1

1. INTRODUCCIÓN

En los últimos tiempos ha surgido un nuevo fenómeno en diferentes países el
cual consiste en establecer impuestos a las exportaciones. Como es de
esperarse, dicho fenómeno ha ocasionado descontento en los exportadores ya
que se ven obligados a aumentar el precio de sus productos para lograr sacarle
beneficio a sus transacciones.

Teniendo en cuenta que los alimentos y la energía son elementos que poseen la
mayor participación en las exportaciones de un país, han sido los más afectados
al momento de aplicar esta medida proteccionista derivando consecuencias de
tipo, económico, político y social.

En este trabajo se pretende dar a conocer las generalidades de los impuestos a
las exportaciones así como la influencia de los precios en los mismos y las
diferentes perspectivas en las que se puede ver el tema. Se utilizará a
Argentina para profundizar en el tema teniendo en cuenta la problemática en la
que se encuentra este país hoy en día, pasando por un rápido resumen del
estado en el que se encuentran sus exportaciones, los antecedentes de estas
retenciones y las posibles consecuencias que puede traer esta situación.










2


2. ANALISIS ECONOMICO DE LOS IMPUESTOS A LAS
EXPORTACIONES EN ARGENTINA

2.1. GENERALIDADES

Se conoce a los impuestos a las exportaciones como los tributos exigidos por un
gobierno sobre las mercancías que salen de un país. Dichos impuestos se
colocan, entre otras razones, para aumentar la disponibilidad de capital de un
país y utilizarlo para otros fines.

Las exportaciones representan un gran ingreso para una nación y es por eso
que hoy en día sus dirigentes han estimulado a los productores por medio de
subsidios, reintegros y otros procedimientos con el fin que sea cada vez mayor
la entrada del dinero al país. Pero estos impuestos han ocasionado que todos
estos esfuerzos se anulen ya que para el productor representa una desánimo al
observar cómo sus ingresos disminuyen.

Este tema ha ocasionado un malestar general ya que las exportaciones son
consideradas un componente fundamental en el crecimiento de un país en
cuanto a demanda, empleos, entre otros. Por lo cual la población general le
exige a sus gobiernos fomentar dicha práctica en vez de gravarla.

2.2. INFLUENCIA DE LOS PRECIOS

Los precios son los principales indicativos al momento de demostrar las
ventajas y/o desventajas que pueden ocasionar estar retenciones. Por ejemplo,
actúan como incentivos para producir y consumir ya que si un precio aumenta
así aumentará la producción y disminuirá el consumo. También sirven para
arrojar información sobre la situación del mercado y para determinar las
cantidades a producir ya que si éstas son bajas un aumento de precios ayudará
3
a fijar el consumo. Pero los precios tienen una diferente actuación como
indicativos cuando son afectados por una política tributaria debido a la
diferencia de porcentajes que hay dependiendo del producto gravado. Si dicho
producto tiene un impuesto alto esto ocasionará que su precio en el mercado
interno sea más bajo. Si el impuesto de un producto cualquiera es del 10%,
para el exportador no es relevante el precio internacional sino el 90% de dicho
precio, el cual fácilmente podría competir con el mercado interno y ocasionar
que el productor detenga el proceso de exportación para dedicarse a la
transacción tradicional dentro de su país que representaría el mismo ingreso a
cambio de comodidad en papeleos y logística afectando así el PIB de la nación
y el acceso de dicho bien a los consumidores de otros países.


2.3. DIFERENTES ENFOQUES

2.3.1. Enfoque Negativo: Estas retenciones, sin lugar a dudas, ponen en
peligro el buen desarrollo del comercio internacional. Por un lado, los impuestos
a las importaciones representan una ventaja para los productores y una
desventaja para los consumidores, en cambio los impuestos a las exportaciones
benefician a los consumidores y perjudican a los productores. Esto demuestra
que las dos formas impositivas representan algún tipo de pérdida irrecuperable
ya que la asignación de recursos sigue siendo desigual afectando distintos
factores tanto internos como externos. De todos modos los impuestos a las
exportaciones, a largo plazo terminarían afectando a los consumidores también
porque no podrían tener acceso a otros productos por un menor precio.

Otro riesgo es que estas retenciones no sean exclusivas para las mercancías de
mayor demanda sino que se vuelvan obligatorios para cualquier producto que
salga del país. Esto conllevaría a que las naciones se dejaran de complementar
en la compra de lo que necesitan y en la venta de lo que producen, afectando
su economía y, sobretodo, el bienestar de su población.

4
Ya son varias las naciones que han optado por imponer aranceles a sus
exportaciones. Un ejemplo claro es China que ha colocado un impuesto del 5%
al 25% en la exportaciones de 57 materias primas diferentes. Países como
Argentina, Kazajstán y Rusia limitaron desde hace poco tiempo la salida de
cereales y la India terminó prohibiendo la exportación de la leche en polvo.

Se han querido proyectar los impuestos a las exportaciones como una forma de
equilibrar las riquezas ya que, supuestamente, los que están apoderados de la
industria agropecuaria se ven obligados a desembolsar más dinero en cada una
de sus transacciones y eso, al mismo tiempo, ocasiona que se beneficien los
asalariados de bajos recursos. Pero en realidad lo que sucede es que la
producción proveniente de personas de bajos recursos se ve limitada por esos
aranceles lo cual impide que el sector rural expanda sus mercados y disminuya
considerablemente sus ingresos. A la final esta política impositiva va en contra
de la supuesta meta de tener una distribución equitativa de las riquezas de los
países.

2.3.2. Enfoque Positivo: Existen algunos conocedores del tema que opinan
que aunque estos aranceles afecten el bienestar total no quiere decir que sean
completamente negativos para la gente. Alegan que los habitantes de una
nación no pueden acceder a bienes de primera necesidad si éstos están a unos
precios inalcanzables por lo tanto sería preferible que la economía creciera
lentamente pero garantizando a los consumidores unos precios módicos, en vez
de tener un incremento considerable en el PIB a causa del aumento desmedido
de los precios.

Es curioso como la misma Rusia ha utilizado esta modalidad para su beneficio.
Este país es conocido por sus exportaciones de madera las cuales son muy
útiles en distintos países de Europa que se dedican a la fabricación de papel y
tienen especial gusto por la pulpa de los árboles rusos. Lo que ha ocasionado
estos impuestos es que se haya aumentado el interés de los extranjeros por
invertir en Rusia ya que ven más rentable ayudar en el desarrollo de la
5
tecnología interna para que disminuyan las exportaciones de la materia prima y
aumenten las del producto terminado, representando un ingreso mucho más
alto para el país.

2.4. LOS IMPUESTOS A LAS EXPORTACIONES EN ARGENTINA

En las últimas semanas se presentó en Argentina un movimiento sin
precedentes que incluía a productores y agricultores que trataban de demostrar
su desacuerdo con los impuestos a las exportaciones. Dicho movimiento estaba
acompañado de camiones detenidos llenos de alimentos lo que provocó que los
consumidores se vieran afectados considerablemente por la escasez de estos
últimos.

Desde hace algún tiempo el gobierno argentino ha optado por aplicar aranceles
en algunas exportaciones, sobretodo en la carne de vacuno. El fin de esta
imposición es evitar la escasez de ciertos alimentos en el interior del país ya
que se produce una sobreoferta porque se detienen las exportaciones y se
origina una disminución de los precios, logrando que los consumidores tengan
mayor acceso a estos bienes. Esta práctica ha ocasionado que Argentina haya
pasado de ser el mayor exportador de carne a nivel mundial para ocupar el
cuarto lugar después de Brasil, Australia y la India.

Si bien es cierto que se ha logrado el objetivo de beneficiar a los consumidores,
por otro lado los productores se han visto muy perjudicados. Como se trató
anteriormente, lo que podría pasar a largo plazo es que el exportador que antes
se veía incentivado por los ingresos que obtenía por llevar sus productos a
otros países que los demandaban y pagaban un buen precio por ellos, ahora se
viera desanimado por tener que vender su mercancía al interior del país donde
los precios son mucho más bajos y éste terminaría por detener su producción
haciendo que de nuevo hubiera una escasez y los precios aumentaran de
nuevo. Es decir, se lograría un efecto completamente contrario al que se busca
con estos impuestos.
6
2.4.1. Exportaciones en Argentina: Como se ha tratado anteriormente, las
exportaciones de una nación representan una de sus mayores fuentes de
ingresos pero para los países Latinoamericanos este proceso no es tan fácil
como en otros que ya llevan años de adelanto. En el caso de Argentina el nivel
exportador es de más o menos el 9% de su PIB, el cual es mucho más bajo que
el de países como España o Australia que tiene características muy similares y
su nivel es del 20%.

Este bajo nivel se debe a muchos factores entre los cuales se encuentran el tipo
de cambio, entre otros. Afortunadamente gracias a los acuerdos comerciales
que ha realizado Argentina, este nivel exportador está mejorando cada vez
más. Un ejemplo de estos acuerdos es el Mercosur.

El 1° de enero de 1995 se unieron comercialmente Argentina, Brasil, Paraguay,
Uruguay y Venezuela formando Mercosur. Luego se unieron como miembros
asociados Chile y Bolivia. El comercio entre países de Mercosur aumentó de
$4.000 millones en 1991 a más de $23.000 millones en 1998.


Este gráfico demuestra cómo las exportaciones Argentinas tienen un sólido
crecimiento, aumentando del 2007 al 2008 en un 42%.
7


Los cereales, las grasas y los aceites realizan los principales aportes a la
exportación de Argentina. Por esta razón es que los productores y exportadores
de estos bienes se han visto tan afectados por los cambios en las políticas
arancelarias.


8
En este cuadro se puede ver que las exportaciones aumentaron un 19% con
relación al año anterior y las importaciones aumentaron un 22% ocasionando
que el saldo comercial fuera de 801 millones de dólares.



Se destaca que del 24% de las exportaciones hechas a los socios comerciales
de Mercosur, el 20% corresponde a Brasil. El crecimiento de las exportaciones a
la Unión Europea es bastante significativo con un 64% y hay una gran
participación del Medio Oriente como destino comercial.

9


2.4.2. Antecedentes de la problemática: En el 2002 se estaba viviendo un
crisis económica al interior del país ocasionada por la deuda externa y
problemas políticos, entre otros factores. Con el fin de obtener fondos para no
descuidar a los sectores más sensibles, el 5 de marzo de ese mismo año el
entonces Presidente de la República Eduardo Duhalde decidió aplicar los
siguientes impuestos a las exportaciones de ciertos bienes:

BIEN IMPUESTO
Girasol 23.5%
Soya 23.5%
Aceites 20%
Maíz 20%
Trigo 20%

En un mes los impuestos fueron aumentados hasta llegar a las cifras anteriores
ya que el Gobierno se dio cuenta que las deudas eran mucho mayores de lo
que habían previsto al momento de definir los porcentajes. En esa época el
sector agroindustrial estaba colaborando para sacar adelante la economía de su
país y vieron estos impuestos como algo transitorio para recuperar el bienestar
general.

10
En el 2004 se anunció que iban a ser gravadas las exportaciones de gas natural
con un impuesto del 20%, el cual era el único combustible que no tenía
retenciones. La medida se tomó para recaudar fondos destinados a obras de
infraestructura y, sobretodo, para enfrentar la crisis energética que se produjo
por la gran demanda que estaba teniendo el gas en esta época. Además de la
retención que se aplicó, también se recortaron exportaciones hacia Chile y
Brasil con el fin de disponer de este combustible en el interior del país.

En la siguiente Tabla pueden observarse los valores de Derechos a la
Exportaciones y la Recaudación Total, representados en miles de millones,
desde el año 1996 hasta el 2006. La Tabla muestra claramente que en los
últimos años se ha presentado un aumento en el valor de los Derechos a las
Exportaciones. El aumento comienza a ser bastante significativo exactamente
desde el 2002 cuando las exportaciones empezaron a ser gravadas, pasando a
representar un 11% de la recaudación total, frente al 1% que representaba en
1996.

Año
Derechos a las
Exportaciones (miles
de millones de $)
Recaudación Total
(miles de millones de
$)
%
1996 $ 28,26 $ 44.665,52 1%
1997 $ 6,53 $ 50.161,15 0%
1998 $ 27,87 $ 51.749,84 0%
1999 $ 25,08 $ 49.543,87 0%
2000 $ 32,07 $ 50.796,31 0%
2001 $ 52,35 $ 47.032,28 0%
2002 $ 5.021,54 $ 52.843,65 10%
2003 $ 9.211,90 $ 75.107,30 12%
2004 $ 10.271,98 $ 101.469,44 10%
2005 $ 12.322,52 $ 132.024,71 9%
2006 $ 14.711,66 $ 167.317,31 9%
Fuente: Elaboración propia en base a MECON.
11

2.4.3. Problemática actual: El considerar “transitorios” dichos impuestos
ocasionó que la población no estuviera de acuerdo con el aumento que hubo en
Enero de 2007 a manos del Presidente Néstor Kirchner. Este alza correspondió
al 4%, la cual dejó el impuesto de la soya en un 27.5%. En ese momento se
amortiguó con la creación de un fondo de compensaciones manejado por la
ONNCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario) que velaba por
mantener accesibles los precios. La idea era que la inflación no se descontrolara
por el aumento de los alimentos básicos y en teoría esta nueva forma
impositiva aportaría 400 millones de dólares y el gobierno pondría 100 millones
de dólares.

Por un aumento de los precios internacionales el recaudo de dinero fue el doble
de lo que se había previsto, por lo tanto el gobierno no puso nada de lo que se
había acordado sino que los productores de soya, que en su mayoría se
exporta, fueron los que aportaron la mitad de estos fondos y el gobierno se
quedó con el excedente de los mismos los cuales en su gran mayoría fueron
invertidos en las grandes industrias y no en los pequeños productores como se
le había hecho pensar a las personas.

El 12 de noviembre de 2007 la soya experimentó un nuevo aumento
alcanzando el 35%. Se especuló que la razón era que cuando Cristina Kirchner
ganara las elecciones, se encontrara con fondos disponibles para el inicio de su
presidencia. Como era de esperarse los productores no estuvieron de acuerdo
con el alza pero todavía se generaba rentabilidad cuando vendían sus productos
y supusieron que éste era el fin teniendo en cuenta que el 35% era lo
legalmente permitido.

Con lo que no contaron los exportadores fue con la implementación el 12 de
marzo de 2008 de un nuevo sistema llamado “Móvil” el cual consistía en que el
ingreso del gobierno dependía del movimiento de los precios internacionales de
la siguiente manera: Si la tonelada de soya costaba 500 dólares, 81 dólares de
12
cada 100 dólares son del Estado y si la tonelada supera los 600 dólares, el 95%
de ese plus es del Estado. Además se impuso un precio máximo lo cual terminó
de desalentar a los exportadores.

Para hacer valer sus derechos, los productores y exportadores han realizado
una serie de marchas convocadas bajo la consigna “Defender las retenciones
móviles y la redistribución del ingreso". A ellos se unieron los transportistas de
cargas sumando 4 huelgas en un periodo de un poco más de 3 meses lo cual
ha generado consecuencias de índole social, políticas y económicas.

Gracias a estos reclamos, en mayo del presente año, el Gobierno accedió a
reconsiderar el valor de estas retenciones ya que era necesario ponerle fin al
paro que tenían cuatro entidades agropecuarias con las cuales son claves las
negociaciones pero de todos modos la presidente Kichner envió al Parlamento
el Proyecto de Ley para la validación de las retenciones. Algunos de los cambios
fueron:

• Soya: si el precio internacional oscila entre los 600 y 750 dólares, el
impuesto bajará del 58% al 52.7%.
• Maíz: se pasará del 53.8% al 45%.
• Girasol: a un precio de 900 dólares, el impuesto bajará del 59.1% al
52.7%.
• Trigo: la disminución será del 46% al 41%.

El 5 de julio del presente año la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley
sobre el gravamen a las exportaciones de granos pero todavía necesitaba
ratificación del Senado. Se aprobaron algunas modificaciones para
complementar el proyecto original como es el caso de aumentar las
compensaciones a los pequeños productores rurales y simplificar el cobro de los
pagos que tienen que realizar. Se estableció que los que exporten hasta 300
toneladas anuales el impuesto será del 30% y si es hasta 750 toneladas
13
tendrán que pagar el 35%. Para la Cámara éstas medidas beneficiarán entre el
85% y el 90% de los productores.

El 11 de julio se reunió el Senado y estuvieron a favor con el proyecto aprobado
previamente por la Cámara y hasta este momento falta el estudio de la Cámara
Alta y la movilización de las personas implicadas para dar a conocer su postura
frente a las nuevos hechos.

























14


3. CONCLUSIONES

Luego de haber tratado el tema de los impuestos a las exportaciones se puede
concluir que siempre se va a prestar para debates ya que siempre van a haber
partes beneficiadas y partes perjudicadas. Por un lado son útiles para conseguir
fondos para que una nación supere diferentes crisis y para que los
consumidores se vean beneficiados por la disminución de los precios en el
mercado interno. Pero, a su vez, los mismos impuestos representan una
desventaja para los productores y exportadores que ven limitados sus ingresos
y que, en muchos casos, tienen que suspender sus transacciones
internacionales para buscar otros horizontes.

En el caso de Argentina, lo que se está viviendo actualmente en el país a causa
de la imposición de estas retenciones, ha traído consecuencias de índole política
como el golpe en la imagen de la presidente Cristina Kichner así como la
revelación de una crisis interna en el partido de la mandataria ya que muchas
personas pertenecientes a su frente político han manifestado abiertamente que
no están a favor de las medidas tomadas en los últimos meses.

Pero, sin lugar a duda, los mayores efectos negativos que se han presentado
son de tipo social y económico. La población ha mostrado un malestar general
afectando el buen funcionamiento de la sociedad. Las huelgas que se han
realizado han provocado un gran desabastecimiento de alimentos y
combustibles así como un caos general por los bloqueos viales y las
manifestaciones públicas. La escasez de combustible provocó que muchas
compañías de transporte disminuyeran su ritmo de trabajo, teniendo
consecuencias nefastas también para el turismo. Los supermercados,
carnicerías y almacenes están experimentando una gran crisis por no tener
existencias para vender a sus clientes y estos últimos han tenido que
15
reemplazar estos productos en su canasta familiar por otros bienes mientras se
resuelven los problemas.

Es claro entonces que es urgente que los altos mandos de Argentina lleguen a
un acuerdo lo antes posible para buscar la prosperidad general y así disminuir
los afectados porque, de lo contrario, este país podría experimentar daños
irreparables en su poder político, económico y social, dejando de nuevo a
Argentina en una crisis como le sucedió en épocas pasadas, que aunque sea
superada siempre va a tener múltiples estragos en el bienestar de todos sus
habitantes.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful