Você está na página 1de 19

Verificación y control del circuito de carga

11.1. Instalación y mantenimiento del alternador.

11.2. Verificación del circuito de carga.

11.3. Verificación y control del alternador.

11.4. Prueba del alternador en banco.

Estudiar los procesos de verificación y control del conjunto alternador-regulador para la localización de las posibles averías.

en

alternador para

detectar

Estudiar los procesos de verificación individual de los diferentes tipos de regulador.

Conocer

cada

uno

el

las

de

verificaciones

los

que

deben

del

realizarse

componentes

defectuoso.

Las anomalías que pueden producirse en el funciona- miento del circuito de carga son señalizadas por la lám- para testigo emplazada en el tablero de instrumentos. El encendido de la misma indica una avería en el sistema que puede estar localizada en el alternador, el regula- dor, o la propia instalación.

Cuando se produce una avería deberá seguirse un proceso de verificaciones en un orden lógico que suele establecer el fabricante. A través de estas comprobacio- nes puede detectarse cual es el elemento defectuoso (alternador, regulador, circuito) y, seguidamente, proce- der al desmontaje y comprobación individual de sus componentes, hasta localizar la avería.

11.1. Instalación y mantenimiento del alternador

El alternador va fijado al bloque motor en un montaje basculante que permite el tensado de la correa de arrastre, tal como se vio en la figura 9.2. En algunos casos, la unión se realiza con interposición de cas- quillos elásticos, que absorben las vibraciones del motor de combustión, impidiendo que se transmitan al alternador.

La situación de los alternadores sobre el motor es tal que resultan protegidos contra sal- picaduras de aceite, combustible o agua, para lo que, en algunos casos, se utilizan pantallas pro- tectoras. La figura 11.1 muestra el posiciona- miento de una de estas pantallas rodeando la carcasa del alternador (zona ennegrecida), así como las fijaciones A y B del mismo.

Cuando haya que realizar cualquier tipo de intervención en los alternadores, deberán tomar- se las siguientes precauciones:

• El alternador debe funcionar únicamente estando conectados el regulador y la batería pues, en caso contrario, se corre el riesgo de avería en los diodos del rectifi- cador. Del mismo modo debe evitarse que se produzcan cortocircuitos entre los bor- nes de salida de corriente y masa. No debe probarse nunca si carga el alternador por el método de hacer saltar chispas de

,

,

su borne de carga.

Figura

11.1. Alternador

con

pantalla

protectora.

• Observar la polaridad del acumulador antes de realizar su conexión al vehículo. Si se invierten los bor- nes, los diodos pueden resultar dañados. En caso de utilizar un acumulador auxiliar para efectuar el arranque del vehículo, téngase la precaución de conectarlo correctamente (terminal positivo a borne positivo y terminal negativo a borne negativo).

• Cuando haya necesidad de cargar la batería por medio de un cargador, es necesario desconectarla de la instalación del vehículo.

• El alternador no debe funcionar en vacío o sobre circuito abierto. También debe evitarse desconectar el acumulador o el regulador cuando el alternador está girando, aunque sea solamente por un momen- to, pues se originan tensiones por autoinducción de más de 100 V en el arrollamiento de excitación, que podrían deteriorar los diodos de rectificación.

• Es necesario desconectar el acumulador cuando se va a desmontar el alternador o se va a intervenir en él estado parado el motor. Igualmente se desconectará cuando se realicen trabajos de soldadura en el vehículo.

En cuanto a mantenimiento periódico se refiere, los alternadores no requieren prácticamente ningún cui- dado. Así, por ejemplo, de resultas de la pequeña corriente de excitación y un blindaje esmerado de los ani- llos rozantes que actúa de protección contra la suciedad, el desgaste de las escobillas es sumamente redu- cido en los alternadores, alcanzándose normalmente una duración de 100.000 km.

Los cojinetes de apoyo del eje del rotor se montan estancos, con la suficiente cantidad de grasa para no necesitar mantenimiento en un mínimo de 100.000 km. De esta manera y dado que los demás compo- nentes del alternador no requieren mantenimiento alguno, las revisiones que hayan de efectuarse se limi- tarán a la comprobación del tensado de la correa de arrastre, estado de las conexiones, fijaciones al blo- que motor, etc.

11.2. Verificación del circuito de carga

Cuando se produzcan anomalías en el circuito de carga, deberá procederse a la verificación del mismo, para lo cual, y como primer paso, se instalarán un voltímetro y un amperímetro como muestra la figura 11.2, en la que se representan los circuitos de carga para sistemas de regulador de contactos (izquierda) y regulador electrónico incorporado (derecha). En estas condiciones, se pondrá el motor del vehículo en mar- cha, comprobando si el funcionamiento de los componentes es o no correcto.

Al cerrar el interruptor de encendido, pasa la corriente de excitación desde la batería, a través del regu- lador, hasta la bobina del rotor, creando el campo magnético inductor. Una vez puesto en marcha el motor del vehículo y manteniéndolo a ralentí, la lectura del voltímetro debe ser superior a 14 V, teniendo desco- nectados todos los servicios y estando la batería en perfectas condiciones. El amperímetro debe acusar una carga superior a 4 A en estas condiciones, dependiendo la misma del estado de carga de la batería.

Subiendo lentamente la velocidad del motor, se verá que la aguja del voltímetro permanece sensible- mente quieta (14,5 V aproximadamente), indicando que el regulador funciona correctamente. Si se obser- va que la lectura del voltímetro aumenta con la velocidad del alternador sobrepasando este valor, debe pararse el motor inmediatamente y verificar el regulador, que está trabajando defectuosamente.

Con el motor girando a 3.000 r.p.m. aproximadamente, se irán conectando los distintos servicios (luces, limpiaparabrisas, luneta térmica, etc.). La lectura del amperímetro debe ir subiendo paulatinamente a medida que se conectan los servicios, llegando sin dificultad a los 15A. El voltímetro nos dará una lectu- ra superior a los 13,5 V.

" Servicios

Figura 11.2. Conexionados del circuito de carga en los reguladores de contactos y en los incorporados al alternador.

Si se acusaran anomalías al realizar estas pruebas, deberá desmontarse el alternador del vehículo para proceder al despiece del mismo y verificación individual de sus componentes. No obstante, con anteriori- dad deberá comprobarse que al accionar el contacto llega tensión al borne de excitación del alternador, lo que puede ser verificado con una lámpara de pruebas conectada entre este borne y masa. En caso negativo deberá verificarse el circuito desde la batería.

En algunas ocasiones, aunque la lámpara de control se apague, se producen anomalías en el funciona- miento, de manera intermitente. Siempre que sea difícil la localización de una avería, debe procederse a la comprobación de las caídas de tensión en el circuito.

Conectando un voltímetro entre los bornes positivos del alternador y batería, se detectan las caídas de tensión en bornes, terminales o cableado. La lectura del voltímetro debe ser inferior a 0,3 V, realizada con el alternador funcionando.

Las conexiones a masa defectuosas se detectan conectando el voltímetro entre los bornes negativos de alternador y batería. Generalmente, una tensión de regulación anormalmente alta es indicio de mala masa.

Conectando el voltímetro entre los bornes de carga y excitación del alternador, la lectura debe ser infe- rior a 0,3 V. Si fuese superior a este valor, indica una conexión defectuosa entre bornes y terminales del circuito de excitación o en los componentes del mismo, como son los hilos de conexión, llave de encendi- do, etc. Al realizar esta prueba debe observarse cuál es el borne del alternador que suministra la tensión que provoca la corriente de excitación (caso de los tipos de nueve diodos).

Igualmente, siempre que se proceda a realizar cualquier verificación, es conveniente asegurarse bien del tipo de conexiones y funcionamiento del circuito de carga que se está comprobando, para lo cual, es muy importante la consulta de esquemas de conexiones.

11.3. Verificación y control del alternador

Antes de proceder a la verificación individual de los componentes del alternador, deberá efectuarse una limpieza escrupulosa de los mismos, eliminando la grasa, polvo, barro, etc. Para esta operación no deben emplearse nunca disolventes, pues basta con frotarlos con un paño limpio. En el transcurso del desmonta-, je se pondrá especial atención al estado de los componentes (fig. 11.3), observando si existen roturas, deformaciones, desgastes excesivos, etc. Una vez finalizada esta operación se procede a la verificación individual de los componentes como se detalla a continuación.

A

B

Polea.

Ventilador.

E

F

Anillo rozante. Cojinete extremo anillo rozante.

K

L

Tapa extremo.

Regulador.

C Alojamiento extremo transmisión.

G Estator.

M Caja escobillas.

D Placa retención cojinete extremo

H Alojamiento extremo anillo rozante.

N

Rotor.

transmisión.

I Puente de diodos.

P

Espaciador.

Figura 11.3. Despiece de un alternador.

Rotor

Se comprobarán en él la ausencia de grietas, deformaciones, indicios de oxidación, así como el buen aspecto de los anillos rozantes. En caso de encontrar en su superficie señales de chispeo, desgaste, defor- maciones, etc., deberá ser sustituido.

En cuando a verificaciones eléctricas se refiere, se comprobarán la continuidad, derivaciones a masa y cortocircuito de la bobina del rotor.

11

Verificación y control del circuito de carga

La continuidad y el cortocircuito se comprueban a la vez, empleando para ello un óhmetro (fig. 11.4). Aplicando las puntas de prueba del mismo a los anillos rozantes, la resistencia obtenida deberá estar com- prendida entre 3 y 8 Q. Un valor netamente más bajo indica cortocircuito entre las espiras de la bobina. Valores altos significan conexiones defectuosas de los extremos de la bobina a los anillos rozantes. Si el óhmetro marca una resistencia infinita, significa que la bobina se encuentra cortada.

lis !<

V

; ^

X

Figura 11.4. Prueba de continuidad del rotor.

Para la comprobación de las derivaciones a masa, se conectará el óhmetro entre uno cual- quiera de los anillos rozantes y masa, como muestra la figura 11.5. En estas condiciones, la lectura debe ser nula, indicando circuito abierto.

La continuidad y el cortocircuito pueden com- probarse también con una batería y un amperí- metro. Conectados en serie con los anillos del rotor, la lectura del amperímetro deberá estar comprendida entre 2 y 4 A. Si fuese superior a estos valores indica que hay cortocircuito en la bobina. Si la aguja del amperímetro no sufre desviación alguna, es que está cortada la bobina.

Las derivaciones a masa pueden comprobarse también con la serie (fig. 11.6). Poniendo una punta de pruebas a cualquiera de los anillos rozantes y la otra a masa, la lámpara no debe lucir. En caso de hacerlo indica derivación a masa de la bobina o alguno de los anillos rozantes.

Figura 11.5. Prueba de derivación a masa.

Figura 11.6. Prueba de aislamiento con la "serie".

Conjunto portaescobillas

Se comprobará el buen deslizamiento de las escobillas (A, fig. 11.7) en sus alojamientos (C) y su desgaste, así como el estado de los muelles (B), procediendo a la sustitución de las mismas cuando sea necesario.

Montado el portaescobillas en la carcasa, se comprobará con la serie el aislamiento de la escobilla posi- tiva, poniendo una punta de prueba al borne de excitación y la otra a masa. El encendido de la lámpara indica derivación a masa, que implica la sustitución del portaescobillas.

Figura 11.7. Despiece del portaescobillas.

Estator

Se comprobará que los arrollamientos se encuentran en buen estado sin que su aislamiento esté dañado y que la carcasa no presente deformaciones.

El aislamiento de masa de cada una de las fases se comprueba conectando las puntas de prueba del óhmetro, como muestra la figura 11.8, entre masa y cada uno de los terminales de las fases. La lectura debe ser nula, indicando circuito abierto.

Figura 11.8. Prueba de aislamiento de las fases.

La continuidad y el cortocircuito se comprueban al mismo tiempo, utilizando un óhmetro, conectado como indica la figura 11.9. Si la aguja marca resistencia infinita, indica que el circuito está interrumpi- do. La resistencia del arrollamiento depende del tipo de alternador, pero puede tomarse como valor máximo entre dos conexiones de fase 0,3 Q. En todo caso, las lecturas obtenidas en las tres mediciones deben ser iguales.

11 Verificación y control del circuito de carga

La continuidad de las fases puede ser comprobada también con la ayuda de una batería y una lámpara de pruebas. Conectadas como muestra la figura 11.10, entre los extremos de dos fases, la lámpara debe lucir.

Figura 11.9. Prueba de continuidad de las fases.

Figura 11.10. Prueba de continuidad de las fases con batería y lámpara.

Las derivaciones a masa se comprueban también con la serie, conectando las puntas de prueba como indica la figura 11.11, entre los extremos de cada fase y masa. La lámpara no debe lucir pues, en caso con- trario, indica que existe una derivación a masa.

Figura 11.11. Prueba de aislamiento con la "serie'

Puente rectificador

En la verificación de los diodos que componen el puente rectificador, deberá probarse que dejan pasar la corriente en un sentido, pero no en el contrario. Para realizar estas pruebas, los diodos han de estar des- conectados del estator del alternador y se utilizará una batería de la misma tensión que la nominal del alter- nador y una lámpara de poco consumo.

Se comprobará cada uno de los diodos individualmente, conectando la batería con la lámpara tal como indica la figura 11.12, in virtiendo seguidamente la polaridad. La lámpara debe encenderse cuando esté conectada en un sentido y mantenerse apagada en el otro, lo cual indica que el diodo está bien. Si se encien- de para los dos sentidos de paso de corriente, el diodo está en cortocircuito y, si la lámpara no se enciende en ningún caso, el diodo está cortado.

Figura 11.12. Prueba individual de diodos.

En los alternadores actuales, los diodos van montados en un soporte que constituye el grupo rectifica- dor. En estos casos no es posible desmontarlos para realizar su verificación individual y se comprueban en conjunto: por una parte los del lado positivo, cuyo soporte se une al borne positivo del alternador y, por otra, los del lado negativo (soporte unido a masa). La conexión de la lámpara de pruebas se realiza como indica la figura 11.13, conectando una punta al terminal del diodo y la otra a su parte metálica, para inver- tir seguidamente las conexiones. Esta prueba se realiza en cada uno de los diodos: se debe encender la lám- para para una sola de las posiciones de prueba, manteniéndose apagada en la otra. En caso contrario, el diodo comprobado es defectuoso.

Figura 11.13. Prueba del conjunto de diodos.

-

En otros modelos de alternador, los diodos forman parte de una placa portadiodos, integrados en ella. En estos casos las pruebas se realizan como sigue: se conecta el borne positivo de las puntas de prueba en la zona de la placa destinada a la conexión de masa y el negativo se va conectando a cada una de las zonas de conexión de los extremos de las fases (fig. 11.14). La lámpara debe encenderse en todos los casos y, si no lo hace, es que algún diodo está cortado. Invirtiendo la polaridad, la lámpara debe permanecer apagada pues, en caso contrario, es que el diodo está en cortocircuito.

Figura 11.14. Prueba de los diodos del lado negativo.

Conectando el borne positivo a las zonas destinadas a las conexiones de las fases y el negativo a la conexión del borne de salida del alternador (fig. 11.15), la lámpara debe encen- derse pues, de lo contrario, el diodo correspondiente está cortado. Invirtiendo las conexiones se comprueba el corto- circuito como en el caso anterior.

La figura 11.16 muestra en esquema la disposición de conexionado de los diodos en este modelo de placa porta- diodos descrito, donde se han señalado las zonas correspon- dientes a los bornes de masa y positivo, así como las corres- pondientes a las conexiones de los extremos de las fases, entre las cuales deben conectarse las puntas de prueba en las verificaciones.

Figura 11.15. Prueba de los diodos del lado positivo.

Figura 11.16. Esquema del conexionado de los diodos.

Carcasa

Tanto en la tapa del lado accionamiento, como en la de los anillos rozantes, se comprobará que no exis- ten grietas, deformaciones ni huellas de golpes. En especial se comprobarán los cojinetes de apoyo del eje del rotor y sus alojamientos, que deben encontrarse en perfecto estado. Igualmente se comprobará que la polea de arrastre y el ventilador no estén deformados ni golpeados o rotos, lo cual implica la sustitución.

11.4. Prueba del alternador en banco

Una vez realizada la verificación individual de los componentes de un alternador y la sustitución o reparación de los encontrados defectuosos, se procederá al montaje de los mismos siguiendo las instruc- ciones del fabricante y teniendo especial cuidado de no forzarlos en sus acoplamientos. Finalizado este trabajo, es conveniente verificar el funcionamiento del alternador en banco de pruebas, antes de montar- lo en el vehículo.

La prueba que se realizará en banco consiste en obtener la curva característica de carga, en función del régimen, a una tensión constante. Para ello se fijará el alternador al banco de pruebas y se realizarán las conexiones necesarias para autoexcitarlo, tal como muestra la figura 11.17.

Es importante resaltar que la prueba en banco no debe efectuarse sin que esté montada en el alternador su turbina de refrigeración, pues el calentamiento que se produciría deterioraría los diodos. Del mismo modo, es necesario que el alternador adquiera su temperatura ideal de funcionamiento antes de iniciar la prueba, por lo que debe tenerse funcionando con anterioridad al menos 20 minutos.

En la realización de la prueba se hará girar el alternador a diferentes regímenes, manteniendo la tensión constante por medio de la resistencia variable del banco. Generalmente la curva de corriente en función del régimen se da para una tensión constante de 13,5 V.

Así pues, puesto en marcha el alternador, se ajustará la resistencia variable para obtener en el voltíme- tro la lectura de 13,5 V y se irá aumentando progresivamente el régimen hasta conseguir que la aguja del amperímetro comience a desviarse. La velocidad a la que esto ocurre es la de inicio de carga y representa un punto importante de la curva. Si varía la lectura del voltímetro durante esta operación, se actuará sobre la resistencia variable para obtener nuevamente los 13,5 V.

Seguidamente se aumentará el régimen de giro paulatinamente, accionando la resistencia variable al mismo tiempo, para mantener constante la tensión. De esta forma se tomarán algunos valores de la inten- sidad de corriente para los distintos regímenes de giro, obteniendo una curva característica, que debe corresponder con la dada por el fabricante.

Finalizada esta prueba, si los resultados son satisfactorios puede montarse el alternador sobre vehículo, con la seguridad de que funcionará correctamente.

Figura 11.17. Conexionado del alternador en el banco de pruebas.

11.5. Verificación y control del regulador

Cuando se detecte una avería en los reguladores de contactos, deberá procederse a su desmontaje del vehículo para realizar las comprobaciones oportunas, inspeccionando las resistencias, bobi- nas y conexiones, que deben estar en perfecto estado.

Conectando un óhmetro como indica la figura 11.18 entre el borne + y masa, se está midiendo la resistencia de la bobina de ten- sión, como puede deducirse del esquema de la figura 10.3. El valor obtenido en esta medición debe corresponderse con la especifica- ción (aproximadamente 20Í2 ). A continuación se conecta el óhmetro entre los bornes + y EXC y la lectura debe ser cero cuan- do los contactos del regulador están cerrados (posición de reposo), para pasar a marcar una determinada resistencia (entre 40 y 100ÍX) cuando abrimos a mano los contactos.

En los reguladores de contactos que disponen de disyuntor para el control de la lámpara testigo de carga, como el tipo que se

Figura 11.18. Pruebas del regulador de contactos.

representó en la figura 10.5, deberá verificarse este elemento del mismo modo que el detallado para la verificación del regulador, es decir, comprobando la bobina y los contactos. Las conexiones a realizar dependen del tipo de regulador y, en el caso de la citada figura, para la prueba de la bobina se conectará el óhmetro entre los bornes C y masa, mientras que para la prueba de los contactos ha de conectarse entre los bornes + y L.

Seguidamente se comprobará el entrehierro existente entre el núcleo de la bobina y la placa del contac- to móvil (fig. 11.19), con los contactos en posición de reposo, y la separación entre el contacto móvil y el inferior. Si los valores de entrehierro no fuesen correctos, se corregirán doblando el portacontacto que corresponda, como muestra la figura.

Figura 11.19. Comprobaciones mecánicas del regulador de contactos.

Una vez realizadas estas operaciones, se conectará el regulador al banco de pruebas, juntamente con el alternador, de manera similar a como se hace en vehículo, realizando las conexiones pertinentes (fig. 11.20). Puesto el alternador en marcha, se va aumentando paulatinamente el régimen de giro hasta el ins- tante en que la tensión no suba más. Se ha producido entonces la regulación y el valor de la tensión debe estar comprendido entre 14,3 y 14,8 V. Si no es así, se actuará sobre el muelle de lámina del contacto móvil, dándole más fuerza cuando la tensión de regulación sea baja y quitándosela en caso contrario.

Antes de efectuar el tarado de un regulador, debe realizarse un precalentamiento, haciendo girar al alter- nador a un régimen medio y conectándole los aparatos consumidores necesarios para que proporcione una corriente de carga comprendida entre 12 y 18 A, manteniendo estas condiciones durante 30 minutos. Fina- lizado el calentamiento puede procederse al control de la tensión de regulación.

Figura 11.20. Conexionado del conjunto alternador y regulador en banco de pruebas.

En los reguladores provistos de dispositivo electromecánico para lámpara de control, deberá verificarse el funcionamiento del mismo, comprobando que la lámpara se enciende cuando el alternador no carga y que se apaga en cuanto inicia la carga el alternador, es decir, una vez superado el voltaje de la batería del banco.

En los reguladores de contactos de dos pisos, como el representado en la figura 10.3, deberá compro- barse el valor de tensión de regulación para la posición intermedia del contacto móvil y para la posición máxima del mismo, cuando toca en el contacto inferior. Estas verificaciones, al igual que en el caso ante- rior, se realizan para una determinada corriente de carga, que suele estar fijada en, aproximadamente, 5 A en el primer caso y 30 A en el segundo, para un régimen prefijado de aproximadamente 4.500 r.p.m.

Para realizar estas verificaciones, se pondrá el motor del banco a girar al régimen prescrito y se activará el reóstato del mismo para conseguir la intensidad de corriente estipulada. En estas condiciones, la tensión de regulación debe alcanzar el valor adecuado (de 14,3 a 14,8 V).

En cuanto a los reguladores electrónicos se refiere, la verificación del tarado se realiza de igual forma que en los de contactos. Este tipo de regulador no admite posibilidad de reglaje generalmente y, por ello, cuando sea defectuoso debe sustituirse.

Algunos reguladores electrónicos incorporan los diodos de excitación, como se ha dicho, en cuyo caso se disponen los correspondientes hilos de conexión a los terminales de las fases del estator. La verificación de estos diodos se realiza como muestra esquemáticamente la figura 11.21, conectando el cable azul a negati- vo de batería y el positivo de la misma a cada uno de los terminales de fase, a través de una lámpara, la cual debe encenderse en esta posición. Al invertir la conexión, la lámpara debe mantenerse apagada.

El correcto funcionamiento de este tipo de regulador se comprueba realizando las conexiones indicadas en la figura 11.22. La lámpara testigo debe encenderse pues, en caso contrario, el regulador es defectuoso. Seguidamente se conectará un alternador a los bornes de la batería, de manera que se produzca su carga. La tensión irá subiendo hasta que, alcanzado el valor de regulación, la lámpara se apague. En caso contra- rio, el regulador es defectuoso y debe sustituirse.

Figura 11.21. Pruebas del regulador electrónico.

Figura 11.22. Pruebas de funcionamiento del regula- dor electrónico.

CUADRO SINÓPTICO DE AVERÍAS (Circuito de carga para alternador)

SÍNTOMAS

CAUSAS POSIBLES

PRUEBAS A REALIZAR

REMEDIOS

Luz de control no se enciende estando el motor parado y el interruptor de encendido conectado.

Lámpara fundida.

Comprobar si se enciende al poner a masa el borne de salida.

Sustituir lámpara.

Batería descargada.

Comprobar batería con voltí- metro.

Cargar batería.

Circuito de excitación cortado.

Comprobar con lámpara de pruebas si llega tensión al borne de excitación en los casos que ésta tome a través de lámpara de control.

Reparar cableado.

Regulador defectuoso.

Comprobar en banco.

Sustituir regulador.

Interruptor de encendido defectuoso.

Comprobar si hay tensión en bornes de entrada y salida.

Cambiar interruptor.

 

Falta masa en alternador.

Comprobar con voltímetro conectando entre carcasa y negativo de batería.

Realizar conexión de masa.

Lámpara de control encendi- da aún con motor en marcha.

Verificar si la avería es del alternador o del regulador.

Comprobar tensión en bornes del alternador autoexcitándo- le momentáneamente.

Seguir el resto de pruebas una vez localizado el compo- nente defectuoso.

Conexiones sueltas o inte- rrumpidas.

Verificar tensión y corriente en circuito de carga.

Reparar conexiones.

Alternador no carga (compro- bado, no hay tensión en bor- nes).

Correa de arrastre rota o des- tensada.

Comprobar tensión y estado.

Tensar o sustituir.

Bobina del rotor cortada, en cortocircuito o derivada a masa.

Comprobar con la serie y la batería.

Sustituir rotor.

Bobinado estator en mal estado.

Comprobar con la serie y la batería.

Sustituir estator.

Escobillas no hacen buen contacto en anillos rozantes.

Comprobar continuidad con lámpara de pruebas, tensión de muelles y desgaste de escobillas.

Limpiar o sustituir el compo- nente defectuoso.

Diodos del rectificador en mal estado.

Probar con batería y lámpara de pruebas.

Sustituir puente rectificador o diodo defectuoso.

SÍNTOMAS

Alternador no carga (compro- bado tarado regulador bajo).

El alternador produce f.e.m. pero no se establece la corriente de carga.

La batería no se carga o lo hace insuficientemente (inten- sidad de carga escasa o irre- gular).

Corriente de carga alta en exceso.

Luz de control brilla débil- mente con el motor en marcha.

Lámpara de control de carga centellea.

CAUSAS POSIBLES

PRUEBAS A REALIZAR

REMEDIOS

Regulador defectuoso.

Verificar tarado y funciona- miento del regulador con voltímetro y amperímetro.

Tarar regulador o sustituirle.

Falta de masa en regulador.

Comprobar con voltímetro.

Realizar conexiones de masa.

Conductores del circuito de carga cortados o sueltos.

Comprobar si hay tensión en borne + del alternador.

Reparar conductores.

Regulador tarado bajo, lo que produce la regulación dema- siado pronto.

Comprobar tensión de regula- ción.

Efectuar tarado.

Diodos en mal estado.

Verificar puente rectificador con batería y lámpara de pruebas.

Sustituir puente rectificador o diodo defectuoso.

Regulador tarado bajo.

Comprobar tensión de regulación.

Realizar tarado.

Correa de arrastre patina (demasiado destensada).

Comprobar tensado.

Tensar.

Estator o rotor en cortocircui- to parcial.

Comprobar con batería y amperímetro.

Sustituir componente defec- tuoso.

Estator parcialmente en corto- circuito, con lo cual, no auto- rregula.

Verificar con batería y amperí- metro

Sustituir componente defec- tuoso.

Regulador de tensión tarado alto.

Verificar tensión de regula- ción.

Efectuar tarado.

Resistencias de contacto en el circuito de carga.

Verificación de las caídas de tensión.

Reparación de la conexión defectuosa.

Correa de arrastre destensada.

Comprobar tensado.

Tensar correa.

Alternador o regulador defectuoso.

Comprobar en banco de prue- bas y obtener curva carac- terística.

Reparar o sustituir el compo- nente defectuoso.

Falsa conexión en bornes o terminales.

Verificar caídas de tensión del circuito de carga.

Reparar o limpiar conexiones defectuosas.

11

Verificación y control del circuito de carga

r

Cita las precauciones que deben tomarse en las intervenciones sobre los alternadores. * Dibuja el circuito de carga de un alternador con regulador incorporado.

* Describe el proceso de verificación de las caídas de tensión en el circuito de carga. Explica cómo se comprueba el rotor de un alternador. Describe el proceso de verificaciones de un conjunto de diodos.

"

y

Explica

las

comprobaciones

que

deben

realizarse

en

un

regulador

de

contactos

electrónico.

)

)

m nm te imam

en

otro

Realizar el desmontaje y montaje de un alternador sobre el motor, efectuando el tensado correcto de la correa de arrastre. Efectuar todo el proceso de verificaciones del circuito de carga. Sobre un alternador desarmado, efectuar las verificaciones individuales de todos sus componentes. Realizar las pruebas de un conjunto alternador y regulador en banco.

> ITP-Paraninfo

SERVICIO DE INFORMACIÓN PERIÓDICA

Envíe cumplimentado por correo este cuestionario y recibirá un catálogo completo de nuestros libros:

NOMBRE:

CALLE:

CIUDAD:

CÓDIGO POSTAL:

PROVINCIA:

TELÉFONO:

FAX:

ÁREAS DE SU INTERÉS |

Aeronáutica y Astronomía Alimentación Arquitectura, construcción, obras públicas, ingeniería Audio-Estereofonía
Aeronáutica y Astronomía
Alimentación
Arquitectura, construcción, obras públicas, ingeniería
Audio-Estereofonía HiFi
Automovilismo-Motociclismo-Motores
Ciencias de la Información
Circuitos - Componentes - Semiconductores - Válvulas
Colección Filología Paraninfo
Colección "Lógica y teoría de la Ciencia"
Dibujo
Diccionarios
Educación Electricidad Electrónica Filología Física y Química Geología - Cristalografía - Petrología -
Educación
Electricidad
Electrónica
Filología
Física y Química
Geología - Cristalografía - Petrología - Topografía
Grafología
Hostelería - Turismo y Restauración
Informática
Legislación, Sistema constitucional, Reglamentos y normas
Matemáticas - Estadística - Problemas
Medicina - Enfermería
Metales - Soldadura
Navegación - Técnica naval
Neumática e hidráulica
Obras varias
Organización comercial y empresarial
Pedagogía - Enseñanza - Sociología
Peluquería y Esteticien
Psicología
Radio, transmisión, telecomunicación y radioafición
Refrigeración y calefacción
Seguridad y control
Televisión - Vídeo
Vestido y calzado

Circuitos

Electrotécnicos

Básicos

Este tomo forma parte de la serie "Electromecánica de vehículos" y ha sido elaborado teniendo presente los contenidos de los programas establecidos por el Ministerio de Educación y Cultura para los Ciclos Forraativos de Grado Medio de Formación Profesional.

Con este fin ha sido redactado de forma sencilla, de manera que resulte amena su lectura, recurriendo a numerosos dibujos ilustrativos- y grabados, que hacen perfectamente asequible la comprensión de los textos, así como los conceptos básicos y pruebas que se deben realizar para localizar la avería.

La primera parte desarrolla los conceptos tecnológicos básicos que son necesarios para comprender después con mayor facilidad el funcionamiento de los distintos mecanismos eléctricos y electrónicos. Posteriormente se desarrollan los temas referentes a los circuitos de carga y arranque, estudiando sus componentes, analizando la teoría de su funcionamiento individual y de conjunto, así como las técnicas de verificación y control.