Você está na página 1de 26

CRITERIOS DE DISEÑO BIOCLIMÁTICO PARA LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA “REPÚBLICA ARGENTINA” (CHIMBOTE)

Dr. Arquitecto Mar n Wieser Rey CAP 5238

mar nfwr@hotmail.com / 99 653 8824

Lima, diciembre de 2011

CONTENIDO

I. CONSIDERACIONES PREVIAS.

1
1

I.1. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA Y CLIMÁTICA DE CHIMBOTE. I.2. CARACTERÍSTICAS DE RECORRIDO SOLAR. I.3. LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA “REPÚBLICA ARGENTINA”.

II. CONSIDERACIONES DE DISEÑO BIOCLIMÁTICO.

II.1. RECOMENDACIONES DE CARACTER GENERAL. II.2. RECOMENDACIONES DE VENTILACIÓN. II.2.1. Comportamiento de los vientos en el proyecto. II.2.2. Criterios de diseño y dimensionamiento de vanos. II.3. RECOMENDACIONES DE PROTECCIÓN SOLAR. II.3.1. Caracterización de los vanos. II.3.2. Incidencia solar en vanos y cálculo de ángulos de diseño de protectores. II.3.3. Recomendaciones de diseño y dimensionamiento de protectores solares. II.3.4. Recomendaciones complementarias para el diseño de protectores solares.

I. CONSIDERACIONES PREVIAS.

I.1. CARACTERIZACIÓN GEOGRÁFICA Y CLIMÁTICA DE CHIMBOTE.

La Ins tución Educa va “República Argen na” está localizada en la ciudad de Chimbote, especí- camente en el distrito de Nuevo Chimbote, provincia de Santa, en el departamento de Ancash. El distrito de Nuevo Chimbote ocupa, al igual que el mismo Chimbote, parte del delta del valle conformado por los ríos Santa y Lacramarca. Este úl mo divide ambos distritos y pasa a un par de kilómetros al nor-oeste de la Ins tución Educa va. La trama urbana del distrito de Nuevo Chim- bote está rodeado principalmente por los arenales que limitan el valle, por el río LAcramarca y a poca distancia del litoral, a tan sólo un kilómetro en su zona más cercana.

Mapa 01. y Mapa 02. Localización de la ciudad de Chimbote y ubicación de la Ins tución Educa va “República Argen na” en el distrito de Nuevo Chimbote.

2
2
Chimbote y ubicación de la Ins tución Educa va “República Argen na” en el distrito de

Las caracterís cas geográcas y climá cas resultan siendo las picas de los valles bajos de la

ver ente occidental de los andes peruanos: con relieves planos y de inclinación prác camente impercep ble. La localización especí ca de la Ins tución Educa va, ubicada a unos 25 m.s.n.m, es la siguiente:

La tud:

9.12° Sur

Longitud:

78.50° Oeste

En cuanto a las caracterís cas climá cas existentes en el distrito de Nuevo Chimbote, se puede- armar que comparte las condiciones picas de la zona costeña cercana al litoral, con una in- uencia marcada de las brisas marinas. Emplazado en medio del desierto, las estaciones son poco marcadas. Las temperaturas son bastante suaves y moderadas durante todo el año y la amplitud térmica diaria es baja.

Los datos especí cos, presentados más abajo, han sido obtenidos de la página del Ins tuto Geo - sico del Perú (h p://www.met.igp.gob.pe/clima/HTML/chimbote.html) y de la estación más cer- cana a la Ins tución Educa va (ubicada a unos 10 kilómetros al noroeste de la misma, ver indica- ción en el Mapa 02), denominada Alto Perú. Se puede apreciar que los valores máximos medios en verano suelen estar cerca de los 30°C y en el invierno no suele bajar de los 13°C. Como en el resto de la costa litoral, existe una diferencia marcada de presencia de horas de sol entre el vera- no y el invierno, siendo mucho mayores en verano.

Temperatura del Aire (°C) 30 25 3 20 15 10 5 0 Ene Feb Mar
Temperatura del Aire (°C)
30
25
3
20
15
10
5
0
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Set
Oct
Nov
Dic
Máxima media
Media
Mínima media
Humedad Relativa Media del Aire (%) 100 90 80 70 60 50 40 30 20
Humedad Relativa Media del Aire (%)
100
90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Set
Oct
Nov
Dic
Precipitaciones (mm) 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0 Ene Feb
Precipitaciones (mm)
10
9
8
7
6
5
4
3
2
1
0
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Set
Oct
Nov
Dic

La exposición directa de las brisas frescas que vienen del mar, principalmente en horas cercanas al mediodía, permiten precisamente que las temperaturas no sean mayores y que la humedad rela va, a pesar de estar en medio del desierto, sean ligeramente altas, sobre todo en los mo- mentos de menor temperatura y en invierno. Aún así, al mediodía de verano, los porcentajes de humedad rela va son bastante moderados. Las precipitaciones son escasas, salvo en ocasiones excepcionales, asociadas al fenómeno de El Niño. La intensidad y frecuencia de la radiación solar termina siendo una de las par cularidades más resaltantes del clima de la zona, así como la regu- laridad en la dirección y velocidad de los vientos.

Las caracterís cas del viento en cuanto a frecuencia, dirección y velocidad en la ciudad de Chim- bote son similares a aquellas que se dan a lo largo de la costa litoral peruana. Al mediodía, las velocidades delatan la presencia de brisas suaves del sur-oeste con velocidades promedio entre 2 y los 3 m/s (brisa suave). Durante el resto del día el componente sur termina siendo el más frecuente.

4
4

I.2. CARACTERÍSTICAS DE RECORRIDO SOLAR.

El movimiento aparente del sol en Chimbote, como sucede en el resto del Perú, delata la cercanía a la línea Ecuatorial del emplazamiento (en este caso, alrededor de 9° del Ecuador). La ver cali- dad del recorrido durante todo el año condiciona la poca diferencia de duración que existe entre los días de verano e invierno. Además, como ya se adelantó, condiciona también la gran intensi- dad de los rayos solares durante todo el año, principalmente en las horas cercanas al mediodía y en los meses de verano.

Al inicio de verano, en diciembre, es cuando el recorrido presenta una mayor inclinación hacia el sur, estando al mediodía a unos 76° con respecto al horizonte. Mientras que en el mes de junio se llega a inclinar al norte aproximadamente 58°, que representa la máxima inclinación del sol al mediodía en todo el año.

En una localidad como Chimbote, y a diferencia de lo que sucede en la tudes más altas o más bajas, el sol realiza recorridos de evidente ver calidad durante todo el año, ubicándose marcada- mente hacia el este por las mañanas y hacia el oeste por las tardes.

Gráco 01:

Perspec va del recorrido solar en Chimbote durante todo el año.

5
5
6 Grá fi co 02: Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.
6 Grá fi co 02: Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.
6 Grá fi co 02: Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.
6 Grá fi co 02: Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.
6 Grá fi co 02: Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.
6
6

Gráco 02:

Proyección Esférica del movimiento solar en Chimbote.

I.2. La Ins tución Educa va “República Argen na”.

El terreno de la Ins tución Educa va está ubicado dentro de una zona rela vamente consolida- da, rodeado de urbanizaciones residenciales y del Ins tuto Superior Tecnológico “Carlos Salazar Romero”. Tres de sus linderos limitan con vías públicas, una de ellas una avenida principal (Av. Pací co). Los edi cios colindantes enen entre uno y tres niveles. Ocupa un área aproximada de cuatro hectáreas, ene una forma casi cuadrangular y está sobre una super cie prác camente plana y de muy poca pendiente (aproximadamente de 1.5% hacia el litoral - SSE).

El proyecto del centro educa vo consta un pabellón original y quince pabellones nuevos. Los pa- bellones nuevos se presentan a con nuación. Están ‘apagados’ (en gris) aquellos que, debido a la naturaleza de las ac vidades a desarrollarse en ellos, no se considerarán en las recomendaciones de protección solar que se desarrolla más adelante:

- PABELLÓN “A”: S.U.M. y Aula de Música.

- PABELLÓN “B”: Aula de Artes.

- PABELLÓN “C”: Aulas de Secundaria (12) y Talleres de Ind. Alimentarias y de confecciones.

- PABELLÓN “D”, Talleres de Carpintería Metálica de Electricidad y Electrónica y de Cosmeto- logía y Salas de Profesores (2).

- PABELLÓN “E”: Aulas de secundaria (12).

- PABELLÓN “F”, Administración (Dirección, dirección EDU-CETPRO, estrado para formación, Sala de profesores, Subdirección Secundaria, Subdirección Primaria, secretaria, etc.), Tópi- co, Biblioteca (sala de lectura, depósito de libros, recepción).

- PABELLÓN “G”, Laboratorios (3) y C.R.T’s (2).

- PABELLÓN “H”, Aulas de Primaria (6).

- PABELLÓN “I”, Aulas de Primaria (8).

- PABELLÓN “J” y “N”,: Aulas comunes de Nivel Inicial con aula exterior (3), aula de psicomo- tricidad, depósito de material educa vo, depósito de limpieza, etc. y anteatro.

- PABELLÓN “K”, Administración de Nivel Inicial (Dirección, Secretaria y sala de profesores).

- PABELLÓN “L”, Cafetería (área de mesas interior, área de mesas exterior, cocina

- PABELLÓN “M” Polidepor vo (Polidepor vo mul usos, ves dores, piscina y servicios).

- PABELLÓN “O” Capilla.

).

7
7

Los pabellones no suelen mantener entre ellos una ortogonalidad, y tampoco lo suelen hacer con los linderos. Aun así, existe en los pabellones de aulas y o cinas administra vas una tendencia marcada a orientarlos en el sen do Este/Oeste; con ello se logra tener las caras más amplias hacia el norte y el sur, permi endo controlar el sol con facilidad, permi endo la iluminación natural.

Se presenta a con nuación el esquema del plano de techos en el que se aprecian los pabellones de la Ins tución Educa va, además de las vistas de la zona de aulas con las sombras arrojadas por los volúmenes a nes del mes de marzo a las 09:00, 12:00 y 15:00 horas. Se ha elegido el mes de marzo en la medida que representa la condición más desfavorable, en la medida de las altas temperaturas y el inicio de las clases.

8 Arrojo de sombras de volúmenes el 31 de marzo a las 09:00 horas
8
8

Arrojo de sombras de volúmenes el 31 de marzo a las 09:00 horas

9
9

Arrojo de sombras de volúmenes el 31 de marzo a las 12:00 horas

de sombras de volúmenes el 31 de marzo a las 12:00 horas Arrojo de sombras de

Arrojo de sombras de volúmenes el 31 de marzo a las 15:00 horas

II. CONSIDERACIONES DE DISEÑO BIOCLIMÁTICO.

II.1. RECOMENDACIONES DE CARACTER GENERAL.

Las recomendaciones generales de diseño, asociados al desempeño energé co de un edi cio educa vo en un emplazamiento con las caracterís cas citadas, deberán necesariamente recono- cer la presencia de dos estaciones que, aun siendo suaves y manejables, se diferencian lo su - ciente como para contar con recursos que brinden versa lidad.

Ante inviernos suaves, y con poca presencia de radiación solar, sólo ayuda cierto nivel de aisla- miento por resistencia o por inercia (masa) y un grado mínimo de herme cidad (control de la ven lación). En los meses de verano, aun teniendo temperaturas poco extremas, resulta impres-

cindible controlar la radiación y permi r el ingreso del viento, tanto para evacuar el aire que se va calentando al interior, como por la posibilidad de que uya, a velocidades controladas, a nivel del cuerpo. Las recomendaciones bioclimá cas más relevantes son las siguientes:

-

Es imprescindible procurar la protección de la radiación solar, fundamentalmente en los

vanos. La posibilidad de proteger la super cie, principalmente la horizontal (doble techos

o

similares) resulta costoso, pero mejorarían signi ca vamente las condiciones térmicas

de los úl mos pisos (una solución económica es la distribución de piedras claras sobre los techos). Es necesario brindar protección solar también en los espacios abiertos (pa os, pa- sillos y rampas con pérgolas, umbráculos, toldos, ramadas o similares). El color claro en las cubiertas, además de cierto grado de aislamiento, resulta benecioso. Aun así, los colores

claros en paredes y pisos sobre los que la radiación incida, pueden llegar a ser deslumbran- tes e incomodar lumínica y térmicamente a los usuarios; más aún si enen un acabado bri- llante. En estos úl mos, además de evitar los colores claros, se debería procurar super cies permeables que eviten la acumulación del agua.

-

Resulta recomendable la presencia de inercia térmica en los edi cios. Muros y demás ele- mentos estructurales que cuenten con un mínimo de peso y de grosor que permitan amor- guar y aislar de las condiciones exteriores (se sugiere una medida mínima de 20 cm. de material macizo; mejor aún si se logra tener 25 o 30 cm). Esto permite mantener fresco el interior durante los días de verano, debido al enfriamiento de la masa durante la noche, y viceversa. La ven lación nocturna sería un complemento ideal para que la masa (principal- mente las losas) se enfríe en verano de forma efec va.

-

El

control de la ven lación diurna es un aspecto imprescindible de resolver. En resumen,

controlar las corrientes de aire en los meses más fríos y procurar una ven lación efec va en los meses cálidos. Este aspecto se tratará de forma más especí ca en el siguiente tulo.

-

Es importante facilitar la estra cación térmica del aire (alejando el aire caliente de los usuarios) para lograr espacios más frescos en el verano. Esto se logra a par r de dimensio- nes generosas en la altura interior de los ambientes, principalmente de aquellos en los que hay muchos ocupantes (aulas, talleres y laboratorios) o que se ubican en los úl mos niveles (expuestos al sol). En ningún caso debería haber menos de 3.2 metros de distancia entre el piso y el techo, recomendándose entre 3.5 y 4.5 metros.

10
10

A con nuación se desarrollarán especí camente los aspectos de ven lación y de protección solar

de los vanos. Cabe resaltar que es casi exclusivamente a través de la orientación, de la disposición

y del diseño de los detalles de los vanos que se controla el ingreso de luz, sol y viento. Se trata, en

deni va, de controlar el ingreso indiscriminado de radiación solar al interior de los ambientes para evitar el sobrecalentamiento de los mismos, la incidencia directa sobre los ocupantes y el eventual deslumbramiento; todo ello sin impedir la vista hacia el exterior, además de mantener la posibilidad de ven lar de forma natural los espacios a través de dichos vanos.

II.2. RECOMENDACIONES DE VENTILACIÓN.

II.2.1. Comportamiento de los vientos en el proyecto. Las orientaciones de los vanos de las aulas y los talleres resultan bastante apropiadas en función de la dirección de los vientos. Basándonos en los datos del SENAMHI, a par r de los cuales se iden ca una dirección recurrente del sur-oeste de los vientos de las 13:00 horas, se puede apre- ciar que no existe ningún pabellón que exponga su lado más corto en esa orientación. A par r de esto úl mo, se puede armar que todos los bloques terminan aprovechando potencialmente el recurso de la ven lación cruzada. Es por este mismo mo vo que se hace necesario tener un control efec vo de las corrientes de aire en los meses de invierno por medio de los sistemas de cerramientos de los propios vanos.

En el caso especí co de los Talleres y de las Aulas de Inicial, Primaria y Secundaria, se iden ca la presencia de vanos en las dos caras opuestas de los ambientes, permi endo la ven lación cruzada efec va de los mismos. En cuanto a las dimensiones, el anteproyecto presenta vanos de dimensiones su cientes como para incluir en ellos un porcentaje dedicado a la ven lación natu- ral. Dependerá de las áreas asignadas y de los sistemas mismos de cerramiento que la solución termine siendo la adecuada.

Se presenta a con nuación un esquema tenta vo del recorrido de los vientos en la zona de las aulas. Cabe mencionar que las alturas y las distancias en la que se encuentran los edi cios circun- dantes nos permite asumir que su inuencia es limitada en el comportamiento de los vientos en el proyecto.

11
11

Esquema de recorrido de vientos sobre el proyecto.

II.2.2. Criterios de diseño y dimensionamiento de vanos. Si bien las diferencias en las condiciones climá cas no son muy notorias entre las estaciones del invierno y del verano, en la primera de ellas resulta necesario evitar que la ven lación ingrese de forma directa al interior de los ambientes educa vos. Mientras tanto, en muchos momentos del verano, sobre todo en las horas cercanas al mediodía, resulta necesario crear una ven lación cruzada. Ella no sólo permi rá renovar un aire más caliente, sino además podría incidir directa- mente a nivel de los estudiantes para refrescar y llevarse directamente el calor del cuerpo. Todo ello nos obliga a que las soluciones de carpintería permitan una versa lidad su ciente, en la que se priorice por un lado la capacidad de herme zar el ambiente, y por otro la de dirigir la corriente de aire en función de los requerimientos del momento.

Como ya se adelantó, la condición de ven lación cruzada está asegurada en la propuesta. La dis- posición de vanos planteada, en forma de ‘U’ inver da, es de por sí adecuada en la medida que se consideren dos condiciones:

- que la parte alta horizontal del vano sea concebida de tal forma que pueda direccionar la corriente de aire hacia la parte alta o baja del espacio interior (elementos pivotantes en horizontal o po vitrovent).

- que las partes ver cales laterales tengan la posibilidad de abrir paños en la parte inferior y superior de los mismos de manera independiente; caso contrario, en la medida que sólo se pueda abrir la parte superior, que cumpla la premisa del párrafo previo.

Con respecto a la separación mínima que debería exis r entre pabellones, a efectos de evitar que la ‘sombra de viento’ (zona posterior al volumen con respecto a la dirección del viento en la que la velocidad disminuye considerablemente) perjudique a bloques con guos en verano, se eviden- cia que no es la óp ma en algunas partes del proyecto. La cercanía entre bloques que obliga un programa arquitectónico denso en un área rela vamente reducida no permite resolver a priori el tema. En todo caso, los espacios creados en medio de los bloques más largos (Pabellones C y E) terminan siendo una salida que permite aliviar el problema.

12
12

En cuanto al área efec va de abertura de vanos (área neta capaz de abrirse o cerrarse), y tomando como referencia las norma vas y recomendaciones que existen al respecto, se sugiere que este represente un valor mínimo del 10 % del área de piso para el caso de las Aulas (la norma indica especí camente 7.5 %). Estas deberán estar repar das de forma equilibrada entre los paramen- tos que con enen los vanos y siguiendo las recomendaciones de opera vidad ya sugeridas.

Tomando como referencia las dimensiones picas de los diferentes pos de ambientes de estu- dio, se presenta la siguiente tabla:

Ambiente

Área de super cie del ambien- te

Área efec va de abertura de vanos*

Aulas (10%)

57

5.7

Laboratorios (7.5%)

93

7 m²

Talleres (7.5%)

87

6.5

* Área total, suma de todas las aberturas (sin incluir el vano de puerta).

Las vistas del anteproyecto (planos, cortes y elevaciones) indican que las áreas propuestas cum- plen con los requerimientos sugeridos en Aulas y Talleres (en la medida que se des ne la mitad del área del vano a la ven lación), resultando necesario ampliar el área en los laboratorios, ade- más de asegurarse la ven lación cruzada.

II.3. RECOMENDACIONES DE PROTECCIÓN SOLAR.

II.3.1. Caracterización de los vanos. En base a la descripción de los pabellones presentada en el tulo I.2, los siguientes ambientes recibirán en adelante, y en función de la orientación de sus vanos, un tratamiento similar para efectos de cálculo de los elementos de protección solar:

Pabellón

Ambientes*

Orientación**

C e I

Aulas de Secundaria y Talleres (Pabellón C) y Aulas de Primaria (Pabellón I)

NNO / SSE

D, E, F, H

Talleres (Pabellón D) Aulas de Secundaria (Pabellón E) O cinas administra vas y Biblioteca (Pabellón F) Aulas de Primaria (Pabellón H)

N / S

G

Laboratorios y CRT’s (Pabellón G)

N / S / E

J***, L

Educación Inicial (Pabellón J) O cinas administra vas de E. Inicial (Pabellón L)

E / O

K

Cafetería (Pabellón K)

O

N***

Educación Inicial (Pabellón N)

N / S / E / O

* Los vanos que dan a pasillos techados y orientados al Norte y al Sur no requerirán de pro- tección solar adicional. ** Las orientaciones son aproximadas y se ordenan de esa manera para simpli car la iden - cación de los mismos. En los cálculos se considerarán los ángulos exactos. *** En ambos los casos existe una protección planteada. Es necesario comprobar si el ángulo de protección de diseño está resuelto.

13
13

II.3.2. Incidencia solar en vanos y cálculo de ángulos de diseño de protectores.

Se presenta a con nuación los ábacos de fugas superpuestos a las Proyecciones Solares Equidis- tantes correspondientes a la la tud de la Ins tución Educa va bajo cada una de las condiciones de orientación de vanos. Los ángulos de diseño se muestran sobre el resultado grá co y se sugie- ren un par de propuestas por cada situación en el tulo siguiente.

Cabe resaltar que, en función de los datos climá cos descritos, así como del po de ac vidad a la que está referido el proyecto, se ha considerado necesario evitar el ingreso de radiación directa a todos los ambientes de uso con nuo (aulas, talleres, o cinas, etc.) entre las 8 de la mañana y 4 de la tarde entre los meses de noviembre y abril y entre las 9 de la mañana y las 3 de la tarde entre los meses de mayo y octubre. Cabe recalcar que la presencia de protectores que cumplan con las exigencias previas, seguirán evitando en buena medida el ingreso de radiación solar directa, mo- mentos antes y después de las horas para los que fueron dimensionados; el nivel de protección será mayor en la medida que se acerquen a los límites planteados.

En todos los casos se colocará el punto de prueba (‘P’) a la altura del alféizar de los vanos y hacia la parte exterior del mismo, con lo que se asume que la porción de cielo visto coincidirá siempre con 180° de ángulos acimutales y 90° de ángulos de altura. Asimismo, no se considerará la pre- sencia de obstrucciones exteriores en la medida que las alturas de las edi caciones no son consi- derables, además de el hecho de que los resultados serán aplicados a vanos ubicados a diferentes alturas.

Los ambientes de servicios higiénicos, almacenes, depósitos, vestuarios o similares, no se con- siderarán en los cálculos de protección solar debido a la naturaleza de los mismos. También es preciso tomar en cuenta que existen muchos vanos que están orientados hacia pasillos que se encuentran techados y cuya dimensión (2.40 m) asegura una protección solar su ciente, evitan- do el uso de protectores adicionales.

14
14
15
15
15
16
16
16
17
17
17
18
18
18
19
19
19
20
20
20

II.3.3. Recomendaciones de diseño y dimensionamiento de protectores solares. Las propuestas presentadas en la página siguiente se basan en los ángulos iden cados previa- mente y resultan siendo aproximaciones que buscan proteger de la radiación solar directa en las horas anteriormente indicadas. Una elección muy precisa llevaría a correr el riesgo de generar elementos de mayores dimensiones que podrían disminuir de manera indeseada el nivel de ilu- minación al interior de los espacios. Cabe señalar que, sobre los ángulos propuestos (especí ca- mente los ver cales), se considera fac ble una ampliación de hasta 5 grados adicionales que, si bien obligaría a la u lización ocasional de cor nas o similares para controlar las eventuales situaciones de deslumbramiento, no signi caría un riesgo de sobrecalentamiento al interior.

En cualquiera de los casos, es muy recomendable la u lización de los elementos denominados ‘repisas de luz’ (en inglés lightshelves) en la medida que no solamente evitan el ingreso del sol, sino que ayudan a equilibrar el nivel de iluminación del ambiente interior, al evitar el ingreso exagerado de la luz en la parte cercana al vano, reejando parte de la misma hacia el cielo raso interior y permi endo la reexión nal hacia la zonas más alejadas de las ventanas de mayores dimensiones. Ver la opción (e) en la página subsiguiente.

Para el caso eventual de las aulas que con enen computadoras o similares, es necesario consi- derar que el plano de trabajo (monitores) está en posición ver cal y enen el acabado reejante. Para evitar el deslumbramiento es necesario disponer el mobiliario de tal forma que el ingreso de la luz se dé en forma lateral con respecto a la super cie de las pantallas. Es recomendable com- plementar la recomendación previa con protectores que eviten la vista directa del cielo para evi- tar el deslumbramiento directo o indirecto debido al brillo del mismo. La u lización de persianas horizontales, con un cierto grado de inclinación en sus lamas, resulta siendo lo más adecuado.

En la medida que la totalidad de los volúmenes comparten las orientaciones consideradas en los cálculos realizados, las soluciones par culares podrán tomar en cuenta el ángulo deducido y resolver la geometría del eventual protector solar según cada caso.

21
21
22
22
23
23

A con nuación se presentan dos grácos con soluciones genéricas que muestran las diferentes posibilidades de resolver el protector solar bajo el requerimiento de un mismo ángulo: sea ver - cal u horizontal.

posibilidades de resolver el protector solar bajo el requerimiento de un mismo ángulo: sea ver -
posibilidades de resolver el protector solar bajo el requerimiento de un mismo ángulo: sea ver -
posibilidades de resolver el protector solar bajo el requerimiento de un mismo ángulo: sea ver -
24
24
25
25
25

II.3.4. Recomendaciones complementarias para el diseño de protectores solares.

Al margen de la solución de protección solar especí ca que se escoja, y con la condición de que se respeten los ángulos de inclinación que denieron la geometría de los mismos, resulta impor- tante tomar en cuenta las siguientes consideraciones para lograr que los elementos de protección planteados no resulten contraproducentes desde el punto de vista térmico, lumínico, de la segu- ridad, del mantenimiento, etc.

- Resulta muy recomendable que, por el po de clima, los protectores (celosías, persianas, repisas, toldos, etc.) estén dispuestos al exterior del vano para efectos de detener la energía radiante antes de que ingrese al espacio u lizado.

- Se recomiendan colores muy claros que permitan la reexión de la luz hacia el interior en caso de persianas o similares para asegurar un nivel de iluminación adecuado de los ambientes. Es preferible el acabado rugoso o mate para generar reexión difusa y evitar eventuales deslumbramientos.

- El material a u lizarse deberá ser durable y resistente a las condiciones exteriores: cambios bruscos en las condiciones de soleamiento, temperatura, humedad rela va, vientos y de eventuales precipitaciones.

- El material u lizado en el protector deberá ser resistente a cierto grado de manipulación o de impactos, producto de ac vidades de mantenimiento u otras de po ocasional (depor - vas o de vandalismo).

- Aun cuando los elementos con mecanismos móviles suelen ser los ideales, en la medida que brindan la posibilidad de adecuarse a diferentes situaciones térmicas o lumínicas, se sugieren componentes jos para evitar mecanismos que puedan complejizar y encarecer la concepción, la instalación y el mantenimiento de los mismos.

- Así mismo, se deberá pensar en la facilidad que deberá tener el proceso de fabricación, ins- talación, mantenimiento y limpieza, además de evitar complicaciones frente a un eventual reemplazo parcial o total del componente, en la medida de la disponibilidad de materiales y mano de obra apropiada en el lugar.

- Se sugiere contemplar un ángulo mínimo de inclinación de los elementos protectores, para permi r que el agua, producto de la limpieza o de ocasionales precipitaciones, escurra ha- cia el exterior, alejándola de los vanos y los propios muros del edi cio.

- Por úl mo, resulta indispensable procurar que los elementos no sólo den un aspecto agra- dable y es mulante al proyecto, sino que aspiren a sintonizar con el edi cio, permi endo una composición de conjunto original y valiosa, en tanto su per nencia frente al clima sin- gular que posee el emplazamiento.

26
26

Interesses relacionados