Você está na página 1de 1

JAIRO HERNNDEZ MEDINA EDUCACIN ARTSTICA

2 SEMESTRE

El cristianismo, basndose en los preceptos de San Agustn de Hipona, quien


fuera doctor de la iglesia e ilustrado en el neoplatonismo, postula, apropindose de
conceptos platnicos, del desprecio a la vida material y la existencia de un paraso
idneo. De tal modo, se podra definir lo bueno o lo malo en trminos de aquello
que nos acerca o nos aleja de Dios respectivamente.
De alguna manera contraria al hedonismo, el cristianismo desde esta concepcin
parece librar una lucha contra el placer y el goce mundano, proponiendo en su
lugar, aceptar con resignacin el sufrimiento en vida, reconocindolo adems
como producto del pecado y la desobediencia a Dios, y propone una recompensa
a las buenas acciones en vida tras la muerte.
Algunas religiones afirman que el sufrimiento es el medio que usa la Divinidad
para probarnos, o para hacernos expiar un pecado o la ausencia de fe.
Emil Cioran.
El pecado y la concepcin de la maldad recaen en la enigmtica figura del Diablo,
que cuenta en Gnesis, era un ngel que cegado por el orgullo se revel contra
Dios y ste lo expuls del paraso, y as este se convirti en la encarnacin de mal
que tienta a los hombres. Mas el pecado est ntimamente ligado a la voluntad
propia del hombre y a libre albedro de ste. El cuestionamiento de las acciones y
la interna examinacin de las mismas (exmenes de conciencia) que no solo
afectan a los miembros de una religin.
Desde tal punto de vista, vivimos en un mundo lleno de tentaciones ([] no nos
dejes caer en la tentacin []), a las cuales habr que resistir.
Habiendo segn las religiones judeocristianas diez mandamientos (la ley de Dios).
Existen segn la tradicin cristiana siete pecados capitales
Se habla de un infierno y de un paraso
Ms hay en el pecado una connotacin de culpa, de arrepentimiento
De qu sirvi que l sufriera entonces, si yo sufro ahora, dijo Borges en uno de
sus poemas.

LAURA SNCHEZ SOLORIO

AVANCE DE ENSAYO

FILOSOFA II