Você está na página 1de 21
En el fondo, modelos alterativos al de la Casacin no faltan, desde la Revision alemana hasta ls cores supre mas angloamericanas™ el problema ests en eslablecer cuales deben ser los lineamientos geneales del sistema, Lo tinico que es eportuno evtar es vivir en un sistema creyendo esr en otto, ocofsderar que la mera racions Tizaciin de To exisente no implica elcciones complejas Puesto que la eleccién de fondo ests en favor del «modelo de Casacidn, el problema ests en hacer que tte opere de manera raciohal y funcional. Al respecto, ‘una definicin apropiada de los conceptos de nomi ‘quia y de uniformidad de la jurispradencia resulta nese Seria, per In constatacsn dela diferencia entre realidad Y teorla hace evidente tn problema que requlere de re formas radicales. Que una Corte cargada por decenas de millaes de recursos, indica 4 decidir Ine misma cues tionesy a pronunciar mile de sentenciasal ao, esté muy lejos del ideal de la Casacion que elabors Ia justa inter pretacin de las normas y asegurs una razonable unifor Inidad de la jurispradencia es, por lo demés,evidente Entonces, muchas cosas deben cambiar, no solo en la axis sino también en el cuadra normativo, para qu relacign entze Casacién y ley pueda ser conduc al ‘modelo de un sistema racional. Al respect, bien se pe dle decir que la ‘acia, pero tambicn es necesario foconocer que una re forma sin propsits bien defindos seria cig. teoria sin contacto com la realidad esté sa La Corte de Casacién entre legitimidad y mérito EL VALOR DEL PRECEDENTE EN LA CASACION lminares expecta a la temstiea general del pre cedante que en distntos mados, condicionan la eficacia persuasiva de las sentencias ce la Corte de Casacign, Ia Shanera en la cual ésta desarrolla In fneidn de asegurar I exactaabservancin y In uniformeinterpretacion de La FE, segeszo tetra cmon pr ley fart 65 de Ia ley del ordenamiento jadica) Un primer orden de consideraciones se refiere al he cho de que, en un sistema de precedente con eficacia meramente persuasiva como el nvestro, el valor eoncre to del precedente como capacidad de condicionar las slecsiones ce los juecesinferiores depende de varios fac Uno de ellos ests constitido por lo que lamaremos autridad dela fuente del precedente, es dei, dela Cote de Casacién, Esto tiene poco que ver com la ubicacion institucional dela corte enol veetie dela pirdmide judi ‘aly en el timo grado en la secuencia de las impugea tones, dado que es cosa divers el grado de penctraci fe las orientaciones de la corte en la sucesivafurispr lencia de los jueces inferioes, Que este aspecto no sea fobvio y que, en cambio, reste altamente problemstico, ¢s ratfiendo por estudios que confirman como e> que decisiones que suponen importntsimas linens de prin- pio, como las de la Coste Suprema americana, han t ido, pese a ello, un bajo grado de pentracion en la rispmadencia de las cores inferiores {La autoridad del precedente de Casacién depende dle varios factres, que van desde el prestigioineinseco de a decsin, hasta la fama de los jueces que elaboran la motivacion, a tempestividad dela intervencion dela corte sobre cuestiones controvertidas ee Entre estos factores, dos me parecen particularmen as sent: te importantes, Uno concieme al numero d ‘as dela corte, en general y sobre especificosargumen tos. Creo que esto pensar que la autoridad de fos pro runeiamientos de un Srgano es, 0 tende a se, inversa "mente proporcional a mimero de veces en que se expe 52 como es sabido, I inflacii provoca devaluaci,y la epeticion quizs ayuda, pero disminuye el valor de una firmacion especie, De ott ido, una de las razones por las cuales tienen auloridad los pronuciamientos de las cortes supre ‘ecicir» pocos casos cada afo, reforzando con ello Ia importancia de lo que decide tas de los sistemas de common Ahora bien, estamos frente a una Corte que pronun cia mis de diez mil sentenciasciviles al ato y que, sobre uchos temas, se expresa cada ato varias veces o varias Entances a) de por sel nimeso total de sentencias, que constituye evidentemente un despropésto es un cle ‘hento que ince negativamente sobre Ia atstorcad de a corte, En efecto, ello jstifica el hecho de que mich ‘uestiones son decididas, por nectsidad, de modo aps ado y superficial, y que la Corte utilice demasiado ti Sa porque ests obligada a hacerlo; Bel hecho de que a te decda muchas veces la misina ewestion pods tan bin, dar hugar a la, a veces ripida,formacién de a la mada jurispruencia consolidada’ Sin embargo, se ver fauna sterte de persuasividad por acumeion © por interaceion que puede ser eficz, pero que disminsye el peso especifica ce una determinada dessin, Por tanto, fe una secuencia repetitive, Un segundo factor ests dado por el hecho de qu mientras mas elevado es el niimero de decsiones, mis 'umenta la probabil de que étas no sean calerentes trite af que, por tanto, disminuya tambiga la vertaja Ae a interacelon antes apuntad Por To demas, es expe Alencia entre las dstntassecionesy, a menudo, tambign fen-elSmbito de la misma seccidn,respecto de las que Ia intervencién de las secclnes unas et raramente eficaz, EI ferdimeno de la jurisprudencia incoherente tiene varias causa’ el imeroexcesivo de decisiones hace mis lif el control de coherenciay, por otto lado, la corte no decide sobre qué cosa es oportuno decidir , porta to, opera como una variable dependiente de otros facto res, como la itgiosidad de ln partes y la tendencia de tas a alejae er el tempo el momento en el cual debieran ‘obtener tna decisin firme En todo caso, esto comporia principalmente dos con secuencias: a) se vuelve demasiado bajo el nivel en e al In Casacionaleazaefectivamente a realza la funcicn & uniforme interpretacién de la ley b) I jurisprudencia de (Casacin tend a ser sada, tanto por las pats como por Tes jucces, no como guia para invcaizar Ia exact in teepretacion de la norma, sno como un epertorio bn & tout fie, en el cual siempre se puede encontrar alguna pieza de apoyo para a tesis que se quiere sostene. Es sbi {do que éste es un modo de uso de Ia jurispradencia de (Casaciin muy difundio entre los abogedos, pero no ex ‘luca también ana buena difusion entre fos ueces En est stuacin, me parece inevitable que el grado de autoridad de la Corte de Casacgn tends ase, hasta tderto punto, bai En consecueci, a mento sce que ss pron por tanto, condicionen poco lajurisprudencia de os otros jueces, Entre ottas cosas, este fentmeno tend a prove- ‘ar un incremento del recurso de Casacidn: peed tam bign, como producto de elementos que examinaremes mis adelante En fod caso, se identifica un modo de wo del proce- dente de Casacion que consiste en referise a S08 Pro runciamientos no para extraer la premiss para decisio- hes sacesivas, sino para recabar elementos de confirma’ ‘dn de decisiones tomadas, en realidad, sobre la base de otto criterias y razones. Este modo de uso noes siempre tvidente en las motivaciones que se remiten a precede fs de Casacin, por el cantata, su ublizacin se tene presente en wn analisis precedente Nos el caso discutiraqulos posibles remedios fren tea esta situacén’; me limitaré a sbrayar que el rl de a CCastcidn puede ser analizado en el context de sus cite Flos instituionales, también que Ia eficacia realmente peruasiva de sus precedentes slo puede ser incremen- {ada se intreducen sistemas que reduzcan drésticamen tela cantidad de sus decisiones;ésta es una premisa no pro ce df Cascion, en sForo it V, 1988, ce ICV. Ber pp Say Deon y Pao Pon sufciente, pero neces calidad” 2. LACASACION ¥ LA sJUSTICIA DEL CASO CON: CRETO. Un segundo orden de consideraconesatiene al modo fen el cual la Corte de Casacén interpreta su propio rol institucional A respect, vale ln pena recordar que en la ultra Juridica europen est presente, desde los origenes de CCasacign en Francia hasta Ia elaboracién de CaLawans t,o modelo «puro» de saci, que ha inspirado al legislador en varios lugees, en particular, el art 65 dela ley del ordenamientojadica:étesecenta en la idea de que el contol de legitimidad debe estar dirigido a ase far, al mismo Hempo, la exacta observancia y la unifor. tne interpretacion def ley, entendidos, precisamente, no ‘como valores dversos odivergentes, sino como aspecios ‘omplementaiose integrados de I misma farcion.Fsta iden fue formilada en terminos de absalta coherencia por Calauanoar cuando afima que sla funeidn espe Fic del recurso de casacin no puede ser enturiads mi desviada por consideraciones concernientes al slo inte res de ls parte», que la corte sebe culdarse, mis que {de gesolversegin a Justicia el caso coneret, de suger hacia e futuro la interpretacion tesrica que mejor cores pnd, en abstracto, Ia voluntad del legislador® y, por tanto, que ella debe ser dejada sal puro ofcio de formu: Incién de maximase.Al mismo tempo, CaLAnaNOEl terme que si ala Casacin se le atibuye el carter de una te. era instanca in ire, esto Hevarla a concebie a la Case cn como un remedio ordinari en tercer grado, pro ‘vocariarépidamente un enorme aumento de tabjo para In Corte El modelo «puro» de Casaciin podria ser examina do y disci desde mischos prntos de vist! aqut po rnemos de relieve slo aqudl qu, sabre todo en la orm Tacidn dada por su maximo estadios, ese singularmen. te idéneo para conslitur la premisa institucional para Sptimo despliegue de la funcion de nomoflaqula, pero también, indispensable para la creacion de un sistema que maximie el rol perstsivo de los pronunciamientos ‘dela Corte. En efecto estos sltimos se fuindan en Ia enn ciacién de princpios interpretatives con significado am- plio y proyectados hacia el futuro inclusive, varios de los, etarin destinados 9 operar como guia astorizada ¥ sniforme para a jursprudencia sucesva, Sin embargo, los problemas nacen en el hecho de que tl modelo «puron de la Casacon no fue plenamente co tretado en el cago de procetimiento cil de 1865110 tstuvo en el cddigo del 40, pese aque fueron rechazadas as propuestas para transformar la Casacidn en una ver faders'y propia teers instancia, Sin embargo, la sepa raciin de este modelo ha sido acentuada ms atin po el moc en et cual la corte ha entendida e interpreta en ia prans su propio rol Por un Indo, frente «un art. 111, segundo pérraf, Const, que genetaliaa la garantie del recurso de Cassin por violacion dela ley contra las wsentencasy a corte ha Iopiado desde 1953, y continia adoptando, wna lectura Probablementeerrénes, pero que comporta una expect ® defniién del ol qu la corte misma se autoasighs, De un Indo, esto significa que por «violacién de la ley» se entiendan todos ls motivo del recurso entimer: dos en el art. 360 CPC Esto significa que resultan relevantes no so ls v clos que consisten en la sviolacén o flea aplicacion de formas de derechos, en faneion de los eas tado el control slr In exactay uniforme aplicaion de In ley stistancial sino también aquellos consistent en Ia specifica violacén, en el Ambit de un proceso en pat full de normas relativas al procediient, a las eglas ‘de competenciay a aquellas que versan sob la nul de acts y sobre los requistos de motivacin, No discuto «6m de Ia ley» de la cual habla ela. 111, segnd pa ut siesta interpretaciin de la «vil frafo, e¢ 0 na correct, aunque me parece sostenibe interpretacion rstritiva que haga rete del at 360, Observo que, deesta manera, la Corte vara sensible mente a direc y el objeto del contro de leitimidad) po se tala slo de ¥eritiar que la dcisi de mérito ‘aya contra la regs generales del derecho, sino tan bin de controlar el desarrollo de un expectico proceso, fe fdas sts fase, es deci, de controlar a valid dels presupuestos ocesales para In decisis rai, po en tl eas a Tepupnacion pute proponerse solamente por viol fees apa de memos de derecho objeto del juicio de la Corte, enfonces, no es tanto ta interpretacién dela norma sustancial dada por la sen tencia nmpugnada, cuanto el procediiento para Ia For mac dela sentencia, De atro lado, con la conocida lectra -sustancili aw del téemino sentence», In Corte interpret Ia 5 ranta del control de legitimidad como wn derecho esp tilicamente individual, existente en enbeca de toto 80 to tular de un derecho subjetiva sree ual haya sinc dda» una resolucin e oda por un jue Tambien esta lectura dol art. 111, segundo patrafo, cs discutible”, pero este no es el punto Aquello que destaca es que la funcidn de nomofil quia viene configurada como objeto de a ro inl dual releido a una particular resolucin sujet am pugnacion, mas que como un control dsigido sal fuardar Ia integrcad de Io norma legal Eatonces, ko que fe pone en evidencia no es tant la vilacin de [a ela derecho en st considerada, sino I lesin de una espe ties situacién sabjetiva individ fenémeno, aunque, una cosa sea poner hincapid en la lesin del derecho individual y oa, nla correct inter: pretacidn de las normas, No sé hasta que punto est jusiicada una inter tacion tan marcadamente individualizante de la norma constitucional De cualquier modo, cierto es que la Cor te prvilegin criterias netamente de jstici del cas0 com cto, antes que Ia formulacién de cinones generales uniforms para la exacta interpretacin de la ley Fn Jo que se reflere ala interpretacién del art 111 segundo parrafo, no se tata de ota cosa que la manifes tacién de una tendencia mas genera ‘Come ha sido considerado recientemente, In Casa ‘el is litigatoris que del tus costitutions,privilegiando precisnente las exigencia de justca del cas0 concreto bre aquellas de Ia aniforme interpretacia de la ley" En esta ditecein operan divers factores concomi tantes y conexos, que van desde la fendencin de ln par tes a buscar en Casacion tina Vitoria no conseguida en los grado= de mérito antes que Ia exact interpretaien dle I ley, hasta la incapacidad de la misma Corte de dar ala propia fancién un ordinari desareollo,privilegian- to las cuestiones de mayor imporlancia yelaborando or ipiieae «politicos dela imerpretacigne de las normas de Signifcado muy dusdoso. En sustancia, no pudiendo ea borar leas interpretativas generales, caherentesy org Vota pcs © Chae, Lefrme dla Cosson nica, Ia Casacin transforma su propio rol en el de un terete de la justicia del casa coneret, Con esto, ella temina nbicindose en las antipadas del modelo «puro» delinendo y auspicindo por Calas btu Se da lugar ala existencia de un modelo completa rrentediverso, en el cual precisamente el objeto del juicio de casacén evel caso concreto, antes que la noema deb doa In eval el recurso tuvo ocosin. La Casacion tende nor tanto, 9 acercarse alas corte de revision de tipo ale nn, que pata tal efecto verifica la legalidad de Ia det: sign en el caso concreto, con I nica diferencia que elas deciden diectamente cusnd reformat In sentencia im ougnada' Est fenémeno puedeser dstintamente valorado bajo 1 peri de a oportunidad, Sin embargo, esto manifesta fonsecuencis relevantes en lo referdo al valor del pe redente de los pronunciamientos de Ia corte, En efecto, cuando la corte juzga teniendo en la mira a jusa solucion del caso concreto, ende inevitablemen: fea modelar la interprtacion de Ta norma sobre las pe cullaridades del supuesto de hecho concreo, antes que a fonfigoror interpreaciones destinadas a valet més all fe date, Es decir, prevalcen citeriosindividualizantes, fue buscan extracr de la norma aquello que sirve para solve la eesti expecta, antes que rterios genera izantes que reconduzcan el caso particular hacia una interpretacgn de Ta norma asumids como valida en I rea general, para extraer de ello elementos tiles para tra interpretacin pasible de una més ampli apical Entonces, permanece particulaemente cierto que el significado de los dicta de la corte no puede ser correcta mente entendido si no se le reconduce al caso especiico por el cual el dictum ha sido enuinciado. Fsta es una co Frecta indicaion de mt, per slo pone en evidencia el problema de fro, sin reslvero, El problema esque de esa manera el rango de posible operatividad del pronuneiamiento especifico restlta se ‘eramentelimiado, En efecto, es clara que mientras ela tis se mela sobre In pariclaridad del caso concreto, f= menos extensible a los ensos anslogos. La técnica de ttistiygishing", que sive precisamente para evitare pre cedente en los casos que se asumen «diversos» Tespecto dle aguel decicido, se torn facil y de vastaapiicai Fuerza de a decision en el caso concreto, que deriva de sui mayor especficidad, se aduce en la tende posibilidad de extender el crterio de decision ms all fel caso cancreto, De esto se deuce que tl citeria pu de valet para los casos idénticos al que gener preceten En otros términos, en las decisiones de la Corte rato decdendi real endo ser any especie, en cuanto fe modela sobre el caso conereto, antes que sobre el pro blema interpretative de orden general que el caso con- eto colocarespecto de In norma. Eto’no impide, obvi mente, que part el caso de las ximas se forme enun Caciones de carter general, dado que en las motivacie Zes, comiinmente,abuidan estereotipas generalizantes, sin embargo, ademis del riesgo frecuente de intercam- biar un por una ratio autentca de la dec! Sion, se presenta la eventualidad de que, en el cas0 con eto, las misimas creen enunciaciones generates que tengan poco o nada que ver con el erterio zeal adoptado ma dation expects. En sustancis la Corte de Casacén adopta, a menu do, un modelo de decisin que es mucho mis cero al tel juce de meésito que al del er de egitimidad, cores ppondiente con la cancepeién spura» de la Casacion. La falta dena wcultura del jez de legtimidads depende de vari factors, entre Ios cuales se encuentra a ausen ‘la de formas de profesionalizacion espectica de juez de Casacion™ De cualquier modo, esta stuacin opera en el sent lo de determinar la manera en la cual se conereta el modo a través del cal Ia corte interpreta su propio #0, produclendo un modelo eal muy diverso del modelo te. Fico del jucz de pura legiimidad. La consecuenca esque [a exacta abservancia dela ley es vista no come elabora tin de corrects interpreaciones de I norma sino como ‘ved Cusco en Foro it, V, 1987, 6 2843 mecanismo para la eliminacién de los erroresrealizados por in espesifica juez de mérito, mientras que la unifor tne interpretacin se va volviendo un valor claramente secundario, en relidad mi sigulera conctetado. Por tanto, la Casacign no formula sus propias deci siones en funcién de valor que éstas pueden tener hacia futuro, sino en funcdn dela decisign sobre vn supe to de hecho fattispcie) particular, como tal, ya voeurt do, tenendo como objetivo tinicamente los problemas que Este goners, antes que Ia exigencia de elaborar»prin Cipios de derecho» dotados de validez mas amplia y de tuna potencilidad aplicativa ms extendida, Todo esto no imple, obviamente, que Is decisiones de la Corte sean utlizadas como prosedentes. Sin em Thang, da lugar a que et precedente no sea fjodo como tal por la Casacion, pues ésta raramente se preocupa de tll sino queen realidad sea credo por quien lo wsa como punto de referencia para una sucesiva decsin, Por tan {o, se torna paricularmente amplio el margen de disre clonalidad ¢ de arbitrio en el empleo ex post del prece- Gente inclusive cuando es la misma Corte la que s sirve Ge 6b, margen que se coloca en la diferencia existente fetre un eiterio para Ia decisin del caso coneretoy Ia interpeetacion valida para casos faturos. 2. LA CASACION Y FL. REEXAMEN DEL HECHO tro orden de consideraciones concierne, bajo un diverso peri ala elacin que existe entre el ca80 con éreto y Ia formulacion de principios de derecho en las Alecisiones de la Corte de Casacion. Dicho diverso perfil fs aquél que concieme al limite fundamental dela fun ‘sn institucional dela cote, coasistenteen la imposbil dad de controlar directamente a valoracin de los he thos realizada pore juez de mérit, (Que este limite sen a menudo superado en sede de contol sabre Ia motivacién es algo conocido, sin embae 0, noes el problema relevante. Quisiera, en cambio, su brayar un fendmeno diverso que tiene lugar cuando I corte formula, enunciindolos como reglas de derecho, crterios que en realidad dependen de una valoracion de tos hecho realizada en el examen del mérito del caso Para un ejemplo que resulta paticulaementerevelador, ero que con tga Pro iid, nese nico Este se refiere al emploo de las presnciones simples Aisciplinado por las reglas enunciadas por el art. 2729, CC reglas de derecho que se raducen en erilerios de ga veclad, precisién y concordat, (Quien examina Ia jurisprudencia de Ia Cosacin so bre el punto descubre in dato pect: los numero pronunciamientos que se efieren a criterion para lat Frc de presunciones simples se dividen en dos linens te pensamiento diversas, pero casi correspondientes en ‘uanto al nimero de sentencia. La primera de ella afr "tue la presuncién es iddnea para provacar un hecho probandum ete vinculado con el hans através de un ligamen logico necesario ‘ue implique que e primero se configura como conse {uencia nica y clerta del segundo. La ota lines de pen “amiento afiema, en cambio, que ln presuncidn puede pravecr Ia prueba del hecho cuanda el facta prada ministre elementos de razonable probablidad acercs le In exstencia del fat proband, sin ningsin nexo fac tin ne ‘de necesidad o de certeza abso Frente a esta clara y consolidada divergencia en jurisprudencia de la Corte, se podria considerar que éta Se encuentra, desde hace algun tiempo, inmersa en un ‘onflcto entre hipstsisepistemoldgicasy gnoseolgicas ‘Que contrastan entee sf; un confico fundado sobre la distncn entee conocimienta certo y comocimient pro bable y que no ha encontrado soluciones, toca ver que Tos jueces de Ta corte han venido defendiend diversas teoris del conacimiento Sin embargo, a mi modo de ver, la explicacion es mucho mds seneilla y culturalmente menos importante En efecto, la Corta adapta ol riterio «fuerte (es decir, dle Ia necesidad ldgica) cuando censura decisiones de ménito en las cuales considera que las presunciones dis- Ponibles en el cao concrelo, no on cuncientes paca fa ‘dar la declaracin del fect proba. En cambio, adop ta el crterio =débils (es decir, aqudl para el cual ess Gente una razonable probabilidad) cuando considera que las presunciones disponibles en el caso concreto, pese no fundarse en conclusiones absolutamente ceras, son ‘onvincentesrespecto de Ia existencia del frctun probon Amb situaciones tienen en comin wn dat: la pre= risa de a que parte [a Casacidn est constituida por la Valoracion espetiia de In atenlilidad de las presu Cones y de st eficacia probatoria para la demostracin ‘el Jato prod en el eso concrete funcidn del resultado de esta valoracton se emplea uno 1 otro de los riterios indicados, con el fin de justifiar, en terminos Esto explica In consideracin de dos citvios clara mente divetsos respecto de mismo problema, toda vez ‘ue [a faci de ambos, respecto de la Casacin, no es Ihde interprtar el art 3720 de manets que suministre tn canon-guia uniforme para el empleo de las presur ponitvas, «veces negativas, formuladas sobre hechos del Procediendo de este modo, la Corte, evidentemente, a mis all de los limites ce control de legitimidad (y tambign ms alls de os limites de contol de la motiva iin), dado que apera coma sjuez de hecho», ponindo Sea valorar fa efieacia probatora de Ins fuentes de pre Soncion exstentesen el eso cotereto. Por tanto, en aque Hoque conciere en particular a a formulacion del jocio de hecho se trata de una ulterior desviacin del modelo puroe de la Casackin como juez slo de legitimidad, pues és viene, certamente susttvido por el modelo t Mis alls de Ins consideraciones que podean real zarse acerca de a lctud de la adopcin de ent segundo tnodlelo por parte de Ia Corte de Casackin, alguna cons Cuenca Se plde extaer bajo el perl del problema del precedente De un lado, frente a una jorisprodencia que emples alternativamente criteroe diversas para resolver In tis rma cuestién,segtin el resultado que tene en el cas0 com creto la valoraciin de un elemento de prueba, es impos ble establecer cudndo un determinada proniunciaaiento consttuye un precedente respecto de algo, De alto lado, y tambien presindendo de In coexi tencia de citerioscontradictorio, se puede preguntar qué alor de precedente puede tener un pronuncamiento que llegue, st bien no a format, al menos a hacerlo en ap riencia, un canon interpretalivo de orden general, pero {goe lo haga a través de a valoracin del hecho en el.ca80 ‘oncreto, eligiendo de vee en cuando el canon que me jorsirva par leitimar tal valoracion, y también diss Tando eta dete de Ia Formlacion de reas 4. CONCLUSIONES No quisiera haber dado la impresin con las ons eraciones que he desarrollado, de querer negar de riz Ia posibilidad de formular en modo sensata el problema dll precedente con respect alas sentenclas de la Corte ‘de Casacicn Mis bien, de cuanto he dicho se pueden derivar al _gunas indiaciones de cautela que poeta ser oportna fente seguidas para afrontar est problems, En ints: En a actual situacién en la cual opera la Cassin, se verfica una evident crisis de autoridad, por a cual Valor persuasive de sus pronunciamientos se coloca, ge peralmente, en un nivel muy bajo. 1 La Cassciin decide demasiado, por esa a menudo no decide bien sabre todo, no esti en posiblidad de in fervenirracionalmente sobre las cuetiones ms relevan tes Laconsecuenca es la misma, en particular a elimina ‘dn de Ia foncin de unifiaciin de la orispradencia «) La Casacign busca decidir el caso concreto. La for mulacion ce enterosnterpretativoses instrumental a este propésitoy no esta dirgida a constitu la guta para tas Sectsione £) La Casaciga, a menudo, decide sabre ls hechos, y ‘cuando ello sucede la enunciacin de criteriosjurico fe una voriable dependiente de fal decisign, © bien, justfcaciin pos €) Por estas y ores razones, It Casaciin no establoce cl precetente Este es una creacion casi exclusiva de quien Totse, sobre todo porque el usuario puede, eas siempre, ‘encontrar en la jurisprudencia de la corte, ia que le sirva pia cualquier propesito, f) De cualquier manera, Ia Casacién tiene tan poco coniro sobre In continsidad y sobre la arformidad dela propia jurisprdencia, que produce a menudo proved: es ambiguos, contraditorios y destinados a durar muy poco. Todo esto no excluye, evidentemente, que alos pro runciamientos dela Casacion se les continue atribuyen: flo valor de precedente Sin embargo, seria itil tener presente na doble ind 1) Fs oportuno no confundi ales pronunciamientos ie of Lords o dela Corte Suprema com aquellos de Ia Ho americana, no sla por ef diversorégimen del stare de sis, EL respecivo grado de autoridad se coloca, en efecto, a niveles tan diversos que cualquier analogin prodicira ented. 2) Fs oportuno pensar que el pronunciamiento espe tilco de ia Casacién no tiene por sf mismo, salvo prueba en conteaio, valor de prosedente De un lado, como die antes, Ia roto decidendi reales, a menudo, tan espectica que hace improbable su exten si6n a otros casos De oto lado, dado que el pronuncia mint especco seals, meno, dentro deacon dle proninciamientos sobre a sma cueston,y que est serie es comiinmente desordenada y contradictori, "ia impropio tomar en cents sou elemento de lose ne. En especial, ex Ia jurisprudencia de la Corte la que puede tener align valor, admitcndose que previamente Se establezca cules la orientacin preva to dela cueston en concreo,y cul es la lin {que da lugar a soluciones probablementeiereversbles El conteol del derecho y del hecho en Casacién 1. HECHO ¥ DERECHO | andliss del control del derecho y del hecho en CCasacion debe ser afrontado desde una cons deracion metodoligica de orden general Esta concleme al cisico y multiforme problema de Ia distincion ente hecho y derecho que se ha presentado 1 se presenta en los contextos mas diversos, desde le ia general dela interpretacion hasta el ans del ui te Casacién, Agut na deseo afrontar diectamente este problema y, ademis, ello no es necesrio para nuesteos propos ‘in embargo, vale Ia pena hacer una snk leracion, con el objeto de limpia ef campo de posibles fequivocos ye alarat las premisas generates de cuanto Una primera consideracién al respecto es que I rela cn hecho derecho, en general y en ol Ambito del jucio dle Casacin, no puede ser leida en clave de relacion en tee premisa mayor y premisa menor del slogismo je dial Desde hace algun tiempo es claro que el esquema Silogistico es reductivo einatendible y, por tanto, resulta tbo que se descarte (inn sabre todo) como instrument de andlisis dl ula de Casacion. Una segunda consideracién es que la distinclin en ‘examen va formilada en términos diversos en los diver. Ses contexts: asi, por ejemplo, una eaestion de valora lon de pruebas es we derecho» s se refiere ala apli «in de reglas de la prueba legal, y una cuestion procesal tes we hecho» bajo el perl de los poderes de revision de Ta Corte de Casacién ‘Se puede entonces formular la distincién hecho de recho et funciga de lo que agus intersa, es dec, bajo el perl del control que la Casacion ejercita sabre la senten- 2 impugnada, sin involucrar en ello problemas de oF dlen mas general y variantes que no vienen al casa en este Ladistineiin puede ser formula en esos termina 2) e shechor todo y solamente aquello que se refiere la verficacion de la verdad o faledad de los hechos fmpiricosrelevantes, salvo lo concemiente 3 la aplica Sion de normas telativas ala admisblcad y Ia ast ‘én de las prusbas, ode normas de prusba legal es werecho» todo aguello que concern ala aplica «a6 de normas, es decir, particulaemente: i) la seeccin de la norma aplieale al caso; B2) la interpreta de tal ‘norma 35) a ealifiacin jurdica de los hecho y a sub suncidn de ellos en ef ssupuesto de hecho Yates abs Ta determinacton de las consecuencias joe fs que esti previstas por la norma y que esin referidas a caso concelo, Se trata evidentemente de un exquema Iipersimpliicado que, sin embargo, puede ser sufciente ol discus coma base para confine on 2, JUICIO DE DERECHO Y CONTROL DEL JUICIO DE DERECHO | Heemos visto que través de una considerscion sin ttca y superficne juico de derecho resulta bastante ue est Compuesto de una serie de, por lo complejo st se profundizara un poco mas el anlisis) Pose a ello, existe un ulterior elemento de complica ign qu se debe tener en cuentas se quiere entender en sta sobre ol [Que consite el control que Ia Cassciin icio de derecho. A este propdsto es oportuno distin- fuir cuatro puntos de vist 2) el primero es la teoria de la interpetacion/aplica cldn de I ley- Esta configura la formulacién de juiio de ‘erecho segtn el orden que he empleado, es decir, a) ‘eccidn de a norma aplicable, 2) interpetaciin de ella. ‘como adscripcion de significado (o de varios signficn Jos, con su espectiva elec) al enuncindo normative 123) clificacinjurcica de los hechos coneretos seine Supuesto de hecho abstracto previsto en la norma; af) dleterminacién de las consecueeis juridicas. Las i mas dos actividades, es det la ealifiaciénjuriiea de hecho y la determinacion de las consecuencia, constitu yen aquello que usualmente se denomina aplicacion de Iernorms al caso conceto. ») El panorama cambia completamente sise mira e Juicio de derecho desde el punto de vista de su formula Chom por parte det jez (dle merit), Al respecto, creo que los anlisis mas profundos y mis atendistes som aquellos que provienen en parte de Nes yen parte dela wesctela de Ta ermenuticn ale mana especialmente Latex, Hnscrika, Hain, Kat ao tambien Bsr) pr tanto me remita a estas Fer ola eteora hertentulica del juicio de derecho, Sin embargo, observa sintéticamente que en tes en Io referido base a ests tooria el exquema del juicio delineada en la ‘ela interpretacon resulta afectado, As, por ee Pla, se pone en evidencin el aspect dilécticn ye cet Inanera, creular 0 en eapirale dela relaion norma cho; In eaifcacin juridica del hecho viene apreciad ‘como el Feito del somorfismo entre consticiees con ‘eptuales que «se apeoximane entre si, antes que consi tule operaciones deductivas 9 subsuntivas resulta claro que Ia eleccion de la norma plicable es una consecuen ‘ia del modo como se wconstruye el casi, y que tombin Ins opciones interpetativas som a menudo a consecuen