Esteva Fabregat (2006

)
“Lo que hace el antropólogo con el arte no es encerrarlo en sí mismo, sino percibirlo como un sistema de pensar las imágenes y los elementos de su expresión explicados ambos en función de los procesos de representación que tienen lugar en los diversos episodios sociales que hacen posible la realización de la obra de arte.” (Esteva Fabregat, 2006: 15) “El antropólogo tiende a considerar la obra de arte, más que en sí misma, en el contexto de los códigos ideacionales y de los procesos sociales que origina, tanto por los materiales que incorpora y transforma como por las técnicas y habilidades que se reconocen al artista que la produce. O sea, el proceso de hacerse y el proceso de utilización son dos tiempos diferentes y , sin embargo, están unidos por la idea de que son parte de un sistema económico, de unas formas sociales y de unos conocimientos concretos. Cuando la obra de arte ha recorrido los diferentes espacios de comunicación que le corresponden, habrá establecido una cierta comunión social entre artistas e individuos que no lo son, y en cierto modo, especialmente cuando se trata de su aplicación a los modos rituales de una comunidad, es probable que el conocimiento y la identificación social con el producto artístico sea prácticamente universal. Por lo menos en su ejecución, la obra de arte incluye expectativas, sentimientos y emociones, actos sociales diversos y, en definitiva, realidades conceptuales que sugieren el compromiso del artista con ideaciones normativas.” (Esteva Fabregat, 2006: 15) “Todo indica, que la obra de arte es un producto cultural posible en función de una cultura que la enseñe, la estimule y la provea de los materiales e instrumentos de realización que son indispensables para producirla. Hay más todavía. Podemos reconocer el artista en la cultura concreta que lo ha engendrado, entrenado y educado a partir del conocimiento de estilos y de patrones de composición de la obra de arte. Y es asimismo cierto que sin una demanda concreta de consumo de arte no existe la función social y económica del artista.” (Esteva Fabregat, 2006: 16) “La forma y la imagen son los referentes expresivos o semánticos de la comunicación artística, y el conocimiento del proceso y las relaciones de movilidad social que hacen posible esta comunicación conduce a saber cuál es su significado” (Esteva Fabregat, 2006: 18) “Nuestro punto de partida se inscribe dentro del supuesto de que el arte es un acto contenido en una superficie controlada, la de su espacio de representación. En todo tiempo es un medio de significación figurativa, y así, en este particular, los elementos de expresión se combinan conforme a un principio de alianza intelectual entre el artista y las ideaciones que rigen la conducta de éste en función de su sociedad. De hecho, pues, el arte es un producto dirigido a ocupar una posición de privilegio semántico en el expresionismo social. Tanto repite a éste como lo transforma. Esto último es parte de la contribución del artista al descubrimiento de un mundo que puede ser diferente en la fantasía y que, sin embargo, siempre halla posición de legitimidad social en el ámbito de los privilegios que se atribuyen a la imaginación y al mismo sueño apodíctico. Éste, sin embargo, no puede ir más allá de los límites que la razón cultural impone al pensamiento.” (Esteva Fabregat, 2006: 22) ESTO SE PUEDE VINCULAR CON NINEY SOBRE EL CINE EXPERIMENTAL TOTAL NO PUEDE SER CONCEBIDO, PERO PRIVILEGIANDO EL FACTOR DE TRANSFORMACIÓN QUE SEÑALA ESTEVA FRABEGAT.

el arte designa tanto la significación vulnerable del mundo del artista como define el estilo cultural del grupo social donde se establece. cuando la composición reclama conocimiento sobre su significado local y. y que haciéndolo así lo identifica como un producto único que procuramos describir en su contexto espacio/tiempo. 2006: 38) “El arte lo percibimos en las representaciones nativas. y éstas suelen conducirnos a explicarlo en función de la socialización cultural que lo define.” (Esteva Fabregat. 2006: 22) “Si el estilo nos permite identificar la forma artística como un producto propio de una cultura.” (Esteva Fabregat. sobre el papel funcional de los actos estéticos en la sociedad que lo produce. pero especialmente en las prolongaciones y los desplazamientos ideacionales que se dan desde fuera de la misma obra de arte. un valor en sí mismo suficiente para un antropológo. es también la capsula que impide la desorbitación de sus elementos y hace posible el control de las ideas. en principio. 2006: 24) “Mirar individualmente el arte es significarlo dentro de la perspectiva de la diversidad perceptiva.” (Esteva Fabregat.” (Esteva Fabregat. un objeto de representación etnográfica. del estatus y de las capacidades personales de representación que derivan de la posición y experiencia personal del observador. El arte es. 2006: 45) . 2006: 26) “El compuesto artístico no es. 2006: 26) “si la forma es la condición de existencia del arte y de presencia cont enida de toda vida. podemos añadir que el patrón cultural que lo define es la técnica específica que usan los artesanos o los artistas para formalizar su ideación proyectiva. sin embargo. comienza a serlo.” (Esteva Fabregat. por añadidura.” (Esteva Fabregat. por lo tanto.“En este punto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful