Você está na página 1de 12

TELECRECIENDO EN LIBERTAD

SU OPUESTO ES
• Para felicidad de todos hace ya muchos años que la esclavitud dejó de existir en
el mundo. Ya nadie puede apropiarse de otra persona y usarla para ganar dinero.
Sin embargo esa no es la única forma de perder la libertad.
• Existen muchas situaciones que limitan nuestra capacidad de actuar y decidir.
Algunas de ellas proceden del mundo exterior: personas dominantes que nos
fuerzan a cosas que no queremos o personas autoritarias que desean ordenar
cada una de nuestras acciones. Otras situaciones proceden de nuestro interior: no
pensar con claridad, guiarnos sólo por el instinto o, incluso, no reconocer la
libertad de los demás. Varias conductas esclavizan a las personas: la ambición por
el dinero, el uso de alcohol o drogas, la búsqueda constante de sexo o hasta el
empleo excesivo de los video-juegos.
• La mejor forma de prevenir todo ello es convertirte en dueño de tu vida:
permanecer siempre en la "torre de control", pensar con cuidado qué decisiones
tomas para avanzar por un camino de satisfacción y desarrollo.
VIVIENDO EL VALOR
• El valor de la libertad se refiere a la capacidad
de actuar según nuestras propias decisiones y
escoger cada uno de los pasos que queremos
dar y sus diferentes aspectos. Su ámbito abarca
asuntos muy importantes como la vida familiar,
la elección de un oficio u ocupación, así como
también temas de la vida diaria: ¿Qué deseo
hacer en este momento? Se ejerce plenamente
cuando la persona puede considerar con
cuidado y objetividad sus decisiones y vive en
un entorno que le permite llevarlas a cabo.
UN HOMBRE LIBRE ES UN
HOMBRE RESPONSABLE
•  Cada persona es única y diferente. Cada una tiene planes propios para su vida.
La libertad le permite esforzarse para cumplirlos y en ese esfuerzo ir creciendo
cada vez más. Para lograrlo es necesario que nada nos sujete, que nadie nos
impida dar pasos por ese camino. A veces tenemos que luchar para
conquistarla. Pero esa lucha no implica pleitos constantes con los demás.
•  Requiere mucho mayor cuidado. El primer punto es aclarar nuestro
pensamiento "¿Qué quiero hacer realmente"?. El segundo es considerar si eso
nos ayudará a ser mejores y a estar más felices. Luego hay que tomar en
cuenta a los demás: "¿Lo que voy a hacer no daña la libertad de los demás?"
Cuando ya seguimos estos pasos podemos tomar una decisión y actuar. El
cuidado que tenemos para guiar nuestra libertad se llama responsabilidad y es
un punto muy importante porque de él depende nuestra vida.
• Haz que tu voz se escuche. Expresa tus ideas. Cuando recibas una instrucción
de alguien pregúntale con cortesía qué objetivo están buscando.
• -Cuida la libertad de los demás. Cuando desees algo de ellos, pregúntales
primero qué piensan y si están de acuerdo.
• -Antes de imitar las conductas de los otros (su forma de vestir, de hablar o el
deporte que practican) piensa si tú realmente quieres eso.
• -Defiende tus puntos de vista y respeta los de los otros. Quizá de la
combinación surja la mejor idea para todos.
POR EL CAMINO DE
LA LIBERTAD

• A veces parece cómodo que los otros decidan por ti.


Trata de evitarlo siempre. Esfuérzate en pensar y crear
tus propias ideas. Así tú sólo vas trazando el camino
de tu vida.
• Cuando tú mismo no tengas claro qué quieres busca la
ayuda de alguien en quien confíes. Pregúntale qué
haría en una situación semejante y aprende de sus
experiencias.
• No confundas la libertad con el olvido de tus
obligaciones. Piensa que cuando éstas tienen sentido
(por ejemplo, hacer a diario tu tarea escolar) te sirven
para conquistar más libertad: elegir la ocupación que
quieras, obtener los medios para vivir bien, etcétera.
FRASES
• "La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los
hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los
tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad,
así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por
el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los
hombres."-Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha
• La libertad está en ser dueños de nuestra propia vida. -Platón
•  La libertad es la esencia de la vida. -José Martí
• En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi
vida.-Federico García Lorca
• La raza humana se encuentra en la mejor situación cuando posee
el más alto grado de libertad.-Dante Alighieri
•  Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean.-
San Agustín.
• La libertad es como la vida, sólo la merece quien sabe
conquistarla todos los días.-Johann Wolfgang von Goethe
• Una persona libre toma decisiones propias para construir su
vida. Lo hace con cuidado de sí misma y de las personas que
la rodean. -Anónimo
• El hombre nace libre, responsable y sin excusas. -Jean Paul
Sartre.
• La libertad significa responsabilidad; por eso, la mayoría de
los hombres le tiene tanto miedo. -George Bernard Shaw
• La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de
todas las demás facultades.-Immanuel Kant
• Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me
pelearía para que usted pudiera decirlo.-Voltaire
• Ser hombre es ser libre.-Karl Jaspers
• No hay en el mundo señorío como la libertad del corazón.-
Baltasar Gracián
 
CUENTO
Una lección para el gallo
•  Aunque nadie olvidaba sus obligaciones, la vida en el pajar era
muy divertida. Vivían en él doce gallinas con sus polluelos y una
pareja de ratones con sus crías. ¡Se la pasaban tan bien! Las
gallinas conversaban en voz alta, los polluelos corrían de un lado
al otro y los ratones desordenaban los montones de heno. Todos
entraban y salían a su gusto.
• El dueño de la granja era un hombre de buen carácter pero no
aguantaba tanto escándalo. Además, siempre se le hacía tarde
para levantarse. Para resolver los dos problemas decidió comprar
un gallo. Cuando éste llegó al corral todos pensaron que con él
podrían divertirse aún más. Pronto se desilusionaron:
•          —No perdamos el tiempo —dijo el gallo. ¡A trabajar!
         Exigió a las gallinas guardar silencio. Les prohibió a los
polluelos salir a jugar y expulsó a los ratones.
•          —¡Déjalos seguir viviendo acá! —pidieron las gallinas.
         —No. Y yo soy el que manda aquí.
• El corral se volvió un lugar triste. No se permitían visitas, charlas o
juegos. Todos se despertaban de madrugada. El orgulloso gallo
salía a eso de las cuatro, se encaramaba en un palo y desde allí
cacareaba “Quiquiriquí, quiquiriquí” hasta ponerles las plumas de
punta. Poco a poco fue creciendo el disgusto.
•          —Es un tirano —comentaban en voz baja las gallinas.
• Aprovechando un agujero en la esquina del pajar, se pusieron de
acuerdo con los ratones. Cada quien dio su opinión y tramaron un
plan. Una noche, cuando el gallo dormía, uno de los ratones untó
con goma el palo donde se subía a cantar.
•          Como todas las madrugadas, el gallo se trepó: “Quiquiriquí,
Quiquiriquí”, Pero al querer bajar no pudo mover las patas: las tenía
pegadas.
• Los habitantes del pajar reanudaron su vida de antes. El gallo pasó
varios días a la intemperie, pegado a la percha, hasta que una
noche les preguntó:
•          —¿Para qué me hicieron esto?
•          —Para que veas lo desagradable que es que alguien te
imponga su voluntad —respondieron. Tras pensarlo, el gallo les
pidió perdón. Entre todos lo ayudaron a bajar de la percha y desde
entonces nadie da órdenes en el pajar: los habitantes (incluyendo
al gallo) se ponen de acuerdo para trabajar —y divertirse— juntos.
•  Fábula popular.
REFLEXIONA
¿Qué opinas de la actitud del gallo?
¿Qué implica ser libre?
 ¿Cómo podemos ejercer nuestra libertad sin afectar a
otros?
¿Qué implica que ejerzamos con plenitud nuestra
libertad?
Persona: ¿Por qué es importante expresar tus ideas y
tener libertad de pensamiento?
Familia: ¿Cómo aprendemos a tomar decisiones y ejercer
nuestra libertad?
Escuela: ¿Qué espacios existen en nuestra escuela para
que nosotros ejerzamos nuestra libertad de expresión?
Comunidad: ¿Cómo se fomenta en la localidad el ejercicio
de la libertad?
ORANDO EL VALOR
ORACIÓN
POR LA PRONTA LIBERACIÓN
DE LOS SECUESTRADOS

Dios compasivo y misericordioso,


que nos creaste para vivir en la libertad de hijos tuyos,
atiende bondadosamente el clamor del pueblo Colombiano
que implora con fe y esperanza
la pronta liberación de todos los secuestrados.
Fortalece, consuela y reanima a sus familiares y amigos
con la acción de tu Espíritu Santo,
y, haz que, con nuestra confianza puesta en Ti,
obtengamos la ayuda que tanto necesitamos.
Que todos los esfuerzos que se adelantan
en orden a lograr el acuerdo humanitario no sean en vano
y alcancen un feliz resultado.
Escúchanos, por intercesión de María Virgen,
consuelo de los afligidos y auxilio de los cristianos,
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.
Porque pensamos en ti y en tu
familia, te invitamos para que
conozcas la programación cultural
de este mes. Haz clic en el enlace

Y recuerda que si requieres más


información solo tienes que visitar
a Virtu@lmente, haciendo clic aquí

Conoce pronto el reglamento de


Pastoral y Bienestar Institucional.

Pastoral y Bienestar
Institucional
Generando Comunidad