar el día, y mucha otra ya
regresaba de sus vacaciones. ). Pasamos por la Calle Drakou, una zona peatonal bastante
tranquila, en el barrio que nos alojábamos(al Sur de la Acrópolis) donde había bastantes
restaurantes que parecían bastante baratos. Al final no llegamos a ir a cenar, pero nos hubiera
gustado. Después de la ducha salimos de nuevo a la zona de Anafiotika y después de dar mil
vueltas volvimos al mismo restaurante que el primer día. Música en la calle y la Acrópolis al
fondo. Tomamos una copichuela por la zona y a dormir.

DIA 4- ATENAS

Hoy tocaba ver la Atenas más moderna. Se notaba que muchos atenienses habían regresado ya
de sus vacaciones. Había más tráfico y algunos negocios abrían esos días sus puertas. Fuimos hasta
Monastiraki rodeando el paseo que llevaba a Thissio(me encantaba caminar por ese paseo).
Tenía ganas de ver el mercado de segunda mano que se pone a diario por esa zona. Cientos y
cientos de cacharros y también cosas realmente bonitas y antiguas por doquier. Allí realmente la
gocé regateando. Eso sí, no hablan ni una palabra de otro idioma que no sea el griego. Lástima
que no era plan de cargar con cacharros, pero de haber vivido ahí, seguro que me hubiera
llevado unas cuantas cosas.

Desde Monastiraki fuimos por la calle Ermou(nuestra calle Ermua…) hasta Syndagma y de allí
cogimos la C/Stadiou(llena de tiendas y más tiendas de ropa) para llegar hasta Omonia. Por aquí
todavía se veía mucho más tráfico y gente por todas partes. Dimos una vuelta por todas las calles
de los alrededores: el Barrio hindú, etc. La zona está llena de tiendas, pequeños comercios y
puestitos de venta callejera por todos lados. Tiendas de todo... Por toda esta zona se veía todo
más dejado, más pobreza y muchos emigrantes. Pero aunque la zona era realmente más bien
tirando a fea, reina un ambiente como oriental, que me gustó bastante.

Quería ver la Iglesia de Constantino, (frente al Teatro Nacional) pero estaba en obras, así que
nos fuimos en busca del Ayuntamiento (me esperaba otra cosa). De ahí nos dirigimos al Mercado
Central, que bullicio...Me encanta este ambiente de mercadeo.. El mercado es enorme, y está
dividido en varias zonas. Una zona es la de carne, con un olor muy fuerte, que nos tiró para
atrás. Otra zona es la de pescado, en frente está el mercado de frutas y verduras, y por los
alrededores del mercado está lleno de puestos de frutos secos, que nos hacían la boca agua.... Por
cierto, si en general el agua embotellada está barata, aquí todavía lo era más, 0,30 € el botellín
en los puestos callejeros.

El estómago empezaba a canturrearnos así que nos tomamos unas pitas en un chiringuito al lado
del mercado , donde parecía que era donde comían los vendedores del mercado. 3€ una enorme
pita y una cervecita fresca. Volvimos andando por la C/Athinas(más tiendas de todo tipo...) hasta
Monastiraki. Por cierto, como cambia el ambiente de día y de noche en esta plaza. Por la tarde-

7
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

noche, parece que es el punto de músicos, jóvenes con botellón y turistas desperdigados...De
nuevo por el paseo desde Thissio hasta el hotel para descansar un poquito.
Antes de salir nos tomamos nuestra última cervecita en el Roof Garden y nos dirigimos hacia
Plaka a comprar algún souvenir. Como consejo personal, recomiendo comprar los souvenirs en
Atenas: más variedad, facilidad para el regateo y realmente precios más baratos. Me dejé alguna
cosa para comprar en las islas, pensando que sería más barato y en Naxos casi no había nada de
lo que hubiera cogido en Atenas, y en Santorini muchísimo más caro. Paseando descubrimos en
una plaza un concierto de música tradicional, que estuvimos escuchando un buen rato. Era genial
ir perdiéndose por las calles y descubrir sorpresas a cada paso. Después de dar una vuelta fuimos
por las calles de Plaka que suben a Anafiotika y cenamos en el rte. Zorbas, que nos gustó de
entrada y que recordaba habia mencionado alguien en un foro. La moussaka, de los sitios de
donde más nos gustó y la retsina también buenísima. Tranquilitos y a gusto .Encima en un
restaurante de al lado, tenían música en directo que oíamos de fondo. Después fuimos a tomar
algo y a dar nuestra última vuelta por Plaka.

Me han quedado muchas cosas por hacer y ver (como un concierto de rembetika, la zona de
Gazi, Exarhia,el Lycabeto....), así que seguro que vuelvo a esta ciudad. Personalmente me
encantó. Podía haberme pasado dos días perdiéndome por sus calles.

DIA 5 - NAXOS

Hoy nos vamos a Naxos! La emoción me embargaba. Para ir, había cogido con antelación un
vuelo com Olympic Airlines por 50 € cada uno. Me despisté un poco, porque para cuando cogí
el vuelo se había subido el precio y no quedaban plazas libres para el día que hubiera querido.
Hubiera preferido ir primero a Santorini y despues a Naxos, pero bueno, tampoco nos salió tan
mal.

Para ir al aeropuerto decidimos coger un taxi hasta Syndagma, desde donde sale el bus al
aeropuerto. Todavía no habíamos cogido ninguno de los famosos taxis de Atenas, nos apetecía y
además así nos evitábamos ir maletas arriba y abajo hasta coger el metro. Total que el taxista era
super majo y regateando, regateando, nos llevó directamente al aeropuerto por 18 €. Durante
todo el trayecto estuvimos hablando efusivamente y nos estuvo contando mil cosas de Grecia.
Majísimo. Total que llegamos al aeropuerto desde el hotel en 35 minutos. Nos comentó que
éramos unos “sortudos” de marchar justo ese día de Atenas, porque a partir del día siguiente
esperaban una ola de calor y unas temperaturas a partir de 40 º. Menos mal... Durante esos días
tampoco pasamos mucho calor, excepto cuando subimos a la Acrópolis. Al volver a España, nos
enteramos de que había habido una ola de calor, incendios y demás. Cuando estuvimos allí, ni
flowers!

Total, que el vuelo salió con 3 horas de retraso... Nadie decía nada. Sólo problemas técnicos.. Y
cada hora. Esperábamos que no fuera cierto que el avión con el que íbamos a volar, tuviera

8
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

problemas técnicos… Era desesperante... De haberlo sabido nos vamos en ferry.!!! Estos de
Olympic Airlines se ve que se pegan unas pasadas de lo lindo, por lo que nos contaron.

Finalmente salió el avión y después de 25 minutos llegamos a Naxos. El avión pegaba unos
frenazos para no salirse de la pista ... de risa!! Total, yo convencida de ir a protestar al llegar al
aeropuerto, por el retraso, y cuando llegamos al aeropuerto... Protestar??? Donde??? No había
aeropuerto!!! Jajajaja. Mi casa es dos veces el aeropuerto, de verdad, me cogió un ataque de
risa.....Así que las protestas quedaron en agua de borraja.. Justo era entrar y salir a la calle, unos
servicios, una pequeña taberna y ya está, y para coger el equipaje: en la calle (seguro que ahí no
se pierde), buenísimo. Parecía que habíamos llegado a un sitio perdido. Al salir del “peazo”
aeropuerto, ya se empezaba a notar el aire isleño. Unos cuantos taxistas pegando gritos, pero
con una tranquilidad pasmosa. Había uno que nos estaba esperando(el pobre, 3 horas
esperando). Era un servicio del hotel donde nos íbamos a alojar. El tío conducía como un loco
encolerizado, lo mismo que el resto de coches que nos íbamos encontrando por el camino.
Turismo de aventura, sí señor!

Al llegar a Naxos, fuimos por callejuelas super bonitas, de casas blancas con montones de flores
hasta llegar a nuestro bonito hotel. Hotel Akrogiali. http://www.naxos-
hotel.com/akrogiali/index.html Aunque suele ser al contrario, me gustó más al natural que en la
web. Nos costó 50 € la noche con un super desayuno y transfer incluido. Lo había cogido con
antelación, porque me había gustado mucho y el precio me pareció muy bueno para ser agosto.
En principio íbamos a estar 6 noches pero habíamos acordado la posibilidad de acortar o alargar
estancia. Finalmente fueron las 6 noches, y me hubiera quedado 15 días más....El sitio era un
hotel familiar super bonito a 50 metros de la Playa de Agios Giorgios, y justo al lado del pueblo
y 10 minutos del Puerto. De construcción típica de las Cícladas, regentado por el típico señor
griego, que había vivido muchos años en Alemania y con el que me comunicaba en alemán. Algo
que a él le hizo tanta ilusión, que nos pasábamos largos ratos conversando en las sillas que tenía
en la calle. Que bueno, eso de las sillas y mesas en la calle.. La habitación, super grande, con un
ramo de rosas frescas para darnos la bienvenida, y una terraza enorme con mesa y sillas , con
vistas al mar, donde cada día desayunábamos.

Estábamos muertos de hambre, ya eran las 4 de la tarde, y como justo debajo teníamos la playa
y unos cuantos chiringuitos, nos fuimos de cabeza a comer algo. Nos pusimos las botas comiendo
pescadito, calamares y otras delicias culinarias, en un chiringuito, donde repetimos varias veces, el
Kavouri. Daban de comer a todas horas, el personal era muy majo y el precio inmejorable, eso
estando a primera línea de la playa. Después de pegarme un baño en esa playa, que no me
gustó mucho, por cierto, nos duchamos y salimos hacia el puerto.
El sol ya se estaba poniendo y la puesta era preciosa. Subimos por el Kastro y por sus calles
laberínticas. Que lugar tan bonito. Hay cada rincón precioso, pero la facilidad para perderse
también es enorme. Se ven restaurante super bonitos, y tienditas pequeñitas con mucho encanto.
Y vimos los primeros pulpos colgados para ser secados y posteriormente asados a la parrilla.
Subimos hasta arriba, a la Iglesia veneciana, pero como el sol se estaba poniendo decidimos
volver al día siguiente para verlo con la luz del sol. Bajamos al puerto, donde hay bastante
ambientillo y muchos chiringuitos con pulpo y pescado colgado. Nos tomamos una cervecita que
me pareció bastante barata., 2 €, de medio litro y en pleno puerto y encima tapita. Así que nos
hicimos asiduos del chiringuito y al final, casi primos hermanos del camarero. Cenamos una pasta
en el puerto (teníamos antojo) y de vuelta a casa, una deliciosa crepe de chocolate. Allí ya
empezaba a decidir que en Septiembre empezaba dieta... Una vueltita y a dormir...

9
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 6 – NAXOS

Un nuevo día. Nos levantamos y pedimos el desayuno. Lo sirven en la terraza de cada


habitación. Para mi, todo un lujazo, desayunar con la brisa marina mañanera y el mar como
telón de fondo. Ay que nostalgia... El desayuno super completo. Con lo que a mi me gusta un
buen desayuno para empezar el día con energía: café, té, leche, diferentes embutidos y quesos
que cada día variaban, huevos escalfados, varios tipos de pan, algo de repostería que también
variaba, varias mermeladas y 2 tipos de fruta. No cantidades descomunales, pero muy
completito y encima a domicilio!

Después de gozarla un poco en la terraza y hacer la “colada” volvimos a subir al Kastro.


Estuvimos un buen rato “perdiéndonos” por las callejuelas y haciendo fotos a tutiplen. Que luz!
Si en Atenas alucinamos con los numerosos perros, aquí lo hacíamos con los montones de gatitos
que había por todas partes. Bajamos por la parte trasera del Kastro, por donde no se veía ni un
alma y bajamos hasta Grotta, un barrio junto a Naxos con una playa de guijarros. Hacía un
viento terrible y unas olas alucinantes. Más que el Egeo parecía el Cantábrico... En esa zona al no
haber bahía, no estaba tan protegido. Las vistas eran increíbles. Desde ahí, subimos al templo de
Apolo , del que ya no queda más que la puerta y algún resto más, pero al estar en un alto, hay
unas vistas muy bonitas. A pesar de no quedar gran cosa del Templo, a mi me pareció un sitio
muy bonito, y se sentía muy buena energía.

Justo a los pies del Templo había un par de calitas, pero como la mar estaba muy brava, se
comía toda la tierra y era imposible el baño. Pero también justo al lado hay una zona con
escaleras y una zona de bañarse. Por supuesto, me pegué unos buenos baños. El agua estaba
tranquilita y totalmente cristalina. Que gozada! La verdad, que todos los días en las islas, iba
todo el día con el bañador puesto y pegándome baños allí donde era posible. Me pasé todas las
vacaciones casi sin usar ropa ...

Una cosa curiosa, que me llamó la atención eran las olas que se formaban en algunas playas de
Naxos ciudad y en Rafina, también. Cuando llegan los ferries, aunque estén lejos, forman tal
movimiento marítimo, que se monta un oleaje terrible que inunda toda la playa. Así que, cuando
llegaba un ferry, veías a todo el mundo corriendo para mover las toallas y salir huyendo. Señal
de que ya se les había mojado anteriormente.

Después de un buen remojón, tocaba el vermouth, claro. Así que nos fuimos al puerto, al
chiringuito de nuestro “primo” a tomar unas cervecitas y una ración de pulpo asado.
Sinceramente, no he probado pulpo tan tierno en la vida, como el que comimos en Naxos, tanto
asado, como en vinagreta. Se me hace la boca agua...Y la idea de colgar los pulpos al sol, me
pareció de los más genial y pintoresco. Por lo que me han comentado, algo muy usual en Africa
también, en los sitios costeros.

Después del aperitivo, el hambre apremiaba y decidimos comer un menú en uno de los
chiringuitos del Puerto. Era un menú de oferta con souvlaki en plato y vaso de vino por 5 €. Y
como nos pareció bien de precio, allí nos quedamos . La peor idea que tuvimos. Escasísimo y
más bien tirando a malo. Así que ya ni intentamos probar los otros menús de oferta en otros

10
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

sitios. Peazo timo! Nada recomendable. Después de la “estupenda” comida, nos fuimos al hotel
a echarnos una siestilla.

Después de tanto estrés, había que volver a la playa. Como la de Agios Giorgios no me había
gustado mucho, estuvimos investigando, y justo al lado del hotel había una calita con arena y
guijarros que estaba casi vacía y de aguas cristalinas, donde se veían todos los peces y los niños
pescaban pulpos en la zona rocosa. Así que ahí nos quedamos. Era curioso ver que los griegos,
que eran la mayoría de turistas que había en Naxos, disfrutaban poniéndose todos, todos, justo
donde estaba la multitud. Todos reunidos justo donde estaban los chiringuitos y el resto de playa
vacía. Eso lo vimos en muchas playas, y por no decir las playas sin chiringuito, vacías en pleno
Agosto!

Después de ducha de rigor y demás, dimos una vueltilla por el pueblo nuevo, la plaza, etc. y
volvimos al puerto, a “nuestro chiringuito”, con tan buena suerte que coincidimos con un
concierto y bailes regionales en una plaza que hay en el puerto. Me pareció muy similar a la
música turca, lo mismo que los trajes típicos. Después del espectáculo, subimos al Kastro a cenar
.Se notaba que era sábado porque había mucha más gente que el día anterior y la mayoría de
restaurantes estaban a tope. Por cierto, el horario griego igual que el español. Aperitivo mañana
y tarde y comida y cena bien tarde! Finalmente cenamos en el restaurante To Kastro, en una
placita donde probamos las dolmadas, albóndigas, croquetas de verduras, etc. Todo delicioso y
por supuesto regado de vino. Con el buche bien lleno, bajamos al puerto y nos tomamos unos
cuantos cocktails en una terraza en la que hacían happy hour y estaban bastante bien de precio.
Ya con la vista un poco nublada, nos fuimos a dormir.

DIA 7 – NAXOS

Después de deleitarnos con el desayuno en nuestra maravillosa terraza, decidimos irnos de


excursión a alguna playita de la Costa Oeste. Decidimos coger el bus para visitar Agia Anna y de
ahí ir andando hasta Plaka. La estación de autobuses está en el puerto y el chiringuito de venta
de tickets permanece abierto hasta altas horas de la mañana, puesto que hay bastante tráfico de
autobuses a los resorts, playas y demás. El papel con los horarios vuela super rápido, eso sí. Así
que si no se coge por la mañana, ya nada. Bueno pues cogimos el billete para Agia Anna. El bus
salía cada 30 minutos y costaba 1, 20 € por persona.(lo mismo costaba hasta Plaka). Había que
coger ida y vuelta, porque en el autobús en principio no venden billetes. También era posible
coger un taco de billetes. El ticket del bus, super bonito, con la foto del Templo Apolo. Hay que
validarlo en la máquinita al subir. Aunque no entendí porque, ya que al cabo de un buen rato
vino un chico a pedir billetes y los iba rompiendo. Le puse cara de pena, y logré que no me lo
rompiera. Es que me gusta poner estas cosas en el álbum de fotos.

Este autobús en concreto no iba excesivamente lleno, pero otra cosa que me anonadó en Grecia,
es que el aforo permitido en los autobuses no existe. Allí la gente se apiña en cualquier rincón

11
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

del bus, aunque el viaje sea de 2 horas. Nadie dice nada por ir de pie. Sálvese quien pueda!

Llegamos a Agia Anna. Pensábamos que era otra cosa, pero el agua estaba totalmente cristalina y
la arena era dorada. Hay 2 playas. Una más grande, que es la prolongación de Ag. Prokopios,
con bares y tal que, por supuesto, era donde se reunía la multitud y otra, tipo calita más
pequeña y por supuesto medio vacía. Había un pequeño puertito con sólo algunas barquitas y
algunos árboles con sombra. Después de pegarnos un chapuzón, decidimos marcharnos a Plaka.
Fuimos caminando por un camino entre cedros, subimos a un promontorio rocoso donde había
una pequeña iglesia(para variar) y al bajar por las rocas para entrar en Plaka, nos encontramos
con una preciosísima cala nudista, en la que no pude evitar pegarme unos cuantos chapuzones.
Después de estar allí un ratito andamos un rato por Plaka, que estaba casi vacía(claro no hay
chiringuitos…). Es una de las playas más largas. 4 km, creo. Y la disfrutamos un rato.

El mar da hambre... Volvimos andando a Ag. Anna y decidimos ir a comer a una taberna frente a
la cala de antes. Rte.Faros, parecía muy casero de entrada y encima vi que venía recomendado
en la Trotamundos. Para una vez que hago caso a la guía, una porquería. No nos gustó nada y el
personal de lo más antipático. Este sitio, junto con el del menú del día anterior, los únicos sitios
en los que se puede decir que comimos mal. Tampoco exageradamente mal, claro. La verdad,
que salvo esta ocasión nunca miré la guía para buscar un restaurante, y curiosamente fuimos a
parar a algunos sitios, que luego vimos recomendados en la guía. Que casualidad.

Fue desde este restaurante donde vimos a un autobús magullando vilmente a un coche aparcado.
Lo dejó totalmente abollado y rayado, pero lo más curioso, es que lo hizo impunemente bajo la
mirada pasota de dos policías!! Como el autobús no pasaba bien, decidió abollarlo, ala! Cuando
vino el señor del coche se quejó al policía y este le dijo que fuera tras el autobús, que se había
ido hacía un rato (no comments..) Así que el señor salió a toda leche a buscar el autobús de
amarras A saber que pasaría finalmente ¿?¿ Es de chiste o no es de chiste? Vivir para ver. Como
les metan lo del carnet por puntos a los griegos, en 2 días se queda Grecia sin conductores!!!

Después de un último baño, cogimos el autobús de vuelta a Chora. Hicimos una paradita para
tomar un Frappé en la plaza del pueblo nuevo y a renovarnos al hotel.

Esa noche cenamos en el Rte. Flamingo, en una calle que sube al Kastro, cerca del puerto.
Comimos un souvlaki mixto en plato, buenísimo, con montones de guarnición y ensalada. El sitio
muy bonito y con vistas al puerto. Había unos músicos tocando en directo y unas señoras guiris
con unos cuantos vinos de más, que la estaban gozando, pegándose unos bailes sin pudor. Para
bajar la cena, me pedí un Kitron, el licor típico de Naxos. Me gustó bastante, me recordó un
poco al sabor del sorbete. Y al pedir la cuenta nos sirvieron un par de chupitos más. Bien!! Los
precios buenos, encima en la zona que estábamos, pero había truco!! La clavada con el pan. 2 €
por persona, que choricillos... Nos hizo un poco de rabia, pero realmente habíamos comido muy
bien. A dormir como chuiquillos.

DIA 8 – NAXOS

Estábamos dudando si ir a Koufinisia o no, pero definitivamente la idea de tener que ir para dos
días, no nos apetecía, ya que en Naxos estábamos de maravilla. La verdad que es una isla a la

12
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

que me gustaría ir en próximas ocasiones. Y disfrutarla por sí sola. El taxista de Atenas (el majete)
nos estuvo contando maravillas de esa isla, y me dijo que él, es donde iba todos los años de
vacaciones a un camping que había.

Total que ese día decidimos quedarnos a no hacer nada en concreto. Después del desayuno, nos
bajamos a la calita de al lado del hotel, donde descubrimos un rincón todavía más maravilloso.
Entre las rocas que van desde la cala hasta el promontorio (donde hay un restaurante que parecía
abandonado), había una mini cala espectacular, que por no tener buen acceso estaba vacía, y que
encima al quedar entre las rocas estaba completamente aislada. Además había sitio justo, sólo
para dos, parecía hecha a medida. Así que la convertimos en nuestra cala particular. Pasamos la
mañana disfrutando del "dolce fare niente" y después comimos en el chiringuito de la playa:
pescadito, pulpo, etc. Después a tomar el postre en otro chiringuito de la playa, retozando en
una hamaca....

Después de la siesta, me fui a pegar unos baños en la cala privée y a ver la puesta de sol desde
allí. Un día de lo más estresado... Las puestas de sol , preciosas. La mayoría de los días la veíamos
desde la terraza desde nuestra habitación. Era tan bonita, que no hacía falta congregarse con la
multitud en el Templo de Apolo. Antes de salir, pasamos largo rato conversando en las sillas de
la calle, con el propietario de la casa, Manolis(como muchas otras tardes). Que suerte tienen de
ver la vida pasar de esta manera. Y allí fue, cuando no pude resistir la tentación de preguntarle
que carai era lo de “jroña que jroña”. La frase típica del anuncio de yogurt. No me podía más , la
curiosidad… Para no ofenderle (por si acaso), le expliqué toda la historia del anuncio y tal, y por
fin me enteré de lo que significaba “años y años”, o sea como decir algo que viene haciéndose
desde hace muchos años... Me hizo ilusión saberlo…

Después de tan maravillosa tertulia, salimos a cenar y compramos unas pitas y patatas asadas en
un puesto, al principio del puerto, que tenía mucho éxito(y entendí porque, riquísimas y baratas.
También hacían unos crepes buenísimos. Había familias de griegos que se llevaban bolsas enteras
de pitas para toda la family). Pillamos unas latas de cerveza en un kiosko por 1 € y nos comimos
todo en un banco del puerto.

Después de la cena fuimos a buscar el billete para el ferry a Santorini, con Blue Star: 12,40 € (por
persona). Nos dieron con butaca numerada, que yo ni usé. Pero eso es otra historia....Después
fuimos a tomar unas cervecitas a un local llamado “On the Rocks”, en una de las calles
principales entre el puerto y la subida al Kastro. Donde por cierto, el chico hablaba español
perfectamente y donde vimos un conciertillo acústico y estuvimos un buen rato muy a gusto. Allí
las cervezas eran más caras, pero es lo que tienen los locales nocturnos. Mañana sería otro día. A
dormir.

DIA 9 – NAXOS

Hoy vamos a inspeccionar el interior de la isla. Fue un día super bonito! De los mejores en la isla!
Habíamos estado mirando los precios de alquilar un coche. Tal y como conducen los griegos y
con esas carreteras, descartamos desde el principio la idea de la moto. Total para un día… Lo de
ir en bus, lo descartamos de entrada, también, porque queríamos ver diferentes pueblos y en bus
se hubiera hecho interminable, además así teníamos más libertad.

Habíamos mirado en diferentes agencias, la mayoría locales, que son las que suelen ofrecer mejor

13
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

precio, y todo nos pareció un poco caro 45- 50 € lo más barato. En las grandes compañías
todavía más caro. Así que preguntamos en el hotel y nos recomendaron un sitio. Nos dijeron
también que en Agosto los coches suelen ser bastante más caros. El día anterior habíamos ido a
preguntar a la agencia recomendada y al decirnos que costaba 40 €(lo más barato que habíamos
encontrado) hicimos ya la reserva. La agencia se llama Naxos Way y está en una calle, al lado
de la plaza del pueblo nuevo. No recuerdo la calle, pero está casi en frente de un restaurante
italiano, que se suponía muy conocido: Tratttoria Susanna.

Salimos prontito para aprovechar bien el día. Al ir adentrándote, el paisaje cambió de forma
espectacular y la temperatura fue perdiendo la frescura de la brisilla marina. Todo más verde,
montones de valles llenos de olivos, limoneros.... Las carreteras bastante malas, pero casi no
encontramos tráfico en todo el día. La primera parada la hicimos en Mesi Potamia y Ano
Potamia. Allí aparcamos el coche donde pudimos y estuvimos andando entre caminos un ratillo.
En ese momento me hubiera gustado dejar el coche y seguir andando y andando... Esa zona me
pareció super bonita.

De allí nos fuimos a Chalki, donde ya empezaba a apretar el calor de lo lindo. Vaya diferencia
de la costa, con la brisa del mar... Estuvimos visitando el pueblo, que me pareció muy bonito.
Me dio pena no coincidir con la hora de comer, porque me hubiera gustado probar la famosa
ensalada de tomates en la plaza del pueblo, tan recomendada por algunos lares, pero… El
pueblo bastante tranquilito .

Nos fuimos a Filoti. En la zona de la carretera, donde paramos en una de las varias terrazas que
había a tomar un refrigerio, estaba bastante lleno de turistas. Pero acto seguido fui a perderme
por el pueblo. Mi compañero estaba achicharrado así que pasó olímpicamente de la visita y se
quedo con su refrigerio. El se lo perdió. Me perdí varias veces en el sentido literal de la
palabra(es que es mi especialidad…), pero fue genial. Creo que perderte es una de las mejores
sensaciones y encuentras lugares y personas, que de no haber sido así, no hubiera visto jamás. Me
iba encontrando con muchas ancianitas: kalimera, kalimera!! (significa buenos días) Parecía que
eran las únicas que iban por la calle. Bueno algún burrito.. Me pareció un pueblo precioso, que
deslumbraba con sus paredes encaladas a cada paso. Muchas casas tenían huertos en la parte de
atrás, con tomateras y algunas cabras, cuya lecha serviría para hacer el delicioso queso. Las vistas
desde arriba, preciosas también. Después de un buen rato arriba y abajo, y sin saber ni como, fui
a parar a la plaza y la Iglesia.(parecía que eran o habían sido las fiestas) Entré en la iglesia(el cura
ortodoxo me miró un poco mal, es que iba un poco descocada.., pero hacía mucho calor
jolín...), pero la iglesia era preciosa, como la mayoría que visité. Total, todo precioso. Me
encantaron también todos los puestos que había por la calle de fruta, tomates, berenjenas,
calabacines.. Tenían una pinta que me hubiera llevado un kilo de cada cosa. El Monte Zas estaba
allí, con un camino que se divisaba a lo lejos, y que me decía: veeen... Pero con ese calor era
algo impensable. La próxima... El valle alrededor de Filoti, algo precioso también.
Nos fuimos hacia Apiranthos. Hicimos una paradita y dimos una vuelta. Parecía el pueblo
fantasma, no había ni un alma. Lo que más me gusto de ese pueblo fueron las visitas que había.
Había leído que era uno de los pueblos más bonitos de la islas, quizás por eso me decepcionó un
poco. Pero bueno, era bonito.

De ahí decidimos marcharnos hasta Moutsouna, una playa en la costa Este, que según había
leído era bonita y no muy visitada. Luego entendí porque. Que carretera!!! Malísima, unas curvas
alucinantesssss y unos pedazo precipicios que como te despistases, te ibas a criar malvas ipso
facto. Menos mal que no había apenas coches, porque en algunos tramos dos coches no pasaban
ni de broma. A pesar de la carretera, las visitas que había de la costa y de la isla vecina una vez
arriba del todo, eran maravillosas. Había que subir un puerto y luego bajarlo... Bueno, no sé si se
puede llamar puerto. Y el paisaje totalmente espectacular. Una serie de rocas continuas de tonos
marrones, y nula vegetación que hacían que pareciese que estábamos en otro planeta.

Por fin, llegamos al pueblo. Más que un pueblo, era un pequeño puerto, con muy poquitas casas,

14
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

donde si querías desconectar del mundanal ruido, era perfecto. Además por no volver por esa
carretera, fijo que te quedabas ahí todas las vacaciones. El pequeño puerto, con algunas tabernas.
Una de las calas estaba al lado del pequeño puertito, donde apenas había cuatro barquitas de
pescadores y desde donde antiguamente se transportaba el esmeril que se extraía de esa zona.
Los niños que había se lo estaban pasando bomba tirándose al agua desde la grúa. Todavía
quedan los raíles y las vagonetas. Había poquita gente, pero menos había en la otra cala de al
lado, estaba casi vacía. Unas 4 personas. Sigo recordando que era pleno Agosto... El agua
totalmente cristalina y con todos los tonos de azul. Preciosa. Después de remojarnos un rato,
fuimos hasta la zona del puertito donde estaban las tabernas. El lugar tiene un encanto muy
especial. Las tabernas tenían pescado fresquísimo que tu escogías y te lo pesaban y asaban
delante de ti. Los precios nos parecieron bastante caros. Claro, o comías allí, o te volvías por las
infernales curvas. Así que hicimos esto último y decidimos volver a Filoti y comer allí.

A la vuelta, hicimos una parada en un alto antes de bajar a Filoti y flipamos un buen rato con las
espectaculares vistas de todo el valle. Al llegar a Filoti , nos sentamos en una taberna de las que
hay junto a la carretera a la sombra y con el valle tras nosotros. Allí estaban el niño de unos 13
años sirviendo, y la madre y la abuela de cocineras con un garbo que espantaban. Me da cierta
envidia esta facilidad que tienen para no tener prisa por nada y ver la vida pasar. Nos pedimos
una ensalada griega y dos platos de spaghetti con carne, parecido a la bolognesa, pero con vino,
ajo....

Después de media hora y devorarnos todo el delicioso pan, esta vez bien pagado y encima
barato...(creo que fue el mejor pan de toda Grecia que probamos. Y en general, era rico), nos
trajeron una ensalada con unos tomates deliciosos, que posiblemente cogieron del huerto que
tendrían detrás. Media hora más tarde (y no exagero) trajeron un plato de spaghetti.(uno) Yo
creo que lo hicieron todo al momento(cocer la pasta , el sofrito, triturar la carne...) Mi
compañero ya se había devorado toda la pasta(le di mi permiso) y yo seguía allí con los dientes
más afilados que un león hambriento. Ya le di el toque, claro. “Ah! Me pensaba que solo quería
un plato, perdón...” Pa matarlo al chavalín ! Ala, a esperar media hora más. Nos podían haber
sacado un chupito o algo para compensar, no? Total dos horas para comer. Bueno, el plato
estaba tan super buenísimo, que se lo perdoné. Y no era porque estuviera hambrienta, estaba
buenísimo de verdad.

Después de la larga espera y la deliciosa comida, nos fuimos de vuelta, pasando por la zona de
Sagri, también muy bonita y con capillitas por todos lados. Otra zona, que me hubiera gustado
hacer a pie. Y antes de volver a Chora, la última parada. Nos fuimos a Alyko, una playa en la
costa Oeste, pero al Sur. Fascinante!!! Fue de las playas que más me gustó. Una playa larguísima
de dunas, espectacular. Igual estaríamos 20 personas en montones de kilómetros. Espectacular de
verdad. Como siempre, agua totalmente cristalina, arena dorada y montones de peces
enredándose en nuestros pies...

De vuelta a Chora lo hicimos por Tripodes, un pueblo que me pareció super bonito y auténtico.
Allí me hizo gracia ver a una señora cortándole el bigote a su marido (peazo bigote) en la silla de
la calle. (casi todos llevaban bigote, por cierto), Y el tio todo huevón sin inmutarse, la señora le
tenía que girar hasta la cara... Un espectáculo!

Había sido un día genial, y realmente me entraron muchas gansa de recorrer la isla a pie, al
menos en algunos tramos, encontrando a cada paso, ermitas, torres, olivos, limoneros,
molinos.... Pero por supuesto no con ese calor veraniego!!

Nos pegamos una ducha , cogimos unas pitas en el chiringuito del día anterior, unas cervezas en
el kiosko y a dormir. Se empezaba a notar ya que la mayoría de griegos habían acabado sus
vacaciones. Había la mitad de gente por la calle. El día había sido genial!!

15
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 10 – NAXOS

Hoy es el último día entero en Naxos y decidimos pasarlo entero en Chora, disfrutar de la
relajación, el mar y los buenos alimentos...

Después de nuestro maravilloso desayuno con vistas, bajamos a nuestra calita particular.
Realmente era una gozada estar allí, en mitad de todo, pero totalmente aislados.
Completamente solos. El agua estaba maravillosa. Pasamos toda la mañana, gozando de aquel
fantástico rincón del mundo, que era nuestro pequeño mundo en esos momentos. La relajación
me embargó en todo momento, incluso en algunos momentos llegué a sentir escalofríos de
felicidad.... Comimos en el chiringuito de la playa, del que éramos ya casi unos habituales
clientes: pescadito, pulpo, ensalada, bolas de calabacín...

Después de la maravillosa siesta, que tanto añoro ahora, bajamos de nuevo a la playa y nos
pegamos nuestros últimos baños de mar de Naxos. En esta ocasión estuvimos en la cala más
grande, la que había junto a la nuestra. Y allí pasamos un buen rato hablando con una familia
griega que habían pescado unos cuantos pulpos. Seguro que esos iban a la cazuela rápido.

Antes de salir, una vez duchaditos y arreglados, gozamos nuestra última puesta de sol, desde
nuestra fabulosa terraza. Que felices podemos llegar a ser, con estas pequeñas grandes cosas de la
vida....

La última vuelta por el Kastro y alguna que otra comprita. Bajamos al puerto a despedirnos de
nuestro “primo” del chiringuito del puerto y nos tomamos unas cervecitas.

Para cenar nos fuimos a la Plaza del Pueblo Nuevo, a un restaurante al que le había echado el
ojo, y realmente tuve un buen presentimiento... El Scirocco. Parecía que había bastante guiri,
pero bueno, nosotros también lo éramos. Y luego resulto que venía recomendado en la guía
Trotamundos. La misma casualidad que tuvimos con otros sitios, en los que estuvimos, y luego
resultó que eran recomendados. (nos pasó con dos o tres sitios)

Bueno, pues comida como más variada y elaborada que en otros sitios y el personal de lo más
majete, simpático y amable. Ensalada de pulpo, pez espada con salsita, steak con una salsa
riquísima, unas guarniciones también deliciosas que podías escoger, postres, vino, café... No llegó
a 30 € los dos. Y encima nos invitaron a unos chupitos riquísimos (creo que eran de licor de café
con nata), y como estaban tan ricos, el camarero se enrolló y nos trajo dos rondas más. Ese rato
lo pasamos genial. El sitio como menos tradicional, pero fue uno de los sitios donde disfrutamos.

Dimos una última vueltilla paseando por el puerto y el paseo junto al mar y a dormir. Mañana a
Santorini.

Naxos, nos había encantado, y realmente nos faltaron días para ver mas cosas. Quizás si
hubiéramos ido a otro ritmo, hubiéramos podido visitar más lugares, pero sentíamos que el
tiempo nos había cundido y nos sentíamos totalmente relajados. Y de eso se trataba. Siempre
recordaré con cariño los largos ratos de charla con Manolis en la silla de la calle y esos desayunos
y puestas de sol en nuestra fantástica terraza.

16
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 11 - SANTORINI

Hoy nos vamos a Santorini. Da cierta tristeza dejar Naxos, me hubiera estado 15 días más, pero
la emoción por descubrir un nuevo sitio, sobrepone lo demás.

Me habían hablado, antes de marchar, de unos mosquitos “mutantes” que estaban invadiendo el
país, especialmente Atenas, y que eran acribillantes. Bueno, pues cuando ya empezaba a creer
que eran todo una leyenda urbana... ZAS! Montones de picaduras al canto. En Atenas, no ví ni
un mosquito, ni mutante ni normal. Y yo soy toda una delicia para todo tipo de insectos... Y en
Naxos van y el el último día ...carai!!!! Yo que estaba toda contenta, y me levanté con la pierna
acribillada y una picadura en el tobillo descomunal, que hizo que se me hinchara de una forma
exagerada, y que incluso me impidió caminar con normalidad los tres siguientes días. Malditos
animalejos....

Después de desayunar, bajamos a la playita y nos dimos un último paseíto, remojando nuestros
pies y mis picaduras.... Al volver y después de despedirnos efusivamente de Manolis y compañía,
un taxi que corría por parte del hotel, nos llevó hasta el Puerto. Por el camino el señor, recogió a
la mujer, a la amiga y solo le faltó a la suegra....

La verdad, que no había mucha gente en la cola para subir al ferry. Se notaba el bajón de turistas.
Como comenté, llevábamos billetes en butacas numeradas. No sé porque, ya que yo había
pedido clase turista. Total, que como el ferry iba bastante vacío, todo el mundo se sentaba
donde quería. Había una zona de butacas numeradas, en la que gente con otros billetes no
numerados se sentaba, pero que de haber ido lleno el ferry no hubieran podido utilizar, claro.
Luego otra zona VIP, y las otras dos áreas: otra zona interior para sentarse en las sillas del bar, y
las sillas exteriores, que de haber estado el ferry lleno, era para quien primero pillara.

El viaje muy agradable y bonito. Se veían todas las islas, y la vista de Chora al dejar la isla, era
espectacular. Mi sillón ni lo utilicé, ya que no paré de ir de un lado a otro y de arriba a bajo.
También estuve un buen rato sentada en cubierta, con la mirada perdida en la inmensidad del
mar.

La llegada a Santorini fue espectacular. Se veía toda la isla con sus acantilados rojos, las casitas
blancas y de colores pastel arriba, como pendientes de un hilo y unas sinuosas carreteras que
llevaban desde los puertos hasta la parte alta de la isla, donde estaban las poblaciones. Cuando
llegamos al puerto de Santorini, qué era aquello?? Parecía la bolsa de New York, en hora punta,
pero con señores griegos con bigote, totalmente sudorosos. Al menos había 50-60 señores, con
pancartas ofreciendo habitaciones y hoteles, además de toda la multitud de turistas. Vaya
agobio!!! Menos mal, que había cogido el hotel antes de ir a Santorini, porque ponerse a
regatear con el calorazo que pegaba, entre cientos de personas, era lo que menos me apetecía en
ese momento. Pegaba un sol de mil demonios, y ni una gota de brisa.

Allí, entre la muchedumbre encolerizada, divisé a lo lejos una pancarta que ponía Villa Ilios.
www.santorini.gr-santorini.com/hotels/hotelvilla-ilios El hotel donde nos íbamos a alojar.
Cuando llegamos, después de hacer el rally a Santorini(como conducía el tío...) nos pegamos un
poquillo de decepción. El hotel no estaba mal, pero me imaginé otra cosa. Creí que era algo más

17
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

grande y con más encanto. El lugar donde estaba sito era bastante feo, al lado de la carretera,
aunque no había apenas ruido. La parte exterior era bonita, pero las habitaciones eran un poco
antiguas ya. Pero bueno, después de borrar de la mente, la imagen preconcebida, estaba bastante
bien... La habitación estaba en la planta baja, y tenía una pequeña terracita desde la que yo
saltaba para ir a pegarme algún baño a la piscina.

El hotel está regentado por una chica y sus dos padres. Los padres bastante majos, ni papa de
inglés, y bastante risueños y amables, pero la hija, que parecía la encargada del hotel, más seca y
estirada que ni sé. Que tia más sosa!! Se tiraba todo el día pegándole berridos a los hijos...
Bueno, al final estuvimos bien, la habitación era mediana, con nevera y aire acondicionado y el
baño bien también. Nos costó 60 € la noche, con desayuno y transfer ida y vuelta. Que vistos los
precios en Santorini en Agosto, me pareció bastante bien. Por no hablar de los precios de hoteles
con vista a la caldera y luego tampoco me parecieron tal maravilla..... para los precios tan
abusivos que se pagaban, claro..

Después de dejar los bártulos, y como estábamos achicharrados, nos pegamos unos cuantos
largos en la piscina del hotel. Estábamos solos. Nos pegamos una duchita y salimos a investigar
como era Fira. El hotel estaba un pelín alejado del pueblo, pero no demasiado, unos 15 minutos
andando. Pero también estaba bien, estar alejado del bullicio. El camino hasta el Centro de Fira,
era feísimo y las casas como muy dejadas y se veía un pelín sucio.

Eran ya las 7 de la tarde, con lo que había unas colas terribles de gente para subir al pueblo y ver
la puesta de sol. Un pelín de agobio… Al acceder a la parte alta, me pareció espectacular, para
que nos vamos a engañar: casitas preciosas, hoteles y restaurantes todos colgados del acantilado,
y el volcán y Thirassia justo enfrente. Pero el mogollón de gente, rompía un poco el encanto.
Dimos una pequeña vuelta, pero como estábamos sedientos y queríamos ver la puesta de sol,
nos apalancamos en un cocktail-bar que parecía menos glamouroso que otros(léase más barato),
El Cocktail-Sunset, aunque no obstante nos pegaron un sablazo tremebundo(como la mayoría de
bares en Santorini), 4 € por una cerveza de 33cl. Bueno, pero valió la pena. Una de las puestas
de sol más bonitas que he visto en mi vida. Me emocioné y todo. Es que soy una romántica...

Después de dar una vueltilla, apartando a la multitud de turistas a todo paso, estuvimos
buscando un restaurante y finalmente cenamos en el Resturante Olive, en la C/ Erithrou
Stavrou, una de las principales. Super barato, (increíble), y todo super fresco. Era un sitio
sencillito, pero de calidad. El señor que lo llevaba era muy majo, y otro día que fuimos a cenar
allí, vimos a mucha gente que estaban la primera noche. Eran casi todo clientes habituales, vaya.
Con esos precios, en el mismo centro de Fira... Cenamos ensalada griega, moussaka, tomates
rellenos, pimientos rellenos, pan, vino.. todo por 16 € los dos. Los italianos que estaban al lado,
y que repitieron no sé cuantas noches, se estaban trincando una parrillada de pescado que salía a
20 € dos personas, y tenía todo una pinta... Es un sitio a recomendar, en mi opinión...

Después de cenar, una vueltilla por las calles de Fira. Antes de ir a dormir, tomamos una cervecita
en el Kyra Thira Jazz Café, con buen ambiente, buena música y gente muy maja, pero de
nuevo, sablazo: 4 € la cerveza de 33cl. En fin, había que ir acostumbrándose.. Y en Naxos que
pagábamos 2 € por medio litro y en el puerto!!

18
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

DIA 12 - SANTORINI

Nos levantamos y fuimos a desayunar. Las mesas que había en la zona de la piscina, estaban ya,
todas ocupadas( no había demasiadas), así que tuvimos que meternos en la sala de desayunos.
Bueno, más que la sala de desayunos, que se compartía con una pequeña recepción, era el salón
de la casa de los propietarios. El sofá, el mueble bar, la tele, la cocina y luego cuatro mesas para
los desayunos. La decoración bastante kitsch y las paredes llenas de retratos, del que deduje que
era el hermano, cuando estaba haciendo la mili. Me hizo gracia este detalle, pero a pesar del
extraño ambiente, para ser un hotel, resultaba de lo más entrañable. Estábamos solos
desayunando dentro. Kalimera! Kalimera, nos respondió la madre. Y la simpática de la hija, casi
ni mu, (que tía más sosa, por Dios...)

El desayuno bastante “full de estambul”! Café o té a elegir, un poco de pan, una mermeladita de
esas pequeñas por persona y una de miel. Un vaso de zumo parecido a un refresco que había
perdido el gas, y un pastelito pequeñito. Y ya está. Y todos los días lo mismo. Jolín, ya empezaba
a añorar esos desayunos en Naxos...... Los días siguientes me compré queso en un super cercano,
y al menos comía algo más.

Después del “fabuloso” desayuno, nos fuimos a la estación de autobuses, que queda justo al lado
de la plaza de Thira para coger el bus a Akrotiri. Qué era aquello?? Vaya congregación de
humanos... Todo un poco descontrolado y caótico... El autobús a Akrotiri salía cada hora desde
las 9.00h hasta las 22.30h. El billete costaba 1,50 € y todos los billetes se cogen en el bus.
Cuando llegó el bus, ya ves a toda la peña, empujando para subir y no quedarse sin asiento. Si te
quedabas sin asiento, montabas, pero de pie, claro. Aquello era sálvese quien pueda. Por
supuesto, yo me puse bien adelante y empujé como las que más, sin ser ofendosa, claro.... Y
pillamos un asiento, of course. El bus iba petadísimo...

El camino de ida me pareció bien bonito, todas las vistas de la caldera y los acantilados, todas las
viñas que parecía que estaban achicharradas... Ya estaban empezando a vendimiar... Llegamos a
Akrotiri. A la llegada del bus, había unos cuantos barqueros que te ofrecían llevarte a la Playa
Roja y a la Blanca en barca. De entrada parecía bonito, pero había una de gentío increíble. El
yacimiento arqueológico estaba aún cerrado, ya lo sabíamos de antemano, pero teníamos ganas
de ver la famosa Red Beach. Al ir accediendo a la zona de la Playa Roja, parecía que íbamos en
un tour organizado, una cola de gente, todos en fila india...

Antes de subir al acantilado, que luego hay que bajar para acceder a la playa, hay una zona de
tabernas al lado mismo del mar, metidas en cuevas, que me parecieron de lo más bonito. Bueno,
pues íbamos subiendo y justo al llegar a la “cima”: la impresionante playa. Todo un acantilado
rojo, arena roja y un agua totalmente cristalina. No había ni un solo hueco, y todo lleno de
sombrillas y hamacas, llenas de gente, claro. Buff! Era para pensárselo. La verdad que con un
acceso no demasiado bueno, aquello era como Benidorm en pleno Agosto. Pero, bueno, ya que
estábamos allí, yo me quería pegar ni que fuera un baño. Así que bajamos y ni plantamos las
toallas. Nos metimos en un rinconcito que había al lado de unas rocas y me pegué un chapuzón.
El agua estaba increíble, y era una sensación espectacular bañarte con esa arena(piedritas) tan roja
y esos acantilados, que parecía que se te echaban encima..Después de mi bañito de rigor,
decidimos volver por donde habíamos venido e irnos a una zona de playas con rocas y piedras
negras, que hay justo a la izquierda donde te deja el autobús. Al bajar de la playa Roja,
compramos unos melocotones en un carrito de un señor, con una fruta con una pinta estupenda.

19
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

En la otra playa, justo había unas cuantas familias griegas, al principio. Donde estaba el
chiringuito, claro. Y después metros y metros de playa solitaria. La playa era de rocas y el agua
estaba llena de erizos. Símbolo de la gran limpieza del agua. Así que mejor bañarse con las
sandalias puestas. La playa era bien extraña y el suelo estaba lleno de rocas, pero estábamos
completamente solos y el agua estaba riquísima.

Después de unos chapuzones, nos fuimos al chiringuito junto a la parada, a esperar el bus y a
tomar una cervecita. Una tranquilidad absoluta. Estábamos solos y la cerveza de medio litro
costaba 2, 50€, toda una ganga en esa isla.

De vuelta en Thira (o Fira) nos fuimos a la Plaza Central y nos comimos unos Gyros en plato en
un chiringuito. Después de comer, decidimos coger el Bus de nuevo, para ir hasta Oia. El
autobús iba bastante vacío a esas horas. Precio 1,10 € p.persona y salidas cada 30 miuntos. El
camino me pareció también muy bonito. El pueblo de Oia, espectacular. Solo por ver ese
pueblo, creo que valió la pena ir hasta Santorini. Casas en los acantilados, cúpulas azules, unas
vistas alucinantes y mucho más tranquilo. Me pareció super bonito. Eso sí, joyerías y más joyerías
por todos lados.. Nos recorrimos Oia , aunque no llegamos a bajar hasta el Puerto. Me hubiera
gustado, pero había que bajar no sé cuantos cientos de escaleras. Hacía un calor tremebundo y
yo empezaba a tener el tobillo más hinchado que un globo y me dolía de lo lindo. Puñetera
mosquita picona!!

Así que decidimos volver al hotel. Todavía quedaban unas horas para la puesta, y total la de Fira,
me parecía también espectacular. Así que no llegamos a ver la famosa puesta de sol de Oia, pero
vimos Oia sin gente....

Después de relajarnos un poco en el hotel y pegarnos unos larguitos en la piscina, salimos a dar
una vuelta y a cenar algo. Nos hubiera gustado cenar en el restaurante Nicholas en la misma
calle principal. Me lo había recomendado un griego, antes de ir a Santorini, como un lugar
casero, económico y auténtico, pero estaba petado todos los días. Cenamos en el rte. Roof
Garden, cerca del restaurante de la noche anterior. Un sitio acogedor con el restaurante en la
parte alta y donde uno de los camareros había vivido en Barcelona y estuvimos charlando un
buen rato con él. Me trinqué una pasta con marisco que estaba para chuparse los dedos. Buen
precio, también.
Antes de ir a dormir nos fuimos a tomar unas cerveza al Tithora Rock Club, ya que era happy
hour , y merecía la pena aprovechar los precios. Un antro bastante auténtico, con una
decoración muy extravagante y muy buena música (para mi gusto). Estuvimos un buen ratillo y a
dormir.

DIA 13 - SANTORINI

Ese día me levanté con el cuerpo super cansado y el tobillo me dolía de lo lindo. Pero que clase
de veneno que me había inyectado ese animalejo??... Así que decidimos tomarnos el día de una
manera relajada (aún así acabamos andando más de lo que a mi tobillo le hubiera gustado..)

Me hubiera gustado visitar alguna bodega, pero las que en principio ofrecían visitas, lo hacían de

20
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

una forma muy turística, o lo que es lo mismo, estaban invadidas por estadounidenses(si estaba
medio USA en la isla..), y tenían un acceso bastante malo. O te apuntabas a una excursión
contratada o alquilabas coche (ambas opciones descartadas de antemano). Y si cogías el bus,
había que pegarse un buen pateo desde donde te dejaba. Así que después del aburrido desayuno
(de nuevo en la salita de estar familiar, puesto que las mesas exteriores estaban completas), nos
fuimos a la estación de autobuses en dirección a Perissa, un lugar junto al mar con un playa de
arena volcánica. (precio por persona 1,70 € y salidas cada 20-30 minutos).

Para llegar pasamos por un pueblo de interior que me gustó bastante(creo que era Emporio).
Creí que pasaría por Pyrgos, que nos hubiera gustado visitar y donde hubiéramos hecho una
parada antes de ir a Perissa, pero me equivoqué, así que nos quedamos con las ganas.

Llegamos a Perissa. El lugar nos pareció bastante feo. Tipo resort turístico, donde parecía que
había mayoría de público inglés. Habitaciones para alquilar, alguans casitas, pubs, cafeterías,
restaurantes, una iglesia(como no...) y una playa de piedras negras. Como no nos gustó mucho
decidimos ir andando hasta Perivolos. La continuación de Perissa, pero que era más tranquilo y
la playa de era de arena negra(en lugar de piedras). Nos pegamos un buen pateo, como 30-40
minutos andando bajo el sol abrasador. Por el camino algunas tabernas y cafeterías y la playa
larga, larga.

Finalmente nos establecimos en la playa de Perivolos, cerca de donde está la parada de autobús.
Estaba tranquilito y se respiraba buen ambiente. Toda la playa está llena de chiringuitos y
tabernas al otro lado de la carretera, que alquilan hamacas y te sirven en la playa. Así que cerca
de un chiringuito nos quedamos.(Ya parecíamos griegos...) Como la arena ardía (imaginaos con
el calor que pegaba, y esa arena tan negra...) , decidimos coger una sombrilla y dos hamacas de
esas con mesita. Nos costó 7 € los dos, un poco caro, pero lo amortizamos bien. Nos sentamos a
ver si colaba, y nadie nos decía nada, pero no coló. A los 5 minutos estaba el chico allí. Ya
aprovechamos y nos pedimos un café frappé. Que bien se estaba con el cafecito, tirados a la
bartola.

La arena ardía, con lo que había que ir con las chancletas hasta la misma orilla. El agua estaba
cristalina, pero nos avisaron que había muchas corrientes, que fuésemos con cuidado. Realmente
era así, el agua se te llevaba.

Después de unos cuantos baño, ya se me habían pasado todos los males... se pasó la mañana
volando, y como el hambre ya apretaba le pedimos unos bocatas al chico de las hamacas, y nos
los sirvieron allí mismo. Tenían ensaladas, bocatas y cosas así. Estaban buenísimos.

Ya eran las 4 así que decidimos volver a Fira. Mientras íbamos volviendo había una bruma
espeluznante que se veía sobre la caldera y toda Fira. Todos los que ibamos en el autobús
(mayoritariamente turistas), empezábamos a alterarnos. Sería el volcán que entraba en erupción??
Finalmente vimos que no, era bruma, que hacía que el paisaje resultase alucinante.

Al llegar al hotel, me pegué unos largos en la piscina y nos relajamos un poco (después de día tan
ajetreado..), tomando unas cervecitas en la terraza de la habitación. Ya era el último día, así que
nos fuimos a ver la última puesta de sol y el último paseo por Fira. Nos dirigimos a la parte alta
de Fira, pero la bruma era tan intensa, que era imposible ver ni puesta de sol ni na de na. Pero el
paisaje, el viento, el volcán y Thirassia invadidos por la bruma, resultaban algo espectacular.
Bajamos hacia el puerto viejo de Fira, pero cuando ya llevábamos 400 escaleras, decidimos
volver a subir. Eso era interminable. Creo que la última escalera era la 800 y pico... Allí fue
cuando vimos a los burritos que subían en fila india por las escaleras. Son los que suelen llevar a
los turistas arriba y abajo, me dieron una penita pobrecitos... Después de callejear un poco arriba
y abajo, volvimos a la Plaza de Fira a tomar algo, antes de cenar. Me tomé un ice-chocolate (allí
todo era ice: ice-coffee, ice-tea, ice-chocolate...) que estaba para chuparse los dedos...

21
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

La cena la hicimos en el restaurante Olive, el mismo del primer día. Cuando nos vió entrar el
señor, sólo le hizo falta darnos un abrazo. También vimos bastantes caras conocidas, de la
primera noche. Nos cenamos unos souvlakis de pez espada que estaban deliciosos y la que fue
nuestra última ensalada griega... Después de cenar, tomamos algo en una terraza y a dormir.

DIA 14 –RAFINA

Ya nos vamos. El día estaba super nublado, así que daba algo menos de pena marcharse... El
primer día que veíamos nublado en las dos semanas en Grecia. Después de desayunar el padre de
la "simpática" nos llevó con la furgoneta al aeropuerto. El señor era majísimo, pero eso era peor
que el más osado de los rallies... No nos pegamos dos o tres leches de milagro... vaya manera de
conducir... El aeropuerto muy pequeñito también, pero algo mayor que el de Naxos ya era...
Volamos con Aegean Airlines por 35 € cada uno. Solo 15 días antes de cuando lo cogí, me
hubiera costado 19 €...

Salimos con 40 minutos de retraso y 45 minutos más tarde estábamos en Atenas. Había cogido
hotel en Rafina, en la costa Este de Ática, por estar más cerca del aeropuerto que Atenas, estar
junto al mar al finalizar las vacaciones y para no meternos de nuevo en una gran ciudad, después
de los maravillosos días de isla. Pero ahora, realmente me daba pena no volver a Atenas una vez
más... El autobús para Rafina, que también tiene parada en Artemisa (o Loutsa) se coge justo al
otro lado de las llegadas del aeropuerto, cruzando la carretera. Está justo enfrente del hotel del
aeropuerto, el Hotel Sofitel. (que cuesta un ojo de la cara, por cierto) El bus cuesta 3 € por
persona(para cualquier parada) y tiene salidas cada 45 minutos. La última salida es a las 22.15h.
El ticket lo venden en el mismo bus.

Desde el aeropuerto hasta Rafina tardó 30 minutos y el paisaje durante todo el camino me
pareció muy bonito. Ya tenía ganas de ver verde, después de la sequedad de Santorini. Las viñas
por aquí ya parecían otra cosa... Para aquellos que incluso quieran alojarse más cerca del
aeropuerto, Artemisa queda tan solo a 15 minutos. Queda justo a mitad de camino. El Hotel
Medousa(que yo también había contemplado en esta localidad), queda justo al lado de la parada
del bus y al lado de la playita.

Los dos pueblos, son localidades costeras donde veranean algunos atenienses, aunque Artemisa
me pareció un pueblo más grande y algo más turístico.

Llegamos a Rafina. Le preguntamos al chofer si nos podía dejar en la plaza, y como era muy
majete (aunque no paró de fumar y beber café todo el viaje..), nos paró al lado de la plaza.
Enseguida vimos el hotel. Hotel Corali www.hotel-corali.gr Nos costó 70 € por noche, sin
desayuno. Un poco carillo, para lo que era, pero fue lo más barato que encontré cerca del
aeropuerto. Los demás hoteles se desfasaban de precio, una cosa exagerada. A partir del 15 de
Septiembre, los precios bajaban un poco, pero no demasiado. Creo que era un hotel pensado
más bien para los que tenían que coger un ferry, salían pronto o tarde, y esas cosas. Y menos
mal que reservé porque estaba todo completísimo. No obstante el hotel estaba bastante bien, en
la misma plaza y al lado del puerto.(En Rafina también hay un puerto para algunas islas). Recién
remodelado, limpio. La habitación bastante grande, con aire, nevera, una gran terraza que daba
a la plaza y persianas!!! El primer hotel con ellas, y total teníamos que madrugar tanto, que no
nos iba a hacer demasiada falta. Lo único para evitar el ruido de la gente que estaba en la plaza
hasta altas horas.

Después de dejar los bultos, salimos a comer algo. En toda la zona de la plaza hay bastantes
tabernas y demás. Finalmente comimos en un mezedopolio cercano al hotel (no recuerdo el
nombre), donde había varias familias griegas comiendo. Era ya tarde, pero los griegos son tardíos
en las comidas, como nosotros. El pueblo de Rafina era en general un pueblo bastante tranquilo
de veraneo familiar, un pueblo de pescadores, donde todos los turistas que vimos eran solo

22
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

griegos. En el restaurante nadie hablaba otra cosa que griego y todo el mundo nos miraba un
poco con curiosidad. Pero claro, ya llevábamos dos semanas en Grecia, y ya fui totalmente
capaz de pedir la comida íntegramente en griego. Ya hice uso de mis básicos conocimientos de
griego. Más orgullosa que estaba yo...La valiosa ayuda de la camarera que era majísima, fue muy
importante también, no hay que negarlo..

Comimos de maravilla, para variar... Nos trincamos una ensalada de patatas, un pedazo plato de
pescaditos y un arroz con mejillones un poco picante que estaba para chuparse los dedos, una
vez más. Todo regado con un buen vino y botella de agua gratis por 15 €, y encima nos sacaron
el postre de regalo, cuando ya habíamos pagado. Una especie de cus-cus dulce con canela y
pasas, riquísimo.

Para bajar la deliciosa comida, fuimos a dar una vuelta por los alrededores de la plaza y a mirar
un poco un mercadillo un poco cutrillo que había. Después, un rato a la playita, había que
apurar. La playa no era gran cosa, pero se estaba tranquilito. Además era una buena manera de
acabar las vacaciones en Grecia. Nuestro último baño en el Egeo. Era el último día, sentía tristeza
por marcharme, pero alegría por haber vivido ese viaje.

Después de ducharnos y relajarnos en la terracita, salimos a dar una vuelta. Había un ambiente
familiar por la calle: los niños correteando en la plaza, los abuelos tomando su ouzo, grupos de
maridos viendo un partido de fútbol, grupos de esposas al lado hablando de sus cosas...

Bajamos al puerto donde está la parada de autobús a chequear los horarios de salida. El primer
bus sale a las 6 de la mañana. Ese sería el nuestro. Junto al puerto había una especie de lonja
donde todos los pescadores vendían sus pescados recién pescados. Todo un espectáculo de
pescados y mariscos fresquísimos. Junto a cada puesto de pescado, había chiringuitos donde las
mujeres te preparaban el pescado, que quizás sus maridos habían pescado. Fuimos a tomar una
cervecita y a cenar nuestra última pita en una placita. Una última vueltilla y a dormir. Mañana
había que madrugar.

DIA 15- REGRESO

A las 5.45 estábamos en la parada del bus. No había puestas ni las calles. Que pereza madrugar
tanto. Bajo el hotel había una panadería abierta. En la zona del puerto algún bar ya habría, y
cogimos unos bocatas para el viaje. Parecía que un ferry saldría pronto. Había algún pub abierto,
con gente conversando efusivamente. No creo que acabaran de llegar, más bien no se habían ido
todavía… El autobús se iba llenado por el camino, de trabajadores que iban hacia el aeropuerto.

La mañana fue saliendo mientras nosotros nos íbamos alejando hacia el camino de regreso y
dejábamos nuestro viaje atrás. En unas horas ya estaríamos en Bilbao. Las ilusiones de las
vacaciones ya se habían esfumado. Hasta el próximo destino. Pero a cambio, estábamos llenos de
charlas calurosas, de maravillosos rincones visitados, de gratificantes delicias gastronómicas, de
horas de sal , de luz, de paredes encaladas, del azul del mar, de cúpulas añil, de olores y mezclas
de aromas, de cientos de caras que se habían cruzado en nuestro caminar, de siglos de historia,
de mezcla cultural, de momentos inolvidables... Y me sentía con el alma y el corazón totalmente
relajados y llenos de luz. Grecia me había invadido.

Algunas de mis fotos de Grecia

Atenas http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602685879804/show/

Naxos http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602688452813/show/

Santorini http://www.flickr.com/photos/moonflower-viajes/sets/72157602685880290/show/

23
______________________________________ Crónica de Viaje a Grecia- Por Moonflower

http://enelcamino-con-moonflower.blogspot.com/

24