Você está na página 1de 44
6 Corte Suprema de Justicia de la Nacién RECURSO EXTRAORDINARIO FEDERAL* | (Carétula articulo 2° reglamento) Expediente Nro. de causa: 8399/2016 Caratula: “CENTRO DE ESTUDIOS PARA LA PROMOCION DE LA IGUALDAD Y LA SOLIDARIDAD Y OTROS C/ MINISTERIO DE ENERGIA Y MINERIA S/ AMPARO COLECTIVO” ‘Tribunales intervinientes Tribunal de origen: Juzgado Federal N° 4 de-La Plata, Provincia de Buenos Aires. Tribunal que dicté Ia resolucién recurrida: Camara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala Il, Provincia de Buenos Aires. Consigne otros tribunales intervinientes: Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 5, de la Ciudad de Buenos Aires, autos “ESTADO NACIONAL C/ CEPIS S/ INHIBITORIA’, Expediente N° 31.340/16. resent Apellido y nombre: JUAN JOSE ARANGUREN Ministro de Energia y Mineria de la Nacion Apellido y nombre: MARIA VALERIA MOGLIANI Directora General de Asuntos Juridicos del Ministerio de Energia y Mineria Designada por Decisién Administrativa N° 47/2016 (B.O 05/02/2016) Domicilio constituido: calle 8.N° 925, Casillero N° 806, de la Ciudad de La Plata. Domicilio electronico: 27224104044 ‘Tomo: 114 Folio: 845 Caracter resental Apoderados Representaci6n: Demandado Apellido y nombre de Ics representados: ESTADO NACIONAL — MINISTERIO DE ENERGIA Y MINERIA DE LA NACION. jombre: SUSANA ELENA VEGA Subprocuradora del Tesoro de ta Nacién Designada por Decreto N° 259/2015 (B.O 30/12/2015) Carécter del presentante: 7 Letrada patrocinante wrida r Descripcién: 1) Acumular a la presente todas las acciones que cor conforme a lo dispuesto por las Acordadas 32/2014 y 12/2016 de la\Corte Si de Justicia de la Nacién (en adelante, CSJN); 2) modificar la resolu c 6 Corte Suprema de Justicia de la Nacién consecuencia, declarer la nulidad de las Resoluciones Nros. 28 y 31 de! Ministerio de Energia y Minerfa, ambas del afio 2016, retrotrayéndose la situacién tarifaria a la existente Previamente al dictado de ambas; y 3) remitir copia certificada del pronunciamiento a la jueza requirente del fuero Nacional en lo Contencicsc Administrative Federal de la Ciudad Auténoma de Buenos Aires. Fecha: 07 de julio 2016 Ubicacién en el expediente: Fecha de notificacién: 07 de julio de 2016 Qbjeto de fa present Se interpone Recurso Extraordinario Federal en los términos del articulo 256 del Cédigo Procesal Civil y Comercial de la Nacién. Norma que confiere jurisdiccién a ia Corte: Articulo 14 de la Ley N° 48, articulo 6° Ley N° 4055 y articulo 256 del Cédigo Procesal Civil y Comercial de la Nacién. Oportunidad y mantenimiento de lz cuestién federal: En el escrito de presentacién del Informe Art. 8 de la Ley de 16.986; mantenimiento en jos escritos de apelacién del Estado Nacional y contestacién de los agravios de la actora a la Resolucién del 31 de Mayo de 2016. Cuestiones planteadss (con cita de normas y precedentes involt! icrados): Tribunal Superior Ley N° 4055, art. 6°. Graveded institucional: Articulo 42 de la Constitucién Nacional (el derecho de los usuarios y consumidores y el deber del Estado de asegurar la prestacién de servicios piiblicos); las Resoluciones MINEM N° 28/2016 yN 31/2016, asi como las consecuentes del ENARGAS. la obligacién estatal de brindar el servicio en condiciones de eficiencie y calidad, obligacién que en modo alguno puede cumplirse si no se aplica el cuadro tarifario provisorio aprobado por la autoridad competente (Fallos 311:2553; 314-528; 316:27; 321:381; 333:1885; 334- 109). Cuesti6n Federal: En violacion a lo establecido en el CPCCN (art. 10) se encuentra afectado el derecho de defensa en de! Estaclo Nacional por cuanto la Camara Federal de Apelaciones de La Plata hizo caso omiso a! conflicto cle competencia y resolvié la inaplicacién de fa norma federal involucrada y su reglamentacion, con la consecuente afectacion del servicio ptiblico de transporte y distribucién de gas. También se encuentra en juego la interpretacién de normas de cardcter federal - Leyes N° 17.319; 26.197; 24,076, Resoluciones MINEM 28/2018 y 34/2016, Resoluciones ENARGAS Nros. 1/3723, 3724, 03725, V3726, 3727, 13728, 3729, 3730, 13734, 13732, V3733 y US737 y normativa complemertaria y reglementaria, competencias, derechos y garantias reconatidos y establecides por la Constitucién Nacional. Entre ellos el derecho de defensa, el de debido proceso, el de igualdad juridica; el principio de razonabilidad y la supremacia federal (articules 16, 18, 26, y 31 de la CN). Asimismo, el decisorio ha implicado el desconocimiento de las competencias y potestades ciel Estado Nacional en materia de servicios piblicos (articulo 42, CN; Leyes 17.319 y 24.076). Existe relacién directa e inmediata entre las normas federales invocadas y lo debatido y resustto y la decision impugnada es contraria al derecho federal invocado por el Estado Nacional (Fallos, 248:119, 189 y 503, 350:426); Arbitrarledad (Fallos: 250-152; 252:40, 326: 3180, 318:189, 319:2264). 6 Corte Suprema de Justicia de la Nacion Gravedad Institucional, trascendencia_de _la_cuestién_e interés ptiblico_comprometido (Fallos: 248:119, 189 y 503, 350:426; 333:1386; 322:3009), Efectos suspensivos de la interposicion del REX (Fallos 324:3599; 318:541; 319:1039; 323:3667; 324:3599). Exponga qué decision pretende de la Corte Suprema de Justicia de Ja Nacién: Se admita el presente recurso extraordinario federal, se revoque la sentencia recurrida (de fecha 07/07/2016) y, en consecuencia, se declare -en atencién a la ptiblica y notoria gravedad institucional que envuelve a esta causa- la validez de las Resoluciones del Ministerio de Energia y Mineria de la Nacién y del ENARGAS. Fecha: 12 de julio de 2016 *La omisi6n de los requisitos de este formulario dara jugar a fa aplicaci6n del art. 11 del reglamento INTERPONEN RECURSO EXTRAORDINARIO FEDERAL. Exoma, Corte Suprema de Justicia de la Nacién: JUAN JOS% ARANGUREN, en su cardcter de Ministro de Energia y Mineria de la Naciéa y MARIA VALERIA MOGLIANI, en su cardcter de irectora General de Asuntos Juridicos del Ministerio de Energia y Mineria de la Nacién, designada mediante Decisién Administrativa N° 47/2016, ejerciendo la representacién del ESTADO NACIONAL ~ Ministerio de Energia y Minerfa, con ef patrocinio letrado de. SUSANA ELENA VEGA, en su eardcter de Subprocuradora del Tesoro de la Ni n, designada mediante Decreto N° 259/2015, con domicilio procesal constituido en Ia galle & N° 925, Casilloro N° 806, de la Ciudad de La Plata domic SUIT. 27224104044, en fos autos caratulados: “CENTRO DE ESTUDIOS PARA LA PROMOCION DE LA IGUALDAD Y LA SOLIDARIDAD Y OTROS C/ MINISTERIO DE ENERGIA Y MINERIA S/ AMPARO COLECTIVO™ (Expte. N° 8399/2016), a V. decimos: electrénico: |. nos presentamos y respetuosamente “Ie OBJETO Que en ejervicio del mandato conferido venimos en tiempo y forma a interponer el Recurso Extraordinario Federal previsto en el art. 14 de fa Ley 48, contra la sentencia de la Cérmara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala Il, de fecha 7 de julio de 2016, notificada al Estado Nacional en la misma fecha, que resolvi6, en sintesis, modificar ta resolucién recurrida y, en consecuencia, deciarar la nulidad de las Resoluciones Nros. 28 y 31 del Ministerio de Energia y Mineria (en adelante, MINEM) ambas del aio 2016, rewotrayéndose la situacidn tariferia a ia existente previamente al dictado de ambas. ‘Toda vez que se halla cn tela de juicio fa inteligencia de normas federales y la 10 12 13 4 1s 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 decision definitiva del superior tribune! de la causa ha sido adversa a la pretension que esta parte fund6 en elas (conforme al art, 14, inc. 3°, Ley 48), venimos a inierponer el presente Recurso Extraordinario. En tal sentido, y dado que se encuentra en d'scusién el aleance que cabe asignar a normas de derecho federal, solicitan:os a la Corte Suprema de Justicia de la Nacién que se pronuncie sobre la cuestién disputada, circunstancia que impone examinar la interpretacién que realizé el a quo de las normas apticables al litigio (Fallos: 31 1:2553; 314:529; 316-27; 321:861, entre muchos otros), Por ello y en virtud de tas consideraciones de hecho y fundamentos de derecho que a continuacién se desarrollan, solicitamos la aperture de la via extroordinaria, conforme al art. 14 de la Ley 48, elevandose las actuaciones a ia CSJN a fin de que Tevoque, en su totalidad, la sentencia recur Ti PROCEDENCIA FORMAL LA DECISION APELADA PROVIENE DEL SUPERIOR TRIBUNAL DE LA (CAUSA Y REVISTE CARACTER DE SENTENCIA DEFINITIVA. (Acordada N° 4/07, articulo 3, inciso a) En el caso de autos, la Camara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala fl, constituye el tribunal superior de la causa (conf. art. 6, Ley 4.035 y Decreto-ley N° 1.283/58 y sus modificatorias). El Recurso Extraordinario resulta procedente pues la sentencia dictada reviste el cardcter de definitiva sobre el punto en litigio y causa un gravamen irreparable a los intereses del Estado Nacional. En efecto, en el caso se trata de una sentencia de segunda instancia por ta cusl se ha resuelto “modificar” la resolucién dofinitiva dictada en el juicio de amparc (Ley N° 16.986) y declarar la nulidad de las Resoluciones antes citada: En el caso, se encuentran en juego situaciones de gravedad tal que comprometen el devenir de las instituciones que establece la Constitucién Necional y el futuro de 10 at 12 13 14 15 16 v7 18 a9 20 ar 22 23 24 25 26 aspectos esenciales en materia de seguridad y abastecimiento de un servicio publico que afecta a tode Ia comunidad y, particularmente, a los derechos de los usuarios. Esa CSN -en el marco procesal del Recurso Extraordinario- ha definido a la sentencia definitiva y ha establecido cudles son aquellas que por sus efectos se le equiparan. Asi, surge que sentencia defini va es, entre otras, aquella que dirime o pone fin al pleito, tal como sucede en estos autos Por otra parte, y tal como seré suficientemente expuesto mas adelante, las particularidades de esta cuestién exceden ampliamente et interés individual y conllevan ‘un claro supuesto de gravedad institucional al comprometer instituciones basicas de la Nacidn, lo que por si solo habilita la instancia extraordinaria conforme Io ha sostenido la CSJN en forma reiterada (Pallos: 248:119, 189 y 503, 350:426) y los derechos de los usuarios en su conjunto. Lo que se debate en autos, y que excede la cuestion meramente tarifaria, es uno de Jos aspectos esenciales en materia de servicios piblicos: que el Estado adopte las medidas conducentes para asegurar Ia proteccién de los derechos de los usuarios a la prestacién del servicio piblico (cont. art, 42, 2° parrafo, Constitucién Nacional). La gravedad institucional presente en el caso de autos, se acrecienta ademds frente al hecho de que un Tribunal Federal, declarandose competent, se arrogue 1a facultad de convalidar o nulificar con efecto en todo el pais las Resoluciones en crisis (sin el debido cumplimiento de las acordadas de la Corte y normas procesales pertinentes), ordenando retrotracr la situacién tarifaria existente con anterioridad al dictado de aquellas, con las ‘consecuencias que clio implica y que aqui se analizarin, sin valorar el interés general mmprometido en esta causa. Hil CIRCUNSTANCIAS DE LA CAUSA RELACIONADAS CON LA CUESTION FEDERAL INVOCADA POR EL ESTADO NACIONAL. 10 1 12 13 14 15 16 17 18 19 20 at 22 23 24 25 26 UI. I. La Cuestin Federal inyolucrada en el caso, En los presentes actuados existe cuestién federal suficiente, en los términos del articulo 14 de la Ley N° 48, toda vez que el inciso 3° dispone que solo podes apelarse ante la Corte Suprema “evando la inteligencia de alguna cléusida de le Constitucién, 0 de un tratado o ley del Congreso, 0 unc comisién ejercida en nombre de la autoridad nacional haya sido cuestionada y ta decision sea contra la valider de! titulo, derecho, rivilegio 0 exencion que se funde en dicha cliusula y sea materia de litigio” En el caso se encuentra en tela de juicio la inteligencia de actos estatales de rango federal: las Leyes 17.319, 24.075, de! art. 42 y concordantes de la Constitucién Nacional y de las Resoluciones MINEM N° 28/2016 y N° 31/2016, asi como de las Resoluciones dictadas por el ENARGAS Neos. 1/3723, 1/3724, 1/3725, 3726, 1/3727, 19728, 3729, 1/3730, 3731, 1/3732, 3733 y 13737 que regulan aspectos de un servicio piblico federal y, asimismo, las normas dictadas en el mateo de la cmergencia a partir del afo 2002. La sentencia recurrida ha decidido en contra de las normas federales er las cuales esta parte fund6 su derecho. En consecuencia, queda claro cue fa errénea intorpretacién de las normas federales referidas y ta falta de aplicacién de la normativa vigente constituyen “cuestién federal si ple” que habilita la presente inscancia, Con el dictado de la sentencia en crisis se han violentade principios, derechos y garantias amparados por la Constitucién Nacional, como el derecho a la iguatdad de tos usuarios; la defensa de los intereses de usuarios de distintos puntos del pais que no han Otorgado mandato alguno a los actores para su representacién ea juicio: el seceso a la restacién del servicio en condiciones de seguridad, eficiencia y calidad; asi como las Potestades de la Administracién para organizar y regular el servicio piiblico de acuerdo al mandato legal conferido, Por otra parte, Ja sentencia recurrida ha sido dictada heciendo caso omiso al 20 21 22 23 24 25 26 conflict de competencia planteado, circunstancia ésta que ha sido lisa y Hanamente soslayada por la Cémara, incumpliendo su deber de someter la contienda a la decision del superior. ‘Ademés, la sentencia recurrida no se encuentra fundada en el derecho aplicable, La genérica resefia de solo una parte de fa normative referida a la audiencia publica - pero sin demostrar su aplicacién al easo de autos- no resulta fundamentacién suficiente para considerar al decisorio impugnado como derivacién razonada del derecho plicable, eiveunstancia que lo toma arbitario (esto ¢s, la distincién entre las revisiones tarifarias transitorias y las integrales). En consecuencia, fa errénea interpretacién de las normas federales referidas y el avance ilegitimo sobre materias de competencia de la Administracién constituyen cuestiOn federal suficiente para habilitar la presente instancia. La doctrina especializada ha jostenido que dentro de la nocién de derecho federal “...quedan incluidos también los actos de las autoridades nacionales derivados del ejercicio de sus facultades constinwcionales como gobierno federal (GUASTAVINO, Elias ?., Recurso Extraordinario de Inconstitucionalidad. Concepio y caracteres del derecho federal, Ed. La Rocea, Buenos Aires, 1992, pags. 407-409) Las circunstancias expuestas habilitan la instancia extraordinaria, conforme lo ha sostenido esa CSIN en forma reiterada (Pallos: 248:119, 189 y 503; 350:426), I, IL, La Arbitrariedad, La sentencia, en los puntos que resultan materia de agravio, es arbitraria por carecer de razonamiento y fundamentacién suficiente, conforme con los parimetros establecidos por la jurispridencia de ese Alto Tribunal. La Corte Suprema ha descalificado como arbitrarios pronunciamientos en los cuales se efectuaban afirmaciones dogméticas, carentes de sustentacién objetiva y que constituian 252:40, 326: 3180). fundamento solo aparente de la decision (Pallos: 250:152: 10 qa 12 13 14 1s 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 En lo que resulta estrictamente materia de agravio, la sentencia de la Camara ha incurrido en diversas causales de arbitrariedad: (1) la primera de ellas es que sus fundamentos respecto al caso conereto son_puramente dow \iticos pues, en todos los aspecios decisivos, el a quo solo efectiia meras remisiones a normas generales, a citas doctrinarias y jurisprudencia referid: 8 la cuestién de la audizncia publica, pero omite el andlisis y la aplicacién de normes especificas atinentes al caso y elude también la consideracién de precedentes jurisprudenciales decisivos para elucidar la cuestién debatida en el marco de revisiones transitorias de las tarfas; maxime cuando ya esté en curso el procedimiento integral que contleva, sin duda alguna, la convocatoria a audiencia pdblica; (1 ) Ja simple lectura de la sentencia en crisis pone de manifiesto que carece de fundamentacién Igica basada en los hechos de Ja causa y en la aplicacién del derecho vigente y, por ello, debe ser revocada, En este sentido, fa sentencia deviene arbitraria porque ha sostayado la garantia jurisdiecional, Y, precisamente, lo que Centralmente protege la doctrina de la arbitrariedad elaborada por la Corte es que el Proceso se estructure, desarrolle y finalice con todas ins irantias exigibles para conformar, constitucionalmente, la nocién clave del proceso justo. De alli que sea condicion de validez de todo pronunciami nto judicial que éste sea fundado (altos: 318:189, 319:2264, entre muchos otros); (ii) el decisorio tampoco explica cémo se rotegen los derechos de tos usuarios, cn razén de la diversidad de situaciones aleanzadas (usuarios de diferentes zonas y con necesidades disimiles) y, en particular, Porqué de la anulacién de la tarifa social que comprende un universo mucho mayor que ‘el régimen anterior. La Camara omitié valorer concretamente que se encueatra en juego el correcto funcionamiento del servicio piblico de transporte y distribuci n de gas natural y el Principio sustancial de asegurar el abastecimiento de gas, conforme surge de la normativa regulatoria aplicable. 2 3 4 10 an 12 13 14 a5 16 ay 18 20 ar 22 23 24 25 26 111. 111, Grevedad institucional y trascendencia del tema plantead« La peculiar relevancia de Ins cuestiones involucradas y decididas excede el interés particular, configurando un supuesto de gravedad institucional que habitita Ta instancla extraordinaria conforme a lo sostenido por la CSIN reiteradamente (Fallos: 248:189). El agrevio inferido al Estado Nacional por la sentencia recurrida es de una gravedad institucional tal que coresponde recurrir ante ef més Alto Tribunal para reparar un dao que, de otto modo, no podria ser subsanado, configurandose en tal supuesto una virtual denegacién de justicia Las circunstancias seffaladas revelan que en el caso se dan Tos supuestos que ese [Aho Tribunal serialé como constitutives de gravedad institucional (Fallos: 248:119, 189 y 503, 350:426). Por su parte, el mas Alto Tribunal secept® la idea de tn trascendencia de Ta euestion debatida para admitir -en cierlos casos el Recurso Extraordinario. Es indudeble que, en estos autos, Ia trascendencia de la cuestién debatida habilita plenamente la instancia extraordinaria, ya que esti en juego el interés pitblico comprometido en el correcto funcionamiento de un servicio pablico esencial TJ, IV. Cireunstancias relevantes del caso: 1, La Demanda interpuesta. EI Centro de Estudios para la Promocién de la Igualdad y la Solidaridad (CEPIS) promovié Accién de Amparo contra el Estado Nacional ~ Ministerio de Energia y Mineria, en los términos del art 43 de la Constitucién Nacional y la Ley N° 16.986 ys como meclida cautelar, pidié la suspensién de la aplicacién del nuevo cuadro tarifario. Posteriormente, Consumidores Argentinos -Asociaeién para la Defensa, Educacién e tnformacién de los Consumidores- se present6 y solicté su incorporacion como litisconsorte activo, adhiriendo @ Ja demanda entablada y solicitando, ademis, la suspensién de las Resoluciones de! Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) por {as cuales se aprobaron los euadros tarifarios para todas las zonas del pais hasta tanto se realice la audiencia pablica prevista por el art. 46 de ta Ley N° 24.076. Con fecha 15 de abril de 2016, el juez federal de primera instancia rechaz6 la medida cautelar solicitada por fa actora y requiri6 del Estado Nacional (MINEM) el informe previsto en el art, 8 de la Ley N° 16.986, 2. Contestacion de la demanda por parte det Estado Nacional. No consentimiento de la competencia de la justicia federal de La Pata para entender en el caso de autos. En fecha 16 de mayo del coriente, esta parte contest el traslado conferido y Present6 el informe del art. 8 previsto en la citada Ley. Como cuestién preliminar se informé que, con anterioridad a dicha presentacién, se habfa planteado la cuestion de competencia por la via inhibitoria (conf: con fos arts. 20 de la Ley N° 26.854 y 7 del CPCCN) por ante la Justicia Nacional en io Contencioso Administrative Federal con sede en la Ciudad de Buenos Aires, habiendo asf recaido el pedido en el Juzgaco del Fuero N° 5, a cargo de la Dra, Maria Alejandra Biot, Es decir, esta parte nunca consintié ta competencia de la Justicia Federal de La Plata y asi fue expuesto en la contestaciin de fa demanda de amparo. én entablada, A su vez, se expusieron las razones que tornan improcedente la ac Entre ellas, se destacé: a) la legitimidad y razonabilidad de las Resoluciones ‘mpugnadss; b) la ausencia de arbitrariedad o ilegalidad manifiesta exigida ea el art 43 de la Constitucién Nacional; c) la inexistencia de lesion, restriecién o alteracion ‘comprobadas en la causa para obtener la declarat de inconstitucionatidad de tos ‘etos atacados en Ios términos ordenacdos; d) la acreditacién de eue la cuestién debatida compromete el desarrollo de actividades esenciales del Estado Nacional y, por ende, derechos de las personas; y ¢) la circunstancia de que la cuestién de autos exige una ‘mayor amplitud de debate y prueba, 2a 22 23 24 25 26 3, La Sentencia de primera instancia que rechaza la Accion de Amparo. En fecha 31 de mayo del corriente, el Juez federal de primera instancia dicté sentencia definitiva en los siguientes términos: “Z- Rechazando la accién interpuesta tendiente a obtener ta suspension de las Resoluciones N° 28/2016 y 31/2016 correspondientes al Ministerio de Energia y Mineria, asi como de a normativa dictada en su consecuencia, 2. Ordenando al Estado Nacional - finisterio de Energia y Mineria- a que, frente al muevo esquema tarifario -transitorio 0 definitivo- de los serv ios piiblicos de transporte y distribuctén de gas natural alspuesto por las resoluciones referidas, convoque... a Audiencia Piblica... 3 La audtencia se regiré por el procedimiento reglado por el Decreto PEN 1172/2003, debiendo convocarse ‘para ser realizada en el plazo de veinte (20) dias desde que 1a presente sentencia adguiera firmeza. 4, Apelacién de la Actora. Contra Ia sentencia dictada por el Juez. de grado, el CEPIS interpuso Recurso de Apelacisn y solicité su revocecién. Se agravi6 diciendo que el jusz eonfundi® ta pretensin de la actora y que la decisin @ Ja que arribé resulta contraria a la normativa constitucical y legal que debe regir en materia de usuarios de servicios piblicos. Indicé aque el Juez de grado no advirtié que lo solictado consistia solamente en la falta de realizacién de la audiencia piblica. Resalté que el dnico planteo realizado por esa parte fue que Ta audiencia piblica sera un paso previo y necesatio” para que puiera autorizarse ef aumento tarifario del servicio piblico de gas. Ademés, sostuvo que Ia sentencia es contradictoria por cuanto constata que las Resoluciones cuestionadas se dictaron sin cumplir con la audiencia publica y. sin embargo, deja en vigencia dichas normas. Finalmente argumenta -en contradiccion con lo dicho previamente- que la tinica inerpretacién conforme a derecho solo puede acarrear una iinica consecuencia Logica en ‘érminos juridicos: “la anulacién de las Resoluciones 28 y 31 del 2016 del Ministerio de Energia y Mineria", Con respecto al Recurso de Apelacion interpuesto por Coustmidores Argentinos, éste se agravia por considerar que ol propio Juez de primers instancia Teconoeié que cl procedimiento estuvo viciado por ser ineludible ta participacisn ciudadana y -a la vez- decidid que el nucvo aégimen tarifario no resulta itrazonable ni ilegitimo. 5. La Apelacién del Estado Nacional y In Contestacién de los Agravios de la Actora. En el Recurso de Apelacién interpuesto contra la sentencia de primera instancia, ssta parte se agravi6 porque, sin perjuicio de rechazar Ja accién interpuesta, ordend al Estado Nacional a que convoque a audiencia piblica. Por otro lado, ests parte contest oportunamente el tresiado de fos agravios expresados por ta actora bésicamente en los siguientes términos: 1) en cuanto al agravio sobre la supuesta confusién respecto de la pretensién amparista -que solamente consi on la falta de realizacién de fa audiencia piblica- esta parte reteré lo expuesto en el informe del art. 8 de fa Ley N° 16.986 con relacién a ta falta de exigencia de convocar a dicha audiencia en el marco de Ia readecuacién transitoria de las ta peri Parte contest® que la fijacién del precio del gas en “boca de pozo” (0 en et punto de sin 0 de Ia realizacién de la aucdiencie en el trémite de revisin integral; y 2) esta ingreso al sistema de transporte, en adelante: PIST) no reviste el cardcter de servicio Ubblico y no se encuentra regulado por la Ley N° 24.076, 6. La Sentencia de Ia Cimara Federal de Apelaciones de La Plata, Con fecha 7 de julio de 2016, la Sala II de fa Cimara Federal de Apeleciones de {La Plata dicté sentencia, resolviendo: 1) acumular a la preserte causa todas las acciones coleetivas, conforme a las Acordadas 32/2014 y 12/2016; 2) declarar la nulidad de las 24 25 26 Resoluciones MINEM Nros, 28/2016 y 31/2016; y 3) remitir copia del pronunciamiento a la jueza requirente del fuero Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal de la Ciudad de Buenos Aires. Para asi decidir, sostuvo: a) Con relaci sn a la Competencia del Tribunal: “... dacio que los jueces federales deben declarar su incompetencia en cualquier estado del proceso, corresponde a esta Cémara examinar la competencia territorial... Y agregé: “.. es dable afirmar la admisibilidad de accionar por esta via en el lugar en que se lo ha hecho, por tratarse del juez del lugar donde el acto produce sus efectos en relacién con los actores, y por lo tanto, el que se encuentra en mejores condiciones para resolver el presente conflicto a su respecio. En virtud de dichas consideraciones, el a quo resulia competente para entender en autos: b) Com relacién a la Audiencia Pitbtica, luego de reseftar normativa, jurisprudencia y doctrina al respecto, la sentencia dice que: ".. corresponde ordenar al Estado Nacional “Ministerio de Energia y Mineria- que convoque a una Audiencia Piblica.... En consecuencia, las citadas resoluciones devienen nulas por no haber sido precedido su dictado de las audiencias piiblieas cuyo cumplimiento resulta exigible..." ©) Con respecto al precio del gas en el PEST, en su voto el Juez Schiffrin expresa que: “La cuestién aqui consiste, en dilucidar si el supwesto nuevo cuadro tarifario que se aplica a raiz de la resolucién 28/2016, constituye realmente un reajuste de tarifas... 0 establece, disfrazado de tarifa, un cargo...". Y contintia: “Se trata pues, de que tarifas indeterminadas de servicios... se integran con sumas destinadas a que el Estado Nacional financie los acuerdos de precios a los que llegé con las compaftas de produecién y transporte de gas. O sea que, se trata de establecer wna contribucién, no bien determinada, para gastos especificos del Estado Nacional que no sélo carece de base legal, sino que aun teniéndota serfa invéllida, pues los impuestos no sélo deben determinar un hecho imponible sino, un monto cuantitativo razonable para la contribucién... En virtud de todas las razones expuestas, estima que corresponde declarar que las resoluciones en crisis son nulas IIL V. Oportunidad en que se introduio el planteo de la cuestibn federal, La introduccién_del_planteo_del_caso_ federal se realizé desde la primera presentacién efectuada por esta parte, es decir, desde la contestacién det informe del art, 8 de la Ley 16.986. Posteriormente, esta parte mantuvo el planteo del caso federal en las posteriores presentaciones (recurso de apelacién de la sentencia de grado y contestacién del traslado de los agravios de la actora). “Iv. EL GRAVAMEN QUE PRODUCE AL ESTADO NACIONAL LA DECISION APELADA (Acordada N° 4/07, aitfcuo 3°, inciso ¢) En el caso, resulta evidente que fa sentencia recurrida ocasiona un perjuicio conereto y actual a] Estado Nacional, al haberse dictado una sentencia que declara la ulidad de actos estatales de rango federal que gozan de presuncién de tegitimidad (Resoluciones MINEM Nros. 28/2016 y 31/2016) y decidido snbre politicas piblicas, soslayando ci cumplimiento de la normativa aplicable al caso, efectuendo meras consideraciones abstractas y citas doctrinarias y jurisprudenciales genéricas, sin una evaluacién del caso concreto en debate (esto es: los derechos de las diferentes categorias de usuarios y la celebracién de audiencia piblica en el trdmite de sevisidn integral ya iniciado por el Estado Nacional). Es mas, el modelo anteri (al cual retrotrae le sentencia) debja ser necesariamente reemplazado por otro més racional e igualitario. La declaracion de nulidad de los actos mencionados, sin el exhaustivo andlisis que la gravedad de tal declaracién amerita, afecta gravemente los derechos de los usuarios y el imterés pablico comprometido al vulnerarse Ia organizacion y regulacién de un setvicio publico esencial -de naturaleza federal- que se encuentra en una situacién de extrema gravedad por diversas razones (escasez del recurso, falta de inversiones en exploracién y produccién de gas y en obras de infraestructura para la expansién y ef mantenimiento de las redes de transporte y distribucidn), circunstancias que afectan particularmente los derechos de tos usuarios ante la deficiente prestacion del servicio, ‘A continuacién, se detallan los agravios, en particular, y se refutan los fundamentos de la sentencia impugnada, v- PROCEDENCIA SUSTANCIAL REFUTACION DE LOS FUNDAMENTOS DE LA DECISION APELADA. (Acordada N° 4/07, articulos 3° -inciso d- y 10) n_de compete parte del tribunal a quo. Agravia a esta parte Ia sentencia recurrida, en cuanto decidié la cuestion debetida descono \do detiberadamente el conflicto de competencia suscitado en estos autos. En efecto, con anterioridad a la presentacién del informe del art. 8 de la Ley 16.986, en fecha 13 de mayo de 2016 esta parte inicid los autos: “ESTADO NACIONAL C/ CEPIS S/ INHIBITORIA”, Expediente N° 31.340/16, que fue radicado ante el Juzgado Nacional en fo Contencioso Administrativo Federal N° S, de la Ciudad de Buenos Aires. En fecha 16 de mayo se presenté el referido informe, en euyo capitulo HI se denuncis el planteo de la cuestidn de competencia por la via inhibitoris y se manifest6 cexpresamente que esta parte no consentia la competencia del Juzgado Federal N° 4 de La Plata, Ello, sin perjuicio de que, a efectos de no provocar la indefensin del Estado Nacional, se procedié a contestar la demanda, La sentencia de primera instancia fue dictada en fecha 31 de mayo de 2016, con 10 aL 12 13 14 15 16 17 18 19 20 2a 22 23 24 25 26 id a la sentencia recaida en los autos “ESTADO NACIONAL. C/ CEPIS S/ INHIBITORIA”, En aquella sentencia, el Juez cle grado desestimé la cuestién de competencia, alegando que a esa fect a no habia recibido solicitud alguna por parte de otro Srgano jurisdiccional a través de la cual se hubiere solicitado que ese Juzgado Federal N° 4 de La Plata declinara su competencia y fundando, ademas, su decisién, en el art. 16 de la Ley 16,986, Sin embargo, cabe seftalar que: (i) por un lado, le via de la inhibitoria resulta aplicable al proceso de amparo por imperio del art. 19 de la Ley 26.854; yy (i) por el otro, esta parte ya habia interpuesto a ese momento el planteo de inhibitoria, s6lo que la Jueza Biotti ain no se habia ‘expedido, por lo que la falta de resolucién a ese tiempo, con relacién a la inhibitoria planteada, no resultaba en absoluto imputable a esta part. La sentencia del Juzgado Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal N° 5 fue di da en fecha 7 de junio del cos te y, en fecha 10 de junio, fue recibido el Oficio-Ley 22.172 en el Juzgado Federal N° 4 de La Plata. Sin embargo, dado que las actuaciones se encontraban ya radicadas ante Ix Camara Federa| de Apelaciones de La Plata, el Juez de origen remitié a dicha Cémara las actuaciones recibidas desde la otra jurisdiccién, De lo expuesto se deduce claramente que -en tal oportunided- qued5 configurado formalmente el conflicto de competencia, aunque sus efectos deben remontarse 2 la fecha de su planteo por esta parte (13 de mayo de 2016) por haberse cuestionado -desde entonces- Ia competencia de la Justicia Federal de La Plata para entender en esta causa, No obstante, el tribunal a quo soslayé en forma palmaria fas normas aplicables a la cuestion de competencia, toda vez que una vez recibido el icio, el tribunal requerido debié haberse pronunciado aceptando 0 no la inhibicién (conf. art. 10, CPCCN). En caso de mantener su competencia, debi haber enviado sin otra sustanciacién tas actuaciones al tribunal competente para ditimir la contienda y comunicarlo sin demora al tribunal requirente para que remitiera las suyes. Pero, contrariamente a lo establecido en dicha norma, el a quo pas6 por alto el conflicio de competencia enteblado, argumentando que: “... dado que las jueces federales deben declarar su incompetencia en eualquier estado del proceso, corresponde a esta Camara examinar la competencia territorial, con eardcler previo @ Ia revision del fondo del asunto..”. ogreg que: “.. es dable afirmar la admisibitidad de accionar por esta via en el lugar en gue se lo ha hecho, por tratarse del juez del ugar donde el acto produce sus efectos en relacién con los actores, ¥: POF lo tanto, el que se encuentra en mejores condiciones para resolver él presente conflicto a su respecto””. En este punto, la arbitrariedad de la sentencia recurrida resulta patente, Ela quo reconoce in existencia cet conflicto de competencia; se declara competente pars entender en estos autos; y. sin embargo, en violacién a fo estableeido en el CPCCN (art. 10) dicta sentencia sobre cl fondo de ta cuesti6n. Por ello, y dado que dicho tribunal ha excedido sus atribuciones ¥ soslayado la aplicacién de la norma procesal referida, solicito a V.E, que revoaue cl pronunciamiento impugnado y remita las actuaciones al tribunal eampetente para irimir la contienda. ‘Vi, Segundo agravio: la cuestiOn en torno a Ia intervenciin de Ia Susticia Federal de Mar del Plata. “Tal como lo sostiene et propio tribunal a quo, el expediente correspondiente & la Justicia Federal de Mar del Plata fue presentado en horas previas a esta causa, Por tanto, sin perjuicio de que la causa radicada ante Ia Justicia Federal de Mar del Plata haya sido rechazada in limine, ello en modo alguno implica la habilitacton de la competencia del ‘Tribunal Federal de La Plata, V. IL, Tercer agravio: extralimitacién del a quo en Is supuesta defen del derecho afectado, 26 En lo referido a la competencia, Finalmente seRala el tribunal Gue @ los fines de ta {Jaci6n de fa competencia en razén del terrtorio son varias {as pautas posibles a seguir, Imanifestando que debe admitirse fa solucién que més facilidades Pudiese otorgar a ta defensa de los derechos de los afectados. Este eriterio ast adoptado por e! tribunal, con fundamento en meras citas docteinarias, implica desconocer lisa y Hanamente et derecho de los otros usuarios (no residentes en le Ciudad de La Plata), por lo que tal decision resulta descontextualizada y arbitraria en este punto, Y-LV. Cuarto agravio: La cuestién relativa ata audiencia piblica, 1. La inexistencia de incumplimieatos en materia de Audiencias Publicas en ¢l presente easo de revisién transitoria de las tarifas: En el capitulo V, puntos i y 2, de fa sentencia recurrida, ¢] a quo se dedica a resefiar jurisprudencia de la CSIN, citas doctrinarias, normas constitucionales y tratados internacionales relativos a la audiencia Piblica: su concepto, alcances y obligatoriedad, entre otras afin maciones dogmatic Sin embargo, tal Profusa resefa no incluye la explicacién de cémo dicha normativa, doctrina y jurisprudencia resultan aplicables al aso concreto, Ms aun, la sentencia dice por caso que: “.. correspond examinar Ja normativa especifica aplicable al caso”, pero en verdad sblo se limita a transcribir algunos articulos del marco regulatorio del servicio publica de transporte y distribucién de gas natural arts. 46 y 47, Ley 24.076), del Decreto N° 1.738/02 (apartado XI, acapite 10) y del Decreto N° 1.172/03, sin dedicar una sola linea a la aplicacién concreta de dichas normas a la cuestién debatida ¥ 8 la demostracién de ta exigencia legal de celebrar audiencia pablica en el caso de autos (revision transitoria de las tarifas), Por otra parte, la sentencia impugnada no realiza ninguna distineién entre las ” del gas (Res. MINEM Ne 28/16) de aquellas otras que aprueban los aumenios en Jas “tarifas” de Jos servicios esoluciones que aprueban los incrementos en el “preci Piblicos de transporte y distribucién de gas (Res MINEM N° 31/16 y las distintas at 12 13 1a 15 16 18 19 20 aa 22 23 24 25 26 Resoluciones ENARGAS antes citadas). Es decir, sostiene de modo genérico & impreciso que la realizacion de la audiencia pliblica con cardcter previo al dictado de los actos cuestionados es un requisite obligatorio derivado del plexo juridico constitucional, convencional y legal aplicable. Sin embargo, entendemos que un anélisis preciso de la cuestién obliga a diferenciar ef caso del incremento en los “precios” del gas, de 1a adecuacién transitoria en las “tarifas” de transporte y distribucion del servicio. 1.1. El aloance de|_artfoulo 42 de la Constitucién Nacional_en_materia participaci n de Jos usuarios en los servicios pliblicos: Cabe aclarar que en modo alguno se discute Ja necesaria participacién ciudadana a través de las audiencias piblicas -u otro mecanismo de participacion- en el marco de las revisiones tarifarias en materia de servicios piblicos. La celebracién de audiencias piblicas constituye una obligacién de caricter previo al dictado de ciertos actos administrativos, como los referidos a los inerementos tarifarios de servicios piblicos, pero siempre dentto del marco y los alcances expresamente previstos en la ley y las normas especificas aplicables. Ahora bien, en el supuesto de autos cabe seftalar que en el caso de la Resolucién MINEM N° 28/16 no se esté en presencia de una tarifa de servicio piblico, sino del precio del gas en ef PIST; y en el caso de las Resolucién MINEM N° 31/16, la obligatoriedad de dicha audiencia esta normativamente prevista en el marco especifico del procedimiento de la Revision Tarifaria Integral (RTI), y no en ef marco de “Adecuaciones Transitorias de Tarifas (como es el caso de esta Resolucién). Por lo que, respecto de esta ditima, la obligatoriedad de la audiencia publica no est impuesta en el marco del procedimiento en el cual fue dictada (adecuaciones transitorias de tarifas), sino que esté expresamente prevista en el contexto y oportunidad del procedimiento de RTI, que por lo demas se encuentra iniciado a ta fecha, Previéndose asi la correspondiente celebracién de andiencia pablics en ef transeurso del afio en curso (octubre 9 noviembre del 2016) v tai como Io contemplan las normas especifieas aplicables que seguidamente se analizan, De esta manera, Ia sentencia en crisis, en cuanto nada de ello analiza al respecto, es fruto de una interpretacién parcial det articulo 42 de la Constitucién Nacional y del marco regulatorio (Ley 24.076). Sin perjuicio de las distintas posturas sobre la existencia o inexistencia de basamento constitucional de la obligatoriedad de las audiencias piblicas y del consecuente alcance del precedente “Youssefian” -citado por el a quo en la sentencia en crisis-, con posterioridad a dicho precedente se sucedieron otros pronunciamientos judiciales, tanto de Camara (CNCAF, Sala de Feria, “Defensor del Pueblo de la Nacién cf! PEN”, causa N° 33.196/99; Sala If, "Celadi y otro e/E.N. y otros s/amparo ley 16.986", 10/08/00), como de la CSJN -incluso algunos muy recientes- que abandonaron la tesitura inicialmente adoptada por le Sata IV del Fuero Contencioso en fa causa “Youssefian” citada (entre otros, CSIN, “Soldano”, 15/5/2014; CSJN, “Defensoria del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires e! Sec, Comunicaciones s//Amparo”, 31/10/2006), Estos precedentes se apoyan en el entendimiento de que el instituto de Ia audiencia piibliea no tiene raigambre constitucional (sin perjuicia de los mecanismos de participacién como trimite necesario ¢ ineludible). Por tanto, la obligatoriedad de convocarla existe cuando se presentan jos supuestos expresamente establecidos en los mareos regulatorios. En particular, la CSJN ha sefialado (en el afio 2014) que sélo cuando se configura nitidamente alguna de las circunstancias reguladas en las leyes que el servicio, es imperativo conyocar a la audiencia con anterioridad (CSIN, “Soldano” Cooperativa de Trabajo Cristalerfa Vitrofin Limitada cf EN. y ENARGAS", 30/09/2014; “Club imnasia y Esgrima Santa Fe y ottos ¢/ E.N.A. y otros s/ ordinario®), e incluso en 10 at 42 13 14 15 16 7 18 19 20 22 23 24 28 26 precedentes anteriores ha ido mas alld, al precisar que: “la participacién ciudadana en la toma de decisiones yriblicas, que traduce una faceta del control social, puede manifestarse de variadas maneras distintas, una de las cuales es la audiencia publica. Aumgue no constivuye la inica alternativa constitucional, en tanto el art, 42 no prevé ai explicita ni implicitamente, sino que deja en manos del legistador Ia previsién det mecanismo que mejor asegure aquella participacién en cada caso” (CSIN, “Def. del Pueblo... o/ Sec. Com. ya citado; el resaltacio es propio). En definitiva, la obligacién de celebrar audiencia piblica perjuicio de los ‘otros mecanismos de parti ‘pacién obligatorios- sélo resulta exigible como requisito de validez del dictado de actos estatales cuando esié previsto y se configuren las circunstancias que prevea el marco regulatorio o legal que rige la actividad. Como se vera seguidamente, no existe ninguna disposicion que exija, en el caso de autos, la necesidad de llevar a cabo audiencias piblicas como requisito previo includible al dictado de los actos anulados, sin perjuicio de su obligatoriedad en el tramite de revision integral de las tarifas (RT). 1.2. El caso de ta Resolucién MINEM N? 28/16: La anulacién de la Resolucién MINEM N° 28/16, con fundamento en el hecho de no haberse realizado audiencia publica, resulta claramente irrazonable. Ello, porque la Resolucién indicada aprueba el precio del gas en of PIST y no guarda relacién directa con las tarifas de los servicios publicos. En efecto, mientras que el transporte y [a distribucién det gas fueron declarados servicios piblicos (y reglados por la Ley 24076); la produecién, captacién y tratamiento de dicho recurso quedé exenta de dicha calificacién (y de tal normativa), continuando regulada por la Ley de Hidrocarburos N° 17.319, Cabe remarcar que ésta no dispone previsién alguna que establezca para el supuesto considerado, In obligacién de llamar a una eudiencia piblica previa a establecer su precio. La Ley 24.076, al no incluiren su dmbito de aplicacién a ia produceisn, captacién y tratamiento del gas natural, naturalmente tampaco establece ef requisito espeetfice de audiencia pablica para la fijacién de dichos precios. En definitiva, el mecanismo de la audiencia publica estd disefiado para actividades calificadas legaimente como “servicios piiblicos” y siempre que aquella audiencia estuviere prevista en el marco regulatorio (es decir, cuando no se contemple otro mecanismo de participacién de los usuarios). Bajo ningtn supuesto puede extenderse dicha interpretacién a actividades que no. Sean servicios piiblicos (como la produccién, captacién y tratamiento del ges natural), 0 cuando Ia normativa no lo prevea expresamente (como ocurre con la Ley 17319), De tal modo, es erténea la conclusién @ la que llega el « quo en tomo al origen constitucional de la pretendida obligacién del MINEM de celebrar la audiencia con anterioridad ai dictado de la Resolucién N° 28/16, pues ni los articulos 42 Y¥ 3 de la Con: como ninguna otra disposicidn legal o reglamentaria, icién Nacional, ni las fuentes del derecho supranaciona! hacen alusién a elle, asi Ello es asi, porque sin perjuicio de valorar In impostancia que representa Para los derechos de los usuarios el art. 42 de ta CN, no es posible extender la obligatoriedad de ta celebracién de audieneias pablicas a los supuestos en que Ia norma de cardcter legal o reglamentario no lo disponga expresamente (FONROUGE, Maximo, “Las audiencias pibticas", REDA, Nros. 24/26, Depalma, Buenos Aires, 1997, pags. 185-186). Por otra parte, no puede dejar de reealcarse que, al disponer los nuevos precios del gS en PIST, el MINEM no ha hecho otra cosa que limitar e! precio (que era libre en el esquema regulatorio originario, es decir, que debia fijarse segiin la oferta y le demanda) ara que no fuera exeesivo. En este aspecto, estamos frente a un precio que -en condiciones normales- seria de libre determi cidn entre productores y distribuidores y 20 25 26 que, en el contexto de la emergencia y la escasez de gas, la Administracién ha resuelto iar, en el marco de sus atribuciones, en orden a proteger a los usuarios. En sintesis, para fijar el precio del gas natural en el PIST no es obligatoria la realizacién de audiencia pi . Dado que esta cuestin no ha sido tratada a la luz de la normativa aplicable al caso, 1a sentencia debe ser revocada. Con respecto a la Resolucién MINEM N° 28/2016, cabe mencionar también lo expuesto en el voto del Juez Schit dilucidar “si ef supuesto nuevo cuadro tarifario que se aplica a raiz de la resolucién in, quien expresa que la cuestién consiste en 28/2016, constituye realmente un reajuste de tarifas... 0 establece, disfrazado de tarifa, un cargo... Luego dice que la citada Resohucién tiene por base dar cumplimiento a acuerdos con los productores de gas natural a fin de ajustar el precio del producto en PIST y que los nuevos precios de cuenca dardn lugar a tarifas de aplicacién al consumo de los usuarios del servicio de gas, las que “de acuerdo con las noticias que fluyen en la prensa o de boca en boca, tienen un efecto exorbicante sobre la situacién econémica de los sectores més débiles de la sociedad". Y, finalmente, afirma que se trata de “tarifas indeterminadas de servicios -que por ese motivo no pueden ser denominadas tarifas...” que se integran “con sumas destinadas a que el Estado Nacional financie los acuerdos de precios a los que legs con las companias de produccién y transporte de gas”. Y concluye diciendo que, entonces, se trata de una “contribucién, no bien determinada, para gastos especificos del Estado Nacional” pero que igualmente es invalida porque carece de base legal y porque -aun teniéndola- los “impuestos” no solo deben determinar un hecho imponible sino un monto cuantitativo razonable para la contribucién. En virtud de este argumento y demas razones a las que adhiere (det voto del Juez, Alvarez), estima que corresponde declarar que las resoluciones en crisis son nulas. El agravio que tales conclusiones causan a esta parte es patente. Se aprecia una a 12 13 14 15 16 18 1g 20 2a 22 23 24 25 26 evaluacién superficial de la cuestién y una confusién conceptual entre “cargos”, “tarifas”, “impuestos” y “contribuciones”, Ello, ademés de la insdlita referencia del Juez a que sus conclusiones se fundan en “las noticias que fluyen de la prensa o de boca en boca”. La arbitrariedad de la sentencia se halla en que sus conclusiones se basan en informacion periodistica y en opiniones de boca en boca, pero Jo que es abn més grave s que ha soslavado el andlisis de Ia norimativa aplicable L y.24.076. -£aso, en especial, las Leyes La Ley 17.319 (Ley de Hidrocarburos) regule las actividades relativas a la explotacion, industrializacién, transporte y comercializacién de los hidrocarburos. Faculta al Poder Ejecutivo a otorgar permisos de exploracién y concesiones temporales de explotacién y transporte de hidrocarburos y establece que el valor del gas sera fijado conforme al procedimiento del art. 61; se trata del valor que sex declarado ‘mensualmente por el permisionario y/o concesionario, restando del fijado segtin las normas establecidas en el inc. c), ap. I, dei art. 56, el Mlete del produeto hasta el lugar que se haya tomado como base para fijer su valor comercial, Cabe aclarar que esta itima norma establece que el precio de venta de los hidrocarburos extraidos sera el que se cobre en operaciones con tereeros, La Ley 24.076 (Marco Regulatorio del Gas) regula el transporte y la distribucién de gas natural, que constituyen un servicio piblico nacional. El art. 9° establece que son sujetos activos de la industria del gas natural los productores, captadores, procesadores, transportistas, almacenadores. distribuidores, comercializadores y consumidores que contraten directamente con el productor de gas natural. Es decir, la propia ley califica a esta actividad como una industria privada, aunque sujeta a la regulacién estatal, dada la importancia estratégica de los hidrocerburos. £1 art, 83 establece que luego de un periodo méximo de 2 affos (dor el Estado fijaria, para ef mercado interno, los precios maximos de gas en PIST a percibir por los © eras productores) dichos precios se desregularian y las transacciones de oferta y demanda gasifera serfan libres dentro de las pautas que orientan el funcionamiento de la industria, de acuerdo con el marco regulatorio. Dicho esquema funcion6 hasta el afto 2004 (conf, Decreto N° 181/04) cuando comenzé a observarse escasez del recurso y enel marco de fa emergencia publica, se articulé una serie de medidas que determinaron nuevamente la intervencién del Estado en la fijacién del precio del gas en PIST, esquema que continta en la actualidad. En este marco juridico, el MINEM dicté la Resolucién N° 28/16 que fija el precio del gas en PIST. Dicho precio es uno de los componentes de Ia tarifa de gas, que ineluye, entre otros conceptos: el precio del gas y los costos de transporte y distribucién. No se trata, entonces, de vs destinadas @ que el Estado financie sus gastos, sino que ‘son sumas que perciben las licenciatarias para comprar el gas que deben distribuir. Lo expuesto demuesira claramente la errénea conclusién a la que arriba el Juez Schiffrin, por lo cual su voto no constituye una derivacién del derecho vigente con aplicacion a las circunstancias comprobadas de la causa. Por ello, la sentencia impugnada debe ser revocada en virtud de la mentada exigencia, 1.3. La Resolucién MINEM N° 31/2016: Con relacién a este acto, cabe decir que tampoco es exigible per se la celebracién de audiencias piblicas para la adecuacién de las tarifas de servicios pablicos, en el marco de la Ley de Emergencia 25.561 y demas eyes y normas reglamentarias que le siguieron (principalmente, Ja Ley 25.790). Las audiencias piblicas convocadas en los afios 2004 y 2005 se realizaron de conformidad con la normativa vigente en aquel entonces, en virtud de una autolimitacion que se habia impuesto la Administracion a través del Decreto N° 311/03. En efecto, la Ley 25.561 -que ain sigue vigente tras sucesivas prérrogas- provocé tun gravisimo desequilibrio en las tarifas de los servicios piiblicos. Ello determiné que, para continuar con los contratos, fuera necesario recomponer la distorsion generada y B volver los esquemas terifarios a una senda de normalidad. A tales efectos, el Poder Legislative autoriz6 el procedimiento de renegociacién de los contratos de servicios pablicos (entre fos que se encontraba el presente caso) a través del articulo 9 de dicha Ley. En lo que aqui importa, esa Ley de Emergencia -hoy ain vigente- fue complementada por diversas disposiciones (entre elias, Ia Ley 25.790) que establecieron algunos contornos a la renegociacién -atento al cardcter excepcional de la magnitud del desequilibri Asi, la Ley 25.790 dispuso que las decisiones que edoptase el Poder Ejecutivo Nacional, en el desarrollo del proceso de renegociacién, n Por_las_normas_contenidas_en_los marcos regulatorios que _rigen_lo: concesién o licencia de los respectivos servicios pablicos (art. 2). Esta nonnativa general alcanza naturalmente sl marco regulatorio del gas, de ¢ hallarian co licionadas contratos_de modo que, en el procedimiento de renegociacién a cargo del Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo lo eximié transit riamente de ciertas pautas que el propio legislador habia impuesto en la Ley 24.076 (p.ej.en el articulo 46), Cabe decir que esta exclusién temporal (y excepcional) de las exigencies de la Ley 24.076, en modo alguno contradice las prescripciones del articulo 42 de la Constitucién Nacional que, como se vio previamente, deja librado a le legislacién el establecimiento del modo en que los usuarios podrin participar de los organismos de control. De tal modo, se observa que en el mareo de Ia renegociacidn de las tarifas de los servicios pablicos que aqui sos ocupan, no existe @ priori una exigencia especifiea de llevar a cabo audiencias piblicas como condicién de validez del dictado de los actos en crisis, sin perjuis o de su convocatoria en el trémite -ya en curso- de revision integral de tales tarifas, 10 i 12 13 14 15 16 7 18 19 20 21 22 23 24 25 26 En efecto, el propio legislador entendié que el marco de excepcionalidad Propio de la emergencia y sus consecuencias obligaba a ser mas flexi Hes en In interpretacion de las pautas, en orden 2 que ef Poder Ejecutivo pudiese recomponer mis rapidamente los contratos afectados, en una senda de normalidad (sin lesionar los derechos de los usuarios) y, a partir de alli, volver a aplicar las disposiciones transitoriamente suspendidas. En ese contexto, cabe advertir que la exigencia de celebrar audiencias piblicas en el marco de las renegociaciones, fue una autolimitacién de ta Administracién prevista en el Decreto N° 311/03. Este cre6 la UNIREN (Unidad de Renegociacién y Anilisis de Contratos de Servicios PUblicos) para asesorar a la autoridad competente en el procedimiento de renegociacién y, en conereto, en fo que aqui importa, en sus articulos 6° y 8° contemplé la obligacién de celebrar una audiencia piblica previo a girar las Propuestas de acuerdo que resultasen de las negociaciones, para su aprobacién, Cabe decir, entonces, que fue en dicho contexto y en el marco del Decreto N° 311/03 (y sus normas complementarias) que se sucedicron variadas audiencias respecto de las tarifas de distintos sectores involucrados en el procedimiento de renegociacién (en el caso, las audiencias de 2004 y 2005 que se celebraron para las tarifas de distribucién de gas natural). Se trat6, como se dijo, de una exigencia creada por el Poder Ejecutive Nacional, Puesto que ninguna de las leyes lo obligaba a utilizar dicho tramite (es decir, poner en consideracién de la ciudadanfa por el mecanismo especifico de las audiencias piblicas las propuestas de acuerdos que nacieron al amparo de Ia renegociecién, tendientes a restablecer los contratos a una senda de normalidad). De hecho, la normativa (en Particular, la Ley 25.790) habia climinado las pauias que los marcos regulatorios sectoriales imponian a dichos procedimientos de renegociac Ahora bien, @ comienzos del corriente afio, el Poder Ejecutive dicté el Decreto N° 10 in 12 13 14 15 16 1 18 19 20 21 22 23 24 25 26 367/16 que derog6 el Decreto N° 31 1/03 y la Resolucién conjunta N° 188/03 Este Decreto, a efectos de concluir los procesos de renegociacién contractual pendientes, faculté @ los ministerios competentes (en este caso, al MINEM) 2 suseribir_acuerdos_parciales_de_renegociacién_contractual_y_adecuaciones transitorias de_precios_y tarifus que resulten_necesar' ava _garantizar_la continuidad de _la_normal_prestacion_de_los_servicies_respectivos_hasta_la suscripeién de los acuerdos integrales de_renegociacidn contractual, los que se efectuardn a cuenta de lo que res Ite de la Revision Tarifaria Integral (art, 3). En sintesis, el procedimiento del articulo 46 de la Ley 24.076 no es aplicable, puesto que el propio legislador (a través de fa Ley 25.790) ha levantado dicha exigencia ¥y tampoco es exigible en los términos det Deereto N° 311/03 y la Resolusién conjunta N° 188/03, puesto que dichas normas han sido derogadas. En este sentido, debe destacarse que la Resolucién MiNEM N° 31/16 dio pleno ‘cumplimiento a lo previsto en ef Decreto N° 367/16, instruyendo al E efectuar la mencionada Revisidn Tarifarie Integral, fijando un plazo especifico para ello y ordenando la realizacién de audiencias piblicas en el marco de ese proceso de revision, que actuaimente se encuentra en irémite ante dicho Bante. 1. 4. La obligatoriedad de _tlevar adelante la Audiencia Pablica_y la conducta consecuente del Estado Nacional Cabe recordar que el citado Deoreto N° 367/16 dispuso que sélo en el proceso de realizacién de la RTI que en definitiva surja de los acuerdos integrales de renegociacién contractual se debera instrumentar ef mecanismo de au publica que posibilite la participacién ciudadana; Ia que de hecho y en et marco conerefo de la situacién de autos, se Hevard a cabo en el transeurso del afio en curso (entre los meses de octubre y diciembre), contemplando asi las previsiones del “Reglamento General de Audiencias Pablicas para el Poder Ejecutivo Nacional” aprobado por ef Decreto N° 1.172/2003 (art. 5). Asi, pues, tal mecanismo participativo Permitird debatr las tarifas en su integralidad (esto es: las revisiones parciales anteriores ¥ obviamente el valor final) y los otros aspectos esenciales (a saber: las inversiones a realizarse por prestadores). En sintesis, cl Decreto N° 367/16 derogo el Decreto N° 311/03 (esto es, la norma que obligaba # convocar a audiencia pablica en el marco del proceso de renegociacién), Pero a la vez dispuso la obligatoriedad de dicha audiencia respecto de un procedimiento determinado: el procedimiento de Revisién Tarifaria Integral (RTD). Asi, pues, en el marco de la Ley 25.790, Ia exigencia de celebrar audiencia piiblica en el tramite le renegociacién de los contratos afectados por la Ley de Emergencia, surge del articulo 5° del Decreto N° 367/16, que establece fo siguiente: (i) Ja audiencia se Ilevaré a cabo al momento de realizar la RTI que surja de los acuerdos integrales de renegociacién contractual; y (ji) la audiencia se levaré a cabo contemplanco las previsiones del “Reglamento General de Audiencias Piblicas para el Poder Ejecutivo Nacional” aprobado por e! Decreto N° 1.172/2003. En el caso, se Hevaré a cabo en el transcurso de los meses restantes del corriente aslo (entre octubre y diciembre) tal como se manifesté anteriormente. Sin perjuicio de su obviedad, cabe recalear Ja proximidad temporal de la audiencia a realizarse como heeho relevante a evaluar por V.E. Entonees, a los efectos de analizar la validez de la Resolucion MINEM N° 31/16, el a quo debi6 considerar y analizar todo ef marco juridico aplicable y el cambio sustancial que se produjo -en dicho marco- a partir de 2016, y no solamente las normas quie, a su iterio, avalaban la conclusi6n a la que finalmente arribé: la declaracién de nulidad dei citado acto estatal; asi como las ircunstancias féeticas ( to es, Ia proximidad de Ja audiencia en el tramite de in integral del cuadro tarifario). a aw 12 13 14 15 16 uy 18 19 20 21 22 23 24 25 26 L. 5. Subsidiariamente, manifestamos que el juez debi6 analizar las audi ncias igencia. y su izadas en el marco del Decreto N° 311/03 -al tiempo de su y cortespondencia con el trémite actual. Sin perjuicio de insistir en que ¢! Decreto N° piiblicas re 311/03 fue derogado por el Decreto N° 367/16 ¢y en consecuencia, no puede exigirse et cumplimiento de dicho procedimiento como previo al dictado de los actos anulados en autos), lo cierto es que atin et el sunuesto de que se consicere -como to hace el a guo- que igualmente debian celebrarse diches audiencias, cabia analizar les audiencias celebradas en los alos 2004 y 2005, en el maroo de lo dispuesto por ef derogado Decreto N° 311/03, en las que participaron usuarios, consumidores y asociaciones en el proceso de renegociacién de los distintos contratos con las Licenciatarias y su pertinencia o correspondencia con el trémite actual de alcance transitorio. En tal sentido, el reajuste aplicado sobre el cuadro tarifario vigente dentro del marco del Régimen Tarifario de Transicién (Resolucién MINEM N° 31/2016) no constituye un cuadro tarifario resultante de la aplicacién del proceso de RTI ni la implementacién de un nuevo cuadro tarifario, sino la adecuacién del existente (conf. surge del Considerando de fa citada Resolucién). ¥._V. Quinto agravio: La omisién de considerar el Interés Publico comprometido segan las categorias de los usuarios y la creaciém y regulacion de la Tarifa Social. 1 interés publico comprometido: De la lectura del fallo recur lo no surge la més minima consideracién sobre el interés pablico comprometico en ta cuestién debatida (es decir, os intereses de los usuarios segin su situacién de revista, en tanto no se distingue entre los usuarios segin sus necesidades ~por ejemplo, en razén de las Zonas- 0 su condicién de usuarios con mayor o menor poder adquisitivo), limiténdose a retrotraer la situacin a str estado anterior. Asi, la sentencia soslaya de plano la jurisprudencia de ese Maximo ‘Tribunal sobre 10 al 12 13 14 1s 16 17 18 ig 20 a1 22 23 24 25 26 cl punto, en cuanto a la especial consideracién que debe hacer el juzgador sobre el interés piblico comprometido en casos como el de autos, donde esta en juego la adecuada prestacién de un servicio piblico y el acceso de los scctores més desprotegidos Cabe agregar, asimismo, que el a quo omite por completo analizar las gravisimas consecuencias que se derivarin -con certeza- de la anulacién de las Resoluciones MINEM Nros. 28/2016 y 31/2016 y sobre quignes y de qué modo impactarian aquéllas. En efecto, a pesar de la grave situacién en la que se encuentra el sector energético luego de 15 afios de deterioro, la sentencia recurrida compromete el abastecimiento de gas y la continuidad del serv piblico de transporte y distribucién de dicho insumo, circunstancia particularmente grave en época invernal; asi como la eventual repo: del sistema de subsidios indiscriminados. La imprudencia del a guo, al anular los actos estatales mencionados sin considerar ¢l interés piblico comprometido y proponer alternativas razonables, agravia a esta parte, toda vez que Ia finalidad mas trascendente del Estado es la consecucién del bien comin, Las medidas adoptadas a partir del-comtiente aio por los Srganos estatales competentes en pos de esa finalidad, a efectos de revertir la grave crisis energética del pais y asegurar el derecho de los usuarios al adecuado abastecimiento de gas natural, han quedado anuladas por la sentencia recurrida, Sin el mas mi imo aniilisis econdmico ni social, el @ quo ha confirmado con su sentencia Ia politica tarifaria del servicio piblico de transporte y distribucion de gas natural en la Repéblica Argentina de los itltimos doce aiios, profundizando ello Jas gravisimas consecuencias econdmicas y sociales que acarrea desde hace afios- In crisis det sector energético (aumento del déficit fiscal, mecesidad de endeudamiento y cortes de suministro; entre otros). En este aspecto, V.E. deberd tener en cuenta que tales aspectos han sido COI Deen Lo at 12 13 14 is 16 17 18 19 20 a1 22 23 24 25 26 Particularmente considerados por ese Maximo Tribunal, al crear en su érbita la Unidad de Anilisis Eeonémico (Acordada 36/2009), en el entendimiento de que los Jueces adoptan decisiones que tienen gravitacién en el desenvolvimiento de las actividades econdmicas que se realizan en el pais y los derechos de los usuarios en su conjunto. En tal sentido, conforme surge del Considerando 3) de dicha Aconlada, la creacién de la mencionada Unidad por parte de esa Corte tuvo como pri pal fundamento que: “..la importoncia de las cnestiones reseRadas... ju iftca que sobre ellas se efectie un razonable juicto de ponderacion en el cual “..no debe preseindirse 40 las consecuencias que naturclmente derivan de un fallo toda vez que conslituye uno de los indices mas seguros para verficar la razonabilidad de la interpretacién y su congruencia con el sistema en que esta engayzada la norma’ (Rallos: 302:1284)”. Nada de lo expuesto ha ocurrido en el caso de autos. La sentencia recurrida no efectia andlisis alguno del derecho aplicable a tn cuestion en debate ni de las consecuencias econémicas que se derivarin del fallo: asi como ta situacién de las diferentes categorias de usuarios y de qué modo se garantizari el derecho de éstos en ‘érminos de razonabilidad (accesibilidad y tarifas justas y equitativas), El a quo solo se limits a anuler las Resoluciones MINEM Nros. 28/2016 y 31/2016 con el jinieo Fundamento de la omisién de celebrar la audiencia piblica; sin Perjuieio de la convocatoria por el Estado nacional de In audiencia en el trimite de revisiOn integral del cuadro tarifario Por ello, cabe reiterar que el interés piblico involucrado en el caso de autos consiste en asegurar el abastecimiento de gas natural y ia efectiva prestacién del servicio pablico de transporte y distribucién de gas natural, en términos Justos y ‘azonables, respetando las pautas establecidas en el art. 42 de la Constituci6n Nacional yel Marco Regulatorio aplicabte Al respecto, el citado ait. 42 dispone que las autoridades deben prover “a la 30 10 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 calidad y eficiencia de los servicios piiblicos”. Justamente para cumplir con dicha obligacion, el MINEM procedié a transitorias que permitieran asegurar la prestacin del servicio hasta Ia plementar readecuaciones _tarifarias aprobacién de las tarifas en el curso del presente afio, lo cual de ninguna manera Podia lograrse con el ivel de tai S preexistente al aumento, atento a su virtual congelamiento por casi 15 afios. En el marco de aquella norma constitucional, los actos dispuestos por el Estado Nacional -MINEM- anulados por el @ quo, tienen como objetivo principal asegurar la calidad del suministro de gas y garantizar la prestacion de ese servicio piblico en condiciones técnica y econémicamente adecuadas a toda la poblacién del pais. Ello, porque constituye una obligacién para el Estado Nacional asegurar el abastecimiento interno de gas, conforme con los lineamientos previstos en el art. 2 de la Ley 24.076, En tal sentido, con el dictado de las Resoluciones aqui anuladas, e! MINEM busca Promover inversiones en exploracién y explotacién de gas natural a fin de garantizar su abastecimicnto y emitir sefiales econémicas claras y razonables y fundamentalmente respetar los clerechos de ios usuarios, conforme las caracterist as de las respectivas categorias de usuarios. Con la implementacién de estas tarifas de transicién, fa autoridad competente pretende que las Licenciatarias puedan cumplir con la ejecucién del Plan de inversiones correspondiente al presente afto, afrontar sus gastos de operacién y mantenimicnto, administracién y comercializacién y dar cumplimiento a los vencimientos de las obligaciones contraidas, manteniendo ta cadena de pagos a los efectos de asegurer la continuidad de la normal prestacién del servicio pablico a su cargo. Ademas, las pol icas instrumentadas erean un esquema que procura el consumo racional de ges, incentivando el ahorro para generar un uso responsable y eficiente de a 12 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 los recursos. Asi, por ejemplo, establecen el otorgamiento de beneficios para todos aquellos consumidores residenciales del servic completo que reduzcan su demanda. 2. La proteccién de los usuarios mis vulnerables. Ei beneficio a los sectores sociales més acomodados en el modelo anterior: pago de tarifas subsidiadas ¢ irrisorias. En la sentencia recurrida se invoca reiteradamente el citado art. 42 de la Constitucién Nacional. Sin embargo, fo cierto es que el fallo dictado viola dicha disposicién constitucional, en tanto retrotrse las tarifas a niveles que de ninguna manera permitirén asegurar la calidad del servicio. Si bien es indudable que dicha norma busca proteger a los usuarics de servicios pablicos, ello no puede traducirse en el reconocimiento de un derecho circunscripto a pagar tarifas bajas por parte de sectores de la poblacién que estan en condiciones de afrontar el costo real del servicio (por ejemplo, usuarios de zonas residenciales); maxime si ello pone en riesgo la calidad de su prestacién al resto de los usuarios, que es justamente lo que la autoridad piblica debe asegurar. La arbitraria decision del @ quo, en cuanto retrotrae la situacién tarifaria a la existente previamente al diciado de las Resoluciones anuledas, sin ninguna modificacién, implica volver al esquema de subsidios que favorecian a sectores de la poblacién con un alto poder adquisitivo, quienes pagaban la misma tarifa (a valores ‘extremadamente bajos) que los sectores de la poblacién con menores ingresos. De cesta manera, no se defiende a los usuarios socioeconémicamente més vulnerables, como pare ido de subsidiadas por el Tesoro Nacional (es de pretender la sentencia en erisis; puesto que, a partir del icha sentencia, los usuarios de mayores ingresas volverdn @ pagar tarifas ir, solventadas por el esfuerzo del conjunto de los argentinos) a pesar de estar en condiciones de afrontar el costo real del servicio. Por el contrario, aquellos usuarios que han accedido ¢ podrian acceder a la Tarifa Social prevista en las Resoluciones anuladas (actualmente la cobertura por Tarifa Social abarca a cerca de 1.500.000 usuarios) volverén al esquema anterior, en el que solo 250.000 usuarios estaban incluidos en el Registro de Exceptuados a la Politica de Redireccionamiento de Subsidios del Estado Nacional implementado por medio de la Resolucion ENARGAS N° 2.905/2014 (segiin datos provenientes de la Subseoretaria de Coordinacién de Politica Tarifaria del MINEM). Sin embargo, la sentencia nada dice al respecto. En el sentido expuesto y en cuanto al caso concreto, la ponderacién de ese interés piiblico es claro en las medidas anuladas por la sentencia impugnada, toda vez que se ha buscado el razonable equilibrio entre el aumento tarifario, por un lado, y por el otro, brindar cobertura a los sectores mas vulnerables de la poblacién a través de la Tarifa Social. En efecto, en la etapa anterior al dictado de las mex fas anuladas, dado que las importaciones de gas se solventaban en délares @ un precio muy superior al que se trasladaba a la tarifa que pagaba el usuario final, el Estado comenzé a subsidiar la diferencia. Estos subsidios que en el aito 2006 ascendian a s6lo US$ 100 millones, para el afio 2015 Ilegaron a US$ 6.2 mii millones ($ 57 mil millones a un tipo de cambio de 9.2 S/USS). Los subsidios al gas natural acumulados entre el afio 2006 y el 2015 ascendieron a la suma de US$ 29 mil millones, embargo, y a pesar del cnorme gasto en subsidios durante esos afios, hacia fines det 2015, de una totalidad de 13 millones de hogares en el pais sélo 8 ‘millones contaban con conexién al gas natural y alrededor de § millones de hogares ‘carecia del servicio que, a su vez, son los hogares mas vulnerables desde el punto de ‘a socioecondmico. Esto implica que estos 5 millones de hogares debian recurrir a combustibles alternativos (garrafas, elect fad, lefia ete.) mas caros que el gas natural con el propésito de calefaccionar sus viviendas. En sintesis, aquellos subsidios se financiaron con el aumento del gasto piblico 3 que -a su. vez se cubria emitiendo dinero y generando inflacién, que recay6 bésicamente sobre los sectores mis vulnerables de ls sociedad; paraddjicamente los mismos que no tenfan conexién de gas natural y que, asimismo, debfan pagar combustibles cada vez mds caros porque sus precios no estaban regulados por el Estado. Dada la situacién deseripta, era imprescindible revertir ef progresivo deterioro del sector atacando el problema desde v: ios frentes. Las medidas anuladas por el @ quo fueron adoptadas en dicho reo y con esa finalida En ese contexto, se decidié asistir al sector més vulnereble de la sociedad frente a los aumentos, a través de la denominada Tarifa Social, en recono jento de sus derechos, que consiste en que los hogares sujetos a este beneficio no paguen el precio del gas, sino sélo los componentes de distribucién y transporte del ges a consumir. A st ‘vez, cabe remarcar que el valor del gas representa mais del 70% del monto de la factura (el 30% restante es transporte y distribucion). Al respecto, es importante resaltar que el mecanismo de Tarifa Social implementado a partir de! 01/04/2016 es automético, esto quiere decir que los hogares benefi \dos surgen del cruce de las bases comerciales de datos de cada una de fas empresas distribuidoras de gas del pals con Ia base del SINTYS (Sistema de Identificacién Nacional Tributario y Social) que tiene tos datos de ingresas y de propiedades inmuebles y vehiculos de cada uno de los titulares del servicio de gas en nuestro pats. No obstante, si el método automatico dejase afuera del beneficio a algén titular por falta de datos, entonces éste puede realizar la solicitud de Tarifa Social a través de la pagina web del MINEM en htips://iwww.minem.gob.ar/formulario/ 0 a través de un “ 2182). A través de los mecanismos indicados, en el pais ya han accedido a ta Tarifa all center” instalado con ese objeto (0800-: Social casi 1.5 millones de hogares, lo que representa un 18% de los hogares M 10 1 12 13 14 15 16 7 18 19 20 21 22 23 24 25 26 distribuidos en el pais. Ademés, hay 2.6 millones de hogares sin conexién de gas natural que reciben un subsidio para la compra de garrafes a través del Programa Hogar (https:/iwww.programahogar gob.ar/). En total hay 4.1 millones de hogares (31.5% det total de hogares del pais) que acceden al gas a través de precios subsidiados. EI costo total de la Tarifa Social de gas se estima en § 5.6 mil millones para el corriente afto y el del Programa Hogar en $ 5 mil millones por hogar por aito. De lo expuesto, surge que las Resoluciones enuladas buscan proteger a los sectores vulnerables frente a la indispensable necesidad de adecuar los precios de las tarifas frente al enorme desfasaje que presentaban antes de su dictado. Sin embargo, la sentencia hace caso omiso de estos aspectos. Finalmente, cabe manifesiar que en fecha 06/06/2016 se dicté la Resolucién MINEM N? 99/2016, en virtud de los planteos formulados por un conjunto de Gobernadores de las Provincias del sur de nuestro pats, Por medio del citado acto se instruye al ENARGAS pare que disponga las medidas necesarias, a fin de que los montos de las facturas que los usuarios residenciales (categoria R y sus subcategorias) y los usuarios de la categoria Servicio General P con servicio completo deban abonar por sonsumos realizados a partir del I de abril de 2016, no superen en més de un CUATROCIENTOS POR CIENTO (400%) y QUINIENTOS POR CIENTO (500%), respectivamente, el monto final, sin impuestos, que para dichos consumos hubiere correspondido facturar de aplicarse -al mismo usuario y para el volumen consumido en el nuevo periodo de facturacién- las t vigentes al 31 de marzo de 2016. ite dispuesto por Ia Resolucién MINEM N° 99/2016, supone un gran esfuerzo de la comunidad, toda vez que importa un aumento en los Debe advertirse que el fondos que seran aportados por el Tesoro Nacional para solventar el subsidio. En virtud de la instruccién impartida, en fecha 08/06/2016 cl ENARGAS dicté la Resolucién N° 3843/2016 en la que se aprobaron los topes anteriormente descriptos para los consumos realizados a partir del | de abril de 2016 y hasta et 31 de diciembre de este afo, Por ello, si bien la sentencia recurrida ni siquiera considera lo establecido en dicha Resolucién, es necesario integrarle al marco juridico aplicable a la cuestién debatida, al tiempo de resolver el presente recurso. V. VI. Sexto agravio: La improcedencia de determinar el valor de ja tarifa iudicialmente, 1. La limitacién de la intervencién judicial en materia de regula n tarifaria, En los puntos 3 in fine y 4 del capitulo V de fa sentencia recurrida, el a quo se refiere a los limites de la intervencién judicial en materia de servicios piiblicos. Ai respecto, dice que: “No es el poder judicial el encargado de definir la politica estatal, ni los pardmetros tarifarios de la prestacién de servicios piiblicos..." para luego afiadit que: es necesario pasar revista a los limites de la intervencién judicial vespecto de las atribuciones de los érganos de la administracién y su ejercicio Los demés parrafos de Ia sentencia relativos a este punto son meras afirmaciones dogmaticas y abstractas sin ap cin conereta al caso de eutos. Le Camara se limita a transeril referidas a funci citas de doctrina y jurispruden: i6n judicial, al principio de razonabilidad, al control judicial de los actos estatales, ete. Incluso cita fallos que no tienen relacién alguna con la cuestidn debatida y que, por lo tanto, no resultan antecedentes validos para la solucidn del caso, La irrazonabilidad de la sentencia impugnada consiste en que se restablece el cuadro tarifario anterior sin explicaciones ni fundamentos. Esto es: por qué el cuadro tarifario anterior es més justo y razonable -desde Ia perspective de tos usuarios en su conjunto- que el actual. Conforme ha sido expuesto por esa Corte en mas de una oportunidad, el diseito de politicas a nivel energético recae en cabeza del Poder Bjecutivo Nacional (Fallos, 333:1386). Es curioso, pero el tribunal « quo fijé un cuadro tarifario sin mecanismos de participacién ni consenso. Por cierto, el poder judicial tiene amplias facultades para decidir respecto de la legitimidad de actos dictados por los otros poderes del Estado, Sin embargo, su actuacién encuentra objeciones cuando lo que se pretende es directamente suplantar el criterio de Ia autoridad competente en materia tarifaria, por el suyo, propio sin evaluar su razonabilidad y justicia En este sentido, V.E. ha reiterado y consolidado la doctrina relativa a que la potestad tai reside en el poder administrador, revindicando la titularidad de dicha potestad en cabeza de la Administracién aiin en el caso en que el servicio sca prestado por terceros (Fallos: 322:3009). 2. La supuesta irrazonabilidad de is Resoluciones anuladas. En el capitulo V, punto 6, de la sentencia recurrida, el a guo examina si la normativa impugnada en autos se adecua a pautas de razonabilidad. Primero se pregunta: “...si es posible el ajuste tarifario en anélisis sin audiencia piblica en virmd de ser éste de cardcter transitorio...”. Y luego destaca la necesidad de ponderar “...si estamos ante una situacién que... puede definirse como de bajo impacto o si por el contrario implica una modificacién sustancial de la posicién de los usuarios que ocasiona una afectacién dificil o imposible de revertir con posterioridad Finalmente concluye diciendo que: “... las tarifas resultantes de estos aumentos no son mas que la base de un nuevo cuadro tarifario ‘definitivo’, razon de més para que su implememacion sea precedida de audiencias piblicas” Es decir, en el anslisis de la razonabilidad de las Resoluciones aqui anuladas solo ‘computa la falta de celebracién de audiencia piblica, No hay ningin otro andlisis al respecio, sino solamente afirmaciones dogmiticas y abstractas y resefias de fallos que no se relacionan con ta cuestion debatida (como ta cita del precedente “Soldano”, ay 12 13 14 15 16 17 18 19 20 2a 22 23 24 25 26 sentencia de fecha 15/07/2014, que se refiere a un supuesto féetico completamente distinto), Para decidir como lo hizo, el 2 ewo debid haber explicitado en qué consiste la supuesta irrazonabilidad de las Resoluciones anuladas, ademas de fundarla en el requisito de la audiencia publica, De la simple lectura del fallo impugnado surge que el tribunal no ha efectuado razonamiento alguno que pueda fundar validamente tal conclusién y, en particular, por qué esa supuesta irrazonabitidad se extiende a todos los usuarios (por ejemplo, el caso de los usuarios residenciales); su tnico argamento es el referido a la audiencia piblica que, como se desarrollé precedentemente, no constituia una exigencia legal para el dictado de los actos anulados y cue, a st vez, ya esté en vias de implementaci6n por el Gobierno nacional. En este sentido, es preciso recordar que en la mayoria de los marcos regulatorios se reitera como pauta fundamental que las tarifas deben ser justas y razonables. En este aspecto, los nuevos cuadros tarifarios fijados en funcién de la Resolucién MINEM N° 31/2016 (complementada por la Resolucién MINEM N° 99/2016) tienden a cubrir las ‘erogaciones de las Liccnciatarias y asi garantizar ta continuidad y calidad del servicio y extrema los recaudos en lo atinente a la percepcién del beneficio, subordinando la distribucién de dividendos a la efectiva y tempordnea ejecucisn del plan de inversiones. -Vi- RELACION DIRECTA E INMEDIATA ENTRE LAS NORMAS FEDERALES INVOCADAS Y LO DEBATIDO Y RESUELTO EN EL CASO. LA DECISION IMPUGNADA ES CONTRARIA AL DERECHO INVOCADO. (Acordada N° 4/07, articulo 3°, inciso e) VILL Relacign directa ¢ inmediata entre las normas federales invocadas y lo debatido v resuelto en el caso, Dicho presupuesto se configura en el caso, toda vez que la sentencia de la Camara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala Jl, de fecha 07/07/2016, ha desconocido las normas federales aplicables al caso, ya sea por su incorrecta interpretacion y aplicacién a la cuestién debatida como por su liso y Ilano desconocimiento. En estos ectuados se encuentra en juego la interpretacién y aplicacién de las normas federales citadas a lo largo del presente recurso extraordinario, involucradas en materia de politica tarifaria y de organizacién de un servicio pitblico federal. VL_IL Resolucion_contraria_al_d ral_invocado por el Nacional, La sentencia recurrida es contraria al derecho federal invocado por esta parte, exi ndo una inequivoca relacién directa entre la cuestiGn federal introducida y los agravios ocasionados por el decisorio en crisis. El pronunciemiento recurrido, al decidir como lo hizo y anular las Resoluciones antes citadas del MINEM -retrotrayendo la situacién tarifaria a la existente previamente a su dictado- ha resuelto en forma contraria a lo establecido en normas de carécter federal que regulan la cuestiOn debatida en estos autos y establecen la competencia de las autoridades racionales en la materia. -Vii- EFECTOS SUSPENSIVOS DE LA INTERPOSICION DEL RECURSO EXTRAORDINARIO. El recurso extraordinario participa de los caracteres especificos del recurso de apelacién, con las connotaciones que lo distinguen. Por ello, rige la regla general del articulo 243 del CPCCN, segiin Ia cual el recurso de apelacién procedera siempre en efecto suspensivo, a menos que la ley disponga que lo sea con efecto devolutivo. La CSIN ha dicho que la interposicién del recurso extraordinario federal suspende la ejecucién del pronunciamiento impugnado hasta tanto el tribunal se expida con respecto a su concesion o denegacion (Fallos: 324:3599). En similar sentido, ha dicho 9 19 20 2a Fale6s Bn general, el criterio observado por la Corte es ae corresponde al Tribunal superior de la causa otorgar el efecto que tendré el REF, pero ha interprerado por via de excepcién por la interpretacion ave cabe darle al articulo 499 del CPCCN, ane tendré efecto suspensivo"sy ci fllos de Jo CSIN: 318:541; 319: 10395 323:3667; 424:3899, entre muchos otros (FALCON, Barigue “Dieser Tratado de Derecho Procesal Constitucional, T° 1, Rubinzal-Culzoni, Buenos Aires, 2010, pigs. 712-713). Refuerza lo expuesto, Ia connotacién de evidente gravedad institucional que se debate en autos, que ya fuera puesta de reslte, por To cual solicitamos se declare, en el aso, el efecto suspensivo del recurso interpues'o ~ Vill PETITORIO. Por todo lo expuesto, solicitamos 1. Se tenga por presentado, en legal tiempo y forms al presente Recurso Txtraordinario Federal deducido contra [a sentencia de la Cémara Federal de Apelaciones de La Plata, Sala Il, de fecha 07/07/2016. 2. Se conceda el presente Recurso Extraordinario con el efecto pedido, elevandose Jos autos en la forma de estilo a la Corte Suprema de Justicia de la Nacién. 3, Oportunamente, soficitamos # la Corte Suprema revoaue el decisorio recurrido, eno que es materia de agravio. Con costas. Proveer de conformidad, SERA JUSTICIA. «/ ee ap sRceesorate DRA. SUSAWAE. VEGA DENEVE Sutgssnds Af en deo ast Pragentado er Preisceree ao ua eta, 5 VALERIA MOGLIAME se Hoy 1 2 SUL 2016 wisolu Alss.. Conste- 40