,1 \€ rs i ó n c a :;i e l l a ¡ra ej a i n rc R i eraR .

y Lui s Á ngel Fernández

h¡l ffieFrT-AHgEEtrbTH# EC@EC&ETEHC& fiC&CEASECS
Éi

F-f ed-

É/

o

Canrpanella Francescc
i.:.;,t . ,i ¡:t . j 'É r , , . - r . ,

1-

'r\CrV/ \\\/ oikostau, s. a.
B,{RCÉI-ONA APART,\DO 5347 - C'ü|JSO

,/u,/\\

,r7/,,

- ESF¡\ÑA VILASSAR f".AR B{RCELONÉ, Dt

12 / El sensamicnto económico neoclásict¡

Ei pensatniento y la cc.,rtsolidación / 13

sicas: Suecia en pantaleoni con Wickseil, ltalia en con furrara, y Barr:ne, estudiosostodos ellosde famainternacional. Paradójicamente, precisamente fue Jwonsquien no logró que sLs ideasfecundaran una escuela bran BretaÉa. en en Durantemucho tíempo permaneció aislado atemorizado y de sus propiasconviicíonescientíficas, hastácierto punto tan rerolucionarias con respecto lastradiciones a imperan. tes en la época.Pocodespués, Alfred Marshall, otro économista critánico, seríaquien renovara, aunquesobrebases difererrtes, hegemonía la ingleSa el ámbitode la econoen mia, tal y como lo habíanhecho anteriormente Smith v Ricardoy, posteriormente, Keynes. Resuliaría imposible reconstruir aquí el pensamienio neoclásico la luz de todasestas a contribucionés, porquese correel riesgo, amé1ciela superioridad, un ilegÍtinrb de pro cesode reducciónde lascontribuciones individüales. iero, independientemente estq exísteotro riesgoque nó de podemosignorar:el intentode recomponer todósaquellos entoques, puede proyectar, paradójicamente, imagen una oetormada.(aunque en un sentidopeyoratívo) uni_ no del verso neoclásico. Eltiem¡:oy el ejercício académico constituyen filtrosinescrutables, aunqueno siempre idóneos, paraseleccionar los apcrtesmás válidosy correctos; estosfiltros han transmiy tido hastanuestros díasel esquema neoclásico acuerdo de con las interpretacionesmanipulaciones Marshali. y de Todo el contenidode los Principles marshallianos constituve indudablemerrte versiónnrásvulgar contraciictoria la y de'lospre supuestos básicos Jevons; de peroes la versión nrásciifund¡da., la que tociavía se pueCepi-escindir. paciente cie no El academicismo uni.rersalizado, el límitedel lugar ha hasta común, casitodos los conceptos categcrías y rnarshailianós; poi' eiemplo,las denominaCas leyesde la demandav la oferta,la imagerr la ernpresa de coinpetitiia, principio'del el ccste marginalcrecientey la c.iistinción entre corto y largo plazo. De poco ha servidola cultay rigurosa críticaa todasestas categorías, desde el artículode Sraffade 1926hastahoy:

impertérritos, uiilicontinúan, de generaciones gstudiosos hastallegara convei'corto punto de referencia, zándolas tirlasen autosde fe. sigue siendo, marshalliana la Atravesar interpretación parano continuar repitiendo Pero, pues,un viajeobligado. de el acríticamente contenido todo manualde economía esta podemosaprovechar ocasiónparaexpG que se respete, neocláside de ner,juntoa la versión Marshall la econontía uno de los y de másmatizada compleja \Mcksell, ca,aquella difide modernosconscientes las lógicas pocoseconomistas teórica que se iba cultadesque rodeabanla elaboración la proponiendo. por casualidad lecturade Wicksell, No de a sobre todo en lo que se refiere la teoría la producción la no y de la distribución, logróel éxitoque alcanzó de Marestá plagadade numeshall;para los propios neoclásicos rica e dificultades interrogantes: en maticesque la sosas del veces la sensibilidad mundo clásia muchas aproximan de como pararevestirse la digevidencia cb, sin la suficiente observaciones son sus nidadcientífica, intuiciones simples del mundo real. ofreceuna y breve parcialmente y Sintetizarla exponerla a/ serie de ventajas: puede ayudarnosa comprender la b) de superficialidad la versiónmarshalliana; nos facilitará más a acercamientolascontribuciones sigel indispensable y (sobre todo la austríaca la de niÍicativas lasotrasescuelas mucho mejor de clarificar, c/ de lausana); nos pei'mitirá las de como lo podríanhacerlosPrincipíes Marshall, caracexcelentedel metodológicas rnodeloneoclásico, terísticas d) pol definidas nobbins; por último,puede ittstifinrente únicade límites estaobra,qlte intentaconsicierar car los aquellarelatira neoclásico, partedel pensamientc rrenteuna a la ieoríadel valorv de la distribución.

gID

t

t

E

2. los presupuestos de! de Ia teoríaneoclásica valor

del de Lospresupuestos Ia teoríaneoclá'sica valor/ 15
l

pie la de Desdeel punto de vista loscontenidoq primera de de méritoprincipal los autores dra de estacbnstrucción, de explícito la en el rechazo consiste la revoluciónde 1871, como parano imperfecta teoríadel ralor+rabajqdemasiado antelasque cede las tomar en consideración excepciones; una como paraavanzar expliparcial y Ricardo demasiado humano. cación completadel efectivocomportamiento En la teoríaclásica
en definido aparece unamercancía el "[...] valorde cambiode de relativo la cantidad otrasmercande el sentidopuramente Pero intercambiada. cíascontra las que ella es normalmente de por de una solucióndeterminada estesistema relaciones segúne! cual estas en el principio fue intercambio buscada por en determinadas definitiva la cantidad estaban relaciones (en de determinado la socie de trabajorequerido un momento Esta en paraproducirlasmercancías cuestión. dad y la técnica) teoríadel valor-trabaio, soluciónha constituidola famosa (Dobb). Paralos neoclásicos,empero, el raior de las rnercancías a extrínsecas ellas no ouede ser encontrado en cualidades (el irabaio incorporado),sino que se deriva,subjetivamenpor los individuos.Son estos, te, de los juicios expresaCos y de acuerdo con sus propias necesidades preferencias, vaioresa los bienes. ouienes atrib¡ryerr 'De impr,rviso,pues, la teoría objetivadei valor cede el lugar a la teoi'íasubjetiva:la atencióncjelestudiosose desplaza desde la esferade la producción,interésfundamental cie los clásir,os, la esferadel consurnc.Se erige el prina cipio Ce la soberanía del consumidor, viga maestra del y e<lificioneociásico:será este,según sus prcpios g'"rstos decisiones, que determine el r¡alorde los brenes); por tanel to, el que regule y oriente el mundo de la producción.

no dr:l Perola determinación valorde lasmercancías es dependeqomo sea duñQU'3 stlbjetivo: un hechoarbitrario, de Robbins, un ciatoconcretoy de un nos lo ha explicado pfesupuesto. Eldato concretoes que tos mediosidóneospara satisfap9r9, de cer las necesidades los individuosson escasos; (y bienes) poseenla propiedadde dado que estosmedios surgeel problemade decidir sobre su ,n uso alternativo, Si de é*pf"o de acuerdbcoñ l" importancia la necesidad' habriasurgidogl rproblemaecG estó no fueseasí,nunca nómicor. sea Lacuestiónesque estadecisión tomadaracionalmenEl cálculológico(Napoleoni)' postute, de acuerdocon un en exigeque el individuoclas.ifique, ladode la raciona!idaci de acuerdocon su primer lugar,sus propiasiecesidades los posteriorrnente mediosescaimoortanóa;paraiepá¡.t¡r a fin de obtenerel más ele' ioiqu" tiene a su disposilión vado nivel de satisfacción. ocohe' másdensadel comportamiento Esia teorización el de lasleyes la lógica: printodas rente,v a ella se aplican (si : : cipio d'eidentidad'(,4 A), el de no contradicción A B, (si A : B y B : C, entonces B': A) y el de transitividad A : C'). mantiene del delcomportamiento consumidor Lalóeica de del fenómeno la producindependibntemente su r¡alidJz supon€lrque los ción. En efecto,los primercsneoclásicos nlercandeterrninadas ya a su disposición tienen individuos entreellos,por lo que diferente cle cías, calidady cantidad en en consiste anaiizar qué modo cadaindiviei proble:'na posible el lograalcanzar másalto niveide satisfacción <Jub aceptada, Flipótesis, actosde intercambio. sirnples mediañte cuandolos marincluso lo canrbiado que sedebíacarnbiar, la producción: de se ginalistas ócuparonde ia esfera .en ios áouel caso,cornó veremos, bienesen dotación están cuya ofertaestá productivos, constituitjospor tos factorps citadas" a sr.iieta las mismasreglas*precedente,"nente a si imaginamos un támpococambia Peroel problema Crusoeantes (la de figura Robinson aislado clásica irrdividuo

I

lr

ii ti
li il i i I
I

t-

f..

I I

li

ii

i.:r.*¡**&t¡.:-:ft.irri;¿L:"¡*:

Léá¡á¡i¡its,rwt¡lrliii*{¿.gl*.:¡{idrt-{¡*d3¡dr*il

'f6/ El pensamiento económico neoclásico de encontrar a Viernes). Nuewmenteei comportarniento racional CCr¡du6. el mismoi",,.'ino,clasifit:ación por de las necesidadcs acuerdoc9n la urgáncia de y distribuc¡JñJ" los recursosescasos tpor Srfilrnpo) entre tasdiversasnecesiades fin de mi¡ni¡zár la "¡ár¡rro a satiifacción obtenida. aparece claramente expresado lasob;; en ,^ ,lt:t::ll"gue ue-rosrrespnmerosneoclásico, aun cuandolos énfasis eran diferentes:'la economíu r".onuiurt¿ un n cienciade la elec_ cíóny encuentrasu propiajustificación en ei vínculo(esca_ sezde mediosposeédoies ;;;;;;ternativodiversidad á" de fineso necésida¿us in¿iu¡¿urr"rl.'er objetonsocialu de la^investigación científica ei ñiu¡áuo, sin distinción de cfases, vtsto como homo economicus, racional "r en el com_ portamiento libre en las decisiones.' y de . I p.artir. este enfoquennecesidades-bienes, la nace i,nuevateoríadel valqr, qub es bautizada con el nombre dá teoríade.ta uritidrC, 'sucapacidad $ ¡,Jái.A" ;r';;;.rncías dependede parasatlsfacer necesidua"s ras ¡eiáüil; nado por el jüicio subjetivo áei'.á-nrJrn¡oor. gTba,rqo,al pasár la faseo" iul ¿uiiniciones la de a . _S.in teorizacióndel comportam iento racional l;; ;;J ffi ;;, d; los neoclásicos terminrn .onrlá"runJq impticitanrente, la utilidadcomo la efectiva satisfacción tu, necesidades: J" de estemodo-ellaaparece como una magnitud r¿ariable ,."1* ción con lasvariacirnes tur.rntiá?áes "" de Oe bienáip;i dos,c, consum idos,siendo, ;;";,g;,]"n,", u na p;; magn itud
corno cantidades variabies modo ccntinLrc,r, posible consicJ+ r_,' es rar su tasa de variaciónco'to nrevAs cantlcJades: elio ¡;or será natural aplicar a fa nueva ieoría ü ,;;"il; ".";;;; y lcs.símbolos cátcuto det infinitesímal.

3. I-avat'iabilidad valorde uso del

bien,si el valo¡. lasmercancías de depenJe de su .Afrora utilidad, es posible que existan bienes'ciertamente ¿cómo útiles(como el agua)que no poseanvalor,y bienesclara_ (comolos diarnantes)a que se les atribu_ menteinútiies los ye un elevado valor? respuesta recurrente La al problema de la distinción entrevalorde uso y valorde .rmbio consiste en ef lrecho,como afirmaWicksellen susLecciones eco_ de nomíapolítica,.de q.u9"el mismo bien puede poseerdife_ rentes grados utilidad de segúnlaspersónas, modoque dó los relativos valores uso-pueden, misrnotiempo,'ser de al mayores menores o que los relativos valores cambiores_ de pectivanrente una u otrade las partes intercambio. para del Razonando observaremos así quL' una mismaccsa puede poseerdiferentes gra.ggs utilidad para una mismaper_ cie sona,pero bajo condiciones diferentesn. Wicksell, retomandoun ejemplode Bóhm-Bawerk, nos explica qué consiste err estavariabilidad ralor cle uso: del
uUn colono oue vive aisladoen un bosque vir gen,ha cose_ chado sólo cincb sacoscle trigo (excluyen<{o qil" É, ,¡*to lo do para la siembra),io que representatoda su reserua alimen_ ti ci a ha st ala pr óxim acosecha.Si dispone de est aDr ovisió,cle r acuerCocon lo que fue su consuftlo prececJente, cáda sacoser_ vi rá pa r a un t . t so er ent e, cjif por io que t endr á una in- - por t ancia ¡liiert nte par;réi, aunqul, físic¿rrlrente 3eaniodos iguales. p:i_ El nrcr sa coes absr it r - lt ar r r enie nccesar iO a seguiiviviendo:es par t.rrrpret 'ioso( onr o sr rr . 'ida isnr a.il segundc es t ociaví a uv nr nr irnportante, porque con este podrá comér hastasaciarse v.on'_ servarsu salud y, su f uer za f isica.f l t er cer o ya no ser ácbnsu_ nrl dc dir ect am ent epor é1,le ser vr r ápar a m ánt er r e¡a las aves de cori'ai, procurándose dsí una varieCaci ia dieta, que de en otro modo consistiríasóio en cereales.Ei cuarto saio lb desti nará a la f abr icación de alcohol. par a el quint o saco no encuent r am ejor uso,dent r o de sus m odest asccndicionesde vi da, que em plear lo par a diver t ise,es decir par a alim ent ar a

sise consid",",,rr¡¿"i'riil:i'il; u"t, T,l*ll:;Y::::l itucieconómicarnenteim po rtan'Íe) cuarqu rer ot ra maqn

E; l; l?l"l¡ngl"Sía arirrnacton aqrJel d€ principio marginal contribuirá que a cJis_ trngutr permanentemente ecónornía a ía neociásica.

78 Fl pensantiento / económico neoclásico algunos papagayos. cualquier Sipor circunstancia llegasepera der uno de loss¿Ljos,sacrificio por supueslo qirinel sería el to saco, sea, menos o el importante desde puntode vista el de la satisfacción susnecesidades. de Si perd'iese más, otro entonces no fabricaría ya alcohol, p€rono sacrificaría obvia_ menteuno de lor;utilizados su sustento.u para todos los ingredientes de , En esteejemplo encontramos la teoríaneoclásica valor:a/ clasificación las necesidel áe ( dadesde acuerdo on su importancia; disponibilidad b,) de un medio utilizable parafinesalternativos; necesidad c/ de elegirantela disporibilidad mediosescasos relación de en a los fines(en el casode pérdidade algunos los sacos). de Pelo ejemplo contienetambién la ñipótesis centralde .el toda la teoría: cuarrdo aumentan sacós trigo obtenilos de Cosde la.cgsecha, aumentaciertanlente satisfa"cción la gle bal (utilidad del bien);sin ernbargo, cadasacoque s" inade implica incrementos satiífacción de constintemente decrecientes. . Entérminosanalíticos, considerando utilidad({/)que la un individuoobtienede un determinado bien (x)durante un ciertoperíodode tiempocomo una funcióncontinua y derivable cuantas vecesse quierade las cantidades dó (R a q u el bien,tenemos que la fu n c ió n

La variabilidad del valcr de uso / 19

nitesimales bien. Esta del funcióntomael nombrede utilidad marginal(l-)M,),r'epresentada gráficarnenre el cji¿t_ en grarna [lla corresponde la rleriváda 2. a du/dx de ia función antesmencionada se obtienemidiendola inclinación y de la utilidaden cadauno de sus puntos.

u:fk )
poseelas siguientes propieda,jes: f'{",(', 0 > f"3) < A. Laprimerapropiedaci irrdica cue la funciónes creciente: la utiiidadcreceal aumentar cantídades las poseídas o consumidas bien.Esta del Íuncióntornae! nornb¡-e utilide dad total (U7),representa.cia gráficamente el diagrama en 1. Lasegundaseñalalos inciementosde satisfaccién cada vezmásdecrecientesmedida a que aumentan dcsisinfilas

He aquí resueita paradoja Smith.Como recuerda la de el Jevons, valorcie uso en los clásicos corresponde la utia lidadtotalde una mercancía, mientras que lb que los individuostoman en cuentaal intercambiár bienesentre los elloses la utilidaci nrarginal. Este aspecto clarificado Wicksell fue por cuandorecoge nuevamer¡te ejemplodel colonoen otrade susob¡.as: el nSi ahora suponemos a nuestro que Robinson Crusoe se
l e ofrece un nuevo bien a cam bio de uno de sus sacosde t r igo, enton ces es clar o que el valor ( cieacuer do con sus cálcu_ l os) de l a cant idad de t r igo a la cua! est á clispuest oa r enunciar esta¡'á.compietamerrte deterrninadopor el rnenos uigente de lcs ya citados nlccios de empleu o poi la necesicjad lícuai a ccrresponde.Ei no cederá, por así decirlo, ninguno de los cua_ tro pri mer os. sacos, sino sólo el quir , t o; er r oir as palabr as,si fa utilidaCdel hrienque se le ha ofrecido la parecierasuficiente cotno pdr a com pensar sur placer de. alim ent ar papagayos, en.tonce-s.aceptará cambic. Pero si en seguida tuviera que el privarse cie otro saco de. trigo y, por consiguiente,del placer que le procura el aguardienle qde este saco le hacía pósible,

22 / Fl p€r¡santienfo eccnómico neoclási:o

[:l principio de !a equimarginaliciad / 23

De esteejemplo se podríandeducirnumerosas CC,r.tclusionesútiles paracomplementar nuestra exposición la de teoríade la utilidad. El pfiT"l lugar; él se afirrna principio la equien el de marginalidad, segúnel cualel individub maximaliza prG su pia satisfacción igualando utilidadmarginalcalculadá la de dos brenes, pan y carne, por obtenídos la iransformación del trigo. En efecto,al considerar como dadaslascondiciones técnicas la transformación, desprende de se que en una situaciónde equilibriola utilidadde iJoskilosde pan es iguala la de medio kilo de carne; decir, utilidad'margies la nal de la carne es cuatrovecesla utilidaddel pan. tn otrás palabrasparamaximizalla satisfacción necjsaiioque las es utilidades marginales los dos bienes de seanpropoüi,rnales a los coeficientes transformación uno en el otro. de del El segundolggut.si una porciónde trigo pudieseser . transtormada 314 carneen vezde en 1n kúo,la utilien de dad marginaldel trigo transformado carneseríamayor en que en ei casoanterior(vercuna EFen el diagrama 3).'En
Diagrama 3

consecuencia, cambiamos coeficlentes transformalos si t'le ción,se modificaría también distribució¡t medioenrre la del los dos usos;en estecasoel colonodestinaría una mayor cantidadde trigo a la producciónde carnecon respecto a la situación anterior. Portiltimq el esquema expuesto puede ser aplicadoya seaal casode un truequeentredos individuos, al de la o comprade dos bienes(carney pan) por parte de un consumicior individual, bienes disponibles el mercado un en a (precios ocupanel lugarde los coprecio determinado que eficientes transformaciónque tambiéntiénenque ser de y consicierados comodadose independientes lasdecisiode nesindividuales), a canlbiode la moneda(trigo) su poder. en Desde esteúltirnopuntode vista, co¡rsumidor el alcanzará e l e q u i l i b r i o u a n d o e l a ú l t i m al i r ag a s t a d e n l a a d q u i s i c d a ción de los dos bienesobtengala mismasatisfacción; es decir,cuandolas utilidades marginales los dos bienes de seanpropo¡"cionalesla relaciónentre sus precios. a Six e y son lascantidades los dos bienesconsiderade y pn, p,los respectivos preciosde mercado,el equili9ot brio del consumidor exigeque: UM,' o t a mbi é nq u e : yltfL: F, UM, pv

uM' : -P.
Pv

E s t e s e i p r i n c i p i o i ei a e q u i m a r g i r i a l i d al d , c i m i e n e c os tos que sostienerr edificioneoclásico. el

*i n *

j;

.i:^f.l^}".:

rrJil.t

.*<t:;',#{¡*t

5. tutensurabilidad Ia irtilidad de y Ia feyde la demanda

Mensurabilidad de la tftilidad y ta ley de la demanda/25

magnitud rnediante escala,Oroiüt, .sub¡eiiyl ;;#iü,:: una ni*", iipo'ote ni necesaríc. de "Tratar medirconexactituJ ,ri¡r¡i"i es,a prirnera ii vista, ian absurdo como:i:ry, qy:,.r¡;;;".na es rlnavezy nrecra másarr,able qug,gl.rq" oVickseii). todasmaneras. De aun rechazando pbsíbítidad ta ,1"i.i.írl"rl;;;;,;; autoressosl viero quu el comno ilil.i: u n Íl,j cada r1a ce ::rj,^"stos cr.;rrsurnidrrr inr.¡ivi,Juaf ,"l. ¿ur.r¡i,., miento puAa in i;;; d. prefe.rencias, ::: cualitati,,,o. o hacieni"I"f"r""i¡" a vaior.acj'nes de troo Vy'íckscli

Dos cuestiones plantearon se muy pronto a tos margila prímerateniaretací0".á" la mensurabifidad 'alistas: de la utilidad y, en consecuencia, .on ui problemade fa com_ parabiridad interp.ersonut ártu'*"ugnitud; ou fa segunda se derivaba una i:iertainiat¡rrr.ao"?" de rosestudiósos ante una teoríacomple_tamente sub;etiu ¿"1valor, cualdescui_ Ia Cabafenómenos empíricameóte verificables neqaba, por ), de cualquier'fír-nite corpr""riUfe la i'cid,encia, :i.,:3, <Je de producción las, de már"canc¡as. '"..:oj::1 Lr pnrner problemafue afronta¿o, y f,*i, ciertc¡ purrto resuelto, un ampliogrrpo por ¿";;nomrstas que incluía a Edgovorrh, Fisher y i?"¡J1. e"üJ, ,nun.or esreútrimo de la técnicaclelascurvas "t Oe¡n¿¡[üi,.¡". e¡to,afirman oue ta medición de una. ",

Lasoluciólr problemaresídió, del pues, la proposición en de una mensurabir¡dad t"niiJ'o en orornar, antesque cardinat, tautiIidad, nquerug,rig de au "r ;ñ rencias respecto "¡4irt¡";$ a "'i-¿¡r* ¡y. co.mp"rib¡l¡J"ornterpersonal. _asegunda cuestiónfue tratada especiatmenü fr¡ur_ . pá, shatlen susprinciples.Este,unou¿ál d" ü propusoya.:e.a poner en evidencia verifii;b¡riá;i'3u-ru "r;;;fi;;i;r, ra teoi'Ía neocfásica valor,ya s9a,eulor",. del ii;;üil;" que al valorde lasmercancías deriva¿e fa esfeá;;;;;* ducción,hasta entonces conrpfearn""ú'i"ñj. t, n¿á] Et.punro partida anilis¡s de cfer marsharriiná;;;rl;;";" , la definición deiequilibr¡o Jui."Áiri.'¡Oor,de acuerdo con ia conocida teoría la utíliJ"J.Sup""gamos be q(reun con_ sunrici,r tienea su disposición ilun" cantidad u¡ra de mone gastar taaáqu¡;i;i;" dc un cleterminado Í1:r,:,P:,ude oten 0v)cuvo orecic "n es d'a<Jo (p,) e ;nAepenC-ie;;';;1", cantidades áruétiuu, ..iqi, ir,¿"';¿"1i uer bien. Supongamos, para simplificar, que.el d¡nlro (JM"), entendido ÍAá:l como nrercancía intercambio, de es constante. E[consumídor maximiz.ra pÁpü satisfacción ru igualan_ do tauritidad marginal.ur.uruá" ¿.f ¡i""Li'"ilü; ü; rá; '"" cíax y dinero;es"decir, .u"nJo,-Uht,
Pr

: l)M"

[X'"?T:' j;::¿:d;;.;';;il; :?,",'

en general que urracierra porció;;ü;; biencfreceur¡a utitroadigual, un poco r,niryor o o menorque la ¿" ü, onerente, ;;;il; entonces pociemos afirmairo-nrsmo cos,tres tJe o

e cci.. ; ;; i"'; n aa j [;-"ll], ?;n':: : H:áL,.á ? ll exacta presenta{ i i "T no en.absolt¡to ut *ioo. Si podenros ,,n clecir
i,.onunuom uni_ ás

,,"r'5;Jr"i:j,;j;3::].

cor,tinúa cieniuestra ejempio et anrer rodos ior",

margínar bien lg']dg uh4res ra irtiridao der v L/M' Ia rrtilidadmei-r¡irrar o'ineio]luy., c'nsiderado ¿et pr".io es obvia'1. r¡iente !_sta igr-.raíriaci puede escr.ibirse la síguienre c1e manera: UM".p*. , Lstep ;"oi imientc p uede sgr_rep ed resentado ráficarn nte g e como lo ntuestra diagrama El el 4. éc_¡nsumidor ¿rlcanzará el ias .uni¡áá.r", q., del bierr en il1;ijigrio cornprando" c u e s t ió n.
I il I
I . .-:

l'h4,

I

26 / EI pensatn¡ento econórnico neoclásicc

Mensurabiiiciad de la utilidad ¡' la ley de la dentanda / 27

Diagrama 4

Ahorabien,si el preciode estebiendisminuye trans(se f o rmaen p ' , ) , l a i g u a l d a d r e c e d c n t e e c o n v i e r t e n u n a p s desigualdacl. cuyo casoel consumidor En debe comprar mayores cantidades bienx a fin de reducír utilidad del su marginal hastallegara restablecer nuevaposición una de (en equilibrio. términosgráficos, líneaUM".'p, bajay el la consumidormaximiza satisfacción la aumentando canlas tidadesadquiridas bien de g.,a gz).Lo del contrario suce. de cuandoaumentael preciodó estebien. De este modo, se hace erriCente una relacióninversa entrelascantidades demandadas un determinado de bien y su precio:es la famosísima de la demanda, ley conocida desdelos orígenes la economía, de peroconsiderada, hasta la irrupciónde los neoclásicos, conroun fenórneno obvio y natural. el esquema En marginalista ley no sóloapaesta receexplicada sobrela basede una teoría, sinoque permite superar, un ciertosentido, límites la teoríade en los de la utilidad:gracias dicha ley ia atención desplaza a se desde lascausas comportamiento consumidor del (definidel das en susconnotaciones subjetivas) haciael terrenode los efectosde este comportamiento, verificables términos en objetivos: preciosy lascantidades los. demandadas, magnitudes medibles calculables y emoíricamente. transcripLa ción gráfica aqi-rella de relación la conocida es curvade la demanda, que mostratnos el diagrama en 5. Para cada mercancía individuales posiblefrazar, paria dad de condiciones, correspondiente la curyade demanda refe.rida conjuntode ios consumidores, al como simpleagre. gaciónde las situaciones indiviCuales. esteimportanPero te desarrollo ieóricono agota, parañlarshail, problema el de la determinación valorcielasmercancías: necesadel es rio considerar, junto a lasfuerzas que gobiernarr demanla da, lasque originanla ofertade tos bienes. concepto Al de utilidadse debe añadir, un modo arrnónico cohereny en te, el conceptode costede producción, parapodercomple. tar un esquema que de ot!'asuerte correel riesgo redude cir la econonríaa una símple investigación introspectiva.

6. [a tecría de !a pnoducción

La teoría dc ia producción / 29

Cuandolos neoclásicos vieronobligados no :;eguir se a considerando las mercancías a como cantídades dada,,vlen consecuencia, cuandose encontraron antela necesidaá de construir una teoría raproducción, enfoquer de sus no."Ábiaron mucho: coherentemente, model"ron,i.,. iuo--,í].;; la ofertade bienesabsolutamente simétrica fateoría a Jeli d emanda. Lacoherencia e.nfoque detecta en la propia del se ya defi_ nicióndei fenómeno raproducción: consiite cuarde esta bn quier oroceso destinado acrecentar uiilidad rosbüa la de nes o a satisfa.cer necesidades ros individuos. las de El productosocial, p.ues, comprende no sóloa los b¡enás *"to nares/ como en el universo clásico, sinoademás los servi_ a cios (tantoel del comerciante como el del doméri¡.áj,ü"r_ pre que sean i.tercambiados libremente el nrercado. en
nA vecesse ha dicho que los comerr,iantes no producen, que mientras carpinteros los proclucen muebler, .oÁ"il lb, ciantes muebles de simplemenie venden quev.'n, ,¡Jó oio lo ducido.Peroesradistiniiónno tieneningú,.'1;"áu;;;,; .i¿; tífico.Tantoel uno,comc ei otro procirrónr.,tif iJ"Ou de los dos podríahacerotracosa: comercrarrte "l^g"_o el rnuei.,edisy pone de lascosasparaque ilrcremerrten urilicjacJ, sLr to',rii_ mo que el carpintero. rnarinero el maouinista Ei V cjetrenes que transDortan carbónlo prodücen iqual;";";;;; el de el minero que excava bajotierra,(i!1arsl¡altf Pero todo proceso de proclucción, tanto de mercancías r.orrro.le servi<'ios, exige el empleo d",".u,r.,, (\,es aquí clgn{e se apoya le tradic:ional di'isión dc l,s fu.tnr"i ;J;_ tal, tierra y t;'abajo),l,o gue permite o r., n-ráig¡".liri*""1 "r, reprcponet,sin introdrrcirninguna nlorjiiicac¡uñ ¡rporton_ te, el probiema de la escasezy"el de las clecision"r. i.; ;;; ductores afrontan la peculiar iarea cie ,iiri;ürl; lo; ;J;; recursos disponiblesentre los diferentes usosposibles, fin a

má,s El útiles. principio de produciry.deofrecerlos bienes es paralelo que sostiene soberanía consumidor el de la Cel la eficiencia la producción. de de De este modo, el análisis la escasez los recursos de sobresu no conlleva por sí al problema la decisión de de lcs utilización, menosque seañada otro elemento: medios a Este deben ser idóneosparausosalternativos. presupuesto que normalmente llevaa los neoclásicos considerar exisa facte un eleradonivelde sustituibilidad entrelosdiferentes productiras no pueya tores:en consecuencia, técnicas las den ser consideradas con respectoa las como exógenas sino decisiones por los productores, que pasana tomadas estarestrechamente con econorelacionadas el probler,ra mico. La función sociaide lcs productores resideprecisamenteen elegirla mejorcombinación posible los factode res, tomando en consideración los precios relativosde compra y las cantidadesde productos que pueden obtenerse. y Replanteando problema la escasez el de lasdecide el siones, neoclásicos los a en conrenzaron buscar, la órbitade la producción, una leysimétrica la de la utilidadmarginal a decreciente los bienes. leyfue deducida la gene Esta de de ralización principiode los rendimientos decrecientes. del Estaes la segundapiezaen importancia que se añadeal esquemaneoclásico: empleadcen cadafactorproductivo la producciónde cualquier mercancía, considerado sí en mismoy combinado disponibles una en con otrosfactores cantidad dada,determina, rnás de un ciertolímite,irrcre allá Inentos menosque proporcionales el volumen la proen de o irc c r o r ' ) E n i é r ¡ n i n o s n a l í t i c o sa f u n c i o nd e l a p r o C u c c i ó n l, a

v: f8 )
Condey representa cantidades de las prcducidas cualquier factor mercancía x las cantidades y cie variables ciralquie;' posee ias apficadoa otros qr.repermanecen co¡stantes, sigu ientescaracterísticas

&
P 4

*

30 / El pensamiento económico neoclásico

La teoría de la Prodttcción / 31

f'g) > 0
in icialmente

f"8) > 0
sucesivamente

f"(x\ < o.
Laprímerapropiedadindicaque la función es creciente (verla curvaTPen eldiagrama la segunda, 6); que los incrementosde la producción son inicialmente crecientes posy teriormentedecrecientes aumentarlas porcionesinfinial tesimalesdel factor va¡'iable. Estaúltima función toma el nombre de productividad marginal factorWP,) y está dei repre.sentada gráficamente el diagrama Corresponde en Z. a la derivada dy(dx de la funcíónde la producciónya examinadamásarriba, seobtiene y midiendo inclinación la de la curvadel productototal(IR en cadauno de sus puntos. Esevidenteque es el trazodecreciente la curvade la ije productividad marginal factorlo que importaa los fines del del análísis neocláiico. líneacreciénte justificacon la La se hipótesis que existe de una combinaciórr óptimaentreel factor variable los factores y disponibles una cantidad en dada: a medidaque nosacercamosesta a combinación rendilos mientosdel factorr¿ariable crecientes, son después lo cual de los factoresfijos que se han combinadocon el variable pasana sei' relativamente insuficientes, determinandolos rendimientos decrecientes esteúltimo, de
Diagrama 6

faca esta los Según neóclásicos, leyse aplica cualquier funciónde prcrduca Recurriendo una tor 6e"laproducción. clasifiqala en ción genérica, la que comparezca tradicional "clelos factoresen tierra (I), capital (K) y trab.ajo(l) ción Y: f (, K, L) marla podemosdecirque 6y/6Trepresenta productividad la productivila iinal de la tierra;AyiOX dél capitaly 6y/61 del áad nrarginal trabajo. de decreciente los facmarginal la Laley"de produclÑidad de clásica los rendila y toresrecoge generaliza hipétesis había sobrela cualRicardo de dicreciéntes la tierra, mientos aunque cie de el levantado esquema la formación la renta, En modo muy particular. reade lá los neoclásicos utilizan ur-l <larentaextendos tipos de renta: distinguía licad Ricardo cadavez menosférdél l¡* tqr" proviene cultivode tierras de la (queproviene,de a.plicación intensiva iif"riV la'renta esasmisy de crecientes capital de trabajosobre caniidad"s el El mastierras). primertipo de rentano congenia,con anápero el (y lisismarginalista ha sido en generalignorado), -la rentaintensivá- se prestaperfectamensegundo"tipo (Pasinetti). teá ta! análisis" desemlos marginal.de factores t-aleyde la productividad fl d o b i ey f u n d a m e n t a u n c i ó ne n e l á m b i t od e l a o e ñ au Áa y Por áe ieoríaneoclásica la producción. un ladoexplica colen basada la teoríade la oiertade las nrercancías f¡rrnufu otro, por,el. de crecientes producción; de loscostes hipótesis re g u |a y d e t e r m i n a e | p r o b | e m a d e ! a d i s t r i b u c i ó n d e | p r o . de Oücto socialentre los poseedrlres los re(ursosproductivos.

Diagrarna7

a
JIt

i 1l , íi u

7. El equilib¡.io [a empresa de y la ley de la oferta

El equilibrio cie la entpresay la ley de ia oferta / 33
Oi"gr.r. O

Diagrama9

Consideremosult sector industrialen el sentido mar_ shallianq decir,un conjuntode empresas producen es que una cierta mercancía. Todasestasempresas éstáñdotadas de ciertosfactoresqur:,despuésde pbco tiempo, r"rrltin

ser alteradas un espacio en corto :1T."_nsoles en conjunro, deternrinan capacidad la pro :,::lSTIlp),),gue, (Iuctrva sector. del Estos factor€s suporrañ, iada en sa/un costeque rrodepende volumen la producéión "*bro del de y que es fijo (p.ongamos caso las amo,-tizaciones). por Par? prcduciraquella mercancía, cadaempresa adquiri_ . rá,en los mercados'correspondientés,otró factores los oue (el necesita factor ti'abajo, por eiempro),pagándor;;;';; precioque, convienereco¡.dar aquí,ei ¿áob ó inaepenJien_ te delvolumende la compra.fa ley'Oe productivib;J;;;_ la ginalnos muestra situáción ía prod'ucción u"ri.iü, la de ar <'antidades aplicadas factorvariable. del Este último factorcomportaun costecreciente medi_ a da que aurnenia producción, la tal ),como aparece reqistra_ et diagram B (FCes et cosreiiio, vc a ;r:abi;, 19 :n /L rasumade ellos, e¡,lasc a n t id a d ed e l b : e np ro d u c id o ). s "i¿;¡" Ladinámica costevariairle fácilment"'.o*oünri_ del es ¡le si recordamos forrnade ia fLrnción ñ;ilI;;;; la ct_por (ver [)!'opuesta los neoctásicos diagrama i si ,upon* 6) rnos, cor¡o liemosCicho.antes, que.ellrecioOJ.rrpi, J"f rrctorvariable dado.t/urtipric;ndo íascantidades es áeÍ facttlr v¿riable su prec;o(qúees Lrna por constante)V oonien_ r'ro i'esufiado relación c! err con iasca.tidac.res pr'ducto, de l¡ relación nraniiene se vistabajola forrna funcion; Uí de total,intcrcanibiando e¡es, ¡rroducto ios conroen ercasoder diagrama B.

en ¡n¿usir¡alei;y;, li:t^tffTmos, pore;emptb, plantas no pueden

Lainclinación la cuna de loscostes de (VO asurariables me un significado económico particular: mide el aumento del costetotalal creceruna unidadinfinitesimal la merde cancíaproduciday está representada gráficamente la con cuwa MC en el diagrama 9. Estalínea se denomina curvadel coste margina!, su y ínclinaciórr, despuésde un cierto limite,aumeniaprecisamentecomo consecuencia la leycitada de anteriormente de los rendimientos decrecientes los Íactores. de El diagrama también recogela situación ios costes 9 de medios Íijos (FC/y),variables(VC/y)y totales(TC/y);estos dos últimos adoptalrla característica forma en U que tan irnportarrte seráen la teoríade la empresa de iasformas y de rnercado. Suponganros ahoraqtrecadaernpresa vendela rnercancíaen cuestión urr preciodadoe independieniemente a del volumende las ventas/ preguntarse sin córnose for¡naese plecio: así ¡"esulia muy fácil establecer estructura los la de (precios cantidades ingresos totales por r¡endidas; la curver 'i0), va IR del Ciagrama medicsv marginales correspon(que den al pi-ecio mercado oue no cambian cambiar de y al las cant¡dades ofrecidas; la curva : MR del diagrama ver p 11).

i4 / El pensamiente

e.conómico neocliisico

El equilibrio de l¿ emoresay la ley de la oferta / 35
f-)iagrama tZ

Diagrarna 10

D i a g r a n r a1 1

Diagraina 13

Tenemos todos los elementos un así pararesolver problema: dada estabiecer posición equilibrio la un¡dad la de de de producción.Obseryemos diagrama en el que se 12, el (TOy de losirrgre. muestra situación los costes la de totales (IR). sos totales Elcor-nportamiento racional productor que, del supone dadasaquellas la condiciones, producirá elsrtará canse 1, tidad de mercancías necesarias la para maximizar díferencia entre ingresos costes. y Esto ocurriráproduciendo canla tidad (Oq) en relacióncon la cual las curyasTRy TC manti enenla misrnainclinaciónS i c o rrs id e ra mo s e la in c li, qu naciónde estasdos cur\ascorresponde, respectivamente, al preciode la.mercancía a su costemarginal producy de ción, se puede observarla posicióncie equilibriode ia empresa como aparece señalado el diagrama (MC es en 13 el cc¡ste rnarginal ,&lR irrgrs3s el marginal, corresporrdienv te al precio). Laexplicacion principi,.; dei según cualla ernpresa ei está en equilibrio iguala costemarginalal cuancio el precio, puede sér intuitiva: hasta mornentc que e! incremento el en de ,Je los costes menor que el incremento los ingresos, es ai productor conviene le ia la exparrciir producción, que alcanzarásu volumenóptimo cuancjo costenrarginal el prey el cio se igualen. sto válidoin d e p e n d ie n re me n te l n iv e l E es de del precio, por tanto la curvadel costemarsinal puedeser

consideraCa como la curvade ofertade la empresay, por agregación, sectorindustrial. del Procediendo estamanera, marginalistas de los contraponen a la levde la demanda una relación absoluto en simé trica y homogénea las nragnitudes en consideradas: ley la de ia oferta,segúnla cual los productores estándispuestos a incrementar producción, la paribus,sólo si aumenta ceteris (ver ef diagrama14, donde se el precio de la mercancía muestra tradicional la cuna de oferta una mercancía de cualq u ie ra ). Ahora no queda más que resolver problemaCe la el deterniinación precic de las mercancÍas, del hastaahora supuestamente dado tanto resDecto ia empresa a individual como ai consumidor. Para cadabien,ei preciode mercado e s t ád e t e r n r i n a dp o r 'l a sf u e r z a q u e g c b i e r n a na d e m a n o s l cla(1ras cualoperala ley'de utilidad io ia rnaiginal decrecientc cit ios (-ostes rnarginales), oferta(determinada la po; ;, la rnar'-ha creciente los costes de nrarginaies)consideradas en su conjuntocomo lascioshojas una tijera, de sobrelasque es inútil preguntarse cortarnejor. cuál lVlás conocidaes la representación gráfica esta de afirmación: preciode equiel libric de cadamercancía por estáformacio ia intersección dc' la curvacoiectiva demanda Ce con la curvader oÍertarela(r,er 15), tivaa todo el sector industrial diagrarn¿r !o que per-

36/ El pensaniento ecr/:///"

, ,) neoc¡ásico

Diagrama'r'.

Diagrama 15

B. La tearíamarshalliana de los precios

o

l+-

..

Elpreciode mercado, ignorado por los clásicos, comienza a adquirir. importancia una crucial:ofrecela oportunidad de conciliar orientación la subjetiva la teoríadelvalor de de los primerosmarginalistas el reconocimiento la con de importancia costecie producción (recuperando últidel esta ma categoría, como veremos, para la teoríade ia utilidad). elloesincorrecto afirmar, comohizoRicardo, sólo que "Por
el cost ede pr oducción det er m ir r ael valor ; per o no es m enos i nco r r ect o,com o ot r os han hecho, conver t ir a la ut ilidad en el ún ico f undam ent o del valor u( M ar shall) .

de y, mite obtenerun €mplrrr r,tti<nal los,recursos al misposibie bienestar de s'cial. ,".iiár"p., el nivel Áá,,,4,"t¡do paracualquier y l;rrftm-anda' de fas feyeá la ofert;r -váidas en q,,' o mercancía servicio, lr'tttsforma,n.asíel nuevocredo feno i/rrrnatutal,du-lolp'ilcipales y científico en la justiiir,rr de ,¡l,tltr) invisible' SmithSeconcreta la menoseconómicos: como exentode impertan en un mecanismo itlr¡rrtrsonal alcanza la. rlr..lilrrtl,competencia el fecciones; mercado {igrazonable; olvida se rk. toda.duda nidad de mito, másall;i (delconsudel rurági.uefectiva c,ttrl)r'rl¿lmiento^individual ,,r,lturizaulllógica abstracta y.formidjr y del productor) / que vrx('s aisladas. y9 preparaban rnal,a put.i de alguni', u l as premisas uña t.rlltr,r lt e rio ra la t e o rí ad o min a n t e de (Sraffa).

Utilidad coste, y considerados su conjunto, en determinan el sistema preciosrelativos, relaciónal total de de en Iasmercancías producidas, cual constituye verdadero el el índice lassituaciones escasez sobreabundancia de de o de bienes(y,por consiguiente, i¡rsatisfacciónde íneficiende o cia): aguja la brújulaque orientala acciónde lasfuerla de zascompetitivas haciaaquelladistribución óptima de los recursos la cuales imposible de alejarse reducirel bie. sin nestar por lo menosun individuo. de Losajustes los precios en que se han fornrado situaen cionescontingentes corto nlazooriginan,a largoplazo, cie el '¡alorncrmal de las mercancías, considerado por Marshail como equivalerrte concepto smithianode vafor al rlatu ral:
uEi valor r r or m alde ur r am er cancia un m er cadccualquieen ra, o sea, aque! valc, rm edio al cual se llegar í aa par t ir de la acción de la libre cornpetenciaentre lcs productores,es igual a los gastos[costes] que conllevasu producc!ón en aouel mercado particrrlar. Cada vez que el valor se sitúa por ciebajo de este n ivel ent r an en juego las f uer zasque t ienden a elevar lo; cuan do se sit úa oor encinr a,f uncionan ent onces las f uer zas que tr at an de hacer lo descender u( M ar shall) .

38 / El perlsamientc

económico neoclásico

/ de L¿teoríamarshalliana los precios 39 rá,con el iiempo,,a nivelación los precios la de alcostemíni¡o de producciónde cadaempresa. Desgraciadanrente,como Marshaii, si, la comparamos de con la de un organismo que nace, se 'zida cadaempresa ,Jesarrolla, envejece y muere, siempre habrá, en cada nomento,algunaempresamáseficiente que gozará las de {ruasi-rentasotra menos eficienteque se veráobligadaa y rbandonar luchacompetitira. la conciliar estavisión ¿Cómo (necesaria la superorgánica la esfera la producción de de a 'vivencia propio mercadccompetitivo)con realizacíórr del la Celvalornormal de la mercancía? EsaquídondeMarshall ve obligado inventar conse a ef ceptode uempresa representativao, entiCad carente conde notaciones reales, imagenidealde aquella unidadproductivaque operacon un establecimiento correspondientelas a dinrensiones pronredio sector, que refleja del y aquella situaciórrfinalde equilibriode todaslasenrpresas reales que nlas

lhra comprenderestepasaje fundamenta! la obra de de Marshall, i"eplanteénronos e! problema eouilibrio un de! de productor individual,tal y como aparecerepresentado en el diagrama 12 Pordiferentes r¿tzones, un determinado en mercado pue de formarseun precio(verdiagrama 16)ampliamente sirpe rior al coste medio total 6C del diagrama17) una empre de sa dada. En la posició_n equilibiiq el productorpu'ede de usufructuar una diferencia de posítiva entreingresos cos_ y tes, denorninadapor |,4arshali, sin ingenüidad, no o6r¡¿5¡renta,,similara la rentaricardiana que el propietario la de tíerramásfértil obtiene, méritoni intervención, sin apenas c<¡mienzan cultivarse tierrasmenos fértíles. a las
Diagranra16

Diagrama 17

C ,R

g0

Sin embargo,¿n el esquemamarshalliano, cuasilas rentas, cuanto fenómeno de mercado,representan en un obstáculo un vicioque ofuscala a¡"nronía tcciala cons o de trucción.teórica, porquetornaninútilel principio la sob+ de ranía consunlidcr (quiendebe podei pagaiel preciomás de! inadecuado de fa eficiencia la froducción(relabajo), el de cionadocon el conceptode costemedio'mínimo) insose tenible,como ve!'etlos, una teoríacoherente la districe b u ción. De ahí la necesidacl lógicade su desaparición iargoplaa zo: serála acciónde lasfuerzas cornpetitivas que iácjücila

I
I

I
I

L-

42/ El pensamierttoeconómicc neoclásico quien sacrif;ca utilidadque puedaobtenerhcy paraase la gurarseuna mayorutilidadmañana. Tcdospueden,con la aostinencia/ contr¡buira la formación naquella de partede la riqueza destinada producirulteriormentó a másriqueza, (Mar:shall), naturalmenteno en virtud de un precio moral, sino porque existe la perspectirareal de corrseguiruna recompensa que torne conveniente sacrificio. bienes el Los ahorradosson vendidosen un mercadode librecompetencia a losproductoresque los requierenen cuantocapitaly que estándispuestosa pagaruna remuneración mercade |-agananciaes/ por consiguiente, precio del capital el 9o. (rentapara el consumidor-ahoirante costede producción y para. el.empresario-inversor). aquí la tercera Y he viga maestra de los neoclásicos: justificación la gananc'ia la de como precioque se forma de acuerdocon lasleyes mecanisnros y universales como remuneración un factorque se detery de mina del mismo modo y en basea los lnismosprincipios formalesque presidenla formacióndel salario d'ela rénta. y De este modo, desaparecen conceptos'de los excedente y de ganancia entendidacomo el residuodel que se aprG pian sin ninguna razónformal los capitalistas. También en el caso del trabajo,la tierra y el capitalson las fuerzasque subyacen la ofertay la demandade los servicios en productivosparadeterminar, los respectivos en mercados,'aqueila remLrnera.ción satisface intereses que los antagónicos las de partes:tal como ocurre con la teoría del valór,tambiérrla de la distribuciónse disuelve L¡na en teoríagenerai los de precios. Pero, precisamente, teoríade la distribución la somete a dura prtrebala habiliciad analírica ios neoclásicos: tande no to desdeel punto de visia de los preciosde ofertade cacia factor, explicables desdela pers¡rectiva la desutilidad de rnarginal.creciente derivade la cesiónde porciones que añadidas ciel servicioproductivo,sino nrásbien ciesdeel punto de vistade lcs preciosde denrancia. no . ?tjo esteaspecto, podíadejar.dellamaria atención de [cs neoclásicos má¡ plecavidos(conro,por ejemplo, \Mcksel!)el hechode la fundamental asimetría bntreÍosion-

de La teoríaneoc!ástca la distribución/ 43 ceptosde trabaloy tierrapor una parte,y de capital,en el de por" concepciónmarshalliana, el otro. Losprecios los prila meros dos factores(respectivamente tasade salarioy la (horasde trabajo, renta unitaria)se refierena magnitudes por hectáreas) mediblesen términosfísicos; el contrario,la tasade gananciase refierea un conjunto de bienes(ahoque pue rradospor los individuos)heterogéneos, solamente para den ser medidosen términosde valor. embargo, Sin poder determinarel r¿alor capital del tenemosque conocer, precisamente r¡ariala con anterioridad, tasade ganancia: la ble por determinar. Laconcepcióndel capitalcomo agregado bienesconde duce, por tanto,tanto desdeel punto de vistaconceptual que vicioso como desdeel de su lógica interna, un círculo a irrvalida enfoque marshalliano. Pero, antesde resolver de el un modo tan elegante corno originalel problemade la definicióndel capital, Wicksell detiene otrosaspectos, no se en menos importantes, de que aÍectan la coherencia la teoa ría marginalista la producción; que escapaban de aspectos a ia atenciónde los neoclásicos más vuigares. Paraesto,Wicksellplanteasu teoríade la distribución segúnun métodoque no tiene nadaque vercon la técnica marshalliana que, hastaciertopunto,se parece méto y al d o e mp lea d op o r l o s e c o n o m i s t ac l á s i c o s :l s u p o n eq u e s é la producción, cu¡,ociclocubte el espacio un año se ller¡a de a cabc sólo medianteel emplec de trabajoy tierra,sin !a intervención capital. del Con esterecurso evitala caídaen el círculovicicsodel que hemoshablado antes, dedicando que esie al conceptode capitaltoda la atenciónanalítica nrerece. tl problemaque se plantea lVicksell estapi'imera a en o a rt ed e su a n á l i s i s s e l d e v e re n o u é m o d o s e d e t e r m i n a e iu r."*un"racirindel trabajoy de la'tierra cómo se diEtr-iy buye el prociuctoentre los poseedores lc¡s dos Íaciorcs de (Wicksell de recupera conceptos (propietar¡os la tielos de (trab,ajadores,, sin considerarlos nclases sociales,). rrau.y aun requiere sólo el Elsupone,entonces, que la producción y enrpleode trabajoy de tierra,organizados combinados

t, I

¡'

44 / El pensat,-liento económ¡c(t neoclás¡co

La teoría neoclásicade la distribuc!ón / 45 (el trabajo de individuos con el mismo nivel de habilidad) está sometido a las leyesde la productividad marginal decre'' ciente. Y Wicksell orosigue: *Evidentemente, propietariode la tierra no le convendrá al mayorque con un salario adicional nuncapagarun trabajador de el aumeniodel productoobtenidocomo consecuencia su entre los traya empleo.Pero, que existela librecompetencia y bajadores ya que (como hemossupuestoa guisa de ejemes plo) cadatrabajador tan hábil como el que más,ninguno másaltoque el del últiempleado antespuedepedirun salario porque en esecasoal propietariole convenmo contratado, y por dría despedirlo sustituirlo otro que se conformecon un persaiarioinferior.Porotra paitg si existeuna cornpetencia los no fectaentre los empleaciores, salaric-,s pueden descende debajodel v'olumen aumentode la der materialmentepor producciónque seguiría hechode contratarun trabajador al es nuevoo (lo que es lo mismo si el número de trabajadores por considerable) debajodel volumenque se perderíasi uno y fuesedespedido su trabaio ya de lostrabajadores empleados obtenMientrasel propietario distribuidoentre los restantes. más,un aumentode la producga,contratando trabajador un para él resultará ción mayorque el aumentode los salarios, de el ventaioso en contratarlo: cambio, despiCo un trabajador a ya empleadorepresentará, fortio;'i,una desventaja., Si esta cc¡nducta fuese imitada por toda la clase de los propietarios de la tierra, osucompetencia en la contratación los de trabajadores eler¿ará salarios hasta el punto de desaparecer las eventuaiesdiferenciasentre el maycr volumen pagadospor el últimc cie prcductos obtenido y los salarios trabajaCorcontratado. Por esto se puede afirnrar,en teoría, que el producto adicionalciel último trabajado:'ernpleado, Ios en gerreral, el que regulalos salarios, cuales no pue' es Cen aumerrtarpor encima ni dislninuir por debajo de esteu. Podemos reconsiderar todo lo dlcho hasta ahora de acuercio con lcs esquemastradicionalesa que nos tiene acosturnbraCosel rnundo académico.Lademanda de trabajo expresada por el propieiario individual de ia tierra está constituida por el trazo decreciente de la curva de la pro

mediante accíón la segúnlos libresacuerdos que suscriben, l-a del mercado,los propietaric.s los dos factores. hipode tesisbásica estecasode producciónno capitalista que es de el producto se divida entre l()spropietarios la tierray los de trabajadoresal final del añ,r o ciclo productivo.De este modq los salarios y por seránpos¡ruestos utilizados los trabajadores paramantenerse así rluranteel año siguiente: se evita el peligro de reintrodu,:irel conceptode capitalbajo la forma de anticipación salario. der Si los propietarios lastierrasy los trabajadores actúan de en condicionesde igualdad de efectiva competencia, exis)¡ ten dos tipos posiblesde acuerdos: los propietarios a) de la tierracontratantrabajadores cambíode un salarío pagaa do en bienesal final del períoCo producción; los pro de b) piostrabajadores una rentasólo arriendan tierrapagando ia en el momento de la cosecha producto. Como demosdel trará Wicksell,no habrá posibilidad un tercertipo de de acuerdosi se introduce figurade un etnpresario conque la tratatrabajadores arriendalas tierras,porque no quedará y nada del producto para é1. 9.1 El propietario la tierra considerado como empresario de El presupuesto de básicodel anállsis Wicksellen este caso es que la tierra es un factorescaso relación¿l iraen bajo y que (ya,desdehacetiempo,ha sido superado límiel te segúnel cual cadatrabajador proCuciría mismo proel ducto adicional con una mejororganización trabajo, o, del un producto inclusonrai,or por que ei entregado térmrno rnecliopor ei ti'abajcya empleadoen la mismasuperficie cie tierra,.En otros términcs,es crucialla hipótesis según la cual nseha alcanzado nivelcle intensidad productiva tai que cadatrabajador en nucvo,errr¡rieado la mismasuperircie de tierra,puedeerrtregar producto adicional inferior un al térrninomedio,. Con¡o poderrtos ncs encontramos ve4 anteel tradicional dadas cantidades las enfoqueneoclásico: disponibles un factor(latierrade igualfertilidad), otro de el

k

¡+
Fs

i-a l¡i¡


rE

46 / El pensamientd ecoróm'(o neoclá.sico

La teoría neoclásira d,: la distribución / 47
22 Diagr.ima

Diagrarna19

Diagrama 20

Diagrama 2l

s

n
H
ñ

H
H ¡g
ffi H H
H

ductividadmarginaldel trabajo(verla líneaMP, del diagrama 20), que, sumada a las curvas refericias los otros a propietarios-empresarios, determinala curvade la demanda colectivade trabajoque se contraponea la curva de la ofertacolectivaexpresada el conjuntode los trabajadopor res (ver diagrama19). Dado el salario que se ha formadoen el mercado como consecuencía la actividad lasfuerzas de de libresde la competencia(Ow),el propietarioindividualalcanzará equiliel brio contratandoa un número de trabajadores (OA/)equivalentea la igualdaddel salariocon el total del ¡;roducto marginal.De todo el producto cbtenido,equivalente a ONTR,la porción ONTw seráatríbuidaa los trabajadores, segúnel principio marginal: mientras que la porcióirw,?f seráretenida residualmente el propietario por individual, lo que constituir'á renta. su 9.2 El trabajadorconsiderado comc empresario Examinemos ahoraei casoen e! que son los trabaiacioresquierres arriendan tierraa cambiode r.,n la pagoen especiesal final del períodode producción. *el Según Wicksell, procerso través cual al final se alcanzaría eouilibrio a del el es, en este caso,completamente arrálogo descr-iio al ante-

conti"apartida'.Cuania q riormente; meiordicho,es su exacta se calidad) procurenlos trabajado nrástierra(ciela'misrna res, mayorseráel producto: si bien este no aumenta proa ooicionamente lá tierra sometidaa cultivo,sino más len'tamente, modo que cadanuevahectárea dará, adquirida. de de trabajo,un rendimiento cada vez con la misnraofertá
menOfD .

H
H
i
I

H
H

R
I

H

meior dicho,ei factordisponibleen una Elfactorescaso, que el mientras es determinada, ahorael trabajo, cantidad ley de la productiviIa, sectorvariable, tierra,estásujetoa la Ei decreciente. prccedimientoa seguires perdad marginal análogoa! indicadoen el casoprecedente: fectameñte "los si trabajadores, ictúan por motivos económicos,dekren de exteídersu demairda tierrahastael punto en el cual el corresponde de adiciorrai la última hectárea rendimiento l¿ a la rentader¡ancjad; ¡rcr esta, (Wrcksell). exacta.rnente marginal ia 2'2 diagrarna inciica procluctividad cuna MP,del l¿ cle la tieria y. por-consiguierite, demandade estefactor Si ind¡'¿idual. la rentaunitar¡a p'oi un traLrajádor expresada (determinada el mercadosegúnestárepreen a es'ieual Ór indiviel en seniacJa el diagrarna2l), trabajadc'r-er'rpresario Ce OQ hectáreas tie et dual alcanzar-áéquilibrioarrendarldo será atribuido a los OQltr rra. Del producto ol-rtcnido, segúnel principiortarpropietaribs la tierracomo renta, de por obtetrica la residuamente poi'ciÓn !inát; \'r2 fornrará el trabajador.

-10.Losproblemas de la distribución

Losproblemasde la distribución/ 49 positivoo negativo. otros térrninos, tenemosuna fun_ En si ción de la produccióndel tipo

Y:f( T L )
si consideramos conjuntamente ros dos casosexaminados, surge una pregunta interesante: productoentre los propietarios la "Ladistribución.del de tierray los traba¡adores, igualen cadáuna de nuestras ¿será hipótesis? planteando próblemade otro modo, si los O, el empresarios son [rnatercera. categcría personas de que con_ iralantrabajadores arriendan y pagancr'o tielrra, amb<t, según Ia ley de.la productívidad maiginar, er ¿ibsórberá totar-á'e-ra rentay del salariotod.oe.l. prod"ucto, dejar nadaaf em[r"_ iin sariocomo tal?"(Wicksell). . F.respuesta a este {jl9ma es, según Wicksell, en parte intuitiva y en parte analítica: nuestras hipótesis, tanto los trabajadores "S.egún como los propietariosde la tierra pueden eregir ribremente entie emplearsu trabajoy su tierrapor cuentapropiao arrendarlos a otros.si racuota pertinenfeder produtto bs ¿¡tereÁte en un cascr otro, se puede pensar u que la diferencia seráanula_ da rápidarnente la ccmpetenciá Al mismoti"rrr", por" ¡...¡. :;"ra oDvlo que lasganancias empresario del tenderán siempre hacia cero.,Por el.trabajo !a inteligencia ei ernpresari; y que deJ¿a a ta dtreccton la producciórr. debe recibir, de el naturalmerr_ te, su remrneraciónconro cuarquier otro trabaiadorinterecS¡lpor,otrr parre, pudiesbobrencruna partedei pro_ ét lyi]- srrnptemente.pcr su calidadde empresario (parteno 3i:]9 tlasada en el trabajoni en la tierra), nr entor.tces poái_ía se pen_ se a de :1r.gugcualquiera precipitaría obteneruna r'enta tan fá<-il adquisición." De todos rnocios,quecla aún pendiente el problema de demostraranalíticamente que el producto, distribuidoentre

donde y es el producto, T y L los factorestierra y trabajq cuyaremuneración corresponde la propia prodlctividád a marginal(6y/6Tes la renta unitaria;6y/61el ialario),deberíamos tener que
-.t

-r,6y .L:¡t' ó76¿

6y

Wicksellfue uno de los primeros margínalistas que encontró.una respuesta precisa este proble-ma, a recordbn_ do que el agotamiento productosólo se consigueen el del casode encontrarse frente a una función de la próducción homogéneade primer grado (teoremade Eulei.). Una fun_ ción se dice homogé.nga gradok cuandomultiplicando de cadauna de lasvariables independientes unatonstan_ por. te-pos.itiva la función resultamultiplicadaporók. Lafun_ ó, ción,de la produccíónque hemos visto es homogénea de gradok si f (bT bL) : bkf g, L). Sik --.1,.e| productocrececiemanera exactamente pro_ porcional auntentoque se registra la cantidad los al en de factores: estecasonos encontramos en ante rerrdinrientos constantes escala. k > l, los rendimientos creciende si son tes:ei proCuctoaumentaen modo más que proporcionai respectoal auntento de todos los factores. Finalmente. si k < 1, los rendimientos son decrecientes. de B pos¡Uilidad que el producto se agotesólo si k _- i (esdecir,sólo si la función de prociuccióñ homcgénea es de primer.grado), inrplicaalfiunas dificultades parael u"rquo ma neoclásico, qu.eno escapan propio Wicksell.Ei ágoal tamientodel productoexigeuna condiciónparticular:

y segúner principió ra pioductividad de mir-alario renta qrnar/ agota se rntegramente, quequederesiduc sin alguno,

.tC/ El pensam¡enlo eccnórnir,o neoclásica .Esta en condiciónpuedr.ser o qut: lasoperaciones grande productivas, modc de o pequeñaescaia sean ;Sualmente en aumentan que, cua,rdotodos los fa, f oresde producciÓn en totalaumente la misma la misma proporción, ¡rroducto el producproporción; por lo menos,que todaslasempresas o, aumento tivasalcancen límite más alládel cual un ulterior el ya en la escala de !a produr-ciórrno representará ninguna ventaja.' Si no ocurriese así, es dr:cir,sik > 1, la empresase volvería más productiva al aumentar la escalade la producción: entonces,si el trabajo y la tierra enlpleadosfuesen pagados la de acuei'rjocon la ley de la productividadmarginal, suma al de sus po.rciorres superari,-r proCucto total, sufrie¡rdoel una pérdida. Wicksell afirma: enrpresario en dicho c¿is() uEste condiciones equiresultado debc a que en estas el se Lils a librio resultainrposible. operaciones gran escala, sienpuedenof recer do másventajosas que lasde pequeñaescala, de mejorescondicicnes los propietarios la tierray a los traa (o a y rnásbaratas los consumidores); bajadores mercancías competir, ganancias sus si el empresario máspequcñointenta resultará su quiebra. en Pero seránnegativas: competencia la en lo mismoocurrirátambiéncon la granempresa el momento operando una escala a olra mismo en que aparezca empresa
m ay or alt n. u

Los problemasde la distribución/ Sl económicarnente hablando; desdeel momentoen que se y ,,,n errcuentra la fasede transiciónentre los rendímientos crecientes los rendimientos y decrecientes, empresase la adecuaráac,uía la ley de los costes constantes(vihculada, lógicamentr,, la suposíción una función de la produca de ción.homo¡;énea prímer grado).Los salarios ia renta de y seguirán estandodeterminadas la ley de la pioductivipor dad marginzrl lasganancias empresario y del tencierán hacia cero -suooniendo que lasempresas cuestión, la misen en ma ramabe la prodücción, seanlos suficientemente rrumerosascomo para competir eficazmentelas unas con las otras-, 0l/icksell). En términosnrarshallíarrcs,obtienela ígualdad se entre cl valcr <leiproductoy lascuotasatribuídas alos diferentes factcres cuandoerr cadaempresa individual que funciona segúnlascondiciones la librecompetencia, líneadel de la preciodel bien es tangente la curvadel costemedio total: a sólo en aqugl punto se consiguenrendimierrtcs costes) (y constantes. Una sítuaciónde esta índole se realizaúnica_ mentecuando ia empresalograun equilibrioa largo plazo: pero,desafoftunadamente, Marshallha puestoestaiituación en relacióncon una empreaabstracta hoc, la ernpresa ad representativa, admitiendo,por otra parte,que las empre. sasefectivamente presentes el mercadopueden enconen trarseen concjiciones diferentes respecto la que representa a el té¡'mino mediode lasinciustrias. siempre Si puedenexistirernpresas corrcuasi-rerrtas, positivas negativas, o siempre habrá una cuota dei prociuctc(sol-.regananóias o pérdicias) no expiicada por el prirrcicionrarginal.

si Tendremos casoinverst-r k < 1,o sea,si unaempre el es cuanto más pequeña la escala sa es tanto rnásrentable n[eneslecaso]el empresario obtendrá de sus operacicne5 pero por esta razóntodos rrecesariamente ganartcia, una (.()n finalde que todas querránsei"enrpresarios, ei resultado en unidades indivilas empresas atorrrzarán ;;equeñas se dualesu. tradicional siempre soste' ha Eípensamiento neoclirsico de nido !a posibilídacl que, ai crecerlasdinrensiones las de ci'e emprcsas, obtenganen rtn comicrizorendimientos se por la intercientescie esr:ala, limitadosluegoo anulados venciónde deseconomías generanrendim¡entos que decre' óptima cientes.Si esto es así,existeentoncesuna escala nalrededor la cual la ernpresa debería gravitar siempre, de

del I '¡. ta deflnición capitaf

La,lefinic!ón del capítali 53 Bawerk, uno de los pocosautoresneoclásicos que elaboró l¡na teoríano rnonetarista interés. econcmista tjel El austríaco destaca su arrálisis rasgopreciso en un que distingueel trabajoy la tierradel capital:los dos primerosson faétores originales independientes la producción,mientras e de que el capital, igual que cualquierotra (mercancía,, al posee la naturalezade los bienes producidos, obtenidos con el empleo y auxiliode los dos factoresoriginales. Los bienes de capital, contrario lo que afirmaMarshall, son el al de no resultado puro y simplede una uabstenciónn consumir de aparecienáo uní" Bóhm-Bawerk como lo que "r".i¡uirn"nl te son: mediosde producción, sea,bienesnintermedioso o que no repr;rian una utilidaddirecta inmediata e parael individug sinoque se convierten una fuentede utilidadsólo en con el paso del tiempo. Fara clarificar estapeculiar concepción capital, pro del el pio Bóhm-Bawerk recurreal ejemplo de RobinsonCrusoe. Este, para satisfacer necesidades sus vitales,puede pescar directamente la manoo con un medio *indirecto,, con como el empleo de una red; pero para construir esta requiere tiempo y trabajo: ella no es útil en sí misma,pero permite, en el futuro, incrementar obtención de pescado(Blaud. la e¡ estepunto donde se desarrolla parte nrásori[ila .Es nal cie la teoríaaustríaca, basada casi exclusivamente en-el principiode utilidaC. SegúnBóhm-Bawerk, cualquierbien disponibleactualmente poseeun valor más alto que una cantidacj igualde bienesobtenibles el futuro:en conse. en ,.exige, favorCe los l-rienes cuencia,estadiferetrcia a aciuales un prenrioo un interés ca:'a los bienesfuturos. de a Bóhm-Ba'"verk expolretres razones diÍerentes paraexplica:" estepresupuesto. dos primerasson de tipo psicoloLas gicoy se refieren cornportamiento indivicjuo cuanal dei en to consumidor:estetiende,por una parte,a sobrevalorar su capacidadpara satisfacer necesidades sils futuras),,por ia otra, a subvalorar lmportarrcia la intensídad las nrisla tt de mas necesidades futurascorl respecto laspresentes. a Estos dos elementos, casÍrefo¡'zándose entre sí, conducen a una sobrevaloración la utílidadmar.ginal los bienesactuade de

Tratadoe! tema del agotamientodel productq emprende Ya damos ahorael examende la definición capital. en los por consiguiente últimos años del sigfoxtx, poco después el los de la urevolución'd=e prímerosmaiginalisias, pi'oble' existente entre del ma de la naturaleza capitaly de la relación en se y tasade ganancia tasade interés ubicaba el centro escuelas neodc un implio debate entre las diferentes clásicas. de definiendoal a La escuelainglesa, Part¡r Marshall, bienesno como abitinenciao como conjuntode_ capital de pretendía construirun pro)'ecto fusiónentre cohsumidos, (r:l de innovaciónmarginalista conceptode desutiiidad la (que privilegia clásica y la tradición del conlumo) clilación al el aspectodel ncostereal de producciónrCor reSP€cto de nproductividad,). ' Este planteamientoha logrado qug en el lenguaje fuese de compuesto bienesheterogéneos, común, el capital, y no comocantidades físicomo surnade valores calculado y la tierra.Estos últimosson cas,como ocurre con el trabajo técnicas medide unidades paralos cualesexisten factores hectáreas cultivacjas anual(iornadas mesesde lrabajo, o cJa en ei mcnte,etc.); capital, tambio,es medido por tlrtauniel cotnienza círculo a cjadextraña él nlismo Y cs aquídonde dei ccmc la de ia ya viciosr¡ ser-ialado: renruneración capital, a tortesponder su productividad debería los otrosfactores, marginai del la pero paradeterminar productividad rnarginal; el estefactorcomo utr vafor, caprtaldebemos consicierar cieterminar se corroce prG si su cual,a su \€zl sóio se puetie marginal. r i uctividacl por la escuela aust¡'íaca Lateoríade! capitalforrllulada por a contrarios los sostenidos. el enfo partede supuestos más reconocido Bohmfue Su que marshalliano. expotlente

51 t F.tpensamiento económico neo;lasico

L¿ defi,tición dei caPital/ 55 a años anteriores,mientras que nosotros, en un primer por el trabaio únicamente hemos interesado mc'mento,'ños en empleada la producnormaly por la tierradirecta.mente es de consumo.Peroestadiferencia suficiención de'bienes especial te como parajustificarla formaciónde una.cateSoría que dency de mediosde producción, iunto al trabajo la tierra, minamoscapital;ya que, én el intervalode tiempo, el trabajo han podido asumír formasque no y la tierra acumulados en su estadoprimitivo,en virtud de lascualesconsiposeían guen una mayor eficienciaen numerososobietivosprod uctivos.o la Sustancialmente, solución de Wicksell recoge cgTo facelemento central, como ya había hecho Bóhm-Bawerk,el apare-e consideracjonada tor tiempo: en este caso'el capital *ar qi.,ácomo lrabaio y tieria ahorrados,yacumuladose-1t el curso cle los años. Todo bien de capital ha sido.producido en los años precedentes mediante el em.pleo de trab-aio los años v de recursos naturales, para ser destinado, en pro' iiguientes,iunto a los mismos factoresoriginales,a la ducción de otras mercanclas. -consisÁunqr" la gran mayoría de los bienes de cap.ital. aho de los dos factores te en una com"binaciOh 'riginales al Wicksellse refiere análisis

biede a les con respecto la utilidadmarginal los mismos nes en el Íutul"o. LatercerarazÓncle|ma y o rv a |o ra t rik ru id o a |o s b ie n e s técnicay tiene oreienteses de índole fundamentalmente los del lado de la demanda factorcapital: bie el [¡";i¿;;rn mediostécnicos constituyen disponibles né, y ".tu"trente que (o superiores más productivos) el trabajo la tierranece y humanas por ello para satisfacer necesidades las r"i¡o, tres los medicsfuturos.Estas por""n una utilidadmayorque la ex.plican forprimeras, ir-n"t, pero sobretoáo lásdos de diferenciada aütónoma, como (parteD interés, mación'd'el originales' de la remuneración los sectores y austríaca,en Bóhm-Bawerk en Precisamente la versión En del wickselliana capital. se en particular, inspirala teoría concreto,para Wicksell,estefactor comprende a excepde auxiliares la prodtrcc.ión todosloselementos "[...] y original el trabaio en naturales su forma .lOña" lasfuerzas y las se lugar, incluyen casas Así, directo. en primer humano el ["']; losqueserealiza trabalo losinstrumenen iosedificios primas por ["']; y [...]; tos,utensiliosmaquinarias lasmaterias y.otros lo.s importante, sfocks último,y no pót elló lo menos para y preparados alimenser <iue bienes O'eban acumulados en el durante período que estese reallza'u tar el trabaio de la No hayque subval<;rar importancia estaconceptuafinalconcreta de una enumeraciórr, lizaciónctue,a ti.avés ufactoreg>r.QU€ los demásrreoclámente rqruitu noción de sicos habían mante'ido e' la abstraccióno definido o, en equívocarnente térmillos(nrcnetarios) peor atin,npsicológicos',. comdel la i'eivinCica naiuraieza caoita! lámbién \A¡icl<sell de la coope. puestopcr bienesya producidos producto 7tierray trabajo: originales, raciónde los dos fáctcres
d i fe re n te s , p u e d e n re d u c i rse ai trabaj c'y a,i a ttei ' ra Lo urtl co de q u e d i s ti n g ú ea e s ta sc a n ti d ades ti erray de trabai ode aqu+ precedentemerrte i mi nando el [el l i a s q u e h é m o s c o n s i d e ra c J o es c a s o ' d e i a p ro d u c c i ó n n o c a pi tal i si al ci ue estaspertenecen

muy como. aparezcan aurrque ,ilodcs bienes capital, de los

iiuJot, por comodidaden el diferentes, como elementos .oo¡ful-ri-uUaio capital-tierra I' al de teórico, la rrasatotalde capital ;.U; un p,inó de vista de.iibre si así fiti.r. Pueitas lascosas, se suponeun regimen y la prodtrcción de la dtstrte c o mpe t e n ( ' i a ,l p r o b i e m ad e anáuna solucióncompletamente encontrar bu.¡bn puecle de la prcduccton en losaa lj que hetnosrecordado el caso salvo nó'capitai'ista. el hechode que aquí nos enccntramos trabajccoi'rlenproductivos: freniea cuatro,rto dos,factores y trabajoahoiracjo tierraahorrada' te, tiei'racorriente, -' determicuoiasdel producio socialobtenidoestarárt Las en tornarrdo paracarlaüno de estoscuatro factores, nacias, tPd1,t productivid.ades cuenta'ias respeciiva¡ .¡¡¿rgirrales, la Sin físicos. elnbar8o/ productlen mensurables térmihos de de vidad marginal |os :.ecu!"sos trabajov tierraahorraclos de corrientes, a la de los recursos Superior es norm¿lñente

t,.:'-¡l Ñ:J- ¡

i "€

i'_q

i$
ffi

econóntitoneoclásico 56./El pensamiento

para ahorraro acumularrecursos otro modo nc convendría que en un De los añosvenideros' estemodo,(una persona desen año compra trabajoy tierra paraconvertirlos capital puedetener siemtinado a ia produccióndel año siguiente, o pre la posibilidad obtenerun productomayor, un ralor de es Esteexcedente lo que se mayor, lo que él ha gastado. de denomina interésn(Wicksell).

y '12. Límites dificultades rnarginalista de la economía

f,
p
i

il

no Losaspectosh¿staahora examinados agotan,ciertaLas mente,el ámbito propi<tde la teoríamarginalista. escason a sasreferencias la teoríadel valory de la distribución de paradar una imagenrepresentatira un suficientes apenas de que se basaen la simetría lasleyes de esquema análisis de librey racional indiviel y que enfatiza comportamiettto ya no estándivididosen clases. duos que rico en nimperfeccioneso Al contrariodel mundo clásico, el sociales, margiteóricasy espejo de las contradicciones del desdeestepunto de vistatan poco merecedor nalista, describe(o si lo queremosexpreapelativode neoclásico, econÓmico un prescribe) sistema sar en modo normativo, individuales e superiorde los egoísmos síntesis armónico, rechapolítica Perocuandola economía inmune a la crisis. la za el conceptode crisis,no hacemásque introducir cria que quiere, pesar sisdentrode sí mismaen cuantcciencia de todo, ser cienciasocial. de Estoexplicala revoluciónkeynesiana ios añostreinta y la necesidadde una nuevaTeoríaGene¡alquerecogiera cje! los el conceptode crisisy que analizara fundamentos yse n e l p e q u ilib ri od e i r n s i s t e m a l e n o d e c o n t r a d i c c i o n e Ia constiluye ncrtnay no cualel no empleode los recursos apartede Keynes la ercepción(el trabajo,sobretodo). Pero, en y antes de su 'feoríaGeneral,la teoría marginalista, su en lrabía sidopuesta cuesversiónmarshalliana, trit¡nfalista de anticipación su crítión por un famosoartículode Sraffa, en tica, todavíarnás profunda, presentada Producciónde mercancías por medit> de tnercancías. detectóel punto ciébildel esqus Sraffa Erraquel artículo, perfecta. de la ma marshalliano: hipótesis la competencia lógicade las de haber demostradola incoherencia Luego

5ti I tl pensa,:r,¡?itto ecc{¡óniico ni,oclás¡ro

Líttiiies y difit'rtltadt's ¡i¡' Li eit';to)itia

ntarStnaiisü) 5:t

de leyes la productiviciad servían que como ftrndanrento de qtreel obsSraffa la teoría la oler-ta mer,.-ancías, afirt,ló de de q c tá culocontra el que choca e l e mp re s a rio u a t rc lo u ie re crecienaumentar producción estádado oor loscosles la no sin tes,sino por la dificultadde venderla mayoi'cantidad de gastos venta. reducirel precioo sin incurriren mayores suponer Esabsolutanrente irrealy carente significado de qu e Lrnempresario p individual u e d ac o n t a rc o n u n p re c io oestuviese de mercatlodado y constante: cadaproductor si verdaderamente en segurode que el mercado el cualvende de su productol]arece dispuesto absorber él cualquier a paraél que pro' cantidad precionormal,sin otra molestia a no duciria,anrpiiaría sus negccios: resulta enor¡nelnente fá cilencontraruna empresa u e , e n u n p e rí c d od e a c t iv iq su dad normal,limite sistemáticamente propiaproducciÓn por debajo de las cantidades que podríavendera precio impidasuperar normal,y a la cual,aciemás, competencia la condujo al aquel precio" (S¡'affa). provocaciónsraffiana La de análisis formasde mercadodiferentes la competende en conservaba cia perfectay más urealistas,, que, aurrque tuvieronel parte las técnicase instrumentos neoclásicos, por méritode derrotar los definitivamente mitosadquiridos la conciencia de como eranel principio la sobe. acaCémica, de raníadel consumidor-trabajadorel de la eficiencia la o prodr-rcciórr. marginaOtro punto críticoimportante pensamiento del listaestribaen la fl'nr.iónde la p ro d u c c ió n g re g a d y e l a a la solución'.vickselliana ccn{repto capitai.Ciertarnente de el corrst¡tuve mas inr¡enioso de el intentonecciásico cieíinir de capitaicomo caritidárJ rncieperrdientemente la n.:edibls sin distribuciónde la riquezay, de los pi'ecics; embargo, como ha dcnroEti-ado este intento se basaen Caregnani, i-iipótesis muy restrictiras hasta punti-l reducirsu tirporel de tan cia. Frente lascríticas a impiacables originadas el corrcep lxr:to de capitaf, que se an'astran días,la única hastanuestros salidaparalos neoclásicos representada el regreen estaba so a un modelode equilibrio c o n ó mic o e n e ra l,ip o Wa ig t e

de una lripótesis honrogeneiras, el cual Ro se requería en (Sylos Labini). dad del capital de (y, el walrásiano er' general, de la escuela El análidis generalha representado, del Lausana) equilibrioeconómico al la en el ámbito cjel pensamientoneóclásico, alternativa parciales,.alte¡natiIianode los equ ilibrios ue enfoq marshal El lnetódica. sisteóricay de perlección va de'construcción en cornprendido su coniuntoy es aparece ternaeconómico con los presupuesde posible definirsu equilibrio, acuerdo suposisobrela basede algunas ios clela teoríaneoclásica, se walrasiano estiman En cionesmuy precisas. el esqrtema a de a) como dadas: lascantidades ¡n bienesfinales, consude bl períodode tir:mpo; la oferta nrir en un deternrinado ser que puecierl ernpleados de n factores la producción, c por los propietarios cedidosen los corresdirectamente de técnicos producc/ mércados; los coeficientes pondientes tierray capital trabaio, de ción.es decir,lascombinaciones de por requeridas el estado la técnici paraproducir!9:,b¡* (o, de d/ nei finales; la utilidadmarginal en palabras Walras, consumirespectivamente de la ra:'eté) los bieneso factores por los individuos. o dos, poseídos utilizados añadela hipótesis.de Walras A'estosdatosdel problema, de u un comportamiettto'racionalnoptimiz¿nteu los indivisus que limitan deci,Juos, tcmandoen cuentalos r'ínculos s io n e s . son:lascantidaias Dicho esto,en su sistema incógnitas l; s d e m a n d a d o s a sc a n t i d a d ed e d e sd e lo sm b i e n e sf i n a l e s de productivos l-rsprr:cios iosm bie ofertados; losn factores Ahcr productivos. de y nestinales lbs precios los n factores como eselegicio consicieradcs ra bierr, uno cic losfactores si en (nLrnrerarioD, bienes de los expresando precic-rs los ot¡-os -- 1 incógnitas, ei en a a Lrase é1,llegariamos tenerLtt + ?-rt a ile correspcrrdiente ccuaciones detetár¡rbiic; sistema del t:on y rninaren modo simtlltáneo; esiohaceposib'ie, la soiula sirnultáneas, identifiCe ción matemática las ecuácictres g c a c ió nd e i e q u i l i b r i oe c o n ó m i c o e n e r a l . (en referencia realiestabrevísirna sorprender No debre a una recornendación una lecturaespecializadano dad, 1' I:Cr'JNOMIA

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful