Você está na página 1de 6

Serie de Sermones – El carácter de los

ciudadanos del Reino de Dios

Sermón N°1 – Bienaventurados los pobres en
Espíritu
Por: Jorge Betancur

Probablemente el Sermón del Monte haya sido pronunciado en la primavera del año
28, después que Jesús hubo pasado una noche en oración. La oración fue seguida
por la elección de los doce discípulos.
Es así, que Jesús había de enseñar a sus discípulos, preparándolos para un
ministerio posterior a su muerte, resurrección y ascensión a los cielos. El Señor
había venido para predicar el evangelio del Reino de Dios. Este mensaje de
arrepentimiento demandaba un estilo de vida acorde con la voluntad de Dios.
La gente estaba acostumbrada a ver con un ojo a la Ley de Dios para conocer sus
demandas y con otro a los fariseos para imitarles en el cumplimiento de ellas. Sin
embargo, las enseñanzas y ejemplo de los fariseos era continuamente una
contradicción de la enseñanza que Dios había establecido en su Palabra.
Jesús, al predicar sobre el reino y llamar al arrepentimiento, tuvo la necesidad de
establecer los principios éticos que habían de marcar el sentido de la vida de
aquellos que entrasen al reino de los cielos por el nuevo nacimiento.
Juan 3:3-5 “3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el
que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 4 Nicodemo le
dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por
segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5 Respondió Jesús: De
cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no
puede entrar en el reino de Dios.”
En el Sermón del Monte, el Señor hizo énfasis en las diferencias que hay entre el
religioso y el verdadero creyente. Éste último pertenece al Reino de Dios.
Es por ello, que el alcance de esta enseñanza es para todo aquel que está en el
reino –espiritualmente en este tiempo- ha de manifestar las condiciones personales
que acrediten esa realidad espiritual.
Los creyentes marcan una diferencia notoria con los religiosos en su intimidad
espiritual. Los religiosos de los tiempos de Jesús se esforzaban por un cumplimiento
externo de la Ley y aparentaban una piedad frente a las personas. Sin embargo, la
verdadera piedad no consiste en apariencias externas, sino en realidades internas,
que conducen a una determinada manera de ver, entender y actuar en la vida.
El mensaje de Cristo conduce a las personas a un arrepentimiento que se manifiesta
en frutos, esto es, en una conducta concreta como resultado de la expresión de fe.
Harry Ironside dice:

.. Dios demanda que sus ciudadanos representen cada una de estas cualidades en sus vidas. la elevada norma de vida exigida por el Rey (Mateo 5:17-7:12). sino a un solo grupo de personas. bienaventurados seréis si las hiciereis. el Reino de los Cielos 1.. los que lloran. describiendo su carácter (Mateo 5:2-16). poniéndolas en práctica.Características de las bienaventuranzas 2. En segundo lugar. diciendo: 3 Bienaventurados los pobres en espíritu.” En segundo lugar. esto es. la cual se centra en: Mateo 5:1-3 “1 Viendo la multitud. “ Con ello examinaremos tres aspectos importantes de esta primera descripción del carácter del cristiano. y sentándose. Juan 13:17 “Si sabéis estas cosas. En esta tarde. centraremos nuestro primer sermón de esta serie. describiendo los principios. Jesús concluye su sermón con una ferviente exhortación a entrar en el reino. aunque seamos un pueblo escogido y nacido de nuevo.El carácter de los pobres en espíritu 3. no se refiere a ocho diferentes tipos de personas. de su carácter o condición c. . subió al monte. El Señor presenta la justicia del reino. Por ello debemos entender tres aspectos que encierra cada una de ellas. de modo que una división del sermón pasa gradualmente a la otra. Una atribución de la bienaventuranza b. y ellas deben ser manifestadas aquí ahora. tenemos responsabilidades durante nuestra vida en este mundo y éstas están definidas en el precioso pasaje del Sermón del Monte. Primero encontramos que Jesús habla de los ciudadanos del reino. porque de ellos es el reino de los cielos. teniendo sus puntos bien definidos. En tercer lugar. sino que ellas representan el carácter del cristiano. es necesario decir que cuando Jesús habla acerca de los pobres.La razón de la bienaventuranza.. en la primera bienaventuranza.“Debemos recordar que. Primeramente debemos entender que las bienaventuranzas no son cosas por hacer. el progreso y el fin del camino cristiano (Mateo 7:13-27). vinieron a él sus discípulos. 1.2 Y abriendo su boca les enseñaba. El Sermón del Monte está bien organizado.Características de las bienaventuranzas Cada bienaventuranza consta de tres partes a. constituyéndose en la más elevadas normas de conducta” El cristiano no cumple las enseñanzas del Sermón del Monte para ser cristiano. Una declaración de la razón de esta bienaventuranza. Una descripción de la persona a quien se aplica la atribución. los mansos. pero lo hace porque es cristiano.

Juan 14:16-17 “16 Y yo rogaré al Padre. Es al principio una palabra poética y se refiere a la bienaventuranza de los dioses. y estará en vosotros. la dicha intima del cristiano. que se refiere a los que son pobres y tienen que trabajar para vivir. Pobre en espíritu es aquel que ha perdido toda confianza en sus propias fuerzas espirituales y en su propia justicia personal y descansa plenamente en Dios. Es aquel que ha dejado su orgullo personal y ha pesado su fortaleza humana. Posteriormente llega a ser usada para la libertad de los ricos respecto a los cuidados y preocupaciones normales. al cual el mundo no puede recibir. El que cree en Dios y cree a Dios es aquel que puede experimentar este gozo verdadero de la salvación. La verdadera felicidad no es para los ricos y seguros. encontrando que no tiene ningún tipo de recurso ni . 2. para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad. es una cuestión espiritual. El rasgo especial en el NT es el uso de este término para el gozo (felices) distintivo que viene por medio de la participación en el reino divino. ni le conoce.El carácter de los pobres en espíritu Pobre “ptojos” (a. a distinción de (a). sino en aceptarla y obedecerla. pobre. porque no le ve. los que son pobres respecto a su propio espíritu. las bienaventuranzas no dependen de la biología. es decir. no se trata de que una persona tenga la tendencia natural a ser pobre o manso. el significado (b) se refiere a la indigencia total que reduce a las personas a la mendicidad. pobre. desvalido). Dios efectúa una reversión de todos los valores humanos.” Bienaventirado “makarios” El uso griego. Estos nunca podrán ser felices. no consiste en poseer la verdad y conocerla. pureza y paz. Jesús no está llamando bienaventurado a los pobres de espíritu. y os dará otro Consolador.. Es digno de notar que. El gozo del creyente. El Señor está hablando de los pobres en espíritu.En tercer lugar. sino para los pobres y oprimidos que sólo son ricos en compasión. pero vosotros le conocéis. El uso en el NT. necesitado) (b. porque mora con vosotros. cada una de estas característica son dadas por gracia por medio de la obra regeneradora Espíritu Santo. Un pobre de espíritu es aquel que no tiene deseos ni ilusión alguna para superar sus circunstancias y cambiar de vida.

13 Mas el publicano. puesto en pie. “¡Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” Es aquel que descansa en la gracia de Dios. sin embargo lo estaba haciendo consigo mismo. De esa manera actuó el publicano que siendo pobre en espíritu decía al Señor en su oración “se propicio a mí. El publicano no se atrevía ni a mirar hacia arriba. 12 ayuno dos veces a la semana. ni aun como este publicano (Lucas 18:11). que no se consideraba pobre en espíritu. ladrones. descendió justificado. no quería ni aun alzar los ojos al cielo. y el otro publicano. 11 El fariseo.” La justificación al pecador solo es posible cuando el hombre reconoce su miseria y clama a Dios por misericordia. y menospreciaban a los otros. Nada hay que Dios acepte que no sea el espíritu humillado. diciendo: Dios. te doy gracias porque no soy como los otros hombres. diciendo: Dios. 14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro. solo tiene el camino de clamar a Dios para decirle.esperanza alguna en ser rico sin la provisión de Dios. sé propicio a mí. adúlteros. Lucas 18:13 “Mas el publicano. En contraste estaba la actitud arrogante del fariseo. del gozo. dice Jehová.” Pobre en espíritu es aquel que comprende su completa miseria y no puede esperar nada de sí mismo. será humillado. pecador. no quería ni aun alzar los ojos al cielo. sólo se otorga al que viene a Dios en pobreza de espíritu. No era pobre en espíritu por cuanto era el mejor de los hombres. sé propicio a mí. estando lejos. y así todas estas cosas fueron. injustos. dijo también esta parábola: 10 Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo. te doy gracias porque no soy como los otros hombres.” Debemos entender que la salvación. El fariseo suponía que oraba a Dios. pero estaba siendo oído por Dios. que abre el camino a las bendiciones. ni aun como este publicano. Éste último. como se atrevía a proclamar delante de Dios en su oración “Dios. Es aquel que exclama como el apóstol Pablo en Romanos 7:24. mendigo espiritual. Para él sus virtudes y perfecciones le hacían acreedor de la gracia de Dios y le proporcionaban la justificación de sus pecados. mientras que el arrogante en fariseo no pudo serlo porque confiaba en su propia justicia. porque cualquiera que se enaltece. pecador. pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu. Esta pobreza en espíritu se manifiesta con una actitud de humildad. adúlteros. doy diezmos de todo lo que gano. oraba consigo mismo de esta manera: Dios. Isaías 66:2 “Mi mano hizo todas estas cosas. ladrones. Lucas 18:9-14 “9 A unos que confiaban en sí mismos como justos. pecador” (Lucas 18:3). sino que se golpeaba el pecho. . y el que se humilla será enaltecido. y que tiembla a mi palabra. estando lejos. sino que se golpeaba el pecho. Por tanto. injustos. La diferencia entre ambos ilustra la situación del rico en su propia opinión y del pobre en espíritu delante de Dios.

pobre. Sofonías 3:11-12 “11 En aquel día no serás avergonzada por ninguna de tus obras con que te rebelaste contra mí. está en el Reino de los cielos porque clama y confía en Dios.El pobre en espíritu es el único que puede experimentar la libertad del yo crucificado. el peor modo de mentira y la mayor expresión del pecado de orgullo. 14 en quien tenemos redención por su sangre. y tu pobreza (pero tú eres rico). pero sólo podían hacerlo aquellos que estén en la suprema y única justicia de Dios. la causa del gozo. que otorga por gracia a todo aquel que cree. su ego personal queda sustituido por el gran Tu de Dios que le hace verdaderamente libre. y la blasfemia de los que se dicen ser judíos. Su arrogancia desaparece. el Reino de los Cielos La razón de la felicidad. sois esclavos de aquel a quien obedecéis. porque entonces quitaré de en . y trasladado al reino de su amado Hijo. esa actitud pecaminosa es pura hipocresía. Colosenses 1:12-14 “12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. El pobre en espíritu es bienaventurado porque goza del cuidado y de la comunión con Dios. Para ella el Señor tiene palabras que revelan su tremenda situación. Romanos 6:16 “¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle. y no sabes que tú eres un desventurado. en el momento presente y luego se extenderá perpetuamente en los cielos. Aquel que quita la soberbia de en medio de él.” En medida que un creyente o una iglesia esté llena de sí mismo. El pobre en espíritu. 13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas. Los fariseos pretendían entrar al reino por su propia justicia de Dios. de aquella que se considera como iglesia grande. y me he enriquecido.” Sólo en la pobreza de espíritu se accede al nuevo nacimiento y con él se abre la entrada al reino de los cielos. Nada tiene que ver esto con la humildad fingida que aparenta santidad cuando se es esclavo del pecado. Apocalipsis 3:17 “Porque tú dices: Yo soy rico. El reino de Dios es de ellos ahora.La razón de la bienaventuranza. rica y sin ninguna necesidad. o sea de la obediencia para justicia?” 3. y tu tribulación. aquí. y no lo son.” En contraste está la aparente felicidad. así también está vacía de Cristo. que no es más que un puro espejismo. La iglesia bienaventurada es aquella de quien el Señor puede decir. miserable. sino sinagoga de Satanás. el perdón de pecados. la base de la bienaventuranza consiste en que “de ellos es el Reino de los Cielos”. Esta es también la bendición general para el cuerpo de creyentes que es la Iglesia. ciego y desnudo. sea del pecado para muerte. tiene la promesa que experimentara la riqueza plena de la salvación de Dios.. Apocalipsis 2:9 “Yo conozco tus obras. y de ninguna cosa tengo necesidad.

Isaías 55:1 “A todos los sedientos: Venid a las aguas. Venid. comprad sin dinero y sin precio. pero no tenemos dinero ni recursos para poder comprar esta entrada.” Conclusión Hoy. Dios nos llama como iglesia a tener un carácter de pobreza.” .12 Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre. y nunca más te ensoberbecerás en mi santo monte. somos personas en bancarrota espiritual. personas sedientas de pertenecer al Reino de Dios.medio de ti a los que se alegran en tu soberbia. vino y leche. comprad y comed. y los que no tienen dinero. el cual confiará en el nombre de Jehová. venid. a dejar nuestro orgullo a un lado y humillarnos ante Dios reconociendo que somos pobres en espíritu. en esta tarde.