Você está na página 1de 5

Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino

Facultad de Teología

SA JUA BOSCO

Cátedra: Historia de la Iglesia IV: Contemporánea

Profesor: Pbro Domingo Krpan.

Alumno: Juan Lisandro Scarabino.

Fecha: 07 de junio de 2006, A.D.


2

Ubicación cronológica: nace el 16 de agosto 1815. Muere el 31 de enero de 1888. Es


beatificado por Pío XI el 19 de marzo de 1929. El mismo Papa lo canoniza el 1 de abril de
1934. Se celebra su día el 31 de enero. Los salesianos también el 16 de agosto.

Ubicación geográfica: Nace en el caserío de Becchi, en la provincia de Turín. Muere en


Turín

Breve biografía: Nace en el seno de una familia muy humilde. A los dos años quedó
huérfano del padre. Fue un santo que tuvo muchos sueños proféticos. El primero de ellos
ocurrió a los 9 años. Realizó muchos oficios en su vida, fue: jornalero, sastre, zapatero,
carpintero y repostero. Le costó muchísimo llegar a ordenarse sacerdote. Una vez ordenado,
funda los oratorios festivos, que era un lugar donde el santo atraía a los chicos con el fin de
formarlos en la religión y en algún oficio. Estos muchachos eran los desarrapados,
menesterosos, holgazanes, los negligentes, los sucios y los llenos de miseria. Funda la
sociedad salesiana. A su vez funda a las hijas de María Auxiliadora. También se dedica a la
evangelización de América del Sur. Sus primeros misioneros partieron de Italia el 11 de
febrero de 1875. Llegaron a la Patagonia Argentina.

Patronazgos: es patrono del cine, de las escuelas de artes y oficios, de los


prestidigitadores, de los labradores y de los editores. En Argentina es patrono de Chubut,
Comodoro Rivadavia, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Producción literaria: su producción literaria fue abundante. Escribió 5 libros escolares, 6


amenos, 27 vidas de santos, 13 biografías y narraciones de fondo histórico, 41 libros de
instrucción religiosa y de oración, 31 publicaciones referentes a la obra salesiana. Una
famosa obra no publicada en vida: Memorias del Oratorio. También hay escritos menores:
cartas, discursos, circulares, sermones, recuerdos, reglamentos y sueños.
Resaltan entre sus escritos: El joven cristiano (1847), Vida de Domingo Savio (1859), Vida
de Miguel Magone (1861), Memorias del Oratorio de San Francisco de Sales (1873-1878),
Constituciones de los salesianos (1874), El sistema preventivo en la educación de la
juventud (1877)…

Aportes de Don Bosco:

 Fundó a los salesianos.

 Fundó a las Hijas de María Auxiliadora.

 Fundó a los hermanos cooperadores.

 Propagó la devoción a María Auxiliadora de los cristianos.

 Realizó grandes misiones en la Argentina.

 Por el rescate que hizo de los niños “abandonados” en la sociedad. Y el bien que
hizo con esos niños a ésta, ya que les enseño oficios.
3

 Por ser uno de los precursores de la comunión frecuente y diaria.

 Su lema fue: “Buscar almas, siempre almas y sólo almas, para elevarlas al Señor”.
Para lograr cumplirlo, recorrió aldeas, villas, pueblos y naciones.

 Se ha dicho de él que es uno de los hombres que más ha trabajado por la fe y uno de
los que más han amado a los niños.

Don Bosco en cuanto educador (aquí es cuando realiza su mayor aporte):

 Por su sistema preventivo, el cual es resumido por el mismo santo, en una carta
enviada a don Costamagna, de la siguiente forma: “El sistema preventivo sea
siempre nuestra característica: nunca castigos penales, nunca palabras
humillantes, evitar reproches severos en presencia de otros. En las aulas resuenen
palabras de dulzuras, de caridad y de paciencia. (unca expresiones mordaces ni
bofetones fuertes o ligeros. Úsense castigos negativos y siempre de manera que los
reprendidos queden más amigos que antes, sin que en ningún caso tengan que
alejarse humillados de nuestro lado… Cada Salesiano arréglese para ser amigo de
todos, no busque venganzas, sea fácil en perdonar y no vuelva sobre cosas ya
perdonadas… La dulzura al hablar, al actuar y al avisar lo gana todo y gana a
todos… Dad a todos mucha libertad y mucha confianza.”

 Por su modo de actuar, que puede resumirse en los siguientes puntos:

 La familiaridad engendra afecto y el afecto confianza. Esto es lo que abre los


corazones y los jóvenes lo manifiestan todo sin temor a los maestros, a los
asistentes y a los superiores. Son sinceros en la confesión y fuera de ella, y
se prestan con facilidad a todo lo que les quiera mandar aquel que saben que
los ama.
 No basta con amar a los jóvenes, hace falta que ellos se den cuenta que se
les ama.
 Al ser amados en las cosas que les agradan, participando de sus
inclinaciones infantiles, aprendan a ver también el amor en aquellas cosas
que les agradan poco, como son la disciplina, el estudio, la mortificación de
sí mismos y que aprendan a obrar con generosidad. Si el superior ama lo que
aman los jóvenes, éstos amarán lo que aquellos aman. De esta manera el
trabajo de los superiores se hará llevadero.
 La barrera con los jóvenes se rompe con la familiaridad, sobre todo en los
recreos.
 El que sabe que es amado, ama, y el que es amado lo consigue todo,
especialmente de los jóvenes.
 El superior sea todo para todos, siempre dispuesto a escuchar toda duda o
lamentación de los jóvenes, todos ojos para vigilar paternalmente su
conducta, todo corazón para buscar el bien espiritual de sus subalternos y el
bienestar temporal de aquellos a quienes la Providencia ha confiado a sus
cuidados.
4

 El sistema preventivo es la síntesis de todo el pensamiento y la actuación educativa y


pastoral de Don Bosco, Es a la vez:
• una espiritualidad que define el camino salesiano hacia la plenitud de la caridad;
• una pedagogía que orienta las relaciones con los jóvenes;
• una pastoral, que señala el estilo peculiar de evangelización del mundo de los jóvenes.

 Características fundamentales del amor educativo de los salesianos, según el P. José


Aubry:
1. Amar por primero: amor preveniente y paciente.
2. Amar a cada uno: amor universal y personal.
3. Hacerme amar: el amor despierta confianza filial.
4. Para liberar: amor que personaliza y abre hacia los demás.
5. Para hacer amar a Dios: amor que se abre a Dios Padre.

 El P. Francisco Tessarolo resume en dos líneas los elementos centrales de la


metodología de Don Bosco:
1. La presencia viva del educador entre sus educandos.
2. Un ambiente de familia, que fomente la espontánea alegría interior, a través del clima
exterior de alegría.

 Deberes del educador según Don Bosco:


1. Amar a los niños.
2. Ser paciente.
3. Cultivar la reciprocidad.
4. Rezar por los jóvenes.
5. Obrar con constancia y rectitud.
6. Humildad.

 Características de la amabilidad:
1. Familiaridad.
2. Cordialidad o profundidad de afecto.
3. Afecto demostrado.
4. Afecto operante y sobrenatural.
5. Afecto incondicionado.
6. Afecto equilibrado.
7. Bondad.
8. Dulzura, alegría.
9. Paciencia.
10. Confianza
11. Amarse entre los educadores.

 Criterios de Don Bosco sobre los castigos:


1. No castigar nunca sino después de haber agotado todos los otros medios.
2. Procurar elegir el momento oportuno para las correcciones.
3. No dar pie a la más mínima idea de que se actúa por pasión.
4. Actuar de modo que se deje al culpable la esperanza de ser perdonado.
5

5. Qué castigos deben emplearse y por quién:


• no se castigue sin aquilatar bien los hechos;
• al castigar hacer del modo que el joven reconozca su falta;
• los castigos sean pocos y de poca duración y gravedad;
• mostrarse caritativo al castigar;
• No se den castigos generales;
• Resérvese ciertos castigos al encargado de la disciplina, según las directivas del
director.

Máximas de Don Bosco:


1. Para nosotros la base de toda santidad consiste en estar alegres.
2. Si quieres una vida alegre y tranquila, procura estar siempre en gracia de Dios.
3. Para ejercer una influencia benéfica entre los jóvenes, es indispensable participar de sus
alegrías.
4. Sin sonrisa no es posible demostrar amistad.
5. El que regala un libro, aunque no tuviera más mérito que haber suscitado un buen
pensamiento, ya ha ganado un mérito incomparable delante de Dios.
6. Quien conversare contigo, ha de alejarse de ti como amigo.
7. Para poder ser amado, hay que demostrar primero que se ama.
8. No basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta de que son amados.
9. Sin cariño resulta estéril toda educación.
10. Los jóvenes se muestran muy dóciles cuando están convencidos de que las personas que
los mandan los aman.
11. Es el amor el que ayuda a soportar a los superiores y educadores las fatigas, los
disgustos, la ingratitud, los desórdenes, los defectos y la negligencia de los jóvenes.
12. El sacerdote para hacer mucho bien necesita unir a la caridad una fuerte dosis de
amabilidad.
13. Para hacer el bien se necesita valor, estar dispuesto a sufrir cualquier mortificación, no
hacer sufrir nunca a nadie, ser siempre amable.
14. A los adolescentes se les hace mucho bien tratándolos siempre con amabilidad; hay que
amarlos y estimarlos a todos por igual, aunque alguna vez no lo merezcan.

Bibliografía consultada:
 Tessarolo, F. sdb. “El sistema educativo de San Juan Bosco”. Rosario: Didascalia,
1996.
 San Juan Bosco. “Obras Fundamentales”, por Juan Canals Pujol y Antonio Martínez
Azcona. Madrid: BAC, 1995