Você está na página 1de 20
Las influencias del juego en el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en el eje números

Las influencias del juego en el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en el eje números y operatorias en tercer año básico.

Metodología de la investigación II.

Profesor: Don Marcelo Jaque.

Fernanda Acuña B. Francisca Arriagada S. Saida Cortes. Joselyn Espinoza. Álvaro muñoz L. Francisco Ramírez R. Vanessa Torres P.

   

Índice

  • 1. Introducción

02

  • 2. Planteamiento, formulación y operacionalización del problema de

investigación

04

  • 3. Objetivos generales y específicos

07

3.1

Objetivo General

07

3.2

Objetivos específicos

07

  • 4. Justificación

08

  • 5. Marco Teórico

09

5.1

Enseñanza-aprendizaje situado

09

5.2

Desarrollo del pensamiento matemático

10

5.3

Teoría del juego Piagetiana

11

5.4

Metodología CoPiSi

13

  • 6. Marco Empírico

14

  • 7. Reflexión final

17

  • 8. Referencias Bibliográficas

18

1. Introducción

El informe da cuenta del trabajo integrativo del módulo, consistente en las etapas 1, 2 y 3 del proceso de investigación. Su estructura sigue los requisitos de pauta coincidente con la lógica de todo proceso investigativo.

En primer lugar, se formula el problema de investigación a partir de la identificación de una temática que vincula el rechazo a las matemáticas en el eje números y operatorias y el juego como recurso didáctico para alumnos de tercer año básico. Para tales efectos se presentan datos que demuestran los alcances y desafíos de la educación chilena en la materia y se presentan interrogantes que facilitan su definición como problema de investigación. En el mismo sentido, las interrogantes que nutren la investigación se operacionalizan como objetivos generales y específicos del trabajo.

En segundo lugar, se presenta un marco teórico que sintetiza los lineamientos conceptuales y empíricos que regirán la investigación, los cuales fueron obtenidos a partir de la revisión de los referentes teóricos y de la literatura especializada para las disciplinas relacionadas con la temática. Los lineamientos teóricos surgen a partir de los conceptos de “Enseñanza-aprendizaje” y “recursos didácticos”. Por su parte, los lineamientos empíricos corresponden a investigaciones de los últimos veinte años sobre el rechazo a las matemáticas y el juego como recurso didáctico.

En tercer lugar, se detalla el diseño metodológico que rige la investigación. Se especifican las características de la investigación; las características de los sujetos de estudio; las técnicas utilizadas para la recolección de información y aquellas que permitirán su análisis. Para ello se revisó la literatura especializada y enfocada en la investigación social en educación. En el caso concreto, la investigación pretende efectuarse en escuelas municipales de la ciudad de Concepción, específicamente con los estudiantes de tercero básico y desarrollando una propuesta didáctica que incluya la visita y trabajo con el juego como recurso didáctico.

Se considera que la investigación es pertinente puesto que recoge conceptos, métodos y técnicas directamente vinculadas con la problemática y que, en el mismo sentido, es relevante en tanto pretende abarcar una temática no solamente significativa para la comunidad educativa en cuestión. Por el contrario, como propuesta de investigación e intervención didáctica puede ser replicada en otros contextos.

Por último, a modo de cierre del informe, se presentan algunos comentarios que surgen del estudio y trabajo en el diseño de la investigación. No tienen afán de concluir la cuestión, sino de evidenciar las sinceras reflexiones que se obtienen en

el transcurso de las discusiones grupales y de trabajo en las primeras etapas del proceso investigación.

2. Planteamiento, formulación y operacionalización del problema de investigación

En Chile, la enseñanza de las matemáticas ha sido siempre un tema que ha ido evolucionando con el tiempo en las que el docente ha ido variando estrategias y metodologías para hacer de su trabajo mucho más disfrutable para los pequeños que van despertando al pensamiento lógico matemático, por ello mismo es que los docentes han tenido que ir innovando en sus métodos de enseñanza, adaptándose no solo a los tiempos modernos sino que también a las diferentes formas en que los jóvenes aprenden, sin embargo, dentro de este aprendizaje es que existe una falencia que hace del desarrollo de esta materia mucho más pesada de lo que debería puesto que para los más pequeños, a medida en que van avanzando y las materias complicándose van demostrando un claro rechazo a la hora de enfrentarse a los números.

“Demasiados alumnos alrededor del mundo están atrapados en un círculo vicioso de bajo rendimiento y desmotivación, que los hace seguir sacando malas notas y perder aún más su compromiso con su escuela.” (OCDE, Pisa, 2012. Pag. 3)

¿Es esto culpa del docente? ¿Son las matemáticas tan difíciles de enseñar? ¿Son los alumnos incapaces de lograr comprender con precisión las instrucciones? Las preguntas que podríamos obtener de esta problemática fácilmente podrían ser infinitas, sin embargo, no es en esto en que se decidió abordar, sino más bien en una metodología diferente que adapte las nociones del juego con los contextos reales de los estudiantes para así desarrollar el pensamiento matemático en niños de tercer año básico.

¿Por qué abordar esta temática entonces? En 2012, el 52% de los estudiantes en Chile tuvo un bajo rendimiento en matemáticas según el informe Pisa (Programa para la evaluación internacional de Alumnos) de la OCDE un número que dobla el 23% de media que poseen los países más desarrollados, lo que solo indica que para mejorar esto, debemos partir de la base y en ese caso ¿Qué mejor que partir con el nivel donde precisamente empiezan a mostrarse las diversas problemáticas que se generan en las matemáticas?

Por lo anteriormente expuesto la propuesta de investigación pretende describir las influencias de los recursos didácticos (juegos) en el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en el eje números y operatorias, en tercer año básico, para la cual se elige un grupo de 100 alumnos(as) de un universo desconocido, aquel

grupo seleccionado debe tener entre 8 y 9 años de edad, cursando el 3°año básico de escuelas municipales, que sean residentes en la ciudad de Concepción y sus alrededores. Una vez seleccionados los individuos de estudio, bajo su consentimiento, se efectuará la recolección de datos, con el fin de tener una referencia sobre las influencias de los recursos didácticos del eje números y operatorias en los terceros básicos.

Lo que motivó a realizar esta investigación fue indagar acerca de las influencias que poseen los recursos didácticos (juego) para ayudar al común rechazo a las matemáticas en el futuro y llegar al aprendizaje significativo ya que no existen estudios específicos relacionados con el tema en alumnos de tercer año básico de escuelas municipales en la ciudad de Concepción. El presente estudio otorgará mayor profundidad de conocimientos a los especialistas del área de educación, para dar un mayor enfoque sobre los recursos didácticos como lo es el juego en las matemáticas, siendo éste el propósito de investigación.

Por lo tanto, la investigación se plantea en función de la situación descrita, buscando superarla con la intervención investigativa y didáctica, y producto de esto nace la pregunta general de investigación:

¿Cómo influyen los juegos en el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en el eje números y operatorias en tercer año básico de escuelas municipales en la ciudad de Concepción?

En línea con lo anterior, se asumen como preguntas articuladoras de investigación las siguientes:

  • 1. ¿Qué estrategias didácticas y contextualizadas, pueden ser utilizadas para el aprendizaje en el eje números y operatorias?

  • 2. ¿Qué tipos de habilidades son necesarias y que puedan desarrollarse a partir de los diferentes juegos para el aprendizaje del eje números y operatorias?

  • 3. ¿Cómo los alumnos se adaptan a los recursos didácticos en su proceso de aprendizaje?

  • 4. de influencias tiene el juego en el desarrollo de la lógica

¿Qué grado

matemática?

  • 5. ¿Cómo el profesor debe utilizar los recursos didácticos para alcanzar el aprendizaje significativo de los alumnos en el eje números y operatorias?

A raíz de esta interrogante y al observar y revisar la literatura sobre las influencias de los recursos didácticos a nivel mundial y nacional, se formula como hipótesis que los recursos didácticos (el juego) influyen de manera positiva en el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en el eje números y operatorias en tercer año básico.

3. Objetivos generales y específicos

  • 3.1 Objetivo General:

Conocer las influencias del juego

en

el

desarrollo

del

aprendizaje

de

las

matemáticas en el eje números y operatorias en tercer año básico.

  • 3.2 Objetivos específicos:

    • 1. Identificar estrategias didácticas relacionadas al juego, contextualizadas

utilizadas para el aprendizaje de las matemáticas en el eje números y operatorias.

2.

Determinar

tipos

de

habilidades

didácticas

relacionadas

al

juego

necesarias para el aprendizaje del eje números y operatorias.

  • 3. Describir la adaptación de los alumnos al utilizar el juego en su proceso

de aprendizaje.

  • 4. Identificar el

grado de influencia que

tiene el juego como recurso

didáctico en el desarrollo de la lógica matemática.

  • 5. Describir el método de utilización del juego como recurso didáctico del

profesor para alcanzar el aprendizaje significativo de los alumnos en el eje números y operatorias.

4. Justificación:

En la actualidad las metodologías implementadas en relación con la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas están siendo centrados en otorgarles a al estudiante una formula o definición para resolver problemas o ejercicios, sin lograr que los alumnos a veces entiendan lo que están realizando.

Como primer argumento cabe hacer mención que en el año 2012, el 52% de los estudiantes en Chile tuvo un bajo rendimiento en matemáticas según el informe PISA (programa para la evaluación internacional de alumnos).

En el Los resultados de aprendizaje obtenidos por los estudiantes en la prueba Simce en la región del Biobío aplicada a los 4to año básico el año 2015 demuestran que Más del 70% de los niños, niñas se encuentra en nivel insuficiente o elemental en la prueba de Matemáticas de 4° básico. (Agencia de calidad de la educación, 2015)

En relación a lo anterior es que la necesidad de abarcar el problema en cuestión se justifica primeramente a abordar el estado actual de los alumnos de 3er año básico que presentan un bajo rendimiento académico en el eje de números y operatorias, considerando esta asignatura una de las más difíciles al momento de enfrentarse al proceso escolar.

Por otro lado, esta investigación también se justifica en la importancia de emplear el juego para fomentar el desarrollo lógico- matemático en los estudiantes. Cabe destacar las influencias positivas y significativas que se le otorgan al estudiante tanto en su desarrollo académico como afectivo (personal). Tomando así, el juego como un elemento potencial de motivación, estimulación y exploración para los alumnos definiendo así las acciones a corto plazo que conforman su ciclo anual de mejora, crear instancias de apoyo y generación de capacidades para mejorar el proceso escolar. Justificando así el cambio de metodología adoptando el juego como un recurso mas de aprendizaje.

  • 5. Marco teórico:

La investigación se sustenta en tres conceptos teóricos relacionada con la teoría de Jean Piaget, que dice “que el juego forma parte de la inteligencia del niño” porque representa la asimilación funcional de la realidad según cada etapa evolutiva del individuo, abordando esta teoría en conjunción con la metodología COPISI. La metodología COPISI es un abordaje metodológico en el que se trabaja con representaciones concretas, pictóricas y simbólicas, donde los conceptos abstractos se representan por signos y símbolos. El enfoque concreto, pictórico, simbólico desarrolla los diferentes estilos de aprendizajes.

Enseñanza y aprendizaje situado señala que en el aprendizaje situado la construcción del conocimiento es concebida como una práctica en la experiencia, por lo que aprender implica involucrarse en una comunidad de práctica esto tiene relación con las situaciones relevante de la vida real esto implica la participación activa y consciente del alumno.

Desarrollo del pensamiento matemático interviene directamente dos ciencias que explican el proceso relacionados con el proceso de aprendizajes de los niños tales como la psicología cognitiva y la neurociencia. Las funciones del cerebro nos permite vincular estos procesos con el desarrollo del pensamiento: movilidad, lenguaje, destreza manual, visión, audición, tacto. En las siguientes páginas se desarrolla una revisión teórica de los referidos conceptos.

5.1 Enseñanza-aprendizaje situado

Una de las intervenciones educativas de la concepción constructivista del aprendizaje y la enseñanza además del aprendizaje significativo tiene relación con el paradigma de la cognición situada, o lo que Frida Díaz Barriga denomina como la “enseñanza situada” centrada en prácticas educativas auténticas (Díaz Barriga Arceo, 2006). Corresponde a una perspectiva que recoge conceptos y principios educativos con miras a vincular la escuela y la vida.

Su propuesta de vinculación de

la

escuela con la vida reúne distintos

principios educativos a partir de distintas perspectivas que emergen de las distintas teorías del aprendizaje, sus enfoques y sus alcances en una práctica educativa que busque desarrollar el aprendizaje como un proceso multidimensional de apropiación cultural, por medio del pensamiento, la efectividad y la acción. Para ello, la autora, describe tres perspectivas estrechamente

vinculadas: la perspectiva experiencial, reflexiva y situada (Ibíd) La perspectiva experiencial, que es la que se desarrolla en la investigación, está muy ligada al enfoque sociocultural de la concepción constructivista. Se propende a un aprendizaje situado o contextualizado dentro de las comunidades de prácticas (Flecha & Serradell, 2003).

Para la autora en cuestión, revisando los principales aportes de la cognición situada, de la teoría sociocultural y del aprendizaje cognitivo o artesanal- entre otros- “el conocimiento es situado, porque es parte y producto de la actividad el contexto y la cultura en que se desarrolla y utiliza” (Díaz- Barriga Arceo, 2006, pág. 19). Los supuestos que sostienen esta afirmación pueden comprender como

  • 1. El aprendizaje es un proceso multidimensional de apropiación cultural.

  • 2. Para el aprendizaje resulta importante la actividad y el contexto.

  • 3. El aprendizaje es un proceso de enculturación por que los estudiantes se integran a la comunidad.

  • 4. El aprender y el hacer son acciones inseparables.

  • 5. Articulando el resto de los principios: los aprendices -alumnos en este caso- aprenden en un contexto pertinente.

Esta concepción situada del aprendizaje puede sr analizada a la luz de tres elementos que se interrelacionan para alcanzar los aprendizajes propuestos para cada caso en particular. Se infieren así, elementos tales como individuo, acción recíproca y practica educativa del modelo de enseñanza situada. Para los objetos y principios que articulan la investigación, estos son considerados en una perspectiva integradora; no interesa desarrollarlos cada uno por sí solo, por el contrario, cada uno es considerado en relación a los dos restantes.

  • 5.2 Desarrollo del pensamiento matemático

El pensamiento matemático se explica desde la teoría cognitiva de Jean Piaget, ya que tiene gran importancia e influencia en los procesos de enseñanza y aprendizaje, el autor Jean Piaget distingue tres tipos de conocimientos que debe adquirir el individuo: físico, lógico-matemático y social; en primer lugar el conocimiento físico, es el que rodea a la persona y está constituido por los objetos del mundo natural, el énfasis del razonamiento está en el objetos mismo( dureza, rigurosidad, el peso, sabor, textura) esta son adquiridas a través de la manipulación de los objetos cercanos de los niños que facilitan la interacción con el medio. A través de la observación el niño abstrae, la forma, el color, tamaño y la

única posibilidad que tiene para establecer las propiedades del objeto, personas. Mientras que el conocimiento matemático que deja de estar en el objeto para estar en el sujeto y este se construye a través de la coordinación y manipulación de objetos, este conocimiento surge de una abstracción reflexiva que hacen los niños a la acción, por tanto se desarrollan en su mente a través de las interacciones con los objetos y desde lo más simple a lo complejo. La estimulación temprana ayuda a potenciar la capacidad de los niños y el desarrollo intelectual que el niño trae al nacer, como el desarrollo no se completa hasta antes de los tres años, todo lo que vea , sienta , escuche, huela y toque será de su suma importancia para determinar su grado de crecimiento y el tipo de conexiones neuronales.

Los tratamientos didácticos del pensamiento matemáticos, las nuevas investigaciones nos brindan aportes para nuevas metodologías didácticas que se le debe enfocar la educación matemática, la función lógica en los niños como base del razonamiento es una necesidad para la construcción no solo de conocimiento matemáticos, sino que de cualquier otro conocimiento. En consecuencia es necesario crear y realizar una serie de situaciones de enseñanza que promuevan el lenguaje, pensamiento y la actividad lógica, hay operaciones o procesos que transitan entre la actividad lógica propiamente tal y construcción del concepto del número. Los números en la educación se usan para recoger y entregar información y se puede establecer un paralelismo entre la función del número y el uso que se le otorga a este.

5.3 Teoría Jean Piaget dice “que el juego forma parte de la inteligencia del niño”

El juego forma parte de la inteligencia del niño, porque representa la asimilación funcional o reproductiva de la realidad según cada etapa evolutiva del individuo.

Las capacidades sensorio motrices, simbólicas o de razonamiento, como aspectos esenciales del desarrollo del individuo, son las que condicionan el origen y la evolución del juego.

Piaget asocia tres estructuras básicas del juego con las fases evolutivas del pensamiento humano: el juego es simple ejercicio (parecido al anima); el juego simbólico (abstracto, ficticio); y el juego reglado (colectivo, resultado de un acuerdo de grupo).

Piaget se centró en “una inteligencia" o una "lógica" que adopta diferentes formas a medida que la persona se desarrolla. Presenta una teoría del desarrollo por etapas. Cada etapa supone la consistencia y la armonía de todas las funciones cognitivas en relación a un determinado nivel de desarrollo. También implica discontinuidad, hecho que supone que cada etapa sucesiva es

cualitativamente diferente al anterior, incluso teniendo en cuenta que durante la transición de una etapa a otra, se pueden construir e incorporar elementos de la etapa anterior. Piaget divide el desarrollo cognitivo en cuatro etapas: la etapa sensomotriz (desde el nacimiento hasta los dos años), la etapa pre operativa (de los dos a los seis años), la etapa operativa o concreta (de los seis o siete años hasta los once) y la etapa del pensamiento operativo formal (desde los doce años aproximadamente en lo sucesivo).

La característica principal de la etapa sensomotriz es que la capacidad del niño por representar y entender el mundo y, por lo tanto, de pensar, es limitada. Sin embargo, el niño aprende cosas del entorno a través de las actividades, la exploración y la manipulación constante. Los niños aprenden gradualmente sobre la permanencia de los objetos, es decir, de la continuidad de la existencia de los objetos que no ven.

Durante la segunda etapa, la

etapa pre operativa el niño representa el

mundo a su manera (juegos, imágenes, lenguaje y dibujos fantásticos) y actúa

sobre estas representaciones como sí creyera en ellas.

En la etapa operativa o concreta, el niño es capaz de asumir un número limitado de procesos lógicos, especialmente cuando se le ofrece material para manipularlo y clasificarlo, por ejemplo. La comprensión todavía depende de experiencias concretas con determinados hechos y objetos y no de ideas abstractas o hipotéticas. A partir de los doce años, se dice que las personas entran a la etapa del pensamiento operativo formal y que a partir de este momento tienen capacidad para razonar de manera lógica y formular y probar hipótesis abstractas.

Piaget ve el desarrollo como una interacción entre la madurez física (organización de los cambios anatómicos y fisiológicos) y la experiencia. Es a través de estas experiencias que los niños adquieren conocimiento y comprenden. De aquí el concepto de constructivismo y el paradigma entre la pedagogía constructivista y el currículum.

5.4 Metodología COPISI

Es una metodología que abordan los docentes en el aula para poder enseñar de una manera más didáctica para los estudiantes, son animados a participar en actividades matemáticas concretas que fomentan el pensamiento exploratorio, permitiendo realizar trabajo colaborativo. La representación pictórica del concepto ayuda a los estudiantes hacer conexiones entre ideas matemáticas y representarlas visualmente, antes de pasar a su representación más abstracta. Este enfoque de enseñanza y aprendizaje en 3 etapas — Concreto-Pictórico- Simbólico — incentiva a los estudiantes hacer conexiones entre principios y símbolos – constantemente son los de mejor desempeño en Matemáticas.

  • 6. Marco empírico

La educación es una tarea muy compleja, no solo dentro de la sala de clases si no en cuanto al proceso educativo como sociedad. Encantar a los más pequeños para lograr interés y motivación durante las largas jornadas escolares a las que se someten es una tarea titánica para quien se enfrenta a ella diariamente; la permanencia en la escuela es de 1.140 horas al año, un 35 por ciento más que el promedio de los países de la OCDE. Sin embargo, el hecho de que los niños pasen más horas dentro de las salas no asegura que tendremos mejores desempeños; los resultados de las pruebas efectuadas en el Estudio Internacional Comparativo sobre Lenguaje y Matemáticas realizado por UNESCO (2000) muestran claramente que la mayor parte de los países de Latinoamérica participantes la calidad de los aprendizajes es pobre. En el caso de Chile, los niveles mínimos y medios de aprendizaje en Lenguaje y Matemáticas no implican el desarrollo de capacidades superiores.

Es

por esto

que el mayor desafío

que

hoy se

nos presenta

es poder

encantar a nuestros alumnos para que el aprendizaje no se transforme en una rutina dentro de la sala de clases, uno de las principales preguntas que surge para los docentes, especialmente para aquellos que deben trabajar con niños de los primeros ciclos de enseñanza, es ¿Cómo encontrar un equilibrio entre dos actividades: el juego y el aprendizaje?

Pueden existir tres respuestas a este interrogante: enseñar utilizando el juego y enseñar jugando; alternar el juego con un trabajo intelectual complejo y tercero excluir el juego del proceso de aprendizaje, asumiendo que este que no es una diversión y no lo será nunca. Siendo la tercera versión la más frecuentemente practicada dentro del sistema escolar tradicional.

En la formación de docentes para los primeros años de estudio, el juego sólo se presentaba excepcionalmente como una forma de actividad cognitiva. No obstante, en los últimos decenios, se ha ido poniendo cada vez más de manifiesto la necesidad de un proceso pedagógico centrado en el desarrollo, en el niño y en el interés por el estudio y la adquisición independiente de conocimientos.

¿Porque al hablar de reformas educativas se hace hincapié en el juego? Para plantear correctamente el problema, deberíamos definir que es el juego y a que llamamos enseñar.

¿Que motiva al niño a jugar? Existen múltiples teorías. Algunas lo explican por el hecho de que el niño necesita liberarse de un exceso de energía. Suele decirse que, a través del juego, el niño manifiesta su necesidad de actuar y de dar rienda suelta a su imaginación. Se afirma también que, gracias al juego, el niño aprende a conocer el mundo que lo rodea, etc.

Así también forzar a un niño a jugar es privar al juego de todo el sentido que tiene para éste. El juego no soporta imposiciones, porque lo suscitan funciones destinadas a desarrollarse. Poner deliberadamente esas fuerzas en acción o bloquearlas mediante coacción provocará en el niño numerosas reacciones negativas. La base psicológica del juego es la libre elección.

La enseñanza en su generalidad y concepto es un proceso coactivo. En primer lugar, porque un adulto impone al niño, desde el exterior, el objeto de estudio, que adopta la forma de un sistema de conocimientos teóricos. El objetivo de este proceso es movilizar y desarrollar, con una orientación determinada, las funciones y las fuerzas psíquicas necesarias para la educación y la formación de la personalidad del niño, de conformidad con los ideales de desarrollo económico, cultural, científico y técnico de la sociedad. Esto significa que el niño no elige la orientación que se da a sus esfuerzos ni los objetos a los que deben aplicarse, sino que es el adulto a quien se ha encomendado su educación el que elige. En segundo lugar, el proceso de aprendizaje está organizado por la sociedad; el espacio reservado al libre despliegue de las energías es tanto más limitado cuanto que, en una sociedad desarrollada, la enseñanza es obligatoria para todos los niños hasta una determinada edad y que los métodos de enseñanza y aprendizaje vienen dados desde el exterior.

El maestro explica, cuenta, muestra, demuestra, dicta, pide, exige, comprueba y evalúa. Los alumnos deben escuchar atentamente, observar, aprender de memoria, ejecutar y responder. Pero, ¿qué sucede si el alumno no quiere comportarse así? En tal caso, el maestro puede recurrir a toda una serie de sanciones entre las que ocupan un lugar importante las notas, que sirven a la vez de incentivo y de escarmiento en el proceso pedagógico. El empleo de estos métodos hace que la enseñanza sea el punto de convergencia de fuerzas enfrentadas: los educadores, que tienen a su favor la experiencia a intenciones buenas y nobles y que están revestidos de un poder que la sociedad les confiere, fuerzan a los alumnos (por su propio bien, evidentemente) a asimilar conocimientos, a aprender; en cuanto a los educandos, a quienes cuesta comprender cabalmente.

¿Podemos lograr que el escolar asocie el proceso de enseñanza, que es por principio coercitivo y obligatorio, a la misma sensación de libre elección que tiene con respecto al juego? Quiérase o no, cuando el niño está en la escuela no tiene derecho a decir "estoy harto" ni a abandonar el aula; nadie le permite obrar a su antojo. La denominación misma de "alumno" la obliga a someterse a determinadas reglas, a realizar las tareas previstas por los programas de enseñanza y a aprender el contenido de los manuales. Es difícil ver cómo podría elegir. No obstante, consideramos que es posible preservar, en el alumno, esa sensación de libertad de elección durante el proceso de enseñanza ese será siempre el mayor desafío.

  • 7. Reflexión final

Educar hoy es de una mayor exigencia que el ayer, por ello romper la monotonía y atreverse a la innovación creando nuevos escenarios de aprendizaje de auténtica eficacia es un desafío permanente. Quien educa a los discentes durante este milenio, dispone en teoría de mayores recursos, tanto en cantidad como en calidad.

Sin embargo, en nuestra intimidad de educadores sabemos que el aprendizaje se hace complejo y que, precisamente, a la luz de esta modernidad que supera nuestra imaginación, la demanda por acrecentar la calidad de vida de los estudiantes depende de la capacidad de profesores y profesoras para discernir durante el acto educativo.

De allí la importancia vital que demanda que los actuales profesionales de la educación constituyan en factores de creatividad e innovación pedagógica en sus centros educativos y, en especial, en lo que se refiere al complejo mundo de evaluar el proceso de aprendizaje, por lo que nuestro diseño de investigación quiso basarse en una metodología diferente que adapte las nociones del juego con los contextos reales de los estudiantes para así desarrollar el pensamiento matemático en niños de tercer año básico.

Como lo planteábamos en la investigación, existen veces que nos preguntamos de quien será la culpa, si de los docentes, padres o alumnos que pueden ser incapaces de comprender con precisión las instrucciones, etc, a modo de buscar soluciones para esta problemática es que decidimos como grupo indagar sobre las influencias que poseen los recursos didácticos para ayudar al común rechazo de las matemáticas. Hoy por hoy se le otorga al discente una fórmula para resolver ejercicios o problemas sin lograr que los estudiantes comprendan a veces lo que están resolviendo, sin embargo, la investigación realizada se sustenta en tres conceptos teóricos, que el juego forma parte del niño, enseñanza y aprendizaje situado y desarrollo del pensamiento matemático.

Así mismo, nos preguntamos ¿Cómo encontrar un equilibrio entre el juego y el aprendizaje de los discentes? Sobre dicha interrogante es que plantemos 3 respuestas, enseñar utilizando el juego; segundo, alternar el juego con un trabajo intelectual complejo y por último excluir el juego del proceso de aprendizaje.

8. Bibliografía

ACOSTA G. ACOSTA M. y RIVERA L. (2009) Desarrollo del pensamiento lógico matemático, Fundación para la educación superior, San Mateo.

AMONACHVILLI, C. (1986). El juego en la actividad de aprendizaje de los escolares. Perspectivas, 16(1), 87-97.

CARDEMIL, C. (2002). Prácticas de enseñanza y aprendizaje en las aulas de enseñanza básica: una cuenta pendiente de la reforma educativa en Chile. Revista Umbral, 9.

CRESPILLO E. (2010) El juego como actividad de enseñanza aprendizaje. Gibralfaro, (Págs 14-19).

DÍAZ-BARRIGA ARCEO, F. (2006). Enseñanza situada: vínculo entre la escuela y la vida. México: McGraw-Hill.

EDUCACIÓN 2020, Simce 2015: A 40 años de que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades de aprender. Recuperado el 07 de abril de 2017 en

http://educacion2020.cl/sites/default/files/opinion_de_educacion_2020_sobre_simc

e_2015_final_1.pdf

FERNANDEZ, D. (sf) Evolución del juego en el niño desde la teoría piagetiana. Madrid, España.

MATEMATICAS PRIME (sf)

COPISI,

Recuperado

el

10

de

abril

de

2017 en

http://www.matematicasprime.cl/programa-copisi

MINEDUC (2015) Análisis de indicadores educativos de Chile y la OCDE en el contexto de la Reforma educacional: Revisión comparada de la educación en Chile en el panorama internacional, en base a la publicación Education at a Glance 2015 (con datos 2013). Ministerio de educación.

MORATA, M. (1994) Lo juegos en la educación matemática, taller de matemáticas y coeducación. Jornadas sobre Matemáticas y coeducación. Madrid.

OCDE-PISA. (2012) Estudiantes de bajo rendimiento: Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito. PISA.

OCDE-PISA. (2015) Resultados clave. PISA.

PALMA, F. (2017). La jornada escolar completa a 20 años de su implementación. El Mostrador. Recuperado 20 de abril de 2017 en http://www.elmostrador.cl/vida-

en-linea/2017/03/10/los-impactos-de-la-jornada-escolar-completa-a-20-anos-de-

su-implementacion/

PIAGET, J. (1951) Play, dreams, and imitation in childhood. N.Y. Norton.

PIAGET, J. INHELDER B. (1981) Psicología del niño, Madrid, Ed. Morata.

PIAGET, J. y COLABORADORES. (1981) La representación del mundo en el niño, Madrid, Ed. Morata.

PIAGET, J. (1990) La formación del símbolo en el niño, Fondo de cultura Económica, Buenos Aires (Pag. 151)

SALVADOR, A. (sf) El juego como recurso didáctico en el aula de matemáticas, Universidad politécnica de Madrid.

UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE VALENCIA. (2015) El aprendizaje situado:

un enfoque social y orientado al contexto. Recuperado el 10 de abril de 2017 en http://www.viu.es/el-aprendizaje-situado-un-enfoque-social-y-orientado-al-contexto/