Você está na página 1de 538

1

Javier Manterola

PUENTES
Apuntes para su diseño¡ cálculo y construcción

1
PUENTES
Apuntes para su diseño, cálculo y construcción
Javier Manterola

Este libro se lo dedico a Lolacha, Carlos, Santi y Lolacha hija.

111

Contenido de la obra

VOLUMENI

VOLUMENH

Capitulo 1
Historia del puente

Capítulo 11
Puentes de ferrocarril

Capítulo 2
Planteamiento general del puente

67

Capítulo 3
El tablero de vigas de hormigón

97

Capítulo 4
Puentes losa de hormigón
Capítulo 5
La sección cajón de hormigón
Capítulo 6
Tableros metálicos y mixtos
Capítulo 7
El tablero oblicuo
Capítulo 8
El tablero curvo

175
213

319
371
411

Capítulo 9
Puente pórtico

445

Capítulo 10
Puentes en celosía

469

Capítulo 12
Puentes rectos y curvos sobre
apoyos puntuales

513
563

Capítulo 13
Pilas, apoyos y cimentaciones

583

Capítulo 14.
Estribos de puentes

663

Capítulo 15
Construcción de puentes

693

Capítulo 16.
Cálculo general de puentes rectos

773

Capítulo 17
El puente arco

897

Capítulo 18
Puentes atirantados

989

VII

!ndice Volumen!

Índice del Volumen 1
Contenido de la obra

V

Presentación

IX

Introducción

XVII

Capitulo 1. HISTORIA DEL PUENTE
Puentes de piedra
Puentes de madera
Los puentes de hierro y acero - Siglo XIX
Puentes de hormigón armado
Capítulo 2. <PLANTEAMIENTO GENERAL
DELPUENTE
El material resistente
Tipología estmctural
La luz y el peso propio del puente
Puente recto o puente viga
El puente arco
El puente atirantado
El puente colgado

1

67

Capítulo3.ELTABLER() DE VIGAS
DE HORMIGÓN
Morfología y dimensionamiento
Tablero de vigas comportamiento resistente
Cálculo de tableros de vigas
Capítulo 4. PUENTES LOSA DE HORMIGÓN 175
Morfología y dimensionamiento
Respuesta resistente
Problemas particulares

Capítulo 5. LA SECCIÓN CAJÓN DE
HORMIGÓN
Morfología y dimensionamiento
Respuesta resistente
Comportamiento de la viga cajón
Capítulo 6. TABLEROS METÁLICOS y
MIXTOS
Dintel mixto
Tableros metálicos
Secciones especiales

213

319

Capítulo 7. EL TABLEROS OBLICUO
La viga oblicua
Tablero losa oblicuo
Tableros oblicuos de vigas
La viga cajón oblicua
Configuraciones habituales
Puente pérgola

371

Capítulo 8. EL TABLEROS CURVO
La viga curva
Tableros losa
Tablero cajón
Pretensado

411

Capítulo 9. PUENTE PÓRTICO
Morfología longitudinal
Respuesta resistente

445

Capítulo10. PUENTES EN CELOSÍA
Tableros en celosía de hormigón
Tableros en celosía de metálicos y mixtos

469

conceptualización y entendimiento de los puentes. Textos que cieliamente he sometido a una crítica directa. El conocimiento teórico. son absolutamente necesarias e imprescindibles. a una cimgía obligatoria que nunca es suficiente. ver y leer. experiencias propias y ajenas. apuntes para su diseño. artículos. Un texto que no es sino lo decantado a lo largo de mucho tiempo en textos. la de algo que está en marcha. No se piensa igual en el 2005 que en 1970 y hay textos escritos a lo largo de estos 35 años en distintas etapas de mi vida profesional y de docente. . no es la mejor respuesta a detenninados estímulos de la realidad. El título "Puentes. responde a una experiencia personal vivida y no solo al aprendizaje en un c01~junto de libros de puentes de la teoría o teorías que gobieman la construcción de puentes. Lo he intentado pero sé que no es suficiente. También aquí se encuentran sus defectos dado que a lo largo de tantos años el enfoque de cómo un ingeniero debe enfrentarse a los puentes cambia. sino el resultado aquí y ahora de estos planteamientos personales. Y también aquí reside su defecto. La virtud en cuanto lo conceptualizado. Esta es la razón por la que este libro no lleva adjunto las referencias bibliográficas de todos los libros que he estudiado y leído a lo largo de tanto tiempo. Es tanto un libro teórico como un libro en el que se recoge la experiencia constructiva de tantos años. y corregir. responde a esta idea. Una idea que aparece en una constmcción determinada puede llevar en sí el gennen de muchos puentes. Pues es muy difícil adjudicar a una lectura detenninada la razón de ser de un detenninado planteamiento que viene avalado sobre todo por obras vistas en la realidad o en las revistas. cálculo y construcción". que no es definitivo.Presentación IX Presentación Este libro es la conceptualización del trabajo desarrollado a lo largo de más de 30 años en el diseño. pues el recuerdo de cuando se escribía se confunde con la idealización de la vida profesional de esta época y a ésta es bastante más dificil de rechazar y censurar. Puede fecundar otras mentes y hacer que ellos cambien. Para un diseñador de puentes ambas herramientas. Y en esto creo que está su virtud y su defecto. más constante y siempre presente y necesario. mejorar. algo que se debe completar. cálculo y construcción de puentes. Es una interpretación personal y no usual de la clasificación.

la historia reciente no es sino la concreción en la actualidad. puentes arco. la luz se refiere . El libro se desalTolla en 18 capítulos. Puentes viga. Morandi. Maillart. Se pasa revista a las distintas tipologías de puentes y a los materiales. Torroja o Femández Casado. Constituye una visión general donde inscribir cada uno de ellos. aunque cuentan con la defensa de que el filtro de la operación de absorción de sus saberes soy yo. Strasky. Soy firmemente partidario de que una persona que quiera saber de verdad de puentes conozca su historia. A todos estos ingenieros mi más profundo agradecimiento. Son muchas las fonnalizaciones verdaderas que se han producido en este tiempo. las secciones transversales de los tableros de puentes rectos o puentes viga. la historia de los puentes es muy brillante y la que corresponde a los siglos XIX y XX asombrosa. de cómo se procede hoy en día. En el caso de puentes losa. moda y modos imperantes en la cultura general y edificatoria. entendiendo por verdaderas las que han iluminado otras mentes. su historia reciente. Se determina su ámbito de aplicación. su respuesta resistente y su dimensionamiento. así como los problemas particulares que se presentan. Todo el diseño actual de puentes debe realizarse dentro de un detelminado contexto. descubriéndole qué es eso de ser puente. allí donde se decanta o concentra todo el conocimiento existente en este momento. no puede establecerse fuera de la expresión de su presencia. el cual es el resumen de la vigencia actual de la historia de los puentes. Establecer en 50 m la luz que separa ambas familias de puentes rectos (viga) se basa en sus procesos de construcción.x PUENTES Javier Manlerola Annisen Este hecho establece la dificultad de dar valor a una bibliografía que generalmente viene sobrepasada por lo que es más imporiante. Se clasifican las secciones según sirvan a tableros rectos de luces cortas y medias o de grandes luces. deberían estar obligatoriamente en la bibliografía como fundamento primero de mi concepción de los puentes. es una de las bases que toda formación necesita y que yo he querido inculcar a mis almllilos a lo largo de 30 años de docencia en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos. Después de una pequeña introducción. de su verdad y su bondad. A partir de este momento se estudia en cuatro capítulos. He aprendido de todos ellos y también de la gente más joven de mi país y de fuera. de la cultura. falta el capítulo 19 de puentes colgados que deberá esperar a la siguiente edición. la idea encamada en una obra detelminada. Si esta última es fundamentadora de conceptos básicos. puentes atirantados y colgados. Nombres como Freyssinet. Nervi. que utilizan distintos tipos de materiales hormigón o acero. así como la incOIporación a mi manera de entender y explicar los duros conceptos de muchos puentes. Para mi es más impOliante el nombre de tal o cual diseñador que la conceptualización de su trabajo realizado por otro. Cremer. Toda definición de un puente. Muller. Virlogeux. En el capítulo 2 plantemos la situación actual de puente. 50 m podría ser el máximo maximorum de los tableros de puentes que destacan elementos que puedan colocarse de una sola vez entre apoyos permanentes. doy paso al capítulo 1 con una corta historia de los puentes. Schlaich. Leonhardt. Toda la historia nos concierne y nos ilumina. Ver puentes. Estudiarla debe trascender el pequeño resumen que se expone en este capítulo. mirar puentes. Nuestra historia. Canales y Puertos de Madrid. sobre los que debe recaer gran palie de la responsabilidad de lo aquí escrito. Dischinger. mucho más presente en el contexto en el que viven los puentes actuales que la historia antigua.

Se podría objetar que se han construido puentes de 70 m de luz con vigas prefabricadas enteras. La sección cajón es la que m~jor resiste la torsión sin incrementar apenas el estado tensional longitudinal producida por la carga descentrada.Presentación XI a la de las cimbras autoportantes o autocimbras que pueden puentear entre dos pilas penllanentes o entre la pila y el extremo del dintel construido. Su dimensionamiento y posibles configuraciones de puentes mixtos. En el capítulo 5 estudiamos la sección caJon de h0l111igón. Los 250 m de luz es la luz máxima obtenida hasta el momento por puentes de hormigón. todo depende de la longitud de la cimbra y su sopOlie. ya sea de vigas como de sección cajón. El caso de la sección transversal metálica o mixta. Lo normal es utilizar medios convencionales que rara vez son económicos para luces mayores de 40 m. principalmente. De todas maneras la frontera que limita a estas dos familias de puentes es difusa pues está sujeta a las variaciones de las posibilidades constructivas. En el capítulo 4 analizamos los tableros losa referentes a su utilización en puentes de luces cortas o medias. La eficacia resistente del material cuando adopta esta configuración es la mejor. Pero esto supone la utilización de grúas y medios auxiliares extraordinarios. caso extraordinariamente frecuente en puentes de no demasiada luz. sus diferentes secciones transversales. están expresados con generalidad. Se estudian los tipos de aligeramientos posibles. por secciones transversales y no longitudinales. . Se hace un minucioso estudio de estos estados tensionales en todas y cada una de las palies de la sección transversal. En el capítulo :3 se analiza el puente de vigas de hOl111igón. pero realizados con vigas prefabricadas de 30 m que se enlazan entre sí con la ayuda de la continuidad entre vigas y la utilización de puntales o tirantes. que pueden incrementar considerablemente las tensiones longitudinales de flexión y se analizan los distintos tipos de secciones a estos efectos. propia de los puentes de gran luz. según estén realizados "in situ" o prefabricados. hasta 90 m. En realidad un puente losa puede realizarse de cualquier luz y longitud. sólo disponibles en puertos de mar o casos similares. L> 50 m. pero hemos situado el límite en 50 m por la longitud económica posible en cimbras autoportantes. Lo que sí se estudian son puentes de más luz. si se hace mal) del alabeo torsional y la distorsión. Se analizan los fenómenos secundarios (si se dimensiona bien la sección y no secundarios. A paliir de 50 m de luz. la construcción de los tableros debe hacerse por dovelas. los problemas resistentes específicos que se presentan en las losas aligeradas y el efecto local en las secciones situadas sobre los apoyos y vigas riostras. en cuyo caso la luz del puente puede llegar a ser tan grande como deseemos. Se estudia la separación y colocación de las almas dentro de la sección y el espesor y dimensionamiento de las paredes del cajón y los cantos del mismo. se estudia en el capítulo 6. Cuales son sus procesos constructivos y su comportamiento resistente. Se analiza también el comportamiento de dos cajones unidos por su losa superior. Todo ellos después de establecer el dimensionamiento de las secciones y siempre dentro del ámbito de luces cortas y medias.

Los puentes en celosía fue una morfología de tableros rectos clásica en el desanollo de los puentes en fenocaITil. de la distribución de rigideces y de la relación anchura-luz. problemas de modelos aptos para determinar los esfuerzos en estos complejos tableros. sin necesidad de solicitación torsora externa se producen en la sección. que empotran pilas y dinteles se estudian en el capítulo 9. Se establecen los problemas morfológicos y de dimensionamiento. Influencia del radio de curvatura. El capítulo 8 trata de los tableros curvos. Se presta especial atención a los problemas derivados de la relación calTiltablero y los condicionantes que se establecen respecto a la longitud del puente. Los puentes de fenocanil con las características especiales que presentan el tipo y la cuantía de la carga. y pórticos y puentes atirantados. Finalmente se estudian distintas configuraciones especiales donde el o los vehículos se introducen en su interior. Se empieza analizando la viga oblicua. arcos. constituyen una familia especial que estudiamos en el capitulo 11. referido principalmente al cálculo. ambos inclusive. tanto en tableros de vigas. de pilas inclinadas y las células triangulares. Se descubren los mecanismos resistentes involucrados en la respuesta. El pórtico vertical. Se exponen las distintas secciones transversales de los tableros y su conexión con las diversas tipologías en puentes rectos. tanto biapoyados como continuos. Los puentes PÓliico. pretensados o no. . cuya deformación transversal se considera despreciable para pasar después a tableros en los cuales la defonnación transversal puede influir en la respuesta. fuera del capítulo 16. Finalmente se analizan los estribos fijos donde anclar el tablero. así como los movimientos que se producen. de tableros losa y tableros cajón. con barras rectas y tubos.XII PUENTES Javier lvJanterola Annisen En este capítulo se introduce en los problemas fundamentales de rigidización longitudinal y transversal de la sección. Finalmente se analizan los problemas derivados del pretensado de este tipo de tableros. Empezamos en el capítulo 7 por los tableros oblicuos y los fenómenos que presentan la oblicuidad en la respuesta de tableros de vigas. Se analizan las secciones transversales de los puentes de hormigón y de acero. así como los problemas derivados de la defonnación por cortante. el trabajo de diafragmas de apoyos y los fenómenos secundarios de inestabilidad y los procedimientos para resolverlos. que se ha vuelto a actualizar en épocas recientes. con gran eficacia para salvar grandes luces. El punto fundamental de la rigidez del suelo en relación con los problemas de relación altura-luz del pórtico se plantean con rotundidad -es el problema específico del puente pórtico que lo relaciona también con el puente arco. Se plantea la delgada línea divisoria que existe entre los pÓliicos y los arcos. losa y cajón y se plantean los problemas de distorsión que naturalmente.así como el efecto positivo y negativo que produce el pretensado. Se estudia también. siguiendo una estructura similar a la de los tableros oblicuos. capítulo 7 a capítulo 12. la situación de las juntas de dilatación y la situación de los elementos que soportan el frenado. Se analizan las uniones entre barras y los nudos resultantes. En los próximos capítulos. se pasa a analizar configuraciones particulares en puentes rectos. Se analizan los problemas de cálculo y los procedimientos frecuentes para evitar los problemas de oblicuidad por medio de los llamados puentes pérgola.

En el capitulo 14 se estudian los estribos de los puentes. canos de avance. El capitulo 16 es un capitulo dedicado exclusivamente al cálculo de puentes. y los estados tensionales complejos en pilas tabique. teflón. Se estudian las distintas topologías de las pilas así como los cimientos y su respuesta. El comportamiento de las aletas. He pensado. ambos inclusive. sus problemas lineales o no lineales. presentes en las pilas altas. Se analizan también los problemas resistentes derivados del proceso constructivo. Este tipo de puente necesario para tantos enlaces de las ciudades presenta especiales problemas de acumulación de torsiones o del acoplamiento entre flexión y torsión así como los efectos derivados de posibles fisuraciones con sus conespondientes pérdidas de rigidez y sus consecuencias. características propias de los puentes realizados con dovelas "in situ" o con dovelas prefabricadas. Se estudia con detalle el estado tensional que se produce en los "dientes" de las dovelas prefabricadas. indicando las características de los parques de fabricación. cimbras más o menos complejas. etc. apoyadas en el suelo o autoportantes y aquellos problemas resistentes derivados de la construcción tramo a tramo. Finalmente se sitúa la respuesta de la pila más el tablero.Presentación XIII El capítulo 12 se dedica a analizar los problemas relativos a los tableros rectos o curvos apoyados sobre columna única.se refieren a problemas comunes para todo puente. Todos los problemas constructivos de los puentes rectos se encuentran en el capitulo 15. En alguna otra versión simplificada de este libro. Los cuatro capítulos siguientes -del trece al dieciséis. En primer lugar se analizan los distintos tipos de apoyos. de neopreno. con los tableros losa. Si los tableros son bi-apoyados. Le siguen. ya sean realizados por cimentación "in situ" o por pilotes. Pasamos después a la construcción en avance en voladizo. que cada vez más. Empezamos por el tablero de vigas prefabricadas y su montaje. su dimensionamiento y respuesta. que aparecían apropiados para distintas configuraciones de puentes y que constituían un conjunto sin numero . gatos. cada proceso constructivo se asociaba con la topología de tablero de que era origen. Por esta razón he decidido establecer los procesos constructivos de una sola vez y para todos los puentes. el tamaño de las dovelas. rótulas. apoyos deslizantes y demás dispositivos necesarios. a continuación. semicontimuos o continuos y los procedimientos para establecer las vinculaciones entre los dinteles. su cimiento y los anclajes al suelo para el uso de estribos especiales y muy altos. así como las formas y dimensionamiento de las que soportan puentes rectos. El puente empujado constituye otra parte del capitulo. para pasar a sus disposiciones en el puente. los cálculos particulares. Esto llevaba muchas veces a repetir u omitir planteamientos constructivos en aquellos casos en los cuales el tipo de construcción era valido para varios de ellos. En el capitulo 13 se analizan las pilas. apoyos. Se analiza el pretensado de los tableros así como la casuística que se establece en la unión entre pila y dintel.

A continuación se pasa al estudio de los modelo de cálculo de este tipo de puentes y el análisis de su respuesta resistente ante las diversas solicitaciones que se producen en la etapa de servicio y durante el proceso constmctivo. la eficacia de las distintas disposiciones. se le presta especial atención. etc. armado. sus uniones con la pila y el tablero y su respuesta resistente lineal y no lineal. seguridad de las secciones. Al modelo. Se empieza estableciendo las reglas para la confección de los modelos de cálculo. y su respuesta resistente. Se termina desarrollando modelos muy sofisticados para puentes completos mixtos. aporticando o tímpano en el caso de puente con tablero superior. capíhl10 17. Dentro de poco tiempo la casuística aun presente desaparecerá por completo. el tipo de atirantamiento en uno. Se establecen en primer lugar la morfología longitudinal y transversal de la disposición general. herramienta fundamental pues en este modelo. arco con tablero intermedio y arco con tablero inferior. con disposición en abanico. no impOlia si es pasivo. El cálculo de la fluencia y retracción de los puentes es pieza fundamental para el análisis de casi todos los procesos de puentes en los cuales su constmcción pasa por fases muy evolutivas. ha dado paso a la utilización cada vez con más intensidad de los procedimientos generales de calculo que por su potencia y complejidad pueden salir al paso de casi todo tipo de problemas particulares.XIV PUENTES Javier Man/erola Armisen de casos particulares. Los puentes arco y los puentes atirantados. dos y tres planos. El calculo dinámico constituye la ultima parte de este largo capitulo. en arco simple. camiones o locomotoras y las solicitaciones sísmicas así como sus respuestas respectivas. Se estudia después el tirante en sus distintas versiones morfológicas. emparrillado espacial. Los tipos de pilas y las configuraciones generales planas o especiales. avance en voladizo. tanto en hormigón como en acero. Se analizan igualmente los arcos con tablero intennedio e inferior también en acero u hormigón. Se estudian los tipos de secciones transversales. se empieza analizando los tres tipos de puentes arco. cimbras. En todos ellos se plantean los distintos problemas resistentes que suscitan. En el caso de los puentes arco. etc. una casuística apropiada pero dispersa. pues es una herramienta especialmente útil para la determinación de los esfuerzos y su postproceso. de configuración cada vez más compleja. Se analizan sus disposiciones y dimensionamiento. La relación entre hormigones de distintas edades y características. arpa o semi-arpa. la de estos con acero. se pueden obtener los esfuerzos en todas y cada una de las fases por las que pasa la estmctura a lo largo del proceso constmctivo y su etapa en servicio. el paso de vehículos. y o comprobación tensional. etc. . En los capítulos 17 y 18 volvemos otra vez al estudio de las morfologías típicas de los puentes. activo o en perfiles y la interacción de todos estos fenómenos en el tiempo es fundamental para este problema. Se analizan los dos problemas básicos dinámicos de los puentes. El último capitulo del libo trata los puentes atirantados. Los modelos de calculo más habituales así como todos los procesos constmctivos utilizados. arco con tablero superior. Se sigue así una normativa que se basa principalmente en el calculo seccional de las estmcturas. basculamiento.

las "velas" de hormigón. he sentido su ayuda. compañeros de profesión. Amando López. sobre todo en la sección de estructuras. Aprendí la importancia de la constancia. los de siempre. Madrid. Emilio Sánchez. Antonio Martínez Cutillas. Miguel A. Aunque todos eran excelentes. Silvia Fuente. de ordenar la inteligencia. José Montero. De Femández Casado muchas cosas. autores materiales de este libro. pero serían tantos que sería imposible hacer justicia. que aunque no hayan trabajado conmigo. con que he compartido cansancio. siento por ellos afecto y agradecimiento. Torroja y Femández Casado. Teresa Sánchez. diciembre de 2005 . su estado tensional y el atirantamiento inferior de los tableros. y a los nuevos. En primer lugar a mis profesores de la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid. Ahora debía extender mi agradecimiento a todos mis amigos. Astiz. Solo quiero mostrar mi afecto personal y profesional por José Manuel López Sainz ya desaparecido. su interés y dedicación para que quede lo mejor posible. que siempre fue la que más me interesaba. y quiero que sientan rm agradecimiento. En primer lugar a aquellos. Juan A. y finalmente mi agradecimiento a todos los puentes. Navarro. Gregario Cannona. A mis compañeros de profesión y trabajo. De todos he aprendido. debo destacar a dos. Pablo Pezuela. así como su talento en la fonnalización de lo resistente. Gil. Javier Muñoz-Rojas. Elvira Quintana. ocupaciones y también alegrías. Belén Sánchez y tampoco quiero olvidar a todos los otros. su trabajo. la enOlme satisfacción de sentir agradecimiento. Leonardo Femández Troyano. De TOIToja esperábamos poder absorber su penetración y conocimiento estructural. Roberto Cannona. Miguel A. Este libro debe mucho a mucha gente. como que la vida no es un conjunto de depmiamentos estancos sino un conjunto unitario que se manifiesta en múltiples direcciones. preocupaciones.xv Presentación Finalmente estudiamos los casos pmiiculares de puentes con atirantamiento extradorsal. Además me dio la opOliunidad. Quiero agradecer a Francisco Santa Isabel e Inmaculada Albacete. Soledad Pezuela.

.

que reúnan una máxima dificultad para las posibilidades de la tecnología y unos costes excesivos.1 Puente la Reina . Rara vez el puente impone sus condiciones a la canetera. 0. para que sean estos los que determinen a priori la ubicación del puente y sus condiciones geométricas a las cuales debe plegarse el trazado de la canetera. Anchuras.XVII INTRODUCCIÓN INTRODUCCiÓN El puente es un elemento del camino. La vía impone sus condiciones. Fig. tienen que ser cruces realmente excepcionales. Una carretera. cruzar una canetera. alturas. son obstáculos frecuentes. ó una estación de fenocarril. peraltes. trazado en planta son datos para el diseño del puente y las variables que constituyen su dimensión funcional. Atravesar un río. un fenocanil se sirven de puentes para salvar determinados obstáculos que se encuentran en su camino.

(2) Puente del Escudo (Can/abria) Para dar cumplida respuesta a estas necesidades. que acota la cantidad de deformación que a su paso se puede producir en el puente ó en las pasarelas de peatones que deban controlar su respuesta dinámica para asegurar un cruce confOliable. en los casos nonnales. Se producen acortamientos o alargamientos. por un lado adecuar el perfil del puente a unas márgenes situadas a poca altura sobre el agua y por otro permitir la disposición de arcos de cierta luz.(3)Puente de Barrios de Luna (León) . el acero por ejemplo. cOlTimientos en general que cambian las características del trazado. la tecnología cuenta con una serie de posibilidades. el hormigón y Fig. giros. económicos y fáciles de obtener que lo que es la piedra y la madera. los cuales son los materiales clásicos de la historia de la construcción. Fig. Hoy en día pasa lo mismo en la mayoría de las ocasiones pero existen móviles. el tren de alta velocidad.XVIII PUENTES Javier lvlan/erola Armisen Las condiciones funcionales las impone el móvil que utiliza la vía. Las vibraciones del puente y su deformación. tableros atirantados o colgados. que es mas barato o mas caro. medios. Hoy en día un perfil en "lomo de asno" es totalmente incompatible con las exigencias del tráfico de vehículos. con suficiente precisión. 0. como por ejemplo. raramente eran tenidas en cuenta y su valor no influía en las condiciones de cruce y en el confort del usuario. 0. Se trata de su rigidez. celosías.1. de rudimentarios conocimientos sobre la respuesta de determinadas disposiciones resistentes. Fig. Sus disposiciones están además bastante optimizadas de manera que se conocen. Un puente se defonna al paso de los vehículos. Conocernos bien el comportamiento de arcos. De la misma manera. cuyos peraltes permitían su adecuada conformación y un fácil paso de las aguas. Fig 02. vigas de grandes dimensiones. Con este perfil se resolvía un problema importante.Madrid Fig 02.2. 02 (1) Puente de Cuatro Caminos. A lo largo del tiempo se han ido alumbrando materiales. flechas. Existe otra condición funcional que el móvil impone al puente. son el resultado de años de búsqueda de materiales mas resistentes. se ha pasado a un adecuado control de la respuesta resistente de estructuras cada vez mas complejas y eficaces. obtenidas por procedimientos de prueba y error. procedimientos y conocimientos que han permitido resolver la materialización del puente. En un puente medieval el perfil longitudinal en "lomo de asno" era perfectamente compatible con las exigencias del caminante o los carros y caballerías que utilizaban el puente. El desalTOllo de materiales resistentes.

y casi cualquier otro caso. Sin embargo a mediados del siglo pasado cuando se decidió realizar el puente de Broolelyn. Los puentes han ido satisfaciendo necesidades sociales alumbradas por lo posible. Nos trasmiten no sólo el cómo se han realizado y para qué sirven. a un precio descomunal como para ser una alternativa a las embarcaciones que ahora mismo cumplen ese papel. aunque eso sí. su esencia. En esta introducción han ido apareciendo variables que pertenecen al puente. las dificultades que presenta el obstáculo que hay que salvar y que la tecnología permite resolverlas.3 la intensidad del cruce y el coste de realizar un puente apareció como evidente. Todo puente no es sino un momento en la historia de los puentes. utilizando una determinada tecnología. por ejemplo. Existe aún mucha distancia entre la necesidad y los medios que hay que disponer para satisfacerla con un puente en este lugar. . Sin embargo el puente no queda atrapado en este concepto. el desarrollo en la geotécnia y las posibilidades de cimentación permiten realizar apoyos seguros en cursos de agua. sino que también es una definición de lo que es un puente.XIX INTRODUCCIÓN Fig 03 Junto a estas posibilidades que constituyen la tipología estructural y los múltiples modelos de puentes que conocemos. impuestas por el tráfico que utilizan. y la socavación que produce en el cauce y en la propia pila. no lo arruinen en épocas de avenidas. sino que empiezan a descubrirnos el qué de los puentes. Sus condiciones funcionales. a costes razonables. Nos aproximamos mas a lo que es un puente si introducimos la historia. pero si se viese la posibilidad de realizarlo. La posibilidad alienta la necesidad. seguro que aparecería la necesidad con apremio. realizar cimentaciones seguras para que el río. Un puente romano o una pasarela colgada de los Incas del Perú no es solo una respuesta a un determinado problema de paso. resolviendo uno de los problemas clásicos de los puentes a lo largo de su historia. Hoy en día se están realizando obras que hace pocos años resultaban inimaginables. Las posibilidades y las necesidades no son variables independientes. Posibilidades y necesidades están siempre relacionadas y la historia de los puentes no es sino la expresión de esta relación. 0. Cruzar el Estrecho de Gibraltar resulta posible hoy en día. Fig. Realizar un puente entre Londres y Nueva Yorle no se siente como necesario hoy en día. Toda la tradición heredada de nuestros mayores configura y condiciona nuestra manera de pensar en puentes. laderas de montañas.

cómo ordenarlo. cómo construirlo y qué resultado fonnal se encuentra. Definir entonces el puente como fonna resistente construida es especialmente útil. Todas estas formas.xx PUENTES Javier lv/ante/ola I1rmisen En ellos podemos leer las preguntas que se hicieron sus constructores al realizarlo. Podemos hacer el pilar macizo o hueco. El cambio introducido por Brown en el dintel del puente colgado. Pero también es incompleto. f0l111a construida en que también lo resistente se manifiesta. pues incluye las principales preguntas que se hace todo constructor en general y de puentes en particular- piensa que son. al pasar de la celosía rígida de la escuela americana a las secciones continuas pseudo-aerodinámicas del puente de Sevel11. pues los puentes no son sino el resultado de su historia y para el que los hace no son sino lo que él Fig. de tranquilidad o de intranquilidad..4.5. pues por un lado nos transmite la manera de tratar los esfuerzos . 0. La forma de un pilar es mucho más que el mero vehículo de unas determinadas solicitaciones. Fig. Que produzca sensación de robustez o liviandad. es algo que trasciende el hecho resistente para converiirse en forma. es algo que está en nuestra mano. 04 Hoy en día podemos determinar con bastante precisión cuál es el estado tensional que lo solicita. es el traductor en formas del sentimiento común de lo que es soporiar. 0. Fig. Podemos. y la invención de la forma resistente pasa siempre por esa interacción de lo que sabemos que son las formas resistentes heredadas y la respuesta resistente que suscitan. es un buen ejemplo de lo que estamos diciendo y propicia la doble lectura física y formal. y vemos que coinciden con las que nos hacemos ahora: qué material utilizar. cuya explicación desde lo resistente es elemental. Que se sitúe sobre un basamento o no. podemos articularlo o empotrarlo. qué es resistir la casa o el dintel. determinan fonnalmente una u otra versión que condicionará al resto del diseño. incluso. que se corone por un capitel o tenga estrías o no. podemos hacerlo de espesor constante o variable. con sección en doble T o en cruz. evidenciar su respuesta resistente descomponiéndolo en elementos simples triangulados que manifiestan la complejidad de los esfuerzos que lo solicitan.

resistencia y rigidez. su resistencia son consustanciales a la forma final en que se ordenan (el arco). Tampoco aquí se sabe qué es antes o después. de manera que no se sabe qué es antes. de 304 m de luz. como son peso. Fig. el elemento lineal cOlio o la celosía en que se ordena.XXI INTRODUCCIÓN Fig 06 (1) Puente de Alcántara (Cáceres) Fig 05. pero lo que sí está claro es que el arco no se habría descubielio sin la dovela. su forma. como elemento sustan- . sino las características formales en que puede ser obtenido y configurado. 0. en la Bahía de Sidney. 06. No sólo sus características resistentes.6.(2) Puente de Parramatta El material impone sus características propias en todo este proceso. conceptos y procedimientos de puesta en obra de su antecesor. un prodigio de simbiosis entre construcción y forma resistente. el puente de Parramatta. La viga en celosía es al acero o a la madera como la piedra al arco. Fig. es una copia exacta en formas. La dovela de piedra de un arco es el resultado de un acto creador de primera magnitud. con muchos más conocimientos y dos mil años de historia constructiva. si el arco o la dovela. el puente romano. no del hombre. Con muchos más medios y posibilidades. Y aparece el nudo. su peso. Los ingenieros crean estructuras de gran tamaño cuyo logro sólo puede ser obtenido por agregación y superposición de partes pequeñas y manejables. a la presencia de lo resistente en la forma es necesario añadir su dimensión de forma construida. la vinculación entre las partes.(1) Puente del Seven Fig 05(2) Puente de Lisboa aero-elásticos y por otro nos hace evidente la presencia del viento en la forma del dinteL Ahora bien. Un arco monolítico es un producto de la naturaleza.

Madrid . material resistente. en otros muy rápido. Desde el principio de los tiempos hasta la actualidad se ha ido produciendo un sucesivo enriquecimiento de este lenguaje.XXII PUENTES Javier Manterola Arl/li. con su vocabulario y sus reglas. Pasarela del río Manzanares . La conjunción de estos elementos. decía Mies Van der Rohe. "Dios está en los detalles". La historia de los puentes es el definitivo reflejo de toda esta complejidad y su única definición. Y desde el cual se producen diversas maneras de interpretar lo estructural de los puentes. forma en que se ordenan y construyen. A veces el desarrollo ha sido muy lento.sen cial de lo construible. constituye un lenguaje que es el propio de los artífices en los puentes.

más inmediata y fácil que la cultural.HISTORIA DEL PUENTE 1. la solución técnica y la respuesta cultural del momento. sobre las variables que man~jo. y en este apatiado nos debemos hacer las preguntas adecuadas y no equivocarnos con generalidades que casi nunca se cuestionan. cómo y el con qué. vamos a utilizar y muchas veces podemos predecir. El qué. Antes y ahora. Toda una manera más general de pensar y de sentir su actualidad está vertida en esa respuesta y todo lo que sepamos sobre ella nos ayudará también a interpretarla conectamente. es como se han ido constituyendo la tecnología que tenemos. son las mismas que nos podemos hacer hoy en día. Las preguntas de nuestros mayores y las nuestras son modestas. nos podemos hacer una idea de qué es responder a este tipo de preguntas y además aventurar si su respuesta fue buena o no. resulta imprescindible conocerla para tener un conocimiento cabal de los mismos. lo sabemos. lo cual nos enfrenta con un doble problema resuelto en todo puente. con las posibilidades que tenemos y conocemos ¿cómo vamos a resolver el problema?. mínimos que damos en el mejor de los casos y que poco a poco. . entre las tipologías disponibles. conocemos qué o cuales. el tipo de problemas con que nos vamos a encontrar durante la construcción. sabemos qué material o materiales vamos a emplear. En esta introducción histórica vamos a entrar principalmente en la dimensión técnica de los puentes.CAPITULO 1. Cieliamente solo estas razones no son suficientes para interpretar porqué hicieron el puente que hicieron. Son pasos menudos. y esto ahora más que antes..HISTORIA DEL PUENTE Si los puentes actuales son el resultado de su propia historia. el cual viene definido principalmente por las características locales del lugar. Yeso por una razón. y si conocemos cuales eran las posibilidades con que contaban. Que variantes. las preguntas que se hicieron sus constructores ante el problema de realizar un puente en un detenninado lugar. a lo largo de los siglos y de tantas personas que se han preguntado con rigor sobre el qué de su quehacer. como ya hemos dicho en la introducción. puedo realizar con el fin de mejorar lo que hasta ahora conozco.

1. piensa como un ingeniero romano mientras que Telford. va a determinar la forma de resolver el cruce de calzadas y caminos sobre los accidentes naturales..0.1 (c) Puente de Coalbrookdale Desde la mas remota antigüedad hasta bien entrado el siglo XIX. Fig.1.0. Los elementos básicos de un puente arco de piedra son: en primer lugar.Cuando Abraham Darby III.01. es un cambio fundamental. 1. Los puentes de madera se solapan totalmente con los de piedra. Con orígenes no bien conocidos en Asia. nos han acompañado desde hace rnás de 2000 años y ruuchos de ellos seguimos usándolos. Y cuando se produce. se produce sin darnos cuenta.1. Serán los segundos y aunque solo quedan escasos ejemplos de puentes de los siglos XVIII y XIX son el prólogo y los precursores de los puentes metálicos en celosía. el puente arco de piedra alcanza con los romanos la estructura básica que con pocas variaciones. Fig. Al resto de los puentes de este siglo están dedicados los demás capítulos de este libro. el puente arco de piedra constituye la tipología básica de los puentes que se construyen con voluntad de permanecer. el arco formado .2 PUENTES Javiel lv/anterola Armisen Un cambio de material. Los puentes del siglo XIX y principios del XX constituyen el tercer apartado. Pero el cataclismo que ocasiona en todo lo que hasta entonces se conocía es enorme. 1. a lo largo de los siglos. pronto. a principios del XIX y quizás ahora estamos en puertas de otro. ¿qué tiene que ver el puente de la Concordia de Penonet Fig.1(a) de 1791 con el puente de Menai de Telford hecho solo 30 años después? Penonet con toda su maestría y talento. Fig 1. Los puentes de piedra.1 (b).Puentes de piedra FigJO. Todo cambió con la llegada del hieno y del acero. 1. está abriendo el paso a los grandes puentes colgantes de la actualidad. procedimientos y formas finales que diferencian una época de la siguiente. las enorn1es posibilidades que lleva consigo el nuevo material desencadenan uno de esos cambios en métodos. los puentes arco de piedra serán los primeros puentes a tratar. Esta elemental y básica historia de los puentes se divide en varias etapas que pretenden ser sucesivas pero que a veces se superpondrán en el tiempo. Pero. realiza en fundición los planos de Pritchard y Wilkinson para el puente de Coalbrookdale Fig. con materiales metálicos.1 (c) reproduce de la mejor manera posible un puente arco de piedra con banas de fundición. un coche de caballos sin caballos.1 (b) Puente del Estrecho del Menai 1.0. tecnologías. 01 (b) Puente de la Concordia Fig1 0. Hace 10 que hizo el primer fabricante de automóviles.

Albelii en De re aedificatoria. fue acumulando conocimiento. constituye el tercer elemento básico. . 1570. un arco formado por uno o tres círculos. Mientras tanto el método de prueba y error. Gautier. elíptica? ¿Cual debe ser su relación flecha-luz? ¿ cual debe ser el espesor de pilas y estribos? ¿Como se debe cimentar un puente en un río? Son preguntas comunes que encierran respuestas recogidas en normas que se siguen con mayor o menor fidelidad en el tiempo. constata el dimensionamiento de los romanos. 1452. Venecia. en una visión mas próxima se pueden distinguir la serie de cambios producidos por el paso del tiempo.HISTOR/A DEL PUENTE . ]JO/ b Acueducto de Segovia Fig.02. Como veremos. creando un cOl~junto de reglas básicas que se debían conocer y seguir para tener éxito en la empresa. En segundo lugar. En un primer acercamiento al puente de piedra podría decirse que a lo largo de mas de dos mil años no ha experimentado variación alguna.B. y sirve de transmisor de las acciones de uno a otro elemento. la calzada. El relleno entre arco y calzada.1.. Estos elementos básicos se mantienen constantemente a lo largo de todos estos siglos sin variación alguna. / fO] c Puenle La Reina La dimensión científica del conocimiento resistente de las estructuras empieza a perfilarse en los siglos XVII Y XVIII Y eclosiona en el siglo XIX. Fig /10/ a Puenle de A/cánlara Finalmente los tímpanos laterales que constituyen el elemento de contención lateral del relleno. 1. son consistentes pero mínimos.3 por dovelas. Palladio en 1 Quattro Libri dell'Architettura. El conjunto de conocimientos científicos que sopOlian la tecnología del puente de arco de piedra. si los miramos con ojos de hoy.CAPITULO /. ¿Cual debe ser el espesor del arco en función de su luz?. Fig. de una manera lenta. L. es el primer autor que establece las reglas que deben seguirse para asegurar la estabilidad y constructivilidad del puente. ¿el material es piedra o ladrillo? y ¿la curva del intradós debe ser semicircular. Fig. cuyo trazado facilita su uso para peatones o caballerías.

325+0. Alberti establece para el espesor del arco que C=L/10. etc establecen nonnativas cada vez mas ajustadas y que recogen la experiencia adquirida y su propia invención en lo que debe ser el dimensionamiento de los puentes arco de piedra. pueden concentrar mas curvatura allí donde hay mas carga. de dos o tres centros. Como hoy sabemos. tiende a ser en un puente exactamente la contraria a ésta.[i. Sin embargo este espesor de arco no se refiere para nada a la calidad de la piedra ni a la relación flecha/luz. convive con otro tipo de directrices.1.03.1.1 + 0. Sin embargo la directriz semicircular. la respuesta a la pregunta de cual es la relación que debe existir entre la flecha y la luz del arco sería 1/2. pues el peso se concentra en "riñones" y no en clave. que se conocía en Irán desde el siglo V. C = espesor arco. Fig. para los arcos generales y puede reducirse a L/15 para algún caso notable y nunca reducirlo de 30 cm. Fig.2.02 Blondel.PUENTES Javier Mamerola Armisen 8 Fig 11. 1. L = luz arco. que se desanolla sin interrupción a lo largo de toda la historia del puente arco. el arco apuntado es un elTor conceptual. variables ambas que. no penetra en Europa hasta el siglo XII y se encuentra de una manera frecuente en los puentes desde esta fecha hasta el siglo XVI. Existe algún raro ejemplo de directriz pseudo-elíptica. disposición a que debe tender la fonna del arco para eliminar o minimizar las tracciones en la fábrica.02. Perronet establece una fónnula mas complicada C 0. 1. Penonet. son detenninantes en la obtención del estado tensional que solicita al arco y en el conocimiento de si ese estado tensional puede ser resistido. En este sentido los arcos elípticos o los circulares . Si comenzamos hablando de la relación del espesor del arco con la luz. La directriz semicircular está acompañada con la fonnada por dos arcos apuntados y segmentos circulares a lo largo de toda la edad media. En el caso de que la directriz del arco fuese semicircular..035L y ya en el siglo XIX Lesguiller establece que e = 0. El arco apuntado. como es el caso del puente Vaison-la-Romaine en Francia. Para los romanos casi la única directriz que existió fue la semicircular. De cara a los puentes de piedra. . como sabemos hoy en día. el antifunicular de cargas.

El gótico tiene como intención aligerar las bóvedas y cúpulas para reducir el empuje sobre los pilares.01 están tan deformados por las sucesivas demoliciones y reconstrucciones que se han producido a lo largo de la historia.6. Todo esto. Hay que tener en cuenta que el conocimiento de las razones negativas que he acompañado a su proyecto no se conocen hasta el siglo XVIII. Sin embargo. Un arco apuntado con un triángulo equilátero inscrito daría una relación flecha/luz de 111.7.5 CAPITULO f. Pues si en éstos se establecen relaciones de 112. nerva las fábricas.03 Puente de Besa/u Sin duda la coexistencia con el gótico tuvo que influir en el apuntamiento de los arcos. a realizar arcos apuntados. muros y arbotantes. por otro lado podían coincidir con arcos semicirculares en el mismo puente. en el caso de arcos apuntados estas relaciones crecen. es el fundamento de la resistencia de los puentes arco. cuando Piranesi desalTolla las curvas funiculares. que. Los arcos del formidable puente románico de Puente la Reina en NavalTa. Fig. la aproximación a la curva antifunicular. concentra en determinadas líneas el itinerario de las cargas.6 Y en Entraygues 111. Para ello. es enorme. en primer lugar. 1. En segundo lugar las bóvedas y cúpulas de las catedrales góticas están fuertemente cargadas en la clave por las grandes cubiertas superiores de madera y pizarra.HISTORIA DEL PUENTE Fig 1" 1. líneas que sirven además de plegamiento de las cubiertas lo que les proporciona rigidez a la vez que ligereza. deberíamos convenir que muchos de ellos se deberían haber caído hace mucho tiempo. Algunos autores achacan el apuntamiento del arco a una excesiva precaución en eliminar la deformada de la cimbra durante la construcción de un arco circular. pero si analizamos las razones técnicas que produjeron el estilo gótico vemos que no coinciden con las que se producen en un arco de puente. Ninguna de estas dos razones pertenecen al puente de piedra en arco apuntado. . que se hubiesen caído. Así en el puente de Belcastel la relación es de 1/1. de la edad media.155. no sabemos cual es la razón real que condujo a nuestros mayores. Además si considerásemos que la exactitud geométrica. Sin embargo la capacidad de conducir las cargas a lo largo de los arcos intemos que se pueden formar en estas fábricas.1. en Limoges 1/1. provistas de una gran consistencia intema. El arco apuntado crea relaciones flecha/luz mayores que en el arco semicircular.

Razón ésta por la cual es fundamental utilizar una buena disposición de fábricas o sillares en la parte de unión entre dos arcos. Fig 1J04 Fig 11. lleva aparejados dos inconvenientes importantes.6 PUENTES Javier Mal1lelOla Armisen ayudado por la pequeñez de las tensiones que se desanollan en estas estructuras. Su definición se realiza por su relación flecha/luz. Ahora sabemos que en un arco semicircular es inútil la parte inferior. llevarían a ajustes inadmisibles de su geometría en el momento del descimbramiento.1.. El antifunicular de cargas se desvía de la geometría exterior y se introduce en el cuerpo del tímpano que es donde se equilibra su carga con la del arco vecino.7.Florencia . El arco que si tiene fundamento es el segmento circular con ángulo central menor de 180°. cuya luz es de 20 m. El tallado de las dovelas que constituyen el arco deben ser mucho mas precisas.05 Pol1le Vecchio. 1.04. Razón ésta por la que hay que esperar al Renacimiento cuando la perfección técnica era mejor. La segunda es que la cimbra tenía que ser mas rígida y precisa. El Ponte Vecchio. La reducción de la relación flecha/luz. En teoría.05.1. 1. Fig. Fig. El Ponte Vecchio de Florencia comenzado en 1345 presenta relaciones flecha/luz de 1/6. hace que estos puentes sigan en pie. es un puente que se adelanta a su tiempo. pues enores significativos en su ejecución.

¡ 07 Puente de Segovia Palladio impone con su enonne peso. El renacimiento introduce otra intención en los puentes.HISTORIA DEL PUENTE Fig. aparecen en el siglo XVI como acoplamIento . es un acabado ejemplo. El puente se convieIie en una construcción. Se construyó el proyecto de Antonio da Ponte. de ReITera.l.1. lo estricto.08b. FIg. sin vestigio alguno de bóvedas nervadas que señalasen la presencia de los grandes artífices de las catedrales. 1. 1. Su propuesta no realizada para el puente de RIa~to en Venecia es un ejemplo elocuente. Fig.1.. 1.1. Fif!. Si en el puente medieval recto o en "lomo de asno". tajamares.08a. en la cual. arcos. comisas y parapetos.7 CAPITULO I . Fig. Fig. Los famosos "comes de vaches" que producen un formidable aspecto en las que podríamos llamar fachadas de los pue. 1. Los perfiles longitudinales rectos se imponen. ¡ ¡ 06 Puente de la Trinidad El fonnidable puente de la Santa Trinidad en Florencia (1566-1569) de Ammanati. la presencia de los grandes arquitectos en el diseño de los puentes es evidente.06. en el renacimiento. Se inicia así un cam1110 muy fmctífero en el desanollo de los puentes posteriores.1.ntes. la manera arquitectónica de enfrentarse con el puent~. El puente de Segovia de Madrid. el estricto diseño medieval convive con la omamentación.6 y arco de tres círculos. en lo que se refiere a la disposición resistente.07. un círculo central grande y dos círculos laterales pequeños que no sirven sino para establecer un detenninado acoplamie~1to formal con las pilas. así como el tratamiento oma111ental de impostas. tanto técnica como fonnalmente. presenta un perfil muy tendido con relación flecha/luz de 1/6. es la nonna.

1. 11 08 (b) Ponte de Rialto-A.PUENTES Javiel Manterola Allnisen Fig. cuando ya estaban realizadas las cimentaciones y las pilas del brazo estrecho del Sena. Baptiste du Cerceau decidió aprovecharlas y para acoplar las bóvedas ensan~hadas ~ la inclinación del tajamar. cilíndricas a tajamares inclinados. Da Ponte de las bóvedas!.09. 1578. 1.1J08 (a) PI/eme de Rialto-Palladio Fig. produjo los pnmeros "comes de vaches" que con tanta profusión se han utilizado después con carácter omamental. En el Pont Neuf de París. para sopoliar casas. . produce su efecto en la distribución de luces y sombras que después es buscada por su dimensión omamental. Fig. También aquí la necesidad de ensanchar los puentes. se decidió ensanchar el puente. moviendo el paramento vertical exterior sin mover el arco. El juego de luces y sombras presentes en las impostas parapetos y tajamares se establece también en el frente del puente retranqueado el arco respecto al paramento exterior ó con la disposición de dos arcos superpuestos..

0. Volviendo al dimensionamiento del puente arco de piedra. En primer lugar. adosada a la antigua. tenemos tres ejemplos fundamentales de la aportación francesa a hacer clásico el puente arco de piedra. lo que sin duda constituye un prodigio de maestría en la elección y tallado de la piedra. de Jacques Ange Gabriel.París Esto se emplea también cuando el ensanchamiento es mas impOliante y la nueva bóveda. En todos ellos se realiza la tendencia francesa a definir lo Oliodoxo en cualquier quehacer. . Sus rasgos fundamentales son arcos en "anse de ponier" (elíptico o circular de 3 ó 5 centros). En segundo lugar. en cambio. parapetos salientes. El tercero es el puente de Blois. pilas oblicuas al cauce y tajamares muy afilados. autor de puentes tan notables como el puente de Neuil1y. con perfil longitudinal con ligera pendiente. coronados por balcones semicirculares y comisas claramente definidas acentuadas por ménsulas ornamentadas.8 m. tajamares triangulares acentuados. con variación de la luz de los arcos desde 16 m en los arranques a 26 m en clave en el centro.. de Jacques V Gabriel. Siguiendo con la dimensión arquitectónica del puente. puente admirable. no plantea problemas de dimensionamientos especiales. o el puente de la Concordia de París (17871791) donde alcanza una relación flecha-luz de 1:8 para luces de 31 m. se coloca en posición más elevada que la antigua. el puente Royal de París (1684-85) sobre el Sena diseñado por Jules Hardouin-Mansart y construido por Gabriel.HISTORIA DEL PUENTE Fig 1109 Puente nuevo.9 CAPITULO 1. el estribo debía soportar los empujes desequilibrados de un solo arco.1. el cual está coronado por un obelisco para establecer el cambio de inclinación de la rasante. de 280 m de longitud. Para concluir con la indudable maestría francesa en el diseño de puentes de fábrica a lo largo de los siglos XVII y XVIII conviene acabar con Perronet (1708-1794). Ya Alberti en su tratado distingue entre pila y estribo. la otra variable fundamental que nos queda por tratar es la anchura de la pila y su relación con la luz del puente. el ya citado Pont Neuf de 1578 a 1607. en 1716. la primera con empujes equilibrados. 1. con luces de 20. Fig. cornisas muy acentuadas.

se prefirió el puente de piedra por presentar una seguridad y una rigidez mayor. en el cual la relación entre la luz y el tamaño de la pila era de 5. Sobre los pilotes o el teneno resistente se disponía una cama de tablones de madera sobre la cual se empezaba a colocar los sillares de la pila. en competencia con puentes metálicos. en los casos necesarios. La presencia de este tipo de material en los puentes de fen'ocalTil se prolongó hasta que el honl1igón armado sustituyó a la mampostería. La tentación de culpar a los dioses del río de todos estos males conducía a la búsqueda de protección divina. han caído y volverán a caerse ante las avenidas de los ríos si no se realiza un adecuado recalce de su cimentación. en tiempos históricos. 1. tanto durante la construcción. por ejemplo). muy elevadas en ríos caudalosos. era muy difícil asegurar una buena penetración de los pilotes de madera a las profundidades cOlTespondientes a la altura de socavación local de pilas. durante la constl1lcción. Siglo XIX Aunque la técnica mas novedosa discune por los caminos que está abriendo el hierro y el acero. además de en las calzadas n0I111ales. en el caso de cimentación por pilotes.10 PUENTES Javier Manterola Annisen Lo relaciona bien con las dos variables de que depende. demostró la pl1ldencia de no pasar de 4 si no se tomaban precauciones especiales. correspondientes a la unión de cuencas diferentes. 1.02. La rotura del puente de Nantes en 1763. la cual pasaba por la realización de sacrificios de animales y la constl1lcción de capillas votivas para conseguir ayudas "especiales". Fig. La cimentación sobre teneno resistente era todavía mas complicada y no son pocos los puentes de piedra cimentados sobre el aluvial a poca profundidad. la construcción de puentes de fenocarril y la de grandes acueductos. lo cual se puede realizar de una manera muy fácil. El apoyo de las fábricas en teneno consistente o el hincado de pilotes definitivos.02. la altura de la pila y la luz del arco. Y esto es debido a que muchas veces. ya que los arcos se constl1lían uno detrás de otro. 1.1. a lo largo de la Historia.02. Se empezaban realizando dos recintos de pilotes de madera hincados entre los cuales se disponía teneno arcilloso. el cual solía ser mas eficaz. Los puentes históricos caen. pues los empujes desequilibrados ya eran tenidos en cuenta en éstas. como en la etapa de servicio. El dimensionamiento de los estribos seguía unas pautas similares a las de las pilas o algo mayores. por inyección del aluvial o la hinca de micropilotes. La cimentación constituye el punto débil de todos estos puentes.1. se podría realizar en seco. Este planteamiento era pl1ldente pues la pila. De todas maneras Alberti recomienda extremar las condiciones de cimentación en estas obras. los puentes de piedra ó de mampostería. Fig. Fig. recibía empujes desequilibrados. Establece A=H/4 y 4<NL<6. si el suelo era muy resistente y menor aún. Cuando no funcionaba lo divino se podía acudir al diablo. siguen constl1lyéndose. 1. se puede asegurar que todos los puentes de piedra que se caen o han caído. El dilatado tiempo que se estaba instalado sobre el río hacia muy probable que grandes avenidas arl1linasen. . año tras año. Fig.10 Y acueductos de abastecimiento. pues el puente se ensanchaba rápidamente en cimentación. Estas reglas parecieron demasiado audaces y se estimó que como máximo la relación entre la luz y el espesor de la pila no debía ser mayor de 4. las cimentaciones en fase de constl1lcción. muchas veces navegables. es a causa de una mala cimentación ó de las guerras.1. Solo a finales del siglo XVIII Penonet constl1lye el puente de la Concordia con relación entre A y L de 11 después de adoptar una construcción simultánea de todos los arcos para eliminar los empujes desequilibrados durante la constl1lcción.1. hoy en día. dado que las disponibilidades financieras impedían la constl1lcción simultánea de todos los arcos. y sin embargo la tecnología que se utilizaba para cimentar estos puentes no podía ser mejor. Realmente con los medios que se disponían. Este tipo de obras están presentes también en el siglo XVIII. Se podía realizar así la excavación interior de las tienas y la eliminación del agua con bombas especiales (de cangilones. con avenidas importantes y sin ninguna regulación. En cuanto a la altura no era tan importante en el tamaño de la pila. en dos campos inéditos hasta el momento. Aunque no con total seguridad.

para desembocar finalmente en el arco elíptico. sigue siendo el modelo a seguir.III Puente Ado!{o. En todo este tiempo. Se asimila la utilización de pilas delgadas 118 ó 1110 de la luz. Cimbras muy rígidas y por tanto caras. . a los 35 años. Las luces que alcanza son muy grandes. de su célebre memoria "Construction de ponts du Castelet.1I CAPITULO /.HISTORIA DEL PUENTE Sejourné (1851-1939) Desde la muerte de lR. en el puente de Lavour y las disposiciones estructurales son siempre iguales: Fig 1. construido por PelTonet de 1768-1774. Perronet en 1794. cinco y hasta diez centros. Lavaur et Antoinette ". el puente de Neuilly. la construcción de puentes de piedra había entrado en una rutina no muy brillante. Después de la publicación. Sustitución de una bóveda de anchura total por dos bóvedas de tamaño reducido.1 10 Puente de Terue! Fig.5 m. todos los constructores imitaron y adaptaron las disposiciones de estas obras.Luxemburgo Bóvedas construidas por anillos sucesivos y de espesor variable. De precio incluso mayor que la de las bóvedas que sopolian. Unión de arco y tablero en una amplia zona central. creciente de clave a arranques. 61. e intradós de los arcos en "anse de panier" de tres. bóvedas muy rebajadas. Sejourné renueva el diseño y la técnica de los puentes de piedra.I.

hI --- Fig 1 1. dos ó tres anillos. 1. Habida cuenta de la profundidad del valle. Sejoumé realiza el primer puente en el cual la bóveda la divide en dos arcos independientes. dejando llaves abietias para que la defonnación de la cimbra no produzca defOlmaciones en el primer anillo. Se consigue así eliminar peso propio de las bóvedas y el tablero se extiende sobre los arcos a uno y otro lado para completar la anchura del puente.1.1.13 Puente de Fontpédrouse La construcción de arcos por anillos sucesivos. Se colocan las piedras del primer anillo sobre la cimbra. Fig. . colocando sobre ellos una losa de honnigón annado. Con una luz enonne. En 1903 construye el gran puente Adolfo en Luxemburgo sobre el valle de la Petruse.12 PUENTES Javier Nfantero/a Annisen Fig 1. la cimbra que construye Sejoumé es formidable. alrededor de 80 m. Una vez colocado todo el primer anillo se cierran las llaves. Así este primer anillo puede colaborar con la cimbra en el soporte del resto de los anillos. Su razonamiento para eliminar la bóveda continua no es otro que el que establece la ventaja de los elementos lineales a los continuos.11.Tou/ouse +-----ti "Ym p.12 Puente de /05 Catalanes .

En la Fig. aunque anacrónico. en 1910. separados 10m entre sí y cubiertos por una losa de hormigón de 22 m de anchura. corno medio de transpOlie. En la Fig.12. Llevó el puente de piedra a una dimensión y perfección inimaginable. dos y hasta tres plantas.HISTORIA DEL PUENTE En el puente de los Catalanes en Toulouse de 1911. Con 65 m de altura.27 m y las secundarias de 12 m. 1.1.1. 1. cuando ya estaban construidos los puentes metálicos franceses de Oporto. 220 m de luz (1902) Y si miramos a los ingleses.25 m. El Viaducto de G6ltzschtal de 1846. Fig. representamos el puentecanal de Guetin sobre el Allier. 165 m de luz (1884). 160 m de luz (1877).1. I I n/l/el' Fig. Viaur.15. Sus características SIempre son similares.14 representamos el viaducto de ferrocanil de Cize-Bolozon. aplica el mismo principio que en el puente de Luxemburgo. de 19 m de luz y canal de 6 m de anchura. El inferior está formado por un arco ojival de 30 m de luz y 18 m de altura que recibe en clave el pilar de un arco del segundo piso. De una. el primero de los puentes modernos de Maillart es anterior al viaducto de los Catalanes y Freyssinet está construyendo Le Veurdre a la vez. Viaductos de Ferrocarril y Acueductos La dificultad del ferrocarril de acoplar su geometría a la del terreno y la necesidad de construir líneas nuevas por zonas abruptas y difíciles. La luz principal es de 30. 1. Son obras pesadas y macizas que no aportan mas novedad que la gran caja superior donde transportan el agua. Los acueductos responden a las necesidades de navegación de los grandes trabajos europeos de unir los ríos entre sí. dio lugar a la realización de un enonne número de viaductos de piedra en Fig 1114 Viaducto de Ferrocarril de Cize-Bolozon todos los países. Garabit. 1. que probablemente es el viaducto mas grande de ferrocarril de fábrica del mundo.CAPITULO 1. Tavanasa (1905).115 Puente canal de Guetin + . 1. Realiza dos arcos gemelos de 3. Sejoumé fue un fonnidable ingeniero. Fig.1. se extendieron por toda Europa. se desanolla a lo largo de 579 m de longitud y a una altura de 85 m. de anchura.13. En cuanto a los puentes de fabrica de honnigón annado. Sejoumé realiza un viaducto de dos pisos. El viaducto de Fontpédrouse es de ferrocan-i1. grandes pilas de fábrica nervadas. arcos del orden de lOa 30 m de luz y gran longitud. la celosía metálica múltiple del Firth of Forth de 520 m de luz (1890).

2. Sin embargo. seconda y terza invenzione per un ponte in legno senza piloni intennedi" Fig. a lo largo de todos los tiempos.-. Suiza y USA principalmente.2.Puentes de madera Un material que ha coexistido con la piedra en la construcción de puentes. Deberemos llegar a bien entrado el siglo XIX para encontrar un desalTollo de la celosía de balTas tan acabado como lo plantea Palladio. Giocondo. 1. y que de una manera fácil y sencilla canalicen los esfuerzos que deben transmitirse a través de ellos. Palladio Y Rusconsi. grabada en la columna Trajana de Roma..--..02. en primer lugar.'. el modo que tienen las piezas de unirse entre sí. constituye la piedra angular donde reside el funcionamiento de semejante invención. En cuanto a su extensión geográfica solamente se han desalTollado en países de muchos bosques. salvar una luz grande ha sido mucho mas difícil de lo que a primera vista parece. .2.. El nudo. el tiempo y el fuego han ido destruyéndolos de manera que no existen puentes anteriores al siglo XVIII. La viga en celosía es su resultado. . 1.. La solución en arco de Paladio aparece mucho antes. en el siglo XIX.14 PUENTES Javier Manterola Armisen 1.01 presentamos la reconstrucción que sobre ese puente hizo Palladio.--" . Si nos remontamos a la más remota antigüedad tendríamos que hablar. del puente que Cesar hizo construir sobre el río Rhin y cuyos vestigios nos han llegado a través de Alberti.. Fig 12 () I Puente 50bre el Rin de César Palladio en sus "Quattro libri del! 'Architettura" (1570) recoge tres tipologías de puentes de madera absolutamente asombrosos para la época en que fueron diseñados "Prima. ha sido la madera. En la columna Trajana aparece un puente sobre el Danubio del mismo tipo. Su solución definitiva.. Pues ciertamente el conOCImIento de como conseguir con elementos lineales pequeños.. ha dado lugar a uno de los logros estructurales más importantes de toda la historia de la construcción. En la Fig.

Ha existido una fuelte controversia sobre si fue Palladio o un carpintero. Sí existe. del cual existen precedentes similares desde la época romana. el primer puente que proyectó Palladio para el lugar es un puente de piedra. sin embargo. un puente morfológicamente mucho más simple. que aparece en los "Quattro líbri del! 'Architettura ". Al tratarse de un puente de madera y colocado en la mitad de la ciudad de Bassano. Lo cierto es que.celosías No existen vestigios de los puentes construidos por Palladio.2. Fig. La última reconstrucción ha sido realizada. Fig. quien ideó el puente. Battista Marchesi. que fue rechazado por la comunidad de Bassano por la dificultad de ~jecución en un curso de agua extraordinariamente violento y que sucesivamente arrastraba los puentes que se disponían en ese lugar. y que consiste en la utilización del puntal inclinado como procedimiento para reducir la luz de las vigas horizontales de madera dispuestas entre las pilas. 1. Es el puente de Bassano del Grappa (Venecia) sobre el Brenta de 1570. después de la segunda guerra mundial.15 CAPITULO 1 . según los planos originales. A continuación proyecta el puente actual.J103 Puel1le de Bassano sobre el Bren/a .HISTORiA DEL PUENTE Fig 1J02 Palladio .03. este puente ha sido destruido y reconstruido sucesivamente.

65 m. Fif!. se puentea simplemente la distancia entre los apoyos sin ayuda intermedia.2. enonnemente eficaz cuando la sobrecarga variable es pequeña. En caso contrario. 1. Es una intuición estructural básica. crear un apoyo intermedio flexible.1.16 PUENTES Javier Manterola Armisen Palladio utiliza el puntal inclinado para reducir la luz libre de elementos lineales sometidos a flexión y poder separar los apoyos una distancia mayor. interno en el caso del puente de Lucerna. Se acude siempre a este artificio cuando la separación entre las pilas es mas grande que la capacidad pOliante de los elementos lineales. construida en 1300 ha sido destruida recientemente por un incendio y reconstruida después. como en el puente de Cesar sobre el Rhin.06 . como oCUlTÍa en los puentes antiguos. Fig. Fif!. 1204 Puente de Lucerna Pero la necesidad de ir a luces mayores conduce al apuntalamiento inclinado.205 a) b) e) d) e) l) Fig 12.04 o a una serie de configuraciones estructurales muy interesantes. Esta pasarela. de la misma manera que en el puente de Lucerna que tiene una luz libre de 7.

1. Culmann aún no había escrito su "Diseilo estático" (1866) que establece la detenninación precisa de los esnlerzos que se desanollan en una celosía. Fig. 1.2. que es la pila-pilote con dos puntales inclinados. 1. de 1400 y reconstruido en 1568. Un cambio nmdamental de la utilización del puntal inclinado lo encontramos en el Spreuerbrücke de Lucema. 1. Fig. constituye un paso fundamental en el proceso de desanollo de la viga en celosía. que proporcionan inercia al arco.06f.2. En el mismo . El puente en arco de madera es una transposición del arco de piedra a la madera. 1. ya que no triangula la célula central. obtenidos por la superposición de diversas láminas discontinuas encoladas y grapadas entre sí.según un diseño original de 1738. se divide inclinados que salen desde la pila o los estribos. Fig. 1. lo que se empleará para los tirantes de las celosías elementales que se crean en esta época. Este puente no estaba calculado.2. Fig.2. Grubenmann se subió encima de la moqueta para demostrar su resistencia pero tuvo que decir que el dimensionamiento de los puntales era deducido de su experiencia. Fue construido entre 1756-1758 y destruido por un bombardeo del ejército francés el 13 de Abril de 1799. en las cuales los suizos han sido siempre maestros. creando capacidad de carga por superposición de piezas. 12 08 Puente mixta-arco y celosía En el puente de Westminster . origen de un enorme desano110 posterior.06b la luz principal del puente de Heinzerling. Se trata de arcos laminados. es mucho menos eficaz y más costoso que la utilización del puntal inclinado que va a generar una gran variedad tipológica en los puentes de madera.2. Fig 1207 Puente de Lucerna En la Fig. Para convencer a las autoridades de la posibilidad de realizar semejante luz sobre el Rhin. 1.06c.17 CAPITULO 1.05.06a presentamos la célula elemental. el apuntalamiento inclinado se dispone de una manera muy interesante.HISTORIA DEL PUENTE Una primera consiste en unir dos elementos lineales de un canto determinado para producir una pieza de canto doble.07.08.2. pero que la municipalidad consideró demasiado audaz y por ello se aprovechó una antigua pila intemledia para realizar un puente de 2 vanos de 50 m. Fig. 1. Para ello no hay sino que evitar el deslizamiento relativo entre ambas piezas lo que se consigue por un denteado y zunchado adecuado. Sin embargo conseguir aumentar la luz. con apuntalamientos múltiples. Se establece una auténtica viga en celosía sin mas que unir los puntales por su palie inferior. pero siempre partiendo desde dos puntos fijos es el famoso puente sobre el Rhin en Schaffhausen del también famosísimo Hans Ulrich Grubenman de 119 m de luz.2. En la Fig.2. aunque nmciona mal para cargas no simétricas. Este mismo procedimiento puede utilizarse para transmitir tracciones a través de piezas discontinuas zunchadas. Ese mismo planteamiento. cada vez más inclinados y complejos. En la Fig.06d Y Fig.06 presentamos una serie de puentes obtenidos a partir del puntal inclinado. La construcción de estos puentes se realizaba con la utilización de cimbras de puntales apoyados en el suelo. Esta estructura. Fig. 1.2.

09 puente Spreuerbrücke en Lucerna. con luces de 50 m y en las cuales se recupera el concepto de celosía múltiple.2. 1. Fig. en 1838.2. Fig.09a. pretensada transversalmente por redondos metálicos era fácil de construir y barata pero según la tecnología europea de mala conservación. La viga en celosía. Las vigas americanas El desarrollo del puente de madera sigue su propia dinámica en los EEUU._~~. Este puente estuvo en servicio hasta 1909 en que ardió y fue sustituido por un puente en celosía metálica. En los puentes de la línea de Ferrocarril Baltimore-Ohio se constl1lyen una serie de puentes sobre el río Patapsco.10 .~~~~~m a) b) e) Fig 12. a la manera de un arco tradicional como aparece en el puente de Bamber de 1809. Y llega a la formidable realización del puente de Trenton sobre el Delaware de 1894 y dos vanos de 61 m de luz. Theodore Burr une esta celosía al arco en un confuso comportamiento conjunto en el puente de Waterford.PUENTES Javier Manterola Armisen +¡---- ~~~.12. 1. existe una segunda parte constituida por un arco de madera (1400). 1. Fig.9c.H. Fig.10. 1. de B.~. La estructura arco se utiliza en un gran número de puentes y la familia Grubenmann alcanza 61 m de luz con esta tipología. Fig.2. Latrobe. Con posterioridad se utilizó la madera. Esta tipología de puentes fue importada a Europa desde los Estados Unidos y en Suiza encontramos varios ejemplos.2.9b.

í~rT~~~j~:e~t~~_ ffi¡¡~H!\1\ Fig 12 I1 Fig. el hieno forjado después y finalmente el acero.¿gg. el desarrollo de materiales metálicos de características cada vez m~jores. en este tipo de vigas. La fundición. quebradizo y de trabajabilidad deficiente. De aquí al puente metálico de Britannia de 1850. El puente de madera más notable que se construyó fue el llamado "Colosus Bridge" construido en 1812 de 103. arquitecto de patente de viga en celosía múltiple. y ese cambio es la industrialización. principios del XIX. cada vez más importantes y sobre lugares alejados y de difícil acceso. del 2% al 6%. detenuinó la instalación de las vías. que se obtiene en horno de coke y que fue desanoliada por la familia de Darby a partir de 1706.6 m de luz en es- _. De esto surge la necesidad de realizar una gran cantidad de puentes. .. el primer puente en viga de alma llena. explica como se puede sustituir.Los puentes de hierro y acero - Siglo XIX Existen muchos factores que detenuinan la aparición de la primera revolución industrial en la Inglatena de finales del XVIII. y en el mundo de los puentes en particular.11. Las necesidades del transporte y la extensión del ferrocarril como solución a este problema.12 ColoslIs Bridge quema prácticamente igual a uno de los de Palladio y en disposición mucho mas simple y eficaz que los de la familia Schffhausen.2. 1.3.19 CAPITULO I . Ithiel Town. simplemente pegadas. la madera por hierro o fundición. La fundición primero. que produjo uno de los cambios más importantes que ha experimentado la humanidad desde la aparición de la agricultura. Con proyecto de Lewis Wirnwag fue destruido por un incendio en 1838.12. realizada con piezas de madera ordinaria. 12. solo hay un paso. tiene un porcentaje de carbono muy elevado. 1. Town. Se deben considerar tres hechos fundamentales que detenninan la enonue evolución que experimentan los puentes en este siglo. Lo que nos interesa a nosotros es sus consecuencias en la construcción. No nos interesa ahora tratar de este tema. Fig. Es un material duro. montar y controlar. El primero es el ferrocanil. En segundo lugar.2. de mucha menor flexibilidad para acoplarse al terreno que los caminos para carros. cuya aplicación tuvo una gran utilización en puentes de ferrocanil por todo el mundo. 1.HISTORIA DEL PUENTE Pero la combinación de arco y celosía era difícil de realizar. En 1831. en general. . Fig.

000 kg/cm 2 . etc. unidos a un cambio general de la sociedad en sus intenciones y esperanzas. permitía obtener un material con menos impurezas y menor contenido de carbono. en 1826. T.000. la Sala de Máquinas de Contamin y que ya venía utilizándose en los Estados Unidos desde 1870. se fabrica con hierTo forjado y no con acero. en el mismo tiempo. en Italia. casi simultáneamente. De hecho. Pedro. el cálculo diferencial.000. la TOlTe EiffeI (1889). a finales del siglo XVII. Navier. para la empresa Eiffel. Haciendo un rápido repaso a este problema nos encontramos con que Leonardo da Vinci realiza un acercamiento preciso al análisis de las vigas triangulares. con el que si se construía. Young. Euler da en 1759 los primeros valores para controlar el pandeo que se produce en pilares esbeltos obtenidos con los nuevos materiales mas resistentes. etc. puentes. con martillos mucho más poderosos y a la laminación. establece el módulo de elasticidad. y de una enonne velocidad en el mundo de los puentes. el puente de Coalbrookdale (1776-1779) es el resultado de la iniciativa . desalTollo de los nuevos materiales metálicos y aplicación del conocimiento científico de la resistencia de materiales. permitía obtener un material con resistencias a tracción de 600 a 1000 kg/cm 2 y un módulo de elasticidad del orden de 2. a un planteamiento científico operativo. Sin embargo tiene una mala resistencia a la tracción. El cálculo de arcos fue desalTollado a finales de 1870 para el cálculo de las grandes estructuras de la Exposición Universal de 1878 y para el diseño del puente de Oporto de Seirig. necesidades de nuevas estruchlI'as para el felTocalTil. Su resistencia a tracción alcanza entonces del 2000 kg/cm2 con módulos de elasticidad del orden de 2. estaciones. pero sigue situando la fibra media de la sección en la palie inferior de la viga. Estas características le van a pennitir la fabricación de vigas laminadas que se mantienen hasta el siglo Xx. 1882. fija definitivamente la posición de la fibra media en la sección y presenta un tratado en la Academia de Ciencias que establece el método general de análisis de problemas estáticamente indetenninadas. lo que la hace inadecuada para la fabricación de vigas que sin embargo se fabricaron hasta la mitad del siglo XIX.100. establece en 1678 con el documento "De potentia Restitutiva" la proporcionalidad entre carga y deformación de los muelles. Leibritz y Newton desalTollan. produjeron un cambio drástico. En 1809. del orden de ISO a 200 kg/cm2. Castigliano muestra en 1873 las relaciones entre las flIerzas. etc. del orden de 1. para estudiar los puentes americanos de madera que le proporcionaran las ideas para establecer su cálculo de celosías que rápidamente se extienden por el mundo y que se desalTollan por Ritter. es fácilmente moldeable. Finalmente el acero que se pone a punto por Bessemer en 1856 y que se mejora con el horno de Siemmens-Mariin en 1866. en Zurich. El primer puente metálico. Saint-Venant. Roberi Hooke. encarga su eshldio a tres matemáticos célebres que desalTollan el principio de los trabajos virtuales. El final del siglo XVIII y el principio del siglo XIX puede suponerse como el inicio de la construcción metálica de los puentes. Su módulo de elasticidad es también muy bajo. plantea de una manera rigurosa los problemas de torsión y flexión. puesto a punto a finales del siglo XVIII con la mejora de calidad y el abaratamiento de producción con el horno de pudelado.20 PUENTES Javier Manterola Armisen pero que por otro lado.000 kglcm2. en 1853. M6hr Y Müller-Breslau. Galileo publica en 1638 su obra "Due nuove science" donde plantea la resistencia de materiales y la dinámica. El tercer hecho fundamental que se produce es la cristalización del conjunto de planteamientos científicos elaborados con anterioridad y que van a permitir pasar.000 kg/cm 2 . los desplazamientos y la energía interna del sistema. El hielTo forjado. a lo largo de todo el siglo XIX. Benedicto XIV. Esto unido a una forja mucho más eficaz. La reunión de estos tres factores. a cuenta del gobierno bávaro. detennina que la curvatura de una viga en un punto es proporcional al momento que actúa en este punto. Bernoulli. Karl Culmann emprende un viaje a los Estados Unidos en 1849-1850. resiste muy bien la compresión con cargas de rotura de hasta 5000 kg/cm 2 y no se oxida. de un acercamiento experimental a la respuesta resistente. En 1742 con motivo del refuerzo de la cúpula de S. en 1675. en Alemania y Luigi Cremona. como hace Galileo y Mariotte.

haciéndola simple y la patenta como viga Howe. eso sí. El primer puente "todo" metálico fue construido en los Estados Unidos en 1840 por Whipple que realiza la primera "bow-string". La primera versión de la viga Pratt es de 1842. que a principios del siglo XVIII.3. En 1840 D. En 1847 publica "An Essay on Bridge Building" que contiene una información muy útil respecto al cálculo de celosías.02b. /.01a. Whipple era además un gran teórico. heredero de una gran dinastía de fabricantes metálicos. el resultado del rapidísimo desanollo que se produce en dicha tipología para fabricar puentes.21 CAPITULO J . 1.3. Squire Whipple fue un ingeniero muy notable. En 1845 los elementos de madera son sustituidos por elementos metálicos de fundición.1 c. En su análisis dispone que las diagonales funcionan solo en compresión y elimina todas las demás diagonales con el fin de obtener en cada nudo un polígono de fuerzas fácil de resolver. 1. 1. El puente metálico empieza conviviendo con el puente de piedra y el puente de madera y poco a poco se va convirtiendo en el material principal para la construcción de puentes hasta la aparición del hormigón al111ado a principios de este siglo. La realización del ferrocarril en los Estados Unidos determinó un gran desarrollo de esta tipología.01b. siempre.0. HalTis simplifica la celosía múltiple. Fig. Fig.3. 1.3. constituida por fundición en el cordón superior y hieno fOl:jado en diagonales y cordón inferior. Fig. Es una celosía múltiple de diagonales comprimidas de madera y montantes verticales trac" cionados de hierro fo~jado.01 .3. viga Howe. La primera celosía utilizada en los puentes se debe a William Howe. WhippIe desanolla y plantea la viga utilizada en el felTocarril Reusselaer-Saratoga que se utiliza frecuentemente en los fenocalTiles americanos en los años 1850-1890. Son. Actuando sobre planos elaborados por Thomas Pritchard y John Wilkinson construyen el primer puente en fundición. Es idéntica a la viga Howe salvo que pone las diagonales a tracción y los montantes a compresión con el fin de reducir la longitud de pandeo de los elementos comprimidos. consiguen reducir el material de hiena por el carbón de cake. además. Whipple y Wanen fueron las primeras celosías obtenidas a partir de planteamientos científicos. a) b) Fig. La viga en celosía Las vigas en celosía metálica son el resultado de la sustitución de la madera por hiena fOljado en las antiguas celosías de madera.02a. 1. que no es sino el desarrollo de uno de los planteamientos de las celosías de Palladio. Cinco años más tarde.HISTORIA DEL PUENTE constructiva de Abraham Darby III. lo que produjo la sorpresa de Karl Culmann cuando comprueba que las celosías de madera americanas distan mucho de ser meras imitaciones de las propuestas europeas y observa que incorporan muchas facetas originales.C. Fig. partiendo de los nudos extremos como iniciación de la solución. Fig. Las vigas Pratt.

02c.a Albert Fink patenta en 1850 una viga atirantada sin cordón inferior.3. aunque tuvo un éxito efímero. es una viga en celosía cuyos montantes en madera están soportados por tirantes en hierro forjado que salen desde las esquinas superiores. Es el resultado de la simplificación de las complejas vigas de celosías múltiples con el fin de reducir el número de nudos. muy original. La proliferación de patentes de vigas en celosía se extiende entre los años 1850-1870 a) b) Fig 13. Fig. L3.03b.22 PUENTES Javier 1vJan/erola Armisen La viga Warren es el tercer sistema de vigas en celosía inventadas y patentadas en los Estados Unidos en esos años.02 a) b) Fig 1303 . Fig. Entre sus muchas manifestaciones tenemos la de Wendell Bollmano La "iron suspension tmss bridge". en los Estados Unidos.03. Fig. L3. Se popularizó a partir de los años 1860 y es de las configuraciones que más se utilizan hoy en día. 1.

13..5 m de luz. por primera vez en la historia. fonnado por cuatro vanos continuos. . Este puente se terminó al año siguiente de la telminación del puente de Conway.23 CAPITULO 1. fueron dos puentes de FelTocalTil.t¿Ot¿ _ . los dos extremos de 70 m de luz. William Fairbairn (17891874) YEaton Hodgkinson (1889-1861). en sección cajón de alma llena. de una viga cajón de seme- jantes dimensiones. fue la negativa del Almirantazgo británico de reducir el gálibo de barcos por el Estrecho de Menai. La razón de la utilización.04. construido por Telford 24 años antes. Fig. 1304 Puente de Britania '\ ¡ ~ 11 _____ .1 ~ :. Ambos puentes fueron realizados por Robeli Stephenson. lo que impedía la ejecución de una solución en dos arcos de fundición. La primera solución que se contempló. fue la de realizar una enonne viga cajón dentro de la cual se introduciría el tren y que estaría soportada por su propia rigidez y por el cuelgue de cadenas. a la manera del vecino puente de Menai. 1. Fig. realizado en 1849 y el puente de Britannia sobre el estrecho de Menai. y los dos centrales de 139. una vez desechada la solución arco. como ingeniero jefe.3. En el Estrecho existe un islote intennedio situado a 140 m de las orillas y que era utilizado como apoyo intermedio en todas las soluciones.05 El puente de Britannia Los primeros puentes realizados. un vano biapoyado de 125 m de luz. en 1850.HISTORIA DEL PUENTE t I I I i I fl I I Fig. el puente sobre el río Conway.

En la Figura 1. Dispusieron un refuerzo de viguetas. Los cálculos realizados por Hodgkinson dieron solo con un 20% de enor las flechas que iba a experimentar el puente. Se ve también el incremento . Lo primero que dieron los ensayos fue la inutilidad del cuelgue de las cadenas en el soportes de las cargas. atirantado provisionalmente en esa fase. pidió ayuda a Fairbaim que había obtenido una gran experiencia en el manejo de chapas metálicas para barcos y plantearon un método experimental para acercarse a un dintel absolutamente desconocido en la época. Para igualar el estado tensional en el apoyo y el centro de los vanos de la viga continua se utilizó el método de realizar asientos diferenciales después de establecer la continuidad entre vanos. Los mismos experimentos demostraron que la rigidización dispuesta en las almas del cajón eran suficientes. en las cabezas de la viga. pronto cayó en desuso. Descubrieron el pandeo de las cabezas comprimidas. pero dejando las pilas preparadas para su colocación en caso necesario. en la zona de pila. Se construyeron varios puentes de este tipo por el propio Stephenson en Egipto y Canadá. Era demasiado cara y fue sustituida por las celosías múltiples mas fáciles de realizar en aquel tiempo. Fairbaim consultó sobre este fenómeno a su amigo Hodgkinson. en lugar del convexo donde solían fallar todos los puentes de fundición. hombre de grandes conocimientos teóricos y dedujeron la necesidad de rigidizar las cabezas del cajón. Las grandes celosías metálicas La celosía metálica múltiple es lo mas parecido a una viga de alma llena. La gran defonnación a cortante que experimentan las celosías elementales. En los Estados Unidos. autor de la idea.24 PUENTES Javier lv/anterola Annisen Stephenson. 07 Puente de Puentedeull1e dificultan la ejecución de puentes continuos por los importantes momentos parásitos que introduce esa defonnación. el puente de Balton y en Francia por Eugene Flachat se realizaron de la misma manera. Wanen. con el abaratamiento del precio del acero se recuperó el dintel cajón de alma llena.05 representamos una fase de la construcción del Viaducto de Bouble (1870) en Moreau en la línea fénea de Commentry. lo que fue aceptado. 1. Fig. 9 en el cordón superior y 7 en el inferior para rigidizar las cabezas y simultanear la rotura de la cabeza de compresión y de tracción. Sin embargo. 13.06 Viaducto de Rouzat Stephenson no solo realizó estos dos fonnidables adelantos en la construcción de puentes sino que las vigas de 139 m de luz las llevó por flotación y levantó sus 1500 Tn. Aumentar la rigidez a cortante se consigue multiplicando el número de montantes y diagonales. esta tipología. los 30 m que separan el mar de su posición definitiva. Pratt. etc. en la que se ve la construcción de la pila desde el dintel. el comprimido por la flexión. Lo segundo fue la sorpresa de que el puente fallaba en el lado cóncavo. asociada muy frecuentemente a la construcción en avance en voladizo. Howe. Una gran cantidad de dinteles metálicos para fenocanil se realizan utilizando esta tecnología. Solo a partir de 1930.3. Fig.3.

25

CAPITULO l· HISTORIA DEL PUENTE

del canto introducido en la parte inferior de la
pila al aumentar su inercia en esa dirección.
Este mismo artificio fue utilizado por Seyrig,
diseñador de la empresa Eiffel, para el Viaducto de Rouzat, Fig. 1.3.06.
Son innumerables el número de realizaciones de este tipo que existen en el mundo. En
España tenemos realizaciones tan formidables
como el puente de Tuy de 69 m de luz (1881),
etc. Zamora, 53 m de luz (1890), Víboras, 77
m de luz (1891), etc. El Viaducto de Redondela de M. Cordera (1881) tiene tres luces de
46,0 m + 57,5 m + 46,0 m y fue realizado para
la línea de ferrocanil de Redondela a
Pontevedra. Fue construido en avance en
voladizo. Siguen en servicio.
En la Fig. 1.3.07 presentamos el puentes
sobre la ría de Puentedeume, en Galicia, en el
cual la viga en celosía se hace bi-apoyada,

Fig. 1.308 Firlh

Este puente se iba a construir pero la caída del
puente de Tay, diseñado por el mismo ingeniero, hizo que se desestimase su idea y se
encargase a 1. Fowler y B. Baker.
El primer diseño era algo diferente del
definitivo con los apoyos intennedios y centrales inclinados en lugar de ser verticales.

configuración frecuente para evitar los efectos
negativos que sobre las vigas continuas introduce la gran deformación a cOliante de este
tipo de vigas.Estos viaductos se consideraban
en aquel tiempo mas económicos que los de
alma llena.
Este tipo de estructura desembocará finalmente en la viga de alma llena.
En 1890 se tennina el Firth ofForth, con
dos vanos de 250 m de luz y otros dos centrales de 520 m de luz. Sobre este puente existe
una larga historia. En 1818 James Anderson de
Edimburgo hizo unos planos para un puente
atirantado, con tres vanos de 450 m a 608 m de
luz. En 1880 se le encarga el puente a Sir
Thomas Bouch, que proyecta un puente colgado, con dos vanos de 486 m de luz, aprovechando para apoyarse el promontorio intermedio que se utilizó en la solución construida.

01 Forlh

El segundo diseño, el definitivamente
construido, es una gigantesca viga Gerber en
celosía, con sección tubular en el cordón de
compresión y perfiles en la zona de tracción y
diagonales. Las ménsulas tienen 206 m de luz
y la viga biapoyada del centro, 106 m de luz.
Se construyó en avance en voladizo. Fig.
1.3.08.

26

PUENTES
Javier Manterola Aunisen

La obra se realizó a lo largo de 7 años y
empleó los servicios de 4000 trabajadores.
Constituye el máximo logro de la Ingeniería
Victoriana.
El puente de Quebec, de 549 m de luz,
es una consecuencia directa del puente del
FOlih y la historia de su construcción es telTible pues se cayó dos veces. La primera el 29 de
Agosto de 1907 que se rompió la ménsula sur,
an-astrando a 100 obreros. Se reconstruyó en
1916 y cuando se estaba izando la viga central,
se volvió a caer, alTastrando esta vez a 30 obreros. El puente se puso finalmente en servicio
en Octubre de 1917.

Fig. 1309 Puente del Pilar - Zaragoza

1,'

J';

'!
,!

Fig. 1.3.10 Puente de Tolbiak

Las vigas en celosía metálica con cordón
superior curvo se realizaron muy frecuentemente. El puente del Pilar en Zaragoza, Fig.
1.3.09 está fOlTllado por cinco tramos bi-apoyados de 48,1 m de luz con arco superior de
perfil parabólico. El ancho de la calzada es de
6 m y tiene dos voladizos laterales, fuera de las
vigas de 1 m. Fue constl1lido en 1895.

luz en una curiosa superpOSlClOn de sistemas
resistentes. El cordón superior curvo es de
sección cajón y elíptico. El cordón inferior
forma con el superior la viga lenticular y entre
sí se dispone una celosía. Fig. 1.3 .11.

El puente de Tolbiac (1895) presenta una
curiosa configuración para una viga continua
de canto arqueado con articulaciones en los vanos laterales. Es en realidad una viga Gerber
de tres vanos. Fig. 1.3.10.
El origen de las vigas lenticulares es dudoso. J.K. Bl1lnel constl1lye el fonnidable
puente de Saltash sobre el río Tamar de 18541858, Bl1lnel construye dos vigas de 139 m de

Fig 13.11 Puente de Saltash

4.1 7tJ

f8:iO

Fig 1.3.12 Puente de E/u!,!,

27

CAPITULO 1- I-IISTORIA DEL PUENTE

Nueva York, Fig. 1.3.14. Este tipo de puentes
se sigue realizando en Estados Unidos hasta el
momento actual como el Francis Scott Key de
Baltimor de 366 m de luz central (1974-1977).

Pauli en Alemania construye los cuatro
vanos de 105 m del puente de ferrocarril Mayence-Sud en (1860.1862) y extiende esta tipología por el mundo. El puente Brugg en
Suiza (1875) para la línea de fen'ocatTil Zurich-Barle es una aplicación temprana, Fig.
1.3.12 Gustav Lindelthal construye en 1883 el
puente de la calle Smithfield en Pittsburgh
sobre el río Monongahela. Está formado por
dos vanos apoyados de 112 m de longitud.

Puentes arco

Como ya hemos citado, el primer puente
metálico de la época moderna, el puente de
Coalbrookdale (1779), Fig. 1.0.1, es un puente
en fundición, un puente arco de 30,6 m de luz.
Su formalización es elemental e ineficaz como
cOlTesponde a técnicos que tenían escasos
conocimientos sobre el comportamiento real de
este tipo de estructuras.
De un planteamiento tan elemental, se
pasó enseguida a concentrar en un solo arco
inferior todos los arcos distribuidos por los
tímpanos y referir el tablero al arco por un
tejido metálico transparente. Este adopta
diversas disposiciones, desde una serie de
círculos, utilizados en el puente de Sunderland,
se pasó a establecer un tejido de barras
triangulado, Fig. 1.3.15a y finalmente a
simples elementos verticales, tipología que ha
llegado a nuestros días.

Fig 1313 Puente en Eudapesl

Desde un punto de vista de la eficacia
resistente está claro que la m~jor disposición es
la intermedia. El t~jido triangulado de
elementos metálicos convierte a la estructura
en un arco tímpano, muy eficaz en el reparto
de cargas y en la reducción de las flexiones del
arco debidas a las sobrecargas no simétricas.
Sin embargo, esto no se sabía entonces de una
manera específica y desde un punto de vista de
cálculo era mucho más fácil la disposición de
pilares verticales. Fig. 1.3.15b.

Dentro de las vigas continuas en celosía
de canto variable tenemos el puente de Budapest sobre el Danubio, Fig. 1.3.13. De este tipo
de puente también se realizaron una gran cantidad en todo el mundo.
Pero las grandes celosías metálicas se
encuentran en los Estados Unidos. Buen ejemplo de ello es el Queensboro Bridge de 360 m
de luz máxima (1909) sobre el East River en

i~

.~

~~_" __$&.•. _.i

--~

'-'-

_._.._1I~2'---'

oo'.~
-----.-- ••

---.~

__

o

---

,~.,
';l.
-- .-.---- 984'-- --.--

6:>0'· --.-. -.

Fig 1314 Puenle de Queensboro

'b
..

i

-- '

o~~~

45$'·· •.

~

28

PUENTES
Javier lv/anle/ola Armisen

Fig 13.15 Puenle de Sunderland

I.;~.·\I,
.

"

J'.'

~~.¡Jpr~p.·;;;;ffi1Ti]'--!
~~~
.;,.
~i,
,$l
..•• 1

~~tl"; ':::,..,~;'),~~11l"'~'!'~ :~~iJ.;:;:J"~'''''''"",.~,,;,,, . ~.t'K,i~l;2'B:¡¡(¡;'' ~;)t:,.kj- ~.

_c.., ..

Fig /.3 /6 Canousel

En cuanto a los arcos tipo Polonceau, el
puente de Carrousel fue construido en París en
1831. Cada arco de 47,7 m de luz, está
constituido por una sección tubular elíptica, rellena de madera. Se adoptó como referencia
entre arco y tablero, la solución del puente de
Sunderland. Fig. 1.3.16.

Fíg /.3 17 a Puente sobre el Rodano-Lyon

La fundición, material apto para la
compresión y la dovela metálica, de fácil
traslado y manejo, se convierten en la
actualización del puente de piedra en meta!.

Fig 1.317b Puente de Alejandro 1fI- Paris

Dos puentes de acero franceses alcanzan
la máxima perfección en lo que se refiere a
puentes arco con tablero superior, son el
puente de la Universidad de Lyon sobre el
Ródano de 1889, formado por tres arcos de
67,5 m, 72,5 m y 67,5 m con un rebajamiento
fantástico de 1115,91, Fig. 1.3.1 7a y el puente
de Alejandro III de París de Jean Resal, (18971910), de 107,5 m de luz y un rebajamiento de
1: 17, lo que obliga a la realización de unos
estribos muy rígidos, unido a una gran
perfección en la ejecución del arco. Fig.
1.3.17b.

CAPITULO 1- HISTORIA DEL PUENTE

Con respecto de los viaductos que utilizan arcos para salvar un obstáculo principal,
tenemos, en primer lugar, tres ejemplos notables. El puente María Pía para fenocarríl en
Oporto (1877), de 160 m de luz y el puente
Luis 1, de 1780 m de luz, Fig. 1.3.18, también
en OpOlio (1855), ambos diseño de Theophile
Seyrig, el primero trabajando para la empresa
Eiffel, de la que era socio y el segundo con la
Société Willebrek de Bélgica.

Fig. J 3 18 Puente Luis 1 - Oporto

Fig, 13.19 Viaducto del Garabit

Fig 1.320 Viaducto de Viaur

29

La tercera obra es el Viaducto de Garabit, Fig. 1.3.19, (1879-1889) de 165 m de luz,
de Koechlin y Nouguier, trabajando también
para la empresa Eiffel. El puente de María Pía
y el puente de Garabit participan de la misma
idea. Arco en celosía para recoger las flexiones
producidas por la carga no simétrica del ferrocarril. Construcción en avance en voladizo,
atirantando el arco desde los vanos de acceso.
Arco articulado en la base para eliminar los
esfuerzos que durante la construcción se producen en ese punto debido a las deformaciones
producidas por la carga y las variaciones de
temperatura. Finalmente aumento de la anchura del arco de clave a arranques para reducir los esfuerzos transversales de viento sobre
la articulación del arco. El dintel pasa, por
encima del arco en el puente de Garabit, mientras que en OpOlio se intelTUlnpe en el arco.
Dos puentes de hierro laminado realmente
admirables.
El cuarto gran puente arco de ferrocarril
francés. injustamente oscurecido por el puente
de Garabit, es el Viaducto de Viaur, de 220 m
de luz, realizado en 1902 por Paul Bodin. La
tipología es inédita hasta el momento de su
construcción. Es una estructura espacial, formada por dos arcos trialiiculados, dispuestos
en dos planos inclinados, que producen una
gran separación de las aliiculaciones en la base
para reducir, como los casos anteriores, el
efecto de la flexión transversal del viento. Se
construyó en avance en voladizo. Fig. 1.3.20.
El puente de la Roche-Bemard (1911),
Fig. 1.3.21, sobre el estuario de la Vilaire,
entre Nantes y Brest, estaba formado por un
gran arco intennedio trialiiculado de 198,27 m
de luz principal. La palie del arco, inferior al
tablero se construyó en avance en voladizo y a
continuación se fabricó el tablero, de esa
misma zona. La parte superior del arco se realizó también en avance en voladizo atirantado
y posterionnente se colgó el resto del tablero
central.
Este puente ha tenido siempre muy mala
suerte. Inicialmente fue un puente colgado con
198 m de luz que una tormenta destruyó en
1852. Aunque tuvo sucesivas reconstrucciones,
el viento siempre acababa con él. El puente
arco que hemos comentado, tampoco existe.
Lo volaron los alemanes en 1944. En la actualidad existe un puente colgado de 408 m de
luz, inaugurado en 1960.

PUENTES
Javier lvfa11lerala Armisen

- - - . _ _ 112000-------v\~Ir-----+------f8S14+--------------~.L'1

f98270'-------

Fig J32 J Puente de la Rache - Bernard

En España José E. Ribera construye el magnífico puente del Pino en Zamora (1895-1913),
de 120 m de luz. Se trata de un arco en celosía
metálica con tablero superior construido por
avance en voladizo, Fig. 1.322.
En Alemania se construyen una serie de
puentes arco muy interesantes. En primer lugar
el puente sobre el Rhin en Bonn, Fig. 1.3.23.
(superior). Ganador en un concurso contra 16
soluciones diferentes fue aceptado en 1898.
Fig. 13.22 Puente del Pino

----

·•·

~~_~~_H

.. ,.~._'_." ...

614'0

25'6

L

:----.~
Z8'6

3070

,""

1 1 ';:

i:

::

-~---'."", ~6'a'llJ:~~·Jl..46'..:/4lj.J,:
ú' Ib:/
~~6 7.06 )..

167'0

Fig J 323

Tiene una luz central de 186 y dos luces
laterales de 93 m también en arco. La estructura fue construida con la ayuda de una cimbra.
El ingeniero era el Prof. R. Krohn. El puente
de Dusseldorf sobre el Rhin, Fig. 1.3.23
(intennedia), fue también un diseño del Prof.
R. Krohn. Tiene dos vanos centrales de 180 m

de luz y una serie de vanos laterales que varían
entre SO m y 60 m. La anchura del puente es de
8,2 m y dos aceras en voladizo. El puente de
Harburg, Fig. 1.323 (inferior), tiene cuatro
vanos principales y una serie de vanos de acceso.

31

CIIPITULO I.- HISTORIA DEL PUENTE

En los Estados Unidos se produce un
formidable desarrollo de estos puentes.
Durante los años 1869-1874 se construye el
famoso puente de San Luis, Fig. 1.3.24, de J.B.
Eads (1820-1887) formado por tres arcos de
153,1 m + 158,6 m + 153,1 m de luz,
construidos en avance en voladizo. Es
especialmente notable la construcción de las
cimentaciones realizadas, por primera vez, por
aire comprimido.
Fig I 3. 24 Puellte de Sall Luis

Hell Gate

a)

~ Ir./',·.·.I

.1, :1.<,",'

Puellte de /0 Bahía de Svdlley

Puellte Bayolllle

b)

e)

Fig. I325

Otros tres puentes notables, aunque de
un tamaño bastante mayor son: Hell Gate
(1912-1916) de Gustav Lindenthal, puente de
ferrocarril sobre el East River en Nueva York,
de 298 m de luz, Fig. 1.3.25a. El puente de la
bahía de Sydney (1924-1932), de 503 m de luz,
de Ralph Freeman para cuatro líneas de
ferrocanil y 6 de carretera, Fig. 1.3.25b, Y el
puente Bayonne en Nueva York (1928-1931)
de 504,6 m de luz, de Othmar Ammann, Fig.
1.3.25c y 1.3.26. Los tres puentes son arcos en
celosía, con tablero intermedio y aliiculados en
la cimentación. Se construyeron en avance en

voladizo con tone provisional ó atirantamiento
trasero. La canera por el récord mundial de luz
se estableció entre estos últimos puentes,
decidida finalmente a favor del puente de Bayonne que, empezando más tarde y con solo 60
cm más de luz que el de Sydney, impidió el
récord de este último.
El puente colgante

Suspender un tablero de dos cables ó
cuerdas, que cuelgan entre dos puntos es una
de las intuiciones básicas de lo que se puede

32

PUENTES
Javier Manterola Armisen

entender por puentear, pasar de un punto a otro
sobre una platafonna. Su origen es tan antiguo
como el arco y los primeros vestigios de su
existencia se pierden en el tiempo. La
actualización en obra de esta tipología la
empiezan los ingenieros ingleses, excitados
probablemente por los relatos de viajeros que
venían del Tíbet y del Perú, donde estas obras
eran frecuentes.

Fig. 1326 Puente Bayol1ne

Curiosamente el primer puente colgante
de la época moderna lo realizan James Finley
en los Estados Unidos. En 1800 cruzó con un
puente de cadenas, el Jacob's Creek, 21 metros
de luz, sistema que patentó en 1810.

Fig 1327

de un puente colgado de un solo vano y 176
metros de luz. Cuelga el dintel de dos grupos
de 4 cadenas. La respuesta ante las cargas de
utilización de este tipo de puentes se sabía
detenninar y calcular, no así los problemas
aeroelásticos producidos por el viento, que
ocasionaron oscilaciones muy graves en 1826
y que obligó a reconstruir casi completamente
el puente en 1892 y de nuevo en 1938 y 1941.

Fig 1 328 Puente de Conll'ay

En dicho puente se encuentran ya los
elementos básicos de todo puente colgado,
además de las cadenas de suspensión, se
encuentran las torres, los anclajes traseros y las
vigas de rigidez. Ciertamente, la determinación
final de la utilidad de cada uno de estos
elementos, tardó
bastante tiempo en
concretarse y su desconocimiento ocasionó la
caída de muchos puentes. Fig. 1.3.27.
T. Telford, en 1826, tennina el puente
sobre el Estrecho de Menai, Fig. 1.0.1 Se trata

Del mismo tipo y en sus proximidades,
pero mas pequeño y resguardado del viento,
Telford construyó el puente de Conway de
99,7 m de luz, terminado el mismo año de
1826, Fig. 1.3.28.

I.K. Brunel en 1829, gana el concurso
para la construcción del "Clifton suspension
bridge", de 183 m de luz, situado en las
proximidades de BristoL Este puente fue
objeto de varios concursos y discusiones. En
1790 se plantea por Hugh O'Neill un puente
prácticamente igual al construido. En 1829 se
plantea un primer concurso de proyectos. En
1830 se examinan las propuestas del famosísima T. Telford, Fig. 1.3.29a, autor del puente
del Menai, Fig. 1.0.1, Y la propuesta de I.K.
Brunel, entre otros resultando ganadora esta

33

CAPITULO 1- HlSTORIII DEL PUENTE

a)

e)

Fig 1330 Puente de C/ifton

34

PUliNTES
Jm'Ü!/

última, Fig. 1.3.29b. El puente construido
según diseño último de Brunel y ternlinado
después de su muerie, en 1864, aparece en la
Fig. 1.3.29c y 1.3.30.
En 1823 Navier, después de dos viajes
realizados a Inglatena, pub/ica "Rapp0l1 el
memoire sur les pOlll suspelldus" en el cual
define con toda precisión las características
principales de este tipo de puentes, el detalle
de cada uno de sus partes y su modo de
cálculo. Es un estudio definitivo y excelente,
salvo que no toca el viento, problema conocido
pero de imposible cálculo entonces. Animados
por esta publicación, la facilidad constructiva y
la economía de estos puentes para salvar
grandes luces, se realiza una expansión
explosiva que produjo hasta cuatrocientos
puentes en Francia de este tipo hasta 1886. El

AlaJl/erola Aml/seJl

mismo Navier desanolla el proyecto completo
del puente de los Inválidos de París en 1823,
de 155 m de luz, Fig. 1.3.31, puente cuya
constmcción se intelTlllnpió para no proseguir
nunca más, cuando la municipalidad de París
creyó que sus tones interferían la visión de los
Inválidos.
Se plantearon dos soluciones para
realizar los elementos de cuelgue y hubo
controversia respecto a las ventajas de uno u
otro sistema. Las cadenas, que fueron los
primeros elementos utilizados y los cables,
desarrollados por los hermanos Seguin. Esta
última opción es la que finalmente prosperó.
En esta época el puente mas grande construido
fue el de Friburgo (1834) con 273 m de luz, en
Suiza, Fig. 1.3.32.

Fig lJ.3J

2"§OO

~1

lillJJIrnnn!!!illJI!.IDl;===~~I~=
..o:;;"lt:=mmmrr[]]..
...
í1[!TJ:1 l.:: l.
I

1

,,1

,,'
"S,

I

lo ,J8/; flt'

-...: ,;", ..¡
\

Ff"g lJ]]

..

~.

4;.';'

~ :.'7' . ~
"~'

.~''''.• __~~::'iM~~1:'.. Estos puentes estaban atirantados entre las cabezas de las pilas o entre éstos y la unión de la pila con el dintel con el fin de controlar los movimientos de la cabeza de las pilas y así acotar las deformaciones del dintel bajo cargas altemadas.. obligó a las autoridades a establecer fuelies reservas sobre .=_~=.·-i"'·"· Fig 13.Bilbao Fig 1333 b Puenle sobre el Ródano -lyon 'iiJ8 .~:':'::':"~.c.\'''':''i''''~~=~c=. como consecuencia del viento. por encima del puente colgante de Angers. del puente de La Roche-Bernard (1835-1839). Fig.¡.André de Cubzac Fig 1334 Puenle colganle .~~. veinticuatro días después.~1 L (l710 ' '''i~4~'"''...:=". 1.. de 198 m de luz.35 CAPITULO /.35 Se hicieron puentes continuos como el de Langeais. La moda de realizar puentes colgantes se detuvo bruscamente en 1850 cuando un batallón de infantería.>.. Esta desgracia. se delTUlnbó causando la muerte a doscientos veintitrés soldados. al paso..3.''.33.~=~=' ~=. junto a la caída... el mayor puente colgante francés...HISTORIA DEL PUENTE Fig 1333 a Puenle Sanl. desfilando._=. o el puente de Saint-André-deCubzac sobre La Dordogne.

35. En 1849 completa el Wheeling Bridge sobre el río Ohio. Ciertamente esta decisión se tomó porque. se habían caído muchos otros puentes menos importantes como consecuencia del viento. que se convirtió en el puente colgante más grande del mundo. 10 que ocasionó su sustitución por puentes de piedra o metálicos. además de estas desgracias.3. que había estudiado en la Ecole de Ponts et Chaussées de París. Fig. 3.36 PUENTES Javier Man/erola Armisen Fig 1336 Puente del Niágara Fig 1. 1. de 308 m de luz. La casi total interrupción europea en la realización de este tipo de puentes no se produ- ce en los Estados Unidos. . Charles Ellet (18101862). vuelve a los Estados Unidos en 1832. 37 a Puente de Brooklyn el compOliamiento de este tipo de puentes. En 1841 completa el Fainnount Park Suspension Bridge de 109 m de luz.

unido a cálculos sencillos. de 250 m de luz. Fig. 1. estaba provisto de tirantes rectos para sujetar el dintel a cuartos de la luz. 10 que le condujo a disponer las novedades estructurales que acabamos de citar. fenómenos que él conocía bien. Roebling ya había construido varios puentes colgantes e incluso tenía patentado.37 CAPITULO 1. aunque no estuviese en su mano cuantificar su efecto. 1337 b Puente de BrooklJln gran rigidez que permitían realizar el tráfico depeatones en un segundo nivel. dos en los bordes y dos en el centro. La sección transversal ha experimentado una clara variación desde su inauguración hasta la actualidad. Tenía doble tablero. Fig. Piénsese que. Su cimentación fue especialmente complicada de realizar. tenía varias novedades importantes. Cuando en 1847 empieza a construir el puente sobre el Niágara. lo que introduce una rigidez importante en el dintel de cara a las acciones no simétricas. un procedimiento de ejecución de cables de suspensión formados por hilos paralelos.3. tenninado en 1855. La máxima realización de los Roebling es el puente de Brooklyn de Nueva York. Este puente tiene cuatro cables portantes. Fig. de 486 m de luz (1867-1883).HISTORIA DEL PUENTE El gran ingeniero de puentes colgantes de esta época fue J 01111 Roebling (1806-1869) Y su hijo Washington. La gran rigidez que confería al tablero y la presencia de los tirantes acompañando a los cables colgantes era un seguro para el viento y las cargas no simétricas. eran el resultado de un entendimiento intuitivo de estos fenómenos. Roebling ya había descubierto que el viento producía oscilaciones importantes en el dintel y que había destruido. Este puente sigue las pautas del puente del Niágara. Fig 1338 . entonces.3. pero. Era un puente colgado. El puente del Niágara. el Whee1ing Bridge de Ellet. razón ésta por la cual sus puentes resistieron siempre muy bien. relacionados entre sí por pilares de madera. en 1841. 1.36.3. el cálculo de los puentes. 1.37. el superior para ferrocarril y el inferior para carretera. además. incluso estructuras tan complejas como éstas. en 1854. convivencia del atirantamiento con el cuelgue y vigas de Fig.38 b Y c.

Fig. Sin embargo a pesar de esta falta de rigidez. Inicialmente el puente tenía un tablero doble. lo que mejoraba mucho su aspecto.En segundo lugar. los vanos de compensación son muy pequeños. demostró en 1880..3 m) . Otro cambio que adopta. Los tres puentes anteriores. se trata de un puente muy ancho (36. a pocos cientos de metros y en el mismo East River de Nueva York. en lugar de llevarlo. que utilizaba Roebling. da un paso de gigante en el desarrollo de los puentes colgantes. El puente Ammann coloca los cuatro cables. Este puente también introduce otra novedad.5 m de luz. que era inicialmente de 11350. a través del Hudson. Los tirantes inclinados. subió a 1190 en 1962. al tener una rodadura formada por pesadas losas de honl1igón y en tercer lugar. menores de 116 del vano principal. El éxito del puente de Brooklyn supone el lanzamiento de la construcción de puentes colgantes a través de los grandes ríos americanos y en 1903 se termina el puente de Williamsburg de 487. y mas aún. está en 1114. Williamsburg y Manhattan tienen cuatro cables portantes distribuidos a lo ancho del tablero.PUENTES 38 Javier Nfan/erofa Armisen se utilizaron cajones de aire comprimido. habían desaparecido completamente de los puentes. de Nueva York. y de la misma manera creó desgracias personales. con el fin de reducir la luz de las vigas transversales. 1067 m. ingeniero austríaco. se cambió a cables de hilos paralelos en el momento de su construcción. en dos parejas a los lados. Othmar Ammann. en 1872. Roebling.39 P Geolge Washington . es llevar el cable principal a la palie superior de la viga de rigidez. situado en las inmediaciones y las ordenes las transmitía por su mujer. 8 líneas de carretera en la parte superior y felTocarril urbano en la inferior. con interacción entre la rigidez del dintel y la deformabilidad de los cables.3.luz. que se mantiene en Williamsburg. que teniendo en cuenta el cálculo de segundo orden. planteado ya por Lindenthal en Manhattan. Y se empieza la carrera por la esbelted del tablero. era prácticamente el doble que los anteriores y es la primera vez que se sobrepasan los 1000 m. En 1931 termina el George Washington Bridge. menores eran los esfuerzos que lo solicitaban. a la parte inferior. En 1962 las autoridades del New York POli Authority deciden realizar el segundo tablero y su unión con el anterior con dos en0l111es vigas de rigidez. pero las esbelteces empiezan a aumentar de manera que las autoridades recomiendan que no pasen de 1160 a 1190. altura de las pilas . suizo y asistente de Gustav Lindenthal. sin rigidez a flexión. confonl1e la rigidez del dintel era menor. 1. pues se desconocían los problemas que producía la descompresión rápida.39. En primer lugar. La relación entre el canto y la luz.3. que le ocasionó una parálisis parcial a W.relación ancho/luz. Su luz. Joseph Melan. Aunque inicialmente se diseña con cadenas. A pariir de este momento vigiló la realización de las obras desde su apartamento. En Brooklyn la relación canto del dintel/luz. lo que estabiliza definitivamente el puente. De esta manera el tablero se quedó. Es el primer puente en el que se utilizó una pila metálica vista. La tOlTe que inicialmente Fig 1. situado aguas arriba del de Brooldyn. 1133. se podía reducir extraordinariamente la rigidez de las vigas verticales del dintel. proyecto de Gustav Linde1thal. igual que en el puente de San Luis. como en los anteriores. La teoría de Melan fue aplicada por León Moisseiff en el cálculo del puente de Manhattan (1909). Pero la depresión de 1929 aconsejó reducir el precio del puente eliminando el tablero inferior. Brooklyn. prácticamente. se mantenía visible el cable a lo largo de toda la longitud del tablero. tiene un tablero muy pesado. el dintel se comportó bien ante el viento por tres factores. Este puente costó no solo la invalidez del hijo Washington sino que en 1867 había costado la vida del padre por un accidente mientras se topografiaba la zona. lo que si bien obligaba a una mayor altura de la ton"e para mantener la relación.

las oscilaciones debidas al viento se hicieron enormes. de 11. Se habían extremado los problemas de esbeltez. el dintel se rompió cayendo al agua. probablemente.flameo . el diseño y cálculo de todos los puentes colgados model110s.4 m. es el Golden Gate de San Francisco. por la presión popular que le gustaba en su estructura pura. aplicando el cálculo no líneal a la acción transversal del viento. 1. destruye el puente de Tacoma de 853 m de luz. que había sido terrninado cuatro meses antes bajo diseño de León Moisseiff.5 m pero eran adecuadamente amortiguadas. Sus autores son Joseph Strauss y Charles Ellis. el puente mas famoso del mundo. tenninado en 1937 y que con 1280 m de luz.350. 1/47 de la luz era mas pequeña que en George Washington. Las oscilaciones verticales alcanzaron 1. un viento moderado de 68 Km/h.HISTORIA DEL PUENTE iba a ser cubierta con mampostería. a alcanzar esbelteces verticales de 11.. la rotura de una ligación central entre el cable colgado y el dintel. en distribución longitudinal antimétrica. como en Brooklyn.9 m (1174 de la luz).3. Además por falta de presupuesto. Esto permitía reducir también la rigidez horizontal del dintel. La máxima realización de la época y que constituye. durante una galerna. Fig 1. para constituir así una viga de gran rigidez a torsión.3.40. Es a partir de esta catástrofe.con giros de ±45°. Fig. se dejó desnuda. Como consecuencia de estas sucesivas reducciones de rigidez. El puente experimentó graves problemas de viento por la falta de rigidez tanto vertical como horizontal. Por otro lado. En Diciembre de 1951. demostró que los cables portantes recogían una importante de esta carga al def0l111arse transversalmente con el tablero. los estudios llevados a cabo por Moisseiff y Líndenthal de 1932.40 Puente de San Francisco . que ser fuertemente reforzado añadiéndole una triangulación inferior.. con dos vigas laterales de alma llena.3 m. de 1298 m de luz. en un puente muy estrecho. 10 que obligó a cenar el puente durante 3 horas. desde entonces. Ahora bien. que el desconocimiento de los puentes colgados de entonces aconsejaba. ha mantenido el récord mundial hasta la construcción al Verrazano NatTows bridge. llegándose. cambió el tipo de oscilación con movimiento acoplado de flexión y torsión . La teoría de Melan había pel111itido establecer una relación canto/luz de 1/168 y la anchura de 27. el 7 de Noviembre. Tuvo En 1940. Después de aproximadamente una hora de violentas oscilaciones autoexcitadas.39 CAPITULO 1. las oscilaciones veliÍCales alcanzaron 3. situada entre los cordones inferiores de las vigas laterales. cuando se empiezan a estudiar los problemas derivados de la incidencia del viento sobre las estructuras muy esbeltas y a desarrollar la teoría de la aeroeslasticidad que sustenta. en 1964.

2 m de anchura.6 m de canto. Arnodin realiza. decantándose claramente por el puente colgado. en ellas. Introdujo también perforaciones en el tablero para reducir los problemas de viento y colocó unas cables extraordinariamente resistentes pues tenían un coeficiente de seguridad de 10. Dividía el dintel en tres partes. 1. bajo diseño de Steinman. Y cuando el atirantamiento está presente lo está. mezclándose con los cables colgados. de 1904. Sus tercios laterales eran sopOliados por seis tirantes que salían en abanico desde la parte superior de la pila y el tercio central se colgaba del cable curvo. en Dryburg Abbey. Así realizó los puentes sobre el Saone en Lion de 121 m de luz (1888). puente de Francisco José. Existen muchos testimonios y gravados antiguos. pero separando claramente su zona de actuación. habida cuenta de la clara diferencia de rigideces entre ambos. hubo que reforzar gran cantidad de puentes colgantes americanos. las tres de Roebling. Y así lo encontramos en el puente del Niágara (1855). es la necesidad de tensar los tirantes para que entrasen en carga desde el principio. casi siempre. además. Otro accidente importante.40 PUENTES Javier ÑIanferola Armisen Como consecuencia de estos estudios. 1. de Cincinnati (1867). Lo que sí ve Roebling con claridad. como los publicados por Fausti Verantii Siceni (Faust Wranzi) en el siglo XVII. Un sistema de puentes atirantados diseñado por Ordish para la construcción del puente sobre el río Moldava en Praga. puede producir concentraciones importantes de tensiones en detenninados tirantes. en pugilato con Ammann. Alemania) de 78 m de luz en 1825. Un puente torpe.3.3. Se reforzó el Golden Gate. El primer accidente grave. Este mismo ingeniero. Utilizó una enor1TIe viga de rigidez de 11. Fig. el George Washington. Crear. En 1784 un carpintero alemán. Es un sistema de atirantamiento de barras rectas -no articuladasque para evitar. relación canto/luz de 1: 100 para un puente de 14.42.3. con su inmenso prestigio. Esta tipología tuvo unos comienzos difíciles. 1. Fig. Establecer. y finalmente Brooklyn (1883). las flexiones producidas por su propio peso. Los medios de cálculo de entonces eran incapaces de detenninar la cantidad de carga que se lleva cada uno de los dos sistemas de suspensión. en lugar de esperar que la deformación del dintel los activase. no deja de ser la expresión de una intención. de que tenemos conocimiento. . que la mitad de la carga se la llevan los tirantes y la otra mitad los cables colgados. el puente de Bonhomme sobre el Blavet. Utiliza. 163 m de luz central y 37 m de luces laterales. en las que utiliza el atirantamiento para rigidizar el tablero colgado.43. Fue Navier. una serie de puentes transbordadores. en una pasarela atirantada de 79. se produce en 1818. se puede ver hoy en día en el Albert Bridge de Londres de 122 m de luz (1872). etc. están colgadas de un cable curvo. Un mecanismo tan hiperestático. En aquellos casos en que este cable alcanza el tablero se produce un extraño y complicado sistema de cuelgue mal diseñado. en su "Rapport et Mémoire sur les ponts suspendus" de 1830. en una viga. Fig. Ferdinand Amodin (1845-1924) construyó bastantes puentes y transbordadores al final del siglo XIX. Al Bronx-Whitestone de Ammann fue necesario añadirle una celosía sobre las vigas del tablero. La ausencia de esa operación parece ser fue la causa de la rotura de muchos de los puentes atirantados que se habían construido hasta entonces. una serie de apoyos intennedios para evitar su defOl1TIación y hundimiento. que un golpe de viento destruyó. de 1868.3 m de luz y 1. fue ocasionada por una excesiva sobrecarga de personas.9 m de anchura. 1.41. El puente atirantado Su morfología corresponde a una intuición primera.44. diseñado por el miedo a los fenómenos aeroelásticos todavía no bien controlados.3. dieña un puente atirantado de madera en Friburgo de 32 m de luz. Fig. una técnica híbrida de mezclar el cable de suspensión con los tirantes. La reconstrucción del puente de Tacoma. en los que se ve el apoyo de una viga por una serie de cadenas de barras. cambiando el diseño previo realizado por Moisseiff. utilizó vigas laterales trianguladas de 10m de canto en lugar de vigas de alma llena. lo que ocasionó su casi total abandono por los ingenieros de entonces. Al primero de ellos. Immanuel L6scher. quien critica fuertemente la tipología del puente atirantado. la rotura del puente sobre el río Saale (Nienburg. que no se pone en carga simultáneamente. como hace Roebling. en primer lugar. diseñó el puente de Mackinac (1954-57) de 1158 m de luz.

Rouen (1899) de 143 m de luz. . En Nantes (1903). de 165 m de luz.. tercios o cuartos laterales atirantados y centro colgado. 1.3. Fig. en tipología semejante a la señalada. abandona el cable colgado y atiranta completamente el vano. de 165 m de luz. donde coloca una viga biapoyada. en el centro. 41 Fig 1342 realizado con Alberto de Palacios en Portugalete (188.41 CAPITULO /. l3.3).45. de 141 m de luz yen Marsella (1905). salvo.HISTORIA DEL PUENTE Fig. le siguen el puente de Bizerta (1896) de 198 m de luz.

Eduardo TOlToja en 1926. Leinekugelle Cocq plantea en el puente de Lezardrieux en 1925 de 111. .3. es ya un puente atirantado moderno.343 Fig.r .. en 1899. construye el acueducto de Tempul que constituye un inicio de lo que va a ser la era moderna de los puentes atirantados. 1. Fig. da una nueva versión del puente atirantado.344 Alberl Bridge (Londres) Gisclard. que queda traccionado y del cual cuelga el tablero.' . que aunque muy primitivo en su concepción y materialización. 1.~i~(¿' Fig 1. ~'E. Con este procedimiento se realizaron varios puentes de ferrocarril (vía estrecha). . .- .5 m de luz. Los tirantes no sujetan directamente el tablero sino que lo hacen por intennedio de un cable curvo.PUENTES 42 Javier Manlelola Am!ilen .S.. como el puente de Cassagne de 156 m de luz. De esta manera el tablero no queda comprimido.J .46.

El primer puente colgante se realiza en España en Bilbao en 1922...'.43 CAPITULO /... 3 46 Puenle de Cassagne El puente de Fraga se inaugura en ] 847 con 83 m de luz central y una longitud de ]68 m.HISTORIA DEL PUENTE !l...' . . La necesidad de una viga de rigidez consistente no llega a los puentes colgantes hasta mucho después. l._'~_.OO \\\\.5 m de anchura. ' . por un precioso puente colgado asimétrico.'.• -C'O ~ . Como los anteriores se destruye rápidamente. "1" '~.::. ambos de unos 50 m de luz. Este puente se sustituye por un puente fijo en arco tímpano en 1874.. el de Fuentidueña (1844).'_• :. duró apenas 20 años.!"'"l:¡~~:. de una sola tone con 50 !TI de luz y 3._-. ~ • . _ _ ~__. pero que se cae y se sustituye en 1952.__. /.-"""'tJIJ_' TRANSBORDADOR DE NANTES (FRANCIA) Fig 1345 Los puentes colgantes en EspaPia En España se construyeron muchos puentes colgados a 10 largo del siglo XIX y principio del siglo XX. hizo volcar la balanza del lado de esta tipología aún con el conocimiento. . Su facilidad constructiva. . de la gran movilidad que se producía en el puente al paso de la sobrecarga viva. . Fig.11 ". muchas veces explícito. "'~~~~~ " =!._""~_" __ - 1"' "__ .' . comparada con las otras soluciones. _. En estos puentes el tablero es de tablones de madera colgado de los cables colgantes y con una mínima viga de rigidez que hacía de barandilla. Se construyen a mitad de siglo el de Vaciamadrid (1842).. • •~ '. --.

construido hacia 1860 es el puente de Lascellas. Este puente presenta una característica muy singular. . con tablero intennedio. de madera. La gran inestabilidad de tablero ante las acciones del viento se contranesta con estos cables veliicales.47. alrededor de cuartos de la luz. como en los otros casos. El tablero era. 1. Fig. apoyado en el centro y colgado en las proximidades de las pilas. con 94 m de luz. 3 47 Puente de Lmeell"l Fig 13A8 Puenle de Las DueHas Un puente realmente notable. Fue diseñado por Mariano Royo y destruido en 1936 por voladura durante la guerra civil española.3. se ancla al suelo por tirantes veliicales que caen del dintel desde el punto aproximado en que el cable pOltante y el tablero se cruzan.44 PUENTES Javier 1\lanlelOla Annisen Fig 1.

Pero el puente más importante que se construye es el puente de Amposta (1914).3. El puente de Santa Isabel de 136 m de luz en Zaragoza. bastante después del resto de los puentes ya citados.48. con tablero de madera y construido hacia mitad de siglo. Fig. Este puente lo diseña y construye Ribera. el puente de Mengibar de 108 m de luz sobre el río Guadalquivir.3. que actualmente se mantiene en servicio. Fig.45 C4PJTULO 1.49 Fig.HISTORJA DEl PUENTE El puente colgante de Dueñas sobre el Pisuerga de Mendiazabal tenía 77 m de luz. 1349 (J) ~~~~~~L ~~±!.fJWf"$ Figl 349 (2) Puente de Ampo. 1.rta . 1.~. contraviniendo la casi total prohibición de su construcción por los sucesivos accidentes y la gran inestabilidad y movilidad de los puentes anteriores.I~¡j~~ltliftmt'mUIT'I'¡Tll~i~ll~.

se obtenían morteros.PUENTES 46 Javier ManIera/a Armisen Fig 1 3 49 (3) Puenle de Amposla Ribera introduce en su diseño unos cambios fundamentales. pequeña pero ayudando. en 1824. 1. la rigidez de las vigas de borde. . como la arena. de vano único. desarrolla un nuevo cemento artificial "Portland" que fue rápidamente utilizado para realizar honnigón para muros y cimentaciones. El tablero de 6 m de anchura total. el duro trabajo de talla que impidiese la rotura de los sillares cuando entrasen en contacto bajo carga. Una propiedad fundamental que debería cumplir el mortero. es de hOlmigón armado sobre vigas transversales metálicas que se apoyan en una barandilla rígida que cuelga de los cables. Yeso lo conseguía el cemento puzolánico. desarrolló un nuevo cemento puzolánico y Joseph Aspdin. El peso del tablero. pero no tan buenos como los romanos. presentes ya en los puentes de Roebling.75 m. sihIados en las proximidades de las pilas los atiranta desde las torres sin que en esta zona coexistan con péndolas verticales de suspensión. es de 134 m.4. es que su resistencia fuese similar a la de las piedras que unía. de esa manera. A lo largo de toda la edad media existían mOlieros. 4. los cuales unidos con áridos gruesos. Ribera establece un sistema mixto de cuelgue. Telford ya lo había usado para los estribos del puente del Menai y la asociación de banas y grapas de hieno forjado era bastante frecuente en el siglo XVIII para unir sillares. una reducción de resistencia de la fábrica.Puentes de hormigón armado El cemento puzolánico era usado por los romanos como ligante que endurecía con el agua. mucho más rígido que los cables colgados. John Smeaton.5 m más dos aceras de 0. La asociación del acero en barras con el honnigón se produce simultáneamente en varios países.. El mortero era fundamental para acoplar entre sí dos sillares de piedra evitándose. Solo en el siglo XVIII. solo los 86 m centrales los cuelga de los cables pOliantes curvos y los dos tramos del vano central. Unido a materiales inertes. y la suspensión del tablero en las proximidades de las pilas por cables atirantados. fonnaban el hormigón. La luz del puente. ha pennitido que el puente con las consiguientes reparaciones haya resistido hasta ahora. para evitar así.

se debía abandonar la solución de puente recto para pasar a la solución arco. Estos mismos autores redactan la primera colección moderna de puentes en España. Hennebique se terminó en 1911 y es la primera vez que se llega a 100 m de luz con hormigón armado. la fisuración de las vigas de hormigón annado no es excesiva y las flechas tampoco. entre 19141919. Puentes arco de hormigón La competencia entre el arco de piedra y el de hormigón se decantó pronto por este último material.re Joseph Monier patenta el sistema en Francia en 1877. 30 a 40 m.llelleu.4. 1. 1. se era mas desconfiado pues se suponía que la trepidación de las máquinas podía disgregar el hormigón. El puente del Risorgimento en Roma. La talla de los sillares era muy cara y los cimbrados debían ser rígidos y ésto tanto más confonne los rebajamientos eran mayores. La arcada múltiple es la solución que se adopta en hon11igón armado cuando las alturas del viaducto son considerables que conducen a una adopción de luces grandes. Wayss en Alemania fijan y extienden el hormigón armado por todo el mundo a finales del siglo XIX.01. según el gusto de la época. en un principio no eran sino puentes de piedra en los que la piedra era sustituida por honnigón hidráulico en masa. Se trata de un arco tímpano. Muchas veces para ffff 101 dignificarlos. de 100 m de luz. y entonces. En las figuras 1. se tenía mucha mas confianza en la piedra. que para luces mayores de 20 o 25 m. Fig. las cuales son difícilmente abordables por dinteles de hormigón armado con una fisuración controlada.2 m de ancho por medio de cinco vigas. aquel honnigón armado incipiente. formando una sección cajón.02. E. Los tramos de acceso son rectos.4. uno en Italia y otro en Chile. fue muy imitada por otros diseñadores.25 m de luz.5 m de luz. tramos rectos en el viaducto de acceso y solución en arco para salvar el tramo principal. Además. Franyois Hennebique en Francia y G. El mayor puente construido de este tipo lo realiza Freyssinet en el puente sobre el Lot. en Villeneuve. por otro lado. Fig.A. Morsch constmye en (1903-1904) el puente de Grünwald. que por aquella misma época.HISTORJ4 DEL PUENTE Fig. solución en doble arcada de 72. Los puentes arco de honnigón.4. El hormigón armado en general y . avalado este hecho por el magisterio de Seyourné.47 C4PITULO 1. manteniendo el mismo tablero que sobre el arco. de 8. tiene problemas de fisuración y de defonnación cuando la luz es grande. Este arco está . se recubrían con tímpanos de piedra. 1401 Puenle de V. Zafra y Ribera hicieron una campaña importante para intentar borrar este prejuicio no justificado. que soporta un tablero de 9. está constmyendo arcos de piedra de gran luz. mas aún. Esta tipología. Cuando la luz es pequeña. y en el caso de los puentes de ferrocanil. cuando la luz debe ser mayor se acude a la solución arco.4. Pero.04 representamos dos viaductos de este tipo.03 y 1. utilizar rebajamientos del orden de 1/1 O no era raro. Por esta razón se preconizaba. constituido por 7 tabiques longitudinales y tablero superior e inferior solidarios. proyecto de F.

Fig. Dischinger dedujo que el puente trabaja como arco en un 62% y como viga en un 38%.05.¡. 1. En ese sentido interesa definir el apoyo del arco con claridad. Flg 1404 PI/el/le de Amo/al/as (Chl/e) .4.lr P¡g /402 Píg j 403 Puel/le el/ /0 auloplSla B%l/ía . La falta de definición en el apoyo detenninó esta duda.PUENTES 48 JaFíer iV/al/lero/a Al'lll1sel/ "1==.P/orel/c¡[¡ empotrado en CImIentos con lo que resulta dudoso si se comporta como un arco tímpano o como una viga biempotrada de canto variable Uno y otro comportamiento se produce en este puente y el porcentaje en que paJiicipan va a depender de la rigidez de la cimentación de pilotes y de la relación flecha/luz. además de una fisuración muy apreciable.

1. se le fisuran los tímpanos. similar a la L 44 00 -. en el que empieza a perfilarse lo que va a ser una de las aportaciones concretas de Maillart al mundo de los puentes. 1406 Puente de La Caille co y tablero es continua.4. (1905). herencia del puente de piedra.Caquot. Fig. Todos trabajaron en la misma época .07 a y b. Entre 1924 y 1928 construye el puente de La Caille de 140 m de luz. y con relación flecha-luz 1: 1O.49 CAPITULO 1. Morsch y Caquot. Robert Maillart (1872-1940) Fig 1 4. hay dos ingenieros de esta época que destacan claramente sobre los demás. es un heterodoxo para su tiempo y abre una ventana enorme al entendimiento del puente arco.- Fig. Cuando en el puente de Zuoz (1901).05 Puente del Risorgimiento Albert Caquot (1881-1976) fue otro de los mas grandes constructores en honnigón armado. triarticulado. Los arcos son mas o menos arqueados.5 - - . a veces son hasta qjivales. Maillart y E. Freyssinet. pero siempre acoplándose a la ley de momentos flectores característica de los arcos triarticulados. Estarán relacionadas por pilares o no.4. Junto a Hennebique. Un puente arco es: ó un arco tímpano. sino que ambos forman un elemento estructural único del que se elimina la zona inútil. Maillart y Freyssinet tenían prácticamente la misma edad -. utilizando una formidable cimbra autoportante de madera como soporte del arco. Maillart no hace ni lo uno ni lo otro. herencia del puente metálico. el arco triarticulado con rií'íones aligerados.• 81 ~I -1 I I _+ _j059 - .HISTORIA DEL PUENTE que pocos aí'íos después utiliza Freyssinet en el puente de Plougastel. Y esto es muy poco frecuente. el de Tavanasa. . Normalmente se tiende a considerar la forma de los puentes como expresión única de la tecnología que lo sopOlia.06. pero siempre manteniendo ese criterio. El dintel no es algo que se superpone y apoya en el arco. Fig 1. ó es un arco que sopOlia el tablero por medio de pilares verticales. los elimina como en su segundo puente.6 -. Son R.-~ Maillart es un ejemplo de la innovación que puede obtenerse en la forma del puente partiendo de una interpretación directa de la tecnología. en el que la relación entre al' Ab 00 1200 +- 44 00 ~ I ':il l~ 1 1 . arco tímpano de hormigón de 30 m de luz.

PUENTES 50 Javier Mal1/erola Annisen Fig 1407 a Puente sobre el .io 11111 en Zuoz Fig 1.07 b Puente sobre el Rhill en Tavallosa .4.

8 4.8 117.51 CAPITULO f.04 116. 1.5 Salginatobel 1929-30 90.00 118.00 118.9 0. es su pequeña relación flecha/luz.. Un arco muy rebajado es inquietante y hennoso.5 Thur 1933 72.00 118.7 1939-40 32. aún en casos tan fáciles como el Salginatobel en el que la morfología del teneno no le obligaba a mantener rebajamientos tan grandes. La segunda tipología.28 Engstligen (pasarela) 1930 26 117.65 2 1.9 0.2 a 0.6 1.29 Landquart (ferrocarril) 193O 30 1/3.97 1/11. De este tipo tenemos: Tabla 2 Puente Schrahbach Año Luz Relación flecha/luz Ancho Dintel Canto dintel Espesor arcos 1924 28.34 Spital 1930 30 119.9 Rossgraben 1932 82.23 4.4.9 0.HISTORIA DEL PUENTE Resultado de esta toma de conciencia respecto a lo que es el puente arco tenemos ejemplos tan características como los que se representan en la tabla l.7 0.2 118.4 0.2 . Pero el rebajamiento es un elemento de tensión fonual en los arcos.15 a 0. original de Maillart y que se ha hecho clásica en los puentes de hormigón armado es el que podríamos bautizar como puente colgante inveliido.95 1.2 a 0.8 Simme Strassenüberfiihrung Otra cosa que sorprende en estos puentes.19 Traubach 1932 40 117. Renuncia pocas veces a relaciones tan arriesgadas.17aO. En la Fig.08 representamos el puente sobre el río Arve en Vessy.26 Schwandbach 1933 37.15 4 -- 0.45 Arve 1936 55.24 a 0.16 Hombach 1931 21 117 5 0.26 a 0.00 1/8.3 3.15 0. en el cual el arco se reduce a su mínima expresión y el dintel es la viga de rigidez que permite la actuación de cargas altemadas.4 1/6. Fig lA 08 Puente sobre el rio Arve en Ves>v Tabla 1 Puente Tavanasa Año Luz (m) Relación flecha/luz 1905 35.1 0.2 7 0. uno de los muchos puentes que construyó en esta tipología con un reb~jamiento asombroso de casi 1/14.2 3.27 a 0.6 194O 40.2 0.22 Val-Tschlel 1925 43. Un arco con una relación flecha/luz grande es un arco muy tranquilo.0 1. con una estructura tan flexible como es un arco trialiiculado.00 1113.

sirvieron para descubrir este tipo de . como no podía ser de otra manera pues los fallos en la geometría de la directriz tendrían consecuencias considerables en arcos de espesores tan delgados. Los problemas que se produjeron en el puente de Veurdre por la fluencia del hormigón.5 m de luz y una relación flecha/luz de 1/15. La tradición de este tipo de puentes se ha continuado en Suiza por Ch. El/gene Freyssinet (1879-1962) La trascendencia de Freyssinet en el desarrollo de la construcción moderna es fundamental. introduce una triangulación entre arco y tablero lo que proporciona rigidez al arco. En la Fig. Antes del pretensado. En este tipo de puentes es necesario mantener la cimbra hasta la tenninación del puente pues el arco no puede aceptar cargas di simétricas sin tener la viga de rigidez terminada.PUENTES 52 Javier Man/erola A¡misen Fig 1. 1.09 representamos el puente de Schwandbach. 09 Puente de Sc/lll'andbach Se caracterizan por una ejecución cuidadosísima del arco. pero en lugar de hacer el aligeramiento de Maillart. El trabajo de Maillart no se redujo en los puentes exclusivamente. Por otro lado extrema la relación flecha/luz a niveles exagerados. realizados poco después del puente Tavanasa de Maillart. donde la rigidez del dintel se obtiene naturalmente en la altura del cajero que conduce el agua. Freyssinet opta también por aligerar los tímpanos. dos puentes en arco formado cada uno de ellos por tres arcos triariiculados de 72. Menn y fue utilizada con éxito por Fernández Casado en acueductos. hasta 1930 y después del pretensado. etc son obra suya. las primeras estructuras laminares. las losas "hongo" para los edificios. En este resumen histórico nos vamos a referir exclusivamente al trabajo sobre puentes del primer período. 4.4. Se puede decir que sin él la técnica del hormigón y de los puentes sería hoy distinta. En estos puentes. Las vigas de rigidez del dintel son siempre las barandillas y la referencia entre arco y tablero son diafragmas muy delgados pero extendidos a toda la anchura del arco. Su larga vida se puede dividir en dos períodos. Entre 1907 y 1912 se construyen los puentes de Veurdre y Boutiron sobre el Allier.

53 CAP/TULO 1.11 Puente de Plougastel (1930) .HISTORIA DEL PUENTE Fig 14" 10 Puente de Boutiron (1912) Fig 14.

Fig. de 250 m de luz. 30 años después. En este último puente se quiso utilizar el mismo tipo de cimbra del puente de Plougastel. formado por cinco arcos de 46 m de luz. En estos puentes se vislumbraba el futuro. El puente de Plougastel (1925-1930). 1.PUENTES 54 Javier AJan/erola Armisen formación hasta entonces no conocida y que casi lo destruyen en 1911. Fig. 104. El puente de Martín Gil de Tonoja. asociada esta etapa con la basílica de Lourdes y el Puente de Toulouse.4. Los arcos tienen 4.10. Freyssinet resolvió este problema con su maestría habitual.lA. Fig.5 m de luz libre. es un puente en arco de hormigón en masa de 100 m de luz realizado entre 1914-1919. 1. proyecto también de Freyssinet y tiene 178. El puente de Tonneins (1919).5 m de canto y 9 m de ancho y fueron construidos sobre una cimbra móvil de madera que se trasladaba por flotación de un arco a otro. se empezaba a ver cómo podían llegar a ser los puentes desde una tecnología superior. 4.12 Puente de Mar/in Gil . de 202 m de luz (1942). rellenando la abeltura dejada. una cimbra de madera que dejaba libre el canal de navegación bajo el puente.12. a la vez que bloqueaba la articulación en clave. 1.11. El puente de Traneberg (1934) en Estocolmo. Con este puente se abrió el camino para la construcción del resto de los grandes puentes de hormigón que se hicieron en el mundo en esos años. Fue récord mundial en el momento de su construcción. Fig. Fig. a través de la técnica del pretensado. levantando el arco por abertura de la clave por medio de gatos. En el puente de Sant Piene-duVauvray de 130 m de luz (1923). con tres arcos de 180 m de luz para calzada doble de carTetera y fenocarril. En otros casos. situación que volverá a repetir Freyssinet con los puentes del Mame. Villeneuve sur Lot. constituye una de sus obras de hormigón más importantes. Freyssinet se manifiesta como un fonnidable técnico.4. Freyssinet utiliza una solución de puente arco con tablero intermedio de diseño muy torpe. es muy parecido al puente de los Catalanes de Sejoumé. al cual admiraba. que se terminó poco antes que el puente de Sando.13. pero que se hundió durante la construcción y hubo que sustituirla por una cimbra llena apoyada a lo largo de su longitud.

55 CAPITULO 1 .HISTORIA DEL PUENTE Fig 1413 Puente de Sondo Fig 1414 Puente de Martín Gil .

1. Torroja y Fernández Casado en España. - . El h0l111igón va ayudando poco a poco al acero.=o°::l°~_-+Ié::. Uno de ellos es la autocimbra. JE Ribera (1864-1936) JM ZL?fra (18691923) Ambos ingenieros son los instructores del hormigón al111ado en España.'-¡'''-'--=~=' . operación ésta costosísima y complicadísima que llevó a la ruina del primer puente de Sando.14 representamos una cimbra autoportante del viaducto de Martín Gil de Torroja. profesores ambos de la escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid. Esta solución consiste en realizar una estructura metálica. de sopOlie del encofrado y una vez hOl111igonada de al111adura pasiva del h0l111igón. ".PUENTES 56 Javier Manlero/a Aunisen SSCCI6H LartGITUcPlf'lAL _~_I4-40 . por tanto... Este procedimiento no lo realizan ni Maillart ni Freyssinet. El segundo inconveniente es su mal comportamiento como al111adura pasiva pues sus condiciones de adherencia son pésimas. 1~-20-.S. En aquella época.15 Los puentes de Maillart y los de Freyssinet se construyeron con cimbra. A los dos el Ministerio de Fomento les encarga una colección de puentes de arco y otra de puentes rectos de h0l111igón armado. con verdadero interés la búsqueda de procedimientos que abaraten esta costosísima operación. más práctico y empresarial el primero. Los inconvenientes son: 1°) La operación de h0l111igonado es muy complicada pues si se quiere economizar en estructura metálica se debe colocar las cargas de h0I111igón simétricamente y lo más repartidas posibles para evitar flexiones importantes. este procedimiento tuvo una gran actualidad pero tenía dos inconvenientes que finalmente la han apartado de la construcción moderna. ·_·~~=l~~~~. son coetáneos. que se h0l111igona. En la figura 1. . Zafra.• .::~~---~·-~_'ó':'_~-_·_-_··_-_·_···:ti·o SSCCIÓti 'fI'tflI'lSVEftSAL. incorporando definitivamente su resistencia a la del acero cuando se ha acabado el h0l111igonado..- ~. puentes el primero y h0l111igón al111ado el segundo. sirviendo mientras se produce esta operación.'· 111\RRI\S LONlJITUDlt'lALE. más teórico el segundo. POR Fig 14. apoyada en el suelo o autoportante. si las comparamos con la armadura pasiva en redondos.: ~ . muy fácil de construir. Corresponde su utilización a Melan en Alemania y a Ribera. Se establece.

Fig. En cuanto a los puentes arco establece tres colecciones con rebajamientos 1/10. 1/4 Y . Siempre utiliza los montantes en tracción y los diagonales en compresión. Un buen ejemplo de esta tipología es el puente del Guaro. dos vanos bi-apoyados de 26. Su colección lleva esta tipología hasta los 50 m. a paliir de la cual recomienda.4 m de luz.l!16n RI3[!D. 1. 1.- Fig 1416 Fíg.4.57 CAPITULO /.4. 1. para reducir el peso propio.HISTORIA DEL PUENTE I -_!IH!.16.15. Fig. acudir a las vigas en celosía en las que gran palie del alma desaparece. dos tipos.17.4. puentes formados por dos vigas rectangulares hasta los 25 m de luz. Fig. 14 I7 Zafra diseña en sus colecciones de puentes rectos.

•_. o arcos. Todos ellos se construyeron con la ayuda de cimbra autopOliantes interna que cubre el doble papel de construir la armadura principal de arco y servir como soporte del encofrado con lo que actúa como cimbra. prefería disponer un arco cuando la luz sobrepasaba los 25 m.2 m de ancho con proyecto de 1897 y el puente colgante de Amposta de 134 m de luz y 6.. Los arcos son de 0.. 1.• - _ _----- Fig /4. 1..4.~~ L. UI/. en lugar de una bóveda transversal completa como ya había realizado en sus obras anteriores. Pero toda su actividad como constructor se realizó como constructor de puentes de honnigón annado. : I[J~~~~ ¡. de la viga en celosía. aunque construyó alguna. en el cual realiza por primera vez en España dos arcos. cuando la luz central sobrepasaba los 25 m. como Zafra. Está formado por dos arcos independientes. disponer tramos rectos en los Vatl0S de acceso y arco. Son muchos los puentes construidos con esta morfología. era mucho más cara que la de alma llena por la dificultad de su construcción.5xO./. De hecho. 1.. Construye en 1902 el puente de Galbardo de 30 m de luz y 1/10 de rebajamiento. como el puente de Unquera. l' ..PUENTES 58 Javier N/all/erola Armil ell 112.. uno a cada lado del tablero. Ribera fue un fonnidable proyectista y constructor de puentes. Fig. .o le ~Qt3 . Viaducto de Alfonso XIII en Tenerife (1908). tanto rectos como arco. estos últimos generalmente para arcadas múltiples. Fig.::::::..0 m de anchura de 1909. Esta idea la toma de Seyourné. Ya hemos visto sus dos máximas realizaciones en el puente arco metálico del Pino sobre el embalse de Ricobayo en Zamora de 120 m de luz y 6.":". ingeniero francés muy admirado por Ribera. En el puente de San Telmo en Sevilla.20. Pensaba que aunque tenía menos hormigón. puente de la Reina Victoria en Madrid (1909). Fig..4. Este hecho dio lugar a una morfología muy propia de él...19. No era patiidario. J I ¡E' iD 1-. sobre el que apoyan viguetas transversales.6 m y se construyó con autocimbra fOlmada por dos vigas dobles por arco.".18 : .4. repetirá esta disposición.18. para obviar los problemas de la fisuración.

59 CAPITULO 1.20 Puente de la Reina Victoria (1909) .HISTORIA DEL PUENTE Fig 14 19 Puente de Unquera Fig 14.

Torroja constituye la máxima figura de la Ingeniería en la primera mitad del siglo XX en España. Dispuso 7 vigas longitudinales de 1. lo cual permite el des- . No está claro si la invención es del ingeniero alemán Melan o de Ribera. En puentes rectos su máxima realización es el citado puente del Kursaal (1918).23. de 60 m de luz libre.6 m de canto y una autocimbra ligera embutida en cada una de las vigas. Tempul.4. como es el caso del puente del Kursaal en San Sebastián. el puente de fenocanil del Esla de 1939-40 y el acueducto de Alloz también de 1939. su aportación en todos los campos que tocó fue trascendental. el acueducto de Tempul de 1926. Torroja (1899-1961) Discípulo de Ribera. es la primera obra atirantada de la época moderna. adelantándose conceptualmente 14 años al puente de Stromsund de Dischinger de 1940. contra lo que él pensaba como defensa para las avenidas. Fig. 1. Fig. lo cierto es que Ribera se dedica a esta estructura con gran dedicación y extiende su ejemplo no solo a puentes arco sino también a puentes rectos.21. Vamos a citar en este apariado dos acueductos y un puente de hormigón annado. Conocido principalmente por su contribución al mundo de las estructuras laminares. E. fonnado por cuatro tramos de 22 m de luz y 20 m de anchura. Un puente excelente.60 PUENTES Javier lvfanlelOla Armisen Fig f421 Puente del Kursaal (1918) La apOliación más importante de Ribera es la invención de la cimbra autopOliante que ya hemos visto en Zafra y después veremos en el puente de Maliín-Gil de Torroja y en algún arco de Fernández Casado. 1.4. o simultánea. corno excelentes son otros puentes rectos de honnigón ar1TIado como el situado sobre el río Perales con una pila más hennosa que útil. Fig. pues los dos tirantes de hormigón am1ado están tensados mediante gatos por levantamiento de 25 cm de la silla situada sobre las pilas.22. 1.4.

.CAPITULO 1.HISTORiA DEL PUENTE Fig.. 422 Puente sobre el río Perales Fig.23 Acueducto de Tempul (/926) . 14. 1.

4. . 1. Formada por tramos independientes de 40 m de longitud.001 y ha seguido con posterioridad en acueductos laminares de tamaño mucho más grandes. -resistente y formal. Este acueducto pertenece a una gran tradición española de acueductos con cubas laminares. Intenta pretensar el cordón superior con un procedimiento poco eficaz y prácticamente inútil. etc.25 de 877 m de longitud. Todas estas obras de una manera u otra son deudoras de Alloz. Su pila es un prodigio de simplicidad fonual y eficacia resistente.24. etc.4. Ya había empezado Peña Benf en el acueducto de Tordienta. Una obra magistral. Canal Imperial de Aragón en Zaragoza. configura una estmchlra laminar completamente sometida a momentos negativos a lo largo de toda su longitud. se trata de un acueducto de 2 m de canto y de tan poca luz. lo más expuesta a la salida del agua. con el fin de tener comprimida la parte inferior. Fig. El acueducto de Alloz es de tal perfección conceptual. 1. con pilas formando luces iguales de 20 m. La razón del atirantamiento fue resolver un problema de cimentación dentro del río Guadalete al evitar la disposición de 2 pilas dentro del cauce. Monegros. por su gran rigidez. cerca de Estella. La junta que inevitablemente se produce cada 40 m no está bien.PUENTES 62 Javier Aifan/erola Annisen Fig 1424 Acueduc/o de A/loz cimbrado y la no fisuración en un dintel tan poco apropiado para ser colgado. sale el agua después de muchos años de uso. pero que sirve para armar la cabeza superior. vanos de 15 m y un cajero semicircular con capacidad para 71 m3/seg con pendiente de 0.tan adelantada a su tiempo que su presencia responde a todas las preguntas que pueden hacerse sobre lo que es ser un acueducto en el siglo xx. Alcanadre con luces de 60 m y 25 m2 de sección de agua. pero este hecho no enturbia para nada semejante obra. corno hoy sabernos. en Navarra. Fig.

el viaducto que tenía realizado únicamente los tramos de acceso.1SC!2 Fig.. 1.HISTORIA DEL PUENTE fig.CCION MEDIA DE UN TRAMO DE.63 CAPITULO /. TOlToja utiliza el método Melan-Ribera de cimbra 'autoportante interna al hormigón para el arco principal. 1425 Acueducto de Tardiel71a El arco del Esla.12 Y 1. SE. un verdadero alarde de dominio resistente. de 209 m de luz fue proyectado por este ingeniero para la vía de ferrocarril de Zamora a Orense a su paso por el embalse del Esla. el viaducto de Martín Gil.14. Fig. recoge Ton"oja en 1939 con la obligación de no variar la forma exterior del arco. Acabada la guerra civil. 2Ys'--Acueducto de 'l'nrdienta.4.4. en el cual el arco va aumentando su resistencia y rigidez por sucesivos .

26. 1 m en ananque.s?bre el río Alagón (1969). 30pilold 1 56 pilotes lHO _ _ e5.4. Se construyó s?b~e cImbra apoyada en el suelo. En el acueducto del embalse de Gabriel y Galán .'~~=::i:: F ~'oo¡oo "oo~:rf. Su forma y proporciones se adecuan en condiciones exactas a la distribuc~?n de esfuerzos y a la simplicidad de ejeCUClOn.arcos de 60 m de luz. pues la cimbra no se puede qUitar hasta que el cajero está tenninado. en la época. Fig. lo que detennina con la losa superior y las almas una auténtica losa aligerada de gran rigidez a flexión y torsión. Su dIseno recoge la estructura adintelada en su más clásica acepción.8 m por 1.2 o ~ SECCiÓN TRANSVERSAL SECCIONES POR ACARTElAM1ENTOG SECCiONES CENTRALES ~l~O--"--- Fig 1426(2) Carlos Fernández Casado (1905-1988) La obra en hormigón annado se realiza en. el cajero obligatoriamente. Están formadas por una serie de vigas longitudinales en "T" de canto variable con losa inferior en la zona de apoyos. existe una distanci~ abismal. y esporádicamente. lo que penmte Ir a arcos muy delgados. Se trata de un arco de 60 m de luz y 16 m de flecha que soporta un cajero para el transporte del agua de 1. Aunque este tipo de puentes era de uso muy. 1. 1. corresponden a una colección desarrollada entre los ~ños ~ 930 Y 194~ de los cuales por él y otros mge~Ie:. I 2000 o. entre Alloz y Martín Gil del mismo año 1940.:e de su vida. Los arcos eran de canto variable entre 0. . Fonnalmente. alguna construcción metálica. Los puentes arco de honnigón annado los realiza según tres procesos constructivos diferentes.8 m.. en la segunda utIliza el honmgon pretensado. Fig.4.28. dando lugar a obras estrictas. Fernandez Casado les introduce en un orden complementario de gran precisión y belleza. Fig 1426 (1) SECCiÓN LONGITUDINAL :y==9~f"1'~d"~.lotu 30pdoto::s ¡-UliO lJo 30plote-1 20. para el trans~ort.8dt--r=p= 56p.e del agua. muy adecuada para acueductos ya que la carga es constante. procedll~llento molesto. utIliza una morfología tipo Maillari. Fernández Casado utiliza la auto~imbra metálica impuesta en la tecnología espanola de puentes arco por Ribera. hasta su tenninación en una estructura cada vez más alejada de la inestabilidad.4. . nunca en puentes. 1.os se realizaron más de 50 ejemplares. tiene gran rigidez. En el acueducto del Najerilla (1944).27.lo!e. FIg.PUENTES 64 Javier MalJlerola ArmiselJ honnigonados.6 m en clave al.00 1 3op. ~a primera ~ar. Los puentes de altura estricta. frecu~nte en Europa. Consta de 4 grandes.

Consiste en la fabricación de en un arco triarticulado. el puente sobre el aliviadero de Cubillas (1954).30 Puente sobre el aliviadero de Cubil/as Fig.30. Sobre ellos se hormigona el tablero.HISTORIA DEL PUENTE Fig. De esta tipología tenemos. procedimiento muy utilizado por él en muchas experiencias de puentes y otro tipo de estmcturas. 1429 Puende de Mérida El tercer procedimiento que utiliza para constmir puentes arco es la prefabricación. de 49 m de luz. Esta estmctura sirve de apoyo a tímpanos macizos que solidarizan entre sí los arcos y eliminan la rotura de al clave.4.29. 14. el puente de Mérida (1955) con vanos arcos de 60 m de luz y finalmente el de Mieres (1967) f0l111ado por un solo arco tímpano de 70 In de luz. Fig. Fig. 1.65 CAPITULO 1. lo que pel111ite su elevación en dos tramos con apoyo provisional en el centro. 1427 (2) Acueducto de Najeril/a Fig 1428 Acueducto sobre el Embalse de Gabriel)' Galán Fig. .4. 14 Z7 (1) Fig. 1.

66 PUENTES Javier Jvfantero/a Armisen Propuesta de Puente Gótico Puente prefabricado .

con densidad de 1. nombres genéricos que representan una gama variada de características y posibilidad de combinaciones. considerado en barras.0 ó 40.0 TnJm 3 El acero.. el honnigón y el acero.67 CAPITULO 2 .0 y 100. la prefabricación o la construcción "in situ" en las obras de hOlmigón. pero no de una manera biunívoca.8 a 2. tubos para constituir los puentes metálicos y mixtos. PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE El conjunto de posibilidades que la tecnología actual nos ofrece para realizar puentes se puede ordenar en función de dos variables fundamentales. el empuje de los tableros.. son otros tantos procedimientos actuales de conshuir puentes relacionados.1.. o torones se constituye como material independiente en los tirantes de los puentes. Tenemos honnigones armados y pretensados que utilizan honnigón de distintas características: Hom1igón normal Resistencia::.0 MPa Hormigón alta resistencia Hormigón ligero Resistencia entre 60. Cómo se construye un puente está relacionado con cómo es el puente.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE 2. la construcción en avance en voladizo. Utilizado como material estructural básico se presenta en chapas. estos últimos conectados con el hormigón para constituir la estructura básica del puente. Podría considerarse una tercera variable. unos mas. El material utilizado en la realización del puente y la tipología estructural empleada. 50. con un tipo de puente determinado. etc.. el proceso constructivo. perfiles. otros menos. 2. hilos.0 MPa Resistencia .0 MPa. no tan independiente como las otras dos pero que tiene cielta autonomía propia. Los aceros en chapas nonnalmente utilizados son: .El material resistente En la actualidad se tienen dos materiales de construcción básicos.30.

5 6PA % g/cm3 10 6 K um ~4.8 6-7 anisotropa 80-190 2. carbón o aramida embebidas en una matriz de polimeros.1 Como estmcturas completas. Por ejemplo la pasarela de Aberfeldy de 63 m de luz y 113 m de longitud se ha realizado con esquema clásico de estmctura atirantada.2: 565 MPa En cuanto a los materiales futuros. Pulido es un arco de tablero inferior de 38 m de luz.2: 510 MPa 8460 f v .7-1. madera) y por otro lado perfiles de FRP. no se conoe ni se fatiga. tenemos las fibras embebidas en polimeros. rotura Densidad Coeficiente de expansión termica Diámetro Estructura f u .9 Axia1-0.la -1.:::: 8355 f~. etc.D.2: 235 Mpa 8275 f v .2: 275 Mpa fu. Las fonuas son generalmente plegadas y están sujetas a diferentes patentes. La pasarela de las proximidades de Lérida de lA. se aumenta la cuantía de la carga de uso.2: 355 Mpa f u . E Alarg. muy acotados de capacidad de carga y con este forjado.5 2. alta resistencia mecánica. por una lado en materiales tradicionales (acero. elementos de tracción y elementos que resisten la flexión. hormigón. La conexlOn entre losas de FRP y las viguetas metálicas o de h0l111igón existente se realiza con procedimientos habituales tales como pernos. mucho más ligero. es capaz de acoplarse a cualquier forma y es fácil de manteneL Unidad Fibras cristal Fibras carbón Fibras ----- MPA 3500 2600-3600 2800-3600 73 200-400 0.3 radial 1.0 1.1.2: 460 Mpa f u .4 -3.5 1.G. 2. Este tipo de utilización se ha realizado para sustitución de tableros en puentes en celosía antiguos.0-4. generalmente sobre hormigones. compuestos de fibras de carbón o aramida o como bandas superficiales para adherir.6-1. Las uniones de los elementos básicos . con el fin de efectuar reparaciones. Las fibras son las Propiedades Resistencia a tracción Mod.6 5-6 3-13 isotrópico 12 Anisotropa Propiedades mecánicas de las fibras tomado de Flemming Actualmente se manifiestan en dos direcciones. FPR Consisten en fibras de cristal. tomillos. Los elementos de tracción se producen como tirantes. Fig. Se suelen utilizar para tableros dispuestos sobre la estmctura portante principal. embutidos en mOlieras sin retracción inyectados en la zona de al conexión. su peso propio es bajo. Elas.68 PUENTES Javier Man/erola AI/nisen 8235 f v . etc. hasta el momento se han realizado principalmente pasarelas de peatones con todos los componentes de FRP o estmcturas híbridas consistentes. Difícilmente pasan de 20 cm de espesor.2: 360 MPa 430 MPa responsables primeras de la función resistente mientras que la matriz penuite la transmisión de fuerzas y provee la fonua y la protección. El material utilizado es FRP con fibras de vidrio. Las conexiones entre placas se realizan con adhesivos. lo cual se realiza con mucho éxito. Tiene grandes ventajas. que en poco tiempo estarán disponibles para la constmcción de puentes. Los elementos a flexión se producen en fonua de vigas o placas. Para reducir el tamaño de los perfiles a adoptar se ha reclllTido hasta ahora a estructuras atirantadas o en arco para salvar luces impOliantes. Se producen por poltmsión. cables. Sobrino y M.

etc) como mecanismo fundamental para transmitir las cargas. que utilizan a este último. Fig. c) En tercer lugar los puentes atirantados. en sus muchas modalidades.2. Fig. 2J I Fig Z /2 Pasarela el/lasproximidades de Lénda fA Soblil/oy AfD G Pulido . 2.2. 2. torsión. que utilizan una serie de tirantes o un cable colgado ó ambos a la vez como sopOlie principal del tablero. Es una definición algo imprecisa y vista desde el móvil. b) En segundo lugar tenemos los puentes arco.2. a) Puentes rectos o puentes viga.2. como elemento fundamental de soporte del tablero. que utilizan la flexión generalizada (flexión. Desde un punto de vista resistente podríamos decir que son puentes viga. 2.2. cortantes.1d. 2. Se podrían definir vagamente como aquellos puentes en lo cuales el camino de rodadura del móvil que lo utiliza coincide con la estructura resistente principal.1.1 c.Tipología estructural De entre la multitud de disposiciones posibles en la configuración de la estructura resistente del puente. Fig. podemos establecer tres grandes familias.1 b.2.PlANTEAMIENTO GENERAL DEl PUENTE del dintel se realizan unos atornillados con tornillos de acero inoxidable. 2. Fig. Fig.. Fig.1 a.69 CAPITULO 2 . 2. por donde circulan los coches. y colgados.

21 b Puente sobre el río Escudo.Can/abria .Badajoz Fig 2.70 PUENTES Javier lv/an/erola Armisen Fig 2 2 1a Puellle sobre el Guadiana .

del comportamiento resistente del puente recto.1 e Puente de Barrios de Luna Fig 2 JI d Puente de HUl1lber-Inglaterra .P. tendremos que el esfuerzo mas significativo que lo configura es la flexión. siendo intercambiables. en la mayoría de los casos.3. cuyo valor viene dado por una expresión genérica: M=K. 2. la tipología y el material resistente utilizado..L 2 Fig.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE Naturalmente estas tres familias de puentes se utilizan con cualquiera de los dos materiales básicos citados. 22.La luz y el peso propio del puente Si se parte..71 CAPITULO 2. Tenemos puentes arco de hOl1nigón Ó puentes rectos mixtos o puentes colgantes rnetálicos. para razonar.

3 1 Peso propio dellablero en jimción de la luz Ll L2 L3 2. 2.5 2.Mothivot R.5 o 50 150 lOO 200 Fig.72 PUENTES Javier NJanlerola Armisen Tn / 1'12 3.0 J.0 1. en jimción de la lipología wilizada L ( luz) .A.32 Relación entre el precio del puente y la luz.Swonn 2.5 1.0 0.

CAPITULO 2. a) El paso siguiente y definitivo es variar además la tipología estructural. pues este material tiene una relación resistencia a peso propio mucho mejor que la del hormigón. que cuanto mayor es la luz. quedando el 10% restante para resistir la carga a que se destina el puente. Se comprende que el enfrentamiento de este problema en los puentes rectos pasa por las siguientes opciones: a) Distribuir el material de la m~jor manera posible para obtener con él la máxima eficacia resistente.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE donde K es una constante que depende del punto en cuestión dentro del dintel.crece con el momento flector y éste con el peso y así sucesivamente en una progresión creciente que se equilibra en curvas del tipo de crecimiento geométrico. siendo ésta la variable mas importante pues va al cuadrado. Las secciones aligeradas. un puente arco.. en su dimensión de construcción mixta o metálica pura. sección cajón. se puede pasar a utilizar el acero. es decir. es decir mas de cuatro veces mejor. La cuantía del momento va a depender. entre todas las cargas que lo solicitan-carga muerta. doble T. eligiendo y distribuyendo el material de manera a obtener su máxima eficacia resistente. Una lectura indirecta que podría hacerse de estas tipologías sería que un arco o un sistema de tirantes constituyen un complejo sistema de apoyos elásticos del dintel. Los momentos flectores. que relaciona el peso propio de dinteles rectos de hormigón con la luz del puente. el peso propio. pudiendo llegar a ser entre el 80% y el 90% de la carga total para un puente de honnigón de gran luz.1.3. Para salvar una determinada luz. por tanto. etc. son otras tantas expo- 73 siciones de esa voluntad de obtener la máxima eficacia resistente con el mínimo peso. en T. P es la carga que solicita al puente y L es su luz. ó a hormigones de alta resistencia.0 MPa de resistencia. es mayor. el 90% de su capacidad resistente se destina a resistirse a sí mismo. el peso propio traducción en cargas de la capacidad resistente de la sección . que proporcionan una excelente relación resistencia/peso propio. conforme aumenta la luz. además de la configuración del puente. de manera que como hemos dicho se puede considerar que en un puente de 100 metros de luz de honnigón. que configuran la cuantía de la respuesta resistente de un puente recto. en el . visto en fonna de arco. Pero confonne aumenta la luz del puente. Cieliamente esta reducción radical de los esfuerzos del dintel se realiza con la adición de un material resistente. etc. Si consideramos en primer lugar a la carga P que solicita al puente. la tendencia a utilizar. del tipo de apoyos. De la utilización del hormigón normal se puede pasar a la utilización de hormigones ligeros resistentes.-Ia mas impOliante. con densidades poco mayores de lo nonnaL De una manera aún mas eficaz. como material básico. sobrecarga. el momento flector aumenta también y por tanto la cantidad de material necesario para resistirlo. honnigón de alta resistencia ó aceros cada vez mejores. de su carga y de la luz. un puente atirantado o colgado son mas eficaces que un puente viga. etc. Si dividimos resistencia característica del material por el peso propio del material constitutivo. entonces. materiales mas resistentes. mientras que un acero S355 tiene 66 m. Es claro. tiene una relación de 16 m. Toda la configuración de las secciones transversales de los puentes rectos viene condicionada por este fin. pierden sentido cuando se trata de un puente arco o un puente colgado. el cual reduce así extraordinariamente sus flexiones.. vemos que el peso propio del material resistente es. vemos que el hormigón nonnal de 40. Por tanto. del tipo y ordenación del mismo. Será por tanto objeto principal de diseño minimizar el peso propio del puente. b) Se puede utilizar materiales. En un puente recto de honnigón. que se ve en la figura 2. mayor es el peso propio de la estructura resistente.

fluencia y retracción. como del puente arco ó como del puente atirantado y/ó colgado. en el caso de un puente de caneteras. en cuanto al precio existe. lo que sin duda redundará en el abaratamiento o encarecimiento de sus componentes especiales. Para complicar más el asunto. contienen las tienas para que no invadan la zona bajo el puente que queremos controlar. todos los puentes deberían ser de acero y atirantados. la solución óptima. crece exponencialmente con la luz. etc.. lo mismo le pasa al puente atirantado ó colgado. pues a las incertidumbres anteriores. Pavimento o vías y balasto. Se puede decir que el precio del puente recto. pero así como el puente arco es mas caro que el puente recto para luces pequeñas es más barato para luces grandes. puentes con pretensado extradorsal. en el sentido mas general. pero se sabe casi siempre donde no está y se sabe también por donde está. que puede pertenecer a una u otra familia y que 2.74 PUENTES Javier N/anterola AI/nisen caso de un puente arco. Esta franja varía en función del tiempo y del país. etc. una variable para razonar. El ámbito de luces en que se han movido este tipo de puentes alcanza los 260 m de luz en el puente de Northumberland en Canadá para puentes de hormigón y los 300 m en vigas . En la figura 2. que nos van a servir para razonar. y el material con una relación resistencia/peso mayor es el acero. constituyen la carga muerta que solicita al puente.4. Pero el peso de estos elementos y su coste es menor que el del dintel necesario cuando se trata de grandes luces. La respuesta más conecta a este problema sería la de que existe una franja de luces. pero lo que no sabemos es situar con precisión cual es el valor de L2 y más aún. puede que en unos años se haya movido hacia un lado o hacia otro. Que un puente atirantado sea más barato que un puente recto a partir de una determinada luz L2 . existen otras posibilidades de puentes. Si ponemos L2 en 100 m.2 establecemos tres curvas del coste ideal de los puentes. por ejemplo. en el caso de un puente de fenocanil. que funcionan bien en las franjas indecisas. servicios. de la experiencia del constructor.4. aunque también puede estar sihlado dentro de ella o en situación intermedia. Esta constituido por las calzadas. ó el balasto y las vías. el problema sería mas complicado todavía. L2 es. no tiene una respuesta exacta. De estas consideraciones podríamos concluir que si la configuración resistente mas eficaz es la atirantado. por ejemplo. en este momento. las tres tipologías compiten entre sí. Si decimos que L2 = 200 m empezaremos a tener dudas. la definición de la solución adecuada dependerá además de factores no objetivables en una exposición de este tipo. Si decimos que L2 es igual a 300 m de luz. Fig. las aceras y defensas. que el puente recto de h01111igón es más barato que el atirantado. Pero lo sabemos ahora. por tanto. puentes en celosía. aceras. Pero se olvida una variable fundamental en esta argumentación y es el precio. etc. hay que sumarle la mayor exigencia de la solución arco en cuanto a las características resistentes del teneno. sirven de apoyo al dintel y permiten que se produzcan los movimientos relativos entre tablero y estribo producidos por las deformaciones impuestas de temperatura.Puente recto o puente viga Está constituido por una estructura viga. podemos tener casi la seguridad de que un puente atirantado es más barato que un puente recto de hormigón. no sabemos si existe un valor de L2 que sea la frontera entre la economía de una u otra tipología. defensas. la zona en la cual. Si elegimos como tipología a discutir el puente arco. También depende del número de puentes que se hagan de uno u otro tipo. es en general verdad. Las pilas determinan la luz o las luces del tablero. en las cuales.3. casi con total seguridad. El camino de rodadura se dispone generalmente sobre la estruchlra viga. del coste que tiene cada uno de los elementos que constituye el puente en el momento que lo estamos fabricando. Estas afirmaciones son mas o menos ciertas. reciben las cargas que éste les transmite y las trasladan al suelo a través de la cimentación.0L Los estribos extremos establecen la transición de la estructura del puente con el tenena. o de cables en el caso de un puente atirantado o colgado. que se apoya en dos estribos extremos y una serie de pilares intermedios. Podemos establecer entre los cien y doscientos metros de luz. 2. podemos decir. Dependerá del material que utilicemos.

. po. del peso del elemento a colocar. el puente recto alcanzó su luz máxima en el puente de Quebec (1918) con 549..4. De la misma manera. la luz del puente y el proceso constmctivo. En función de la luz se establece una primera clasificación en: Puentes de luces cortas y medias L::::50m Puentes de grandes luces L~50m Establecer.0 m de luz y más recientemente se ha construido en USA el puente de Astoria de 375 m de luz (1964-1968). y que sea mas o menos manejable con los procedimientos normales.4. en los puentes realizados "in situ" el tamaño de las cimbras autopOliantes económicas oscilan. precisamente en 50 m. de su envergadura. 2. 2.s ~ medias se caracterizan porque los procedImIentos constmctivos que utilizan penniten constmir el puente. De la misma manera que hemos puesto 50 m. En vigas en celosía metálicas.cesos constmctivos que disponemos es o son los mas adecuados. alrededor de ese valor. hoy en día.75 CAPITULO 2. una enonne impOliancia en relación con la sección transversal del dintel.4.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE Fig. de pila a pila.01 Viaducto de Can Balast . sin necesidad de utilizar apoyos intermedios provisionales. p~ro esa frontera existe y va a detenmnar el tIpo de construcción a utilizar. en función del material que utilizamos.díamos poner 40 m ó 60 m. el más útil para la clasificación es la luz la cual va a indicamos cual ó cuales de los pr. El material. Estos tres parámetros están relacionados entre sí aunque su relación no sea necesariamente bi-únivoca. Fig.1. la cual va a tener.. 2.01.Clasificación Son varios los parámetros que pueden servir para la clasificación de los puentes rectos. a su vez. puente Niteroi en Brasil (1969-1974). En el caso de vigas prefabricadas de hormigón dependerá del material utilizado. y cómo se debe configurar el dintel.Barcelona rectas metálicas del alma llena. De esos tres parámetros. y este valor provIene de que los puentes de luces corta. la frontera divisoria entre las dos familias de puentes no deja de ser d~doso.

pues si normalmente los medios de montaje habituales pueden colocar sin dificultad vigas de hormigón de hasta 40 m ó 45 m y vigas metálicas mayores. caso de los accesos al puente del Gran Belt en Dinamarca.4. Si consideramos el acero tendremos: la sección vigas doble "T" y sección cajón.4 02 Puente de Cuatro Caminos (Madrid) Es evidente entonces. se han montado de una sola vez. a saber: sección de vigas prefabricadas. Sería más impreciso. evidentemente. Un caso similar de construcción. El planteamiento que guía el diseño de todas estas secciones es aprovechar al máximo el material. Sin embargo tarnpoco esto es cierto.. el dintel metálico de 300 m de luz del puente de la Bahía de Niteroi. de 10. vigas cajón de 192.9 km de longitud. ó el puente de Northhumberland en Canadá.76 PUENTES Javier Manterola Armisen Fig 2. en Brasil. se construyó llevándolo completo por flotación e izándolo por medio de tirantes desde las pilas definitivas. cuando el puente es extraordinariamente largo. establecer la definición de puente de luces cortas y medias. distribuyéndolo de la manera mas adecuada posible para obtener la máxima efi- . con grúas flotantes especiales. que dependería de la capacidad de carga de los medios de montaje. no son normales hoy en día y solo son económicas en casos como los que acabamos de referir. 2. un tipo de construcción de puente de otro. tenemos tres tipos de secciones transversales. hoy en día. como los que responden a luces menores o próximas a los 50 m y que optimizan material y medios de montaje para obtener una respuesta resistente adecuada.Puentes de luces cortas y medias Si consideramos como material resistente el hormigón.2. Pues son luces que se establecen alrededor del valor citado las que diferencian. sección en losa aligerada y sección cajón. lo que detenninase el límite que separa las luces medias de las grandes luces. pero más aceItado.9 m de longitud y 8000 Tn de peso y estas grúas.

. cuya ejecución está muy industrializada.77 CAPITULO 2..3 representamos una serie de secciones transversales de hormigón que pasamos a comentar.0.. estas vigas se perfilan extraordinariamente para obtener la máxima inercia con el mínimo peso cacia resistente. lo cual en el caso del honnigón es fundamental para reducir el peso propio y en el caso del acero para minimizar el coste del material.2/ e) f ) Fig 2403 .4. Con pesos que alcanzan hasta las 100 Tn. ! ! ! F? Ir 1\===:J\ LJ(9 o) b) e) d) \~c======::::::. En la figura 2.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE La seCClOn a) y b) corresponden a los planteamientos clásicos de prefabricación de vigas de hormigón tipo doble "T" ó artesa..

el puente está muy en contacto con el ciudadano. en los cuales.presenta algunas ventajas sobre el puente de vigas y algunos inconvenientes. estas vigas se instalan en tramos biapoyados. normalmente. los procedimientos de construcción nonnalmente utilizados aconsejan establecer tableros continuos con la consiguiente ventaja resistente. Entre sus ventajas se encuentra en primer lugar y de una manera evidente. el tablero losa puede admitir variaciones fOlmales importantes respecto a las secciones clásicas sin que ello signifique una disminución impOliante de su rendimiento resistente. oblicuos. 2.4. que aunque pueden establecerse cantos menores de L/20.04. Fig 2. No solo en planta. económicamente hablando.4.05. Los cantos de estos tableros oscilan alrededor de L/20. Para puentes pequeños. L/18 ó L/15. en los puentes losa. y esto con el fin de eliminar juntas y facilitar así la rodadura de los vehículos. Es una tendencia contraria a los puentes de vigas prefabricadas. Fig. 04 Puente de Torre Baró . con tendencia a reducirse. Por último.04. la que cubre y une entre sí las vigas. es posible establecer un tamaño de pilas y una colocación de las mismas.4.8 m resulta mas costoso que útil.4. patrimonio exclusivo de los puentes de gran luz. No obstante se ha progresado grandemente en la industrialización de esta tipología. Sin embargo con el aumento de la potencia de los medios de colocación y en las dimensiones reducidas que conesponden a los puentes de luces cortas y medias. hasta L/30 ó incluso L/40. hasta hace relativamente poco tiempo.03 c y d . En tercer lugar. merece la pena establecer un aligeramiento eficaz que reduzca peso y mantenga una adecuada capacidad resistente. aunque estos últimos valores resultan excesivamente pequeños. puentes mas pesados que los de vigas. lo que produce. introducir la continuidad entre vanos. generalmente se adopta éste o aún mayores. Solo se suele dar continuidad a la losa superior. La construcción de losas aligeradas. La tendencia al aligeramiento de un puente losa aumenta con la luz. Entre los inconvenientes conviene indicar que su construcción está menos industrializada que en el caso de las vigas prefabricadas. el puente vibra mucho y la cantidad de pretensado que necesita es grande. dada la gran rigidez transversal del dintel. sino en sección. aligerar una losa de 1 m ó 0.03e vemos una sección cajón completa. 2. En el caso de puentes de fenocarril. asociada a .4.03d Y2. lo cual es muy interesante en el caso de puentes urbanos. la gran carga que representa este móvil. los inconvenientes de establecer esta unión en vigas prefabricadas. Dado su tipo de construcción. etc. En la Fig. 2. Fig. a efectos resistentes. L < 25 m. desaconseja. la rnayor flexibilidad de este tipo de estructuras para acomodarse a trazados en planta curvos. Fig. Por el contrario para puentes de 40 ó 50 m de luz.Barcelona La sección cajón era. En segundo lugar permite mayor libertad de f0l111alización del dintel.78 PUENTES Javier J'dan/erola Anllisen y se pueden montar entre pilas con los procedimientos habituales. como dintel de los puentes de luces cortas y medias . Aunque no obligatoriamente. Solamente a efectos de controlar la deformada puede ser interesante. Fig. mucho menos exigente que en el caso de tableros formados por vigas prefabricadas. ha vuelto a tomar actualidad cuando se utiliza la prefabricación.4. 2. las ventajas resistentes que se obtienen por la continuidad estructural entre vanos no compensa.4. 2.

l> bJ Fig. 2.G2_'''_''U'_'''U_'U''_'''''l"". En la Fig. sirve de sopOlte a una losa también prefabricada o "in situ". y que se unen para fonnar una unidad del orden de 30 m a 40 m. el hormigón.79 CAPITULO 2.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE Fig. 2406 la prefabricación por dovelas. por su gran resistencia a tracción y poco peso.4. que se monta entre pilas.06. tenemos una viga prefabricada que se coloca de una sola vez entre pilas y una vez situada.405 Pasos superiores en la Ronda de la Hispanidad -Zaragoza a) 'j_'dil_'_'_' " _i1 . Y . por su buena resistencia a compresión y b~jo costo y el acero. dándose la continuidad entre vanos por pretensado exterior. Cuando se utiliza el acero como material básico se suele emplear en su modalidad de estructura mixta. Se optimizan así la eficacia de ambos materiales.4. 2.03f. Con respecto a su morfología las opciones básicas aparecen en la Fig. 2.

06 son las disposiciones más elementales y coinciden con las versiones en honnigón. La más elemental de las disposiciones es la constituida por dos vigas doble T enlazadas entre sí por un elemento transversal que rigidiza la sección a la flexión transversal y a la distorsión. de la Fig. .se pueden triangular los cordones inferiores entre sí para fonnar una viga cajón a efectos resistentes. y entonces es necesario disponer un costoso tejido de vigas transversales. la continuidad es elemental realizarla en acero. 2.80 PUENTES Javier . aún a costa de utilizar espesores mayores para las almas. o realizada "in situ".4.a veces no basta con la proporcionada por la torsión no uniforme . ª La mayor capacidad resistente de las vigas metálicas pennite la reducción del número de vigas si lo comparamos con una solución de vigas doble "T" de honnigón. El rendimiento resistente de estas secciones es óptimo. no pasa como en las soluciones de hormigón que van asociadas a vigas bi-apoyadas. con cuatro vigas en sección doble "T" o cajón. 2. o lo que es mejor.4. acudir a una sección cajón.4. En este tipo de configuración. En el caso de puentes más anchos.4.4.Manterola Annisen nA i\ 1 J= '\257' & Q ) ~" b) SECCION POR VANO d) SECCION POR PILAS Fig 2.06b. 2.07 2.06 c y d. Si se necesita rigidez a torsión complementaria .4. Las correspondientes a la Fig.07. se pueden realizar. 2. pues esto redunda en economía de la mano de obra.03. tableros de dos vigas Fig. también. de alma llena ó trianguladas. con cmro de avance. La losa superior de hOImigón puede ser prefabricada. Para una calzada normal de dos carriles. es dificil que sean necesarias mas de dos vigas. La rigidización longitudinal de las chapas tiende a reducirse mucho e incluso a desaparecer. Suele ser más adecuado acudir a secciones como las que aparecen en la Fig.

09b.06d. 2.4. La viga cajón en honnigón.4.06 c y d con lo cual se puede reducir el espesor de la losa de compresión a la vez que se reduce el efecto de la deformación por esfuerzo cOliante en el comportamiento de las cabezas de compresión y tracción..4. Sin embargo es mas exacto definir el concepto de puente de gran luz.4. conforme aumenta la anchura. en estos últimos. A partir de SO m estarían. triangular. a) b) Las celosías. Cuando a la anchura total del puente corresponde a la de Fig 2408 Cuando aumenta la anchura. Fig. Esta definición es también incompleta. máxima resistencia a flexión y torsión. salvo el situado en el apoyo. lo cual simplifica mucho su ejecución. a vigas cajón únicas de dos o más células. Comparado con la solución 2.09. desde una apabullante presencia. pero define mejor la realidad de estos puentes.08 han pasado por una serie de vicisitudes a lo largo de su historia.Puentes de grandes luces Hemos establecido en SO m la dudosa frontera con las luces medias y hemos dado las razones para elegir este valor. Fig. con pérdida de eficacia de la zona sobre apoyos por deformación por esfuerzo cortante y abolladura. 2.. Fig. por tanto.81 CAPITULO 2 . Cuando se utilizan pequeñas vigas cajón. solo tenemos una mejora en la rigidez a torsión. se puede pasar. Fig. tiene varias configuraciones en función de su anchura.4. 2. está reactualizándose en configuraciones de sección e) d) Fig 24. sino que además. para anchuras de lOa 14 m. 2. no se dispone ningún rigidizador longitudinal ni transversal. 2.4. los puentes rectos de grandes luces. como la representada. cuando la optimización de su costo viene asociado a uno de los dos ó a los dos conceptos siguientes: utilización de sección cajón y construcción en avance en voladizo. no demasiado eficaz ni económica.07b tiene limitaciones de aprovechamiento del material de la chapa inferior.PLANTEAlvflENTO GENERAL DEL PUENTE La secclOn caJon 2.4. a lo largo de todo el siglo XIX. 2.4.09 .07 a y b. 2. Recientemente esta estructura. se multiplica el número de almas Fig.07a.09a. y fig. La sección c~jón no solo es la mas eficaz desde un punto de vista resistente. De una viga cajón monocelular.4.3. son las que m~jor optimizan el peso y distribución del material. La sección compacta reduce mucho la eficacia de esta tipología para luces pequeñas. hasta que el siglo XX desarrolló las vigas de alma llena como configuración más eficaz. 2. o sección rectangular clásica.4. puentes de 25 a 30 m. en tubos o perfiles. tanto para puentes metálicos como para puentes de hormigón.

o) b) e) Fig 2. 2. Fig. la construcción de arcos de hormigón en avance en voladizo y la recuperación de la celosía como estructura del arco.5.0lb. La utilización de vigas en doble T puede prolongarse a este ámbito de luces.. cuya geometría se acopla a las exigencias de la rasante de la carretera o fenocanil y que tienen un papel resistente secundario. La geometría del arco determina que los esfuerzos que lo solicitan. es la doble acción mixta.5. Se reduce así de espesor de chapa en esa zona con la consiguiente ventaja de precio en material y soldaduras. ha relanzado esta tipología. puede ser mas favorable la sección mixta con hormigón nonnal o ligero. Sin embargo.4. Fig. Únicamente con luces mayores la losa ortótropa puede ser interesante. Fig. y para el ámbito de 100 m a 200 m de luz. El arco. cuya forma viene determinada como el antifunicular de la carga permanente del puente y.El puente arco Esta tipología de puentes experimentó un parón en su propio desanollo con la extensión de dos tipologías modernas. con hOl1nigonado de la chapa inferior del cajón en la zona de pilas. Lo que no suele ser frecuente es la utilización de la losa ortótropa metálica como sustitución de la losa de hormigón. Fig. ha cubierto luces de hasta 856 m en el puente de Normandía. sean casi exclusivamente de .4.4.4. principal elemento resistente. puente de KRK (1976-1978) en Yugoslavia. 2.10 2.09c. que alcanzó los 202 m de luz en el puente de Bendorf y que le cortó el camino por el lado de las luces bajas..1 Oc. y el puente atirantado. lOa. Resulta mucho más costosa. Las soluciones en acero no presentan una diferencia morfológica con las de hormigón. Se utilizan cajones monocelulares. una por vía de circulación.5. Lo que si se está utilizando cada vez mas. cajones con puntales exteriores. o una sola viga cajón provista de puntales o costillas transversales. 2. 2.0la.4. 2. construidos en avance en voladizo. y los 518 m en puente metálico en celosía (1973-1977) en el New River Bridge en USA. El puente arco está constituido por dos elementos fundamentales. bajo la acción de la carga permanente. Fig.82 PUENTES Javier Man/erola AllIlisen una autopista se pueden disponer dos vigas cajón monocelulares separadas. 2. El ámbito de luces en que se han desanollado alcanza los 390 m de luz en puentes de hormigón. que solapándose con el anterior. Fig. en segundo lugar el tablero.l0b. Entre ellos se disponen los pilares que transfieren la carga del tablero al arco y éste la transmite a la cimentación. Los puentes rectos de honnigón pretensado.

- ..CAPITULO 2.1 a) Puentes K R K . __ ~2~68~......"'" ~ ------------ ~ b) ---:::?j:-. .' .e USA Fig 2501 a) 11. .: · '._.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE 83 \67015 sr ..:::- __ 1 1005...-::--- M s Fig 2502 e) ..JI!.....:I-".Croacia +-----------------------~~ ..- -1 b) New River Bridf!..~00~ ~_11 -:L!=. ~~ ~ ~ '~..

Clasificación Si atendemos a su morfología. lo que determina un elemento con rigidez superficial. En la suma de ambos efectos predomina la compresión.03 Puente de Sibenic (Croada) . con la introducción de una [-uerte componente inclinada en el teneno. en general. Sin embargo. Arco con tablero superior Arco con tablero intennedio Arco con tablero inferior En el primero. una especie de tímpano transparente. 2. Sin embargo. que no tiene porqué tener una distribución antifunicular. necesita dos estruchlras. lo que es bastante fácil de resistir. una zona lo realiza por tirantes y otra por pilares.5. la transmisión de carga entre arco y tablero se realiza por pilares. 2. se reduce la componente horizontal F y aparecen momentos flectores positivos y negativos a lo largo de toda su directriz. se producen tanto compresiones como flexiones. En el tercero por tirantes y en el arco con tablero intermedio.1. para el caso de arcos con tablero superior. Si el arco se abre. En segundo lugar. Fig 2 5. y esto abarata considerablemente las estructuras. y también se puede relacionar el arco y el tablero por una triangulación. Puede ser un tímpano macizo. esa relación no se realiza siempre por elementos verticales. En primer lugar. Sin embargo. para luces grandes.02b.5. Fig. bajo la sobrecarga de utilización. Eso es ir contra la esencia de lo que es un arco. a diferencia del puente recto. 2. el arco y el tablero y eso es más caro que una sola. 2.Q y de la relación flecha/luz.02a. Fig. f/I. el puente arco se divide en tres grandes familiar según sea la sih¡ación relativa entre arco y tablero. la estructura arco tiene varios inconvenientes importantes que la hace.. poco rentable para luces pequeñas. La importancia de estos esfuerzos depende de la cuantía del corrimiento .02c. es más vulnerable que el puente recto a los movimientos horizontales del suelo. relación que va a constituir uno de los parámetros importantes del puente arco.S. Fig.5. lo que producirá Llna tipología específica denominada arco-tímpano.84 PUENTES Javier lv/anterola Armisen compresión.

Cantabria 85 .. 2.CAPITULO 2 .5 05 Puente sobre el escudo .Valladolid Fig 2.PLANTEl/MIENTO GENERAL DEL PUENTE Fig.5.04 Puente de Juan de Austria .

y los elementos longitudinales del tablero.Guyol1 -+ -.5. y la facilidad constructiva que presenta el acero está sustituyendo a puentes de hor111igón. Fig.07 Puente de la Roche . no muy separados. Fig. Su for111a no ha evolucionado especialmente. la constihlye.5. como ejemplo. Fig.:: 13 x HtJtJ t ---. para adoptar una configuración espacial más interesante.05. 2. se mantiene como arquetipo de lo que es un puente de este tipo y sigue de plena actualidad. cada vez con más frecuencia. Fig. los pilares.06. Se constituye así una configuración más compleja y muy eficaz.. récord mundial en 1943.9jJJtJ.5. 2. Su construcción ha evolucionado desde la cimbra autoportantes de Plougastel a los modernos procedimientos de construcción en avance en voladizo.06 b Propuesta de puente en el acceso a Montsenat a) . tenemos las combinaciones habituales entre homügón y acero.5. 2. 2.03. el puente sobre el río Pisuerga en Valladolid.0 m de luz.- 7X 1:5 00 ------- .5. 2.86 PUENTES Javier lVIanterola Armisel1 Si contemplamos el material. menos habitual. se abandona la clásica disposición de dos planos verticales donde se alojan el arco. pues un solo arco se une al tablero for111ando una sección cajón por el tejido triangulado de los tímpanos. Aunque no constituye un cambio de morfología.. el arco metálico o mixto junto con un tablero mixto. recogen la carga del tablero y la transmiten lo más uniformemente posible al arco. de 264 m de luz.--_ _ _ __ _ _ _ _ _ _ ~. Los pilares. Fig 2.. 2.04.5. En acero.5. Arco y tablero de construcción mixta y arco metálico y tablero mixto. pues resuelve bien la relación del tablero situado sobre el arco con los tramos de acceso.2. ante las cargas excéntricas y no simétricas. como material económico y que se conserva bien.Arcos con tablero superior El arco de honnigón. pero cada vez más frecuente para puentes arco de luces intermedias. que ha actualizado y extendido su tipología por todo el mundo. Por ejemplo en el proyecto del puente para los accesos a MontselTat de 1991. adopta la misma disposición que en puentes de hormigón. Arco y tablero de hormigón. pues el puente de Sando. ha constituido el material clásico para la realización de este tipo de puentes. Fig. en acero se puede modernizar el arco utilizando tubos que introducen una nueva configuración visual.----------- _ - 18600 -----. Fig 2506a Una configuración. de 115.

lo que le permite instalarse en cualquier situación resistente delsuelo. En acero esta tipología tampoco ha tenido un extraordinario desarrollo pero ha sido mejor que en h0l111igón. Como en el caso del puente arco con tablero intelTl1edio. Fig 2. situada excéntricamente en el tablero.. de Foster y Schlaich para el puente Oresund de 600 m de luz (se constmyó una solución atirantada). El arco con tablero inferior tiene una característica especial dentro del campo de los puentes arco. Para ganar flecha se pasa el arco por encima del tablero. Fig. que recogen una porción de la carga.3. 2.4.Arco con tablero intermedio 2. en el cual.5. ha sido la disposición de dos planos de resistencia. Como inconveniente tiene un proceso constmctivo un poco más complicado que los demás.Arco con tablero inferior Esta estmctura ha tenido. Ya hemos visto como este planteamiento se quiebra con la disposición adoptada . no constmida. Como ejemplo de puente de honnigón hay que acudir al puente de la Roche-Guyon de 161 m de luz. en proporción inversa a su distancia a cada uno de los dos planos. la altura de la rasante horizontal no da suficiente relación flecha/luz para realizar una arco con tablero superior que tenga suficientes garantías de cara a los movimientos horizontales de la cimentación. esta nueva configuración tampoco ha tenido una gran continuidad en honnigón. con sus arcos y pilares o tirantes correspondientes. en hormigón. Es la consecuencia de un planteamiento resistente. PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE 87 Fig. En planteamiento reciente hay que destacar la propuesta. 2.07 o en acero la pasarela de la Ronda de la Hispanidad.5.. 2508 Pasarela enla Ronda de la Hispanidad· Zaragoza 2. La manera en que siempre se ha resuelto transversalmente el puente arco. El puente de la Coudette de 111. una viga muy lánguida. la relación flecha/luz se da a voluntad. Fig.09.5. No introduce acciones horizontales en el teneno.0 m de luz sigue siendo su máximo exponente. ni de las correspondientes al arco con tablero superior. pues introduce empl~jes horizontales al suelo. aunque también podría intentarse una constmcción en avance en voladizo.5. pues no goza de las ventajas del arco con tablero inferior.CAPITULO 2 .08. Además.5. teniendo como exponente máximo el puente de Freemont en USA de (1969-1973) de 382 m de luz.

uno contra otro. 2. la rigidez torsional se confía a éste y el arco sólo transpülia la componente vertical de la carga. El arco puede adoptar muchas configuraciones. con dos arcos inclinados.11.10. se dispone un arco centrado en el tablero. se ha mantenido perfectamente a lo largo de los años. Se puede disponer dos planos de arcos paralelos como en la Coudette ó se pueden ttllnbar los arcos.5. Fig. .Murcia en el proyecto del puente de Montsenat para arco con tablero superior.88 PUENTES Javier lv/anterala Armisen Fig. Fig. 2. 2509 Puente de la Coudette Fig. el puente arco con tablero inferior. En acero. centrado en el tablero.5. 2510 Puaente de Alcantarilla . En puentes arco con tablero inferior se multiplica la variedad de disposiciones relativas entre arco y tablero. En el puente de Alcantarilla. propuesta para puente sobre el Ebro de 120 m de luz.

37b m de canto (L/77) y 1. El tercer puente impOliante construido en Alemania en 1959.El puente atirantado Aunque el primer puente atirantado de la época moderna es el puente de Stromsund en Suecia (1955). o separados. como máximo exponente de la capacidad que ha alcanzado la tecnología de resolver planteamientos extremados.1. 2. Los tirantes. El dintel está formado por dos vigas longitudinales. 26.6. Tiene una sola Fig.89 CAPITULO 2 . Fig.. Fig. en primera etapa.Cádiz .Zaragoza unidos en la parte superior. doble T. que confieren una configuración espacial visual y resistente muy interesante. por medio de gatos.2b. dispuestos en dos planos. y una losa ortótropa sostenida por vigas transversales.. Torroja (1926). y se ponían en carga por elevación. de Dischinger.6. de borde de 3. constituye un avance interesante de esta tecnología. Casi simultáneamente a este puente se realiza el NOlih Bridge en Düsseldorf (1958). en abanico.2 m de canto (L/58) y una serie de vigas transversales.2c. desde la parte superior de las tones. 2. El dintel está formado por dos vigas cajón laterales de 3.6. 2. también metálico fonnado por tres vanos de 108 m + 260 m + 108 m sostenido por tres parejas de tirantes en arpa. de las cabezas de las torres y una vez descimbrado el cajero se hormigonaban. es el puente de Severin de Colonia.1 Acueducto de Tempul. sl~jetan ambas vigas. El puente de Stromsund. a la vez que se cerraba el hueco dejado por los gatos. Fig. Los tirantes fueron de acero. Fig. Se trata de un acueducto de honnigón. Excéntricamente situado en el tablero e inclinado.PLANTEA/O/llENTO GENERAL DEL PUENTE Fig 2 . 2.511 Puente sobre el río Ebro . el Acueducto de Tempul de E.6.2a.6 m de ancho. formado por tres vanos de 20 m + 57 m + 20 m y cuyo vano central está sostenido por dos tirantes de hormigón. tiene tres vanos metálicos de 75 m + 183 m + 75 m y está sostenido por cuatro tirantes intermedios que salen. 2.6.

corno los anteriores. con 302 m de luz principal y 150 m de luz lateral.Dusseldolf torre en "A". atirantamiento en los bordes. ~ ~ b) e) Fig 2.6..2a Fig 2..2 b Puente Nort/¡ .. La sección transversal está fonnada por dos vigas cajón laterales de 4.$ "'-~ r::::- ~ - ii?' :::- <? • ''': . "'- . resistentes y estéticos..:.56 m de canto y losa ortótropa intermedia. r_· .m~m . . Estos tres puentes demuestran lo rapIdamente que se alcanzó una perfección morfológica. ~~I:l:ri'i'l:rri'ea==~mm~~~o.. que alcanza una rara perfección en el puente de Severin..90 PUENTES Javier lvfanterola Armisen ~". una configuración que respondió a los requerimientos económicos.6. entre otros.

4. Está formado por un número muy grande de vanos. Tiene una anchura de 31. dos. en doble T y una tercera. cuatro que salen de la pila y dos tirantes. Presenta dos novedades importantes. en viga cajón de 7.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE En 1962 se realiza un puente importante por ser el primero en el cual el atirantamiento se realiza al eje del tablero. Cada uno de los vanos está apoyado en 6 apoyos intennedios. resuelve por su gran inercia longitudinal el efecto de las cargas situadas en vanos alternos. por el aspecto estético. En este puente la configuración de los tirantes y la altura de las torres tiene exclusivamente una configuración guiada.6. Fig. leiv-motiv del puente. tiene una rara configuración con tres vigas.CAPITULO 2 .6. flanqueados por dos laterales de 148 m de luz que dan inicio a los viaductos de acceso. necesaria para recoger el efecto de las excentricidades de carga que el atirantamiento centrado no puede recoger. Es el primer puente moderno de h0l111igón y además es el primer puente atirantado que aborda la continuidad entre vanos. también. las laterales. que inicialmente eran de hormigón y que finalmente se de dejaron con el acero desnudo. Es el NOlth Elbe Bridge de 172 m de luz central y dos luces laterales de 64 m. Fig. El dintel. en el desarrollo de los 91 puentes atirantados y es el puente de Maracaibo (Venezuela).e" Fig.3. de los cuales.5 m.603 No!'th E/be :?~'.(7q ". en lugar de hacerlo a los bordes. los cinco centrales son continuos de 236 m de luz. la central.:. 2. Ese mismo año se inaugura otro puente fundamental. El mismo sistema se utilizó para la propuesta (no realizada) para Fig 2. como hasta entonces. 2604 a Puente de Maracaibo . La pila principal. metálico.8 m de ancho y 3 m de canto. 2.

se pasa a U77 en North Bridge de Düsseldorf que tiene dos tirantes por pila. R. menores son los esfuerzos que lo solicitan y menores son incluso las tensiones en el material. tirantes. pero si utilizan un procedimiento válido para puentes continuos. En 1967 se produce otra aportación importante en el puente Friedrich Ebert sobre el Rhin en Bonn. El concepto de que un tirante tiene como vocación constituir un apoyo rígido al dintel. se sustituye. Un dintel está apoyado sobre una fundación elástica.. 1. de 244 In de luz y también tiene dos tirantes por pila. en la bahía de San Francisco. así como en el puente sobre el río Paraná en Argentina. Pues estos solo necesitan rigidizar la cabeza de las pilas. Los cantos de estos puentes son grandes. con esta disposición. el puente de Oakland (1935). 120 m + 280 m + 120 m.33b. 4. ya sea con rigidez de pila. por este otro.92 PUEWTES Javier Manterola Armisen Fig 2. Ansa de la Magliana (1967) de 144 m de luz. dos tres. Este planteamiento.97 m en Maracaibo. con atirantamiento al eje del puente pero estableciendo un atirantamiento múltiple. De cada pila y hacia el vano principal. cuyos muelles están constituidos por los tirantes. Maracaibo fue el primero y el mejor de una serie de puentes diseñados por R. De un valor del canto del dintel de U47. uno. lo que produce una relación c/L de 1147.04b el puente del Gran Belt de Dywidag con vanos de hormigón de 220 m a 350 m de luz. en Maracaibo. como hemos visto en Maracaibo.6. No se puede decir que estos sean puentes continuos. El puente de Tonnay-Charente (1842) ya utiliza un atirantamiento horizontal entre las cabezas de pilas. como lo hace la pasarela de Lyon (1853). salen 20 tirantes. Génova. etc. La Polcevera (1966) de 210m de luz. Morandi en los años 60. que es el que definitivamente va a utilizarse en todos los puentes atirantados a partir de entonces. que tiene un solo tirante. pues cuanto menor es la inercia. que en realidad son dos puentes colgados de 704 m de luz unidos por sus extremos donde se coloca un gran contrapeso extremo. Con anterioridad se habían realizado varios puentes continuos colgados. ocasiona una reducción espectacular de las inercias del dintel. como venía ocurriendo hasta entonces. o atirantando entre si las cabezas de las pilas. en lugar de salir. Wadi Kuf en Libia de 282 m de luz. en una indefinida sucesión de vanos continuos. Fig. etc. Se trata de un puente de tres vanos. con la intención de realizar por este medio un nuevo apoyo intennedio fijo. Morandi se fija a la idea de establecer un solo tirante por pila.3. Así. en .

26. continuidad al tablero sobre las pilas principales.El puente colgado Hasta 1950 el campo de los puentes colgantes que excedían los 500 m de luz se desarrolla exclusivamente en América. En este puente se da también. . La fantástica progresión que el atirantamiento múltiple produce en la reducción de la inercia necesaria de los dinteles. Estas producen unos movimientos longitudinales significativos en el cable para formar la nueva curva antifunicular. para controlar las tensiones producidas por la torsión. ya tímidamente iniciada con anterioridad. o de 1/477 en el puente de Evipros en Grecia que salta sus 215 m de luz central con un dintel en losa maciza de hormigón de 0. por primera vez.7. en la desembocadura del Sena. Fig. La pila se hace de hormigón por primera vez y la unión en el centro de la luz entre el cable principal y el dintel.5.. éste unido al estribo. 2. Este mismo hecho determina que el atirantamiento deje de estar presente en las proximidades de las pilas pues en éstas debe apoyarse obligatoriamente el dintel para recoger las torsiones y un apoyo en pila supone un apoyo rígido que elimina la eficacia de los apoyos flexibles. De esta manera se incrementa la eficacia del sistema de cuelgue ante fuerzas no simétricas. Fig. se afianza definitivamente. En este puente se producen dos innovaciones. Fig. la reducción de cantos tiene que ser obligatoriamente mucho menor. en puentes con atirantamiento al eje. de esta manera.1.PLANTEAMIENTO GENERAl DEL PUENTE progreslOn decreciente conforme aumenta el número de tirantes disminuye el canto del dintel.6. es el puente de Tatara. hasta el momento. Pero en 1959 se pone en servicio el puente de Tancarville de 608 m de luz. 05 Puellte de Ban'ios de ¿ulla El mayor puente construido. de 890 m de luz. el atiranta- 93 miento sale al paso de la solicitación de flexión y torsión. próximos. se verifica especialmente en los puentes con atirantamiento a los bordes. hasta alcanzar las formidables cifras de 1/200 en el puente de Barrios de Luna. 2. que. pues la sección transversal necesita área. En cambio. pues en ellos.CAPITULO 2 . Japón. producto de canto por ancho. 2.45 m de espesor. de tirantes. se reducen al estar rígidamente unidos cable y dintel y. a su vez.7.

94 PUENTES Jal'ter Atanterola Anllúell . algo más esbelto que los puentes americanos realizados en esa época.Q ~ jO_ÜO Fig 2 7 J Puellte de Tmlcorl'¡/Ie ~. de Freeman-Fox. ¡ ~ .:>(~"~"':..lL . su canto se reduce a 8..... '~60 I \. 181 ~l 1 . En 1960 se empieza la construcción del puente de Verrazano en Nueva York de O.7.'.:~~'::~'!: ':':.. aunque al principio solo se iba a utilizar el tablero superior. evitando las aportaciones de Tancarville.:"':"..j7fl:...'~.' ".: + ..§'?2 ~". o -1 O 32.."'-':::'4-.:l:~:'. pero en sección cajón desde el principio.3 m de canto (L/178). Fig.H. Aunque sigue más la tecnología americana.-::. ~~. 18 m mayor que el Golden Gate. .§!.¡.02.00 Fig 273 Puente del SeJ'em Fig 274 En 1964 se inaugura el puente colgado de Firth of Forth de 1006 m de luz.'-'{"<~'~"'::-"::'(':~'~::"'~":::i~:~'l:r·· '~~::/~(. 1/l20.E + ""~."~ + __ j.~'::~-:.§QtLm !7.!-i +_ ~ !-?9§_4J_ ----- --- --~-r __2'§-!.:!L_+ --------+ Fig 2 72 Puellte de f/e/7'azallo 22.!7.. .!.:o.. P.90 l. ~'I E.-E' ">.-.4 m.!:. Es más esbelto que el Golden Gate. Dispone de doble tablero y de una viga de rigidez considerable de 7. Ammann de 1298 m de luz. 2.

280 m uno y 530 m el otro. se cambió prefabricando cables de 61 alambres. se reforzaría la viga de rigidez. de Freeman. Además. Además se había producido una progresión considerable en la fabricación de los cables. pues ha obligado a reforzar torres y dintel a lo largo de los años 1985 a 1991. Fig.7. Steel. Este puente fue muy ligeramente dimensionado. con un canto de 3 m. El fin no se ve todavía. A lo largo de todos estos años se había avanzado. aunque solo se puso en servicio la carretera.7. Es un puente de proyecto americano (Steinman) y construido por U.3. pero controlando los problemas aeroelásticos producidos por el viento en configuraciones seguras. o de cuarto en cuarto.CAPITUlO 2 . de nuevo. 2. el cable de suspensión.PLANTEAMIENTO GENERAL DEL PUENTE En 1966 se termina el puente sobre el río Tajo en Lisboa de 1014 m de luz principal y 484 m de luz de compensación. De la misma familia de puentes. se triangularon las péndolas. para el puente sobre el Estrecho de Gibraltar. Un paso significativo en el desarrollo de los tableros de los puentes colgantes se produce en el Sevem Bridge (1966). .1 d. en el momento actual.S. En el Newpost Bridge. Fox estuvo dirigido por Brown. Se previó que. Fox y asociados de 987. lo que redujo el número del vueltas a 76. El equipo redactor de Freeman. Existen estudios de factibilidad precisos para salvar los 3000 m de luz necesarios para cruzar el Estrecho de Messina en Italia de una sola vez y otros que han alcanzado los 5000 m de luz. que sería el nuevo récord mundial si no fuese porque se va a tenninar antes el puente sobre el estrecho de Akashi de 1990 m de luz. es el realizado sobre el pequeño Belt de Cm. que era lo acostumbrado. 120 años antes. con perfil aerodinámico.2. disposición que ha obligado a sustituirlas recientemente por presentar peligrosos problemas de fatiga. cuando se instalase el ferrocarril. (L/324 como en el primer Tacoma). por esbeltas vigas en cajón del alma llena. que demuestra producir unos costes inferiores a la clásica celosía americana.4 Y 2. además de proceder a realizar un atirantamiento complementario a la manera en que Roebling había actuado en el Niágara. Se sustituye el típico tablero en celosía espacial de los americanos. Se proyectó para carretera y ferrocarril. La viga cajón tenía una gran rigidez a torsión y mantiene una adecuada relación con la rigidez 95 a flexión para alejar el peligroso acoplamiento entre las vibraciones verticales y de giro -el flameo. sobrepasada por el puente del Gran Belt. como ocurrió al final del siglo XIX. utilizando también celosías metálicas espaciales. Esta familia de puentes está siendo. Ostenfeld en Dinamarca de 1970. también en Dinamarca de 1716 m.5 m de luz. en lugar de formarlo hilo a hilo. Como consecuencia de este puente se realizaron una serie de puentes fonnidables como los dos puentes del Bósforo en Turquía y el Humbert Bridge de 1410 m situado en el Oeste de Inglaterra (1981). en el aumento de la esbeltez de los dinteles. lo que daría lugar a 1159 vueltas para colocar 4636 hilos. 2. Fig. para aumentar el amortiguamiento. Este puente tiene además la rara particularidad de tener los dos vanos de compensación desiguales. que vuelve a adoptar la tecnología inicial americana de utilizar para el dintel la celosía espacial. con posibilidades de factibilidad técnica.

96 PUENTES Jal'lá A1allterola Amllsell Pllellte de la Acebosa LClIItabria DescomposfctOll del tablero .

ya que la flexión se resiste más fácilmente cuanto mayor sea el canto" Fig. Una vez colocadas las vigas se constmye la losa superior apoyándose sobre ellas. lo que nos proporciona el tablero losa. Distribuyendo unifonnemente la rigidez longitudinal a lo ancho del tablero. el esfuerzo predominante bajo la actuación del peso propio.97 CAPITULO 3.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN La materialización de un tablero recto por un conjunto de vigas longitudinales que se apoyan en dos pilas y una detenninada estmctura transversal que completa el tablero en su palie superior. .0. b) contribuir a la inercia longitudinal de las vigas longitudinales.. Cada una de las vigas que constituye el tablero puede realizarse independientemente y montarla sobre las pilas. es la flexión longitudinal. lo que detennina medios de montaje poco importantes y liberarnos del apoyo en el terreno durante la constmcción. Esta idea. En general y desde el punto de vista de la cantidad de materiales empleados.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 3. 3.1. con lo que tenemos el puente de vigas. Fig.0. Problema constructivo En la morfología del puente de vigas existe además una voluntad constmctiva. Problema resistente En todo tablero recto bi-apoyado o continuo. concentrar la rigidez en una serie de líneas longitudinales es un criterio de economía. De esta manera se consiguen dos metas importantes de todo puente: man~jar elementos de poco peso. con dos bordes libres. Esta flexión puede ser resistida de dos maneras. 3. lleva implícita una manera clara de resolución de los dos problemas básicos de todo puente: El problema resistente y el constmctivo. la carga muerta y la sobrecarga. con lo que el peso del elemento a man~jar es mucho menor que el del tablero total. La losa superior que materializa el tablero tiene una doble misión: a) Repartir el efecto de las cargas que actúan sobre ella entre las distintas vigas longitudinales. plenamente vigente hoy en día.2. es una idea antigua en la historia de los puentes. o concentrándola en detenninadas líneas paralelas.

Si a estas disposiciones. son los que han posibilitado la utilización de estas luces. con dificultades de transporte y montaje. 3. La viga era concebida como una unidad que salta entre dos soportes. Hoy en día se han desarrollado mucho los dinteles continuos utilizando vigas prefabricadas.2 .98 PUENTES Javier /vlalllerola Annisen Fig. se a) b) Fig. estableciendo la continuidad a cuartos de la luz. se han podido salvar luces de 90 m con vigas dimensionadas para 40 m de luz. el tablero de vigas prefabricadas cubría desde las luces mas pequeñas hasta los 40 ó 45 m de luz.1 Puente BT2 aulopisla Barcelona-Marlorel! Clasificación de los puentes de vigas Los puentes de vigas de hormigón se clasifican en dos grandes familias: puentes de vigas prefabricadas y puentes de vigas hormiganadas "in situ" En el puente de vigas prefabricadas se producen las dos ventajas antes citadas. el peso propio de las vigas. con lo que es posible abordar luces de 60 ó 70 m utilizando unidades de vigas pertenecientes a luces mucho menores. 30. Sin embargo recientemente se ha abandonado la idea básica de que todo puente de vigas prefabricadas está asociado a vigas biapoyadas. Incluso. En este caso. ó a vigas que tienen una longitud igual a la distancia entre las pilas. Su ámbito de aplicabilidad ha variado recientemente.0. recurriendo a determinadas disposiciones especiales. acotaba su longitud. Los procedimientos para realizar uniones de continuidad entre dos vigas. las resistentes y las constructivas. Sobrepasar esas longitudes resultaba caro. Hasta hace poco años.

para los puentes de grandes luces. ha encontrado su puesto dentro de los puentes de luces de 30 m ó 40 m en puentes que sean muy largos para rentabilizar las costosas instalaciones de ejecución y colocación. ha reducido sus luces de aplicación. 3. han ampliado su campo de aplicación. como es una mayor separación de vigas que las prefabricadas. Fig..03 Puente sobre el río Mente o) r 50 r:=d}- I 11 50 11 "1 I 400 I =~ 3 00 ~ 11 5 11 . b) 1-. la prefabricación con vigas longitudinales era imposible.0Ab. para estos casos. Fig. las luces a alcanzar fácilmente llegan a los 100 m.11 15 16 25 Fig.¡ I 5~ ¿t-=-. pero de rendimiento resistente peor. 3. Fig. Fig. en sección cajón. 100 m ó 150 m.0. En cuanto al ámbito de luces que cubre este tipo de puentes. En estos casos se han utilizado siempre vigas "artesa". así como vigas más pesadas y menos perfiladas ya que aquí el peso y tamaño de las vigas es menos importante y conviene simplificar un encofrado que se repite pocas veces. 3.0.2b. La longitud de las vigas resultaba inmanejable y su peso excesivo. La prefabricación. debía tomar el camino de la dovela y la construcción el avance en voladizo.304 Los tableros formados por vigas honniganadas "in situ" presentan sus características propias..EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN les añade puntales o tirantes. Pero así como los puentes de vigas. es desde las luces mas pequeñas hasta los 40 ó 50 m. como hemos dicho. No se utilizan demasiado. De luces de 80 m.3. .. Su problemática es la de todos los puentes honnigonados "in situ" y por tanto muy similar al de las losas aligeradas.. A lo largo de mucho tiempo. Su industrialización puede hacerse a base de grandes cimbras apoyadas en el suelo o cimbras autoportantes.99 CAPITULO 3. también la dovela. 3.

en puentes de carretera.Fig. El peso propio y la carga muerta actúan permanentemente sobre el tablero y los esfuerzos que producen crecen rápidamente con la luz del tablero. Si estamos tratando con un puente de ferrocarril la situación es clara. Es el elemento generatriz del tablero y por tanto de capital importancia de cara a su diseño.01 a. la capacidad resistente requerida. 3. Este hecho determina la necesidad de eliminar aquella parte de la carga permanente que contribuye menos a soportar la carga. se pueden utilizar vigas doble "T" ó "artesa". El aligeramiento de la sección resulta crecientemente interesante con la luz.. la condición de las vigas de estar pretensadas y la clase de pretensado que conviene utilizar.1.1.PUENTES 100 Javier Man/erola Armisen 3. carga muerta y sobrecarga de tráfico. En el caso de utilizar vigas doble "T" la distribución de éstas en el tablero deberá ser lo más uniforme posible y la forma que deben tomar las vigas.Fig. La distribución de las vigas en el tablero depende del tipo de sobrecarga. las vigas deberán adosarse unas a otras con el fin de alcanzar. Las vigas deben tender a colocarse bajo los carriles de manera que la transmisión de la acción del móvil a las vigas se realice con el menor recorrido horizontal posible a través de losas intermedias. Si se trata de puentes de muy pequeña luz.Morfología y dimensionamiento En la sección transversal de un tablero de vigas. Para luces medias. La relación que existe entre la carga permanente y la sobrecarga determina la cuantía de la oscilación de los momentos flectores principales que actúan sobre las vigas. cual debe ser su separación y que cuantía de arriostramiento transversal debe conferirse al tablero son las preguntas que plantea el diseño de un tablero de este tipo. La losa superior debe ser poderosa para posibilitar el reparto transversal de la carga entre todas ellas. están vertidas casi todas las dimensiones resistentes y constructivas del mismo. Para analizar este problema debemos realizar previamente unas consideraciones sobre tres aspectos importantes del puente.. La relación que existe entre carga pennanente y sobrecarga. los momentos debidos a la sobrecarga son menores que los de la carga . mas resistentes que las vigas doble "T". a) b) Fig 3J01 Si se trata de un puente de carretera. donde la sobrecarga es mucho menor y puede instalarse en cualquier posición. los momentos debidos a la sobrecarga son mayores que los debidos a la carga permanente. entre todas.1. en su forma. 3.01 b. del orden de 30 ó 40 m. Como las cargas de ferrocarril son tan importantes se suelen utilizar principalmente vigas "artesa". Con estas últimas. Las acciones más importantes que tienden a configurarla son las directas verticales: pero propio.

Por el contrario si la oscilación de momentos flectores disminuye. no se suele exigir más que para puentes de ferrocarril donde la cuantía de la sobrecarga y la fisura- ción del honnigón aumentan las oscilaciones de tensión en los cables de pretensado y pueden aparecer problemas de fatiga. En puentes de carretera la exigencia de mantener las vigas en pennanente estado de compresión compuesta no tiene por que realizarse.1.02 Puente dela Torre Boro pennanente. Sin embargo mantener la viga en permanente estado de compresiones. Si los momentos flectores que actúan sobre la viga son muy variables deberemos utilizar secciones con gran radio de giro. es decir con grandes cabezas superior e inferior y almas delgadas.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN Fig. Los planteamientos constructivos interfieren con estas conclusiones. para asegurar que tenemos un estado de compresión compuesta pemlanente. con lo que para el caso de puentes de ferrocarril se acude frecuentemente al puente losa o a la sección cajón con aligeramiento interior. sino que además la viga es más ligera con lo que facilitamos el transporte y su montaje.\0\ CAPITULO 3. la exigencia de gran radio de giro desaparece para mantener el mismo estado de compresión compuesta. lo que establece el criterio de que la tendencia a disponer vigas con mucha fonna (de gran radio de giro) no sea tan urgente. Si planteamos una fabricación "in situ" la cabeza inferior de las vigas complica mucho la ejecución. 3. Si se trata de puentes de ferrocarril la relación entre momentos se polariza del lado de la sobrecarga por la cuantía de la solicitación exterior. dar fonna a las vigas interesa dado que no solo ahorramos pretensado por perfilar la viga a sus dimensiones de máxima eficacia resistente. . Esto viene al caso ya que para hacer frente a las tracciones debidas a estos esfuerzos variables contamos con el pretensado que es una acción constante o casi constante. En el caso de una prefabricación intensa.

03 representamos las posibles variantes de tableros de vigas que pueden producirse a partir del aligeramiento de la losa maciza. se llegan a utilizar vigas en "U" únicas. Esto es debido a la difusión del sistema. la losa. y su fonna. 8. En casos de puentes de no mucha anchura. El número de vigas es función de la anchura de la plataforma. Aunque el ancho real del tablero establece cual debe ser el número de vigas. 3. dado que por su mucha mayor rigidez a la torsión mejora los mecanismos de reparto transversal en el tablero. sección 13. Cuando disponemos vigas riostras transversales. También deberá aumentar el espesor de la losa superior pues su flexión crecerá por dos conceptos. Es evidente que cuantas menos vigas principales pongamos mayor deberá ser su tamaño ya que la cantidad de flexión longitudinal que cada una debe resistir será mayor. La sección tipo 6 es normalmente la mas adecuada para anchuras normales de tablero. Para puentes prefabricados son las soluciones 7. Con respecto a su respuesta resistente la viga "artesa" es más eficaz que la doble "T". Cuando se utilizan vigas prefabricadas en "artesa". podemos establecer las siguientes pautas. Por un lado la cOlTespondiente a la actuación de la carga propia y de la sobrecarga flectando entre las vigas longitudinales y por otro al aumento de las flexiones debidas al reparto transversal de carga. La práctica de disponer vigas riostras ha desaparecido prácticamente hoy en día. Las disposiciones 3 y 4 son muy poco adecuadas por la mala distribución de las luces de la losa superior. que fmman secciones cajón con el tablero. La disposición 1O solo se ha utilizado en alguna pasarela de peatones. 5 Y 6 sean más adecuadas para puentes hormigonados "in sihl". al espesor de la losa superior y a la disposición o no de vigas riostras transversales. Junto a estos criterios de carácter resistente se presentan los cOlTespondientes a la construcción. por su menor rigidez. tanto si se trata de vigas artesa como si se trata de vigas doble "T" y cuando se realiza la construcción "in situ" que cuando es prefabricada.1. El criterio de separar las vigas más o menos viene ligado al tamaño de las vigas en sí. . dado que la envergadura transversal de la viga es mucho mayor. presenta una magnífica resistencia a la flexión y la correspondiente a la torsión se logra con el par que se establece entre la cabeza superior e inferior. La sección 12 responde a este criterio. Esta tendencia se manifiesta con cualquier tipo de vigas. 4. La elección entre vigas doble "T" o vigas "ariesa" depende principalmente de las condiciones de fabricación. En general la viga "artesa" es más cara y más pesada que una viga en doble "T". a la posibilidad de manejar pesos mayores y a la eficacia obtenida en la elaboración de menos unidades más potentes. con dos vigas cajón se resuelve lo que necesita cinco con vigas doble "T". el número de vigas se reduce respecto a las que serían necesarias en una viga en do- ble "T".PUENTES 102 Javier Manlerola Armisen queda liberada de las flexiones de reparto transversal y son las riostras las que verifican esa función. 11 Y 12 las más usuales. -=4 TI ='~J"" o ® CID ® @ F' U'utJ Fig 3/.03 La simplicidad de la fonna de las vigas y de su encofrado hace que las secciones 2. La separación entre las vigas longitudinales ha crecido sin parar en los últimos años. En la figura 3.

\ Fig. cada una 1 JI I' X X IJ L.103 CAPITULO 3.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 3. En los tipos 1 y n. entonces.Tableros de vigas prefabricadas. h/L. 4. la viga prefabricada utilizada es la doble "T". mientras que en el tipo In es la viga "artesa" en "D" que junto con la losa forman vigas cajón. s s . muy altas. 3.---------. Luz del tablero Los dividimos en tres tipos. Es la magnitud más significativa ya que detennina la cuantía de la flexión del tablero. El dimensionamiento es similar en los dos primeros tipos. semi-apoyado o continuo. variando únicamente en problemas de matiz.1. Tipo de vinculación entre tramos sucesivos apoyado. 2. 3. total o parcial. 5.04. La situación de la losa respecto a las vigas puede ser adosada. Relación canto/luz..1. Tipo de firme y condiciones funcionales (peralte). según sea la forma de la viga prefabricada y la situación de la losa respecto de ellas. r Bo Con vigas doble "T" los problemas de continuidad son mas complicados. Tipo de arriostramiento transversal. tablero tipo 1. cuyo valor es fundamental para establecer la eficacia de un mismo arriostramiento en el reparto transversal de cargas. Luz del tablero.~r~~l ~ol~' s----. éste será más eficaz cuanto menor sea la relación ancho-luz y viceversa. las luces máximas que se alcanzan con este tipo de tableros cuando se realiza la continuidad entre las vigas pueden alcanzar los 60 m ó 70 m de luz. Ya sea debido al peso propio y a la carga muerta o sea debido a la sobrecarga. En el tercero el dimensionamiento difiere más. Las variables significativas en el dimensionamiento son las siguientes: 1.3104 TIPO 1Ir .1. Fig. 500 Kg/cnl a 600 Kg/cm2 y la forma adecuada de la viga es la "artesa". Clase de pretensado que se utiliza. Las resistencias de hormigón necesarias son.s .. Su relación con la anchura del mismo determina la relación ancho/luz.1. ó superpuesta tableros tipos n y IlI.l. s J TIPO Ir F?~\~\~i~~~~-l~. Para un mismo tipo de arriostramiento transversal. Como ya hemos dicho.

El área de la cabeza inferior influye también en la esbeltez del tablero. para vigas doble "Too. lo que hace que su canto varíe proporcionalmente a la luz.. Es claro que cuanto mayor sea el valor de S menor será el número de vigas en el tablero y por tanto mayor cantidad de peso propio. En primer lugar tenemos la separación S de las vigas entre sí.1.104 PUENTES Javier Manterola Annisen h*Areo/S o4 I---I----!----I---j-----f--I--I--j---+--j---.- . siendo menor cuanto menos esbeltas son.------ o3 I o2 o1 --- V --- - V ~ V ~ V V ----- V _•.---. L(m) 16 .--- --- V /" V L 25 20 30 35 40 (n) 45 Fig 3J06 de las vigas del tablero están solicitadas predominantemente a flexión./' O2 - O 1 ---- 5 10 15 -------- ¡.a' +--a" 2 La cuantía de pretensado en el tablero depende a su vez en la esbeltez de las vigas.LC. deberemos aumentar el área de la cabeza inferior para que esta sea capaz de almacenar la gran cantidad de compresiones introducidas por el pretensado necesarias para hacer frente a las fuertes tensiones de tracción producidas por la sobrecarga. Figura 3. alrededor de h =. carga muerta y sobrecarga recibirá cada una de ellas.----. Su va l or OSCl'l a entre -L < h < -L.--. Por el contrario en el caso de esbelteces pequeñas podremos redúcir el área de la cabeza inferior: a+e Area = a.04. La conjunción de estas variables hace que una media estadística de la esbeltez nonnal en puentes de vigas prefabricadas oscile.---------.. Si manteniendo la misma separación entre vigas deseamos aumentar la esbeltez.V h=L/18 7 h=L/15 6 L (n) 5 10 15 20 25 30 40 35 45 Fig 3J05 h*Areo/B O4 O3 /' . 30 10 Sin embargo esto depende de muchas variables que vamos a examinar.

Para el caso de vigas en "1]" representamos el producto del área inferior por el canto dividido por el ancho de tablero.6 h -z-- 2. vainas el=~-6 cm 9 36 S= L(m) +2 m 36 e"=0. lo cual ha quedado obsoleto dado que el coste de ejecución de las vigas riostras transversales es mucho mayor que el beneficio resistente que producen.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN Para tableros de vigas muy separadas. Separación entre vigas S y espesor de losa e" Así como hemos visto la intenelación que existe entre la esbeltez del tablero. como conesponde a los horrnigonados "in situ" la esbeltez es menor. En general el valor de e" oscila: ~~e"~~ 20 15 en donde se supone que no existen vigas riostras transversales en el vano. transporte y colocación. no la distancia entre los ~jes. el área de la cabeza inferior y la separación entre vigas. El aumento de la resistencia de los hormigones de las vigas prefabricadas. Mantiene la losa superior a la altura de la cabeza de compresión de las vigas.06. referido a la luz del puente para el caso de tableros de vigas doble "T". Dentro de las esbelteces nonnales. En el caso de que se utilicen vigas "artesa" y para este caso exclusivamente.7 -z-- es mayor que para puentes 1 L 15.07. mientras que en el otro caso deben cargar además con el trab~jo del reparto. representamos el área de la cabeza inferior (Área). En primer lugar observamos que existe una tendencia frecuente a separar cada vez mas las vigas. El valor del espesor e" no debe bajar de 20 cm. lo cual es muy adecuado desde el punto de vista resistente del tablero. con de con hArea S h 1 el producto L 18. ya que entonces se reduce el número de operaciones de honngigonado. Para puentes. Por el contrario tableros con vigas muy próximas y con grandes cabezas inferiores pueden alcanzar esbelteces de hasta h z Ll30 . ya que cuando estas existan la losa superior reduce su papel a puentear la luz entre las vigas longitudinales. Su valor quedará influido por la existencia o no de suficientes vigas riostras transversales intermedias. e=~+5 cm+diam.6 el Establece además siempre un aniostramiento transversal por medio de cinco vigas. llegando a h z Ll10 cuando las vigas eliminan la cabeza inferior para facilitar su ejecución. Podemos observar dos hechos importantes.5 ó 0. figura 3. Dimensionamiento de Y. Para tableros de lOa 12 m de anchura se está . La razón que encontramos para ello es la economía que se consigue en la construcción al realizar pocas unidades de vigas. lo cual supone como ya hemos dicho la existencia de medios de colocación más potentes. Este parámetro es idéntico al anterior. fenallado. esta posibilitando las separaciones muy importantes. Como es lógico el producto hArea S crece linealmente con la luz del puente. Guyon Guyon establece un dimensionamiento muy académico para los tableros de vigas prefabricadas doble "T".1. situadas 2 en los apoyos y 3 intermedias situadas a cuartos y en el centro de la luz. pero presenta dificultades de ~jecución en los puentes con peralte transversal. El espesor medio de la losa e" depende de la separación entre las vigas longitudinales ya que el trabajo a flexión transversal crece con S. Con vigas "artesa" las esbeteces son mayores. figura 3. los puentes con h z Ll20 son esbeltos y con h z Ll15 son un poco pesados. 1. En la figura 3. Por debajo de este valor resulta dificultosa la colocación de annaduras y la conservación de los recubrimientos.05.1. la sepa'" ración "S" a considerar para el dimensionamiento de la losa es la distancia entre las almas de las vigas.105 CAPITULO 3. vamos a ver ahora la relación entre la separación de vigas S y el espesor de la losa e". aunque estos casos son muy raros y costosos. o mejor aún su producto por el canto dividido por la separación entre vigas.1. sobre todo cuando se utilizan vigas "artesa".

constituida por toda la losa superior. puede oscilar alrededor de lOa 14 cm si la viga se pretensa en banco. de luz. 10 que establece la necesidad de hacer losas transversales prefabricadas nervadas. Para vigas del orden de 30 a 45 m. sería superponer demasiado material si llevásemos el mismo criterio y el dimensionamiento de B o dependerá de las tensiones de compresión que se producen en la viga durante el proceso cons . Fig. 3. tipo n.J /07 utilizando una sola viga artesa por todo el ancho. habida cuenta que las vigas prefabricadas tienen su anchura controlada por las necesidades del transpOlie. figura 3.(13). La problemática de estos puentes se parece mas a la de los tableros cajón que a las de viga. La razón para ello es clara. las razones constructivas las que lo determinan. figura 3. tipo 1. Guyon. Un espesor nonnal para puentes pequeños. del orden de 15 a 22 m.1. En el caso de tableros de gran anchura.1.1. En el primer caso suele oscilar alrededor de Bo""O. Espesor de! alma de las vigas e El espesor del alma de las vigas prefabricadas no viene casi nunca determinada por condiciones resistentes sino por problemas constructivos. 3. Son. ó que se superponga sobre la viga. conviene extender lateralmente el ancho B o para reducir el tamaño de la losa "in situ" que se honnigona entre cabezas. es superabundante para resistir las compresiones de flexión de las vigas longitudinales. aumentando hacia 20 cm si existen cables de pretensado en su interior.02. 26 m. ligeras para el transporte y la colocación y que completan su necesaria capacidad resistente con hormigón "in situ" conectado. Generalmente la cabeza superior del tablero. LOS. En el segundo. la utilización de dos vigas "atiesa" detennina luces muy impOliantes para la losa transversal. con lo cual los voladizos transversales son muy importantes. el espesor del alma oscila entre IS cm y 22 cm Allchura]Jo de la cabeza de compresióll de la viga La anchura Bo de la cabeza de compresión de la viga varía según que el tablero se construya en prolongación de las alas. siendo en este capítulo donde hay que buscar las referencias a este tipo de problemas. que utiliza postensado curvo. El pequeño espesor que plantea el problema resistente queda claramente por las necesidades de aumentado honnigonado.04. En el primer caso. con cables adherentes que no pasan por el alma.S h mientras que en el segundo su tamaño está próximo al de la cabeza inferior. de colocación de annadura complementaria y de la de pretensado. Por esta razón en el dimensionamiento dado por Y. y viene realmente detenninada por la materialización del tablero de rodadura. interviene el diámetro de los cables.PUENTES 106 JaJ'iCr Aíollterolo AI'lIJlsell I 111 11 111 Tr 11 11 T 11 11 1 1 11 11 1 11 11 1 11 11 1 ~ I --1 111 [1 ~ 1 Fig .04. por tanto.. Fig.

..J -.. 1 ....:.. I .......'1 f) ....2 53 PUENTE DE HUERNA L = 40 53.. 070 00 n ¡---292¡ e) L ~Im~ 3 25 L...1 1_...2 53-..1.-.3 25 3 25 3 25..3 35 ----L... 3 35-----l lOOr¡ r1 f r¡'00 1':J...2 5 3 .EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 1 00 ~f o) 1 80 --l L L..1 I I O 7 0 U .... .' 1 .._ 2 975 _1.1... ...2 5 7 0 .2 53-L.2 L.... VIADUCTO TORRE-BARD 70 O 70 U 2 975 . . .40 J 1) 53~2 53.' ..L.lo 015 015! 1 070~ 050~406-406 VARIANTE DE ALCALA L = 24 70 027 ~1 50 --l ------LJ O 50 4 06 00 n d) 1.107 CAPITULO 3 .. ~: ~ " A ~~7! c'f ~ <1P4(..1 ' 30 'OO 100il 020 ri 1: = JI 1 r]o L b) 020 !020 O 903 3 35..m J -----L _L ----l...L O 90 L = 40 00 AUTOPISTA BARCELDNA-TARRAGDNA t LW 1 35 .1 .. ....---J-..2 L = 40 00 r1 1 3 0 r .2 53.1 3 4 0 .... PUENTE SOBRE EL RIO MENTE L 90 00 r1 ( PUENTE PDRTlCO CON PUNTALES INCLINADOS ) Fig 3108 ...L.. 40.lo 2 975 --L.~ lj ------1300------.

109 Viaducto del Huema tructivo.3 a 0. Sin embargo el tablero tipo II presenta cIaras ventajas cuando el tablero tiene peralte transversal o cuando se desea dar continuidad longitudinal entre tramos. la viga trabaja con un canto menor durante las mismas. ya que ésta trabaja con todo su canto durante las fases de construcción. Sin embargo hay que tener precaución especial en este último caso. representamos un conjunto de tableros fom1ados por vigas prefabricadas. mientras que en el caso de tablero sobrepuesto.PUENTES lOS Javier lv/anterola Armisen Fig 3. Los inconvenientes.04. este tablero tiene un mejor repario transversal de cargas que otro formado por vigas doble "T". También queda aliviada la losa superior de las flexiones producidas por la carga directa debido a la menor luz libre de dicha losa. Tableros de formas especiales Así como la continuidad entre vigas longitudinales y la utilización de resistencias de hormigón muy elevadas. del orden de 500 2 Kglcm 2 a 700 Kg/cm . que con el tablero forman vigas cajón.08.4 h. Por su mucha mayor rigidez a torsión longitudinal. es mejor utilizar el tablero adosado a la viga. se uti- liza cada vez con más frecuencia. En este caso el ancho Bo no sobrepasa normalmente los valores de 0. (1). comprobando la seguridad al pandeo lateral de la viga durante las operaciones de izado o lanzamiento Tablero sobrepuesto a la viga o tablero en prolongación de la viga. figura 3. Esto hace que normalmente este último tipo de tablero necesite un canto un poco mayor que el anterior. van siendo resueltos por la prefabricación masiva y con la ayuda de medios de montaje mucho más poderosos. En general. En la figura 3. Utilización de vigas cajón prefabricadas La utilización de vigas en forma de "D". Las ventajas se derivan de su planteamiento resistente.1. ha pennitido alcanzar luces grandes con vigas prefabricadas de peso . para el mismo alTiostramiento transversal. del orden de un 5 a 10% mayor. En comparación con los tableros formados por vigas doble "T" tiene sus ventajas y sus inconvenientes. desde el punto de vista resistente.1. lo que ha desplazado casi totalmente a la disposición anterior. derivados todos ellos de la mayor dificultad de fabricación y del mayor peso que determinan.

1 /11 Fuellte sobre el do ¡f//ellte b) . nodos) PUENTE DE BOCAIRENTE L=90 DOn (con ayuda de ti rontes ) Fig. nc 1. !\ \\ //.EL TABLERO DE VIGAS DEHORM/GÓN 25 70 \u 'v' ~. JI/O Fig: .'"y o PUENTE SOBRE EL RIO I~ENTE L=90 DOn (con ayudo de punto I es . \\ ¡'f /f - ~ ni .109 CAPITULO 3 .

Las losas superiores se convierten entonces en gruesas y pesadas. placas continuas. Este hecho ha determinado. placas nervadas.1. En cuanto a la fonna de la seCClOn transversal de la viga. ó utilizar un apuntalamiento transversal que puede realizarse con placas prefabricadas inclinadas. Sin embargo esta fonna no tiene por qué ser exclusiva. Para aligerarlas se han dispuesto ó bien losas nervadas con lo que se pueden obtener voladizos de hasta 5 m de luz y más. 3. 3. si es necesario. Son algo .PUENTES 110 Javier Manlerola Annisen !J.1 Ob. muchas veces. también la seCClOn transversal puede realizarse con una sola viga longitudinal tipo "artesa" hasta anchuras impOliantes de tablero. con la forma que se desee. vigas con fondos curvos dan lugar a dinteles más expresivos si es ese el deseo que quiere gobernar el diseño. la con'espondiente a la viga "artesa" es muy buena desde un punto de vista resistente. dado que la anchura de las vigas no puede ser muy grande por problemas de transporte.0Sa. @f r-OEFENSA-!r1POSTA cosr IllAS o VOLAOI ZOS PREFAERICADOS DESPIECE Fig 3. la necesidad de disponer grandes voladizos transversales. puntales aislados. Este apuntalamiento lateral puede adquirir cualquier forma. Fig.1. fácil de construir y perfectamente válida para puentes rectos o curvos en planta. que sirven de apoyo a la losa transversal reduciendo considerablemente su tamaño. Fig. etc.112a y longitud controlada. del orden de 13 m Ó 14 m.

3114 .I-~ ·r .' ~ J··I.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN .Jll CAPITULO 3..ii !' e.'. Fig 3113 b Fig31I3 a b) Fig. cl !:i .

además. los cuales tienen una mucha mejor distribución del material para resistir momentos flectores positivos en el centro del vano y momentos flectores negativos en apoyos. con viga "ariesa" de fondo cmvo. 3.1.1. sigue la triangulación fundamental que se apoya sobre columnas. Debido a la gran oblicuidad del paso. se dispuso un empanilIado triangular de vigas doble. con canto de 1. a la cual se le añade. Así como en estos. 3.1. Es un puente de vigas. pero funcionan muy bien desde un punto de vista resistente.13 se extiende el problema a luces de 90 m. las cuales facilitan su ejecución. Aumentar las luces a 60 m ó 70 m necesita utilizar vigas mas pesadas.1. Estas ménsulas se disponen. como en la representada en la figura 3. que además de permitir luces mayores. La forma idónea apenas se insinúa. cuando utilizamos vigas doble "T" y. Este tipo de tableros tiene una ventaja clara respecto a los prefabricados. con vigas cuya geometrías conesponden a vigas biapoyadas del orden de 30 m ó 35 m de luz. evita los grandes espesores que serían necesarios en la losa para salvar las luces entre vigas principales. casi siempre son continuos.5 m. Entre ellos encontramos en la Fig. En la Fig.1. . 3. Consecuencia de la misma tendencia a simplificar el encofrado tenemos la concentra- De la misma manera el dimensionamiento de las almas no viene detenninado por ninguna razón resistente sino por simplificar el encofrado y su descimbramiento. El primero y principal. apoyadas en el suelo o autoportantes. Una segunda triangulación secundaria. incluso para el peso propio.2. La esbeltez de este tipo de puentes es.13.15 se presentan una serie de puentes de vigas honnigonados "in situ". por tanto. Si las separaciones nOlmales en puentes de vigas prefabricadas no pasan de 3.1. Fig. para completar la anchura del tablero. pero sin mucho éxito.18 10 Existen muchos procedimientos para aumentar la luz de puentes de vigas prefabricadas sin que los pesos a utilizar sean imposibles de manejar. La complicación en el encofrado que representa una distribución de masas tan estrictas como las conespondientes a las vigas prefabricadas. En la figura 3.14 o toma una disposición clara para facilitar el desencofrado como la representada en la figura 3. Las uniones entre vigas son similares a las ya descritas. donde se han desanollado extraordinariamente las cimbras móviles o fijas.112 PUENTES Javier Manterola Armi5en más difícil de construir. Con hormigones de 500 Kg/cm 2 ó 600 Kg/cm 2 se pueden saltar 45 m ó 50 m.6 m y 1 m de anchura.1. En este caso el vano se resuelve con tres vigas de 30 m.Tableros de vigas hormigonados "in situ" La fOlma estricta de las vigas de los tableros prefabricados desaparece casi completamente en los puentes de vigas hOlTnigonados "in situ". 3. pequeña ya que oscila entre L L -::. En la Fig. cOlTespondientes a luces de vigas biapoyadas del orden de 40 m de luz. en el caso de puentes honnigonados "in situ" pasan todas de 5 m.1. hormigonadas "in situ" un poco especial. la mayoría de las veces incompleta. en este caso.15. 3.. en "cruz" para atender con una sola pila a dinteles de autopista muy anchos..14. la continuidad estructural entre tramos es poco frecuente. alcanzando los 16.12 representamos un dintel. en este caso y debido al procedimiento constructivo utilizado. la utilización de pilas con ménsulas transversales. mayor radio de giro y menor peso. situado en las cercanías de Madrid. 3. costillas transversales o placas laterales aligeradas ción máxima de la rigidez a flexión longitudinal en pocas vigas bastante separadas entre sí.1. con lo cual el peso de los elementos a manejar es bastante mayor.16 presentamos el puente de Mauricio Legendre. En la fig. Este tipo de estructuras quiere hacer la competencia a los tableros losa con aligeramientos interiores circulares o cuadrados.h::. Su utilización se ha realizado preferentemente en Alemania. utilizando un apoyo intelmedio el puntal inclinado para reducir la longitud de los elementos a montar y los esfuerzos de la viga.25 en el caso del puente Obereisesheim. se eliminan los apuntalamientos provisionales. encarece considerablemente unos moldes con muy pocas utilizaciones. lo que establece una mucho mas equilibrada distribución de los momentos flectores longitudinales. constructivo y estético.

:¿2T~ .~Z2Z?':<?Z...EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 1 11 .i'F LU-o L 60~5 58 2 30----'-210 1 I I 2 10.. .'11111.'111 11 1 " .2Zc2Z:.: :.¿2:<2:?2 ?2l~.Z:¿¡1:!2Z2Z:i =".2 60 CARRETERA DE CIRCUNVALACION DE SINZIG ( 1967) L 150 1'"1-.113 CAPITULO 3.= ¿Z:i 02 ZIr1:<?2.115 ..:1"2~l:..11111... 3.s-ib-=~= YIIS e) 162S---------J PUENTE EN LOS ALREDEDORES DE DBEREISESHEIN L = 39 DO n h/I 1/13 d) L-J 170 GIFHDRN . 88J PUENTE DEL VALLE DEL RISS (1954-1955) L = 3B 00 n h/I 1/17 Fig..l---S2S---J PUENTE SOBRE LOS TERRENOS CONTIGUOS AL PUENTE DEL RIN (1953-19551 rl 7S I 850 I 50 6 '4 = 7500 n h/I 1/25 1 7S¡ '¿i"'¿i¿¿á'2~¿i¿¿r~6S L2e8 fo L f) 1.-----11 10----~.11 SO 27 DO n 1 4 b) J h/I = 1/16 B 11 SO ------. Z/: .~5Z:1'2/2m¡Z~1:!3'foZ:?Z:.11. .2/ C¿/'2/ Z?: .-1-"'tI 1 SO 1 00 c~:c=zi).:.-).z~mZ ~:~0~3~5~.1:<.L--s 30----1. " " r ! 1 es o) --l VIADUCTO SOBRE EL VALLE DE LENNE ( 19671 L = 45 DO n r I 7S 1 1I SO 1 7 SO h/I 1/24 11 75 1 7 SO ouib~wI'III~'~~!c2~m'sssssoS'.111.".1-----.CARRETERA DE CIRCUNVALACION (1965-19551 L = 25 DO n h/I 1/17 e) 25--.1111111'.'2 Z)¿':<.1 11111.

PUENTES Joviel Monte/ola Annisen 12221-~2221--r-2221-¡-2221~2221~-22211 P-2 P-IO p-g P-I iA SECCION A.A PUENTE MAURICIO LEGENORE Figo J r 16 Puente de Mouricio Legendre .

1.3JI7 .' -'- a) ¡ '- '- b) Fig. situada sobre las pilas. Figura 3. Las vigas longitudinales se apoyan por medio de apoyos de neopreno sobre vigas transversales situadas sobre los pilares y sobre (entre) ellas se honnigana el tablero. Se pueden disponer uniones a "media madera". dentro del espesor del tablero.1BLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 3. Su misión es ocultar la viga cabezal. I El pavimento supenor necesitará una junta de dilatación encima de las pilas que permita los movimientos longitudinales del tablero por temperatura..1.3. Tableros simplemente apoyados.17 d.' -'- . Esta unión encarece las vigas por la armadura complementaria que es necesario disponer para resolver los esfuerzos locales que allí se produce.EL T. Il 11 I I .Moriología longitudinal. La distribución longitudinal de la inercia de las vigas puede ser constante o variable. vinculaciones normales entre vanos de vigas prefabricadas Las vinculaciones que normalmente se utilizan entre tableros formados por vigas prefabricadas son de tres tipos. fluencia y retracción. tableros semi-continuos y tableros continuos.115 C.lPJTULO 3. Tableros simplemente apoyados Es la disposición mas usual.

Se puede realizar tanto en tableros que tengan la losa adosada al nivel de la cabeza de compresión de las vigas o sobrepuesta a ellas.1. Para ello se elimina la annadura de cercos y se interpone un . Tableros semi-continuos Estas uniones consisten en establecer la continuidad entre los vanos.1. Las vigas quedan separadas y apoyadas sobre las pilas. La presencia de juntas de dilatación del pavimento en el extremo de cada uno de los vanos.18. Esta unión tiene como misión eliminar las juntas de dilatación del pavimento.116 PUENTES Javier Manlero/a Armisen o) f~( b) t ) e) Fig 3. exclusivamente a nivel de la losa superior. La losa se desconecta de las vigas en una determinada longitud. proporcionando una rodadura mucho mas confortable. convierte a la conducción incómoda lo que determina que prácticamente ha desaparecido su uso. no es cielio. Pero debido a la envergadura transversal de este tipo de puentes el asiento transversal de las pilas puede no ser constante. En este último caso es mucho mas cómoda la disposición de las armaduras de continuidad situadas en la losa. Figura 3. En este caso este descenso diferencial introducirá unas torsiones en el tablero que producirán una serie de esfuerzos de flexión y torsión en vigas y sección transversal que en general son pequeños en el caso de vigas doble T y significativamente mayores cuando se utilizan vigas cajón. Si el asiento de la pila en su conjunto es un descenso vertical exclusivamente. el tablero es isostático. en general.18 Este tipo de tableros suele suponerse isostático a efectos de los asientos diferenciales entre pilas y esto.

Estos valores serán tanto mayores conforme aumenta la luz L. a la carga muelia y a la aplicación de la sobrecarga actuando sobre la longitud desconectada L.:7 00 --¡ : ±=. Fig.18c. c) Los correspondientes al peso propio de la losa. De esta manera se consigue proporcionar a la unión una detenninada flexibilidad que le permita hacer frente con seguridad a los siguientes esfuerzos: fuerzas son instantáneos y son tanto mas pequefios cuanto mayor es la longitud desconectada L. b) Los cOlTespondientes a los giros de las vigas como consecuencia de la acción de la sobrecarga sobre los vanos. ------ooo.1.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN material inerte que impida la adherencia entre el honnigón de la viga y de la losa. Para luces del orden de 30 ó 40 m..31I9 0_ f ) / . pero en general crecerá con la luz del tablero.':1 F: ~ ooooooooooo_. 3. Por tanto la longitud L de la zona desconectada depende del compromiso a encontrar entre unos efectos desfavorables y otros favorables. Estos es- I I 11 11 _ 1_ M( t ) b) Arnadura pasivo Pretensado . Debe tener un detenninado espesor para impedir el contacto entre los dos hormigones.--- Soldadura _o o-o Pretensado Fig.oo. Estos giros producen unos esfuerzos tanto menores cuanto mayor es la longitud L de la losa desconectada de las vigas. la longitud variará entre los 2 y 4m. una longitud adecuada puede oscilar alrededor de 1 a 2 m. a) Los cOlTespondientes a las defonnaciones impuestas por la fluencia y la retracción del hormigón que producirán giros en los apoyos en función del tiempo.117 CAPITULO 3. Para luces pequefias del orden de 15 a 20 !TI.

118 PUENTES Javier Nfanlerola Armisen Los momentos flectores que se producen en la losa superior se resisten nonnalmente con armadura pasiva. que funciona como tableros simplemente apoyados.. No ocurre lo mismo para el peso propio.--+~. si son de neopreno aumenta también. - - - -. deben añadírseles los de sobrecarga. ~~ P ~ P . Figura 3.. con lo cual el tamaño de los apoyos.--._.-- -++ ~-~~. lo cual mejora mucho el confort de paso.. que modifican a lo largo del tiempo los COlTespondientes a la carga permanente en el instante t=O. En caso contrario serán negativos._~--~ ~-~._.. Un problema asociado a esta unión es el hecho de que la dilatación del puente se acumula vano a vano. de manera que para las acciones de carga muetia y sobrecarga el puente se compOlia de la misma manera que A estos esfuerzos en el empotramiento...><. en los tableros contimIOS se establece la continuidad estructural tanto en la viga como en la losa.19..-- ---- o 2p e) _.--. El annado de la continuidad entre vanos contiguos puede realizarse de diferente manera._---_. Su signo podrá ser negativo o positivo según sea el estado tensional que exista en las vigas para la hipótesis de carga pennanente._~-~- Fig 3J20 - .--.:. .-~+-~ •• -. -. ~. Por simple disposición de annadura pasiva tanto en la losa superior como en el talón < b) Q ) / ~~ ~~. Las juntas de dilatación se disponen solo en los extremos del puente... un puente continuo. que prácticamente no cambia los esfuerzos que éste tendría si su vinculación fuese simplemente apoyada.:' -. correspondientes a las deformaciones de fluencia y retracción del honnigón. En el apoyo aparecerán unos esfuerzos M(t).1. con continuidad sobre el apoyo Si en los tableros semi-continuos. la continuidad estructural se realiza exclusiva~ mente a través de la losa. la cual proporciona un pequeño momento de empotramiento en el tablero.-._.-.- --- ++~ - ~~ • • • --. Tableros continuos. Si el puente es muy esbelto y el estado de tensiones en la cabeza inferior es superior al de la cabeza superior las vigas tenderán a levantarse del centro y aparecerán momentos positivos en la unión.

121 En la primera fase se colocan las vigas sobre apoyos provisionales.1. Las fases de constmcción son las siguientes.119 CAPITULO 3. En cuanto a los mecanismos de transferencia de la carga entre las vigas longitudinales y la viga riostra.a.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIG6N inferior de las vigas.19 f Yg. salvo la pequeña carga cOlTespondiente a la ménsula P. En la segunda fase se honnigona la viga riostra y la losa superior entre vigas. t=O. En la tercera fase se eliminan los apoyos provisionales. El mecanismo de transferencia de carga entre vigas y riostra se realiza a través de las llaves dejadas al efecto. Figura 3. Este se puede establecer por medio de cables "sombrero". 3. que mantienen pretensado todo el tablero. Fig 3. La unión entre vigas prefabricadas puede realizarse también por medio de pretensado. La transmisión del cortante se debe realizar entonces por la armadura pasiva de cosido y los redientes que deben dejarse al . los cuales deben estar sobre gatos o cajas de arena para poder eliminarlos con facilidad. para la carga de peso propio. no existen esfuerzos de compresión entre vigas.1. problemas de constmcción por lo que no son demasiado utilizadas. Esta disposición de la continuidad es muy cómoda de realizar y por tanto está bastante empleada. Estas uniones. sin embargo.1. o cables COlios dispuestos para este cosido o por prolongación de cables de las vigas dispuestas precisamente para este fin. Un problema complementario a destacar en este tipo de uniones continuas radica en la transición entre el apoyo provisional y definitivo de estos tableros. presentan.19. Fig. Figura 3.20. por rozamiento y adherencia entre viga pretensada y viga riostra y por la annadura complementaria. El único problema que se plantea es la transferencia de la carga de los apoyos provisionales al definitivo ya sea para las hipótesis de peso propio como para sobrecarga.

En cuanto a la flexión se resolverá por la armadura pasante superior. se coloca sobre ella la viga 2 por intermedio de un apoyo provisional 3. Debe existir una relación entre la luz Ll y L2 Y L para evitar el vuelco del tramo sobre pilas durante el proceso constructivo cuando estén ~ ( ~ ) f . Tableros continuos tipo Entre las vinculaciones longitudinales que hemos visto hasta ahora siempre la unidad de viga saltaba entre dos apoyos fijos. Tendremos un dintel continuo nonnaL Gerbel~ Este tipo de tableros se suele utilizar cuando la luz L que se desea salvar con las vigas prefabricadas es mayor que la longitud de la viga. de inercia constante o de inercia variable. damos continuidad a la unión.. El peso y tamaño de esta viga configura. Se compone de tramos sobre pilas y tramos intermedios apoyados sobre los primeros. puede llevar asociada la necesidad de disponer apoyos intermedios provisionales o proporcio El tramo sobre pilas puede ser "in situ" o prefabricado.120 PUliNTES Javier klal1/erola Al1l1úel1 colocadas las vigas de un solo lado.1. 3. más que su capacidad resistente las luces habituales de este tipo de puentes.23 representamos el procedimiento nom1al de construcción y vinculación de esta tecnología. los cuales comprimirán el hormigón y contribuirán muy eficazmente a evitar el deslizamiento entre viga prefabricada y viga riostra.~ V deta . Su fabricación dependerá del peso que destaca y de los medios de construcción. podremos eliminar la servidumbre del doble soporte. Una vez colocada la viga 1. Esta tipología está en desuso. La estabilidad de la viga 1 ante cargas tan disimétricas. con contimtidadjitera de los apoyos Para la sobrecarga existirán momentos negativos encima del apoyo. Las uniones entre tramos son obligatoriamente a media madera.22. hacemos como en la viga Gerber obtenemos luces mayores con vigas mas pequeñas y ligeras. Pero si además en lugar de dejar una articulación permanente entre vigas. En la Fig. efecto en los extremos de las vigas. Pero si en lugar de intentar saltar entre pilas con la unidad viga. Figura 3.1 - .- (E) detalle - - 2 I 5 [ Ú tJ2[ deto I le j l .1. Tableros contim/os.

3. 12.J Puellte de la Acebosa (Calltablia) .EL J:4BlERO DE V/CAS DE HORM1CON J :-- - ! G) e) Fig.121 C4P1TUlO 3. .

d) Tipo de cargas.tablero bi-apoyado -. Admitimos también que los movimientos de los soportes. tiene su pretensado o annado superior para resistir las acciones anteriores. en la parte superior por la disposición de postensado o chapas metálicas. lo cual es la sihlación más frecuente en casi todos los puentes. 3. La sujeción superior e inferior impide el movimiento de la junta durante el fraguado del honnigón.. En ningún caso supondremos vinculación de empotramiento entre pilas y tablero. El tablero oblicuo o curvo cuya problemática participa de la de los puentes rectos.122 PUENTES Javier NJan/erola Armisen nar estabilidad en la unión entre la pila y la viga 1 pOI' pretensado vertical. cubran o no toda la superficie del tablero y ambas verticales. Por una serie de vigas riostras. . b) Condiciones de vinculación en el contomo. doble "T" o "U". Consideramos tableros rectos Ulllcamente. La unión entre las vigas. Sobre esta viga. • Honnigonado de la junta entre las vigas en las que se han dejado dinteados. En esta placa se dispone la annadura y ó el pretensado longitudinal que completa la capacidad resistente de la sección de apoyo. Cargas puntuales y cargas unifonnemente repmiidas. En este caso las dos únicas variables que consideraremos de vinculación son las de tablero simplemente apoyado o tableros continuos. Comportamiento resistente Un tablero de vigas es una estructura compleja. son lo suficientemente pequeños como para que no influyen en la respuesta resistente de éste. presenta características de comportamiento palticulares debidas a su geometría. siempre en voladizo. o tener continuidad estructural con los vanos contiguos. La unión entre las dos vIgas se puede realizar siguiendo los pasos: • Pretensado inferior de continuidad. Las cargas que vamos a considerar aquí se reducen a dos tipos. Suponemos siempre que el tablero presenta dos bordes libres. El tablero podrá estar fonnado por una serie de vigas longitudinales con sección transversal en "T". Por una losa transversal que materializa la platafonna y que siempre consideraremos solidaria con las vigas a efectos resistentes. más o menos espaciadas y que se distribuyen unifonnemente a lo largo de la luz y que pueden existir o no existir. por piezas especiales lo que incrementa el par resistido en la unión. • Sujeción de las cabezas de las dos vigas. bajo las acciones que les transmite el tablero. Los otros dos bordes del contomo podrán estar simplemente apoyados en las pilas . lo que dará lugar a los puentes pórtico. c) Distribución de rigideces en planta. con un claro comportamiento espa·· cial cuya respuesta bajo las cargas veliicales depende de un conjunto de variables entre las cuales las más significativa son: a) Geometría en planta del tablero. puede experimentar a lo largo de la vida del puente momento positivo y negativos. En general. los negativos. La variable más significativa en estas condiciones es la relación entre el ancho y la luz del tablero. El postensado inferior soporta los positivos y el pretensado o annadura pasiva longitudinal superior. La viga 1. se colocan las placas prefabricadas superiores y el honnigonado superior.Tablero de vigas.2. ya continua. afundado o no. la mayoría de los códigos de sobrecargas de puentes de calTeteras pueden referirse a estos dos tipos.

Esta respuesta la podemos suponer obtenida por la suma de otras tres. ¿ 6 7 1I x= 20.02d..L . ! l * J. ¿ J. J. El único elTor que se comete en este caso es el haber despreciado la defol111ación por esfuerzo cortante de las losas que constituyen el tablero. Este procedimiento no sería interesante en el caso de que se pudiese obtener expresiones generales que acotasen la influencia de las distintas variables enumeradas. * 24 lj ~ Fig 3201 Con respecto al tratamiento a dar al problema conviene tratar con ejemplos concretos de tableros. Bajo esta solicitación el tablero experimentará una serie de giros alrededor del centro de esfuerzos cortantes y una distribución lineal de tensiones longitudinales de las cuales representamos la de la sección central.02 representamos la respuesta en corrimientos y tensiones longitudinales O'x en el centro de la luz. Si en estas condiciones aplicamos la teoría de la viga al cálculo de la respuesta.2. Los cOlTimientos reales totales en el tablero se representan en la Fig. 12 k + J.2. Por último tenemos los cOlTimientos y tensiones longitudinales debido al hecho de que la sección transversal no es indefonnable. J.. 40.02e. Figura 3.- Descomposición de puesta resistente la res- En la figura 3.0~ + + J.j. tendremos una flexión cilíndrica y un estado tensional constante a lo ancho del tablero.2. figura 3. pero este no es el caso. 3.00 l\I 20 Ó l ¿ 1 J. cuando se le solicita bajo una carga puntual de 100 T.2.2.2. como hemos supuesto en los dos casos anteriores y que reflejamos en la figura 3.Ir J. . Esta descomposición de la respuesta real en otras tres no tendría interés si no fuese porque destaca la impoliancia que tienen las tensiones longitudinales ()x debidas a la torsión.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 123 o 2 r . del tablero biapoyado que aparece en la figura 3. La segunda sería suponer el tablero con sección transversal indeformable sometido a un par torsor de 450 mTn. situada en el centro de la luz y con una excentricidad respecto a su eje de 4. La primera sería suponer el tablero con sección transversal indeformable sometido a una carga centrada de 100 T.02c. J.1.01. cuya cuantía es mayor que las debidas a la carga centrada y a la deformación de la sección transversal y reflejan en gran medida como responde este tipo de tablero a la excentricidad de la carga. que es el que se obtiene de multiplicar el valor de la carga exterior por la distancia al centro de esfuerzos cortantes del tablero.CAPITULO 3 . J. 3.02b. -x 16 "ji .. pero siempre con casos concretos. luz o condiciones de vinculación.2. como el que representamos en la figura 3.5 m. del cual obtendremos la respuesta resistente variando o no su sección transversal. la cual hará que la distribución de tensiones en las cabezas superior e inferior no sea constante.2.01.

-..---..l_ + + + + ~ d) Fig 32.----- l ~J_ el I p~lOOTn I ~'" ~I 16.---.-! ¡ ¡ ! ~J.00 999 --.PUENTES Javier Man/erala A/'Inisen o) ': .. bl= V" 0.02 .33 -. _1_ _. .l.

2.. por tanto. sometido a una carga excéntrica Si en lugar de ser la sección transversal indeformable.O J .2. lo que ocurre cuando los momentos torsores no son constantes a lo largo de toda la viga. y un estado tensional longitudinal como el representado en la figura 3. Bajo la torsión.2.04c.125 CAPITUl. de la misma manera que las vigas alejadas de la carga tienen corrimientos y tensiones menores. comparadas con las de sección transversal indefonnable.05b. La primera solicitación produce una flecha en el centro de la luz v = 0.2. Para analizar la respuesta aislemos la viga directamente cargada del resto del tablero realizando un corte longitudinal por el inter~je con la viga contigua.. Venant y el segundo formado por una flexión antimétrica correspondiente al alabeo torsional coaccionado. Por un lado unos esfuerzos cortantes verticales Q .s). donde se produce un flujo de tensiones tangenciales de St.2. los transversales con centro de giro el centro de esfuerzos cortantes.03. Por otro unos esfuerzos cortantes horizontales N x ' figura 3. antes de pasar al estudio general. Tn. con tres vigas riostras intermedias y dos riostras en los apoyos la sección transversal puede considerarse indeformable a estos efectos.2. respecto al eje del tablero de la figura 3. con la disposición de una serie de vigas riostras a lo largo de la luz y cuyo número dependerá de la relación ancholuz del tablero y el tipo y colocación de la carga exterior.0089 m. salvo en casos de tableros de relaciones ancho-luz extraordinarias. con sección transversal deformable.04. a efectos prácticos. 3. la carga descentrada que solicita a la sección transversal en el centro de la luz y con un descentramiento de 6 m.05a.. y en una solicitación torsora de 600 m. se puede descomponer en una carga centrada de 100 Tn. La diferencia entre ambas respuestas es ostensible. variará según aparece en la figura 3. figura 3. la respuesta del mismo tablero de la figura 3.2. el alabeo libre de cada sección estará coaccionado.2. A lo largo de ese corte aparecen cuatro tipos de esfuerzo. figura 3.05c. Lo que ha ocurrido es que la pérdida de rigidez de la sección transversal ha producido un reparto de cargas más pequeño. produciéndose un estado tensionallongitudinal cr(x). que en la realidad se puede conseguir. En el tablero deformable los corrimientos de la viga cargada así como su estado tensional es mayor que las de la viga con sección transversal indeformable.3.2.ERO DE VIGAS DE HORMIGÓN Este hecho nos conduce a detenernos. 3. figura 3.2. y unos momentos flectores y (no representados por su pequeño valor).Análisis de un tablero de vigas doble T.03c. y el alabeo de la sección con corrimientos longitudinales u(x. Figura 3. Tablero de vigas doble T con secc/on transversal indeformable.2. La losa superior se defonna transversalmente según la ley de momentos flectores My que aparece en la figura 3. donde se representan.2. en conocer el compoliamiento a torsión de un tablero de vigas doble "T" con sección transversal indefonnable. M N . y unos axiles transversales y . El comportamiento resistente ante la torsión se compone. TABl. la sección experimenta un giro 8(x) que produce dos tipos de corrimientos.2.EL. En el caso de que estos corrimientos longitudinales no sean independientes de x. En general. sometido a solicitación excéntrica La indeformabilidad real de las secciones transversales del tablero es una condición teórica. O1. sin más vigas riostras que las colocadas en sus extremos.05. de dos mecanismos. En este caso y solo en este caso. el tablero es deformable.03b. El primero formado por la rigidez a torsión de cada una de las placas que constituye la sección.

008769 m.3441 m4 • 113.t. 1'- !!! O O 1<) ¿ .1026 m~ 4 1". 9'.00275 I/l 1'- . ~U! <tN <D :] O) I I I I I I I ¡e~ 1 o 1<) I }J '1<) .rl .914 m4 • 0.8983 m Iy Id v = 0.r I/l e) d) 1 I .eo T 'I'. '¡ji.!' Flg 3]03 AI7Jlisell t::.•.<D N 1'- ¡jI t..2 Iz b) nf: = 4.!' ¡! Q !!l <D I 1 d ~ ".! f ) t.7183 C. c. + 0. ! AREA • 6.__· I_ol • a) f 20m. \ .d. = 89. . I 1 uN <DI'- I I ~\J I I I !!!.126 PUENTES JOVÚ?IAlolller% Tn l. 20m.0.

DEFORMABLE b) tO ~~ e) Ill_ II'lV dd ~ ti 1 1 (JI ~ ~ v 0...127 CAPITULO 3 . experimenta una serie de corrimientos verticales.. vIo figura 3.06 y sus correspondientes esfuerzos y tensiones.2. Flexión general del tablero Si independizamos la viga directamente cargada del resto del tablero y la solicitamos por la carga exterior.38 Fig. El segundo es el producIdo por el efecto membrana de la losa superior que se refleja en dicha sección en los esfuerzos N xy YNy. .- 100To ..00377 If) v (JI o o t\I o o g Ó J I seCCION TRANS. INDEFORMABLE SECCION TRANS. \ \ \ \ \ \ _l-'- \ \ 0.-.- - -- .El TABLERO DE V/GllS DE HORMIGÓN ! ---_. El primero es el mecanismo de flexión general que se refleja en lo~ esfuerzos Qy y My. 3204 Estos cuatro tipos de esfuerzos reflejan los dos mecanismos de resistencia que ha desarrollado el tablero para resistir.00315 \ a) _ 0.

la aparición de unos momentos flectores y cortantes en sus extremos. 205 La losa transversal. Este proceso se propaga hacia todas las demás vigas hasta que el sistema se ponga en equilibrio.128 PUENTES Javier N/anterola Annisen a) c) Fig. . Cuanto más rigidez sean estas últimas. con signo contrario. experimentará un descenso de apoyo y por su equilibrio intemo. producirán una descarga de la viga exterionuente cargada y una carga de la contigua. ya sea por tener una inercia grande o una luz pequeña. la flecha y será más pequeña y por tanto el factor origen de la transmisión transversal de cargas. los cuales introducidos en la estructura completa. Además experimentarán unos determinados giros e diferentes entre dos vigas contiguas. obligada a seguirla en su deformación. La cuantía de este efecto depende de las siguientes variables: a) De la relación de rigideces a flexión de la losa transversal y las vigas longitudinales. 3.

EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN Por el contrario.06b. a flexión y torsión de las vigas longitudinales y a flexión y torsión de la losa superior.1---------7 -----::!:~~~. destacándose la rigidez en su plano tanto a flexión como a cortante. Se pone en juego a través de los giros diferentes que experimentan las vigas longitudinales en la misma sección trans- Efecto membrana de la losa superior El segundo mecanismo resistente que se produce en el tablero conesponde al efecto membrana que realiza la losa superior. Este es el efecto especial que se produce con vigas cajón longitudinales._--8~2 _ b) Fig. Esto quiere decir que en el mecanismo general de flexión del tablero se ponen en juego las cuatro rigideces del tablero. . Cuanto mayor sea ésta. el traspaso de cargas de la viga directamente cargada a las demás será mayor.206 b) De la rigidez a torsión de las vIgas longitudinales. lo que a lo largo de la transmisión de cargas en dirección transversal representa la anchura del tablero. cuanto mayor sea la inercia de la losa transversal y menor sea su luz libre. versal del tablero. ¡ --.2. c) De la rigidez a torsión de la losa transversal. Este efecto destaca la importancia que en el reparto transversal tiene la relación entre la anchura y la luz del tablero y la relación que existe entre las inercias longitudinal y transversaL 2 v L í 1-1 1 1 1- QY MY~ My Qy i 1 I 1 I O) ~==-:--'--. serán mayores y mayor será por tanto el traspaso de cargas de la viga exterionnente cargada a las demás. Este giro diferencial torsiona la losa superior.8--'-. figura 3.129 CAPITULO 3. menor giro <p se producirá en la viga longitudinal y por tanto más empotrada estará la losa transversal. Se destaca también la relación ancho-luz como variable fundamental. que equilibran los momentos flectores transversales My . En este caso las cargas Qy. 3.

A estos corrimientos se opone la continuidad de la losa superior con la aparición de unos cortantes longitudinales N x .2.¡30 PUENTES . Si solo existiese este efecto.0S representamos estos esfuerzos. figura 3.4nl/lsel/ En el mecanismo general de flexión que acabamos de describir solo hemos tenido en cuenta la continuidad transversal de la losa superior que hace aparecer los esfuerzos Qy y M y en la línea media de contacto entre aos vigas. haciendo que aparezca la solicitación transversal de la losa superior y por tanto su comportamiento como membrana. uno sobre las vigas y otro sobre la losa misma.2. mientras que en las no cargadas será de compresión. cada una de las cinco vigas que constituyen el tablero.0Sa represen- . Este hecho hace que la fibra neutra en las vigas de un tablero varíe de una viga a otra. 3. ascendiendo en las cargadas y descendiendo desde ésta hacia los lados.... La integración de estos esfuerzos a lo largo de la viga equivale a un esfuerzo axil colocado en cabeza superior. el esfuerzo axil será de tracción. Figura 3. >-.Im'Ii?¡.2. Fig. figura 3.2.2.//// Este efecto. '.. Estos esfuerzos compatibilIzan los corrimientos longitudinales entre las fibras comunes de las distintas cabezas superiores de las vigas. bajo la acción de los momentos flectores resultantes a que están sometidas. figura 3. Las vigas quedan solicitadas a unos esfuerzos N xy a todo lo largo de su borde común con las contiguas. En la figura 3. " '''''". experimentarán en su cabeza superior unos conimientos longitudinales diferentes.0Sb. y unos axiles transversales ~. de tracción o compresión y a una flexión cuyo valor es el esfuerzo axil multiplicado por la distancia entre el centro de gravedad de la viga y la fibra media de la losa superior. En las vigas que están exteriormente cargadas. sino una flexión compuesta.0Sc. l.. Su presencia produce dos efectos.07.0Sb.04b.2." /> /// .2. determina que el estado de esfuerzos en las vigas no es una flexión simple.llal/lero/a . que trasladado al centro de gravedad de la viga equivale a un esfuerzo axil. unido al del primer mecanismo. figura 3.06c.2. En la figura 3.

Curva a: Momentos flectores de una viga apoyada bajo el efecto de las 100 Tn. que no son otras que las tensiones tangenciales que se producen entre alma y cabeza de toda viga. En la primera reducen extraordinariamente las tensiones de compresión que produce la flexión.. Curva b: Es la resultante de deducir de la curva de los momentos flectores anteriores. Estas compresiones son mayores bajo la zona cargada. La repercusión de los esfuerzos cOliantes Nxy en las tensiones longitudinales de las vigas.04a. la losa. en su conjunto. • 111 1 1 <D®@@)@ a) 100 Tn. la desplaza lateralmente.08b representamos las siguientes leyes de momentos de la viga extrema directamente cargada. 1000 FIg. quedará sometida a una serie de cOliantes N xy .131 CAPITULO 3 . "! Ñ. figura 3. .El J:4BIERO DE VIGAS DE HORMIGON Curva c: Es la resultante de deducir a la curva b los momentos flectores producidos por la ley de cortantes N xy . Además de las compresiones correspondientes. tamos la ley de esfuerzos axiles a que están sometidas las vigas del tablero y en la figura 32. A TRAC. mientras que en la cabeza inferior su efecto es muy pequeño ya que las vigas doble T tienen un gran núcleo centra!.. los que producen la ley de descargas Qy del mecanismo general de la flexión. que en el caso de carga que estamos con- siderando. 3208 2. es muy desigual en cabeza superior y en inferior. Si la carga exterior está centrada en el eje del tablero no existirá flexión general de esta losa. U! Ñ A U! III.2. Si miramos la losa superior flectando en su plano vemos que está solicitada a un conjunto de compresiones variables en su contacto con las almas de las vigas. COMP. lo que detennina una flexión pura de la losa.

Una vez examinada cual es el tipo de respuesta general de un tablero de vigas con sección transversal defonnable.: '" '" :. . Esta defonnación produce la distribución no lineal de las tensiones longitudinales en cara superior. vamos a analizar la influencia que sobre la respuesta del tablero tienen las distintas variables que lo constituyen... Cuanto menos eficaz sea el primer mecanismo. mayor será el desequilibrio de tensiones longihldinales entre vigas contiguas y mayor será. descargando la zona más solicitada y cargando la menos solicitada. ~ - 1- ~ ~~ -. Como resumen podemos decir que el efecto membrana produce una redistribución de las tensiones longitudinales de flexión en la losa de cada una de las vigas.04b que se hace especialmente intensa en las proximidades de la zona cargada exteriormente. por tanto. y hace que el estado tensional de las vigas no sea de flexión simple sino compuesta..2. 5) Tableros continuos.209 variables lo que producirán su defonnación correspondiente.132 PUENTES Javier Mantero/a Armisen LINEA DE APOYO '" « « :. 3) Respuesta de tableros de vigas doble "T" bajo cargas uniformes. La distribución de N xy en la losa superior aparece en la figura 3.09. produce la concentración de tensiones longitudinales bajo la carga. 2) Influencia de las vigas riostras en la respuesta de los tableros fOfilados por vigas doble "T". Efecto conjunto La flexión general del tablero y el efecto membrana son dos mecanismos acoplados. figura 3. debido a la poca rigidez a flexión transversal de la losa. por ejemplo. 6) Tableros formados por vigas cajón. el valor de los esfuerzos cortantes N xy . ya que como hemos visto..:. 1) Respuesta de tableros de vigas doble "T" bajo cargas puntuales.~ 2o CENTRO DE L u Z Fig 3.2.: 5 10 15 18 19 ~ ~ ~ ~ t----- ~ 1---. 4) Influencia de la relación ancho-luz. uno interfiere al otro y viceversa.

2. tensiones y momentos los representamos en las figuras 3. 10 cD 100Tn I I I I '" I I I ci "" ~\J I $ N m I IÓ I I I I ~\J I I !. El número de amlónicos utilizados en la discretización de las cargas varía entre 60 y 150. - .133 CAPITULO 3..10 a 3. El método de cálculo que vamos a utilizar para el análisis de estos casos es el de las láminas plegadas. Ili ~(\J .. 8) Respuesta de los tableros de vigas doble "T" y vigas cajón cuando se eliminan las vigas riostras sobre apoyos. Hemos obtenido la respuesta del tablero bi-apoyado de la figura 3.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 3.Respuesta de los tableros de vigas doble "T" bajo cargas puntuales 7) Comparación entre las respuestas que proporcIOnan distintos métodos de cálculo. Los resultados en cOlTimientos. r-.t .2.14.4.-- :: I I LJ mm alai (1)(1) b) o) Fig.: I m 10 100 Tn.2..0 N I'l ~Ó - .'"":! I ~ m I cD . -0. ai (l)l'lcDm 10 ~~ ~: Órti - :/(1) r-.01.. r o ": N I r-.. 3210 ~ cD r-. cuando la carga puntual de 100 Tn se desplaza en la sección transversal del centro de la luz.2.

y su distribución a lo largo de la luz.2.2.1 Ob Y3.12b. Sin embargo a solo dos metros de distancia.13a.l3b. Tensiones longitudinales Las tensiones longitudinales en el centro de la luz y a solo dos metros de este punto se representan en las figuras 3. figura 3. figura 3. En todos estos casos se aprecia perfectamente la deformación de la sección transversal que acrecienta su valor en las proximidades de la zona cargada.2. . como la de los commlentos verticales.2.2.13 a) x- -1.12a.2 32. Estos valores son especialmente intensos encima del alma cuando la carga se dispone en esa situación.4 -1. figura 3. La curvatura de la losa superior es siempre negativa salvo en las proximidades de la zona cargada.53 i 4.2 4. Ver ley de momentos flectores transversales en figura 3.07 18 19 20 21 Fig 32JJ LorniJtientos Tanto los corrllmentos veliicales como los horizontales en la sección central se representan en la figura 3. En realidad estos tableros son muy sensibles a las cargas localizadas.29 e) x- 1. se deforman rápidamente. sigue una ley de tipo parabólico. Tanto la cabeza superior como las inferiores del tablero experimentan corrimientos horizontales siendo tanto mayores cuanto más descentrada está la carga.l2a.134 PUENTES Jm'ier Aloll/erolo AI'llllJell -9. esta concentración de tensiones en cara superior ha desaparecido.1 Oa.2.2.4 19 15 b) x~ 15 la 1. En la sección central se observa una clara concentración de las tensiones longitudinales en la cabeza superior.53 II 20 21 25 22 120 25 i 1..

.. la carga se va repartiendo por la defonnación por esfuerzo cortante de la misma.:~ . L2J2 pero amortiguan su efecto también muy rápidamente. !ID CX!¡.. !...I ' ~: ::g I I : . su apuntamiento no adquiere la intensidad que OCUlTe en la losa superior. _1"1 I'l !!:! I .. .99 ~.""..~ = IÓ 1/) r. A las aristas 2 y 7 llega la carga distribuida..o'o CD 1"1 I . I I I ff) 1 N' en 1"1 ' 1/) \JI/) I N I I ID ® I 1/) CD Ul I'l I'l I'l I'l <t ui <q... La distribución no lineal de tensiones en cabeza superior se debe a su defonnación por esfuerzo cortante... Esta vuelve a ser especialmente intensa en las proximidades de la carga puntual.1 Ob.. Este hecho trae consigo que la distribución de tensiones longitudinales a lo largo del alma directamente cargada no es . rt')' lit) <tI".I I . Este hecho se debe a que la carga puntual se repatie en las dos almas por la flexión de la losa transversal. ID 1"1 rtlN I 0.: • I 1/)1/)'01" 00 I I ~ 9 ui I I ~\jg? I ~ ID CD 1/) ~i~..jui 1"1 &Ó o I I I ® b) a) Fig.: ~: :' :en I'l N 1"1 1"1 ID N I . .. I'l -. como se observa en la figura 3. Cuando la carga puntual actúa entre dos almas.135 CAPITULO 3.. En la cabeza inferior...EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN (Il '01" '01" .2. .2..+~=:::::::::¡:¡:==-_~=~ I :: (D:: en 'V"": l\!l . Esto se debe a que.: 1"1 I I ~: 1 :rt! mL.1lc. figura 3. el efecto local de la carga puntual se amOliigua mucho y aunque presenta los valores máximos bajo el alma cargada..l~ I " O}... :<0 I 1"1 ~'-. a lo largo del alma.¡ .. la distribución de tensiones longitudinales en cabeza superior es mucho menos apuntada.

Los giros así obtenidos producen un des- En todos los casos las flexiones se concentran bajo la carga. se produce una flexión de la losa superior que se transmite a las almas contiguas. lo que se debe a la flexión horizontal que se desarrolla en las mismas como consecuencia de los corri· mientas representados en la figura 3.136 PUENTES Javier Manlerola Annisen 20 d~h 12 21TI7 121 16Ir20 7 : 38131721 2 c3 20 I ~d 1 II II ~'m 12 7 ~~ II II 1 ~ 16 13 27 11620 38131721 a) Movimiento vertical b) Movimiento horizontal transversal de las cabezasinferiores de las vigas Fig 32.2. Todos estos efectos revelan la existencia de las grandes tensiones tangenciales que desarrolla el tablero en las proximidades de la carga para repartirla rápidamente.12b para los distintos tipos de cargas analizados y su distribución longitudinal a lo largo de la luz en la figura 3.13 lineal.14.2.13b. tanto cuando ésta actúa sobre las almas como cuando actúa en el centro del vano. Las tensiones longitudinales en el tacón inferior quedan afectadas por este hecho. El estado tensional longitudinal en la cabeza inferior de las vigas no es constante sino que varía linealmente.2. Los momentos flectores transversales en la sección central se representan en la figura 3. figura 3. A solo un canto de distancia el efecto se ha disipado casi totalmente. en las proximidades de la carga. que produce una curvatura en planta.1üb.2. plazamiento lateral del tacón de la viga exterior contrario al general de giro del tablero.13b. como se puede observar en todas las figuras 3. Sin embargo como en el caso . Momentos flectores transversales. contraria a la general.2. Cuando la carga está centrada entre dos almas.

figura 3. La losa superior tiene una enonlle capacidad de reparto tanto en dirección longitudinal como transversal. En la figura 3.43 0.19 0. las flexiones como es lógico son mucho mayores.19 b) e) 7.2.13 0.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN 0. En cuanto nos alejamos del punto de carga las leyes de momentos tienen una distribución lineal.2.2I4 de las tensiones longitudinales se disipa rápidamente. Las leyes curvas que presenta la ley de momentos flectores transversales en las proximidades de la carga se deben a este mismo hecho..2.19 a) 4. viéndose su rápida difusión.87 Fig.137 CAPITULO 3.2. En esta rigidez a torsión influye de manera significativa la rigidez a flexión horizontal del tacón inferior. A pesar de la poca rigidez a torsión de las vigas longitudinales estas desarrollan suficiente capacidad de empotramiento para que se produzcan momentos flectores negativos en la losa superior cuando la carga está centrada entre dos almas.-lnRuencia de las vigas riostras en la respuesta de tableros de vigas doble "T" Siguiendo con el tablero bi-apoyado de la figura 3.48 -9.3. representamos su distribución a lo largo del eje.19 0.lla y b.43 0. 3.01 vamos a analizar la influencia .5. Cuando la carga actúa en el centro del vano.12b.

según hemos visto en el apartado 1. Con infinitas vigas riostras. 2. Con dos vigas riostras situadas a tercios de la luz. Con una sola viga riostra intermedia. ]215 I "!ll_ "J CII' lO I'Q I . ¡'. Este caso no se estudia por lámina plegadas sino por la teoría de la torsión no unifonne en secciones abiertas. teniendo siempre en cuenta que todos ellos tienen vigas riostras en los extremos.138 PUENTES J(/I'. que es la sección donde se aplica la carga. No tiene en cuenta la defonnación por esfuerzo cortante.!. 1. Consideramos los siguientes casos de arriostramiento..óAlo11lenJ!o AmllSell de las vigas riostras en la respuesta general del tablero. 3. III lO ¡IOOTn. "J ~ 1 Flg. 1 1 1 1 I <XlI I mi Iv l\j~ I I b) e) 1 1 d) -1 1 1 lX!i :gl I .2. III . 4. Sin vigas riostras intermedias. n I I 1 I I a) intennedias.

139 CAPITULO 3. '"'"oo .El TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN a) 16. Una sola viga en el centro de la luz La presencia de una viga riostra bajo la carga puntual es definitiva para el reparto transversal. '" '"oo'" '" '"qo'" '"'"o '" o o o '"'"o'" o ...1.. las vigas riostras consideradas están fonnadas por una triangulación indeformable de los nudos de la sección transversal al relacionar todos sus nudos fijamente.l5b. .. los resultados de tener una o muchas vigas riostras es evidentemente el mismo.1- ..15c con 3. - - '"'"oo '"oo o -29. En el caso de carga centrada en el tablero.J LJ -29..3 . o Fig 3116 Salvo en el caso 4.13b lo que detennina la flexión horizontal que produce la desigualdad de las tensiones de borde. a través de la flexión de las losas.3 b) '" '"'" o o o .. produce una deformación del talón inferior del tipo de la figura 3.2. pero permite que se desanolle la defonnación de las losas cuando están sometidas a flexión.. . En el caso de que la carga puntual actúa entre dos vanos..3 o e) !O o o ci ci o o ci o r-..2. caso de la figura 3. :.2.17 los resultados en tensiones en los tacones inferiores de las vigas son prácticamente iguaL La diferencia estriba en que con una sola viga riostra.2.. Dos vigas riostras a tercios de la luz La disposición de dos vigas riostras intermedias supone un aniostramiento general . El comportamiento del tablero es prácticamente igual al que se produce en el mismo tablero si tenemos infinitas vigas riostras.. ya que la viga riostra neutraliza el efecto allí donde se produce. la actuación de la carga puntual. No hay mas que comparar las figuras 3.3 -293 -29...

. co . I CD 10 Ó T I Fig.0067~ g q 0. Esta igualación se verifica a base de introducir una carga ascendente en la viga central y descendente en los laterales. Ó g . q 9 1 1 I ó '" o !!!..." .3. la viga central se descarga algo en las laterales a través de la rigidez de la losa transversal lo que proporciona la forma ligeramente curva a la ley de tensiones.005440 O> 0..0055 b} ~.00544~ O> 0. La rigidez de la viga riostra iguala los cOlTimientos de las cinco vigas en los puntos a tercios de la luz. 0.. CD 10 1': Q O Ó ID I e} "-.0052 ...19.2. ' I .17 del tablero mayor que el de una viga riostra. a} ~i : . 10 10 o..¡ I . 0.2. IV:~10 IO~ .00544 "----.CD 1'0: CO <Xi.. IV'' ' I I Ó I .ci .00516 COo. :.2.. 'O o>~o> 19 I .. su eficacia es menor.. . el tablero funciona como suma de dos estados de deformación. . .- 0. lo> -:1 I COI 'd I ..:' .15d y 3... ... d} 0. ..16c El comportamiento de este tipo de aniostramiento se observa con claridad en la figura 3. Esto se comprueba en las figuras 3.2.00544 '" QOOS44!!! 8 o "... que en este caso de carga..19c. I I I I o> CD Ó o> o . Pero para el caso de carga puntual en el centro.. .PUENTES Javier Man/erola Armisen 100To.CD~'!. I 1 lO' col 1 ItO CD ~ I '\J~...2... lo que produce el estado tensional tan característico de la figura 3.00512 ~ o ..1 . Podría considerarse. CD CD• . Desde la riostra hacia el centro de la luz. CD '".: ..

1 01 o' di '"<t a: .:. figura 3.2. como ya hemos visto en la figura 3.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN ~ . b) Produciendo un descenso de los dos puntos situados a tercios de la luz de todo el tablero... su eficacia entonces es máxima. '"¡¡:o 13 16 1 1 1 ~ .... Resulta por tanto evidente que para el tipo de carga puntual. Esto lo hemos comprobado cuando disponemos una viga riostra bajo la carga.19a. .1 ". I I I ".1 .2.. cuanto más próximas estén las vigas riostras al punto de carga. lo que proporciona esa característica ley de tensiones trapeciales.."1 -1 ~I gl 3 1 ""1 ""1 ~I z o (3 ¡¡¡ ~ 6 01 di c) ~ o o d Fig.2. . Cuando la carga en lugar de ser centrada actúa sobre la viga lateral el funcionamiento es completamente similar al anterior añadiéndole los giros correspondientes a la excentricidad de la carga. más eficaz será su presencia.18. Se producirá un reparto de cargas entre las cinco vigas correspondiente a la rigidez a flexión de la losa transversal y de su relación ancho-luz. en este último tipo de carga quedan afectadas por la curvatura en planta del tacón inferior flectando en su plano el cual también se ve influenciado por las vigas riostras como se ve en la figura 3. Las tensiones inferiores. z o (3 ¡¡¡ O a) ll.. b) '"oo: <3 :> .3218 a) El tablero puede considerarse como apoyado fijamente en las dos vigas riostras situadas a tercios de la luz.141 CAPITULO 3 .lOb. el comportamiento es similar salvo en lo que se refiere a las puntas de tensiones que son mucho menos acusados que en los casos anteriores debido al repmio de la carga que establece la losa. En cuanto a la actuación de la carga entre dos vigas.

que los de la cara inferior de las vigas.08 ® . .0: 011-.34 a) +n-rr 51..! CD@ @® e) ® n+rr CD®@@@ 53.I (/). es mucho menor que los de la cara inferior de las vigas. Como se aprecia en las figuras 32.16 Y 3.77 1. .15. a las variaciones de la rigidez transversal del tablero que proporcionan las vigas riostras.6 CD®@@@ 97.2.3 .65: !.i '21. ® '44.. Como consecuencia del estudio anterior podemos sacar las siguientes conclusiones respecto al efecto de las vigas riostras cuando el tablero se le solicita por cargas puntuales.87 1 . .17 la variación de las tensiones en cara superior.. I b) . . según existan o no vigas riostras.(/) 0'0 ü:~ ~'- :31t:.:)'0: t::: (/)' (/): I .o: .38 >:~ in-rr CD®@@@ 2'0: 0'1- 2. I .8. I ~(/) >:~ srli !2'(/) 69. . estableciendo una redistribución de las tensiones en losa superior que las hace mucho menos sensibles. ~ ® I 29: .5 FlgJ2/9 Si hasta ahora hemos analizado el efecto de la rigidez transversal del tablero en el mecanismo de reparto.77 17. I .2. 3.142 PUliNTES Jal'kr Afalllel'o/a Aml/sell ® 17.~.66 83. el efecto membrana de la losa superior sigue funcionando de manera habitual.65 21.

que si un tablero se solicita bajo una sola carga puntual. .17b.2.2. el \ / " --- Fig. en donde se produce el repalio transversal normal de cargas.3.21 a existe una pequeña deformación transversal de la estructura correspondiente a la .1\. La eficacia del número de vigas riostras está acotada.143 CAPITULO 3 . 2. En el caso de carga centrada entre vigas. Se entiende después de esto.Tableros formados por vigas doble "T" bajo sobrecarga uniforme . 4.01 solicitado por una sobrecarga uniformemente distribuida a lo largo de la luz pero ocupando únicamente la mitad izquierda del tablero. Figura 3.2.3.9.El J:1BIERO DE f/lGAS DE HORMIGÓN 11. y. .5. En la figura 3. 3.6.3. El resto de las vigas riostras podían eliminarse. la ley de momentos flectores My a lo largo de sus bordes de empotramiento en las almas varía muy poco en función del número de vigas riostras.20 1. Su valor máximo posible lo encontramos en el caso de que rigidez Como se puede apreciar en la figura .21 representamos la respuesta del tablero de la figura 3.2. Cuando la carga puede moverse libremente por toda la superficie del tablero.2. No debemos olvidar que el tipo de viga riostra que hemos utilizado no impide la deformación en sí de la losa. Cuando no están bajo la carga. I \ I \ I . prácticamente toda la eficacia del arriostramiento transversal corresponde a las dos vigas riostras más próximas a la carga. Esto demuestra el efecto eminentemente local de la carga. En este caso la capacidad de reparto del tablero depende únicamente de la relación ancho-luz y de la rigidez a torsión de las vigas longitudinales.2.13 1 \ I I I . 3.. \ . 2°) Una defonnación general de todo el tablero correspondiente a un descenso y giro aplicados en las vigas riostras próximos a la carga puntual.15b.. las vigas riostras producen una descomposición del comportamiento del tablero en dos palies: 1°) La zona situada entre vigas riostras y que comprende la carga: funciona como un tablero continuo con una relación ancho-luz correspondiente a la separación de las vigas riostras y el ancho total del tablero.79 1 \9.3.2. transversal del tablero sea infinita que nos conduce a los estados tensionales de las figuras . I 1 1 I : I \ . sino que impide la distorsión de la sección transversal.18 ~ .16b. El tablero no tiene mas vigas riostras que las de los apoyos. resulta evidente que la respuesta mejor la obtendríamos poniendo un gran número de vigas riostras que redujesen al mínimo el efecto local de la carga puntual. .2. \ \ \ . La máxima eficacia de una viga riostra la encontramos cuando ésta se sitúa bajo la carga puntual.20.3 .2.

__J_ _ !.el centro del tablero Con la ley de bimomentos B(x) y las coordenadas sectoriales w. ..2.42'J -35.2/ ley de momentos flectores M y de la figura 3..72 i 1 -25. obtenemos el estado tensional longitudinal G x debido a la actuación de un par torsar de 11. I 1 1 .5 -20.88' ~-20.16 I I I ... -14.6 o.en (Il I 9 el FigJ. -40.2.. 2 8(r)= mI! " GJu (8 (..2. '. Si comparamos esta respuesta con la que tendría el tablero si su sección transversal fuese indefonnable obtenemos.21 b.::..58 -10.9 -35...1-8.1 ..7 ~~ I . La diferencia entre los dos estados tensionales es insignificante tanto en lo que aparecen en cara superior como inferior.34' i -14. Si sumamos este estado tensional al producido por la carga centrada equivalente de 3 Tn por metro lineal.25 m.Tn.4 ~ -31. . uniformemente repartido a lo largo de la luz. ..W)' J i !. 1 I 1 .1 ~ -41. obtendremos el estado tensional longitudinal total en el centro de la luz que representamos en la misma figura 3.33 SECCION TRANSVERSAL INDEFORMABLE -31.21c.1I I I . Sección transversal indefonnable.23~' -44 . ~ -26. I I -3. [ 40 2 J + cos/d~ (k~'col¡'X] 40 mI [ J cos/a] B(x)=7 Al =23672(J-IJ032cosO(}2J8x) A /dcos- 2 Origen de las x .211.144 PUENTES Jal'íer Mal/tero/a Al7l/isel/ al bl ..

I e) La punta de tensiones que producían las cargas puntuales desaparece en este caso e incluso la deformación por esfuerzo cortante desaparece prácticamente en la sección central donde el esfuerzo cortante es nulo. 1 1 .34 ' J I -14.6 . .145 CAPITULO 3.. En el caso de que la carga esté centrada. ID o o cIl Ó o 0. Desaparecen los incrementos bruscos de tensiones y de flexiones transversales.EL T:4BLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN a) .16 -31..(\1 o... -26.2. no ocurre 10 mismo con las tensiones en la cara inferior de las vigas.4-.42.CIl o .56 -10.1 ...9 ! I I I I I -35.72 SECCION TRANSVERSAL INDEFORMABLE ID '11. donde se presenta una clara variaclOn respecto a la sección transversal indeformable.7 "~-40. De estos resultados se pueden sacar las siguientes conclusiones: a) La sobrecarga uniforme produce sobre un tablero de vigas un estado de tensión y defonnaciones mucho más unifonne que bajo sobrecargas puntuales.. Si bien el estado tensiona1 cr x es muy parecido en ambos casos en la cara superior de la sección central.'l.... 'It 1 ci -: 1') I 00 l-'---_'ci .__ I :gl ---r::----.22..4 ~-31. 1 1 11)1 "!I I !!!I . b) El a11'iostramiento transversal por vigas es prácticamente innecesario para este tipo de solicitación y con la relación ._ r:: -- 11)1 gl·1 NI (\1: 1 .2-. I I -14..33 I 1 I I I I I (\1 c:i . -41. como en la figura 3...5 -20..0026 (5 Ó 24.23 ~ 1 -4.~ -8.86 I I 1 -3..! -35. el comportamiento del tablero difiere bastante del caso en el que la sección transversal es indeformable. 1 I I b) I 1 I I I I I I I I I I -25.4 . -20...

L=40m c=2 m v/v max viga 1 1 viga 2 0456 L=20 m. 0058 0128 003 viga 2 0. L=20 m.031 -00054 -0.017 viga 5 -0. Con 20 m. Consecuencia de este hecho es que la flexión que se desalTollará en la losa transversal será mucho menor y por tanto menor el transpOlie de carga a las demás vigas.7. Esto es debido a que como hemos visto. Si la variación de la relación ancho-luz trae como consecuencia la variación en la relación entre las rigideces longitudinal y transversal del tablero. c=1 m cr/crmax v/v max cr/cr max v/v max 1. si se producen unos resultados muy diferentes entre tener y no tener un fuelie aniostramiento transversal.2. Para ello elegimos el mismo tablero de la figura 3. Cuando solo cargamos la zona central..146 PU. L=20 m. O'max = tensión longitudinal máxima en el centro del tacón inferior de la viga cargada Se ve claramente como un aumento de la relación ancho-luz supone automáticamente un menor reparto transversal. cuando se carga en el borde..208 0.Relación ancho-luz En este apartado nos proponemos examinar la influencia de la relación ancho-luz en la distribución de tensiones en el tablero. que el efecto membrana no puede restablecer.145 0351 0. la viga contigua a la cargada tiene un 25% de la flecha de ésta.514 034 viga 3 1 1 1.048 0..025 o. 1 1 1 viga 4 068 0.68 OA52 0323 0. los estados tensionales en los dos casos son prácticamente iguales.ENTliS Jal'/el AJal1/e/vla Anl1isel1 Este hecho va a redundar en los dos mecanismos de resistencia que desanolla el tablero. La consecuencia de lo dicho la comprobamos en el cuadro número 1 y en las figuras 3. sin embargo como la tensión máxima en las vigas centrales del tablero se producen cuando la sobrecarga cubre toda la superficie del tablero. Los mismo puede verse en las tensiones.251 0. para las dos relaciones de ancho-luz.oon -0.231 cr/cr max viga 3 013 0.011 viga 4 -0013 -0.23 y 3. que desencadena el proceso.0036 viga 1 03 0101 0. En el mecanismo de flexión general hemos introducido un cambio impOliante en una de sus características. la hemos reducido a su octava parte. Este cambio trae como consecuencia una desigualdad más grande en el estado tensional longitudinal de dos vigas contiguas.2.063 0. de luz.014 -0.095 ·0.055 -00058 0128 0.044 -0. donde comparamos en flechas y tensiones O'x' el estado relativo de unas vigas frente a las otras del mismo tablero. 3.2.33 0.2.06. de luz su flecha es el 45%. el mismo efecto podemos conseguir si mantenemos la relación ancho-luz pero variamos la inercia de las vigas longitudinales. .101 0. 1.039 -000465 0.01 y lo comparamos con otro que tiene exactamente la misma sección transversal pero con luz mitad.03 Cuadro 11Ií111ero J v f max O' = corrimiento vertical de la viga en el centro de la luz cOITimiento vertical de la viga cargada en el centro de la luz = tensión longitudinal en el centro del tacón inferior. ancho-luz examinada. hemos aumentado la rigidez de las vigas longitudinales al disminuir la luz. c=2 m. 055 -0 . . La flecha v. con lo que la relación ancho-luz la multiplicamos por dos.208 0. 1 1 1 0.514 034 viga 5 03 0.2.452 0323 0.24. de la figura 3.0062 ·0014 -0. las vigas riostras tampoco nos interesan en este caso. mientras que con 40 m. para carga excéntrica.

21 I I I I I I I I I -116.78 1. \J I j "\j -124 11.69 -0.EL 7:4BLERO DE nO!fS DE HORA/lOÓN 65 a) 100 1.2 4.28 I I I -24.18 1.46 -3D8 I I I I I I -0.03 .8 I I I I -54.09 -1.01 1.71 -48.147 C4PlTULO 3.37 Fig32.27 -0.94 I I I 1 I I I I I I I -98'.76 b) 7.33"'J I I I I I I -45.82 1.45 I I I -3.3I\JI -72.87 -6.81 -0.23 -5.5 80 100 e) -3 I I 1 1 -19.84 -15.37 I I I I I I -10.27 6.4\ ! '\1-148.

2.9 I I ¡ 1 I -10.41 •71 1 1 ¡ I -23.". Al reducir el canto a 1 m.1 I I -36.32 1. En el cuadro número 1 y en las figuras 3.5 16.16 1 I -16.-!~_-:::f"'-! 6. la primera de 2 m.5 2.92 I I I I I 1 1 -91.J.~· L2 1.23 y 3.4 1 I I I 1 -50.)-23. pero variando el canto de las vigas.71 I 1 ¡ .05 i-~15r·9::""' a) -!I~~:!.2.9 I 1 I -10.95 Flg.58 -5. con sección transversal idéntica a la de la figura 3.2 -058 -16. y mantener el canto hemos reducido la relación ancho-luz a la mitad y hemos aumentado la flexibilidad de la . de luz.01. 2.14 54.43 ~3==:::!~5~=~5. .92.7 I I I I I I -68.9L.86 "'J.:8f==:lo. aumenta la flecha v de la figura 3.5 c) 6. Podemos realizar ahora una comparación entre los dos cambios partiendo del tablero de 20 !TI. Al aumentar la luz a 40 m.7 15.3~2__.1 5 -6.24 observamos mejor ésta respuesta. de luz y 2 m.6B6 I I I I -41.15 -96.6"J I I I 25.105 I -3.2.6 -3..¡8==~5E32~=~=:::J:.09 ..1 -36.-.06 y ponemos en juego más eficazmente la rigidez transversal del tablero.148 PUliNTES Jal'JfJr A1cmlero/a Al7!1fJeIJ 39. y la segunda de 1 m.1 11.9=::::7. 3.:9L_-J_~=IIo:.J 36.7 I I V- I I -25. de canto.4 V- 5 •16 1 -0.3~2~::7.2. aumentamos la flexibilidad de las vigas longitudinales.48 -52.224 La comparaclOn que vamos a realizar ahora es entre dos tableros de 20 m.5~6_.1 _---U.4el--i -50..9 b) .9 12. I V 1 I 1 1 I I V· 9 1.J8~.

lo que se ve reflejado en un m~jor repatio transversal.99 I I 1 1 -3.2. Fig.15 e) Ny Fig. las situaciones reales están comprendidas entre la de apoyo simple y la de bi-empotramiento.-r54 _ _~6..04 0.8. Ver cuadro número l.2.99 -3. Al reducir el canto a 1 m.Tableros continuos Para analizar el comportamiento de puentes continuos de vigas hemos utilizado el mismo tablero de la figura 3.01 pero con la disposición longitudinal conespondiente al empotramiento en los apoyos.J225 . la flexibilidad de las vigas longitudinales la hemos aumentado poco mas de 4 veces.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN viga directamente cargada 8 veces. l 3.25. la inercia es casi proporcional al cuadrado del canto.1 .04 a) ~_7. en un tablero de puente.0..97 I I I I I I II b) N xy -3.149 CIIPITUlO. manteniendo la relación ancho-luz. De lo dicho resulta que la disminución de la relación ancho-luz ha convertido a las vigas longitudinales en más flexibles que la disminución del canto. la flecha es proporcional al cubo de la luz. En este esquema estructural hemos analizado la respuesta del puente bajo dos hipótesis de cargas puntuales que difieren entre 6 TTTTT 0.2.91 -0.15 -0. Esta conclusión provisional es generalmente válida para cualquier tipo de tablero de vigas adecuadamente dimensionado. En general. sin embargo con vistas a un análisis teórico. 3..09 . las situaciones de bi-empotramiento son raras para la actuación de la sobrecarga.

016 viga 4 -0013 -0.ISO PUENTES Jal'ier iV/all/erola Anllilell la estructura debido al cambio. introduce en el modo y cuantía de la defonnación longihldinal de las vigas.031 -0.33 0292 0.029 viga 1 1 1 L 1 1 viga 2 0762 0.2.276 0092 -0. Estas situaciones de la carga ya la hemos analizado en el caso de tableros bi-apoyados.175 0. La primera actuando en la mitad lateral y la segunda en el centro. La longihldinal es siempre la representada en la figura 3.76 0482 0. De la misma manera hemos analizado la respuesta del tablero bajo dos sobrecargas unifonnemente repartidas.2. Supongamos el caso de carga en el cual las 100 Tn actúan sobre la viga lateral del tablero y separemos esta viga del resto del tablero por medio de un corte longitudinal por el eje entre las dos vigas extremas.5. conespondientes al tramo bi-apoyado. como ya hicimos en la figura 3.809 0821 0. son mas pequeñas y con una distribución algo diferente a lo largo de la luz ya que su ley tiende a cero más rápidamente al acercarse a los apoyos.276 0.25.256 viga 3 013 0.654 0599 viga 3 L 1 1 1 1 viga 4 0.029 viga 2 068 0452 0463 028 0.156 0. La continuidad del tablero no cambia la naturaleza de los mecanismos de resistencia que hemos analizado. vano 1 ~ apovo 1 viga 2 0456 0.2.013 -0. observamos diferencias notables.056 -0046 -0. sí en su colocación transversal. que el empotramiento en el borde. Tablero bi-apoyado j/l'l/W /kdwlI/tLril!l(/ viga 1 1 Tablero bi-empotrado ~ (Jxlll{/X /lcc/J(J /lty//(/mári!IJ(J 1 1 ~ (jx"JaX C.048 0.008 -0011 viga 1 03 0101 0.6.805 0.654 0599 viga 5 0436 0.25.2.506 viga 3 1 1 L 1 1 viga 4 068 0452 0463 0.095 -0.025 -0026 -0.0418 -0018 -0.77 0.847 0458 viga 3 0468 0461 0458 0458 viga 4 01748 0.805 076 0482 0.035 viga 1 0436 0.02 -0031 viga 5 -0.049 0032 Cuadro número 2 = corrimiento vertical en el centro de la luz de la viga que más flecha tiene = tensión en el centro del tacón inferior = tensión en el centro del tacón inferior de la viga mas cargada. En primer lugar los esfuerzos cortantes verticales Qy' que reflejan el mecanismo de reparto por flexión transversal.049 0032 viga2 0.026 -0.092 -0.085 0.067 viga 5 -0042 -0035 -0. .0418 -0018 -0.28 0. La primera en la viga de borde y la segunda en la viga central.1 0.048 -0. La razón para este comportamiento es evidente dado que las vigas longitudinales continuas tienen unos conimientos verticales mas pequeños y con una distribución diferente a lo largo de la luz que los tableros bi-apoyados.506 viga 5 03 0101 0. lo que cambia es la cuantía de la redistribución de los esfuerzos en Las fuerzas que aparecen en dicho corte se representan en la figura 3. Si las comparamos con las que aparecen en la figura 3.

De él se pueden sacar las siguientes conclusiones: 1) De la comparación entre flechas y tensiones se puede observar claramente la mucho menor capacidad de reparto transversal de este tipo de tableros.25b. vemos en la figura 3.26. 3. respecto al biapoyado.32. La defom1ada del tablero bi-empotrado obtenido por el método de los elementos finitos está en la Fig. Para otros tipos de solicitación como es el caso de carga punhIal centrada y las dos hipótesis de sobrecarga unifonne.2. sus resultados en tensiones longitudinales se encuentran en las figuras 3. 3. tensiones y momentos flectores transversales de esta estructura aparecen en las figuras 3. 3226 En cuanto al efecto membrana de la losa superior.151 CAPITUlO 3.31 Y3.29.2. 3. anulándose en los apoyos. Por ejemplo para el caso de carga puntual centrada en el tablero biempotrado las vigas próximas a la cargada descienden el 46% de ésta.2.2. Este efecto se entiende también claramente si consideramos que los conimientas longitudinales en una viga empotrada. Por último también son diferentes las leyes de axiles transversales Ny a lo largo de la viga. cualquiera que sea la solicitación.2. que produce los esfuerzos cortantes longitudinales Nxy . al contrario de lo que OCUlTe en los tableros biapoyados.28 y 3. en la cabeza superior y en el apoyo. son nulos.27.2. que su distribución a lo largo de la luz es diferente.2.2. Todos estos resultados los podemos comparar con los obtenidos para estas mismas solicitaciones en el tablero bi-apoyado de la misma luz y sus resultados se encuentran en el cuadro número 2.EL T4BlERO DE VIGAS DE HORMIGÓN DESPLAZAMIENTOS Fig. mientras en el bi-apoyado .30. Los corrimientos.

el suponer que un tablero bi-empotrado se comporta a efectos de la distribución de la carga.1 ul&&.2.00032 N o o o es ti I I W W C c z o z0>< -w U .. Es decir un aumento importante en la relación ancho-luz del tablero. 0.. cualquiera sea la solicitación.2. WIZ (1)1- \:ll~ e) UI 10.00026 b) :: CXl 8 l/) o o es es 0. muchas veces admitida. Sin embargo los corrimientos verticales y horizontales en la sección correspondiente .31 y 3. En la comparación de tensiones vemos que la relación pasa al 28% y 45% respectivamente.1 ul&&.2.2.152 PUENTES Javier Jllallter% Al7l1isell . 2) Ha sido practica..0006 13 "" 000063 N N o es 0. Es decir las dos vigas situadas a cada lado de la cargada participan en el transporte de cargas a los apoyos mucho mas en el tablero biapoyado.30. que en el bi-empotrado.2.32 se observa una bastante buena coincidencia entre la línea teórica de puntos de inflexión de la defoilllada de la viga continua y la que se observa en todas las vigas del tablero biempotrado. la del tablero.00301 I I I I I I I I I 0. z o z 0>< -w u . 3. 3.28.0103 Fig.... Si examinamos la deformación longitudinal del tablero en la figura 3.27 y los estados tensionales longitudinales en las figuras 3. 3221 el descenso es del 68%.00067 0..00119 o o ti I Ifl o o ti _0.00033 o o o o o o ti l/) 0. como si fuese un tablero biapoyado con una luz equivalente a la distancia entre los puntos de momento nulo de una viga contigua equivalente y por anchura.0006 l/) o o o q oI o o a) 21 17 "" 0.

28b y 3. luz equivalente a la que existe entre los puntos de momento nulo de la viga continua.EL TABLERO DE VIGAS DEHORMIGÓN Fig ]228 al punto de inflexión. figura 3. vemos que el estado tensional no es igual aunque si bastante parecido. no son iguales en todas las vigas. Si comparamos ahora el estado tensional en la sección central del puente continuo figura 3. de luz.2.153 CliPITULO J . condición indispensable para que con todo rigor se pueda considerar similar el comportamiento de los dos métodos de cálculo.27c esto no ocurre.2. Como se ve en la figura 3.23b y 3.2.2.2.24b. pero realmente apoyados en éste caso.30b con las correspondientes a los tramos biapoyadosde 20 m. De hecho la redistribución de esfuerzos es algo más eficaz en el puente continuo que en el bi-apoyado ya que la flexibilidad de las .

con curvahlra positiva entre los puntos de inflexión y carga centrada de 100 Tn y con curvahIra negativa entre la sección de inflexión y el apoyo y como carga la correspondiente a las reacciones punhIales en los apoyos.2. Si examinamos la figura 3.1 .01 I 1. figura 3.19 Fig 3229 zonas de vigas situadas entre el apoyo y el punto de inflexión aumentan la eficacia del mecanismo de flexión transversal..1 I I 0. 4) La distribución de las tensiones longitudinales en la sección de apoyo difiere bastante de la obtenida en la sección central del tablero como se puede ver en las dos últimas columnas del cuadro número 3. ¡. . las reacciones en el apoyo difieren menos de la solicitación exterior que en el caso de carga centrada...54 1 I I 1 1 1 1 1 I I II 1 I I !i :- b) 1 1 I -=~====~?.2. Para las cargas descentradas la diferencia entre ambas secciones es menor.~-0.30a.. 3.. las cargas también deberían serlo. Esto se debe a que con la baja capacidad de reparto que tiene este tablero por su pequeña rigidez transversal y su gran relación ancho luz..13 -0...2. Para que el estado tensional en las dos secciones fuese igual.30 del tablero bi-empotrado con solicitación de 100 Tn en el centro de la viga central y punto de inflexión de la deformada en el cuatio de la luz. pero con la carga de 100 Tn colocada en el intereje de las dos vigas extremas. podríamos considerar que este tablero tiene un comportamiento antimétrico. pero esto no es así dado que la reacción en el apoyo tiene como resultante el valor de 100 Tn..... 3) En la Fig. sin embargo su distribución en las 5 vigas es mas repartida..154 PUENTES Javier A1alllel'O/a Al'llliJ'ell a) -223 1 1 1 I 1 1-1.. La mayor discrepancia entre la distribución de tensiones en la sección central y la de apoyo la encontramos para las cargas centradas y naturalmente mayor para las cargas puntuales que para las uniformes..26 aparecen los desplazamientos reales del mismo tablero.. Este mismo razonamiento puede extenderse a cualquier tipo de solicitación.

06 ~ I 20..93 Reaeelon \83.2.+ e) Trae. 10 .-l' 37.93 8. ID r<l el¡ (JI o .155 CAPITULO 3 .40 com.. III .30 corn. TrOCT . Como a) t III . 10 ¡- Tra~· t ~ +- 8.3 ~ ~ Ó O I I I I CllI uil <tI I I I ICll lui l<t 'I.17 Fig 3. -48. Trae..EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN o r<l "t l'- .l.

=::I'?===~~~' ==~~t' __j:OL=~~ I _ : 1 ~~= ~II~~ ID~.lb) !!! .2.f I"i 1(\1 lO iCli ~C\I teo t-3..5 REACCION ! ¡ 1¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ 1¡ ¡ ¡ ¡ ~Lr:=~~=jt=~~==~~~=d:.ID ~ I I -1. TRAC.- ID ti -o" TRAC. 31 . COMp.~ I 1 I llll ~I 01 1 I I l/Sl C\I"J~ o ~I 1 ~..156 PUENTES Javier JvIanlerola Aunisen al s: C\r.¡_ :.64 tO. t ~ e) Fig 3.. COMP. Q 1 COMP.~'===JID~=~~===_~<:t~_J~L=JID ~ ~ a 9 ~ TRAC.. ti «Xl l'l CIi o o t COMP.:I Itl ti 1 I 1 I a) I II al lÓ <:t --='e=:=¡'.

.

158 PUENTES Javier Mante/ola Annisen 3. 3.33. no son lo suficientemente grandes como para que su estudio como viga cajón de sección indefonnable sea inconecto.2.2.2 33 Nonnalmente las dimensiones de las vigas "artesa". Este incremento del estado tensional depende principalmente de la relación ancholuz de la viga cajón y del espesor de sus pare·· des.Tableros formados por vigas cajón El comportamiento resistente de una viga cajón está influido por la deformación transversal de la sección. son fenómenos secundarios que se añaden al estado tensional obtenido suponiendo la viga con sección transversal indefonnable. Sin embargo. el incremento en la capacidad de transporte y de colocación de este tipo de vigas. es tan importante. Fig 3.. Para estas grandes vigas "artesa" la problemática se encuentra en una situación intemledia entre la de las vigas cajón del capítulo 5 y las vigas prefabricadas nor . la distorsión y los estados tensionales longitudinales y transversales que producen en la sección. El alabeo torsional. utilizadas en los puentes prefabricados.9. Fig.. que cada vez sus dimensiones son mayores y en éstas no es evidente que se puedan eliminar todos los fenómenos secuandarios descritos.

tanto porque se han utilizado en puentes reales. únicamente varía la rigidez a torsión de las mismas.10 y 3. flecha máxima (jx max Carga en viga borde 1.63 134 1. pero en el que las vigas doble "T" han sido sustituidas por vigas cajón.37.3. Sin embargo.2. 3. Estas figuras debemos compararlas con las similares del tablero formado por vigas doble "T" y que aparecen las figuras 3.75 (084) 0.2.917) Cuadro na 3 males. tensiones y momentos flectores transversales en el centro de la luz del tablero para las tres posiciones de la carga puntual se representan en las figuras 3. en los cuales el efecto de estos fenómenos secundarios es insignificante. .36 Y 3. En la figura 3. Los resultados en cOlTllmentos. tablero apoyado de 40 m.4.12. vamos a realizar un análisis de tableros formados por pequeñas vigas cajón.214 Carga en viga central 1275 1.2.517(0. Esta sustitución se ha realizado manteniendo el mismo canto del tablero. consecuencia exclusiva de su fonna cajón.35.2. de luz totalmente similar al representado en la figura 3. Por esta razón remitimos el estudio de los tableros de las vigas prefabricadas "artesa" al punto 5.00 ~ Fig 3234 El tipo de cargas a que ha sido solicitado son exactamente las mismas aplicadas en el mismo punto.2. Como siempre las cargas puntuales de 100 Tn se aplican en el centro de la luz del tablero y únicamente varía su posición en la sección transversal.7.1.2. como por intereses académicos. 1. Esta igualdad en características y solicitación se ha mantenido con el fin de aislar la influencia de la rigidez a torsión de las vigas longitudinales en la respuesta general del tablero.34 representamos un J 1-------=1 ~ 40.159 CAPITULO 3. De esta comparación surgen diferencias de comportamiento muy impoliantes a favor del tablero de vigas cajón.2. la misma cantidad de material y el mismo momento de inercia de las vigas longitudinales.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN con riostras sin riostras flecha máxima (jx max.217 0.

35 El cociente entre la respuesta del tablero de vigas doble "T" dividida por la que se produce en el tablero de vigas cajón. Si miramos el problema de la rigidez transversal a todo lo ancho .160 PUENTES Jal'Ü!r fifalltero/a Aml/sell a) I I I I I 1 I t\li 01 1'1" lo I'-'-J~ e) Flg 3. Esta proporciona un em- potramiento mucho mas eficaz a las losas transversales encargadas de transmitir la carga transversalmente. b) Las luces transversales de la losa son mas pequeñas en este caso y por tanto las losas son más rígidas.2.. para los dos tipos de carga y según tenga o no vigas riostras la encontramos en el cuadro número 3. La razón de esta relación la encontramos en dos hechos fundamentales: a) La mayor rigidez a torsión de las vigas longitudinales. Esto en lo que se refiere a la luz entre dos vigas longitudinales.

.EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN a) 01 . una franja elemental transversal de todo el tablero de vigas cajón es mas rígido que la misma fra~ja en el tablero de vigas doble "T". Si analizamos el caso de carga lateral.N III .Jgj I I ""11m 1m "'""J1l! III III OIt\I 1'=-: . Esto .. Incluso aunque dispusiésemos un número infinito de vigas riostras en el tablero de vigas doble "T" sus resultados son peores que en el de vigas cajón sin vigas riostras..161 CAPITULO 3 . en el cuadro número 3. El efecto membrana se mantiene similar para ambos tipos de tableros..N ot\I t\I !!! t\I ~ 01 N b) ~I I ól 1 1 I t\l1 101 1": t\I'---. vemos que cuando el tablero de vigas doble "T" no tiene vigas riostras la relación entre flechas y tensiones es un 70% y un 63% mayor para este tipo de tablero que para el de vigas cajón.Ul I c) Fig 3236 del tablero. Estas dos características fundamentales determinan un reparto mucho mas eficaz de cargas.

. figura 3.00074 § o d Iil Iil al -'" - 0. Para mejorarla debemos aumentar la rigidez a torsión de las vigas longitudinales. ~ o o o o cl cl 1'N 1'N t'! es lB N o b) -t: N s: ~ !2 ¡:: o o d Iil al - Iil ~ I 1 1 1 011 "ll (01 I I :"l 101 1(0 1ill--. como hemos visto.~ o 1'- (O 2! g o cl ~ .2.00146 . sin embargo su mayor rigidez a torsión resulta predominante. para el caso de carga descentrada.. que es el caso del tablero de vigas cajón.00075 0. Aunque el tablero formado por vigas cajón pierde eficacia por la defonnabilidad de la sección transversal.35a. la capacidad de ayuda al reparto de las vigas riostras. . o reducir la relación ancho-luz que en este caso es constante para ambas..J1il e) Fig 3237 se comprende porque.00074 0.... Pues bien.. está acotada a un valor máximo que es precisamente el correspondiente al tablero de sección transversal indeformable.162 PUENTES Javier N/oH/erala Annisen a) 0.

Los coeficientes de 0.2. Hay que tener en cuenta que en todas estas hipótesis estamos suponiendo que el tablero de vigas cajón tiene una viga riostra en cada extremo que es la que impide el giro de borde de las vigas cajón. En la figura 3.84 y 0. la relación entre la respuesta de ambos tableros casi se iguala (0.917). Si esto no fuese así.C4P1TULO J . la rigidez a torsión de las vigas cajón no podría desarrollarse en su totalidad. salvo la palie que corresponde a la torsión diferencial que se produzca entre dos secciones distintas.EL TABLERO DE VlCAS DE HORM/CON Se entiende que la respuesta bajo cargas excéntricas es mucho mejor que para el caso de cargas centradas en el tablero. Si cuenta únicamente con dos vigas 163 riostras a tercios de la luz. Por esta razón los coeficientes que relacionan la respuesta de estos dos tableros para carga situada en el centro de la luz se reducen a un 27 y 21 por ciento y si el tablero de vigas doble "T" tiene vigas riostras su respuesta es mejor que el de vigas cajón sin ellas. pues aquellas están exigiendo rigidez a torsión total del tablero y en cambio en este último solo a través de la flexibilidad de las losas transversales.75 entre las flechas y 0.517 entre tensiones se refieren al caso de que el tablero de vigas sea absolutamente indeformable. Su efecto beneficioso desaparecerá en parte.38 representamos la distribución de cargas Qy que se produce a lo .

87 b) -. d) @ 12 ---..39a y bIas tensiones se unifonnizan rápidamente en todas las vigas por efecto membrana. . . 24. El valor de estos esfuerzos tangenciales N xy que sirven para dimensionar la viga riostra aparecen en la figura 3..~7~12~ .........2...2.39 representamos una comparación de tensiones longitudinales a lo largo de la luz en diversas fibras de la cabeza superior entre los dos tipos de tableros........ .2=----J?¿---'-.. 8 \/@ 26.9 Fig 3239 largo de la luz en dos losas próximas a las vigas cargadas siendo bastante mayores en el caso de las vigas cajón que en el de las vigas doble "T".. -'.._.// . .. .> .- .....2. Esta viga recoge las tensiones tangenciales que aparecen en la losa superior del borde apoyado y las traslada a los apoyos reales.....--. Únicamente la punta de tensiones se reduce bajo la carga en la viga cajón._----12. La teoría de las láminas plegadas establece como condición necesaria que en el borde exista una viga infinitamente rígida en su plano e infinitamente flexible fuera del plano. ® ..._.... 3.... .2... En el caso de carga centrada.- 2... figura 3.Comportamiento de un tablero de vigas sin vigas riostras en sus apoyos En el examen que hemos venido realizando sobre la influencia de las distintas variables que intervienen en la respuesta de un puente de vigas siempre contábamos con la presencia de vigas riostras en los apoyos del tablero.1 .PUENTES Javier Man/erala Armisen a) ~ 8.6 ...-....9. Los efectos locales conesponden en ambos casos a la proximidad de la carga puntual. "11111 4-/ \ \ I /' /@ \1 1 64./.10. En la figura 3..... dado que en este caso la carga no actúa directamente sobre un alma sino que lo hace en el centro de la losa que la reparte algo en las almas próximas.. ~'.

Como el método de las láminas plegadas empleado hasta ahora no es válido en este caso.165 CAPITULO 3.00184 ¡ ..00105 I / / }/ 1 0. vamos a utilizar el método del emparrillado espacial.0308 I " 0.. reproduce el efecto membrana de la losa superior en alguna medida ya que compatibiliza los corrimientos longitudinales de las cabezas superiores de las vigas en una serie de puntos discretos.2. I 0.. mientras que los corrimientos verticales son prácticamente iguales.0115-1.EL TABLERO DE V/GAS DE HORMIGÓN 0..0009 -0. " 1 e) I 1 1 I 1 1 I 1 I 1 I 1 1 1 I I 0.00011 ~T1ITll Q) 0. ./ 10.34.0126 k/ _ .2. figura 3..0029 -0. I 0. la deformación de la sección de apoyo es significativa. ..1 y en el formado por vigas cajón. ¡ 1 I I 1 I I I 1 1 I 1 1 1 I I i 1 1 1 1 "l 0. Vemos que en el caso de no tener viga riostra.000493 --J-./ I 1 1 --_-l_-0. I I I 1 1 0.0093 / ' 0.0093 "1 ".. -0.00705 1 1 1 " 10.03219 ~ I . 3240 En este apartado vamos a examinar el comportamiento de los tableros de vigas en las que se suprime la viga riostra de apoyo.. ...0.2.0102 1. figura 3. 0.0086 I 1 I .0004 1 I 1 I b) 1 1 I 1 1 /' '" 0. redistribuye el estado tensional longitudinal de las cabezas superiores y no exige que en los bordes apoyados del tablero los esfuerzos tangenciales N xy estén recogidos por viga riostra alguna.000584 -0. Ambos en su condición de simplemente apoyados. y lo vamos a realizar en el tablero de vigas doble "T".00184 / /. para carga en el borde. De la comparaClOn entre la respuesta entre dos tableros con y sin vigas riostras en los apoyos se pueden sacar las siguientes conclusiones: Tablero de vigas doble "T" En las figuras 3.. Este procedimiento de cálculo aproxima bastante bien el comportamiento general de un tablero de vigas.. I 1 / I // /"'tI 0.0115 Fig.40 representamos la comparación entre corrimientos entre el tablero con y sin vigas riostras en el extremo.00184 0.000678 .. ¡ I 1 .0086 1 1.

Con respecto a la segunda misión de las vigas riostras.00075 000011 a) 0.00458 Fig 3241 En cuanto a los corrimientos horizontales del talón inferior se representan en la figura 3.00339 0. 0.2.166 PUENTES Javier Manlerola Armisen 0. Es decir las respuestas de un tablero de vigas doble 'T' con y sin vigas riostras extremas son prácticamente iguales tanto en tensiones como en cOlTimientos verticales y difieren sensiblemente en cuanto a corrimientos horizontales. La razón de ser de esta similitud la encontramos en la misión de la viga riostra extrema.. Esta no sirve mas que pára empotrar a torsión las vigas longitudinales y recoger las tensiones tangenciales de la losa superior.0011 0..00339 J 0.I CON VIGA RIOSTRA (LAM..0109 " . las únicas ... la coacción a torsión es prácticamente insignificante. El empotramiento a torsión solo puede ser significativo en el caso en que las vigas longitudinales tengan rigidez a torsión importante.011 e) 0. en menos de 1 kg/cm 2 en el punto donde existe más diferencia.40c. 0. PLEGA. si esto no ocune. dado que para acciones verticales exteriores. los cuales no influyen prácticamente en el estado tensiona1. respecto al que tiene vigas riostras en los apoyos.0104 ::-. Ahora bien.0168 SIN VIGA RIOSTRA (EMP. tampoco es significativo en este caso.00407 I I b) 10..00407 I I I I I I - I I ~ I 10. No representamos en este caso el estado tensional longitudinal ya que su valor difiere. como es recoger las tensiones tangenciales que transpolia la losa superior.. ESPAC. como pasa en este tipo de tableros. I 0.

0216 b) 38.---J 75.SIN VIGA RIOSTRA (EMPARRILLADO ESPACIAL) -. al tener el borde libre.018~'" . Aquí si aparecen diferencias notables en lo que se refiere a corrimientos verticales en el centro .J 8..3.- - CON VIGA RIOSTRA (LAMINA PLEGADA) Fig.65 !-..0.69 =-='20. 68..000875 .2.:..6 '---10..167 CAPITULO 3.33 e) ....J 5..EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN a) I I I I 0.00306 1 I I I I I I I I I I ...23=-==1- I-. I "" I I 0.0048 I I 0.. I 0.3 t:.35 5 1 . Otra cosa ocurriría si la solicitación exterior fuese horizontal. En la figura 3.41 representamos los cOlTimientos en el caso de carga centrada._ -'12...34 \J :V'U :O---~-O--'0312 I I - 21... cargas de viento.0121!.7 1 I 1 I I I : : 18.- :0. pero que su carencia. etc..48 ~..19 I I I :.....0034 Ó.11 8.1 I I I I : I I I I \-. no hace sino redistribuir un poco el estado tensional en dicha zona. pero éste no es el caso que aquí tratamos.. lo que no afecta al cuerpo del tablero. I I I I ---¡ L~3.5 I.1 =¡ 13.~ª-9lL . 3242 tensiones tangenciales que aparecen en el contorno libre son las correspondientes a las condiciones de equilibrio de tangenciales a que obliga la teoría de las láminas plegadas en dicha zona.20 I l._."" . 40..

168

PUENTES

Javier Mal1leJo/a Armisel1

a)

¡

1

1

I

1

1

1

1

I
I

I
I
I

I

I

I

I

1

1
1

1

I

I

1

1

10.0068
_;'/0.0078

1
0.008S 1

............. '" '0.009&
O.0099.... ~~

b)

1

1

1
I
1

I
I
I

0.0088
0.00781..-_

1

~fII".,,,,. Q0099
0.012

111.54

Fr =

J!.~

--

r-·- 228
24.1

-_.

=-1...==_1.!!.-¡¡'0__
I
18.0S

L

=...r===--=-==
13.54
:

==A,

o~

\J "
1
1

I

I
1

1
1
I
L.......J 30.82

1
1

1

20.1 i===l19.0oa

CON VIGA RIOSTRA (L.AMINA PL.EGADA)
SIN VIGA RIOSTRA (EMPARRIL.L.ADO ESPACIAL)

Fig 3243

del tablero. Pero este hecho no es real, se debe
al método de cálculo utilizado pues el modelo
de emparrillado espacial no reproduce perfectamente bien el comportamiento del tablero.
En 10 que se refiere a las tensiones longitudinales, la diferencia no llega a 1 kg/cm2
entre tener o no tener viga riostra, cuando se
utiliza el mismo método de cálculo.

a unas flechas mayores y a un estado tensiona1
superior. En este caso la rigidez a torsión de las
vigas longitudinales es significativa y la ausencia de vigas riostras reduce la eficacia de las
vigas cajón para empotrar la losa transversal en
el mecanismo general de flexión.

Tableros con vigas cajón

Estos efectos serían mucho mas significativos si la relación ancho-luz del tablero
fuese mayor pues en este caso la presencia de
la rigidez a torsión sería mas intensa.

En la figura 3.2.42 representamos la respuesta del tablero teniendo o no vigas riostras
en los apoyos. Aquí la diferencia entre corrimientos en el centro y en las tensiones longitudinales ya son mas significativas. Vemos como
en este caso la ausencia de vigas riostras lleva

Cuando cargamos el tablero en el centro
de su ancho, figura 3.2.43, las diferencias que
hemos apreciado en el caso anterior de carga
descentrada, desaparecen prácticamente, pues
al ser la carga simétrica la rigidez torsiona1 de
las vigas no influye tanto, predominando el

169

CAPITULO 3 - EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN

efecto del incremento de la rigidez a flexión
transversal que le confiere la forma.

3.3.- Cálculo de tableros de vigas
Los pasos a seguir en la cuantificación
de esfuerzos y en la comprobación de la seguridad de un tablero de vigas depende del diseño
realizado, el cual establece, no solo la tipología
estructural y su dimensionamiento, sino también el proceso constructivo, que detennina la
guía que tiene que seguirse en la cuantificación
de los esfuerzos de peso propio.
Previamente a todo cálculo será necesario realizar un modelo del tablero, ver capítulo
16, al cual se le irán cambiando sus características confonne varíe la configuración del tablero.
De esta manera quedan determinados
dos itinerarios en el cálculo. El primero corresponde a la detenninación de los esfuerzos de
peso propio y el segundo a los conespondientes a la carga muerta y sobrecarga.
3.3.1.-Esfuerzos de peso propio
Su obtención depende del proceso
constructivo elegido, el cual detenninará que
palie del tablero está trabajando en cada fase y
cual es la acción que la solicita.
Si, por ~jemplo, suponemos que estamos
proyectando un tablero de vigas prefabricadas
los pasos a seguir en esta primera fase son los
siguientes:
a) Se detenninan los esfuerzos de peso
propio de las vigas solas.
b) Se detenninan los esfuerzos que sobre
las vigas produce el honnigonado del
tablero y de las vigas riostras.
La estructura portante en esta fase son
vigas independientes simplemente apoyadas.

3.3.2.- Esfuerzos de carga muerta y
sobrecarga
Estas acciones actúan sobre la estructura
completa. Se pueden elegir varios modelos de
cálculo que reproducen con mayor o menor
precisión todos y cada uno de los mecanismos
resistentes que hemos analizado. Ver capítulo
16.
3.3.3.- Frenado,
fuerza
viento y sismo

centrífuga,

Generalmente estas acciones tienen poca
repercusión en el dimensionamiento del tablero
y en los esfuerzos que lo solicitan. Van a
actuar principalmente sobre pilas, estribos y
cimientos.
3.3.4.- Pretensado
En un puente de vigas prefabricadas es
nonnal introducir toda la fuerza de pretensado
en las vigas elementales mientras éstas están
en el parque de prefabricación. Por tanto el
pretensado actuará sobre la estructura elemental de las vigas apoyadas, que deberá
quedar sometida a un estado tensional tal que
sea capaz de resistir los esfuerzos que va a
recibir del resto de las acciones que actúan
sobre ella, ya sea trabajando como estructura
elemental, caso del hormigonado de la losa,
como en combinación con ésta para resistir los
esfuerzos de carga muerta y sobrecarga.
A veces, cuando las vigas son muy
esbeltas y están dotadas de una pequeña cabeza
inferior, no son capaces de aguantar, sin
romperse, toda la carga de pretensado que
necesitan para resistir los esfuerzos totales. En
estos casos es necesario establecer un pretensado en segunda fase, que actuando sobre la
estructura completa pueda introducirse sobre
unas vigas descargadas de tensiones por el
peso propio de la losa del tablero. Esta última
disposición es cada vez menos frecuente.
3.3.5.- Fluencia y retracción

Si tratamos con un tablero de vigas
honnigonado "in situ", se examinará cual es el
proceso de cimbrado, hormigonado y descimbrado que va poniendo en juego las distintas fases de ejecución. Ver construcción
tramo a tramo en tableros losa.

La adición de tensiones en las distintas
fibras de vigas y losa, trabajando solas o
conectadas, tal y como lo hemos descrito
detennina el estado tensional elástico a tiempo
cero (t = O).

170

PUENTES
Javier k[aJ1lerola Armisel1

Sin embargo, a tiempo infinito (t=oo), la
fluencia y la retracción del hormigón de vigas
y losa producen unas def011TIaciones que
redistribuyen el estado tensional inicial por
interacción entre las distintas paties del
tablero. Se presentan dos tipos de coacciones a
la libre deformación del hormigón, unas son
intel11as y otras extel11as.
Las coacciones intemas están constituidas por:
..

La presencia de annadura activa y pasiva
dentro del hormigón.

..

La presencia de dos honnigones diferentes, el de la viga y el de la losa, de ca
racterísticas y curado diferente, con edades de puesta en carga también diferente
y proceso de retracción desfasados en el
tiempo.

Las deformaciones de fluencia y retracción de cada uno de los h01migones interferirán entre sí y con la annadura produciéndose
un intercambio tensional entre ellos(capítulo )
Las coacciones extel11as son la consecuencia del hiperestatismo extel110 del tablero.
Ya se trate de un tablero continuo, fonnado por
adición de tableros de vigas en los que la continuidad se realiza solo a nivel de la losa superior (tableros semi-continuos) o bien a nivel
del conjunto (tableros continuos), ya sea de
tableros oblicuos donde las coacciones a la
libre deformación de las vigas se ve coaccionada por la geometría oblicua del tablero, etc,
la fluencia y la retracción del honnigón introducen una variación considerable de los
esfuerzos hiperestáticos que es imprescindible
tener en cuenta (ver capítulo 16).

3.3.6.- Redistribución de esfuerzos debidos a la fisuración. Rotura de
tableros.
La respuesta que hemos analizado hasta
ahora corresponde a un cálculo elástico y deja
de ser válida cuando la proporcionalidad entre
esfuerzos y defonnaciones desaparece.
Las leyes que detenninan el comportamiento a
la flexión de los distintos elementos del tablero
son las leyes de momentos-curvatura y las que
conesponden a la torsión son las leyes de
momentos-giros torsionales.

Si examinamos los primeros vemos que
existe una diferencia entre la respuesta de una
viga de hormigón annado y otra de hormigón
pretensado, figura 3.3.1. Las primeras experimentan un quiebro A en su ley de momentos
curvatura a patiir de la fisuración del honnigón. desde ahí en adelante sigue una respuesta
proporcional conespondiente al trabajo de la
armadura de tracción en fase elástica de la
armadura, la ley de momentos-curvatura deja
de ser proporcional hasta alcanzar la rotura del
hormigón. Este esquema de funcionamiento
puede variar con la cuantía de armadura en la
viga, pero para los efectos de lo que buscamos
nos sirve. Curva 1.

I

o

o

Fig 33.1

Una viga de hormigón pretensado puede
tener una fase de elasticidad proporcional mucho mas larga, curva 11, ya que la annadura ha
transferido su carga al hormigón por el pretensado y la primera fase de carga únicamente
descomprime éste. Sin embargo, a partir de la
físuración del honnigón, una viga de h0l111igón
pretensado es menos dúctil y se precipita rápidamente hacia la rotura. Este esquema, como
el anterior puede tener sus variaciones en función de la cuantía de pretensado.
Lo que nos interesa considerar ahora es
que un tablero de puente puede estar en servicio en una situación como la a-a, con respuesta
proporcional en sus partes constitutivas de
hormigón annado y hormigón pretensado.
Si adoptamos unas rigideces a flexión
conespondientes a la zona no fisurada, para las
partes únicamente armadas del tablero, ocunirá
que estamos sobrevalorando la capacidad de
reparto del puente, por encontrarse en esa fase
con la losa, por ejemplo, fisurada longitudinalmente en detenninadas zonas, mientras las

CAPITULO 3· EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN

vigas mantienen la rigidez inicial. Es decir los
distintos materiales del tablero pueden evolucionar de diferente manera a lo largo del proceso de carga, lo que supone una redistribución
de esfuerzos. Una simplificación para salir al
paso de este hecho consiste en adoptar la rigidez fisurada de las zonas de hormigón annado,
aun a sabiendas de que existirán zonas de losa
no fisuradas por estar poco solicitadas.
Si hemos visto el diferente comportamiento de las diferentes secciones a la flexión,
mucho mayor efecto redistributivo se encuentra en la rigidez a torsión, figura 3.3.2.

171

esfuerzos combinados de flexión y torsión y
resulta difícil conocer cual es la influencia de
la fisuración de una pieza por torsión, sobre su
rigidez a flexión y viceversa.
Las simplificaciones que anteriormente
hemos considerado, la de suponer que debemos tomar la inercia fisurada de las piezas de
hormigón annado a flexión y la de reducir a la
mitad la rigidez a torsión de las vigas riostras
sobre pilas en los tableros de vigas prefabricadas, que son los elementos mas fuertemente
torsionados, no deja de ser eso una simplificación. El procedimiento mas lineal de la respuesta haciendo que intervengan para ello, las
leyes constitutivas a flexión y torsión de las
distintas secciones del puente.
Para establecer un cálculo no lineal,
cuando éste depende de la no linealidad del
material, debemos abandonar los métodos armónicos de cálculo, como son el método de la
losa ortótropa y el de las láminas plegadas.
Debemos utilizar modelos formados por elementos discretos, como el del emparrillado o el
de los elementos finitos, en los cuales podemos
introducir las leyes no proporcionales de variación, variando el valor de la matriz de rigidez
(K) y poniéndola en función de los esfuerzos.

Fig 3.32

Los ensayos realizados en vigas de hormigón annado solicitadas a torsión demuestran
que su rigidez, GIT' se reduce muy rápidamente a partir de la fisuración del honnigón.
En vigas de hormigón pretensado, se prolonga
algo más la respuesta proporcional pero también cae rápidamente y además esta caída es
mucho mas rápida que la de flexión.
Por tanto si nosotros adoptamos una rigidez a torsión correspondiente a etapas no
fisuradas, estaremos sobrevalorando la capacidad de reparto. Un caso especialmente claro de
estos lo constituye la viga riostra sobre pilas,
que suele estar claramente solicitada a la torsión por los diferentes giros de las vigas longitudinales sobre apoyos. Esto ha conducido a
considerar para esta viga una rigidez a torsión
mitad, de la inicial, para afrontar el estudio del
reparto.
Sin embargo, los comportamientos de
las piezas elementales los hemos estudiado
bajo solicitaciones simples, ya sean de flexión
o la torsión. Pero las piezas están sometidas a

Para hacer operativo este procedimiento
se emplea el método incremental, el iterativo, o
un método mixto entre el iterativo y el incremental.
Si conociésemos perfectamente bien las
leyes de comportamiento individualizado de
cada una de las vigas que se pueden destacar
del tablero bajo los efectos de acciones combinadas, podríamos, por el procedimiento analítico que acabamos de examinar, determinar la
evolución de los mecanismos de resistencia de
cualquier tablero de puente desde la aplicación
de la carga hasta su rotura.
La determinación de esta evolución está
muy poco avanzada. Por este procedimiento se
podría detenninar con precisión el coeficiente
de seguridad real que presenta el tablero, en
lugar de tener que recurrir, como se hace
ahora, a determinar la distancia que existe entre los esfuerzos elásticos bajo carga máxima y
los momentos de rotura de las secciones indi-

172

PUENTES

Javier Mamerola Annisen

Ir

ee

21..

SECCION

TRANSVERSAL

t-·_··+=-2J·
.__.._--+------_.
. ±: .
..__.-+-..-+-.__.
~
¡ o.ea ~

VIGA-3
VIGA-2
VIGA-]

0.00

SITUACION

DE LAS

CARGAS

PARA ROTURA

Fig.333

vidualizadas. Este tipo de distancia no equivale
a la que existe hasta la rotura real del tablero.

Comportamiento hasta la rotura
En el año 1965 se llevó a cabo en ellnstituto Eduardo Torroja el ensayo! de un tablero
que representamos en la figura 3.3.3. Una de
las finalidades de este ensayo era detenninar la
evolución de sus mecanismos de resistencia
bajo la acción de las dos cargas puntuales representadas que aumentan de valor hasta alcanzar la rotura del tablero.
Una de las consecuencias que se obtuvo
en el mecanismo de reparto se mantuvo proporcional a las cargas hasta que se presentó,
bajo la viga 1, una fisuración apreciable.
Esta fisuración, debida no solo al momento flector, sino también al esfuerzo cortante, dio lugar a dos fenómenos que causan el
cambio de las leyes de momentos rotaciones y
la distribución transversal de cargas.

1Este

ensayo fue realizado por los Ingenieros José A. Torroja,

Julio Martínez Calzón, José Luis Vi llegas (Uruguay) y Javier
Manterola.

La figura 3.3.4 representa la distribución
de rotación de las vigas del puente a lo largo
del proceso de carga. Como se puede apreciar,
las rotaciones se concentran bajo las cargas en
la viga l. Estas rotaciones localizadas, que son
muy imp011antes en estados muy avanzados de
carga provocaron alargamiento complementario de los hilos de pretensado, que al no estar
inyectados produjeron una compensación general de momentos en toda la viga que se concretó en una fisuración más débil en el centro
de la viga.
Las rótulas fonnadas por la fisuración
bajo carga dieron lugar a un segundo fenómeno que repercute sobre la distribución transversal de las cargas. Pues estas rótulas, al hacer
flexible a la viga 1 hacen aumentar la relación
entre la rigidez transversal del tablero y la de la
viga, por lo que la transmisión transversal de
cargas y la solicitación a flexión de la losa
entre vigas aumentó.
Por otra parte, la distorsión angular concentrada, que es una rótula, se reproduce sobre
la losa superior convirtiéndose en una torsión
concentrada en este punto. Esta torsión, combinada con la flexión, cambia la dirección de
los momentos principales del tablero, dando
lugar a la inclinación de las fisuras.

173

CAPITULO J- EL TABLERO DE VIGAS DE HORMIGÓN

RUPTURA DEL PUENTE
DISTRIBUCION DE LAS ROTACIONES

.10

__1liiii¡¡¡¡¡¡:~~2s;a:::~4~ 5-J.6-,7~8~~8P;;:L"~12._'3'--1,-4-,-15--l.16~'7:::::'8~~~¡¡¡iii'"
V1

o
10-4 m-1
50

100

150

2

300

400

500
.10
11

12 13

14 115

16 17

18

O

50

PR 4
100
50

~

• lO

~~,ll,11,21~1;t1,51~rrl!J

__

~_~_--: -./:-:~~:::- ----------------r-~__

O

5

- - - PR4 100 %
_ . - PR3 78.77%
---.- PR2 52.52%
--PRl
26.25%

Fig.334

V3

174

PUENTliS
Jal'ter A/cll//emla AI'lJllsell

Zaragoza

175

CAPITULO 4- PUENTES LOSA DE HORMIGÓN

4.- PUENTES LOSA DE HORMIGÓN

Dentro de la denominación de puentes
losa recogemos todos los tipos de puentes de
luces cOlias y medias, cuya sección transversal
se obtiene por aligeramiento de una losa ma~
ciza que cubre la anchura del tablero. El aligeramiento podrá tomar diversas fonnas tanto
exteriores como interiores y su cuantía crecerá,
en general, con la luz del puente. Fig. 4.0.1.

Fig.401

Una característica importante de este
tipo de puentes es su construcción, que se basa
en el hormigonado "in situ" del tablero, utilizando para ello cimbras apoyadas en el suelo,
cimbras móviles ó cimbras autopOliantes. La
tendencia a uno y otro tipo de cimbra dependerá de su economía, en función del número de
repeticiones y de la velocidad de construcción.

PUENTES

176

Javier Manlerola Armisen

Esta característica constmctiva le proporciona al puente losa la posibilidad de acoplarse perfectamente bien a cualquier disposición en planta, ya sea recto, curvo, oblicuo, de
anchura variable, etc y a cualquier disposición
en alzado con canto constante o variable. Por
otro lado le obliga a adoptar fOfilas exteriores
mucho más simples que el puente prefabricado, con el fin de simplificar un encofrado
que no se va a utilizar muchas veces.
En algunas ocasiones se han realizado
puentes losa prefabricados. En este caso la
prefabricación se realiza por medio de dovelas

colocadas en obra por avance en voladizo o
apoyadas sobre cimbras. Se han utilizado para
puentes de luces cortas y medias con aligeramientos rectangulares, cuadrados y circulares.
Fig.4.0.2.
Tanto si son prefabricados como si están
hormigonados "in situ" , estos puentes suelen
ser continuos, disposición muy favorable para
reducir la cuantía de los momentos flectores
principales y que no ofrece ninguna dificultad
de ser conseguida por el método de constmcción que utilizan.

fi!?Tl=~=~=o=o=o=o=o=/==~

1i5?=rll==============~

\OOí
Fig 4.0.2

De estas primeras consideraciones podemos incluir, que el tablero tipo losa es:
a) Mas adecuado que el prefabricado para
acoplarse a condiciones de trazados curvos ó variables.
b) Da lugar a puentes continuos, con inercia
constante o variable, lo que permite reducir la cuantía de los momentos totales.
c) Puentes mas rebajados que los de vigas y
con una mayor capacidad de resistencia
última por redistribución de esfuerzos.
d) Puente más artesanal que el de vigas prefabricadas, aunque la utilización de cim-

bras autoportantes ha convertido su
constmcción en un proceso muy industrializado.
e) Mayor libertad en la fonna y colocación
de pilas que el puente prefabricado.
El ámbito de luces que se cubre con este
tipo de puentes va desde los mas pequeños
hasta los 50 ó 60 m. de luz, aunque la zona de
utilización nonnal suele oscilar alrededor de
los 30 m. El peso propio, que es una de las
solicitaciones más importantes de cualquier
puente, no resulta excesivamente gravoso para
estas luces, con lo cual las exigencias de
máximo aligeramiento del puente no están
excesivamente presentes en esta tipología.

177

CAPITULO 4· PUENTES LOSA DE HORMIGÓN

Podemos decir que un puente losa es el resultado del compromiso entre la facilidad constructiva y las condiciones resistentes. Fig.
4.0.2.

poslclOn favorable tanto desde el punto de
vista resistente como del constructivo.
Dentro de las condiciones de continuidad es necesario considerar:

4.1.- Morfología y dimensionamiento

l.

Dentro de la morfología conviene distinguir morfología longitudinal y morfología
transversal.

Distribución de cantos a lo largo del
puente.

2. Relación entre la luz del vano extremo
al vano tipo.

4.1.1.- Morfología longítudínal

.3.

Como ya hemos indicado los puentes
losa son normalmente puentes continuos, dis

Situación y tipo de las juntas longitudinales.

o

b

e
Fig 4J.01

Distribución de cantos a lo largo del dintel

Podemos adoptar dos leyes de variación
de cantos a lo largo del dintel. Canto constante
y canto variable. En la ley de cantos constantes
está presente la facilidad constructiva y la expresividad fonnal de una banda continua para
puentes largos. Fig. 4.1.01 a.
El tablero de canto variable puede ofrecer dos tipos de variaciones.
El tablero acartelado, Fig. 4.1.0Ib., que
se acopla bien a las exigencias resistentes y los
tableros con intradós curvo, Fig. 4.1.0Ic. Dentro de las curvas se suelen elegir parábolas de
segundo grado o de tercer y cuarto grado. La
parábola de segundo grado presenta una transición de cantos suave, las parábolas de orden

superior presentan una transición de cantos
más rápida al principio para convertirse en casi
planas hacia el centro de la luz.
Relación entre la luz del vano extremo y del
vano tipo

Para que la ley de momentos flectores de
una viga continua, de canto constante y carga
constante tenga el mismo momento en todos
los apoyos debe ocurrir que la luz del vano
extremo sea:
L¡ =O,8166L
Siendo L la luz del vano principal.
Los momentos flectores son, entonces,
prácticamente iguales en todos los vanos por lo

PUENTES 178 Javier Manlerola Annisen que si se adopta esta luz del vano extremo el dimensionamiento de toda la estructura será el mismo. Por este procedimiento se mantiene la continuidad estructural de momentos flectores en el dintel. vanos de borde. En primer lugar es disponer una junta a "media madera" situada entre 0. pues toda junta es un elemento singular y de perturbación de la rodadura del puente. es costosa y se acaba deteriorando antes que los demás elementos de rodadura.2 L Y 0. Sin embargo los movimientos que se producen en la junta. de longitud sin juntas intermedias son frecuentes y la tendencia es a hacerlos cada vez mas largos sin juntas intermedias aunque el coste de los aparatos de apoyo aumente. a la fluencia y a la retracción. 4. Siempre que se pueda debe evitarse el vano extremo corto anclado. Si es posible debe disponer solamente una en cada extremo. 4. Adoptar vanos de compensación largos (L l '" 0. hasta valores mínimos del 25% de la luz del vano principal. Por tanto cuando se distribuyen las luces en puentes continuos de varios vanos debe tenerse en cuenta que los vanos extremos deben tener una luz que oscile alrededor del 80% de la del vano tipo. Fig. los cuales obligarán a disponer un anclaje en su extremo para evitar que se levante cuando cargamos el vano principal. etc. En principio se deben poner la menor cantidad posible.02.25 L. la deformabilidad de las pilas y la de los aparatos de apoyo que se disponen entre pilas y dintel. Es por esta razón por la que conviene llegar a un equilibrio entre las ventajas que presenta un dintel continuo con el menor número de juntas posible y el sobrecosto de los apoyos.25L) o cualquier otro valor intermedio va a depender de las condiciones funcionales. En el caso de disponer juntas intermedias en el dintel pueden establecerse en los siguientes puntos.1. detenninan un encarecimiento de los aparatos de apoyo situados sobre las pilas. derrame de terraplenes. En algunas ocasiones pueden utilizarse vanos extremos más pequeños. giros .8L) o vanos de compensación cortos (L l '" 0. bajo las defonnaciones debidas a la temperatura. los cuales son necesarios si se desea liberar a éstas de grandes esfuerzos longitudinales. del dintel. Si hacemos la luz del vano extremo igual a la del vano tipo resultará un incremento importante de momentos encima de la primera pila y en el vano extremo.1.03a. Viaductos de 300 y 400 m. Situación de las juntas longitudinales La detelminación de la situación de las juntas de dilatación en un puente continuo no puede abordarse desde la problemática del dintel únicamente. Será el resultado de considerar conjuntamente las defonnaciones axiles Fig 4 J 02 Sin embargo los grandes mOVlIIllentos que experimenta el dintel en puentes largos. Fig.

Fig. con cuantía diversa en cada caso.03c. son bastante grandes y el mantenimiento de la junta se hace complicado.1. Con el aligeramiento prismático el peso propio de la estructura es menor y la eficacia resistente de cara al pretensado longitudinal también es mejor. pero solo es posible si la anchura de la pila es suficiente para que puedan disponerse en su parte superior dos apoyados adosados.04.1. se disponen una junta veliical. este tipo de juntas tiende a ser evitado.. En la figura 4. Sin embargo se utiliza. utilizamos los dos tipos mas usuales. 4. podemos obtener su morfología a partir del aligeramiento de una losa maciza. Su comportamiento es correcto. el aligeramiento cilíndrico y el aligeramiento prismático. 4.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Junto de di latae i on o) b) Junto de di latae i on e) Fig 4103 y desplazamientos veliicales.04. uno para cada vano. Podría decirse que la viga Vierendel en que se convierte la sección transversal del dintel está perfectamente dimensionada con el aligeramiento cilíndrico al producir éste una distribución de espesores en las paredes de la sección perfectamente acopladas a las exigencias de los esfuerzos interiores que se desalTollan en este tipo de vigas. losa maciza extendida a toda la anchura del tablero. Fig. En la figura 4. (4 y 9). Si consideramos en primer lugar la sección 1.179 CAPITULO 4 .1. El aligeramiento cilíndrico produce unas secciones transversales más pesadas y más rígidas que el prismático. El aligeramiento interior puede realizarse por varios procedimientos y ser mas o menos intenso. en lugar de como biempotrados.1. cuando se quiere eliminar la influencia de un vano sobre otro.-Morfología de la secclOn transversal y dimensionamiento Partiendo de la definición que hemos establecido sobre los tableros losa. que es más fácil de realizar que la junta a media madera. Si llevamos este tipo de junta a la veliical de la pila. Este aligeramiento puede ser tanto exterior como interior.04.03b. En cambio aumenta la deformación por cortante de la . (2. 4.2. podemos aligerarla lateralmente lo que nos proporciona la sección 7.1. A pesar de las ventajas resistentes que presenta esta disposición en el comportamiento resistente del tablero. 4. Fig. se produce un incremento de momentos flectores en los vanos contiguos ya que funcionan como apoyadosempotrados.1. Fig.1. 3 y 8). 4.04.

4. En las secciones de la Fig. la fonna circular inferior pennite que penetre bien el honnigón sin dejar coqueras.. (6 Y 11) el aligeramiento se ha llevado al máximo y la morfología de los puentes losa conecta con la de los puentes cajón.. Los tableros con aligeramientos circulares se honnigonan muy bien de una sola vez.::=:=~J/ 8 9 10 11 Fig 4J04 sección transversaL Es una sección mas flexible que la proporcionada por el aligeramiento cilíndrico. En cambio el aligeramiento rectangular es prácticamente imposible realizarlo de una sola vez por .04.PUENTES 180 Javier Manlerola Annisen \0000000/ 2 :3 \Ooooooor' \0000000/ 4 5 6 7 \000/ \000/ \000/ \ C-.1.

Madrid 10 que suele ser necesario hormigonar la cabeza inferior en primer lugar y las almas y cabeza superior en segundo lugar.04. En la Fig. Dimensionamiento La primera dimensión que hay que definir es el canto. Las secciones 2 y 8 Análisis de secciones Se utilizan para puentes de mas luz.3 y la 8 de la fig. Se emplean también en tableros de hormigón pretensado pero en este caso conviene utilizar un pretensado parcial. pero es mas habitual su uso para puentes con luces oscilando entre los 20 m. (5 Y 10) que aligeran mas que los círculos y permiten el hOITnigonado de una sola vez. 41. 4. a paliir de las cuales matizar estos valores para cada tipo de sección. vibra mucho. y es bastante costoso por la cantidad de annadura que es necesario disponer. de luz aunque es más frecuente su utilización para puentes menores de 20 m.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Fig. y los 40 m. cuya sección transversal está entre la. - L 22 canto centro de vano c = 40 1 Tableros de inercia constante c = L 25 mente en puentes de luz pequeña. pueden alcanzar hasta los 25 o 30 m. 4. vanto apoyo Tableros de inercia variable. Las secciones tipo 1 y 7 son las mas pesadas de todas por 10 cual se emplean única- El aligeramiento circular mejora mucho el rendimiento del pretensado y se pueden L= luz del tablero en metros . Se han llegado a alcanzar con ellas hasta los 60 m. Este inconveniente ha dado paso a secciones como las representadas en la figura 4. ConfoITne vamos haciendo más pequeña la cabeza inferior al pasar de la sección 1 a la 7 los cantos deben aumentar un poco si no queremos sobretensionar el h0IT11igón en su cara inferior. Con la sección 1 se han alcanzado cantos de hasta Ll40 pero en este caso el puente es bastante flexible. ya que su relación inercia/área es muy pequeña y se emplean por tanto preferentemente en tableros de hOITnigón aITnado. Podemos establecer unas magnitudes iniciales. 05 Puente de Cualro Caminos.04. Con respecto al canto estos puentes pueden ser los mas esbeltos.1.05 representamos el puente de Cuatro Caminos.181 CAPITULO 4. Tienen un mal rendimiento para el pretensado.1.1. En general se pueden adoptar los cantos inicialmente fijados o un poco menores..

. también viene con dicionado por condiciones constructivas. no es posible alojar la armadura pasiva transversal y longitudinal y el pretensado transversal si es que lo tienen. 4. Esta armadura suele dificultar el hormigonado de la sección. Con respecto al espesor del alma. es el efecto arco que produce la forma del aligeramiento. Únicamente para aligeramientos muy grandes. sería necesario aumentar estos espesores. A facilitar esta operación es a lo que responde la tendencia de aumentar la separación de los alvéolos circulares hasta dejar almas de 30 ó 40 cm. el espesor puede reducirse a 12 ó 15 cm. 4. La forma circular del aligeramiento tiene otras ventajas que la correspondiente a materializar adecuadamente la viga Vierendel que es la sección transversal.1. a la cabeza inferior en el centro de la luz. en la losa inferior.1. Con respecto al espesor de la losa encima y debajo del alvéolo. En el caso de prefabricación por dovelas transversales con ejecución muy cuidada. Para los radios habituales de los aligeramientos. Sin embargo con 10 cm. Cuando los puentes son de canto variable el aligeramiento circular se suele llevar de uno a otro lado del tablero sin cambio de diámetro. principalmente en las secciones situadas a los cuartos de la luz. Desde un punto de vista resistente el espesor mínimo centrado con el eje del aligeramiento sería aquel que evitase el punzonamiento de la losa bajo las cargas puntuales del tráfico. 01 i geroM i ento e i rcu I or 01 i geroM i erito r"ectorigu I or I I o) b) F¡g 4106 .06a. De hecho. Estos espesores son muy pequeños. Con aligeramiento rectangular lo normal es acoplarse al canto real.06b. Normalmente la capacidad resistente es superabundante por lo que son las condiciones constructivas las que priman sobre su dimensionamiento. con 10 o 12 cm. El segundo. cantidades éstas muy superabundantes para el trabajo resistente que tienen encomendado. Fig. ya que tiene una mayor dificultad de hormigonado. Fig. en la sección encima de pilas. su uso. se ha extendido extraordinariamente pues este aligeramiento permite hormigonar sin dificultad toda la sección de una sola vez. En el espacio que existe entre alvéolos suele disponerse armadura pasiva de cercos y el paso de los cables de pretensado cuando van desde la cabeza superior. no habituales en este tipo de puentes pues los cantos son pequeños.PUENTES 182 JOlJler iVlolllerolo Al7llisell adoptar excentricidades máximas en el centro de la luz y los apoyos con lo que el aprovechamiento del pretensado es máximo. de espesor de losa superior encima del aligeramiento. ésta no suele estar gobernada por la capacidad de resistencia a esfuerzo cortante. La forma curva pennite la entrada fácil del hormigón en la parte inferior. sería suficiente ya que existen dos efectos que permiten reducir este espesor hasta el mínimo. Estas razones conducen a adoptar espesores mínimos del orden de 15 centímetros para los puentes hormigonados "in situ" en la losa superior y del orden de 18 a 25 cm. El primero es la presencia del pavimento que ya establece un pequeño reparto de la carga puntual.

4101 .183 CAPITULO 4.PUENTESlOSA DE HORMIGÓN a) Fig.

184 PUENTES Javier Manterola Armisen ~OOí M \OO~ Fig. 4/09 . Fig. 4/08 .

c. Son sin embargo los de mejor rendimiento resistente y los de mínimo peso. Fig. Esto obliga.07. 4. 4. pero posible. 4. separados lo suficiente para que la excentricidad que introduce la torsión de la sobrecarga sobre la carga permanente se quede.09 representamos dos tableros losa con sección transversal curva y con una relación de eficacia resistente·-peso. No en vano el número de puentes constlllidos de esta fonna es muy grande. se aplican normalmente. Se han realizado para luces cortas y medias cuando están asociados a la prefabricación por dovelas y el pretensado extenor.07a tenemos la disposición más clásica. aparatos de apoyo de neopreno-teflón con el fin de reducir el efecto de las deformaciones impuestas del dintel. 4.11 c. intentando separarlas lo más posible. Una pila colocada bajo cada uno de los dos cajones o una pila sola para ambos cajones. En la Fig.300 m.1. en los esfuerzos de las pilas.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Las secciones tipo 4. Secciones 6 Y 11 Son poco frecuentes en luces cortas y medias por la dificultad de hormigonado. El cuerpo de la pila puede adoptar infinidad de formas. muy eficaz desde el punto de vista resistente y fácil de constlllir. En la Fig.07a. no es necesario disponer juntas intermedias. En este tipo de secciones la deformación por esfuerzo caliante de la sección transversal puede tener alguna influencia en la respuesta resistente de tableros muy anchos.1. Las juntas de dilatación de la Fig. para ello. utiliza una sección de tipo 8. aligeramiento exterior y aligeramiento interior. A continuación dos versiones de pila que recogen el dintel en su borde en disposición poco frecuente. 4. 4.11 presentamos diferentes maneras de relacionarse pila con dintel.1. con el conespondiente coeficiente de seguridad.1. b. es una solución adecuada para este tipo de tableros clásicos. ya sea con canto constante o variable (constante normalmente para puentes largos y constante ó variable para pasos superiores cortos). .CAPITULO 4.03. La forma de la pila está muy poco condicionada por las exigencias resistentes del dintel. Pila elíptica con apoyo doble.1. d y e. 9 Y 10 Proporcionan un aligeramiento excelente de la sección transversal.1. como la representada.1.1. 4.3. 4. que tiene como fin reducir peso y mejorar eficacia resistente de la sección transversal se mantiene en ambos casos. En la Fig.1. En las figuras 4.1. sin más sobrecoste que algo más de armadura de pretensado y un encarecimiento menor o mayor del encofrado. muy poco más pequeña que las soluciones anteriores.11 a.1. Fig. Fig. tiene gran rendimiento ante el pretensado por su gran radio de giro y por tanto pueden adoptarse en el caso de las mayores luces que cubre esta tipología. entre los apoyos.1. generalmente a un ensanchamiento de la pila en la parte superior. representamos diferentes disposiciones estlllcturales con la utilización de diferentes tipos de secciones transversales nonnalmente utilizadas en este tipo de puentes. Los planteamientos generales y de dimensionamiento son similares al tablero anterior. menor en las secciones 5 y 10 que en las secciones 4 y 9. Sin embargo este tipo de secciones es de uso poco frecuente por la dificultad de hormigonado de la losa inferior.10 representamos un dintel algo menos convencional con la intención de conseguir una imagen algo más poderosa del dintel.1. Sin embargo una disposición como la presente puede realizarse perfectamente. El concepto de aligeramiento analizado. o circular con apoyo simple Fig. ya que la pila no la recoge.. 4. En el punto 4. Hasta los 60 m. 4. Debe disponer de dos apoyos. En la Fig. 4. aunque sea necesario utilizar. hemos visto la morfología longitudinal que se aplica habitualmente.08 se unen dos tableros simples para formar un dintel de más anchura. el puente pesa poco. 5. En 185 longitudes de hasta .1.11 b donde la torsión se acumula a lo largo del dintel.Disposiciones estructurales En la Fig.

186 PUENTES Javier Manferola Annisen Fig 4 lIO o b e Fig. 41.11 .

4112 . Cada tramo está formado por un "hongo" y un vano intermedio. pues en sentido transversal el puente es una ménsula empotrada en las pilas. Sin embargo el tablero no resulta pesado pues la fonna "hongo" reduce visualmente los espesores. en la cual la losa se polariza hacia un pilar único. hasta valores próximos al cuarentavo de la luz.1.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN 4. alrededor de 1/10 a 1/12 de la luz y baja mucho en el centro . La disposición de juntas de dilatación entre tramos es muy beneficioso por dos motivos.4. un tramo se apoya en el siguiente. En el - Fig. Las pilas son de gran dimensión.1.. sería necesario mantener deslizante la unión pila-cimiento.Losas-hongo En aquellos casos de puentes muy anchos y luces moderadas o pequeñas se puede adoptar una configuración estructural.12..187 CAPITULO 4. b) La reacción de intercambio en la unión entre dos tramos siempre es del mismo signo. creando un'''hongo'' de canto variable. La disposición habitual de este tipo de puentes es la de tramos separados por juntas de dilatación. 4. En el caso de que no se quisiese dejar juntas transversales entre tramo y tramo. máximo en pila y mínimo en el centro del vano Fig. a) Se asegura que no habrá acumulación de esfuerzos en pilas debidas a las defonnaciones impuestas por el dintel. El dintel tiene cantos muy fuertes en la zona de pila.

como a las esquinas. b) Fig.13c se adopta una losa maciza con paraboloides hiperbólicos como superficie de transición entre los bordes y los ejes. El rendimiento resistente de estas En la Fig.1. Todas ellas son válidas siempre que exista una pila considerable que resista las flexiones transversales del tablero y una distribución de inercia en el tablero que permita un empotramiento con la pila y una capacidad resistente a grandes flexiones longitudinales y transversales. a y b se adopta una nervadura dirigida al centro o a las esquinas.13 representamos tres disposiciones habituales de "hongos".14.1. la reacción entre "hongos" podría ser tanto de tracción como de compresión.1. con lo que sería necesario anclar las losas entre sí. 4. 4. Son muchísimas las variaciones que se pueden adoptar en la forma de los "hongos". más o menos simples. En la Fig.013.1.1. La más clásica es la representada en la Fig. El "hongo" puede adoptar muchas disposiciones. lo que reduce considerablemente el volumen de hormigón utilizado a la vez que mejora el peso del "hongo" y reduce la cantidad de pretensado. como la que aparece en la Fig. 4. tanto lineal (representada) como parabólica y dirigiendo la arista entre cuadrantes.12 con variación de canto. 4. En las correspondientes a las Fig. 4. más o menos sofisticadas. 4J/3 . tanto al centro de las aristas (representada) .PUENTES 188 Javier Manlero/a Armisen caso de que no eXIstIese losa intermedia.

Losa ¡sótrapa En la Fig. DxYy+DyY x.2. que constituyen los otros dos sumandos del valor 2H y cuyo valor suele ser muy pequeño.Respuesta resistente La ecuación diferencial que gobierna el compoliamiento de una losa oliótropa es en una dirección y pendicular. la inversa del incremento de giro <5 2 w <5 <5 que se produce en un elemento diferenx y cial cuando le aplicamos un momento unitario El segundo ténnino de la ecuación diferencial de la losa ortótropa expresa el hecho de que las curvaturas principales de la losa y por tanto sus momentos flectores principales.02 representamos la respuesta en conimientos. se opone también la rigidez a flexión en dirección longitudinal y transversal de la losa a través de su módulo de Poisson. es decir. su significado físico es más complejo.2.189 CAPITULO 4 . leyes de momentos principales y distribución de los momentos flectores longitudinales y transversales en la sección central de la losa isótropa bi-apoyada Ante una carga puntual situada en el centro de la luz y en el borde de la losa. Está compuesto por tres sumandos Dxy+D yx es la rigidez a torsión en sí de la losa..PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Fig 4J14 4. no siguen las direcciones de los ejes coordenados x ey. se ponen en juego los mecanismos de resistencia . donde Dx es la rigidez a flexión en dirección longitudinal y D y es la rigidez a flexión en dirección transversal. 4. M xy M yx en dirección per- Pero a este giro diferencial y al alabeo correspondiente a la defonnación por cortante.. Con respecto al valor H.1. 4.2.

000 'y : . .2.. De 500 m Tn que supondría el momento flector de una viga bi-apoyada de la misma luz y la misma carga puntual. Esto redunda en un menor reparto transversal de la carga.. . La curvatura transversal es positiva en este caso. Fig. a) 0-'" . M y: 1 . 1f) .04.. pero de una manera más suave. .03.. como es la representada en la Fig.. Si en la losa anterior bi-apoyada de 20x12 y 1.... introducimos dos apoyos intermedios simétricos. la rigidez transversal Dy que reparte transversalmente la carga y la rigidez a torsión 2H que acopla la dirección de las curvaturas y las flexiones principalmente a las condiciones geométricas determinadas por los bordes. 4. . 95.....PUENTES 190 Javier Manlerola Armisen '.. . . 4. Ante una carga unifonnemente repartida. " " " '.. la zona más cargada de la losa apenas alcanza la quinta parte. se reduce a 12 m Tn.. aunque sea descentrada.. mientras que para la losa cargada en el centro de la luz. y además este valor se reduce rápidamente.2. '. e) Fig 4201 longitudinal y transversal..:. mientras mantenemos la rigidez transversal. Fig.02.74 m Tn.. aumentamos la rigidez del mecanismo longitudinal al reducir su luz. lo que se realiza en las inmediaciones de la carga a través de la curvatura transversal negativa.13 para este caso.65. de los 20 m Tn que tendría la losa si considerásemos que resiste únicamente la zona directamente cargada. su influencia en las inmediaciones de la carga es muy intensa..2. La relación entre el momento máximo y mínimo en la sección cargada es de 3.. Las losas resienten el efecto de las cargas puntuales... pero sin apoyos intermedios.. 4. Se neutraliza a poca distancia por la enorme capacidad de reparto que tiene su estructura. pero se disipa con rapidez. es de 1. el reparto se realiza igualmente..M Y ut uy4 b) 000' I ..0 m de canto. la rigidez longitudinal D x que transporta la carga hacia los apoyos.

PUENTES LOSA DE HORMIGÓN ..... -.._ A I .. " " "" ..-- PDSIClDN DE LA CARGA \ \ x x "" "" "'" "" "' ..191 CAPITULO 4.. " "" "" "" "" "" "x "x " " "" "" "" "" "" \ \ \ \ o o « >o tL « w o o D! (IJ I I DISTRIBUCION DE MOMENTOS FLECTORES PRINCIPALES 100 O Tn t=_7_1_r_'t_(_======--_M_Y _)_-==_ 95 7~ nt (Mx) DISTRIBUCION DE MOMENTOS LONGITUDINALES Y TRANSVERSALES EN LA SECCIDN CENTRAL Fig 4202 ....

PUENTES 192 Javier Man/erola Armisen r>------ 20 . 8. ..- DEFORMADA 0.. Y TRANS.¡DO . EN LA SECCION CENTRAL Fig 4203 . .. 16 12 16 OISTRIBUCION DE MOMENTOS LDNG..4 Tn/rt 1 1 4: My .

ya sean puntuales o uniformes. o empotrando las losas en los bordes transversales o disponiendo pilares intermedios..193 CAPiTULO 4 . . i4ii~~!!¡ .. En este caso la capacidad de reparto de la losa se reduce mucho.. etc.. Las cargas puntuales. . efecto que se disipa con gran rapidez cuando se aleja del punto de actuación de las cargas. La relación ancho-luz influye en la relación entre la rigidez longitudinal y transversal. De este primer estudio se deduce: Toda estructura en losa isótropa tiene una excelente capacidad de reparto transversal para la actuación de cargas disimétricas. . reduciendo la luz. producen efectos locales muy intensos.PUENTES LOSA DE HORMiGÓN I ¿ PoSICIoN DEL APOYO I I 1--- PoSICION DE LA CA~GA --0 ------- ----- I I ?I PoSICION DEL APOYO I DEFORMADA 10 42 OlSTRIBUCloN DE l~oM LONG Y TRANS EN LA SECCIoN CARGADA 32 64 -10 46 . Podemos aumentar la rigidez longitudinal. ' l1y 5 B7 OlSTRIBUCION DE 1101·1 LONG Y TRANS EN LA SECCION DE APOYO Fig. : ! ¡ ¡ : ' : ~~~~~: . ya sean acciones o reacciones de apoyo. 4204 Los momentos negativos longitudinales se concentran en la sección de apoyo con un máximo en el apoyo. con una gran concentración de flexiones y cortantes en sus inmediaciones. .

Determinación de rigideces a flexión y torsión Los valores a utilizar en la ecuación diferencial según la tipología de las losas g4 w La determinación de las rigideces longitudinales y transversales depende del tipo de aligeramiento utilizado.4. sino que ocasionan una defonnación por esfuerzo cortante que puede ser importante e incidir..2. realizado siempre en dirección longitudinal por medio de tubos circulares o rectangulares. Fig.PUENTES 194 Javier Mantuola Aunisen 4.2. en el reparto transversal. Este aligeramiento. como si la sección transversal fuese indefonnable. lo que permite asimilarlas a la teoría de la viga.1.y) son: a) Losa isótropa Et 3 D x =D =-------. con fuerza. Confonne la luz aumenta la capacidad de repaIio...Losa ortótropa Como hemos visto en 4.2.2.1.2.1.Aligeramientos y rigidez transversa/ g4 w . = P(x. con el fin de reducir peso propio de una estmctura tan pesada.a. suele ser suficiente para obtener un claro comportamiento longitudinal de la estmchlra. introduce una reducción en la rigidez transversal de la losa que potencia el mecanismo longitudinal de transporte de las cargas sobre el transversal.:-2 y l2(l-v Gt 3 D xv ) Et 3 H == l2( l-v 2 =-6- ) b) Losa aligerada El. 4. Pero éstos producen no solo una diferencia de rigideces a flexión y a torsión en dos direcciones perpendiculares. el aligeramiento de una losa se realiza. con consecuencias significativas en aquellos puentes de luces pequeñas o mejor dicho con relación luz/ancho pequeños.05. reducida por el aligeramiento. x a 1 = Inercia de la zona rayada en la x sección transversal Dv=El)' l)' = Inercia de la zona rayada en la sección longitudinal respecto al centro de gravedad conjunto de las losas superior e inferior D¡=D 2 =vDy Determinación de H Fig 4205 g4 w D x &4 +2H &2&2 +D)' &4 D 4.2. a partir de los 20 ó 30 m de luz.2.

1 /:: J /:: /:: o ~ /:: '-- Fig.2. 4.07 .Dxy.Fig./- .Fig..06 Si suponemos la seCClOn transversal elemental equivalente a una sección rectangular. ~. JZ h Fig.4. 4.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN ~ ~ . ya que como en las losas macizas.Dyx . las tensiones tangenciales desanolladas participan de la rigidez a torsión longitudinal y transversaL .2. 42. Quedará: .2./ ~ . 06 Z¡ / ¿/: ¿.07 B~jo un momento torsor Myx se produce en la sección un flujo de tensiones tangenciales como el considerado.195 CAPITULO 4. tendremos El valor Yz se establece.

PUENTES 196 Javier Manterola AI/nisen de donde Estos mismos resultados son válidos la sección tiene alvéolos rectangulares. .09.08.- \ ( 11 G 4A 2 Et.2.10. 4.. ~/. Fig. tlt1d~ I 6 2H~2l-. Fig.08 El planteamiento es el mismo y los valores los obtenidos de la figura 4. SI c) Tablero de vigas y como Cuando el tablero está formado por vigas doble T. Fig. D =EI. 4. x a queda D vx t 1t)h 2 =2G--tI D v +t2 J rigidez a torsión de la viga ravada a Gt 3 D vx = .2.2.4.f~S +2G /. l2(l-v 2 ) GJ Dw =- -2H sumando quedará siendo Ix la inercia de la viga rayada _..) D¡=D 2 =vD y En el caso del tablero fOlmado por vigas cajón Sin embargo este valor es muy parecido al que ha resultado dar valores mejores en la experimentación.2.

4.A. que siempre que el área del aligeramiento sea menor que el 60% del área total el efecto de la defonnación por c011ante es poco importante. que la flecha bajo la carga puntual sería 0. el tamaño del aligeramiento debe ser considerable.22. solo tiene influencia en las secciones alveolares. utilizable para aligeramientos rectangulares y circulares. .11 b. En principio se admite.197 CAPITULO 4 .57). en dirección transversal. 10 que significaría.0423 m que aparece en la Fig. Cuando utilizamos un aligeramiento circular muy fuerte. 4. Para obtener el valor de la rigidez a cortante -G.-se puede utilizar la fórmula que aparece en 16.1b. ya sean alvéolos circulares o rectangulares.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN o Fig 4209 ti J g fJrl Fig.Área a cortante La defomlación por esfuerzo cortante.11 a. correspondiente a una losa maciza en la cual la defonnación por esfuerzo cortante es despreciable.2. Para que la defonnación por esfuerzo c011ante.11 representamos la defonnación total de tres ménsulas.. Fig. convir- tiendo estos últimos en rectangulares de la misma área. En la Fig. de tres secciones transversales de losas. con distintos aligeramientos.2. Pero en general. sea significativa.42IO 4.2.1. (Área de aligeramiento/área total = 0. 4. cargadas en la punta.2. dentro de los tableros losa. 10 más recomendable es realizar un modelo de la sección transversal y obtener en él dicha deformación. Las tres secciones tienen la misma inercia a flexión.2. para evitar simplificaciones.

En el caso de una sección celular. 0.88 veces mayor que la flecha elástica que produciría exclusivamente su rigidez a flexión.375 -----JU e \ I Fig. 4. I I I.- - .PUENTES 198 JOl'ler ¡f. 42JJ la deformación por c0l1ante se aprecia con claridad en la deformada y la flecha total. Fig. I.2. La manera de obtener la rigidez a flexión y el área a cortante a introducir en el modelo de losa ortótropa. I.-- . I. I. .0797. I I. una ménsula. con paredes muy delgadas. reproducida .- - o) - l O 0797 J b) I 10M J ESTADO TENSIONAL 100 O Tn ---------Ir--------r--------~---------ír--------l--------~ I . la flecha total alcanza un valor de 0. consiste en realizar un modelo lo más preciso posible de la sección. unas 8 veces mayor que lo que tendría si no considerásemos la defonnación por cortante. (área de aligeramiento/área total= 0.72). es 1. es decir. I.375.- - ---..follterolo Amusell 100 O Tn \ I - - - . por ejemplo. . 0.llc.

. 3 Fig. M constante. podemos obtener la inercia equivalente L La flecha producida por una carga puntual en punta es De la primera solicitación. Se obtienen las flechas reales en ambos casos.IllGElUHJOOO REtTAI(llJJ.199 CAPITULO 4. 4.2. MIz f = 2E! DESPLAZAMIENTOS LOSA HAC1ZA desp=-O 013901 AlGERAHIENTO CJRCUlAR desp=-O 017697 ALIGERAMIENTO RECTANGLUR desp=-O 032033 100 Tn 228 ""'''''''' miiAMlootI ttliW.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN como tal.11 b. 4212 .2.! 90·7 98 -2 163 . A estas estructuras se las somete a dos fuerzas distintas. ó por un emparrillado en el caso de la FigA.w .11 c.2. tenemos que la flecha en una ménsula es Conocida la flecha f y la inercia 1. podemos obtener el valor de GA. como conocemos la flecha real. Un momento en el extremo del voladizo que produce una solicitación sin cortante y una carga puntual que produce la defonnación debida a los dos efectos. f. 4.11 a ó con elementos finitos en el caso de la Fig. Fig. obtenida en el modelo general.

Por el contrario la gran defonnabilidad que introduce la deformación por cortante en la sección con gran aligeramiento rectangular.2.2. Para una sobrecarga unifonne. con aligeramientos cuadrados y vamos a analizar la respuesta ante dos tipos de solicitaciones muy diferentes. 4. Fig.. las rigideces a flexión y torsión no son muy diferentes entre sí en los tres tipos de losas comparadas y por esta razón su influencia en la respuesta es muy pequeña.12. en este caso su valor se reduce a un 29%. mientras que los momentos flectores transversales en la sección transversal en el centro de la luz. 4.3 veces mayor. distribuida en la mitad del puente. Fig. En sí mismas. la diferencia entre el momento longitudinal entre la sección más aligerada a la menos aligerada.Influencia de la ortotropía en la respuesta de los tableros losa Elegimos tres secciones transversales como las que acabamos de analizar. 4. Fig. Como losa utilizamos una losa bi-apoyada de 20 m de luz y 12 m de anchura con las secciones transversales señaladas.2. Los resultados obtenidos. el momento flector longitudinal en el centro llega a ser un 80% mayor que en una losa maciza y su flecha 2. Cuando la defOImación por cOItante es muy intensa. que desanolla un gran cOliante en las proximidades de la carga y en segundo lugar una sobrecarga uniformemente distribuida sobre una mitad longitudinal de la losa.2. el efecto de la defonnación por cortante es menos intenso. Lo que para el caso de carga puntual producía un incremento de un 80% en los momentos flectores longitudinales de la sección transversal con un gran aligeramiento. 4.2. losa maciza. Incluso.2.2.2. produce una mucha menor capacidad de reparto transversal en la losa y por consiguiente una mucha mayor flexión longitudinal bajo la carga.PUENTES 200 Javie/ Monte/ola Armisen Fig 42. En la Fig. cambian de signo y se hacen positivos en el tercero. En primer lugar una carga puntual en borde.13 representamos un intercambiador en Zizur (Navana) que utiliza sección trasversal curva y planta también curva. reflejan claramente la influencia de la defonnación por cortante entre las tres soluciones que comparamos. losa aligerada con aligeramientos circulares y losa aligerada muy intensamente. y este efecto se acentúa mucho más cuando se trata de cargas puntuales.13 4. son negativos en los dos primeros casos. . En la Fig. 4.12 representamos las defOImadas y las leyes de momentos flectores longitudinales y transversales en la sección central de la losa.14.12b.

. ALIGERAMIENTO RECTANGULAR 15.3. lo que . Estas vigas riostras son el resultado de macizar los aligeramientos longitudinales en la zona de las pilas ...3. la inferior y las almas.Vigas riostras sobre pilas La transmisión de los esfuerzos del dintel.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN desp!ozonientos desp=-O 003117 LOSA MACIZA desp=-O 003489 ALIGERAMIENTO CIRCULAR desp=-O 004463 ALIGERAMI ENTO RECTANGULAR OA Tn/M ALIGERAMIENTO CIRCULAR 11' 81 LOSA MACIZA 12.Problemas particulares 4.74 Fig.42I4 4. Aunque estos elementos están poco definidos en un tablero losa con aligeramiento circular.1... Mx . a los apoyos se realiza a través de las vigas riostras. 16 i .. con una anchura ligeramente superior a la de los apoyos que los sostienen. se puede simplificar idealmente la sección circunscribiendo un rectángulo o un trapecio a los alvéolos circulares para destacar las almas y las losas superior e inferior. Los esfuerzos cortantes y momentos torsores del dintel se transmiten a lo largo del tablero por la losa superior. cOliantes y torsiones.201 CAPITULO 4.

4. T 3 Y T 4 de la Fig. Si la solicitación es una torsión.0la. Su distribución en la sección puede hacerse en función del área de cada una de las almas de la viga y dirigidas según el eje de dichas almas Fig.--. T 2. la reacción total de la pila es la suma de los esfuerzos cOliantes en la sección a uno y otro lado de la viga riostra.3.02. En efecto. 4. Fig4JO}a nos proporcionará la cuantía y situación de la solicitación de la viga riostra. el flujo de tensiones tangenciales viene canalizada en las losas superior e inferior y en las almas.202 PUENTES Jm'ler AI{lI/lerolo Anllisell ". valores que conocemos por la fónnula: F= T/f2 valor que multiplicado por la longitud de las caras nos proporciona las fuerzas TI.3. .

-~ .. Cuando tiene un solo apoyo centrado Fig. En ambos casos las mayores tensiones de tracción aparecen encima de los apoyos y la profundización de l~ zona traccionada de la sección es significatIva. la viga riostra queda fuertemente solicitada.203 CAPITULO 4 . por lo que las teorías normales del cálculo de vigas no suelen ser aplicables. 'I>---. Solo en casos excepcionales..-.. con una distribución de tensiones.--~ _.. Los apoyos están constituidos por los propios sopOlies del puente....- """ . .. .. '" .0lb las tensiones principales. En la Fig. El soporte está constituido por unos. En el caso de dos apoyos Fig...PUENTES LOSA DE HORMIGÓN 400 Tn 462 ln 462 ln lA o 031 A o 095 --.. 4.0laA....3.----_.3... .~- ~ v .'" ".--. . ~ [ Fig 430I.. B I[ . 4.. Generalmente estas vigas no cumplen las condiciones de esbeltez necesarias para que se produzca una distribución lineal de las tensiones. La carga de las almas exteriores Q¡ y Q3.. así como la distribución de las tracciones en las secciones indicadas. bastante parecida... _".~ . 4.3. '. . ___ ~ . las vigas riostras tienen unas dimensiones en las cuales la relación canto-luz sin ser pequefía (1/1 O) puede aceptarse un comportamiento como vigas..0la representamos la distribución de los trayectorias de las tensiones principales de tracción (.. '". actúa sobre la ménsula de gran canto con la distribución y cuantía tensional representada.) y de com~resión (---) de una viga riostra nOllllal baJo una solicitación centrada y en la Fig.3. .~"'.b La solicitación de las vigas riostras está así determinadas entre las fuerzas Qi y Ti. .3. la distribución de las trayectorias de las tensiones principales es la representada.~ -''' . ~' ... .~ ~..0la. 4. -.... ..-~... si no lineal. -. dos o tres apoyos. .

parecería que la zona más adecuada para proceder a la descomposición de la teoría de los bordes sería la posición B. En ambos casos la armadura pasiva debe disponerse a poca carga para evitar fisuración importante en un sitio tan especial. la carga Q2 o bien se dirige directamente al apoyo central Fig. la cual.03 es un procedimiento habitual para determinar esta armadura.04 versión b. lo que determina que se debe disponer una armadura a lo largo de la cara exterior que soporte el valor total del cortante en esta alma para poder proceder a la descomposición de la Fig. queda contraITestado por éstas.01a.3. Corno se ve por la distribución de tracciones y compresiones.3.3. los ensayos en rotura dan corno buena la posición C.204 PUENTES Javier IYIanterola Armisen Fig 43 02 El estado tensional cOlTesponde al traslado de las solicitaciones Ql y Q3 a los apoyos. Las tensiones cortantes se acumulan en la palie inferior. hay que tener cuidado con su puesta en carga.3. 4. Este mismo efecto se puede conseguir recogiendo diagonalmente la carga acumulada en el punto inferior. además es el centro del alma. Sin embargo. Sin embargo. 4. es una excelente solución. sin embargo no OCUlTe lo mismo en las lineas AD.04c. 4. corno indica Fig.3. pues anula las tracciones de la desviación de las cargas. Fig.3. contrario al de las cargas Q1 y Q3. BD ó CD. La teoría de las bielas.2 y 4 ó su efecto. pues al tratarse de un . 4. 4. La carga Ql ó Q3 se puede colocar en cualquiera de las tres disposiciones representadas A a C. De la distribución de las tensiones principales obtenidas por el método de los elementos finitos.03 corno aparece en la Fig.04a. 4. Su descomposición da el mismo valor E de tracción horizontal. La disposición de un pretensado transversal Fig.

4303 • '\'\ ~I '\'\ Y/ 1// // b) ~ "- / 1 1 1 I ~ // '\'<?1 '\'\ ~ ~ Fig 4304 e) .PUENTES LOSA DE HORMIGÓN o A 8 e e Fig.205 CAPITULO 4.

. la Fig.--_ "~. T3 .2 representarnos la distribución de las tensiones principales de compresión y de tracción cuando los apoyos se colocan en la vertical de la intersección del eje de achlación de las cargas Q¡ y Q3 y una horizontal paralela al borde inferior de la viga riostra y equidistante entre ésta y el borde del aligeramiento. 4.05 con el mayor efecto producido por el traslado de T ¡ a los apoyos según las dos alineaciones AB yAC. En el caso de que solicitación sea una torsión..01.07.03 para el traslado a los apoyos de las cargas Q¡. 4.. La aplicación de la teroría de las bielas se reduce a la suma de las dos descomposiciones anteriores. A -<E-<-." las vigas riostra según dos direcciones ortogonales a 45° con la vertical.a. Sin embargo la aparición de tracciones horizontales en la parte superior de la viga riostra son el resultado de la flexión constante introducida en toda la viga por la compresión inferior en que se ha descompuesto Ql según la teoría de las bielas.3.""""""""""""""""""""""""" .206 PUENTES Javier iv/an/erola Annisen pretensado corto.06.3. aunque estrictamente hablando no es aplicable la teoría de las vigas esbeltas. La teoría de las bielas acabaría aquí su interpretación. variando algo de cuantía y distribución por la mayor separación que existe entre los apoyos extremos en el caso de tres apoyos y por la flexión que produce el traslado de las fuerzas T2 y T4 a los apoyos. . [ Fig 4305 Nunca existe torsión pura sobre una viga riostra..3.. La teoría de las bielas daría un esquema corno el de la Fig.02.05 para el traslado de la fuerza T¡. la distribución de las tensiones principales se mantiene en el centro de 1\ B/'/ '" La diferencia entre el trazado de las tensiones principales en el caso de dos ó tres apoyos es muy pequeña. y que conesponde a las tensiones principales de un cortante puro. Siempre va acompañada del cortante de la carga pennanente y la sobrecarga. Q2 y Q3 y la Fig. En la Figura 4. En general el apoyo intennedio juega un papel muy pequeño ante esta solicitación. las pérdidas por penetración de cuñas pueden ser impOliantes. 4. En el caso de relaciones canto/luz más pequeñas corno ocurre en la FigA..3. 4. Esta distribución tensional se perturba por la presencia de los dos apoyos donde acaban convirtiéndose la torsión en una carga vertical ascendente en uno y descendente en el otro.3.3.3. Fig.. En la Fig. 4.07 se representa el estado tensional sin y con pretensado de una viga riostra bastante ancha teniendo en cuenta el cortante y la torsión. los resultados obtenidos por el método de los elementos finitos y la teoría de las vigas no es tan diferente. La distribución de las tensiones principales adopta la forma representada en la Fig.3. 4. Se deduce entonces que la utilización del método de los elementos finitos para el cálculo directo de la annadura o para la determinación de la disposición geométrica de las bielas se hace tanto más apremiante cuanto mayor sea la relación canto/luz de una viga riostra.

PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Tl ~' lí Fig 4306 Fig 4307 .207 CAPITULO 4 .

3.3. normal .3.----- -----------------.2.PUENTES 208 Javier Monte/ola Armisen longitudinales de flexión. En el primer caso la flexión del voladizo es cilíndrica y uniforme en toda su longitud. lo cual es frecuente para el tamaño de los aligeramientos habituales Fig. Fig.08a. interesa determinar la flexión propia del voladizo y la penetración de esta flexión y su efecto en el cuerpo de la losa.08b. con una posición y distribución cualquiera produce una flexión local en el voladizo en si y una flexión y torsión en el cuerpo general del dintel.. Si la carga es puntual o local. 4.3.Carga en los voladizos transversales Una carga en los voladizos transversales. 4. puntual o uniforme. Fig. ~@J b) Fig 4308 En el voladizo en si. En el caso de que la relación ancho/luz sea grande. Fig. o de una carga puntual o local.09. Un estado tensional tangente de cortante y torsión también no uniforme además de flexiones significativas en la sección transversal cuya determinación se obtiene en el cálculo general. el efecto de la carga se reparte en una determinada anchura.. la carga exterior produce una distribución de la flexión longitudinal no uniforme a lo ancho de la sección transversal. Si el voladizo es una losa de canto constante. El efecto losa está presente en las flexiones longitudinales a través del efecto Poison. En cuanto a la cuantificación de las flexiones es muy diferente según se trate de una sobrecarga uniformemente distribuida a lo largo y ancho del voladizo.3. la relación entre las rigideces longitudinales y transversales del voladizo es detelminante de cara a obtener la distribución y cuantía de las flexiones longitudinales y transversales. En el caso en que la relación ancho/luz del tablero sea pequeña la carga en el voladizo está contranestada en el dintel por un incremento de la torsión sin que se produzca una perturbación en la distribución de las tensiones J. Fig. 4.09a.08.3. 4. Esto naturalmente en el caso de que la deformación por cortante de la sección transversal sea pequeña.. 4. 4.

4. 4.3. La detenninación de los esfuerzos en cualquiera de estas tres disposiciones es muy fácil sin mas que realizar un modelo de emparrillado o por elementos finitos aplicado a una longitud de voladizo suficiente como para que el efecto de la carga puntual haya desapm"ecido. con incremento hacia el empotramiento en el cuerpo del dintel.3. . debido a la enorme capacidad de reparto de una losa. Fig.09c.. aunque sigue existiendo reparto longitudinal.09b. El segundo problema. Tres o cuatro veces la luz del voladizo es suficiente. el reparto longitudinal de la carga puntual es muy intenso y por tanto la disipación del momento flector en el apoyo. como penetra el estado tensional del voladizo en el cuerpo de la losa aligerada esta menos estudiado. Por el contrario si acentuamos la rigidez longitudinal con la disposición de vigas de borde. Esta anchura puede aumentarse o disminuirse según sea la distribución de las rigideces en la losa. la canalización de la carga según el eje de la viga es mucho más intensa. estamos potenciando la rigidez transversal sobre la longitudinal y por tanto concentramos la carga hacia el empotramiento. con dos variaciones de espesor distinto en el voladizo. En la Fig. Si variamos el canto. Para las casos nonnales de variación de espesores en una losa en voladizo existen multitud de tablas que dan resuelto el problema.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN o) b) e) Fig 4309 mente muy grande.3.1 O representamos la distribución de las tensiones de tracción a lo largo del voladizo y del cuerpo del dintel. Si acentuamos esta tendencia realizando vigas transversales. Fig.209 CAPITULO 4 . 4.

4310 Fig 43.11 El pilar b) 1050 superior .PUENTES 210 Javier lvicmlerola Armisen I 036 o) --::-: () Distribucion de tensiones transversales en lo boja el efecto de uno cargo puntual Fig.

3. 4. 4.11 representamos el puente del Pilar en Zaragoza con sección transversal correspondiente a la Fig.3. .1. como el estado tensional se reduce bruscamente cuando el voladizo se empotra en la losa y la variación de espesores es muy grande. Fig. La losa aligerada actúa como una variación de canto en la ménsula transversal que elimina rápidamente el efecto de las tracciones.PUENTES LOSA DE HORMIGÓN Fig. 4.04 (3) aunque con voladizo lateral aligerado. En la Fig. 4.3.04 (8) y en la Fig.1. 4. 4.10b. 43 12 Puentes de los L/anos En este estudio de la distribución de las tracciones en la fibra suprior se observa. Fig.12 el puente de los Llanos en EsteBa con sección transversal correspondiente a la Fig.l0a o es una reducción más suave cuando el cambio de espesores no es tan brusco.3.211 CllPITULO 4.

Badajoz Cajón de hormigón curvo .212 PUENTES Javier Manlerola Annisen Puenle cajón sobre el rio Guadiana .

salvo en 10 que se refiere a su peso propio.. en sus múltiples modalidades. 5. pero en las primeras las dificultades de ejecución no compensan las ventajas en peso y rendimiento que este tipo de sección presenta.LA SECCiÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Mirando desde el punto de vista resistente. por 10 que se obtiene un excelente rendimiento para el pretensado.. La vocación del aligeramiento de una losa es convertirla en una sección cajón. • Su gran rigidez transversal le permite reducir al mínimo el espesor de sus paredes. constituye la mOl"fo10gía básica de los tableros de los puentes rectos. De hecho. 5. Los puentes arco. participan de muchas de las ventajas resistentes de la sección cajón.1.Morfología y dimensionamiento Debido a la optimización del rendimiento resistente que le proporciona su distribución del material.0.01. con aligeramientos más o menos grandes. la sección cajón. pequeñas y grandes. • Tiene un gran radio de giro. • Su condición de sección cerrada le proporciona una gran rigidez a la torsión. por su tradición y especial funcionamiento resistente no adoptan siempre este tipo . los tableros losa. obteniéndose tableros muy ligeros y resistentes 10 que la convierten en la sección ideal para los puentes de gran luz.213 CAPITULO 5. Los aligeramientos parciales no son sino un punto de equilibrio entre la facilidad constructiva y el rendimiento resistente de la distribución del material.. alabeos pequeños y distorsión reducida. Estas propiedades permiten sacar el máximo rendimiento a la distribución del material. Fig. relación InercialÁrea. • Por la propiedad anterior la sección cajón es apta para soportar cargas descentradas sin que se produzca una gran disimetría en la distribución de las tensiones longitudinales de flexión en la sección transversal. En realidad este tipo de sección podría utilizarse para todo tipo de luces. atirantados y colgados de gran luz. la sección cajón tiene las siguientes ventajas: • Tiene una gran cabeza superior e inferior 10 que la hace apta para soportar grandes momentos flectores positivos y negativos.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 5.

Tipo 1 El canto y la inercia son constantes a lo largo de todo el puente. También se suele emplear el procedimiento que caracteriza a los "puentes empujados". Tipo 11 El canto es constante pero la inercia varía al acercarnos al apoyo. la cimbra apoyada en el suelo o autoportante (cuando el número de vanos del puentes es grande). Fig.00l (2) de sección transversal en el arco y el tablero.1. contada desde la sección de . Esto ocurre en detrimento de los tableros de vigas prefabricadas. El tipo de construcción es normalmente la prefabricación por dovelas. Muy frecuentemente se utiliza la sección cajón solo en el arco que se conjuga con tableros de vigas o losas. Morfología y dimensionamiento longitudinal Podemos distinguir tres tipos de distribuciones longitudinales de cantos e inercias.1.PUENTES 214 Javier Manterola Armisen Fig.1. raramente sobrepasan los 60 metros de luz.01. El número de puentes que existen de este tipo es cada vez mayor conforme se van universalizando los tipos de construcción señalados. 5.5. Se utilizan para las luces medias.001 Fig5. Este incremento de inercia se realiza a base de aumentar el espesor de la losa inferior desde una posición situada a l/4 ó l/5 de la luz. 5.

debido a la facilidad constructiva. Las almas de la sección pueden ser mas delgadas. Esta morfología es la que distribuye el material de manera mas adecuada a la cuantía de la solicitación por lo que la convierte en morfología exclusiva de los tableros de mayor luz. de la construcción con cimbra.. 1 I TIPO 1 1 TIPO II TIPO III d) Fig.01d. ofrecen una imagen de puente demasiado abrupta.5I01 Este tipo de dinteles ofrece una excelente imagen formal cuando va asociado a viaductos largos y altos.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORI\IIGÓN apoyo. sobre todo si éstas pertenecen a grandes viaductos. hasta 90 m. 50 ó 55 m. Este incremento de resistencia es necesario para controlar el estado tensional producido por los grandes momentos negativos que se presentan en esta zona. de luz. creciendo desde el centro de la luz hacia los apoyos.215 CAPITULO 5. Últimamente se observa una tendencia cada vez I 11 mayor a extender el ámbito de aplicación del canto constante hasta luces del orden de 120 a 150 m. La variación del canto reduce el esfuerzo cortante en las almas de la sección. ya que una palie impOliante de la carga es transportada por la componente inclinada de compresión de la losa inferior. que si bien se acoplan m~jor que las de 2° a la cuantía de la solicitación. pero a paliir de ellas la cimbra es muy cara y se utiliza el avance en voladizo.. con lo que sale un canto ligeramente variable. Su construcción paliicipa por el lado de las luces pequefias.. Las curvas de 3° y 4° dan una variación de canto muy brusca en la zona de apoyos. La construcción empujada amplía constantemente las luces.l. En algunos puentes se ha utilizado el regruesamiento de la losa inferior hacia fuera. hasta el apoyo mismo. Fig. Hace unos afias esta morfología raramente sobrepasaba los 80 ó 90 m. La curva de variación del canto suelen ser parábolas de 2°. éste es superabundante en el centro del vano. En cualquier tablero de canto constante . Como regla general se puede decir que en todos estos tipos de tableros se debe perfilar al máximo la distribución del hormigón de . 5. 3° ó 4° grado siendo los mas utilizados los de 2° grado que da una variación bastante suave. Tipo 111 En esta morfología varía el canto a todo lo largo del puente. en lugar de hacia dentro.

losas inferiores. Distribución de luces Como en todo puente continuo. Se suelen utilizar luces intermedias entre ambas en función de las condiciones de encaje general del puente en el entorno y la necesidad de anclar el dintel en el estribo depende de la proximidad a uno u otro límite. caso típico del cruce sobre ríos o cuando el puente es largo pero situado a baja altura. Fig. cartelas.PUENTES 216 Javier lv/all/erala Aunisen manera que en cada zona exista el estrictamente necesario para soportar los esfuerzos. crecerá extraordinariamente.en el apoyo 1 20 e 1 -"". Ambas crean leyes de momentos flectores muy adecuados. Normalmente el área de la cabeza superior es superabundante para este problema pues su tamaño no depende tanto de la flexión longitudinal del puente. etc deben conjugar las necesidades constructivas con los espesores mínimos necesarios. bien centrados dentro de la estadística de los puentes construidos. puede variar por varias razones. 5. como de las condiciones funcionales que determinan su anchura y de la acción de las cargas puntuales que so- . Sin embargo estos valores. Losas superiores. Fig 5102 Relación canto-luz Es frecuente admitir que el canto de los puentes de espesor variable puede oscilar alrededor de: e 1 -"". Podemos conjugar estos valores para obtener tableros mas o menos esbeltos. siendo la mas importante que el canto va asociado con el área de la losa inferior y la resistencia del hormigón para detenninar la capacidad resistente de la sección. que es con mucho la solicitación mas importante.75 de la luz de los vanos centrales. almas. La primera determina la necesidad de anclaje del dintel en el estribo y la segunda conesponde a la distribución de luces clásica de una viga continua. De otra manera el peso propio del puente.02. encareciéndolo. Formalmente se adecua muy bien a puentes de tres vanos. las luces extremas suelen estar entre 0. 1 = luz 1 50 Y mantener el canto igual a Ll20 en el caso del puente de canto constante a lo largo de toda su longitud.1.25 y 0.en el centro del vano e = canto.

0. 4. Se entiende por espesor equivalente de una viga cajón el que tendría una losa plana del mismo ancho para que el área de ambos fuese la misma. pues lo que se reduce en canto se mantiene e incluso se incrementa en área de las losas y las almas de la viga cajón.1.Mnthivnt 1 O / '"/ /' . etc. Por el contrario acudir a tableros visualmente algo mas pesados./v /--.8 la En el diseño de la secclOn transversal influyen los dos tipos de condicionantes que hemos citado siempre que se habla de diseño. Capacidad de resistencia a torsión. .LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN porta el tablero que determinan. etc.. De entre las primeras podemos destacar los siguientes efectos: l.1. /' I.Condiciones resistentes. Espesor equivalente 5. 5. Las condiciones constructivas son mucho mas difíciles de objetivar y su variabilidad depende de factores tan aleatorios como la experiencia constructiva del constructor. con esbelteces próximas a Lll5 suele dar lugar a puentes mas económicos.03 aparecen los espesores equivalentes de tableros de puente en función de su luz.Condiciones constructivas./ 04 0.2 de 100 Fig 5103 150 200 . Flexibilidad de la sección transversal. 1. En la figura 5. del número de puentes que se realicen en el mismo. sus medios. Para puentes de ferrocalTil la esbetez se reduce a valores entre 1115 y 1/18 Yel canto se mantiene constante en la mayoría de las ocasiones. Deformabilidad por esfiJerzo cortante de las losas que constituyen el cajón.2 o 50 sección .--- O6 ~ -------- / . 2. De la especialización y de la tecnología usada en el país./ ~ R A Sw onn ------- . suele ser costoso por el incremento del pretensado exigido por un menor canto y por el hecho complementario de que la esbeltez no va unida a un peso menor del puente.. en gran medida. Morfología transversal En general realizar puentes mas esbeltos que los determinados por esas relaciones.¡. su espesor. 3. Capacidad de resistencia de la losa del tablero a la actuación de la carga directa. Las dos curvas representadas responden a las obtenidas por los dos autores señalados de un c01~junto de puentes reales.2. Capacidad de resistencia a flexión.217 CAPIrULO 5 .

conespondientes a las vías de dos caniles hasta los 26 ó 27 m. Por ejemplo. __ -------r¡ ". principalmente la superior./04 .========F=====---1 N \TI Fig. La losa superior suele ser casi siempre superabundante y su anchura está fijada por las condiciones funcionales del puente. en su plano. De la misma manera la anchura varía desde los lOa 12 m. Su rigidez.PUENTES 218 Jm'leI ¡flall/erala AI'llllSell Estos dos tipos de condiciones deben articularse de manera a conseguir tableros muy resistentes. para autopistas de cuatro ó seis caniles. Sin embargo hablar de rigidez y resistencia a torsión como lo estamos haciendo supone la indefonnabilidad de la sección transversal lo cual deja de ser cierto por la flexibilidad de la sección transversal que provoca la distorsión del cajón. Este hecho detemlÍna una desigualdad en el reparto de las tensiones longitudinales de flexión. Esto va a producir flexiones importantes que van a depender de las luces transversales entre almas del cajón y la longitud de los voladizos exteriores. Por último tenemos el efecto de las flexiones directas de la carga exterior sobre las losas. aunque raro es el tablero que las tiene a no ser que sea de gran relación ancho-luz. En primer lugar tenemos el caJon monocelular. para los mas pequeños. la defOlmación por esfuerzo cortante. cuando la relación ancholuz es pequeña estos dos efectos quedan automáticamente reducidos. Así podemos obtener un cajón mas rígido y resistente aumentando el área de la losa inferior ya sea variando su anchura y manteniendo el espesor o viceversa.5. de canto constante o variable que cubre un rango de luces tan amplio como desde los 40 m. Distorsión y defonnación por esfuerzo cortante pueden considerarse como efectos - ít~--------- perturbadores de la distribución tensional conespondiente a la flexión simple y que es el mas conveniente pues solicita por igual todo el ancho de la sección. La capacidad de resistencia a torsión depende del espesor de las paredes del cajón y del área encerrada por las mismas. A reducir su importancia va dirigida la manera en que distribuyamos el material en la sección.L'f025L-_ _'_ _ ~kr-=. hasta los 250 m. del cuadrado de la misma área. Junto con la distorsión. La capacidad de resistencia a flexión depende del canto y de las áreas de la losa superior e inferior.!::!. ligeros y fácilmente construibles.. de luz para los puentes mas grandes. bastante pronunciada cuando se trata de solicitaciones puntuales y luces no muy grandes. A la luz de estas variables vamos a examinar la fonna de la sección transversal a adoptar en el diseño. de las losas superior e inferior suponen una nueva concentración de tensiones longitudinales en las zonas próximas a las almas. La distorsión la podemos reducir a voluntad introduciendo mas o menos vigas riostras en su interior. .

. ~.r...35 el .1.:.f~r~~..1. \.. O 0. ~::{~...-::.=8.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN r\y 1.~:)-- J " :-..219 CAPITULO 5.¡~~:i.{¿~~¿~ -Á Fig 5. • ~ I I :.:~: ~8 :..:c.::. ~ '" ~t " " Ii?- '0 'l' !Di -! .20 13.50 10..05 L ¡/ - - ! ./...50 a 0.~" . ~~~~~t.Ji~J..:.)i I .._ _5:::.-- ::::J O ".-:'\: -J- 6. t :ijI . " O ~2-. 2 d 1/ .\ ..3.35 ll'i O N 0./ I . N O .:. 40 01 ~.00 ISO -.1--~l .0 Fig 5106 -- ~.7' (.~ :...500 0.~~5. !DI .- ~ .00 ...{.....rr '':'- ~ J I ¡ .

..O Fig 5109 .- -.60 i ~ LI co N O O ci 1 O 40 lt'l lt'l lt'l I O r<"i N . """" 65 O O co §J . L.. ~m t ~ 12..05 I 6..•.- /' .] d) .220 Javier Manterola Armisen .08 O 0\ N ~~ +--------'-'--"'~----_.-li -- - - ___ o Fig 51..40 T_Jg <Xl Fig 5107 13.. r .

correspondientes a dos vías de circulación.1.t fi---'~OC'----~-----"-'-'"oo"-------r---. de anchura.1.::. Fig. 5. Fig.05. 5. Todos estos viaductos están bien proporcionados.11 La anchura de la viga cajón monoce1u1ar ha variado mucho a 10 largo del tiempo. Fig. 5. el viaducto de Pontevedra de 120 m. .221 CAPITULO 5· LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 4.09. Y el viaducto sobre el Torrente Garsexio de 144 m. de luz y 13 m.::0. Fig. de luz. de luz. También se acotan a valores razonables los esfuerzos de flexión transversal de las losas. 5.:.4 m. de anchura. 5.--_Fig...1.25 ~_ _--=3::. Fig.8:. sus arcenes y sus defensas. de anchura.1.1.04.:. de anchura. No tiene pues ningún sentido hacer cajones monocelu1ares muy anchos y de pequeña luz.07. de anchura el puente de Alssund de 150 m. Fig.1. Tenemos por ejemplo el viaducto de Le Campane de 42 m.oo:. Así por ejemplo tenemos con 17 m.5 110 2.7 m.. el viaducto de Roquebilliere de 110m.~_ _---:3::.25 4. Sin embargo existe actualmente la tendencia de aumentar la anchura de la sección del cajón monoce1u1ar conforme aumenta el canto de la sección transversal. En principio 10 frecuente era utilizar anchuras que no sobrepasaban los 12 ó 13 m.08.06. Para luces pequeñas la deformación por esfuerzo cortante de los grandes voladizos transversales es grande y por tanto pierde eficacia la sección. de luz y 13 m. de luz y 12 m. Y el viaducto de la Marquesa de 60 m. Fig. de anchura.1 O. 5. de luz y 11. optimizan el reparto del material a 10 largo de la sección transversal y se ordena adecuadamente la separación de las almas con el fin de minimizar la pérdida de eficacia a la flexión por deformación por esfuerzo cortante de las losas superio- res e inferiores. de luz y 12.. el viaducto della Fiumarella de 120 m. 51. 10 cual permite mantener reducidos los espesores de las mismas Aumentar la anchura de la seCClon transversal produce un incremento de la flexión transversal de la losa superior 10 que supone un incremento de espesor de la misma. ..--_..1..=-80. 5.10 :.--.---tl =1 "" Fig.

Los equipos para realizar estos puentes son muy costosos por su gran envergadura transversaL Los puentes de ferrocarril también utilizan la viga cajón monocelular por sus excelentes características resistentes. 1 - I I I ~~ ~ oC\l -~- IJ o J ro I I L.1.:::. La posible rentabilidad de estas disposiciones se encuentra en la simplificación de la construcción. Fig.222 PUENTES Javier Man/erola Annisen l I _ _ _6=. 5.00: 7. de anchura. 5.1.12 Y el de Schottwien de 25.. el del Pequeño mar de Tarento de 152 m. sobre todo si tiene una relación .:•.1...- <:t' r--: . Si se aumenta mucho la anchura del puente.1.1.O_ _ \~ i.-0-0·_-'~ --------' Fig. 5.5 m. de luz.. de anchura y 230 m. de luz y en otro de 60 m de luz o lo que es mas raro. Fig.25l Fig 5J13 Tenemos finalmente el caso del viaducto de Felsenau en Berna de 26. de luz.14 se representa la disposición de una doble vía de ferrocarril sobre un tablero de 45 m. Fig. de luz..11.8.15. muy pesados pues alcanzan valores próximos a los 50 y 60 cm de espesor en el empotramiento. la sección transversal del cajón monocelular. Fig. que tienen grandes voladizos transversales. de luz y 27.':::=:=~I o It"l 52 I l:t l L :& ~-~+---5-. 5112 ..1 m. 5. I -J '------_--J 7:00-:-726 10.2 m..... Así por ejemplo en la figura 5. de anchura y 144 m.:::..30 7.-. la inclusión del ferrocarril dentro de la viga cajón como en los viaductos de Alconetar y la Plata de 85 In.13.

SO 8.SO 1.14 10.75 Fig 5.00 232. 500 3 SO ~ C/L =1/17 1400---- Fig 51.- L= 600 m ¡-o----- ~l -.0 ~540--l L= 45 O m l' ~I 14 00 k~ ~ _.115 C/L=1/15 .LA SEI'Xj'ÓN '~' IJ 3.CAPITULO 5.

17..5116 i----------_~17:. _~_-----::. pues un marco de varias almas es más rígido que otro de dos y se reduce la flexión de carga directa sobre la losa superior por disminuir la luz transversal de la misma.16 a 5. ~ E _-_'1_.. 5.19. Para evitarlo se han contemplado varias alternativas.19. a) Hacer un cajón de varias células. Fig. o el de Joinville-Pont de 108 m de luz.. Fig.23. viaducto de la autopista B3 sur. Con dos células se han utilizado para todo tipo de luces. de 38 m. Fig.224 PUENTES Javier Man/erola Armisen 15 ZS :t:_.1. Al tener el cajón varias células se reduce la deformación por esfuerzo cortante de las losas ya que la separación entre las almas es mas pequeña.'" I o . 5. . pierde eficacia resistente y eleva mucho el coste de los equipos móviles de construcción. . 5.1.o 11 38 Fig 5117 ancho-luz grande. Esta solución. pasando por el viaducto de Oissel de 100 m de luz..1. .16.1.. de luz.20. 5.1. ó el del canal de Houston de 228 m de luz..9~SO_ ~ Fig. . sin embargo. hasta los mas grandes de Gennevilliers de 172 m. figura 5. desde las mas pequeñas..1~6 _ 'o _o ".1.. tiene mas problemas constructivos que la monocelular ya que se necesita doble encofrado interior y resulta hiperestática para su manejo cuando se utiliza para la construcción de dovelas prefabricadas. 5. de luz.. Fig.:_F__ . Fig. Se aumenta la rigidez a la distorsión. .1.

06 J Fig 5120 9.18 1 Fig. 5119 A-A s-s 18.225 Fig 51.06 18.5 .

. Fig 5123 .1.• 0 o '" '"' +_ _~65~0 ~ 13 00 Fig 5.226 Javier Manterola Armisen 2570 r o '" L j ....22 = .ill.-___ ..~ J __. Fig 5J21 20.ro.

la cual se apoya sobre puntales inclinados que transmiten su efecto a la confluencia entre el alma y la losa inferior del c~jón principal. Este tipo de solución era bastante nueva hace unos años y se está imponiendo sobre las anteriores en los últimos tiempos. introduce torsiones que no !------:. ambas soluciones son muy parecidas. como ocurre en los otros dos. Fig.9 m.::.1. en los demás se deban separar claramente.1. El viaducto de Chillan. Fig.:-.22. Se han realizado también tableros monocajones de mas de dos células como el viaducto del Viosne de 65 m de luz. de 92 m de luz también es de tres células pero aquí las células laterales no contribuyen significativamente a la rigidez a la torsión.1. Fig. lo que la ha convertido en la solución ideal para puentes de autopista. la continuidad transversal. Aunque el c~jón no es demasiado ancho. 5. de anchura se reparten entre tres vigas cajón adosadas. b) Adosar varias vigas cajón. de luz. que no sería lógica en un caso normal de viga c~jón pues las flexiones debidas a la carga directa serían enormes en los voladizos laterales. aquí se reducen pues la carga de la losa superior se transmite a una viga de borde longitudinal. Fig. de luz y en la cual los 25. En la figura 5.23. de 124 m de luz se adopta un cajón monocelular bastante reducido en anchura de manera que destaque tres vanos aproximadamente iguales en la losa superior.27.1.227 CAPITULO 5 .1. la del puente de Piene Benite de 84 m. de luz. dejando los cajones separados o unidos por la losa superior.24 se representan la sección transversal de puente de Givors de 110 !TI. . 5. lo que hace que salvo en los casos de tableros muy anchos en los cuales el tráfico pasa por la unión entre ellos. Y la del puente de San Juan de Burdeos de 77 m. para reducir la flexibilidad transversal.25. sino que se disponen con el fin de igualar la inercia térmica de voladizos y cajón central.1.::.28 correspondiente al puente de Eschantal. Desde el punto de vista de su respuesta a flexión vertical. En la solución de la figura 5. Fig. en el caso de tableros solidarios. 5. Fig.26.'" Vl '" Fig.. 5. 5. del puente de Blois de 91 m de luz.1eoo--- r . Desde el punto de vista constructivo esta solución tiene la ventaja de poder utilizar equipos de montaje o ejecución menos pesados y por tanto mas baratos.21.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORlvllGÓN tendría si los cajones estuviesen separados.1.1. 5.5124 c) Cajón monocelular con puntales transversales. Sin embargo cuando se carga uno solo de los cajones.. Se pueden hacer dos versiones. el de Saint-Cloud de 101 m de luz. Esta disposición.

::. i j l ~l! j J~11"----1r...t 3 <CuL. o '"ro. ~ 1_~1QQ--t-~'aa-l 1 - . I .O.26 2590 [ .. ~ I( 7." I : 110 : (---l 7 !SO. I - • .127 en algún puente de este tipo se han dispuesto dos o tres vigas riostras intennedias. ' 1. '" I J \. i I .. L I .... pennite realizar esta distribución. r -""O.... 1\ ) )' 1\ ::ll ------ I Fig 51.-__ . 37 1 '1 SO 'tOS! ---~ I I j j ~ 1. r . Pero el hecho de que casi nunca el dimensionamiento de la losa superior depende de la flexión longitudinal del puente.--0 LOO Fig 5J25 O". .16. Así la distorsión queda muy reducida._ _-.JO J_-=4'9.....lt..3:...PUENTES 228 Javier Manlerola Armisen ¡. .0:.. I . está es bastante grande ya que el tablero sigue teniendo dos almas y la anchura de las losas a cada lado de las almas importante. Con respecto a la defonnación por esfuerzo cortante de la losa superior..: '28 .- ¡ I I ..:OC'-- I t__ _-+-". L I Fig 5.~ 3~ I '.. ..

8!!.1. 31 representamos la distribución de tensiones tangenciales de la losa superior de la Fig.-+- -i -13m 12 . 5.5.5111 -1 9.129 El exponente máximo de esta tipología es el puente de Kochertal de 138 m de luz y 30.l. 5.29.00 11.5..31. 1-" . 5. solo capaz de reducir un poco el alabeo torsional de la sección fuera de la sección cajón.00 1 11. la contribución de la rigidez torsional de la sección puede alcanzar del 10 al 20%. YFig. La triangulación de las almas Fig. Es un problema hiperestático en que se enfrentan un elemento muy rígido como es una sección cerrada por losas y otro elemento flexible como es una triangulación. con los dimensionamientos normales estas triangulaciones varían poco la respuesta que se produce en la sección 5. podría suponer. 5.!!O_ _~ Fig. En el caso de que el elemento que une la parte inferior del cajón con los vuelos esté constituido por placas independientes. Esto se verifica naturalmente siempre que la conexión de placas con la viga cajón sea eficaz.1.. CENTRO VANO J~_----.l.!61.1. El apuntalamiento recto del puente de ~ochertal puede adoptar otras disposiCIOnes como las que se representan en la Fig. . 5. dado que la rigidez en su plano es pequeña.128 SECC APOYO SECC.b. Sin embargo.1. en caso de que los elementos fuesen de gran tamaño. Fig. En la Fig. 5. Fig. el problema varía pues la rigidez a cortante de estas placas aumenta mucho y su eficacia de cara a contribuir a la rigidez y resistencia a cortante y a la torsión de la sección completa es muy significativa.30a.229 CAPITULO .3lc.1.30b cuando . Un simple apoyo como a veces se plantea para facilitar la ejecución elimina esta utilidad. 1 o o 45 <Ó ~ a -7.5 m de anchura. Presentan una gran flexibilidad.5. .00 .50 t- --t-.30d.31. En el caso de triangulaciones intensas. una reducción de la deformación por cortante de la losa superior y una mayor rigidez a la torsión del puente para aumentar el área encerrada.00 ~ Fig. .1.-50 4. 5.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN t 2.

tienen la ventaja de que se realiza una sola viga en el lugar de varias.31 se le somete a torsión. Este efecto se soslaya en parte constmyéndolas en dos etapas. En una primera se realiza . . entre almas macizas. pero tienen el inconveniente de la necesidad de utilizar equipos muy pesados para fabricar vigas tan grandes. la distribución de tensiones principales corresponde a la presencia de un estado tensional tangente muy eficaz. Como se ve en la zona 1. Desde el punto de vista del proceso constmctivo.1.lada entre alma maciza y triangulación.PUENTES 230 Javier Manlerola Armisen Fig 5130 \ I 1 \ . las soluciones apuntaladas. lo que desaparece bmscamente en la zona 2. Fig 5. cuando cruzamos el alma y pasamos a la zona sih.

LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Fig 5133 exclusivamente el caJon sin voladizos laterales.3 m. Después y una vez que esta viga está pretensada y se apoya en las pilas se constmye el voladizo lateral por medio de un carro transversal que discurre apoyándose en la viga cajón.. La deformación por esfuerzo cortante de la losa superior seguirá siendo impOliante para casos de relación ancho-luz grande. aumentan claramente la rigidez de la sección transversal. La flexión principal de la losa superior cambia de sentido y en lugar de flectar transversalmente lo hace longitudinalmente entre las vigas riostras. En la figura 5. aunque no sean completas. Es frecuente utilizar valores entre 3 y 4 m. La distorsión del caJon queda también reducida pues las vigas riostras.1. La constmcción de esta solución suele realizarse principalmente por dovelas prefabricadas ya que en este caso la . Su constmcción es "in situ". La separación entre vigas transversales debe ser tal que la losa superior que aloja el pretensado longitudinal resista la flexión longitudinal de la carga directa flectando entre las vigas transversales. Otra manera de realizar cajones unicehIlares para puentes de gran anchura consiste en rigidizar la losa superior por medio de vigas transversales.32 se representa la sección transversal del puente de Saint-André-de -Cubzac de 95.Fig 51 33 231 CAPITULO 5. de luz.

la . En la figura 5.PUENTES 232 Javier Manlerola Armisen DOVELA PREFABRICADA Fig.35. en prolongación de las exteriores. En primer lugar materializa el tablero y por tanto estará sometida a flexiones locales y uniformes producidas por la acción directa de la carga pennanente. Otra solución que resuelve bien el problema de añadir un voladizo transversal a una viga cajón ya construida.33 representamos la sección transversal del puente de Sallingsund de 93 m. Una solución mas complicada.1. 5. Fig. la constituye el viaducto de Hammersmith en Londres que utiliza dovelas y costillas prefabricadas.5134 presencia de la viga riostra no estorba a la salida de los encofrados interiores. con vigas riostras internas.. una variante de esta sección. realizada con bastante anterioridad a las descritas. Finalmente.Dimensionamiento de la sección transversal Losa superior La losa superior cumple varios papeles en las vigas cajón. figura 5. En este caso resulta excesivo el número de juntas transversales entre tantos elementos diferentes.1.3. la constituyen las secciones curvas de los puentes de Zaragoza y Córdoba.1.1. la constituye la realizada en el viaducto Luna III de la autopista Campomanes-León (España).1. 5.36. Figura 5. de luz. en la cual a una sección cajón realizada "in situ" se le adosan vigas transversales prefabricadas que se acoplan perfectamente bien a la viga cajón por contacto único en dos puntos.34.

Finalmente constituye la cabeza de tracción o compresión de la flexión longitudinal del tablero. pudiendo ser algo mayor si el voladizo consta de grandes aceras . En cajones monocelulares es frecuente que el voladizo exterior sea del orden del 40% de la distancia entre las almas.\DO PROVISIONAL y DEFINITIVO COLOCI\CION DE PLACAS PREFABRICADAS HORMIGONADO LOSA SUPERIOR Y PRETENSADO COMPLEMENTARlO Fig 5.135 sobrecarga puntual y la uniforme. En segundo lugar contribuirá con el resto de las losas que forman la viga cajón a evitar la distorsión de la sección y contribuirá a la rigidez a torsión de la viga en su conjunto. Desde el punto de vista de la flexión transversal. la luz de la losa superior viene determinada por la separación entre las almas. acciones éstas que pueden ser estáticas y dinámicas. Está sometida también a acciones de temperatura y gradiente.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN CONSTRUCCION DEL CAJON "TRAMO A TRAMO" NIVELACION DE U\ COSTILLA POR PRETENSADO FlJACION DE LA COSTILLA POR Acuf1.233 CAPITULO 5. aunque predomina el primer efecto. Su dimensionamiento vendrá gobernado por todas estas misiones.

37 / ./ 05 O4 .PUENTES 234 Javier Monte/o/a Armisen Fig 5136 1018002 SEMI SECCION POR CENTRD DE VANO o7 06 05 04 O3 02 el mI! SECC l oN POR APOYO O7 ./ o6 ./ --- ./ /' O3 :c2 O1 4 6 O2 O1 8 p - b< 12 OC n) - 2 Fig 5./ 4 6 8 10 h< n) .1.

entre el alma y los bordes libres. realizadas normalmente en 114 de la distancia entre las almas. dado que. 10 que indicaría que en principio: 1. Estos valores mínimos podrían alcanzar los 40 cm para almas de 10 m. de altura. y de hormigonado. donde t es la suma de espesores del alma y h la altura del alma.L. Cuando se disponen vigas riostras transversales. En segundo lugar crea un gran espacio para el alojamiento de los cables de pretensado en las proximidades de las almas. es superabundante para recoger las tensiones debidas a la flexión longitudinal del puente. es decir 1. Este dimensionamiento. en principio. la cantidad de cOliante que tiene una sección es proporcional al area cargada. la losa superior flecta en dos direcciones. es decir al producto b. puede ser también lineal o parabólica. las transiciones.235 CAPlrULO 5 . Existe un espesor mínimo razonable que podrían establecerse en 25 cm.L . el dimensionamiento de la cabeza superior suele ser constante ya que por su gran embergadura. valores que deben crecer con la altura de la sección para facilitar el hormigonado del alma. necesarios para facilitar el hormigonado y colocar la annadura transversal. En cuanto a la losa situada entre las almas. Esta distribución del material tiene bastantes ventajas. Longitudinalmente. En primer lugar se acopla bien a la distribución de los momentos flectores transversales. donde b es la anchura del puente y L la luz máxima. figura 5.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN libres de la carga directa de tráfico. Son las tensiones tangenciales correspondientes a la suma de las proporcionadas por la torsión y el esfuerzo cortante las que determinan su espesor. la losa superior está muy perfilada disponiéndose el espesor estrictamente necesario para resistir los esfuerzos a que está sometido ya que constituye uno de los mayores componentes del peso propio del puente. necesaria para materializar el tablero. todo tipo de transiciones lineales o parabólicas. En el voladizo exterior se utilizan. y la capacidad resistente de cortante es proporcional al área del alma.37.h.32. estas flexiones no son muy impOliantes. N0l111almente. longitudinal y transversal.1.37 representamos unos valores medios para dimensionamiento de la losa superior sobre los cuales conviene hacer ciertas matizaciones. tampoco la flexión transversal gobierna el espesor de las almas pues si su situación dentro de la sección transversal es la adecuada y mas concretamente respecto a la losa superior. espacio necesario sobre todo cuando el pretensado longitudinal superior entra en las almas. La losa superior actúa con empotramiento elástico sobre las almas. Se adoptan espesores mínimos de 18 cm a 20 cm.1. empotramiento que suele ser muy rígido debido a la gran rigidez transversal del marco. En tercer lugar reduce la deformación por cortante de las losas superior e inferior por concentrar el área cerca de las almas. Almas Las almas se ven sometidas a un conjunto de tensiones longitudinales correspondientes a su papel en la resistencia a la flexión de la sección.h = kb. En algunos puentes se dispone un mayor espesor de la losa superior en la zona de pilas pero esto no es debido sino a la necesidad de alojar en su interior la gran cantidad de cables de pretensado longitudinal que se acumulan en dicha zona.1. siendo las dimensiones del rectángulo que determinan la que establece en función de su luz el espesor de la losa que tiende a ser constante en toda su superficie y de espesor igual o ligeramente mayor que e2 de la figura 5. que se basa en la facilidad constructiva es contrario a la lógica resistente. La distristribución de espesores de la losa superior a lo ancho del puente suele ser variable con valor máximo en las proximidades de las almas reduciéndose conforme se acerca al centro de su luz. Como se ve por su dimensionamiento. pero cuyo valor máximo viene controlado por las losas superior e inferior. En la figura 5. Utilizar valores mas pequeños crea problemas de alojamiento de armaduras. El regruesamiento de esta losa en las inmediaciones de las almas responde exclusivamente a la necesidad de crear alojamiento al pretensado longitudinal del puente.

201 h e? .llIJJH sor del alma que tienen a considerar exclusivamente los aspectos constructivos. La estadística de los puentes constmidos confinna dentro de lo que cabe esta afirmación y su desviación se debe a: l. 1... están tenidas en cuenta la condiciones constructivas que muchas veces rebasan las exigencias resistentes. pues en este último punto tanto el cortante como la torsión es mucho mas pequeño que en el apoyo. sin embargo. que pennite reducir el espesor del alma cuando existe. Con respecto a su variación a lo largo de la luz es evidente que puede reducirse del apoyo al centro del vano.37.37. el área de cOliante es proporcional al área cargada. Presencia o no de pretensado transversal.. 6 m h e?-+8+0(cm) 22 sih5. ~~. de donde se deduce que: _k.- 1 "7' - b h es decir. En el caso de este último la variación del canto reduce considerablemente las tensiones tangenciales. Sin embargo la instrucción del hormigón pretensado no suele permitir la reducción del cortante por este efecto con la de la componente inclinada del pretensado longitudinal. Mathivat establece las siguientes reglas para determinar el espesor del alma: si h 5. . .)ul. . Es decir no bajar de 25 cm su espesor y establecer un incremento lineal con la altura según la ley presente en la figura 5. el espesor del alma es inversamente proporcional a su altura y si suponemos que ésta es proporcional a la luz.+ 5 + 0 (cm) 36 J<l_P 3_ ¡---------------------------------------------3 + ·········~'I~ub)ul······· _Pl _ .1.1. Puente de canto constante o variable. tanto si el puente es de canto constante o variable es muy frecuente que por facilidad constructiva el alma se conserve también constante a lo largo de toda su luz.L_ t . acaba ocun-iendo que el espesor es proporcional a la anchura del puente y constante cualquiera que sea la luz del puente si los anchos son iguales.PUENTES 236 Javier Manlerola Armisen es decir. 2.7m donde h es la altura del alma y 0 el diámetro del pretensado que la atraviesa. Problemas constructivos que tienden a aumentar el espesor del alma conforme aumenta la altura de la misma.. teniendo siempre en cuenta la consideración de que en la figura 5. Fig 5.. . Para el caso de anchuras de tablero mayores de 12 m.·u. 3. . De todas estas consideraciones no se puede sino sacar valores estimativos del espe- lllHLlllJJJ. el incremento del espesor tiende a ser proporcional a su anchura.b.--.

237 CAPITULO 5 . como es el sitio para el alojamiento de las vainas de pretensado.03b. consiste en suponer que las aristas de la viga cajón. b) Fig. 5. 5. están fijas en apoyos ficticios deslizantes o no.dependiendo de la calidad del hormigón que se utilice. lo que va a dar lugar a la flexión de la viga. .A¡ La respuesta de una viga cajón bajo la actuación de una carga cualquiera dispuesta excentricamente.02 = o) b) Fig . Equivale a suponer la carga exterior centrada en la sección.2.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 5.2. 4 La segunda parte consiste en calcular la viga cajón eliminando los apoyos ficticios y utilizando como acciones las reacciones obtenidas en el cálculo anterior Fig.2.5203 \~ 2. = k.~. Fig. I F\. Esta segunda parte constituye el cálculo longitudinal de la viga y puede dividirse a su vez en dos partes. representamos la parte simétrica de la solicitación.2.2. Este cálculo nos produce la parte mas significativa de la flexiones transversales en la sección cuya deformación se representa en la Fig. I~ 2. etc.. Rara vez se reduce de 20 cm.5 x 10. o) l~ 2. En la sección de centro de vano el espesor de la losa inferior no suele venir condicionado por el momento flector que la solicita. L la luz máxima del puente y b la anchura de la sección.L2 La primera. 5.01a. Y su deformada se representa en la Fig.01b. en el caso de que se conserven los cantos recomendados. es decir: h. Siendo Ai el área de la losa inferior. El valor de k puede andar entre10-4 y 1.b.Respuesta resistente Losa inferior En la sección de apoyo sobre las pilas el area de la losa inferior multiplicada por el canto de la sección debe ser proporcional al momento flector que la solicita. a lo largo de toda su longitud. 5. sino por problemas constructivos. En la Fig.02a. h el canto de la sección.52.2. 5. la podemos dividir en dos partes.03a.

5.2.PUENTES 238 Javier Man/erola Annisen En la figura 5.Cálculo de la sección transversal de la viga El cálculo definido en la Fig. 5. El peso propio. lo cual ocurre cuando la sobrecarga uniforme no se extiende a lo largo de toda la viga y sobre todo con las sobrecargas puntuales Fig. 5. para que el efecto de la carga puntual se amortigue.02a. es esta última la mas rígida por su luz y su unión con la losa inferior.2. Es la torsión de la viga cajón.2.04. con la aparición de fuelies flexiones transversales y longitudinales.02b representamos el resto de las acciones no utilizadas en la Fig. la temperatura. Bajo este tipo de acciones se producen los esfuerzos mas desfavorables en la sección transversal. La determinación correcta de la respuesta elástica del cajón bajo este solicitación pasa por la discretización del cajón ya sea por elementos finitos o por un empalTillado espacial de una zona del cajón alrededor de la carga lo suficientemente larga.2. se denomina cálculo de la sección transversaL Este tipo de vinculación supone considerar a la sección transversal como un pórtico intraslacionaL No todos los esfuerzos que existen en la sección transversal provienen de este cálculo. la distorsión de la sección debida a la variación de la torsión longitudinal produce esfuerzos de flexión a añadir a los aquí calculados.2. del orden de tres veces la luz transversal del cajón. su resultante vertical es nula y su valor equivale al efecto de la excentricidad de la carga exterior respecto al centro de la viga.0la.2. Este tipo de solicitaciones produce una defonnación cilíndrica de la sección. Hay dos tipos de solicitaciones a considerar..05 a y b. L~-' 1 < o) Fig 5. de las tres losas que confluyen en el punto de unión de losa superior y el alma. en el que se supone que las aristas del cajón no se mueven a lo largo de toda su longitud. Además. dado que los máximos esfuerzos transversales se producen cuando la sobrecarga unifonne se extiende a lo largo de toda la viga. 5. 5. La simplificación del procedimiento tiende siempre a eliminar el caracter espacial del problema para reducirlo a otro plano y esto es posible debido al enorme poder de reparto del efecto de las cargas punhlales que tIenen las losas.2. la fluencia y la retracción son acciones que claramente pueden ser consideradas en esta categoría. la carga muerta. lo que pennite reducir el problema espacial al de un pórtico transversal de ancho unitario Fig. Las sobrecargas unifonnemente repartidas también se consideran en este tipo. Hay que tener en cuenta la presencia o no de vigas riostras transversales que impiden la deformación cilíndrica con la aparición de flexiones longitudinales a añadir a las propias del efecto Poisson en toda defonnación cilíndrica.04 b) . En primer lugar aquellas que pueden considerarse unifonnemente repartidas a lo largo de la viga. Sin embargo las flexiones longitudinales máximas no se producen sino cuando la defonnación deja de ser cilíndrica.1.

.--.. .t' .'><-'>. w w .-.. l¡ __ . Loso Superior I I I 1 I I I I I Distribucion de MOMentos flectores principales Fig . .5.. " . \\\\\ '-'r.+--->-~.>kt"~'r. " X X XX. . ~ ~ .5. " .?<X . "''' . ..- _~ .. ":><... ~ ~ 'Í ~ ~ ~.---:--~---~------~--. 'X... /.. .-. Tabique 1 1 I 1 Tab ique 1 1 1 I .- X'xxxxx~ .. '>l. 'x.---~-t--~-~--~-~---~--~---~--~·" " '/ I I I I 1f . . Planto superior I I / / .205a .. //.... l :.".----. I . . J {----:. ..--. .."x." XX XX rx.. ¡I I ¡ ~ i _. . . iI . xx.1i ~_7t_~ 1 t __ ~-. .. "JI' X X ..LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN de Monentos Flectores Verticoles Tabique 4 ApoyO Oefornoda Transversal Punto de opl icacion de la carga "~.~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ (~ ~ ~~ ~~ .'c \.7---~i--~i---~/-l?I-~ "1'~.Tab ique 2 Distribucion de MOMentos flectores principales I I I I 1 ... I I I I .:7--.~ w 11\\\\"" 1 1 \ 1 I 1 I I ¡ 1 1 ¡ 1 I 1 ¡ I ¡ I I ! I I .239 CAPITULO ..

PUENTES 240 Javier Manterola Armisen Fig. El problema queda así reducido al de losas planas bajo la actuación de cargas puntuales.05b Fig 5. Pücher.06 Estos dos hechos determinan que sea muy frecuente calcular las losas superiores con una vinculación de empotramiento perfecto en su unión con el alma. El alma se calcula entonces con el momento de empotramiento en cabeza obtenido en la hipótesis anterior. Estas simplificaciones son desfavorables para los momentos negativos de la losa superior y algo favorables para los positivos. Existen en forma gráfica ábacos. que representan las superficies de influencia (esfuerzos provocados por cargas puntuales por medio de curvas de nivel) de los momentos flectores de losas con .2.5.2. como los de A.

y en la figura 5. reproduce adecuadamente el fenómeno. no es cierta.07. 5.I (3) donde Sy es el momento estático del punto considerado.12. s 1 5. 5. 5.Sv q =_. Fig. G Fig 5207 Ahora bien.2. que produce una distribución de tensiones constantes a lo ancho de las cabezas superior e inferior de la viga cajón. se recomienda este procedimiento y un estado de tensiones tangentes cuyo flujo viene gobemado por la ecuación Q. Pero vista la facilidad actual de analizar las losas por elementos finitos tipo losa.2.08. 1 es el momento de inercia vertical y Q el esfuerzo constante Fig. Si tenemos en cuenta la defomlación por esfuerzo cortante de cada una de las caras que constituyen la viga cajón. =-' = 1 ti Q. 5. de luz. se obtiene el mismo estado tensional máximo de la viga real. ti.2. que bajo la solicitación centrada se produce en la viga una ley de flexiones longitudinales y de esfuerzos cortantes que producen a nivel seccional un estado de tensiones longitudinales a= M. La utilización del método de los elementos finitos. ti es el espesor del cajón en cada punto.v. 5.10. Y unas tensiones longitudinales no uniformes Fig. la distorsión y. .09.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN diferentes condiciones de contomo.2. la distribución longitudinal de tensiones obtenida por la teoría elemental de la viga.241 CAPITULO 5.2. etc de la viga. los correspondientes a una carga puntual descentrada de 100 Tn.2. En la Fig. láminas plegadas. representamos la distribución de las tensiones longitudinales de una viga cajón de puente de 40 m..2. solicitada por una sobrecarga uniformemente distribuida de 400 Kg/m2 .Flexión (2) y unas tensiones tangenciales La teoría elemental de las vigas. establece. Bu mv dz as y=-+produce una deformación no plana de cada una de las caras que constituye la viga cajón Fig.v 1 (1) q T. a= ~. centro de gravedad. etc. Por este término se denomina a aquella porción de losa superior e inferior tal que utilizándola para obtener inercias.2.11. Para aproximar esta respuesta se utiliza el concepto de ancho eficaz.

los siguientes valores.? . del tipo de vinculaciones exteriores de la viga. Fig. 5208 secc 1 . Una de ellas hint = - losa inferior b=~s::' hin! 10 lo h int <-6 . establece. es decir de todas aquellas variables que influyen en la defonnación de la viga. 5209 Se entiende.l3: Son muchas las reglas que se establecen para aproximar este fenómeno. que la determinación del ancho eficaz solo puede ser aproximado. etc.242 PUENTES Javier N/an/erala Armisel1 w u Fig. por ejemplo. de la relación ancho-luz.2 2 . Fig. pues depende del tipo de carga.5. de la sección que consideremos.2..

utilizando la misma nomenclatura: lo es la luz del puente si se trata de un puente bi-apoyado. parte 4 es mucho mas rectrictiva pues da.243 CAPITULO 5. ó la distancia entre puntos de inflexión de la defonnada para vigas continuas.52.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORlvIIGÓN Fig./m 2 17. losa superior b s = 2 b ext + 2 b int + 2 bw losa inferior b'=2b +2b w 1 La nonna inglesa BS 5400.5210 0.Jl de donde se deduce que la anchura eficaz total a considerar es: intermedio ó 0. . valor próximo a 0.4 Tn.8 1 si se trata de un vano extremo.6\ Fig.6 1 si se trata de un tramo bext = bint lo 10 tanto para la losa superior como para la inferior.

.PUENTES 244 Javier Manterola Armisen @ 4 I I 1 I I I ----r ZI.2.9 ~ .02 Fig.12 BS-5400 p-4 BS 5400 p-5 / ~ o .~72!.87 I I I 63.6 Fig 52. _ 36.~ ~ \/ /\\ 1\ oo \ \ o7 \ o6 \\ o5 04 \ ~ ~ o3 o2 oI oI O2 O 3 Zl20 O4 05 0..lI .33 I I ___ 3a. 5.13 ..

[ Fig.2. para poder determinar la distribución de las ten·· siones tangenciales de flexión.2I4 o) b) e) d) Fig. etc.5. la solución es inmediata en el caso de vigas cajón simétricas.5.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN La norma BS 5400.2. 5. Fig. Fig.2J5 . la sección en estudio.l5a. pues el origen a partir del cual determinar los momentos estáticos Sy es el eje de simetría. Si establecemos cortes en cada una de las células que constituyen la viga cajón podremos establecer el flujo de tensiones tangenciales en la misma.14. da unos valores para el ancho eficaz a tener en cuenta con las losas de hormigón mucho mas precisa.13. En cuanto a la obtención del flujo de tensiones tangenciales debidas al esfuerzo constante.. En el caso de secciones no simétricas o formadas por varias células es necesario acudir a las ecuaciones de la deformación tangencial que proporcionan el alabeo de la sección.2. porque tiene en cuenta el tipo de carga. Fig. 5.245 CAPITULO 5. 5. parte 5 para estructuras mixtas.

-.< s e o 298 1 875 1 875 .15b..PUENTES 246 Javier N/an/erala Armisen Los labios de uno y otro lado del corte habrán experimentado un corrimiento longitudinal diferente como consecuencia de la defonnación por cOliante.-250-= 122 040 lJOO ¡ 020 Yc 040.-t·-·-·-·e i _. I 020 o) 3 625 2 7019 5 5 2 7019 1 875 o 298 o 3265 e ><---.. 5. _-----~--- S' ---_ ..2..216 500------.. Fig. -·.f. 5 5 -.2.5. Será necesario introducir en cada cOlie una fuerza tangencial qi tal que haga que el alabeo de la sección en ambos bordes del labio sean iguales. _-- Fig 5.~-~==tiJ 2 7019 b) T=3 3269 e=O 865 Fig. El segundo ténnino es el producido por el flujo constante de tensiones tangenciales q¡ en la primera célula y el tercero es la contribución al alabeo del punto 1 del flujo de tensiones tangenciales q2 de la segunda célula. donde el primer ténnino es el alabeo diferencial que existe en el punto 1 bajo las cargas exteriores.17 2 7019 . El corrimiento del alabeo en el punto será: i e: -·-·--.

Fig. Tomando momentos respecto al centro de gravedad de la resultante del fl~jo de tensiones tangenciales en cada cara obtenemos el punto S . En la Fig. Cuando se trata de vigas de canto variable la distribución de tensiones tangenciales no sigue esta ecuación.16. obtener la distribución de tensiones tangenciales y obtener el punto alrededor del cual la suma de los momentos del flujo de las tensiones tangenciales de cada cara sea nulo. Una aproximación suficientemente buena a este problema es considerar que la distr.18a. Si elegimos un elemento diferencial de viga cajón y establecemos en él el equilibro entre el fll~jo de tensiones tangenciales en el elemento veremos que es necesaria la aparición de un estado tensional transversal F para mantener el equilibro de tensiones. El centro de esfuerzos cortantes es el punto dentro de la sección por el que deben pasar la resultante de las cargas exteriores para que no se produzca la torsión de la sección. 5.bución de tensiones tangenciales sigue la ley determinada en la ecuación 3 pero_considerando un esfuerzo cortante reducido Q cuyo valor es igual: Siendo bu y ti .2. el esfuerzo cortante virtual a utilizar en la ecuación 3 será.2./ entre las células i y j. 5. 5.18b.t.2.b. Fig. Para obtener este valor no hay más que cargar la sección en dirección perpendicular al eje de simetría.19.2. O'.Sl' y derivando dq¡ Sr Sy P = dQ¡ = PI = ¡v.17c.el ancho y espesor de la losa inferior y (Ji el estado tensional longitudinal debido a la flexión en dicha losa. tgaJ 1 / /_ La variación de las tensiones tangenciales a lo largo de la viga detel111inan un último problema que conviene recordar. I O 11 Oi¡ ~Gt 1 1. M es el momento flector y z la distancia entre la fibra media de las cabezas superior e inferior de la sección. Gt ds para la pared situada La distribución de tensiones tangenciales obtenidas por la ecuación (3) es cierta para el caso de vigas de canto constante. El alabeo deferencial entre los dos labios de la sección debe ser nulo lo que nos determina el flujo hiperestático q y en la Fig. Fig. la componente vertical del estado tensional longitudinal producido a lo largo de la sección recoge una parte mas o menos significativa del esfuerzo cortante Q.247 CAPITULO 5.ts • y . 5. 5.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN En general: 011 ql + 0¡2 q2 = O¡O 82] q¡ + 822 q2 + ° 823 q2 + 833 q3 830 = 23 q3 = 820 donde: O¡O = ~Gqot ds para la célula i = C_l_ ds para la célula i = J.centro de esfuerzos cOliantes.. de variación en la cabeza superior y en la inferior. mucho menos frecuente. representamos la distribución del flujo de tensiones tangenciales de la sección real. En el caso de que la sección sea simétrica el centro de esfuerzos cortantes S está en el eje de simetría y en general situado a una distancia e respecto al centro de gravedad C. Fig. En la cara supenor q¡ = IQ.2. El fll~jo de tensiones tangenciales resultantes es el correspondiente a la suma de los cuatro estados considerados.17 se representa en b) el flujo de tensiones tangenciales debido a una carga vertical unitaria cuando realizamos un corte del cajón en el centro de la losa inferior.. En el caso. 5. .2.

219 ... ~---------~ :-~----~2 Fig 52..248 PUENTES Javier Manterola Armisen .18 p Fig.5.

3.y.e' dz dz _s n (2.Q.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN donde p es la carga exterior.2) e integrando respecto a.249 CAPITULO 5..3) Siendo r la distancia desde el centro de esfuerzos cortantes a la tangente al eje de la sección transversal en el punto.3.3. cuyo máximo se produce en el centro de cada losa y cuyo valor es: Llamando u al corrimiento de un punto del ~je medio según la dirección de la coordenada circunferencial s.. v es la distancia desde el centro de gravedad a dicha cara.3. alrededor del centro de esfuerzos cortantes. ts el espesor de la cara superior e y la distancia desde el origen de los momentos estáticos al punto en cuestión.1.t. el alabeo coaccionado y la distorsión. T G.--- f T w=wo + -!J G.2. Integrando este valor a lo largo de la losa superior obtendremos la ley de esfuerzos axiales transversales F. quedará: st Venant La torsión produce en la seCClOn transversal de la viga cajón un flujo de tensiones tangenciales constante dados por la fórmula de Brendt.4) --- .1. 1.Q Como el movimiento general de la sección es un giro e.3. y por w el corrimiento en dirección longitudinal z. Torsión de T= (2.dy = 81 Lo mismo puede realizarse en la losa inferior.ts·b..3.a) T nt¡ (2.t..3.- as Esta tracción o compreslOn transversal sobre la sección hay que añadirla a la obtenida en el cálculo de la sección transversal con aristas indeformables.20.b) -. s.IlGX = ~ 1 v..t ds - • \~ \~ • 1) ------ \~ ---- (2.v. en las secciones cerradas no puede despreciarse la deformación por esfuerzo cortante de las caras que constituyen el cajón. la sección cajón está asociada con tres fenómenos.2. F.= dz Fig 5220 --- f e' -!Jrds . Fig. tendremos que la defonnación por cortante queda: FfP P.= . Torsión q. donde T es el momento torsor solicitación y Q es el doble del área encerrada en la línea media del cajón. Al contrario de lo que pasa en las secciones abiertas. dw dU T y = .+s. tendremos: 5. 5. (2. 5.3.2) E 2(1 + v) du de =r.2. G= Por la excentricidad de la solicitación.-=r. Entrando con este valor en (2. la torsión de st Venant.

-. t / Fig 52.3. pero que conviene esclarecer. 52.2. las tensiones tangenciales no son constantes en el espesor de la pared del cajón como expresa la ecuación (2. Según la teoría de la membrana. Fig. 5. En todo lo que acabamos de decir sobre la torsión existe una imprecisión.21 7 7 1 ~e ( -.5.5.b) La ecuaClOn (2.a) establece la manera de obtener la ley de momentos torsores en una viga cualquiera que sean sus vinculaciones.3. I I I I I I 1 1 l.a) donde J.5.22.b).1. Si integramos esta expresión alrededor de toda la sección tendremos: w 1/ = w o + gO. . la rigidez a torsión.3. muy poco significativa.22 que nos da el alabeo de la seCClOn en cada punto.PUENTES 250 Javier Man/erola Arlllisen w -.--Fig.Ut r~ds-e' 9rrds y como w n tiene que ser igual a w o por tratarse de una sección cenada tendremos: T Jds e'=~=~tdS on- ~rds es decir: de dz T OJ t (2. es igual a: n 2 J = rd g~ t (2.3.

3..3.251 CAPITULO 5.2. de /]. del espesor de la sección será T 1: .. 5223 En realidad se produce una distribución lineal a 10 ancho de la pared.5) como los únicos utilizados. el valor del momento torsor que solicitaría la sección sería.1) Y (2.. Determinación de las rigideces a Torsión En un cajón monocelu1ar como el representado en la figura 5.3.23 la ecuación (2.b) toma la fonna: Q2 (b +bY h2 s J ..--=---:.-'-+2 +t ts td t¡ el fltüo de tensiones tangenciales y la tensión tangencial en cada cara y la tensión tangencial en un punto cualquiera.-::-.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN b 5 h ti d Fig.5.--¡ - (b.b. el momento T más 1 1 r Normalmente los dos primeros términos de las dos ecuaciones anteriores son tan pequefíos que pueden despaciarse.:-----::3 D.1: = dz tG de pero como dz T = G. quedando los valores de las ecuaciones (2.. e. + b¡)h.-gt ds J 3 En este planteamiento el valor de la rigidez torsional co~junta es: . cuyo valor puede aproximarse suponiendo que al flt~jo de tensiones tangenciales se le afíade la distribución tensiona1 que se produciría en las paredes si la sección fuese abierta.-:------. t¡ . d b¡ g..T=-.1:=t- J Según esto.J T /].rds ..

2+-.-+C1fj' -O . 5.3-t 2. L.-= (h 3 36 0.3 q3 +-.4 m4 .J 11 J /=1 I 1 de J-~ .2+.4174 Gdz J = 0.4174 .3 Célula 3 - (10 G (fe dz r ds ~..2 dz 3) ql q2 -C1fj.46956 .2 G ~ds _--iL t 2 G dz d () dz i ~ -n ".24.2 G . Tenemos tres ecuaciones con incógnitas que nos permiten obtener Para expresar esta ecuación hay que tener en cuenta que cada célula tiene una o varias paredes comunes con las otras células y que el flujo de tensiones tangenciales en la pared común es la diferencia entre los flujos de las dos células adjuntas.2.2 0. 18 = 24.46956 dz qdB = 0.2 t I GI G dz dz Ejemplo: Si tenemos la sección cajón de la Fig.5) puede expresarse de la forma: Es decir la rigidez torsional es: ( En este caso la expresión tomará la forma: =~.¡¡¡ ~ds -t G3 dz = 113 t 2.21. Célula 2 q¡ --¡¡¡¡o _~ d () dz G -- r ~+2L t d () {2 1. i.2 0. )---¡¡¡¡. que lo forman. 36 + 0.5).3. Fig.3 - G dz 2 (6-..2 =18 G 0. se debe cumplir la ecuación (2.PUENTES 252 Javier Mal/lerola Armisel/ ¡¡ q Fig 5224 Si se trata ahora de un cajón multicelular tendremos que en cada una de las células.2 3.25. 5.2. I l-q/ G i d2 Célula 1 y el flujo de tensión es qi _q_I_~ds _~ fds =11 de t de 1.2 3 G (2 0. 2 dz dz Gq~fB = 0. tres El momento torsor total es: Si en una célula única la expresión (2.3..

253 CAPITULO 5" .1-- 3 00 L O {O I iOi01GJfOiOl L! l .1-- 020. L 1U Fíg 5225a IJ 300- .lA SECCIÓN CAJÓNDE HORMIGÓN 6 00 3 00 3 00 1 I - I 1-.O 20 O 20 020.J L.

=- La ecuación (2. .Alabeo torsional + b3 + 4Fv a3 1 12 +F (2.3.es decir el alabeo .) +F forma " ab G 2d 3 E I + a3 E F" t ab 5.254 PUENTES Javier Mal1/ero/a Armisel1 Cuando una de las caras de la viga cajón está formada por una triangulación de barras.-----' .a que se ve sometida la sección como consecuencia de la solicitación torsora.6) " si en la ecuación (2.. t tendremos que la expresión del alabeo a lo largo de perímetro de la sección será: w=w A o w Fig 5226 de -(j)- dz TI T l. .3. ab -----. (j) = ab E G d3 F" b3 + F" a + 12 1 i Si denominamos +F " r.2.2. tI" dado por: E t.~--"' G d3 a 1 +F 2F" + 12 Llamando " t=- . ésta puede sustituirse por una cara continua de espesor equivalente... 1 Esta expresión puede ponerse de la 3 F.3.ds iiJ = úJ- 1~S ! d.4) nos proporciona los cOITimientos longitudinales w.4) sustItUImos la solicitación torsora T por el valor obtenido en (2.3 G d F" t.3.3.5).

_L+--+--+-+-l-+--+--+-l-l-· 1--1--- SECCIDN CERRADA SECCION ABIERTA SECCION CERRADA SECCION ABIERTA GIRO DE TORSION 8=0.5 227 .0700 ----c=T-- ALABEO U'.000638 n.ma.=0.255 CAPITULO 5 . Fig .0048 1·0.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN DESPLAZAMI ENTOS I 1 1-+--+--+--J-+-+--+--+--If--l+--+-+-'f-+--+_.

e'~ ~><>~><":$~3$E}EJ(.PUENTES Javtl?l' iV/all/el'ola A!7l11sell TENSIONES EN EL PLANO MEDIO I8 IA A SEMI LOSA SUPERIOR SEWILOSA INfERIOR SECCIDN CERRADA IB >( l I8 ~ t ~< ~ ~ ~~ ~>c >..~'. 8-8 .0 Ap/cm2 SECCIDN ABIERTA Fig.0 Kp/cm2 SECCION CERRADA SECCION Tmax=83.-e< IA SEYILOSA SUPERIOR SEldllOSA INFER j DA SECCIDN ABIERTA TENSIONES NORMALES SECCION A-A Tmax=l1 O Kplcm2 ~~~ Tmax=30S S Kp/cm2 ~~~ '~ ~'~ Tmax=S5.¡.. 5228 .:):e~8 (.

como se ve. miradas por el eje. se producirán unas tensiones longitudinales <J.2. que es cinco veces mayor en la sección abierta que en la cerrada. Los giros en la sección abielia son. estableciendo una marcada dirección longitudinal que se hace muy evidente en la losa inferior. sección cerrada y sección abierta. biapoyada y solicitada a un momento torsor uniformemente repartido de 60 mTn/m1. En la planta se ve.2.33. En el giro torsional vemos representadas todas las secciones. 15 veces mayores que en la sección cajón.2. representado en planta y en sección (borde libre).L4 SECCIÓN C4JÓN DE HORMIGÓN La representación gráfica de úJ Ji úJ es: En la figura 5.f.33. Del mismo modo. Cuando la sección es cerrada la tensión longitudinal en el centro de la luz es 17 Kg/cm2 es decir 18 veces menor de la que se produce en la sección abierta. se deben a la presencia de las vigas riostras que eliminan la distorsión de la sección. Solo en la parte extrema de la losa superior. cuyas tensiones principales toman la característica forma de cruzadas a 45°.28 representamos el estado tensional longitudinal que se presenta en la misma viga de Fig. Se estudia en dos casos. empotrada en este caso en un borde y libre en el otro y bajo la solicitación de un momento torsor en cabeza de 120 mTn. el alabeo torsional. en cambio en el caso de la sección abierta la tensión es representada por la flexión de las caras del cajón por lo que las tensiones longitudinales son mucho mayores y pueden con las tangenciales. La representación se realiza en planta y en sección.2.257 CAPITULO. como en la losa inferior que la torsión se resuelve principalmente en tensiones tangenciales. Se representa el estado tensional longitudinal producido por el alabeo coaccionado en las dos disposiciones. como en los vuelos de la losa superior. donde no existen tensiones longitudinales de alabeo coaccionado. se hace presente el estado tensional tangente.27 se representa el alabeo y el giro de torsión de la viga cajón de la Figura 5. En el caso de que el alabeo libre de cada sección esté impedido ya sea por la existencia de coacciones exteriores a este corrimiento ó por variación en la ley de torsiones a que está sometida la viga. tanto en la losa superior. En la Figura 5. Las singularidades en las tensiones principales que aparecen a cuartos y en el centro de la luz. 2. al introducir un corte longitudinal por el eje de la losa inferior. 5. de sección cerrada y sección abierta por la realización de un coste longitudinal en el eje de la losa inferior. Fig 5]]9 .

2. 29 .2.1. Si componemos estas fuerzas sobre la sección transversal vemos que se reducen a dos fuerzas S iguales y contrarias..2.3. / '. El primero.e"~ • Sdz P. que el cOITespondiente al alabeo torsionaL Se producen además unas flexiones transversales que complementan a las correspondientes al cálculo de la sección transversal 5.258 PUENTES Javier N/an/erala Armisen Sdz . existirán las acciones exteriores P¡ .-P'dz _ R-P. de resultante y momento nulo.Y 2 2 ~ . Fig. + qs' dz .2.1. Esta deformación antimétrica supone unos corrimientos de cada una de las caras del cajón de valor. produciendo un estado tensional longitudinal bastante mas importante. 5. 5.2.30 5. de la FIg. En los bordes laterales del elemento dz. es el que presenta la rigidez a flexión de cada una de las caras que constituye la viga cajón para deformarse en su plano y produce una flexión longitudinal de las mismas que a su vez producirá tensiones longitudinales en la sección.P2 P¡ .2. dz 2 2 Fig 5. tendremos: En la cara frontal un momento torsor T que produce un flujo de tensiones transversales qs' El equilibro del elemento diferencial dará como acciones resultantes sobre dz los siguientes esfuerzos. La viga cajón estará solicitada a lo largo de toda su longitud por las fuerzas S bajo cuyo efecto se defonna.2. y 5.3.3 L Cara superior Vo Cara inferior Vu Cara inclinada Vs Esta defonnación produce dos mecanismos de resistencia que se oponen a las fuerzas exteriores S.30. ya sea por la presencia de numerosas vigas riostras u otro efecto. es el que presenta la sección transversal a defonnarse en su plano y produce una flexión de la misma. Si la sección tiene vigas riostras transversales la fuerza S será resistida únicamente . El segundo./ j .. defonnación llamada distorsión. Venant y el alabeo torsional como manifestaciones de la torsión cuando la sección transversal es indefonnable. 5. En realidad la sección transversal se defOIma por efecto de la torsión. efecto membrana.Distorsión Hemos estudiado en el punto 5. Fig. Admitida la distribución de tensiones tangenciales producidas por la teoría clásica de la torsión y estudiando el equilibro de tensiones en un elemento diferencial de cajón. ..3.2. En la cara dorsal un momento torsor T+ dTdz dz que pro d" UCIra un fl' UJO de tensiones tangenciales q.2. la torsión de St. Entre los dos tienen que resistir la carga S.P2 --'---=. efecto marco.3.

No es válido realizar un análisis seccional en estos casos.5 . Se puede descomponer la respuesta resistente en la suma de otras dos. 2.259 CAPITULO .01. En general las fuerzas S se reparten entre los dos mecanismos a la manera de las vigas sobre fundación elástica en la que la rigidez de esta viga será una composición de las rigideces en su plano de cada una de las placas que forman la viga cajón y los muelles elásticos no son sino la rigidez que tiene el marco a deformarse transversalmente por la actuación de dos fuerzas iguales y opuestas.4. Por el contrario si no existen riostras y la sección es transversalmente muy deformable.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Vu Fig 5231 por éstas.2. que aproximan la respuesta. Fig. etc se puede realizar un estudio seccional dado que la defonnación del puente es cilíndrica. los COlTimientos v serán importantes y las tensiones longitudinales también. Para aquellos casos de carga unifonnemente repartidas a lo largo de la viga caj ón nada como son la carga permanente. Para el caso de cargas puntuales. etc una zona suficientemente grande de viga cajón. similar a la de la viga sobre fundación elástica. las sobrecargas unifonnemente repaliidas. 2°) La segunda parte de la respuesta se encuentra cuando se solicita a la viga cajón con las reacciones y cambiadas de signo obtenidas en el cálculo anterior Fig. 5. La solución se encuentra discretizando por el método de los elementos finitos.2. Resumen del comportamiento resistente de una viga cajón. que supuesta indefonnables eliminarán los conimientos V y no se producirán tensiones longitudinales en la viga cajón. ábacos. 5. Podemos dividir esta solicitación en otras dos. junto a las flexiones transversales se producen flexiones longitudinales en cada una de las losas que lo constituyen. 5. En estas condiciones la carga actúa sobre las estructuras obteniéndose la mayor cantidad de esfuerzos a que está solicitada la sección transversal. 1°) En la primera se supone que la viga caj ón está apoyada en sus aristas a lo largo de toda la longitud de manera que estas no se muevan. Existen métodos simplificados como considerar un detenninado ancho eficaz.1) La primera corresponde a la componente simétrica de las reacciones que producen la flexión general de la viga. etc.2. La suma de estos dos mecanismos de resistencia da lugar a una ecuación diferencial de cuarto grado. empanillado. La teoría de la viga es bantante conecta para .32.

PUENTES 260 JOl'ier Afolllero!o AI'lJIIsell h ~ 1 ~ .52]2 . P+[P]+ ~HI _1 = 1 ~I t 1 r + t + 1J 1 Fig.

009579 m. b2) Tensiones (teniendo en cuenta deformaciones por esfuerzo cortante.T_2=T_2=-r. o) -. -.:. bl) Tensiones (sin tener en cuenta deformaciones por esfuerzo cortante.:.. Fig 5234 .. 1 35.- ~r--~ 1..-=. c) Flujo de tensiones tangenciales.2:.L- lP= 100 T" JO.8 18.4 m2 Ix.20 4 l 3m. 20.e. a) Corrimientos verticales..:me:..F_=_1_0_0_T_" ----.261 CliP/TUIO 5 -LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN +- -'x.. 4~ 3~.40 3 .6. L-j----..g.20 '=1=' '=:..~ ~...--.. 150Tn...9~2•.8 27.. I 17.ggl I I ..: '4'iiEf" = --::4.48 m4 V..::tO~.. 1--------11 1~l x L= 40m. ---rl~~~~_+_-+. .1' 2 1 ~ 3 ¡a 7 6 o.5 kg/c:m 2 I P1 3 I .. _ c.d... 10 I g.::..:..: 4. Todos los resultados se presentan para el centro de la luz x 20 m. 17.-.4 . A.¿.-----.g0 9 j Gm.1 'b:--E I : e) 27. 3m...1 I:E: "K.1-.. I : I.0.1 iI 32.:....1~3. ] b) 1 Fig. = 0.--.: '3._'..17 N3CY= ~ Tn/ml Flexión general de la viga. 5" 233 150Tn. J 10.10.9kg/c:m 2 100.. _ a) l---.

[JI ¡ i T= T M -Jl.35 obtener la respuesta longitudinal salvo en lo que se refiere a la falta de uniformidad del repmio de las tensiones longitudinales debidas a la deformación por esfuerzo cortante de las losas que constituyen la viga cajón. Jó:9rnl _ _c_.. 2.c. 6 25 ---¡. 100. In.2Gm 6 le = 10.2... d) Distribución de los momentos torsores resistidos por torsión de St.e.25 Tn/ml.PUENTES 262 Javier Manterola Annisen Id=7. -. 2.lml a) Características de la viga.= 431 kg/cm2 G (X) B(x)' = I'W b) c) Centro Esfuerzos Cortantes w B (x) 89. e) Flujo de tensiones tangenciales de St. b) Distribución de las tensiones x para x 20 m. 6.e~~ a) IúJ = 3. H w (x) .Tn.. Venand Hd(x).--:' 150 =.55 i'-. Fig 52. Este hecho produce una acentuación de las tensiones en las proximidades de las almas de la viga tanto mas acusadas cuanto mayor sea la relación ancho-luz y la concentración de la solicitación.) La primera corresponde a la respuesta obtenida suponiendo la sección transversal in- . I . Venant.._d_. r-. la cual puede dividirse a su vez en otras dos.74m 4 c..2m 4 .55 Hd d) Hd (x) 100. la excentricidad de la carga constituye la segunda parte de la solicitación exterior de la viga longitudinal.2) Si el cálculo anterior supone que la solicitación exterior está centrada en la sección.Tn. y por flexión altimétrica Hw(x).1.¡-- Tn/ m. G..d. I e) 150 m. c) Distribución del bi-momento B(x) a lo largo de la luz.· m2 150m.25 Tn..77 Tn.:.

2. producen unos efectos mucho menores. La relación ancho-luz. respecto a la que proporciona la teoría elemental de la viga. a las inmediaciones de la carga.) La indeformabilidad de la seCClOn transversal no es aceptable si no se cuenta con suficiente número de vigas riostras transversales.34 representamos la respuesta a la flexión centrada teniendo en cuenta y sin tenerlo. los efectos del alabeo torsional.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN deformable. 2. Fig.5. Las vigas cajón que normalmente se utilizan en puentes no son tal ideales como la que aquí se ha calculado. 10 cual supone un incremento de tensiones del 27.35 20.17 = 1 17 35. solo una pequeña palie conesponde a cargas concentradas. Este estado tensional es realmente secundario en el caso de las vigas cajón y mucho mas pequeño del que se produciría en vigas abiertas.. en la cuantía que hemos citado.5 42. La excentricidad de la carga produce la torsión general de la viga con un estado tensional tangente como principal elemento resistente. la distorsión y la deformación por esfuerzo cortante producen unas desviaciones muy importantes sobre el compOliamiento ideal de la viga cajón. De la carga total que solicita la viga cajón.33. De todo este proceso se destacan sobre los demás los siguientes parámetros significativos: 1.9 ' en la cabeza superior en la fibra inferior En la figura 5. Sin embargo es necesario establecer las siguientes consideraciones. El efecto de la carga punhlal es bastante local y solo afecta. Para puentes anchos y de poca luz. Como veremos las cargas uniformemente repartidas a lo largo de la luz del cajón. bastante bien recogida por el simal de la viga sobre fundación elástica. la distorsión es bastante significativa. Cuanto mayor sea ésta mas reducidos serán los efectos perturbadores. El alabeo coaccionado que se presenta cuando la torsión es variable o existe coacción extrema al alabeo produce un estado tensional longitudinal complementario.2.2.2.2.36 se ve el efecto de la distorsión con un estado tensional longitudinal mucho mas intenso y extendido que el producido por el alabeo torsiona1. en las que se ve que la aproximación es bastante correcta.51. Fig.2. La rigidez transversal de la viga cajón. de un 77% en la fibra superior y de un 81 % en la inferior. efecto que desaparece cuando la relación ancho-luz es pequeña.2. La distorsión con la aparición de un estado tensional significativo y unas flexiones transversales considerables es la consecuencia de esta deformación. Si sumamos los tres efectos tendremos el estado tensional total. que se ve que produce un incremento muy impOliante de las tensiones longihldinales de flexión. En el caso límite . representamos el estado tensianal en la misma sección y bajo la misma carga obtenida con el método mas exacto de las láminas plegadas con un desalTollo de 99 annónicos. 2. En la fig. 1.35 representamos el efecto al alabeo torsional y en la figura 5. 5. Cuando la viga cajón tiene una relación ancholuz grande.2. 5.8 = 1. 2. aunque tengan gran excentricidad. Según estos resultados deberíamos concluir que una viga cajón se comporta bastante mal ante el efecto de las sobrecargas descentradas y que poderla considerar como tal viga es excesivo.2. 3. Ejemplo Vamos a analizar aquí la respuesta de una viga cajón bi-apoyada sometida a una carga puntual P=100 Tn aplicada sobre el alma izquierda yen el centro de la luz.263 CAPITULO 5. caso de los puentes de grandes luces. la defonnación por esfuerzo cortante de las losas que constituyen el cajón. En la figura 5. 5. ya que las paredes suelen tener espesor variable con 10 que se incrementa su rigidez a la distorsión y se reduce la deformación por esfuerzo cOliante. amortiguándose rápidamente su efecto cuando nos separamos un poco de la zona cargada. Por el contrario para puentes largos y estrechos estas desviaciones se reducen hasta casi desaparecer.b. 5.37.

6909 E ~ =4.O <.leIF/Ó· Á1olllerolo Amllsell k = 0.425 C) 16. Este es el caso de puentes muy anchos con grandes voladizos transversales. reducirá los efectos producidos por la defonnaCÍón por esfuerzo cortante...5 !Jo =4 b~C:J b -1) UlC My 8. b 1) Yc) Distribución de tensiones x para x = 20 m. Ó ¡ji ~ cn al al . b2) Ley de momentos flectores transversales. FIg 52]6 se deberán utilizar vigas riostras para eliminar las tensiones longitudinales producidas por la distorsión. d) Distribución a lo largo de la luz de x en las fibras 1 y 2. Ó Ó I lO cn !!!. Una distribución adecuada del material de la sección transversal con concen- tración de la masa hacia las almas.PUENTES 264 . 3. Ó ai iD iD ~ ~ <t <t <.0020832' E \f(·A*=4. e) Distribución de la distorsión a lo largo de la luz. e) !O.95 lO N V ¡ji ~ d) al al . después de analizar más en profundidad la respuesta de la viga cajón.O en .'all g g¡ o: o. Intentar acotar la influencia de estos tres parámetros significativos es uno de los objetos de este trabajo. o' 01 a) Defonnación sección transversal y características. N .425 6. .

.... De dos vigas cajón unidas y de vigas cajón continuas.....- ¿.. teniendo encuenta la deformación por esfiJerzo cortante.3..T+O..92 I b) ~" I I I I I í I I I 21.. 25·175 -----:-::---=--:::29.:--1 a) ....) + O.265 CAPITULO 5 -LA SECCIÓN CAJÓNDE HORM/GÓN 36.:------'"'-::-:-::::-<.93 I I I I 51. 5.2.. de almas veliicales e inclinadas.2. . Estudiaremos en primer lugar la respuesta ante cargas puntuales y seguidamente bajo cargas uniformemente repartidas..2. Para analizar el compOliamiento resistente de este tipo de viga cajón. .2..:'0::9::---: 21..1. A) Estado tensional método aproximado.. El método de análisis utilizado es el de las láminas plegadas con 99 armónicos..01 19. 1~~~7_ 15.38..28 I I I I .::5....3. línea punteada. flexión. 5.13.33 y que ya hemos analizado en el método aproximado.82 =--.52}? En las figuras 5.F+A..:. . I I I I __ o 13.775 .(F+ AT +0.:..02 Comparación de x por el método aproximado y el método de las láminas plegadas. . 5.-..C... sin tener en cuenta la deformación por esfuerzo cortante de las losas.73 20. 99 annónicos Fig.---------' [.97 ..28 __1...40 se representan los desplazamientos y defomlación transversal de este dintel cuando la carga está aplicada en un borde..12... torsión (línea continua... b) Estado tensional por el método de las láminas plegadas..:1..Comportamiento de la viga cajón con almas verticales. I I I 58.32 .---.:...... .._4 .. 8.06 ' 39. _.33 I I I I I I I 63.97 /' 65... vamos a utilizar el modelo de viga representado en la figura 5. sobre el alma o en el centro de la luz..Comportamiento de la viga cajón Vamos a examinar el comportamiento resistente de las vigas cajón biapoyadas.425 11./ .• __ ..94.39 Y 5..

.266 PUENTES . lJ n/erola JaV¡el1Vla Fig 5238 Annisen .

LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Fig 5239 ..267 CAPITULO 5.

.01. situada sobre el alma izquierda de la viga.3.02 y la de los momentos flectores transversales en la figura 5.Respuesta ante las cargas puntuales Examinaremos en primer lugar la respuesta de la viga cajón solicitada bajo una carga puntual de 100 T.1.03. la de tensiones longitudinales en la figura 5.1.40 5.3.2.268 PUENTES Javier Manterola Armisen Fig 5.3. La distribución de corrimientos se representa en la figura 5.3. Esta carga es la misma que la utilizada en el método de cálculo aproximado. Lo primero que puede apreciarse en la distribución de las tensiones longitudinales es . en el centro de la luz.

+~) + llr+§) 2 Corrimientos. a) Corrimientos para x = 20 m. e) Distribución de flechas de los nudos 3 y 8 a lo largo de la luz. 53 01 . = (O(.. 2 o o o es Ol 'O es I Ol Ó ~ ® ª III 0. É ® ~ i !':! !!! I t: !!! ~ !!) I 1 I I ++-f e) x ~ 6 . b) Corrimientos para x = 15 m.00 ® '" ~ ® a) 0.'" Ol d) dlst...É .0006 '" al 000053 o g ID '"oó CDI @ !!l '"o ~ q o ó 8es @ b) x ..269 CAPITULO 5. @ @ ® - . d) Distribución de la distorsión a lo largo de la luz Fig.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Jl00 (ID (i) r- 3) r- r- o '"o '" '" ~ ti 000007 Ó Tn.

<:l' (\J !!! ~ 10 CIl ~ lI) (\J ~ .) b) Distribución de x para x = 15 m.90 I 63.-----~ 35.20 22.. -.:..==-~-:--~:':1'=~=~~":I' 30.02 .....75 GYiga 36. .93 G'Yiilo G' In! mox.3.. I I :C::c::.. o o o .... u¡ o ::l !!l ®! ® tW '" <l: !2 -. o o lI) ID ID o CIl 10 ¡¡¡ !!! !!! !1 !!1 10 ID lI) !!i t ¡¡¡ ! en U! ::!: '"~ en "l ::!: ....:.90 28. Ñ lri '" '" '" I '<D 51.59 25..PUENTES 270 Javier Manlerola Armisen <» '"ti (\J 1 ..75 ~--~-~® .33 x . CIl !!! en 1': ~ '":é. =1.. I . 8 Y9... Fig 5.@ ..02 <:l' en :é F . .9 Gsup max =1.:n J 35..21.92 .. 4. I a) '21..02 Tensiones longitudinales x a) Distribución de x en el centro de la luz (x=2Ü m. . c) distribución a lo largo de la luz de las tensiones x en los nudos 3. I .33 ____-----! ~7.87 63...

72 Momentos flectores transverales My. c) distribución a lo largo de la luz de los momentos My en los nudos 3 y 9.3.5.271 CAPITULO 5 .06 I e) 3. Fig. a) Momentos flectores en la sección central x = 20 m.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORlvDGÓN 2.03 .2.07 a) b) I ~ I i __---i. b) Momentos flectores para x 15 m.

3. al tener en cuenta todo tipo de deformación en esta zona. A solo dos metros de la carga. que las separa radicalmente de las obtenidas en la teoría de la viga.04 y 5. como hemos visto. La primera consecuencia que se puede sacar de estas figuras es la fuerte concentración de las tensiones tangenciales en las proximidades de la carga y sobre todo en la losa superior. Como se ve la tensión se reduce rápidamente en profundidad. También en el alma de la viga situada bajo la carga. Esto se aprecia claramente en los momentos flectores My del punto 9 de la sección transversal.06c. figura 5. La parte superior del alma está muy solicitada a cortante y se reduce sensiblemente en la parte inferior. Esto se ve muy bien en la figura 5. sin embargo a solo 5 m.3.2. Según la teoría de la distorsión la flexión transversal del cajón sigue una curva homotética a la de los corrimientos de distorsión. normales al eje del puente. Esto mismo se refleja en la figura 5. bajo la carga. la cual.3. las tensiones tangenciales se parecen mucho a las normales correspondientes al cortante y la torsión de la viga y a cinco metros la distribución de tensiones tangenciales son practicamente lineales e iguales a las que proporciona la teoría de la viga.03c Como se ve las tensiones reales se separan fuertemente de las teóricas dadas por la teoría de la viga en dicha zona. Este hecho se debe a que la misión de las tensiones tangenciales en esta zona es repartir el efecto de la carga puntual en el cuerpo del alma. El segundo.3. figura 5. En la losa superior. de la instrucción de cargas de los puentes de carreteras. a que esta teoría.3. extendiendo su efecto en el alma y transmitiéndose a lo largo de ella por el esfuerzo cortante. La distribución de las tensiones tangenciales 1:xy Y de los esfuerzos cortantes Nxy lo representamos en las figuras 5. la distribución de tensiones tangenciales se separa mucho de la habitual en las vigas. Esta reducción se debe al hecho de que la cuantía de las tensiones se reduce bruscamente en cuanto nos separamos del punto exacto de la carga.272 PUENTES Javier Mall/erola Armisell el fuerte efecto perturbador en la zona situada bajo la carga. de distancia de la carga las diferencias entre ambas teorías es insignificante Fig.3. cargamos con la carga mas real del tanque de 60 Tn. Distribución de las tensiones O'y en la viga Son varias las causas de aparición de tensiones axiles en la sección transversal. El primero a que el análisis con 99 armónicos no es capaz de producir más precisión.3. 5. En la figura 5. se disipa rápidamente cuando nos alejamos de dicha zona. En la figura 5. que no recoge el método aproximado.5y2m. Z'xy En primer lugar tenemos las correspondientes a la actuación directa de la carga puntual.03 representamos los momentos flectores transversales en la sección transversal debidas a la carga puntual de 100 Tn.3.3. determina una flexión transversal de la misma con la consiguiente aparición de esfuerzos cortantes y axiles para equilibrar los nudos. Esto se puede deber a dos hechos.04c.06b se representan las tensiones ay a lo largo de tres fibras en el alma directamente cargada y bajo la carga. En este caso el incremento de tensiones longitudinales es del 34% en el mismo punto 3.06b donde se representa la distribución de los axiles Ny en el alma. Sin embargo los momentos flectores transversales en el punto 3.02b. se diferencian bastante de los obtenidos por la teoría de la distorsión. aparece claramente una concentración Distribución de las tensiones tangenciales .3. lo que hace el vehículo de la instrucción que divide las 60 Tn en seis cargas de 10 Tn separadas entre sí 1. En la figura 5. obteniéndose valores de hasta un 93% superiores en la fibra 3.06a y 5. determina con mucha más precisión el efecto local. Esta enorme perturbación que introduce la carga puntual en las tensiones tangenciales. En segundo lugar tenemos las tensiones correspondientes a la deformación por distorsión de la sección transversal.05.04c se representa la distribución longitudinal de los 1:xy en las fibras de la sección transversal y en ella se comprueba esta afirmación. De la misma manera este incremento de tensiones tan importantes se reduce mucho si en lugar de utilizar una carga absolutamente puntual.

. b) distribución de xy en la sección transversal para x 19 In.04 ..::.-----~ I I I I I I I 1 I I e) 4~1-_----:@)~ +------ 7 __ X Tensiones tangenciales xy a) Distribución de xy en la sección de x 19.65 ~ I I .27 8. 53.. --------. c) distribución a lo largo de la luz de xyen los nudos 3 y 4..5 In.¡.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN @ ® ® a) 4. Fig.273 CAPITULO 5.

274 PUENTES Javier Manterola Annisen x= 5m.92 2.5m. 0.49 x= 15m.. f------=.82 x= 19.28 11.-::=+=-::i:~~==_-------+-----__l Fig 5305 Disllibución de los esfilerzos cortantes N. 12.-" en la losa superior . x= 18m.

275 CAPITULO 5. :::::::::::6..... T 232 Fig 5306 210 .B~8~==J e . ..e::: ~9 10 T C o) b) T= TRACCION C = COMPRESION T e 111 c) L..::72==~=:4~..LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN T C T C .

en cada elemento dy de la losa inferior existe un desequilibrio de fuerzas en dirección y cuyo valor es Sy PI' donde P es la solicitación por metro lineal. En nuestro caso de carga. tenemos que el esfuerzo cortante T1 en un punto es: Q. cuyo maXlmo se encuentra en el eje longitudinal del puente y su cuantía es: Tmax P. En la figura 5. Supongamos un elemento diferencial de viga cajón cortado por el eje longitudinal del puente. Figura 5.e. Por último tenemos las correspondientes a la variación de los esfuerzos cortantes a lo largo de las losas que constituyen el cajón. Sy 1 1 Es decir.Sy I. la distribución de tensiones no es en absoluto parabólica en las inmediaciones de la carga y su cuantía hay que obtenerla en función del equilibrio transversal de las losas superior e inferior. La distribución de la tracción a lo largo del ancho de las losas es parabólica como corresponde a un incremento de carga lineaL En el caso de acción simétrica sobre la sección las tensiones en cara superior son de compresión y de tracción en cara inferior.07 . Sy es el momento estático en el punto considerado e 1 el momento de inercia de la sección.06c se observa la variación de la tensión en cara superior e inferior en la sección central del puente.276 PUENTES Javier Manterola Armisen de estos esfuerzos en las proximidades de actuación de la carga. = dQ.3. Sy = P. Si elegimos un elemento de la losa inferior. Fig 5. = . por ejemplo. La integración de este valor a lo largo de y nos proporciona el valor de T.3.1 dI. e es el espesor de dicha losa y b es el ancho de la losa inferior.3.V'. En el caso de actuación de una carga simétrica la detenninación de estos axiles transversales es muy simple.b 2 = 81 donde V' es la distancia del eje de la losa inferior al centro de gravedad de la sección.07.

08 a) y b) ... Cuando varía la situación de la carga en la sección transversal.02 a) Distribución de cortantes Qy a lo largo de la línea 3 para carga situada en 1. b) Líneas de influencia de tensiones longitudinales x en A y B para x= 20 ID cuando se desplaza una carga puntual de 100Tn de uno a otro lado de la sección central Fig. Este efecto se explica con claridad si observamos la figura 5..08 representamos las líneas de influencia de tensiones Gx... la cuantía de las tensiones.a lo largo de la línea 3. Influencia en los esfuerzos y deformaciones de la variación de la situación de la carga en la losa superior.se obtiene precisamente cuando la carga se sitúa sobre el alma. cediendo de valor como consecuencia del reparto que le proporciona la flexión de la losa supenor.08a donde se presenta la distribución de Qy...50 ..3...en los puntos A y B cuando la carga de 100 Tn se 100 ® 37.3... esfuerzos y deformaciones experimenta cambios importantes. Como se puede observar el valor máximo de Gx..3 18 16 22 20 24 39..3. Variación en las tensiones O'x' En la figura 5..277 CAPITULO 5.. la carga puntual se extiende sobre la línea 3.78 I I 36. Cuando la carga está separada del alma...2. 5... --------------------1 63.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN pasea por la losa superior. disminuyendo su valor cuando se al~ja de ella.3 y 6..50 y ® 2 @)4---------B I 25.

90 29. 5.67 16. '?Q m ó .278 PUENTES Javier Mal1ferola Anl1isel1 16.57 16.05 ® 30.08 1525 1488 1459 23.10 ~L1~ _____________ 30.57 22. Fig.66 - -t-- 15.308 e) y d) .70 - 2a70--------------------~ 24.70 1485 1460 A B ___ 30.80 23. ~ c) Línea de influencia de tensiones longitudinales en A y B para x = 15 m cuando una carga de 100 Tn se desplaza de un lado a otro de la sección centraL d) Línea de influencia de la distorsión para x 20 cuando la carga se desplaza transversalmente de un lado a otro de la sección.84 lf'l I O lf'l I Q <1l <1l Ó lf'l I O .41 ® 16.

Las líneas de influencia de estos momentos flectores en diferentes puntos de la sección transversal se observa en la figura 5.~31==~0~. debido a la deformación por esfuerzo cortante de la losa superior. Estas líneas de influencia se parecen bastante a las correspondientes a suponer que el marco está apoyado en la parte inferior de 42.3. Seccion. aunque en menor medida.09 Lineas de influencia de M.4-5--4._ ® @ © 0.78 Fig..84 206 I 194 1. Figura 53.62 1.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN Variación de los momentos My .279 CAPITULO 5..09.3.S Kg/cm2 en A y 39. en x = 20 m para carga de IOO Tn moviéndose transversalmente . la distorsión de la sección cuya variación hemos visto en figura 5.25 :=--.0Sb no se hacen iguales a las conespondientes a la teoría de la viga.SI Kg/cm 2 contra 20.15 ® I 4-6- 5... Cuando la carga está centrada la distorsión desaparece y sin embargo las tensiones longitudinales en A y B figura 5. 29.29 LJ 1=-:c----JI.0Sc.5 Kg/cm 2 en la B..3. 22.0Sd y la flexión transversal propia del marco por la actuación directa de la carga. -.3.-- 1.65 @ -0.. con el resto de las secciones.07 1.18 2.0~1o:::::- 2 43 """". Cuando la carga se mueve en la sección transversal los momentos flectores transversales provienen de dos causas.:0~=:::::I:!:. 5. 2.3..5S Kg/cm 2 contra 36.3=1 =:::::::i ...4C3==1.0Sd y lo mismo pasa. La distribución de la distorsión de la sección central experimenta una reducción similar Figura 5.

Esto ha conducido a un dimensionamiento de las secciones cajón tendentes a realizar almas de espesor variable.280 PUENTES Javier Manferola Armisen Fig.. En estas leyes de momentos se observa la diferencia de cuantías que existen en los puntos D y E del alma.05. la distorsión es del orden de la tercera parte y su ley de distribución a lo largo de la viga más uniforme. En ella se pueden apreciar los efectos que separan la distribución de tensiones de la proporcionada por la teoría de la viga.1. decreciendo de arriba a abajo.3. las diferencias . A esta tendencia ayuda el hecho de que las tensiones tangenciales en la parte superior del alma son mayores que en la parte inferior como se ha visto en las figuras 5. Variación de los esfuerzos Ny . Lo primero que se aprecIa es que los corrimientos son similares a los que se producen bajo una carga puntual.13.2.04a.3.2. pero que cubren distintas zonas de la secclOn transversaL Su valor es 400 Kg/m2 . se representa en la figura 5.3. Sus corrimientos los representamos en la figura 5. Distribución de O'x' La distribución de las tensiones longitudinales o"x para esta misma carga y en el centro de la iuz.12. 5.JO las almas y su diferencia se encuentra precisamente en los momentos introducidos por la distorsión. Sin embargo debido a que la distorsión es muy pequeña y no existe una concentración de cortantes en ningún punto.47 se ha sometido a varios tipos de sobrecargas uniformemente repartidas a lo largo de la viga.11 se representan las líneas de influencia de los esfuerzos Ny en distintas secciones del cajón.5.3.3.14b. De la misma manera que en las acciones anteriores en la figura 5. pero con una diferencia importante. 5.3. y 5.3.Respuesta de la viga ante cargas repartidas La viga cajón representada en la figura 5. la distorsión de la sección y la deformación por esfuerzo cortante de las losas. Corrimientos En el único tipo de carga que presenta interés el comportamiento de este tipo de vigas es el 1.3. Fig..

56 6. 1..2iO'I0 Compreslon 17.74 Tracclon ® 2.'<:~'-I--------~----0-.07 4.-91¿v] 4.53 © ~.31/.53 ~o.:====I±. de la sección x dicha sección = 20 m para carga de 100 Tn moviéndose transversalmente en . .LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 11+---:\ _ ~ 1091 Seccion.07 Tracclon @ .3=.17 Fig 5.33 Compresion 6.~3 Tracclon CompresIon 4. Lineas de influencia de N.._ ® 6A6 ~: 2~~~~~ ..20 Tracclon 20.0...- ~-----------.281 CAPITULO 5..

7c-----' TORSION DISTORSION ir =0.J0005 F oooot 1 00005 -.00033 ~: 2 en 1{) a r<l ---:+I 'o r<l '2 -.D q - ~ d o o o o el el ~ o o Ci 0.3 Carga .2 Carga . C) Distribución de la distorsión a lo largo de la luz. b) Descomposición de los corrimientos totales de a) en los cOlTespondientes a la flexión.::~-fr--.00007 0.h/O. torsión y distorsión.PUENTES 282 Javier MantelOla Armisen 1_-r Carga .00004 a) 0.12 P=OA Tn/m 2 1111111 1 1 1 1 @ r<l lB l.13 .00018 0.1' r<l 1{) 10 12o o g g ~ ---'r---.- ~ Ñ a NO' N ~I !? . ~ Ó ~ o Corrimientos a) Distribución de los corrimientos en la sección x = 20 m.53. Fig 53.00013 <.OOO314 FLEXION e) /---.1 Fig.

m 2 si oi Di oi l'-: m oí Di oi ai m m l'-: m m Di oi '" 0. .LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN <Xl r<l III V Di oi m III oí <Xl ID oí o <Xl Di N v 51 oN ¡..61 17.¡ oi Q Q m m III ~ ~ <Xl <Xl V 1'N m é 9 2 2O ----- r<l O (Il <Xl oi oí m ID Di ID III III oi oí ¡¡. O Di Di lO - (Il lO 1'lO ~ "l ~ m m 01 _oL ai --------- 10.3.61 al N al oi r<l ID m O ¡.Teoria de la villa II~ -""'-__'"-=_~_::::_::_':':_::_::_:: __=_~_~_ Fig. al r<l Q m O <Xl m r<l <Xl r<l ID r<l N ID r<l O a¡ 1'l'-: <Xl m Q si Di a¡ ID III III v "". Distribución de tensiones para sobrecarga uniformemente repartida x = 20 m.----.03 OATn..283 CAPITULO 5./m 2 10 9.14. 5.57 ----.4 TnJm 2 17.

3. Para el caso de carga centrada. Inercia flexión = 3.2.7392 m Centro esf.17 cuyas características geométricas son muy parecidas a la de la figura 5. Este hecho se entiende si comparamos las curvas de distorsión de la sección. Momentos flectores transversales My .3 .2 m4 Centro de Grav.16 representamos los axiles transversales N y para los tres tipos de carga.47.6 m2 Como se ve esta ley de momentos flectores se reduce desde el apoyo de la viga hacia el centro del vano. punto 3 !Y real _X_"_= !Y x 1.3. Comparando las características mecánicas de las vigas tenemos Viga cajón . lo mismo le pasa a las tracciones de la losa inferior.01 y figura 5. figura 5. vemos que las flechas medias son muy parecidas.3.tipo 2 . 5. corto = 0. corto = 0. representados como M2 en la figura y que completan con los reales la ley de momentos flectores constantes que tendría la sección si estuviese apoyada a 10 largo de toda su luz.3. las tracciones del marco se disminuyen por las compresiones del equilibrio de fuerzas transversales en la los superior y lo mismo pero al revés pasa en la losa inferior.3 . figura 5. En este caso no existe distorsión y por tanto las únicas desviaciones de las tensiones de la teoría de la viga se deben a la deformación por esfuerzo cOItante.48 m 4 Inercia torsión = 7.almas inclinadas Área = 4. pero si comparamos la distribución transversal de las flechas en la sección central.293 m4 Centro de Grav. del orden de la tercera parte.9772 m Viga cajón .. Esta reducción se debe a los momentos flectores positivos que produce la distorisón.4m2 Inercia flexión = 3. Para el caso de carga 3.Viga cajón con almas inclinada Para analizar el comportamiento de una viga cajón con almas inclinadas hemos elegido la viga de la figura 5.PUENTES 284 Javier Manterola Armisen entre las tensiones longitudinales reales y las de la teoría de la viga son pequeñas.1 !Y viga x Menor diferencia encontramos en el caso de carga centrada . en donde vemos que la correspondiente a la sección con almas inclinadas es mucho menor. Estos se deben a la acción de la sección transversal como marco.7272 m Centro esf. Si comparamos los corrrmIentos de las dos vigas. las flechas de los nudos 3 y 8 son incluso algo menores que en la viga con almas verticales. x=20. figura 5. vemos que aunque la viga cajón con almas inclinadas tiene mucha menos rigidez a torsión y por tanto el giro debido a la excentricidad de la carga es mayor.08 viga !Y real punto 4 _x__ = 1.almas verticales Área = 4. .cuyas tensiones longitudinales representamos en la figura 5.6202 m 4 Inercia torsión = 5.14a. = 0. La solicitación es la misma.3. y al equilibrio de las losas como consecuencia de la variación del esfuerzo cortante en las mismas.16a las compresiones de la losa superior parten del valor introducido por los axiles del marco y crecen hacia el centro.18. como corresponde a inercias longitudinales también parecidas.15.2. La distribución de momentos flectores transversales My la representamos en la figura 5. carga de 100 Tn aplicada en el centro de la luz y con una excentricidad respecto al eje de la viga de 3m.3.9418 m Esfuerzos axiles transversales N y Corrimientos En la figura 5.3.16. Se reducen del centro de la luz hacia los apoyos. = 0. para el caso de carga 1.

¡.. ""°1 ° N ..I.= Momentos debidos a la distorsión..:.-_. t_I UI oi "" Ul ..-1*1 O -\· Ley de momentos flectores a lo largo de la viga A M¡= Momentos reales... Fig 5315 oti a) o b) o o oti '"tio q ~ ti o o lO ti e) Distribución de N y en la sección transversal x 20 para carga uniformemente repartida Fig 5316 .-_ _0-4- ':. k- -4.-<.c:.1::. M.-.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN ~ --1 1'<:::::-----:::t---lf---+-_-+-_. M= Momento flector del marco si sus aristas están apoyadas...285 CAPITULO 5.----.: MI &:.2_ _+-..

03. l' 2 2 3 3 5 4 6 ::. Esto se debe a que como esta sección es bastante mas rígida.25 los dos valores que aparecen en el punto 3 corresponden a las tensiones obtenidas a uno y otro lado del alma..17 La mayor rigidez a la distorsión de la viga con almas inclinadas reposa en la rigidez transversal del marco de la sección a deformarse en su plano.19. se observa también que la diferencia entre las tensiones como viga y las reales son mucho menores que en el caso del cajón vertical. . Así en la analogía de la viga sobre fundación elástica que refleja la deformación por distorsión.¡. Momentos flectores transversales M y .00m.. los momentos son similares. {lOO l·------::.62 a viga x a real punto 4 x a viga x 1.7 veces mayor. la sección cajón con almas inclinadas se apoya sobre una serie de muelles 2.___________ ----J.98 ó 1. 7 6 6 7 10 10 ~4t==~=t~9 040[". 3. en su mayor espesor y en la forma de la sección.l9b. que en este caso en particular es 2.00m.3. Tensiones longitudinales O"x' La distribución de tensiones longitudinales en la sección transversal del centro de la luz experimenta los mismos cambios.. 2. punto 3 a real x = 1.-==:. x= 20m.286 PUENTES Javier Man/erola Armisen 6..:. figura 5. no es suficiente para precisar la respuesta en este punto donde existe un intercambio de tensiones muy intenso..:.7 veces más rígidos que la viga con almas verticales.00m. aunque la distorsión es del orden de la tercera parte. figura 5. Fig 53.3 .:. figura 5.o::. Si recorremos ahora la viga en toda su longitud. ....3 ..3..20 representamos la distribución de los momentos flectores transversales debidos a la distorsión del cajón tanto en dirección transversal como longitudinal. respecto al comportamiento del cajón con almas verticales.. Esta mayor rigidez reside en la menor anchura de la losa inferior.7 veces. En la figura 5. Sin embargo debido a la menor distorsión de la sección la separación de las tensiones reales con las de la viga recta son menores.:m. con 99 armónicos. Como se puede observar la cuantía de los momentos flectores es similar a la del cajón con almas verticales. para unos corrimientos del orden de la tercera parte. 3. En realidad estas tensiones debían ser iguales pero el método de cálculo empleado.=------~:_ Tn. 1---------1 j'--_8li_X --:L=--=_4.

287 CAPITULO 5. a ti al I'li '0 ~ ~ el x= x= Corrimientos 20 m 15 m. 53 18 ..LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN ® '"qQ g a) b) ~ I ! tIJ '"'og" e) I o en tIJ o o Cll . o o o Q o 8 o. o ti ti lO al al lO Ci '" tIJ ® @ o 2! '" '"5o g oel !g !::g d I d) '"'s! ti. b Corrimientos c Distribución flechas en 3 y 8 Fig.:¡.

Las flexiones locales de la losa en las inmediaciones de la carga perturban el comportamiento generalizado de la distorsión. figura 5. Distribución de cortantes Nxy' 'Z'xy Y axiles transversales Ny • Si la inclinación del alma._III !!! --- .. Puntos 3.lO III N '" al III N N III ¡.@4 al fJ! T t:: '"' i. está contrarrestada por los esfuerzos cortantes N xy en el alma de la viga y por esfuerzos cortantes Qy en las losas superior e inferior del cajón. ala largo delaluz. donde el punto 9 no se ve afectado por dicho fenómeno. b)Distribución de.25 G'vlga oi'~9 ~ o ~ ui b) 86 N : lO !!! g -~~ ~ -----.3... la cual es lineal en la losa superior.. La carga de 100 Tn en el caso de almas verticales. El resto es recogido por la losa superior principalmente. proporcionaba una característica especial al comportamiento de los cajones al disminuir la distorsión. "l o "@ N lO _. tanto en dirección longitudinal.. !!! "i I . 4. = 1. ~ { 1.1 N ID ¡-: a) Distribución de .98 G"v Jga G'lnt. La mayor cuantía de la carga.20b.. veíamos.j . Veamos en el caso de almas verticales e inclinadas cuales son los esfuerzos cortantes que se producen en sus inmediaciones..3.21.. produciendo picos muy notables en la ley de momentos en la sección 3. figura 5.. la segunda característica especial de su comportamiento la encontramos en la distribución de N xy YN y en las inmediaciones de la carga. 8 Y9 Fig 5. max. que se separan claramente de la ley que daría la distorsión.3. ' . como en dirección transversal.19 En las inmediaciones de la carga se aprecia aquí el mismo efecto que veíamos en la figura 5. '" al lo !!! !::: . .3.para x= 20 m..3.288 PUENTES Javier Manterola Armisen a) "62 G""vlga C" supo max. el 89% se transmite al alma que la transporta a lo largo de la viga. Este efecto local se amortigua rápidamente cuando nos separamos de la carga. en la que se produce la concentración de flexiones que ya hemos visto en apartados anteriores.

- 1. _ == 100Tn.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN <D a) a) Distribución de Mv para x= 20 11L b) Distribución de M.04 a) Sección transversal de la sección en la zona del alma.. Fig. a lo largo de la 1HZ Fig..53.e e) d) I.5321 . I j I I I I 1 Nx y I 1 1 r-------- L.! t t a) ¡ ----~ . c) Distribüción en planta deQ. en lá losa inferior. b) Distribución de K en el alma. ·· • I I I 1 104 tI& 1.20 \100Tn r-l - I r---. I I _ My loyQt==== I 1 1 I I I I 1 I · ®:· e.289 CAPITULO 5 .- 1 ~DoYI: 1:!Oy(jiMY . en la losa superior d) Disttibüción deQ.

olaAI'llllSell p= 100 Tn.e ! I I ! f I f 1 I e) ~! 2..67 ·• .3. 5322 En el caso de almas inclinadas. d) Distribución en planta de Qy en losa superioL e) Distribución de Qyen losa inferior Fig. La componente horizontal según la losa superior produce una distribución de axiles. 162.12 ---- -----¡ \ I 1 1 I I e) r---- . b) 27. figura 5.4 2. que son de tracción en la parte central y de compresión en la lateral según se ve en la figura 5.12 ·· . Fig.22 la carga de 100 Tn está contranestada por un lado por las componentes de cortante Qy que aparecen en losa superior e inferior y por otra por una componente que se descompone según la dirección del alma inclinada y la losa superior. • ® • 1 \ 8.23a.3. 5. Las componentes según el alma y la losa superior se transmiten en el plano de cada una de ellas hacia los apoyos poniendo en marcha todo el mecanismo de trabajo del cajón. C) Distribución de N.4 Equilibrio de cortantes en la zona de carga..• I. Estos axiles son mucho mayores que los cOITespondientes al cajón con almas verticales dado que la carga directa es muy importante. La distribución de cortantes N xy en la losa superior.··· r>I'15 .y en el alma.65 2.24 experimenta también un incremento bmsco de tensiones en la zona de carga ya que son los encargados de repartir el valor concentrado de N y en la losa. 27. .3.290 PUENTES Jm'ler ~¡¿mle. Se concentran fuertemente en la zona de la carga y se dispersan rápidamente. a) Descomposición de la fuerza exterior en dos componentes. Como en el caso anterior estas componentes se llevan la mayor cantidad de carga exterior.. b) Estado de cargas en el nudo.

. b) Distribución N.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN ~ T -----_..3. 5..- e o OJ (\j T e I ~I T e .L 7.. en el alma cargada. \ v / ~ ~ iii T L ~ V-"'-.23 . C) Distribución Ny en la sección cargada x= 20 m. --'" '" '" e T e T e I II a) T e T e T e T e b) e) a) Distribución N" en la losa superior.291 CAPITULO 5. Fig..:..

5 m. Fig 5.::::=----\-t------=:::::==-----i-----~ !100 TIl.324 . I-. x= 15m. \\~7 Distribución de esfuerzos cortantes N". en losa superior.PUENTES 292 Javier Manlerola Armisen x= 15m x= 10m. x= 16m. x= 19.

c) Úlstnbuclón de:'. Influencia en los esfuerzos y deformaciones de las variaciones de la situación de la carga en la losa superior.1 20.92 2. 19t.05 2107 1.a x= 15.56 )~1.97 8.07 205 4.25 se complementa la información sobre la distribución de cortantes en el cajón.12 27. lO lO 20.53 .45 X:IO 18.y en las almas.39 X:5 20.43 i i Alma dcha. los efectos sobre la distribución de tensiones. con las diferencias correspondientes a las particularidades del comportamiento de este tipo de cajones y que ya hemos analizado.51 1 21.325 .00 m Fig.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN además de realizar el papel de translllltIr las tensiones G x al cuerpo de la losa superior.6" X"15 2.25 X=IO 3. pa¡.52 4. Estos valores se van regularizando rápidamente a poca distancia del apoyo y vemos como a tan solo 5 m. En la figura 5.33 X =15 4. I a) Distribución de " para x= 19. 1955 X:19. b) Distribución de N.293 CAPITULO 5.25 523 5.31 2.5. ya tienen una distribución lineal propia de las tensiones cortantes y de torsión de una viga normal.12 1) i 13.5907 4. Cuando paseamos la carga de 100 Tn en la dirección transversal de la sección central de la viga.3. esfuerzos y defornlaciones es similar a la que veíamos para el caso de almas verticales..32 '~IR x"e 20.19 4.36 X'18 3.6 Alma izda.58 .5.47 20.

en Ay B para x= 20 m y x= 15 m y una carga de 100 In moviéndose en direcciontransversal sobre la secCión central.61 A) x= 1!l~1 15.12 Líneas de inftuencia de .72 I ' 15 24.54 1!l.4 18.11 ---. X = 20 B } X=20 l_ _' 1~.14 _ 1 _ 1_ 14.91 27.~ 26.'38 215..151 - 2 8.22 18.PUENTES 294 Javier Jvfan/elD/a Armisen 33..26 .2 19. Fig.42 15.43 11S.53..08 B) x:: 11S¡41S 24. .1 18.9!! 2!J.915 15 26.86' 24..14 -----------. A) 18.

lógico y nos ha aparecido en varios de los fenómenos estudiados.65 ~ 8. La única diferencia que se aprecia con el cajón de almas verticales es la menor cuantía de la separación de la carga respecto a la de la teoría de la viga por la menor distorsión de la sección.44 2. como consecuencia del reparto de la carga que realizan la flexión de las losas sobre las aristas de intersección de almas y losa superior.26 vemos la variación de las tensiones G x en un punto de la losa superior e inferior."" '3.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN AsÍ. En segundo lugar los tipos de leyes. en la figura 5.28 que representa las líneas de influencia de N y en cuatro puntos de la sección central se observa en primer lugar como en la sección A y B las compresiones o tracciones toman sus valores máximos cuando la carga está sobre el alma. En la figura 5.91 Seccion. debido a la tracción local que introduce la descomposición de la carga veliical entre el alma y la losa. 28.38 © la.99 ® 1.295 CAPITULO 5.3. Este hecho es 41.._ ® -0. por ejemplo.327 . 2J52 ® ~ 9.8& 20.92 @ 1. aunque similares en forma.3 o~~ ~ Línea de influencia de M" x= 20 m para carga de 100 Tn moviéndose transversalmente Fig 5.3. difieren de los correspondientes a las almas verticales.

Fig.03 8.'0"'8 ===~:::l=-88 . Corrimientos a) Los corrimientos totales de una viga cajón monocelular pueden descomponerse en otros tres: un descenso vertical que representa el comportamiento general a flexión de la viga.Conclusiones respecto al comportamiento resistente de la viga cajón de la carga. que corrigen los obtenidos en el comportamiento general a flexión y en flexiones transversales a añadir a los correspondientes a la carga directa.49 203 61.44 © 14.296 PUENTES Javier Manterola Armisen o Seccion. con sus correspondientes efectos en tensiones longitudinales.23 2.44 ~="'.92 0.28 5.2..9 ~ 1.88 2.= 331 1 6.9lJ ® 14. convirtiéndola en tensiones tangenciales en el dintel y la distorsión que recoge la deformación de la sección transversal. un giro torsional que recoge el efecto de la excentricidad b) La cuantía de la distorsión depende de la relación entre el ancho del cajón y la luz .74 38.87 10.3.88 Línea de influencia de N..53.4 1.36 @ 19. de la sección x= 20 m para carga de 100 Tp movlendose transversalmente en dicha sécción. .._ @ 1. 1 _ _8_SI lIDI 2.88 1.3.

que engloba los correspondientes a la actuación directa de la carga (pórtico de nudos intraslacionales) y la distorsión (traslación de los nudos). se disipa rápidamente..1 ® 6. La cuantía de la distorsión y su efecto en tensiones longitudinales es mucho mayor si se trata de cargas puntuales que si éstas están unifonnemente repartidas. el fenómeno está normalizado. e) El tipo de carga influye predominantemente en dicho incremento. ..00 oN (DO - t ® - @ '-- ® Fig. de las condiciones de vinculación de ésta con los estribos y otras vigas. h) Las tensiones axiles transversales en cajones rectangulares se deben al efecto pórtico de la sección transversal. las tensiones axiles transversales en losa superior se incrementan mucho con la descomposición de la carga exterior según el alma y la losa superior.29 -® I - 10. siendo máxima cuando la carga se sitúa sobre el alma. t'·oo t ®ro 1 0..: @ @~o o.20 -\\ -. - 1 N .00 @ t ® I 1I -- I 6. de la rigidez de la sección transversal.297 CAPITULO 5.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN de la viga. 53. Este último efecto produce compresiones en la losa superior y tracciones en la inferior yen las almas. o N .. Esta situación. Tensiones d) El incremento de tensiones longitudinales en una viga cajón respecto a los que se obtienen en la teoría de la viga. pudiendo decirse que a distancias próximas a un canto. Se puede anular la distorsión en un cajón rectangular o trapecial introduciendo vigas riostras en su interior.00 . y del tipo de carga. Se deben también al equilibrio de tensiones tangenciales en las losas en dirección transversal. que da lugar a incrementos importantes en las tensiones. c) Un mismo cajón con almas inclinadas tienen menos distorsión que si tiene almas verticales. g) Tanto las tensiones longitudinales. Un caso extremo lo tenemos en la viga cajón de sección triangular que carecen de distorsión. Las tensiones tangenciales experimentan un incremento importante en la zona de actuación de cargas puntuales. dependen de la cuantía de la distorsión y de la deformación por esfuerzo cortante de las losas que constituyen la sección. f) La cuantía de la distorsión depende de la posición de la carga en la sección transversal.20 t 1- e!> 6. como las tangenciales así como los momentos flectores transversales debidos a la distorsión tienen una distribución muy apuntada en las inmediaciones de la carga puntual. i) En el caso de cajones trapeciales.

a)cOIrimientos x Ó 20 m. Javier Manterola.01 y así poder comparar las respuestas resistentes en ambos casos.298 PUENTES Javier Manlerola Armisen N tII ~@ <D ! Q Ó a) :! g <JJ ". Este tablero está formado por dos vigas exactamente iguales a la que hemos estudiado en el apartado 5. Monografia nO 15 de la Agrupación de Fabricantes de cemento en España. 8 Y 11.3. Fig 5330 En estas conclusiones hemos establecido cualitativamente la influencia de un conjunto de parámetros que no vamos a intentar acotar pues su estudio es muy largo y ya realizamos una aproximación al mismo en otra publicación l .Tablero formado por dos vigas cajón Para estudiar la respuesta resistente de dos vigas cajón unidas por la losa superior hemos elegido el tablero bi-apoyado representado en la figura 5. oo . 1 "La sección abierta y cerrada bajo solicitación excéntrica". ó 8 o o Q b) <3 o o ó - x- (!) '"o2 N Ó o Q Corrimientos.. c) Distribución de cOITimientos 5.329. '" !2 ¡::¡ o 15 m. b) cOITimientos x verticales a lo largo de la luz de los nudos 2.:. La luz libre del . 5. 10 al d 'Of 8o o d <ll o .4..3.

31a. Estos segundos esfuerzos son los que proporcionan la particularidad de la respuesta de este tipo de estructuras.3.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORlvflGÓN vano bi-apoyado es de 40 m y la carga se sitúa en la sección central Supongamos. conocemos su respuesta por el apartado 5. La segunda está propiciada por los esfuerzos que aparecen en la línea de unión entre los dos cajones. en la que a la viga cajón la solicita la carga de 100 T. 10 que supone una línea de inflexión de la deformada transversal del tablero.299 CAPITULO 5. que disponemos la carga de 100 T en el nudo 2. En primer lugar tenemos los esfuerzos Qy y M y . La respuesta del cajón de la izquierda podría considerarse como suma de otras dos. que proporcionan el efecto tipo losa del intercambio de esfuerzos entre los dos cajones. aparecen cuatro tipos de esfuerzos que podemos agruparlos de dos en dos. Los dos segundos. En el caso de carga que estamos considerando el momento My es cero a 10 largo del eje del puente. Fig5331 A 10 largo de la línea de unión.01.31. Para conocer el comportamiento resistente damos un cOlie longitudinal por el eje del tablero.3. La primera. Ny y N xy representan el efecto tipo membrana ae la losa superior. Su cuantía . en primer lugar. Figura 5..3. El efecto losa está representado entonces únicamente por los cortantes Qy representados en la figura 5.

3. Donde si se reduce claramente las tensiones es en el alma no cargada.80 8 (Jx = 15. pero el momento flector del eje vertical que determinan por estar la solicitación aplicada a un borde.33 kg/cm 2 En el cuadro 1 comparamos las tensiones longitudinales que se producen en las cuatro esquinas del cajón cargado. La descarga del cajón directamente cargada en el otro es el 13.3la y descentrada respecto al eje del cajón que le proporciona una torsión del mismo signo de la solicitación exterior.94 kg/cm 2 6 (Jx = 18. la cuantía de Qy es muy pequeña. lo que determinará. Este hecho se comprueba también si comparamos los esfuerzos cortantes en el alma directamente cargada en las dos estructuras figura 5.32.86 kg/cm 2 kg/cm 2 9 (Jx =21. Con las dimensiones de estructura que estamos considerando.PUENTES 300 Javier Manterola Armi5en depende de la relación entre la rigidez de la losa de unión entre los dos cajones y la rigidez de éstos. figura 5. Lo mismo le pasa a las tensiones tangenciales 'txy . Vemos como las tensiones tangenciales son mayores en la estructura formada por dos cajones que en la de un solo cajón. Esta torsión detennina un incremento de la distorsión del cajón y por tanto una mayor carga en el alma directamente cargada. Del efecto membrana el único esfuerzo que realmente nos interesa es el cortante N xy que aparece en la unión. a la defonnación por esfuerzo cortante de la losa superior y al fenómeno general de la flexión. Hasta ahora hemos comparado las tensiones longitudinales que se producen en la sección central del puente que es la directamente cargada. tracciones en la cara superior del cajón. Cuadro 1 Dos cajones unidos Nudo Un solo cajón Nudo 2 (Jx = 45.02 kg/cm 2 5 (Jx = 10. contrarresta este efecto. Este cortante tiene como misión compatibilizar los corrimientos longitudinales de las losas superiores ente los dos cajones.33a y figura 5.04a.30a. incluso mas acentuada. Aqui el efecto membrana y el efecto losa tienden a reducir los esfuerzos que se producen en el cajón único. Si unimos el resultado de la acción de estos dos efectos y el de la carga directa tendremos el estado tensional longitudinal del tablero formado por los dos cajones y que representamos en la figura 5.3. Su efecto sobre el cajón directamente cargado es: aparición de una tracción axil variable a lo largo del dintel. un incremento de la deformación por esfuerzo cortante en esa zona. se debe a la distorsión del cajón. como hemos visto.92 kg/cm2 3 (Jx = 39.3. produce una torsión del mismo signo de la que produce la carga exterior. Si comparamos este estado tensional con el de la figura 5. como ya vimos.3lc.3. Esto se debe a las siguientes causas. una flexión de eje horizontal que introduce tracciones en la losa superior y compresiones en la losa inferior del cajón y por último una flexión de eje vertical que proporciona el marcado carácter lineal de la distribución de las tensiones G x en las cabezas del cajón. El efecto losa. si bien supone una descarga del cajón directamente cargado.02 que representa la de un cajón aislado tendremos: la distribución de tensiones longitudinales G x en la sección cargada presenta el mismo tipo de concentración en la zona directamente cargada. Esto. Como se puede ver en el nudo 2 de la estructura de dos cajones las tensiones son mayores que en el conespondiente del cajón único. En el nudo 3 de la estructura formada por dos vigas cajón la tensión es algo más reducida que en su conespondiente nudo del tablero de un solo cajón. El efecto membrana tiende a producir. Figura 5.73 kg/cm2 3 (Jx = 58.3.44 kg/cm 2 4 (Jx = 63.3. Las tensiones longitudinales G x en la zona del alma cargada son muy parecidas en los dos tipos de tableros. a su vez. Si analizamos ahora el estado tensional a lo largo del cajón vemos: l.6% de la carga que le solicita y además con una distribución curva como se ve en la figura 5. En este punto los efectos anteriores se conjugan de manera a reducir un poco la tensión.3.. .

Fig 5332 . Las tension es longitudinales (Jx Y las tangenciales 1: xy son mas pequeñas en la zona del alma no cargada para el caso de las dos vigas cajón. 3.) DistrIbución a 10 largo de la luz de ias tensiones G':( en los nudos 2.. 5.5 Y Ó. Un cajón ayuda muy poco al otro cajón a resistir la carga. vemos que cuando la carga se sitúa en el cajón derecho las tensiones longitudinales en 2 son muy pequeñas. Pues si observamos la línea de influencia en el punto 2. Carga en cualquier punto de la sección transversal Si paseamos ahora la carga a lo ancho de la sección transversal. De esta curva podemos siguientes conclusiones: sacar las 1. hl Dist.en el centro de la tu: (x : 20 m.3. podemos obtener la distribución de los corrimientos a lo largo de la sección transversal.3.úclinales t!ix <1J Distrihuci6n de6"x.n deG'x para x '" 15 m.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 2. Fig. e) Tensiones longtf. c..301 C/IPITULO 5.Tibució.). figura 5.35. manteniéndola en la sección central del puente x=2ü m.34 Y las líneas de influencia de las tensiones longitudinales (Jx en las cuatro esquinas de un cajón.

. I ~ .3 y 7. @ . I o . fensiones tangenciales ~ xy.PUENTES 302 Javier lvlanferola Annisen 8.'" ¡::. 5.. la influencia del otro cajón es mayor. - I I I I I I . aunque de fonna muy reducida cuando se separan de las zonas próximas al punto en cuestión.:... mas centrado en el tablero.o• .S! . . I I . 2. s .3 o~s o.. e) Distribución a lo largo de la luz de 'Zi xy en los nudos 2. Fig 5.8b.os 1. Si examinamos ahora las líneas de influencia de los momentos flectores transversales My.. 4...o: 15 .3.s .. Cuando la carga está situada en el cajón derecho toda la zona izquierda del cajón izquierdo prácticamente queda sin solicitación obtever líneas de influencia en nudos 1. la . 6 y 8 se extienden con mas amplitud en el tablero. Una conclusión complementaria que podemos sacar de estas líneas de influencia y que la podemos aplicar tanto a los tableros de un solo cajón como a los de dos cajones.7 e. Las líneas de influencia en la zona derecha del cajón izquierdo. Ver figura 5. ~ ...5 b) Distribuci6n de ~ xy en la sección x = 10 m. a) Distribuci6n de ~xY en la sección x = 19. el e) .2...3. I I . .... el I @ •lIi lO lIi . . aunque cuando la carga está situada encima. la tensión longitudinal es algo mayor que la que se produciría en el cajón único.5 Y 6.333 En el caso del nudo 5.36. figura 5.2 ~z b) 0. ® <Ji .3. vemos lo mismo..1 l a) 42 &.

~ "o 3 . a " " iio . I .LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN 1100 1---.. =. I I § I I I I I I I I 1 I J!' "" 1100 TI\..5334 . TI\. g<> '100 TII.. ". : . :'O". ~ o ~ ao § o g o Evolución de los corrimientos de la sección transversal x = 20 m cuando la carga se mueve transversalmente en el dintel Fig. o.. ! !• . 8.----..303 CAPITULO 5".

. El valor de Qy. llegamos a conclusiones similares.. Bajo una carga puntual en el centro del puente y en un borde. I 6..!'!..... que produce la pequeña longitud y gran rigidez de las almas verticales.01 __ !:IO IUG . ... lO I I I I . Y = variable 5.... Esto es debido al efecto de empotramiento. I \....V 1 1'!I8 fOAO.. 1 I ~ I I I 4t1.37..3. = 20 111.1. CL--t.40 I I A /1\ 48..1.. re.35 obtenemos si comparamos su trazado con la que tendría los de una viga contínua apoyada en los puntos donde existen almas en la viga cajón.. B.$2 1 @:I \ I /1" I : I : rolO/ I \ ':'.-l. casi perfecto. f1}.3. f.40 I 1 I tI". b) Las líneas de influencia prácticamente se anulan fuera del vano en que se encuentra el punto donde se obtiene. aparece como ya sabemos un muy pobre reparto de la carga vertical..12 m de anchura y 30 m de luz .. .'-..4. -¡I I 1 I f . ..PUENTES 304 Javier Malllelola Anllisen i t lOO y To. .. 00 I Líneas de influencia de tensiones longitudinales x para x Fig 5.O I '''.01 I!LOO 4. &1...que puede corresponder a la de cualquier paso superior que utilizan vigas en "D" para posteriormente fonnarse un tablero de dos vigas cajón con el honnigonado de la losa superior.. ~ J G) (!) I : I I I I I I I I I I I I I I I I I 1 .Caso de vigas prefabricadas Si consideramos ahora un tablero mas pequeño . ' 141!1 '\ . 5.xTó -. cortante vertical en la sección 1-1.... es tan pequeño que no aparece y lo mismo podríamos decir del ...' 10 4.3.1° 1 I ¡-t!l I II '. efecto de la distorsión del cajón.. el momento flector no se anula en dicho punto.. Y la carga en x = 20 111.. ~!.O trI I ~""!~ l. Fig.sO . 7.31 ..-po ....rra 80 I I I I .. a) Cuando la carga pasa por un alma...

y crece hacia el apoyo. La defonnada del tablero aparece en la Fig..\!J .'1¡:.. El efecto de ese borde libre se extiende una determinada longitud en la losa.\ i / I ir.305 CAPITULO 5.-J 100 TI'.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORlvfIGÓN !----!-. 5. '\51 .. 5336 momento flector M y • En cambio el valor de N xy es considerable y es el que realmente produce un estado tensional longitudinal en la viga no cargada y una descarga en la viga directamente cargada.:. Esto es debido a que el valor de N xy es obligatoriamente cero en el borde de apoyo..--- - 10 Líneas de influencia de momentos flectores M y transversales .38.. I l!l I 2: 4 5 • .¡. . I \ . V 40 20 10 O / \ 10 i "\...' --.18--.-.Sección x = 20 m.....'C--+~-.-------r--- 40 !lO to 10 O ¡ 10 \.-. y = variable Fíg. como corresponde a cualquier cOliante en una viga biapoyada. Sin embargo a partir de un determinado punto este valor decrece hasta hacerse cero en la sección de apoyo..7.. I \i !la V 30 20 10 o . carga x 20 m. _------.... 20 bi \ . 20 !la ~ \. El valor de N xy es prácticamente cero en el centro de la luz.3... '. el cajón cargado no se defonna longitudinalmente en este punto.

5.39.====~.Conclusiones respecto al comportamiento de dos vigas cajón Con el estudio tan limitado que hemos hecho respecto al compOliamiento de dos cajones unidos es difícil sacar conclusiones claras respecto a la respuesta resistente de este tipo de tableros. 5.306 PUENTES Javier JvJan/erola Armisen c:::::~::.4. 5.40 representamos la defonnación de esta estructura..=.3. 5. Transmisión prácticamente nula de cortante de eje vertical Qy de momento flector transversal y eficaz achlación del cortante N xy que iguala las deformaciones longitudinales en el borde común entre ambos cajones y que produce flexiones de eje vertical y horizontal respecto al centro de gravedad de cada uno de ellos así como esfuerzos axiles de compresión en el cajón descargado y de tracción en el cajón descargado.2. las conclusiones son similares. Fig.:===+ U I 1 U Fig.3.=====. Sin embargo las pautas de comportamiento que han ido apareciendo nos penniten extrapolar un conjunto de conclusiones cualitativa.3. En la Fig.3.=====1 =1==c=.37 Si en lugar de considerar una carga uniformemente repartida consideramos la sobrecarga uniforme de 400 Kg/m2 extendida en medio tablero. .

307 CAPITULO 5.. que a efectos de diseño..Oesp 1ozan i entos Perspect ¡ VD Oefornodo Fig..1 'LV + V . con sus con'espondientes flexiones y compensa en el cajón no cargado. b) Este efecto se acentúa cuando la relación ancho-luz crece y disminuye en caso contrario... no permite contar con él para aliviar el dimensionamiento de cada uno de ellos. Por estas razones y analizando exclusivamente el comportamiento resistente es indiferente unir o dejar separados los dos .6 0 0 . Esto produce un repalto transversal de carga entre las dos vigas cajón muy pobre.-'.. cOltante que iguala el desplazamiento longitudinal en la línea central entre los dos cajones y que supone la aparición de tracciones en el cajón cargado.. d) La presencia de vigas riostras transversales mejoraría claramente el repalto transversal entre las dos vigas cajón y este se ha realizado bastantes veces cuando por razones funcionales las dos vigas cajón se han separado mucho y por tanto la flexibilidad de la losa de unión aumentaba claramente... 1 \'-------'/ Secc ¡ on Centra I .5338 a) La relación ancho-luz de este tipo de estructuras es normalmente muy grande y se enfrentan mecanismos de reparto de carga muy desequilibrados..LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN -----~ir 12 0 0 . c) El verdadero efecto de interacción entre los dos cajones es la aparición de N xy . Las vigas cajón son muy rígidas a la flexión longitudinal y la losa transversal que une los dos cajones es normalmente muy elástica.

Los resultados del cálculo siguiendo la teoría elemental de la viga se dan en la figura 5.41.42..Tableros continuos La condición de continuidad la expresamos aquí en su situación mas simple como es la de tablero de dos vanos continuos y carga simétrica. o ventajas en el apoyo de las vigas cajón en las pilas. figura 5.3. En esta situación cada vano se comporta como apoyado.3.308 PUENTES Javie¡· Nfanlerola Armi5en Fig. Si bien éste no es un caso general de continuidad. 5.5.339 cajones. la respuesta nos va a dar una pauta de como se comporta un puente contínuo. Tienen que existir problemas funcionales. En esa misma figura representamos las tensiones que se producirían según la teoría . Solicitación puntual excéntrica Solicitamos el tablero por dos cargas puntuales de 100 toneladas situadas en el centro de cada luz y con una excentricidad de 3 m. caso de rodadura continua a lo ancho del tablero.3.5. respecto al apoyo central.3. respecto al eje del tablero. empotrado a causa de la simetría. de la carga exterior. para que la opción de unir los dos cajones sea favorable.41.43.3. en los cuatro nudos significativos de la sección transversal la representamos en la figura 5. figura 5. La distribución de tensiones longitudinales reales <Jx.

:oo=-- 1 _ _} .30"..".e"....LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN O --~--- O Secc i on CEntro 1 .Oesp Iazani en tos Fig..-_~3.5340 1 2 1 di 2 4 r 1I I I 1 - I le 4 h~O r= _1 o Ó 3 ---~ e I ~ g ~. • 3 -.::.309 CAPITULO 5 .. t ..30 I e -+ I~ ~.~OO!!.534I ~}--_3::.- ! 100 T~...O"'o_ _ ~ _ _-::3"'O':::'O"'O_ _ Fig..~O~o!..:0:::...3. _ _ lloo Tn A ~---i__ ".¡~~_-.o<>o.

if: &1. La línea de momento nulo.00 JO.42 1.lT. L.58 29. 5342 elemental de flexión de la viga.61 1.PUENTES 310 Javier lv/all/erala Annisell B l'ooTn.8 1.P. b) ley de esfuerzos cortantes. T.. A 30.328 5 43.P.V.1 I ISO .62 1.99 1. 1ft" : fA Arta.41 69.41311m. l • • IO. 2.82 45. L. L. De esta representación junto con la figura 5. se conserva bastante bien en la respuesta real del tablero. Sección x=60 m.329 1.15 Tn.82 17.311m.P. En el cuadro número 2 representamos la comparación numérica de estas tensiones. a) ley de momentos torsores.62 0. Fig.Sem.V.= Teoría laminar plegadas (99 arm.915 28.44 en la sección cargada la distribución de tensiones está muy polarizada del lado de la ..68611rn. La separación de las tensiones reales respecto a las que produce la teoría de la viga es muy intensa en las proximidades de la carga. T.3. Nudo T. I.403 T.P. en la teoría elemental de las vigas.531 52..4 Q ---' e) 9.V.44 se pueden sacar las siguientes conclusiones: l.724 28.67 23.V.) 3.. d) Distribuci6n de esfuerzos cortantes ~YV en la sección transversal.V. Cuadro 2 Sección x=30 m. c) ley de momentos flectores. 6 m.3.4 l •• 1lO. A ~ a) 1100 C A Tn.:17 .lT.· y • 1. 2 23.oo A 1 »DO :10.67 76. que no tiene en cuenta las defonnaciones de alabeo ni de distorsión. b) yl a :11.105 4 23.75 52.= Teoría elemental de la viga L.00 ISO. La separación de las tensiones reales respecto a las que produce la teoría de la viga se atenua mucho en la sección de empotramiento.042 3 43.P.41 69.21 0.70 1'l!.se d) Zona A8 Respuesta de la viga cajan segun la teoria de la viga.58 40. L. Como se ve por el cuadro y la figura 5.

. ..-.. 1-- ~ 1 100TII..'" Distribución de tensiones (Jx Fig 5343 a lo largo de la luz .----t --:~~8-.3J1 CAPITULO 5· LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN .-=-O".. -x LAMINAS PLEGADAS ......TEORIA DE LA VIGA ..

-t . Las secciones de apoyo están solicitadas por dos tipos de cargas puntuales. "': ..3.!A' r=..._. .. ...-------.•• ". t 1 I l....:-:.T.r--} : ...PUENTES Javier Manterola Annisen .. lit ... su cuantía y rigidización de la sección es muy diferente... al :: ~ "~CI Gel.--.. .44 carga. : lit -~---~~--- o ~!::_ . : : I .. de la sección central. En la figura 5. :..!.45 se representan estas cargas.-.'" .• lo .. .13 .. . el . y la del tipo 2 que no son sino la traslación de las fuerzas Nxy que actúan en cabeza superior e inferior y que su itinerario es a través de la viga riostra...28 llIL::::.. Esto se debe a que aunque ambas secciones están solicitadas por cargas puntuales. . mientras que en la seCClOn de empotramiento la distribución de tensiones es prácticamente simétrica. b) sección centro de vano x = 30 m. . ai .::.. Fig 53. Las tipo 1 que actúan directamente en las almas y son del mismo tipo que las 100 T... ~ - 'i : 11I. La sección central tiene una carga concentrada de 100 Tn. en el alma izquierda y no tiene riostra transversal alguna.!- _J _ dJ4 --=='-~ Distribución de tensiones longitudinales en la sección transversal a) sección de empotramiento x = 60 m.... --. . ¡ ..'3 . . ..... ..----¡ • .o:----T--_-=::. ~-_.~"¡. .~.._-+-----~~.... Por tanto la distorsión y alabeo de la sección central es mucho mayor que la de la sección de apoyo en la cual es nula por inmovilización que produce .... lo..

y so... desplazándose en esa sección Fig 5345 la viga riostra. deberían trasladarse a los apoyos deformando el marco de la sección transversal. .l T ~ .. ! •.48 C. I I 1 I I ~ I I I ' I ..1 .__ '..::: ~: --t~ ---: " 11. Este hecho aumentaría el desequilibrio entre las tensiones longitudinales de la zona izquierda del cajón y de la zona derecha en la sección de apoyo. .J.---L.. I I . • ~ .. i lO . es decir.- o : .. Si examinamos la figura 5.lon _ vIva 1l0. I 1 I I I I . o LIS UI : . Ñ ~ 40. 11.. Q 40.~"-""-. it ~ !! .J.CAPITULO 5. ~ = = • -----------------..3.08 10 110-4 a) G. I I I .:s~ l _ .!. .-~_..00 =..00 A • .~ I I I I I I .----Ton.LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMlGCIN ¡IOOT" ¡¡ 11.. donde representamos la distribución de esfuerzos .:r7 __ .o 2... - .apoyado a) Distribución de tensiones longitudinales en el centro del vano b) Líneas de influencia de tensiones longitudinales Ox en la sección del centro del vano para una carga de 100 Tn...s ~"2... ~ : .A I I I I r------. En el caso de que éstas no existiesen las cargas N xy que actúan en cabeza superior e inferior provinientes de la torsión del cajón. ..18 by . .s Puente empotrado. distorsionándolo..!.. I I L I -I-I • I .. ~ I I I I I I l.H'" I I I I I I l ' b) Ill...46..... . . =~:.

PUENTES

314

Javier JI/a!1/ero/a ArlJll5e!1

X-158m.

~
o

~

T

T

9

""

8
o

o
o
ci

X=32m.

X-40m.

l/'l
l/'l

~
..,

.

!1
Ql

~

Ql

~

,

o

..,
~

'"
d
lo-

'<1'
'<1'

~
-.:
N ,.¡

10

o
o

d d

o

-2.46
-2.62

13.57

-2.25
-1.20

14.32

X-28m.

X-20m.

..,

"
0110

o

l'!N

o
X=Om.

X=IOm.

~.~
X.20

A

X.2S X·4Q
X.32

Distribución de esfuerzos tangenciales N xy en distintas secciones transversales a lo largo de la luz
Fíg 5346

315

CAPITULO 5- LA SECCIÓN CAJÓN DE HORMIGÓN

tangenciales N xy vemos como su distribución
a 10m. de la situación de la carga es muy
parecida a la que produce la teoría elemental
de la viga, figura S.3A2d, mientras que cerca
de la posición de la solicitación exterior está
muy perturbada y es del tipo que ya
conocemos en el estudio de los cajones
apoyados, puntos 2 y 3. En la sección de apoyo
central la distribución de N xy está un poco
distorsionada lo que repercute en la
distribución de 0 x a través de la deformación
por esfuerzo cOliante.

Solicitación uniforme excéntrica

En las figuras 5.3.47 y 5.3.48 representamos la distribución de tensiones longitudinales en la viga cajón cuando la solicitación es una carga uniformemente repartida
de 400 kg/n/ pero colocada con un descentramiento respecto al eje de 3 m.
Como se puede apreciar en estas figuras,
la diferencia entre las tensiones entre el lado

...

~

N
lO

Ñ

od

..'"
..""

N

":

@

o

(!)

ID

~

@

..

@

'"
....
.......

..
o

ClI

ci

- - - - I.AMINAS

Pt.EGADAS

- - - - - - .. -.• lECRIA DE I.A VIGA

..,..,
""
N

Distribución de tensiones longitudinales' -x' a lo largo
de la luz.

Fig 5347

316

PUENTES
Javier Manferola Armisen

liD
GIl

lIIlÍ

r

O
po.:

~

I\l

liD

po.:

po.:

T-"w
I
6.80

CX

I

:lid

6

;:;

iN

:J

4IlI

.

IP

~

2

lIII

I

I

I
I

I

kv

6.70

lUlI

O)

7.99

•I

I

I

I

I

I

I

I

I

8.30

t;--

,

O
Ifl

Gi

I
I

1

:U.a_e:

Iill
liD

:!

llIÍ

lIIlÍ

- - __•.!.3•.!º- __

,
I

..,.

I

O

q

- -- ; --- - - - -

2

I

I

"'"
Iill

I

I

:<D

t

4 1

I
I

I
I

I
I
1

1
I
I MUO

t-----

I
I
... 1
'!(t!

.

Iill

------GlI--'Ir
'i.

...

N

Fig.5.3.48

-

f¡~

=I~-¡
,;~
I
-1IltJ..~
I
I

I

•t

EII

rq=x-;¡ ---1

I

I

llC

ID

ffl
IQ

2

2

I

I

I

@j

317

CAPITULO 5" - L4 SECCIÓN C4JÓN DE HORMIGÓN

izquierdo y el derecho de la viga es muy
pequefío lo que indica un pequefío alabeo y
distorsión de la sección. La teoría elemental de
la viga aproxima bien la respuesta.
Esto ocurre a lo largo de toda la viga
cajón salvo en las inmediaciones del apoyo
central donde la perturbación es muy elevada.
Este hecho que queda perfectamente reflejado
en la figura 5.3A8b puede que no responda a la
realidad sino que sea consecuencia del modo
en que se ha materializado la viga riostra en el
programa de láminas plegadas que hemos
utilizado para este estudio.
La viga riostra se ha materializado en el
programa de cálculo por medio de barras
inextensibles que son las de la sección
transversal, mas una nueva barra que va del
nudo .3 al 4 y que evita la distorsión de la
sección. Además se han inmovilizado al giro
los seis nudos. Esta representación de la riostra
no es muy precisa pues aunque inmoviliza
perfectamente los nudos, introduce una
aximetría clara de comportamiento, que
creemos es la causa de la perturbación local del
estado de tensiones. En la figura 5.3.44a
también se observa esta anomalía.
Conclusiones

Respecto a la influencia de la
continuidad podemos sacar las siguientes
conclusiones:

l.

Como en el caso de las vigas cajón biapoyadas, las cargas puntuales son las
que producen una perturbación mayor en
la distribución de tensiones longitudinales 0'x' Estas se separan mucho de
las que proporciona la teoría elemental
de la viga en las inmediaciones de la
carga.

2.

Esta perturbación es mas intensa que en
los tableros bi-apoyados pues el empotramiento supone una reducción en la
relación ancho-luz.

3. En la sección de apoyo la perturbación
de las tensiones longitudinales es mucho
menor que bajo la carga puntual y esto es
debido a la presencia de vigas riostras y
la menor concentración de la solicitación
puntual en dicha sección.
4. La sobrecarga uniforme produce un
incremento de tensiones muy pequefío
respecto a la teoría de la viga.
5. En general las conclusiones obtenidas en
tableros bi-apoyados son aplicables a los
contínuos con las limitaciones que
acabamos de hacer.

PUENTES

318

Javier A1anterola Armisen

Puente de Tina Menor

Cajón metálico

319

CAPITULO 6 - TABLEROS lvlETiÍUCOS Y MIXTOS

6.... TABLEROS METÁLICOS Y MIXTOS

La clasificación que hemos realizado
entre puentes de luces cOlias y medias y
puentes de grandes luces para el caso de
tableros de hormigón, tiene un sentido
diferente cuando tratamos con tableros
metálicos. En este caso las secciones con vigas
doble "T", o las secciones cajón, son aptas para
alcanzar grandes luces. Así se puede pensar en
un tablero mixto de 100 m de luz formado por
vigas doble "T", lo que sería difícil de entender
en puentes de hormigón. Y esto es lógico, pues
la gran luz, en hormigón, va asociada a vigas
continuas, de inercia y canto constante o
variable de sección cajón, construida por
dovelas prefabricadas o "in situ". En acero no
existe ningún problema en dar continuidad a
las vigas doble "T", ni conferirles canto
constante o variable, o aumentar el área de las
cabezas para acoplarse a los esfuerzos que se
producen en cada punto. Por otra parte, los
medios de puesta en obra son mucho más
sencillos cuando se trabaja con elementos de
poco peso como el acero.
Los tableros en vigas doble "T" son, en
general, más económicos que los tableros
cajón cuando se trata de puentes de luces

medias, pues la deformación por esfuerzo
cortante de las chapas inferiores en estos
últimos, hace que se desperdicie bastante
acero. Únicamente, cuando se trata de tableros
curvos, la viga cajón tiene alguna ventaja, pues
la falta de rigidez a torsión de las vigas doble
"T" hace que se concentren las flexiones
longitudinales en las vigas exteriores, las más
alejadas del centro de curvatura del dintel.
En el caso de grandes luces, en las
cuales, el aprovechamiento del material de
toda la sección está casi asegurado, se utiliza la
viga cajón, que determina una mejor
distribución del estado tensional longitudinal
para el caso de cargas excéntricas, las cuales
producen torsiones en la sección transversal.
En cuanto a la cabeza superior, esta
puede ser metálica -losa Oliótropa ó de
hormigón- tablero mixto. En general la cabeza
superior, que constituye además el sopolie de
la rodadura del puente, es bastante más barata
si es de hormigón, dejándose el puente
totalmente metálico para casos especiales en
las que se necesita reducir el peso propio
puentes móviles, de gran luz, etc. Fig. 6.0.01.

PUENTES

320

Javier Man/erola Armisen

~

1

l'

d

~

d

J

!.-

L~o~.L_---

Fig 600/

6.1.- Dintel mixto
Está formado por una o varias vigas en
"U" ó por una o varias vigas doble "T" las
cuales, con la cabeza superior, constituyen una
ó varias vigas cajón, ó un tablero de vigas
doble "T". Se cubren con una losa de
hormigón colaborante, conectada con las almas
a través de conectadores.
Los elementos constitutivos son:

La losa superior, cuyo dimensionamiento suele venir fijado por la flexión transversal producida por la carga pennanente y la
sobrecarga de utilización. La flexión longitudinal del puente influye más en la resistencia
del honnigón que en su dimensionamiento.
La rigidización longitudinal y vertical de
almas y losas inferiores, si las hubiera, las
cuales con el espesor de las chapas controlan la
resistencia a flexión y torsión del tablero.

321

CAPITULO 6- TABLEROS METIÍLlCOS y ML\TOS

El arriostramiento transversal tiene
varias misiones, controlar y resistir el efecto de
la carga exterior sobre la flexión transversal de
la sección así como la distorsión producida por
la solicitación excéntrica, controlar el pandeo
fuera del plano de las cabezas de compresión
de las vigas longitudinales y ayudar a impedir
la inestabilidad del alma. Puede ofrecer
muchas modalidades. En la Fig. 6.1.01
presentamos dos arriostramientos que se han
hecho clásicos. El primero está formado por
una "H" que controla la distorsión de las vigas
durante su montaje en obra y en servicio,
además de prevenir el pandeo fuera del plano
de las cabezas de las vigas doble "T". El

segundo es la disposición clásica que elimina
la distorsión en secciones cerradas. Este mismo
arriostramiento ó su inverso también es válido
para las secciones con vigas doble "T".
Entre los cordones superiores de las
vigas se dispone una triangulación horizontal
para resistir los esfuerzos de viento que actúa
sobre el cuerpo de la viga, Fig. 6.1.02. El par
que se forma entre acción y reacción necesita
de un par vertical para equilibrar el sistema. La
rigidez transversal, como marco, proporcionado por el atTiostramiento realiza esta
misión.

Fig 6/01

Fig 6102

PUE-NTES

322

Javier illal//erola Al'lll!S'el/

los 12 m ó 14 m, anchura que corresponde a
una calzada de autopista o a una carretera
normal de dos carriles. Es la sección bi-jacena
que ha tenido una enonne repercusión en la
realización de puentes bi-apoyados y continuos
en toda Europa.

La triangulación horizontal superior, en
el caso de tratarse de vigas cajón, le proporciona también una cierta rigidez a torsión
que puede ser necesaria en las etapas de
construcción.
En el caso de secciones mixtas cajón se
puede utilizar doble acción mixta, sin más que
honnigonar y conectar la chapa inferior y el
honnigón en la zona de momentos negativos.
Aunque menos frecuente, también se puede
utilizar la doble acción mixta con tableros
fonnados por vigas doble T. Fig. 6.1.03.

El tablero está formado por dos vigas
metálicas, doble T, que se solidarizan con una
losa superior de honnigón annado, la cual
soporta el tráfico directo y sirve de cabeza de
compresión de las vigas longitudinales.

6.1.1.- Sección transversal del tablero
mixto. Vigas doble "T"
6.1.1.1.- Canto del tablero, separación
entre vigas, losa de hormigón.

Son varios los parámetros que determinan la configuración más adecuada para este
tipo de tablero y entre ellas, son las relaciones
geométricas entre los lados del tablero y el tipo
de carga, las más importantes.
Si estamos tratando con tableros de
luces moderadas, menores de 30 a 40 m, la
separación entre las vigas puede oscilar entre
los 3 m y los 7 m. La solución mas económica
para este tipo de luces es utilizar vigas doble T,
laminadas y de sección compacta.
En la Fig. 6.1.04 representamos una
configuración clásica en los puentes mixtos,
para una anchura típica de puentes como son

Fig 6103

La separación entre estas vigas depende
de la solución dada a la flexión transversal del
tablero. En el caso de que esta flexión se
resista únicamente por la losa de hormigón. La
separación estará cerca de
a ~ O,4b

Con esta separación, normalmente la
torsión del tablero, resistida únicamente por las
dos vigas longitudinales a través de la torsión
no uniforme, está suficientemente asegurada
sin un aumento muy significativo de la flexión
en cada una de las vigas. Con separaciones
más pequeñas entre las vigas longitudinales,
con voladizos muy grandes, la torsión puede
quedar mal resuelta.
Para que se verifique un adecuado
desarrollo de la torsión no uniforme, teóricamente la sección transversal debe ser indefonnable, lo cual es el límite superior ideal

323

CAPITULO 6- TABLEROS METAL/COS y MIXTOS

o 32[1
//

d = O 26M
/~/

/'

//

/ / /'

,///

d

-.!

Lo

2 SO

b

o

7 00

2 SO

-J

Fig 6104

'//

//~/

~//

~///////////////////~a//////

f=t

11::

/,

~/~A

l
J
e

"'''''1--- o

'= "'=

!=

=

--,....¡.El_--------

b --------e.j...;a-- o

o)

-J

- _.._ - - - - - + - J

JI\

'1(•

• •

.....

f=t

11::

'=

'= "'=

.

.....

=

Fig 6105

e)

>------- '/ J 6!:= == b -----~. cada dos o tres alTiostramientos verticales de las almas..I. razón ésta por la que se dispone una triangulación entre los dos cordones superiores e inferiores.. W/ '/ 1 I '" o) .. Si se dispone entre las cabezas inferiores.o -J 11:: P e 6!:= =6 e) Fig 6105 bis Una primera manera de asegurar suficiente rigidez a la distorsión es disponer una viga riostra transversal entre dos rigidizadores verticales de las vigas longitudinales.. activando el efecto pórtico transversal." '-"'.1..... se le confiere a la sección transversal . Se puede hacer un estudio paramétrico.üSa. "''.// o J ~~~ ...."'..... para detenninar su inercia y situación exacta.o -_"'1.. Fig. / / / / / / / / / / / / / / 'v': 'JI'/.... En este caso la excentricidad de la acción del viento sobre esta triangulación se resuelve recogiendo el par entre las dos vigas longitudinales.:~ /.. Fig. no es suficiente con este aniostramiento transversal. Se establece así un pÓliico transversal que rigidiza la sección transversal y controla el pandeo de las cabezas de compresión de las vigas longitudinales durante el montaje..o .. '/ .. 6...''.b ----->-<3-. > ' i L ' / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / ./~... "..'..üSb.'" ... pues entonces el pandeo de la cabeza superior de las vigas longitudinales está más asegurado.. La disposición habitual de esta triangulación es en la cara superior.• / 11::: '~ "..I..': ~ .üsc. Cuando es necesario controlar la acción del viento durante la construcción del puente.// e /:.- /A.</~.PUENTES 324 Javier Monte/ola Armisen :v: 'l...:. 6.0 ~ /:.:/'. pues carece de rigidez horizontal para enfrentar este efecto....~. Fig. 1 11:: '" e l .. ' //.b ---~--.'-:'1 b) --l_. Durante la fase de servicio colabora con la losa superior de honnigón constituyendo un pórtico transversal más rígido. 6..::.. La separación entre estas vigas horizontales suele oscilar alrededor de 1Ü m. en cada caso.1.

.... 1-----. En cuanto a los espesores de la losa de honnigón dependen de su luz libre de flexión. En el cordón superior o inferior de esta triangulación se puede disponer una triangulación horizontal para enfrentar al viento y obtener así las ventajas señaladas en la configuración anterior.... 'o.. El pÓl1ico transversal constituido entre vigas transversales y la rigidización ve11ical de las almas es suficiente para la estabilidad durante la construcción.b ------<"'''''¡-I' 3 9 .(// .. Si las luces que se utilizan producen esfuerzos no soportables por estos espesores...6107 una rigidez a torsión muy notable cuando se realice el hormigonado de la cabeza superior... • '= ::1 • • • v • • • ....'//'/ ."'--.. " t ' / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / / ¡ ( '."'-+1.... con voladizo exterior o no.1.. .... /: / /: /: f:I r '= e l.~::. En general no debe sobrepasar los 32 cm en su apoyo sobre las vigas y de 25 a 28 cm en el centro del vano..b --------. /// r....// / / / / l I 0-. Una tercera fonna de vincular las dos vigas longitudinales.. /."">-----.> e .... Fig.06....3 m a 4 m para que sus espesores no sean demasiado imp011antes... ~'..::'....~ ....o ~ Fig. ..6106 .. J === ="= v • v • v • v v • + • v v • v • v v . .. . es disponiendo vigas transversales conectadas con las vigas longitudinales. J .. /// '~... v • v • • v • ....--/ "~. 6. Fig.=t /... 11:: . lo que hace que la cuantía de acero aumente sustancialmente.1..:. Esta disposición.07.'.... Un alTiostramiento transversal más eficaz pero de elaboración más complicada consiste en triangular el rectángulo fonnado por las dos vigas longitudinales... '--"...TABLEROS METAucos y Ml>"70S / / / / / / / / A ..325 CAPITULO 6.. /~/'/ .....'.. 6...'-.."E31-----. generalmente de ... se dispone cuando se trata de establecer grandes distancias entre vigas longitudinales y entonces la flexión transversal de la losa resulta demasiado importante...1 ~ I e == === Fig... se debe acudir a disponer una . 12':-/ .o -"''''41.. ~<". La separación entre las vigas transversales responde a la capacidad de flexión de las losas de hormigón...

secundaria. La solución . En este caso el mantenimiento de la relación a/b . Se abandona la utilización de vigas de laminación compactas. Con cantos mayores se obtienen generalmente cuantías más pequeñas.1. disponer dinteles muy esbeltos conduce a planteamientos menos económicos.1. se suele recunir a la disposición de una nueva viga longitudinal. de chapa plegada o de celosía y pretensado interior. para después hormigonar la losa. Para mantener este peso controlado. se mantiene como la sección más adecuada. 6. En la Fig. bien de chapa rigidizada.1115. 6. consistente en la disposición de una viga transversal conectada con el tablero. La estructura metálica hace el papel de un chasis que. encima de los apoyos. 6.PUENTES 326 Javier Mall/erala Arlllisell sección con la de la Fig. 6. la fluencia y la retracción del hormigón la hace inevitable en el tiempo. tiene como inconveniente el del manejo de losas especialmente grandes y el hecho de que la transmisión de carga de pretensado a las vigas metálicas.4 puede dar lugar a espesores demasiado grandes de las losas de hormigón. mayores de 35 m.1. junto con las características que hemos expuesto conviene añadir que la relación canto/luz suele oscilar alrededor de En cuanto a la utilización del pretensado o no del tablero de hormigón para hacer frente a los fuertes momentos negativos que aparecen en la losa superior. viga que puede ser una doble "T". Cuando las anchuras del tablero aumentan. El formidable puente de Bras de la Plaine de 280 m de luz. Fig. que se apoya en la rigidización transversal.1. 6.03 no era muy frecuente en este tipo de tableros por la dificultad de ejecución de la losa inferior. con más cantidad de acero y más flexibles. Fig.1.06 con la disposición de una viga longitudinal intermedia. si se trata de muy grandes distancias entre estas vigas. se representa otra solución para resolver el tablero en el caso de grandes anchuras de puente. junto con completar su trabajo como constituyente de la viga cajón que se forma. Razones estas por las cuales se ha vuelto a utilizar armadura pasiva. en cuantías imporiantes no solo para resistir la carga sino para controlar la fisuración. Pretensar la losa antes de la conexión. La doble acción mixta. se ha construido de esta manera.06. Todo lo señalado en cuanto a la separación entre vigas longitudinales y espesores de losa.1120 Esta relación está sujeta a diversas variaciones. la sección transversal de doble viga. desde los partidarios de pretensar la losa bien antes de la conexión con las vigas longitudinales metálicas o bien después de la conexión. Las relaciones entre a y b deben reajustarse a la nueva disposición de los apoyos de la losa.07. cuando tratábamos de los puentes de luces moderadas es igualmente aplicable a este caso. y se utilizan vigas doble "T" flexibles. ya sea utilizando prelosas como encofrado o bien utilizando un carro móvil superior que se mueve sobre las vigas metálicas.0. que resultan antieconómicas. con desviadores adecuadamente dispuestos siguiendo criterios del pretensado exterior. Cuando las luces son grandes. el criterio ha variado a lo largo del tiempo. se pueden mantener las dos vigas longitudinales pero su canto óptimo debe crecer a valores próximos a c/L . con tendencia a c/L 1125 o incluso 1130 cuando se emplean secciones compactas. recto o quebrado. para anchuras de más de 20 m. que se quiera evitar con la desconexión inicial. por grúas o empujado. En cuanto al dimensionamiento de este tipo de secciones. Sin embargo recientemente empiezan a aparecer una serie de tableros formados por losa superior e inferior de hormigón y solo las almas son metálicas.07. el tablero metálico se monta en c/L . apoyada sobre la triangulación de an'iostramiento transversal o a las disposiciones de la Fig. Cuando se utilizan secciones no compactas. Desde el punto de vigas de la construcción. hace el papel de una autocimbra. Siempre se pueden realizar secciones más esbeltas. aunque en cuantía algo menor que si el pretensado se realiza con el hormigón conectado al acero desde el principio. Resolver el problema de la flexión transversal aumentando mucho los espesores de la losa de hormigón produce un aumento considerable de la flexión longitudinal del tablero. como la de la figura o una celosía. primer lugar. a los partidarios de utilizar exclusivamente armadura pasiva.

1.08.b =2 f ... = O 26n 2 90 --+-a--. En este caso es mejor acudir a tableros de 3... las vigas transversales se prolongan al exterior en la forma de ménsulas metálicas. 4 ó 5 vigas longitudinales.5 m... Fig. La cuantía de acero utilizada es adecuada.lacena. lo cual ocurre en tableros anchos y cuando se quiere promediar bien las leyes de momentos transversales. Fig.. En el caso de que los voladizos sean importantes... como ya hemos dicho..12 00 .... 6.. Cuando se trata de tableros muy anchos y de luz pequeña utilizar bi-jacenas resulta poco adecuado pues el tejido transversal de vigas que puenteen la losa entre las vigas longitudinales resulta muy costoso. d o 1 65 b En el acceso al puente del Escudo se disponen 6 vigas longitudinales doble T de 1...s ..45 m de canto para soportar un tablero de 32 m de anchura y luces de 15.327 CAPITULO 6... El dimensionamiento de este tipo de tableros y separación de vigas y tamaño de voladizos sigue los criterios del puente bi.09.. con separaciones de vigas que oscilen alrededor de los 3 m y losas de hormigón con cantos alrededor de 25 cm..e > < Fig 6108 Fig 6109 .... 6. con una óptima rigidez transversal de la sección y una buena respuesta longitudinal y transversal del tablero...1.TABLEROS METIÍUCOS y MIXTOS obtenida es excelente.

c··... en este caso. . Los momentos debidos a la temperatura. 6. .. ._. •• . La distribución del estado tensional longitudinal elástico desemboca en el plástico con el incremento de la solicitación._..... activa zonas más alejadas de las almas._. del orden del doble. . que es mayor que la elástica. Vigas Las vigas pueden ser compactas o no compactas. será aquella en que tenga en cuenta su anchura eficaz.1 O 85 fck/y c .1.. De la misma manera no es necesario sumar separadamente los esfuerzos provenientes de las distintas solicitaciones que se producen en las diferentes etapas de construcción...PUENTES 328 Javier Jvfan/ero/a Annisen 6. .. La suma total mayorada es la que plastifica la sección. ..J~~~2~i:~~~__.] fy/Yo --~------------------- f n Estado tensional elastico plostico C •• .2. .. . ._ f.__ !xl:_~ _ plostico Estada tensionol Fig 6JiO ..10.. .2.. .1. . __ . • • O ~ ~ ~~~ ..n M _. . retracción y en general todos los que provienen de deformaciones impuestas pueden no ser te- nidos en cuenta pues la plastificación de la sección y su capacidad de rotación eliminan estos efectos. ._.1.1. rl t1 L •• _. Secciones compactas Las vigas compactas son aquellas cuyas cabezas y almas tienen suficiente rigidez para que se pueda desarrollar la plastificación total de la sección y una adecuada rotación sin que se produzca ninguna pérdida de resistencia debida a pandeas locales. .. . rl '1 L _ _ _ _..1.··. La conexión entre el hormigón y el acero debe diseñarse también para la solicitación y el cortante último máximo si queremos que toda la sección mixta llegue a la rotura. 6. La sección de hormigón a utilizar. debido a que la plastificación del homligón y su defonnación correspondiente. .------------..1.1. Fig..

11. de poco peso. de más peso.2. 6. como OCUlTe en las secciones compactas.2. como suma global de todas las solicitaciones existentes.1. Las almas son delgadas y es necesario proceder a su rigidización transversal y longitudinal para evitar su puesta fuera de servicio por pandeo ante estados de carga pequeños. sino que es necesario tener en cuenta que el proceso constructivo o + Es todo tens ¡ano I Secc de acero + Secc tato I Acc iones ex ter i ores Fig 6JIJ Fig 61. 6.TABLEROS METIÍUCOS y MLYTOS las deformaciones impuestas de temperatura. y las acciones exteriores actúan sobre secciones de características diferentes. que exigen una fuelie rigidización.329 CAPITULO 6. su alma y las cabezas. Fig. las secciones se denominan no compactas.1. no son lo suficientemente rígidas como para que se pueda producir la total plastificación de la sección sin que se produzcan fenómenos de inestabilidad y tampoco se pueda producir la capacidad de rotación suficiente.1. Esta falta de capacidad de redistribución hace que no se pueda obtener la solicitación total. fluencia y retracción. y menos necesitadas de rigidización. Se establece entonces una dialéctica entre secciones de alma muy delgadas.12 Acc iones deb idos defornaciones inpuestos Totales . Secciones no compactas Cuando las secciones. con gran coste de trabajo en taller o almas algo mas gruesas.

2.1. Cuando actúa únicamente un momento flector la sección se comporta con una distribución tensional lineal siempre que alguna zona comprimida del alma no pandee. La rigidización veliical del alma. Almas con rigidización transversal únicamente El planteamiento normalmente utilizado para tener en cuenta el comportamiento postcrítico del alma de la viga sujeta a flexión.1.1.PUENTES 330 JOI'Ii?r A1tmlerolo AnlllSell Cuando la flexión aumenta se produce el pandeo de una zona del alma. 6. f n Fig 6lJJ I d 1 o O t fa I \ o) b) 9 e) . Fig.13. dispuesta por un solo lado de la sección puede utilizarse desde esbelteces d/t > 50 hasta esbelteces del orden de 200. Esa zona pierde su capacidad de transmitir tensiones y el estado tensionallongitudinal se debe redistribuir hacia los bordes produciéndose un máximo en los bordes longitudinales rigidizados y un mínimo en la zona pandeada. 6. En el caso de esbelteces mayores se suele necesitar además una rigidización horizontal para poder controlar la defOlmación debida a la flexión y el cortante.12. consiste en suponer que de la sección transversal se elimina la zona pandeada y así se organizan las instrucciones nacionales.2. 6.1. Fig.1.

6. 6.1. Zono plostificodo Rotulo plostico Rotulo plostico Fig 6115 Bajo el efecto combinado de un momento flector y un esfuerzo cOliante mayorado la rotura de la viga se establece a través de diagramas de interacción. El punto A conesponde a la rotura por cOliante exclusivamente. Al comportamiento normal de un estado tensional tangente se le añade un comportamiento como viga "Pratt". 6. 6. No se considera en este punto la contribución del campo diagonal de tracciones.14. 6. . se extiende a lo ancho de una determinada magnitud "g" y según un ángulo "0". La zona entre B y C conesponde a la rotura por cortante y flexión. Fig. que no tiene por que seguir exactamente la normal a la componente de compresión.14b. almas incluidas.1.14a. y que además puede resistir un cortante de valor mitad del que agota el alma. Fig. Esta es la razón por la cual la capacidad de carga a cortante de una viga se obtiene como suma de los dos efectos.16 (RPX-95). Entre estas flexiones y los axiles se produce el agotamiento de las cabezas con la aparición de rótulas plásticas que desencadenan la rotura de la viga por cOliante.TABLEROS METAucos y MIXTOS Bajo un esfuerzo cOliante las almas experimentan un estado tensional que se manifiesta en tensiones principales diagonales a 45°.1. Fig. plastificación del alma por cortante y campo diagonal de tracción. En la zona CD se supone que se verifica toda la resistencia a flexión de la viga. En esta zona se supone que el punto B representa que el alma resiste sola el cortante y que la flexión es resistida únicamente por las cabezas superior e inferior de la viga. Fig.1. Cuando la carga aumenta las tensiones principales y en particular su componente de compresión hace pandear el alma. Fig. solo posible cuando existe una rigidización vertical que hace el papel del montante de esta viga en celosía y que debe resistir la componente vertical de este campo diagonal.15 su valor va a depender de la rigidez de las cabezas. La magnitud y extensión de este campo diagonal. Una parte de estas tracciones se equilibran con las que aparecen en los paneles vecinos y el resto se tiene que equilibrar flexionando las cabezas de la viga "Pratt" que se forma.1. Siempre que la solicitación mayorada de cortante y flexión caiga dentro de esta curva la seguridad de la viga a rotura está satisfecha. Bajo un incremento de carga exterior las tensiones de compresión no aumentan sino que pel111aneCen prácticamente constantes y son únicamente las tensiones de tracción las que crean un campo diagonal de tracciones que son las únicas que aumentan. De manera que las cabezas de la viga están sometidas a estas flexiones y a los esfuerzos axiles provenientes de la flexión general de la viga.331 CAPITULO 6.

el alma de la viga se mantiene el estado tensional lineal creciendo con la solicitación. Se produce entonces una tercera róhlla. 6.16.1.1. Almas con rigidizadores longitudinales y transversales Cuando la esbeltez de las almas es grande.6J16 En el panel extremo se presenta un problema particular al no existir un panel vecino que compense las tracciones del campo diagonal que hemos visto se producen entre paneles intennedios.2.18 se representa la evolución del estado tensional longitudinal de una viga solicitada únicamente a flexión con un rigidizador longitudinal en la parte comprimida de la viga.1. pandeadas. que evite la fonnación de la rótula plástica del montante veltical. 6. 6. d/t entre 200 y 400 es necesario añadir rigidizadores longitudinales a los transversales para prolongar la capacidad resistente a flexión y cortante. Fig.17b. M Rd Y Mf~Rd con el fin de utilizar la misma curva de interacción.17a que es la que desencadena la rotura de la viga. Para tenerlo en cuenta se puede disponer un panel posterior. 6. El rigidizador transversal extremo se encuentra sometido a las flexiones producidas por el campo diagonal y la compresión producida por la reacción. Rd M Fig.PUENTES 332 Javier Manterola Armisen v [ o Mf. el estado tensional se congela en valores muy pequeños. El valor de la contribución del campo diagonal a la resistencia del cOliante no se tiene en cuenta en el panel extremo. En presencia de esfuerzos axiles y momentos torsores la nonnativa vigente reduce los valores de V Rd. Fig. 6.1.2. Fig.2.1. En la Fig. En la zona del rigidizador. mientras que en sus zonas próximas.1. Este hecho determina que el cálculo de la capacidad resistente a flexión de la viga se obtenga eliminando las zonas pandeadas de la viga cuya situación depende de la de los rigidizadores longitudinales y de las carac- .

. V355/f y < 28 ~ t wV355/f y ala ca~prif1ida I __.-.._.- Fig 6119 b f..'.--_'''''''-''_'''. V355/f y I .::::::._..__n.._.--l._.".6117 ..::.::..'_'. I I I ¡ I ! I ~ 20 tr.7·:'_._'.: .'0"-..-._.''''. __ .:::::.:::..:::::.::::_-:.:::::...:_::::.''.../.-.-.]= f n Fig._...:::::.'.:.".--_.333 CAPITULO 6. ~ 7 5 t f.TABLEROS METAucos y lvDJt'TOS o Zona plastificada I Rotula plastica d 7 T Rotula plostico o) b) Fig.._.J:!'. .:.-._.. L.::.'''-'.""''''''. __ ....-' :.'....'.6118 b ~ 24 t f....'._..::::.

Para establecer un dimensionamiento previo de la sección será necesario obtener.2. El resto de la carga de peso propio puede empezarse suponiendo que el acero va a pesar del orden de 150 kg/m2 (L < 50 m) a 250 kg/m2 (L > 50 m).PUENTES 334 Javier lvIan/erola Annisen terísticas geométricas de la viga y resistentes del material. a la que finalmente se adopta. la cuantía del momento flector y esfuerzo cortante en las secciones significativas. Se han planteado varias teorías de cuantificación de la resistencia a cortante. respecto al que tendría si no existiesen rigidizadores longitudinales. y sin otros rigidizadores transversales que los situados en apoyos.1.2. Con esta aproximación de la carga total. En el panel pandeado se produce el campo de tensiones diagonal dentro de sus dimensiones geométricas que aumenta su capacidad de carga. tensión que siempre es mayor de la que tendría el panel si no existiesen rigidizadores longitudinales. cuartos de la luz.3 Dimensionamiento del alma y alas de las vigas Cuando se le solicita a cortante únicamente la máxima eficacia del rigidizador longitudinal se obtiene cuando se sitúa en el eje del alma pues entonces las dimensiones geométricas de los paneles son iguales. extendiendo esta tensión a todos los paneles.1.< tw d - tll' - 13a-l 41. ¡r55 -.1.3. se puede estimar rápidamente. la altura de la chapa del alma entre la fibra neutra y la palia inferior de la cabeza de compresión será menor o igual que mi :S 28t w La existencia de rigidizadores horizontales produce un incremento de la carga de rotura a cortante. 1. Bajo la acción conjunta de la flexión y el cortante se utiliza el mismo diagrama de interacción descrito en el apartado 6. Una vez que el panel mas grande pandea pierde rigidez y los paneles adyacentes deben compartir la carga no recogida por este panel. 1. 45617 . en que la tensión utilizada en el cortante resistido hasta el pandeo conesponde a las dimensiones del panel mas grande de entre los que se divide el alma.1.1.- a con 17 = (BS5400) fJ! 55 -. 6. Si la rigidización longitudinal se traslada a la zona comprimida de flexión. para mejorar la respuesta ante esta solicitación. lo mismo que la sobrecarga de utilización. Fig. Secciones compactas Para una sección compacta. la capacidad de resistencia a cortante disminuye en los paneles mas grandes y aumenta en los mas pequeños. criterio este último adoptado por la RPX-95. En cuanto a la carga muerta su determinación depende de la funcionalidad del puente.J)' . centro de vano.517 paraa. que detennina la geometría aconsejable. y aunque estos valores puedan variar en la realidad. 1. Desde las que propugnan que la resistencia a cortante última sea la suma de la resistencia a cortante de cada uno de los paneles mas la proporcionada por el campo diagonal de tracción que se produce también en cada uno de los paneles. 6. de que la resistencia del alma hasta el pandeo corresponde a la tensión de cortante de rotura conespondiente al panel mas débil. las conespondientes a la losa de compresión conviene seguir las indicaciones de 6.1. a la que se suma un campo diagonal único que es el que se produciría si no existiesen rigidizadores horizontales. su cuantía complementaria va a producir esfuerzos insignificantes con respecto al producido por el resto de las cargas. 6.5 paraa < 0. en primer lugar.5 :S . en función de la tipología elegida.19. Jv d . mas conservadora. En cuanto a la detenninación de las solicitaciones.2: 0. Se entiende entonces que el comportamiento que se produce después del pandeo de uno de los paneles es mucho mas complejo que el que se produce en almas sin rigidizadores intennedios. apoyos. las solicitaciones y los esfuerzos que actúan sobre la sección en cuestión.1.1.

38t /2 77 6.5 S5 . Este procedimiento es excesivamente conservador pues la plastificación del alma ayuda bastante al momento último.10.335 CAPITULO 6 . En cuanto a la cabeza de tracción.TABLEROS METALlCOS y MIXTOS Por otro lado la altura total será igualo menor que a: t. t h 55 .3. y en la dirección de la compresión 5 121¡. J3S..::.no compactas a) Almas sin rigidización longitudinal Para que las cabezas conectadas al honnigón se considere que son compactas. 82. t".2 :::. t (BS5400) y la distancia entre almas. 5 fv (RPX -95) b/1 :::. Secciones flexibles . 1Ot /1 77 paraperfilessoldados y si se trata de una seCClon cajón el ancho de la cabeza de compresión entre almas será b 5 241 h t b-3t _---=-1.5 d :::. g del alma 5181¡.1.51 1. la separación entre conectadores en dirección transversal es menor que En este caso la zona comprimida del alma no será mayor que mi :::. en el caso de una viga cajón será Cuando un seCClOn cumple estas condiciones puede considerarse compacta y por tanto el momento último produce la plastificación total de la sección según se indica en la Fig. a una tensión de rotura de para perfil laminado hueco b:::. se resiste la flexión exterior.1..Iv d:::. fv 3877 fv :::. a su carga límite.. su vuelo desde el alma será menor que . J35S . De la misma manera se puede suponer el cortante total actuando sobre el alma. (BS5400) . exclusivamente.5t". En el caso de que los conectadores estén distribuidos al tresbolillo 355 (BS5400) fvw y la altura total del alma (BS5400) .lOO t". 6. Por tanto con los esfuerzos obtenidos en los tanteos previos se pueden detenninar las cabezas de compresión o de tracción sin más que suponer que entre ellas. 20t/2 La cabeza de compreslon. 57..2. si no está conectada a losa alguna de hormigón tendrá unos voladizos menores b¡.1.1. lIt !J 77 (BSS400) para perfileSlaminadOS} RPX-95 b/1 :::. r.165.

5 '" J' último. Fig. ~355 -.PUENTES 336 Javier Manlerola Arlllisen d::. ó ay la máxima tensión del ala en estado límite (b) JI' d::.20.. d::. . ~355 d::. 300t w (J!Iv 55 -. 2001 ~35. 250t w (BS5400) (J!I - 55 (a) y (b) zona de centro de vano de vigas isostáticas o continuas con poco esfuerzo cortante. d '. b) y c) tiene el mismo significado que en las almas sin rigidización horizontal. (jI' Siendo ay el menor valor del límite elástico del material del alma ó 1.5 ay siendo <:" 0. 450t w d::. (a) RPX-95 b) Almas con rigidización longitudinal y transversal Aunque no se fija el espesor del alma. En cuanto a las cabezas de la viga. 6..1601". Por otro lado la BS 5400 hace las siguientes consideraciones complementarias. (b) RPX -95 (e) donde a).20 ol1pril1ido . 61.1. se recomienda no reducir más allá de (e) J' (a) zona de apoyo de vigas continuas donde coinciden valores importantes del momento y el cortante. d ::. 1.3S0t w PS.. la (BS 5400) establece que cuando la cabeza está comprimida la distancia entre el alma y el borde libre de la cabeza será !!! 55 ::.5 Iv (c) zona de apoyo de vigas isostáticas.n Fig.2 d w ~ 65 lwV355/f y zono <~ 100 t w\/355/f y f. 2401". llt ti .

16..1.S.2.--:.. Si el centro de la sección lo dimensionamos el con mismo criterio. En cuanto al espesor del alma Q(mayorado) 1 tw=-=--'----=-------"---d fl' I J3P donde p es un valor que depende de la distribución de los rigidizadores transversales y longitudinales.Rígídízacíón del alma Las hipótesis consideradas en el cálculo y dimensionamiento de la sección transversal. Para que esto se verifique se establece una condición de rigidez mínima a conferir al rigidizador. d fl' Ir Como se ve no se hace contribuir al alma en la resistencia a flexión.Rigidización y diafragmas A la rigidización longitudinal y transversal de las almas se les confiere el papel de aumentar la capacidad de resistencia a cortante y flexión de la viga así como mantener controlada la deformación transversal de los cordones comprimidos. y esta indefonnabilidad del contorno debe realizarse hasta los estados últimos de resistencia. y del tipo de material ver RPX-95.337 CAPITULO 6. los cuales reciben las reacciones de los soportes del puente y los diafragmas intennedios.. 100tw ps.4. El punto B nos debe servir para ajustar las dimensiones de cabezas y almas en los apoyos de las vigas continuas donde existen flexiones y cortantes importantes.2d Para paneles intermedios totalmente comprimidos la altura entre dos rigidizadores será <.3.--. tvl! < P.. El diafragma no es sino una rigidización transversal de la viga a la que se encomienda.2. Con el momento mayorado. 165tw Para obtener el dimensionamiento. Por tanto la detenninación de los rigidizadores debe cumplir dos condicio- . la rigidización de la sección transversal del tablero..1. de torsión y de control de la distorsión. las cabezas estarán sobredimensionadas pues la parte del alma traccionada. M (mayorado) 1 ' A rea = ---::----:::. de las cabezas y almas se parte.1. además. Por otro lado la rigidización está sometida a una serie de esfuerzos exteriores que debe resistir.fl'. como en el caso de la sección compacta. establecía la indeformabilidad de los contornos de los distintos recuadros que los rigidizadores longitudinales y transversales introducen en las chapas del alma. dividido por el intereje entre las cabezas se obtiene la carga de rotura de las mismas y su área. los puntos que conviene tomar como referencia son el B y el C del diagrama de interacción de la Fig.1..3. o con zona traccionada y zona comprimida. de los momentos y esfuerzos cortantes calculados según la aproximación señalada. s fl' y para paneles totalmente traccionados. Para el dimensionamiento. O.4. Dentro de los diafragmas hay que distinguir los diafragmas de apoyo.1. 6.5 :::.TABLEROS METJÍUCOS y lvfL\TOS La distancia entre el primer rigidizador en la zona comprimida del alma y la parte inferior de la cabeza comprimida será el valor menor de _ 65 .. contribuyendo a su capacidad de repmio transversal. 6. generalmente importante en vigas mixtas contribuye muy sustancialmente a la cuantía del momento de rotura de la sección. 6.1. si los tuviera. la altura será :::. 6.

i----------:.--rr----------j-·----------------------------------.". + ••••••••••• _------- ~ ESFUERZOS AXI Fig 6. Están sometidos a distintas cargas. para los tramos intennedios del rigidizador. Se suponen rígidamente apoyados en los rigidizadores transversales que detenninan. para aquellas zonas del rigidizador longitudinal situados en el borde de la viga. . por tanto. Al ser una condición de indefonnabilidad de los contornos. que se produce en el estado postcrítico de resistencia del alma.21. cuya flexión lateral queda eliminada por la indeformabilidad de los rigidizadores transversales. Las condiciones de resistencia de los rigidizadores longitudinales se establecen en función de las acciones que existen sobre ellos. su longitud de pandeo.PUENTES 338 Javier Man/erola Annisen nes. . Fig. efectos debidos a imperfecciones de la chapa metálica y a los transmitidos por los rigidizadores longitudinales. 6. que producen flexión. cuanto mayor sea la inercia de la chapa mayor debe ser la del rigidizador. Por otro lado esta compresión se supone centrada con el centro de gravedad del rigidizador y la parte del alma correspondiente. en el caso de que estos existan. En el caso de puentes curvos se deberá someter a su vez a las cargas transversales que se producen por la curvatura en planta.. La compresión veliical del campo diagonal de tracciones.1. CUlvatura en planta del alma. una condición de rigidez y otra de resistencia. A una serie de cargas transversales.--------- ~ No --~------------------------------------------------------------------------ . Los rigidizadores transversales están sometidos a las siguientes acciones. viento. correspondiente al estado tensional longihldinal de la sección transformada. etc. También están sometidos a los esfuerzos de flexión transversal cOlTespondiente a la presión del viento y a las imperfecciones locales. centrada en el eje del alma.121 EN EL RIGIOIZAOOR VERTICAL NI . . aplicada en el eje del alma. . debido a los siguientes efectos. Una compresión. La condición de rigidez mínima viene detenninada en los distintos códigos nacionales y siempre se refiere a una proporción de la rigidez del alma de las dimensiones geométricas y de la separación entre rigidizadores. .

03. sometida a las cargas exteriores entre las que se debe incluir la carga puntual veliical correspondiente a la acción de las ruedas del tráfico. 1.1. 6.[ J1ZS[ JJS21 b) o) e) Fij. . . Los constituidos por un pórtico transversal. Fig. Fig.23a o los fonnados por una triangulación.2.4. En el caso de que se ponga una triangulación inferior. I La separaclOn a que suelen disponerse los rigidizadores transversales está entre d y 2d. I I Fig 6122 ] .1.Diafragmas Además de servir como rigidizadores transversales cumplen la misión de controlar la deformación transversal del tablero tanto en la etapa de construcción como la de servicio y en esta fase ayudar al reparto transversal de cargas.1.1. que permite resistir las fuerzas horizontales de viento durante la construcción y mientras la losa de hom1igón no está construida.22. caso poco frecuente.23b.6123 A la rigidización transversal se le añade una triangulación superior. Generalmente son de dos tipos. Fig.339 C4PITULO 6 . 6.. la triangulación es inútil. Estos rigidizadores intermedios frecuentemente no se sueldan a la chapa traccionada. 6. 6.TABLEROS MEl/iLJCOS y MIXTOS Además habrá que tener en cuenta los esfuerzos transversales correspondientes a la flexión transversal de la sección del tablero. 6. Cuando la losa está realizada. La longitud de pandeo considerada para el rigidizador es el 80% de la altura total del alma. Fig. 1. perdiendo efectividad cuanto mas separados estén y obligando a la rigidización longitudinal y a las almas a un aumento importante de su inercia para mantener su eficacia. Su separación suele ser del orden de 8 ó 10m y nunca mayor de 4d. se le proporciona a la sección una rigidez a torsión muy considerable y útil en el caso de que el tablero sea curvo en planta.

6. una sobrecarga de la viga exterior producida por la curvatura en planta que se obtiene por los modelos habituales de cálculo y que en el caso de tablero bi-apoyado y bajo sobrecarga unif0l11le se convierte en un incremento del momento flector en la viga exterior de valor siendo 1 la luz del puente. En el caso de puente curvo en planta se produce un doble efecto. Este efecto se produce también.PUENTES 340 Javier Manlerola AI/nisen ~::_:-'~.1. R el radio de curvatura central y b la distancia entre las vigas. Resulta evidente que en los conectadores existentes entre viga y losa se producen esfuerzos de tracción vertical como consecuencia del momento flector que experimenta esta sección por la rigidez al giro que le proporciona el travesaño transversal. Fig.:~ Fig 6J24 No/R N Fig 6125 Las acciones que solicitan a estos diafragmas son las conespondientes a los de un rigidizador transversal cualquiera mas las colTespondientes a la flexión transversal de la sección. muy incrementadas respecto a los rigidizadores transversales nonnales. 6.1.J ---~::::::::::::::::::::::::::::::::V::::::::::::::::::::::::::::::::--.. Fig.25. por la presencia de los travesaños intermedios. en los rigidizadores transversales normales. .24._". aunque en menor medida.

bajo los efectos del axil variable a que lo solicita la flexión general del tablero. I 6. Este efecto solo se puede producir en aquellos cordones situados en la parte inferior de la sección. la del alma.341 CAPITULO 6. 6. el cordón comprimido de las vigas puede pandear en su plano.26. entre t 11 11 11 los En el caso de los diafragmas de apoyo..TABLEROS METÁLICOS Y MIXTOS En cuanto a los rigidizadores verticales y los diafragmas transversales se ven sometidos a una carga transversal de valor Na siendo a la distancia R' rigidizadores transversales.1.1. además de los esfuerzos que ya hemos descrito en los diafragmas nonnales.. en los dinteles continuos y en la proximidad de los / / / 1\ Fig 6126 Fig 6127 t .1.Pandeo transversal del cordón comprimido En el caso de que no esté suficientemente an"iostrado. tenemos como solicitación mas importante la reacción de apoyo. Fig. El diafragma se considera a estos efectos como una columna con carga igual a la cOlTespondiente a la reacción del apoyo y altura de pandeo.5.

.. y está estabilizada por una serie de muelles transversales cuya rigidez depende de la del marco.29.2 ~b~ E. Fig.. Unicamente estos cordones deben ser objeto de comprobación durante las fases de construcción. límite elástico comprimida del acero del El cálculo de la rigidez de los muelles transversales se determina obteniendo la relación entre P y 8 según los distintos modelos de sección transversal posible. El primer modo de pandeo del cordón inferior comprimido de un tablero continuo toma la forma representada en la Fig. ala Los cordones comprimidos superiores están suficientemente arriostrados por la losa superior a la cual está unida por los conectadores. 6. Fig. será el correspondiente a su propia configuración.L~ p P __ - - ~j~p 1) ~j~p 1) Fig. Se p I). 6. Se supone nula la rigidez transversal de la sección cuando no existen ni rigidizadores ni diafragmas.. de características constantes o variables. Este marco está formado por la losa de hormigón y el rigidizador transversal mas la parte de alma que le está asociada. cuando el tablero aún no está bien fraguado. 0.1. El problema de cálculo es simple.... sometida a una compresión variable.1.28 p --"""'-'--1) j 1) .. Cuando exista diafragma. -v3 Iv (RPX ~95) donde LD distancia entre diafragmas b ancho del ala comprimida 1. En esta zona la distancia entre los diafragmas no deberá ser mayor de 8 m y cumplir la condición LD . aunque sí colocado.27.1.28.. apoyos. el axil que la flexión produce en el cordón inferior.PUENTES 342 Javier Man/erola Armisen trata de una pieza. constituido por la sección transversal del puente. 6..61.

_./ Fig 6129 nación apriorística viene en todas las nonnas._. _.1..343 CAPITULO 6. : _.-. Su inercia de eje vertical estará asociada con las de las barras AA._. -. _. _. . _._. 6. -. \ 1/ ~------------.. -._. .6. -1. _.1._.. _._. Fig. ya que entre ambas forman una viga Vierendel plana cuya inercia en dicho plano deber ser igual a la de la losa real que reproducen y que es muy grande. -.-'. _. 6._. Las características a conferir a las banas A dependen de múltiples factores. _._. cuya detenni- A l' A '1' A A lB o) A lB e b) Fig.TABLEROS METALICOS y MIXTOS --\ ~:: ... Si se sitúan en zona de compresión del puente se le debe conferir el ancho eficaz elástico. _. Estas dimensiones sirven para detenninar el área y la inercia de eje horizontal. siguiendo las indicaciones del emparrillado. _. . _. que aparece en el capítulo 16 de cálculo.-.6/30 2221 1 A !: el . -_. Para ello será necesario realizar un modelo previo que reproduzca únicamente la losa en su plano donde se obtendrá la rigidez equivalente de las banas A y AA de la Vierendel equivalente. +i~I-' APOYO _. ._. Tipo 3. _.1. _. en función del estado de cargas y el tipo de apoyos. _.Modelo de cálculo de los tableros de vigas doble "T" La modelización del tablero mixto de dos o mas vigas se debe hacer considerando por una parte las vigas metálicas y por otro lado la losa de hormigón.--_._.30.._.

En el resto del vano se debe utilizar el área de honnigón obtenida para las zonas comprimidas. Se introduce una nueva barra longitudinal D. un espesor junto a las almas y otro menor en el centro. Las vigas riostras verticales AB se llevan ahora hasta las vigas longitudinales "D" con las mismas características anteriores. se considera únicamente la armadura pasiva y activa como área de la viga A. Fig. Para el caso de puente continuo. Los modos de pandeo se obtienen rápidamente con este modelo y la carga de rotura total. teniendo en cuenta que solo representan al alma y la cabeza superior de la viga metálica.30 a. Esta barra se sitúa en el centro de gravedad de la viga. si tenemos en cuenta la no linealidad geométrica y del materiaL 6. Por último las barras AA. Las barras CC reproducen las características de las barras del diafragma. habida cuenta la inestabilidad transversal del cordón inferior.- Sección transversal del tablero mixto. L<50 m. el área a conferir a la barra A se supone el doble que la elástica. Cuando la seCClOn esté pretensada el área a conferir a la barra A es la del hormigón útiL Cuando analizamos la rotura del puente en estados avanzados de carga. se le puede conferir exclusivamente el área de la annadura pasiva que contiene el ancho eficaz elástico. en la zona de apoyos.1. obtener la distribución de tracciones en el honnigón en las zonas alrededor de la pila y repetir el cálculo confiriendo a la barra A el área de la armadura únicamente cuando las tensiones de tracción sobrepasan en un 30% la resistencia a rotura por tracción del hormigón y conferir el área de la armadura teniendo en cuenta el "tension stiffening" del hormigón entre grietas cuando las tensiones en tracción alcancen la tensión de rotura del hormigón. reproducen la inercia de la losa de honnigón con su ancho correspondiente.2. la eficacia del acero de la chapa inferior en zonas de fuerte oscilación del cortante no es óptima. b y c. Las barras AB tienen una rigidez transversal correspondiente a la del rigidizador mas la de la chapa a que está asociado y una rigidez en sentido longitudinal al puente de valor infinito. Una aproximación mejor se obtiene calculando el tablero dando a la barra A el área de hormigón cOlTespondiente al ancho eficaz elástico. debido a la deformación por cortante de la losa inferior y la pequeña relación ancho/luz. con la aparición de momentos negativos importantes en la zona de apoyos. como en grandes luces. a la que se le confiere el área y la inercia longitudinal y transversal del cordón inferior. En cuanto a la longitud de zona fisurada que se produce en las proximidades del apoyo. Este modelo se podría extender a realizar el cálculo del pandeo fuera del plano de las cabezas comprimidas metálicas sin mas que introducir las siguientes variantes. la pérdida de eficacia no es excesiva. Pero con una adecuada distribución de espesores. 6. Las barras B reproducen las características de la viga metálica sola. siempre que este valor no sobrepase el máximo posible que es el determinado por el intereje entre almas. Vigas cajón. se debe proceder con respecto a las características a conferir en la balTa A de la siguiente manera: Cuando la fisuración va a aparecer en fase elástica de carga. Fig. una hipótesis simplificada es conferir estas características al 15% de la longitud del vano a cada lado del apoyo.30c. Las características y la situación de la barra B cambian ahora. al variar y reducirse la inercia conjunta de las secciones del dintel.1. Este hecho se debe a que cuando se produce la plastificación del honnigón las defonnaciones se incrementan y por tanto se pone en juego zonas de honnigón más alejados de las almas. Cuando sí .344 PUENTES Javier Manlerola Armisen Para el caso de que las acciones exteriores sobrepasen claramente las deformaciones elásticas y queramos obtener las cargas de rotura. La sección cajón puede utilizarse tanto en luces cortas y medias. En el primer caso. En esta situación. cambia la ley de momentos flectores de las cargas exteriores y las deformaciones producidas por ellas.1. 6.

345 CAPITULO 6.31 .TABLEROS lvIETrÍUCOS y MIXTOS Fig 6-1.

En la Fig.03 la doble acción mixta convierte a las vigas doble "T" en vigas cajón. 6.61. o extenderse a lo largo de todo el tablero.32 F""""'" l d) .31. solución perfectamente lógica cuya acción puede reducirse a la zona donde existen momentos negativos.32a representamos un tablero de luces reducidas con la utilización de dos vigas cajón en lugar de las vigas doble "T" que veíamos en la Figura 6. 6.1. LOS. con tableros curvos y aquellos otros fuertemente torsionados.346 PUENTES Javier Manlerola Annisen interesa siempre utilizar la seCClOn caJon es cuando tratamos con tableros de gran luz. En la Fig."m"". ------1200------1 b) [" l 2500 "". Fig. 6.¡z~""""""" e) 1""""'" ~:':'~':':':~: m 1 Fig.1. La rigidez torsional de estos pequeños cajones favorecen la eficacia del reparto transversal de cargas entre las vigas. a la vez que se incrementa la flexión transversal en la cabeza de las vigas y en sus conectadores. En general esta tipología participa más de los problemas pertenecientes a las vigas doble "T" que a los problemas a tratar en este apartado.1.

6. 6.5 m de anchura. que salvo en casos muy exagerados.347 CAPITULO 6 . con 60 m de luz y 19. conviene recurrir a una de las dos soluciones que aparecen en la Fig. se puede adoptar la solución de separar las almas a la manera de la Fig.32c.\TOS Las vigas caJon individuales pueden extenderse a lo ancho del tablero. Como en el caso de los tableros fOl1nados por dos vigas doble T. como en la Fig. 6. siempre que se pueda. Si. En la primera se controla la flexión transversal y el peso del tablero de hormigón por la utilización de vigas transversales .3 m. mantener una relación adecuada entre el canto de las vigas y la anchura del tablero que permita la optimización de estos factores. a la resistencia del material y a la flexibilidad exigida al puente.1.TABLEROS METAucos y M/.32b vemos la típica viga cajón con simple o doble acción mixta. lo que pasa siempre que se trata de puentes muy anchos. el canto es una variable asociada al espesor de las cabezas de las vigas. el dimensionamiento de la losa superior depende de la distancia de sus apoyos en dirección transversal y de la luz del voladizo transversal. en la cual se dispone una viga longitudinal en el ~je del tablero para controlar la flexión transversal de la losa.6 m y 98. Conviene. de radio variable entre 61. Fig 6133 Cuando la anchura del tablero aumenta. pudiendo jugarse con uno y otro en función de nuestras conveniencias.32 d y e. en la zona de momentos negativos. Su esbeltez puede ser mayor que la correspondiente a viga doble "T" c/L constante ~ 1/22 si se trata de vigas de canto En el caso de vigas de canto variable c/L ~ 1/25 en el apoyo c/L ~ 1/40 ó l/50 en el centro del vano En este caso. En el caso de que se tengan costillas transversales.33. Al aumentar con esta disposición la relación ancho/luz del tablero se pierde eficacia en el rendimiento de la chapa inferior y aumenta la distorsión del cajón. En el segundo se mantiene el control de la respuesta con un apuntalamiento lateral. conviene recordar. en estas condiciones. el dimensionamiento de la losa superior depende de la distancia entre costillas . como en los demás. 6. donde se representa un tablero muy curvo. La relación ancho/luz no debe ser muy grande si queremos optimizar el rendimiento del material de la chapa inferior. En la Fig. los voladizos laterales salen muy grandes.1.1.1.

1.5 m de canto. Fig 6. Flg..35 presentamos el puente de Tina Menor de 378.348 PUENTES Javier lv/all/erola Armisen ' de c:::.1.1 a razon 20 En el puente pórtico del Vergel de 60 m de luz y 26 m de anchura se han dispuesto dos vigas cajón situadas en situación simétrica respecto al eje del tablero. 6. que además de sujetar el vuelo transversal. pero dependientes entre sí por un arriostramiento transversal de costillas que se prolonga hacia el exterior y que compensa los momentos diferentes entre los v~¡elos transversales y la losa entre vigas cajón. proporciona un incremento del 10% en la rigidez a torsión del conjunto.34. 6.5 m de Ion gitud y vanos de 120 m de luz y está formado por una viga cajón monocelular de 10 111 de anchura y 6. La anchura total de 31 m se completa con un apuntalamiento transversal metálico cruzado. .134 Fig 6/35 En la Fig.

1. en las almas. no muy conocidos hasta ahora. En cambio. conlleva una redistribución del estado tensional longitudinal en la chapa inferior que tiende a eliminar el efecto del retraso por cOliante. La chapa inferior Existen cuatro posibilidades de pandeo de la chapa inferior: • Pandeo local de la chapa de fondo entre los rigidizadores longitudinales. lo cual es frecuente. esfuerzo cortante.TABLEROS METIÍLICOS y MIXTOS 6. no es sino la versión en las vigas cajón de la flexión transversal que se produce en las secciones abiertas debidas a la torsión. Bajo el efecto de la flexión vertical y el T Fig 6J36 Junto con este estado tensional longitudinal. • Pandeo de los rigidizadores longitudinales entre rigidizadores transversales. Fig.La viga Todo lo referente a las almas de estas vigas es idéntico al ya tratado en los tableros formados por vigas doble T y por tanto a ese apaliado nos referimos.2. la distribución de tensiones longitudinales suele ser lineal en cuanto la luz sea mayor de 4 ó 5 veces su canto. la viga cajón tiene su correspondiente estado tensional tangencial debido al cortante y a la torsión. 1. las distintas instrucciones mantienen un coeficiente reductor. en cuanto la relación entre la anchura b y la luz L sea un poco grande. • Pandeo global de la chapa inferior total entre las almas laterales. cuando el estado de carga llega a un valor detenninado. • Pandeo local de alguno de los componentes del rigidizador (pandeo por torsión de los rigidizadores abiertos). Cuando se aumenta la carga exterior y la sección se lleva hasta rotura se plantean diversos problemas.. Existen discrepancias respecto a si la plastificación de la zona de chapa.1. los cuales. 6.36 b Yc. la distribución de tensiones longitudinales elásticas en la chapa inferior no son lineales. 6. 1. 1.349 CAPITULO 6. El pandeo local de la chapa de fondo entre rigidizadores longitudinales se tiene en cuenta eliminando la palie de chapa que existe entre los rigidizadores longitudinales susceptible de quedar fuera de servicio por pandeo y se procede a la misma manera que se obtenía . Fig.1. 6. próxima a las almas. En principio. que ya vimos en el Capítulo 5. para determinar cual es la palie útil equivalente que se produce en estados avanzados de carga y este coeficiente es proporcional al elástico. lo cual es frecuente sobre todo en los puentes de 30 o 40 m de luz. en lo que se refiere al estado tensional longitudinal en la chapa inferior rigidizada. y los problemas nuevos derivados de la distorsión del cajón que afectan a su arriostramiento.1.36a. La deformación por esfuerzo cortante de esta losa determina el conocido fenómeno del retraso por cortante. Lo que si cambia en esta sección es el dimensionamiento y la respuesta de la chapa inferior. a fin de cuentas.2.

60 t chopo en conpresion !20t chopo en trocclQn e b 3 Fig 61. entre rigidizadores transversales.38. Fig. Cada uno de los rigidizadores no está independiente en la sección transversaL La chapa inferior forma con los rigidizadores longitudinales una losa ortótropa.1. respecto al centro de gravedad de la columna ya que la distribución lineal de tensiones que produce la flexión general no tiene por que coincidir con el centro de gravedad de esta columna virtual. 6. la rigidez de la chapa inferior como lamina (losa + membrana) tiende a reducir la defonnación fuera del plano de los rigidizadores. la palie de chapa no útil entre los rigidizadores longitudinales del alma. y esta reducción es doble pues por un lado. El pandeo de los rigidizadores longitudinales suele ser el procedimiento habitual para controlar la inestabilidad de la chapa inferior. Por otro lado. En el momento de pandeo fuera del plano de los rigidizadores longitudinales se activa el mecanismo transversal de rigidez de la chapa inferior que reduce la defonnación. 6. Fig.37 Fig.350 PUENTES Javier Mantao/a Amlisen Sin embargo este es un planteamiento conservador. valor este que puede tener una determinada excentricidad.1. introduce una pérdida de rigidez longitudinal en los mismos. el.37. con sección igual a la del rigidizador mas la parte de chapa útil que le colTesponde y que pandea libremente entre los rigidizadores transversales supuestos indeformables. La carga a que están sometidos es la que produce la flexión general del tablero. que ocasiona la redistribución de tensiones longitudinales del centro hacia los bordes (no confundir con el retraso por cortante). Se supone que la chapa inferior está fonnada por una serie de columnas independientes.6J38 . el arco longitudinal que forma la chapa y los rigidizadores longitudinales de la zona central de la chapa.

2. como carga transversal vertical.Rigidizadores y diafragmas La rigidización de las vigas cajón como la de las vigas doble "T" tiene que dar cumplimiento a la condición establecida en el cálculo de chapas.Distorsión 6. por otros valores en los que se tiene en cuenta una reducción por la presencia de la torsión. La presencia del estado tensional tangente debido al cortante general de la sección y sobre todo el debido a la torsión influyen también en el pandeo general de la losa inferior y en su plastificación.2. 6.1.2.TABLEROS METrÍUCOS y MIXTOS El efecto de la ortotropía es poco significativo cuando la rigidización longitudinal es importante. si la cabeza inferior está en compresión y menor de 120 t.37. En el caso de tableros metálicos o mixtos el efecto es mucho más acusado dado que. en si mismo. una imperfección simlOsidad altemada.2. las paredes transversales de una viga cajón son tan delgadas que. condición de rigidez y condición de resistencia. En el caso de los rigidizadores transversales es necesario tener en cuenta. vimos cuando tratábamos de tableros de vigas doble "T". Unicamente puede ser algo significativo en el caso de tener una rigidización longitudinal muy débil.351 CAPITULO 6. A esas solicitaciones sería necesario añadir las fuerzas exteriores directas que pueden actuar sobre esta chapa. Tanto para los rigidizadores longitudinales como transversales la condición de rigidez mínima viene determinada por las diferentes normas nacionales y siempre depende de las dimensiones geométricas y del espesor de las chapas. En cuanto a la condición de resistencia y en lo que se refiere a los rigidizadores longitudinales ya las hemos analizado en el punto anterior 6. lo que permite aislar el pandeo de los recuadros en sí y de paso cumplir la condición del pandeo general de almas y chapas inferiores de compresión. b2 y b3.1. lo cual es muy difícil que OCUlTa. como las fuerzas de viento y en el caso de puentes curvos un momento flector adicional. cuyo valor habitual es considerar el 2% del valor de la carga que transportan. debe ser menor de 60 t.Rd que aparecen en el diagrama de iteración cortante y flexión de chapas.1. La manera de enfrentar su efecto es la de transformar los valores extremos V rd . una condición de rigidez y otra condición de resistencia. es el efecto que sobre el pandeo de los rigidizadores longitudinales produce el hecho de que no son columnas bi-apoyadas entre los rigidizadores transversales sino que son columnas continuas entre ellos. de nuevo. En cuanto a la rigidización de la chapa inferior comprimida.. 6. de que los bordes de los rigidizadores son rígidos. el efecto de las imperfecciones geométricas de la chapa y de los rigidizadores longitudinales. Para que se pudiese mantener la hipótesis de columnas bi-apoyadas debería ocurrir que las imperfecciones geométricas de la columna. nos encontramos. en el caso de que esté en tracción (t= espesor chapa). Los rigidizadores de las almas deben cumplir los dos tipos de condiciones que ya En el capítulo 5 hemos analizado la distorsión de las vigas cajón de hormigón y los efectos que sobre el estado tensional longitudinal y la flexión transversal del tablero impone la distorsión transversal de la sección. Otro efecto que tampoco se suele tener en cuenta. Por otro lado es necesario tener en cuenta los esfuerzos provenientes de su trabajo como marco de la sección transversal y de la posible actuación de cargas directas.37.2. La separación entre los rigidizadores longitudinales bl. M Rd .16. aunque también está presente. 6.1. Mf. en el concepto expresado de la viga sobre fundación elástica que gobiema el proceso de la distor- . a lo largo de varios vanos.1. lo que determina la eliminación de este efecto por la normativa habitual. que hemos visto en la figura 6. Fig.1.1. siguiese el primer modo de pandeo de una viga continua. Lo que si puede eliminar la continuidad es la flexión exterior que introduce la excentricidad de carga e. es decir. es decir. con las dos condiciones. Fig. en primer lugar. de un signo y otro signo en los vanos sucesivos.1.. principal efecto tangente de la sección por su valor constante a lo largo de toda la chapa inferior.

Fig.tronSvEr'SOI de los tensiones long paro dlstintos grados de rlgldlzoclon FLEXlON Slt~ OISTORSION t=~~~::. no solo los marcos transversales. la rigidez de los muelles.==::v-~~R:O~0~6G~O~~ MARCOS RIGIOOS (K=500KLl SIN MARCOS CON DIAFRAGMAS . que está constituido por la rigidez transversal de la chapa metálica. Esta rigidización se realiza trianguIando entre sí los rigidizadores transversales o disponiendo un incremento de dimensionamiento del marco transversal que constituye en si mismo el rigidizador. y hacer que . La rigidización transversal de la viga cajón metálica o mixta resulta entonces imprescindible. Se establece. Cuando no existe distorsión (rigidizadores transversales muy rígidos).1. Como nonnalmente se triangula la sección donde existen rigidizadores transversales. la distribución de tensiones longitudinales de flexión en la chapa inferior es constante. unas rigideces mínimas a estos rigidizadores en función de sus condiciones geométricas.1."TN MARrn'\ Fig 6139 slOn.37. 6. empieza a aparecer tímidamente una desigualdad entre estas tensiones que se hace absoluta cuando eliminamos. de no muy grandes dimensiones. que la distorsión sería enonne con una gran desigualdad de las tensiones longitudinales de flexión entre las dos almas. 6. Cuando se van flexibilizando los rigidizadores. sería tan pequeña. todo tipo de diafragmas intermedios y de apoyos. En la Fig. fonnados por los rigidizadores de alma y de la chapa inferior sino cuando eliminamos también. . los esfuerzos de la distorsión son un valor mas a añadir a las condiciones de carga que se imponen sobre estos rigidizadores.352 PUENTES Javier Mal1lerola Anl1isel1 Defornacian del Modelo sin diafragnas ni rigidizadores 2C 00 H f- '-- IL 1)'] ~~ Oistribucion. Como muelles transversales solo existen la rigidez de los marcos transversales rigidizados y la de los diafragmas. descritos anteriormente.39 representamos una viga cajón. y se representa la distribución de tensiones longitudinales de flexión y torsión en función de la rigidez del an'iostramiento transversal. con la condición de que toda la distorsión sea resistida por ellos. por tanto. con el fin de no penalizar el estado tensionallongitudinaL En cuanto a la condición de resistencia el procedimiento de cálculo a seguir es obtener las fuerzas S(z). ver capítulo 5.

Esta primera rigidización. a uno y otro lado del diafragma produce las reacciones verticales de los apoyos.353 ClIPITULO 6 . la coacción a la distorsión es algo menor. Fuerzas verticales que actúan directamente sobre el diafragma. determina la configuración inicial del diafragma. estas reacciones no coinciden con los ejes de las almas de la vlga.1. Acciones enormemente importantes y que equilibran las solicitaciones que sobre el diafragma introduce el dinteL En puentes cajón.1. en el caso de la figura. como la correspondiente a las pasos de hombre de las vigas riostras.2.41 a representamos el diafragma de apoyo de una viga cajón de gran luz y anchura.1. los puntos A y B no coinciden. 6. Cortantes del dintel.40a. más una proporción de chapa exterior de longitud Torsión del dintel que dete1111ina los valores diferentes de las reacciones en los dos apoyos del dintel. por razones constructivas u otras. Diafragmas de apoyo actúen exclusivamente sobre el rigidizador transversal. normalmente. z ) s( z ) Fig 6 140 Las solicitaciones principales que actúan en estos diafragmas son: Las reacciones de las pilas. Esta columna debe ser capaz de resistir toda la carga con una luz de pandeo libre equivalente a la distancia entre cabezas. como es el de controlar la distorsión de la sección lo que ocurre cuando se triangula la rigidización. En la Fig.TABLEROS METiÍUCOS y MIXTOS 6. consistente en transmitir la carga vertical de los apoyos al diafragma a través de una rigidización vertical que resista toda la carga exterior. realizan un papel cOlnplementario en la sección del puente.2. 6. Se realiza una columna formada. Podrían entenderse los diafragmas como aquellas disposiciones que además de rigidizar las chapas superior e inferior. Cuando la triangulación es completa la eficacia del marco es total pues la deformabilidad de la triangulación es muy pequefía. lo cual está del lado de la seguridad. s( s( s( z ) z ) k:.40b. cuya suma. La deformabilidad conjunta del diafragma de apoyo tiene que ser mínima. sin contribución alguna de la rigidez a flexión de las distintas chapas en su plano. . La diferenciación entre rigidizador y diafragma es solo nominal. Fig. Resultante de los esfuerzos horizontales actuantes sobre el dintel debidos al viento y otras acciones horizontales. por los rigidizadores 1. la chapa situada entre ellos. Cuando la alineación de la triangulación no es perfecta. Fig.2.1. El mejor procedimiento para aproximarse al dimensionamiento de este diafragma es empezar por disefíar la primera rigidización básica. 6. De entre todos los posibles diafragmas tiene una significación especial los diafragmas de apoyo.

. Como se ve la distribución de tensiones está gobernada por las reacciones de las pilas.354 PUENTES Javier Nlanlerola A!lnisen "1. 1 i I " . que debido a su excentricidad respecto a las almas..41 b.41 c se representa la deformada elástica del rigidizador. determina el itinerario que siguen las tensiones tangenciales de cOliante y torsión del alma y de las cabezas superior e inferior. 6.I b) e) Fig 6J41 Un eshldio por elementos finitos superficiales. determina la distribución de tensiones principales en las distintas chapas en que queda dividido el diafragma. . En la Fig. en los cuales se incluya la presencia de estos rigidizadores. Fig. transfonnándose en tensiones axiles inclinadas de compresión y tracción en cada uno de las chapas del diafragma. '" .1.1. 6.

OIAFRAGf"iA Fig 6142 liberándola. con sus tracciones superiores e inferiores. Este estado tensional está fuertemente transformado por la flexión que produce la transmisión de las cargas del alma a las pilas. Los pilares. constituidos por los rigidizadores verticales 1 y la chapa correspondiente. compresiones y tracciones iguales. Como paso intermedio se pueden obtener los modos de pandeo del diafragma que sale directamente del modelo de elementos finitos. debido a la torsión del cajón y a las acciones horizontales de viento. establecer la seguridad de los mismos. a las chapas próximas de concentraciones no deseadas. Existen varias zonas que se deben analizar especialmente y estas son las chapas inferiores del diafragma especialmente comprimidas por la flexión transversal y a la acción de la carga directa. 6. Parece absolutamente necesario realizar este modelo de elementos finitos del diafragma. se transmite a lo largo de diafragma produciendo un estado tensional principal cOlTespondiente al cortante puro. Fig. .42. para determinar el estado tensional y en función de este estado tensional y los recuadros en que se ha dividido el diafragma.1. hacen el efecto de un elemento canalizador de cargas a los apoyos. solicitado bajo cada unas de las acciones exteriores que producen las máximas reacciones en los apoyos. en parte.355 CAPITULO 6 .TABLEROS METIÍLlCOS y MIXTOS El estado tangente horizontal de la cabeza superior.

La mejor manera de evitar estas y otras simplificaciones. Se suponen rígidos los bordes de diafragmas y rigidizadores para aislar un problema. necesarias para iniciar la no linealidad geométrica del diafragma se puede obtener de los primeros modos de pandeo determinados en régimen elástico. Toda la viga cajón se sustituye por una bana. En la Fig. lo que de llevarlo a cabo en sentido estricto. Pero todo este proceso no es sino una concatenación de simplificaciones.5 m. etc. cuando se podría tomar en cada punto la anchura corTecta del dintel sin realizar simplificación alguna. el ancho eficaz de las cabezas superior e inferior puede ser el mismo. La distorsión no tiene porqué solicitar solo a los diafragmas.1. En el modelo elegido existe la perturbación. Las acciones en las secciones de borde se obtienen en un cálculo general del puente. por medio de diafragmas. etc. cuando son dinteles de gran relación luz/anchura. según sea su situación en el tablero y el estado de carga del mismo. es afrontar el problema general de cálculo de una manera directa. una distorsión significativa. Con este modelo. área. Lo que si hay que tener en cuenta es lo especificado en el punto 6. b= 30 m y c= 6. Pero se pueden establecer criterios generales básicos. No siempre y para cualquier tipo de hipótesis de carga. de la presencia de la celosía triangulada exterior. se obtienen esfuerzos con suficiente garantía. respecto a un cajón normal. Con estos resultados y con los conespondientes coeficientes de seguridad y mayoración se puede pasar a analizar todas y cada una de las partes del tablero cajón tal y como hemos visto. 6.356 PUENTES Javier Alanterola Armi5en Si se cuenta con programas que tengan en cuenta tanto la plastificación de los distintos elementos que constituyen el diafragma y la no linealidad geométrica se puede tener una cerieza muy buena respecto a la respuesta de estos elementos fundamentales del puente. Solo es necesario establecer la reducción de las cabezas de compresión y tracción en el caso de que sus dimensiones sean grandes y se pueda suponer que el retraso por cortante va a afectar a sus anchuras útiles. que como hemos visto produce una enonne perturbación en el estado tensional longitudinal. 16. cuando se podría calcular la inestabilidad del panel conjunto habida cuenta de la flexibilidad de rigidizadores y diafragmas.1. inercia vertical y horizontal. Se parte del análisis no lineal de un trozo de cajón de 20 m. rigidez a torsión y áreas de cortante son las de la viga constituida como sección indefonnable. las caras laterales del cajón se llevan parte significativa de la misma. La introducción de imperfecciones. 6.1. . el cálculo de las vigas cajón en régimen elástico resulta elemental.1. que aunque no se ajusten perfectamente a las distintas hipótesis de carga. Se fija un ancho eficaz de la losa superior de hormigón porque se sabe de la influencia del retraso por cortante en la distribución del estado tensional longitudinal.3.. La sujeción de los voladizos transversales de la sección cajón se realiza añadiéndole una celosía exterior. longitud suficiente para que se puedan analizar adecuadamente bien los problemas de inestabilidad y plasticidad del conjunto.43 representamos un modelo de cálculo de una viga cajón de gran tamaño -L= 125 m.Modelo de cálculo de tableros de vigas cajón Habida cuenta de que en las vigas cajón no se debe permitir. su colaboración a resistir el esfuerzo cortante. visible en la figura 6.43. que va a participar en la rigidez a torsión del conjunto y en general.2. cuyas características. detenninaría una proliferación de características de la sección y por tanto de distintas estructuras para la obtención de los esfuerzos. se Si en lugar de tener una sola viga cajón disponen varias se analizan por el procedimiento explicitado en el Cap.en el que deseamos obtener la respuesta total del tablero. La obtención de los esfuerzos en régimen elástico resulta entonces elemental. la inestabilidad de los recuadros de chapa conespondientes.6 en cuanto a las características a conferir a la losa de hormigón.1. realizando modelos de elementos finitos en los cuales se tenga en cuenta la no linealidad geométrica y del material.

la deformación a cortante de la celosía era tan importante que su contribución a la rigidez conjunta era insignificante. se debe incrementar el área de los puntales. Pero esto no es una buena práctica. La torsión que recoge. se puede calcular el conjunto obteniéndose resultados algo diferentes a los obtenidos. Realmente se trata de dos estructuras con una defol1nabilidad a cortante . constituye una acción parásita que si bien contribuye muy poco a la rigidez torsional del cajón. cuando se triangula. solicita axialmente a los elementos de la celosía lo suficiente como para que su valor deba ser tenido en cuenta. a un alma llena y a una celosía. En aquel caso. No se debe hacer copmiicipe de la resistencia al cortante y a la torsión. Para que el efecto de la triangulación de la cara exterior de la sección incremente su contribución a la resistencia a cOliante y torsión. pero algo mayor que en el caso anterior. 5. Su dimensionamiento se debe hacer como puntal del voladizo transversal de la sección. sigue siendo pequeña. para puentes de hOl1nigón. En este caso.357 CAPITULO 6.TABLEROS METAucos y MIXTOS DEFDRMADA DE FLEXIDN Fig 6143 en regllnen elástico. en el Cap.

Para realizar un cálculo no lineal de este tablero. 6.6 1.2 Viga sin rigidizadores 1. referidos a la carga nominal de la VIga son: Viga proyecto Viga con espesores x 0.1. Los coeficientes de seguridad a la rotura obtenidos.2.6.8 Viga con espesores x 0.1. Cambio de dimensiones en los ngldizadores multiplicando su inercia por 0. en cuanto a plastificación de la sección y la inestabilidad de los paneles se debe seguir el procedimiento preconizado en el Cap. Cambio en las dimensiones de las chapas.6 ó por 0. 6.1. multiplicando sus valores por 0. losa. ó eliminándolos. Estudio con las dimensiones de chapas y rigidizadores tal y como se calcula por las nonnas. En la Fig. Este modelo se ha llevado hasta rotura pennitiendo la plastificación de las chapas y la no linealidad geométrica.24 1.64 1. cuya sección transversal hemos representado en la Fig. las imperfecciones en la geometría que introduce la poligonal son suficientes.89 1.6 Viga con rigidizadores x 0. rigidizadores y diafragmas de una viga curva de 60 m de luz.6 Viga con rigidizadores x 0. 6. Para iniciar los problemas de inestabilidad geométrica no ha sido necesario introducir una secuencia de imperfecciones iniciales pues al tratarse de un puente curvo y ser planos los elementos finitos. RIGIDlZADIJI1 DE ALMA Fig 6144 El cálculo se ha realizado considerando una serie de variables que se han utilizado para realizar un estudio paramétrico.358 PUENTES Jál'kr Alan/erola AmI/sen muy diferente.8 y 0.45 se representa la flecha en el centro del la luz en ascisas y la relación entre carga de rotura y carga nominal de la estructura para las distintas configuraciones de .27 En la Fig.44 representamos la modelización por elementos finitos de chapas.39.18 1. 16. Lo conveniente es que todas las almas de una misma sección o sean llenas o trianguladas. nunca mezcladas.

6.359 CAPITULO 6.145 Fig. PROYECTO -'-.. . 2 00 1 60 -' <t 1 20 3 o'" Z <t '-" '"« o 80 SIN RIGlOIZAOORES '<.~ ¡.ESPESORES X O 6 <t U 040 O 00 o o o FLECHA LEYES CARGA-FLECHA EN EL CENTRO DEL VANO Fig.TABLEROS METIÍUCOS y ML\70S /~.¡: ' \ .6146 (n) .

uniforme y puntual y transmitirla a las vigas transversales y de estas a las longitudinales.La losa ortótropa b) Defonnaciones de la viga con una reducción de espesores de chapa del 40%.360 PUENTES Javier lvJan/erola Armisen chapas y espesores propuestas. En segundo lugar. consta de tres elementos básicos. Por otro lado en la Fig.. Esta losa debe realizar un doble papel resistente.Tableros metálicos La losa superior metálica es el único elemento diferenciador de los tableros metálicos respecto a los mixtos.46 representamos a) Deformación de la viga con dimensionamiento según normas. es el elemento destinado a recoger la carga directa de tráfico. La chapa metálica superior.2. sobre la que se coloca el pavimento. 6. El pandeo de chapas es evidente..2. 6. c) Defonnación de la viga sin marcos transversales. En primer lugar constituye la cabeza de compresión o de tracción de la viga principal. 6. Su problema- Fig 62 01 El tablero metálico de una viga cajón ó de dos vigas doble "T". Se aprecia perfectamente la inestabilidad de la chapa entre los rigidizadores transversales.1.1. la rigidización de esta chapa. ya estén formados por vigas cajón ó vigas doble T. 6. .2.01. tica es similar a la de la chapa inferior del cajón con el añadido de que esta chapa sí tiene solicitación exterior debido a las cargas de tráfico. Fig. dispuesta siempre en dirección longitudinal del puente y las vigas transversales que transmiten la carga a las almas principales de la viga cajón.

TABLEROS IvIETIÍL/COS Y MIXTOS o) b) Fig.361 CAPITULO 6 . la flexión. 6.2. existen un segundo mecanismo de resistencia que se encuentra en la rigidez a flexión de la propia chapa superior. Tenemos dos efectos resistentes característicos que responden a esta solicitación. principal agente de la flexión fuera del plano de la losa y bajo un estado de tensiones longitudinales "+" producidas por la flexión general del cajón. cuyo valor va a ser el principal soporte de la carga exterior veliical.6202 Ambos efectos producen la solicitación cOl~junta que actúa sobre la losa ortótropa. No solo es la rigidez a flexión del conjunto. Ante estas cargas no todas las zonas de la losa ortótropa están igualmente solicitadas. la que tiene que enfrentarse con esta solicitación. La deformación por esfuerzo cOliante de la losa superior reduce las tensiones axiles en la chapa superior y de los rigidizadores longi- . también longitudinal. es decir los efectos de segundo orden que pueden desembocar en el pandeo longitudinal de los rigidizadores.02a representamos la deformación de la losa ortótropa sometida a una carga normal exterior "P". En primer lugar. asociada a la carga axil de la losa multiplicada por la flecha vertical de la misma. la resistencia a flexión longitudinal de los rigidizadores. En la fig. que va a ofrecer un complemento de capacidad de carga en estados elevados de la deformación y por tanto de la solicitación. generalmente muy pequeña. y lo que es más importante. y en segundo lugar. el efecto membrana transversal de la misma chapa. rigidizadores más chapa superior eficaz.

6. El primer modelo consiste en un emparrillado espacial simple. que produce la deformada CD y el segundo es la deformada de flexión de las chapas que añade la defonnación que lleva los bordes AB a los puntos E y F. Además se produce una segunda reducción del estado tensional de la zona central de la chapa. La balTa. representa la rigidez a flexión y a torsión del rigidizador.2. 6.03. La rigidez a torsión es muy pequeña cuando se trata de rigidizadores en "T" ó doble "T". El modelo de cálculo de la losa ortótropa puede adoptar distinta complejidad según queramos precisar la exactitud de la respuesta. que es la mayor flexibilidad longitudinal de la zona central de la chapa como consecuencia de la curvatura longihldinal introducida por la carga exterior. si esta cantidad es menor que el valor anterior.04.2. ya analizado en el estudio de la chapa inferior. Fig. siendo 11. Fig. por el efecto. el 70% de la distancia entre las vigas transversales. El primero es la rigidez a torsión del cajón en sí. (Suponemos que los rigidizadores longitudinales son continuos y por tanto la distancia entre los apoyos virtuales que detennina el ancho eficaz de la cabeza superior es ese valor). M. Para la rigidez a flexión se utiliza una palie de la losa superior correspondiente al intereje de los rigidizadores "a" ó 11/3. el giro que se produce entre los bordes A y B se debe a dos mecanismos resistentes. Cuando se emplean canales como rigidización longitudinal el problema se complica un poco. una viga en "T" ó en doble "T".2.02b.362 PUENTES Javier A1an/erala Allnisen tudinales confonne nos acercamos al centro de la distancia entre las almas.03 . 6. Fig. ya sea una 1~h < o V" V' V Fig62. Suponiendo puntos de momento nulo en la defonnada de la chapa superior en los centros entre rigidizadores. viga caJon. Junto a estos fenómenos generales es necesario tener en cuenta la posible inestabilidad por torsión local de los rigidizadores cuando estos son simples chapas verticales ó vigas doble "T".

Y este complemento de Para tener en cuenta este efecto deberemos realizar otro tipo de modelo que tenga en cuenta la rigidez en su plano de la chapa superior. El efecto membrana. Sin embargo la experimentación ha demostrado que la capacidad de carga de la losa ortótropa es mayor que la proporcionada por el mecanismo de flexión. podremos conocer bien el efecto elástico de la no linealidad geométrica en los rigidizadores longitudinales. E [ H AL---&T~~~~-~ B O F G jH A--~~:::-----~-- M o) Fig 6. es igual al que hemos descrito en el emparrillado. sobre todo. Las barras MG y MH.04b. cuando están solicitados por cargas puntuales exteriores. 6. Fig. Esto se consigue sin más que realizar una reproducción de la chapa por un modelo de elementos finitos.2.363 CAPITULO 6. la capacidad de carga está proporcionado por el efecto membrana que también se produce en los rigidizadores longitudinales. Este emparrillado reproduce bastante bien el comportamiento a flexión de la losa oliótropa solicitada por cargas veliicales exteriores. En este caso se desprecia la rigidez a flexión del marco GHIJ. solo puede activarse cuando la solicitación es puntual y no existe un tiro generalizado transversal en el alma de las vigas principales que no podría resistir. la deformación de flexión de la barra AB reproduce la deformación de la chapa superior. que recoja la capacidad de resistencia a flexión y el efecto membrana. El tratamiento de las vigas.04. Fig. 6. en este modelo. tipo lámina.2. Fig. manteniendo el resto de las características del modelo anterior.05. Si además. en dirección transversal. 6. excitan la deformación axil del mismo la cual está soportada por los rigidizadores vecinos que se ponen a compresión.TABLEROS lvlETrÍLlCOS y MI"\TOS Si en el modelo del emparrillado espacial .2. En esta situación las grandes deformaciones que se producen en el rigidizador directamente cargado. tenemos en cuenta la matriz geométrica y el axil conespondiente a la flexión general del puente. conferimos a las balTas longitudinales M la rigidez a torsión del cajón. Si se quiere recoger este efecto no hay sino eliminar las articulaciones y conferir a las barras MG y MH la rigidez a flexión de la parte del cajón que sustituyen. pueden suponerse axialmente indeformables y biarticulada en sus extremos.204 B .

. . v\T MALLA DE ELEIHJTDS FINITOS TIPO LAMINA Fig 6205 t Fig 6206 .. . ... . ¡ .. . . . .. ..364 PUENTES Javier N/anlera/a Armisen ~v+' . . ' : : i .. . .... .. . . . ·· ..· . . . ... ... . ... i v ···· · .. ·· ··. .

la respuesta resistente obtenida es completa. El dimensionamiento de los rigidizadores longitudinales depende de su luz.TABLEROS METrÍUCOS y lvIIKTOS Si este modelo puede recoger la plastificación del material. En la Fig. de estos rigidizadores longitudinales siempre debe ser mayor o igual a6mm. PARA PUENTES DE CARRETERA Valores de t Para la zona de rodadera t min ~ 12 mm con pavimento de espesores ~ t min ~ 14 mm con pavimento de espesores ~ 70 mm 40 mm y ::. además de la no linealidad geométrica.2. 6. es decir. obtenidos experimentalmente.365 CAPITULO 6 .2. El espesor t.Dimensionamiento e La rigidez a flexión necesaria para transportar las cargas desde su aplicación hasta los diafragmas transversales se realiza para la utilización de losas ortótropas. 6.08 representamos la relación que debe existir entre la inercia de los rigidizadores y su luz entre diafragmas transversales. e/t ~ 40 PARA PUENTES DE FERROCARRIL 6.2.2. 70 mm Para otras zonas t ¿ 10 mm Valores de e t ¿ 14111111 Y t mill ¿ 40 Los valores m1111mos. 400 mm y para t = 10 mm.06.07.. Estas están perfectamente definidas en la tecnología actual y están formadas por una chapa superior y unos cuantos rigizadores longitudinales que puentean la carga entre los diafragmas. 6. que en el caso de cumplirse no necesita realizar otra comprobación de la respuesta de la losa ortótropa. La Instrucción española RPM-95 recomienda unos determinados rigidizadores longitudinales en función de su luz.6207 3800 . 6. garantizan un comportamiento adecuado bajo problemas de fatiga. Fig.2. En el Eurocódigo 3 se establecen los siguientes valores. 25 tp I DISHNClA HAX¡HA ENTRE 3200 ¡IPO ] r- 3500 0JO 3800 5 TIPO 2 Fig. Para otras zonas e ::. de la distancia entre los diafragmas transversales.2.06. Fig. Para zonas de rodadura e::. 300 mm y e/t::. En cambio el Eurocódigo 3 recomienda una serie de inercias siempre que se conserven las distancias y espacios t y e señalada en la Fig.

6.2.l-' "' O O 1000 5000 10000 15000 20000 lB (cn 4 ) Fig 6208 6.. convierte a esta viga en una extraña viga Vierendel que se debe reproducir por el emparrillado plano representado. G o) b) Fig.366 PUENTES Javier Manlerola Armisen 1\ -- e "' Q) o "''Q) > "'eo J I I '~ "'oOJ > Q) be u Q) o u e o .3. Las características de este empanillado son: BalTa ABEs una seCClOn en ". 6209 . Bana GERigidez y área de la chapa metálica superior con una anchura útil obtenida según la Fig..09. 6. La obligada presencia de los orificios realizados para el paso de los rigidizadores longitudinales.2. con canto igual a la distancia media entre las caras de dos rigidizadores contiguos (b) BalTas DE YDF Rigidez de la viga transversal completa no tenida en cuenta en la rigidez de la balTa AB .1" cuyo canto es la distancia entre la parte inferior del rigidizador longitudinal y la cara inferior de la viga (a) BalTa BC Rigidez a flexión infinita (muy grande) BalTa CD Rigidez a flexión promedio. Fig.2.Vigas transversales La luz de la losa ortótropa la detenninan las vigas transversales.09b.

la morfología de los puentes mixtos puede variar ampliamente manteniendo su fundamento resistente..2 ID Entre almas de la viga longitudinal b. presentamos una sección trapecial "cuasi" 11 20 1 20 SEccrDN Fig 631 ... I .b . cajón con I Ci.1. En el puente de los Franceses.---.TABLEROS METAL/COS y MIXTOS G o) ...6 - 6. l . en suficiente rigidez a flexión y torsión..Secciones especiales Junto con las tradicionales secciones transversales en tableros bi-jacena..b b (b)L L L= doble de la luz volada 1+6-+1. .367 CAPITULO 6 .--.. Fig.b L= luz entre almas 1+6.3. el cual se puede concretar.' I b) Fig 6.4(~J En el voladizo b. b --.3..". en este caso. . almas veliicales o inclinadas. 6. las dos características principales a respetar para poder variar la configuración exterior.

En este caso el trapecio que constituye la sección transversal tiene una base inferior algo mayor que las secciones . aunque no se hayan utilizado. pero presenta una adecuada rigidez a flexión y a torsión. planteamos la misma solución para otro puente urbano.3 Un planteamiento similar hemos utilizado en el tablero del cuarto puente sobre el Ebro en Logroño.3. 6.3. 6.85 m de luz.2. para un dintel en pórtico de 42. las células exteriores a efectos del cálculo longitudinal. En el Viaducto Corso-Argentina de Padua.0 m.368 PUENTES Javier !l1al1/erola Anl1i5el1 Fig 632 triangular. Aquí el viaducto es más sofisticado en cuanto que se realiza un ejercicio fonnal adecuado para evitar la desigual superposición de pilas entre el viaducto principal y sus accesos. Fig. Fig. para este fin.3. En el viaducto de acceso al puente de Puentelarreina. y luces de 60. Desde un punto de vista resistente no es la sección más eficaz para el material que se utiliza. la sección triangular del dintel es extrema para un puente de 26 m de anchura. Fig 63.

4. etc. La curva no presenta problemas ni de ejecución ni de respuesta resistente y permite una transición entre costillas y dintel continua. De la sección transversal trapecial pasamos a la sección curva en los Viaductos de Vallecas. Fig. .TABLEROS METfÍLlCOS y IIHXTOS Fig.3.4 anteriores. 6. lo que mejora la rigidez torsional de la sección y no se necesitan chapas inferiores tan gruesas para mantener una adecuada rigidez a flexión.369 CAPITULO 6. 63. se ha dispuesto una viga cajón de sección curva que se prolonga por costillas transversales. sin saltos. Para unos puentes extraordinariamente anchos. curvos.

B¡/bao Pumfe ob/icuo ell /a l'ancJllfe de Alcalá .370 PUENTES Jm ú?r Alallfem/a Anlllfell Puellfepérgo/a para fablero IJII~J' ob/kuo lj¡¿'maga.

es decir: la magnitud de la oblicuidad.. En el primero están las que dependen de la geometría en planta del tablero y de sus vinculaciones externas. la relación ancholuz y el tipo de vinculaciones de contorno.1.1. La solicitamos con una carga uniformemente repartida p (figura 7. EL TABLERO OBLICUO La oblicuidad del contorno detennina un modo específico de comportamiento resistente de los tableros de puentes. Esta abstracción de cálculo corresponde a un planteamiento real. que perturba sustancialmente su respuesta.1.. La condición del tablero de ser metálico. Podemos tener tableros-losa. El segundo 10 constituyen las diversas morfologías resistentes del tablero.EL TABLERO OBLICUO 7. Su efecto es similar a una deformación de torsión impuesta al tablero. 7.. el tablero cajón..1.).1. por último. Esta viga es hiperestática. 7. macizos o aligerados. posteriOlmente al tablero de vigas para finalizar con la viga cajón oblicua. pasaremos después al tablero losa.371 CIIP/TULO 7. mixto ó de hormigón no cambia la problemática de los puentes viga ó de sección cajón. que se decantan en la distribución de rigideces en planta.. Para determinar la influencia de estas variables en la respuesta del tablero vamos a tratar en primer lugar la viga oblicua..La viga oblicua apoyada Supongamos una viga bi-apoyada sobre dos líneas que tienen una oblicuidad <p con el eje. Las variables significativas en este fenómeno se pueden agrupar en dos grandes apmiados. un elemento lineal en el que su apoyo está formado por dos líneas no ortogonales al eje geométrico de la viga. tableros de vigas y. Para hacerla isostática suponemos que tiene apoyo simple y recto en sus . en el cual el tablero tiene una anchura muy pequeña y sus apoyos se instalan con una oblicuidad <p.La viga oblicua Entendemos por viga oblicua.

~cos = M(sen cp 24El 2cp GJ + cos 2 El cp]i (1) 2 de donde se deduce: M = p¡2 cosrp 12(cos 2 rp+K' sen2rp) ./.1 1 PL a) '~---- 2 --.l. La ecuación que resulta es: valor: PI3 8=-24El que detenninará que los puntos A y B tengan un movimiento vertical incompatible con los apoyos oblicuos reales.PUENTES Javier A1an/erola AI/nisen )J a) A ¿ A D ~~--'--:::-----------./. _ _1_ _ MF ~-A l+K'tgl'f' 12 " b) I P L~ I !-----------------. un momento M de eje perpendicular a la línea de apoyos. Para anularlos será necesario introducir. en el apoyo.:.t-T ~ 12 . T= M sen'f Fig 7. aparecerá un giro e de La obtención de este momento la realizamos anulando el giro total que produce según la perpendicular a la línea de apoyos.----i~ -----7'r A ~ = PL". lO 1 -l-+"". La viga se defonnará según la figura 7.-'---::-:?lC~ ~--~ b) M ~ Meos.K::"-''':''tO-i -y> Fig 7J2 extremos.lb. En sus extremos. K' = 1 siendo: K (2) .

373

CAPITULO 7 - El T.4BlERO OBLICUO

y.' K-- Gj

=

De estos resultados salen las prImeras
conclusiones:

relación entre las rigideces a

El
torsión y flexión de la viga.

Las leyes de esfuerzos resultantes son:

1. Una viga bi-apoyada, oblicua, se
comporta a efectos de la flexión como
una viga con empotramiento elástico, el
cual depende de la relación de rigideces
a flexión y torsión del dintel, y de la
oblicuidad <p.

A-1, = _P_'I"- _ _---::_
F

12 1 +

T= pI
tgtp
12 1 + f(' tp

tI!

Una ley de momentos flectores (Fig.
7.1.2a.) con la aparición de momentos flectores
negativos en los extremos, y una ley de
momentos torsores (Fig. 7.1.2b.), constante a
lo largo de la viga.

\"""
\

0.9

\

\
0.8

0.7
0.6

I

""\

\

;MF
\
;

\M

o.

\

~

\
\

K= 0.0166

I

7

"'" ~ ~
""-"

~!j=

'V-1- r -1l'2'_
20

~¿(,--tp----7'/

/

'\~

Y
10

-O
"T

1\

Iy

\

/

I
1\

\

0.2

K=0.652

\

0.5

0.3

o
1

\

0.4

2. En el caso de valores de K pequeños, lo
que corresponde a vigas T o doble T, el
momento torsor resulta también pequeño

......
-":::..

30

-:::.-=:.

40

50

~~

-

60

70

80

<f

90

Fig 1/3

y la ley de momentos flectores es
prácticamente igual a la de las vigas
rectas.
3.

Por el contrario, para valores de K
grandes, que conesponden a vigas cajón,
las leyes de momentos flectores
negativos y la ley de momentos torsores
alcanzan valores muy importantes,

conforme
7.1.3.).

crece

la

oblicuidad (Fig.

En el caso de que los ángulos de
oblicuidad en los extremos, Fig. 7.1.4.,
no sean iguales, el momento hiperestático en el apoyo 2 será:
ikl =

p¡2

8

ctg r¡J1
sellr¡J2 (ctg

2

r¡J1

+ ctg r¡J1

+ ctg r¡J2
. ctg r¡J2

+ ctg 2 r¡J2 + 3K')

374

PUENTES

Javier Manterola Armisen

M

2

Fig 7.14

M

+---x

A

~.

M
___
~

Fig 715

Para el caso de cargas puntuales, el
procedimiento de cálculo es similar al anterior
y el valor de M resulta (Fig. 7.1.5.):
2

M = P.l(E - E )cos cp
2(cos 2 cp+K'sen 2 cp)
x

con: E=-

1

K'

= El
GJ

El momento flector negativo en los
apoyos, vale: Mf M. cos <p; y el momento
torsor, a lo largo de la viga: T = M. sen <p.
Si aplicamos las consecuencias anteriores al caso real de la viga de anchura finita,
pero manteniendo el comportamiento elástico
de la teoría de la viga, ocurrirá (Fig. 7.1.6.):
l. Que la torsión descarga los apoyos
situados en los ángulos agudos (B y C) y

carga los situados en los obtusos (A y
D).

2. Que la combinación entre la flexión y la
torsión inclina, hacia los ángulos obtusos, la dirección de los momentos flectores principales.
3. Que la descarga del apoyo B producida
por la torsión, puede convertir en tracción la resultante de reacciones en B;
con lo que a lo largo de las líneas BA y
CD, aparecen flexiones negativas.

7.1.2.- La viga oblicua continua
Si calculamos la respuesta en flexiones y
torsiones de una viga continua, de gran rigidez
a torsión, de tres vanos iguales, Fig. 7.1.7.,
bajo la actuación de una carga uniformemente
repartida y variamos el ángulo de oblicuidad <p,
podemos obtener las siguientes conclusiones

375

CAPITULO 7.- EL TABLERO OBLICUO

A

0:------...~
LS

I

I

I

I

I

I

t

A

k

e

Fig 7I 6

cuando la relación de rigideces a torsión y
flexión es igual a la unidad.
a) Observamos que los momentos flectores
que aparecen en los apoyos intermedios
de la viga continua son muy parecidos a
los de una viga recta, cualquiera sea la
oblicuidad <p. Fig. 7.1. 7a, aunque los
momentos flectores M2 y M3 no son
iguales y están relacionados a través de
la expresión:
M 2 =M 3 + (T¡ T2 ) ctg cp
lo que
quiere decir que el apoyo oblicuo, Fig.
7.1.7 c. constituye, como en el caso de
las vigas bi-apoyadas, una especie de
empotramiento elástico exterior reflejado
en la diferencia de momentos de los
vanos contiguos
b) Los momentos torsores en las vigas
centrales son mucho mas pequeños que
en las vigas extremas. Esto se debe a que
la continuidad reduce mucho el efecto
del ángulo e de la figura 7.l.7.d y por
tanto el momento exterior que introd.cen
los apoyos oblicuos. Por tanto los torsores y la diferencia entre las flexiones de
uno y otro vano son pequeños.
c) En los vanos extremos aparecen flexiones y torsiones impOliantes, no tan
grandes como en el cado de una viga biapoyada pero significativos. Lo que
indica que una viga continua es oblicua
sobre todo en los vanos externos.

d) Cuando la rigidez a torsión es muy
pequeña, como conesponde a las vigas
doble T, el efecto de la oblicuidad
desaparece.
7.1.3.- Cálculo de vigas oblicuas

Siempre que se pueda considerar la
sección indeformable, el cálculo de una viga
oblicua, continua o apoyada, puede realizarse
reproduciéndola por un emparrillado plano en
el cual la viga se reproduce por su eje y sus
inercias a flexión y torsión, y los apoyos
oblicuos, situados en su punto geométrico
exacto, se unen a las vigas por medio de banas
indeformables a flexión y torsión. Fig. 7.1.7b.

7.2.- Tablero losa oblicuo
Supongamos ahora un tablero oblicuo,
bi-apoyado, en el que realizamos dos cOlies
longitudinales, de manera que se destaquen
tres elementos lineales (o que podamos
considerarlos como lineales) y los cargamos
con una sobrecarga unifonnemente distribuida.
Suponemos también que la línea de apoyo está
constituida, exclusivamente, por los tres
apoyos situados en los ejes de esas vigas
viliuales (Fig. 7.2.01.).
En este caso, la defonnada del tablero es
igual a la defonnada de una serie de vigas
apoyadas, desplazadas unas respecto a las otras
en una cantidad igual a la anchura de la viga,
multiplicada por ctg <p (Fig. 7.2.01 b.). Si en
esta defonnada establecemos dos secciones,
AB y CD, tendremos la deformada transversal

PUENTES

376

Javier Manterola Armisen

TI

0"05

Pl

2

----""""-~_,__--

\
\

1\

->,.\--¡--..;-:::>__-

t----~---~,

O

-OD'

i-----,.--~---J ~"--"T'---!(lo!.....-,_"----._---:=",,-_~ O
, \ I
I

l '

i

:

l.·

I

I

I

li \1:T;---;-J¡'~:.~I-,/';-r- I~.

/-r-i,

o,Ttl--t--r-r
O

10

20

I

\

30

:lO

40

60

T]
f
I

¿

~

70

80

-DOO'

90

a)

If

TI
1

t

I"

i
.L

T2

t

Fig.7J7

a
d

I

t

b,

d)

377

CAPITULO 7 - EL TIJBLERO OBLICUO

lA

I

C

o
C)

Fig 120/

del tablero (Fig. 7.2.01c.). En esta figura,
observamos como la oblicuidad tiende a
torsionar el tablero, ya que las secciones AB y
CO giran en sentido contrario y esta torsión es
tanto más importante conforme más pequeño
sea el ángulo <p.

oblicuidad y la relación ancho-luz. La carga
que solicita la losa es uniforme.

La reconstrucción de la continuidad de
la losa y el apoyo continuo sobre los bordes
apoyados, pondrá en juego los siguientes
mecanismos:

1. El punto de máximas flexiones positivas
se desplaza del centro de la luz hacia el
ángulo obtuso, en el borde libre (M 2 ).

1. El apoyo continuo de cada una de las
vigas en su borde, en lugar de hacerlo en
un solo punto, detennina que entre en
juego la rigidez a torsión de las vigas,
según acabamos de ver en el apaliado
anterior.
2. La continuidad transversal entre las
diferentes vigas longitudinales, pone en
juego el efecto losa que enfrenta las
rigideces a flexión y torsión de los
elementos longitudinales y transversales
de la losa.
7.2.1.- Losas bi-apoyadas

La losa oblicua bi-apoyada ha sido
estudiada y tabulada por muchos ingenieros:
Rüsch, Homberg, Jensen, etc.; y en la figura
7.2.02. presentamos la evolución de los
momentos flectores en los tres puntos más
significativos de la losa, cuando variamos la

Para tableros que tienen la misma luz
nonnal; Ix, Y la misma anchura útil, a, la
oblicuidad produce los efectos siguientes:

La razón para que esto ocurra así, la
encontramos examinando la figura
7.2.01c. La reconstrucción de la
continuidad del tablero, pone en marcha
la rigidez a flexión transversal de la losa,
que tiende a igualar los cOITimientos
veliicales de los puntos a, b y c; 10 que
se verifica con un traspaso de carga
hacia el punto a. La cuantía de este
traspaso depende de la rigidez a torsión
de las vigas longitudinales, de la rigidez
a flexión y torsión transversal de la losa,
y del desfase de flechas entre los puntos
a y b, y b Y c, el cual depende de la
oblicuidad de la losa.
Cuando en lugar de una estructura losa
isótropa tenemos una losa nervada
longitudinalmente, con vigas de poca
rigidez a la torsión, el traspaso de cargas
de la zona aguda a obtusa es pequeña,
pues la losa se deforma transversalmente
muy fácilmente.

378

PUENTES
Javier Man/erola Armisen

M

Q.tl
\
\

0.20

\

\
\

I

0.18

\

\

\

,

I\~ r---.

0.14

~\

0.12

"-

"-

"'-

r----::

- 1 - - ~--

f--

MI
()

\\~

¡;

\\

0.10

\\
\
0.06

1"'" "
......
\'" ~

" ......
'-

0.02

......

20

30

40

50

60

-

2

f

MI

!f

.......

(x
M3

b

.......

~ -..
- ---

-

0.00
10

7

f

"

"

0.04

O

--------

/

70

80

90

fO

.lL

Q.ti

\

\

0.20If----il--+---T't--t---ic-----"'i---t,--I

1\ \

0.18

_0_ _

0.16

(x -

fe
(~

..E.... .fl!'-

1

_0_= _b_=05

0.14

fx

°

0.12

ftp

b
(;=~

0.5

_

.

=2

---

0.10
0.4

I
0.08

0.3
0.06
0.2
0.0 4 1----\---j----+--+--+--t----1--+---I
0.1
0.0 2
0.0
O

10

20

30

40

50

60

70

80

90

if

Fig 7202

2. Aparecen momentos flectores negativos en el punto 3, (M3). La razón de
la presencia de este momento negativo
la hemos visto cuando analizábamos la
viga oblicua. La oblicuidad hace el
efecto de un empotramiento elástico.
Como se ve (Fig.7.2.02a.), este mo-

mento es el de más rápida variación con la
oblicuidad.
3. Las trayectorias de los momentos flectores principales (Fig. 7.2.03.), se dirigen, como consecuencia de la torsión
general a que está sometida la losa, en

379

CAPITULO 7 - EL TABLERO OBLICUO

A='2,3 0 g

M,

Mu

0.1'28

0,01/

0./'l3

o.ooq

o,Jst}

~

o. 01'1.

o.oH -0.05

A,9898
'(

.-

e'/ff

1".5"

18"

0. 1,

2'"

MI

Mn

0.138

0.007

0.1'1'2

0016

015

-0.03'2

aCG3

-o 08

i,/~

r

"3·

..,

31"
6-

O

1

0'6

~~c

R,2

- 17.5-

~¿~
----- - .-------- -

--'-,.-------.

.....

7ra.yectorlCJ,J

M"mMf¡,~

P,i"c1fa/l!S

Fig. 7203

dirección de los ángulos obtusos. Los
puntos de momento máximo siguen la
línea en "S" de la figura 7.2.04.
4.

Si analizamos el momento flector
principal en el punto 1, vemos que para
una oblicuidad de 30° el valor del
momento asciende a:
M

= 0,165.q.l;

para una relación b/l<p= l.
Este valor es mayor que el que tendría
una losa recta de la misma luz nonnal Ix
(M= 0,125.q.l;), pero es mucho menor
que el que tendría si la luz de flexión
fuese la oblicua. En este caso, el
momento sería:
M = O, 125.q.l~

= 0,25.q.l; > O, 165.q.l;

5. En la zona de ángulos agudos se
desarrollan también momentos flectores
negativos transversales, de mucha menor
cuantía que los que se producen en los
ángulos obtusos, y tienen como misión

soportar en ménsula el borde descolgado
de la losa.
6. Todos los efectos que acabamos de ver
crecen con la oblicuidad y además muy
bruscamente. Cuando la separación del
apoyo respecto a la nonnal no sobrepasa
los 20°, es decir, para qJ;::: 70° , el efecto
que produce la oblicuidad es muy
pequeño. Pero cuando se sobrepasa este
valor, el incremento de esfuerzos es muy
intenso. Para <p=30°, el momento
negativo que aparece en el punto 3 puede
igualar el momento positivo en el centro
del vano (Fig. 7.2.02a.).
7. La relación ancho-luz, examinada en la
figura 7.2.02a. a través de las relaciones
b/l<p' influye de la manera siguiente:

Cuando la relación ancho-luz es
grande (b / 1'P ;::: 2) los momentos
flectores en el centro, MI, no varían,
a efectos prácticos, cualquiera que
sea la oblicuidad. La flexión
principal se desanolla en dirección
perpendicular a las caras apoyadas.

380

PUENTES
Javier Manterola Armisen

le

le
Fig 7.2 04

e

e

Por el contrario, cuando la relación
ancho-luz es pequeña, el efecto de la
oblicuidad está muy presente en la
cuantía de este esfuerzo.
Los momentos flectores negativos en
el punto 3, varían poco con la
relación ancho-luz (Fig. 7.2.02a.).
Este hecho indica que el efecto de la
oblicuidad está producido por los
bordes libres. Cuando el tablero es
muy ancho, la zona central funciona
como un tablero recto y los bordes
libres se ven perturbados en su
mayor flexibilidad, ocasionando los
efectos que ya hemos visto. Por el
contrario, cuando el tablero es
estrecho, el efecto de borde ocupa
todo el tablero, llegando en el caso
límite de tablero infinitamente
estrecho a funcionar como una viga

de luz igual a la oblicua.
En la fig. 7.2.05 Y 7.2.06 representamos
la respuesta de dos losas oblicuas, <p= 45°, con
dos anchuras diferentes, 6 y 12 m. bajo la
actuación de una carga de 400 kg/m2. En la
fig. 7.2.05 aparecen los momentos flectores
principales, dirigidos, como ya sabemos, en la
dirección de los ángulos obtusos de la losa y la
presencia de los momentos flectores negativos
transversales en las proximidades de los
ángulos obtusos.
Este hecho se observa muy claramente
en la defonnada provocada de la fig. 7.2.06 a
1, en que solo se apoya la losa en dos apoyos
cerca del ángulo obtuso y en el ángulo agudo.
En la fig. 7.2.06 se aprecia muy bien la
curvatura de torsión que experimenta una losa
oblicua, tanto con una anchura doble como
sencilla.

381

CAPITULO 7- EL TABLERO OBLICUO

\,...---- 2000 - - - - -

r

, . . - - - - 2 0 00

I

----.'"1\

",0

o'?

12.00

L

<0<1'

a)

O"

45
1:..-__ ...J00_00

-"

Sobrecorga Uniforne de 400 kg/cn2

~x

...""'.\-X
X ..>\.

rx. r'J.,J. <;~';'1"-::!. ~~ ~--.,..

'(---;."--.,.

X~~~~~~~~<

.....

t'~r~ \~~ \~~ \~h..,~ <;~~

"-~--.

'-~"
~

..

. . . . 'x,. "x,,~~"\,,~~~'f'....',;~"""
,.~r~ ~~~~~~R.,~~~,.~

,'-.

"-. "-.. <", <"',. ~~ "~~ '~~ <"",<"" '''"''
,~,.~ r~~ \~\~ ~~"
~r~ ~ ' .

'- ""

,\,
'"'

--..

........

....- . ,

..

<", """

~~ ~~ '~~ ~'''''

a)
" " '''"''

....

,.~~~~~~~~~~~,~~
~
--..

'--------

..-....,.

"'-~
_

'-->

:,...;.-o

'" -"".lt'

,.~,.~ ~":J,~ "'~~ ~"y.~ ~;~

\'

x

~~~~~~~~X X~'"
----,<--, <--,."'--;. <--......~ <~<"f..-, "'f.., 'X, X.k:

<.........

X

't)(-l."'1-,. ""'-.~":~ .....~~ .....-.,~). ..;~-<:~ ,.~

'x,.

.... '>.,.

""--..........

<""<';.,,

'>.,. ....

'><.,. <"" '~~ ~'t",~~ ~~ <"" '><.,.

'x,. ...

'><.,.<"" ~~'~~~~~~ '",,"x,.

x "
X .lt'",.'"
X....,

X Xo'''/...:. ~~~~~~'~~

" x
...

~

"-

<';."'",,

'~~~~~~~~"Y-..'X"

~, <~.- <--,."'--;.~~~:.~~,

,,!-,')(,

Trayectoria de los nonentos flectores principales

Fig. 72.05

b)

382

PUENTES
Javier Man/erola Armisen

.--

¡

A¡ - - - 2 0 00

--7

;.1

e

12.00

1"----'--------"
8

o)

D

A
[

01 )

8 _ _r---

A

[

02 )
8

8

o

A

[

03)

A

[

b1)

DESPLAZAMIENTOS
Fig 7.2.06

De hecho. que se podría obtener tomando el borde libre y el borde apoyado de la losa. Aparece fuelie concentración de la reacción en el ángulo obtuso.1.EL TABLERO OBLICUO de los momentos flectores negativos del punto 3 (figura 7. la aparición B~ ~ = 60' A A B B lf = 90' ~ I I I I I A B A B l..07 hemos supuesto los apoyos indeformables. De una manera intuitiva. Este asiento produce una pequeña descarga del apoyo obtuso. En la zona del ángulo obtuso.07 representamos las reacciones de borde en tableros oblicuos en relación b/l<p= l. Según este esquema. su asiento sería algo mayor.2. redistribuyéndose la carga hacia el resto de los apoyos.. Se normaliza después para reducirse en el ángulo agudo.2. 7.2. de la misma manera que la distribución de reacciones. Fig 72. recibe toda la carga. y el inmediato se descarga. se puede explicar este fenómeno de la fonna siguiente. En la figura 7.Reacciones de contorno En la figura 7.1. Los apoyos de esta viga son los mismos que los de la losa.2. seguida de una reducción brusca en sus proximidades.02) se entiende rápidamente. El apoyo situado en el ángulo obtuso. En el caso de que todos los apoyos sobre los que descansa la losa oblicua fueses de igual deformabilidad. cualquier apoyo tiene una cielia flexibilidad. o lo que es lo mismo a una reducción de la oblicuidad. Este proceso es tanto más intenso conforme más oblicuo es el tablero.383 CAPITULO 7 . La razón para un comportamiento tan heterodoxo la encontramos en la tendencia que tiene un tablero oblicuo a flectar entre los ángulos obtusos. 07 B . el funcionamiento de la losa es similar al de una viga quebrada. lo que le supone un cielio asiento bajo la solicitación exterior. como le OCUlTe a cualquier viga continua. Este efecto equivale a una reducción de los momentos negativos en los ángulos obtusos y un incremento de los momentos flectores principales en el centro de la losa. Carga uniforme. La distribución de reacciones a lo largo del borde es muy irregular. ocun-iría que por estar solicitado el apoyo obtuso mucho más fueliemente que el resto.

041. paralelo a los bordes libres y con trazado parabólico. y a otro conjunto de cargas verticales dependientes de la curvatura de los cables en cada punto.. corno en el caso de tableros bi-apoyados.0456 0. en el caso de este tablero continuo y en otro igual pero bi-apoyado vernos: ~poyado l. En este caso. lo que obliga a un cálculo directo del mismo por el método del empanillado ó los elementos finitos. produce en el centro del vano izquierdo momentos flectores positivos.08 representarnos las trayectorias de los momentos flectores principales y las líneas de nivel de la deformada de una losa continua.2...2. existen dos posibles criterios para distribuir el pretensado en una losa oblicua. esta relación es 2.36 45 0.51 60 0. El segundo criterio que se puede adoptar para el pretensado consiste en establecer una distribución del mismo.74 90 0.384 PUENTES Javier Mall/erola Armisen 7. q> ~ (contínllo) pI. El primero corresponde a repartir el pretensado unifonnemente a lo ancho de la losa.1.2.0557 0. no se pueden utilizar los ábacos nonnales de cálculo de las losas oblicuas. situadas en los anclajes de borde. M .041 1.1. los correspondientes a la línea en S de la figura 7. CUADRO 7.lrp En un puente recto.09): l. en los dos tipos de losas. las trayectorias de los momentos flectores principales. Las cargas axiles comprimen uniformemente la losa. el pretensado es una acción que equivale a un conjunto de cargas axiles. La componente vertical que introduce el pretensado no es uniforme en este caso y.2. concorde con la localización y cuantía de los momentos flectores máximos y mínimos de las cargas exteriores.0625 0. relación b/l<p=l y carga unifonnemente repatiida. tendremos el cuadro 7. Si compararnos la cuantía del momento flector principal.l~ _ 1. 36 ----2. Lo primero que se observa en la distribución de los momentos flectores principales es cómo las líneas de flexión actúan. 7. p.1.04. en el centro de la luz.03. salvo una pequeña zona situada junto a uno de los ángulos agudos. contrariamente a lo que ocurre en un tablero recto.03 0. . 7. por tanto. Normalmente es mas frecuente utilizar solo el primer tipo de pretensado uniformemente repartido. Mapoyado ~onlinllo 30 0.069 1. para la losa continua de dos vanos.097 1. (apoyado) pi.125 2 Si examinarnos ahora las superficies de influencia de los momentos flectores. De hecho.2. Las cargas verticales se verán sometidas al mismo tipo de hiperestatismo que hemos visto en cualquier carga uniforme nonnal y por tanto los esfuerzos que producen se deternlÍnan corno los de cualquier carga uniformemente repartida. Normalmente.2. de <p=60° vernos (Fig. las dos acciones que introduce el pretensado se distribuyen de la manera siguiente: con oblicuidad <p=30°. en dirección de los ángulos obtusos. Cualquier carga situada en el vano derecho.Pretensado Corno sabernos. corno puntos de máxima excentricidad del pretensado.2. Este segundo criterio nos conduce a adoptar. 2. M x' en el centro del vano izquierdo. _ ~OlllillllO 0.- 0. de dos vanos. son muy parecidos.Tableros-losa continuos En la figura 7.:.p. Si variarnos ahora la oblicuidad y obtenemos la misma relación entre momentos de vanos biapoyados o continuos de dos vanos.

385 CAPITULO 7 .EL TABLERO OBLICUO Losas continuasoCarga unifonneo a) Trayectorias momentos flectores principales b) Líneas de nivel de la deformada Fig 7208 Superficies de influencia de momentos flectores Mx en el centro del vaso izquierdo Fig 7209 .

1. después de todos estos resultados primeros.). de un tablero de tres vanos muy oblicuo (<p<30). elimina la influencia del segundo vano. La primera es un empotramiento elástico. se reducen mucho. Cuando la oblicuidad es pequeña. a lo largo de la línea 1..2. un vano ejerce sobre el otro. el tablero oblicuo adecuando su comportamiento comunes al comportamiento del la oblicuidad continuo va a las nociones tablero recto. Fijémonos cómo. 7. Existe.2.09a. un empotramiento elástico que se refleja en la rigidez que presentan los vanos contiguos a defonnarse. ? l ' q.1. en el punto 7. producido por el vano contiguo. en dicho punto. junto a uno de los ángulos agudos. El resto es consecuencia de la coacción al giro de la losa. La segunda. va eliminando esos resultados sorprendentes.2 de los vanos biapoyados y que aparecía también cuando Si seguimos la ley de momentos flectores de izquierda a derecha. 1er vano. explica también la pequeñísima influencia de las cargas situadas en terceras luces. corTesponde al empotramiento producido por el apoyo oblicuo. Para <p=45°. Que el momento flector máximo se acerque al borde obtuso es lo propio de los vanos oblicuos bi-apoyados. a la parte central del vano izquierdo. las zonas en que el comportamiento del tablero oblicuo es contrario al del recto. del orden de la mitad.1. el puente oblicuo continuo. La tendencia a la flexión perpendicular a la línea de apoyo.2. predomina el segundo efecto. Del momento flector negativo 0. que produce momentos flectores negativos en el centro del mIsmo vano. en el mismo vano izquierdo. Cuando la oblicuidad es pequeña. También en la cuantía de los momentos flectores en el centro del vano aparece este mismo efecto (cuadro 7.2. hablábamos de vigas oblicuas continuas. Cualquiera de las dos maneras con que explicamos la fonna particular de comportamiento del tablero oblicuo continuo.0412 q. La variación de la oblicuidad hacia el tablero recto (Fig. Cuando la oblicuidad es muy grande (<p<30). una gran superficie.063 ? 111 = 0. el efecto de compensación. en lugar de estar cerca del apoyado.Esfuerzos para carga uniformemente repartida Esta afirmación es demasiado rotunda y no tiene como finalidad sino resaltar una tendencia del comportamiento de los puentes continuos oblicuos. para carga unidormemente repartida. predomina el primer efecto de empotramiento. El momento flector negativo es mucho menor.09b Y c). . de manera que un tablero continuo muy oblicuo se comporia como un conjunto de tableros bi-apoyados. y para <p=60° han desaparecido por completo y las superficies de influencia se parecen a las de los tableros rectos. Esta particular fonna de comportarse los puentes continuos oblicuos. 7.1. puede entenderse también de otra forma. Estos dos resultados se entienden claramente a la luz de la explicación que acabamos de dar en el párrafo anterior. Las condiciones de controno de un vano oblicuo con sus contiguos.10 representamos la ley de momentos flectores. su efecto es similar al que producen en los tableros rectos.2. dispuestos unos al lado de los otros. que en todo tablero continuo recto. del de una viga continua recta. de la figura 7. sólo le compensa una pequeña zona del vano derecho. Y la comparamos con la de un tablero recto tendremos: flector positivo se produce cerca del apoyo empotrado. En la figura 7. El máximo valor del momento Sin embargo. se parece al biapoyado. y el puente continuo se parece más al recto. Cuando la oblicuidad es muy grande. Podemos decir.386 PUENTES Javier lv/an/erala Annisen 2.l¡-. que conforme la oblicuidad va siendo mayor. su efecto es prácticamente nulo. conforme decrece. que le proporciona el apoyo oblicuo y que se refleja en el momento negativo que aparecía en el punto 3. se compone de dos palies. va desapareciendo.2. en la figura 7. ¡1-' a parte mas Importante.

Las cargas que actúan en ella son transmitidas hacia el borde obtuso del mismo vano. La ley de momentos flectores positivos alcanza su máximo cerca del segundo apoyo. El incremento muy rápido que se produce hacia el otro apoyo. y queda poca carga para reducir la ley de momentos negativos.031 0. --- 0..0389 -----. después. hacia el otro apoyo. para crecer rápidamente.387 CAPITULO 7 .031 0.>=30°.FLECHAS . sin alcanzar el valor que se produce en el primero.0382 -0.EL TABLERO OBLICUO b -.10 20 vano. La explicación para este comportamiento también es clara.1 L'f M:: K"Ql~ -0044 000198 / -. El descenso brusco de la ley de momentos flectores negativos de la izquierda. su valor decrece muy lentamente hacia el centro del vano.01 -001 /1. El descenso lento de la ley que se produce a continuación.Ol~O'Ol 0.037 S-l S-3 Distribución de corrimientos verticales y momentos flectores principales <. como hemos visto al hablar de tableros oblicuos biapoyados. en lugar de hacerlo en el centro del vano.0389 ") O.-00389 00377 -0. La ley de momentos flectores negativos decrece muy rápidamente al principio. 00093 0. Fig 72. 037 -0.. se debe a que . se debe a que dicha zona cOlTesponde al borde agudo del vano. se debe a la desaparición del mo- mento de empotramiento que produce el apoyo oblicuo.MOMENTO FLECTOR -0..063 -1 ¡ I ~081 0.

como corresponde a su localización en la losa.055 S-l S·2 S-3 Distribución de cOITimientos verticales y momentos flectores principales <p=60°.059 1 ~ ~-/ ~~ "~-/- M flec:torea ~---- corr: verticales ~ "~ 0. La línea central (línea 2) presenta una distribución de esfuerzos simétrica. I I I I I I 1 00~044 0. Encima del segundo apoyo. es debido al hecho de que este punto es un apoyo obtuso.059 - ~ 0. Si examinamos ahora la distribución transversal de los momentos flectores negativos longitudinales. el momento negativo alcanza un valor más pequeño que encima del primer apoyo. como en el primer vano. consiste en el momento negativo que aparece sobre el apoyo derecho.0558 O 059 linea 2 -0.\09 ~81 I . en la sección de apoyo . dicha zona corresponde al borde obtuso del segundo vano. y esto. = \ \. El desplazamiento de los momentos máximos positivos hacia el segundo apoyo.388 PUENTES Javier Mantero/a Annisen . al efecto de la oblicuidad sobre un vano que acerca su comportamiento al de un vano bi-apoyado. Esto se debe a que en el vano extremo derecho. en lugar de ser la obtusa del primer vano. y la afluencia de cargas de toda la losa es importante allí. se debe. 3° vano.069 linea o OM7 0. Con respecto al tercer vano. la zona de losa que corresponde a ese punto es la aguda. como sabemos. ~~ 0.!!. la única característica que no hemos explicado previamente. y el giro que tiene la losa apoyada en ese punto es menor que en el obtuso.

-/ / ~I 3 . En este caso..l1 l.11..2.. donde la oblicuidad..4 02 .EL TABLERO OBLICUO o.l.7 "" ~o. . por simetría... Este borde es similar.2.5 0.1 . la localización de los puntos de momento máximo positivo.. para volver a aumentar.2. pero las diferencias de comportamiento respecto al tablero recto.. 7. al tercer apoyo de la línea 1. como se puede apreciar en la figura 7.8 ~ 1'. aparece en el ángulo obtuso del primer vano el valor más importante de todos. .2. pero con menor intensidad.12. cuya situación. Se normaliza después en el cuerpo de la losa. el efecto de la oblicuidad del primer vano. función de la oblicuidad.3 0. Este distribución longitudinal de momentos flectores es típica en cualquier tablero oblicuo continuo.2. se produce una concentración muy importante de las flexiones principales longitudinales máximas en los apoyos reales (Fig...13). en el otro borde. 19 = 1. 0.. / LA.2 0. Y esta concentración es tanto más intensa conforme disminuye el número de apoyos.--L. siguen curvas en "S" con concavidad hacia el lado obtuso. establecer apoyos puntuales en las líneas de apoyos centrales. por efecto del "coletazo" que produce el borde obtuso a través del apoyo oblicuo./" 0. en el aumento de momentos flectores del lado obtuso. se da en la figura 7.2. 20 30 40 50 60 70 80 90 'f Situación de los puntos de máximos momentos flectores positivos Fig. 7.389 CAPITULO 7 . 0.¡ .6 ~ 0. En la sección 1 se ve. . Según Schleicher y Wegener el valor Kil que señala la amplitud de la separación de los momentos negativos respecto a la distribución . De la misma manera que pasa en los tableros bi-apoyados..---' / ~ 1>. 0.. se reducen con la pérdida de oblicuidad. Este valor se reduce bruscamente.-/ ~ / . 7212 (sección 2). ha pasado a 60°.2.Influencia de los apoyos puntuales Es muy frecuente en puentes-losa.

. donde ls es la distancia entre puntos de apoyo y lw la luz mecánica media.125 Naturalmente. la oblicuidad.. Fig. el efecto que se produce en el centro del vano se incrementa y viceversa. 7.390 PUENTES Javier Man/erola Armisen -0. de la rigidez conjunta a la torsión. .1 ~- 1 I I I I I I I ~ A LJ 5-1 L.' I 1 .108 -0. Esta concentración tan violenta de los momentos flectores principales. .. l3d). en las líneas de apoyo.. -0. ..13 que se produciría en el caso de apoyos continuos. -0...Tableros oblicuos de vigas A efectos resistentes. Cuando b/l<p es grande. -0.~ . vale: centro del vano se separa algo respecto a la que se produce en el caso de apoyo continuo Kt:.094 -0.-: .103 -0. 1". longitudinales.091 1'. b) o) 1 5-2 1 i~ 5-2 '~' I I I ~-..3. .091 KA :\~ . a la segunda línea momentos nulo encontrada.-0.- -. . Únicamente cuando el número de apoyos es muy pequeño.. desaparece en el centro del vano. __ .. este efecto depende de la relación ancho-luz del tablero.. y que va desde la línea de apoyo.. la distribución de los momentos flectores en el 7.0678 I \ .. == i._..143 -0. O..2. equivale a un giro torsional impuesto al tablero._ .063 '.091 -0.. 7.. .2. controlada según la dirección de la flexión principal..047 5-1 d) e ) I 5-2 ' L/ S-2 [7 I . (Fig. Distribución de momentos flectores principales en las líneas de apoyo y en el centro del vano. - 5-1 ' . como ya hemos visto. cuando los apoyos centrales están constituidos por soportes puntuales.. ". La respuesta de una estructura ante una deformación impuesta. que le obliga a acoplarse a la geometría de los apoyos. en este caso. depende de las rigideces de la misma y..

o 2 t/ml. como si fuese recto.3..3. -~-0'27-----1 N 10. en el que el único elemento de reparto transversal está constituido por la losa superior. En el caso de que la rigidez a torsión de las vigas longitudinales fuese nula. con los que se obtendrían si las cinco vigas fuesen independientes. hasta alcanzar la defonnación definitiva (2) de la figura 7.. distribuidas a lo largo de las vigas longitudinales.3. Para analizar la respuesta. En la figura 7.a.3. ya que un tablero de vigas supone una concentración de la rigidez en dirección longitudinal y un detrimento en la transversal. sería la representada en la figura 7. y la segunda. 7.3. máxime teniendo en cuenta la gran oblicuidad del tablero.3.3. hace Fig. ya que la diferencia entre las cinco vigas es muy pequeña. hemos elegido una sola fonna de tablero. la defonnación transversal del tablero a lo largo de la sección transversal 1-1 (Fig. ya que no existen vigas riostras ni en los extremos. muy oblicuo ((<p=30).I------JSlG Lo primero que salta a la vista es la similitud en cOlTimientos y esfuerzos longitudinales.EL TABLERO OBLICUO El tablero que hemos examinado tiene la distribución de rigideces cOlTespondiente a la losa isótropa y ya conocemos cuál es su respuesta. La razón para este compOliamiento la encontramos en la escasa rigidez a torsión del tablero. se compolia. y solicitado por una sobrecarga. con una apreciable rigidez a la torsión. la losa transversal se vería sometida a una deformación de flexión transversal que pondría en juego su propia rigidez en esta dirección. 73 1 7. como es el caso de un tablero de vigas. 7. y los formados por vigas cajón.1).. Únicamente las vigas centrales tienen esfuerzos y corrimientos algo menores. Dentro de los tableros de vigas tenemos dos tipos.. de 30 m de luz y 10 m de anchura. La sección transversal del tablero adopta dos fonnas.2).3b.. Se produciría un intercambio de cargas entre las vigas... a efectos prácticos. por vigas En este caso.391 CAPITULO 7. La defOlmación a flexión transversal a que se ve impuesta la losa. e incluso las vigas extremas. la respuesta ante el giro torsional impuesto debe variar.. La distribución longitudinal de los colTimientos y los momentos flectores principales. podrían girar adoptando la f011113 (1) de la figura 7. 7. o t f:i--Tlrl(-. Se ha dispuesto la forma para que ambos tableros tengan la misma rigidez a flexión longitudinal y transversal y que únicamente difieran entre sí en la rigidez a torsión longitudinal de cada una de las vigas. Si cortásemos el tablero por una serie de líneas paralelas situadas en el intereje de las vigas longitudinales. unifonnemente repartida de 1 t/m 2 . le es fácil a éste acoplarse a las condiciones de defonnación que impone la oblicuidad de los apoyos. La distribución de reacciones presenta la forma que conocemos de los tableros losa oblicuos. fonnado por cinco vigas longitudinales separadas entre sí dos metros (Fig. De esta respuesta podría concluirse que un tablero oblicuo de vigas. Cuando cambiamos la distribución de rigideces. pero aquí sólo está insinuada. tienen algo más de momento que si la viga estuviese sola..2 representamos la respuesta del tablero de vigas. formada por cinco vigas doble T.1). con luz igual a la oblicua. f011113da por cinco vigas cajón (Fig.1. Los fonnados por vigas T. La primera.Tableros doble T formados . por la escasa rigidez torsional de las vigas longitudinales del tablero. sin introducir ninguna solicitación exterior adicional.00 j ~ 2. no presenta el marcado carácter de desviación hacia el ángulo obtuso de los tableros losa.00 ~ . Se ve entonces que.3b.3. que tienen una débil rigidez a la torsión. La cuantía de los esfuerzos es bastante parecida en las cinco vigas.3.

Si al tablero la proporcionamos una gran rigidez transversal por la inclusión de una serie de vigas riostras (Fig. produciéndose la ley de esfuerzos y corrimientos que hemos visto en la Fig. .88 R v lga :30Tm Respuesta de tablero vigas "T" sin riostras. El arriostramiento produce. un efecto perturbador en la respuesta final del tablero. como vemos en la figura 7. pues a la defonnación impuesta de flexión transversal (Fig. Las vigas extremas se ven solicitadas por momentos mayores. 7.3. e) Reacciones en apoyos. sin beneficio general del tablero. c) COITimientos sección 1-1. 7.5-~~~ - I ) 2a4 I' ?i7. pero sí cuantitativamente. El traspaso de carga de las vigas centra- les a las laterales es mucho más eficaz._---cJ_ I I /259 27. que ocasiona la defonnación final (3) de la figura 7.2 que las vigas centrales se apoyen en las laterales. a) Corrimientos verticales.392 PUENTES Javier Manlerola Armisen a) M viga: 225 me T b) 194 227 227 8 A I I i 0012~ e) I i d) LOO I I ~ I el I I 0027 I .3. En las vigas centrales disminuye la cuantía de los esfuerzos y se distorsiona la distribución de momentos flectores.3. No mejora el estado general de flexión y traspasa cargas de un lado a otro.3. También las reacciones. Fig. por tanto.3.2.4. cambian de una viga a otra. 7. se le opone una rigidez transversal mucho más intensa. la respuesta que acabamos de ver no cambia en esencia.3b). d) Ley de momentos flectores transversales. No se deben poner vigas riostras en tableros de vigas doble "Too. así como sometidas a corrimientos también mayores. b) Leyes de momentos flectores longitudinales.b.3b. 73.4).

1 I 268 { )26.00 m.." ' .... .--.\1100 =0.. Fig 734 1 rO.v1oa 242 dle-~ 1 -~I ~ 1:1 225 mo Tn.7 1/ RvlQO :: 30 1 Respuesta tablero de vigas "T" con riostras a) Corrimientos verticales.012l~ lO.L d) Momentos flectores transversales sección 1-1.- / I 2m / 2m.. b) Leyes de momentos flectores longitudinales c) Corrimientos sección 1.. 8:---.. / " 36.. .-)~ 11 al 0..-..0277 ...-....CAPITULO 7... 8 o/- ~ 2m /...0272 0.EL TABLERO OBLICUO I I I 12 3 "1 b) Fig 733 30..4 .0285 1.0285 bl 242 el I 0.... ../ // 2m //'1 A/I ." 1 I '. -L._.:A... \ I " . e) Reacciones de apoyos. laG /\\ el : I I! 1 !I " l' " 0... M.

. según se indica en la figura 7.6).6 296 I / '{ R.3.. 52mTn 2. Pero en este caso. así como las flexiones en la losa transversal.394 PUENTES Javier Manlerola Armisen 7. b) Leyes de momentos flectores longitudinales. sin riostras. 7.5 .535 dl 1 I --I 00087~ 00184 t\ ~ ./)-/ I I / I I 29. f) Secciones en apoyos. .. 7. bajo la carga exterior.3.. en las vigas longitudinales..4 I fl I I ~5181 / 1 / / . V¡go' 00272 00184 bl . a) Corrimientos verticales..5).. En las vigas de borde aparece claramente apuntada la ley de momentos flectores longitudinales típica de los tableros-losa.3.3. d) COITimientos en sección 1. ..~.. crecen muy fuertemente.6a. Los momentos tor- La razón para este compOliamiento la encontramos de nuevo al examinar la defonnación transversal (Fig. I I I r 11. '1 l54 Respuesta de tablero vigas cajon.0184 f. Vigo' 30 Tn. . La distribución de reacciones cambia claramente respecto a la que se presenta en las losas oblicuas. e) momentos flectares transversales sección 1-1.Tableros formados por vigas cajón distribuidas a lo ancho del tablero sores. debido a la gran rigidez torsional 00169 0. _ '{\J """J el ~7 B A I 1. ~""_.1.. Fig 7. la respuesta del tablero cambia radicalmente (Fig.2. así como la cuantía de los momentos flectores longitudinales. Al cortar el tablero por el inter-eje entre las vigas longitudinales. c) Leyes de momentos tarsores longitudinales. Los conimientos de las vigas longitudinales disminuyen de una manera importante. éstas se defonnarán. Al proporcionar rigidez a torsión a las vigas longitudinales.3.

peljudica más que favorece. produciendo un traspaso de cargas de la zona más flectada (correspondiente al ángulo agudo del tablero) hacia la menos flectada (ángulo obtuso del tablero).3. aunque un poco más reducido por las mismas razones anteriores. La luz de flexión ya no es la oblicua. el compOliamiento de los tableros de vigas. sino que es una intermedia entre ésta y la nonnal a los apoyos. y. pero de las conclusiones que acabamos de ver para tableros bi-apoyados. se compOlia.7).. Estas conclusiones sólo son válidas para las cargas que han sido estudiadas.3. Sin embargo. el efecto de la oblicuidad vuelve a aparecer.6b representamos la carga que recoge una viga de borde del resto del tablero. la losa transversal quedará muy distorsionada. Un tablero oblicuo de vigas doble T. se descarga en la del agudo y la resultante total equivale a una reducción general de la flexión y a un incremento de reacción en el ángulo obtuso.Conclusiones respecto al comportamiento de tableros oblicuos de vigas 1. ya que la continuidad equivale a un aumento de la relación ancho-luz y.. El efecto de oblicuidad desaparece prácticamente. Se carga en la zona del ángulo obtuso. normalmente. cuando las vigas están sueltas. el efecto beneficioso de las vigas riostras se mantiene. 3. La disposición de vigas riostras. Para tableros de vigas doble T. En cuanto a los tableros formados por vigas cajón.Tableros continuos No se estudia aquí el comportamiento específico de los puentes continuos oblicuos de vigas. por tanto. a un incremento de la rigidez a flexión longitudinal respecto a la transversal. en esa fase no produce efectos especiales. 7. no produce cambios espectaculares en el compOliamiento del tablero (Fig. se pueden extrapolar fácilmente las de los continuos. Esta redistribución de cargas es similar a la que analizamos al tratar de tableroslosa.395 CAPITULO 7 . 2.3. .4. 4. y se acentúa más la distribución irregular de reacClOnes.3. es decir. por tanto.EL TABLERO OBLICUO 3. como un tablero recto de luz igual a la oblicua. 7. Los momentos flectores disminuyen un poco. la continuidad acentúa la tendencia de los tableros a funcionar como tableros rectos de luz igual a la oblicua. El disponer vigas riostras transversales. a efectos prácticos. Si las vigas tienen una rigidez torsional impOliante. 7.09 obtuso I agudo I ~ b) a) 10. Las flexiones longitudinales disminuyen mucho y las torsiones aumentan.3.8 Fig 736 de las vigas longitudinales. y en la figura 7. el comportamiento vuelve a ser similar al de los bi-apoyados. El pretensado se introduce. Para las cargas puntuales. para cargas uniformemente repartidas.

~~. I 2m 11 ~~ '- al 0. no así en el de los tableros de vigas doble T. en el caso de tableros formados por vigas cajón.J I.0139 .0272 bl M Vioa'225Tn 148 148 I I el V. fl 11 I / 1I 168 A 1¡06 I 'J ' 24. Este hecho complica el entendimiento resistente en dicha zona..3 8 dI 1 1 ooo~ . 7. 11 ~/ A ///1 //1 1 ~ 2m.- 00172 0. 737 las deformaciones producidas por la fluencia y retracción.1. con riostras. desaparece en las proximidades del apoyo y su comportamiento debe de considerarse como el corTespondiente a cuatro placas conectadas y apoyadas en puntos oblicuos.3 1 1 1 ) 135- J .. ~ 557 5.. se verán influidas por el comportamiento oblicuo de este tipo de tableros./ v-. se comporia como una viga simple con su rigidez a flexión y torsión. el concepto de sección transversal.4. 1 1 L --1 V. d) COITimientos seco l-L c) Momentos f1ectores seco 1.J. este comportamiento elemental desaparece cuando las condiciones de deformación establecen la distorsión de la sección transversaL En el caso de las vigas cajón oblicuas.La viga cajón oblicua Una viga cajón está constituida por cuatro placas interconectadas entre sí. ) 00171 ~ ~ : "'J I 1 '''.396 PUENTES Javier ManleJola Aunisen 30 m. a) Corrimientos verticales b) Leyes de momentos flectores longitudinales. 1// 2m 1// 1 2m /. l=:-=d 1 V. f) Reacciones en apoyos Fig. Las pautas de comportamiento de tableros oblicuos que . Su comportamiento es claramente espacial y./ " 26. unido siempre al concepto de viga. en determinadas condiciones de deformación.6 1/ 1/ f Respuesta tablero vigas cajón. Sin embargo.0172 f Vioa: 0.

L Las conclusiones de su examen son las siguientes: Vamos a examinar dos casos de vinculaClOn: el cajón bi-apoyado oblicuo y el cajón continuo. 12. o. nos van a servir de poco.1 ai 3'l 3. La hipótesis de carga que vamos a examinar es la de peso propio que. 8.EL TABLERO OBLICUO 7. Para analizarla. o. I ~I 01 . el 88.La viga cajón bi-apoyada hemos visto hasta ahora. O. .0042 000967 45 ¡-~'----------------------''''':.44 31 .. es la que presenta efectos más marcados ante la oblicuidad. 01 . o.: v' o' o' o' A . partimos de los resultados obtenidos en una viga c~jón concreta. y cuyas características geométricas y primeros resultados se presentan en la figura 7.1 f 31 --".I .0002 0.4 c'. .5 _ ~o ". o'. <Xl.1. con ángulo de oblicuidad 45°.. como elemento de comparación.. como cualquier carga uniformemente repmiida. c) Estado tensiona1 O'x a lo largo de las secciones longitudinales 2 y 3. con dos vigas riostras en los extremos. . El método de cálculo utilizado es el de los elementos finitos. a) Corrimientos verticales según AB. o) . Fig. y únicamente podremos utilizar. 0.o. la viga oblicua lineal examinada al punto 7. I ".4 Respuesta de viga cajón oblicua <p = 45° bajo carga unifonne.397 CAPITULO 7. c) Corrimientos de seco 1-1.4.----------~o la "3 . a g¡ 11l § .o__.1..1 01 0 . 01 o. y como venimos haciendo en este trabajo.. I ::.32 A 3. 74. "'. 2 '-+ . 81 0 mi o. I 059 ¡e!1 101 2.4.00089 Y=O( b) _ 0. - . ..

2. Unicamente aparece en la viga cajón. los resultados se parecen bastante. consecuencia de la rigidez del cajón y la presencia de la viga riostra extrema.1 c.1 b. negativas en la losa superior y positivas en la losa inferior. que la sección transversal experimenta una distorsión. se conocen los de la otra alma. AB. la presencia de momentos negativos en el ángulo obtuso.). con contundencia. 7. Tensiones longitudinales. La defonnada es prácticamente simétrica. se ven sin ambargo pequeñas diferencias significativas. vemos (Fig. que aparecen en la cara superior e inferior del cajón. veremos que se reconocen todos los fenómenos. del estado tensional máximo positivo. Esto es lógico.1a. y únicaemnte se insinúa la oblicuidad.1 b. Si comparamos ahora el comportamiento de la viga cajón oblicua con una viga oblicua lineal cuya sección transversal es la de la viga cajón. aparecen tensiones.903 38. en primer lugar. Por simetría polar tenemos las tensiones en todo el tablero.1c). B. Podemos ver: • En la sección de apoyo y en la zona obtusa. la combinación entre las tensiones de flexión y de torsión inclina las tensiones prin- . hasta anularse en la zona aguda.729 227. muy parecidas en valor absoluto. En la figura 7. Si comparamos estos primeros resultados con las conclusiones que conocemos de los tableros-losa oblicuos (punto 7. en unos conimientos algo mayores en la zona obtusa que en la aguda.650 B 32. • Si realizamos un corte transversal (sección 1-1).4.046 e 32. pues la viga oblicua es infinitamente rígida en dirección transversal.903 38.398 PUENTES Javier Man/erola Armisen 1. de las tensiones longitudinales.4. las reacciones en los cuatro apoyos A. Corrimientos.4. En la viga oblicua. hacia el lado obtuso.046 D 232. se produce una ley de momentos flectores. 7.650 En estas reaCCIOnes. Por simetría polar alrededor del centro del tablero.2. Este efecto conesponde con la tendencia examinada en la distribución de los cOlTimientos veliicales.4. o si los espesores de las paredes del cajón fuesen menores. Estas tensiones disminuyen a lo largo de la línea de apoyo. encontramos coincidencias y discrepancias.7.729 227. En la parte central de la viga cajón y de la viga oblicua.).4. y una ley de momentos torsores constantes (Fig. supone aquí la distorsión de la viga cajón. mientras que el cajón expresa su defonnabilidad transversal en la distorsión de la figura 7. pero aquí levemente insinuados. e y D. • A lo largo de una de las almas.2b). (Fig.4. Comparando. Este efecto sería mucho mas marcado si la relación ancho-luz de la viga fuese mayor. La flexión transversal del tablero losa. tendremos: ADOVO Villa oblicua Viga cajón A 232. La viga cajón concentra menos que la viga oblicua las reacciones en el ángulo obhlSO. tanto en lo que se refiere a la cuantía de las tensiones longihldinales como a la dirección de las tensiones principales. Existen desplazamientos de los corrimientos y tensiones longitudinales hacia los ángulos obtusos. en las proximidades de uno de los ángulos obtusos. a lo largo de dos secciones longitudinales al cajón. En la viga oblicua. • Un ligero desplazamiento. 7. anulándose en este punto (Fig. perpendicular al eje de la viga. Este momento se va reduciendo confonne vamos avanzando por sección de apoyo desde el ángulo obtuso al agudo. representamos la distribución.2a). o"x. los conimientos verticales se presentan en la figura 7A.

produciéndose flexiones transversales en las caras que soportan el lado agudo del cajón desde el obtuso.1c). mientras que en el cajón real las reacciones de los apoyos se transmiten directamente a las almas del cajón.4. 743 cipales de la losa superior e inferior. que se deduce en la figura 7. esta distribución no 10 es.To.-.399 CAPITULO 7 .2b.4. 7. ¡I I bl M = 1190 To. como ya hemos visto la viga oblicua las reacciones en A y e se transmiten a las vigas por flexión de la viga riostra indeformable que las une. dado que en Sin embargo. las tensiones principales en losas y almas se inclinan. como representamos en la figura 7.\ ~ B A al T= 619 m. los resultados entre ambos modelos.EL TABLERO OBLICUO D e 4~~. también. en las inmediaciones de los apoyos.3. corresponde a un estado tensional constante a 10 largo del ancho de la sección. (Fig. La sección transversal del cajón se defonna.<:". En la viga cajón real. 7. El estado tensional longitudinal en la sección de apoyo de la viga oblicua.3).4. y esta diferencia es lógica. en dirección de los ángulos obtusos. TENSIONES PRINCIPALES Fíg. CARGA UNIFORME. Este comportamiento es acorde con la concentración de tensiones que se produce en el ángulo obtuso y en el alma de dicha zona (Fig. son muy diferentes.4. Esto se comprueba . en la realidad. Fíg 742 LOSA SUPERIOR LOSA INFERIOR 1VIGA CAJON APOYADA. mientras que.

Cuando se examina la figura 7..LOSA INFERIOR 55.2 Fig 74..400 PUENTES Javier Man/erola Armisen examinando la figura 7. My. Qy al 2 '-----F 2 18.4. donde representamos las trayectorias de los momentos flectores principales de las losas superior e inferior debidos al peso propio del cajón. se observa: -3. bajo su propio peso. . son constantes de un lado a otro. debido a la distorsión del cajón. 1. el alma se ve sobrecargada por la flexión de las losas superior e inferior.4c. los momentos flectores.4.4. . 4~ I " __ I I I ~ ---- ~--- " --- 49.91'0. M y ' de las losas superior e inferior. En la figura 7. no debe olvidarse que en una viga cajón recta.81'0 3.5.To.4.81'0.6 Respuesta de viga cajón oblicua bajo carga uniforme. donde representamos los cortantes. Esfuerzos a lo largo de la sección 2.91'0.LOSA SUPERIOR ._. mientras que en el cajón oblicuo experimentan una variación clara.1. Qy' y los momentos flectores transversales. b) ~ .. y en el ángulo agudo descargada.4 __ -~ / / / / ..< ( " I el I I I "" -..1 m...4.. En el lado obtuso.. a lo largo de la sección 2-2 de la figura 7.

1. debidos a la distorsión. se inclinan. a) Las trayectorias de los momentos flectores principales. por tanto. a la manera de un tablero-losa. El efecto de la oblicuidad se hace presente en lo que podemos denominar flexión general del cajón. M y. El cajón se distorsiona claramente. Esta inclinación es. De estos resultados se puede concluir lo siguiente. En las proximidades de los apoyos. estableciendo un estado tensional longitudinal dirigido según los ángulos obtusos. ocasionan una línea de momentos flectores nulos muy diferentes a la que se produciría en un caj ón recto (líneas paralelas a los lados). Sin embargo. sobre el comportamiento del cajón obtuso bi-apoyado. mucho menor que en los tableros-losa. que perturban totalmente la distribución nonnal de las vigas cajón rectas.EL TABLERO OBLICUO oblicua en el caso estudiado y. si la relación ancho-luz del cajón es mayor.401 CAPITULO 7 . La cuantía del estado tensional en el centro de la luz es similar a la de la viga LOSA SUPERIOR LOSA INFERIOR TRAYECTORIA DE MOMENTOS PRINCIPALES EN LOSA SUPERIOR E INFERIOR Fig 745 . Es necesario preguntarse si conviene hacer tableros cajón oblicuos. las reacciones a los apoyos agudos y obtusos dejan de ser tan diferentes y el estado tensional longitudinal en el centro de la luz crece. Los esfuerzos cOliantes se concentran en la zona del alma con-espondiente al ángulo obtuso. Este resultado es concordante con la cuantía de momentos flectores. apareciendo flexiones transversales en las losas. debido a la torsión que experimentan cada una de las losas por la torsión general del cajón. 2. 3. de la figura 7AAc. pues la reducción que se consigue en la flexión no suele compensar la enorme torsión que se produce al introducir una defomlación impuesta de torsión (la de los apoyos oblicuos) en una sección muy rígida a dicha defonnación. b) Los momentos flectores transversales. el comportamiento de la viga cajón y de la viga oblicua indeformable se separan claramente. sin embargo. menor que en una viga cajón recta de luz igual a la oblicua.

5 Cajón oblicuo 246.35 71.4 248.2.4..4. solicitada también bajo su peso propio.7 246. es que la relación entre las reacciones en A y B es mucho mayor que la que existe en los cajones bi-apoyados.. como elementos comparativos.. de las conclusiones obtenidas en el apaliado anterior y de las que se deducen de la viga oblicua continua analizada en 7.35 323. A B e D E Viga oblicua 71...1 O 43 5 -' .. 922 269 dl Respuesta de la viga oblicua continua.---- 5953 9222 - VllilO oblicua ----- VI'il1J recTo & 1642 269 ~.-' -.. Los primeros resultados en conimientos.6 226. (contll1ua) .5 230.65 R¡ = -70...5 Cajón oblicuo 70.1 Para ello hemos elegido una viga cajón de cuatro vanos. vamos a hacer uso. Las reacciones en los apoyos de los dos modelos son: J al ~l~l~¡~ bl 0005 0005 00095 00095 1642 1207 " 1353 I I . b) Corrimientos verticales.402 PUENTES Javier lvfanlero/a Annisen 7.6 (viga continua oblicua) y en la figura 7.. 74.7 320.06 320.=.8 161.4 158.1 161.//::.4..06 70.6 F G H Viga oblicua 248.La viga cajón continua CUADR07J Para analizar el compoliamiento de las vigas cajón continuas. c) Ley de momentos t1ectores. de la misma luz e iguales características que la viga bi-apoyada que acabamos de examinar.7 (cajón oblicuo continuo). ~ .-..16 7 227... a) planta. R¡ RB _é = 38. los representamos en la figura 7..8 226. d) Ley de momentos torsores Fig. RB 161..4 323.5 158.. esfuerzos y tensiones.1.046 = O.6 Lo primero que observamos al comparar los resultados de este cuadro con los de la viga bi-apoyada.2.4 230....06 (·b·¡apoyad a ) .... e) " ' ..

403 CAPITULO 7.----':~--.-:~/:_"----7'<---+-~~/-/---__.0046 -0009 43..007 0009 o) / I 23 2 \ r._ . > '*~~ A-E ALMA B-F VIGA CAJON CONTINUA.¿iX '%%?$J¿* ALMA ª:( ~:= :.. 96 LOSA SUPERIOR LOSA INFERIOR Respuesta cajón oblicuo continuo_ Carga uniforme a) Corrimientos verticales líneas Al..0..>::<> r..~ Comp 23 9 \ \:/ I \ V 696 \ \ 77 / 42 2 f I I 1/ \.: ': ._' t'i"\/:------::::'7\~---(_-..EL TABLERO OBLICUO ~' " 0.-.- - ' - "" '~'.0043 .'7\~--.7 1jÍ ..748 .... \ I \ / \ I \ I \ / --. BJ b) Distribución de Xn a lo largo sección I-L c) Distribución My a lo largo sección LI Fig 74..:.3 39 9 B / 623 465 I "\ __ 3". TRAYECTORIA DE LJAS TENSIONES PRINCIPALES Fig.-ÓlÓÓ46 Q.::: z--=::=.. \~ J ...T \ I O \ 394 bl I \ I \ { I / \ I \ 1.

se debe a la presencia de momentos negativos en los apoyos e y D. 7. donde se representa la distribución de las tensiones principales en la losa superior. que podría entenderse como menor efecto de oblicuidad.L (Fig. no es mayor que en el cajón bi-apoyado. en la inferior y en las almas. en lo que es el cuerpo del cajón (los voladizos laterales de la losa superior se enteran poco de este fenómeno). y en la dirección. La cuantía de la distorsión o de los momentos M y en los apoyos. La ley de los momentos flectores de las losas conespondientes a las vigas cajón rectas. que reducen el momento torsor en el vano extremo. Lo primero que observamos es una coincidencia de comporiamiento con el tablero biapoyado. que es donde se refleja el carácter espacial de la estructura.1.4. se comprende si recordamos.2.9). Los resultados de la viga oblicua continua no nos dicen mucho más del comportamiento del cajón oblicuo.L. SOLICITACION PESO PROPI(). que la coincidencia que acabamos de ver. un poco sorprendente pues en el cajón continuo aumenta la relación ancho-luz y esto supone generalmente un aumento de defonnación transversal.4. mientras que en los vanos centrales esta inclinación es prácticamente inexistente en el centro de la luz.4.7c). Si examinamos la figura 7.9 . Según la teoría de la viga oblicua. encontramos su reflejo en la distribución de los momentos flectores transversales. 7.6d).8. f t / I I f + LOSA INFERIOR TABLERO CAJON CONTINUO. M y ' a lo largo de la luz (Fig. el momento torsor en la viga biapoyada es T = 619 m. mientras que en este caso resulta T = 269 m. El cajón distorsiona muy apreciablemente. como venimos diciendo a lo largo de todo este capítulo. Reproduce bastante bien este modelo el comportamiento general de la viga cajón. cuantía y líneas de momento nulo de las losas superior e inferior (Fig. se reflejan perfectamente bien en la viga cajón. 7. Si examinamos ahora la distorsión del cajón.4.I)lIU:CC:IºN y CUANTIA DE LOS MOMENTOS FLECTORES DE LA LOSA SUPERIOR E INFERIOR Fig 7A. pero. cambia radicalmente. Estos resultados de la viga continua oblicua. Este resultado. En el resto de los vanos. como es lógico. no da ninguna luz respecto a la respuesta transversal del caJon. sino un poco menor. como ya vimos en el apartado 7. se observa cómo en los vanos extremos la inclinación de las tensiones principales es muy apreciable. que la oblicuidad equivale a una defonnación impuesta de torsión y no a una acción exterior de torsión. la torsión de la viga continua se hace muy pequeña. según lo que hemos definido como una tendencia a soporiar las zonas aguadas de cada vano desde las zonas obtusas.404 PUENTES Javier Monte/ola Annisen Este hecho.

extendidas a toda su longitud. se reduce cuando damos continuidad longitudinal a los distintos vanos. 5. un poco mayor en el obtuso.405 CAPITULO 7 . mientras que el D corresponde al ángulo agudo del vano extremo.2. ser superior al ahorro en kilos. La flexión negativa que aparece en los apoyos. lo que no va a producir la mínima cuantía de al111adura. obtenido a lo largo de la sección 1-1. o disminuyese su rigidez transversal por adelagazamiento de las paredes del cajón. La teoría de la viga oblicua reproduce bastante bien el comportamiento general del cajón oblicuo en este caso. referido al valor N x' (Fig. reduce el ángulo de giro del vano considerado como apoyado y.2.2. 7. Los corrimientos son parecidos a los de la viga oblicua continua. 7.EL TABLERO OBLICUO En la figura 7. En el caso de que la losa sea pretensada. De estos resultados podemos sacar las siguientes conclusiones respecto al comportamiento de los tableros oblicuos: l. la necesidad de introducir torsiones longitudinales para compatibilizar los conimientos del cajón con los apoyos.5.Configuraciones habituales En general creemos que la oblicuidad en los puentes se debe enfrentar tal y como viene. pero en este caso el coste de corte y colocación puede. pero en sentido contrario. conviene disponerla en las dos direcciones que detel111inan los lados del paralelogramo. La influencia de la defol111ación impuesta que supone la presencia de apoyos oblicuos. 7b). en cualquier sección transversal. . pero reducidos aquí en su cuantía.4. disponiendo pilas oblicuas y estribos oblicuos. que reduce la continuidad del tablero. Y la razón es la misma que la que expusimos en 7. aumentarían si se aumentase la relación ancho-luz del cajón. En los vanos extremos es donde más aparece el efecto de la oblicuidad. Si examinamos ahora el estado tensional longitudinal. Fig. Todos los efectos de la oblicuidad. En los bordes apoyados aparecen los mismos efectos que ya hemos analizado en los tableros biapoyados. hay que tener en cuenta la desigual distribución de la reacción en apoyos y el hecho de que en el caso que la losa esté provista de al111adura pasiva. 7. 4. según la dirección longitudinal. por tanto. y el giro del tablero biapoyado en la zona obtusa es mayor que en la aguda. Los cortantes en el ángulo agudo y obtuso son casi iguales..4. paralela a los bordes libres. éste conviene disponerlo. Aparecen flexiones transversales en el cajón. ocasionadas por la distorsión natural que introduce la oblicuidad de los apoyos. Pero hay que tener en cuenta que el pretensado es una acción y por tanto debe tenerse en cuenta en el cálculo de la losa. donde se engloban. 3. 2. El apoyo H conesponde al ángulo obtuso. En los vanos centrales el efecto de la oblicuidad es mínimo. salvo en algún caso muy especial. de tipo antimétrico. Si se trata de tableros oblicuos de un solo vano. 6.7a se representan los corrimientos verticales de las dos líneas extremas del cajón. aparece un fenómeno que ya habíamos visto en los tableros de losa continuos: la diferencia apreciable entre las tensiones que aparecen en el apoyo D y en el apoyo H.05. pero no produce información alguna sobre la distorsión y la distribución de las tensiones longitudinales en la sección transversal. las deformaciones por la torsión y distorsión. que cualquier carga exterior. Los cortantes se concentran en los ángulos obtusos y las tensiones longitudinales se inclinan según la dirección de los ángulos obtusos. con más razón aún que la armadura pasiva. Su efecto se ve sometido al mismo efecto. El estado tensional principal es paralelo a los bordes libres. Esta quedaría reservada a disponerla según las direcciones de los momentos flectores principales.

A veces se huye de la oblicuidad disponiendo las pilas y los estribos perlendiculares al eje del puente.406 PUENTES Javier Mante/o/a Armisen o b) o o Fig 75. se puede enfrentar el problema de varias maneras.1 7. Fig. Las vigas se disponen en dirección perpendicular el eje inferior.lb.5. 7.6 podrían llegar a ser muy grandes.1 representamos el primero de los procedimientos para evitar las luces extremas.lc. las luces que se crearían..Puente pérgola Si se trata de tableros continuos. Fig. El puente funciona como recto y no presenta una imagen agresiva al usuario inferior. 7. Para evitarlo se recurre muchas veces a disponer pilas circulares. 7. a la vez que conduce la flexión en . cualquiera que sea la dirección en que se los mire. Disponiendo una distribución oblicua de pilas y estribos. al usuario de la carretera inferior.la y enfrentando el cálculo con todas sus consecuencias.5. en estos casos las pilas y los estribos agreden visualmente.6.5.6. lo que obligatoriamente produce una superficie del puente mucho mayor que la estrictamente necesaria.5.1. 7. Para evitar la agresión del estribo. Fig. Para <p= 10° -7 Lljl= 5.75 L n . con sus aristas. que tienen una imagen constante. En estos casos extremos se suele acudir al puente pérgola. éste puede hacer también curvo. Fig. Fijémonos que la luz oblicua es igual a: la luz normal paliido por el seno del ángulo de la oblicuidad. En ocasión de oblicuidades extremas. 7. En la Fig. siguiendo las pautas del punto 7.

-_\~-'.)~~.~--~-}.] .~':.~<2~~.--:1' __ \ " \\ \\ " \\ . 11 \1 \\ __ ----------.~~:~'\\>.~::~.EL TABLERO OBLICUO - .>.:-.407 CAPITULO 7.---:------------------------------------------j ~-~ -_// Fig 761 Fig 76.~:~~:~~.>.~~-.

7. 7. . En el caso de que oblicuidad no sea tan extrema se puede adoptar una solución losa como la representada en la Fig. Presentamos un ejemplo de puente pérgola de vigas. .....2 representamos el ya desaparecido puente en la Plaza de las Glorias Catalanas en Barcelona. Esta disposición reduce extraordinariamente la cuantía de la flexión y su cálculo debe realizarse teniendo en cuenta la capacidad de reparto de la losa existente. donde se adopta unas vigas prefabricadas pretensadas de canto variable.6.3 Fig 764 esta misma dirección. ~> Fig 76.3 en la cual se extiende la losa algo más de lo necesario para polarizar las flexiones en dirección . en la Fig..408 PUENTES Javier Manlerola Armisen ~~ .6.

6 representamos esta solución para un cruce bastante oblicuo de una vía de felTocarril sobre otra.EL TABLERO OBLICUO \\ ~~ /~--~--.4 representamos una solución de este tipo.. 7.6. En la Fig.. Fig. En la Fig.6./-. 7..-.409 CAPITULO 7. / -- Fig 765 Fig76.5.~----.6. consiste en mantener la longitudinalidad del cruce pero disponiendo apoyos intennedios que obligato- riamente se convielien en pÓliicos que puentean la viga inferior. 7.6 normal. Una tercera solución. .. reduciendo el área oblicua.

410 PUENTES Javier Mal1lerola Armisen Enlace de Zizur (Navarra) .

Introduce una variable nueva.1 Para acercamos a la respuesta resistente del puente curvo.EL TABLERO CURVO La curvatura en planta de los tableros de puente. necesitamos tratar. junto con la relación ancho-luz y la distribución de rigideces dentro del tablero.EL TABLERO CURVO 8. Fig. determina un modo particular de comportamiento resistente. la viga curva cargada nonnalmente a su plano. la cual.1. en primer lugar.411 CAPITULO 8 . 8. determina los mecanismos de resistencia que desarrolla la estmctura para hacer frente a las acciones exteriores.0. analizando la influencia que en su respuesta tiene la curvatura en planta. y la relación de rigideces a flexiones torsión. 8. Y esto es así porque la viga curva representa la célula elemental .. Fig. las vinculaciones con los apoyos.0.

ni se alabea longitudinalmente.H . Las ecuaciones de equilibrio de esta viga p ". Fig. para poder analizar el compOItamiento conjunto de una serie de elementos longitudinales y transversales. de radio R y ángulo de abertura total 8 0 y en la que se consideran las siguientes condiciones: La sección transversal es muy pequeña comparada con la luz de manera que las propiedades elásticas pueden suponerse concentradas a lo largo del centro de gravedad de la viga y que coincide con el centro de esfuerzos cortantes.1. Todo lo relacionado con el tablero de vigas o el tablero cajón curvo es igualmente válido cualquiera que sea el material utilizado. De las ecuaciones (2) y (3) se deduce que en una viga curva las torsiones y flexiones están acopladas.= --m (3) r La ecuación (1) es igual a la de una viga recta.. -Q.. + pds = O -p (1) Momentos flectores (R tBr M+dM-M-QRdB+HdB+ P e =0 2 de donde dM +H =Q ds R r (2) Momentos torsores 8. .ds dH ds M R . H + dH . en segundo lugar.412 PUENTES Javier Mall/erala Anllisell de la cual debemos partir para entender el puente curvo. +dQ.1. del tablero losa. La sección cajón la trataremos en tercer lugar.MdB+ m. 8. solicitada por una serie de cargas verticales p y de pares torsores m T será: Las ecuaciones de equilibro en un elemento diferencial ds son: Cargas verticales: Q..La viga curva Supongamos una viga circular. La sección no distorsiona transversalmente. Trataremos.. honnigón pretensado...1. dintel mixto o metálico. haciendo hincapié en la distorsión natural que proporciona la curvatura a este tipo de tableros. \ Fig 811 =O .

Respuesta de la viga curva En la Fig. L.413 CAPITULO 8 . 8. 8. ver 8.1.1.1. Fig. es prácticamente igual a la de una viga recta con la misma vinculación y luz igual a la longitud de la viga curva desarrollada.2a. Fig.2b. 8. y la conversión de la mayor parte de esta acclon torsora en tensiones tangenciales de torsión" En el caso de una sección abierta se produce una flexión de eje horizontal diferente en cada una de las vigas con el consiguiente alabeo de la sección y unas flexiones transversales en las almas que pueden requerir de riostras transversales.3b.EL TABLERO CURVO Este hecho se comprende de otra manera si vemos que la resultante de las compresiones de la cara superior y de las tracciones de la cara inferior debidas a la flexión. Fig..1. producen dos fuerzas S que no es sino una acción torsora en la sección. En el caso de secciones cenadas este efecto produce la distorsión del cajón.. tanto si está biapoyada a flexión o biempotrada. Lo primero que se observa.1.3 representamos la respuesta de una viga curva de sección rectangular maciza con dos vinculaciones en los apoyos.. es que la ley de momentos flectores longitudinales. o) s b) Fig 812 8. Este hecho ha determinado un procedimiento simplificado de cálculo de las vigas . es decir la presencia del termino M/R en la ecuación (3).3. 8. bi-apoyada a flexión y empotrada a torsión y biempotrada a flexión y torsión y en ambos casos solicitadas por una carga vertical unifonnemente repartida a lo largo de su luz.

.. ' :I I 10.00030 gl RESPUESTA DE UNA VIGA CURVA BAJO CARGA UNIFORME.I I I b 1M. / 10..!5 ~ .i . Obtenida la ley de momentos flectores por este procedimiento podemos detenninar la ley de momentos torsores siguiendo la ecuación (3) en la cual la torsión no es sino el esfuerzo cortante de una viga en la cual la carga es la suma de la solicitación torsora exterior mt y la solicitación conocida MIR. . .1 t~ () '0.0". . 0. ... dI CORRIMIENTOS VERTICALES ~I CORRIMIENTOS EN EL CENTRO EN LA VIGA EMPOTRADA Flg 81] curvas. ~ 266 ..00183 el ex iJll J 1 1 1~~T~Jm. .I . .ES Jal'/el' E 1 2 Carga uniforme K =ijJ = 1004 CJ 1 Sección transv 5 To/m.1 Aiall/ero/a Al'lllisell al ~e.. entonces esta ecuación representa la ecuación diferencial de una viga recta con luz igual al desanollo de la viga CUIva.. .i\\ / / \ \ / \ \ / \ \ I \ \ / " / : ./' /.414 PUENT.81 EMPOTRADA A FLEXIOH 403 0. .7 -i~.. bl LEY DE MOMENTOS FLECTORES el GIROS 8x f) el LEY DE MOMENTOS TORSORES CORRIMIENTOS EN EL CENTRO EN LA VIGA APOYADA Q I PLANTA DE LA VIGA.-. : ::::7 dlli x 91 APOYADA A FLElCJON -. I _~. Si de la ecuación (2) suponemos que el valor del momento torsor H partido por el radio de curvatura es despreciable comparado con el cortante.7 !.

Fig. y g. 8/4 Esta característica nos indica que una viga curva continua tiene unos momentos torsores relativamente poco importantes. tanto verticales. muy importantes y de elemental determinación por tratarse de estructuras isostáticas. H o) b) Flg. Si analizamos los cOlTimientos. . 8.1Aa.En segundo lugar en el caso de que la viga esté apoyada a flexión. vemos que la diferencia que existe según sea el tipo de vinculación en el borde es muy grande lo cual va a tener una importancia decisiva cuando la viga curva sea parte de una entidad mayor como puede ser un puente losa. la viga será isostática y el equilibrio se realiza con la aparición de momentor torsores en los extremos cuya proyección sobre la cuerda de la viga es igual al momento respecto a esta misma recta de las fuerzas exteriores. f. e.1. que las cargas exteriores imponen a la estructura. sino también por la componente según esa misma cuerda del momento flector de empotramiento. Cuando la carga sea vertical y esté uniformemente repartida a lo largo de la viga curva y además sea simétrica. Los momentos torsores se reducen mucho cuando la viga está biempotrada. está contrarestada en este caso no solo por la componente según la cuerda del momento torsor H. podemos volver a la ecuación (2) y sumar al valor del cOliante exterior el valor de H/R.EL TABLERO CURVO Se puede acercar a la respuesta exacta por aproximaciones sucesivas ya que una vez conocido el valor del momento torsor H.3d.1. aparece una ley de momentos torsores significativa. pues a fin de cuentas la tendencia al giro alrededor de la cuerda del arco. Fig. ()x' como los giros de torsión.3c.415 C1PlTULO 8 . . Fig. ex. 8. En el caso de vigas curvas en voladizo. 8. caso muy frecuente durante la construcción de grandes puentes curvos realizados por voladizos sucesivos. las torsiones son por el contrario.

/ml J__ --'=-2=5m"--. Cuando la viga tiene valores de k próximos a la unidad. INFLUENCIA DE LA VARIAC10N DE RIGIDEZ TORSIONAL EN LOS CORRIMIENTOS Fig 8. Este comportamiento encuentra su sentido en que la falta de rigidez torsional moviliza mas flexiones para hacer frente a la excentricidad de la carga para el caso de curvaturas crecientes. Representamos la respuesta de la viga.1. En el ejemplo contemplado en la Fig. prácticamente no varía.416 PUENTES Javia Mal1lerola Arlllisen Variación de la relación EI/GJ. influye considerablemente en la cuantía de los esfuerzos. la ley de momentos flectores crece conforme la curvatura aumenta. mientras que los momentos torsores varían muy poco. K = ~ 4 J --46 K = p= 5 Tn. como le OCUlTe a la viga de tres vanos representada en la Fig. 8. En los ejemplos anteriores la relación entre la rigidez a flexión y a torsión era del orden de la unidad como conesponde a secciones cenadas o macizas.043 0. Si variamos ahora la relación k=EI/GJ a valores muy grandes como corresponde al caso de vigas de poca rigidez torsional.6. 8. 8. el valor de K=EI/GJ. 8.1. 8. Los esfuerzos no varían de uno a otro caso dado que la estructura es isostática para la carga a que está sometida.6.15 . Fig.1. caso de k=12.r.1 VIGA ISOSTATICA. Fig. 8. En el caso de que la viga sea hiperestática como le ocurre a la viga de tres vanos representada en la Fig.0018 1 1 1_ _ - I [ 1 I 10.6c.1.055 ® E I --q.5 vemos que el valor de las flechas puede ser casi doble y el de los giros 24 veces mayor que el de la misma viga con valores de k próximos a la unidad.6a.1. aumentando con la disminución del radio de curvatura. la ley de momentos flectores Fig. y cuando variamos el valor de k y la curvatura en planta.6b Yd.1. vemos que las flechas y los giros para las mismas cargas exteriores cambian mucho. Cuando la viga tiene poca rigidez torsional.- 1 étx I I 0._ _ _ 1 ~ 1 '0. aun con radios en planta muy variables.43 en el ejemplo. solicitada en el vano central por una carga uniformemente distribuida con una excentricidad constante. Por el contrario la ley de momentos torsores varía.

Ya hemos visto. en las vigas cargadas con cargas puntuales.7). se observa que. _~oo _~oo --'lOO --1. se observa el mismo tipo de incremento con la curvatura. ----'"'O -!DO --l! o) -!DO K: 1.6.243 --'lOO IR:: 100 -R:: 200 --'lOO I I I I ---lil0 --"d) ---lil0 --".417 CAPITULO 8.00 --. Cuando la carga puntual es torsora (Fig. LEY DE MOMENTOS FLECTORES LEY DE MOMENTOS TaRSORES Fig. tanto los momentos flectores y los desplazamientos verticales como los momentos torsores y los giros torsionales.).00 _o --lPO a) --'lOO ~oo ~oo _400 -.Variación de la curvatura en planta.1.1.43 ~OO _R=lDQ _Ji: 200 I-R ::oe .3 J~:: 6. A fin de cuentas la curvatura es la variable desencadenante de esta manera pmiicular de comportarse la viga curva. Cuando la carga puntual es vertical (Fig. 8.7 vemos la influencia de la curvatura en planta. como los efectos que produce la disminución de la rigidez a la torsión son tanto mayores cuanto mayor es la curvatura en planta de la viga.00 COMPARACION o yb <: y d ENTRE VIGAS RECTAS Y CURVAS.1. aumentan confoll11e disminuye el radio de curvatura. 7853m. que en momentos torsores y giros.816 E/G :: 2. en la figura 8. pero en este caso es mucho mayor el incremento en momentos flectores y descensos verticales.00 =12.3. En la figura 8.4 . 8.1.1.EL TABLERO CURVO . 7. siendo mucho mayor el aumento en el segundo grupo que en el prnnero.aOO --1.00 --" b) -!DO --'lOO K:~J _3.

cargada veliicalmente._." I A-P'-. desarrolla momentos flectores y torsores de impOliancia..._~ I ~ (0 0. Cuando éste aumenta. determina la impOliancia del papal desarrollado por K =(EI/GJ). --~. La ley de momentos flectores longitudinales de una viga curva.om..09 00058 ~-- /~ I [7 (9J~OOO~~~ ® o. los momentos flectores longitudinales experimentan incrementos muy apreciables en vigas curvas continuas..07 0. El acoplamiento entre flexiones y torsiones. es prácticamente igual a la de una viga recta de la misma longitud. En su deformación. 8.7 r---------+-----le . . La reducción de la rigidez a torsión. determina En la Fig.~~ - o . 30m R.OOles (1) COMPAAACtON (11) ENTRE LA RESPUESTA DE UNA VIGA CURVA cE R:: 30m Elg 817 DE R= eOm y OTRA . Una viga curva isostática.. lleva consigo una disminución muy importante de los momentos torsores que solicitan la viga. El empotramiento a flexión de las vigas curvas. E 1 K"-.L1Jnc!usión respecto al comportamiento resistente de las vigas cunJas en la viga isostática un incremento impoltante de los giros y las flechas verticales. Crece ligeramente cuando reducimos el radio de curvatura. junto con conimientos verticales se dan giros de torsión. como consecuencia de la disminución de la rigidez a la torsión. _ _ _ .:LOO G J i -!-- R.418 PUENTES Jm'/eJ Aéfal/ferola Am//5el/ .30m R::60m _-t--. para los casos en que el ángulo de abeliura de la misma no es muy grande. R.SOm 8 .1.. tablero curvo asimilable a la viga.. I~OIll 1 ~. aunque se mantenga la de flexión..8 vemos el puente del Pilar.

.J0074 Fig.. existe una redistribución de esfuerzos.. S20J 8.. destacamos cinco vigas curvas longitudinales. Ocurre 10 mismo que en los tableros oblicuos. En dicho tablero. se lleva la carga que la solicita. ----- I I I 1 I I I I I I I I 0..5 T/m2. Supongamos el tablero curvo bi-apoyado de la figura 8.4BIERO CURVO 21---.2.11 10m. al realizar cuatro cOlies circunferenciales.2..---. incluso para las cargas uniformes. Para una carga uniformemente distribuida actuando sobre un tablero de inercia constante.Tableros losa Existe una diferencia clara entre el comportamiento de un tablero recto y un tablero curvo.00 m de anchura. mientras que para un tablero curvo en planta. solicitada por una carga uniforme.----. experimentará unos corrimientos y giros a lo largo de su .EL.046 ----J 25 1 I I I 1 m.041 >'---""1 1 0. la geometría en planta determina un trabajo tipo superficial. en el tablero recto no existe redistribución de esfuerzos. de 2.--. J. 065 --.---.419 C4P1TUlO S . Cada viga longitudinal en que se podría abstraer el tablero. b) a ) 1 0.1a solicitado por una carga uniformemente repaliida de 2. Cada una de estas vigas curvas.

02. 3. LEYES DE DESCAIlGAS y CARGAS Il1: .2. hace que en las vigas más alejadas del centro de curvatura pierdan momento respecto a las independientes.3 / / / " '<!:::J?~ ti: Línea . lo representamos.01 b con líneas de trazos. 8.2) I / I I I . y las más próximas lo ganen.a9 la}1-----/! / 1 VIGAS INDEPENOIENTES -~ e d e b a Linea .8L. cuyo valor en el centro de la luz lo representamos en la figura 8. Los resultados de esta interacción entre Lineo -o Linea . I. con las de las cinco vigas consideradas independientes.6mTn ~ ~ 3. tienen desplazamientos y giros mayores que las de menor radio de curvatura. 02 .--" 3.e --- d e b a Linea .2. trabajo longitudinal y transversal.01b representa las deformaciones reales del tablero en el centro de la luz.<L~ '-7-~~ J. Existe por tanto una redistribución transversal que tiende a igualar las flexiones a lo ancho del tablero. La línea continua de la figura 8. en lo que se refiere a los esfuerzos. Linea ~ e ~. de anchura). El resultado del trabajo conjunto del tablero. Las vigas situadas más lejos del centro de curvatura.DIS11l18UCION MOMENTOS TORSO RES m ..8~/11 1 23 I / 1 / 1 / I / 1 / 63.8 ml'n ~ -0. JI..2.MOMENTOS FLECTORES TRANSVERSALES Fig. debe reconstituir la continuidad en la defonnación total del tablero. en la figura 8.582 0~ e b a I Ir m ~ISTRI8UCION DE ESFUERZOS EN UN TA8LERO CIRCULAR 81-APOYADD R'60m. La continuidad transversal de la losa. En la columna 1 comparamos las leyes de momentos flectores del tablero (en 2.3 56.b LOSA f--HC:=::¡=-.~·- la6L~7 ~a~ ~~405 I I 1 I 25.DISTRI8UCION MOMENTOS FLECTDRES LONGITUDINALES .0/. _ T [IPTIJ r-7 18.b --- / ' 59.00 m.7 mTo ~.2.7L-/ I Llne-a-o --- 24.:lnea -d 3. junto con las características elásticas de las vigas curvas.420 PUENTES Javier Malllerola Armisell trazado.

que producen en el centro de la luz un momento flector de 117. 2. I J¡ el ACCIONES a) CARGAS DEL RESTO DE LA LOSA SOBRE LA VIGA CURVA VERTICALES.t. I al 10.EL TABLERO CURVO la línea e.2. del mismo signo que el anterior. donde se representa el intercambio de carga veliical entre las cinco vigas curvas.. viéndose una reducción de la cuantía de la torsión en todas las vigas. introducidas por el resto de la losa. siendo más intensa en las exteriores.84 3. I .¡ ~13984 1348 1269 ~/: 1.03a).. y ésto en cantidades muy importantes. . (losa y vigas independientes). .' . menos flexible.45 -------:..86 11. a lo largo de las cinco secciones transversales. La carga veliical exterior. si tenemos en cuenta que la carga exterior que corresponde a cada una de estas líneas es de 5 T/mL El mecanismo de reparto transversal es diferente. cuyo eje sea la línea a y veamos cuales son las cargas que la solicitan en el tablero real: Según estos resultados. en cuanto que la zona más flexible (la exterior) transfiere carga vertical a la menos flexible (la interior) a través de la flexión transversal de la losa.912 2. 2. parecería que el mecanismo de respuesta del tablero curvo es similar al del tablero recto.6 m.375 .015 95~ 6~- : ¿=== i 11 b) 2. Sin embargo esto no es así. mientras que t 1. En la columna IV se representa la flexión transversal del tablero.t. más flexible. de 2.. pierde carga. de anchura. En la columna II se representan las leyes de los momentos torsores en los dos casos. que produce en el centro de la luz un momento flector de 459 m. de 5 T/ml. recibe carga veliical del resto de la losa. lo que se comprueba si miramos la colullma III. 8.421 CAPITULO 8.82~ .... b l FLEXIONES ¡ e l TORSIONES Fig8J03 !!. Una ley de cargas verticales (Fig. Destaquemos una franja longitudinal. La línea a.00 m. /.

03c). La suma de estos cuatro momentos es de 408 m. Una ley de cargas torsoras (Fig.NTES JOI'k!r A1cllllero!o AnJllJet/ 3. tenderá a igualar ambos giros.t. 8.2. estos giros serán diferentes. Si examinamos ahora las deformaciones de la losa. que es el momento en el centro de la luz de la losa. . representados en la figura 8. en esa zona (Fig. 8.6 m. consideradas independientes. en una misma sección radial.2. En primer lugar. introducidas por el resto de la losa. Este efecto es similar al que se produciría en una losa trapecial (Fig. 8.97 m.04b). "~-----"'-----'v .422 PUE. Una ley de cargas flectoras (Fig..2.B I c::::=:J I~~~~= (~) (~I' (.204 A .2. 8.03b).2. introduciendo sobre las vigas curvas unos pares flectores. Si esta viga tiene una considerable rigidez a la torsión. y a su diferencia producirá una torsión en la viga radial AB. b) Fig 8. 8.02a). Debido a la distinta longitud de las vigas. fijémonos en el giro de flexión. que producen en el centro de la luz un momento flector de -7.t. ---E"·- A B I . veremos cuales son los mecanismos de resistencia que se han desanollado. que experimentan las vigas curvas.t.03b cuya integración a lo largo de la viga curva da lugar a los mayores momentos de descargas. Fig. 4. e. introducidas por el resto de la losa.' I (l/¡) a) b ) Flg 8205 e) .2. que producen en el centro de la luz un momento flector de -160.04a.

-(6'-b)-(e:+~) ] L'" L 1 2 1 2 Flg 8206 En este primer mecanismo se han enfrentado la rigidez a torsión de los elementos transversales y la de flexión de las vigas curvas.. unos valores de 8].07a las trayectorias seguidas por los momentos flectores longitudinales siguen la dirección de la cuerda de la losa. cada una de las vigas descIende una determinada cantidad. Si el tablero es curvo..2.2. el. mucho menor que si no existiesen esos giros (Fig.. en los tableros rectos cargados excéntricamente.. Con este mecanismo comienza el reparto transversal de cargas (Fig.06) En el caso particular que estamos considerando. Pero como este mecanismo de resistencia está acoplado con el primero. como veíamos en la figura 8. Como se ve en la Fig.-. veremos que. 8.---------. La reconstitución de la losa transversal obliga a una defonnación en esa dirección.0Sb)..2. ocurre que la disminución de flechas que produce la carga flectora (Fig. e incluso de signo contrario si.2. Para reconstruir la carga transversal..02... las vigas A y B producen.la carga diferente. la defonnada de las vigas elementales es como la representada en la figura 8.423 CAP/TUlOS-EL TABLERO CURVO ------L Q ¡. 8.03b). por la poca rigidez a torsión de las vigas curvas longitudinales. salvo en la zona próxima a los apoyos donde experimenta una incurvación contraria a la de la curvatura como consecuencia de la torsión que se acumula en el borde exterior. 8 2.::.. Si reducimos la rigidez torsional de las vigas curvas elementales.2.. como luego veremos. columna III.. Si comparamos lo que pasa con este mecanismo. bajo . 8.2. .05a). los elementos transversales del tablero se defonnarán descargando la viga más cargada y cargando l~ menos cargada. 8.0Sc. En la Fig.2. Depende del valor relativo de 8}> 82 . 8.. invierte el fenómeno haciendo que las cargas que se transmiten a la viga exterior sean del mismo signo que la carga exterior.07 representamos las trayectorias de los momentos flectores pri~cipales bajo la actuación de una carga umfomlemente repartida y la distribución de reacción en el borde. y en los curvos: veremos una diferencia fundamental. Al cargar un tablero recto con carga excéntrica y si dividimos el tablero en un conjunto de vigas longitudinales.2. El segundo mecanismo lo encontramos en el enfrentamiento entre la rigidez a flexión de las vigas transversales y la de torsión de las vigas curvas. consideradas independientes. _---=. e2' el que el valor que aparece en el extremo de la viga transversal cargue o descargue a las longitudinales (Fig.d:===-_J.. e]. junto con el descenso de las vigas elementales aparecen los giros de torsión.!! 6EI[2 Q= . e2' cuya resultante Q tendería a cargas muy ligeramente la viga exterior y descargar la interior. el fenómeno de traspaso de carga de la zona interior a la exterior será mucho más intenso. 8.

.84 LINEA~!.CE~~ D.00 .. Fig.. III LEYES DE MOMENTOS TORSO RES.. : .8. e d e 149 ....08 IV) LEYES DE MOMENTOS FLECTORES TRANSVER. o d e b .--=-e«1 d e b Q ~ lI1 Il LOSA CIRCULAR Td~ . I ~ i "'J::::Q 1.. "'- a 15.. .0 I ~.2.07 100 Tn. ---- d e IV SAJO CARGA PUNTUAL Il LEYES DE MOMENTOS FLECTORES LONGITUDINALES... ~ C7 f. JfY€4 IX LINEA b \-__:::::::::=:::::::j:l=1==I:::::±::::I-~ LINEA T.02 """".---:==.~ \ ~-J.IIlEA d .. .Q. ~j t.j \ ! J. fD=d I : '(7 ~ 24 SI-APOYADA 1..47 1 .. .8. ---- . I .•• ~ b <1 22! . Q 24 : . LINEA b . . fr-..I L!K. \\- \J \1 J 1/ \1 \~ . HU LEYES DE CARGA Y DESCARGA DE LAS LINEAS LONGITUDINALES. .2.' Q) b) 7361 tn Fig... e 1(5. LINEA e G o FLECHAS EN ~ LASEC. I ! ': f.424 Javier Man/erofa Armisen ~ \liF . '-~I04 .. I L:">.\ \l.. 1:0 ." b " 1 ~i '---i . 6 C7 .

Este mecanismo es borde ext borde i nt.07b. los mecanismos de respuesta que desarrolla la losa para resistir. la diferencia entre el momento en el borde exterior y el interior es de solo un 4%.07.1. contra 88 m. bajo carga puntual. En este caso. se produce de una manera similar al caso de la carga uniforme. se ha reducido drásticamente y redistribuido al resto de la losa.1. 8297tn' j 1 I!--" "~ __-L-_+----j ! 4033"t~~.09 representamos la respuesta en flechas y momentos flectores de la misma losa curva pero en la que la carga de 100 Tn pasa del borde exterior al interior pasando por el centro. la línea a se apoya en las demás. -12335 tn t:::=::::::=~==--. 8.111)..EL TABLERO CURVO Las reacciones presentan esta mIsma tendencia.1. bajo una solicitación de 100 1. En cambio los momentos flectores en el borde cargado son muy parecidos en los dos casos. en la línea 3). en la línea a. los corrimientos veIiicales y los giros de la zona cargada.2. se mantienen practicamente uniformes a lo largo de todo el borde salvo en los extremos que experimentan un gran incremento hacia el borde exterior y decremento en el interior.2. pero la intensidad de la solicitación hace que el traslado de la solicitación de una a otra zona de la losa sea diferente. mientras que cuando cargamos este borde la flecha es solamente un 12% mayor que en el borde exterior.. son los mismos que hamos comentado en el párrafo anterior. En la fig.Comportamiento puntuales bajo similar al que se produce en los tableros rectos. son mucho menos excitados cuando se carga el borde interior que cuando se carga el borde exterior.¿O 0144 Flechas -2 905 tn ~ borde ext borde ext !-- 1 borde ! ~ ¡ I nt. de 681 m.425 CAPITULO 8 . Se observan dos cosas claramente diferenciadas. la flecha en ese punto es del orden del doble de la flecha del borde interior. son tan intensos que. 8.09 nt r- ! ! 21.2.8.08 representamos la respuesta de la misma losa circular que estamos estudiando.¡ 52.t. El mecanismo de torsión de los elementos transversales de la losa. Bajo cargas puntuales.209 Rencc ~ borde int 0. La razón de este comportamiento es que los dos mecanismos de reparto. 8.977 tn ''''e . Vemos que los momentos flectores máximos se desalTollan bajo la zona cargada (216 m. considerada sola. Cuando cargamos el borde exterior. 8. en lugar de recibir carga (Fig.2.2. flexión y torsión transversal. al contrario de lo que pasa bajo la sobrecarga uniforme.589 tn j 95 88 nt 100 35 nt : Mon flec Fig. que tendría la línea a si actuase sola. Fig 8.. las flechas tienden a ser mayores en el borde exterior. cargas En la fig. La flexión total.

pero sin vigas riostras transversales. 8.2. es decir. Para analizar la influencia de la distribución de rigideces en la respuesta. Como sección transversal hemos elegido una sección nervada. cargándose las exteriores y descargándose las interiores. En la figura 8. hemos estudiado tres casos. aunque las vigas transversales no la tuviesen.426 PUliíVTIiS Ja). En primer lugar. POI' último.. razón ésta que justifica el en0l111e incremento de la flexión en las vigas exteriores y su reducción en la interiores. En este caso. de es~asa rigidez a torsión. con la misma carga y vinculaciones externas. Los resultados de este análisis son muy variables.2. como veíamos. colocadas según las líneas 1. pero en la que. disminuye la rigidez a torsión. éste es el mecanismo más eficaz para la reducción de la flexión en las vigas exteriores.10b). de cinco vigas. en este caso. El tablero desarrolla su rigidez a torsión. evidentemente. hemos elegido el mismo tablero en planta. representamos las distribuciones de momentos flectores en las cinco vigas del primer caso. si potenciamos el primer mecanismo resistente dando rigidez torsional a las vigas riostras trasversales. Este estudio demuestra la impOliancia que en el compOliamiento como puente curvo tiene la rigidez a torsión de los elementos transversales. En la respuesta resistente de estas estruchlras no se ha tenido en cuenta la excentricidad entre el centro de gravedad de las vigas y de la losa que confiere al conjunto un claro comportamiento espacial.3. el tablero con diez vigas riostras pero. y la mala disposición estructural que es el tablero de vigas. que tiene la misma rigidez a flexión longitudinal que la losa isótropa del apmiado anterior.2. por tanto.Influencia de la variaclOn de las rigideces.. En segundo lugar. Cuando reducimos la rigidez a flexión transversal. como vimos en el punto 8. Este fenómeno sería menos impOliante si dotásemos de rigidez a torsión a las vigas longitudinales. Transversalmente.2. y de las mismas características que las longihldinales. al reducir la rigidez a torsión de las vigas transversales. y una distribución de rigideces cOlTespondiente a la losa isótropa.4. La razón de este comportamiento se entiende claramente si repasamos los mecanismos de resistencia vistos en el punto 8. con la rigidez a torsión que le correspondería a la losa maciza. de radio medio. el tablero con diez vigas riostras. el tablero se compOlia girando hacia las vigas más flexibles."?1 Jllall/erola Anlllsell 8. Aquí se ha disminuido extraordinariamente la eficacia del primer mecanismo de resistencia.2. las cosas no cambian mucho (véase Fig. En ellas se ve como la viga exterior resulta mucho más solicitada que si estuviese sola. por el par que se crea entre las distintas vigas longitudinales. ante la falta de rigidez a torsión de las vigas longitudinales. (Fig. comparándolas con las que se producirían en las cinco vigas separadas. de 60 m. 8.1 Oc). al contrario de lo que pasa con la interior. En cambio. en el comportamiento del tablero curvo En el punto anterior hemos examinado los mecanismos de respuesta de un tablero circular.5 y sus simétricas.2. Queda.2. pero distinta distribución de rigideces. las leyes de momentos vuelven a ser casi iguales a las de la losa isótropa. trasladaba la carga de la zona interior a la exterior.10a. siguen las vigas exteriores cargándose y las interiores descargándose. .2. bajo la influencia de la torsión general que supone la carga exterior. cosa que no nos debe extrañas pues. el mIsmo tablero. únicamente el segundo mecanismo que .

3.. 611 I 1 I ~.....L2.Influencia de las coacciones en los extremos El empotramiento en los bordes extremos de la losa circular de la figura 8.7 LINEA VIGAS INDEPENDIENTES LOSA NERVADA 1 I I LINEA 2." ~ . .l e o W "' f LINEA LINEA K'!U.11. 1 I ~~'. 298 I ~~ • 1 ~I 302 377 . ~I.. detennina una reducción drástica de los conimientos de las vigas elementales que se pueden destacar de la losa...22 LINEA 2.00 ~ C) DE MOMENTOS FLECTORES LONGITUDINALES DE LA LOSA aJ LOSA NERVADA CON VIGAS RIOSTRAS bJ LOSA NERVADA SIN VIGAS RiOSTRAS el LOSA EN FUNCION DE SEGUN LA LINEAS NERVADA CON VIGAS RIOS- RIGIDEZ rORSIONAL Fig 8210 8......00 lL 2.EL TABLERO CURVO o tTrFrr . I I ~I ~ -.4. - I 403 e 4" d '----1 I a) 1. lo que determina una reducción brusca del intercambio de esfuerzos. ~ " ' ...5 ~. ~ . los giros de torsión y los de flexión son mucho más pequeños. _- .3.2.. ~ . Los conimientos verticales. por tanto.427 CAPITULO 8..-J.o0 1L I ." b) VARIACION DE LA LEY TRAS DE GRAN I ~ . \J.. en mucha menor amplitud que en el caso de vigas apoyadas...2.2.00 .. Los dos mecanismos de resistencia en que hemos basado la respuesta de un tablero curvo son excitados..'46 GJ ~ ~ ...... El empotramiento hace el mismo papel en tableros curvos que en tableros rectos: reduce extraordinariamente el intercambio transversal de esfuerzos... • "------. y por tanto también lo es la diferencia entre los que se producen en las distintas vigas longitudinales. ' ----_-1•• 0 LAS CARACTERISTICAS ~ ...

. 245 232 1\ 1 \ I 1I >-_J 122 "1 12e tablero 1050 villas Independientes \ '. L 17m. Como se ve la diferencia es mínima.. 133 140 I :I I I I I I I 1 I I I linea el 1 1 1 1 I 1 1 __ -5" I 259 1 249 I 131 1 I 1 I I I lo.... TV) MOMENTOS FLECTORES TRANSVERSALES V) FLECHAS VERTICALES EN EL CENTRO DE LA LUZ Fig 82Jl En la figura 82... Tn ~ linea al l l ...:. 1 linea 8) ¡j-_-'....I 2e4 27e e 135 12 e 150 d linea a) linea m IV e b a linea al JI linea b) l l .428 PUENTES Javier Manterola Armisen \ 303 2es R:::6Dm o 39Tn/ml " '.' t . 11 DISTRIBUCION MOMENTOS FLECTORES LONGITUDINALES II) DISTRIBUCION MOMENTOS TORSORES m) ACCIONES VERTICALES DEL RESTO DEL TABLERO SOBRE LINEA o..~aJ:J 1 0009 : 0..' t . aunque mucho más reducido... si bien se puede apreciar claramente el mismo tipo de comportamiento que observábamos en los tableros bi-apoyados... representamos la comparación entre los momentos flectores longitudinales en las cinco vigas independientes y en el tablero real.I 2S9 ". .11. _---J 1 0014 I I v I linea d) t-...._ _---' 114 125 DISTRIBUCION DE ESFUERZOS EN UN TABLERO CIRCULAR" BIEMPOTRADO.013 I _- I 1 l.-~----.1.

2.Variación del radio de curvatura Los mecanismos de reparto de cargasrigidez a torsión y flexión de los elementos transversales están aquí muy activados por la enorme diferencia de luces entre los dos bordes libres y el pequeño radio de curvatura de la losa.2.5. figura 8. 8. En la Fig 8.14 representamos los esfuerzos que se producen en el mismo tablero de la figura 8.11).429 CAPITULO 8.13c. fig 8. apoyo centra 1 12 B5 tn Fig 8212 8. Fig 8.llJII). En la fig. pero en el que se ha variado su radio de curvatura.4.2.13d se representan los momentos flectores transversales en la sección central. (Rmed= 22. Este aumento del radio de curvatura minimiza todos los problemas que hemos examinado hasta ahora.2.13 representamos un caso extremo en el cual la relación ancho/luz es muy grande.2. cuyo aspecto es muy similar aunque mucho mas acentuado que el de la Fig 8. como habiamos indicado.. o) 1699 tn Reacc borde lotero 1 b) Reace.2. 8. pues la respuesta .2.12. 8.2.Relación ancho-luz En la Fig. pasando de 60 m. 8.07a. Se observa como los momentos son mucho mayores cuando la losa se carga en A que cuando se carga en C. Así los momentos flectores longitudinales en A y en e para carga puntual en A y en C son muy parecidos aunque la longihld del En la figura 8. Sin embargo las flechas en A son del orden de seis veces mayores que las flechas en C para las mismas cargas.02. El radio de curvatura es muy pequeño. borde libre en A sea del orden del doble de la del C.2.2.2. sigue la pauta indicada anteriormente: carga en la zona de momentos flectores POSitIVOS y descarga en la zona de momentos negativos. 8.2.2.11. a 200 m.5 m). aunque en mucha menor proporción (Fig.13b. La distribución de los momentos flectores principales en una losa continua de dos vanos cargada uniformemente y su distribución de reacciones en el borde libre y en el apoyo central se encuentran en la fig.EL TABLERO CURVO Los momentos torsores también se reducen.. La cantidad de carga vertical que la línea a recibe del resto de la losa.13a representamos la distribución de los momentos flectores principales para una carga uniformemente repartida.

. en planta. 8. así como la cantidad de carga vertical que se h'aslada de una zona a otra del tablero. que dependen de su luz. '.Conclusión respecto al comportamiento del tablero losa. 0055 A .430 PUENTES Javier Man/erola Armisen [ A A . 82. y de su . curvo. A la deformación libre de las vigas longitudinales. .6. También las leyes de momentos torsores se atenúan mucho. aunque la diferencia que existe entre los esfuerzos de las vigas curvas elementales y los de tales vigas formando parte del tablero curvo es mínima.': ~ ~~= '~' e) d) [argo en A [or-go en B [argo en [ Fig.1.. La pauta que siguen las leyes de momentos flectores es similar a la que vimos con anterioridad. ._". Un tablero losa. como ya vimos en el punto 8. desarrolla dos mecanismos de resistencia que le confieren su carácter específico y que complementan la respuesta individual de la serie de vigas circulares en que podría dividirse el tablero mediante una serie de cortes circunferenciales.2.-/ o) 89 74 nt b) [ O.. curvo.13 elemental de una viga curva es inversamente proporcional al cuadrado del radio.

de la parte interior del tablero a la exterior. y tiene como consecuencia una reducción de los momentos flectores de las vigas longitudinales más largas (exteriores) a costa de las más cortas (interiores). 2. En este caso. Los dos tipos de movimiento de las vigas longitudinales. tiende a igualar los giros a flexión de las vigas longitudinales. (Segundo mecanismo de resistencia). La influencia de este segundo mecanismo de resistencia va a depender El de los valores K = - GJ de las vigas circulares elementales. Esta tendencia es tanto más acusada cuanto mayor es su rigidez a torsión. Este primer mecanismo es de una gran eficacia.431 CAPITULO 8. 8. La rigidez a torsión de los elementos transversales del tablero. 3. La rigidez a flexión de los elementos transversales es excitado por la diferencia de flechas entre las vigas longitudinales y por la diferencia entre los giros a torsión de las mismas. ya que los giros en las vigas curvas son del mismo signo que las que producen las diferencias de flechas.EL TABLERO CURVO • • • • A A A Desplazanientas [argo un i farne Fig. se oponen dos mecanismos de resistencia: 1. ocurre que las vigas exteriores se cargan mucho y sus momentos flectores son mucho mayores que los de las vigas elementales . si las vigas transversales tienen además poca rigidez a la torsión y no puede desarrollarse eficazmente el primer mecanismo de resistencia. lo que determina un traspaso muy eficaz de cargas. Si estos son grandes (vigas circulares de pequeña rigidez a torsión) los giros de torsión de las vigas longitudinales se diferencian más que las flechas.2. se contrarrestan entre sí.13 e rigidez a flexión y a torsión.

ERO CIRCULAR BI-APOYADD R= 200m. tI) MOMENTOS TORSORES LONGITUDINALES In) LEYES DE CARGAS Y DESCARGAS DE CADA UNA DE LAS LINEAS CURVAS Fig 8214 del tablero.LOSA ----.a o -------------_ b ¡. ya que el raparto. las penaliza.J .-_ _ Q+--_-"12""...c:-:::...--_--r-------__-::-::.2~ 15. las vIgas interiores se descargan.2------ I ~ I 6. 4. 1) MOMENTOS FLECTORES LONGITUDINALES.5"'-z!r_-_-_-_-_-.432 PUENTES Javier Mante/o/a Armisen .VIGAS INDEPENDIENTES e R= 200 Linea a) " " " 393 "'--.5---- 1 -===-1 16.-=~e -----------. en vez de aliviar las zonas más cargadas del tablero.d l---+---t-----_-.a--- I ~ 16.----· DISTRIBUCION DE ESFUERZOS EN UN TABL. muy mala.. . Por el contrario. Esta morfología del puente losa curvo es.407 16.. • Es una estructura con una solicitación permanente a la torsión proporcionada por la curvatura en planta del tablero. Mirado el tablero curvo desde un punto de vista totalizador se puede concluir. por tanto.

la solicitación de torsión se resuelve en flexiones longitudinales.5 . 7. 5. a través de los pares de fuerzas iguales y contrarias que desanolla la rigidez a flexión transversal del tablero. 6. • En las seccIOnes transversales de tableros curvos de baja rigidez a la torsión (tablero de vigas "1"). Como consecuencia. ya que los momentos negativos de flexión que se desanollan en los apoyos contribuyen muy eficazmente a eliminarla. reduce muy eficazmente la influencia de la solicitación torsora. por tanto. la rigidez conjunta del mismo. La curvatura en planta es el elemento desencadenante del proceso y. su efecto será tanto mayor cuanto mayor sea ésta.15 representamos un tablero curvo de varias vigas cajón. • En las secciones transversales de gran rigidez a la torsión. En la Fig. b) En tableros de vigas. (lado interior o exterior). Más aún.433 CAPITULO 8. La continuidad estructural de los tableros curvos. tiende a igualar la solicitación flectora en todo el tablero. En los tableros se produce un comportamiento muy similar al de las vigas curvas. • La rigidez a torsión se consigue: a) En secciones macizas o aligeradas interioremente. 8. sin que se produzca un incremento de la flexión del tablero.EL TABLERO CURVO c) Con aITiostramientos transversales muy rígidos a la torsión.821. el raparto transversal viene muy influenciado por la situación de la carga en el tablero. Fig. Bajo cargas puntuales.2. las vigas exteriores están mucho más solicitadas a flexión y las interiores se descargasn. cuando éstas son de secciones cajón. y por el radio de curvatura de la losa. la solicitación to1'sora se resuelve principalmente en tensiones tangenciales.

equilibradas.3.3. y °0f f x S. por metro lineal. dx .8. la sección transversal es defOlmable y. el estado tensional a que está sometida por los esfuerzos que la solicitan son: La diferencia entre estos valores es: j 2' - l' JI f H' d = ~~ x = pero como según la ecuación de equilibrio de la viga curva: H'= . darán lugar a un conjunto de fuerzas transversales.kt- bl ~\ :1-50 _ _ _o Su o l el Fig 83. un flujo de tensiones tangenciales de Saint Venant cuyo valor es (Fig. En el caso de puentes cajón esto no ocurre. cuyos valores son (Fig. T = M.1): r.a· o 2) Debidas a la torsión: H.Tablero cajón Al estudiar la viga curva en el punto 8.n ' M. M\. por consiguiente.3. suponíamos ésta absolutamente indefonnable y con coincidencia entre el centro de esfuerzos cOliantes y el centro de gravedad de la sección..1.): r. y M. producen. Las flexiones M.' \ . debido a la curvatura del elemento diferencias.. 8.n . dx . en cada cara. . Las torsiones producen.b r. + H~.3.3a..a.434 PUENTES Javier JvJan/erola Armisen 8.2.. representadas en la figura 8. T 1/=-'-\ r.n La suma de estos dos tipos de esfuerzos. y H. unas resultantes. + M~. será: 1) Debidas a la flexión longitudinal: f= M.n Las resultantes de estas fuerzas a lo largo de las caras serán: M T = . se producirá en ella una determinada distorsión. r el valor del flujo de tensiones tangenciales resultante en el elemento. transversales a la sección. Si elegimos un elemento diferencial de viga cajón.J . Por tratarse de una sección cerrada los efectos del alabeo torsional son pequeños.

Entre los dos. la flexión en su plano de cada una de las caras que configuran la viga cajón curva.435 CAPITULO 8 . curvo y con sección cajón. 8.4 presentamos el puente de Tina Menor. En la figura 8.(-: 111 . En la Fig. produciéndose un doble mecanismo de resistencia. - [ Au' eu Ix r~b 2 O = Sv --+-. para el ejemplo que vamos a examinar seguidamente.3.3. Si queremos analizar con precisión la respuesta del puente cajón curvo. estas fuerzas se anularían entre sí y no pasaría nada. Nosotros. El primero. de 60 m. debemos acudir a otros procedimientos de cálculo que tengan en cuenta. resisten el efecto de esas fuerzas.5 analizamos un puente cajón.IL + "rr 7)J b) '" Fig 833 Si la sección transversal fuese indeformable. y sometido a la acción del peso propio. En . y en función de sus rigideces respectivas. 832 ~~~I O) Mx r . El segundo.. la deformación por es~ fuerzo cOliante de las caras y la torsión no unifonne que se produce en todo puente. Cuando la sección transversal es deformable estas fuerzas la deformarán. de la misma luz y anchura que los puentes losa antes estudiados. de radio.. hemos utilizado una discretización del cajón por elementos finitos tipo lámma.EL TABLERO CURVO To b) Hu o) Fig. además de la distorsión de la sección transversal. la rigidez de la sección transversal como marco..

cuando es ancha y delgada. el estado tensional longitudinal que se produce es mayor.3. Bajo la carga excéntrica. que es lo que produce efectos violentos. Este estado tensional se compara con el que se produciría en el mismo puente si fuese recto. que cuando cargamos en la zona exterior (carga en A).5a se representa la distribución de tensiones longitudinales en la sección central. como es la ley de M(8)/R. de la sección central.8. como la viga exterior tiene más luz que la interior. entonces. la distorsión del cajón se compone de dos sumandos: a) La distorsión correspondiente a un puente recto por excentricidad de la carga.436 PUENTES Javier Man/erola Annisen Fig 834 8. En la figura 8.3. sea trabajar como dos vigas elementales de forma????? Resulta. Ambas hacen el efecto de quitar rigidez a la sección transversal.4b).3. y el efecto que sobre las mismas produce la distorsión. 8.5c) recoge el efecto de la distorsión inclinando la ley nOl1nal del puente recto. mucho menos intensa por tratarse de una carga repartida. y esto es lógico. es pequeña por su falta de concentración local. como claramente aparece en la figura 8.3. Bajo este tipo de solicitación aparece otra particularidad en el compOliamiento de los puentes cajón curvos.6b. pues el radio de curvatura no es muy pequeño y la distorsión producida por una solicitación parabólica. incrementando las tensiones en el borde interno del cajón y disminuyéndolas en el externo. Se ve que la diferencia es muy pequeña. haciendo que la tendencia de la viga cajón. que en este caso es muy violenta por tratarse de una carga puntual. Aunque . b) La distorsión que produce la curvatura en planta del tablero por la solicitación M(8)/R.6 aparece la respuesta de este mismo tablero bajo el efecto de una carga puntual colocada en el punto A (exterior) o el B (interior).3. junto con el efecto de la defol1nación por esfuerzo cortante de las caras. La ley de momentos flectores transversales (Fig. También en los corrimientos de la sección central aparece este mismo fenómeno. aparece la defol1nación por distorsión (Fig. Junto con el descenso de flexión y el giro de torsión.

~ 352 ~. PESO PROPIO .00 ..835 .j48.1 A B I I .437 CAPITULO 8.00077 -I I 1 - b) PUENTE CURVO PUENTE RECTO C) PUENTE CAJON CURVO R= 60.9 53 153._~=-=~--- : 28 -. b) DISTRIBUCION DE MOMENTOS FLECTORES TRANSVERSALES.:-~ I I I I I I I o ) I 44 :46 :::----"-'---- I ____ .3104 I I I !=f.00 B ~ " a:: r---~~ ---------.EL TABLERO CURVO A - L =25. b) DISTRIBUCION DE CORRIMIENTOS.. Fig. SECCION CENTRAL o) DISTRIBUCION DE TENSIONES LONGITUDINALES.J0.::0:~:'-=========0=":00=0=1=6~J--1000086 -.

y viceversa. se debe a que la distorsión ocasionada por la curvatura. Se denomina MT el momento total sobre la viga cajón. en el centro de la luz. Los resultados se dan.7). siempre tiende a incrementar el estado tensional en la zona interior.S.6c aparecen los momentos flectores transversales en la sección central. la distorsión debida a la curvatura se resta de la originada por la excentricidad de la carga.438 PUENJES JOl'ler AIolller% las tensiones maXllnas son prácticamente iguales. y en ella se ve la influencia de la distorsión debida a la curvatura. SECCION CENTRAL Ql CORRIMIENTOS bl AXILES LONGITUDINALES el MOMENT'OS FLECTORES TRANSVERSALES Fig 836 P.7 I VIGA CAJON CURVA 8AJO CARGA PUNTUAL. '"oa: UJ r. que se solicita por dos hipótesis de carga: el camión de la norma U. ~ ~ A 8 'oa:" I ~ ~ I '"oce ce~! g] ~ ~ f8 o o ti 32~ ~ 38.~'L___ ¡ --~-- : --1 I I 133 : I r~ ~~ ~ 3.3. cuando se varía el radio de curvatura en planta (Fig. Se trata de un puente cajón monocelular. Estas conclusiones parciales se constatan en los eshrdios realizados por C..5 ! I I I I I I I L§1.3. 8. La igualación de las tensiones máximas que ocurre en este caso. y M el momento que se lleva caa una de las vigas.A. englobados. en los momentos que resultarían sobre cada una de las dos vigas virtuales en que se puede descomponer la viga cajón. bastante estrecho y bi-apoyado. colocado en la posición A. Meyer (3) mediante bandas finitas de vigas cajón.p . En la figura 8. Cuando cargamos en A. recio . curvo I el Anllisell . el área de las tensiones longitudinales es mayor en el caso de la carga en A que en el caso de carga en B. o en la posición B.4 : 3.

EL DIBlERO CURVO Para radios de curvaturas grandes (Fig. 8.3. la distorsión complementaria que acabamos de analizar. hace que la viga 1 adquie- ra mayores valores que la vIga 2.Meyer) Fig.~-)I )t 0_ _ _ _ _ _ _ _ •• 0. R 8 A 0165 Al Q. y alU1que la distorsión como puente cmvo tiende a incrementar la carga en la viga 1. 8. debida a la curvatura en planta.837 . no puede llegar a alcanzar valores similares a los de la viga 2 cuando la carga actúa sobre ella. 7b) el efecto de la curvatura desaparece.3 = 8 426 m D/L = 0.1 C) 50 100 150 200 R (m) 300 250 • VIGA 1 • VIGA 2 _ CARGA EN ____ CARGA EN A 8 M T = MOMENTO TOTAL S08RE EL CAJON INFLUENCIA DEL RADIO DE CURVATURA EN LA RESPUESTA DE VIGAS CAJON (C.055 02 L=18. Cuando aumentamos el ancho del caJon (Fig.439 CAPITULO 8 .055 02 L= 2438m 01 8) 30 50 100 150 200 R(m) 300 250 M/M T 06 05 0.28m 0.473 OA 8 = 3048 m D/L =0. Cada una de las vigas recoge un momento diferente e igual al que tendría un puente recto bajo la distorsión que le produce el descentramiento de la carga.3.. Para radios de curvaturas pequeños.521 __~ o g:~~~-~~-:~-~_:::'- ~ OA4.e!550_ el _ _ _ _ 0.4 0.7c) la distorsión normal como puente recto es mayor. aún para carga situada en la viga 2.

la carga puesta en el borde exterior experimenta un reparto. En general. Cuando la viga es curva. veliical y horizontal. los cables de cualquier viga.3. El efecto que produce la distorsión es como si la zona de viga cajón (viga 1 de la Fig. Fig. 8. Este efecto es tanto más impOliante confOlme el radio de curvatura es menor y la relación ancho-luz mayor. En el caso de cable centrado en el eje de la viga esta fuerza determina una acción torsora en la viga de valor (F/R)e siendo e la distancia al centro de esfuerzos cortantes de la situación del cable F en cada punto.1. F/R ".7a) mas próxima al centro de curvatura. incluso para cargas uniformemente repartidas en el tablero. 8.Pretensado Mirado como acción. . y la opuesta más elástica.4. Cuando la viga es resta. el pretensado de una viga equivale a las acciones del cable o cables en los anclajes y a las fuerzas de desviación distribuidas a lo largo de la viga y cuyo valor es inversamente proporcional al radio de curvatura del cable en cada punto.. mucho más adecuado que si la carga está en el borde interior. Fig.1 .440 PUENTES Javier Man/erola Aunisen De todo lo expuesto se pueden sacar las siguientes conclusiones sobre la influencia de la curvatura en puentes cajón: l. 8. tienen curvatura con proyección en dos direcciones. 2. sea recta o curva en planta. las curvaturas horizontales de los cables responden a un problema de distribución de los mismos a lo ancho de la sección y su efecto normalmente se anula por simetría respecto al eje de la viga. La curvatura en planta produce una distorsión del cajón. 8.8. en toda la viga cajón. fuese más rígida. Para radios de curvatura pequeños.3. 3.4.. Fig.. Esta distorsión tiende a cargar la zona del cajón más próxima al centro de curvatura y descargar la opuesta.4.7a.. 4. a la compresión y flexión del eje horizontal debido a la componente vertical del cable hay que añadir la componente horizontal F/R producida por la desviación que sobre el cable introduce la curvatura de la viga.

la carga exterior se anula en' cada punto lo que lleva aparejado la anulación de flexiones y torsiones a lo largo de la viga. tales que anulen la carga exterior p en cualquier punto. sin coeficiente de rozamiento y determinamos el valor de la fuerza de pretensado Fo y la distribución de excentricidades verticales e. Por ejemplo. 8. si pretensamos una viga circular bi-apoyada y de sección rectangular.4. 842 F/P 12 e R M =~O t Fig 843 193 PI 3 /24P . con carga exterior p unifonnemente distribuida a lo largo de la viga.CAPITULO 8. con un cable simétrico. Queda sobre la viga actuando unicamente una compresión centrada Fo y una ley de cargas radiales F/R aplicadas a lo largo de la línea parabólica del cable. Fig.2. I e F/R Fig.EL TABLERO CUR va 441 Esta aCClOn torsora hay que tenerla en cuenta en cualquier cálculo de vigas curvas y produce efectos que sorprenden a primera vista. tendremos un perfil parabólico para el cable de flecha en el centro f y un valor de la carga de pretensado pl2 F=o 8f Bajo esta acción.

con una excentricidad ea constante. la torsión de la viga no solo no se reduciría sino que aumentaría pues la componente vertical del pretensado anula la torsión y flexión de la carga vertical. el primero Fey y el segundo Feo' Siempre podremos detenninar eo de manera que se anule el momento de torsión en el extremo. Sin embargo no se anula toda la ley de momentos torsores pues la distribución a lo largo de la viga de los momentos torsores producidos por Fey y los producidos por Feo son diferentes. se vuelve a producir debido a la componente horizontal que la curvatura de la viga introduce en el pretensado. Fig.4. .4. 8. 8.3. En el caso de que la vIga fuese biempotrada y el pretensado que introdujésemos fuese el mismo que si la viga fuese apoyada.4. A -------------.- A -----~-~~----~ .. pero la componente horizontal produce la mismo torsión que en la viga bi-apoyada que como sabemos es mucho mayor que la de la viga empotrada.442 PUENTES JOJlierAfolllerolo AnllÚell Su efecto en la viga es la de una ley de acciones torsoras con distribución parabólica y de valor máximo en el centro de valor La integración de esta acción a lo largo de la viga produce un momento torsor idéntico al que tenía la viga bajo la carga exterior. la torsión de la viga debida a la carga exterior. tendremos que la componente vertical de la acción exterior p es anulada por la componente vertical del pretensado pero este introduce además dos pares torsores de signos opuestos.. viene acompañada de una flexión de eje vertical que no había aparecido hasta ahora como consecuencia de la excentricidad eo del pretensado. Este efecto secundario se puede eliminar si distribuimos el pretensado en la viga con excentricidades veIticales diferentes en el interior y en el exterior de la viga como indica la Fig. que había sido anulada por la componente vertical del pretensado. Esta reducción drástica de la ley de torsiones resultante en la viga. Es decir. Si mantenemos el mismo trazado vertical del pretensado del caso anterior pero lo distribuimos en un cilindro paralelo al del eje de la viga y dispuesto del lado exterior.+ I l l ¡ =--'-+--e=O Es decir la acción de pretensado produce una torsión nula en la viga. En este caso no es posible eliminar todo el momento torsor producido por la carga exterior. Esta conclusión se demuestra también directamente si utilizamos la fórmula (3) para la acción exclusiva del pretensado. dr(e) M(e) ds R pl 8/ pl R 8fR --e Para conseguir eficacia del pretensado de cara a la reducción de las torsiones de la viga deberemos descentrar el pretensado del eje de la viga.= .

4. en Pret en 1050 1050 superior inferior Fig 8. Fig. . se realiza añadiendo pretensado nuevo en la cara superior e inferior de la viga de curvaturas opuestas.5 Pret.6 PRETENSAOO NORMAL PRETENSAOO LOSA SUPERIOR E INFERIOR Fig 847 En este caso. 8. por descentramiento vertical entre los cables interiores y exteriores.4. dado que la resultante transversal debida a la carga exterior y al pretensado es del mismo signo.4.8.5. 8.EL TABLERO CURVO CARGA EXTERIOR Fuerzas tronsv debidos o lo flexíon Fuer zas cor ton tes di ierenc i o I es deb i dos o i o tors í on PRETENSADD Fuer Z05 de desv i oc ¡ en de los cables Fuerzas cortantes diferenciales debidos o lo torsion de los cables Fig. Este último efecto se puede eliminar si en lugar de intentar eliminar la torsión de la carga exterior. Fig. aumenta.443 CAPITULO 8 .4.4. la distorsión de la sección. Con el pretensado en planta de la figura 8.6.6a y c se elimina la torsión resultante de la carga exterior mas el pretensado n0l111al de la VIga. en el caso de que ésta sea un cajón.

Este hecho conduce a que normalmente en puentes curvos el pretensado se utilice como en puentes rectos para reducir los efectos de la flexión y la torsión es resistida por otros procedimientos. Fig.8 Puente del Pilar (Zaragoza) .444 PUENTES Javier Manterola Armisen La distorsión también se reduce dado que sus resultantes tienen signo contrario.4. intentar anular con pretensado la torsión debida a la carga exterior es a costa o de flexión transversal o de aumento de distorsión o de poner una cantidad impoliante de pretensado complementario. Fig 8.7. Como se ve después de todos los intentos que hemos hecho.4. 8.

0. pero las pilas tienen una vinculación de apoyo deslizante con el suelo.. 9. desaparecería o se reduciría la fuerza H y la ley de momentos tendería de nuevo a la de la viga bi-apoyada. 9. se producirá en el pie del dintel un corrimiento 8 10 y sobre la estructura una ley de momentos como la representada en la figura 9. Con un terreno blando las pilas inferiores se abrirían. Si la vinculación que existe entre las pilas y el dintel en un puente es la de articulación simple. La inmovilidad lateral del pie del pÓliico nos ha producido una ley de momentos flectores correspondiente a una viga continua de tres vanos cuyas luces sean las mismas que las del pórtico. El dintel y la pila se empotran entre si y el terreno presenta una gran rigidez a las fuerzas horizontales que le transmiten las pilas del pórtico.ld.1 c tendremos la ley de momentos y la deformada de la figura 9. es reducir la ley de momentos flectores que se produce en el mismo gracias al empotramiento parcial que le proporcionan la rigidez de las pilas. Al introducir en el pie de esa misma estructura una acción horizontal. H.PUENTE PÓRTICO 9.0.1e. Fig. la defonnación y la ley de momentos flectores del dintel se conserva pero el pie de las pilas se desplaza lateralmente un valor 0= e. . una ley de momentos flectores correspondiente a dicha defonnada y un giro en el apoyo de valor e. en este caso si sumamos los estados 9. 9.la.. Si la vinculación entre pila y dintel es de empotramiento. y además un esfuerzo axil en el dintel igual a H. Fig.0.lc.0. Podemos hacer que 5¡ = O= h.1 b y 9.0. 9. PUENTE PÓRTICO La intención que guía al apOliicar con las pilas un detenninado dintel . la carga exterior producirá una deformada del dintel como viga simplemente apoyada.0. El puente pÓliico reduce la ley de momentos flectores de una viga apoyada a otra continua siempre que se cumplan dos condiciones.0Ib.445 CAPITULO 9. e.2 representamos un puente pÓliico elemental.h.0. En la Fig. Fig.

446 PUENTES Javier Man/erola Annisen o L b \ H --' e d e Fig 901 Fig 9.02 .

1.1.1. La cuantificación de este empuje es bastante imprecisa ya que la tendencia de las pilas a abrirse está contrarrestada tanto por los empl~jes horizontales que introducen las tierras adosadas al trasdós del muro veltical como por la rigidez del cimiento. Podría ser igualmente acartelado. El dintel queda también comprimido en toda su longitud por el axil H.447 CAPITULO 9. aunque de cuantía diferente. Fig 9. Además de las condiciones de compactación..02.Pórtico simple La materialización mas elemental del puente pórtico lo constituye la figura 9. una compactación muy intensa puede sobrepasarlos. En la figura se ha representado una variación continua de espesores. Una compactación normal puede ocasionar empujes al reposo en el trasdós del muro.0. Si es necesario realizar una excavación con talud inclinado o el puente pórtico se sitúa no en desmonte sino en terraplén sobre suelo competente.03 y 9. Fig. a valores próximos al empuje activo en aquellos casos en que el acortamiento del dintel produzca movimientos en cabeza suficientes. para t = 00. El tipo de terreno que encontramos y sus características resulta definitivo.9102 Fig 9101 . aparecerá una reacción horizontal H que introduce una flexión en el dintel a través de la rigidez de la pila. En ambos casos.. Por lo demás la problemática es exactamente igual al caso antenor. los empujes horizontales a lo largo del muro vertical van a depender del nivel de compactación de las tielTas en el trasdós del muro. En este tipo de puente es impOltante considerar el empuje lateral del suelo sobre los muros verticales de la estructura. por tanto.PUENTE PÓRTICO 9. Los problemas de inter-acción suelo estructura están.02. Una de empotramiento en cimentación (izquierda) y otra de atticulación (derecha). la excavación puede hacerse vertical y la coacción lateral se produce a lo largo de toda la altura del estribo y del cimiento sin diferencias significativas.1. las deformaciones por fluencia y retracción del dintel que pueden llegar a permitir que el empuje se reduzca. Sus esfuerzos dependen principalmente del modo y cuantía de la compactación lateraL Una variante morfológica del pórtico elemental lo constituye la figura 9. en la que al tablero se le proporciona inercia variable para adecuar sus espesores a la distribución de la ley de momentos flectores. En el caso de marcos embutidos en el terraplén la interacción suelo-estructura se produce tanto en la base como en los muros laterales y su valor es difícil precisar con exactitud.01 donde se representa un pórtico rectangular de inercia constante con dos tipos de vinculaciones extremas. influye en el empuje de las tierras.Morfología longitudinal 9. absolutamente presentes en este tipo estructural y tanto mas intensamente cuanto mas pequeño sea el puente.1. Si se trata de roca sana.1.

. ..448 PUENTES JrlJl¡(?r Afan/ero/a Anlllsen _ 16300 le~ 1Q50 00 Fig.'Ii.."'~ ' 2l1D ~c ... I "'===':1¡s=:::!=='=::±:=!=!=:=b....': -'-- ~-_~I'o/>--------- " ..". 910] l' l. Un ejemplo fonnidable de la misma morfología lo constituye el puente sobre el río . 9. de luz.. Fig.~J1~1 '..04.-._n I __ \$...L$. I 1" . 1954) es un pótiico rectangular de 61. 9... '. pues si bien para tiempo = O la operación es corTecta. l·!lI. Con el fin de evitar los efectos negativos que produce el acortamiento axil del dintel producido por el pretensado de las pilas...¡~.6 m. Morando. Las tierras laterales y su contención se independizan del pórtico y ambas descansan sobre una cimentación de pilotes de gran tamaño para resistir las cargas horizontales del pórtico y reducir sus movimientos horizontales. ' .. fonnado por tres elementos en cajón con una variación muy pequeña del canto entre el centro de la luz y los apoyos../04 El puente de la Giunture sobre el Liri (R.. "'~.1. l . las deformaciones por fluencia y retracción del dintel invalidan la intención de evitar que el pretensado del dintel no reduzca efecto pórtico.~~'" 1'l'3D1un ~"'L> iI ------iIr--------"l'IÓ-----~ Flg. Esta pretensión es casi inútil. .• . \.. ¡ "!!-='=~~~& \ ~ .0 ~' .

_-::..449 CAPITULO 9 .\ I ~~ \ .9106 . "' . \ I ~'¡-.===- Fig 9/0S Fig.PUENTE PÓRTICO i'II~'''''''_' . \::::_-:-~.=-_ ~_ c -~--- =.

1.07. de luz y 184 m. Fig.:"':"'" .1.1. -:-:. Las características morfológicas del pórtico corresponden a bi-articulación en los extremos. sección cajón en el dintel dimensionada como el caso de los puentes en voladizo de gran luz. ' blordánw Fig 9107 Fig./'" itrler.06 y Fig.05 zada en avance en voladizo y la estabilidad durante la construcción se consiguió por anclaje provisional contra el telTeno.C I ~.• ! : ~ 1: : bloc d ancMge¡ . 9. La articulación es Freyssinet.misen Tagliamento (Zorzi.450 PUENTES Javier Affan/erala lI. de longitud total._'. Fig.t tmdtn OemlCoupe a 24 "'00 de /a e/e ·'.mi'.9J08 ~ . 1965) de 163 m. _. muy apropiada para estos casos en los cuales las cargas son muy importantes y los giros no lo son tanto. La construcción de este puente fué reali- Oeml·coufJe ¡j /a cM "loe da. ~1:". 9. 9. Una pequeña variación estructural de la configuración habitual de los puentes pórtico la constituye la fantástica colección de los puentes sobre el Mame que Freyssinet proyectó y construyó después de la segunda guelTa mundial.

) se salvan.1. Dando una carga a estos gatos igual a la acción horizontal de carga pennanente se deforma el suelo sin que esta deformación influya en la geometría del pórtico y por tanto en sus efectos secundarios. 9110 Puente sobre e/ río Sinigo (Ea/zona) En estos casos Freiyssinet descompone la pila triangular del pórtico en sus dos cabezas de compresión y de tracción.2. el empuje de tierras actúa sobre el pÓltico. estableciendo una acentuada variación del perfil vertical del puente que incrementa claramente la distancia entre el eje del dintel en el centro del vano y el punto donde se produce el empuje horizontal sobre el estribo. El efecto pÓltico se mantiene aunque disminuido dado que la parte situada desde la veltical del apoyo hacia la derecha o la izquierda cumple el . en palte. en el cual el elemento veltical se inclina hacia el terraplén incrementando la luz del dintel.08. L.451 CAPITULO 9 . . Tampoco. en este caso. Una variante al pórtico simple. Los efectos de la pequeña relación flecha-luz (ver 9. La influencia negativa del movimiento horizontal gatos planos entre éste y las patas inclinadas del puente..PUENTE PÓRTICO Fig9 1 09 ~. _ Fig. la constituye el representado en la figura 9. Es de suponer que las características del suelo corresponderán a suelo muy elástico en el que las deformaciones no crecen con el tiempo.

En este caso la inclinación de las pilas cumple una doble función. Esta misma tipología se ha realizado introduciendo una atiiculación deslizante a cuartos de la luz.2. \f2l b ! e defornodo ley de non..1. constituye una estructura pÓliico muy usual. dos en los apoyos y una en el centro. la luz central del dintel. en clave y 7 m. Fig 9. En este caso el efecto pórtico desaparece y la viga que cubre el vano central se apoya en ménsulas que deben equilibrarse en la cimentación.1 0. en primer lugar. La pila inclinada introduce a su vez una componente axil significativa en el tramo central del dintel. 9. En cuanto a flexiones hay que tener en cuenta que si bien para carga permanente la viga central funciona con la luz que determinan la posición de las pilas inclinadas.452 PUENTES Javier Man/erala Armisen papel de compensar de la flexión general del dintel..Pórtico de pilas inclinadas El aporticamiento de un dintel contínuo de tres vanos por medio de pilas inclinadas La segunda función que cumple la pila inclinada es la de conseguir un empotramiento mas perfecto del vano central.09 El puente sobre el río Sinigo (Bolzano) Fig. De hormigón ligero en la parte central.2 m. tiene un canto variable entre 2. Fig. en atTanque. 9. 9. 10 que no OCUlTe si las pilas son verticales.1. flectores Fig 9Jll . Fig.1.1l c. 9.l. el cual se o 1r\2. Reduce.. es un pórtico de tres articulaciones.11. empotradas en el dintel y atiiculadas en cimientos. para la sobrecarga el comportamiento no es exactamente igual dado que la actuación de carga encima de la pila produce flexiones en el dintel.l.

aunque en este caso en construcción provisional. Las pilas se atirantaron a la cimentación mientras crecían y el dintel. De características similares pero de realización un poco mas reciente es el puente de L'Oreal.453 CAPITULO 9. En el puente de Bonhomme hubo que construir además de la pila inclinada. se utilizó una técnica derivada de la construcción del puente arco en avance en voladizo que permite eliminar todo soporte provisional intennedio.13 Fig.95 m. de luz entre extremos de pilas y canto variable entre 5. 9.5 m.25 m. 9. La anchura del tablero es de 9. 9. en la unión con las pilas y 2.1. El proyecto construido es un pórtico de pilas inclinadas obtenido sin mas que girar las pilas verticales del proyecto anterior para ir a apoyarse en la ladera exterior de roca. fuera de la influencia del mar. El tablero está formado por un cajón monocelular con canto variable entre 7.7 m.PUENTE PÓRTICO compensa además por continuidad de los vanos laterales del dintel. entre apoyos en cimientos.1. El principal inconveniente que tiene esta tipología es la construcción.12 Mas interés tiene el puente sobre la garganta del río Gouritz en Africa del Sur. La realización del pórtico de pilas inclinadas se debe en este caso a la doble ventaja que se obtiene de dicha inclinación para evitar la cimentación en un aluvial de 40 m.2 m. En la figura 9. cimentadas por medio de pilotes en el granito del fondo.00 m. construido en avance en voladizo desde el estribo necesitó de un atirantamiento provisional para mantener su estabilidad.5 m.12 presentamos el puente de Bonhomme de 146.14. en el centro. ..2 m. de luz entre apoyos de pilas inclinadas en el dintel y 186. para poder resistir la falta de equilibrio que proporciona la pila inclinada durante la construcción del dintel en avance en voladizo. Además la construcción no necesitó de la colocación de pilas provisionales verticales en el nudo entre pila y dintel.6 m. La propuesta de la Administración francesa era un puente continuo de tres vanos con pilas verticales. la pila vertical que estaba prevista en el proyecto inicial. y 2. Fig. y la del cajón 5. con 108 m. la longitud total del puente es de 282. de espesor y reducir la luz del vano principal. .1.1. Fig.

El puente de St. 9JIJ \ '/ '¿' / \ F1g. En construcción metálica esta operación se ha realizado girando respecto a la base de la pila. El empuje horizontal está recogido por unas cimentaciones de fábrica muy poderosas que existían conespondientes al puente procedente sobre el que se edificó el actual de Freyssinet.25 m. rotando alrededor de su nudo de unión con la cimentación.PUENTES . pila y dintel. 9JJ4 En la Fig.--="'- 51.5 m. El atirantamiento provisional sigue siendo imprescindible hasta que el dintel sujete la pila en su situación inclinada.OOm 46. La formidable respuesta de este tipo de pórticos continuos ante los empujes horizontales los ha hecho muy útiles para puentes de fenocanil. La construcción se realizó con cimbra aporticada entre los cimientos del puente antiguo. 9.00 -"'37'-".1. 9. . Cruza el río Garona por la adición sucesiva de una serie de pórticos con una luz entre articulaciones inferiores de 56.T7~ ~l _ Fíg. dentro de esta variante una pasarela en Vitoria Otra variante de construcción de estas pilas es la de realizarlas en posición vertical y girarlas.1. Fig.=..B=6_-+- -=. y longitud total de 65. los cuales estaban unidos por tirantes provisionales.16."-=- ~1=12~. Michel en Toulouse constituye otro ejemplo característico de esta tipología.Im'lá AJall/erola AI'IJIIsell 84. con lo cual la estabilidad y sujección de ambos elementos es mas segura durante las fases del proceso. La sucesión de un conjunto de pórticos simples configuran un aparente puente con células triangulares continuos.00 .15 representamos.

PUENTE PÓRTICO Fig...__. Fig 9116 Puenle de SI Michef en Tal/fal/se (Francia) .455 CAPITULO 9..:::I_ ----. . ...'(...9115 " ..._--'-'.==c: J'::L .1 ..• !\ ----------_... .

Fig. representamos el puente Alcalde Alfonso Molina en la Coruña. de composición y de tracción.. sección de dintel cajón de canto variable entre 1.20. pues a la componente inclinada de la pila principal es La utilización de la célula triangular en puentes continuos es muy frecuente. El pórtico de células triangulares puede considerarse como un pórtico de pilas inclinadas en las cuales se refiere el extremo de los vanos de compensación al cimiento de la pila principal por medio de un tirante. en el empotramiento con las pilas y 1 m. en el centro del vano.3.1. La célula triangular de las esquinas desarrolla un excelente efecto pórtico con un gran empuje horizontal al terreno. tramo San Andrés de Llavaneras .1. 9.Ll8a. . Esta estmctura se ha utilizado con amplitud en el caso de pasos superiores con un excelente terreno de cimentación.17. Fig. Tiene la ventaja respecto al pórtico de patas inclinadas en que es posible eliminar la cimentación del extremo del vano de compensación el cual puede descansar sobre el tirante rígido.18.1'1 (lrJ Fig 9. El puente en la autopista A-19. Tiene 41 m.19. En la figura 9.1.456 PUENTES Javier Manterola Annisen [g1.Pórtico con células triangulares necesario añadir la tracción del tirante posterioL Fig.1. 9.1. Se puede considerar también como un pórtico básico en el cual la pila principal se ha descompuesto en sus dos cordones.1. Representa una configuración clásica para pasos superiores de autopista.Malgrat en Barcelona. 9.1. representamos la estmctura resistente de una serie de pasos superiores prefabricados por dovelas realizado en la autopista alpina en el sur de Francia. de luz. tanto en su ejecución con hOImigonado "in situ" como con dovelas prefabricadas. 9.4 m.1. 1 17 Para el caso pasos de autopista esta solución ha sido muy utilizada. En la figura 9.

Voladizo sucesivo para una parte del vano principal y levantamiento del tramo central..F..00 m. .21).1..457 CAPITULO 9.9.A.. . La célula triangular reduce la luz central a 48 m. con la célula triangular empotrada en la cimentación y tres luces de 40+80+40 m. La sección transversal es una viga cajón con canto variable entre 2..~ .2m. Fig.. como ocurre en el puente sobre el río Main en Gemünden (R. 9. Para la construcción se utilizaron tres procedimientos.9118 ' "'- . Cimbra apoyada en el suelo para la célula triangular y los accesos.. Fig.1. tiene un planteamiento similar con luces de 71. _--"' /' Fig 9. se utiliza la construcción mixta sobre trípodes invertidos. El puente Kylesku (Escocia.). _".. Fig.1.1.19 Puente Alcalde Alfonso Molino en la Corlllla es un buen ejemplo.PUENTE PÓRTICO o) e) Fig. La sección transversal es una sección cajón con canto variable entre 6. y 1.23. En el puente de los Franceses. 9..5 m. La célula triangular está empotrada en la cimentación.5 m. y 4.22. DE 82+135+82 m. La fuerza de frenado se resiste muy bien con células triangulares. 132 Y 71. 9.9 m.

AIalgmt en Barcelona.3 \ ' \ \.1.\ \ \ \ . \. tramo San Andró de L/avanems .458 PUENTES Javiel !v[anterola Armisen Fig 9 120 El puente en la autopista A-19. \ .21 Puente Kvlesku (Escocia) \ " .~ ." F 1 11\ Fig 9.\' '.'~" .1 . ! I ) i I Ji \ . \ .r. )' \~'i \ \ \J '~'" ') " \ ( "\ I . 'j' OI\l\tII\i\I\I\i~ ~. '.fl::::::~!"f~ I~.

.~r .. aJ Mam Fig 9/ 23 Puenle sobre el rio Main en Gemiinden (RFA) .22 Puenle de los Franceses 13500 W§ 9200 'r~ '1"'"77" e'-\rM':~':V "_'" 62.CAPITULO 9.1.¡.00 5500 9 Giunlo 5500 10 5400 Wllubun¡- F'¡ ':YT'Y 135.. 9.00/2 . a...PUENTE PÓRTICO 459 Fig.

< u a ---t----------OOOO-----------""j ALZADO úEI\ERAL Fig 9J25 Fig 91.26 Puente sobre el rio Pi/oiia (Asturias) .460 PUENTES Javier Mal1lerola Armisen Fig 9 l 24 Puente del Ve/gel ¡ .

:. el cual.1.:F=e=p====I===::::.461 CAPITULO 9· PUENTE PÓRTICO El caso del puente del Vergel.-. Fig. con luces de 56+82+62+46+36 m. La unión de las dos pilas principales con cimientos y dintel es de empotramiento perfecto.. 9. el efecto pÓliico con célula triangular se produce igualmente aunque solo tenga una célula. Fig.27 Viaducto Corso.1. El empuje horizontal de esta célula se contrarresta con la parte del dintel situada entre el estribo y la célula triangular a través del contrapeso que representa el estribo.26.1. 9.27. La componente horizontal H reduce la ley de momentos flectores en el dintel a la vez que introduce una compresión en el dintel.1. constituye una variante a esta tipología del puente pórtico.28 hori- flj .:r~ FJ~==Fh====::==F~mmmmm_mnmmmmmS¡==. (Viaducto Corso Francia.Francia.:==========::::::-.25. Morando 1959 r1 F l: o) fI¡ u¡ e ~::. I b) . 9. muy frecuentemente. Esto conduce. es incapaz de ser resistido sin que se produzcan grandes corrimientos.4..24. 9. pero también produce una componente horizontal sobre el cimiento. en los casos en que se usa en terreno poco resistente a necesitar grandes y costosas cimentaciones. 9.. El puente sobre el río Piloña (Asturias).:========._====/t Fe d 1.1. 91.11 Ü ¡1¡ [11 F t~ e ~.- Pórticos sin empujes zontales al suelo En todo lo que acabamos de ver la estructura pÓliico tiene una ventaja básica que produce a su vez un inconveniente básico. Fig. Morandi 1959). 9.. Fig. Fig. en la cual la célula triangular no se produce desde la cimentación sino a una altura intermedia en la pila.1. Fig.

y otra inclinada. Fd.28b representamos el mismo efecto pero en el caso que se desee tener un vano útil detrás de la pila inclinada. Fig.- ! l 11 r . que va al tornapuntas posterior.1. Fep' que debe ser compensada por su contrapeso.28a. Yuna carga veliical en el estribo. de luz en Las Rozas . Fc. el cual es equivalente a la fuerza vertical Fe por l. En resumidas cuentas este mecaOlsmo de trabajo lo único que hace es trasladar la componente horizontal.462 PUENTES Javier Mantero/a Annisen I .1. En la figura 9. de luz.1. F t. 9. FP' se descompone en una carga vertical que va al cimiento. La compresión de esta pieza se convielie en una tracción del dintel. En la figura 9. La componente inclinada de las pilas.".\ (Madrid) Ahora bien podemos mantener exactamente las condiciones del comportamiento como estruchlra pórtico introduciendo solamente cargas con componente vertical al suelo siguiendo el artificio que aparece en la figura 9. que un pórtico tipo introduce en el cimiento al dinteL Este traslado supone un par que es el valor de la fuerza horizontal Fd por la distancia h..1.29 representamos un puente pÓliico de 50 m.28.L L I r Fig 9/29 Puente en/a" Roza. Este ariificio se utilizó por primera vez en el puente arco de AlTiondas de 80 m. para el caso de una estructura arco apoyada en el alubial de un río que no pelmite desalTollar las cargas horizontales necesarias dentro de unos cOlTimientos aceptables.

dado un poco de curvatura para eliminar las flexiones producidas por su propio peso.Puente pórtico . En esta tipología arco-póliico. 9. 9. 9.Puente arco En la Fig.. Se puede considerar que es un puente arco con un antifunicular muy poligonal como COlTesponde a dos puntos concentrados de carga.31 que su clasificación es todavía mas indefinida entre puente pórtico y puente arco.29) podría haberse evitado con este aliificio.1.463 CAPITULO 9. para la tecnología actual. choca con la pequeña separación que debe existir entre soportes para conseguir una directriz curva en el arco..1. Este tipo de puentes presenta una gran lógica en el tratamiento entre los tramos de acceso y el viaducto principaL Una separación lógica de pilas en el acceso. 9J30 Puente sobre el río Amo en Incisa (Florencia) Fig 9. Zorzi con 104 m.PUENTE PÓRTICO (Madrid) en el cual se ha utilizado este mecanismo resistente en un pórtico de patas inclinadas que solo transmite componentes veliicales al suelo. se puede mantener la secuencia de las pilas en los accesos en el puente principaL Y lo mismo podríamos decir del puente sobre el Pisuerga en Valladolid. pero también se puede mirar como un puente pórtico de pilas inclinadas a las cuales se les ha 3600 3~OO '000 3500 Fig.1.1 31 Puente sobre el Pisuerga (Valladolid) 35. de luz principal destacando tres luces intermedias de 36+40+36 m.00 .5.1.30 representamos el puente sobre el río Amo en Incisa (Florencia) de S. 9. Fig. Toda la enorme cimentación del puente Corso Francia (Fig.

2. En el primero se encuentran aquellas que dependen de la rigidez del dintel y de las pilas..1 La expresión del momento de empotramiento en función de estas variables es: y para el caso de suelo infinitamente rí·· gido. estaban acoplados. Fig. E= módulo de elasticidad del material Ip .o_ h 3/ p donde: 80 + L 2/ v (1) La expresión del momento M para un caso particular de puente lo representamos en la figura 9. L M M M M H H Fig.2.2.. 9.2. 8.2. y de la relación entre la altura de las pilas y la luz del dintel hlL.. K= rigidez del suelo (Tnlm). como bi-apoyado.Respuesta ante las cargas exteriores En la introducción hemos visto como la ley de momentos flectores en el dintel se reducía considerablemente por la coacción horizontal del pie del sopolie en el terreno. Iv = momento de inercia de las pilas y el dintel. bajo la acción de las cargas exteriores (simétricas).Respuesta resistente Vamos a examinar la respuesta del puente pÓliico ante los dos tipos de solicitaciones para los cuales este tipo de puente tiene un comportamiento especiaL No trataremos que todos los otros tipos de respuesta que en este puente son comunes a otras morfologías. 9. En el segundo aparece la rigidez del suelo a las deformaciones horizontales. Vamos a ver ahora las variables de que depende el valor de la reacción horizontal H. En aquel caso no especificábamos nada más.B. 9.464 PUENTES Javier Manterola Annisen 9.. K= = es el giro del dintel. H = K . Son de dos tipos. La ley de momentos flectores y el axil del dintel dependían uno de otro.1. de la cual se pueden obtener un conjunto de consecuencias interesantes: .. la cual producía la reacción H.2.. 00 M = __ E_.::.

PUENTE PÓRTICO M( ntn) 320 300 ~ ~ 280 260 k= 1( 240 220 200 180 160 140 120 1"-. La elasticidad del suelo y la relación h/L.f.. el momento flector de empotramiento va reduciéndose confonne las pilas son mas altas.. destacando dos variables muy significativas.---. .------ ~ ---::::~ / / 7 ---I / / 7 / / I I / / k7 / I/ / / V II/ / / II I / / / I / / 1/ 1/ /1 / / 1// JI / - k= V I / -- 1--:: ~ L. También depende de la rigidez del dintel a través del ángulo de giro 8 0 . La altura proporciona flexibilidad a las pilas y por consiguiente reducen su capacidad de empotramiento.-- I 11 V /v k=20C / 100 80 60 40 20 / I ~/ 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 h (n) Fig. Doy v 1/ k / v ~~ k= eo 1'-. Conforme el terreno es más elástico el momento de empotramiento disminuye. 2. Cuanto mas rígido sea el dintel... El hecho de que el terreno tenga rigidez infinita es solamente una hipótesis teórica. Para suelo con rigidez infinita.'~ - . menor será el ángulo 8 0 y por tanto el momento de empotramiento. 3. 92. Por muy rígido que sea el telTeno tendrá una cierta elasticidad y en este caso la ley de momentos de empotramiento varía claramente. 1---..465 CAPITULO 9.2 l.

la influencia de la flexibilidad del suelo desaparece a efectos prácticos.3. figura 9. Los puentes pórtico de pequeña altura son muy sensibles a las deformaciones del suelo y los puentes altos poco sensibles. La cuantificación de esta fórmula en función de la altura h del pórtico y la rigidez del suelo K. En éste.2.06 y 9. la retracción y la fluencia del hormigón constituyen las defonnaciones impuestas por el medio ambiente. Esta conclusión es extremadamente importante pues destaca a la relación hlL como la variable mas significativa en el compOltamiento resistente del puente pórtico.19 son las más sensibles a los movimientos del suelo pues son las que producen mayor componente horizontal H.2. 311' J Para K = 00 donde las constantes tienen el mismo valor que en la expresión (1). La similitud entre el puente pórtico y el puente arco se refleja no solo en la impOltancia que para ambos tiene la relación hlL sino también en la respuesta de ambas estructuras a la solicitación descentrada. De entre las morfologías de puentes que hemos examinado la correspondiente a la figura 9. El incremento de la altura de las pilas o su perdida de rigidez y la elevada flexibilidad del suelo tiende a eliminar tanto los efectos positivos.14 Y 9. Para alturas de dintel pequeñas la influencia de la rigidez del suelo es tan importante que el dintel llega a perder prácticamente todo su momento de empotramiento. produce el mismo efecto en una estructura pórtico que una viga continua. Las morfologías de las figuras 9.2. 2. con alturas elevadas.2. Mientras que en caso contrario. Las consecuencias de los giros impuestos a las secciones como son los correspondientes a la temperatura diferencial entre las dos caras del dintel. ° Para un determinado corrimiento impuesto 0 en el dintel se producirá un momento flector de empotramiento M del dintel cuyo valor es: M =o f_l.1.1. los corrimientos longitudinales tienden generalmente a reducir el efecto pórtico ya que las defonnaciones mas importantes son de acortamiento (fluencia. las defonnaciones impuestas producen un efecto claramente negativo en el comportamiento de la estructura.03 y sobre todo la de la figura 9. De la figura 9.2. o las correspondientes a la fluencia y retracción.1. presencia de fuerzas H impOltantes. 9.15 son menos sensibles por tener una compensación natural en el vano trasero.- Respuesta ante las deformaciones impuestas Las variaciones de temperatura. como .1. Una deformación impuesta produce efectos tanto mas pequeños cuanto menor sea la rigidez del suelo. Unicamente el aumento de temperatura tiende a incrementar el efecto pórtico.466 PUENTES Javier !vJall/erola Armisell 4. Sin embargo los acortamientos axiles no influyen en la estructura continua y si en el pórtico. De la misma manera cuanto mas altas sean las pilas menos efecto producen las deformaciones impuestas. Esta disminución es tanto mayor cuanto menor sea la relación hlL. la representamos en la figura 9. Como se vé en la figura. Como se ve estas dos condiciones son las mismas que tendían a reducir el valor del empuje H bajo la acción de las cargas exteriores..3b se pueden sacar las siguientes conclusiones: l.2._K 2 0 +h K 1 E _ h + L 311' 21" (2) M=oo [ L E h h-+21. retracción y reducción de temperatura). De hecho un puente pórtico es una mala aproximación a un trazado antifunicular de las cargas exteriores.1.

.- / ' =200 ~~ ~~ 2 - .. 923 14 16 I8 20 h ( r1) ..PUENTE PÓRTICO Iv a) M(r1tn) 3 10 S O '1 '1 32 30 28 26 24 22 20 \k= 18 to \ \ 16 14 b) 12 10 (~ jk 8 6 4 2 \ 1000( ~'\\ '\ k4~1\ I 1/1 / L.467 CAPITULO 9.k 1000 4 ~ ~~ >U k-200 6 8 IO 12 Fig..

La relación entre el canto en el apoyo y en el centro del vano en puentes pórtico de canto variable debe ser mas pequeña que en puentes continuos. dado que casi todos los efectos secundarios debidos a movimientos horizontales de los apoyos o a acortamientos del dintel tienden a aumentar los momentos positivos. el de la componente de excentricidad del cable como fuerzas flectoras. La relación H/L es una variable especialmente significativa.2. Esto es claro pues el pretensado introduce unas defonnaciones contrarias a las de las cargas exteriores. <p = coeficiente final de fluencia. Para alturas pequeñas el valor del momento flector M es máximo. Para obtener el momento real es necesario utilizar la fónnula aproximada: _ q:>-OA M= M o 0. un conjunto de compresiones axiles y un conjunto de fuerzas normales a la curvatura del cable.4 2 3 4 0. Los efectos producidos por la fluencia y la retracción no corresponden exactamente a la fórmula (2) ya que en ella suponemos que el aCOliamiento impuesto ()o se producía en un instante y no a lo largo del tiempo como realmente ocurre en la realidad. .2.e 14 (3) qJ-Ü. Sin embargo así como la viga continua deslizará sobre los apoyos bajo la componente axil del pretensado sin producir flexiones. 9.Efectos producidos por el pretensado El pretensado introduce el mismo tipo de fuerzas tanto en el puente pórtico como en la viga continua equivalente.4. que se manifiesta en puentes pórtico en una pérdida apreciable de la componente horizontal H del efecto pórtico.256 donde: M o = es el momento obtenido por la fónnula (2) como si toda la defonnación debida a la fluencia y a la retracción se hubiese producido en un instante. 4. y esto ocurre en general con todos los acortamientos elásticos de la estructura.581 1.. Con valores pequeños de esta relación los efectos scundarios aumentan mucho y se pierde la eficacia buscada.Conclusiones de cara al diseño Después de analizado el comportamiento resistente de este tipo de puentes podemos sacar las siguientes conclusiones de cara al diseño: l.. Por esta razón debe colocarse siempre en terrenos muy rígidos para reducir al máximo los movimientos horizontales. sin embargo. producirá el mismo efecto en una y otra estructura.425 0324 0. 3. el pórtico experimentará un aCOliamiento del dintel con la consiguiente aparición de nuevas flexiones positivas gobernadas por la misma fónnula (2) que hemos examinado en el punto anterior. Este segundo efecto hiperestático del pretensado es. reducción de su cuantía por las defonnaciones impuestas. Los puentes pÓliico encuentran en la coacción del suelo a los movimientos horizontales.3. El efecto de estas últimas. las fuerzas H que reducen su ley de momentos flectores. Aquí se comprueba la aseveración anterior de que la relación h/L es importante para el buen funcionamiento de una estructura como pÓliico.468 PUENTES Javier A1an/erala Annisen los negativos. pequeño comparado con el primero. 2. tanto mas necesaria cuanto el puente sea mas grande. interponer gatos activos en el centro del vano o entre la cimentación y las pilas con el fin de producir la deformación elástica horizontal del suelo sin que esta repercuta en el estado tensional del puente. o lo que es lo mismo. además de someter al dintel a una carga axil. Constituye una buena práctica constructiva. siendo este efecto el mas perjudicial para el funcionamiento de la estructura como pÓliico. 3. 9.

el hierro dulce y el acero. o el puente atirantado de Hitsuishijima (1988) de 420 m de luz en los enlaces de HonshuShikoku en el Japón y el puente colgado del estrecho de Akashi también en el Japón. esta tipología. o el Firth of Forth (1890) de Baker y Fowler. Puentes tan formidables como el Garabit (1884) de Koechlin. récord mundial de puente arco de 518 m de luz de 1975. El puente de madera es la primera manifestación de la celosía en puentes y vivió durante siglos asociado al tornapuntas inclinado. Es la manera en que se ordenan y enlazan entre sí para constituir una estructura resistente capaz de salvar luces mucho mayores que las posibles para cada uno de sus elementos individuales. que es el récord absoluto de luz. Fig. Es con este material y empujada por el ferrocarril.1.PUENTES EN CELOsíA La celosía es la tipología estructural propia de los elementos lineales. Es una de las grandes invenciones estructurales de la historia de la construcción y cuya claridad de comprensión no se logró hasta el siglo XIX. con la aparición y utilización de la fundición. cuando Culmann escribió su mecánica gráfica. está plenamente presente en la tecnología actual. como se desarrolla la celosía instalándola. arcos y colgados de gran luz. Baste citar algunos ejemplos. En acero. con 1990 m de luz desde el año 1998 o las grandes celosías rectas de USA. Puentes como los dos que se desarrollan sobre la New River George (USA).469 CAPITULO 10. lo que realizó después de visitar las grandes celosías americanas realizadas por una mezcla de intuición resistente y de necesidad (la madera era el material que encontraban con mas facilidad cuando se construyó el ferrocarril de costa a costa).PUENTES EN CELOSÍA 10. 10. realizó auténticas celosías de madera cuya perfección de diseño resistente solo se vuelve a repetir a partir del siglo XIX. como el puente de Astoria sobre el río Columbia de 375 m de luz (1964-1968) y el puente de Tonegewa en Japón de 510 m de luz de 1973 y 72 m de canto máximo en el apoyo. tanto europea como americana. . alcanzando su máxima complicación en los puentes de los hermanos Grubenmann en el siglo XVIII. Únicamente Palladio. abren unas posibilidades infinitas a esta tipología que se constituirá casi en única para los puentes rectos. tanto para felTocalTil como calTetera. tanto en vigas como en arcos.0. como elemento resistente a la flexión. en el siglo XVI..

470 PUENTES Javier J\1an/ero/a Armisen Fig 1001.a Puente de j'errocar'¡/ Zamora Fig 10.01 b .

es también una celosía mixta.2. Zafra y lE. En España se han realizado varios y están en construcción dos o tres más.4 m de luz. Este tipo de tablero es especialmente indicado para puentes de doble tablero. El dintel del puente atirantado de Oresund entre Suecia y Dinamarca. superior e inferior como OCUlTe en alguno de los puentes anteriormente citados. La celosía metálica se sigue construyendo tanto para puentes de felTocanil como de canetera en luces mucho mas moderadas. 10.c Puen/e de Lisboa son los ~jemplos mas notables del uso de la celosía en acero. Ribera desde 1908 y aún se encuentran en servicio varios puentes en España de esta época. Fig.471 CAPITULO 10 . Caquot. En Francia se realizaron puentes tan importantes como la pasarela de Ivry de 134. pues el hormigón es un material mucho menos adecuado para realizar elementos lineales que el acero. Pero no solo se está utilizando en puentes tan importantes. 1927.PUENTES EN CELOSíA Fig lOOJ. En hormigón esta tipología ha tenido mucho menos éxito. En España este tipo de puentes los aplican y hacen los grandes ingenieros l M. Fig 101 Ola .6 m de luz en 1930 o el puente de la calle Lafayette de París. f01111ado por dos vanos de 76. Sin embargo también va teniendo su campo de aplicación.07. Y cuyo autor es A.

. . ~.....- uo Fig.--- i !. Fig..01.Tableros en celosía de hormigón En 1960 la empresa Dyckerhoff und Widmann construyó en Alemania el puente de Magfall (1960)..0 m. 101.1..-.oo . La razón para este incremento de anchura no solo es el incremento del esfuerzo cOItante sino también el de reducir la deformación por cOItante que es significativa en puente en celosía (veremos que es uno de los "leif motiv" de su diseño) y bastante mayor que la que se produce en vigas de alma llena..2 m en apoyos.. .... continuo...01 b 10.00+ 108.66 m en el centro de vano a 2.472 PUENTES Javier Man/erola Armisen 1----_----.. la anchura de los montantes y diagonales es variable. de 23. lo que conduce.3 m de canto= (L/4. Este fenómeno se acrecienta si permitimos la fisuración -I--l-l--¡--~--~~--c¡---L.. No solo utiliza una celosía de muchas banas (cruces de San Andrés) sino que además.V''V mm Fig. de tres vanos de 90..1. a la aparición de flexiones parásitas importantes en los cordones superior e inferior de la celosía en la zona de apoyos. lOIl.5 m de anchura y 7.. - .: v--''t.0+90. . 10.02 . desde 0.. . en el caso de no tomar medidas especiales.7). 101.

I .r--l Fig.473 Fig 10103 a SECTION TRANSVERSALE ij :z: _J BUBIYAN MODELE . ~-. 101 03b .

16 m de luz. 10.2 m en el centro del dintel a 1. además de la deformación a flexión. dispone de un importante pretensado interior.1. de la mano de Bouygues. Un puente mucho más reciente.18 m de canto (2. Fig. 10.17 m de canto. Con 60. ---..5 m de separación entre ejes de la triangulación) y 40.79 m. Fue ejecutado por dovelas con juntas secas. Tampoco estos puentes se vuelven a repetir. empiezan en el puente de Bubiyan en 1980. 10. las cuales se diferencian de las normales en que se aligera el alma hasta convertirla en una celosía. parte de esta deformación a cortante. de 280 m de luz mantiene la misma idea de la viga cajón de honnigón con dos almas trianguladas de tubos de acero. 104 de las barras traccionadas.1.o----.1. 10.56 M _. El tablero tiene un ancho constante de 11._~----~-------~ VOUSSOIRS SUR APPUI 1/2 COUI'I! TRAl4l1VIHUULf VOUSSOPR SUR PILlE VOIJSl!lOIiR SUi'l CUl.1. En 1984 Bouygues simplifica Boubiyan y en los viaductos de Glaciers y Sylans. En Magfall ese efecto se elimina con pretensado interior de las diagonales tendidas.05. dispone de 4 almas trianguladas para un dintel relativamente estrecho de 10. Como se aprecia en estas vigas tan cortas.03. En la Fig. 10. Los franceses. 10. en un tablero continuo de 2400 m de longitud.--. 3.. Fig.06. abanicado desde la parie superior del apoyo con el fin de ayudar a la reducción de la deformación por cortante recogiendo directamente la carga.474 PUENTES Javiel Man/erola Armisen PRECONTRAINTE """ECONTRAINTE lONGITUDINALE 24 T 15 --~- --- ¡.1. en la celosía recogida toda ella por las diagonales y en la viga de alma llena por el área del alma.1. vuelve a la idea inicial de Magfall de realizar vigas cajón.. las flechas en la celosía son mucho mayores que las flechas que se producen en la viga de alma llena. Fig.6 m en su empotramiento en los estribos y 4 m en el centro. muy deformable a coriante y provisto de pretensado exterior.02 representamos la defonnación vertical de una viga en celosía y una de alma llema con la misma inercia a flexión y el área a cortante igual. . Fig. Es un tablero complejo de construcción. con el fin de reducir.07. El tablero de este puente es una celosía de honnigón espacial de 18. Es un diseño que proviene del realizado para una cubierta de un estadio en Teherán y que no se vuelve a repetir..04.67 m de luz y 4. Tanto la losa superior como la inferior utilizan honnigón de alta resistencia B-60 y el espesor de esta última varía entre 0. en este caso.7 m en el apoyo. Junto con este exceso de almas.9 m y un canto variable de 17. Fig.2 m de anchura.1E lE Fig lO. el puente de Bras de la Plaine situado en las islas Reunión.8 40 16 M X 4. donde la deformación por cortante es significativa.

475 CAPITULO 10. se presenta en otro tipo de puentes.07b. Las diagonales traccionadas tienen el mismo tubo 0 610 mm pero solo tienen 14 mm de espesor y están soldadas a placas que varían entre 55 m y 65 m de espesor. En todos estos puentes la presencia de la celosía se reduce a aligerar el alma de la viga cajón de un dintel normal.PUENTES EN CELOSíA Fíg 10105 a Fíg 10105 e Fíg 10J05 b Las diagonales comprimidas son tubos de 610 mm de diámetro S355 y espesores que oscilan entre 28 mm y 36 mm. sobre el río . La presencia de la viga en celosía en que la cabeza superior e inferior también son balTas. Fig. En el puente de ferrocalTil de Etxebarri. entre 1/14 y 1/16 de la luz. de esbelteces pequeñas. Estas diagonales se pretensan interiormente con cables que introducen cargas variables entre 500 y 600 tn.1. 10.

. S?$ /0 O: 32. j ¡::1____ t ~.973 m.06 a o 32.000111 Roadway ~ Ion 10 0.' ' ' ....1\ ' --..476 PUENTES Javier Man/el ola Aunisen Fig lO 1....13 m \... ~ n ~ r--·--¡--:~-·12.. '" [lL]>~ZSZ$ZSZ -:..698~~-10/·· :. /0 ~'.773 111 .337 m ¡ \.'"• -"=~~ ..065 111 6..~/ ~ r- I ~. ~: t i 44. ..... .06 b [1 3..1·_ .. '\ \ . ....347 m Fig lO 1. ..v.. i I ~ I 45.._.463 Fig lO/O? a ll1 l11 ~ .~ ¡:: ¡:: - - 50/ R =661. ~ :"':.973 111 280.. M I ' -.~ I l.

~ Fig..¡ .od '------'---""<:lllN Lower anchorage Plate Grouting with compensatecl shrinkage rouling wilh compensaled shrinkage ~~:::::d d.-ttn thicknes ]4. HA32 ou HA40 ..07 b Fig 10JOSa .. ~ n..-. .- 1:"'" ......PUENTES EN CELOsíA Upper anehoragc Jacks I • ~ '. : .".>vx. 101..2 .'" '. Diagonal '-'-::::--..-. . ~ . ' .." ". : .477 C¡IP1TULO 10.. ".

09. 10.1.13.08.0 m de luz el vano principal y 42 m los vanos laterales. de Edgar Cardoso. Fig. Finalmente el fonnidable puente de honnigón armado sobre el río Duero en Mosteiro. 10. de 6.41 m de canto y dispuestas para soportar dos niveles de carga En las figuras 10.1 0. El canto del dintel en el apoyo es de 7.5 m.1. de 110.1. Fig /OJOS b Fig /0109 .478 PUENTES Javier Manlero/a AI1ni5en Nervión en Bilbao. 10.12 representamos cuatro puentes en celosía en hormigón clásicos.11 Y 10. Fig.1. de 86 m de luz. 10.1. se establecen tres vigas prefabricadas por dovelas en forma de "2".1.

479 CAPITULO ID .PUENTES EN CELOSíA Fig 10110 .

12a .11 Fíg la 1.480 PUENTES Javíer Manlerola Allnísen Fíg 101.

PUENTES EN CELOsíA Fig !OJJ2b Fig lO!!] .481 CAPITULO !O.

El transporte de la resultante hasta el eje de dicha viga longitudinal se produce con la aparición de un momento que se contralTesta en el nudo por el par que se produce entre las componentes verticales. 10. Fig. del orden de un 30%.lO.:.- '1' i -- traen las cabezas de las diagonales al encontrarse con la cabeza superior de la viga longitudinal.Barras formadas por perfiles laminados o armados Un principio básico a respetar en toda celosía es la coincidencia del eje de las banas que confluyen en un nudo. F3 YF 4.---. J0201 . Las cargas que transportan las almas se propagan naturalmente en el alma de la viga longitudinal.2. Fig. Fig.. En el caso de que las diagonales no se introduzcan en el honnigón y la conexión se realice por F¡ -----E- . fundamental en estos casos cómo se ordena la distribución de banas y cómo son los nudos. Si los perfiles son vigas doble "T" podrán estar ordenados según la Fig. Los propios casquillos actúan o pueden actuar como conectadores rígidos.0la.02. descendente en las diagonales comprimidas y ascendente en las traccionadas.2. se ha utilizado la "cmz de San Andrés" con un incremento del número de nudos y una eficacia complementaria en la menor deformación por cortante siempre que al mayor número de banas conesponda el conespondiente aumento del área. En el cordón superior es necesario tener en cuenta la losa de honnigón si se trata de una estmctura mixta. Fig. En la Fig. La componente horizontal de las cargas que traen las cabezas de las diagonales se transmiten directamente a la cabeza superior de la viga longitudinal. Fig.02b. pocas..2. Resulta. 10.>¡>.0lb.482 PUENTES Javier Jvlan/erola Aunisen 10. 10.2. 2\ . cuya suma de componentes verticales es cero. que se produce en el alma del cordón inferior cuando no existen rigidizadores verticales.2.1. 10. A veces. A fin de cuentas.2. cuando se colocan rigidizadores velticales en prolongación de las cabezas de las doble "T" de las diagonales y cuando no existen estos rigidizadores. supone introducir una flexión en el nudo. -~.02c. Su componente vertical se transmite al alma por los rigidizadores veliicales donde se disipa conviIiiéndose en cortante de la viga inferior. El punto de intersección de las diagonales debe llevarse al centro de gravedad de la cabeza de compresión. El intercambio de cargas con la cabeza de hormigón se hace naturalmente si las diagonales se prolongan hasta introducirse en el hormigón. La viga Wanen es la estmctura más clásica para la ordenación del tejido de las almas. por tanto.-- . 10. 10. . Esto hace que el alma de las vigas longitudinales en el nudo en cuestión se encuentra sometido a un estado de tensión complejo.03 se aprecia la deformada del nudo y el estado tensional del nudo inferior de una celosía. .Tableros en celosía metálicos y mixtos Los elementos constitutivos de estos puentes son.. Cualquier falta de coincidencia entre los ejes. La presencia de los rigidizadores veliicales en las barras longitudinales se disponen para establecer el equilibrio de las cargas inclinadas que F2 --. perfiles laminados (para puentes pequeños). La deformada producida por el momento se aprecia claramente así como el incremento de tensiones. La disposición de los nudos entre las barras deberán ser los que mejor resuelvan la transmisión de las cargas que traen cada una de las chapas que fonnan las barras a las vecinas que confonnan el nudo.2. vigas armadas de sección cajón o doble T y tubos.. la fuerza F 1. pasa a ser F 2 cuando se le añaden las fuerzas de las diagonales.2.

necesaria. etc. todo este problema haciendo coincidir el centro de gravedad de la losa de hormigón y el del cordón superior metálico para 10 cual este último debe estar embebido en la losa superior.02 c. a través de una barra de rigidez infinita entre el punto de intersección de las diagonales y el eje de la barra o barras longitudinales. Nesenbach con tres vanos de 33. 10. . el Kragenhofer. para las fases de construcción.5 m+33. Se puede paliar. Fig.2. 10. Eliminar las flexiones parásitas completamente es imposible pues la cuantía de carga que discurre por la losa varía en el tiempo con la fluencia del hormigón.483 CIIP/TULO /0. se producirá una flexión parásita correspondiente al brazo real que existe entre el paso real de las compresiones de la losa y de la viga metálica y el punto de intersección de las diagonales. En este caso o en cualquier otro que exista excentricidad entre los ejes de las cabezas superior o inferior y el punto de intersección de las diagonales.5 m+43. Fig.02d. es necesario introducir esta distancia. Fig.2.02e. En este caso si el eje de intersección de las diagonales se lleva al centro de gravedad del hormigón o del acero únicamente.5 m para doble vía del tren de alta velocidad. 10. muchas veces.2. Otra cosa distinta ocurre si en la cabeza superior se dispone una viga metálica longitudinal. en el modelo de cálculo.PUENTES EN CELOSÍA o) e) b) d) Fig /0202 pernos entonces hay que tener en cuenta la aparición de un momento en el plano de los pernos por la excentricidad de la carga axiL Este hecho obliga a prolongar los pernos extremos dentro del hormigón. en el modelo general de cálculo del tablero. prácticamente. como ocurre en muchos puentes alemanes.

con la colocación de las vigas doble T en posiclOn horizontal. Como inconveniente presenta la menor rigidez y resistencia a flexión en su plano. Fig.04 tiene sus ventajas y sus inconvenientes. lo que puede ser necesario para la cabeza superior que recibe carga directa a lo largo de toda su longitud.484 PUENTES JovieJ" MOJI/erala All11LleJl 1200-¡1OOO-T-- 2000 I l' l' I! I I 1 t::= • i----32W--- 4000 3000 ---10:>00.2.------- Fig lO. Esta también la menor cuantía de los momentos parásitos que reciben por flexión de la estructura al presentar estas balTas menor inercia en esa dirección y la mayor inercia para enfrentar el pandeo fuera del plano. Entre las ventajas está la facilidad de la realización de la unión siempre que las diagonales tengan la misma anchura que los cordones longitudinales. .202e La disposición contraria. 10. El cambio de sección de las vigas longitudinales debe realizarse fuera del nudo.

/0204 .PUENTES EN CELOSÍA 485 Fig /0203 \ I \ " I / I I I b) Fig.CAPITULO / o.

El cordón inferior. Este hecho. sin variar las dimensiones exteriores. 10. que soporta el tablero adopta también una viga doble "T" pero veliical en lugar de tumbada.8 m de canto total (c=L/13).2. puede utilizarse cabezas en sección cajón y diagonales en doble "T". El cordón inferior es igual al superior y la diferencia de esfuerzos que se producen según su localización en la viga.2.2. con el fin de reducir el número de nudos. en lugar de utilizar vigas doble T para cada uno de los cordones utilizamos vigas cajón. son vigas cajón de l500x1300 mm en el cordón superior sobre el que se conecta la losa mixta de honnigón. Fabricado en Dinamarca.4 m de anchura. las uniones con los cordones longitudinales son similares a las que aparecen en las vigas doble T. favorable para el soporte de la carga unifonne del tablero tiene como inconveniente que las cabezas de las diagonales caen a la altura del borde exterior de las vigas doble "T" lo que obliga a la disposición de una cartela exterior al cordón inferior y tangente a él para transmitir la fuerza horizontal de intercambio. En este diseño a la viga WalTen se le dio una inclinación de 45° con la horizontal. además de las ya citadas. el cordón inferior y los nudos . En cuanto a la cabeza superior el problema que se plantea es similar al ya analizado cuando tratamos de las vigas doble T. El North River Bridge. que son las más habituales. constituye el último de los ejemplos de puentes en celosía más recientes.2. pero únicamente en lo que se refiere a las diagonales y la cordón superior. 10. Los conectadores son de dos tipos.05. Disponer las diagonales con la inercia principal en dirección transversal tiene como ventaja. Fig. para hacer coincidir el eje longitudinal de los cordones longitudinales de las cabezas con el punto de intersección de las diagonales. 10. El diseño de la viga Warren corresponde con el especificado en la Fig. en lugar de los 60° habituales.486 PUENTES Javier Manterola Armisel1 Cuando. inferior y montantes. en cuyo caso los problemas de unión están incluidos en los ejemplos anteriores.2). para recoger además del rasante el tiro vertical que determina el momento flector que se produce en la unión con la losa por carga exterior sobre ésta. Fig.02e. largos los de los bordes.2. las de controlar el pandeo fuera del plano del cordón superior. la estructura del puente está formada por dos vigas Warren de 5 m de canto (c=L/12. su tramo de acceso está formado por vanos continuos de 140 m de luz. como se transmiten y equilibran entre sí. Las secciones transversales de los cordones suprior. lo que también es muy frecuente.96 m de luz y 8. 10. El puente de Oresund. hay que controlar por donde vienen las fuerzas. De 60. se resuelve variando el espesor de las chapas que lo constituyen. con lo que resultan vanos intennedios de 20 m de luz entre nudos. En la cabeza superior y en celosías mixta se puede utilizar también el detalle de la Fig. b) e Fig 10205 Además de estas disposiciones. en el nOlie de Groenlandia. es un ejemplo clásico de los tableros en celosía con tablero inferior. Abierto al tráfico el 1 de Julio del año 2000.con dos vigas en celosía de 10. Fig.07. El acero utilizado fue de S460N con límite elástico de 460 Mpa para las diagonales.03. 10.06. las uniones se realizaron con tomillos de alta resistencia y se colocó en obra por empuje sobre pilas provisionales.

PUENTES EN CELOSÍA Fig /0206 a 2 at Bridge Fig. /0206 b Fig /0206 e .CAPITULO /0.

.it-:j -=12~.3m~.S 355 N PLAN AT LOWER LEVEL _S460N Fig 10207b 23. --- -j~ll --·--111.PUENTES 488 Javier Man/erola Armisen f· ELEVATION - -Ilíll-·----·--tíwwl ---.4m:::.¡+1.1·- --'-+Jlf "-"--.3m~ ../=.5m :._ Fig 10207 e .

PUENTES EN CELOSíA 223 1.300 Fig lO 07 el Fig 10207 e Fig. 10.2 al! .489 CAP1TULO 10..

4m 103m -----------.07d. aunque se abandona la disposición de las diagonales a 45° para adoptar una paralela a los cables de atirantamiento y recoger así mejor las acciones.2. se realizó con acero S355N.08.2.3m ~->it----- 12. ayudado en su trabajo por la losa superior.5m 1. . El nudo superior es idéntico salvo que además el cordón superior metálico se conecta con la losa de hormigón. 10.-->it--~ Fig f0208 a de enlace.04 con la disposición de rigidizadores intemos en el cajón.490 PUENTES Javier lv/al1/erola Armisel1 Fig. Fig. En el tramo atirantado la celosía es similar.c. 10. El cordón superior.. Fig. 10. f02 07g 0•5m _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _3:. El tipo de nudos inferiores de la celosía es el conespondiente a la Fig.: 23. En todos los nudos se completa la unión con cubrejuntas redondeadas.2.

5 m) y 2. 15.2.-1- I PLANTA SECCION TRANSVERSAL r'¡:¡'U¡':D Fig /0. El canto es variable entre 15.08 b En los viaductos de Costa Maliina. inferiores y las diagonales son vigas cajón annadas. 10.02.PUENTES EN CELOSÍA adopta una disposición de las barras del alma poco frecuente en cruces de S. 208 m de luz principal para doble vía de ferrocarril de alta velocidad. (L= 114. 10. Andrés con barras casi a 45°.95 m) y del Ric (L= 97.!:. por lo que la pequeña luz que se produce en el cordón inferior entre diagonales cobra sentido. '''''''' (¡)l170 fi:J\IAO lllUi2S --·I-. Como cordón superior e inferior se utilizan vigas doble T armadas de bastante impOliancia de 70 cm y 55 cm de canto. Neira 1.-+--.66 m (c= Ll13) en el apoyo y 7.J09a I ···I~·""" I I • .2 m). Los cordones superiores.5 m).·::~~-~_· 1-.09 se El puente de ferrocarril sobre el río Main en Nantenbach (Alemania) es de unas dimensiones colosales. Todos estos viaductos son bastante esbeltos para tratarse de una estructura en celosía pues los cantos oscilan entre (c= Ll17 y LlI6). La celosía es una viga Warren.2. Fig.66 m (C= Ll27) en el centro. (L= 121.10. Fig. Fig /02. (L= 94..-~---t".491 CAPITULO /0. Los enlaces superior e inferior de las diagonales con los cordones longitudinales responden al dibujo Fig.2. con atirantamiento provisional. Todos estos viaductos se construyeron empujados.-"1-.

492 PUENTES Javicl Manlcro/a Armiscn Fig 10209 b Fig f0209c .

Of '~: Fig.64 { .45 m.60 1.5 m+] 70 m+9. Este puente tiene doble acción mixta.6 m por 0. Fig.3.5 m con canto variable entre ] O m (c= L/] 7) en los apoyos y 4 m (c= L/42. la losa superior sobre la que se instalan las vías del tren y la losa inferior. Corres de 93.] ] . Resulta necesario controlar las flexiones locales que se producen debido a la falta de coincidencia del centro de gravedad de la losa y del cordón superior b) 1'.493 CAPITULO JO..10 1" '<> '<> \!1 1'.J02fO Fig f0211 a l. ] 0. situada entre los cordones inferiores y dispuesta en los vanos de compensación y hasta (L/S) del vano central.2. Las diagonales no coinciden en el centro de gravedad conjunto de la sección superior. sino que se produce en el eje del cordón superior metálico. Se utiliza la doble acción mixta con la losa superior de hormigón. situada sobre el cajón longitudinal superior y con la losa inferior situada entre los bordes de los dos cajones inferiores en la zona de apoyo.0 '. PUENTES EN CELOSÍA Un proyecto similar a este es el puente sobre el río Sil de H.30 1. Los cajones de los cordones superior e inferior son de 0.S) en el centro del vano.lO 1.

494 PUENTES Javier JvJanterola Annisen 1320m 4.00 mx 1.00 rn 6. 10.12.2. Los cordones superiores de la celosía son de 600x75ü y los inferiores de 1000x75ü.-Viaductos especiales y espaciales La celosía puede adoptar formas menos rígidas para el tablero que la típica y eficacísima solución de disponer dos vigas laterales por encima o por debajo del tablero. 9.2.0Sm Losa inferior Seccion sobre pila Seccion de centro de vano Fig 10211 b 10. En el puente sobre el río Elba se ha dispuesto una viga en celosía de 10. Fig.8 m+88. Fig 10.212a .8 m entre ejes de cordones superior e inferior con triangulación Wanen cubriendo los tres vanos de 88.9 m de canto. Éste se constituye por dos cajones unidos de 7.2.2 m+ 156.00 m que se abren al desembocar en los dos cordones superiores de la celosía inferior.2 m .00m Perfil transversal 10. Al vano central se le ayuda con un arco superior.

2/2 e .495 CAPITULO 10. /0.10212b Fig.PUENTES EN CELOSÍA Execution Design Fig.

13 a Fig 10.213 b .2.496 PUENTES Javier A1alllerola Annisen Fig 10.

2.14. 10. 10.13. es una estructura muy sofisticada para cumplir un programa muy estricto. Las vigas transversales y longitudinales que completan la parte metálica del tablero se sujetan al cordón inferior. . La estructura del puente es un dintel recto.0 m + 40.4+ 113+75. Fig. Fig. 10.l4b.l4a. la triangulación vertical y una gran viga cajón horizontal en la parte inferior.6 el superior.2. 10. El acero utilizado es el AE-355 D.0 m soportado por una viga en celosía WalTen de 3. El puente principal se desalTolla en un tramo recto y otro curvo. la viga metálica crece de canto hasta 8.00xO.l3b. constituida por una triangulación superior horizontal. con curvatura de radio 120 m. salvo en los perfiles laminados normales en que se utilizó acero AE-235. Para salvar el vano central de 125 m de luz.7xO.2 m de canto y 1.77 m en la intersección del cajón con la celosía metálica. cuyos cordones exteriores son dos vigas cajón de 1. Los tres elementos trabajan conjuntamente en una unidad estructura!. Las luces principales varían según el punto en que se midan. mixto y pretensado y está fonnada por una gran viga en "Z".6 m el inferior y 0.0 m + 50. 10. con rosca para su ajuste.0 m + 125. 5430 § 'C § 'ro o er.2. tienen 75.625 m de canto entre los ejes de los cordones exteriores y 4. Si lo realizamos entre los ~jes de las pilas principales y los estribos en su dimensión desarrollada. Fig.2.2. Las péndolas son balTas macizas de 180 mm de diámetro.5 m entre caras exteriores. Se trata de un puente de ferrocarril de doble vía de 40.PUENTES EN CELOSÍII ISO 2000 '1 ISO [' ~8 ~I I I 5430 o o o t<". Fig. Fig. Fig. 10. El canto del cajón metálico inferior varía de uno a otro punto de la sección transversal alcanzando un valor máximo de 1. Se desarrolla sobre la ría de Bilbao.2.4 m. o o 'C O' 5820 5820 14520 Fig JO] J3 e El puente sobre el río Ebro en Zaragoza.l3c.4 m y se cuelga de un arco de 1.497 CAPITULO JO .5 m de anchura. El puente de Euskalduna.

498 PUENTES Javier Manterola Armisen Fig 10214 a PUENTE EUSKALOUNA Fíg 10114 b .

.499 CAPITULO 10.PUENTES EN CELOSíA Fig. 10214 e Fig 10214 d .

La celosía metálica vertical es de 6. con un máximo de 80 mm y un mínimo de 20 mm. en primer lugar como alma triangulada de la gran viga metálica y en segundo lugar como ménsula empotrada en el cajón para resistir la componente radial producida por los esfuerzos axiles de tracción y compresión de los cordones superiores como consecuencia de la curvatura en planta del puente. El cordón superior de esta triangulación sostiene el voladizo de la cubierta del paso de peatones.8 m en la superior.l4c. Fig. El espesor de las chapas que las constituyen varía de una a otra zona del puente. desde 1.6 m de canto. Las barras inclinadas de la celosía cumplen una doble misión. Fig. El cordón superior tiene chapas de espesor variable entre 20 y 60 mm y anchuras comprendidas entre 2 m y 65 cm. 1O.500 PUENTES Javier Nlan/erala Armisen Fig. En fases del proyecto en que .l4d.214 e Contando la losa de hormigón el canto total de la viga cajón inferior alcanza los 2 m. Dicha cubierta se ha proyectado como una viga triangulada en planta con el fin de añadir una rigidez horizontal a la cabeza superior en la celosía vertical lo que permite repartir la componente radial citada a lo largo del puente. Por esta razón tienen canto variable. pues en una zona esta componente va hacia dentro de la CUIva (zona de los apoyos principales) y en otras va hacia fuera (zona del centro del vano). 10.2.2.2 m en la parte inferior a 0. 1O.

2. Fig. Las dimensiones de esta triangulación horizontal varían según la zona desde media HEB de 320 hasta perfiles en T fabricados "in situ". necesaria en las operaciones de movimientos y montaje.17 m en su parte inferior y de 11.8 m en su parte superior. La parte superior de la viga cajón tiene una triangulación en "K" necesaria no solamente para controlar el pandeo de las cabezas superiores de las vigas sino también para proporcionar rigidez a torsión al cajón abierto. El tablero metálico tiene una anchura total de 26. Para sujetar estas chapas es necesaria la segunda alma.6". El resto de la sección se destina a la ubicación de las defensas. En el borde donde nace la celosía metálica es de presencia obligada para dar continuidad a la celosía con la cabeza inferior formada por la chapa inferior de la viga cajón. La losa de hormigón se arma con redondos de armadura pasiva y se pretensa longitudinalmente en la zona de los apoyos por medio de 134 unidades de 7 0 0. 10. Fig. Fig. empl~je o traslación.95 m.14e. toda la parte inferior del mismo constituye camino de rodadura. Se evita así que la chapa de 60 mm se abolle o punzone a lo largo de todo el proceso de montaje. debido a que el puente va a construirse por movimiento longitudinal. con unas reacciones considerables ver proceso constructivo-o Para resistirlas hemos dispuesto una chapa inferior de 60 mm de espesor constante y además disponemos cada 40 cm un pequeño diafragma de 500x20 mm que recoge la carga del apoyo y la traslada a las dos almas. una central y dos parejas de almas laterales. Desde un punto de vista estructural el cajón metálico tiene una anchura de 10.14b. es de 30 mm.501 CAPITULO /0. El espesor de las chapas inferiores varía entre 20 y 60 mm y el cajón metálico consta de las chapas superiores. Sobre el cajón se dispone una chapa plegada que sopOlia la losa de hormigón de 20 cm de espesor útil que forma unidad estructural con las IPE por medio de conectadores. Pero además.14f. 10. barandillas y al paso de la celosía metálica.2.2. de los cuales 14 m están destinados a dos calzadas de rodadura de vehículos y 9.5 m a un paso de peatones.PUENTES EN CELOSÍA Fig la 2 /4f esta cubierta no estaba terminada. La disposición de esta doble pareja de almas en los extremos tiene un doble motivo. 10. . las flexiones que se producían en las barras inclinadas de la celosía eran mucho mayores. Tiene cinco almas. apoyo por tanto. cabezas de las almas.

. Fig. El espesor del tubo de la poligonal superior del arco. Estas vIgas constan de dos arcos poligonales de 6 m de flecha en el centro. de 244.2. 10.1. 103 Ola Fig 10.5 m. crece a 30 mm a lo largo de 1 m en la zona de cruce con las diagonales. Fig.losía. El cordón superior. todo lo concemiente a la coincidencia de ejes sigue siendo válido en este caso. Como en el punto 10.5 mm de diámetro y paredes de 12.Celosías tubulares Los perfiles am1ados en sección cajón o doble "T". se los añadió un enlace tronco cónico que aumenta el diámetro del tubo en su contacto con los tubos principales. .1. En el puente de ferrocarril de doble vía de V~toria se adoptó la solución de disponer dos vIgas en ce. La luz del puente es de 64 m. Los nudos superiores se configuran de la sIgUIente manera..301 b .502 PUENTES Javier ilIon/erola A/misen 10. La transición se realiza a lo largo de 40 cm con un ángulo de 8°. enlazados por una celosía triangular con un tablero inferior de honuigón pretensado.3. está fonuado por dos tubos de 711 mm de diámetro y paredes de 25 mm AE-355D. el arco. superiores al tablero. se han sustituido en muchas ocasiones por secciones tubulares. A éstas.3.

-. lO.n ~"12 5 lLf{) In EX! .3. Se interpone entre los tubos de las diagonales una viga doble T rigidizada y provista de conectadores para recoger la carga vertical del tablero.~t.'44 SM nn ~.lb Los nudos inferiores deben colgar el tablero de hormigón pretensado además de introducir la componente horizontal correspondiente. Fig. En el puente arco de Logroño.l~}~. !>r.. la celosía se establece conectando entre sí los dos arcos circulares superiores para proporcionarles la inercia transversal necesaria .02 La unión entre los dos tubos superiores de cada celosía se realiza con chapas transversales.ALZADO SECCION A-A SECCION 8-8 Fig.. 1O.2."""". Fig. Los ejes de los tubos coinciden con el de las vigas de hormigón pretensado inferior.iO$ EX! 0241."7..lc.3. Fig. . m 22~lOO :~(}- DETALLE 6 ..3.503 CAPlTULO lO PUENTES EN CELOSÍA Tlt:.12 5 M . lOJOl e Fig /03. lO.

En China se han realizado varios puentes arco con sección transversal formada por 4 ó 6 tubos de 750 mm a 1 m de diámetro enlazados verticalmente por celosías. El arco de 140 m de luz.00 m y ayudados por tirantes transversales para salir al paso de este efecto.03b para hacer frente a las flexiones de eje vertical proporcionada por la sobrecarga actuando en una de las dos pasarelas laterales. está formado por dos tubos de 1200 mm separados en el centro 3.504 PUENTES Javier Mamerola A!"misen Fig 10-3030 Fig l03. . Fig. 10.3. arco con tablero intermedio y 270 m para el puente San-an-Youngjang.3. El puente del Centenari. Los arcos tubulares están rellenos de hormigón para mejorar su capacidad de carga. Montserrat (Barcelona) y el puente sobre el pantano de García Sola tienen tableros fonnados por una viga en celosía espacial triangular. etc. Las luces alcanzadas son enonnes: 360 m para el Yajisha. etc.

4. a través de chapas axiales de espesor variable entre 45 mm y 60 mm.PUENTES EN CELOSÍA El puente del Centenari para un ferrocarril funicular de vía única tiene 480 m de longitud con vanos tipo de 56.00 m y vano máximo 70.6. Con 3 m de canto total el puente es mixto con tablero de hormigón.304 a Fig 10304 b . El cordón inferior es un tubo 0 600 Y las diagonales tubos 0 270 mm. Fig. 10.505 CAPITULO /0 .5.3. Es un puente de carretera de 532 m de longitud total y 14 m de anchura con cinco vanos de 90 m+ll0 m+132 m+l10 m+90m.3.00 m. El puente de García Sola es mucho mayor. según la zona. Fig /0.3. 10. diagonales en disposición de una viga Warren. La conexión de las diagonales con la losa superior. 10. El cordón superior metálico no es tubular sino trapecial para poder realizar un buen acopIamiento con la losa de honnigón. junto con el nudo de bifurcación del tubo inferior para llegar desdoblado al apoyo aparece en Fig. Éste. permite la coincidencia del eje longitudinal del cordón superior y la intersección entre diagonales. Fig.

Ian/erala Armisen Fig 10304 e Fig 103 OSa .506 PUENTES Javier f".

507 CAPITULO /U.OClRES (ZI ~<! A 5 EN tJ:IA FILA EHERlDR 010 10 EN OOS FILAS ltHERlDR SECClON K-K Fig 10305b Fig 10306 a .PUENTES EN CELOSÍA SECClON TRANSVERSAL TIPO 15 W'HTJ.

50S PUENTES Javier lv/antel ola Armisen Fig 10306 b Fig 10307a .

PUENTES EN CELOSÍA Fig I0307b Fig IOJ07e ..509 CAPITULO 10.

510 PUENTES Javier Alanlelo!a lI.307d Fig 10.308 .misen Fig 10.

09 Fig" /0]/0 .PUENTES EN CELOsíA Fig. /0].511 CAPITULO /0.

El mismo planteamiento realizamos para un puente de ferrocarril en Italia. etc. 10. AI/nilen Abandonamos el apoyo en los cordones superiores. 10. también. la sección transversal.512 PUENTES JOl'ló¡f{{lI//eJ% Inicialmente. era preciso empujarlos sobre el cordón superior. Objeto especial de estudio es el del apoyo de esta celosía en la pila para transmitirle no solo la carga vertical sino también la torsión debido a la sobrecarga excéntrica. . Abandonamos.7c lo cual es elemental con triángulos en las caras. solución clásica.3. el puente de Alcoy es una viga apoyada de 140 m de luz.9. 10. cuando el tablero se iba a montar con grúas.7d.3. Fig. celosías tubulares. tipo Warren de 560 mm de diámetro y dos tubos superiores de 800 mm de diámetro. Fig. necesariamente. Estos dos tubos se sustituyeron por dos vigas doble T de 1 m de canto cuando se decidió empujar el puente lo cual. una intención inicial de atirantar el dintel a la pila debido a su excesiva flexibilidad.3. Fig. Fig. estaba formada por un cordón inferior de 1000 mm. 10.8. sino que abrimos el cordón inferior para crear los dos apoyos. En planteamientos totalmente espaciales presentamos dos proyectos. con cabeza inferior y superior de hormigón armado y una celosía poligonal de tubos del alma. de 7 m de canto.3.