Você está na página 1de 3

10.12.

2009

La ascensión no es un simple cambio de era. Representa el final de todas las eras de la


ilusión y la separación. La ascensión planetaria es un proceso inevitable en el orden
cósmico. Un movimiento en espiral ascendente alrededor del gran centro del universo.
La ascensión es parte de un movimiento ondulatorio creciente de la conciencia
primordial. No sólo la tierra está ascendiendo, sino todas las esferas y sistemas de
estrellas que forman parte de su sincronía estacional. La galaxia también asciende y con
ella el sistema que integra. Es hermoso poder estar aquí, en este momento, colaborando
con el gran proceso de transformación estelar. Todos aquellos que estamos involucrados
realmente en la ascensión ya hemos elegido. No estamos aquí para ascender, porque ya
somos seres ascendidos. Estamos aquí para recordar que somos precisamente esos seres
ascendidos, que somos Dios conciente de su divinidad. Estamos respondiendo a un
compromiso cósmico para ayudar a Gaia en su ascensión, para cautelar el equilibrio de
la frecuencia nueva en el planeta. Somos trabajadores de la luz. Estamos aquí y en
muchos mundos haciendo similar trabajo.

29.12.2009

La consciencia humana esta siendo modificada, alterada, para transformarse en una


conciencia divina: la conciencia alada. No podréis resistiros por más tiempo. La
transformación es inevitable. Dejad paso a la nueva conciencia, como a la luz del nuevo
día. Recibidla como se recibe un abrazo maternal y cósmico, como si os reencontrarais
con un viejo y gran amigo, con vuestro propio maestro. Llamad al maestro que sois
vosotros mismos. Dejad de pensar como humanos. Empezad a pensar como dioses. De
eso se trata este viaje. Comunicaos con la tierra, con vuestro sol, con el centro del gran
universo, con vuestros hermanos alados, explorad el tiempo, creadlo, vivid vuestra
maravillosa herencia y poder. Enseñad con el ejemplo. Estáis aquí para demostrar eso.
SER.

10.01.2010

En el fondo de vosotros mismos ya habéis elegido evolucionar. Y sin embargo, desde


un punto de vista más profundo del conocimiento dicha elección es inexistente, pues
todo en el universo tiende inexorablemente hacia la evolución. La evolución hacia
grados mas elevados de conciencia es un proceso natural e inevitable en el infinito
orden cósmico. Vuestra naturaleza, como habéis advertido, grafica muy bien dicho
proceso macro a un nivel microscópico. Como es arriba es abajo, como es adentro es
afuera. Y ello, porque sois parte de un único gran movimiento en expansión y danza
continua. Sois una espiral dentro de otra espiral. Sois una versión única del multiverso.
Debéis meditar en esta certeza, para que empecéis a recobrar vuestro poder. Vuestra
conciencia hace posible la representación de todo lo existente. No hay manera de estar
separados o desconectados de la fuente primordial o danza cósmica. Muchos todavía os
enredareis en vuestro proceso de re-conocimiento, y vuestras conciencias seguirán
describiendo, en este o en otros mundos, pautas aisladas de frecuencia que podrías
llamar discordantes. De lo que se trata es de ampliar vuestro grado actual de percepción.
Ver el cuadro desde un enfoque mucho más amplio y exacto. Todos estáis destinados a
la evolución que es integración con la conciencia universal. Cuando vivís
continuamente la integración, cuando dejáis de veros como entes separados de la
conciencia primordial y os reconocéis como dioses creadores de vuestra realidad, como
seres infinitos, entonces ni siquiera tenéis que pedir las cosas, pues todo os será dado
naturalmente, sin esfuerzo alguno. Todo lo que necesitéis vendrá hacia ustedes sin
preocuparos por ello. A un nivel mas profundo, vuestro SER sabe todo lo que necesitáis
y os lo materializará. Este es un periodo de aceleración energética y de transformación,
de gran aprendizaje, y muchos de vosotros despertareis al reconocimiento de vuestro
verdadero poder e identidad. Os habéis insertado en esta frecuencia de tiempo, atraídos
por la gran ola de poder que esta a punto de manifestarse, para poder deslizaros con
mayor facilidad por otras bandas de existencia. La conciencia humana, tal y como la
habéis conocido, está a punto de romperse como una crisálida, para ser literalmente
transmutada en conciencia divina.

17.01.2010

Eres AMOR.

Si sólo te dedicaras a anclar firmemente este sentimiento dentro de ti, verías tu mundo
transformado inmediatamente. Si te mortificas aún por las carencias en tu vida, es
porque el AMOR aún no está lo suficientemente anclado en tu corazón. Si no disfrutas
de tu vida, es porque aún no hay AMOR. La respuesta a todas tus preguntas es el
AMOR.

AMATE. Permite que la energía poderosa del AMOR fluya a través de ti. No
obstaculices dicho flujo de energía con pensamientos egoístas. AMATE y la realidad
que es energía tendrá necesariamente que modificarse en función del AMOR. Tu
realidad se volverá amorosa.

SER AMOR.

No hay más sabiduría que esa.

26.01.2010

No estáis aquí paras seguir alimentando vuestro ego a través de cualquiera de las formas
de posesión. Lo que necesitéis el universo os dará. No hay que preocuparse por ello.
Debéis focalizarte en vuestra misión. Vuestra misión es implantar la conciencia divina,
y ello supone la muerte del ego. La conciencia divina es la conciencia manifestada.
Aquella que contiene y regula la expresión de todo lo existente. No sólo sois puntos
emisores y receptores de frecuencia. No sólo sois vibración. Sois por encima de todo,
conciencia. La “conciencia manifestada” en su total dimensión es poderosísima. Puede
crear y destruir mundos, puede modificar la trayectoria del tiempo, puede crear otro
orden de tiempo paralelo o prescindir completamente de él. Esto es algo en lo que no se
ha profundizado lo suficiente. La aparición de la conciencia divina tiene que ver con el
reconocimiento de esta verdad fundamental, de vuestro real poder. Constituís una
versión única del universo. De algún modo todo lo existente es posible por que vosotros
existís. No sólo percibís un mundo, sino que sois el propio mundo. Hay tantas versiones
del universo como conciencias manifestadas. Vuestra conciencia encierra el inicio y fin
de todas las experiencias humanas y no humanas. Sois por lo tanto dueños y creadores
de vuestra propia versión del universo. SER involucra toda esta manifestación universal.
La felicidad, el bienestar, la paz, la belleza, no es algo que ocurre ni existe en las
representaciones externas al SER. La conciencia humana, aquella gobernada por el ego,
lo que hace es identificar falsamente aquellas aspiraciones vitales en el mundo de las
formas. La manifestación de la conciencia divina supone la re-ubicación de identidad de
todas esas aspiraciones en el instante presente, actual.