Você está na página 1de 13

INSTITUTO DEL LIBRO Y LA LECTURA,

INLEC DEL PERÚ

INVITACIÓN:

PRESENTACIÓN DEL LIBRO


“LITERATURA INFANTIL,
MAGIA Y REALIDADÓ DE D.S.L.
ICPNA DE MIRAFLORES. 7 PM.
JUEVES 24 DE SEPTIEMBRE

REBELIÓN
Y CONJURA ES
LA LITERATURA
INFANTIL

AGRADECIMIENTO

POR LAS ADHESIONES


A MI INCORPORACIÓN
A LA ACADEMIA PERUANA
DE LITERATURA INFANTIL
Y JUVENIL

ºººººººººººººº

1. Palabras generosas
que agradezco

El día viernes 11 de septiembre a las 7 pm., en la casa de don Ricardo Palma, autor de las
Tradiciones Peruanas, fui incorporado en ceremonia pública a la Academia Peruana de
Literatura Infantil y Juvenil.

Sobre este particular han empezado a llegarme palabras de adhesión, saludos cariñosos,
felicitaciones y homenajes que de veras agradezco.

Hay quienes piensan y creen que esto es una especie de consagración, de ser ya ungido por
algo o alguien para luego pasar a ser quizá una especie de icono.

Eduardo Gonzáles Viaña me escribe amablemente del siguiente modo: “Si alguien en el
Perú merece ese honor, eres tú. Toda una hermosa obra, una vida, una familia y hasta una
casa están dedicadas a esa mágica tarea.Ó
Quiero aclarar entonces que la Academia Peruana de Literatura Infantil no es casa
blasonada a la cual se ingresa por un portal solemne y ya ilustre.

Que luzca ya en su frontis un escudo, un lema o tuviera impregnada en sus muros, o latente
en su solera, o evidente pero impalpable en el aire de sus patios y corredores, la enjundia de
sus méritos ganados. Pero felizmente no es así.

2. La literatura infantil es todo ilusión,


todo pujanza y todo coraje

La Academia Peruana de Literatura Infantil recién nace, es tierna, nueva e incipiente. Es un


brote, donde yo soy su tercera hoja, ni siquiera la cuarta del trébol que pudiera significar
para mí buena suerte a partir de ahora.

No es pues una institución ya establecida y magnífica. No es un asiento para el reposo.


Como todo aquello que recién nace es todavía temblorosa, con toda la vibración de la vida
que lucha por arraigarse, sin convencionalismos ni intereses distantes y ajenos.

Eso sí, que ha nacido libre de cadenas, suelta de huesos, libretos y reglamentos, separada de
pertenencias a las cuales servir. Y sobre todo libre de claudicaciones. Libre también de
tufillos de soberbia, de suficiencia y de blandir inmunidad para todos los vicios.

Tampoco vayas a creer que es una prebenda o una canonjía. El presupuesto lo damos
nosotros. Surge más como un desafío, como un reto y un atrevimiento. Tiene el sabor de lo
indeciso, de lo riesgoso, pero a la vez de lo núbil y no de lo decrépito. Es toda ilusión, toda
pujanza y todo coraje.

3. Basados en la gloriosa
resistencia cultural andina

Y tiene una batalla ya ganada. Y la mejor: haber vencido a la desidia, a la apatía, a la


dejadez y a la muerte. Tiene ya ganada la proeza de su nacimiento. Es decir, ¡ya nació!, a
pulso, a intrepidez, y a fe inquebrantable.

Tiene todo el aroma a lo que lucha por crecer, por enraizar, por sostenerse en pie en el
abismo, pero frente al sol flamante y al aire inapelable. Y ante la luz contundente, pero a la
vez radiante.

Felizmente la literatura en el Perú es guerrera, es espada y grito sublevante. Surgió el


movimiento hace 28 años cuando fundamos la Asociación Peruana de Literatura Infantil y
Juvenil, convocados por Roberto Rosario Vidal. Me cupo el honor de estar presente en
aquella oportunidad como lo estoy ahora.

Confiamos plenamente en nosotros mismos, porque el signo de la literatura infantil en el


Perú felizmente hasta ahora no es del acomodo sino de la rebelión. Profesarla es conjura.
Somos los sublevados del orden cultural nefasto y de oprobio. Y suversores del sistema
social hecho de ruindad y vileza.

Erigimos una esperanza e izamos en lo más alto la bandera de nuestra identidad, basados en
la gloriosa resistencia cultural andina de nuestros pueblos primigenios. (D.S.L.)

ºººººººººººº

ÉRASE
UNA VEZ
UN POETA

RECEPCIÓN
AL ACADÉMICO:
DANILO S¡NCHEZ LIHÓN

A CARGO DE:
ROBERTO ROSARIO VIDAL

Señores Académicos
Damas y caballeros:

Es para mí un honor y una alegría recibir en la Academia Peruana de Literatura Infantil y


Juvenil, al escritor Danilo Sánchez Lihón, distinguido intelectual que honra las letras
peruanas. Voy a dar lectura al texto de recepción que lleva el título “Érase una vez un
poetaÓÓ, acompañado por los versos de César Vallejo que me ayudaron a encontrar la ruta
de la semilla espiritual de Danilo Sánchez Lihón:

1. SANTIAGO DE CHUCO, LA PACARINA

“Hay un lugar que yo me sé


en este mundo,…Ó
César Vallejo

Tras remontar la montaña, donde la naturaleza ha guardado ingentes depósitos de mineral


precioso, el camino desciende apacible bordeando riachuelos transparentes, entre retazos de
terrenos mágicamente dibujados con sembríos de maíz, trigo y papas, mientras los
eucaliptos barren lentamente el cielo maravillosamente azul y luminoso.

Pienso entonces que otros ancestros de esta gente ingeniosa, frente al cotidiano espectáculo
de luz y color, no tenía otra alternativa que escoger la poesía como oficio. Sin duda los
haravicos nacieron en estos parajes y los incas, sabiamente los distribuyeron en sus
dominios como mitimaes del arte.

El peregrino del camino a Santiago de Chuco, ve recompensados los trajines del viaje, con
la visión mágica del pueblo de calles curvadas y techos rojos, que refulgen a media
mañana con el sol siempre alegre, que echa una larga siesta sobre las sementeras, antes de
seguir su cotidiano viaje.

“Bienvenidos a Santiago de Chuco, tierra de poetasÓ, reza un muro en la entrada del pueblo,
por donde el carro trepa a la explanada por una calle angosta, que abraza efusiva al
visitante. Entonces me viene a la memoria el inmortal César Vallejo con su tristeza a
cuestas. Abraham Arias Larreta recitando “que dulce dulce, desde un naranjo, gorji gorjéa
el ruiseñor…Ó y por su puesto Danilo Sánchez, con su voz pausada, cadenciosa y profunda,
todos ellos bendecidos desde la cuna, con el prodigio de la naturaleza de fiesta eterna, en
los parajes soleados de Santiago de Chuco, lugar espléndido donde el visitante corre el
riesgo de no querer irse jamás.

2. COMO TREN ZIGZAGUENTE EN EL EMPEDRADO

“Me he puesto a recordar los días


de verano idos,Ó
César Vallejo

Cuántas veces doña Elvira, llamando a la hora del yantar habrá confundido el nombre de los
once vástagos que nacieron en esta tierra pródiga. Cuántas veces habrá asomado la cabeza
por la puerta vetusta para llamar en la calle al travieso muchacho que andaba preguntando
el nombre de las cosas, la historia, las leyendas, las costumbres. Al niño que salía de una
puerta y entraba al misterio. O que salía del misterio y se perdía en mil puertas.

Danilo era el segundo de casi una docena de hijos del maestro de escuela Danilo Sánchez
Gamboa y doña Elvira Lihón Paredes, hijos de padres Santiaguinos que también nacieron
en Santiago. Que bebieron de la fuente mágica de los manantiales, que desciende por los
flancos húmedos entre las matas de hierba recién florecida, que el poeta llama “el llanto de
las peñasÓ.

Con Juvenal, el hermano mayor, intermediario de la tradición de juegos y aventuras en la


espiral de conocimiento del entorno familiar, local, distrital, cuántas veces habrán censado a
los pajarillos protegiendo sus nidos, con la hondilla a la bandolera. Cuántas veces,
tropezando, cayendo y perseverando en la aventura, se habrán perdido entre los montes, tras
las mariposas de colores que huían hacia el barranco, allá abajo desde donde se divisa
Cachicadán.

–Mamá ¿Qué significa Cachicadán?


–Donde dan sal, hijo.

Y para comprobar esta afirmación, caminando por la trocha abrupta bajaron por la
quebrada atravesando el río hasta la otra banda donde el agua brota rojiza, hirviendo, de las
profundidades de la tierra.
–Es la fuente termal de Cachicadán –informa Juvenal, quien ahora se interna en el cerro
Botica que tiene yerbas para curar todos los males, incluyendo hasta los dolores que causa
el amor.

Cuatro varones y siete mujeres fueron llegando al hogar familiar uno tras otro, cada cual
con sus gracias, curiosidades, características, como la tercera hermana con su gracioso
único pelo, tan largo como una hilacha de trenza abandonada.

Imaginamos la alegría bullanguera a la hora del juego, la algarabía en los paseos


campestres por tan apacible Edén, cuando Danilo reclamaba estirar las narices de sus
hermanitas para que no la tengan pequeña como él, antes de intentar alguna mentirilla que
se la hiciera crecer como a Pinocho. Pienso que este ejercicio de fantasía lo fue
convirtiendo poco a poco en el excelente narrador que la monstruosa urbe no logra
apartarlo de su tierra natal, allá lejos que cada año espera su retorno con el pretexto de
tributar homenaje al poeta César Vallejo, el vate más ilustre de la humanidad.

Yo que no tuve hermanos, imagino como un tren zigzagueando por las calles silenciosas de
Santiago de Chuco a la familia del maestro Danilo Sánchez Gamboa, acompañado de doña
Elvira y su soberana corte: Juvenal, Danilo, Rosa, Jaime, Guillermo, Sofía, Nancy, Flor,
Belinda, Jakeline y Elvira.

3. INFANCIA BULLANGUERA Y FELIZ

“Las personas mayores


¿a qué hora volverán?Ó
César Vallejo

Dicen que Danilo desde niño fue un alumno destacado en la escuela primaria número 271 o
"Centro viejo", la misma escuela donde estudió el poeta César Vallejo, los hermanos
Santiago y Julio Pereda Hidalgo y Abraham y Felipe Arias Larreta. Niño con modales de
adulto, pero inquieto y juguetón con sus hermanos y compañeros de clase. Un diablillo
con cara de ángel o un demonio tierno como sugiere traviesa y juguetona la poeta Rosa
Cerna Guardia.

Imposible comprender los alcances de la imaginación de los niños creativos que escapan
de cualquier corsé social o pedagógico, cuando han sido tocados por la vara mágica del
arte.

Un día, probablemente próximo a las fiestas patrias, que en su pueblo coinciden con la
celebración del patrón Santiago, Danilo se propuso construir el farol más grande del
mundo.

– ¿Harás un avión? –preguntaron sus hermanos menores.


– No –respondió Danilo.
– ¿Una estrella?
– Tampoco. Haremos un cometa. El cometa Halley ¿qué les parece?, pero grande, muy
grande.
– ¿Del tamaño de este espejo? –indagó el más pequeño.
– ¡Más grande!
– ¿Del tamaño de esta mesa?
– Más grande todavía

La madre que a esa hora servía el almuerzo movió la cabeza preocupada, pensando que su
engreído se había vuelto loco.

– ¿Del tamaño de esta casa? Seguía preguntando el hermanito menor, entusiasmado.


– Más grande –respondía Danilo.
– ¿Del tamaño de Santiago de Chuco? ¿Del Perú, del mundo?
– ¡Eso! ¡Del tamaño del mundo!

Sería la antorcha más grande que vez alguna paseó por las angostas calles de Santiago,
aunque la escasez de cañas hizo que redujeran las expectativas, pero fue tan grande que
tuvieron que sacarla de la casa por el techo y la cargaron todos los niños que no tenían
faroles.

Danilo participaba en cuanta ceremonia cívica que se realizaba en Santiago de Chuco.


Había declamando los poemas aprendidos, empinando para hacer escuchar su voz.
Representando a personajes niños en las veladas literario-musicales que escenificaban en el
local municipal, cantando a dúo con su hermano mayor en la orquesta magisterial Ollantay
que dirigía su padre o tocando con entusiasmo la tarola de la banda de guerra de la escuela
271, donde culminó con honores esta primera etapa de su vida formativa.

Cursó la educación secundaria en el colegio Santiago El Mayor que más tarde, cuando
Danilo estaba en el tercer año recién tomaría el nombre del vate César Vallejo. En sus
libros La piedra bruja, Camino de Santiago y Mi tierra clavada en el alma, el poeta recuerda
con melancolía los años felices de su infancia y adolescencia en su tierra natal, lugar del
que si algún día partió físicamente en busca de mejores horizontes, al parecer, jamás
abandonó en la memoria, los recuerdos que reproducen con añoranza los incontables
libros que publica sobre esta tierra maravillosa.

4. LA UNIVERSIDAD Y LA GENERACION DEL EXILIO

“Esperaos. Ya os voy a narrar


todoÓ.
César Vallejo

Danilo ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos donde obtuvo la


Licenciatura en Literaturas Hispánicas y posteriormente hizo estudios de especialización en
Madrid, España. Su vida universitaria fue intensa y fructífera.
Estamos seguros que cuando termine sus memorias de infancia y primera juventud en su
pueblo natal, que ojalá continúe todavía buen tiempo, por lo ricas, aleccionadoras y tan
bellamente poéticas, Danilo se dará tiempo para testimoniar la infinidad de esfuerzos
realizados animando eventos, estimulando vocaciones, publicando plaquetas y revistas
literarias, motivando movimientos y ejerciendo su vocación de poeta. De esta época datan
los poemarios Las actas (1969), Scorpius (1972), Crío una mosca (1978), Ciudad irreal
(1990), De tripas corazón (1998), Acción de gracias (2000), siendo su más reciente libro de
poesías Para vivir en otra eternidad, publicado el año 2007.

En la UNMSM Danilo Sánchez formó en la década del sesenta el círculo literario


"Piélago", que editó la revista del mismo nombre que llegó a publicar diez números.

El poeta Hildebrando Pérez recuerda que en el Patio de Letras de San Marcos, se reunía
con Juan Ojeda, Danilo Sánchez, Julio Nelson, Juan Cristóbal, Ricardo Ráez, Andrés
Cloud y tantos buenos amigos, “con quienes hablábamos –dice– sobre Vallejo, Neruda,
Rimbaud, San Juan de la Cruz, Rilke, Trakl, Machado, Hernández, Kafka, Proust, Brecht,
Mariátegui, Marx y Lenin, y la ascensión de las luchas campesinas en el Perú y Javier
Heraud.

Fundó la revista “GestaÓ el año 1965, Gárgola en 1970 y perteneció a la llamada


“generación del exilioÓ con Juan Ojeda, Wilfredo Mesía, Hernando Núñez, Hermógenes
Janampa, Carlos Tincopa, Fidel Peltroche, Julio Nelson, tanto por el éxodo de sus
integrantes a otros países o a otras regiones del Perú o –como menciona el poeta Manuel
Pantigoso– “cuanto por el destierro a los propios abismos interiores, desde allí, la moral del
amor y de los sueños, como una manera de enfrentarse a la realidad horrísona y a las
angustias existenciales y cósmicasÓ.

Danilo recuerda esta época decisiva en su maduración poética, diciendo: “Creo que nunca
se amó y soñó en el Perú tanto como en 1965. Íbamos de las plazas a los muelles.
Amanecíamos ojerosos en las bancas de los parques hablando de poesía y tareas.
Llamábamos este intento, hacer poesía cosmogónica (…) Aspirábamos una forma de
conocimiento del mundo, el aprendizaje de virtudes…Ó

5. MAESTRO EN LA REGION DE LOS ¡RBOLES

“Rumbé sin novedad por la veteada calle


que yo me sé…Ó
César Vallejo

Recién graduado, entre los años 1967 a 1968 Danilo Sánchez viajó a la amazonía,
interesado por conocer esta parte del territorio nacional e incorporar dicho mundo a su
identidad, a su obra literaria y a fin de cumplir su misión de educador. “Trabajó en el
Colegio Nacional Genaro Herrera, de Contamana, colegio en el que desplegó destacada
labor docente, realizando múltiples actividades culturalesÓ, cuenta Ramón Noriega Torero.
Al parecer el paisaje de esta parte del país no impactó tanto en su labor literaria, como en
su quehacer docente. Conoció la otra cara de la medalla de su patria. Las carencias
económicas de la población, el abandono oficial de parte del Estado y las limitaciones
culturales.

Contamana, es puerto intermedio del corredor económico entre Pucallpa e Iquitos. En este
siglo se vislumbran prometedores avances, sin embargo, en la época en la que laboró
Danilo Sánchez, era un apacible puerto que sólo cobraba vida cuando anclaban las balsas
en tránsito. En Contamana todavía se recuerda la presencia del joven profesor Danilo
Sánchez, cuando siendo tutor del cuarto año de secundaria representó la obra teatral
"Ollantay".

Posteriormente, mostró su interés y preocupación por elevar la calidad educativa de los


estudiantes, partiendo por la capacitación del magisterio, para lo cual emprendió arduos
trabajos de investigación sobre experiencias innovadoras, métodos, procedimientos,
concretar productos y servir mejor a la educación y la cultura, propiciando la mejora de los
servicios de documentación e información educacionales.

Esta importante labor se concreta cuando asume el cargo de Director del Centro Nacional
de Documentación e Información Educativa del Instituto Nacional de Investigación y
Desarrollo de la Educación (INIDE). Eran los años de la Reforma Educativa de la década
del setenta, reconocida como un aporte creativo, analítico y crítico de la realidad
educativa, y la propuesta de educación permanente, de educación para el trabajo y para la
vida.

En este período su labor se integra al pensamiento de preclaros intelectuales como Augusto


Salazar Bondy, Walter Peñaloza, Leopoldo Chiappe, Emilio Barrantes, Romeo Luna
Victoria y el padre Ricardo Morales, entre otros, que soñaron una educación desalienante,
creativa, vital, liberadora. En este período surge el suplemento educativo URPI, el libro
AMIGO, la revista EDUCACION, las ediciones de RETABLO DE PAPEL.
Lamentablemente los sucesivos gobiernos, modificaron la orientación política de la
educación, reactivando normas de la educación tradicional.

Danilo ha escrito pues, el libro de su vida con el ejemplo de su ser. Maestro de vocación,
investigador permanente, creador de instituciones, movimientos culturales, centros de
investigación. Todo lo que hace tiene que ver con pedagogía y su fin fundamental: el niño.
En este contexto desarrolla una labor continua y pertinaz en el campo de la promoción del
libro y la lectura, publicando obras, organizando eventos, llevando a cabo campañas,
publicando libros y revistas, siendo su obra "El libro y la lectura en el Perú" la primera en
su género publicada en nuestra patria.

Ha organizado comisiones de lectura en diversas ciudades, tanto de nuestro país como del
extranjero, seminarios, congresos, encuentros. Ha dirigido revistas de carácter cultural,
educativo y literario, tales como: RIDECAB, revista de documentación e información
educacional; Tierra nuestra, revista del Departamento de Humanidades de la Universidad
Nacional agraria; Gárgola, revista de poesía; Cuadernos del Consejo Nacional de la
Universidad Peruana; Gesta, revista del Centro de estudiantes de Literatura de la
Universidad Nacional Mayor de San Marcos; la revista del CENDIE; Revista de sumarios
del INIDE; Piélago, revista de Literatura; y Capulí, Vallejo y su tierra.
Ha dirigido también las revistas: EDUCACIÓN, revista del Maestro Peruano, del
Ministerio de Educación, y PALABRA DE MAESTRO, revista de la Derrama Magisterial.

Fundó y dirigió Visión Futuro, revista de los niños del Perú conjuntamente con el
periodista César Hildebrandt, siendo la publicación que más números ha alcanzado en
publicar, pues se editaron, semana tras semana, 53 números entre marzo de 1985 y marzo de
1986.

Y como si esto fuera poco, ha entregado a los niños su propia casa, para compartir su
biblioteca, hablar sobre poesía, descorrer las cortinas del mundo fantástico de la literatura,
ha fundado la casa de los niños denominada El castillo de los cuentos, que es visitado
frecuentemente por niños y maestros.
Actualmente Danilo Sánchez Lihón a través del Instituto del Libro y la Lectura (INLEC),
desarrolla un novedoso Plan lector que se aplica en diversos centros educativos mediante
seminarios con los maestros, organización de clubes de lectura, festivales de literatura
infantil y ferias de libros, proyectando sus experiencias a otros países latinoamericanos.

Cumple esta labor compartiendo su tiempo con la docencia en la Facultad de Educación de


la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en donde ejerce la cátedra de lengua,
literatura infantil y creatividad literaria. Asimismo, es profesor en la Escuela de Periodismo
Jaime Bausate y Meza, donde desarrolla los cursos de periodismo y literatura.

6. LITERATURA INFANTIL

“He encontrado a una niña


en la calle, y me ha abrazadoÓ.
César Vallejo

Una larga lista de aventuras literarias orienta el camino del temprano escritor en que Danilo
se convierte, estimulado por la lectura y la investigación que se tornan en aprendizaje de
vida. Vida extraordinaria la del poeta que hila los versos para tejer poemas. Trabaja con la
palabra como el pescador que construye sus redes para tenderlas en el mar y cosechar
peces; como el agricultor que borda semillas que transforman el horizonte con pinceladas
de colores vivos, que ondulan en las tardes, convertidos en caña, maíz, trigo.

Granos de oro, de versos, de relatos, narraciones que hacen volar la imaginación sin
límites ni fronteras. Tienen razón quienes dicen que los artistas poseen algo de Dios,
porque han heredado su maravillosa dote de creadores.

Pero son pocos los elegidos, porque el camino para alcanzar tal nivel en la escala jerárquica
del arte, requiere mucho trabajo, estudio, esfuerzo, cruces sobre el gólgota, pero al fin,
flagelados pero puros, sus manos son capaces de trasmitir destellos de luz maravillosa que
los profanos llamamos poesía, arte, literatura. Y lo celebramos sorprendidos, como en esta
noche, transportados por la magia de la palabra de Danilo, y llegamos a feliz puerto,
satisfechos y orgullosos de sus logros.
7. FOMENTO DE LA CREATIVIDAD INFANTIL

A partir de su libro Lenguaje y expresión de los niños (1974), estudio pionero de Danilo
Sánchez sobre la creatividad literaria en el Perú, que tuvo como importantes investigadores a
los escritores Milcíades Hidalgo, Lilia Mesa Vidal, Manuel Pantigoso y Eduardo de la
Cruz Yataco, se preocupa por establecer propuestas literarias motivadoras del desarrollo de
la capacidad creativa de los niños desde temprana edad.

Danilo Sánchez ha instituido una Muestra Anual de Creatividad Literaria Infantil en la que
participan niños de 6 y 12 años de edad, presentando cuentos y otros textos literarios, que
son remitidos al Programa Internacional de Aproximación a la Literatura Infantil, PIALI,
que se fundó en 1990 a iniciativa de la maestra mexicana Martha Sastrías.

Producto de esta experiencia son la colección de trabajos escritos por niños de 6 a 8 años
(cuentos de plumas), de 9 a 10 años (Cuentos de alas) y de 10 a 12 años (cuentos de
fuego); habiendo publicado hasta la fecha cuatro volúmenes cuyos títulos mencionaremos
más adelante. En este mismo aspecto, ha participado como miembro del jurado de
certámenes literarios y educativos orientados a incentivar la creatividad de los niños y
jóvenes, principalmente de zonas escasas de recursos.

Ha organizado colecciones de bibliotecas básicas para niños y jóvenes denominada


"Rayuela de librosÓ que como biblioteca itinerante se pasea en centros educativos.

Dicta cursos de literatura infantil en universidades, Institutos Pedagógicos y desarrolla


talleres en Centros Educativos públicos y particulares de Lima y provincias.

Danilo no es pues sólo un teórico de didáctica de la literatura infantil, sino un practicante


del género, que constantemente investiga, trabajando directamente con los niños la teoría
que con profunda convicción, difunde en sus periódicas publicaciones en revistas, diarios
y blogs.

Me faltaría tiempo para abordar los diversos campos en los que este insigne escritor ha
trabajado. Me circunscribo entonces a mencionar sin más comentarios, los libros sobre
literatura infantil publicados y los galardones que ha obtenido:

8. OBRAS PUBLICADAS

Ensayos:

Lenguaje y expresión de los niños (1974). El libro y la lectura en el Perú (1978). Literatura
infantil: magia y realidad (1986). Promoción de la lectura (1986).

Narración:

La piedra bruja (2009). Érase Danilo un niño (s/f). Mi tierra clavada en el alma (s/f). Diez
títulos publicados por la Editorial Bruño el año 2009: El Amaru. Manco Cápac y Mama
Ocllo, Los hermanos Ayar, La doncella y el dios harapiento, Aves y peces del universo,
Palomas blancas, Espantapájaros, Resuenan campanas, Montes de pastores y, La cantuta
dorada.

De creatividad infantil:

Te regalo un sueño (1990), Te regalo un mundo (1991), Te regalo un arco iris (1992) y Te
regalo una flor (1994).

9. DISTINCIONES HONORIFICAS

El académico que incorporamos esta noche es presidente de INLEC y miembro fundador


de la Asociación Peruana de Literatura Infantil (APLIJ), que creamos el año 1982,
conjuntamente con los escritores presentes esta noche: Jesús Cabel, Milciades Hidalgo,
Olga Mayari, Magdalena Espinoza, Ernesto Ráez.

Durante su largo y fructífero peregrinar literario en el país y en el extranjero ha sido objeto


de diversos estímulos y menciones honoríficas, destacando en lo referido a literatura
infantil el Laurel de oro de Literatura Infantil y Juvenil, otorgado en el XX Congreso de la
APLIJ el año 2001, que se realizó en el Cusco, además el Premio Nacional de Literatura
Infantil y Juvenil los años 1990 y 1995.

10. COMENTARIOS SOBRE SU OBRA PARA NIÑOS

“A lo lejos husmeo los tuétanos


oyendo el tanteo profundoÓ
César Vallejo

“Danilo: Qué bueno que seas escritor de niños, que hayas nacido con ese sello
característico que decía Balinski, que sólo el que nace para escritor de niños lo es. Para
eso el primer paso es asombrarnos, trasmitir asombro. Y tú lo haces. El segundo paso es
amar para trasmitir con amor lo nuevo. Y tú lo logras en tus libros, haciendo que cada cosa
sea nueva…Ó

Rosa Cerna Guardia

“Vallejo está presente en Danilo porque cada palabra que vierte, en cualquiera de sus obras,
nos remite a ese escritor que tiene una musicalidad tan propia, una melodía tan llena de
sabor norteñoÓ.

Walter Saavedra.

“En sus libros Danilo plasma sus facetas de biógrafo, cronista, historiador, crítico y
compilador. Todo bajo el crisol de una espléndida prosa, la cual por si misma tiene ganada
un lugar ostensible en nuestro parnaso culturalÓ.
Saniel Lozano Alvarado

“Marchas en el lomo de la tempestad al seno de tu terruño natal, a justificar ante el tiempo


tu ausencia. Qué de secretos placeres no sentirás cuando después de tanto tiempo y tan
largo viaje pones las plantas de tus pies en el suelo amadoÓ.

César Augusto Gonzáles Becerra

“La obra de Danilo Sánchez es una convocatoria a los maestros de educación inicial para
asumir su papel, no sólo de motivadores afectuosos de sus niños, que ya es bastante, sin
duda, sino de ser, como dijo Pasteur de alguno de sus maestros, iluminadores del alma,
buceadores profundos en el espíritu infantil para sacar a luz el oro que todo ser humano
esconde dentro de si y que muchas veces se queda dormido en honduras insondablesÓ.

Walter Peñaloza Ramella.

Danilo Sánchez Lihón es exponente de toda una generación intelectual que muy pronto se
vio comprometida con su tiempo. Nacido en la tierra de César Vallejo y de Luis de la
Puente Uceda, ese ámbito y esos nombres signarán su camino. No es de extrañar entonces
que la literatura y la inquietud social, dos formas de soñar en el Perú, hayan constituido y
constituyen, hasta hoy, su diario compromiso con el vivir.

Luis Alberto Ratto.

“Danilo, santiaguino de origen y vocación, es, sin duda, el intelectual que, con sus textos
de prosa evocativa (que van desde la descripción de leyendas y narraciones populares,
hasta los propios recuerdos biográficos y familiares) ha logrado crear un Santiago de Chuco
inmortal, porque la palabra que es poesía vence al tiempoÓ.

Manuel Velásquez Rojas

Pocos escritores de nuestros tiempos pueden mostrar con orgullo, como Danilo Sánchez
Lihón, los méritos que lo adornan: Poeta, narrador, editor, ensayista, además, meticuloso
investigador y promotor de la literatura infantil peruana, con gran reconocimiento en el país
y en el extranjero, motivo por el que, en nombre de la Academia Peruana de Literatura
Infantil y Juvenil, le damos una cordial bienvenida.

Gracias.

Roberto Rosario Vidal


Presidente de la Academia Peruana
de Literatura Infantil y Juvenil

Roberto Rosario Vidal


(Lima, 1948). Pedagogo y abogado. Es autor de novelas y narraciones para adultos y de
más de una docena de libros para niños, varios de ellos editados en otros países.
Fue Director de General de Defensa del Menor del Instituto Nacional de Bienestar Familiar
(INABIF), Representante del Perú ante el Instituto Interamericano del Niño (OEA),
Miembro de la Comisión Revisora del Código de Menores, Miembro de la Comisión del
Año Internacional del Niño y Presidente fundador de la Asociación Peruana de Literatura
Infantil y Juvenil (APLIJ). Organizó el Primer Encuentro Nacional de Literatura Infantil
(Lima, 1982), el Primer y Segundo Parlamento Nacional de Niños (1986–87). Participó en
la Asamblea Mundial de Niños Bandera de la Paz, realizadas en Bulgaria los años 1982,
1985 y 1988. Docente en la Universidad Nacional de Educación y en los Institutos
Pedagógicos San Marcos y en el Instituto Superior Pedagógico de Educación Inicial de
Breña.
Actualmente preside la Academia Peruana de Literatura Infantil, correspondiente de la
Academia Latinoamericana de Literatura Infantil.

Textos que pueden ser reproducidos


citando autor y fuente

Teléfonos: 420-3343 y 420-3860

Si no desea seguir recibiendo estos envíos


le solicitamos, por favor, hacérnoslo saber.