Você está na página 1de 2

PRINCIPIOS PARA UNA DECLARACIÓN DE

DERECHOS DIGITALES EN EL PERU


Esta propuesta es hecha a título personal por los abajo firmantes, quienes han participado en la
redacción, aportado en el debate o simplemente, manifestado su adhesión.

Primer principio: El acceso a la Internet debe ser libre y sin restricciones.

El libre acceso a la Internet es un derecho fundamental porque la Red es uno de los espacios naturales
para el ejercicio pleno de la ciudadanía y la libertad de expresión. Por ello, no debe restringirse el acceso a
la Internet a nadie, salvo pérdida de derechos ciudadanos por condena penal.

Segundo principio: La privacidad y secreto de las comunicaciones son esenciales para


los medios digitales

Todos los ciudadanos tienen derecho a garantías plenas de privacidad, de secreto personal y resguardo de
datos personal al usar la Internet y demás servicios y medios digitales, tanto de parte del Estado como de
los particulares que ofrecen dichos servicios y medios; todos tienen derecho a recurrir a instancias
judiciales y / o administrativas para resarcimiento inmediato en caso de transgresión.

Tercer principio: La Internet debe ser segura y confiable.

Todos los usuarios de la Internet deben poder confiar plenamente en que tanto el Estado como los
proveedores de contenido y de acceso a todo nivel, están comprometidos en crear un entorno digital
seguro, en lucha permanente contra la discriminación, el abuso sexual y moral, el tráfico de personas y en
general toda actividad criminal.

Cuarto principio: El dominio público fortalece a la Internet y viceversa.

Las obras nacen del conocimiento creado por la humanidad, lo que las hace parte del dominio público.
Para fomentar y promover la creatividad científica, cultural y artística, los autores de nuevas obras tienen
el derecho de solicitar al Estado protección temporal del derecho de copia, reproducción y uso de tales
obras, con fines de beneficio patrimonial. El ejercicio de este derecho no debe impedir el uso legítimo de
las obras.

Quinto principio: La Internet debe ser neutral.

Solo una Internet neutral garantiza la libertad de innovación y de opciones para los ciudadanos y
consumidores. Por ello, es necesario garantizar que el flujo de datos no sea manipulado por los
proveedores de acceso, las empresas de telecomunicaciones, los administradores de la red, o los gobiernos,
y que las reglas para administrar eficientemente el uso de los canales de transporte de datos sean hechas
sin ánimo de favorecer a ningún actor.

Lima, marzo de 2010


ADHERENTES

Eduardo Villanueva Mansilla

Marco Sifuentes

Jorge Bossio Montes de Oca

Lima, marzo de 2010