Você está na página 1de 36

INCENDIOS FORESTALES

Manual práctico

Ecologistas en Acción
INCENDIOS FORESTALES
Manual práctico

Colabora:
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Índice
3 Introducción
4 Los incendios forestales en el Estado español
4 Evolución del número de incendios y superficie quemada.
7 Distribución territorial de los incendios
8 Formaciones vegetales y especies más afectadas
10 Consecuencias de los incendios forestales
12 Causas de los incendios forestales
12 Principales causas de los incendios forestales
14 Distribución de los incendios por causas, áreas geográficas y CA AA.
17 Distribución de incendios por lugar de comienzo
18 Propuestas para evitar los incendios forestales
18 Incendios intencionados
19 Negligencias
20 Otras causas
20 Detección y extinción de incendios
20 Actuaciones a llevar a cabo tras un incendio
23 Decálogo para evitar los incendios forestales
34 Glosario sobre incendios forestales
31 Fuentes consultadas

Edita: Ecologistas en Acción


Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid
r
Tel. 915312739 Fax: 915312611
www.ecologistasenaccion.org
Colabora: Fundación Biodiversidad
Elaborado por: Raúl Navarrete, Theo Oberhuber, Joaquín Reina
naturaleza@ecologistasenaccion.org,
incendiosforestales@ecologistasenaccion.org
Fotos: Xosé Varela, portada. Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, págs: 5, 6,
10, 11, 12, 17, 18, 21, 22, 25, 26-27, 29, 30-31. Ecologistas en Acción, resto de imágenes.
Edición: marzo 2007
ISBN: 978-84-935622-2-9
Depósito legal: M-16714-2007

Ecologistas en Acción agradece la reproducción y divulgación de los contenidos


de este cuaderno siempre que se cite la fuente.

2
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PARA FORMADORES Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Introducción
L
os incendios forestales se han con- En los últimos años (2000 a 2006),
vertido en las últimas décadas en los incendios forestales han quemado
uno de los problemas ambientales 994.539 hectáreas de nuestro país, el
más importantes del Estado español, y 3,9% de toda la superficie forestal y
los efectos del cambio climático previstos casi el 2% de la superficie de todo el
para los próximos años seguramente Estado español, una superficie similar
agravarán la situación. a la que tiene la Comunidad Foral de
Incluso asumiendo que las condicio- Navarra.
nes climáticas en buena parte del Estado, A escala mundial, los incendios fores-
agravadas por los cada vez más evidentes tales intencionados para cambiar el uso
efectos del Cambio Climático, hacen del suelo, amenazan con la desaparición
más frecuentes y dañinos los incendios del último 20% de los bosques vírgenes
forestales, hay que tener en cuenta que del planeta, y con ellos desaparecerá una
más de la mitad de los mismos tienen biodiversidad irrecuperable.
su origen en la utilización deliberada El presente documento* se enmarca
del fuego por parte del ser humano. En dentro de la campaña de divulgación
España, todavía hoy, es común el uso llevada a cabo por Ecologistas en Acción
del fuego para limpiar los montes de en colaboración con la Fundación Biodi-
matorral y proporcionar pastos y brotes versidad para concienciar a la sociedad
frescos al ganado, así como para eliminar sobre el problema de los incendios
los rastrojos de cultivos agrícolas. La per- forestales.
misividad y la falta de control sobre estas
quemas han favorecido históricamente (*) Los datos y gráficos han sido extraídos del
que se encuentren entre las principales informe Incendios forestales: análisis y
causas de incendios todos los años. propuestas. Ecologistas en Acción, 2007.

3
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Los incendios forestales


en el Estado español
Evolución del número de los ochenta a 18.141 en los años noventa,
incendios y superficie quemada y alcanzando ya una media de 20.779
incendios en los seis primeros años de
Aunque los incendios forestales han la actual década.
estado siempre presentes a lo largo de Para Ecologistas en Acción, de estos
la historia de nuestros montes, es en datos se desprende que no se están
las tres últimas décadas cuando, por su haciendo los esfuerzos necesarios en
frecuencia y extensión, éstos se han con- prevención, sensibilización y educa-
vertido en un grave problema ambiental, ción de la sociedad para disuadirla de
social y económico, ya que el número causar incendios forestales. Igualmente,
de incendios alcanza cifras antes nunca demuestra que las medidas punitivas
imaginadas y la superficie quemada sigue no están siendo todo lo eficaces que
siendo muy preocupante. deberían.
Desde 1961, año en el que se inicia En cuanto a la superficie quemada,
la serie anual de datos, el número de la evolución es más irregular y sufre
incendios se ha incrementado muy signi- constantes altibajos. A pesar de ello, y
ficativamente, pasando de una media de tras un incremento espectacular en la
9.515 incendios al año en la década de década de los años ochenta y primera

GRÁFICO 1: NÚMERO DE INCENDIOS Y SUPERFICIE QUEMADA, ARBOLADA Y DESARBOLADA DE 1961 A 2006


350 30.000
Superficie (miles de hectáreas)

300 25.000
250
Desarbolado 20.000
Nº incendios

Arbolado
200
Nº incendios
15.000
150
10.000
100

50 5.000

0 0
1960 1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 2005

Fuente: Dirección General para la Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente

4
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

mitad de los noventa, se registró seguida- 1980/1989, y 159.925 ha/año en el


mente una disminución en la superficie periodo 1990-1999, a 142.077 ha/año
afectada debida a una sucesión de años en el periodo 2000/2006.
anormalmente lluviosos y a la mejora de Como ya se ha señalado, en los últi-
los medios de detección y extinción de mos seis años (2000 a 2006) los incen-
incendios. Sin embargo, a partir del año dios forestales han quemado 994.539
2000 se observa una tendencia al alza en hectáreas de nuestro país, lo que supone
la superficie quemada, siempre sin llegar el 3,9% de toda la superficie forestal y
a las cifras de décadas pasadas. Con- casi el 2% de la superficie de todo el
cretamente se ha pasado de 244.788 Estado español.
hectáreas quemadas al año en el periodo Una dinámica similar ha seguido el

GRÁFICO 2: NÚMERO DE GRANDES INCENDIOS (>500 HA) ENTRE 1986 Y 2006


120

100
Nº Incendios

80

60

40
20

0
1986 1988 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006
Fuente: Dirección General para la Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente

5
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

6
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

número de grandes incendios (incendios Distribución territorial


que afectan a una superficie superior de los incendios
a 500 hectáreas). Entre 1986 y 1994
la media en el número de grandes in- La distribución territorial de los incendios
cendios se mantuvo alta, aunque con demuestra que, en contra de lo que
grandes altibajos de unos años a otros. cabría esperar por sus características
En este periodo se produjeron una me- meteorológicas, el territorio más afecta-
dia de 60 grandes incendios anuales. A do, en cuanto a número de incendios y
partir de esa fecha se produce un im- superficie quemada, no es el arco medi-
portante descenso, 23 incendios anuales terráneo sino el noroeste peninsular, con
de media, que sin embargo han vuelto un clima atlántico o continental húmedo.
a ascender a partir de 2004 alcanzando Más del 70% de los incendios forestales
los 54 grandes incendios en 2006. Este en España se producen en las comuni-
último dato se debe fundamentalmente dades del noroeste peninsular, a la vez
a los grandes incendios registrados en que más del 60% de la superficie forestal
Galicia durante el mes de agosto. y casi el 50% de la superficie arbolada

GRÁFICO 3: NÚMERO DE INCENDIOS Y CONATOS POR CUADRÍCULA ENTRE 1996 Y 2005

Fuente: Dirección General para la Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente

7
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

afectadas por el fuego se encuentran en Extremadura y Andalucía rondan el 10%


dichas comunidades. de la superficie forestal quemada.
Galicia es con diferencia la comunidad Además, España es el segundo país
que sufre mayor número de incendios, mediterráneo, sólo detrás de Portugal,
más de la mitad de todos los produci- con mayor número de incendios y su-
dos en el país. Sólo en Castilla y León, perficie quemada.
Asturias y Extremadura se producen
entre el 5 y el 10% de los incendios. Es Formaciones vegetales
también Galicia donde más superficie y especies más afectadas
forestal se quema junto con Castilla y
León: la mitad de la superficie forestal Las zonas arboladas suponen el 31% de
quemada se encuentra a partes iguales la superficie total afectada, siendo las
en estas dos comunidades. Por su parte, zonas cubiertas por matorral y monte
bajo las más afectadas por
GRÁFICO 4: NÚMERO DE INCENDIOS POR CCAA ENTRE 1996 Y 2005 los incendios, ya que supo-
nen el 83% de la superficie
Extremadura Andalucía no arbolada quemada y el
4,9% Castilla-LaMancha 3,9%
5,5%
Cataluña 3,5% 57% de la superficie total
Asturias 7,8%
Castilla y León
incendiada.
C.Valenciana
2,3% 9,9%
Cantabria 1,7% Las especies arbóreas más
Aragón 1,9% afectadas por los incendios
Madrid 1,3%
Otros
8,7% Canarias 0,4%
han sido las coníferas, con
País Vasco 1,0% 94.500 hectáreas quema-
Murcia 0,7%
Galicia
53,6%
das entre 2003 y 2005,
Navarra 0,7%
I. Baleares 0,6% siendo el pino negral (Pinus
La Rioja 0,5% pinaster), seguido del pino
carrasco (Pinus halepensis)
GRÁFICO 5: SUPERFICIE FORESTAL QUEMADA POR CCAA las especies más afecta-
ENTRE 1996 Y 2005
das. La superficie afectada
Asturias
Andalucía 8,9% de frondosas ha sido algo
9,5% Castilla-LaMancha 5,9%
inferior a la de coníferas,
Cataluña 4,4%
Extremadura Cantabria 3,3%
ya que en los tres últimos
10,0%
C.Valenciana años han sumado 80.111
2,5% Aragón 1,3%
Madrid 1,1%
hectáreas, siendo las es-
Otros
5,0% Canarias 1,0% pecies más afectadas la
Castilla y León
País Vasco 0,7%
encina (Quercus ilex) y el
Navarra 0,4%
25,3%
Galicia I. Baleares 0,3% eucalipto, especialmente
25,3% Murcia 0,1% el Eucaliptus globulus. Hay
La Rioja 0,1%
que tener en cuenta que
Fuente: Dirección General para la Biodiversidad. aunque la superficie total
Ministerio de Medio Ambiente de distribución de las dife-

8
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

rentes especies de eucalipto es cuatro produce a partir de semillas, si la masa


veces inferior a la de la encina (500.000 ha llegado a la edad fértil; si no es así,
hectáreas de eucaliptos frente a 2 millo- hay que recurrir a la repoblación. Por
nes de hectáreas de encinas), muchos ello, salvo que los siniestros sean muy
años es la frondosa más afectada por el graves, la recuperación es más factible
fuego. en los bosques de frondosas que en los
Es importante destacar que las con- de coníferas.
secuencias ambientales de los incendios
sobre las coníferas suelen ser mucho
peores que las producidas sobre las
frondosas, debido a que ninguna de
las pináceas peninsulares rebrota tras
un incendio, mientras que varias de las
frondosas, como las encinas y los alcor-
noques, suelen rebrotar tras los incendios
con un alto porcentaje de éxito. En las
coníferas, la regeneración natural se Incendio de Quercus

Pinar incendiado en Guadalajara en 2005

Plantación de
eucaliptos quemada

Encina rebrotando

9
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Consecuencias
de los incendios forestales
L
os incendios forestales producen ocupante incremento en el número de
enormes daños ambientales. De és- víctimas debido muy posiblemente a la
tos, el más fácilmente apreciable es virulencia de los incendios forestales de
la pérdida de calidad paisajística debido estos últimos años.
a la destrucción de la cubierta vegetal y a Las pérdidas económicas y las fuertes
una evolución de ésta hacia series regre- inversiones necesarias para paliar los
sivas. El efecto de los incendios sobre la efectos de los incendios son otras de las
fauna es la muerte de aquellos animales consecuencias de estos incendios. Por
que no pueden escapar del fuego o el ejemplo, en 2005 las pérdidas produci-
desplazamiento de otros por la pérdida das por los incendios más los gastos en
de pastos y hábitats. El suelo se ve afec- extinción ascendieron a 126.646.192
tado por la alteración de la estructura euros.
edáfica y el aumento del riesgo de degra- Teniendo en cuenta que en la práctica
dación provocando la pérdida de suelo totalidad de las CC AA los gastos de
fértil y el avance de la erosión. Como extinción se hacen a costa de detraer in-
consecuencia de la pérdida de suelo, se versiones de otras actuaciones en medio
altera drásticamente el ciclo hídrico al ambiente, en muchos casos relacionadas
disminuir la infiltración y, con ello, las con la gestión y conservación de espacios
reservas hídricas subterráneas, aumenta y especies protegidas, resulta preocu-
la escorrentía y el riesgo de crecidas en pante el progresivo incremento de esta
arroyos y vaguadas con la llegada de llu- partida, especialmente en comparación
vias torrenciales. Además, los incendios con los presupuestos existentes para la
forestales son una importante fuente de prevención de incendios y la conserva-
emisión de gases de efecto invernadero ción de la naturaleza en general.
(hasta un 1% del total de emisiones en
el Estado español) y, por tanto, uno de
los factores que contribuyen al cambio
climático.
Además, estos incendios suponen
todos los años la pérdida de vidas hu-
manas y grandes daños en explotaciones,
cultivos y viviendas. Desde 1986 se han
producido 187 víctimas mortales debido
a incendios forestales, y en el periodo
2003-2006 se ha producido un pre-

10
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

11
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Causas
de los incendios forestales
E
l conocimiento y determinación de debidas a agentes naturales o al compor-
las causas de los incendios fores- tamiento humano. Las causas inmediatas
tales constituye una herramienta se pueden clasificar en intencionadas,
fundamental para adoptar las medidas negligencias, otras causas, y naturales.
preventivas oportunas que nos ayuden Según el Ministerio de Medio Ambien-
a evitarlos. te, los incendios intencionados son los
provocados deliberadamente por el
Principales causas hombre o causados por quemas agrarias
de los incendios forestales sin permiso y en épocas no autorizadas.
Sin embargo, las negligencias engloban
Las causas de los incendios forestales se los incendios forestales iniciados a par-
dividen en dos grandes grupos: causas tir del uso autorizado del fuego para
inmediatas y estructurales. alguna actividad agropecuaria, trabajos
Las causas inmediatas son aquellas forestales, hogueras, fumadores, quema
que provocan el inicio del fuego y son de basuras o fuegos escapados de ver-

12
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

tederos. Los debidos a otras causas son otros usos de riesgo.


originados por los ferrocarriles, las líneas x Dispersión territorial: presencia de
eléctricas, los motores y máquinas, y las núcleos de población insertadas en el
maniobras militares. Mientras que las medio natural o en sus proximidades.
causas naturales se refieren a la caída de x Estacionalidad de los incendios fores-
rayos. tales: el hecho de que los incendios se
Se denominan causas estructurales de produzcan principalmente en los meses
los incendios forestales a los factores que estivales dificulta el mantenimiento del
pueden influir de manera importante en operativo de lucha contra incendios.
el comportamiento y propagación de és- En el Estado español los incendios
tos. Estas causas estructurales dependen forestales son mayoritariamente produ-
de factores intrínsecos del propio medio cidos por el ser humano, concretamente
natural y/o del entorno socioeconómi- el 78% de los incendios, aspecto que
co. Las principales causas estructurales revela la escasa conciencia de la pobla-
son: ción sobre el valor económico, social y
x Las condiciones climatológicas: largos ecológico de los montes y la importancia
periodos de sequía y de altas temperatu- de su conservación. El 60% son incen-
ras. dios intencionados, el 12%, debidos a
x Características de la vegetación: alto negligencias, un 6% se deben a otras
grado de combustibilidad e inflamabili- causas accidentales, del 16% se desco-
dad. noce su causa, el 4% tienen su origen en
x Condiciones orográficas del terreno: rayos, y el 2%, a rebrotes de incendios
terrenos en pendientes con dificultades controlados.
de accesibilidad en determinados ca- Dentro de las motivaciones de los
sos. incendios forestales intencionados des-
x Uso indebido del fuego: práctica ha- tacan las quemas agrícolas ilegales y
bitual para eliminación de residuos en abandonadas (43%), las quemas sin
las actividades agrarias y forestales, entre autorización para la obtención de pas-

GRÁFICO 6: INCENDIOS POR CAUSAS. GRÁFICO 7: INCENDIOS INTENCIONADOS POR CAUSAS.


PERÍODO 1996-2005 PERÍODO 1996-2005
Daños animales 2%
Reproducción 2%
Caza 4% Otras causas 6%
Rayo 4%
Negligencias 12% Pirómanos
Otras causas 14% Quema agrícola
6% Intencionados 43%
60%
Desconocidas
16%
Quema obt. pastos 31%

Fuente: Dirección General para la Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente

13
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

tos (31%), los pirómanos (personas con En el noroeste peninsular (Galicia,


alguna alteración patológica, el 14%), Asturias, Cantabria, País Vasco y las pro-
el 4% relacionados con la caza, el 2% vincias de León y Zamora) el 75% de los
para eliminar animales y el 6% restante incendios son intencionados, especial-
se divide entre venganzas, vandalismo, mente para eliminar matorral o monte
obtención de madera a bajo precio, re- bajo, obtener pastos para el ganado, o
calificaciones de terrenos, modificaciones para quemar rastrojos. Ecologistas en
de uso del suelo (de forestal a agrícola) Acción considera que esta situación es
y disensiones en la titularidad de los sumamente grave si tenemos en cuenta
montes. que más del 70% de los incendios fores-
Las quemas agrícolas y para la ob- tales del Estado español se producen en
tención de pastos, causan más de la dicha área geográfica.
mitad de los incendios con motivación Si analizamos esta área por comunida-
conocida que se producen cada año en des autónomas vemos que en Galicia el
nuestro país, concretamente el 53,6%, 84% de los incendios son intencionados,
independientemente de que sean inten- mientras que en Cantabria suponen el
cionados o causados por negligencias. 69% de los siniestros y en el País Vasco
Entre 1996 y 2005 las quemas agrícolas, el 46%. Sin embargo, en Asturias el
autorizadas o no, produjeron más de 66% de los incendios son por causas
34.000 incendios, el 31,7% de todos desconocidas. Por otro lado, el 76%
los incendios con motivo conocido. de los incendios con causas conocidas,
Mientras que las quemas para regenerar son intencionados. Para Ecologistas en
pastos, incluyendo las autorizadas y no Acción esto hace sospechar que buena
autorizadas, causaron más de 23.000 parte de los incendios por causas desco-
incendios, el 21,9% de los incendios con nocidas sean en realidad intencionados.
motivo conocido. De las provincias castellano-leonesas
incluidas en esta área, Zamora sufre
Distribución de los incendios un 77% de incendios intencionados y
por causas, áreas geográficas León un 40%. Estos datos ponen de
y Comunidades Autónomas manifiesto la importancia del problema
de los incendios intencionados en el área
El análisis de las causas de los incendios noroeste y, sobre todo, en Galicia, donde
por áreas geográficas demuestra la exis- se producen más de la mitad de todos
tencia de dos situaciones muy diferen- los incendios de todo el Estado.
ciadas dentro del Estado español, ya que Sin embargo, en el área mediterránea
mientras que en el noroeste peninsular el 49% de los incendios son causados por
existe un elevado porcentaje de incendios negligencias, el 28% son intencionados,
intencionados, en el resto del país las cau- un 9% son causados por la caída de rayos
sas más habituales de los incendios están y un 13% son de causa desconocida. Por
más repartidas entre incendios intencio- comunidades autónomas las negligencias
nados y negligencias (ver gráfico 8). causan el 56% de los incendios en las Is-

14
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

las Baleares; el 53% en Cataluña; el 50% el área mediterránea.


en Ceuta; el 47% en Andalucía; el 45% En las comunidades interiores las
en la Comunidad Valenciana; y el 42% negligencias provocan el 38% de los
en Murcia. Mientras que los incendios incendios, mientras que el 27% son
intencionados rondan el 30% en todas intencionados, el 24% son por causas
las comunidades del arco mediterráneo. desconocidas, y el 10% atribuidos a ra-
En cuanto a los siniestros iniciados por yos. En Aragón las negligencias generan
rayos, destaca la Comunidad Valenciana el 52% de los incendios; en Castilla-La
con un 23%. Las negligencias son, por Mancha el 47%; en Navarra el 42%
tanto, la más importante causa a tratar y en Castilla y León (incluidas León y
para reducir los incendios forestales en Zamora) el 36%. Esta última comunidad

GRÁFICO 8: DISTRIBUCIÓN DE INCENDIOS POR CAUSAS Y ÁREAS GEOGRÁFICAS ENTRE 1996 Y 2005
Negligencias y
Otras causas 7%

Desconocida
15%
Intencionado
75% Rayo 1%
Reproducción
2%

Negligenc. Desconocida
Otras cau. 24%
38%
Rayo 10%
Negligencias y
Intencionado Otras causas
27% Reproducción Desconocida 13%
1% 49%

Rayo 9%
Intencionado
28% Reproducción
1%

Noroeste Negligencias y
Otras causas
Mediterráneo 34%
Desconocida
Canarias 23%
Comunidades interiores Intencionado
42% Reproducción
1%

15
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Las vías ferroviarias y los tendidos eléctricos


en zonas forestales pueden originar incendios

alcanza el 46% de incendios intencio- a negligencias, y el 23% son por causas


nados, mientras Extremadura alcanza el desconocidas. Esta es la comunidad autó-
41%. El resto de comunidades interiores noma con menor número de incendios,
poseen porcentajes relativamente bajos sólo el 0,37% en el período 1996-2005
de siniestros intencionados: Castilla La pero con una gran importancia por la
Mancha, 20%; Navarra, 19%; Aragón, variedad, el valor ambiental y la reducida
10% y Madrid, 6%. extensión de sus ecosistemas forestales
También alcanzan cierta importancia en comparación a otros ecosistemas
en estas comunidades los incendios peninsulares.
atribuidos a rayos, pues tanto Castilla y Especialmente importante es señalar
León como Castilla La Mancha son las el elevado porcentaje de incendios con
comunidades que más incendios regis- causas desconocidas en determinadas
tran por esta causa de todo el Estado, CC AA, como Madrid con un 67%,
seguidas de Aragón. En la comunidad Asturias con un 66% y Extremadura con
aragonesa esta causa supone el 30% de un 37%. Ecologistas en Acción considera
los incendios. que el caso de la Comunidad de Madrid
En Canarias, casi el 100% de los resulta aún más llamativo teniendo en
incendios son de origen antrópico ya cuenta que es la CC AA que más in-
que apenas se producen rayos. En la vierte por hectárea y año en prevención
comunidad insular el 41% de los incen- y extinción de incendios. Se trata de un
dios son intencionados, el 34% debidos claro ejemplo de la inadecuada gestión

16
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

e inversión que en muchos casos se hace la penetración en las zonas forestales.


en incendios forestales. Si se desconocen Un 30%, comenzaron en lugares que
las causas de los incendios difícilmente no se especifican y se denominan otros
puede realizarse una adecuada política lugares del monte.
de prevención, siendo por ello totalmen- Precisamente gran parte de las ac-
te imprescindible priorizar el estudio tuaciones de prevención se centran en
de las causas para poder evitar que se la apertura de nuevas vías de entrada a
produzcan, y así reducir las inversiones los montes en forma de pistas forestales
en extinción. y cortafuegos, por lo que antes de plan-
tearse la apertura de nuevos accesos se
Distribución de incendios debe valorar adecuadamente el riesgo
por lugar de comienzo potencial aparejado.
Además, en los últimos años se han
Un dato relevante es conocer dónde se revelado como un gran riesgo las urbani-
inician los incendios, ya que ayuda a es- zaciones construidas en zonas forestales.
clarecer la dinámica de los incendiarios. Estos núcleos urbanos, en ocasiones
Las estadísticas muestran que la mitad construidos de forma ilegal y en casi to-
de los incendios, exactamente el 50%, dos los casos sin contar con las medidas
se originan cerca de caminos de acceso a de autoprotección adecuadas, se han
los montes, carreteras, pistas forestales y convertido en una de las zonas de mayor
sendas. Es decir, en lugares que facilitan riesgo de inicio de incendios.

Las urbanizaciones en zonas forestales


generan más riesgo de incendio y, además,
dificultan las tareas de extinción.

17
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Propuestas para evitar


los incendios forestales
P
ara atajar las causas que provocan el terreno. Como alternativa a la quema
los incendios forestales es necesario de restos de poda, debería fomentarse
conocer en cada zona cuales son los el astillado de los mismos, facilitando
principales motivos por los que se que- líneas de ayuda para la compra de la
man los montes. Por ello, las diferentes maquinaria necesaria.
administraciones competentes deberían Similares medidas deberían tomarse
dotar de los medios económicos y huma- para evitar las quemas para obtención de
nos, así como de la adecuada formación, pastos. Las administraciones ambientales
a los cuerpos que se encargan de las deberían prohibirlas durante todo el año.
tareas de investigación, básicamente el Asimismo, la Administración competen-
Servicio de Protección de la Naturaleza te debería fomentar prácticas alternativas
de la Guardia Civil (Seprona), los agen- para la regeneración de pastos, como los
tes forestales-medioambientales y, en desbroces mecánicos, y otras medidas
algunas zonas, la policía autonómica. Es que promocionen prácticas ganaderas
imprescindible que entre estos cuerpos respetuosas con el medio, condicio-
exista una auténtica colaboración y co- nando a la adopción de las mismas la
operación para optimizar al máximo los concesión de ayudas y subvenciones.
resultados de las investigaciones. En el caso de los pirómanos, entendi-
Una vez conocidas las causas habría dos como personas con alguna alteración
que tomar las medidas adecuadas para psicológica, deben ser tratados por espe-
evitar que se ocasionen. Si actualmente cialistas hasta su completa curación.
casi las tres cuartas partes de los incen- Para evitar los incendios producidos
dios intencionados se inician por quemas para facilitar la caza, las Administraciones
agrícolas y para obtención de pastos, se ambientales, con el fin de favorecer la
hace imprescindible y prioritario atajar recuperación de la fauna afectada por
directamente estas prácticas. el incendio, deberían prohibir la caza
en la zona quemada durante periodos
Incendios intencionados de hasta diez años.
En el caso de los incendios provocados
En el caso de quemas con fines agrícolas, para obtener madera a bajo precio, las
las administraciones ambientales debe- Administraciones ambientales deberían
rían prohibirlas durante todo el año. proceder a la expropiación inmediata de
La Administración debería fomentar la madera quemada a precio de coste,
prácticas alternativas a la quema de ras- cediéndosela a su vez a una empresa
trojos como el volteo de los mismos en pública para su transformación.

18
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

La Administración ambiental y la ción de pastos autorizadas que escapan


urbanística deberían impedir a través a terrenos forestales dicho riesgo des-
de las respectivas normativas autonó- aparece con la adopción de las medidas
micas los asentamientos residenciales descritas en el apartado anterior.
en zonas forestales, así como obligar a Para reducir los incendios asociados
las ya existentes a adoptar las medidas al resto de negligencias proponemos:
preventivas adecuadas, tales como pla- prohibir cualquier tipo de trabajo fo-
nes de autoprotección frente a incendios restal con riesgo de incendios durante
forestales. Así mismo, dichas administra- los períodos de riesgo; prohibir hacer
ciones deberían establecer registros de fuego fuera de las zonas acondicionadas
zonas incendiadas para hacer efectiva durante todo el año y en dichas zonas en
la prohibición, recogida en la Ley de el período de máximo riesgo; y prohibir
Montes, de cambio de uso de suelo y de la quema de basuras dentro y fuera de
construcción de cualquier zona forestal vertederos.
quemada durante 30 años. Así mismo, proponemos sancionar el
lanzamiento de colillas y objetos incan-
Negligencias descentes desde vehículos, y mantener
los márgenes de las carreteras debida-
En el caso de incendios causados por mente desbrozados por medios mecá-
quemas con fines agrícolas y para obten- nicos, así como limpios de residuos.

Retirando la madera quemada


tras un incendio

19
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Otras causas absolutamente coordinados por la mis-


ma dirección, y si eso no pudiera ser,
En el caso de las líneas férreas, las enti- al menos es imprescindible garantizar
dades responsables del mantenimiento la colaboración entre las diferentes
de las mismas –como puede ser ADIF, direcciones.
antes Renfe, u otras compañías– deben
de mantener las márgenes de las vías Actuaciones a llevar a cabo
férreas libres de vegetación inflama- tras un incendio
ble y restos de basura para prevenir
incendios. En los tendidos de alta ten- Después de que un incendio esté con-
sión que atraviesan terrenos forestales trolado resulta fundamental investigar
se debería mantener unas distancias las causas del mismo y encontrar a los
mínimas de los conductores a las ma- presuntos responsables. Tras el incendio
sas de arbolado para lo que debería se debe actuar para prevenir el riesgo de
obligarse a las empresas eléctricas a la erosión y el riesgo de plagas, formando
presentación de planes de limpieza y fajinas en las laderas antes de la llegada
mantenimiento de la línea. En el caso de las lluvias y sacando la madera que-
de incendios se debería responsabilizar mada si fuera necesario antes del siguien-
a la entidad encargada de ese mante- te periodo vegetativo para no reducir las
nimiento. posibilidades de regeneración natural.
Finalmente, referente a los incendios Por eso mismo debería prohibirse el
provocados por las maniobras del ejérci- acceso al ganado doméstico a la zona
to, éstas deberían quedar prohibidas en quemada. No se debería repoblar hasta
los campos de maniobras que contengan comprobar que esa regeneración natural
masas forestales o que linden con terre- ha fracasado o que ha tenido un éxito
nos forestales durante todo el año. escaso. Las Comunidades Autónomas
deberían destinar partidas económicas
Detección para la restauración de los montes afec-
y extinción de incendios tados por incendios.

Las tareas de vigilancia de los montes Con la adopción de todas las medidas
deberían estar en manos de personal descritas, se reducirían sustancialmente
conocedor de la comarca. Igualmente, el número de incendios forestales, con
las labores de pronto ataque y extinción los consiguientes beneficios ambientales,
deben realizarse por trabajadores habi- sociales y económicos. Las medidas
tuados al medio y al uso y control de propuestas, además, exigen un aumento
las técnicas de extinción de incendios en la vigilancia de los montes y en el
forestales. Estos grupos de trabajadores, número de personas destinadas a su con-
al igual que los bomberos, el volunta- servación, con lo que serían una fuente
riado, guardia civil, policía autonómica, de empleo estable, especialmente en las
fuerzas del ejército, etc. deberían estar zonas rurales.

20
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Las labores de vigilancia y extinción deben


estar a cargo de personal experto

21
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

22
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Decálogo para evitar


los incendios forestales
1 6
Dotación de mayores medios eco- Prohibir quemar basuras y hacer fuego
nómicos y humanos para la investi- en los vertederos responsabilizando
gación de las causas de los incendios de tales actos a los ayuntamientos.
al Seprona, a los agentes forestales-

7
medioambientales y policías autonómi- La Administración ambiental compe-
cas dependientes de las Comunidades tente debería prohibir, por motivos
Autónomas. ambientales, durante un período de
diez años, la caza en las zonas quemadas

2
Prohibición de las quemas con para facilitar su regeneración.
fines agrícolas durante todo el

8
año. La Administración debería Las entidades responsables de las
fomentar prácticas alternativas a líneas ferroviarias y eléctricas de-
la quema de rastrojos y restos ve- ben de mantenerlas en adecuadas
getales, facilitando líneas de ayuda condiciones para prevenir incendios. En
para la compra de la maquinaria el caso de incendios se debería respon-
necesaria. sabilizar a la entidad encargada de ese
mantenimiento.

3
Prohibición de las quemas para ob-

9
tención de pastos durante todo el La Administración ambiental y la
año. La Administración competente urbanística deberían impedir a través
debería fomentar prácticas alternativas de las respectivas normativas auto-
para la regeneración de pastos. nómicas y los registros de zonas incen-
diadas los asentamientos residenciales en

4
Prohibir durante todo el año hacer zonas forestales, así como el cambio de
fuego en zonas forestales para usos uso de suelo y la construcción de cual-
recreativos (barbacoas, fogatas, etc.), quier zona quemada durante 30 años
incluso en las zonas habilitadas para (como establece la Ley de Montes).
ello.

10
La Administración ambiental

5
La Administración competente de- competente encargará la vigilan-
berá sancionar el lanzamiento de cia y las tareas de pronto ataque
colillas desde los vehículos. Se de- a trabajadores conocedores de la zona,
berían mantener los márgenes de las habituados al monte y al uso y control
carreteras debidamente desbrozados y de técnicas de extinción de incendios
limpios de residuos. forestales.

23
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Glosario
sobre incendios forestales
Actuaciones silvícolas interpretación exhaustiva del compor-
Se trata de acciones y trabajos cuyo obje- tamiento del fuego.
tivo es el de mejorar las masas forestales.
Entre los tratamientos se incluyen tra- Causas accidentales
bajos de rozas y desbroces de matorral, Son las relacionadas con la quemas de
claras y podas de arbolado de la masa rastrojos o residuos agrícolas o forestales,
principal, con la misión de reducir la con vertederos de residuos sólidos ur-
materia vegetal susceptible de arder. banos o con el lanzamiento de artificios
pirotécnicos en las fiestas patronales
Agente Forestal o locales, entre otros, cuando a pesar
Agente de la autoridad perteneciente de haberse adoptado las medidas de
a las Administraciones públicas que, prevención adecuadas y establecidas en
de acuerdo con su propia normativa y la normativa de prevención vigente, pro-
con independencia de la denominación vocan de manera accidental un conato
corporativa específica, puede tener enco- o incendio forestal.
mendadas, entre otras funciones, las de
policía y custodia de los bienes jurídicos Causas estructurales
de naturaleza forestal. Recibe otras deno- Son aquellos factores que, sin provocar
minaciones en las distintas Comunidades el inicio del fuego, pueden influir de
Autónomas: Agente Medioambiental, manera importante en su comporta-
Agente de Protección de la Naturaleza, miento y propagación, y por tanto, en
Guarda Forestal, Agente Rural, etc. la magnitud y trascendencia final que
alcance el siniestro.
Área cortafuegos
Se trata de áreas o terrenos forestales Causas inmediatas
en los que se realiza, mediante trabajos Son aquellas que provocan el inicio del
silvícolas, una reducción del combus- fuego y son debidas a agentes naturales
tible vegetal, fundamentalmente de –la caída de un rayo normalmente– o a
vegetación arbustiva, de matorral o causa del comportamiento negligente o
herbácea y en determinadas ocasiones intencionado de las personas.
de la arbórea.
Causas intencionadas
Área de inicio Son los incendios que se provocan por
Punto donde se inició el incendio fo- una utilización deliberada del fuego por
restal. Se determina después de una parte del ser humano.

24
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Causas naturales Cuadro de indicadores


Son aquellas causas que producen incen- Es el conjunto de evidencias físicas y
dios forestales sin la intervención huma- humanas presentes en el incendio que
na. Se reducen a la caída de un rayo en ayudarán a establecer la hipótesis de
el monte o en terrenos próximos durante trabajo para la averiguación de la causa
la época de máximo peligro. que lo ha producido.

Causas por negligencia Cultivo forestal


Son los incendios forestales que tie- Plantación de especies vegetales de in-
nen su origen, por regla general, en terés comercial desde un punto de vista
descuidos en determinadas prácticas del valor monetario de la madera. Las
de fuego en el monte o zonas colin- especies más utilizadas históricamente,
dantes con los terrenos forestales, sin han sido las distintas especies de pinos,
haber adoptado las debidas medidas eucaliptos y variedades de chopos. Su
de prevención. Se entiende que no impacto negativo sobre el medio na-
existe interés ni premeditación de tural ha sido muy notable. En muchas
producirlo. actuaciones, la plantación de cultivos
forestales ha ido precedida por la eli-
Conato minación de la vegetación natural del
Fuego igual o menor de una hectárea de lugar. Además, los cultivos suelen llevar
superficie afectada. asociadas actuaciones impactantes como

25
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

la roturación del sustrato y la apertura de Faja auxiliar


numerosos accesos y fajas cortafuegos. Se trata de áreas cortafuegos en forma
de fajas de unos 5 metros de ancho a los
Época de peligro lados de las pistas, caminos o carreteras
Generalmente, son los meses de verano, forestales.
los que representan un mayor peligro de
incendio forestal. Faja cortafuegos
Área cortafuegos que consiste en la
Escamado apertura de fajas de bordes paralelos
Es el resultado de la carbonización pro- con eliminación de la vegetación hasta
funda de la madera que produce que el suelo mineral, con unas anchuras que
su superficie quede convertida en una
especie de piel escamosa de vetas negras
y brillantes.

Especie forestal
Especie arbórea, arbustiva, de matorral
o herbácea que no es característica de
forma exclusiva del cultivo agrícola.

26
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

oscilan entre los 5 metros en zonas de Incendio de copa


vegetación herbácea a 50 metros en los Se propaga a través de las copas de los
terrenos donde predomina el estrato árboles una vez asciende el fuego desde
arbóreo. el estrato inferior.

Gran incendio Incendio de subsuelo


Incendio superior a 500 hectáreas de Avanza y se propaga quemando la mate-
superficie afectada. ria orgánica seca del suelo y las raíces.

Ignición Incendio de superficie


Es el fenómeno que inicia la combustión. Este tipo incendio forestal se extiende y
Se produce al introducir una pequeña propaga quemando la vegetación her-
llama externa, chispa o brasa incandes- bácea y de matorral así como los restos
cente (ignición provocada). Si la ignición de vegetales en fase de putrefacción, sin
no la provoca ningún foco externo se apenas afectar al arbolado que pueda
denomina auto-ignición. existir.

Incendiario Incendio forestal


Individuo que provoca incendios foresta- Cuando el fuego se extiende sin control
les de manera consciente e intencionada, sobre cualquier terreno forestal, afectan-
con el ánimo de provocar la máxima do a vegetación que no estaba destinada
destrucción de la cubierta vegetal. a arder. Siniestro superior a una hectárea
de superficie afectada.

27
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Índice de Riesgos vegetales que pierden sus hojas como


Se define como la probabilidad de que mecanismo de adaptación a la estación
se produzca un incendio forestal en una fría. No obstante, en las zonas más térmi-
zona y en un intervalo de tiempo deter- cas, prosperan vegetales perennifolios. La
minado. Dependerá en gran medida de gran riqueza de árboles en este tipo de
los factores que determinan el compor- comunidades vegetales constituye una
tamiento del fuego. de sus principales características.

Lascamiento Monte mediterráneo


Desprendimiento de la corteza de plan- Se caracteriza por comunidades vege-
tas con tallo de corteza quebradizo, tales siempreverdes, con una predomi-
como consecuencia de la pérdida de nancia de especies arbóreas y arbustivas
humedad. Su localización en la planta de hoja esclerófila y persistente (encinas,
suele ayudar a marcar la dirección de alcornoques y pinos), adaptadas a un
entrada y propagación del fuego clima donde el calor y la sequía marcan
Método de Evidencias Físicas una serie de adaptaciones morfo-socio-
(MEF) lógicas.
Sistema de investigación técnica que
permite la reconstrucción de la evolu- Petrificación de ramas
ción de un incendio forestal a través Cuando por el efecto del calor produci-
del análisis de los vestigios que éste ha do por la combustión, las ramas menos
dejado a su paso. desarrolladas de los árboles y matorrales
adoptan una posición y postura parecida
Monte al porte de una bandera. Es más evidente
Todo terreno con una mínima superficie cuanto más rápido haya sido el avance
en el que vegetan especies forestales del fuego.
arbóreas, arbustivas, de matorral o herbá-
ceas, sea espontáneamente o procedan Pirómano
de siembra o plantación, que cumplan Individuo con una alteración psíquica,
o puedan cumplir funciones ambienta- que le induce a provocar siniestros
les, protectoras, productoras, culturales, forestales.
paisajísticas o recreativas. También, los
terrenos yermos, roquedos y arenales; Plan de Autoprotección
y los terrenos agrícolas abandonados Plan que establece las medidas y actua-
que hayan recuperado características ciones necesarias para la lucha contra
forestales. los incendios forestales, y la atención
de las emergencias derivadas de ellos.
Monte atlántico Deben ponerlos en marcha los núcleos
Se caracteriza por comunidades vege- de población aislada, urbanizaciones,
tales donde predominan la especies camping u otras actividades ubicadas en
planocaducifolias, es decir, especies terrenos considerados zona de peligro

28
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

por incendio forestal.


Superficie de herbáceas
Plan Local de Emergencias Cuando la superficie recorrida por el fue-
Tiene como objeto establecer la organi- go está cubierta por vegetación herbácea
zación, el procedimiento de actuación y o sobre la misma existe vegetación arbó-
la movilización de los recursos, propios rea inferior al 20% de la zona afectada
o asignados, a utilizar para luchar contra por el incendio forestal.
los incendios forestales que acontezcan
fundamentalmente en su término mu- Superficie de matorral
nicipal. Cuando el fuego afecta a una superficie
cubierta de matorral o de vegetación
Riesgo de incendio arbórea menor del 20% de los terrenos
El riesgo de incendios forestales se define afectados.
como la probabilidad de que se pro-
duzca un incendio en una zona y en un Zona de Riesgo
intervalo de tiempo determinado. Corresponde a las zonas con predominio
de terrenos forestales y delimitadas en
Silvicultura función de los índices de riesgo y de los
Conjunto de técnicas que tratan de la valores a proteger.
conservación, mejora, aprovechamiento
y regeneración o, en su caso, restaura-
ción, de las masas forestales.

Silvicultura preventiva
Conjunto de reglas dentro de la silvicul-
tura general, que tienen la finalidad de
conseguir estructuras de masa vegetal
con menor grado de combustibilidad, es
decir, con mayor resistencia a la propa-
gación del fuego mediante actuaciones
lineales (áreas cortafuegos) y actuaciones
en la masa que creen discontinuidades.

Siniestro
Todo aquel fuego que se produce en
terreno forestal, incluidos los conatos.

Superficie arbolada
Cuando el fuego afecta a una superficie
con vegetación arbórea superior al 20%
del área incendiada. Desbrozado para prevención de incendios

29
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

30
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Fuentes consultadas
• ECOLOGISTAS EN ACCIÓN (2001). • MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE
Incendios forestales, causas y prevención. (2007): Los incendios forestales en España
durante 2006. Avance informativo.
• ECOLOGISTAS EN ACCIÓN (2007).
Incendios forestales, análisis y propuestas. • VÉLEZ, R. y OTROS (2000). La defensa
contra incendios forestales. Fundamentos y
• MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE experiencias. Ed. McGrawHill.
(2006): Los incendios forestales en España
durante el decenio 1996-05.

31
INCENDIOS FORESTALES: MANUAL PRÁCTICO

Ecologistas en Acción
www.ecologistasenaccion.org

Andalucía: Parque San Jerónimo, s/n, 41015 Sevilla Tel./Fax: 954903984


andalucia@ecologistasenaccion.org
Aragón: C/ Cantín y Gamboa 26, 50002 Zaragoza Tel./Fax: 976398457
aragon@ecologistasenaccion.org
Asturies: C/ San Ignacio 8 bajo, 33205 Xixón Tel: 985337618
asturias@ecologistasenaccion.org
Canarias: C/ Senador Castillo Olivares 31, 35003 L. P. de Gran Canaria Tel: 928362233
922315475 canarias@ecologistasenaccion.org
Cantabria: Apartado nº 2, 39080 Santander Tel: 942240217
cantabria@ecologistasenaccion.org
Castilla y León: Apartado nº 533, 47080 Valladolid Tel: 983210970
castillayleon@ecologistasenaccion.org
Castilla-La Mancha: Apdo. nº 40 - 45516, Puebla de Montalbán (Toledo) Tel: 925751387
castillalamancha@ecologistasenaccion.org
Catalunya: Can Basté - Passeig. Fabra i Puig, 274. 08031 Barcelona Tel: 934296518
catalunya@ecologistesenaccio.org
Euskal Herria: C/ Pelota 5, 48005 Bilbao Tel: 944790119
euskalherria@ekologistakmartxan.org
Extremadura: C/ Sevilla 63, esc 2 - 5º F, 06200 Almendralejo (Badajoz) 617246859
extremadura@ecologistasenaccion.org
La Rioja: C/ Carnicerías 2, 1º, 26001 Logroño Tel./Fax 941245114
larioja@ecologistasenaccion.org
Madrid: C/ Marqués de Leganés 12, 28004 Madrid Tel: 915312389
madrid@ecologistasenaccion.org
Melilla: C/ Colombia 17, 52002 Melilla Tel: 630198380
melilla@ecologistasenaccion.org
Navarra / Nafarroa: C/ San Marcial 25, 31500 Tudela Tel: 626679191
navarra@ecologistasenaccion.org
País Valencià: C/ Tabarca 12 entresuelo, 03012 Alicante Tel: 965255270
paisvalencia@ecologistesenaccio.org
Región Murciana:
C/ José García Martínez 2, 30005 Murcia Tel: 968281532 - 629850658
murcia@ecologistasenaccion.org

32
Colabora: