Você está na página 1de 8
Por Ing. Horacio D. Vallejo

Por Ing. Horacio D. Vallejo

Recepci nn de

Recepci

de

 

Se ales

Se

ales

VV

aa

Sat lite

Sat

lite

LaLa Unidad

Unidad Exterior

Exterior

En la edición anterior de saber Electrónica publi- camos un Manual de Instalación de Antenas Pa- rabólicas, haciendo incapié en las característi- cas del plato y denotando las diferencias existen- tes entre el receptor parabólico y los equipos electrónicos que permiten el traslado de la señal por medio de un cable coaxil. Dijimos que muy cerquita del “alimentador”, ubicado en el foco de la parábola, debía existir algún circuito que convirtiera la frecuencia de la señal captada a un valor que pudiera ser conducido por un cable coaxil. Asi mencionamos que al dispositvo encargado de realizar esta conversión se lo denomina uni- dad exterior, tema del cual nos ocuparemos en este Manual.

 
 

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

Introducción

La unidad exterior es el dispositivo que se ins- tala en el foco del reflector parabólico, sujeto por un portaalimentador y cuya finalidad es to- mar la señal captada por la parábola y conver- tirla en una frecuencia intermedia cuyo valor dependerá de la banda con la que estemos operando. Recordemos que el proceso de conversión de frecuencias es necesario debido a que es imposible conducir una señal de 4GHz por un cable coaxil. La unidad exterior se compone de dos par- tes:

• El alimentador, también llamado ilumina- dor • El LNB (Low Noise Block) o amplificador de bajo ruido, también llamado conversor.

Antenas parabólicas). Un mismo iluminador puede utilizarse con dos antenas de distinto diá- metro pero igual cociente f/D, pero no será adecuado para reflectores que, aunque ten- gan el mismo diámetro, su distancia focal sea diferente. El alimentador está formado por los siguien- tes elementos:

• La bocina • La guía de ondas • La sonda o antena • El polarizador

La bocina es la parte del alimentador por donde entran las ondas radioeléctricas. Para las antenas parabólicas de foco centrado, las bo- cinas son de tipo choke, mientras que para las de tipo off-set se utilizan bocinas cónicas.

La Bocina

El alimentador recoge la señal captada por el plato para conducirla adecuadamente ha- cia el LNB. El LNB amplifica la señal que le suministra el alimentador y la convierte en una frecuencia más baja, denominada frecuencia intermedia (FI), para que pueda ser transportada por ca- bles coaxiles hacia el receptor o unidad interior. En la figura 1 puede ver un dibujo de una uni- dad exterior colocada en el soporte de una an- tena tipo off-set. El iluminador no puede ser de cualquier tipo, debe ser adecuado a la relación f/D de la pa- rábola (cociente entre la distancia focal y el diámetro de la antena) para obtener el máximo rendimiento (vea el Manual de Instalación de

Las bocinas de los alimentadores choke es- tán formadas por un cilindro con una serie de anillos concéntricos para hacer que las ondas entren en la guía de ondas en forma de un fren- te con fase constante. El ángulo de abertura de la bocina debe ser tal que cubra toda la parábola, para que reco- ja la máxima señal. Sin embargo, debe evitarse que reciba seña- les reflejadas por el borde del plato, pues provo- caría una difracción de la señal que recibe el nombre de spillover. La entrada de la bocina se protege con un material que evita la entrada de agua, polvo, etc., pero que no se oponga al paso de las on- das radioeléctricas hacia la guía de ondas. Sue- le utilizarse para este propósito el teflón (se coloca una tapa de este material).

La Guía de ondas

Es la encargada de conducir la señal recogida por el alimen- tador hasta la sonda o antena propiamente dicha. Se trata de un conductor muy especial que se utiliza en el manejo de frecuencias superio- res a 1GHz, donde el empleo de cables coaxiles no es adecua-

Figura 1
Figura 1

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas Figura 2 Figura 3 do debido a

Figura 2

Figura 3
Figura 3

do debido a la elevada atenuación que pre- sentan a estas frecuencias. Las guías de ondas se construyen de latón, cobre, plata, aluminio, etc, en forma de tubo circular o rectangular, tal como muestran las fi- guras 2 y 3. Sus dimensiones dependen de la fre- cuencia de operación. Las paredes interiores de estas guías están pulidas y plateadas. En los iluminadores de las antenas parabóli- cas para recepción de señales de radiodifusión y televisión, las bocinas y las guías de ondas for- man una única pieza. Los extremos de las guías de ondas están provistos de sendas bridas ator- nillables. Las uniones deben ser perfectas (inmu- nes a campos extraños), ya que una pequeña rendija da lugar a radiaciones indeseables y perturbaría, al mismo tiempo, la propagación de las ondas en el conductor hueco. Dependiente de la forma (ya sea circular o rectangular) y de la longitud, existe una fre- cuencia de corte por debajo de la cual ningu- na onda puede transmistirse por el interior de la guía. La frecuencia de corte es inversamente proporcional a la longitud de la guía, es decir, que cuanto mayor sea la frecuencia menor de- berá ser su longitud. A los fines de que conozca como se concuce una señal por una guía, en la figura 4 se indican, mediante flechas, las direc- ciones de los campos eléctrico (Fig. 4a) y mag- nético (Fig. 4b) en una guía de ondas rectangu- lar, polarizada verticalmente. La dirección del

campo eléctrico indica el sentido de la polariza- ción.

De esto último se deduce que la guía de on- das debe disponerse según el sentido de la po- larización de la señal que se desea captar, pa- ra lo cual deberá modificarse su posición me- diante un polarizador. En el caso de guías de ondas circulares apa- recen dos formas de oscilación (vea las figuras 4c y 4d) En la figura 4c, las líneas de campo eléctrico tienen un curso transversal con respecto a la di- rección de propagación de las ondas, por lo que recibe el nombre de transversales eléctricas TE, mientras que las líneas de campo magnético forman bucles muy alargados en dirección axial, por lo que se denominan ondas H. En la figura 4d las líneas de campo magnéti- co tienen un curso transversal con respecto a la dirección de

Figura 4
Figura 4

propagación de las ondas, por lo que se denominan transversales magnéticas TM, mientras que las líneas de cam- po eléctrico ter- minan perpen- dicularmente a las paredes del conductor hue- co, alargadas en sentido axial, por lo que se denominan on- das E.

En la figura 5 puede observar la posición que deberá ocupar la sonda o an- tena receptora.

La

guía de

ondas está ce- rrada en uno de sus extremos por una pared. La sonda se dis- pone a una dis-

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

3. Si a es demasiado pequeña, se corre el riesgo de interrumpir el campo eléctrico a tra- vés de chispas.

La Sonda La sonda es la encargada de transformar las señales electromagnéticas que recibe de la guía en una corriente eléctrica de alta fre- cuencia. En realidad es una antena dipolo, como las utilizadas en las transmisiones terres- tres, pero de tamaño mucho menor debido a la pequeña longitud de onda con la que se trabaja. La sonda está situada en el interior de la guía de ondas, a una distancia λ/4 de su fon- do, como ha quedado reflejado en la figura 5. Si quitamos la tapa de teflón que cubre la en- trada del alimentador, veremos la sonda que es una pequeña varilla situada cerca del fondo y cuya posición (vertical u horizontal) depende de

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas 3. Si a es demasiado pequeña, se

Figura 6

Figura 5
Figura 5

tancia λ/4, delante de esta pared. Como conse- cuencia, las ondas radioeléctricas sólo pueden propagarse hasta el fondo cerrado de la guía de ondas. Las ondas radioeléctricas que entran en la guía de ondas se reflejan continuamente en las paredes interiores, recorriéndola en un movimiento de zigzag y, por ello, cruzándose continuamente. Debido a este movimiento en zigzag, la velocidad de propagación v de la on- da por el conductor es menor que la velocidad c de propagación de las ondas radioelectricas en el vacío, que como sabe es de 300.000km/s. La velocidad de propagación v se denomina velocidad del grupo. La longitud de la onda λA en dirección del eje de la guía de ondas, comparada con la lon- gitud de onda “libre” ER = c/f, es siempre mayor que λ, es decir, que λA >λ, como se deduce geométricamente de la figura 5b. El ancho b de la guía de ondas de- be tener un valor comprendido entre 0,5 λ y λ, mientras que el alto a deber ser menor que 0,5 λ. No entraremos en detalle sobre es- te tema, dado que es preciso tener conocimienrtos sólidos sobre propa- gación de ondas, pero sí podemos decir lo siguiente:

Figura 7
Figura 7
  • 1. Si a es mayor que 0,5 l, las ondas

pueden propagarse tanto con polari- zación vertical como horizontal, lo

cual da lugar a confusas condiciones de propagación.

  • 2. Si a es menor que 0,5 l, la polari-

zación de las ondas en la guía de on-

das es vertical.

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

Figura 8
Figura 8

la polarización de la señal que se desea recibir (figura 6). La sonda consiste en un conductor que está aislado de la guía de ondas por un dieléctrico (aislante). Las señales radioeléctricas captadas por la sonda se transportan hasta el amplifica- dor de bajo ruido mediante un microstrip o guía de ondas tipo cinta. En la figura 7 puede ver un dibujo en perspectiva (a) y un corte en sección (b) de un microstrip, donde se aprecia el punto de conexión de la sonda. Como se puede observar, el microstrip consis- te en una pequeña línea formada por dos con- ductores de cobre, planos y paralelos, con sus caras enfrentadas a muy poca distancia y sepa- radas por una lámina de material aislante, como el teflón. Una de las dos cintas, considerada el plano de tierra o masa, tiene mayor superficie que la otra. El microstrip conduce la señal con unas pérdidas mínimas de energía. En instalaciones individuales suelen emplear- se guías de ondas dotadas de dos sondas, una de ellas en posición vertical y otra en posición horizontal, que permiten recibir señales polariza- das vertical y horizontalmente. La selección de la polaridad se efectúa desde la unidad interior, a través del cable coaxil que lleva la señal des- de la unidad exterior hasta la interior, aplicando una tensión de 13V para la polarización vertical y de 18V para la horizon- tal.

Polarizadores

La polarización de una onda electromagnética está determinada por la dirección del campo eléctrico. Recordemos que to- dos los satélites (excepto los DBS que emiten en po- larización circular, es de-

cir, haciendo girar el cam- po eléctrico hacia la dere- cha o hacia la izquierda) emiten unos canales en polarización vertical y otros en horizontal. El polarizador se coloca entre el iluminador y el LNB, tal como po- demos apreciar en la figura 8. En el caso de po- larización circular, forman parte del propio ali- mentador. Según la clase de polarización, los polariza- dores se dividen en polarizadores de polariza- ción lineal y de polarización circular. Los de polarización lineal se dividen a su vez

en:

• Polarizador ortomodo • Polarizador discriminador o polarotor

El polarizador ortomodo se utiliza para la re- cepción simultánea de dos polaridades lineales (vertical y horizontal) con una sola antena para- bólica. Es ideal para instalaciones colectivas, donde los usuarios puedan ver, a la misma hora, emisio- nes distintas que no siempre coinciden en pola- rización y que son captadas por una misma an- tena. El polarotor se emplea en instalaciones indivi- duales y con él se selecciona la polarización desde el receptor situado en el interior de la vi- vienda.

Polarizador ortomodo

El polarizador ortomodo tiene una entrada

Figura 9
Figura 9

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

rente, pero en este caso y a diferencia del polarizador ortomodo, no es posible obte- ner las señales con distinta polarización al mismo tiempo, por lo que no es válido pa- ra instalaciones de antenas colectivas. La principal ventaja de este tipo de po- larizador es que utiliza un sólo LNB pero de diseño más complejo, por lo que corre el riesgo de sufir más averías. Existen dos tipos de polarizadores pola- rotor: mecánico y magnético. El mecánico consiste en un mecanismo accionado por un pequeño motor eléctri- co que hace girar 90° todo el conjunto de la unidad exterior o, bien, una lámina pola- rizadora (normalmente de teflón) instalada en el interior de la guía de ondas. Esta lámi- na produce un desfase entre los campos eléctri- co y magnético de las ondas, cambiando el sentido de la polarización. Para obtener el cam- bio de polarización, la lámina aislante cambia de posición (vertical u horizontal) mediante un pequeño motor eléctrico. El motor del polarotor mecánico se pone en funcionamiento desde la unidad interior a través de una tensión eléctrica continua de 5V. El polarotor magnético está constituido por una barra o núcleo de ferrita, introducida en el interior de un solenoide. La ferrita es un material fabricado con polvo de hierro y una sustancia cerámica, que tiene propiedades ferromagnéti- cas. Esto significa que si se somete a la acción de un campo magnético, ya sea de un imán o generado por una corriente eléctrica, se con- vierte en imán durante el tiempo que dura la in- fluencia de dicho campo magnético. Alrededor del núcleo de ferrita se dispone una bobina formada por un gran número de es- piras de alambre de cobre barnizado con una capa de laca. Al circular una corriente eléctrica continua por esta bobina se genera un campo

Figura 10
Figura 10

de señal y dos salidas. En una de las salidas se obtienen las señales con polarización vertical y en la otra, las de polarización horizontal (figura

9).

Consiste en una doble guía de onda, que se- para las dos polarizaciones. El desacoplamiento

entre salidas de este tipo de polarizador supera los 30dB, es decir, que en cada una de las sali- das se obtiene la señal de la otra con un nivel 30dB más bajo. Debe tener la mínima atenuación de inser- ción, que puede alcanzar 0,4dB para algunas frecuencias. Las dimensiones para la norma europea se in- dican en la figura 10. Cuando se utiliza un polarizador ortomodo se deben disponer dos LNB, uno para cada salida, como puede ver en la figura 11. Uno de los LNB amplificará y efectuará la conversión de frecuencia de las señales con polarización vertical, mientras que el otro hará lo mismo con las señales con polarización horizon- tal. Por tanto, se precisan dos cables de bajada. Los polarizadores ortomodos son eficaces tanto para instalaciones individuales como co- lectivas, puesto que se obtie-

nen simultáneamente todas las señales emitidas por el sa- télite al que se orienta la ante- na.

Polarizador polarotor

El polarizador polarotor también se utiliza para recibir

señales con polarización dife-

Figura 11
Figura 11

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

Figura 12
Figura 12

magnético, que hace que se magnetice la ferri- ta. Como consecuencia, la ferrita cambia su po- laridad norte-sur en 90°, por lo que las ondas ver- ticales pasan a ser horizontales y las horizontales, verticales. Este tipo de polarotor tiene la ventaja de no estar fabricado con ninguna pieza mecánica móvil, por lo que no presenta ningún tipo de avería ni de desgaste y no introduce ruido en el sistema. Como inconveniente, cabe citar que el desacoplamiento entre las polarizaciones hori- zontal y vertical no es tan efectivo como el que se consigue con el polarotor mecánico. Al disponer un polarotor, ya sea mecánico, magnético o de cualquier otro tipo, deben te- nerse en cuenta tres factores: que sea adecua- do a las frecuencias que se desean recibir, que posea muy pocas pérdidas de inserción y que la separación V/H sea efectiva. Las pérdidas de inserción suelen ser bastante bajas (unos 0,5dB). La aislación V/H es el dato que nos indica qué diferencia de nivel de señal existe entre una y otra polarización. Se mide en dB y debe ser lo más alta posible.

Polarizador circular

En el caso de la recepción de seña- les de satélites DBS, con polarización cir- cular y debido a la simetría eléctrica de estas transmisiones, es indistinta la posi- ción que adopta el iluminador con res- pecto a la antena parabólica. En el caso de señales polarizadas cir- cularmente (tanto a la derecha como a la izquierda), la discriminación se efec- túa mediante una lámina de material aislante (normalmente teflón), dispues- ta en el propio alimentador.

En la figura 12 puede ver el corte en sección y la vis- ta frontal de un iluminador dotado de una lámina po- larizadora de teflón. La po- sición de la lámina determi- na la discriminación entre polarización circular a la iz- quierda y a la derecha.

El LNB

El LNB (del inglés Low Noise Block, que en caste- llano significa bloque de bajo ruido, aunque so- lemos llamarlo amplificador de bajo ruido), con- siste en un circuito electrónico que realiza la am- plificación y la conversión a una frecuencia más baja de las señales captadas por el reflector parabólico (muy débiles). En la actualidad, se fabrican LNB con ganan- cias que superan los 50dB y factores de ruido por debajo de 1,5dB. A la entrada del LNB se conecta el polariza- dor y a su salida, mediante un conector coaxil ti- po F y cable coaxil de bajas pérdidas, se conec- ta la unidad interior, tal como podemos ver en la figura 13. Es aconsejable sellar con silicona o cable ter- mocontraible, la conexión del cable coaxil a la salida de los LNB, como hemos dibujado en la fi- gura 13, para obtener un sellado perfecto que evite la entrada de humedad y el agua de llu- via, ya que los LNB forman parte de la unidad exterior y, por tanto, están sometidos a las incle- mencias del tiempo.

Figura 13
Figura 13

La Unidad Exterior en Sistemas de Antenas Parab licas

Los principales elementos constituyentes de un LNB son:

• El preamplificador de bajo ruido o LNA (Low Noise Amplifier) • El conversor, formado por una etapa mez- cladora y un oscilador local. • El amplificador de FI.

Amplificador de bajo ruido (LNA)

El amplificador de bajo ruido o LNA (Low Noi- se Amplifier) es una parte LNB, concretamente la que amplifica la señal de radiofrecuencia cap- tada por la sonda. La etapa preamplificadora es la que propor- ciona mayor nivel de ruido al conjunto, por lo que los fabricantes de LNB diseñan los LNA con niveles de ruido muy bajo (por debajo de los 2dB). Para obtener etapas preamplificadoras con bajo nivel de ruido se utilizan, preferente- mente, transistores especiales, de efecto de campo de arseniuro de galio (Gaas-FET). Si de- sea conocer con más detalle el funcionamiento de estos componentes, puede consultar el texto “Electrónica Aplicada” de Editorial Quark. El circuito se realiza en técnica microstrip, al igual que la sonda, con el teflón o la cerámica como material base. La ganancia del amplifica- dor es de aproximadamente unos 10dB.

Conversor

Es la parte del LNB que convierte la frecuen- cia captada por la antena en una frecuencia de valor más bajo, comprendida entre 950 y 2.050MHz o 70MHz, dependiendo de la banda de operación (11GHz o 4GHz) Se denomina FI (frecuencia intermedia). El conversor es necesario para poder trans- portar la señal mediante cable coaxil hacia la unidad interior. Las señales captadas por la an- tena en la banda Ku y que llegan al conversor, tienen valores de frecuencia comprendidos en- tre unos 10,750 y 12,750GHz. Estas frecuencias se mezclan en el conversor con la generada por un circuito oscilador (llamado oscilador local), de valor muy estable, que produce una frecuencia intermedia (FI) cuyo valor es resultado de la dife- rencia entre ambas frecuencias. Existen conversores con valores de frecuen- cia del oscilador local de 10, 10,75 y 11GHz, así como modelos en los que es posible obtener dos frecuencias del oscilador local (10 y 11GHz), que

permiten la recepción de toda la banda Ku. Los de 10GHz se utilizan para la recepción de la banda FSS inferior (de 10,950 a 11,750GHz). Los conversores con dos frecuencias del osci- lador local (10 y 11GHz) se denominan globales, ya que con ellos es posible la recepción de to- das las bandas FSS inferior, DBS y FSS superior en que se subdivide la banda Ku. En el conversor se obtiene siempre una FI comprendida entre 950 y 1.750MHZ (aunque en la actualidad este rango de frecuencia se está extendiendo hasta 2.050MHz). Estas señales de FI pueden ser enviadas sin dificultad alguna hacia la unidad interior mediante el cable coaxil ade- cuado (de baja atenuación), previa una nueva amplificación y adaptación de impedancia a 75, puesto que la impedancia de las etapas anteriores es de 50. El amplificador y conversor de la unidad exte- rior precisa una tension de alimentación para su correcto funcionamiento, que oscila, según mo- delos, entre 12 y 24V. Es preciso suministrar la ten- sión correcta al circuito para obtener así un buen funcionamiento de la unidad.

Amplificador de FI

El amplificador de FI es la última etapa de la

unidad exterior. Se encarga de amplificar la FI obtenida a la salida del conversor, dado que el nivel de ésta es muy bajo. La ganancia de estos amplificadores oscila entre 30 y 40dB, que suma- dos a los 10dB que antes hemos citado para la etapa preamplificadora, suponen de 40 a 50dB de ganancia total para el LNB. El factor de ruido del amplificador de FI no suele alcanzar 2dB, valor que influye muy poco en el factor de ruido total de la LNB. Con esto damos por terminada la explica- ción de los distintas partes que componen la Uni- dad Exterior de un Sistema de Recepción de Se- ñales Satelitales, restaría hablar de los cables coaxiles, tema que abordaremos en futuras edi- ciones.

Prosiguiendo con la estación recep- tora, en la próxima edición publicare- mos un Manual para Instaladores don- de se explica cómo es la Unidad Interior y qué elementos deben ser tenidos en cuenta para realizar una instalación do- méstica con éxito.