Você está na página 1de 5

Problemas De Aprendizaje

Un problema de aprendizaje no es sólo una cuestión que debe resolverse; debe incluir cierta tensión psicológica en los aprendices. Algunos problemas pueden clasificarse como personales, puesto que los estudiantes se involucran personalmente y por ende, experimentan tensiones, que son la esencia de los verdaderos problemas de aprendizaje. Mientras se experimentan, los problemas personales tienen un lugar predominante en los espacios vitales de los alumnos. Los problemas de otras categorías pueden identificarse como sociales o de la sociedad; representan necesidades sociales que algunos adultos creen que existen en una comunidad, una región o una nación. Por problema específico de aprendizaje se entiende el trastorno de uno o más de los procesos psicológicos asociados con la comprensión o el uso del lenguaje, hablado o escrito, que puede manifestarse como una deficiencia para escuchar, pensar, hablar, leer, escribir, deletrear, o realizar cálculos aritméticos. Este término incluye condiciones tales como problemas perceptuales, lesión cerebral, disfunción cerebral mínima, dislexia y afasia del desarrollo. El término no incluye a niños cuyo problema de aprendizaje se deben principalmente a impedimentos visuales, del oído o de índole motor, retraso mental o condiciones precarias de tipo ambiental, cultural o económico. Básicamente los niños con problemas de aprendizaje se han definido por exclusión: no están perturbados emocionalmente, ni tienen desventajas culturales, tampoco son retrasados mentales, ni están lisiados de manera visible, ni sordos, ni ciegos; simplemente no aprenden como los demás chicos ciertas tareas básicas y específicas relativas al desarrollo y al aspecto académico. Sin embargo este razonamiento excluye la posibilidad de que alguien con problemas de aprendizaje tengan múltiples impedimentos. Hammill y sus colaboradores (1981) ofrecen un buen ejemplo del porque esta interpretación no es adecuada, por ejemplo un menor invidente de 14 años de edad que perdió el habla como consecuencia de un tumor cerebral sería un caso evidente de un muchacho con problemas de aprendizaje e impedimentos múltiples. Problemas de aprendizaje es un término genérico que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos que se manifiestan como dificultades graves para adquirir y aplicar habilidades para escuchar, hablar, leer, escribir, o realizar cálculos matemáticos. Dichos trastornos son intrínsecos al individuo, y al parecer se deben a una disfunción en el sistema nervios centrales. Si bien un problema de este tipo puede ser concomitante a otras limitaciones (por ejemplo, deterioro

el pensamiento. siendo a menudo aceptadas como explicaciones causales la falta de motivación por el trabajo escolar o los problemas emocionales. normalmente medido con exámenes académicos.sensorial. la escritura. Definición Hasta 1960. en la coordinación . los niños que tenían un funcionamiento escolar significativita bajo eran definidos como "alumnos de bajo rendimiento". la lectura. a retraso mental. la ortografía y la aritmética. pero excluía problemas de aprendizaje atribuibles primariamente a efectos visuales. no es consecuencia directa de los mismos. En los años 60. auditivos o motores. Una de las razones por las que las tasas de prevalencia en trastornos de aprendizaje varían tanto es el desacuerdo existente sobre los criterios específicos de diagnóstico en este tipo de procesos. fracasa en la diferenciación de los niños con trastornos del aprendizaje de aquellos con retraso mental. no obstante se empezó a reconocer crecientemente que existía un grupo de niños con problemas específicos de aprendizaje para los cuales las explicaciones de causa emocional o motivacional no eran adecuadas y que se definieron como con “trastornos de aprendizaje". son niños que se muestran impulsivos. Hay 2 métodos diagnósticos ampliamente utilizados. instrucción insuficiente o inadecuada o factores psicogénicos). hiperactivos y con problemas de atención y son descritos con frecuencia como si experimentaran defectos en los procesos auditivos y visuales. A menudo. Esto incluía desordenes en la escucha. El primero de ellos requiere un cierto nivel de discrepancia entre las puntuaciones obtenidas en el test de inteligencia y los resultados escolares. Este enfoque. (1969) definía a los niños con trastornos específicos del aprendizaje como poseedores de un desorden en el proceso psicológico básico involucrado en el procesamiento o uso del lenguaje hablado o escrito. o a factores ambientales (tales como diferencias culturales. Características Varias áreas de déficits específicos se han descrito en los niños con trastornos de aprendizaje. Este enfoque excluye a todos los que tienen CI bajos en la consideración de los trastornos de aprendizaje y falla en la apreciación de que los trastornos de aprendizaje también repercuten en la ejecución de los test de inteligencia y por lo tanto influyen en sus resultados. retraso mental o perturbación social y emocional). a disturbios emocionales o a desventajas ambientales Los niños se diagnostican de este problema con una frecuencia entre 2 y 5 veces superior a la de las niñas. no obstante. Un segundo enfoque diagnóstico de los trastornos de aprendizaje se realiza mediante la constatación de cierto nivel de déficit educacional. el habla.

gramática y lenguaje práctico no atribuible a retraso mental. y la incapacidad para articular adecuadamente los fonemas r. y parece que existe un patrón familiar de asociación. ni alteraciones neurológicas específico. . Trastorno en el desarrollo de la expresión escrita Trastorno en el desarrollo de la lectura Trastorno en el desarrollo de la articulación Trastorno en el desarrollo del lenguaje expresivo Trastorno en el desarrollo del lenguaje receptivo Trastorno en el desarrollo de la articulación Las primeras 3 de estas categorías formales de diagnóstico constituyen déficits en las habilidades académicas como se ha mencionado anteriormente y normalmente no se diagnostican hasta la escolarización. No obstante. problemas auditivos. Muchos de ellos no requieren intervención.perceptivo-motora y otros signos neurológicos "discretos". El trastorno en el desarrollo del lenguaje expresivo se caracteriza por el defecto en el desarrollo del vocabulario. La gran mayoría de niños con este trastorno de articulación a veces desarrollan un habla sin problemas y no muestran secuelas del trastorno. a menudo durante varios años. aunque los deficits moderados pueden no ser reconocidos hasta que se evalúa formalmente el habla en la escuela. Las formas severas suelen diagnosticarse sobre los 3 años. que incluye la incapacidad para articular apropiadamente los sonidos p. b y t en niños de 3 años. th. El trastorno en el desarrollo de la articulación suele reconocerse en casos severos sobre los 3 años. incluye siete trastornos específicos del aprendizaje que son: Trastorno en el desarrollo del cálculo. El retraso en la edad de inicio del habla se correlaciona muy discretamente con esta alteración. mientras que los casos más severos precisan logopedia. Trastornos específicos del aprendizaje en áreas como la lectura. El DSM-III-R estima en un 3 a 10% el porcentaje de escolares con trastorno en el desarrollo del lenguaje expresivo. para desarrollar habilidades de comunicación óptimas. Se estima (DSM-III-R) que al menos el 10% de niños por debajo de los 8 años cumplen los criterios formales de este desorden. sh. la ortografía o la aritmética no suelen diagnosticarse hasta que el niño no empieza la escuela. z y l a los 6 años. Un desarrollo lento o irregular de las habilidades lingüísticas se describe frecuentemente en niños que posteriormente se diagnostican como con trastornos de aprendizaje. vamos a enfatizar las últimas 4 categorías que a menudo son identificadas en el periodo preescolar. Este trastorno es frecuente que se asocie al trastorno en el desarrollo de la articulación y al trastorno en el desarrollo de la coordinación y también tiene un patrón familiar de asociación.

Los trastornos del lenguaje se describen más extensamente en el capítulo 6. No se ha identificado un patrón familiar de asociación en el trastorno del desarrollo del lenguaje receptivo. este trastorno se manifiesta corrientemente por el retraso en dominar algunas metas en el desarrollo motor como son el aprender a atarse los cordones de los zapatos. aunque se ha descrito que suele tener lugar junto a otros trastornos del desarrollo no motores. En los preescolares.Aproximadamente el 50% de los niños con este trastorno se ponen a la altura de los compañeros de su misma edad al empezar la escuela. Este trastorno suele diagnosticarse sobre los 4 años y se ha estimado una prevalencia de hasta el 6% de los niños entre 5 y 11 años (DSM-III-R). No se ha establecido un patrón familiar de asociación. El 50% restante puede requerir terapia especializada. La tasa de prevalencia estimada oscila entre el 3 y 10% de todos los escolares. pero en la mayoría de los casos los niños alcanzan unas habilidades de lenguaje expresivo normales en la adolescencia tardía (DSM-III-R). a alteraciones electroencefalografías y a enuresis (DSM-III-R). cerrar cremalleras y lanzar y recibir una pelota. las manifestaciones comunes incluyen la dificultad en cortar con tijeras y un dibujo y escritura pobres. distress fetal o anoxia durante el nacimiento) y la aparición posterior de trastornos de aprendizaje . del lenguaje expresivo y de la coordinación. Entre las evidencias que dan soporte a estas hipótesis biológicas se incluye la documentación de la correlación entre circunstancias conocidas como causantes de daño neurológico (como consumo materno de alcohol. problemas auditivos ni educación inadecuada. abrocharse los botones. Durante la época escolar. Esta condición se diagnostica solo si es lo suficientemente seria y penetrante como para interferir en las actividades de la vida diaria o en los logros académicos. El trastorno del desarrollo del lenguaje receptivo se caracteriza por un defecto significativo en la comprensión del lenguaje no atribuible a retraso mental. incluso sin ayuda especializada (DSM-III-R). al trastorno por déficit de atención. El trastorno en el desarrollo de la coordinación no es un trastorno de aprendizaje propiamente dicho ya que se caracteriza por un defecto significativo en el desarrollo de la coordinación motora en ausencia de retraso mental o defecto físico. Un número significativo de niños con deficits severos en la recepción del lenguaje siguen teniendo problemas durante toda su vida académica. Este trastorno suele diagnosticarse a los 4 años y puede estar asociado a trastornos en el desarrollo de la articulación. Muchos de los niños diagnosticados de este trastorno siguen teniendo dificultades en la coordinación durante toda su vida.

aunque hay pocas evidencias de la efectividad de dichas intervenciones. los niños con trastornos de aprendizaje. se han mostrado diferentes de aquellos sin trastornos de aprendizaje en los potenciales evocados cerebrales y algunos investigadores han encontrado asimetrías en las tomografías axiales computarizadas (TAC). los problemas emocionales y factores culturales también se han sugerido como significativos en el desarrollo de trastornos de aprendizaje. La de privación sensorial temprana. 1989).(Taylor. Adicionalmente. .