Você está na página 1de 24

introduccion

El terrorismo es el uso sistemático del terror,1 para coaccionar a sociedades o gobiernos, utilizado por una amplia gama de organizaciones políticas en la promoción de sus objetivos, tanto por partidos políticos nacionalistas y no nacionalistas, de derecha como de izquierda, así como también por grupos religiosos, racistas, colonialistas, independentistas, revolucionarios, conservadores, ecologistas y gobiernos en el poder.2 El terrorismo, como táctica, es una forma de violencia política que se distingue del terrorismo de estado por el hecho de que en éste último caso sus autores pertenecen a entidades gubernamentales. Se distingue también de los actos de guerra y de los crímenes de guerra en que se produce en ausencia de guerra.3 La presencia de actores no estatales en conflictos armados ha creado controversia con respecto a la aplicación de las leyes de guerra. La palabra "terrorismo" se encuentra política y emocionalmente cargada, y esto dificulta consensuar una definición precisa. Es común el uso de la palabra por parte de gobiernos para acusar a sus opositores.4 5 También es común que las organizaciones e individuos que lo practican rechacen el término por injusto o impreciso.6 Tanto los unos como los otros suelen mezclar el concepto con la legitimidad o ilegitimidad de los motivos propios o de su antagonista. A nivel académico se opta por atender exclusivamente a la naturaleza de los incidentes sin especular sobre los motivos ni juzgar a los autores. Algunos medios de comunicación como la BBC, que desean enfatizar su imparcialidad, sugieren en sus guías de estilo evitar el término terrorista y

terrorismo.7

Antecedentes históricos del terrorismo

El terrorismo aparece en el Viejo Testamento de la Biblia, mencionando frecuentes incidentes de asesinato político, incluso asesinatos sistemáticos, en la historia griega y romana. El asesinato de Julio César, por ejemplo, preocupó a los escritores y artistas durante los dos milenios que siguieron. La cuestión de si era permisible el tiranicidio (como el perpetrado por Guillermo Tell, el héroe nacional de las leyendas suizas) mantuvo ocupada a generaciones de teólogos y filósofos. No hubo unanimidad total, pero la mayoría era de la opinión de que en ciertas condiciones el terrorismo era permisible. Cuando un opresor cruel - un tirano -enemigo de toda la humanidad y en quebranto de la ley de Dios y de la justicia humana, no dejaba a sus víctimas forma alguna de evadir la opresión intolerable, se consideraba el cometido de un acto terrorista "última ratio", la razón final, el último refugio de los oprimidos una vez agotados todos los demás recursos. Pero los filósofos y los teólogos sabían incluso entonces de que existía el grave peligro de abusar de la doctrina del tiranicidio justificable, que se invocara la "razón final" cuando, en realidad, no había ninguna razón justificable para matar (como en el caso del asesinato del buen rey Enrique IV de Francia) o cuando existían otras maneras de expresar protesta y resistencia. Mientras tanto, surgieron grupos pequeños que se dedicaban al terrorismo sistemático durante largos períodos de tiempo, como la secta secreta de los Asesinos, una rama de los musulmanes ismailíes, que operó desde el siglo VIII hasta el siglo XIV en lo que es ahora Iraq e Irán, asesinando a gobernadores, prefectos, califas, y un rey cruzado de Jerusalén. Fueron los primeros en utilizar el terrorismo suicida – su arma fue siempre la daga y, debido a que sus víctimas solían estar bien protegidas, no tenían virtualmente probabilidad alguna de salvarse. Hasta el idioma que usaron ha sobrevivido – un combatiente era un "fedayín", un término que se utiliza hasta hoy. Los Zelotes fueron el movimiento político nacionalista en el Israel del siglo I fundado por Judas el Galileo poco después de nacer Jesús. El nombre, en

hebreo

,
,

"celar",

el celo

por Yavé guardado por sus

miembros (Números 25:10-11; 1Reyes 19:10). Su objetivo era una Judea independiente del Imperio Romano mediante la lucha armada tal y como sucedió en la Gran Revuelta Judía del 66-73 durante la cual controlaron Jerusalén hasta que la ciudad fue tomada por los romanos, que destruyeron el Templo, y tres años más tarde ocuparon la fortaleza de Masada, el último refugio zelote, tras el suicidio de sus defensores.

TIPOS DE TERRORISMO INTERNACIONAL

Podemos encontrar tres tipos importantes de terrorismo:

Se llama de esta manera a la utilización del tráfico de drogas para promover los objetivos de ciertos gobiernos y organizaciones terroristas. El narco-terrorismo atenta contra los derechos humanos esenciales como el derecho a la vida y a la integridad física; a la tranquilidad y a la honra; a la participación política y a la libertad de expresión y comunicación, para mencionar solamente los más vulnerados. Los jóvenes constituyen hoy el segmento más afectado de la población por la droga, el delito y la violencia. Las organizaciones de narcotraficantes los utilizan. En septiembre de 1989, ante la Asamblea General de la ONU, el representante colombiano propuso un "Plan de Acción Global contra el narcotráfico y el narco- terrorismo". Narco-terrorismo Este tipo de terrorismo será uno de los más preocupantes en los próximos años. La ex-Unión Soviética es la principal fuente de esta preocupación. Allí se pueden encontrar residuos de armas nucleares. Evitar el tráfico ilegal de material radiactivo es muy importante porque a las sustancias con que se trafica se les puede dar uso militar o terrorista y porque también puede producir un desastre sanitario. Otros blancos probables de futuros atentados terroristas son las centrales nucleares. A lo largo de los últimos años, en el mundo se ha incrementado el numero de atentados terroristas. Tanto es así, que en agosto de 1994, poco después del ataque contra la AMIA en Buenos Aires, el Instituto de Control Nuclear de los Estados Unidos giró una directiva a todas sus centrales en la que advertía que debían considerar con seriedad la amenaza terrorista y recomendaba la construcción de defensas de hormigón y diques contra posibles ataques con coches-bomba. Terrorismo nuclear Terrorismo de Estado Es el uso sistemático, por parte del gobierno de un Estado, de amenazas y represalias, considerado a menudo ilegal dentro incluso de su propia legislación, con el fin de imponer obediencia y una colaboración activa a la población. Por su naturaleza es difícil de identificar, y los conceptos varían en función del carácter de las épocas históricas, zonas geográficas y características culturales. Los regímenes despóticos del pasado utilizaban con frecuencia prácticas de este tipo, que las democracias modernas condenarían sin necesidad de realizar una crítica contemporánea rigurosa. Las formas más desarrolladas de terrorismo de Estado, para las que el término fue inventado, han sido los sistemas empleados en el siglo XX bajo el fascismo y el comunismo. Asimismo, la práctica de terror desde el poder se extendió en el siglo XX bajo regímenes militares o militarizados en el seno de democracias formales. Estos regímenes totalitarios se caracterizaban por un monopolio de los medios de comunicación, la imposición de una ideología monolítica, la exigencia no sólo de obediencia sino de participación activa en las medidas policiales del

Estado, y un aparato de policía secreta y de campos de concentración para disciplinar e incluso exterminar a los adversarios y disidentes. Los líderes potenciales de la oposición eran aislados, encarcelados, exiliados o asesinados. A menudo, los tentáculos del aparato del Estado se extendían hasta el extranjero y atacaban a enemigos que pertenecían a la población en el exilio,

como fue el caso del asesinato de Liev Trotski en México a manos de agentes estalinistas. Los componentes de muchas organizaciones nacionales de seguridad e información han utilizado métodos ilegales para hacer frente a los

adversarios, tanto dentro como fuera del

país. Lo que diferencia estos

episodios de un sistema donde se aplica el terrorismo de Estado es la importancia de la operación y el total respaldo de la clase dirigente. En efecto, el aparato de terror, el Estado y el partido en el gobierno suelen estar relacionados de un modo indisociable. El sistema acaba destrozando a menudo a los elementos de su propia cúpula, como sucedió con el líder nazi Ernst Röhm, jefe de la Sección de Asalto (SA), y el jefe de la policía secreta soviética Lavrenti Beria, ambos ejecutados por las mismas organizaciones que ellos crearon o dirigieron.

En otro plano, algunos regímenes han recurrido a medios extralegales para eliminar a elementos específicos de la población, en especial en lo que a proscritos y presuntos delincuentes se refiere.

  • a. Las manifestaciones autoritarias extremas del terrorismo de Estado han servido de inspiración para una vasta literatura, conocida como ‘novela antiutópica’, donde destacan las obras El cero y el infinito de Arthur Koestler y 1984 de George Orwell, en las que la globalidad del terror convierte a los hombres en meros instrumentos mecánicos de quienes ejercen el poder.

CARACTERÍSTICAS DEL TERRORISMO INTERNACIONAL.

Su violencia indiscriminada: extiende sus efectos a la totalidad de la población. Su imprevisibilidad: actúa con sorpresa infundiendo terror.

Su

inmoralidad

produce

sufrimiento

innecesario:

golpean

las áreas más

vulnerables.

 

Es indirecto: desvía la mirada de la población a un punto, que no es el blanco que se proponen.

El escape de la religión y en alguna medida del nacionalismo y sus conceptos básicos, producto de la Globalización que desconoce fronteras.

El auge de la toma de rehenes y escudos humanos. Por ejemplo: Los serbios de Bosnia tomaron de rehenes a cascos azules de Naciones Unidas, para evitar el bombardeo de la O.T.A.N.

El Terrorismo por cuenta propia que tiene como blanco a la población civil. Participación creciente de militares, ex – militares, y miembros de los servicios de inteligencia. Diversos motivos inspiran a los terroristas. Los estudiantes del terrorismo los clasifican en tres categorías: racional, psicológico, y cultural. Un terrorista puede ser formado por combinaciones de éstos.

El terrorista racional piensa con sus metas y opciones, haciendo un análisis de costes y beneficios. Él intenta determinarse si hay maneras menos costosas y más eficaces de alcanzar su objetivo que terrorismo. Para evaluar el riesgo, él pesa las capacidades defensivas de la blanco contra sus propias capacidades para atacar. Él mide las capacidades de su grupo para sostener el esfuerzo. La pregunta esencial es si el terrorismo trabajará para el propósito deseado, dado condiciones sociales en ese entonces. El análisis racional del terrorista es similaral de un comandante militar o de un empresario de negocio que considera líneas de conducta disponibles.

La historia reciente ofrece ejemplos de varios grupos que tenían perspectivas al parecer buenas del éxito que pagó el precio de la reacción al terrorismo. En los años 70s, el Tupamaros en Uruguay y el ERP (ejército revolucionario de la gente) y Montoneros en la Argentina provocaron una reacción popular hostil al terrorismo. Empujaron a las sociedades más allá de su umbral de la tolerancia y fueron destruidos consecuentemente. Igual es verdad de varios grupos que funcionan en Turquía en último los años 70 y, posiblemente, varias familias de Mafiosi en Italia en los años 90.

Motivación Racional.

La motivación psicológica para el terrorismo deriva del descontento personal del terrorista con su vida y las realizaciones. Él encuentra su razón en la acción dedicada del terrorista. Aunque no se encuentra ninguna sicopatía clara entre

terroristas, hay un elemento casi universal en ellos que puedan ser descritos como " los terroristas verdaderos ." Incluso no consideren que pueden ser incorrectos y que otros visión puede tener cierto mérito. Los terroristas tienden para proyectar sus propias motivaciones antisociales sobre otras, el crear polarizado " nosotros contra ellos " perspectiva. Atribuyen solamente motivos malvados a cualquier persona exterior su propio grupo. Esto permite a los terroristas deshumanizar a sus víctimas y quitar cualquier sentido de la ambigüedad de sus mentes. La claridad que resulta del propósito suprime a las que anhelen violencia para relevar su cólera constante.

La otra característica común del terrorista psicológicamente motivado es la necesidad pronunciada de pertenecer a un grupo. Con algunos terroristas, la aceptación del grupo es un motivador más fuerte que los objetivos políticos indicados de la organización. Tales individuos definen su estatus social por la aceptación del grupo.

Los grupos del terrorista con motivaciones internas fuertes encuentran necesario para alinear la existencia del grupo continuamente. Como mínimo, debe cometer actos violentos para mantener autoestima del grupo y legitimidad. Así, los terroristas realizan a veces los ataques que son objetivos no productivos o aún ineficaces a su meta anunciada.

Otro resultado de la motivación psicológica es la intensidad de la dinámica del grupo entre terroristas. Tienden para exigir unanimidad y para ser intolerante de la disensión. Con el enemigo claramente identificado e inequívoco mal, la presión de extender la frecuencia y la intensidad de operaciones está siempre presente. La necesidad de pertenecer al grupo desalienta dimisiones, y el miedo del compromiso rechaza su aceptación. Se rechaza el compromiso, y los grupos del terrorista se inclinan hacia posiciones del maximalista. Esto puede explicar porqué los grupos del terrorista son propensos a fracturar y porqué las astillas son con frecuencia más violentas que su grupo del padre.

Motivación Psicológica Motivación Cultural.

Las culturas forman valores y motivan a gente a las acciones que se parecen desrazonables a los observadores no nativos. Los americanos son renuentes apreciar el efecto intenso de la cultura en comportamiento. Validamos el mito que el comportamiento racional dirige todas las acciones humanas. Aunque el comportamiento irracional ocurre en nuestra propia tradición, intentamos explicarla por otros medios. Rechazamos como increíble las cosas tales como el comportamiento de uno mismo-destructivo del grupo cuando los observamos en otros. Opinión con incredulidad las cosas tales como la disolución de un estado viable para el motivo de la pureza étnica cuando los militares que resultan son económicamente anémicos.

El tratamiento de la vida general e individual en detalle es una característica cultural que tiene un enorme impacto en el errorismo. En las sociedades en donde la gente se identifica en términos de la calidad de miembro de grupo

(familia, clan, tribu), puede haber una buena voluntad para sacrificarse. Ocasionalmente, los terroristas parecen ser impacientes para dar sus vidas por su organización y causa.

Otros factores incluyen la manera de la cual se acanala la agresión y los conceptos de la organización social. Algunos sistemas políticos no tienen ningún medio no violento eficaz para que la sucesión accione.

Un motivo cultural importante del terrorismo es la opinión "forasteros " y anticipación de una amenaza a la supervivencia étnica del grupo. El miedo de la exterminación cultural conduce a la violencia. Todos los seres humanos son sensibles a las amenazas a los valores por los cuales se identifican. Éstos incluyen lenguaje, la religión, la calidad de miembro de grupo, y el territorio del patria o nativo. La posibilidad de perder cualesquiera de éstos puede accionar la defensiva.

La religión puede ser la más volátil de identificadores culturales porque abarca los valores llevados a cabo profundamente. Una amenaza para su religión pone no solamente el presente en el riesgo pero también su fin cultural y el futuro. Muchas religiones, incluyendo cristianismo e Islam, han utilizado la fuerza para obtener a convertidos. El terrorismo en el nombre de la religión puede ser especialmente violento.

Motivos del terrorismo MISION DE LA ONU

Las Naciones Unidas han estado activas en la lucha contra el terrorismo internacional, reflejando la determinación de la comunidad internacional para eliminar esta amenaza. La Organización y sus agencias han desarrollado una amplia gama de acuerdos legales internacionales, que permiten a la comunidad internacional tomar acción para suprimir el terrorismo y poner a los responsables a la justicia.

Desde 1963, estos acuerdos proporcionan las herramientas legales básicas para combatir el terrorismo internacional en todas sus formas -- desde el secuestro de un avión - hasta su financiamiento. Dichos acuerdos, a excepción de uno, el cual no ha sido aún puesto en vigor, han sido ratificados por la mayoria de los países alrededor del mundo. Tales acuerdos han sido desarrollados por la Asamblea General, la Organización Internacional de la Aviación Civil (OACI), la Organización Marítima internacional (OMI), y el Organismo Internacional de Energía Atómica (la OIEA).

Resoluciones adoptadas por la Asamblea general:

49/60.

50/53.

La Asamblea General, un día posterior al ataque (12 de septiembre de 2001), condenó enérgicamente a través de la resolución 56/1 los viles actos de terrorismo, y pidió urgentemente cooperación internacional para prevenir y erradicar los actos de terrorismo.

Cómo órgano principal encargado de las cuestiones relativas a la paz y seguridad internacionales ha estado en continua lucha en contra del terrorismo. El 28 de septiembre, el Consejo adoptó la resolución 1373 (2001), sobre las amenazas a la paz y la seguridad internacionales creadas por actos de terrorismo. Inmediatamente después del ataque del 11 de septiembre en Nueva York y Washington, D.C., a través de la resolución 1368 (2001), el Consejo condenó inequívocamente en los términos más enérgicos los horrendos ataques terroristas en contra de los Estados Unidos de América, e instó a todos los Estados a que colaboren con urgencia para someter bajo justicia a los autores.

Mediante resolución 1333 (2000), se exige a las autoridades de los talibanes que procedan rápidamente a la clausura de todos los campamentos en que se entrene a terroristas.

Mediante resolución 1269 (1999), se condena inequívocamente todos los actos, métodos y prácticas terroristas por considerarlos criminales e injustificables, y llama a los Estados para que apliquen plenamente las convenciones internacionales contra el terrorismo en las que son partes.

Mediante resolución 1267 (1999), se exige que los talibanes entreguen sin más demora a Usama bin Laden a las autoridades competentes para ser enjuiciado.

El Consejo de Seguridad Instrumentos Jurídicos Internacionales:

civil, hecho en Montreal el 23 de septiembre de 1971 (en inglés) Protocolo para la represión de actos ilícitos de violencia en los aeropuertos que

<a href=civil , hecho en Montreal el 23 de septiembre de 1971 (en inglés) Protocolo para la represión de actos ilícitos de violencia en los aeropuertos que presten servicio a la aviación civil internacional, hecho en Montreal el 24 de febrero de 1988. Convención sobre la prevención y el castigo de delitos contra personas internacionalmente protegidas, inclusive los agentes diplomáticos , Nueva York, el 14 de diciembre de 1973. Convención internacional contra la toma de rehenes , aprobada por la Asamblea General en Nueva York el 18 de diciembre de 1979. Convenio sobre la protección física de los materiales nucleares , aprobada por la Asamblea General en Nueva York y Viena el 3 de marzo de 1980. Convenio para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de la navegación marítima , hecho en Roma el 10 de marzo de 1988. Protocolo para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de las plataformas fijas emplazadas en la plataforma continental , hecho en Roma el 10 de marzo de 1988 Convenio sobre la marcación de explosivos plásticos para los fines de detección , hecho en Montreal el 1 de marzo de 1991. Convenio Internacional para la represión de los atentados terroristas cometidos con bombas , adoptado en Nueva York el 15 de diciembre de 1997. Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo , adoptado en Nueva York el 9 de diciembre de 1999 I " id="pdf-obj-8-6" src="pdf-obj-8-6.jpg">

presten servicio a la aviación civil internacional, hecho en Montreal el 24 de febrero de 1988.

Convención internacional contra la toma de rehenes, aprobada por la Asamblea General en Nueva York el 18 de diciembre de 1979.

Convenio sobre la protección física de los materiales nucleares, aprobada por la Asamblea General en Nueva York y Viena el 3 de marzo de 1980.

detección, hecho en Montreal el 1 de marzo de 1991.

<a href=civil , hecho en Montreal el 23 de septiembre de 1971 (en inglés) Protocolo para la represión de actos ilícitos de violencia en los aeropuertos que presten servicio a la aviación civil internacional, hecho en Montreal el 24 de febrero de 1988. Convención sobre la prevención y el castigo de delitos contra personas internacionalmente protegidas, inclusive los agentes diplomáticos , Nueva York, el 14 de diciembre de 1973. Convención internacional contra la toma de rehenes , aprobada por la Asamblea General en Nueva York el 18 de diciembre de 1979. Convenio sobre la protección física de los materiales nucleares , aprobada por la Asamblea General en Nueva York y Viena el 3 de marzo de 1980. Convenio para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de la navegación marítima , hecho en Roma el 10 de marzo de 1988. Protocolo para la represión de actos ilícitos contra la seguridad de las plataformas fijas emplazadas en la plataforma continental , hecho en Roma el 10 de marzo de 1988 Convenio sobre la marcación de explosivos plásticos para los fines de detección , hecho en Montreal el 1 de marzo de 1991. Convenio Internacional para la represión de los atentados terroristas cometidos con bombas , adoptado en Nueva York el 15 de diciembre de 1997. Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo , adoptado en Nueva York el 9 de diciembre de 1999 I " id="pdf-obj-8-106" src="pdf-obj-8-106.jpg">

Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo, adoptado en Nueva York el 9 de diciembre de 1999

I

nstrumentos del terrorismo

Dentro de los instrumentos utilizados para implementar dicho mecanismo, o actos terroristas, se incluyen diversas formas de violencia física contra las personas, como el secuestro, la tortura o la ejecución extrajudicial; diversas formas de violencia moral, como la amenaza de las anteriores o la presión social; diversas formas de violencia contra los bienes privados y públicos, como la destrucción de los mismos con materiales explosivos o incendiarios. Finalmente, uno de los instrumentos más utilizados por los grupos terroristas es el atentado con explosivos contra blancos militares o civiles para provocar muertes indiscriminadas o no. En el caso del terrorismo de estado, pueden citarse como ejemplo los bombardeos aéreos de ciudades. El Código Aéreo de La Haya de 1923 estableció que «está prohibido el bombardeo aéreo con el objeto de

aterrorizar a la población civil

...

».

Sin embargo esta regla y otras similares

nunca fueron ratificadas por los países de mayor poder militar. En ese marco

algunos autores han citado como ataques terroristas el bombardeo de Guernica en 1936, o el que realizara Estados Unidos con bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki en 1945.

ARMAS TERRORISTAS:

Aunque prácticamente cualquier cosa puede ser considerada un arma (desde una cerilla y un palo de escoba hasta una bomba atómica), los terroristas han utilizado habitualmente armas cortas o semiautomáticas. Algunos grupos integristas como Hezbolá han llegado a tener misiles antiaéreos. También es muy común el uso de bombas caseras de potencia variable, llegando a usar en algunos casos el propio cuerpo de los terroristas como vector de aproximación de la bomba. Cuando lo que se ha pretendido es un magnicidio a una distancia segura de su dispositivo de seguridad se suelen utilizar rifles con mira telescópica. En general, los grupos terroristas tienden a utilizar cualquier elemento que les permita lograr sus objetivos con la mayor resonancia mediática posible, ya sean esos elementos armas procedentes de los ejércitos regulares o adquiridas en el mercado internacional de tráfico de armas o se trate de medios improvisados. Especial relevancia tiene el atentado del World Trade Center del 11 de septiembre de 2001, en el que se utilizaron aviones de pasajeros secuestrados. Los tipos de bomba más comunes suelen ser:

Cócteles molotov Bombas con temporizador o activables a distancia Bombas lapa Bombas trampa Granadas de mano Armas de destrucción masiva que han sido utilizadas por terroristas:

Armas biológicas Armas químicas

Hay varios precedentes de ataques con armas de destrucción masiva. Uno en el que se utilizaron agentes químicos (gas sarín), fue el del grupo sectario Verdad Suprema, que colocó en un par de ocasiones (en 1994 y en 1995) un pequeño dispositivo en el metro de Tokio. Un atentado realizado con agentes biológicos (salmonella) fue el ocurrido en el condado de Wasco, en el que los ultraderechistas intentaron utilizar el atentado con fines políticos, aunque finalmente lograron el resultado contrario al ser descubiertos. Motivos del terrorismo Muchos diversos motivos inspiran a los terroristas. Los estudiantes del terrorismo los clasifican en tres categorías: racional, psicológico, y cultural. Un terrorista puede ser formado por combinaciones de éstos. Motivación Racional:

El terrorista racional piensa con sus metas y opciones, haciendo un análisis de costes y beneficios. Él intenta determinarse si hay maneras menos costosas y más eficaces de alcanzar su objetivo que terrorismo. Para evaluar el riesgo, él pesa las capacidades defensivas de la blanco contra sus propias capacidades para atacar. Él mide las capacidades de su grupo para sostener el esfuerzo. La pregunta esencial es si el terrorismo trabajará para el propósito deseado, dado condiciones sociales en ese entonces. El análisis racional del terrorista es similar a el de un comandante militar o de un empresario de negocio que considera líneas de conducta disponibles. La historia reciente ofrece ejemplos de varios grupos que tenían perspectivas al parecer buenas del éxito que pagó el precio de la reacción al terrorismo. En los años 70s, el Tupamaros en Uruguay y el ERP (ejército revolucionario de la gente) y Montoneros en la Argentina provocaron una reacción popular hostil al terrorismo. Empujaron a las sociedades más allá de su umbral de la tolerancia y fueron destruidos consecuentemente. Igual es verdad de varios grupos que funcionan en Turquía en último los años 70 y, posiblemente, varias familias de Mafiosi en Italia en los años 90. Motivación Psicológica:

La motivación psicológica para el terrorismo deriva del descontento personal del terrorista con su vida y las realizaciones. Él encuentra su razón en la acción dedicada del terrorista. Aunque no se encuentra ninguna sicopatía clara entre terroristas, hay un elemento casi universal en ellos que puedan ser descritos como " los terroristas verdaderos." Incluso no consideren que pueden ser incorrectos y que otros visión puede tener cierto mérito. Los terroristas tienden para proyectar sus propias motivaciones antisociales sobre otras, el crear polarizado " nosotros contra ellos " perspectiva. Atribuyen solamente motivos malvados a cualquier persona exterior su propio grupo. Esto permite a los terroristas deshumanizar a sus víctimas y quitar cualquier sentido de la ambigüedad de sus mentes. La claridad que resulta del propósito suprime a las que anhelen violencia para relevar su cólera constante. La otra característica común del terrorista psicológicamente motivado es la necesidad pronunciada de pertenecer a un grupo. Con algunos terroristas, la aceptación del grupo es un motivador más fuerte que los objetivos políticos indicados de la organización. Tales individuos definen su estatus social por la aceptación del grupo. Los grupos del terrorista con motivaciones internas fuertes encuentran

necesario para alinear la existencia del grupo continuamente. Como mínimo, debe cometer actos violentos para mantener autoestima del grupo y legitimidad. Así, los terroristas realizan a veces los ataques que son objetivos no productivos o aún ineficaces a su meta anunciada. Otro resultado de la motivación psicológica es la intensidad de la dinámica del grupo entre terroristas. Tienden para exigir unanimidad y para ser intolerante de la disensión. Con el enemigo claramente identificado e inequívoco mal, la presión de extender la frecuencia y la intensidad de operaciones está siempre presente. La necesidad de pertenecer al grupo desalienta dimisiones, y el miedo del compromiso rechaza su aceptación. Se rechaza el compromiso, y los grupos del terrorista se inclinan hacia posiciones del maximalista. Esto puede explicar porqué los grupos del terrorista son propensos a fracturar y porqué las astillas son con frecuencia más violentas que su grupo del padre. Motivación Cultural:

Las culturas forman valores y motivan a gente a las acciones que se parecen desrazonables a los observadores no nativos. Los americanos son renuentes apreciar el efecto intenso de la cultura en comportamiento. Validamos el mito que el comportamiento racional dirige todas las acciones humanas. Aunque el comportamiento irracional ocurre en nuestra propia tradición, intentamos explicarla por otros medios. Rechazamos como increíble las cosas tales como el comportamiento de uno mismo-destructivo del grupo cuando los observamos en otros. Opinión con incredulidad las cosas tales como la disolución de un estado viable para el motivo de la pureza étnica cuando los militares que resultan son económicamente anémicos. El tratamiento de la vida en vida general e individual en detalle es una característica cultural que tiene un enorme impacto en terrorismo. En las sociedades en quienes la gente se identifica en términos de la calidad de miembro de grupo (familia, clan, tribu), puede haber una buena voluntad al sacrificarse raramente a otra parte. (Nota, sin embargo, que los soldados americanos están sorprendidos menos en el sacrificio heroico para su unidad militar; la diferencia entre culturas está en el grupo con cuál uno identifica.) Ocasionalmente, los terroristas se parecen para ser impacientes dar sus vidas su organización y causa. Las vidas de " otras, " siendo enteramente mal en el sistema del valor de los terroristas, se pueden destruir con poco o nada. Otros factores incluyen la manera de la cual se acanala la agresión y los conceptos de la organización social. Por ejemplo, el nivel ambiente por de la violencia es formado la estructura política y sus provisiones para la transferencia de la potencia. Algunos sistemas políticos no tienen ningún medio no violento eficaz para que la sucesión accione Un motivo cultural importante del terrorismo es la opinión "forasteros " y anticipación de una amenaza a la supervivencia étnica del grupo. El miedo de la exterminación cultural conduce a la violencia que, alguien que no lo experimenta, se parece irracional. Todos los seres humanos son sensibles a las amenazas a los valores por los cuales se identifican. Éstos incluyen lenguaje, la religión, la calidad de miembro de grupo, y el territorio del patria o nativo. La posibilidad de perder cualquiera de éstos puede accionar la defensiva.

La religión puede ser la más volátil de identificadores culturales porque abarca los valores llevados a cabo profundamente. Una amenaza para su religión pone no solamente el presente en el riesgo pero también su último cultural y el futuro. Muchas religiones, incluyendo cristianismo e Islam, son así que confidente correctas que han utilizado la fuerza para obtener a convertidos. El terrorismo en el nombre de la religión puede ser especialmente violento. Como todos los terroristas, los que son visión religioso motivada sus actos con certeza moral y uniforme adivinan sanciones. Esto ayuda a explicar el alto nivel la consolidación y buena voluntad de arriesgar muerte entre grupos extremistas de religiosos.

Tipos de terrorismo

Podemos encontrar tres tipos importantes de terrorismo:

*Narco-terrorismo:

Se llama de esta manera a la utilización del trafico de drogas para promover los objetivos de ciertos gobiernos y organizaciones terroristas. El narco-terrorismo atenta contra los derechos humanos esenciales como el derecho a la vida y a la integridad física; a la tranquilidad y a la honra; a la participación política y a la libertad de expresión y comunicación, para mencionar solamente los más vulnerados. Los jóvenes constituyen hoy el segmento más afectado de la población por la droga, el delito y la violencia. Las organizaciones de narcotraficantes los utilizan. En septiembre de 1989, ante la Asamblea General de la ONU, el representante colombiano propuso un "Plan de Acción Global contra el narcotráfico y el narco-terrorismo". *Terrorismo nuclear:

Este tipo de terrorismo será uno de los más preocupantes en los próximos años. La ex-Unión Soviética es la principal fuente de esta preocupación. Allí se pueden encontrar residuos de armas nucleares. Evitar el tráfico ilegal de material radiactivo es muy importante porque a las sustancias con que se trafica se les puede dar uso militar o terrorista y porque también puede producir un desastre sanitario. Otros blancos probables de futuros atentados terroristas son las centrales nucleares. A lo largo de los últimos años, en el mundo se ha incrementado el numero de atentados terroristas. Tanto es así, que en agosto de 1994, poco después del ataque contra la AMIA en Buenos Aires, el Instituto de Control Nuclear de los Estados Unidos giró una directiva a todas sus centrales en la que advertía que debían considerar con seriedad la amenaza terrorista y recomendaba la construcción de defensas de hormigón y diques contra posibles ataques con coches-bomba. *Terrorismo de Estado:

Es el uso sistemático, por parte del gobierno de un Estado, de amenazas y

represalias, considerado a menudo ilegal

dentro incluso de su propia

legislación, con el fin de imponer obediencia y una colaboración activa a la población. Por su naturaleza es difícil de identificar, y los conceptos varían en función del carácter de las épocas históricas, zonas geográficas y características culturales. Los regímenes despóticos del pasado utilizaban con frecuencia prácticas de este tipo, que las democracias modernas condenarían sin necesidad de realizar una crítica contemporánea rigurosa. Las formas más desarrolladas de terrorismo de Estado, para las que el término fue inventado, han sido los sistemas empleados en el siglo XX bajo el fascismo y el comunismo. Asimismo, la práctica de terror desde el poder se extendió en el siglo XX bajo regímenes militares o militarizados en el seno de democracias formales. Estos regímenes totalitarios se caracterizaban por un monopolio de los medios de comunicación, la imposición de una ideología monolítica, la exigencia no sólo de obediencia sino de participación activa en las medidas policiales del Estado, y un aparato de policía secreta y de campos de concentración para disciplinar e incluso exterminar a los adversarios y disidentes. Los líderes potenciales de la oposición eran aislados, encarcelados, exiliados o asesinados. A menudo, los tentáculos del aparato del Estado se extendían hasta el extranjero y atacaban a enemigos que pertenecían a la población en el exilio, como fue el caso del asesinato de Liev Trotski en México a manos de agentes estalinistas. Los componentes de muchas organizaciones nacionales de seguridad e información han utilizado métodos ilegales para hacer frente a los adversarios, tanto dentro como fuera del país. Lo que diferencia estos episodios de un sistema donde se aplica el terrorismo de Estado es la importancia de la operación y el total respaldo de la clase dirigente. En efecto, el aparato de terror, el Estado y el partido en el gobierno suelen estar relacionados de un modo indisociable. El sistema acaba destrozando a menudo a los elementos de su propia cúpula, como sucedió con el líder nazi Ernst Röhm, jefe de la Sección de Asalto (SA), y el jefe de la policía secreta soviética Lavrenti Beria, ambos ejecutados por las mismas organizaciones que ellos crearon o dirigieron. En otro plano, algunos regímenes han recurrido a medios extralegales para eliminar a elementos específicos de la población, en especial en lo que a proscritos y presuntos delincuentes se refiere.

Las manifestaciones autoritarias extremas del terrorismo de Estado han servido de inspiración para una vasta literatura, conocida como "novela anti utópica", donde destacan las obras El cero y el infinito de Arthur Koestler y 1984 de George Orwell, en las que la globalidad del terror convierte a los hombres en meros instrumentos mecánicos de quienes ejercen el poder. Relación Derechos Humanos-Terrorismo (ONU) La relación entre la lucha contra el terrorismo y los derechos humanos ha recibido considerable atención desde el establecimiento del Comité contra el Terrorismo en 2001. En su resolución 1456 (2003) y en otras resoluciones posteriores, el Consejo de Seguridad ha señalado que es deber de los Estados velar por que toda medida adoptada para combatir el terrorismo se ajuste a

todas las obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional y garantizar que esas medidas se adopten en consonancia con el derecho internacional, en particular las normas relativas a los derechos humanos, el derecho de refugiados y el derecho humanitario. La resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad, por la que se establece el Comité contra el Terrorismo, se refiere a los derechos humanos e insta a los Estados a "antes de conceder el estatuto de refugiado a quien solicite asilo, cerciorarse, de conformidad con las disposiciones pertinentes del derecho nacional e internacional, incluidas las normas internacionales de derechos humanos, de que el solicitante no haya participado en actos de terrorismo." En el preámbulo de la resolución también se reitera la necesidad de luchar por todos los medios, "de conformidad con la Carta", contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales que representan los actos de terrorismo. En una exposición ante el Consejo de Seguridad, el 18 de enero de 2002, el primer Presidente del Comité definía así la política inicial del Comité en materia de derechos humanos: "El Comité contra el Terrorismo tiene el mandato de vigilar la aplicación de la resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad. La vigilancia de las actuaciones en contra de otros convenios internacionales, incluyendo la legislación sobre derechos humanos, no está comprendida dentro del ámbito del mandado del Comité contra el Terrorismo. Sin embargo, seguiremos conscientes de la interacción con las preocupaciones de derechos humanos, y nos mantendremos informados en forma adecuada. Desde luego, queda a la discreción de otras organizaciones el estudio de los informes de los Estados y el traslado de sus contenidos a otros foros." Con el establecimiento de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo en virtud de la resolución 1535 (2004) del Consejo de Seguridad, el Comité comenzó a adoptar una política más proactiva en materia de derechos humanos. La Dirección Ejecutiva tenía el mandado de establecer el enlace con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y con otras organizaciones de derechos humanos sobre

todas las <a href=obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional y garantizar que esas medidas se adopten en consonancia con el derecho internacional, en particular las normas relativas a los derechos humanos, el derecho de refugiados y el derecho humanitario. La resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad, por la que se establece el Comité contra el Terrorismo, se refiere a los derechos humanos e insta a los Estados a "antes de conceder el estatuto de refugiado a quien solicite asilo, cerciorarse, de conformidad con las disposiciones pertinentes del derecho nacional e internacional, incluidas las normas internacionales de derechos humanos, de que el solicitante no haya participado en actos de terrorismo." En el preámbulo de la resolución también se reitera la necesidad de luchar por todos los medios, "de conformidad con la Carta " , contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales que representan los actos de terrorismo. En una exposición ante el Consejo de Seguridad, el 18 de enero de 2002, el primer Presidente del Comité definía así la política inicial del Comité en materia de derechos humanos: "El Comité contra el Terrorismo tiene el mandato de vigilar la aplicación de la resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad. La vigilancia de las actuaciones en contra de otros convenios internacionales, incluyendo la legislación sobre derechos humanos, no está comprendida dentro del ámbito del mandado del Comité contra el Terrorismo. Sin embargo, seguiremos conscientes de la interacción con las preocupaciones de derechos humanos, y nos mantendremos informados en forma adecuada. Desde luego, queda a la discreción de otras organizaciones el estudio de los informes de los Estados y el traslado de sus contenidos a otros foros." Con el establecimiento de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo en virtud de la resolución 1535 (2004) del Consejo de Seguridad, el Comité comenzó a adoptar una política más proactiva en materia de derechos humanos. La Dirección Ejecutiva tenía el mandado de establecer el enlace con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y con otras organizaciones de derechos humanos sobre cuestiones relativas a la lucha contra el terrorismo (S/2004/124 y se nombró a un experto en derechos humanos para que formara parte del equipo de la Dirección Ejecutiva. En sus informes al Consejo de Seguridad en el marco de los exámenes exhaustivos de la labor de la Dirección Ejecutiva, aprobados posteriormente por el Consejo, el Comité señaló que la Dirección Ejecutiva debería tener en cuenta en el curso de sus actividades las obligaciones pertinentes en materia de derechos humanos (S/2005/800 y S/2006/989 En mayo de 2006, el Comité aprobó las orientaciones en materia de política en el ámbito de los derechos humanos, destinadas a la Dirección Ejecutiva, en las que se afirma que la Dirección Ejecutiva deberá: Prestar asesoramiento al Comité, inclusive en el diálogo que ha entablado con los Estados sobre la aplicación de la resolución 1373 (2001), y sobre las normas internacionales en materia de derechos humanos, refugiados y derecho humanitario , así como en relación con la determinación y aplicación de medidas eficaces para el cumplimiento de la resolución 1373 (2001). Asesorar al Comité sobre el modo de garantizar que toda medida adoptada por los Estados para aplicar lo dispuesto en la resolución 1624 (2005) se ajuste a " id="pdf-obj-14-25" src="pdf-obj-14-25.jpg">

cuestiones relativas a la lucha contra el terrorismo (S/2004/124 y se nombró a un experto en derechos humanos para que formara parte del equipo de la Dirección Ejecutiva. En sus informes al Consejo de Seguridad en el marco de los exámenes exhaustivos de la labor de la Dirección Ejecutiva, aprobados posteriormente por el Consejo, el Comité señaló que la Dirección Ejecutiva debería tener en cuenta en el curso de sus actividades las obligaciones

todas las <a href=obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional y garantizar que esas medidas se adopten en consonancia con el derecho internacional, en particular las normas relativas a los derechos humanos, el derecho de refugiados y el derecho humanitario. La resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad, por la que se establece el Comité contra el Terrorismo, se refiere a los derechos humanos e insta a los Estados a "antes de conceder el estatuto de refugiado a quien solicite asilo, cerciorarse, de conformidad con las disposiciones pertinentes del derecho nacional e internacional, incluidas las normas internacionales de derechos humanos, de que el solicitante no haya participado en actos de terrorismo." En el preámbulo de la resolución también se reitera la necesidad de luchar por todos los medios, "de conformidad con la Carta " , contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales que representan los actos de terrorismo. En una exposición ante el Consejo de Seguridad, el 18 de enero de 2002, el primer Presidente del Comité definía así la política inicial del Comité en materia de derechos humanos: "El Comité contra el Terrorismo tiene el mandato de vigilar la aplicación de la resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad. La vigilancia de las actuaciones en contra de otros convenios internacionales, incluyendo la legislación sobre derechos humanos, no está comprendida dentro del ámbito del mandado del Comité contra el Terrorismo. Sin embargo, seguiremos conscientes de la interacción con las preocupaciones de derechos humanos, y nos mantendremos informados en forma adecuada. Desde luego, queda a la discreción de otras organizaciones el estudio de los informes de los Estados y el traslado de sus contenidos a otros foros." Con el establecimiento de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo en virtud de la resolución 1535 (2004) del Consejo de Seguridad, el Comité comenzó a adoptar una política más proactiva en materia de derechos humanos. La Dirección Ejecutiva tenía el mandado de establecer el enlace con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y con otras organizaciones de derechos humanos sobre cuestiones relativas a la lucha contra el terrorismo (S/2004/124 y se nombró a un experto en derechos humanos para que formara parte del equipo de la Dirección Ejecutiva. En sus informes al Consejo de Seguridad en el marco de los exámenes exhaustivos de la labor de la Dirección Ejecutiva, aprobados posteriormente por el Consejo, el Comité señaló que la Dirección Ejecutiva debería tener en cuenta en el curso de sus actividades las obligaciones pertinentes en materia de derechos humanos (S/2005/800 y S/2006/989 En mayo de 2006, el Comité aprobó las orientaciones en materia de política en el ámbito de los derechos humanos, destinadas a la Dirección Ejecutiva, en las que se afirma que la Dirección Ejecutiva deberá: Prestar asesoramiento al Comité, inclusive en el diálogo que ha entablado con los Estados sobre la aplicación de la resolución 1373 (2001), y sobre las normas internacionales en materia de derechos humanos, refugiados y derecho humanitario , así como en relación con la determinación y aplicación de medidas eficaces para el cumplimiento de la resolución 1373 (2001). Asesorar al Comité sobre el modo de garantizar que toda medida adoptada por los Estados para aplicar lo dispuesto en la resolución 1624 (2005) se ajuste a " id="pdf-obj-14-29" src="pdf-obj-14-29.jpg">
todas las <a href=obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional y garantizar que esas medidas se adopten en consonancia con el derecho internacional, en particular las normas relativas a los derechos humanos, el derecho de refugiados y el derecho humanitario. La resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad, por la que se establece el Comité contra el Terrorismo, se refiere a los derechos humanos e insta a los Estados a "antes de conceder el estatuto de refugiado a quien solicite asilo, cerciorarse, de conformidad con las disposiciones pertinentes del derecho nacional e internacional, incluidas las normas internacionales de derechos humanos, de que el solicitante no haya participado en actos de terrorismo." En el preámbulo de la resolución también se reitera la necesidad de luchar por todos los medios, "de conformidad con la Carta " , contra las amenazas a la paz y la seguridad internacionales que representan los actos de terrorismo. En una exposición ante el Consejo de Seguridad, el 18 de enero de 2002, el primer Presidente del Comité definía así la política inicial del Comité en materia de derechos humanos: "El Comité contra el Terrorismo tiene el mandato de vigilar la aplicación de la resolución 1373 (2001) del Consejo de Seguridad. La vigilancia de las actuaciones en contra de otros convenios internacionales, incluyendo la legislación sobre derechos humanos, no está comprendida dentro del ámbito del mandado del Comité contra el Terrorismo. Sin embargo, seguiremos conscientes de la interacción con las preocupaciones de derechos humanos, y nos mantendremos informados en forma adecuada. Desde luego, queda a la discreción de otras organizaciones el estudio de los informes de los Estados y el traslado de sus contenidos a otros foros." Con el establecimiento de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo en virtud de la resolución 1535 (2004) del Consejo de Seguridad, el Comité comenzó a adoptar una política más proactiva en materia de derechos humanos. La Dirección Ejecutiva tenía el mandado de establecer el enlace con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y con otras organizaciones de derechos humanos sobre cuestiones relativas a la lucha contra el terrorismo (S/2004/124 y se nombró a un experto en derechos humanos para que formara parte del equipo de la Dirección Ejecutiva. En sus informes al Consejo de Seguridad en el marco de los exámenes exhaustivos de la labor de la Dirección Ejecutiva, aprobados posteriormente por el Consejo, el Comité señaló que la Dirección Ejecutiva debería tener en cuenta en el curso de sus actividades las obligaciones pertinentes en materia de derechos humanos (S/2005/800 y S/2006/989 En mayo de 2006, el Comité aprobó las orientaciones en materia de política en el ámbito de los derechos humanos, destinadas a la Dirección Ejecutiva, en las que se afirma que la Dirección Ejecutiva deberá: Prestar asesoramiento al Comité, inclusive en el diálogo que ha entablado con los Estados sobre la aplicación de la resolución 1373 (2001), y sobre las normas internacionales en materia de derechos humanos, refugiados y derecho humanitario , así como en relación con la determinación y aplicación de medidas eficaces para el cumplimiento de la resolución 1373 (2001). Asesorar al Comité sobre el modo de garantizar que toda medida adoptada por los Estados para aplicar lo dispuesto en la resolución 1624 (2005) se ajuste a " id="pdf-obj-14-31" src="pdf-obj-14-31.jpg">

pertinentes en materia de derechos humanos (S/2005/800 y S/2006/989 En mayo de 2006, el Comité aprobó las orientaciones en materia de política en el ámbito de los derechos humanos, destinadas a la Dirección Ejecutiva, en las que se afirma que la Dirección Ejecutiva deberá:

Prestar asesoramiento al Comité, inclusive en el diálogo que ha entablado con los Estados sobre la aplicación de la resolución 1373 (2001), y sobre las normas internacionales en materia de derechos humanos, refugiados y derecho humanitario, así como en relación con la determinación y aplicación de medidas eficaces para el cumplimiento de la resolución 1373 (2001). Asesorar al Comité sobre el modo de garantizar que toda medida adoptada por los Estados para aplicar lo dispuesto en la resolución 1624 (2005) se ajuste a

las obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional, en particular las normas internacionales relativas a los derechos humanos, el derecho relativo a los refugiados y el derecho humanitario; y Establecer el enlace con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y, según proceda, con otras organizaciones de derechos humanos sobre cuestiones relativas a la lucha contra el terrorismo. En las orientaciones en materia de política se estipula además que "el Comité contra el Terrorismo y la Dirección Ejecutiva, bajo la orientación del Comité, deberán incorporar los derechos humanos en su estrategia de comunicaciones, según proceda, tomando nota de la importancia de que los Estados, cuando adopten medidas de lucha contra el terrorismo, se cercioren de que éstas son compatibles con las obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional, en particular la legislación internacional sobre derechos humanos, el derecho de los refugiados y el derecho humanitario, tal como se desprende de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad." Actualmente, el Comité y la Dirección Ejecutiva incorporan habitualmente las cuestiones relativas a los derechos humanos en todas sus actividades, que incluyen la preparación de las evaluaciones preliminares de la aplicación de conformidad con la resolución 1373 (2001), las visitas a los países y sus relaciones con los Estados Miembros. En su resolución 1624 (2005), relativa a la incitación a la comisión de actos de terrorismo, el Consejo de Seguridad afirma que es deber de los Estados velar por que toda medida adoptada para combatir el terrorismo se ajuste a todas las obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional, en particular las normas relativas a los derechos humanos, el derecho de refugiados y el derecho humanitario. En el preámbulo de dicha resolución se subraya la importancia del derecho a la libertad de expresión y el derecho de asilo en el contexto de las medidas contra la incitación a la comisión de actos de terrorismo. Asimismo, se señala que la incitación es una grave amenaza que cada vez pone más en peligro el disfrute de los derechos humanos. El Comité tiene el mandato de incorporar, en su diálogo con los Estados Miembros, las cuestiones relacionadas con la aplicación de esta resolución. Recientemente, de acuerdo con la recomendación del Director Ejecutivo, aprobada en virtud de la resolución 1805 (2008) del Consejo de Seguridad, se estableció en el marco de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo un grupo de trabajo encargado de abordar las cuestiones planteadas por la resolución 1624 (2005) y los aspectos de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo en el contexto de la resolución 1373 (2001). Los objetivos principales del grupo de trabajo son ampliar los conocimientos especializados del personal de la Dirección Ejecutiva y elaborar planteamientos comunes sobre estas cuestiones, así como buscar vías que permitan al Comité alentar con mayor eficacia a los Estados Miembros a que cumplan sus obligaciones internacionales en este ámbito. Desde su creación, el Comité ha recibido información de los ex Altos Comisionados para los Derechos Humanos Mary Robinson y el difunto Sergio Vieira de Mello, así como de Nigel Rodley, Vicepresidente del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y del Profesor Martin Scheinin, de

Finlandia, Relator Especial de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sobre la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo. El ACNUDH ha enviado varias notas al Comité sobre las obligaciones de los Estados en materia de derechos humanos en el contexto de la lucha contra el terrorismo y colabora regularmente con la Dirección Ejecutiva en una serie de cuestiones. La Dirección Ejecutiva es también miembro del grupo de trabajo sobre la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo creado en el seno del Equipo Especial del Secretario General sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo.

Convención Interamericana contra el Terrorismo

El 3 de junio de 2002 la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó

la Convención Interamericana contra el Terrorismo. La misma tiene como objetivo obligar a todos los estados americanos a sancionar leyes antiterroristas y establecer un sistema continental de represión del terrorismo, que no encuentre limitaciones para actuar derivadas de ciertas garantías legales, como el secreto bancario, traslado de personas detenidas entre países, la invocación del "delito político" o condición de refugiado, el derecho de asilo. Luego del proceso de ratificaciones, la misma entró en vigor el7 de octubre de 2003. La convención puntualiza especialmente que la represión del terrorismo no puede afectar en modo alguno los derechos humanos de las personas:

Nada de lo dispuesto en la presente Convención se interpretará en el sentido de que menoscaba otros derechos y obligaciones de los Estados y de las personas conforme al derecho internacional, en particular la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de la Organización de los Estados Americanos, el derecho internacional humanitario, el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional de los refugiados. A toda persona que se encuentre detenida o respecto de la cual se adopte cualquier medida o sea encausada con arreglo a la presente Convención se le garantizará un trato justo, incluido el goce de todos los derechos y garantías de conformidad con la legislación del Estado en cuyo territorio se encuentre y las disposiciones pertinentes del derecho internacional. (Incisos 2 y 3 del artículo

15).

Entre los elementos notables de la sanción de la convención se destaca la imposibilidad final de tipificar el delito de terrorismo, así como la falta de consenso para calificarlo como delito de lesa humanidad. También se ha cuestionado la afectación del derecho de asilo que establece la convención, al punto que Chile, Costa Rica y México hicieron reserva de no acatarla en este aspecto.

Leyes antiterroristas

Nueva Ley Contra El Terrorismo en EE.UU.:

La nueva ley de Estados Unidos contra el terrorismo intensifica las restricciones

a la exportación de material defensivo, las visas para extranjeros vinculados con el terrorismo, el derecho de aterrizaje en Estados Unidos para líneas aéreas y la recaudación de fondos y otro material en apoyo de grupos terroristas. Ley del Terrorismo en el Perú:

Según el Decreto Ley N°25475 se estipula lo siguiente:

De conformidad con el Artículo Único de la Ley Nº 26671, publicada el 12-10- 96, el cual dispone que a partir del 15 de octubre de 1997 el juzgamiento de los delitos de terrorismo, previsto en el presente Decreto Ley y el procedimiento recursal seguido ante los órganos jurisdiccionales pertinentes, se realizarán por los magistrados que corresponden conforme a las normas procesales y orgánicas vigentes y a lo dispuesto en la presente ley. Los magistrados serán debidamente designados e identificados por el sistema de turnos, el que será determinado en su caso por la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial y la Comisión Ejecutiva del Ministerio Público.

Grupos terroristas en el mundo HAMÁS:

Movimiento de

Islámico)

es

una

organización política y militar palestina

 

que

se

declara

como yihadista, nacionalista e islámica.

Su

objetivo,

definido

en

su

carta

fundacional, es el establecimiento de un estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprendería los actuales Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén. Para lograr este objetivo Hamás cuenta con una serie de organizaciones dependientes que desarrollan sus actividades en muy diversos ámbitos, que abarcan desde la asimilación cultural y religiosa a los jóvenes a través de sus madrasas, la asistencia social a los palestinos más necesitados (y a las familias de sus propios miembros muertos o presos en cárceles israelíes), la representación en las instituciones políticas palestinas a través de la lista Cambio y Reforma, hasta las Brigadas de Ezzeldin Al- Qassam, brazo armado de Hamás que practica el terrorismo.

Hamás ha sido declarada organización terrorista por la Unión Europea,6 los Estados Unidos,7 Israel, Japón,8 Canadá9 y Australia.10 Desde su creación en 1987 hasta la actualidad, las distintas organizaciones que forman parte de Hamás se han convertido en objetivos prioritarios de las operaciones militares israelíes, que han terminado con la vida de importantes miembros del movimiento, incluyendo a su fundador y líder espiritual, el jeque Ahmed Yasín, y a su sucesor Ábdel Aziz ar-Rantisi.

AL QUAEDA:

a la <a href=exportación de material defensivo, las visas para extranjeros vinculados con el terrorismo, el derecho de aterrizaje en Estados Unidos para líneas aéreas y la recaudación de fondos y otro material en apoyo de grupos terroristas. Ley del Terrorismo en el Perú: Según el Decreto Ley N°25475 se estipula lo siguiente: De conformidad con el Artículo Único de la Ley Nº 26671, publicada el 12-10- 96, el cual dispone que a partir del 15 de octubre de 1997 el juzgamiento de los delitos de terrorismo, previsto en el presente Decreto Ley y el procedimiento recursal seguido ante los órganos jurisdiccionales pertinentes, se realizarán por los magistrados que corresponden conforme a las normas procesales y orgánicas vigentes y a lo dispuesto en la presente ley. Los magistrados serán debidamente designados e identificados por el sistema de turnos, el que será determinado en su caso por la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial y la Comisión Ejecutiva del Ministerio Público. Grupos terroristas en el mundo HAMÁS: Movimiento de Resistencia Islámico) es una organización política y militar palestina que se declara como yihadista, nacionalista e islámica. Su objetivo, definido en su carta fundacional, es el establecimiento de un estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprendería los actuales Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén. Para lograr este objetivo Hamás cuenta con una serie de organizaciones dependientes que desarrollan sus actividades en muy diversos ámbitos, que abarcan desde la asimilación cultural y religiosa a los jóvenes a través de sus madrasas, la asistencia social a los palestinos más necesitados (y a las familias de sus propios miembros muertos o presos en cárceles israelíes), la representación en las instituciones políticas palestinas a través de la lista Cambio y Reforma, hasta las Brigadas de Ezzeldin Al- Qassam, brazo armado de Hamás que practica el terrorismo. Hamás ha sido declarada organización terrorista por la Unión Europea,6 los Estados Unidos,7 Israel, Japón,8 Canadá9 y Australia.10 Desde su creación en 1987 hasta la actualidad, las distintas organizaciones que forman parte de Hamás se han convertido en objetivos prioritarios de las operaciones militares israelíes, que han terminado con la vida de importantes miembros del movimiento, incluyendo a su fundador y líder espiritual, el jeque Ahmed Yasín, y a su sucesor Ábdel Aziz ar-Rantisi. AL QUAEDA: " id="pdf-obj-18-76" src="pdf-obj-18-76.jpg">

o Al Qaida, es una organización paramilitar, yihadista, que emplea prácticas terroristas y se plantea como un movimiento de resistencia islámica alrededor

del mundo, mientras

que es comúnmente señalada como

una red de terrorismo internacional. Su fundador, líder y mayor colaborador es Osama Bin Laden, un multimillonario de origen saudí, que se educó en universidades del Reino Unido. Investigaciones recientes afirman que Bin Laden fue financiado por la CIA en la lucha contra los militares de la Unión Soviética en Afganistán en plena guerra fría. El apoyo iba desde la instrucción en combate hasta la entrega de armamento. Su estructura organizativa basada en células de militantes y redes de contactos clandestinos, muy parecida al modus operandi de los cárteles de narcotraficantes, le ha dado una muy amplia movilidad de acción y una gran dificultad para desarticularla. A esta organización terrorista se le atribuyen los atentados del 11 se septiembre en EE.UU. (en el World Trade Center y en el Pentágono). Para

comentar acerca de este atentado terrorista debemos decir que, dos aviones se colisionaron con las torres gemelas en New York (World Trade Center), dejando miles de víctimas mortales, este atentado significó para EE.UU. una caída en su economía, ya que en este lugar se manejaban las finanzas del país, aunque inclusive las finanzas del mundo.

ETA: (Euskadi Ta Askatasuna), organización terrorista independentista vasca (su nombre, en euskera, significa 'Euskadi y Libertad') cuyo objetivo es la obtención de la independencia del País Vasco (Euskadi) respecto del Estado español, nacida en 1959 por la fusión de EKIN, un grupo nacionalista universitario, y ciertos sectores de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco. Su surgimiento tuvo lugar durante la dictadura del general Francisco Franco, aunque su actividad se prolongó tras el fallecimiento de éste en 1975 y la consiguiente transición a la democracia bajo el inicio del reinado de Juan Carlos I. Actualmente, noticias afirman que los mandos dirigentes de ETA fueron adiestrados en territorio venezolano, con lo cual el gobierno español pidió explicaciones oficiales al gobierno de Hugo Chávez. A la par, se supo que varios mandos de ETA declararon que no realizarían actos terroristas, que la acción de ETA ha finalizado y se entregaron a la justicia española, actualmente están siendo sentenciados a penas severas.

FARC: Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del

Pueblo o FARC-EP es un grupo autodenominado guerrillero de tendencia marxista-leninista en Colombia. Las FARC operan en Colombia y en las regiones fronterizas de Brasil, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela. Son partícipes del conflicto armado colombiano desde su conformación en 1964 y son dirigidas por un secretariado de siete miembros que estuvo bajo el comando de Pedro Antonio Marín, conocido por los alias de Manuel Marulanda o Tirofijo hasta su fallecimiento en marzo de 2008. Desde entonces, su líder en jefe es Guillermo León Sáenz alias Alfonso Cano. Las FARC son consideradas como una agrupación terrorista por 33 Estados (Colombia, Perú, Estados Unidos, Canadá Nueva Zelanda y la Unión Europea).

Sin

embargo,

gobiernos

de

otros países latinoamericanos

como Ecuador (presidencia Correa), Brasil (presidencia

de Lula),

Argentina (presidencia de

los Kirchner) y Chile (presidencia Bachelet) no le

aplican esta calificación. El Gobierno de Venezuela bajo Hugo Chávez, ha solicitado que se le otorgue un estatus de grupo beligerante a las FARC y no las considera terroristas.

Para el año 2010, se estima que las FARC están presentes y ejercen su influencia en algunas zonas de 24 de los 32 departamentos de Colombia sobre

todo

al

sur

y

oriente

del

país,

concretamente

en Putumayo, Tolima, Nariño, Cauca y Valle

del

Cauca.

El

gobierno

de

Colombia ha reportado la existencia de operaciones militares y campamentos en los países que tienen frontera con Colombia, como Venezuela, Ecuador, Panamá y Brasil. Actualmente, las FARC han sufrido un considerable quiebre en sus mandos altos, como se sabe Manuel Marulanda murió, luego el mando que le seguía también cayó abatido, y recientemente el último de ellos, Julio Suárez Rojas alias "Jorge Briceño Suarez" o "Mono Jojoy". Esto significó un derrumbe en las acciones paramilitares de las FARC, que de inmediato el gobierno colombiano salió a decir que fue un golpe duro al terrorismo mundial. Muchos presidentes de distintos estados felicitaron la acción de Colombia frente a este tipo de grupo terrorista.

SENDERO LUMINOSO: Sendero Luminoso, cuyo nombre oficial dice ser Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL), es

una organización

terrorista de

tendencia ideológica maoísta originada en

el Perú . La meta de Sendero Luminoso es reemplazar las instituciones peruanas, que consideran burguesas, por un régimen revolucionario campesino comunista, presumiblemente iniciándose a través del concepto maoísta de la Nueva Democracia. En 1980, desató el conflicto armado interno del cual participó como principal agente hasta la captura de su líder, Abimael Guzmán Reynoso en 1992, tras lo cual sólo ha tenido actuaciones esporádicas . La ideología y tácticas de Sendero Luminoso han tenido influencia sobre grupos insurgentes de corte maoísta como el Partido Comunista de Nepal y organizaciones afiliadas al Movimiento Revolucionario Internacional. Este "partido comunista peruano" es el autor de muchas masacres a víctimas inocentes que no tenían nada que ver con la supuesta "guerra" que estaban peleando. Para encontrar mayor información acerca de la época sangrienta de terrorismo que vivió el Perú, debemos consultar con dos muy buenos libros, "Muerte en el Pentagonito" y "La Cuarta Espada", escrita por el periodista Ricardo Uceda y Santiago Roncagliolo respectivamente. En estos dos libros se narra muy bien los acontecimientos y las ideas de los grupos terroristas que sin duda significaron una de las peores partes de nuestra historia republicana. Ampliamente condenado por su brutalidad, que incluye violencia aplicada contra campesinos, dirigentes sindicales, autoridades elegidas popularmente y la población civil en general, es considerada una organización terrorista por el gobierno del Perú, además de la Unión Europea y Canadá los cuales prohíben proveerle de fondos u otro apoyo financiero. Además de esto, Sendero Luminoso está en la lista de organizaciones terroristas extranjeras del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

MRTA:

El Movimiento

Revolucionario

Túpac Amaru (MRTA) es

una organización terrorista peruana, fundada en 1984 e inspirada en las guerrillas izquierdistas de otros países de la región, que inició su accionar terrorista en julio de 1985. En la actualidad, esta organización se encuentra casi desarticulada en el plano militar, pero subsiste en alianza con el narcotráfico y hay indicios de que algunos de sus miembros están intentando reconstituir la estructura organizacional, infiltrándose en organizaciones civiles de extrema izquierda. En conjunto con otras agrupaciones terroristas autodenominadas revolucionarias de la misma época como Sendero Luminoso, el MRTA se sirvió de asesinatos y atentados con coches bomba para aterrorizar a la población urbana. Al mismo tiempo, funcionaron guerrillas de este grupo en las regiones de la selva alta peruana. El MRTA fue liderado por Víctor Polay Campos y, tras su captura y encarcelamiento en julio de 1992, por Néstor Cerpa Cartolini, hasta la muerte de este durante la toma de la embajada japonesa en Lima el 22 de abril de 1997. A este grupo se le atribuye el atentado en la embajada japonesa el 22 de abril de 1997, en donde tomaron rehenes a diplomáticos y figuras políticas del país. Los terroristas, luego del operativo "Chavín de Huantar", se rindieron al ver la superioridad de los efectivos del ejército. A los muchos de los terroristas que se rindieron los asesinaron, siendo esto un crimen de lesa humanidad, porque como se sabe nadie puede matar con legitimidad a alguien que ya se rindió.

Autor:

Marco Antonio Céspedes Talavera

11. Conclusión Final:

El terrorismo es una de las prácticas más crueles, sangrientas, e inmorales que existen para establecer los objetivos de las personas que lo llevan a cabo.

Los atentados que acostumbran a ejecutar y las muertes que les son acreditadas a los terroristas, quizás sean forma u objetivo de su existir o de su ideología, beneficiosos para el cumplimiento de sus fines.

A mi entender, quizás, estas acciones cumplan con su desenlace, pero generalmente no sólo muere la persona destinada, sino que también lo hacen centenares de víctimas inocentes y niños.

Nadie tiene derecho a quitarle la vida a otro, es más, ni siquiera a quitarse su propia vida. ¿Quién dijo que la vida es propia de cada uno?; El que lo haga está equivocado, dado que la vida de todos corresponde a un solo Ser, al único Ser capaz de crear criaturas como nosotros, con la capacidad de transformar todo a su paso. Admito que existen ideologías distintas en el mundo, pero todas, o al menos casi todas, responden a un ser superior, Dios, y lo llamen como lo llamen, sabemos que existe un solo Dios verdadero.

Es hora de que la Humanidad recapacite, de que las naciones se solidaricen mutuamente, que se comience a frenar el dolor y el tormento que ha causado el flagelo del terrorismo en tantas personas y naciones alrededor del planeta.

Es tiempo de que la raza humana comprenda, los conceptos básicos de civilización, de dignidad, y de tolerancia, cuando esto suceda podremos destruir la amenaza constante hacia la paz y hacia la violación de derechos humanos.

Las bases están determinadas, pero dependerá de nosotros hacerlas realidad, buscando una sociedad nueva, una Humanidad diferente, que piense y actúe fundamentalmente "Con la fuerza de la razón, y no con la razón de la fuerza".

Bibliografía

Avedis Hadjian. (septiembre 20, 2001). La Nueva Guerra de Estados Unidos.

Autor. Disponible http:// www.cnnenespañol. [ Consulta: 2001, septiembre 22]. Laqueur, W. (1977). Terrorism. Boston: Little, Brown and Company. Wilkinson, P (1979). Terrorism: International dimensions-answering the challenge, Conflic Studies. No.113