Você está na página 1de 2

Videojuegos y arte

Desde hace ya varios años, en el campo artístico, se ha ido experimentado con proyectos que usan
elementos y lenguajes derivados de las nuevas tecnologías, desde una ilustración digital hasta hackear la
página web del vaticano.

En el campo de los videojuegos, ha sido lo mismo. Hay artistas que han utilizado los videojuegos tanto
como soporte, como lenguaje o herramienta de trabajo para generar proyectos artísticos. En festivales de
artes con nuevas tecnologías, como ArtFutura, constan ya categorías para animación 3D y videojuegos
como soporte artístico.

Yo entré en contacto con este tipo de práctica en el año 2008, gracias al festival de arte Influencers que se
celebra cada año en el CCCB. Entre los artistas invitados constaban dos que trabajan con videojuegos. Por
una parte Brody Condon, un artista neoyorquino que utiliza los videojuegos como punto de partida para
esculturas, performance y videoinstalaciones. Condon explora pues un terreno intermedio entre la ficción de
los juegos y las experiencias reales colectivas. El otro proyecto relacionado, fue el de las Machinima, una
serie de videos en loop generados por varios artistas, que utilizan el hacking y los mods de juegos
comerciales para manipularlos a su antojo y generar videos. Desde counter strike hasta los sims,
propuestas de humor crítico, que a través de un lenguaje cotidiano para muchos usuarios reflexionan sobre
el mundo de los juegos, los medios de comunicación y la vida real.

Otros artistas similares podrían ser Joseph DeLappe, artista


inglés que no solo utiliza los mods de videojuegos para dar
visiones criticas sobre hechos acontecidos recientemente (como
la guerra de Irak) sino que también genera obra escultórica en
soportes más tradicionales pero de una estética totalmente
vinculada al mundo del videojuego.

Atendiendo al soporte en sí como videojuego, podríamos


mencionar al colectivo de Molleindustria, que a través de los
juegos flash, hace una crítica lúdica de realidades del momento.
Uno de sus juegos más famosos “Faith Fighter” Luchador de la
fé, nos traslada a un clásico juego de lucha 2D en el cual todos
los personajes son representaciones de deidades o personajes
Brody Condon. Performance en los Ángeles, importantes de distintas religiones.
2008.
Otros campos podrían ser el de utilizar lenguajes que nos
vienen dados por el entorno de los videojuegos, como el glitch.
El glitch es un error, una corrupción en los datos, normalmente
se puede asocia esta palabra en un entorno de videojuego, o
de sistema operativo de ordenador. Esta corrupción de datos
crea una serie de errores visuales muy característicos. Algunos
artistas, tanto en lo visual como en lo musical (música glitch)
Utilizan este error para generar obra.
La música glitch va ligada muchas veces a la electrónica,
normalmente al techno y al IDM. Pero no siempre es así, DJs
como los japoneses World's end girlfriend combinan música
instrumental, con elementos de glitch y electrónica. Otros
Joseph DeLappe. Dead-in-iraq, live grupos, o Dj's que trabajan con glitch dentro del entorno
performance, NewCastle, UK, 2007. electrónica podrían ser, Aphex Twin, Aoki Takamasa, Autechre,
etc.

Siguiendo en el campo de la música, muchos artistas han


experimentado con la posibilidad de trabajar sobre el reciclaje
sonoro, como en el caso de la música 8bits, utilizando
modificaciones de consolas comerciales ya obsoletas, para
crear música. Dentro de este campo, habría proyectos como el
de Omodaka, de mano del japonés Sohichi Terada, que son
especialmente interesante. Omodaka crea música electrónica
de estilo 8 bits mezclándola con canciones tradicionales
niponas. El apartado visual es muy importante, siendo así los
Don Relyea. Captura de 'Ready Made' videoclips del artista, obras que podrían proyectarse en
glitch. cualquier festival de arte interesado en nuevas tecnologías.
Desde entornos 3D, hasta píxel, mezcla esas nuevas formas de hacer con elementos visuales de la cultura
japonesa.

Ha habido también, desde la parte más referente a la creación de videojuegos, quizá algo más alejada del
circuito del arte, pero que de alguna manera podrían integrarse perfectamente, iniciativas, tanto comerciales
como de creadores independientes, que han programado juegos los cuales están enfocados a generar
música o imágenes. Este caso sería el del juego comercial ElectroPlankton, con un sistema de juego
innovador de la mano de NDS, que a través de la interacción con elementos de la pantalla genera una serie
de sonidos.

Otras iniciativas, hacen uso del hackeo de consolas para la creación de software
libre con varias funciones, una de ellas, la musical. En el campo de NintendoDS,
el hackeo es muy fácil (basta con introducir una tarjeta especifica que va
conectada a una microSD, el costo de dicha tarjeta es muy asequible, sobre 20
euros) por lo que los homebrew “Aplicaciones caseras” han proliferado en esta
plataforma. Algunas de las aplicaciones para creación musical son las siguientes:
GlitchDS, NitrotrackerDS, Dsstep, ProteinDS, etc. Lo mejor de estas aplicaciones
es el hecho de poder manipular los sonidos en raw (formato editable) con otras
aplicaciones del ordenador. Por ejemplo, el formato de Nitrotracker DS, es
Portada de
compatible con el de Milkytracker de PC. Y también es posible conectarlo con
ElectroPlankton NDS
unas aplicaciones de Korg via Wifi.

Para acabar comentaré un último artista, o mejor dicho, colectivo.

“/////////fur//// art entertainment interfaces”, grupo de


dos personas compuesto por, Tilman Reiff y Volker
Morawe. Ambos salidos de la Academia de Media
Art (Kunsthochschüle für Medien, KHM) de
Colonia. Son los artífices de este magnifico
proyecto. El juego de palabras 'Playstation' →
'PainStation' Estación del dolor, muy acordes con
la mecánica de la obra, un juego clásico estilo
pong, en el cual, cada vez que pierdes recibes
una descarga de calor real que deja una cicatriz
en tus manos.
Una bonita evidencia entre la frágil frontera de lo
virtual y lo real.

PainStation, 2001.

María Muñoz Pozuelo


Procesos de la creación artística A2
09/10