Você está na página 1de 2

Liliana Sosa

Doña Matilde
Ilustrado por Lucía Mancilla Prieto

ACTO ÚNICO

PERSONAJES:

VENDEDOR
DOÑA MATILDE

(La escena transcurre en una zapatería de barrio. Entra Doña Matilde, usa pan-
talones holgados.)

VENDEDOR: Buenos días, doña Matilde. ¿Qué anda buscando?


DOÑA MATILDE: Llegan el verano y las vacaciones. Ando buscando algo fresco,
para la planta de los pies.
VENDEDOR: ¿Un zapatito abierto o cerrado?
DOÑA MATILDE: Ventilado.
VENDEDOR: Acá tengo estos. Vea qué lindos, pruébeselos.
DOÑA MATILDE: (Mira la suela desde abajo.) Demasiado cerrado, esto no tiene
ni un agujero.
Texto © 2008 Liliana Sosa. Imagen © 2008 Lucía Mancilla Prieto. Permitida la reproducción no comercial, para
uso personal y/o fines educativos. Prohibida la reproducción para otros fines sin consentimiento escrito de los
autores. Prohibida la venta. Publicado y distribuido en forma gratuita por Imaginaria y EducaRed:
http://www.educared.org.ar/imaginaria/biblioteca
Liliana Sosa - Doña Matilde

VENDEDOR: Es lo que se usa, última moda.


DOÑA MATILDE: No tienen nada que ver con mis raíces.
VENDEDOR: ¿Por qué, usted de dónde viene?
DOÑA MATILDE: Del vivero.
VENDEDOR: (Desconcertado.) ¡Qué rica! ¿Fue a comprar unas plantitas? Aquí
tengo estos vea, cerraditos también, para que no le moleste la tierrita.
DOÑA MATILDE: (Sofocada.) ¡Qué me va a molestar la tierra! ¡Pero qué calor!
VENDEDOR: Salga del rayo del sol, estamos en pleno mediodía. ¿Quiere una
media para probarse?
DOÑA MATILDE: (Se abanica.) Media sombra, si tiene le agradezco.
VENDEDOR: Mejor un vaso de agua. Ya vuelvo.
DOÑA MATILDE: (Sigue sofocada. Al vendedor, que volvió con el agua.) Siento que
me estoy brotando toda.
VENDEDOR: ¡Es el calor, Doña Matilde! ¡Qué quiere que le diga, con este clima!
Tome, tome que le va a hacer bien.
(Doña Matilde toma el vaso y se tira el agua sobre los pies.)
VENDEDOR: (Desconcertado.) ¡¿Qué hizo?!
DOÑA MATILDE: (Se sube los pantalones. Se ven raíces, tallos y hojas como si sus
piernas fueran plantas. Luego dice aliviada:) Me estoy regando, ¿no le dije que nece-
sitaba algo fresco para la planta de mis pies?
VENDEDOR: Espere, espere, Doña Matilde. (Va detrás del mostrador y vuelve con
dos macetas.) Aquí tengo éstas color terracota, y son de su talle.
DOÑA MATILDE: (Lo corrige.) De- mi- ta-llo. (Se las prueba, le gustan. Paga y sale.)
Aquí me planto, llevo estas dos.
VENDEDOR: Vaya, Doña Matilde, vaya. Sus amigas se van a poner verdes de envi-
dia. ¡Si parece un pimpollo!

APAGÓN O TELÓN

--

Interesses relacionados