Você está na página 1de 5

REV CHIL OBSTET GINECOL 1997 ; 62 (5): 343- 346 343

Trabajos Originales

EVALUACIÓN ULTRASONOGRAFICA DEL LIQUIDO


AMNIÓTICO. MEDICION UNICA DEL BOLSILLO
VERTICAL MAYOR
Dr. Rudecindo Lagos S 1,2 Dr. Rodolfo Espinoza G. 1,2, Patricio Echeverría G. 1,2 y
2, 3
* Sr. Juan José Orellana
1
Servicio y Departamento de Obstetricia y Ginecología, Unidad de Ultrasonografía. Hospital regional Temuco.
2 3
Facultad de medicina Universidad de la Frontera (UFRO), Temuco Unidad de Epidemiología Clínica UFRO Temuco

*
Estadístico

RESUMEN

En pacientes embarazadas con feto único, edad gestacional conocida y sin factores de riesgo, se les
realiza medición única del bolsillo vertical mayor de líquido amniótico por ultrasonografía.
Se establece una curva de distribución por percentiles de los promedios de medición del bolsillo vertical
mayor de líquido amniótico (mm), a diferentes edades gestacionales (semanas).
Los datos fueron analizados a través del Programa Computacional del Sistema Informático Perinatal
(SIP).y el Stata 5.0.

SUMMARY
We studied women with a singleton pregnancy, known gestational age and no risk factors. They
underwent ultrasonographic assesment of the largest amniotic fluid vertical pocker.
A percentiles distribution curve of the average measure of the largest amniotic fluid vertical pocket (mm)
at different gestational ages (weeks) was established.
Data was analyzed througth the Computational Program of the Perinatal Information System (PIS).

KEY WORDS: Amniotic fluid volume, amniotic fluid pocket, ultrasonography


INTRODUCCIÓN

Disminución o aumento en el volumen de líquido amniótico se ha asociado a un mal pronóstico perinatal


(1, 2, 3), por esta razón, el determinar su volumen representa un buen parámetro para un adecuado
manejo perinatal.
Diversas técnicas invasivas y no invasivas han sido propuestas para evaluar el volumen de líquido
amniótico (1, 2, 4).
La ultrasonografía representa el método no invasivo más ampliamente utilizado en la práctica obstétrica
actual para determinar la cantidad de líquido amniótico, ya sea a través de la medición de bolsillo vertical
único o por la sumatoria de cuatro cuadrantes (1, 2, 5, 6, 7).
Conociendo la dinámica del líquido amniótico y especialmente su variación con respecto a la edad
gestacional, es que pensamos que no debe existir un criterio uniforme numérico para definir la
normalidad de la cantidad de líquido amniótico independiente de la edad del embarazo.
Objetivo

El propósito de este estudio es establecer una curva de distribución semi cuantitativa de la cantidad de
líquido amniótico, a través de la medición de un bolsillo único vertical mayor (BVM), a diferentes edades
gestacionales

MATERIAL Y METODO
Pacientes refereidas de diferentes consultorios de la Comuna de Temuco a la Unidad de
Ultrasonografía del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Regional, entre mayo 1994 y mayo
de 1996.
El estudio incluyó a embarazadas con feto único y vivo, con edad gestacional conocida, por amenorrea
confiable o ecografía practicada antes de las doce semanas, y que al momento de ser evaluadas
cursaban embarazo de evolución fisiológica.
Fueron excluidas las pacientes con patologías médicas u obstétrica que reconocidamente alteran la
unidad feto-placentaria, las con diagnóstico de rotura prematura de membranas y aquellas en que se
detectó una anomalía estructural del feto.
También fueron descartados los casos en los que el examen ultrasonográfico, demostró la aprciación
subjetiva evidente, de disminución o aumento del líquido amniótico.
Los exámenes ecográficos fueron practicados en un equipo Toshiba 310-M, y desde noviembre de 1995
en un ecógrafo Philips P-600 con transductor de 3.5 MHZ.
La técnica de medición del volumen de líquido amniótico semicuantitativa consistió en identificar el
bolsillo vertical mayor, libre de cordón umbilical y estructuras fetales, con el transductor en sentido
longitudinal con respecto al eje longitudinal del abdomen materno.
Los resultados se expresan en milímetros y corresponden al promedio obtenido en todas las pacientes a
diferentes edades gestacionales.
Todas las mediciones fueron efectuadas por un solo examinador.
Los datos fueron analizados a través del Programa Computacional del Sistema Informático Perinatal
(SIP), construyendo una curva de distribución con percentles 10, 50 y 90. el SIP fue elaborado por el
Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP), en Montevideo Uruguay. Se utilizó el sofware
estadístico stata 5.0 para zjustar un función cúbica con el objetivo de suavizar los gráficos con los
resultados obtenidos

RESULTADO

Fueron seleccionados 1254 embarazadas que cumplían con los requisitos exigidos en el período
estudiado, a las que se le efectuaron 2881 determinaciones ecográficas. Para el objetivo de este trabajo
se utilizaron 1430 exámenes ultrasonográficos.
Se realizó medición única del bolsillo vertical mayor en todas las edades gestacionales desde las 15 a las
40 semanas de amenorrea.
Los resultados con el desvío estándar y la función cúbica 10 – 50 y 90 son presentados en la Tabla 1
Tabla 1.

MEDICION UNICA DE LIQUIDO AMNIÓTICO (BVM) EN MM SEGÚN EDAD GESTACIONAL

Semanas Casos BVM DS Cub Func Cub Fu Cub Func


10 50 90
15 77 33,8 7,6 25,524 34,0235 40,84025
16 61 35,3 7,8 25,07888 35,6384 44,214728
17 57 35,6 8,3 24,99364 37,2281 47,372534
18 76 38,3 7,7 25,22496 38,7824 50,313176
19 61 40,1 9,2 25,72952 40,2911 53,036162
20 52 42,6 8,6 26,464 41,744 55,541
21 38 43,9 11,5 27,38508 43,1309 57,827198
22 50 45,6 13,8 28,44944 44,4416 59,894264
23 53 48,6 12,4 29,61376 45,6659 61,741706
24 47 45,7 12,6 30,83472 46,7936 63,369032
25 49 47,1 11,3 32,069 47,8145 64,77575
26 55 49,5 9,6 33,27328 48,7184 65,961368
27 68 58,7 11,5 34,40424 49,4951 66,925394
28 82 51,1 11,1 35,41856 50,1344 67,667336
29 71 51,2 12,8 36,27292 50,6261 68,186702
30 73 50,7 11,7 36,924 50,96 68,483
31 65 52,3 9,4 37,32848 51,1259 68,555738
32 71 53,4 12,2 37,44304 51,1136 68,404424
33 65 49,9 14,1 37,22436 50,9129 68,028566
34 60 49,8 11,1 36,62912 50,5136 67,427672
35 44 53,4 13,8 35,614 49,9055 66,60125
36 45 50,5 10,8 34,13568 49,0784 65,548808
37 45 47,6 12,1 32,15084 48,0221 64,269854
38 27 54,2 16,6 29,61616 46,7264 62,763896
39 20 41,2 11,5 26,48832 45,1811 61,030442
40 18 39,8 12,3 22,724 43,376 59,069
El mayor número de casos se registró en la semana 28 y el menor en la semana 40. El promedio mas
alto de mediciones del bolsillo vertical mayor se obtuvo a las 27 semanas de amenorrea. El mas alto valor
correspondiente al percentil 50 se alcanzó a las 31 y 32 semanas de amenorrea.

En la Figura 1 se muestra la curva de distribución por percentiles, de los promedios de mediciones del
bolsillo vertical mayor de líquido amniótico (mm), a diferentes edades gestacionales (semanas).
Figura 1

Percentiles 90 - 50 - 10 de Líquido Aniótico


medición única de bolsillo vertical mayor
80
70
60
B.V.M. (mm)

50
40
30
20
10
0
1 3 5 7 9 11 13 15 17 19 21 23 25
Edad Gestacional (semanas)
DISCUSIÓN
La mantención del volumen de líquido amniótico dentro de los rangos normales es un importante
indicador de bienestar fetal. Es asi como se ha demostrado que su alteración en exceso o disminución se
asocia con aumento en la incidencia de morbimortalidad fetal y neonatal (1, 2, 3, 8, 9).
Han sido descritos diversos métodos para su determinación, ya sea con técnicas invasivas o no invasivas
(1, 2, 4, 5, 6, 7, 10, 11).
La ultrasonografía constituye una herramienta fundamental para determinar el volumen de líquido
amniótico; sin embargo, se reconoce como un método de evaluación indirecta y solo permite estimar
cualitativa o semicuantitativamente el volumen (4).
Las técnicas ultrasonográficas utilizadas son la apreciación subjetiva de la cantidad de líquido amniótico
(8) y la estimación semicuantitativa a través de la medición del bolsillo vertical mayor (1, 2, 5) o del índice
de líquido amniótico (ILA) que es el resultado de la suma de los cuatro cuadrantes (6, 7, 12).
El ILA se ha consolidado como el estándar para determinar el volumen de líquido amniótico, con
superioridad con respecto al bolsillo vertical mayor (4, 11, 12, 13, 14), sin embargo, reconociendo la gran
influencia de la Escuela Americana en la práctica obstétrica de nuestro medio se utiliza más
frecuentemente la medición única del bolsillo de líquido amniótico.
La medición del bolsillo vertical mayor ha sido validada sin embargo, sólo se reporta en población de alto
riesgo y no hay curvas de distribución en gestaciones normales a diferentes edades del embarazo (1, 2,
4, 5). Así también, en conocimiento de la variación del volumen del líquido amniótico con respecto a la
edad gestacional determinado cuantitativamente (11), es difícil aceptar que un valor estandarizado como
normal o anormal aplicarse con igual criterio durante todo el embarazo. Estas zonas nos dieron la base
para establecer una curva de medición única de bolsillo vertical mayor de líquido amniótico en
gestaciones normales en al II y III trimestre.
Como ha sido reportado la variación intraobservador no es importante(15) lo puede significar el mayor
valor de nuestros resultados al efectuarse todas las mediciones por un solo examinador. Sin embargo,
cabe señalar, que al haber realizado medición única en nuestro estudio nos expone a una mayor
variación que cuando se obtiene promedio de dos o mas mediciones (4, 15). Aunque no son comparables
por utilizar técnicas de estimación del líquido amniótico, nuestra serie coincide con lo reportado en
estudios cuantitativos en demostrar que el mayor volumen con referencia al percentil 50, se alcanza a las
31 y 32 semanas de amenorrea (4, 11). Habiendo confeccionado esta curva de medición de líquido
amniótico a diferentes edades gestacionales, estamos conscientes que los datos deberán ser validados,
estableciendo su verdadero impacto en los indicadores de morbimortalidad perinatal.

BIBLIOGRAFÍA
1. Chamberlain PF, Manning FA, Morrison I, Harman CR, Lange IR: Ultrasound evaluation of amniotic
fluid volume I. The relationship of increased amniotic fluid volume to perinatal outcome. Am J Obstet
Gynecol 1984; 150: 245-49
2. Chamberlain PF, Manning FA, Morrison I, Harman CR, Lange IR: Ultrasound evaluation of amniotic
fluid volume I I. The relationship of increased amniotic fluid volume to perinatal outcome. Am J Obstet
Gynecol 1984; 150: 250-54
3. Myles TD, Strassner HT: Four quadrant assessment of amniotic fluid volume: distribution´s role in
predicting fetal outcome. Obstet Gynecol 1992;80:769-76
4. Williams K: Amniotic fluid assessment. Obstet Gynecol Surv 1993; 48(12): 795-800
5. Manning FA, Plat LD, Sipos L: Antepartum fetal evaluation: development of fetal biophysical profile. Am
J Obstet Gynecol 1980; 136: 787-95
6. Moore TR, Gayle JE: Theamniotic fluid index in normal human pregnancy. Am J Obstet Gynecol 1990;
162: 1168-72.
7. Phelan JP, Ahn MO, Smith CV, Rutherford SE, Anderson E; Amniotic fluid index measurement during
pregnancy. J Reprod Med 1987; 32: 601-04.
8. Phillipson EH, Sokol RJ Williams T: Oligohydroamnios: Clinical association and predictive value for
intrauterine growth retardation. Am J Obstet Gynecol 1983; 146:271-76
9. Hill LM, Breckle R, Wolfgram KR et al: Oligohydroamnios: ultrasonically detected incidence and
subsequet fetal outcome, Am J Obstet Gynecol 1983;147:407-11.
10. Dildy GA, Lira N, Moise KJ et al:

Correspondencia Dr. Rudecindo Lagos Sandoval


e-mail: rdlagos@ufro.cl , ciges@ufro.cl , temco@saval.cl