Você está na página 1de 26
LA REVOLUCION TEORICA DEL ZAPATISMO CONSECUENCIAS HISTORICAS, ETICAS Y POLITICAS LA REVOLUCION TEORICA DEL ZAPATISMO LA REVOLUCION TEORICA DEL ZAPATISMO Consecuencias ‘éricas, éticas y politicas. En un mercado chiapaneco, poco después de la insurreccién de 1994, se escuché a una joven mujer indigena decir: “Los zapatisias. nos devolvieron la dignidad’”. ,Quién despojé de su dignidad a los pueblos mayas de Chiapas? Resulta simple identificar agentes colectivos especificos, como los espaiioles de la colo- nizacién de Mesoamérica; 0 los Criollos que levantaran naciones tras la descolonizacién (México y Guatemala en este caso). Sin embargo la dignidad se perdié por doquier en Latinoamérica y el Caribe, asi como en Norteamérica, Australasia y otras regiones donde no existié i i directa de Espaiia. Por ello, propongo la formulacién mas general; que la dignidad de los pueblos indigenas les fue arrebatada por la colonialidad del poder actuante en [a configuracién del mundo moderno/colonial desde el Siglo XVI al presente (Mignolo, 2000a). En el proceso de alcance mundial que identificamos hoy como moder- nidad/colonialidad, el término modemidad no se sostiene por si mismo; su rostro oculto es su necesario com- plemento: colonialidad. Tal y como lo concibo aqui, el mundo moderno/colonial va de la mano del capitalismo mercantil, industrial y tecnoldgico centrado en el Atlin- tico Norte. Ambos conllevan el mecanismo epistémico de la colonialidad del poder: clasificacién de pueblos por color y territorio, y gerencia de Ia distribueién del trabajo "En expaial en el original, (F,) Bo EDICION IMPRESA PARA USO PRIVADQ _y Iq organizacién de la sociedad (Quijano, 1997; Mignolo, 2000b). Por lo anterior, el enunciado de la joven del mercado chiapaneco reviste un significado que trasciende las historias particulares de los pueblos indigenas de México. No obstante, sus palabras ilustran significativamente una historia local intensa, tal como es descrita en la Primera Deelaraci6n de la Selva Lacandona, en Enero de 1994: Somes producto de $00 aitos de laches: primero contra la esclavitud, en Ia guerra de Independencia contra Espaha encabezada por ios insurgentes, después por eviter ser absorbides por el expansionismo norleamericano, luego por promulgar nuestra CConstitucién y expuisar al imperio francés de nuestro suelo, después la dictadura porfirista nos negé Ja aplicaciéa.jusia de las leyes de Reforma y el pueblo se rebels formando sus propios lideres, surgieron Villa y Zapata, hombres pobres como nosotros... (Primera Declaracién do la Selva Lacandona, 1984). La referencia a la “dignidad humana” cobra pleno sentido, por una parte, no unicamente dentro y como consecuencia de esta historia local, sino también a través de su conexién con experiencia coloniales. similares, evidenciadas desde historias coloniales diferentes (desa- rrollo esta idea mis adelante en términos de “diversalidad como proyecto universal”), En otras palabras, la “dig- nidad humana” no debe ser considerada, bajo ninguna circunstancia (ni siquiera las de la Revolucién Francesa), como un universal abstracto, sino como un conector de experiencias coloniales similares en historias coloniales diferentes, ocurran éstas en las Américas, en Asia o en Africa. LA REVOLUCION TEORICA DEL ZAPATISMO a Por otra parte. la idea de la “dignidad humana’ ilumina la particular dimensién ética del levantamiento zapatista: Marcos asi lo explica: de pronto la revolucién se transforma en algo esencialmente moral. Etico. Mas que el reparto de Ia rqueza 0 la expropiacién de los ‘medios de produccién, la revolucién comiensa a ser 1a posibildad de ue e! ser humano tenga un espacio de cignidad, La dignidad empieza 4 ser una palabra muy fuerte, No es un aporte nuestro, no ¢s ua aporte det elemento: urbano, esto fo aportan las comunidades. De tal forma que Ia revolucién sea ef garante de que la dignided se cumple, se respote. (Subcomandante Marcos, 1991: 146). El énfasis en la cuestién ética no implica que la cuestién econémica sea puesta de lado: tampoco que los reclamos por la tierra, la explotacién laboral y la marginalizacién econémica no se consideren, Al con- trario, al colocar la cuestién ética en primer término nos recuerdan que, después de todo, Karl Marx no estudié la ligica del capital para elaborar una critica econémica, sino sobre todo una étiea critica sobre la adulacién del dinero y lo material a expensas de la vida humana. A continuacién exploraré la revolucién teérica del zapatismo, la introduccién a una macronarrativa historica desde la perspectiva de la colonialidad que sostiene su lucha politica y étiea, LA DOBLE TRADUCCION Y LA NARRATIVA ZAPATISTA DE LA REVOLUCION TEORICA. Un concepto clave es la narracién que describe y profundiza en el encuentro entre Marcos y el Viejo