Você está na página 1de 14

NOMBRES:

Laura Fernández Gutiérrez.


Lucía Molero Miranda.
Mª Belén Sánchez Bargueño.
Lorena Sánchez Rayo.
Estrella Serrano Martín-Maestro.

1
ÍNDICE

PROCESO DE ELABORACIÓN:

1. Primeras ideas.

2. Primeros bocetos.

3. Problemas planteados.

4. Bocetos definitivos:

4.1 Color.

4.2 Letras.

4.3 Retoques.

5. Presupuesto para imprimir.

6. Anexo: bocetos realizados.

2
PROCESO DE ELABORACIÓN.

1. Primeras ideas.
Una vez que se nos otorgó como misión la elaboración del cartel para la
exposición, seleccionamos algunos elementos significativos de las obras
que iban a exponerse. Queríamos incluir una composición en la que
figurasen fragmentos del mayor número posible de cuadros expuestos.
Determinamos que no podían faltar en nuestros bocetos elementos de la
obra de Velázquez, de Goya y de Picasso, puesto que son figuras del arte
español cuyas pinturas significaron un antes y un después en la concepción
artística de la época. Cada uno, a su manera y en una época histórica
distinta, dio lo mejor de sí, perdurando su maestría a día de hoy.

2. Primeros bocetos.
Una vez seleccionados los artistas que queríamos resaltar, nos pusimos
manos a la obra con los primeros bocetos.
No queríamos forzar nada, por ello cada una de nosotras plasmó en papel
aquello que mejor le parecía. Ya habría tiempo para cambios, pero en ese
momento la espontaneidad individual nos pareció más productiva, pues en
grupo siempre tendemos a marcar algún tipo de limitación o norma, y eso,
claro está, repercutiría en la naturalidad individual de cada persona.
De esta forma, comenzaron a aparecer algunos tímidos bocetos que nos
acompañarían en nuestra andadura por tierras creativas. Algunos de ellos
verían la luz, pero otros, serían simplificados en gran medida hasta perder
la rigurosidad inicial.

3. Problemas planteados.
Una vez que tuvimos seleccionados aquellos bocetos que más se adecuaban
a lo que queríamos transmitir, llego el momento de ponerlo en
conocimiento de la profesora.
Nuestros bocetos se desajustaban en gran medida con la idea exacta de
carteles publicitarios, ya que era algo novedoso para todas nosotras y
desconocíamos por completo este sector. Fue entonces cuando
comenzamos a dudar si seríamos capaces de alcanzar satisfactoriamente lo
que se esperaba de nosotras como grupo, si la empresa no terminaría por
resultarnos demasiado grande.

3
Después de esta primera dificultad, decidimos seguir adelante, tomar los
consejos dados por la profesora para transfigurar por completo lo que
teníamos y lograr alcanzar lo que se esperaba de nosotras.
Sin perder en ningún momento la ilusión y con la intención de dar lo mejor
de nosotras, reestructuramos todas nuestras ideas, tomamos elementos
mucho más sencillos e hicimos nuestro el slogan de “menos es más”. Con
esta frase en mente, volvimos a crear nuevos bocetos teniendo en cuenta
todos los consejos dados por la profesora.
Nos fue muy útil tener como referencia algunos carteles publicitarios
anunciados en la universidad, tanto para ver lo que estaba bien y, por tanto,
debíamos aplicar a nuestro trabajo, como para saber qué cosas debíamos
evitar, una de ellas –y muy importante –era la aglomeración de figuras que
aparecían en nuestros bocetos iniciales, ya que resultaba en suma muy
“abigarrado”.

4. Bocetos definitivos.
No nos llevó mucho tiempo dar con los bocetos definitivos, en realidad,
surgieron inmediatamente después de tener a nuestra disposición las claves
para crear un buen cartel.
Como teníamos en mente hacer referencia a artistas españoles, tomamos
algunos elementos característicos de ciertos cuadros. Así, por ejemplo,
aparecieron como personajes de nuestra composición Las meninas de
Velázquez, la luna, las estrellas y la cometa de Miró y la cara desgarrada
del Guernica, obra de Picasso.
De esta forma lográbamos nuestro objetivos –hacer referencia a artistas
españoles de distintas épocas –complementándolo con las nuevas ideas
corregidas acerca de la realización de un cartel.

Una vez que dimos el visto bueno a los bocetos que nos parecieron los más
acertados, llegó la hora de incluir el color, las letras y los retoques
definitivos a nuestros carteles.

4.1 Color.
Para que nuestro trabajo fuese más sencillo, decidimos digitalizar la
imagen, ya que así podríamos combinar y cambiar colores el número de
veces necesarias sin tener que copiar o volver a realizar el dibujo del cartel.
El primer problema encontrado fue en ese punto: el dibujo de los carteles
era demasiado grande para el tamaño del escáner. La solución que

4
encontramos fue escanear el boceto por partes, y una vez echo esto, unir
parte por parte, para que quedaran como la imagen inicial.
Después comenzamos a añadir los colores. Los primeros colores eran de
prueba para ver cómo iba quedando el boceto.
Aquí fue donde surgió el segundo problema: al ser una imagen escaneada,
el color no se aplicaba a todo el espacio, es decir, que se quedaban espacios
en blanco. Para ello, se aumentó el tamaño de la imagen lo máximo
posible, para poco a poco y con mucha paciencia rellenar los huecos en
blanco.
Una vez rellenados los huecos pudimos ver que los dibujos no tenían las
líneas bien definidas o perfiladas. Por ello tuvimos que repasar las líneas
con el color negro.

4.2 Letras.
Tras haber añadido el color a los bocetos, se pasó a añadir las letras:
-FABRICARTE (en ambos carteles).
-MAS ALLÁ DE LOS SENTIDOS (EN AMBOS CARTELES).
-Lugar, fecha de la exposición y horario (en los dos carteles).
La tarea en este caso, resultó sencilla. Se miraron los posibles tipos de
letras y sus colores. Después se centraron para que estuviesen a la misma
distancia, y quedara una imagen equilibrada.

4.3 Retoques.
Cuando ya estaba todo esto hecho, se retocaron algunos de los colores para
que combinasen mejor.
Además hicimos algunas pruebas de impresión, ya que debíamos de tener
en cuenta, que los colores cambian de la pantalla del ordenador a una
imagen impresa, y así ocurrió, algunos de los colores no fueron los
esperados, y fueron rectificados.

5. PRESUPUESTO PARA IMPRIMIR.

En un primer lugar el presupuesto dado por la universidad para la


realización de la exposición era algo limitado, lo que nos llevaría a reducir
el número de carteles definitivos con los que anunciar nuestra exposición.
Sabíamos que dos de los carteles debían estar en las puertas de la

5
exposición, y queríamos que su calidad fuera excelente, pues iban a estar a
la vista de todo aquel que decidiera visitarnos.
Más tarde se nos notificó que el presupuesto era más amplio, pudiendo
llegar a utilizar hasta setenta euros para la impresión de los carteles. Como
grupo fuimos a varias papelerías, buscando la cuantía más reducida para
imprimir el mayor número posible de carteles.
Después de comentarlo con la profesora, llegamos a un consenso:
imprimiríamos sesenta carteles en la copistería de la universidad y dos –los
que íbamos a mostrar en las puertas de la exposición –en Gómez Menor. El
importe total fueron sesenta euros.

6
6. ANEXO: BOCETOS REALIZADOS.

• Boceto inicial:

7
• Primeros bocetos de los carteles originales:

1. Cartel de la luna:

8
2. Cartel de la cuerda:

9
• Bocetos definitivos de los carteles.

10
11
12
• Los carteles definitivos son:

1. Cartel cuerda definitivo:

13
2. Cartel Luna definitivo:

14